Está en la página 1de 31

Seminario Teológico Bautista “La Gran Comisión”

Introducción al Antiguo Testamento


Elí Gutiérrez, M. Div. (Candidato)

I- ¿Qué es el Antiguo Testamento? Una colecció n de libros de la tradició n hebrea que cuentan la historia
del pueblo de Israel interpretada segú n su fe y esperanza en Yahvé (Jehová ).
a. El Antiguo Testamento: el orden y nombres de los libros del Antiguo Testamento en la Biblia
cristiana se debe al uso de la Septuaginta:
i. Pentateuco: los cinco libros de Moisés
ii. Históricos: de Josué a Esther
iii. Poéticos: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantares
iv. Proféticos: mayores y menores
b. La Biblia Hebrea: Antiguo Testamento es el nombre que le dan los cristianos a esta colecció n de
libros, los judíos le llaman Biblia Hebrea. Son los mismos libros, pero ordenados de manera
diferente. También se le conoce con el acró nimo Tanak:
i. Torah: los cinco libros de la ley de Moisés.
ii. Nevi’m: los profetas anteriores y posteriores:
1. Anteriores: de Josué a 2 Reyes (sin Ruth)
2. Posteriores: Isaías, Jeremías, Ezequiel, y el libro de los 12 (sin Daniel)
iii. Ketuvim: los escritos (Salmos y otros)
c. Historia del Pueblo de Israel

Historia de Israel
Historia primordial Historia ancestral Opresió n en Egipto Israel en el Desierto Conquista y los jueces Reino unido
Creació n-1800 BCE 1800-1600 BCE 1600-1290 BCE 1290-1220 BCE 1220-1020 BCE 1020-922 BCE
Creació n, Adán y Patriarcas: Abraham, De José a Moisés Sinaí y 40 añ os en Conquista de Canaán y Saú l, David, Salomó n.
Eva, Diluvio Isaac, Jacob desierto periodo de Jueces Inicio de la escritura de
la Torah

Reino dividido Caída de Samaria Caída de Jerusalén Periodo babiló nico Periodo Persa Periodo Helenístico
922-722 BCE 722 BCE 586 BCE 597-538 BCE 538-332 BCE 332-63 BCE
Israel (norte), Judá Cae el reino del norte Tres deportaciones: Exilio en Babilonia, Regreso a Jerusalén. É poca del Segundo
(sur). Elías, Eliseo bajo los Asirios. Judá 598, 597, 583 a edició n final de la Reconstrucció n del Templo
periodo clásico. se mantiene en pie Babilonia Tora y los profetas Templo

