Está en la página 1de 13

Santiago de Cali, Octubre 8 de 2018.

Doctora
SANDRA MILENA CASELLES R.
Conciliadora
Centro de conciliación
Fundación Abraham Lincon
Bogotá D.C.

REFERENCIA: SOLICITUD CORRECCIÓN DE IRREGULARIDADES


PROCESALES
TRAMITE DE NEGOCIACIÓN DE DEUDAS
PERSONA NATURAL NO COMERCIANTE
DEUDOR: LILIAN LUCERO QUINTERO SUAREZ
C.C. 29.118.718 de Cali

CARLOS ARTURO ACOSTA PORTELA, identificado con C. C. No. 93.150.619


expedida en Saldaña - Tolima, Abogado en ejercicio, portador de la Tarjeta
Profesional No. 150176 del C.S.J, obrando como apoderado judicial de la
sociedad APROBAMOS S.A.S, Nit. 900.424.891-0, sociedad con domicilio
principal en la ciudad de Cali – Valle, representada legalmente por el señor
EFRAIN VARGAS QUINTERO, mayor de edad y vecino de Cali, identificado con
la C.C. No. 16.276.128 de Palmira, muy respetuosamente me dirijo a usted con el
fin de manifestar que existen graves vicios que afectan el procedimiento y que
contravienen abiertamente la Ley 1564 de 2012 en el proceso de la referencia y
por ende el debido proceso consagrado como derecho fundamental en la
Constitución política de Colombia, que procedo a relatar:

Irregularidad No. 1: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales –


inexistencia de informe que indique de manera precisa las causas que
llevaron a la situación de cesación de pagos

No resulta una simple enunciación lo contenido en numeral 1 del artículo 539 del
CGP ya que reporta una importancia mayúscula que condiciona no solo la
apertura del procedimiento, sino de la negociación misma, ya que en este
documento deberán plasmarse de manera precisa, todas y cada una de las
causas que llevaron al deudor a una situación de insolvencia, asuntos que en los
documentos que fueron presentados por la deudora brillan por su ausencia,
solamente limitándose a dos párrafos la descripción de las causas de la cesación
de pagos.

Es importante resaltar que lo que pide la norma es un informe que de manera


precisa indique las causas que llevaron a la cesación de pagos al deudor. En el
informe que se censura en la presente oportunidad, no se relatan las
circunstancias de modo, tiempo y lugar que originaron dicha situación de
insolvencia, lo que permite inferir absolutamente nada a los acreedores mas allá
de lo conocido, que es el incumplimiento de sus obligaciones. Por lo anterior y
siendo un deber del conciliador de propender por que la solicitud reúna los
requisitos formales establecidos en la ley procesal, se debió haber solicitado la
aclaración de tal punto al deudor, ya que con ese vacío de información se viola el
principio de información al no existir datos claros sobre los antecedentes de la
crisis y adicionalmente el debido proceso, por la inobservancia de los requisitos
formales de la solicitud.

Irregularidad No. 2: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales -


Inexistencia de datos de localización de acreedores relacionados -
imposibilidad de notificarlos

El artículo 539 del CGP establece que la solicitud debe contener entre otras cosas:
“Una relación completa y actualizada de todos los acreedores, en el orden de
prelación de créditos que señalan los artículos 2488 y siguientes del Código Civil,
indicando nombre, domicilio y dirección de cada uno de ellos, dirección de correo
electrónico, cuantía, diferenciando capital e intereses, y naturaleza de los créditos,
tasas de interés, documentos en que consten, fecha de otorgamiento del crédito y
vencimiento, nombre, domicilio y dirección de la oficina o lugar de habitación de
los codeudores, fiadores o avalistas. En caso de no conocer alguna información, el
deudor deberá expresarlo.

