Está en la página 1de 28

CAPÍTULO 7

Mesoamérica

Ubicación y periodos cada civilización mesoamericana tuvo ras-


gos propios, el comercio, las migraciones y
La región que llamamos Mesoamérica está de- las expediciones militares difundieron la in-
limitada al norte por el desierto de Durango fluencia de los pueblos más avanzados. Por
(parte norte de México) y al sur en lo que hoy eso hay costumbres, creencias y formas de
es Honduras. Hay diversos paisajes, desde las trabajo que son comunes a todos los pueblos
cumbres nevadas (en la parte central de Méxi- de Mesoamérica.
co) hasta las costas tropicales. En general, el
clima y las condiciones naturales de la región La evolución de las civilizaciones mesoame-
son favorables para la vida humana. Cuando ricana es larga y complicada. Para entender
comenzó a poblarse, la región era más hú- mejor esa historia, los especialistas la han di-
meda que ahora. En muchos lugares que hoy vidido en tres periodos, tres épocas en que
son bastantes secos, como el Valle de México, los pobladores de la región comparten más o
había bosques, lagos y pantanos. Abundaban menos el mismo nivel de desarrollo cultural.
los animales para la cacería y la pesca, y mu- Estos periodos son tres:
chas plantas que podían lograr que surgiera
una agricultura muy productiva, la cual era • El Formativo o Preclásico abarca desde
su principal fuente de alimentación; otras al- 1800 a.C., cuando se extienden las aldeas
ternativas eran la caza, la pesca y la recolec- agrícolas permanentes, hasta 200 d.C.
ción de frutas silvestres. La disponibilidad de • El Clásico abarca del año 200 al 800 d. C.
agua, la fertilidad de la tierra y la variedad Es el tiempo de esplendor de numerosas
de plantas, ayudaron a que Mesoamérica fue- ciudades independientes (por eso las lla-
ra el lugar más poblado y con las civilizacio- mamos, como a las griegas, ciudades-Es-
nes más avanzadas del continente. tado), en las que se construyeron grandes
centros ceremoniales.
La diversidad de los climas y de los produc- • El Posclásico comprende desde el año 800
tos naturales de Mesoamérica propició desde hasta la llegada de los españoles. Al prin-
épocas muy antiguas el intercambio comer- cipio de este periodo, las ciudades más
cial y cultural entre zonas apartadas. Aunque importantes de Mesoamérica fueron aban-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 2

donadas o destruidas. Después se funda- clásicos, como Teotihuacan y los de la zona


ron otras y finalmente surgió el gran se- maya, había restos más primitivos. Por eso,
ñorío mexica, que dominaba gran parte denominaron Preclásico al periodo cultural
de Mesoamérica a principios del siglo XVI, de mayor antigüedad.
cuando Europa y América entraron en con-
tacto. Hoy sabemos que en ese periodo formativo,
que dura por lo menos 20 siglos, hubo una len-
ta evolución desde las aldeas agrícolas hasta
la primera gran civilización de Mesoamérica:
la de los olmecas. Durante el Preclásico creció
aceleradamente la población de Mesoaméri-
ca, tanto así que algunos historiadores hablan
de una explosión demográfica. No se sabe con
precisión a qué se debió este fenómeno, pero
seguramente está relacionado con el aumen-
to de las superficies cultivadas de maíz que
producían mazorcas más grandes.

Muchos sitios de México estuvieron habitados


desde principios del Preclásico. Los vestigios
Las divisiones entre estos tres grandes perio- de edificaciones no son muy abundantes,
dos son aproximadas, pues se trata de cam- pues en esa época se construía generalmente
bios que no se produjeron en un momento con madera, hojas de palma y otros materia-
preciso, sino que fueron siempre graduales. les que no resisten el paso del tiempo. Pero
sí se han encontrado cerámicas y tumbas: los
El conocimiento que se tiene de los pueblos objetos que se han encontrado allí nos per-
mesoamericanos ha avanzado notablemente miten tener una idea cómo se vivía en aquel
en los años recientes. Sin embargo, es mu- tiempo.
cho lo que no se sabe sobre ellos. Constante-
mente se producen nuevos hallazgos y descu- Los antiguos mesoamericanos creían en la
brimientos, que obligan a los historiadores a existencia de un “más allá” donde moraban
modificar sus ideas y explicaciones. Hay toda- los espíritus de los muertos. Lo sabemos por-
vía grandes misterios por aclarar en la etapa que en las tumbas que han sido descubiertas,
más antigua de su historia. enterraban a sus difuntos con objetos que,
según ellos, podían necesitar en otra vida,
como joyas, vasijas, juguetes y figurillas de
barro. Había también una religión primitiva,
Periodo Preclásico: en la que se veneraba a fenómenos natura-
Las primeras civilizaciones les como el Sol, la lluvia y la fertilidad de la
tierra.
Época: 2500 a.C.-200 d.C
A medida que los grupos humanos formaron
En las primeras décadas del siglo XX, los an- aldeas y ciudades mayores, las necesidades
tropólogos mexicanos encontraron que abajo de la población crecieron y el trabajo de las
de los grandes centros ceremoniales llamados personas se especializó. En las sociedades se

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 3

distinguieron varios grupos: los gobernantes, al oeste, los ríos San Juan y Papaloapan y los
que a la vez eran sacerdotes y jefes guerre- lagos conectados con los ríos Limón y Cacique
ros; los artesanos, que eran la mayoría. Es- forman una región prácticamente cubierta
tos últimos trabajaban la tierra, construía por el agua o, cuando menos, por lodo que
las obras públicas y en las guerras peleaban no sólo dificultan toda expansión, sino que
como soldados. Los trabajos agrícolas se ha- ofrecen pocas posibilidades para una eco-
cían en grupos y las familias se repartían los nomía indígena y al este están los pantanos
productos del campo. de Tabasco que impiden la agricultura. Esta
es el área ocupa unos 12,000 km2, definidos
Las técnicas progresaron con gran rapidez. Se por los restos culturales y por la geografía.
tejían, entre otras cosas, telas, cuerdas, re- En una área bastante pequeña, entre los ríos
des y cestas. Los trabajos que se efectuaban Coatzacoalcos y Chiquito, se encuentran tres
en piedra y en barro alcanzaron, paso a paso, sitios relacionados: San Lorenzo, Tenochtit-
una notable perfección. lan (no confundir con la capital Azteca) y Po-
trero Nuevo.
Además de la civilización Olmeca, en el Pre-
clásico se desarrollaron las primeras etapas Los ríos tienen un enorme volumen de agua,
de las grandes culturas de Mesoamérica. Eso el mayor de Mesoamérica, por lo que resul-
sucedió en varias regiones: en la zona maya, taron un factor dominante en la cultura. Las
en la zapoteca, en el Occidente y en el Alti- montañas de la frontera sur no son muy al-
plano. tas y fácilmente pueden atravesarse, pero la
cultura olmeca metropolitana fue una cultura
netamente costera, de tierra caliente, orga-
nizada alrededor de un régimen económico
Los Olmecas definido y que al cambiar de hábitat, cam-
biaría también de modalidades, como sucede
Localización: Sur de Veracruz y el límite occi-
precisamente entre los grupos olmecoides.
dental de Tabasco
Ciudades más importantes: San Lorenzo, La
Venta y Tres zapotes
Época: 1200-400 a.C.

Hacia el año 1200 antes de Cristo surge un


pueblo que con el transcurso del tiempo se-
ría la madre las culturas Mesoamericanas. El
área central de lo que fue la cultura olmeca,
está ubicada en la parte sur del estado de Ve-
racruz y la norte del estado de Tabasco.

Olmeca significa "habitante del país del hule".


Por ello la palabra corresponde a todos los
que han vivido en esa área. Los sitios arqueo-
lógicos y monumentos que corresponden a la Esa vegetación, una vez dominada, cortándo-
región olmeca en el sentido aquí usado se en- la continuamente, deja suelos fáciles para la
cuentran en el área limitada por el golfo de agricultura indígena, aunque poco duraderos,
México al norte, al sur están las montañas; por muy considerable que sea el esfuerzo de

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 4

abrir la selva con implementos de piedra. Este En una región tropical la tierra no rinde como
fue probablemente el reto que la naturaleza en otras zonas, el cultivo tiene que ser ro-
impuso a los olmecas, reto no demasiado ri- tativo y dejarla descansar durante años. Los
guroso y que pudieron dominar, logrando así efectos en la cultura humana son importan-
el éxito Se ha dicho que la zona olmeca es tes, pues no pueden surgir grandes conglome-
una "Mesopotamia americana", pues, al igual rados de población, ya que cada vez hay que
que en Mesopotamia o Egipto, los ríos juga- ir más lejos en busca de tierras laborables, lo
ron un papel principal en el nacimiento de la que a la larga significa desplazar todo el pue-
civilización. blo. Como esto es imposible en sociedades ya
establecidas, la comunidad tiene un límite
Mientras las civilizaciones del Viejo Mundo demográfico muy claro y se subdivide conti-
tuvieron que luchar, sobre todo, contra la nuamente. El problema sólo puede resolverse
tierra seca y, por lo tanto su problema fue la utilizando otros recursos económicos natura-
irrigación, los olmecas lo hicieron mayormen- les o mediante el comercio. Por ello los ríos
te contra la selva y el agua. Tal vez a estas jugaron un papel fundamental en una socie-
diferencias sea debido el enorme desarrollo dad que no disponía de la rueda ni de bestias
del verdadero urbanismo en los olmecas, en de carga; el agua formó los grandes caminos
contraste con el que hubo en el Viejo Mundo naturales que permitían las comunicaciones.
y con el mayor desarrollo que alcanzó en el
Altiplano de México. Sin embargo, en la zona olmeca existe otra
posibilidad, que es la agricultura húmeda.
Sin duda, a causa de la humedad del suelo las Muchos de los centros olmecas son verdade-
exploraciones arqueológicas no han podido ras islas, rodeadas de agua cuyo nivel baja y
recobrar restos animales o humanos. Poco sa- sube anualmente, lo que permite una irriga-
bemos de sus animales domésticos. Tenían el ción natural y un fertilizante producido por el
perro, el guajolote y probablemente cultiva- limo traído por las inundaciones.
ban ya la abeja real. En los ríos, lagunas y en
el mar abundan peces, mariscos, tortugas y
gran variedad de aves acuáticas. Esta riqueza
fue la base de la alimentación, base que no
tuvieron o muy escasamente otras áreas del
México antiguo. La diferencia es importante,
ya que las vitaminas proporcionadas por los
animales acuáticos suplen la deficiencia de
proteínas característica en una cultura tan
escasa en animales domésticos.