d. Historia del Texto del Antiguo Testamento


i. La visión tradicional: fue escrito por los grandes personajes bíblicos, Moisés, Josué, Samuel, y
Esdras.
ii. La visión de los eruditos modernos:
1. De la prehistoria a la historia: los relatos primitivos se comenzaban a transmitir vía oral.
Historias de los antepasados: Abraham, Isaac, Jacob, con el Dios de los padres.
2. De nó madas a sedentarios: generalmente los pueblos nó madas no tienen escritura y, por
lo tanto, viven en la prehistoria.
3. Familias-clanes-tribus-pueblos: poco a poco se van constituyendo pueblos que se unen por
cercanía, parentesco, idioma, y creencias comunes.
4. Identidad nacional: lo que da cohesió n a un grupo son las experiencias comunes y la
creencia en un mismo Dios.
5. La escritura comienza en la época de la monarquía, cuando la situació n socioeconó mica lo
permitía.
6. La edició n final de los tres grandes grupos de libros se da en la época del exilio en
Babilonia, se juntan todas las tradiciones.
e. Historia del Canon del Antiguo Testamento: aunque las historias y leyes comenzaron a
escribirse desde la época de la monarquía unida, fueron adquiriendo su cará cter sagrado
paulatinamente.
i. La Torah: hacia el siglo VI adquiere valor sagrado
ii. Los profetas: adquieren valor sagrado hacia siglo III
iii. Los escritos: adquieren valor sagrado hacia el siglo II
iv. Otros escritos judíos: durante la época del Segundo Templo se escribieron otras obras que
pretendían ser continuació n e interpretació n de la Torah y los profetas
v. Otras traducciones: en la época del Segundo Templo algunos escritos se tradujeron al griego,
arameo, siríaco y otros idiomas
vi. La Septuaginta o LXX:
1. Después de la caída de Jerusalén muchos judíos se movieron a Egipto.
2. En Alejandría se tradujo la Torah al griego, segú n dice el relato por 70 ancianos que
separadamente tradujeron lo mismo.
3. Posteriormente se tradujeron los profetas, los escritos y otros textos del Segundo Templo
4. Los cristianos usaron tanto esta versió n que se convirtió en la versió n oficial
vii. Concilio de Jamnia: una reunió n de rabinos judíos aproximadamente entre 70 y 90 CE.
Aunque ya se aceptaba la autoridad de la Ley, los Profetas, y los Escritos, en Jamnia se dio
aceptació n oficial en respuesta a los libros cristianos que se rechazaron. No se canonizaron los
textos del Segundo Templo.
viii. La Reforma Protestante: Lutero y los demá s reformadores rechazaron los libros apó crifos
(que se incluían en la Septuaginta) porque ni aun los judíos los aceptaban. Los cató licos los
ratificaron como Deuterocanó nicos. S. XVI
f. Las ciencias bíblicas
i. La disciplina: estudiar la Biblia es toda una disciplina que requiere una profunda
especializació n. Los eruditos dedican todas las horas de su trabajo a ello y aun hay debates en
muchos temas puntuales.
ii. La interpretación bíblica:
1. Enfoque sincrónico: ¿Qué dice? El mundo del texto
2. Enfoque diacrónico: ¿Có mo nos llegó ? El mundo detrá s del texto
3. Enfoque teológico: ¿Qué significa? El mundo enfrente del texto
iii. Traducción de la Biblia
1. Equivalencia formal: palabra por palabra
2. Equivalencia funcional: idea por idea
iv. Análisis contextual:
1. Histórico: en que contexto fue escrito el texto
2. Literario: có mo se debe leer esa clase de texto
3. Retórico: qué quiso decir el autor y qué recursos utilizó
4. Canónico: cuá l es la funció n del texto en relació n al resto del canon
v. Análisis formal:
1. Género: cada género literario tiene diferentes convenciones que se pueden identificar
2. Forma: estudiar un texto consiste en estudiar la estructura de este y notar porqué el autor
escogió hacerlo así
vi. Los métodos histórico-críticos
1. Crítica textual: descubrir cuá l era la forma original del texto
2. Crítica de las fuentes: descubrir de qué otros documentos, textos, o fuentes se valieron
los autores para componer su libro
3. Crítica de las formas: descubrir los géneros literarios inmersos en el relato bíblico
4. Crítica de las tradiciones: descubrir diferentes tradiciones orales que se incluyeron en el
relato bíblico
g. El mensaje de la Escritura. El mensaje de la Biblia es ante todo una historia (story). A mí entender
esa es la esencia de la Biblia como un todo, y donde encontramos la palabra de Dios. El mensaje de
esa historia es lo que ha sido inspirado por Dios y donde él revela su cará cter y sus intenciones con
el mundo. Los personajes principales de este drama son Dios, la humanidad, y el mundo. A grandes
rasgos podemos resumir el mensaje de esta narrativa en las siguientes etapas:
i. Creación. Dios creó un mundo bueno en donde puso a la humanidad, representada por Adá n y
Eva, el primer hombre y la primera mujer.
ii. Corrupción. La maldad entró en el mundo no por medio de Dios sino por las equivocaciones
humanas. El mundo, originalmente bueno, ha sido corrompido.
iii. Corrección. Dios tomó la iniciativa de corregir la corrupció n del mundo y de la humanidad
para volver al estado original de bienestar. La narració n bíblica ocupa su mayor parte en
narrar esta etapa. Para la correcció n Dios utiliza lo siguiente:
1. Compromiso (el pacto). Escoge un pueblo a quienes bendice y con quienes establece un
pacto. Dios se le revela a este pueblo para bendecir a toda la humanidad.
2. Cristo (su revelación). En ese pueblo Dios envía su revelació n má xima, Jesú s. A través de
él, Dios entre nosotros, es revelado de manera clara el cará cter de Dios.
3. Comunidad (la iglesia). La comunidad de seguidores de Jesú s es encargada de la misió n
de vivir y llevar al mundo el buen mensaje de la salvació n de Dios.
iv. Consumación. La revelació n de Dios incluye la esperanza de que él terminará por restaurar al
mundo y a la humanidad y corregir el problema de la corrupció n.
h. La doctrina de la revelación
i. La revelación de Dios. Lo ú nico que sabemos de Dios es a partir de su revelació n. Dios se
reveló en su naturaleza, a partir de las Escrituras, y en su má xima revelació n que es Jesú s. Los
seres humanos no tenemos la capacidad ni condició n de alcanzar a comprender exacta y
completamente las cosas espirituales. Lo ú nico que tenemos es la revelació n de Dios que debe
interpretarse segú n los recursos que Dios nos ha dado.
ii. Inspiración dinámica y mecánica. Entre los cristianos hay dos extremos en la doctrina de la
inspiració n de Dios entre los cuales encontramos un amplio espectro de opiniones. Por un
lado, los que opinan que Dios inspiró de manera mecánica cada palabra y por el otro quienes
opinan que Dios dio libertad a los autores de usar sus propias palabras para expresar un
mensaje.
iii. Inerracia e Infalibilidad. La inerrancia es la doctrina que dice que en la Biblia no hay error
de ningú n tipo en los manuscritos originales de la Biblia. La infalibilidad dice que la Biblia no
se equivoca en su autoridad de fe y prá ctica cristiana. Otra vez, son dos extremos de un
espectro de maneras de entender la Biblia.
iv. Consenso y divergencias. Independientemente de los diferentes puntos de vista, hay algunos
puntos en comú n entre la mayoría de los cristianos a lo largo de la historia y que, a mí
entender, establecen los límites sobre nuestra doctrina de las escrituras:
1. La Biblia es inspirada por Dios y en ella él se revela.
2. La Biblia contiene un mensaje ú nico y definitivo.
3. La Biblia es la autoridad de fe y prá ctica cristiana.
v. ¿Es la Biblia la verdad? Para responder una pregunta así, de cará cter filosó ficos, es necesario
definir con claridad a qué nos referimos tanto con “Biblia” con “verdad”. Comencemos
recordando lo que respondimos es la Biblia, un conjunto de 66 documentos de diferente
cará cter. Es indispensable considerar el género literario de cada texto. La verdad de un texto
se juzga segú n su género. No se interpreta igual un libro de texto de biología que una novela,
que un poema, que un libro de historia, que un discurso político, que un ensayo filosó fico, que
un artículo científico, que un meme, etc. Su verdad depende de su cará cter y propó sito. La
Biblia se escribió en una época en la que sencillamente no existía el concepto de verdad tal y
como nosotros lo entendemos en nuestra cultura occidental heredera de la filosofía griega, y
de cará cter moderno después de que la Ilustració n puso a la razó n humana como la medida de
todas las cosas. Es un error interpretativo imponer sobre un texto antiguo nuestros propios
marcos conceptuales ajenos al autor y la cultura que creó dicho texto. El propó sito de la Biblia
es revelar quién es Dios y qué quiere, quiénes son los seres humanos, y qué es el mundo. En
eso no se equivoca. Por supuesto, la historia que cuenta la Biblia tiene un trasfondo real, sin
embargo, no es su propó sito contar la historia de manera exacta y precisa.