En la solicitud, como puede corroborarse en el expediente, la deudora no relacionó


adecuadamente en su escrito ni en los anexos, como tampoco en la actualización
de las acreencias, el lugar de notificación de los acreedores: Mery Dayana
Martínez Flórez; Rafael Alberto Escrucería Lorza y José Mesías Guerrero Caro.
Ello implica que si bien es cierto se debe propender por el operador de insolvencia
la prevalencia del derecho sustancial sobre las formas, existen circunstancias por
las cuales privilegiar dicha circunstancia implica la vulneración de los derechos de
los acreedores y el debido proceso, ya que la imposibilidad de convocar a las
personas naturales o jurídicas que integran la totalidad acreedores, hace que se
impida que se puedan cumplir los objetivos de un proceso concursal como el que
se pretende desarrollar a favor de la deudora y adicionalmente, afecta gravemente
el debido proceso por cuanto al no poder ser convocados al trámite, los
acreedores no podrán ejercer su derechos a la contradicción y en especial a la
formulación de objeciones.

De igual forma, de la simple observación de la relación de acreencias presentada


en el escrito de solicitud, se infiere que si resultare cierto lo afirmado por la
deudora en cuanto al monto de las obligaciones a capital, la mayoría de los votos
estaría en cabeza de los acreedores cuyas direcciones de notificación no fueron
relacionadas; ni las electrónicas, ni las físicas, tal y como establece expresamente
la norma trascrita y como es lógico, no es posible adelantar este tipo de
procedimientos o siquiera convocar a la primera audiencia sin que hubiesen sido
subsanadas esas irregularidades procesales, ya que aunque el artículo establece
que si no se conoce debe expresarse, para la garantía de los derechos de los
acreedores y no solo del deudor, en un proceso concursal deberán convocarse a
todas las partes interesadas, no solo enunciarlas, ya que la prevalencia del
derecho sustancial y del procedimiento de insolvencia de persona natural no
comerciantes implica una finalidad específica para el trámite de negociación de
deudas, que es como señala el artículo 531 del CGP Negociar sus deudas a
través de un acuerdo con sus acreedores para obtener la normalización de sus
relaciones crediticias, y el acuerdo solo es posible lograrlo a través de las
mayorías que establecidas, e imposible sin la concurrencia de la mayoría los
acreedores y menos sin la debida publicidad y la efectiva comunicación de la
apertura del trámite concursal a los acreedores de la deudora.

El mismo CGP en el artículo 82, nuevamente establece la obligatoriedad de


señalar la dirección física y electrónica donde las partes van a recibir
notificaciones y entratrándose de un proceso concursal, se puede invocar los
principios generales del mismo que se encuentran contenidos en el articulo 4 de la
ley 1116 de 2006, aplicables a este tipo de procedimientos, en especial a los
principios de Universalidad, donde todos los bienes y acreedores del deudor
quedan vinculados al proceso de insolvencia, principio que es vulnerado si no se
convoca a los acreedores vinculados. El principio de Igualdad, dado que la no
convocatoria a todos los acreedores impediría un trato igualitario. Tampoco
pueden dejarse de lado los principios de información y de negociabilidad.

Es por lo anterior que el operador de insolvencia debió haber señalado los


defectos de los que adolecía y haber otorgado un plazo para subsanarlos, asunto
que se encuentra debidamente probado que no sucedió, por cuanto en el
documento de apertura no fue indicado.

Es por lo anterior que frente a la presente irregularidad procesal, es necesario que


se subsane de manera inmediata antes de realizarse audiencia con las
irregularidades procesales actuales y por ende declarar la nulidad de lo actuado
desde antes de la aceptación de la solicitud.

Irregularidad No. 3: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales -


Propuesta para el pago no objetiva.

El numeral 2 del artículo 539 del CG establece que el deudor deberá presentar
una propuesta para la negociación de deudas, que debe ser clara, expresa y
objetiva.

