Está en la página 1de 6

EL PROCESO ABREVIADO LABORAL

Artículo 48.- Traslado y citación a audiencia única Verificados los requisitos de la demanda, el
juez emite resolución disponiendo: a) La admisión de la demanda; b) el emplazamiento al
demandado para que conteste la demanda en el plazo de diez (10) días hábiles; y c) la citación
a las partes a audiencia única, la cual debe ser fijada entre los veinte (20) y treinta (30) días
hábiles siguientes a la fecha de calificación de la demanda.

COMENTARIO:

El proceso abreviado es una de la clse de proceso que se caracteriza por su brevedad y por
concentrar todas las etapas de la conciliación y el juzgamiento, en un a sola diligencia que es la
audiencia única.

En esta clase de proceso se sigue el procedimiento siguiente:

a) la demanda se presenta en cumplimiento los requisitos exigidos por la NLPT y por el Codigo
Procesal Civil.

b) si la demanda es admitida se emite resolución empazando al demandado para que la


conteste dentro del plazo de diez días hábiles.

c) en la misma resolución de emplazamiento se cita a la audiencia única, la cual debe señalarse


en un plazo de veinte a treinta días hábiles siguientes a la fecha de la calificación de la
demanda.

d).- el demandado debe presentar su contestación por escrito dentro del plazo de diez días
hábiles, la misma que deberá cumplir con los requisitos de toda contestación conforme en la
NLPT y el Codigo Procesal Civil.

Artículo 49.- Audiencia única La audiencia única se estructura a partir de las audiencias de
conciliación y juzgamiento del proceso ordinario laboral. Comprende y concentra las etapas de
conciliación, confrontación de posiciones, actuación probatoria, alegatos y sentencia, las
cuales se realizan, en dicho orden, una seguida de la otra, con las siguientes precisiones:

1. La etapa de conciliación se desarrolla de igual forma que la audiencia de conciliación del


proceso ordinario laboral, con la diferencia de que la contestación de la demanda no se realiza
en este acto, sino dentro del plazo concedido, correspondiendo al juez hacer entrega al
demandante de la copia de la contestación y sus anexos, otorgándole un tiempo prudencial
para la revisión de los medios probatorios ofrecidos.

2. Ante la proposición de cuestiones probatorias del demandante el juez puede,


excepcionalmente, fijar fecha para la continuación de la audiencia dentro de los treinta (30)
días hábiles siguientes si, para la actuación de aquella se requiriese de la evacuación de un
informe pericial, siendo carga del demandante la gestión correspondiente.

COMENTARIOS:
Dada la naturaleza de esta clase de proceso toda las actuaciones procesales desarrolladas en la
audiencia de conciliación y de juzgamiento para el proceso laboral, se concretan en una sola
diligencia.

Sobre esta diligencia el destacado autor GOMEZ nos dice lo siguiente:

“La audiencia única, como su nombre lo indica, contituye un solo acto que servir para copular
la audiencia de conciliación y juzgamiento del proceso ordinario laboral antes mencionados;
por ende comprende y concentra todos sus pasos laborales antes mencionados, por ende
comprende y concentra todos sus pasos procesales ya vistos en una maratónica sesión,ya que
esta etapa el juez correra traslado del escrito de contestación, conteniendo las excepciones y
cuestiones previas a analizar in situ en el plazo dispondrá el juez. Es de entender, que el juez
en ese intante de ha instruido convenientemente de los hechos que sustentan la Litis, de los
puntos controvertidos, de todos los medios probatorios de relevancia para crear convicción
juzgadora, pues de ello dependerá para que emerjan las mejores preguntas de la diligencia de
la declaración de parte y testimoniales; pero también para proponer las formulas
conciliatorias, ya que este proceso aspira ser resuelto igualmente de modo súbito”

PROCESO IMPUGNATIVO DE LAUDOS ARBITRALES ECONÓMICOS:

GENERALIDADES: esta clase de proceso ya contemplada en la anterio Ley N.° 26636, tiene por
finalidad dejar sin efecto en sede judicial el laudo emitido por un arbitro o tribunal abitral,
dando solución a un conflicto colectivo de trabajo, por considerar que dicha decisión esta
efectuada por una causal de nulidad a recincer la parte laboral menores derechos a los
previstos por la ley.

El artículo 66 de la LRCT, establece que el laudo arbitral que se expida para dar solución a una
negociación colectiva es inapelable, sin embargo el mismo articulo ha previsto que dicho laudo
puede ser impuganado ante la Sala Laboral, de la Corte Superior en dos casos excepcionales;
por razón de nulidad o por establecer menores derechos a los contemplados por la ley a favor
de los trabajadores.