II- La Torah (El Pentateuco)


a. Teorías de la formación del Pentateuco:
i. La visión tradicional: fue escrito por Moisés a excepció n de los ú ltimos versículos que fueron
escritos por Josué.
ii. La hipótesis documental: aunque los estudiosos debaten acerca de esta hipó tesis y hay
diferentes versiones de ella, sus postulados bá sicos siguen teniendo aceptació n generalizada
1. La hipó tesis dice que el Pentateuco se formó a partir de cuatro fuentes escritas diferentes
2. Los criterios para distinguir a estas cuatro fuentes son: los diferentes nombres de Dios,
estilos, vocabulario, inconsistencias, ruptura de la continuidad, repeticiones,
duplicaciones, etc.

Fuente Nombre de Dios Características Contenido Fecha


(J) El Señ or = Yahvé Narrativa: vívida, folcló rica, 50% de Génesis-É xodo 24, 950 BCE
Yahvista libre, pintoresca fragmentos en Nú meros
(E) Dios = Elohim Narrativa: vívida, folcló rica, 33% de Génesis-É xodo 24, 850 BCE
Elohista libre, pintoresca fragmentos en Nú meros
(D) El Señ or tú /nuestro Sermones: oral, retó rico Deuteronomio 622 BCE
Deuteronomista Dios
(P) Dios = Elohim Listas, leyes, liturgia: 17% de Génesis, É xodo 25- 550 BCE
Sacerdotal formal, precisió n, detalles Nú meros 36

b. La historicidad del Pentateuco:


i. Los géneros: ya dijimos que cada género se lee de manera diferente. Y la verdad de cada
género depende de su propósito. Para ello hay que preguntarnos ¿qué género es el Génesis? Y
¿cuá l es su propó sito? Es difícil responder qué género es ya que es un texto de hace miles de
añ os y nuestras categorías no son suficientes. Sin embargo, quizá lo má s cercano a lo que
podemos llegar es llamarlos poemas épicos o sagas. Respecto a su propó sito, son
proclamació n teoló gica. Está n escritos para proclamar quién es Dios. En ese sentido son
verdaderos porque proclaman a un Dios real al que seguimos conociendo y adorando.
ii. Historicidad: El propó sito del Génesis no es dar un reporte cronoló gico ni científico. Otra vez,
es una proclamació n teoló gica con el propó sito de decir quién es Dios. De modo que su verdad
no depende de la exactitud histó rica. Hay que distinguir diferentes partes del pentateuco.
1. Génesis 1-11: no hay prá cticamente nada de lo que podamos saber. Solamente que
efectivamente hay un mundo que comenzó a existir, los cielos, la tierra, los mares, los
animales, y el ser humano. La historia de Babel refiere a una ciudad real, Babilonia, que
efectivamente construían torres. Pero no hay fuentes ni escritas ni arqueoló gicas para
comprobar los detalles de toda la historia. Y no importa porque no es ese su propó sito.
2. Génesis 12-50: Las siguientes historias se concentran en Abraham y sus descendientes.
Ademá s del relato bíblico no existen fuentes para corroborar los detalles de las historias.
Sin embargo, sus características sí reflejan lo que se conoce sobre la edad de bronce en el
Medio Oriente. Los nombres, las costumbres, y las creencias reflejan ese tiempo. Ademá s,
sabemos de la existencia de los pueblos que mencionan, como Egipto. Aunque otros
elementos reflejan las ediciones de autores posteriores. En conclusió n, estas historias
reflejan un sustrato histó rico real, pero su composició n final es producto del trabajo
literario de autores posteriores con un propó sito específico.
3. El éxodo: El éxodo es considerado como el inicio de la nació n Israelita. A partir de
entonces hay muchas má s evidencias histó ricas/arqueoló gicas sobre la historia de Israel.
En su momento discutiremos la cuestió n de la historicidad del éxodo. Pero basta decir
aquí que Moisés es, innegablemente, un personaje histó rico fundador de la nació n.
iii. ¿Contradicciones? Otra vez repito, la Biblia no es un reporte cronoló gico ni un documento
estadístico. Por ejemplo, es claro que las genealogías no son exactas. Mateo 1 y Lucas 3, es el
ejemplo má s claro. Pero hay claras inconsistencias entre la mayoría de las genealogías
bíblicas. No es que sean falsas, o engañ os, o mentira. ¡No! Los escritores bíblicos no eran tan
ingenuos como para hacerlo así. De hecho, si su propó sito fuera engañ ar en sentido de
exactitud cronoló gica hubieran sido má s cuidadosos. Simplemente, era normal al contar una
genealogía solo incluir los nombres de los descendientes notables.
iv. Interpretación: La Biblia se debe interpretar. Cada libro fue escrito por autores diferentes
con preocupaciones, contextos, y momentos diferentes. Las palabras no siempre significan lo
mismo en diferentes contextos. Por ejemplo, por un la Biblia afirma que “no hay justo”
(Eclesiastés 7:20; Salmo 14:3; Romanos 3:10), y por otro dice que sí hay justos (Génesis 6:9,
Salmos 1:6; Salmos 34:17; Proverbios 3:39). No hay contradicció n, solo que las palabras
refieren a cosas diferentes en contextos distintos. Por eso es necesario un estudio profundo de
la historia y el contexto de cada pasaje para saber qué significa.
c. Génesis
i. Contenido: Se puede dividir en dos, tres, o diez partes diferentes.
1. Génesis 1-11: Historia primitiva, de la creació n a la maldad de la humanidad. La historia
má s larga en esta secció n es el diluvio.
2. Génesis 12-36: El pacto de Dios con Abraham y sus descendientes. Las historias de
Abraham, Isaac, y Jacob son má s bien diferentes episodios puestos juntos en el “ciclo” de
los patriarcas.
3. Génesis 37-50: A menudo se considera la historia de José como una “novela”. El estilo es
claramente diferente, y a diferencia de los otros relatos de Génesis esta es una historia en
sí misma, una unidad literaria: construcció n de personajes, trama compleja, un tema de
principio a fin.
4. Las “generaciones”: El libro de Génesis se puede dividir en diez historias. Cada una
comienza diciendo “esta es la generació n de…”. La palabra hebrea también puede hacer
referencia a los orígenes. Generalmente es la generació n del “padre” pero cuenta la
historia de los hijos. Son:
a. 2:4-4:26 Los cielos y la tierra: La historia de Adá n y sus descendientes.
b. 5:1-6:8 Adán: La genealogía de Adá n hasta Noé.
c. 6:9-9:29 Noé: La historia del diluvio.
d. 10:1-11:9 Los hijos de Noé: La llamada “tabla de las naciones”.
e. 11:10-26 Sem: Genealogía de Sem a Abraham.
f. 11:27-25:11 Taré: La promesa de Dios a Abraham y su desarrollo.