Como es conocido, el operador de insolvencia deberá verificar el cumplimiento de


los requisitos formales consagrados en la Ley para la admisión de la solicitud y por
ello, verificar no solo que aparezca un anexo titulado “propuesta para la
negociación de deudas” sino que efectivamente dicha propuesta dé cumplimiento
a lo exigido por la norma, y es por ello que salta a la vista que dicha verificación no
se realizó, en el entendido que como puede observarse en el expediente y en
cumplimiento con lo exigido por el mismo artículo 539, se presentó por la deudora
el monto al que ascienden los recursos disponibles para el pago descontando los
valores correspondientes a gastos necesarios para la subsistencia del deudor y las
personas a su cargo. En dicho documento se acredita bajo la gravedad del
juramento que sus ingresos provienen de comisiones y de aportes familiares que
suman $3.000.000 que se entienden mensuales, y gastos de subsistencia por
valor de $1.900.000 los cuales permitirían inferir que mensualmente el monto
disponible para el pago será de $1.100.000.

No obstante lo anterior, dentro de la propuesta para la negociación de deudas, la


deudora ofrece como fórmula para el pago la suma de $13.000.000 millones de
pesos mensuales, los cuales a todas luces no se encuentran justificados dentro
del monto de los recursos disponibles para el pago y por lo tanto, la propuesta
siendo parcialmente clara y expresa en principio (parcialmente clara y expresa
porque no está considerando los órdenes de prelación legal para el pago), resulta
completamente falta de objetividad, en el sentido que no existen recursos que
puedan atender dicho pago y por ende se hace inviable la misma propuesta.

Lo anterior, en atención al debido proceso, a las formalidades propias del presente


trámite y la obligación del conciliador, la conciliadora debió haber advertido tal
circunstancia y haber requerido a la deudora para que subsanara dicha falencia,
ya que no solo es un tema de interpretación sino que el error salta a la vista y
contraría el Ordenamiento Jurídico, porque es imposible materialmente que con un
monto de recursos disponibles para el pago que bajo la gravedad del juramento se
afirman únicamente como de $1.100.000 mensuales, se pueda lógicamente
concluir que es posible pagar Trece Millones de pesos Mensuales. Ello debió
obligar al Conciliador a requerir al deudor antes de darle apertura al trámite, para
que ajustara su propuesta al plano objetivo antes de proceder a admitir la misma y
ello porque esta propuesta es la que se va a exponer a los acreedores para su
consideración y votación, de tal que la misma requiere una valoración cuidadosa
por parte del operador de insolvencia, valoración que no fue realizada como es
evidente.

Irregularidad No. 3: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales -


incumplimiento de la debida relación de acreencias de acuerdo con el
artículo 539

En cumplimiento del principio de información, el deudor conforme al numeral 3 del


artículo 539 debe realizar una relación completa y actualizada de todos los
acreedores, de acuerdo con el orden de prelación de créditos del Código Civil
indicando:

 Nombre.
 Domicilio y dirección de cada uno de ellos.
 Dirección de correo electrónico
 Cuantía, diferenciando capital e intereses,
 Naturaleza de los créditos.
 Tasas de interés,
 documentos en que consten,
 Fecha de otorgamiento del crédito y vencimiento,
 Nombre, domicilio y dirección de la oficina o lugar de habitación de los
codeudores, fiadores o avalistas.

También ordena el mencionado numeral, que en caso de no conocer alguna


información, el deudor deberá expresarlo.

No obstante lo que indica la Norma, en la solicitud y en la actualización, se


omitieron en la relación de acreencias los siguientes elementos que tampoco
fueron de manera expresa por parte de la deudora indicados como desconocidos:

 Domicilio y dirección de algunos acreedores.


 Dirección de correo electrónico
 Naturaleza de los créditos.
 Tasas de interés, documentos en que consten,
 Fecha de otorgamiento del crédito y vencimiento,
 Nombre, domicilio y dirección de la oficina o lugar de habitación de los
codeudores, fiadores o avalistas.