Artículo 50.- Admisión de la demanda Además de los requisitos de la demanda, la sala laboral
verifica si esta se ha interpuesto dentro de los diez (10) días hábiles siguientes de haberse
notificado el laudo arbitral que haciendo las veces de convenio colectivo resuelve el conflicto
económico o de creación de derechos, o su aclaración; en caso contrario, declara la
improcedencia de la demanda y la conclusión del proceso. Esta resolución es apelable en el
plazo de cinco (5) días hábiles. Los únicos medios probatorios admisibles en este proceso son
los documentos, los cuales deben ser acompañados necesariamente con los escritos de
demanda y contestación.

COMENTARIOS: La demanda de impugancion de un laudo arbitral debe cumplir con los


requisitos exigidos a toda demanda por los artículos 424 y 425 del Codigo Procesal Civil,
debiendo interponerse ante la Sala Laboral dentro de los diez días de haberse notificado el
laudo arbitral que resuelve el conflicto económico o de creación de derechos, o su declaración
si fuera el caso, de lo contrario la Sala deberá declarar improcedente la demanda y la
conclusión del proceso.
La resolución que declara la improcedencia es apelable en el plazo de cinco días hábiles.

En esta clase de proceso solo son admisibles los medios probatorios documentales los que
deberán ser acompañados en la etapa postulatoria.

Artículo 51.- Traslado y contestación Verificados los requisitos de la demanda, la sala laboral
emite resolución disponiendo: a) La admisión de la demanda; b) el emplazamiento al
demandado para que conteste la demanda en el plazo de diez (10) días hábiles; y c) la
notificación a los árbitros para que, de estimarlo conveniente y dentro del mismo plazo,
expongan sobre lo que consideren conveniente.

COMENTARIOS:

Por mandato del articulo 60 del Decreto Supremo N.° 011-92-TR, el expediente de la
negociación colectiva y del procedimiento arbitral constituyen unidad que se conservara los
archivos de la autoridad de Trabajo del lugar del arbitraje; por este motivo el articulo 51 del
NLPT, señala que al admitirse la demanda impugnatoria del laudo arbitral se debe oficiar a
dicha autoridad Administrativa para que remita el expediente respectivo, debiendo correrse
traslado a la otra parte del procedimiento arbitral, con conocimiento del árbitro o tribunal
arbitral, que hayan expedido el laudo para coadyuven en su defensa si lo considera
conveniente.

Artículo 52.- Trámite y sentencia de primera instancia La sala laboral, dentro de los diez (10)
días hábiles siguientes de contestada la demanda, dicta sentencia por el solo mérito de los
escritos de demanda, contestación y los documentos acompañados. Para tal efecto señala día
y hora, dentro del plazo indicado, citando a las partes para alegatos y sentencia, lo cual se lleva
a cabo de igual modo a lo regulado en el proceso ordinario laboral. Artículo 53.- Improcedencia
del recurso de casación Contra la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la República no
procede el recurso de casación.

COMENTARIOS:

El proceso de impugnación de laudos arbitrales se tramita de la manera siguiente:

a) Presentada la demanda si esta es admitida se corre traslado a la otra parte y a los


árbitros asi como se oficia a la Autoridad Administrativa que haya conocido de la
negociación colectiva para que remita el expediente administrativo.
b) La otra parte debe contestar la demanda en el plazo de tres días igual plazo tiene el
árbitro o tribunal para defender su laudo.
c) Por ser una causa de puro derecho se prescinde de la audiencia única de conciliación,
saneamiento y actuación de pruebas.
d) Luego de contestada la demanda las partes a través de sus abogados podrán solicitar
el uso de la palabra y realizar el correspondiente informe oral.
e) La Sala Laboral o Mixta está obligada de emitir sentencia dentro de los 10 días hábiles
siguientes, computados desde la última actuación realizada.

Artículo 53.- Improcedencia del recurso de casación Contra la sentencia de la Corte


Suprema de Justicia de la República no procede el recurso de casación.
resulta evidente que por iniciarse en primera instancia ante la Sala Laboral en este
proceso el medio impugnatorio a utilizar para impugnar a utilizar para impugnar la
sentencia expedida en primera instancia será el recurso de apelación y no el de casación el
mismo que resulta improcedente.

PROCESO CAUTELAR:

FUNDAMENTOS:

Como sabemos el obtener una decisión judicial definitiva, casi siempre se encuentra sujeta
a la demora inherente a los procesos judiciales, ya que estos se desarrollan en diversas
etapas y plazos establecidos por la Ley, los mismos que no se pueden ser obviados, sin
valor garantías fundamentales tales como el derecho de defensa o el debido proceso.