Desde más de un milenio antes del floreci-


miento olmeca, la agricultura era la base
económica de Mesoamérica, principalmente
el maíz, frijol y calabaza, cultivos que en al- Determinar con alguna precisión cuál fue el
gunos sitios como Tres Zapotes se encuentra número de habitantes de la región, tanto en
unida. No se tienen datos ciertos sobre el al- su apogeo como en cualquier otro momento,
godón, el cacao, el tabaco y otras plantas. es simple especulación. Pero es necesario
formular cuando menos una hipótesis, ya que

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 5

nuestro concepto sobre la cultura olmeca se groides. Lo curioso es que no había negros en
ver afectado por la cantidad de personas que el México prehispánico. Convivieron con ellos
hayan tomado parte en ella. Todos los proble- alguno o varios grupos distintos que a veces
mas resultan distintos y todas las posibilida- aparecen en su arte. Esto es importante, ya
des son de otro orden según la demografía. que refleja esa necesidad de toda civilización
Podemos considerar que el área olmeca tuvo de formarse mediante la convivencia de dos
250,000 habitantes. La ausencia de animales o más grupos que se fertilizan mutuamente.
domésticos evitaba que el agua se contami-
nara como sucedió a partir del siglo XVI y es La herencia olmeca
probable que no existiera el paludismo en
tiempos prehispánicos, al menos en formas Muchos avances logrados por los olmecas se
graves. extendieron por toda Mesoamérica. En luga-
res tan apartados entre sí, como Guerrero, el
Por las mismas razones que impiden recobrar Valle de México, Oaxaca y la zona mayor se
restos animales, no se ha encontrado en los pueden encontrar elementos culturales que
entierros olmecas un solo esqueleto que se- indudablemente tienen origen olmeca, como
ñale cuál era el tipo físico de esta gente. Por la técnica para trabajar la piedra, la obser-
tanto, sólo podemos reconstruirlo a base de vación de los astros y el culto a ciertas y del
representaciones en barro, piedra y jade, o cálculo del tiempo también sean producto de
aceptando que los habitantes actuales del esta civilización.
área sean descendientes físicos directos de
los antiguos y así hayan preservado, cuando La arquitectura de los olmecas tuvo una gran
menos, algunas de las viejas características influencia, pues fueron los primeros que cons-
raciales. De hecho, ambas posibilidades se truyeron centros ceremoniales, diseñados de
complementan, pues es muy probable que el manera que tuvieran una determinada orien-
tipo representado en las esculturas sea una tación en relación con ciertos astros.
idealización del tipo físico sureño mexicano:
baja estatura, con cuerpos bien formados, Los centros ceremoniales estaban separados
tendencia a la obesidad, de cabeza y cara de las aldeas o los barrios donde la gente co-
redondeadas, con nucas abultadas, ojos obli- mún y corriente realizaba las actividades de
cuos y abotagados, con pliegue epicántico, todos los días. En el centro religioso vivían
nariz corta y ancha, boca de labios gruesos únicamente los gobernantes, los sacerdotes y
y comisuras hundidas, mandíbulas potentes sus sirvientes. El pueblo se reunía en el cen-
y cuello corto. Estos rasgos faciales han su- tro sólo para las celebraciones religiosas y
gerido la presencia entre los olmecas de dos militares.
razas humanas: el pliegue epicántico repre-
senta a la mongoloide, y los demás rasgos, a Sabemos más de la religión y el arte que de
la negroide. Sobre la primera no hay duda, la vida cotidiana de los pueblos mesoameri-
puesto que en ella reside el origen del indio canos porque los centros ceremoniales han
americano. Los rasgos que se creen de origen resistido el paso del tiempo, mientras que las
africano y que resultan improbables se refie- casas o los mercados han desaparecido, pues
ren más bien a formas de representar, sobre estaban hechos de adobe, palma o madera.
todo, niños, que en general ofrecen caras más Hacia el año 300 a.C. los centros ceremonia-
redondas, narices más cortas y anchas, y la- les olmecas ya habían sido abandonados por
bios más gruesos, que han sugerido rasgos ne- sus pobladores, ignorando qué provocó ese

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 6

hecho. Sin embargo, para entonces ya se ha- En otras actividades humanas hubo notables
bía difundido su cultura en Mesoamérica. avances. Progresaron ciencias como las ma-
temáticas y la astronomía, se crearon com-
plicados sistemas de escritura y prosperó la
herbolaria, que estudia las propiedades be-
Periodo Clásico néficas o dañinas de las plantas. Las técnicas
para trabajar la piedra y el barro alcanzaron
Época 200-900 d.C.
su punto más alto; las paredes de los centros
ceremoniales se cubrieron de pinturas y re-
Hacia el año 200 a.C. en varias regiones de
lieves.
Mesoamérica, se inicia el desarrollo de gran-
des civilizaciones urbanas. Los centros cere-
Cada pueblo desarrolló un particular estilo
moniales se multiplicaron y las artes alcanza-
artístico, aunque los pueblos de Mesoaméri-
ron un esplendor impresionante. Es la época
ca compartían formas de arte parecidas. Las
en que florecen, entre otras, la civilización
más antigua e influyente de las civilizaciones
maya, la zapoteca y la de los pobladores de
clásicas fue la de Teotihuacan.
Teotihuacan. Las ciudades del periodo Clási-
co fueron independientes entre sí, aunque al-
gunas, más poderosas, dominaron territorios
extensos y cobraron tributos a sus habitantes. Los mayas
En esta época, la organización de la socie- Localización: Territorios actuales de Guate-
dad se volvió más complicada. Al lado de los mala, Belice, Honduras, El Salvador, y los es-
guerreros-sacerdotes surgieron funcionarios tados de México de Chiapas, Quintana Roo,
encargados de impartir justicia y de recaudar Tabasco y Yucatán
tributos, comerciantes que viajaban largas Principales ciudades: Tayasal, Zacpeten, Nak-
distancias y artesanos de gran especializa- bé, Palenque, Tikal, Quirigua, Copan, Calak-
ción. La religión ocupaba el lugar central de mul.
la vida y en torno a ella giraban las demás Época: 292-909 d.C.
actividades. Aumentó el número de las dei-
dades y de las ceremonias realizadas en su Aún en la actualidad, no se sabe exactamente
honor, que con frecuencia incluían los sacrifi- de dónde provienen los mayas. Algunos creen
cios humanos. que llegaron de la región del sur de los An-

Los asombrosos centros ceremoniales de esta


época, sus templos y pirámides, tumbas y
palacios, nos dan idea del peso que tenía la
religión en las sociedades clásicas. Decenas
de miles de hombres trabajaban durante años
para construirlos, se ocupaba a los más dies-
tros artesanos y se consumían los materiales
más preciados. Todo ese esfuerzo tenía como
finalidad obtener el favor de las deidades,
que según las creencias de aquellos pueblos,
gobernaban la vida de los hombres y los ciclos
de la naturaleza.

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 7

des; otros, que llegaron del norte, siguiendo Por medio de los estudios que han realizado
la ruta de la costa del Atlántico. Lo que sí se diferentes arqueólogos a partir del siglo pasa-
sabe es que la civilización maya fue una de do sobre los monumentos y edificaciones ma-
las culturas más avanzadas del período pre- yas, ha sido posible reconstruir el desarrollo
colombino y superior, en muchos aspectos, a cultural de este pueblo.
otros grupos americanos del mismo período.
Los mayas se establecieron en tres grandes Las ciudades mayas siguieron el mismo pa-
regiones. En el Sur de México, desde el estado trón evolutivo que la mayor parte de las
de Chiapas hasta Honduras. Más tarde, des- poblaciones agrícolas de Mesoamérica, con-
pués de abandonar las antiguas ciudades, se temporáneas suyas. Es muy probable que las
dirigieron a la península de Yucatán (Campe- moradas de sus habitantes hayan sido chozas
che, Yucatán y Quintana Roo) y a los estados de madera con techos de palma, al igual que
de Chiapas y Tabasco. Todo el territorio maya los templos que construían para adorar a sus
abarcaba más de 200 mil kilómetros desde la dioses. Todas estas construcciones desapare-
costa norte de Yucatán hasta las cordilleras cieron con el tiempo, quedando como único
guatemaltecas y hondureñas. Se caracteriza- testimonio de este periodo unos cuantos res-
ba por tener diferentes clases de vegetación tos de cerámica polícroma y antropomorfa.
y de clima. En el sur existían muchas regiones Las ciudades tuvieron influencia de las tribus
montañosas y frías; en el norte, llanuras con vecinas, en particular de los olmecas. Los
vegetación y de clima cálido; en el centro, primeros rasgos típicos mayas (tales como la
bosques semitropicales con abundantes llu- deformación craneana y la nariz aguileña) se
vias. Según la leyenda, la región maya surgió pueden apreciar ya con claridad en sus figuri-
de las aguas, y de ahí que maya significa pi- llas de barra. Aparecen las estelas con glifos
sada de agua. cronológicos y el arte lapidario. La religión
empieza a estructurarse en esta época.

El segundo periodo se le conoce como Clá-


sico Maya y va del 325 al 925 d.C. Durante
su primera fase de este período, llamada
Temprana (325-625 d.C.) las influencias de
otras tribus extrañas desaparecen en el mun-
do maya. La extensión comprendía 325,000
Km. Las características clásicas de la cultura
maya se hacen evidente en todo su territorio:
las construcciones a base del arco corbelado
o falsa bóveda maya, elemento importante
para sostener la techumbre de los edificios;
la medición y culto del tiempo, del cual lle-
A la largo de la historia de los mayas ha ha- vaban una cuenta exacta en estelas de pie-
bido grandes e importantes cambios en el te- dra bellamente esculpidas con glifos cronoló-
rreno cultural, religioso y arquitectónico. En gicos y escritura jeroglífica; los mosaicos de
la mayoría de los casos, estos cambios han piedra tallada cuidadosamente, que forman
sido el resultado de las diferentes invasiones celosías, grecas, chozas y mascarones para
del territorio maya por grupos como los olme- decorar las fachadas y frisas de templos y pa-
cas, los toltecas y los españoles, entre otros. lacios, así como las cresterías que los corona-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 8

