Está en la página 1de 3

SENTENCIA CONSTITUCIONAL N° 947/01-R

Sucre, 6 de septiembre de 2001

Expediente: 2001-03075-07-RHC
Partes: Oscar Martín Serna Ponce y Juan Carlos Caballero Velásquez contra Jorge Torrico Arguedas
y Dora Villarroel de Lira, Vocales de la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito de La
Paz
Materia: HABEAS CORPUS
Distrito: La Paz
Magistrado Relator: Dr. Willman Ruperto Durán Ribera

VISTOS: En revisión, la Resolución de fs. 44 pronunciada en 9 de agosto de 2001 por la Sala Penal
Primera de la Corte Superior del Distrito de La Paz, dentro del Recurso de Hábeas Corpus
interpuesto por Oscar Martín Serna Ponce y Juan Carlos Caballero Velásquez contra Jorge Torrico
Arguedas y Dora Villarroel de Lira, Vocales de la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del
Distrito de La Paz, los antecedentes que cursan en el expediente; y,

CONSIDERANDO: Que en el memorial de fs. 8, presentado en 8 de agosto de 2001, los recurrentes


manifiestan que dentro del proceso penal seguido por el Ministerio contra Cerpa y otros, se
encuentran privados de libertad desde diciembre de 1995 y febrero de 1996 respectivamente, sin
que a la fecha se haya dictado en su contra sentencia ejecutoriada.

Que al amparo del art. 239-3) de la Ley N° 1970, solicitaron a las autoridades recurridas la cesación
de su detención preventiva y la aplicación de medidas sustitutivas establecidas en el art. 240 del
mismo cuerpo legal; petición que éstos dispusieron se resuelva por la Jueza Cuarta de Partido en
lo Penal, quien la rechazó mediante Auto de 18 de junio pese a no existir elementos que hagan
presumir obstaculización al proceso y/o peligro de fuga, por lo que formularon apelación que se
radicó en la Sala de los vocales demandados, quienes mediante Auto de Vista de 28 de junio del
año en curso confirmaron la resolución apelada con los mismos fundamentos, sin pronunciarse
sobre los elementos que hagan presumir el peligro de fuga.

Por lo expuesto, al estar indebidamente detenidos, piden se declare Procedente el Recurso y se


disponga su inmediata libertad.

CONSIDERANDO: Que, en la audiencia pública de 9 de agosto de 2001 cursante de fs. 41 a 43, la


recurrente ratificó íntegramente los términos de su demanda.

A su turno, la Vocal demandada informó que los recurrentes no leyeron con detenimiento la
resolución objeto del presente Recurso, pues en ella no existe contradicción ni diversidad de
criterios, toda vez que en su único considerando se expresa claramente el rechazo de la cesación
de detención preventiva porque concurren los requisitos previstos en el art. 234 de la Ley N° 1970
en atención a que si bien los recurrentes tienen domicilio señalado, no poseen trabajo asentado
en Bolivia y tienen la finalidad de abandonar el país, al margen de no haberse hecho presentes en
la audiencia pese a su legal notificación, por lo que solicita la Improcedencia del Recurso.

Previo requerimiento fiscal, la Corte de Hábeas Corpus dictó Resolución declarando Improcedente
el Recurso con los siguientes fundamentos: a) Que el Auto de Vista dictado por los recurridos no
causa estado y puede ser modificado por el Juez competente aportando nuevos elementos de
juicio para la viabilidad de la cesación preventiva, conforme a los arts. 239-3) y 240 de la Ley N°
1970, aspecto que puede ser utilizado por los recurrentes y que demuestra que no se han agotado
los recursos de Ley y b) Que el Tribunal de Hábeas Corpus no tiene competencia para revisar fallos
jurisdiccionales dictados por autoridades competentes, ni tampoco puede incursionar a dictar
medidas sustitutivas a la detención preventiva.

