Está en la página 1de 7

UNAM. FFyL. Colegio de Historia. Teoría de las Religiones.

Elí Gutiérrez Briseño
El culto a los árboles en el pueblo Celta
El culto a los árboles
La adoración a los árboles ha jugado un papel importante en la historia de los pueblos
indoeuropeos. Nada puede ser más natural pues es sabido que Europa estaba cubierta de
inmensas selvas vírgenes en las que los escasos claros deberían parecer a modo de una
isla en medio de un océano de verdor.
Entre los germanos, los más viejos santuarios fueron los bosques naturales.
Fueron corrientes los bosques sagrados y el culto al árbol no está extinguido entre sus
descendientes actuales. La severidad del culto en sus primeras épocas puede deducirse
de las penas feroces que señalaban las antiguas leyendas germánicas para el que se
atrevía a descortezar un árbol vivo. Entre los celtas el culto de los druidas al roble
estaba bien difundido y su palabra antigua para santuario es parecida en origen y
significado a la latina “nemus”, un bosque o boscaje abierto que aun hoy sobrevive en el
nombre de Nemi.1
Se cree que los árboles están animados, y que por lo tanto son sensibles y por ello el
cortarlos se convierte en una operación quirúrgica o en algunos casos en un crimen. Se
sabe de pueblos que pedían perdón a un árbol por derribarlo, que se hincaba ante su
presencia y que los trataban con ternura y respeto. Aunque no siempre son tratados los
espíritus de la vegetación con deferencia y respeto, pues sí las palabras y el tratamiento
cortés no daban resultados se recurría a medidas más fuertes. Se sabe de ritos en los que
se exigía a los árboles dar más fruto.
El imaginar a los árboles y plantas como seres animados da por resultado natural
tratarlos como machos y hembras que pueden matrimoniar unos con otros, no en sentido
poético o meramente figurado, sino también en el sentido real de la palabra. La idea no
es completamente imaginaria, pues las plantas, como los animales, tienen su sexo y
reproducen su especie por unión de los elementos masculinos con los femeninos.
Aunque en la mayoría de las plantas los dos elementos están en un mismo individuo, en
otros casos no, y los antiguos descubrieron estas diferencias.
En la mayoría de los casos predomina la idea de estar el espíritu incorporado al
árbol, le anima, padecerá y morirá con él. Pero también puede ser que el árbol no es el
cuerpo sino la morada del espíritu arbóreo que puede entrar y salir a su acomodo. No
pocas de las ceremonias cumplidas en la tala de árboles encantados se basan en la
creencia de que los espíritus pueden marcharse de los árboles por gusto o en caso de
necesidad.
Cuando se llega a considerar al árbol no tanto como el cuerpo del espíritu
arbóreo, sino simplemente como su morada, de la que puede prescindir si gusta, se ha
hecho un avance importante en el pensamiento religioso. El animismo va caminando
hacia el politeísmo. En lugar de mirar cada árbol como un ser consciente y vivo, el
hombre solamente le ve como una masa inerte y sin vida en la que reside poco o mucho
tiempo un ser sobrenatural que puede pasar libremente de un árbol a otro, gozando de
1Frazer, James George. La Rama Dorada. Magia y religión. México. FCE. 1961. p. 145