ban, figurando hermosos calados de piedra; comienza a hacerse sentir en la vasta región
las molduras y cornisas típicas; los dinteles maya. Los fundamentos de esta civilización
y jambas, columnas de piedra labrada, etcé- se fueron minando, hasta provocar una re-
tera. El descubrimiento del cero, el uso de vuelta del pueblo en contra de sus gober-
un calendario elaborado por ellos, más exac- nantes políticos y religiosos, así como de la
to aún que el Juliano (cuyas bases les fueron nobleza, la que resultó en su eliminación por
heredadas por los olmecas), son dos enormes asesinato o destierro. No teniendo ya grandes
logros de los muchos que esta raza excepcio- dirigentes que guiaran su destino, los mayas
nal alcanzó en este era inmejorable, en la abandonaron sus centros ceremoniales y las
que los mayas mantuvieron relaciones con los tierras agrícolas que los circundaban, disper-
teotihuacanos. sándose para formar pequeños asentamientos
diseminados. Las ciudades de la región Puuc,
La etapa media del Clásica, (625-800 d.C.), tales como Uxmal, Sayil, Labná, Kabáh y Xla-
produjo un espectacular desarrollo en el arte pak, que habían llegado a ser muy prósperas
y en la ciencia, en particular en la arquitec- a fines del Clásico, experimentaron una deca-
tura, la pintura, la escultura, la cerámica, dencia general y quedaron desiertas.
el arte lapidario, la astronomía, las mate-
máticas y la escritura jeroglífica. El comer- Los arqueólogos han propuesto varias teo-
cio también prosperó, produciendo expertos rías para justificar este cambio de la historia
navegantes dedicados a transportar y vender maya. La más aceptada menciona que des-
mercancías desde muy remotos lugares. Chi- pués de alcanzar su cenit, el pueblo maya
chén-Itzá y Uxmal, en la parte norte de Yuca- sufrió una crisis provocada por sus gober-
tán, se convirtieron en centros ceremoniales nantes teocráticos, quienes valiéndose de
de gran relevancia. Otras ciudades muy im- sus prerrogativas, le exigían cotidianamente
portantes de la época son Tikal, Bonampak, mayores impuestos y la presionaban cada vez
Yaxchilán y Palenque. más con demandas injustas. Ello forzó a los
mayas a la rebelión. Al mismo tiempo, el ago-
Los mayas que habitaron esta región consti- tamiento de las tierras cultivables aledañas
tuían una familia étnica dividida en tribus, a los centros urbanos y ceremoniales obliga-
las que hablaban diferentes dialectos mayas, ron a los agricultores a buscar suelo fértil le-
pertenecientes no obstante a un mismo tron- jos, resultando en su emigración para lograr
co lingüístico. Su economía se fundamentaba mejores oportunidades de subsistencia. Este
en la agricultura; políticamente, sus ciuda- pueblo tuvo entonces que fundar nuevas co-
des independientes pueden ser comparadas munidades mucho más pequeñas y rudimen-
con las ciudades-estado griegas o italianas tarias donde habitar, dejando a las grandes
de la antigüedad. Los elementos caracterís- ciudades antiguas únicamente como centros
ticos producidos por la cultura maya se fue- de peregrinación, las que visitaban esporádi-
ron desarrollando poco a poco, hasta llegar camente con el objeto de realizar ritos reli-
a los límites mismos de su territorio. El mun- giosos primitivos o para enterrar a sus muer-
do maya, libre ya de las presiones del exte- tos.
rior, alcanza todo su esplendor. La religión se
constituye en el centro de la vida maya. A esto siguió un intervalo de cincuenta años,
al que se refieren los conocedores como el
Hacia fines del Periodo Clásico, vino la caí- Interregnum, durante el cual la cultura maya
da (800 d.C.), una influencia "extranjera" descendió a su nivel más bajo, comparado

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 9

solamente al alcanzado en el Período For- tolteca Quetzalcóatl llegó a Yucatán después


mativo. El arte en todas sus formas declinó, de haber huido de sus enemigos de Tula (ca-
excepto por la cerámica llamada Plumbate. pital de los toltecas), la tribu mexicana a la
Lentamente, la influencia que se había esta- que había llevado a alcanzar niveles de cul-
do dejando sentir en el área desde tiempo tura incomparables. Los Itzáes, que habla-
atrás se concretiza con el arribo de elemen- ban maya y náhuatl, habían mantenido des-
tos culturales completamente ajenos a los de mucho tiempo relaciones comerciales con
mayas, venidos a Yucatán desde el altiplano los mexicanos, hallándose ya para entonces
central mexicano. profundamente influenciados por ellos; por lo
tanto, pudieron asimilar fácilmente la cultu-
Hacia el año 1000 de nuestra era se estableció ra traída a las tierras mayas por Quetzalcóatl
un pacto entre las tres tribus mayas de mayor y su grupo. A la vez que imponían su propio
poderío en la zona norte de la península de estilo de arte y arquitectura, los toltecas hi-
Yucatán. La llamada "Triple Alianza" reunió a cieron prevalecer su religión entre los Itzáes
los Itzáes, cuya capital era Chichén-Itzá, con y otras tribus mayas. Este cambio dramático
los Xiús de Uxmal y los Cocomes de Mayapán. provocó que el carácter otrora sereno y apa-
Los Xiús y los Cocomes se jactaban de ser des- cible del pueblo maya se tornara agresivo y
cendientes de los toltecas y de hecho así era. belicoso, y despertara el deseo de conquistar
Esta alianza fue muy favorable a los Itzáes prisioneros de guerra con el objeto de sacri-
a la largo de casi doscientos años y Chichén ficarlos a las deidades, en el curso de cere-
Itzá experimentó un verdadero renacimiento monias religiosas y extender su hegemonía
que sobrepasó en todo lo que se había podido en la zona norte de Yucatán. En consecuen-
alcanzar durante el Periodo Clásico. cia, la vida pacifica que llevaban los mayas
hasta ese momento de su historia se vio al-
Chichén-Itzá vio entonces surgir las gran- terada por las rivalidades y la violencia. Sin
diosas construcciones de la edad de oro del embargo, el pacto de Chichén-Itzá, Uxmal y
arte maya-tolteca, cuyos rasgos distintivos Mayapán permitió a los Itzáes prosperar nue-
aportaron una gran novedad al arte arqui- vamente, así como transformar a su capital
tectónico local, al ser interpretados por los en la ciudad por excelencia de toda la zona
artistas mayas. Pórticos, galenas y columna- maya. Desgraciadamente, en 1194 Mayapán
tas; columnas de Atlantes, estatuas yacentes rompe la Triple Alianza, subyuga por la fuerza
del Chac-Mool, pilastras esculpidas en forma a Chichén-Itzá y Uxmal y se constituye en el
de serpientes emplumadas o como efigies de imperio supremo de la península de Yucatán.
guerreros; grabados de tigres y águilas devo-
rando corazones humanos, representaciones
míticas de seres mitad hombre, mitad jaguar,
mitad serpiente y mitad pájaro; plataformas
de cráneos (Tzompantli en náhuatl) y re-
presentaciones de divinidades mexicanas; y
sobre todo Quetzalcóatl, "La Serpiente Em-
plumada", (cuyo nombre se tradujo al maya
como Kukulcán), quien reinó al lado de Chac,
dios maya de la lluvia, a partir de esa época.

Hacia el siglo X de nuestra era, el sacerdote

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 10

En el siglo XIII viene la conquista de los It- cia de los olmecas, es decir, de los creadores
záes y los Xiús por los Cocomes, las grandes de la cultura madre que comenzó a florecer
y espléndidas ciudades como Chichén-Itzá y en las costas del golfo de México, en la región
Uxmal fueron abandonadas. A partir de en- limítrofe de los actuales estados de Veracruz
tonces ya no se volvieron a construir edificios y Tabasco.
importantes; el arte empobreció notable-
mente y nunca más se produjeron las copias Los zapotecas precolombinos
ostentosas de los originales toltecas. No obs-
tante esto, Chichén mantuvo su prestigio de Hacia el siglo VI a.C., los zapotecas estaban
gran centro ceremonial mucho después de en posesión de un sistema calendárico y tam-
la conquista española y los peregrinos con- bién de una forma de escritura. De ello dan
tinuaron llegando a ella desde los sitios más testimonio los centenares de estelas con ins-
lejanos del territorio maya, para celebrar ri- cripciones que se conservan en el centro ce-
tos religiosos y lanzar ofrendas al Cenote Sa- remonial de Monte Albán. Dichas estelas se
grado. La guerra, la imposición cultural y el conocen como de „los danzantes‟, ya que las
creciente aumento de los sacrificios humanos posturas de las figuras humanas con las que
requeridos por la religión de los mexicanos se registran tales inscripciones, sugieren que
precipitaron la decadencia, mostrada por la están bailando. En esa primera etapa del de-
alfarería tosca de esa época. El magno im- sarrollo zapoteca comenzaron a construirse
perio maya había caído para no levantares tumbas de cajón o rectangulares en las que
jamás. El misterio que cubre la desaparición aparecen ofrendas y representaciones del
de la civilización maya, puede ser razonable- dios de la lluvia Cocijo, deidad que habría de
mente explicado con los argumentos expresa- tener un lugar muy importante en el panteón
dos por especialistas como Thompson y Sodi, zapoteca.
quienes deducen a través de sus investigacio-
nes que el fin de los mayas es el resultado de
la "mexicanización" de su cultura.

Cultura Zapoteca
Localización: Sur de Oaxaca, sur de Guerre-
ro, parte del sur de Puebla y el Istmo de Te-
huantepec en México
Principales Ciudades: San José Mogote, Mitla
y MonteAlbán (Oaxaca, México)
Época: 300 a.C.-1200 d.C.
En los siglos siguientes, según los datos pro-
Pueblo mesoamericano perteneciente al tron-
porcionados por la arqueología, pueden dis-
co lingüístico otomangue, establecido desde
tinguirse varios periodos de desarrollo. En
el I milenio a.C. en la sierra, valle central y
el que abarca desde el 300 a.C. hasta el 100
en la parte del istmo de Tehuantepec de lo
d.C., se dejó sentir la presencia de algunos
que es en la actualidad el estado de Oaxaca,
elementos que más tarde se desarrollarían
que tuvo una destacada importancia durante
con mayor fuerza entre los mayas. De esa
el periodo precolombino y recibió la influen-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 11

época provienen asimismo edificaciones más que narran la historia de los grandes jefes de
suntuosas, entre ellas las de varios juegos de sus señoríos.
pelota (los lugares donde se practicaba el tla-
chtli) y algunos templos en Monte Albán y en Al periodo de esplendor siguió uno de franca
otros lugares de Oaxaca como Yagul, Teotit- decadencia. Otro grupo étnico, el de los mix-
lán y Zaachila. tecos, ocupó su principal centro ceremonial
y se impuso en gran parte del territorio oa-
A ese periodo siguió el del auge de la cultura xaqueño. Los zapotecas, a veces sometidos a
zapoteca, entre el año 100 d.C. y el 800 d.C., los mixtecos y en ocasiones aliados con ellos,
que coincidió con el esplendor de Teotihua- establecieron su ciudad principal en Zaachi-
can en la región central. Fue entonces cuando la. A pesar de su decadencia, los zapotecas
el centro de Monte Albán llegó a su máximo lograron conservar en parte su independencia
florecimiento. De ello dan fe los templos, pa- y salir victoriosos en varias guerras que tu-
lacios, adoratorios, plazas, juegos de pelota vieron contra grupos vecinos, así como opo-
y otras edificaciones que allí pueden contem- ner resistencia a los intentos de los mexicas o
plarse. Además de Cocijo, dios de la lluvia, aztecas que trataban de sojuzgarlos. La con-
se adoraba a la pareja de dioses creadores quista española, en las primeras décadas del
llamados Pitao Cozaana y Pitao Nohuichana, siglo XVI, puso fin a la existencia autónoma
representación de la dualidad que también zapoteca.
aparece en las otras regiones de Mesoaméri-
ca. En este periodo de esplendor se consolida
la presencia zapoteca en los ya mencionados
Yagul y Zaachila, y en otros muchos lugares
Cultura Mixteca
como Huajuapan, Juchitán, Piedra Labrada y
Localización: Región montañosa que se en-
algunos ya situados en los actuales territorios
cuentra en los estados mexicanos del Sur de
de los estados de Puebla y Guerrero.
Puebla, Poniente de Oaxaca y el este de Gue-
rrero.
Los zapotecas fueron, junto con los mayas,
Ciudades Principales: Cerro de las minas, Tu-
él único pueblo de la época que desarrolló un
tutepec, Huamelulpan, Tayata, Monte Negro,
sistema completo de escritura, en el que se
Etlatongo, Huajuapan, Cerro Jazmín, Diquiyú
combinan la representación de ideas y la de
Época: 1500 a.C.-1500 d.C.
sonidos. Estas escrituras han sido descifradas
sólo parcialmente.
Los mixtecos o mixtecas, originalmente de
cultura olmeca, se desplazaron a comienzos
Hacia el año 800, tal como sucede en otras
de la era cristiana probablemente desde la
ciudades del Clásico, el esplendor de Monte
región de Cholula (Puebla) hacia el sur, hasta
Albán termina bruscamente. La cultura zapo-
ocupar las zonas altas del territorio conocido
teca continuó en los valles de Oaxaca y siglos
como la Mixteca (en el estado de Oaxaca),
después los mixtecas, que vivían en las serra-
cuyo nombre viene a significar "país de las
nías al norte y al este de Monte Albán, inva-
nubes". Posteriormente, los mixtecos exten-
dieron los valles y sostuvieron una larga lucha
dieron sus dominios a zonas más bajas, dispu-
con los zapotecas. Los mixtecas establecie-
tándoselas a sus antiguos dueños zapotecas,
ron sus propios centros religiosos. Desarrolla-
cuya cultura influyó considerablemente en
ron un estilo de cerámica caracterizado por
los invasores.
su colorido y elaboraron códices muy bellos,