g. 25:12-18 Ismael: Genealogía de Ismael.
h. 25:19-35:29 Isaac: La historia de Jacob y Esaú .
i. 36:1-37:1 Esaú: La genealogía de Esaú .
j. 37:2-50:26 Jacob: La historia de los hijos de Jacob, especialmente José.
ii. Temas generales:
1. Dios como el ú nico creador, un Dios poderoso y bueno
2. Hay un orden moral en el mundo que la humanidad quebranta
3. El pacto de Dios con: Noé, Abraham, Isaac, Jacob
4. Dios establece un pacto con los orígenes de un pueblo
iii. Los relatos del Antiguo Cercano Oriente y la Biblia: especialmente en las culturas de
Mesopotamia hay relatos que presentan similitudes muy cercanas a los relatos bíblicos. Mi
argumento es que estos relatos eran parte de la cultura general en Mesopotamia. Cuando los
judíos estuvieron en el cautiverio los conocieron y los re-interpretaron a luz de su fe en Dios.
De tal manera, Génesis 1-11 fue escrito en confrontació n directa a las ideas politeístas de la
religió n mesopotá mica.
1. Atrahasis: un poema sumerio que narra desde la creació n del mundo hasta una gran
inundació n. Los dioses pelean entre sí y los humanos son creados del barro, para ser
esclavos. El Dios Enlil manda un diluvio porque no soportaba a los hombres por ruidosos.
2. Enuma Elish: es un poema de la creació n en Babilonia. El mundo es creado a partir de un
caos acuá tico. Marduk crea los cielos y la tierra a partir de las dos mitades del cuerpo de
Tianmat, la diosa madre que él mismo mató . Los hombres son creados a partir del suelo y
la sangre de Kingu, el dios consorte de Tianmat.
3. Epopeya de Gilgamesh: Gilgamesh era un rey que quería encontrar la inmortalidad, así
encuentra a Utnapishtim, el sobreviviente de un diluvio universal que se volvió inmortal.
El Dios Ea le advirtió del diluvio que Enlil mandaría. Utnapishtim estuvo algunos días en el
mar, su arca terminó en un monte, mandó aves para saber si las aguas habían bajado, y al
salir del arca hizo ofrendas a su dios.
4. La Biblia: Es probable que los relatos bíblicos hayan existido desde mucho tiempo antes
del exilio, pero fue allí en Babilonia donde tomaron su forma final. Aunque hay muchas
similitudes, el mensaje es radicalmente distinto. Solo un Dios es el que crea todo el mundo,
no como producto de peleas azarosas sino con un propó sito. Dios crea con el poder de su
voz, no del cuerpo de los dioses. El mundo es bueno, no un accidente. Los seres humanos
son la corona de la creació n y a imagen de Dios, no esclavos de los dioses. Dios alimenta a
los seres humanos, no al revés. Y finalmente, hay un orden moral en el mundo, bien y mal.
iv. La historia primitiva: los capítulos del 1 al 11 narran desde la creació n de los cielos y la
tierra hasta un nuevo comienzo con el diluvio y Noé. Tratan sobre experiencias humanas
universales, de todos los pueblos. Se enfatiza a Dios como un poderoso creador de un mundo
bueno en el que hay un orden moral
1. Génesis 1-2:3: Este primer relato de la creació n pertenece a la fuente sacerdotal (P), es un
poema formado por su uso litú rgico durante muchos añ os en el contexto de la adoració n
del pueblo. Sus características son formales y solemnes. Presenta a un Dios trascendente
que crea al mundo con su voz. La humanidad es creada varó n y hembra a imagen de Dios,
esto es para representar a Dios en cuidar la creació n.
a. Temas en los relatos de la creación
i. Un Dios poderoso: En el relato de Génesis Dios es ú nico, extremadamente
poderoso, creando a partir de su propia voz. Un ser trascendente sin comparació n.
Todo lo contrario de los dioses de los relatos mesopotá micos. Si estos relatos
adquirieron forma definitiva en el exilio ¿qué le diría el cará cter de Dios revelado en
ellos a los judíos exiliados en Babilonia?
ii. Un Dios bueno: No solo era un Dios poderoso, sino también cercano, creando al ser
humano con sus manos y soplando aliento de vida en su rostro. Era un Dios bueno
que ama a la humanidad y se complace en su creació n. Un Dios que establece un
orden moral: hay bien y mal.
iii. El ser humano: El clímax de la creació n es la humanidad creados hombre y mujer,
y hecho a imagen de Dios. Lo cual puede tener varios significados teoló gicos como:
libre albedrío, voluntad, raciocinio, capacidad de creer, capacidad moral, capacidad
de relacionarse con Dios. Lo que parece decir el texto es que la humanidad es el
responsable de cuidar la creació n de Dios. Así como un rey mandaba a su “imagen”
para representarlo como embajador, la humanidad representa a Dios en la tierra, es
una responsabilidad.
iv. El mundo: El mundo fue
creado bueno y con un
propó sito. No producto del
azar, ni de las guerras entre
dioses. El ser humano no es
un accidente, ni un esclavo
de los dioses, sino el clímax
de la creació n. La
cosmovisió n que presenta
el Génesis es parecida a la
cosmovisió n
mesopotá mica: un mundo
creado a partir de un caos
acuá tico, el firmamento
como una “expansió n”
entre las aguas de arriba y
debajo de la tierra. Sin
embargo, la interpretació n
teoló gica es radicalmente
diferente.