Por lo anterior, nuevamente la solicitud que se presenta adolece de vicios que


perjudican a los acreedores, ya que no es posible determinar previo a la
realización de la audiencia de negociación de deudas, o dentro de esta la
configuración real del pasivo a cargo del deudor y por ende se afectan los fines del
proceso, por lo que nuevamente incurre en una omisión el operador de insolvencia
al no valorar adecuadamente el anexo y sin exigir el lleno de los requisitos, admite
sin más la solicitud, vulnerando el debido proceso y sus obligaciones dentro del
trámite de negociación deudas e infringiendo la Ley.

De igual forma, tampoco se relacionaron la totalidad de obligaciones a cargo de la


deudora y omitiendo dicha información perjudica de manera grave los objetivos del
trámite concursal.

Irregularidad No. 4: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales –


no se relaciona de manera completa y detallada los bienes de la deudora, no
se proporcionan todos los datos para su identificación y tampoco se
incluyen los bienes en el exterior

El numeral 4 del artículo 539 se establece que debe aportarse una relación
completa y detallada de los bienes del deudor, incluidos los que posea en el
exterior. Y deberán indicarse:

 Valores estimados.
 Datos necesarios para su identificación.
 Información detallada de los gravámenes, afectaciones y medidas
cautelares que pesen sobre ellos.
 Identificar cuáles de ellos tienen afectación a vivienda familiar y cuáles son
objeto de patrimonio de familia inembargable.

No obstante lo anterior, en la relación de bienes se presentaron las siguientes


irregularidades:

1. No se aportaron los datos necesarios para la identificación de los bienes,


toda vez que no se suministra información de localización exacta del bien;
su numero predial; su dirección exacta ya que solo se indica municipio y
barrio.
2. No se identifican las medidas cautelares que pesan sobre dichos
inmuebles.
3. No se relacionaron todos los bienes de la deudora actualmente, ya que la
misma tiene participaciones en sociedades nacionales y extranjeras y los
cuales procederé a describir en puntos subsiguientes

Por lo anterior, se reitera la obligación por parte del conciliador de verificar el


cumplimiento de los requisitos formales de la solicitud que están contenidos en la
Ley 1564 y por ende nuevamente se manifiesta que es necesario sanear los vicios
que afecten el debido proceso en los términos del artículo 542 del CGP.

Irregularidad No. 5: Ineptitud de la solicitud por falta de requisitos formales –


No haberse relacionado las obligaciones alimentarias de las personas a
cargo

Recuérdese que las obligaciones alimentarias de las personas a cargo nacen a la


vida jurídica en el momento mismo de generarse el vínculo y por ello habiendo
indicando la deudora que tiene hijos menores, se generan obligaciones
alimentarias que se deben cubrir mientras el vínculo persista y por ende, era
mandatorio relacionar las obligaciones alimentarias que son las que se incluirían
dentro de los montos disponibles para el pago, asunto que no se realizó por la
deudora y no fue observado por la conciliadora.

Irregularidad No. 6: Las obligaciones relacionadas por la deudora no se


encuentran con el corte solicitado por la Ley

Como puede observarse en el expediente, la deudora presenta una relación con


corte al día de la solicitud, sin embargo lo que ordena la Norma es que esta se
realice con corte al último día calendario del mes inmediatamente anterior a la
presentación de la solicitud, por lo que debió haberse advertido dicha
circunstancia por la Conciliadora, pero no lo hizo.

De igual forma, estando la Deudora debidamente notificada del proceso que mi


representada ha adelantado en su contra y habiéndose enterado de la existencia
de una liquidación en firme del crédito a su cargo en el proceso hipotecario que se
adelanta en su contra, deliberadamente falta a la verdad frente a la información
que consignó en el escrito de solicitud y en su actualización cuando manifestó el
monto de los intereses causados hasta la fecha muy inferiores a los que ella
conocía, al igual de las costas y agencias en derecho que adeuda y que fueron
aprobados por el Juzgado Primero Civil del Circuito de Ejecución de Sentencias de
Cali que distan en más de 500 millones de diferencia entre lo declarado y lo
realmente aprobado en el proceso ejecutivo hipotecario.