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 12

El pueblo mixteco estaba dividido en diversos cuya característica civilizadora los motivó a
reinos o señoríos repartidos por los numero- buscar asentamientos más estables que los
sos valles del territorio. Ocasionalmente, los que habían tenido; se dedicaron a dominar
mixtecos unieron sus fuerzas con fines de- a los zapotecas por medio de invasiones de
fensivos, como sucedió en la segunda mitad sus tierras, guerras y alianzas políticas por
del siglo XV cuando comenzó a manifestarse matrimonios. De ese modo se apoderaron,
en su territorio la presión expansionista de por ejemplo, de Monte Albán, que había sido
los aztecas. Su organización social, muy rí- abandonada por los zapotecas y los mixtecos
gida, se estructuraba en dos castas, la pri- convirtieron en necrópolis, enriqueciendo
mera compuesta por militares y sacerdotes, notablemente sus monumentos funerarios.
y la inferior por campesinos y artesanos. Las Tanto en esa ciudad, como en Mitla, aporta-
contribuciones más importantes de los mixte- ron conceptos arquitectónicos evolucionados
cos son: los registros pictográficos en códices como las grecas geométricas de piedras en-
hechos sobre piel de venado de la historia mi- sambladas que adornan los palacios. Otras
litar y social que narran aspectos del pensa- ciudades zapotecas de las que se apoderaron
miento religioso, de los hechos históricos y los mixtecos son Zaachila y Yagul, también en
de los registros genealógicos de su cultura; la el estado de Oaxaca, con las que se comple-
orfebrería, cuyas muestras como pectorales, menta el conjunto del impresionante legado
narigueras, anillos o aretes, demuestran que de estas culturas. Los mixtecos influyeron en
manejaron con maestría el oro trabajado con el declive de la civilización maya en el sur,
la técnica de la cera perdida, así como el la- y permanecieron independientes de los azte-
brado del alabastro, el jade, la turquesa y la cas en el norte. Es posible que la población
obsidiana, entre otros. Las piezas más nota- mixteca actual ronde el medio millón de per-
bles que se conocen proceden de los enterra- sonas, distribuidas en 3 regiones principales:
mientos de Monte Albán, descubiertos por el la Mixteca Alta (en las zonas frías de la sierra
arqueólogo Alfonso Caso, y que se exhiben en Madre del Sur), la Mixteca Baja (siguiendo el
el Museo Regional de Oaxaca. Otros legados curso del río Atoyac) y la costa (estados de
mixtecos son: un calendario análogo al utili- Oaxaca y Guerrero).
zado por los aztecas y sus técnicas agrícolas.

Los Tarascos o Purépechas


Localización: Región oriental del estado de
Michoacán, sur de Guerrero, Sur de Jalisco,
Centro de Guanajuato en México
Principales ciudades: Pátzcuaro, Tzintzunt-
zan, Ihuatzio, Zacapu, Carapan y Tingambato
Época: 1200 d.C.-1600 d.C.

Su historia primitiva se conoce a través de


escasas fuentes históricas que ubican su ori-
gen en la localidad de Zacapu, Michoacán, y
que se refieren a la fundación de sus princi-
Entre los siglos XI y XII de nuestra época, los pales asentamientos (Tingambato, Carapan,
mixtecos adoptaron una influencia tolteca Ihuatzio y otros, distribuidos en parte de los

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 13

estados de Guanajuato, Querétaro, Colima, que trabajaron el metal en Mesoamérica. Es


Jalisco, Guerrero y Estado de México). probable que aprendieran las técnicas de la
metalurgia gracias al comercio con las civi-
Se conocen datos sobre su religión, su organi- lizaciones de América Central y las andinas
zación política, sus gobernantes y sus respec- a través del océano Pacífico. Los ornamentos
tivas dinastías, así como sobre los principales de cobre, oro, bronce y otras aleaciones he-
hechos históricos que protagonizaron. Existen chos por los purépechas eran tan apreciados
pruebas de que en el momento de la llegada como sus trabajos con plumas y sus telas.
de los españoles en el siglo XVI, ya habían
desarrollado una civilización independiente.
La capital era Tzintzuntzan, „lugar de coli-
bríes‟, junto al lago de Pátzcuaro, en donde
Los Totonacas
construyeron las „yácatas‟, monumentos úni-
Localización: Veracruz, Oeste de Oaxcaca y
cos que destacan por su forma, pero que no
Sur de Puebla (México)
se comparan con otras obras arquitectónicas
Principales ciudades: Tajín, Papantla, Nepa-
en cuanto a vistosidad. Consisten en una es-
te, Zapotal, Cempoala, Yohualichán
pecie de túmulos en forma de T revestidas de
Época: 300 d.C.-1519 d.C.
piedras cortadas.
La mayoría de los grupos humanos diseminados
por la costa desde el período correspondien-
te al preclásico medio principiaron a emigrar
hacia el sur de Veracruz y Centroamérica, y
otros fuertes núcleos se remontaron a la Mesa
Central, adonde llevaron su cultura, como
atestiguan los hallazgos de figurillas, cerámi-
cas y otros elementos de la costa del Golfo en
los valles de Puebla, México, Toluca, etc., de
donde posteriormente, entre los siglos I al III
de nuestra era, por cambio de clima, proble-
ma de explosión demográfica, etc., bajaron
de nuevo a la costa con un influencia teoti-
huacana y fundaron núcleos de población
Los tarascos o purépechas eran famosos por como El Tajín, Lagunilla, Yohualichan, Malpi-
sus espectaculares mosaicos, los cuales con- ca y Xiuhtetelco. Son los centros más conoci-
feccionaban con plumas de colores, y por sus dos por sus monumentos arquitectónicos del
pipas de barro o arcilla. Hoy destacan por los clásico central veracruzano, mientras que los
tejidos, lacados y su artesanía en madera. La grupos reducidos que quedaron en la región
agricultura y la pesca constituyen sus princi- sur sufrieron en algunos casos un decremen-
pales medios de subsistencia. to cultural en todos los órdenes e, influidos
por la gente procedente de la Mesa Central,
En su capital, Tzintzuntzan, sobre el lago cambiaron sus modalidades en la cerámica,
de Pátzcuaro, se han encontrado las yácatas conservando pocas de sus características cul-
(templos circulares y escalonados dispuestos turales. Este período se caracteriza por la di-
en línea sobre un basamento rectangular). Se versidad de elementos artísticos como son los
cree que los purépechas fueron los primeros yugos, palmas, hachas votivas. La arquitectu-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 14

ra de El Tajín, Yohualichan, Lagunilla, etc., y cionar el complejo "yugos, palmas y hachas


sus cerámicas de caolín color marfil, así como votivas", porque estos tres elementos como
las figuras sonrientes correspondientes al motivos ornamentales aparecen representa-
área Tlalixcoyan-Remojadas, Tierra Blanca. A dos en los elaborados atavíos de los perso-
éstos podrían agregarse las grandes escultu- najes en fustes de columnas y en los cuatro
ras de barro y la cerámica anaranjada. tableros del Juego de Pelota Sur, que deben
haber sido tallados entre los años 800 a 900 d.
C. Hay infinidad de yugos procedentes de la
región comprendida entre Nautla, Gutiérrez
Zamora, y Zempoala, que fueron el patrón de
asentamiento de los habitantes de Tajín.

Los Huastecos
Localización: Estados de Veracruz, San Luis
Potosí, Hidalgo, Tamaulipas, Querétaro y
Puebla
Principales ciudades: Tamohi o Tamtoc Época:
750-1500 d.C.
De la región costera del río Nautla hasta las
márgenes del río Pantepec se tienen pocas Los primeros datos sobre la cultura Huaste-
noticias del período clásico, siendo el sitio ca fueron publicados por Eduard Seler y su
más importante la zona arqueológica del ki- esposa, entre 1888 y 1915; otro investigador
lómetro 352 de la carretera a Cazones, que que ha dedicado su vida al estudio de la cul-
ingenieros de "Petróleos Mexicanos" descu- tura Huasteca es Joaquín Meade quienes des-
brieron con un caterpillar: un montículo con cubrieron 172 zonas arqueológicas. Muchos
vestigios de construcción,. con perfil de talud objetos están reunidos en el museo regional
y tablero entre dos molduras planas, ciento de San Luis Potosí, el Museo de la Cultura
por ciento teotihuacano, y el hallazgo fortui- Huasteca, que está ubicado en el edificio del
to de piezas arqueológicas por campesinos, Tecnológico de Ciudad Madero, el Museo de
en diversos lugares, que corresponden a yu- Tuxpan, la gran colección del presbítero Car-
gos, palmas y hachas votivas. Este panorama los Cortés en Tampico Alto, la del licenciado
es distinto al de la Sierra Madre Oriental, en Enrique León de la Barra en Ciudad Victoria,
los territorios montañosos de los estados de Tamaulipas y la colección que se encuentra
Puebla e Hidalgo, actuales y antiguos asien- en el Museo de Arqueología de la ciudad de
tos de varios grandes grupos de totonacas, en Xalapa, Veracruz. Si todas estas colecciones
donde hallamos algunos centros arqueológi- se pudieran reunir en un solo edificio, pro-
cos, como Xiuhtetelco, Macuilquila, Ayotoch- porcionarían a la nación un bello museo de
co, Tuzamapan, Ecatlán, etc., hasta Huauchi- cultura Huasteca. Las cuatro zonas geográfi-
nango, con relaciones con las cerámicas de El cas fueron la costa, la planicie, la llanura y la
Tajín y arquitectónicas como en Yohualichan montaña, cada una con sus propias caracte-
y Lagunilla, pero en general sin explorar. rísticas. En las cuatro encontramos testimo-
nios de la cultura Huasteca.
Al tratar de Tajín no puede dejarse de men-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 15