La creación, Génesis 1-2:3

Desordenada Orden Vacía Llena


Día 1: La luz y la oscuridad Día 4: El Sol, la Luna, y las estrellas
Día 2: Las aguas y los cielos Día 5: Las aves y los peces
Día 3: Los mares y la tierra Día 6: Los animales y los humanos
2. Teorías para interpretar Génesis 1:
a. La teoría de la tierra joven. Esta teoría opina que los postulados científicos sobre un
universo de millones de añ os contradicen la verdad bíblica. Dios creó el mundo en seis
días de 24 horas hace tan solo algunos miles de añ os.
b. La teoría de los días-edades. Esta teoría opina que los días de Génesis 1 no son días
de 24 horas sino periodos de tiempo indeterminado que bien pudieron ser eras de
millones de añ os. Es un intento de armonizar la Biblia y la ciencia.
c. La teoría de la restauración. Esta teoría interpreta que después de Génesis 1:1 hay
una brecha amplia de tiempo. Los cielos y la tierra que Dios creó en el primer verso se
“desordenaron” y a partir del verso 2 Dios restaura la creació n y crea al hombre.
d. La teoría del marco literario. Esta teoría pretende no forzar al texto a responder
preguntas ajenas a él. Génesis 1 no es un reporte científico sino una proclamació n
teoló gica. El interés no era ofrecer una sucesió n cronoló gica de eventos sino abordar
un interés teoló gico. Analiza la narració n como un todo cuyo fin es decir que Dios creó
el mundo. Deja a los científicos hacer ciencia y a los teó logos hacer teología.
3. Génesis 3-11: El tema principal de estos capítulos es la caída de la humanidad y su
consiguiente depravació n narrada en cuatro historias principales de la corrupció n
humana. En cada historia hay un castigo de Dios, pero también una muestra de gracia. En
buena medida estos relatos son etiológicos lo cual significa que explican el origen de
alguna parte de la realidad.
a. El Edén: Hay dos á rboles especiales en el huerto. El á rbol de la vida representa la
comunió n con Dios, de ese podían comer libremente. El paraíso representa un estado
de perfecta comunió n con Dios, él se paseaba libremente por el huerto. El á rbol del
conocimiento del bien y el mal representa el orden moral establecido por Dios. No
parece haber nada en especial en el á rbol má s que una manera de Dios para enseñ ar
obediencia. Una vez que comieron de ese á rbol, desobedeciendo, la comunió n perfecta
con Dios se interrumpió . El resto de la historia humana es Dios corrigiendo el problema
de la humanidad para regresar a ese estado original.
b. La caída (3): La serpiente, astuta, tienta a Eva. Pero Adá n estuvo presente todo el
tiempo. Eva añ ade al mandamiento “ni si quiera tocar”. La serpiente tienta con
mentiras a medias, es cierto que en algú n modo iban a ser iguales a Dios sabiendo el
bien y el mal. Pero no es verdad que por eso Dios no quería que lo comieran, ni que
iban a ser completamente igual a Dios. El capítulo es etioló gico, explica: el temor a las
serpientes, las serpientes que se arrastran, el dolor en el parto, el hombre como
gobernante, el trabajo de la tierra, los espinos en las cosechas, etc. Pero en el castigo
también hay gracia. Dios hace vestiduras de pieles para cubrir su desnudez. Génesis
3:15 explica como matar serpientes y dó nde estas muerden. Pero también hay una
interpretació n mesiá nica sobre Cristo, eso es parte del mundo enfrente del texto, la
interpretació n teoló gica.
c. Caín y Abel (4): Caín y Abel trajeron ofrenda a Dios. Caín del fruto de la tierra, Abel
animales. Sin embargo, parece que solo Abel llevó de los primogénitos y la grosura. Por
eso Dios rechazó la ofrenda de Caín. En cierto modo Caín representa a los pueblos de
Canaá n, cuya principal actividad era la agricultura. En ese sentido este relato polemiza
contra esa actividad, afirmando que el Dios verdadero es, Yahvé, quien recibe animales
como ofrenda. En todo caso, el problema principal es la actitud de Caín, que se nota en
el hecho de que se enoja y mata a su hermano. Primer asesinato en la historia. La
sangre de Caín clamaba desde la tierra. Se repite la frase “tú hermano”, porque todos
los humanos estamos relacionados y matar a otro humano es matar a un hermano.
Ademá s, fuimos hechos a imagen de Dios. Caín fue castigado siendo “errante y
extranjero”, sin embargo, Dios también le dio una marca de protecció n, una muestra de
gracia.
d. La descendencia de Caín: Caín se casó y tuvo hijos e hijas. El texto no dice con quién
se casó , al escritor sagrado no le interesa esa pregunta. Si tuviéramos que responder