Al noreste se hallaba la Galia belga. que los ganados y rebaños se multipliquen y que las mujeres tengan partos fáciles. Después. No ha de considerarse que los celtas. al sur de los Alpes. lo que sí sucedía es que algunas tribus más fuertes preponderaban sobre las otras. 12 . dominaron al valle del Po y otras comarcas de Italia septentrional. que abarcaba las comarcas de Suiza. y dejando de ser un alma de árbol llega a convertirse en un dios de la selva. de oriente a occidente. La Galia céltica se extendía desde Loira hasta el Sena y el Marne. menos puramente céltica. En el Oeste los celtas penetraron en la Galia.C. Este cambio de forma no afecta el carácter esencial del espíritu arbóreo. Ediciones Jaguar. Los árboles considerados como seres con alma tienen virtud acreditada para hacer que llueva o que el sol brille sin nubes. Se mezclaban con los pueblos que vencían celtificándolos. como lo fue el romano. p. más bien es una leyenda. Aunque se habla del legendario Ambicato que gobernó varias zonas del mundo celta. denotando su carácter nemoroso por alguna ramita u otro símbolo. Tan pronto como el espíritu arbóreo se ha zafado en cierta medida del árbol en particular. El año de 279 a. Así. comienza a cambiar su figura y a tomar forma humana. Bélgica y Francia. Madrid. Por esto en el arte clásico las deidades silvanas están antropomorfizadas. y al sudeste. distaban mucho de ser una raza pura. Desde muy tempranos tiempos los hallamos ocupando considerables zonas de la Europa Central. César conquistó la Galia a mediados del siglo I a. La palabra Galia se usaba indistintamente para dos zonas: la Galia Cisalpina o territorio ocupado por los celtas en la Italia Septentrional. La potestad que manifiesta como alma arbórea corporeizada en un árbol sigue poseyéndola todavía como dios de los árboles. principalmente las comprendidas entre las partes superiores de los río Danubio. y diversas partes de España. más estos imponían su habla y religión donde quiera que triunfara. Alemania. Las regiones célticas del norte de Italia fueron sometidas por los romanos. Rin y Elba. lo cual sucedió al acercarse el final del siglo VI a. mientras duró si imperio. Nunca llegó tal imperio a ser compacto.2 algunas bandadas celtas avanzaron hacia Grecia saquearon Delfis y conquistaron Galacia. la Aquitania. en virtud de la tendencia general del pensamiento primitivo a revestir de concreta forma humana a los seres espiritualmente abstractos. Los celtas. Las mismas virtudes se atribuyen también a los dioses arbóreos concebidos como seres antropomórficos o como encarnados de hecho en personas vivas. Vida mitología y arte. No existía un tipo racial ni antropológico común a todos los celtas. Los Celtas.ciertos derechos de posesión o señorío sobre todo el bosque. sobre todo a medida que sus conquistas se extendían. El pueblo Celta Los celtas son una rama de los pueblos indoeuropeos. 1998.. Juliette. y la Galia Transalpina. expandiéndose. regido por un solo soberano. constituyeran un pueblo homogéneo.C. La base de unión entre los celtas consiste más bien entre el lenguaje y las creencias religiosas. el pueblo celta se extendió por toda Europa. 2 Wood. convirtiéndola en provincia romana.C. Irlanda y Bretaña fueron también ocupadas por varios grupos invasores.

Los celtas formaban un pueblo activo y enérgico. Sus miembros eran agricultores. O. No se debe suponer que los celtas de Bretaña ni los de Galia. 3 En el distrito pirenaico había un grupo de seis árboles consagrados a un dios. bosques y selvas eran objeto de adoración entre los celtas. Arduina. surgieron en la imaginación humana muchos espíritus arbóreos. las montañas etc. y en una u otra forma continuó entre el paisaje incluso después del advenimiento del cristianismo. Algunas poseían buques que causaron problemas a Roma. E. como el roble o el fresno. y aun en el dios del árbol. El hombre vivo creía también vivas todas las partes de la naturaleza. mercaderes y guerreros. otros grupos de espíritus naturales relacionados con las selvas. y por doquiera los bosques se consideraban lugares sagrados. fueran rudos salvajes pintarrajados y vestidos de pieles. y las consideraba amistosas u hostiles. cazadores.Muchos celtas fueron romanizados. los ríos. J. La adoración a estos espíritus prevaleció aun después de haberse desarrollado el culto a las divinidades personales. algunas tribus habían alcanzado un alto grado de civilización. en las que usaban un arado de ruedas tirado por bueyes. sobre todo los que quedaron al norte de la muralla de Adriano en la isla de Inglaterra y en Irlanda. con el tiempo. Alianza. de las montañas. 2001. y Abnoba la de las Selva Negra o de las zonas divinizadas allí. eran considerados con reverencia. sólo algunos permanecieron lejos de esa influencia. del cielo. Un dios llamado Silvano todavía se encuentra mencionado en muchas inscripciones. Introdujeron el carro de batalla en sus guerras contra los romanos. Hay mitos sobre varios 3 Mac Culloch. “Mitologías célticas y escandinava” En: Historia de las Religiones. la de las arboledas de las Ardenas. A. James (coord. Así. p. de los ríos. además de los dioses máximos de la naturaleza. tejedores. Muchas tribus acuñaban moneda. con preferencia en las mesetas. Talaron bosques para obtener tierras de labrantío. La adoración a la naturaleza Como la mayoría de los otros pueblos. ciertos árboles. los celtas primitivos dedicaban su adoración a los espíritus de la naturaleza. Ejercían la agricultura en los valles. se convirtieron en deidades personales. Un determinado árbol es descrito como un dios fuerte y firme y la destrucción de cualquier otro por un pueblo hostil era mirada con horror. Más tarde cabe enlazar la adoración de las divinidades con las de tales o cuales partes de la naturaleza. árboles. de la que se conservan bastantes ejemplares. del mar. de los astros y de los árboles. cargadores. artesanos. que se mostraban a favor o en contra del hombre. Pero como sea que en un bosque hay árboles en abundancia. Con el tiempo surgieron. 352 . metalúrgicos.) Barcelona. algunos de los cuales. En Irlanda. Cabría que el espíritu de un árbol dejase al árbol y se convirtiera en algo más o menos independiente de él. Vosego era ladeidad de los Vosgos. Aunque bárbaras. El trabajo artístico de los celtas era diestro y bello. en especial algunos que crecían junto a los pozos sagrados y cuya tala estaba prohibida.