El Pánuco I. Los primeros pobladores fueron roja pintada, cerámica lisa gruesa y cerámica
cazadores y recolectores calculada entre los lisa fina. Estos tipos pueden considerarse los
10,000 y los 3,000 a.C. Sobresalieron los ha- más antiguos conocidos de la Huasteca; sin
llazgos de las cuevas del Cañón, La Perra y El embargo, la Chila blanco no es precisamente
Diablo, en la Sierra de Tamaulipas. Al asentar- una forma primitiva, ya que las formas de la
se los grupos humanos, poco a poco se vuel- vasija está n lo suficientemente elaboradas
ven sedentarios y entonces se forman las al- como para presuponer un período anterior de
deas agrícolas en las orillas de ríos y lagunas, desarrollo.
especialmente en las riberas del río Pánuco,
en donde establecieron una secuencia crono- El Pánuco II, entre 100 y 200 d.C., se encuen-
lógica. Se cree que fueron de origen otomí y tra el tipo Prisco negro, que es una cerámica
llegaron al valle hacia el año 2,500 a.C. Este relativamente suave y quebradiza, una varie-
periodo recibe el título de fase Pavón (1100- dad de la misma es la cerámica Prisco negro
850 a.C.), que incluye el progreso metálico y al fresco. Otra cerámica del mismo período es
progreso blanco. Sigue la fase Ponce (850-600 el Pánuco gris con variantes, con impresiones
a. C.), con la evidencia de una larga laguna de textil, y otros ejemplares con pastillaje.
de tiempo entre ambas fases.
El Pánuco III, correspondiente al período 200
a 700 d.C., se hallan las cerámicas de pasta
fina, por contener muy poco desgaste; entre
ellas las hay acanaladas, negra fina y áspera
y cucharas que aparecen desde el Pánuco I,
si bien ahora son más abundantes blancas y
amarillentas. En este período encontramos
cerámica estilo teotihuacano. También este
período se caracteriza por la presencia de la
cerámica que recibe el nombre de Pánuco
fino, con un sistema de elaboración no cono-
cido en los períodos anteriores y aparecido
repentinamente en éste.

Hacia el final de estas fases aparece, entre El Pánuco IV (700-1000 d.C.) se presenta un
600 y 350 a.C., el período Aguilar, represen- complejo uniforme de cerámica, cuyos tipos
tado por el Aguilar rojo y Aguilar gris y el característicos son el Zaquil negro, el Zaquil
principio del tipo Chila blanco, con largos y rojo y otros, como el Pánuco gris y los clasifi-
sólidos soportes. Estas fases muestran una cados por Ekholm en varios subtipos.
serie de innovaciones y el inicio de intercam-
bios comerciales con conexiones a lo largo El Pánuco V (1000-1250 d.C.) cuenta con ce-
de la costa sur, hacia el área olmeca y maya, rámicas típicas en las que figuran Las Flores
por el decorado de gruesas arcillas y la pin- rojo sobre café amarillento y los molcajetes
tura bicroma, y en los soportes, influencia tipo Las Flores. Hay además los tipos de pas-
del valle de México. Hacia los años 350-100 ta fina de baño rojo, la Zaquil rojo, la Zaquil
a.C., a estas tres fases se une la Chila blanco, negra y la Pánuco lila o púrpura sobre café.
con interiores y exteriores blanquizcos y so- El Tancol policromo parece ser muy familiar
portes variados. Otros tipos son la cerámica al anterior Huasteca negro sobre blanco. Las

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 16

formas comunes son de cajetes con bandas ción de Leopoldo de Batres. El Instituto Na-
entrantes con decoloración exterior, de va- cional de Arqueología e Historia de México ha
rias formas. llevado a cabo a partir de 1962 una labor de
excavación continua, reconstrucción y estu-
La cerámica de Las Flores procede de un sitio dio de la ciudad, que todavía dista mucho de
que no se halla en la región de Pánuco; se haber llegado a su final.
encuentra aislado en el barrio residencial de
ese nombre en la ciudad de Tampico y la ma- Aunque las primeras construcciones tienen
yor parte del material de cerámica procede una antigüedad mucho mayor, la ciudad fue
del montículo A. Los más característicos, sin planeada como un conjunto urbano a co-
embargo, son los de Las Flores negro sobre mienzos de la era cristiana. No se conoce la
rojo y Las Flores rojo sobre ocre. La cerámica procedencia de sus habitantes, pero se cree,
de Tancol se encuentra en un pequeño pueblo por los jeroglíficos encontrados, que habla-
situado en el lado oriental de la laguna de ban una lengua próxima al náhuatl. Tal vez la
Chairel, a unos 8 km. al este de la ciudad de casta sacerdotal que creó la civilización teo-
Tampico. La cerámica de esta localidad co- tihuacana procedía de las tierras bajas del
rresponde a dos distintos complejos, el más golfo de México, lo que explicaría la induda-
reciente al período IV. ble influencia olmeca en el arte y la religión
teotihuacanas.

Probablemente en el año 650, Teotihuacan,


Teotihuacan que había llegado a tener 100,000 habitan-
tes, fue saqueada y destruida por invasores
Localización: al noroeste del Valle de México
toltecas, que establecieron su capital en la
(actual Estado de México, municipio de Teo-
cercana Tula. La ciudad, sin embargo, con-
tihuacan)
servó alguna vida hasta comienzos del siglo
Principales ciudades: Atetelco, Tepantitla,
IX, en que su actividad cultural desapareció
Coyotlatelco, Mazapa y Teotihuacan
totalmente. El arrasamiento sistemático que
Época: 400 a.C.-1100 d.C.
llevaron a cabo sus enemigos, completado
con la destrucción de ídolos protagonizada
El "lugar de los dioses", significado en náhuatl
por los conquistadores españoles, no fue sufi-
de Teotihuacan, constituyó hace más de 1,300
ciente para borrar las huellas de la gran ciu-
años la más importante concentración urbana
dad mesoamericana.
de toda Mesoamérica y una de las mayores
del mundo. Su cultura se difundió hasta pun-
tos muy lejanos, y parece haberse impuesto
más por convencimiento religioso y medios
pacíficos que por acciones guerreras.

Situada a 50 Km. al nordeste de la ciudad de


México, Teotihuacan (o Teotihuacán) es una
enorme metrópoli en ruinas de la que aún
se ignoran algunos aspectos esenciales. Las
primeras excavaciones se llevaron a cabo a
mediados del siglo XIX, pero sólo en 1905 co-
menzaron a ser sistemáticas, bajo la direc-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 17

El área cubierta por las ruinas de Teotihuacan nacio Marquina, se halla, al fondo del patio
es superior a los 20 km2, y en ella han podi- central, el templo de Quetzalcóatl, pirámide
do ser localizados templos, palacios y gran- escalonada de seis cuerpos cubiertos de re-
des plazas. Una avenida central de cuarenta lieves que representan serpientes y cabezas
metros de anchura, que ha sido denominada del dios de la lluvia, Tláloc. Otros conjuntos
Micaotli o Calzada de los Muertos, a causa de arquitectónicos son el templo de la Agricultu-
haberse creído erróneamente que estaba bor- ra, formado por tres estructuras superpues-
deada por tumbas, se prolonga en línea recta tas de distintas épocas y estilos, cercano a
casi dos kilómetros y medio de norte a sur, la pirámide de la Luna; las construcciones de
entre dos importantes centros ceremoniales, Tepantitla, Tetitla, Barrios, Atetelco y otras
flanqueada por lo que debieron ser palacios muchas.
de nobles y sacerdotes. En el extremo norte
de la Calzada de los Muertos, dándole fren- Los muros de los templos teotihuacanos es-
te, se alza la pirámide de la Luna, de 45 m taban ornados con frescos de los que se han
de altura, que mide 147 m de este a oeste conservado notables ejemplos. Las pinturas
y 118 de norte a sur. Preside ésta una gran de Tepantitla muestran al dios del agua, Tlá-
plaza formada por otras terrazas y pirámides loc, repartiendo sus dones a los seres huma-
más modestas, correspondientes a otros doce nos, y a los bienaventurados en su paraíso,
templos. Al sur del Micaotli se halla un espa- cantando y jugando en un gran jardín de plan-
cio cerrado cuadrangular de 400 m de lado, tas tropicales (muchas de ellas, desconocidas
llamado impropiamente la Ciudadela, con- en el altiplano mexicano) entre corrientes de
junto arquitectónico dedicado a los dioses de agua. Los murales de Atetelco muestran, con
la lluvia y la vegetación. el empleo de tres tonos distintos de rojo, im-
presionantes imágenes de jaguares.

Son característicos de Teotihuacan los vasos


trípodes con tapadera cónica, decorados con
escenas mitológicas de vivo colorido, que han
sido hallados en puntos muy alejados de la
ciudad. También se han encontrado numero-
sas figuritas de barro cocido que representan
personajes humanos y dios. Grandes escul-
turas monolíticas, de terrorífica expresión,
asombran por sus dimensiones, como la dio-
sa de las aguas que se halla en el Museo Na-
cional de Antropología de México, que pesa
22 toneladas, o la imagen de Tláloc que sus
La gran pirámide del Sol se alza al este de la constructores no llegaron a mover de su can-
Calzada de los Muertos. Maciza, formada por tera de origen, Coatlinchan.
adobe y recubierta de piedra volcánica roji-
za, mide 222 m de este a oeste y 225 de norte
a sur, y alcanza una altura de 64 m. Periodo Posclásico
En la Ciudadela, excavada entre 1917 y 1920 Época: 800-1521 d.C.
por Manuel Gamio, Fermín Reygadas e Ig-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 18

El periodo Posclásico o histórico, como tam- Bajo la denominación de toltecas se cono-


bién lo llaman los especialistas, se inicia ha- ce a un conjunto de pueblos de lengua ná-
cia el año 800 y termina en 1521, cuando los huatl procedentes del noroeste de México,
españoles tomaron la capital del imperio az- que se fusionaron y establecieron su centro
teca. político y religioso en la ciudad de Tula, si-
tuada a unos ochenta kilómetros al norte de
El fenómeno que caracteriza al Posclásico la posterior ciudad de México. Las diferentes
es la invasión de Mesoamérica por parte de acepciones del término tolteca resaltan el
pueblos seminómadas que provenían del nor- carácter integrador de su cultura, ya que si
te, de la vasta extensión de Aridoamérica. literalmente significaba "gente de las cañas"
Estos pueblos se asentaron en Mesoamérica, y hacía alusión a los pobladores de Tula -cuyo
se mezclaron con los antiguos pobladores nombre náhuatl, Tullan, equivalía a "tular" o
asimilares muchos elementos de las culturas "cañaveral"-, poseía también los sentidos de
clásicas. Con el tiempo, crearían una nueva "artífice" y "constructor" y llegó a ser sinóni-
civilización, comparable a las más avanzadas mo de "urbano" o "civilizado".
del continente americano.
Los enfrentamientos entre los adoradores de
Es también en esta época cuando se desa- Quetzalcóatl y Tezcatlipoca culminaron, se-
rrollan las técnicas para fundir y trabajar gún la tradición, en el año 987 con la expulsión
metales como el oro, la plata y el cobre. de Tula de Topiltzin (más tarde identificado
Estas técnicas se inventaron en la región de con el propio Quetzalcóatl) y sus seguidores,
comerciantes que navegaban por las costas que marcharon a Yucatán y se establecieron
del Océano Pacífico. Aunque los pueblos del en Chichén Itzá y Mayapán, centros de la flo-
Posclásico fueron artesanos maravillosos, no reciente cultura maya-tolteca.
utilizaron los metales con fines prácticos,
sino únicamente en la fabricación de joyas y
adornos.