Irregularidad No. 7: Las obligaciones actualizadas por la deudora no


corresponden a la realidad ya que estas no comprenden la variación en los
intereses

Como puede observarse la deudora presenta una actualización donde


nuevamente afirma bajo la gravedad del juramento que no existen variaciones
entre la fecha de presentación y el día anterior a la fecha de admisión, pero ello
dista de ser cierto en el entendido en que como se ha afirmado por la misma
deudora, se ha incumplido en el pago de todas las obligaciones con vencimientos
superiores a 3 meses, por lo que la causación de intereses moratorios está activa
y ello debió haberse visto reflejado en la actualización y por ende advertido por la
conciliadora, gestión que no realizó.

Irregularidad No. 8: Vicio Procedimental - No haberse elaborado por el


conciliador el documento que contenga el orden en que deben ser atendidas
las acreencias

Sin hacer mayores elucubraciones sobre el particular, se manifiesta que no existe


dentro del expediente y para ilustración de los acreedores y los interesados, la
graduación y calificación de acreencias siquiera provisional del pasivo de la
deudora, de tal manera que se omite una de las obligaciones propias del
conciliador con base en el artículo 537 numeral 12 del CGP.

Irregularidad No. 9: Vicio Procedimental – NO verificación dentro del


expediente del pago de las expensas.

NO se encuentra relacionado en el proceso el pago real de las expensas


realizadas por la deudora para la admisión al trámite de insolvencia empresarial,
requisito sine qua non de la apertura de este tipo de procedimientos.

Irregularidad No. 10 : Nulidad por no haberse relacionado las direcciones de


notificación y por ende notificado a los acreedores relacionados por el
deudor

De acuerdo con la normatividad procesal aplicable, existen nulidad conforme al


numeral 8 del artículo 133 de la Ley 1564 de 2012 Cuando “no se practica en legal
forma la notificación del auto admisorio de la demanda a personas determinadas,
o el emplazamiento de las demás personas aunque sean indeterminadas, que
deban ser citadas como partes, o de aquellas que deban suceder en el proceso a
cualquiera de las partes, cuando la ley así lo ordena, o no se cita en debida forma
al Ministerio Público o a cualquier otra persona o entidad que de acuerdo con la
ley debió ser citado.”

En este caso, como quiera que no es posible realizar el emplazamiento de los


acreedores por la naturaleza propia del trámite de negociación de deudas, al no
haberse identificado las direcciones físicas y electrónicas de los acreedores
mencionados y por ende no haberse notificado a los acreedores en la forma en
que establece el artículo 548 del CGP, se genera una nulidad procesal que debe
ser saneada, desde el inicio mismo de la recepción de la solicitud, pero que
curiosamente no fue advertida por el operador de insolvencia, como sí lo fue para
efectos de oficiar al Juzgado 1 Civil del Circuito de Ejecución de Sentencia de Cali,
a efectos de suspender el proceso ejecutivo hipotecario que cursa contra la
deudora hace más de siete años y que estaba en instancia de remate.

Es por lo anterior que se solicita que ante la existencia de la causal mencionada,


se declare nulidad de lo actuado desde la admisión e la solicitud.

Irregularidad No. 11: Admisión a un proceso de Insolvencia de persona


natural no comerciante de una Persona que detenta la Calidad de
comerciante

Una de las mayores irregularidades que se saltan a la vista en el proceso de


Insolvencia presente, es que la deudora que solicita la admisión en el trámite de
insolvencia de persona natural no comerciante, realmente no detenta tal calidad
sino que profesionalmente desarrolla actividades que la ley considera como
mercantiles y por lo tanto es comerciante.

Ello se puede demuestra por los siguientes elementos fácticos y jurídicos en


particular:

En primer lugar, porque la deudora solicitante afirma en su documento


denominado “DECLARACIÓN DE OCUPACIÓN E INGRESO DEL DEUDOR”
manifiesta bajo la gravedad del juramento que sus ingresos los recibe de
comisiones y aportes familiares. En dicho documento detalla que las dos terceras
partes de sus ingresos son provenientes de dichas comisiones, es decir, dos de
los tres millones que recibe mensualmente son producto de comisiones.