ló gicamente, diríamos que se casó con una hermana, pero no es parte de lo que la
Biblia afirma y no debería ser una pregunta demasiado importante. Ademá s, Caín
construyó la primera ciudad. En Génesis, las ciudades a menudo se ven como malvadas
(ej. Sodoma y Gomorra). Claramente los judíos polemizan contra las ciudades paganas
porque ellos vivían en una: Babilonia. El Génesis acostumbra relatar primero la
genealogía del “hermano malo” y después la descendencia del que servía a Dios. En
este caso, Caín antes de Set. Pero las genealogías tienen nombres muy similares e
incluso iguales. Sin embargo, el lado de Caín representa el lado má s corrupto. Lamec,
por ejemplo, tomó dos esposas y mató en venganza a sus enemigos, quizá una de las
canciones o poemas má s antiguos. Juval y Tubal, padres de artesanos y mú sicos: dones
de Dios para todos los hombres, incluso los malvados.
e. La descendencia de Adán: La línea de Set, con quien los humanos comenzaron a
invocar a Dios, representa el lado de los que sirven a Dios. Destaca Enoc quien caminó
con Dios y fue llevado con él. Es oscuro el significado, pero es claro que se refiere a la
comunió n con Dios. También Lamec, tocayo del malvado polígamo y violento del lado
de Caín, en este lado Lamec es padre del justo Noé.
f. Los hijos de Dios: los detalles son difíciles de entender, pero el mensaje es claro: el
mundo ha llegado a un grado de depravació n má xima. Hay tres posibilidades:
i. Sociológico: Los hijos de Dios eran nobles, poderoso, aristó cratas, que tomar hijas
de los hombres como esposas, plebeyas, gente de clase baja. El pecado esta en el
tomar muchas mujeres como posesió n.
ii. Religioso: Los hijos de Dios eran creyentes, el lado de Set, que tomaron hijas de los
hombres como esposas, del lado de Caín. El pecado está en unirse con mujeres de
creencias diferentes.
iii. Cosmológico: Los hijos de Dios son seres celestiales que tienen relaciones con
humanas, hijas de los hombres. El pecado consiste en la depravació n moral fuera de
los límites establecidos con Dios: humanos con humanas.
g. La maldad de la humanidad: Génesis 6:1-8 narra la maldad de los hombres y el dolor
de Dios. Que Dios se arrepintió es un “antropopatismo”, una manera humana de
describir los sentimientos de Dios que son incomprensibles. Dios dice que no vivirá n
má s de 120 añ os, no necesariamente una regla inquebrantable, sino una etiología de la
edad promedio de la humanidad. Todavía Abraham vivió 175 añ os. Dios castiga con un
diluvio, pero muestra gracia en el arca.
h. El Diluvio: los especialistas ven dos relatos mezclados en esta historia (J y P). Hay
duplicaciones de muchos elementos: Dios instruyendo a Noé sobre construir el arca,
meter a los animales, entrar al arca, la duració n del diluvio, etc. Dios destruye la
humanidad y el mundo vuelve a un estado de caos acuá tico. Una nueva oportunidad. Al
salir hace un pacto con Noé, el arcoíris como símbolo. En este pacto se exalta el valor de
la vida humana, la sangre como símbolo de ese valor. Otra vez el mandato de
multiplicarse y fructificar, una responsabilidad de la humanidad sobre la tierra.
i. Nueva caída: Entre Adá n hay varios paralelos. Otro primer hombre, Dios les ordenó lo
mismo, ambos cayeron, y ambos tuvieron tres hijos específicos, dos buenos y uno malo.
Noé peca embriagá ndose. Esa historia puede ser ademá s un rechazo de la cultura
agrícola, pagana, eró tica, y borracha de Canaá n. No sabemos cuá l fue el pecado de Cam
exactamente. Pero incluye una falta de respeto de burlarse de su padre, ver su
desnudez, y posiblemente haber cometido un pecado físico sobre su padre. Noé
maldice al hijo de Cam, Canaá n. Un rechazo claro de los pueblos con los que el pueblo
de Dios convivió y que fuer tan dañ ino para ellos.
j. La tabla de las naciones: El capítulo 10 es un á rbol genealó gico de los hijos de Noé. Se
limita a mencionar los pueblos que Israel conoció en su historia antigua. Y claramente
sitú a como hijos de Cam, el hermano malo, a los pueblos con los que Israel tuvo
conflictos.
k. La torre de Babel: Babel debe identificarse con Babilonia. El relato claramente es un
rechazo del imperio babiló nico. Sus Zigurats, unas grandes torres, eran llamados
“puerta de Dios”. El relato rechaza esa cultura pagana. Lo cual es má s significativo si
consideramos que el relato tomó forma definitiva cuando los judíos estaban
precisamente en Babilonia. La muestra de gracia aquí es el pacto con Abram.
Narración Pecado Consecuencia Gracia
Gn. 2-3 El Huerto Comer del fruto Expulsió n Vestiduras