Los Toltecas
Localización: Altiplano central (Estados mexi-
canos de Hidalgo, Tlaxcala, Estado de Méxi-
co, Morelos y Puebla)
Principales ciudades: Tula, Huapalcalco
Época: 750 -1168 d.C.

El desarrollo alcanzado entre los siglos X y XII


de la era cristiana por el estado tolteca, cu- Tula quedó entonces bajo el dominio del sa-
yos dominios conformaron el mayor imperio cerdote-guerrero de Tezcatlipoca Huémac,
conocido hasta entonces en México, marcó el "el poderoso", nombre que posiblemente era
inicio del proceso de transformación de las el título honorífico adoptado por los sucesivos
antiguas teocracias religiosas en otras de tipo soberanos que ampliaron el imperio de Tula
mítico-guerrero que caracterizó al período hasta lograr el vasallaje de la mayor parte
posclásico mesoamericano. de Mesoamérica. Las sequías, los conflictos

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 19

internos y la llegada de pueblos bárbaros del de Tula-, serpientes emplumadas que simbo-
norte conocidos como chichimecas provoca- lizaban a Quetzalcóatl, animales totémicos y
ron al cabo la decadencia de Tula y su casi formas originales cual las estatuas sedentes
total despoblamiento hacia el año 1160. Ante del dios Chac Mool, cuya postura recostada se
el colapso de su centro tradicional, algunos ha interpretado como una alusión al descanso
grupos toltecas emigraron a la zona lacustre de los mensajeros en sus viajes.
del valle de México y fundaron Culhuacan, en
tanto que otros prosiguieron su avance hacia Si la influencia tolteca sobre el renacimien-
el sur y ocuparon, alrededor del año al 1290, to de la civilización maya de Yucatán resulta
Cholula, donde permanecerían hasta media- evidente, cabe señalar que el arte y la arqui-
dos del siglo XIV. tectura de Tula presentan notables semejan-
zas con las técnicas aztecas, y sus motivos
El rasgo más característico de la organiza- temáticos indican asimismo acusadas coinci-
ción social y política tolteca, según se apuntó dencias ideológicas y culturales.
anteriormente fue la formación de un nue-
vo sistema teocrático en el que las funciones
guerreras se hallaban ligadas a las religiosas
y las prerrogativas de la casta sacerdotal pa-
Xochicalco
saron a manos de dirigentes militares agru-
Localización: Actual municipio de Miacatlan,
pados en órdenes totémicas, como las del ja-
estado de Morelos
guar, el coyote y el águila. Esta circunstancia
Principales ciudades: Xochicalco
permitió la creación de un poderoso ejército
Época: 650-900 d.C.
y la consiguiente expansión del imperio, que
suele señalarse como el comienzo del milita-
El sitio arqueológico de Xochicalco se encuen-
rismo mesoamericano.
tra en la cima de una colina, directamente al
centro de un corredor natural muy angosto,
Los toltecas desarrollaron una cultura suma-
entre el Cerro Colotepec y el Cerro Gordo de
mente avanzada para la época pues, además
Cuentepec, que entra al valle a través de los
de tomar de la civilización de Teotihuacan
llanos áridos de Tetlama (hoy estado de Mo-
elementos como el calendario y los signos
relos). El territorio ocupado era ya extenso y
gráficos, poseyeron notables conocimientos
había aumentado la población, de modo que
de astronomía y medicina y proporcionaron
era posible obtener excedentes económicos,
un gran impulso a la metalurgia y la orfebre-
realizar intercambios, impulsar las artesanías
ría. Con objeto de administrar sus amplias
y, en suma, organizar a los habitantes para
posesiones crearon un eficiente cuerpo buro-
aumentar la producción. Lo cual explica que
crático y establecieron por primera vez en la
se comenzará a nivelar el terreno de algunas
zona un primitivo sistema de correos, basado
zonas de la colina o cerro, especialmente la
en el empleo regular de mensajeros. Su ar-
parte alta de la elevación de Xochicalco, y
quitectura, que reflejó asimismo la influencia
a contener las laderas con muros de mam-
de Teotihuacan, tuvo un carácter monumen-
postería, a efecto de construir los primeros
tal, manifestado en la construcción de gran-
edificios de lo que sería el "centro" de la na-
des pirámides, templos, tumbas y recintos de
ciente cuidad. Cuando la población empezó
juego de pelota, y su estatuaria expresó sus
a crecer, y se tuvo la necesidad de crear un
creencias religiosas por medio de figuras de
sitio específico para el culto y la vida religio-
guerreros -entre ellos los célebres atlantes
sa, además de la llegada de olas de gente que

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 20

emigraba de la región de la Costa del Golfo, obtenidos indican que en dicha zona arqueo-
el Sureste y Sur, y del Centro de México; de lógica ceremonial, cuya población fue prin-
esta forma, con la influencia de las diversas cipalmente de origen nahua, concurrieron
civilizaciones emergió la ciudad de Xochical- gentes de varias culturas, siendo una de sus
co. En uno de sus periodos de máximo desa- funciones la relativa al calendario.
rrollo, fue contemporáneo de Teotihuacan en
auge. Se ha considerado a Xochicalco como Es decir, fue también algo así como una es-
un tapón comercial entre Teotihuacan y las pecie de Meca, y también de artistas y cien-
demás zonas de importancia de Mesoaméri- tíficos en general, en que se observa una
ca, es decir que en el vertían diversas rutas amalgama de culturas, existiendo testimonio
de comercio. Por tanto, mantuvo relaciones palpable de ello en lo relativo a sus diferen-
culturales con éstas mismas. Cabe destacar tes conocimientos y especialidades.
que la conformación arquitectónica de Xochi-
calco corresponde a una mezcla de elementos Dentro del desarrollo cultural de Xochicalco
mayas, zapotecos, nahuas y teotihuacanos. destaca su creación arquitectónica, la gran
ciudad que combina en sus elementos dise-
ños artísticos de las grandes culturas de Me-
soamérica: maya, zapoteca, teotihuacana, y
de las culturas de la Costa del Golfo.

De pintura mural sólo se encuentran restos


pobres que no nos dan paso a una buena in-
terpretación. En cuanto a la escultura tene-
mos impresionantes muestras de piedra talla-
da integrada en los muros, sin contar las tres
estelas monumentales de Xochicalco, esto
nos recuerda la opinión de historiadores del
Arte prehispánico, como la Dra. De la Fuen-
te que opina que la escultura y arquitectura,
El desarrollo cultural de Xochicalco se justi- en Mesoamérica no se pueden separar, ya que
fica, en gran parte, por su historia mítica. Se están integradas.
cuenta, según la tradición prehispánica, que
fue el lugar de residencia del dios Quetzal-
cóatl, y de otras deidades. Es por esta causa Cholula
que en la ciudad convergen los más variados
aspectos culturales de Mesoamérica. Localización: Valle de Puebla-Tlaxcala, cen-
tro de Puebla en México
Xochicalco es una de las ciudades más im- Principales ciudades: Cholula
portantes del Altiplano central, un sitio en Época: 500 a.C.-1519 d.C.
donde lo sagrado y lo mítico se conjugan. La
lógica induce a pensar que Xochicalco fue un Cholula cultura Mesoamericana, que ha sido
gran centro ceremonial y científico. Un sitio ignorada, pero que sin embargo es sin duda,
privilegiado que, estando situado sobre un un lugar con méritos suficientes para situar-
cerro estratégico, junto a un río y dos lagu- se dentro de las grandes ciudades de México
nas, sirvió también como baluarte. Los datos Antiguo y que llegó a recibir, con justicia el

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 21

título de Tollan, reservado a los principales vantarse la primera de las construcciones re-
centros urbanos del Altiplano como Teotihua- ligiosas de Cholula, sobre las que se edifica-
can, Tenochtitlan y la propia Tula. Con ellas, rían otras hasta conformar la estructura de
Cholula al igual tuvo la capacidad de congre- mayor tamaño del México antiguo. Desde en-
gar gente, irradiar influencias y poseer un tonces, la ciudad creció de una manera cons-
prestigio que rebasaría sus fronteras. tante hasta alcanzar su máximo esplendor
alrededor del año 500 a.C., cuando ocupaba
Situada en una zona de paso obligado para una superficie de más de 10 Km. cuadrados
los peregrinos de distintas regiones, llegó a y contaba con una población que en decenas
convertirse en gran centro comercial y san- de miles durante el clásico, éste importante
tuario primordial de los habitantes del centro desarrollo urbano tuvo lugar pese a su cerca-
de México. Fue lugar de encuentro y refugio, nía con la gran ciudad de Teotihuacan, cuyo
con una ubicación privilegiada en un territo- crecimiento inhibió el de otros poblados en
rio generoso para el desarrollo humano, por la región; de hecho, Cholula parece haberse
sus fértiles tierras. Los habitantes de Cholula convertido en un centro de importancia antes
de todas las épocas lograron aprovechar esas que la gran capital. Si bien, sobre todo a partir
ventajas y conservaron para la ciudad el re- del 200 a.C. las tradiciones artísticas, arqui-
nombre de ser la única habitada ininterrum- tectónicas y cerámicas de Cholula muestran
pidamente desde el lejano Preclásico hasta la fuertes lazos con las de Teotihuacan, con el
actualidad. paso del tiempo esas tradiciones adquirieron
cada vez más un carácter propio y distintivo,
lo que indica que la ciudad logró mantener su
independencia durante el periodo de ascenso
teotihuacano y se convirtió en un gran centro
comercial que mantenía estrechos contactos
con los pueblos de la costa del Golfo. Como
centro religioso en el Altiplano central, sólo
se ubicaba detrás de Teotihuacan, y si el ta-
maño significa algo, es de tomar en cuenta
que en su última etapa la Gran Pirámide de
Cholula era mucho más alta y cubría un área
mayor que la pirámide del Sol en Teotihua-
can. El largo periodo de declinación de la
Cholula del Clásico aparentemente comen-
Seguramente atraídos por las excepcionales zó hacia el año 600 d.C. y debe haber sido
condiciones naturales que ofrecía la región, uno de los factores que influyó en la caída
los fundadores de Cholula se asentaron entre de Teotihuacan, aunque no puede descartar-
500 y 200 a.C. en los alrededores de una lagu- se que haya sido una consecuencia de este
na, ahora desaparecida. La riqueza agrícola y evento. La ciudad vivió un largo periodo de
la privilegiada ubicación del poblado y punto decadencia; su extensión e influencia se re-
de tránsito obligado para rutas comerciales dujeron considerablemente y la construcción
y con ellas la circulación de ideas e innova- en la gran pirámide, una actividad que debió
ciones culturales, propiciaron que pronto esa ser prácticamente cotidiana, dadas las enor-
pequeña aldea se convirtiera en una ciudad. mes dimensiones que alcanzó ese momento,
Alrededor del año 200 a.C., comenzó a le- cesó por completo. Para principios del Pos-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 22