CONSIDERANDO: Que del análisis del expediente se evidencian los siguientes extremos:

1. Que dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra los recurrentes por los
delitos de alzamiento armado, secuestro y otros, los recurrentes se encuentran detenidos
preventivamente desde el 20 de enero y 28 de febrero de 1996, respectivamente, es decir por más
de cinco años sin contar con sentencia ejecutoriada (fs. 13-14, 22-24 y 27-40).

2. Que los recurrentes solicitaron la cesación de su detención preventiva al amparo del art. 239-3)
de la Ley N° 1970; petición que fue rechazada por la Jueza de la causa mediante Auto de 18 de
junio de 2001 con el fundamento de que si bien tienen domicilio señalado, no acreditaron poseer
negocios o trabajos asentados en Bolivia, teniendo facilidad de abandonar el país (fs. 25-26).

3. Que mediante Auto de Vista de 28 de junio de 2001, los Vocales recurridos confirmaron el Auto
anterior, con los mismos fundamentos, haciendo constar que los recurrentes no se hicieron
presentes en audiencia a objeto de presentar nuevos elementos que hagan variar la decisión de la
Jueza a-quo (fs. 1-2).

CONSIDERANDO: Que el Recurso de Hábeas Corpus asegura a la persona la posibilidad de que un


Juez o Tribunal evalúe la situación jurídica por la cual se encuentra privada de su libertad, a objeto
de que en caso de constatar la conculcación de los derechos o garantías invocados, se brinde la
protección jurídica establecida en el art. 18 constitucional.

Que en el caso de autos, la petición de los recurrentes se encuentra dentro de los alcances de la
causal prevista por el art. 239-3) de la Ley N° 1970, al estar bajo detención por más de veinticuatro
meses sin que la sentencia dictada haya adquirido calidad de cosa juzgada, correspondiendo
otorgarles la cesación de su detención preventiva y la sustitución de la misma por otras medidas
cautelares, en estricta aplicación del art. 240 de la citada Ley N° 1970, conforme ha reconocido la
uniforme jurisprudencia constitucional (así Sentencias Nos. 122/01-R, 137/01-R y 272/01)

Que, del texto del art. 239 del Código de Procedimiento Penal se interpreta que la cesación de la
detención preventiva establecida a los supuestos descritos en los párrafos 2) y 3) no está
supeditada al cumplimiento de ningún otro requisito que no sea el transcurso del tiempo
establecido en cada caso.

Que, consecuentemente, las autoridades recurridas al confirmar el rechazo de la solicitud de


cesación de detención preventiva argumentando para ello exigencias no contenidas en la Ley
procesal aludida, han cometido un acto ilegal que atenta contra el derecho a la libertad de los
recurrentes, por lo que el Tribunal de Hábeas Corpus, al haber declarado Improcedente el Recurso
interpuesto, no ha efectuado una correcta aplicación del art. 18 de la Constitución Política del
Estado.
POR TANTO: El Tribunal Constitucional, en virtud de la jurisdicción que ejerce por mandato de los
arts. 18-III, 120-7ª de la Constitución Política del Estado y arts. 7-8) y 93 de la Ley Nº 1836, REVOCA
la Resolución revisada y declara PROCEDENTE el Recurso, debiendo los vocales recurridos devolver
antecedentes para que la Jueza de la causa aplique las medidas sustitutivas a la detención
preventiva, conforme a los arts. 239-3) y 240 de la Ley N° 1970; que asegura la presencia de los
imputados en el proceso. Asimismo, dispone la aplicación del art. 91-VI de la Ley N° 1836 en lo
concerniente a la calificación de daños y perjuicios.

Regístrese y hágase saber.

No interviene el Magistrado Dr. Felipe Tredinnick Abasto por encontrarse de viaje en misión
oficial.

Dr. Hugo de la Rocha Navarro


PRESIDENTE

Dr. René Baldivieso Guzmán


DECANO

SENTENCIA CONSTITUCIONAL N° 947/01-R (viene de la pag. 3)

Dr. Willman Ruperto Durán Ribera


MAGISTRADO

Dra. Elizabeth Iñiguez de Salinas


MAGISTRADA

FUENTE: TRIBUNAL CONSTITUCIONAL