Pero no solo los plazos establecidos por la Ley, son obstáculos para lograr una pronta
decisión judicial, también lo son en la práctica, la excesiva carga procesal que atienden los
juzgados, los numerosos problemas administrativos que sufre el poder judicial, y aunque
resulte lamentable decirlo, los actos de corrupción y las maniobras dilatorias a las que
recurren algunos malos abogados litigantes con la finalidad de entorpecer el normal
desarrollo del proceso. Esta demora procesal puede ocasionar que cuando se declare con
carácter definitivo del derecho del actor, el mismo devenga el ilusorio “bien porque el
demandado haya realizado actos tendientes a la desaparición o disminución de los bienes
sobre los que hubiera podido realizarse la ejecución de la sentencia bien por el retraso en
el proceso principal podría resultar ineficaz del actor”.

Frente a este peligro que las decisiones judiciales puedan devenir en inejecutables en la
práctica, es que surgen las medidas cautelares, como un mecanismo procesal rápido
destinado a evitar que la demora del proceso ocasión en un daño irreparable a quien
persigue tutela jurisdiccional, es decir garantizar que el resultado del proceso principal se
cumpla.

Las medidas cautelares constituyen un instrumento para garantizar la tutela jurisdiccional


efectiva, encontrando su otorgamiento y respaldo en el inciso 3 del artículo 139 de la
Constitucion Politica del Perú, el cual considera como un principio y derecho de la función
jurisdiccional “la observancia del debido proceso y la tutela jurisdiccional”.

La NLPT, se ocupa de una forma más amplia que su antecesora del proceso cautelar,
respecto del cual siempre ha existido por parte del legislador peruano poco interés por
regularlo como un proceso autónomo.

El desinterés de los legisladores respecto del proceso cautelar laboral, pueden encontrar
una explicación en el hecho que el proceso laboral, se inspira entre otros en los principios
de inmediación, concentración, celeridad y veracidad, por lo que, en teoría, es rápido e
impregnado de un fuerte carácter protector del trabajador, lo que compensaría las
desigualdades existentes en la realidad entre las partes del contrato de trabajo haciendo
“suponer que existe una proximidad temporal entre la demanda y la sentencia lo que hace
minimizar el riesgo de minimizar el riesgo de inefectividad que el necesario devenir
temporal del proceso tiene para el cumplimiento de la resolución judicial”
Hoy en el dia el estudio de las medidas cautelares aplicables a los procesos de trabajo se
justifica debido a que en la practica la aplicación de las principios del proceso ha resultado
insuficiente para lograr rapidez para lograr rapidez en la resolución de los procesos
laborales.

DEFINICIÓN:

En la doctrina encontramos distintas formas de definir las medidas cautelares.

MONTENEGRO CANNON, partiendo del contenido del artículo 608 del Código Procesal
Civil, nos dice que: “… el proceso cautelar está integrado por el conjunto de medidas de
este orden, adoptadas con miras a asegurar el resultado de un proceso, así como de las
cuestiones que surjan como consecuencia de su aplicación de efectivizacion”

ROMERO MONTES, por su parte ofrece la definición siguiente: “…podemos afirmar que la
medida cautelar es la disposición o mandato del juez que tienen por objeto asegurar el
resultado de un proceso o el cumplimiento de una sentencia o cualquier otro título de
ejecución”

HINOSTROZA MINGUEZ, define ampliamente las medidas cautelares en los terminos


siguientes: “las medidas cautelares, denominado también preventidqa o precautori, es
aquella institución procesal mediante la cual el órgano jurisdiccional, a instancia de parte,
asegura la eficacia o el cumplimiento de sentencia a dictarse en el proceso que se dirige,
anticipando todos o determinados efectos del fallo, en razón de existir verosimilitud en el
derecho invocado y peligro en que la demora en la sustanciación de la Litis traiga como
consecuencia que la decisión judicial, no puede reintegrar a la parte vencedora en el juicio
la totalidad de su derecho”

Por nuestra parte nos atrevemos a definir las medidas cautelares como decisiones
judiciales dictadas con la finalidad de asegurar el cumplimiento de lo que se ha decidir
como resultado de un proceso.

CARACTERÍSTICA: dese el punto de vista del derecho positivo el artículo 612 de nuestro
Código Procesal Civil, reconoce como características de toda medida cautelar que está “…
es provisoria, instrumental y variable”, reconociendo la doctrina, aunque no de forma
unánime, otras características tales como la jurisdiccionalidad, la sumariedad y la
proporcionalidad.

PROVISIONALIDAD: Esta característica implica que los efectos de las medidas cautelares
tienen una duración limitada en el tiempo, es decir que extinguen tanto si el proceso
principal concluye con una decisión que ampara el derecho reclamado, como si por el
contrario la sentencia final desestima la pretensión. En el primer caso la medida cautelar
fenece porque se convierte en una medida definitiva, en el segundo porque debe ser
revocada.

Debemos precisar que la vigencia de una medida cautelar esta en función que el proceso
principal concluya de una…