clásico, el sitio se encontraba bajo el control recibía gente de distintas regiones, quienes
de los Olmecas-Xincalas, un grupo étnico que traían consigo multitud de productos para in-
extendía sus dominios sobre buena parte de tercambio. Sus artesanos hacían justo honor
la región Puebla-Tlaxcala y que habitó en lu- a su condición de Toltecas, y estaban consi-
gares como Cacaxtla. Para entonces, Cholula derados entre los más famosos y apreciados
estaba regida por dos jefes; el Aquiyach Ama- de su tiempo. La cerámica de la ciudad era
pane habitaba del Tlachihualtépetl (La Gran considerada como la más bella y mejor fa-
Pirámide), un monumento tradicionalmente bricada de Mesoamérica, y preferida por los
vinculado a la lluvia, en el cual se realizaban señores de lugares como Tenochtitlán.
rituales y sacrificios de niños para propiciar-
la. Este nuevo periodo de esplendor conclui-
ría con la conquista española. Tal vez como
A pesar de su decadencia, Cholula debió con- escarmiento a los primeros aliados de Moc-
servar mucho de lo que le distinguía con su tezuma que encontró a su camino, o por la
gran ciudad sagrada para los que salieron de fama de Cholula como lugar sagrado. Cortés
Tula por sus diferentes conflictos, buscaran decidió ejemplificar su intención de sustituir
refugio en ella. Algunos enviados habrían las religiones mesoamericanas por la católi-
acudido al Tlalchihualtépetl a rogar consejo ca, realizando una gran matanza de señores y
a Quetzalcóatl, quien les ordenó dirigirse a sacerdotes. Tollan-Cholollan dio paso a Cho-
esta ciudad. Según la historia Tolteca-Chi- lula, asiento de una de las sociedades mes-
chimeca, 1168 d.C., después de 36 años de tizas más interesantes del México colonial y
búsqueda, el pueblo mencionado, se estable- moderno, por su arraigo a elementos y tradi-
cieron en Cholula. Después de un corto lapso ciones culturales prehispánicas.
de sojuzgamiento, dirigidos por sus jefes y un
sumo sacerdote, lograron imponerse al grupo
originario y obtener el dominio de la ciudad.
Los Mexicas
A partir de ese momento, la ciudad fue nom-
Localización: Valle de México (actual Ciudad
brada Tollan-Cholollan-Tlachihualtépetl (La
de México)
gran ciudad de los que huyeron a donde está
Principales ciudades: Tenochtitlan, Tlatelolco
el cerro hecho a mano). El dominio de los tol-
Época: 1325-1521 d.C.
tecas no modificó, en lo esencial, la organi-
zación social establecida por los Olmecas-Xi-
En su época de máximo esplendor, a finales
calancas, pero si introdujo la supremacía de
del siglo XV y comienzos del XVI, el imperio
Quetzalcóatl como dios tutelar de Cholula. Es
mexica o azteca se extendía por una amplia
por ello que esta ciudad se convertiría nue-
región de Mesoamérica (zona cultural que
vamente en uno de los centros ceremoniales
comprendía parte de México y de Centroamé-
religiosos de Mesoamérica y principal mo-
rica), incluyendo, además del valle de Méxi-
numento al culto de dicha deidad, en cuyo
co, las costas del golfo de México y las del
santuario se albergaba y al cual acudían se-
Pacífico, el istmo de Tehuantepec y parte de
ñores de diversas ciudades para efectuar ce-
la actual Guatemala.
remonias cuyo propósito último era obtener
la aprobación del dios a gobernar.
La llegada al valle de México
Cholula volvió a ser un centro comercial y
Los belicosos aztecas, también llamados

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 23

mexicas o tenochcas, llegaron al valle de Mé- zalco. Durante el reinado de Chimalpopoca


xico a principios del siglo XII de la era cris- (1417-1427), nieto de Tezozómoc, los aztecas
tiana, procedentes de Chicomoztoc ("siete ayudaron a los tepanecas a conquistar la ciu-
cuevas"), en la región de Aztlán ("lugar de dad de Texcoco y dejaron de pagar tributo a
garzas"), situada en algún punto desconoci- Azcapotzalco. Tras la muerte de su abuelo,
do del noroeste de México. Otros pueblos de Chimalpopoca fue apresado y muerto por el
lengua náhuatl, como los chichimecas, acol- nuevo rey tepaneca, Maztla, quien destituyó
huas, tepanecas, culhuas, toltecas y pipiles, también al tlatoani de Texcoco, Netzahual-
habían llegado anteriormente a la región me- cóyotl, famoso por su actividad poética.
soamericana desde la llamada América árida
(sudoeste de los Estados Unidos y noroeste de
México). Las siete tribus aztecas, guiadas por
varios sacerdotes y caudillos según los desig-
nios del dios Huitzilopochtli, se asentaron su-
cesivamente en el lago Pátzcuaro y en Coate-
pec antes de llegar al valle.

Después de pasar por la antigua ciudad de


Tula, por Zumpango, por Cuauhtitlan y por
Ecatepec, en 1276 los aztecas, gobernados
por Hutzilihuitl el Viejo, se establecieron en
Chapultepec, donde se hicieron famosos por
su agresividad y por sus crueles sacrificios.
En 1319 fueron derrotados por los culhuas y La Triple Alianza
otros pueblos del lago Texcoco y quedaron
confinados en Tizapán. Posteriormente se La actitud agresiva de Azcapotzalco provocó
aliaron a los culhuas, pero, tras el sacrificio la unión entre Tenochtitlan, Texcoco y otro
de Achitometl, hija del señor de Culhuacan, pequeño estado, Tlacopan, los cuales vencie-
Coxcoxtli, tuvieron que huir por el interior ron a los tepanecas e iniciaron un período de
del lago de Texcoco. En uno de los islotes del expansión territorial. La confederación de las
lago, la visión de un águila que comía a una tres ciudades tenía un carácter predominan-
serpiente posada sobre un nopal les indicó el temente militar, tanto ofensivo como defen-
lugar donde debían construir su nueva capi- sivo. Durante el reinado de Izcóatl, la Triple
tal, Tenochtitlan, fundada en 1325. Alianza extendió sus dominios por la zona oc-
cidental del valle de México.
Durante los años siguientes, los aztecas y
los tlatelolcas, grupo hermano establecido Entre 1440 y 1469 reinó en Tenochtitlan Moc-
en otro islote próximo, rindieron tributo a tezuma I Ilhuicamina, quien consolidó las
los tepanecas de Azcapotzalco. En 1376, el conquistas anteriores y emprendió otras nue-
príncipe culhua Acamapichtli se proclamó vas. En esta época se inició el esplendor de
tlatoani (rey) de los aztecas, con el consenti- Tenochtitlan, tanto en el aspecto económico
miento de Tezozómoc, el soberano tepaneca. como en el artístico. Asimismo comenzaron a
Huitzilihuitl sucedió a Acamapichtli en 1396, organizarse las "guerras floridas", campañas
y tras casar con una hija de Tezozómoc, con- militares anuales dirigidas contra las ciuda-
siguió reducir los tributos pagados a Azcapot- des independientes de Tlaxcala y Huejotzin-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 24

go con la finalidad de obtener prisioneros Veracruz un contingente español comandado


para los sacrificios religiosos. por Pánfilo de Narváez con la misión de llevar
preso a Cortés rumbo a Cuba, pero éste se
A Moctezuma I lo sucedió Axayácatl en 1469. adelantó y ofreció oro y riquezas a sus solda-
Durante su reinado, los aztecas conquistaron dos, quienes se pasaron al bando de Cortés y
la ciudad de Tlatelolco y las regiones del va- apresaron a Narváez. A su regreso a Tenoch-
lle de Toluca ocupadas por los matlatzimas, titlan, Cortés apresó a Moctezuma en su pro-
los otomíes y los mazahuas. Sin embargo, los pia corte. El recelo de los aztecas hacia los
tarascos de Michoacán, armados con espadas españoles fue creciendo hasta convertirse en
de cobre (los aztecas empleaban armas de una abierta hostilidad. Moctezuma murió en
piedras y madera), consiguieron contener el manos de los españoles, ya que no era respe-
ímpetu conquistador de la Triple Alianza. tado por su pueblo, quienes veían a los espa-
ñoles como verdaderos invasores.
Entre 1481 y 1486 reinó Tizoc, que murió ase-
sinado por una conjura palaciega. Su sucesor,
Ahuízotl, amplió las fronteras del imperio az-
teca hasta su máxima extensión, implantan-
do su poderío sobre Oaxaca, Tehuantepec y
parte de Guatemala. Las clases artesanales
y comerciales prosperaron durante su rei-
nado, y Tenochtitlan conoció un período de
gran desarrollo artístico y arquitectónico. En
1502, tras la muerte de Ahuízotl, fue elegido
tlatoani su sobrino Moctezuma II Xocoyotzin,
quien continuó la política imperialista de sus
predecesores y fortaleció el poder monárqui-
co. Durante su reinado creció el descontento
entre los pueblos sometidos a la Triple Alian- El 30 de junio de 1520, los guerreros de Te-
za y se produjo el primer contacto con los nochtitlan, dirigidos por Cuitláhuac, hermano
conquistadores españoles, en 1519. En aquel de Moctezuma, obligaron a los españoles y a
momento, el imperio azteca se extendía por sus aliados a abandonar la ciudad, causándo-
una superficie de más de 200,000 km2 y te- les grandes pérdidas en su retirada, batalla
nía una población de cinco a seis millones de que se conoce como "la noche triste". Al día
personas. siguiente, los españoles contuvieron el ata-
que de los mexicas en la llanura de Apam, y a
La destrucción del imperio azteca continuación se refugiaron en Tlaxcala.

