Está en la página 1de 1

Unas 16,000 personas padecen lupus en el Perú y

el 90% son mujeres


En el Día Mundial del Lupus, que se conmemora el 10 de mayo, se dio a conocer que pese a ser una
enfermedad no muy frecuente, se calcula que de los 32 millones de personas que residen actualmente
en el Perú, 16,000 tienen lupus, siendo el 90% mujeres, la mayoría en edad fértil y económicamente
productiva. Sin embargo, el impacto del lupus en el paciente, en su familia y en la comunidad es
cuantioso.

Así lo  manifestó el Dr. Armando Calvo, médico reumatólogo y presidente del Comité de Investigación
Médica e Innovación del Colegio Médico del Perú (CMP), al precisar que el Lupus Eritematoso Sistémico
es una enfermedad crónica autoinmune que puede afectar cualquier órgano del cuerpo humano. Se le
denomina autoinmune porque el aparato inmunológico que normalmente debe defendernos de las
infecciones está alterado y ataca al propio organismo.

“El lupus puede dañar y disminuir en forma completa la función de cualquier órgano, como por ejemplo
los riñones, provocando la necesidad de diálisis permanente o un trasplante renal, y en un extremo,
puede causar la muerte del paciente que lo padece.  En general afecta notoriamente la calidad de vida
de los pacientes, y afecta a la familia pues tienen que destinar recursos emocionales y materiales para
enfrentar la enfermedad, la sociedad ve cómo se pierden años de vida productiva, por discapacidad o
muerte”, explicó.

Respecto a su tratamiento, el Dr. Calvo puntualizó que en nuestro país es posible tratar el lupus en
forma adecuada, contamos con todos los fármacos necesarios; el Seguro Integral de Salud (SIS) cubre
las atenciones de los pacientes en situación de pobreza, mientras que los pacientes de EsSalud y
seguros privados son atendidos adecuadamente en los establecimientos de salud correspondientes.
“Sin embargo, los pacientes que carecen de una cobertura de seguro realizan gastos de bolsillo que
llegan a desestabilizar la economía familiar, por ello debemos propender a un Programa de Salud que
contemple la cobertura de todos los pacientes con esta enfermedad, así como de otras enfermedades
crónicas”.

Por su parte, el Dr. Manuel Ferrándiz, médico inmuno-reumatólogo, past presidente de la Sociedad
Peruana de Reumatología y médico jefe del Servicio de Reumatología del Instituto Nacional de Salud del
Niño, sostuvo que en este tipo de enfermedades los pacientes tienen un gen que los predispone a su
desarrollo.

“Al ser una enfermedad muy heterogénea, su inicio puede ser silente o presentarse con síntomas
generales como fiebre, fatiga y pérdida de peso y rápidamente desarrollar artritis o compromiso
dermatológico, pulmonar, cardiovascular o renal, con diversos grados de severidad”, informó.

Advirtió además que el retardo en el diagnóstico y tratamiento temprano, complica inexorablemente la


calidad de vida del paciente que lo padece y muchas veces hasta su sobrevida.