Teniendo en cuenta lo afirmado por la Deudora, si sus ingresos permanentes


provienen de comisiones, significa que profesional y permanentemente se dedica
a una actividad mercantil y es por ello que el mismo código de comercio en su
artículo 28 ordena que las personas que ejerzan profesionalmente el comercio y
sus auxiliares, tales como los comisionistas, corredores, agentes, representantes
de firmas nacionales o extranjeras, deberán registrarse en el registro mercantil y
como se ha probado mediante la declaración juramentada de la deudora, esta
persona ejerce el comercio y por lo tanto el régimen jurídico aplicable es el
concursal consagrado en la Ley 1116 de 2006 y no en el régimen de insolvencia
para los no comerciantes.

En segundo lugar, se puede inferir su calidad de comerciante toda vez que como
puede comprobarse en el certificado de existencia y representación anexo, la
deudora es socia en la Sociedad en Comandita Simple LILUQUIZ Y CIA S. EN C.,
sociedad actualmente vigente con matrícula mercantil número 02664435 de la
Cámara de Comercio de Bogotá

Como es sabido, la sociedad en comandita se formará siempre entre uno o más


socios que comprometen solidaria e ilimitadamente su responsabilidad por las
operaciones sociales y otro o varios socios que limitan la responsabilidad a sus
respectivos aportes. Los primeros se denominarán socios gestores o colectivos y
los segundos, socios comanditarios. (Art. 323 c.c.)

La administración de la sociedad estará a cargo de los socios colectivos, quienes


podrán ejercerla directamente o por sus delegados, con sujeción a lo previsto para
la sociedad colectiva. (Art. 326 c.c.).

En cuanto a la calidad de comerciante es necesario tener en cuenta el artículo 10


y 20 del código de comercio que indican:

“Art. 10. – Son Comerciantes las personas que profesionalmente se


ocupan en
alguna de las actividades que la ley considera mercantiles.
La calidad de comerciante se adquiere aunque la actividad mercantil
se ejerza por medio de apoderado, intermediario o interpuesta
persona.”

“Art. 20 Son mercantiles para todos los efectos legales:



5. La intervención como asociado en la constitución de sociedades
comerciales, los actos de administración de las mismas o la
negociación a título oneroso de la partes de interés, cuotas o
acciones.”

De la normatividad citada, se infiere que el socio gestor en una sociedad en


comandita tiene a cargo la administración de la misma y en armonía con lo
dispuesto en el artículo 20 del Código de Comercio, la actividad de administrar es
un de los acto considerados como mercantiles por lo que dicha situación configura
una profesionalidad que obliga a que la deudora sea para todos los efectos
considerada como comerciante. En soporte de lo anterior, el certificado de
existencia y representación contiene lo siguiente:
“..REPRESENTACIÓN LEGAL: LA SOCIEDAD SERÁ ADMINISTRADA
POR LA SOCIA GESTORA.

FACULTADES DEL REPRESENTANTE LEGAL: LA SOCIEDAD SERÁ


ADMINISTRADA POR LA SOCIA GESTORA QUIEN TENDRÁ EL USO
DE LA RAZÓN SOCIAL Y SE OBLIGA A ADMINISTRARLA
CORRECTAMENTE, REALIZANDO TODA CLASE DE ACTOS
TENDIENTES A LOGRAR LA PLENA EFICACIA DE SUS
OBLIGACIONES CON LOS SOCIOS COMANDITARIOS Y CON LA
SOCIEDAD QUE REPRESENTA, CON LAS MÁS AMPLIAS
FACULTADES ADMINISTRATIVAS Y DISPOSITIVAS EL SOCIO
GESTOR DESARROLLARÁ Y EJERCERÁ TODOS LOS ACTOS Y
CONTRATOS NECESARIOS Y CONVENIENTES PARA EL
DESARROLLO E INCREMENTO DEL OBJETO SOCIAL O LA MEJOR
EXPLOTACIÓN DEL MISMO Y SIN LIMITACIÓN ALGUNA. QUIEN
DESDE AHORA MANIFIESTA QUE ACEPTA SU CARGO Y
RESPONSABILIDADES.