Moctezuma acogió amistosamente a los ex- Una epidemia de viruela, enfermedad traída
tranjeros blancos, creyendo que Hernán Cor- de Europa por los españoles, diezmó duran-
tés era la encarnación del dios Quetzalcóatl, te los meses siguientes a la población de Te-
cuya llegada había sido vaticinada por las nochtitlan. Mientras tanto, Cortés se dedicó
profecías. Unos pocos cientos de españoles, a reorganizar y reforzar su ejército y a pre-
apoyados por tribus indias enemigas de los parar el asedio a la capital mexica. En abril
mexicas, llegaron a Tenochtitlan, donde fue- de 1521, los españoles, apoyados por más de
ron albergados como huéspedes. Llegaron a 100,000 tlaxcaltecas y totonacas, iniciaron el

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 25

sitio de Tenochtitlan. Comenzaron a bombar- terreno cultivable. Además, los mexicas co-
dearla desde varios bergantines botados en la nocían las técnicas del barbecho y la irriga-
laguna. Los mexicas, privados de agua y ali- ción mediante diques y acequias, y utilizaban
mentos, resistieron durante cuatro meses. El abonos vegetales y animales para fertilizar
13 de agosto se produjo el asalto final, duran- sus tierras.
te el cual los mexicas defendieron valerosa-
mente hasta el último reducto de su ciudad. Aparte del maíz, que constituía el alimento
Cuauhtémoc, el último tlatoani, fue apresado básico de la población, en el valle de México
por los conquistadores cuando intentaba es- se cultivaba una gran variedad de productos
capar en canoa con la intención de refugiarse agrícolas, entre los que destacaban el toma-
en las provincias y reorganizar sus fuerzas. te, los frijoles o judías, la calabaza, la chía
y el chile o ají. La ganadería, en cambio, era
La caída de la capital, el apresamiento del pobre, como en el resto de la América preco-
tlatoani y la dispersión del ejército azteca fa- lombina; el pavo (guajolote) y diversas razas
vorecieron la rápida conquista del resto del de perros, una de ellas criada para el consu-
imperio por parte de los españoles. Desde la mo de su carne, eran los principales animales
capital, reconstruida a partir de los antiguos domesticados.
cimientos, Cortés organizó diversas expedi-
ciones por el territorio mexicano y centroa- Otros recursos del valle de México eran las
mericano, que en 1534 quedó convertido en aves acuáticas y el pescado de sus lagunas, la
el Virreinato de la Nueva España. sal del lago de Texcoco, la obsidiana, abun-
dante en las montañas del nordeste y utiliza-
Actividad económica mexica da para la fabricación de armas y otros útiles,
y el basalto, con el que se construían muelas
La civilización mexica se basó, desde el pun- de mano.
to de vista económico, en la agricultura y el
comercio. Las condiciones climáticas y topo- La relativamente abultada población del valle
gráficas del valle de México, núcleo del im- de México, que sumaba entre un millón y mi-
perio, permitían el cultivo de productos de llón y medio de habitantes en 1519, fue uno
zona templada, mediante una adecuada or- de los factores que impulsaron a los mexicas
ganización de los trabajos agrícolas de forma a conquistar otras regiones de Mesoamérica y
que pudieran paliarse los efectos de las oca- a comerciar con los pueblos vecinos. Los pro-
sionales sequías y heladas tempranas. Gran ductos más demandados por los aztecas eran
parte de los 80,000 km2 del valle se hallaba sobre todo de origen tropical: chile, cacao
ocupada por colinas, lagunas y zonas panta- (con el que se hacía el chocolate), vainilla,
nosas que tuvieron que adaptarse a la agri- algodón, frutas, caucho, miel, plumas, pie-
cultura mediante la aplicación de ingeniosas les, metales y piedras de jade y turquesa. Los
técnicas de colonización, drenaje y aterraza- pochtecas, poderosa clase de mercaderes,
miento. Uno de los sistemas de colonización organizaban las caravanas comerciales y con-
agrícola más interesantes fue la construcción trolaban los mercados de las ciudades, donde
de huertos flotantes, las chinampas, hechas se empleaban granos de cacao como moneda.
con cañas, ramas, barro y limo. La consolida-
ción de las chinampas sobre el fondo de los La ciudad de Tenochtitlan, que llegó a tener
lagos favoreció el desecamiento de éstos e una extensión de 13 km2, incluidos los barrios
incrementó en cerca de 12,000 hectáreas el periféricos y las chinampas, era el centro po-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 26

lítico, administrativo, económico y artesanal Por encima de los calpulli se imponía la es-
del imperio. La mayor parte de su población, tructura estatal, centrada en torno al tlatoa-
que ascendía a cerca de 100,000 personas en ni o tlaloque (monarca). Tras la muerte de un
1519, estaba compuesta por administradores, tlatoani, un consejo de nobles se encargaba
guerreros, comerciantes y artesanos. de elegir el sucesor, generalmente entre los
miembros de la casa real. El tlatoani, cuya
Sociedad y política figura inspiraba un enorme respeto entre sus
subordinados, nombraba a los ocupantes de
La base de la sociedad mexica era la familia, cargos estatales y militares, dirigía las cam-
de carácter patriarcal y generalmente mono- pañas de guerra, supervisaba la fiscalidad y la
gámica, aunque se permitía la poligamia. El actividad comercial, administraba justicia en
grupo familiar podía reducirse a la pareja de última instancia y presidía los ritos religiosos.
cónyuges y la progenie, o constituir formas
de familia extensa constituidas por los padres El funcionamiento del estado se basaba en
y las familias de los hijos. Un grupo de varias una amplia organización burocrática forma-
familias componía el calpulli, unidad social da por funcionarios profesionales tales como
compleja que se encargaba de funciones muy sacerdotes, inspectores del comercio y re-
diversas, como la organización del trabajo caudadores de impuestos (los calpixque, que
agrícola, la recaudación de impuestos, el cul- actuaban de intermediarios entre el estado y
to religioso, la educación y el reclutamiento los calpulli).
de guerreros. Un consejo formado por los ca-
bezas de familia elegía al jefe del calpulli, Uno de los rasgos más característicos de la
que debía pertenecer a un linaje determina- sociedad mexica era su división en castas.
do. Cada familia perteneciente a un calpulli La nobleza (los pipiltin) estaba formada por
recibía en usufructo una parte de las tierras los miembros de la familia real, los jefes de
comunales, la cual volvía al calpulli si dejaba los calpulli, los jefes militares y los plebeyos
de cultivarse. Los calpulli podían ser grandes que habían realizado un servicio meritorio
o pequeños y su estructura variaba mucho se- al estado. Los macehualtin (plebeyos) eran
gún la extensión y disposición de sus tierras. los labradores, comerciantes y artesanos en-
A veces, varios calpulli se hallaban unidos en cuadrados en los calpulli, que constituían el
barrios y, en las ciudades, solían estar espe- grueso de la población. Los mayeque (siervos)
cializados en alguna actividad artesanal o solían trabajar en las tierras estatales o de la
profesional. nobleza. También había esclavos, los cuales
se empleaban como fuerza de trabajo o se
reservaban para los sacrificios religiosos.

La confederación mexica, al igual que los


anteriores imperios mesoamericanos, estaba
organizada en torno al pago de tributos y a la
contribución militar por parte de los estados
sometidos. Por lo demás, estos estados eran
prácticamente independientes. No obstan-
te, el imperio azteca intentó conseguir una
mayor integración política entre sus 38 pro-
vincias, y sobre todo en el valle de México.

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 27

La vinculación familiar de las casas reales de alimentar al sol y, por extensión, a todos los
cada estado con la de Tenochtitlan, la provi- dioses.
sión de gobernadores-recaudadores en las ca-
pitales de las provincias, la implantación de Cultura y arte
guerreros-colonos mexicanos en las nuevas
provincias conquistadas y la introducción del Aunque los aztecas conocían un tipo de es-
culto del dios nacional Huitzilopochtli fueron critura jeroglífica con rasgos incipientes de
algunas de las medidas integradoras empren- fonetismo, la transmisión de su cultura se
didas por los mexicas en su vasto imperio. realizó principalmente de forma oral. La
educación se impartía en dos instituciones,
Religión el telpochcalli, para los plebeyos, y el calmé-
cac, para los nobles. El sistema de enseñanza
Gran parte de la vida y la cultura mexica se era severo y disciplinado y se basaba en el
hallaba determinada por las creencias religio- estudio de la historia y la religión nacionales,
sas. Una poderosa casta sacerdotal se encar- en la formación moral, en el aprendizaje de
gaba de organizar las ceremonias rituales, a oficios y en el adiestramiento militar.
las que asistía toda la población, de dirigir los
centros de educación de la nobleza y de rea-
lizar predicciones sobre los diversos aspectos
de la sociedad y la política del imperio.

Los mexicas adoptaron las creencias religio-


sas de los pueblos vecinos y sometidos. Su
religión era politeísta, aunque predominaban
unas pocas divinidades principales. Los dioses
más importantes estaban relacionados con el
ciclo solar y agrícola. Tezcatlipoca, dios de la
noche, protegía a los hechiceros y a los gue-
rreros jóvenes, mientras que Quetzalcóatl,
la serpiente emplumada, era el creador del
hombre, el inventor de la escritura, el calen- Uno de los logros culturales más destacados
dario y las artes y el protector de la vida y de los pueblos mesoamericanos (pero difun-
la fertilidad. Los mexicas aportaron al valle didos por los mexicas) fue la invención de un
de México el culto a Huitzilopochtli, divini- sistema de cómputo del tiempo basado en la
dad tribal de carácter solar y guerrero. Tlá- combinación de varios calendarios. El calen-
loc, muy venerado tradicionalmente por los dario ritual, el tonalpohualli, contaba 260
pueblos del valle, era el dios de la lluvia y días y tenía un uso adivinatorio. El calendario
del rayo. solar lo formaban 18 meses de 20 días a los
que se añadían otros cinco días nefastos para
Uno de los aspectos más característicos de la completar los 365. Cada 52 años coincidía el
religiosidad era la práctica de sacrificios. El inicio de los calendarios, con lo que empeza-
derramamiento de sangre, por parte de los ba un nuevo "siglo". Además, había un calen-
propios sacerdotes o de las víctimas inmola- dario basado en el ciclo del planeta Venus,
das, animales o humanas, y la ofrenda de co- consagrado a Tezcatlipoca, que coincidía con
razones constituían rituales necesarios para los otros dos cada 104 años. Los mexicas de-

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación


CAPÍTULO 7 | Mesoamérica 28

sarrollaron también las matemáticas, en las tejidos y los mosaicos de plumas, empleados
que empleaban un sistema vigesimal, y la as- para el adorno personal o arquitectónico, la
tronomía. talla de piedras semipreciosas y la pintura de
códices fueron algunas de las principales ar-
La arquitectura sólo se conoce por los res-
tes menores.
tos que han sobrevivido a las destrucciones
efectuadas durante la conquista española La
escultura era naturalista, como la "Cabeza En Mesoamérica se escribía sobre piel de ve-
del caballero águila", o simbólica, como la nado o sobre un papel hecho de fibra de ma-
"Coatlicue" y la "Piedra del Sol". Los mexicas guey y corteza de amate. Su literatura, pre-
fueron también hábiles artesanos: la orfebre- dominantemente oral, desarrolló los temas
ría, basada en el estilo de los mixtecas, los histórico, religioso y lírico. ≥

Historia Universal Siglo XX a.C. - XVI d.C. | Krismar Educación