los celtas adoraban dioses sedientos de sangre en santuarios situados en bosques espesos y oscuros4. 50 5 Ibid. por ejemplo. la enfermedad pasaba al árbol. Una popular deidad celta. El dios a veces tiene pezuñas. accidentalmente plantados en un principio. Cit. El espíritu del bosque Según el poeta romano Lucan (39-65 d. París. Cernunnos estaba ligado a la prosperidad y a la abundancia de la naturaleza. a través de aquel medio. Op. Si un árbol crecía junto a una tumba se creía que era el espíritu del muerto. De esa manera. que dio nombre a la capital francesa. como morada del espíritu de la vegetación. probablemente durante la primavera. o bien el efecto curativo del pozo se transmitía al enfermo. Los árboles encarnaran primero el espíritu de la vegetación y luego acabaron siendo honrados como deidades. Otras imágenes mucho más antiguas del mismo dios han sido encontradas en otras partes del mundo celta. Cernunnos o “el que es sagrado con astas” 5. que salió a la luz un siglo después.. Hasta tiempos muy recientes. Este título. fueron después guardados con veneración. está inscrito en un altar galo-romano.C. 55 . p. habitualmente llevados por 4 Wood. A pesar de que la evidencia indica que todo ello puede ser una espantosa exageración de la verdad. Los collares de los aristócratas. Al igual que la serpiente.C.C. Sólo una muestra de este dios. Aparece en el caldero de Gundestrup con la serpiente mitológica. es el del famoso caldero de Gundestrup. en el norte de Italia. Todo árbol que crecía junto a un pozo sagrado era sagrado también. estaba destinado a impartir fertilidad a los campos. sobre la talla de una persona anciana que lleva dos torques y que tiene las astas y las orejas de un ciervo. pues muda las astas que vuelven a crecer una vez al año. un señor de los animales habitualmente representado con las astas características de los ciervos. Otro ejemplo. que estaba especialmente asociada con los bosques era el “dios con astas”. así como orejas y antenas de ciervo. el ciervo a menudo pierde y regenera parte de su cuerpo.. En las fiestas célticas se llevaba en procesión un árbol que. una tribu gala. Una estatua recuperada de Cernunnos presenta los huecos para colocar astas reales que podrían haber sido reemplazadas anualmente por sus devotos en un festival de renovación. que podría haber sido un nombre local. cuando las astas estaban plenamente desarrolladas. ofrece su nombre celta. p. y que se encuentra situada en Val Camonica. El altar procede del santuario de Parissi. el dibujo de una figura con astas que aparece en el grabado de una piedra que data del siglo IV a. en tales árboles se colgaba una tela o prenda de vestir de la persona que deseaba hallar la salud en el pozo. no cabe duda de que los celtas veían los bosques como lugares sagrados llenos de poder y peligro. una bestia híbrida asociada con la regeneración y la fertilidad.árboles maravillosos de la tierra divina que. su cercana conexión con el ciervo que habita en el bosque también le convierte en un símbolo de la potencia masculina. Juliette.). que data del siglo I d.

196 7 Ibid. El carro de Strettweg.6 Lo mismo los griegos que los ítalos asociaron el árbol con su dios máximo Zeus o Júpiter. entre otras cosas. Se piensa que una de estas deidades inspiró la descripción galesa medieval de un gigante grotesco. estaba dedicada al dios británico Silvanus Callirius (el rey del bosque) en Colchester. del trueno y de la lluvia. o galgos. p. Inglaterra. divinidad del cielo. fue adorado de antiguo por todas las ramas principales del que él llama tronco ario en Europa y que fue la principal deidad de sus panteones7. pero hay otros que también muestran una afinidad con el mundo de la naturaleza.Cernunnos. p. Los romanos pensaban que los celtas adoraban a Zeus en su representación de un árbol del roble. que también estaban asociados con poderes curativos y con el más allá. procedentes de regiones boscosas. que intimidaba a los animales del bosque. que ha sido recuperada. Uno de los más antiguos santuarios de Grecia fue el de Dodona. escogían robledales para escenario de su rito solemne y no ejecutaban ninguna de sus ceremonias sin hojas de roble. también muestra una caza de ciervos. Cit. Frazer encuentra que un dios del roble. pone de manifiesto la existencia de una creencia celta que aseguraba que estos dioses controlaban el éxito de una cacería. El atributo del ciervo que aparece en las representaciones de muchas otras deidades de la caza. a pesar de que carezcan de los complejos atributos de este. El grabado. Una zona de tormentas donde la voz de Zeus se oía tanto en el susurro de las hojas del roble como el grito del trueno. Cernunnos era el dios con astas más eminente. Las hadas o matronas Dervonas. 6 Frazer. golpeando a los ciervos para que bramaran. indican su elevado rango. encontrado en una piedra en Val Camonica. Zeus residía en las montañas. Una imagen muestra una deidad apoyando su mano sobre las astas de un ciervo. eran diosas o espíritus de los robledales. El culto del roble La religión del roble o del dios del roble parece haber sido compartida por todas las ramas del tronco ario en Europa. que data del siglo VII a. Cernunnos era probablemente adorado como un dios cuyo poder y favor podían influir en el éxito de una cacería. de la lluvia y del trueno. Entre los celtas de la Galia. Una figurita de este animal. Op.. otra caza común. A Zeus de le pedía que lloviera y se llevaba a cabo un ritual en el que se sumergía una rama de roble en una fuente sagrada. mientras que otros atributos como los alimentos o las bolsas de monedas refuerzan su conexión con la prosperidad y la riqueza. 199 . Otros dioses y diosas con aparentes conexiones con la caza fueron dibujados con liebres. los druidas no estimaban nada más sagrado que el muérdago y el roble en el que crecía. También protegían a los animales del bosque. Como señor de los bosques era el responsable de una gran fuente económica que proporcionaba alimentos y ropa. donde Zeus era reverenciado en su roble oracular. símil del Zeus griego.C. cerca de las nubes y donde crecen los árboles. muestra una diosa presidiendo la cacería de los ciervos. que data del mismo período. Además el nombre propio de druidas se cree que no significa otra cosa que “hombres del roble”.

