Está en la página 1de 2

Ensayo sobre la belleza

La belleza es un tema muy complejo sobre el que podemos plantearnos infinidad de preguntas, pero yo me voy a centrar en si es una cuestión subjetiva u
objetiva, es decir, si depende de gustos personales al cien por cien o por el contrario es algo universal y podemos educar en cierto modo nuestra apreciación
sobre lo que es bello y lo que no. Cuando pensamos en belleza nos vienen a la mente otros temas como el arte y la estética y nos preguntamos ¿están
relacionados con ella?, ¿son lo mismo la estética y el arte?

Bien, para empezar debemos aclararnos en cuanto a es concepto de la belleza respecta. Según la Real Academia Española, la belleza es la cualidad de una
persona, animal o cosa capaz de provocar en quien los contempla o escucha un placer sensorial, intelectual o espiritual; la belleza de la música, de una
escultura, de un atardecer… Siendo bello por tanto, lo que posee esta cualidad. La belleza tiende a ser estandarizada por el humano desde el principio de los
tiempos. Desde que existe la civilizacion se han impuesto <modelos de belleza>. Aunque esa ideal no va más alla de la mente de algunos humanos -porque
todos tenemos gustos distintos- hacen lo imposible para estandarizarlo, para que todo el mundo tenga la misma definicion de belleza. Hoy día es un concepto
muy usado para el marketing

Lo cierto es que es imposible estandarizarlo, no se puede imponer un modelo unico y perfecto. En la antigua grecia las mujeres gordas y los hombres con
"pene corto" eran personas bellas (a eso vienen tantos retratos con miembros diminutos) . Todo lo contrario a como lo es hoy día, que se diferencia mucho
de como era hace 10 años, o hace 50, pero ni siquiera en la actualidad se puede definir cual es el estandar, ya que basta con ir a otro pais con una cultura
distinta para encontrarse con un modelo totalmente diferente.

Si fuese estandar, si la naturaleza hubiese impuesto qué es bello y qué no, lo que hace 1000, 100, o 10 años fue algo bello hoy seguiria siendolo de igual
manera.

La belleza es subjetiva, aunque el humano lo niegue. Y cuando más trata de normalizarlo, más le cuesta entender las diferencias, y ve a una mujer linda con
un hombre feo y exclama ¡Como es posible! o cuando piensa que esa mujer es fea y de repente salen varios hombres diciendo que es hermosa.La belleza se
basa en las percepciones, en como vemos al mundo, en como vivimos el pasado y el presente y en nuestro estado de animo

En el idealismo, belleza natural y belleza artística son concepciones acordes a exigencias de la racionalidad instrumental en su proceso iluminista; por eso, la
tensión entre ellas es señal de que constantemente se modifican así como el objeto al que se refieren. En concordancia con el proceso de los artefactos, que
parten de la necesidad de su producción, permanencia y posterior modificación dentro de una teleología técnica y tecnológica, también los conceptos de
belleza natural y artística se modifican acordes a exigencias de una racionalidad instrumental; así como artefactos modificables que se desenvuelven en la
dialéctica de sus contenidos. Los conceptos de belleza natural y belleza artística son contingentes porque sus núcleos varían en la medida en que sus
contenidos idealistas como dignidad, verdad, gracia, libertad, desarrollan procesos dialécticos. Son conceptos modificados, formas de lo que se puede llamar
"dominio de la naturaleza" patente en la filosofía de Kant y Hegel. En ellos la acepción idealista de belleza natural y la belleza artística refleja la proyección del
hombre sobre la naturaleza, sus necesidades y las del sujeto; son reflejo del triunfo del espíritu sobre lo natural.

en su etapa crítica Kant propone en la crítica del juicio que “la belleza debe referirse únicamente a la ´forma´ y no a la materia… así en general puede
llamarse belleza a la expresión de las ideas[9] estéticas”[10] aquí Kant da la definición de belleza como tal, en un primer momento como expresión de la
forma que en un objeto bello consiste en la relación de las partes que lo constituyen en un espacio[11], ya sea en la naturaleza como en la obra de arte y en
un segundo momento como la expresión de las ideas estéticas que el autor plasma en su obra.[12]

En sentido más estricto la forma en Kant es aquello que hace que lo diverso del mismo fenómeno pueda ser ordenado en ciertas relaciones,[13] así la forma
del objeto es lo que se toma en cuenta para el juicio sobre la belleza. Por tanto se puede deducir que en Kant la belleza se encuentra dentro del
fenómeno[14] no en su exterior, propiamente, sino como principio ordenador de la materia.