** NOMBRAMIENTOS **

QUE POR DOCUMENTO PRIVADO NO. sin num DE JUNTA DE SOCIOS DE


L 4 DE
MARZO DE 2016, INSCRITA EL 9 DE MARZO DE 2016 BAJO EL NUMERO 0
2069970
DEL LIBRO IX, FUE (RON) NOMBRADO (S):

NOMBRE IDENTIFICACION
SOCIO GESTOR PRINCIPAL
QUINTERO SUAREZ LILIAN LUCERO C.C. 000000029118718…”

Ha sido ampliamente establecido en la Ley Comercial y en la Jurisprudencia que


la calidad de comerciante genera obligaciones, entre las cuales se encuentra el
registro mercantil, y su omisión no elimina la calidad de comerciante de la
Deudora, sino que genera sanciones por su omisión deliberada, por lo que la
deudora no puede justificar su calidad de no comerciante en la no existencia de
matricula mercantil.

Irregularidad No. 12: Omisión deliberada de bienes en Colombia y en el


exterior por parte de la deudora – Falsedad Testimonial y Fraude Procesal

Aún cuando la deudora relacionó bienes a su nombre, omitió expresamente sus


participaciones y derechos en la Sociedad en Comandita Simple LILUQUIZ Y CIA
S. EN C. que como se demuestra en la certificación anexa tiene como socia
gestora a la deudora, asunto que constituye una infracción a la obligación de
relacionar todos los bienes pertenecientes a su patrimonio.
En segundo lugar, la deudora omite deliberadamente la existencia de otros bienes
consistentes en acciones de una sociedad anónima domiciliada en la República de
Panamá bajo la razón social SERVICIOS JAS S.A. bajo la ficha 627512 y cuyos
documentos aporto anexos al presente escrito.

Ello configura una infracción, dada la gravedad del juramento que recae sobre
todas las declaraciones que realiza el deudor en este tipo de procedimientos
concursales y que requieren de manera inmediata que la conciliadora compulse
copias a la Fiscalía General de la Nación con el fin que investigue la comisión de
los presuntos delitos de Falsedad Testimonial y Fraude Procesal.

Irregularidad No. 13: No se ha relacionado ni citado a todos los acreedores


de la deudora, no se citó a la DIAN como acreedora, ni tampoco se ha
relacionado saldo a favor alguno.

Como quiera que la actividad profesional de la deudora es la de comisionista y


percibe ingresos que se suponen entre tres y quince millones novecientos mil
pesos (Dada su propuesta de pago), es menester señalar que no se ha convocado
a la DIAN para efectos de determinar si existen o no obligaciones tributarias a su
favor o en su contra conforme a la normatividad procesal.

De igual forma, dada la obligación de reporte a la DIAN de los valores acreditados


o por acreditar, se encuentra que no se ha convocado a la DIAN con el fin que se
pueda informar de la existencia de activos por declarar por concepto de cartera o
cuentas por cobrar en cabeza de los acreedores.

Irregularidad No. 14: No se ha relacionado ni citado a todos los acreedores


de la deudora, no se citó a la UGPP ni a las entidades pertenecientes al
sistema de seguridad social

En el entendido en que la deudora se dedica profesionalmente a desarrollar


contratos de comisión y a representar una sociedad, y verificado el sistema de
afiliación a seguridad social, se ha podido determinar que la deudora no ha
realizado aportes al sistema general de seguridad social desde el año 2016, lo que
implica que se encuentra en mora con el sistema de seguridad social, por lo que
es necesario convocar al proceso a la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales
con el fin de que en pro de realizar el recaudo de las sumas que pudiere adeudar
al sistema la deudora, intervenga en el trámite.