Los motivos esmaltados con formas de plantas decoran las espléndidas piezas de metal hechas con propósitos sagrados y los elaborados diseños de flores y hojas enmarcan los textos manuscritos. De hecho.Los conquistadores celtas que se establecieron en Asia en el siglo II antes de nuestra era parece que llevaron con ellos el culto del rublo a su nuevo país. En el arte celta. flores y plantas que parecen remolinos sobre cada superficie de los objetos celtas. Magia y religión.C. James George. con sus copas tocando el cielo y las raíces bajo la tierra. Juliette. Una gran colección de piezas. bajo la influencia del arte bizantino. Alianza. que asustaban y aterrorizaban a los devotos. J. el Árbol de la Vida fue a menudo un sauce. En opinión del historiador romano Plinio el Viejo (26-79 d. “bosque del roble sagrado” o “templo del roble”. La Rama Dorada. 55 . pero los autores clásicos juzgaron erróneamente la actitud de los adoradores celtas. Págs. como buena parte de la zona norte de Europa. En los manuscritos y en las cruces de piedra de la Irlanda Cristiana. el Senado gálata se reunía en un lugar que llevaba el nombre céltico puro de Drynemetum. En la gran Selva Negra alemana. El culto a las plantas Lo árboles. se han encontrado santuarios en los bosques con imágenes de cabezas talladas en las maderas. Bibliografía Frazer. A. Los ciclos estacionales del árbol están ligados a la muerte.8 La simbólica matanza de Esus confirma el ciclo por parte del sauce de la muerte y el renacimiento.) Barcelona. 345-469 8 Wood. O. En el arte celta abundan los motivos a base de hojas. Antiguamente. el Árbol de la Vida adoptó la forma de unas parras retorcidas que representan la resurrección y la vida eterna de Cristo. debió estar completamente repleta de árboles. p. y dos monumentos de piedra galos del siglo I muestran un sauce siendo cortado por el dios-leñador Esus (“el buen maestro”). El Árbol de la Vida aparece tanto en el arte pagano como en el cristiano. cerca de Stuttgart. México. Algunos autores clásicos describen los santuarios de los bosques como lugares oscuros. FCE. Op. Los bosques jugaron un papel muy importante en la religión celta. 1961. el corazón de las tierras celtas del sur de Alemania. tenían un significado sagrado para los celtas. broches y collares. aunque las formas estilizadas que aparecen hacen difícil identificar el tipo de plantas. James (coord. hasta el punto que no querían adentrarse en ellos. Los diseños florales se sucedieron en el arte irlandés desde los siglos V-XIII. especialmente cascos. 860 págs. fueron grabados con diseños de hojas y ramas. Cit. los rayos del sol se abren paso a través de los árboles y nos hace comprender por qué los celtas consideraban lugares sagrados a estas áreas con árboles. “Mitologías célticas y escandinava” En: Historia de las Religiones. pues muchos de estos santuarios eran altares para deidades con poderes curativos. el renacimiento y el crecimiento. porque en el corazón del Asia Menor. E. Mac Culloch. 2001.) el roble y el muérdago eran utilizados en rituales celtas.

Ediciones Jaguar. 1998. Los Celtas. Vida mitología y arte. 144 págs. Madrid. Juliette.Wood. .

Intereses relacionados