Irregularidad No. 15: No se ha relacionado ni citado a todos los acreedores


de la deudora, no se citó al Municipio de Tumaco como acreedor de
Impuesto predial

Como quiera que la deudora relacionó la existencia de un inmueble identificado


con el número de matrícula inmobiliaria 252-8180 de la Oficina de Registro de
Instrumentos Públicos de Tumaco, una vez consultado el sistema público de la
Secretaría de Hacienda de Tumaco, se pudo establecer tal y como se anexa, que
la deudora no relacionó las obligaciones por concepto de impuesto predial
unificado de los años 2014; 2015; 2016; 2017 y 2018 las cuales suman
$19.837.272 y por ende no se citó a todos los acreedores de la deudora para
alguna de las audiencias, perjudicando los fines del procedimiento y los intereses
de los acreedores omitidos.

No sobra decir que bajo la gravedad del juramento se afirmó que la relación de
acreencias carecía de inconsistencias, omisiones o faltas a la verdad y ello obliga
que deba ser en primer lugar convocada nueva fecha de audiencia previa citación
al acreedor no relacionado y en segundo lugar compulsar copias a la Fiscalía para
su investigación.

Irregularidad No. 16: Vicio Procedimental - no verificación de los requisitos


legales para la admisión de la solicitud por parte del conciliador

Como se manifestó pretéritamente, desatendiendo las obligaciones legales en


cabeza de la conciliadora en el presente proceso, no fue verificado de manera
integral el cumplimiento por parte de la deudora, de los requisitos de la solicitud, y
se admitió la misma sin subsanar las falencias que no pueden subsanarse por si
solas dentro del procedimiento y por tanto, violando abiertamente el artículo 542
del CGP, por lo que es necesario sanearlas declarando el presente procedimiento
nulo y posteriormente rechazarlo por los vicios antes señalados frente a la
existencia de una violación flagrante del debido proceso.

SOLICITUD

De acuerdo con los anteriores argumentos y pruebas anexadas solicito lo


siguiente:

1. Ordenar el aplazamiento de las audiencias programadas en el presente


procedimiento hasta tanto no se resuelvan las solicitudes contenidas
presente escrito y especialmente hasta tanto no se vincule a la Alcaldía de
Tumaco – Nariño.
2. Vincular al presente proceso a la Alcaldía de Tumaco – Nariño de acuerdo
con los documentos aportados y convocarla.
3. Vincular al presente proceso a la DIAN para lo pertinente en cuanto a la
acreditación de sumas de dinero adeudadas por concepto de obligaciones
tributarias y de las acreencias que deban ser declaradas.
4. Vincular a la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales para efectos de
determinar la existencia de obligaciones por concepto de Seguridad Social.
5. De manera oficiosa declarar la nulidad de todo lo actuado desde la
aceptación de la solicitud con el fin de preservar el debido proceso.
6. Rechazar la solicitud por cuanto la solicitante detenta la calidad de
comerciante por cuanto el proceso no puede continuar dada tal calidad y
por los vicios en la solicitud que no pueden ser saneados.
7. Dentro el deber de denunciar en el ejercicio de funciones públicas
transitorias, Compulsar copias de la Fiscalía General de la Nación sobre los
hechos constitutivos de delito por las declaraciones rendidas bajo la
gravedad del juramento que han sido demostradas como falsas.

NOTIFICACIONES

Al señor EFRAIN VARGAS QUINTERO, como representante legal de


APROBAMOS S.A.S., en la calle 64N Nº 5 BN –146 oficina 52 Centro Empresa de
Cali – Valle, email gerencia.general@aprobamos.co

El suscrito en mi oficina ubicada calle 64N Nº 5 BN –146 oficina 52 Centro Empresa


de Cali – Valle, email acosta_juristabog@hotmail.com, Cel. 312-716-8235

Atentamente,

CARLOS ARTURO ACOSTA PORTELA


C.C. No. 93.150619 de Saldaña – Tolima
T.P. No. 150176 del C.S.J.

C.C. Ministerio de Justicia - Consejo Superior de la Judicatura