Gn. 4 Caín y Abel Asesinato Rechazo Marca de protecció n

Gn. 6-9 Noé y el Diluvio Pecado generalizado Inundació n El arca

Gn. 11 la Torre de Babel Querer alcanzar el cielo Dispersió n/Confusió n La elecció n/el pacto

v. La historia ancestral/patriarcal. Génesis 12-50 narra la historia de los ancestros del pueblo
de Israel, los patriarcas Abraham, Isaac, y Jacob. Así como el origen de las doce tribus.
1. El ciclo de Abraham: Tará sale de Ur hacia Hará n, de donde Dios llama a Abram y le hace
una promesa de bendició n. Ese es el tema principal de este ciclo: la fidelidad de Dios
respecto a su promesa y el desarrollo de la fe da Abram.
a. Amenazas a la promesa: la trama del ciclo de Abram presenta una serie de amenazas
a la promesa de Dios. Algunas son externas, como la hambruna que los hace huir o los
reyes enemigos que hacen guerras. Otras amenazas son propias de Abram y Saraí, su
infertilidad y su falta de fe mostrada en su doble mentira sobre su parentesco, así como
el hecho de tener un hijo con la sierva Agar.
b. Herencia en tiempos antiguos: La importancia de tener un heredero era grande. Era
su manera de trascender a la muerte. Las personas vivían en tanto hubiera quien los
recordara. Había cuatro formas de dejar descendencia: tener un hijo, heredar a un
pariente cercano (Lot), heredar a un siervo (Eliezer), procrear con una esclava (Agar).
c. El pacto con Abram: hay varios pasajes que narran el pacto de Dios con Abram. No fue
un pacto de un día sino un caminar, un proceso, un desarrollo de maduració n de la fe
de Abram. Es un pacto incondicional, aunque incluye ciertas responsabilidades.
i. 12: Dios le promete bendició n, un gran nombre, hacerle una gran nació n y tierra. Es
importante señ alar que era “para bendició n a todas las naciones”.
ii. 15: Dios le promete un hijo. Pactan con un ritual antiguo y extrañ o. Era la manera de
pactar en la antigü edad, una promesa con garantía.
iii. 16: Dios no dijo expresamente que el hijo sería de Saraí, pero estaba implícito como
una afirmació n de la monogamia. Abram procrea con Agar a quien Dios bendice.
iv. 17: Dios ratifica el pacto y pide obediencia. Dios les cambia el nombre a Abraham y
Sara. La circuncisió n se convierte en señ al del pacto.
v. 18: Abraham y Sara se rieron de Dios en su cara. Por eso su hijo se llamaría Isaac.
Dios afirma su amistad con Abraham contá ndole sus planes.
vi. 21: Finalmente Dios cumple su promesa de un hijo. Dios ya se había mostrado fiel
cumpliendo su promeso de bendició n.
vii. 22: El clímax de la historia de Abraham. Dios le pide a su hijo Isaac. LA fe de
Abraham a madurado en su caminar con Dios. Por otro lado, es un rechazo del
sacrificio humano. Y teoló gicamente, un mensaje mesiá nico.
d. La falta de fe de Abram y Sara: La fe de Abraham muestra puntos altos y bajos.
Obedecieron a Dios saliendo de Hará n. Pero inmediatamente mintieron al Faraó n
respecto a su parentesco. Ademá s, Abraham tuvo un hijo con Agar. Dios ratificaba su
promesa y ellos se rieron en su cara. Sin embargo, Abraham obedecía a Dios y lo
adoraba. Abraham intercedió por Lot. Pero aun después de tanto caminar con Dios y
ser protegido por él, Abraham vuelve a mentir sobre su esposa. Finalmente expulsan a
Agar e Ismael.
e. Otros personajes: Ademá s de Abraham y Sara hay otros personajes importantes en la
historia:
i. Lot: El sobrino de Abraham elige materialistamente la buena tierra de Sodoma. Dios
decide destruir la ciudad por su maldad, pero salva a Lot porque “se acordó de
Abraham”, no porque Lot fuera justo. De hecho, Lot se muestra malvado al querer
entregar a sus hijas para ser violadas, en un acto de “hospitalidad”. Ademá s, no
parecía querer huir de la ciudad y los á ngeles lo tienen que llevar de la mano.
ii. Melquisedec: Este es un personaje misterioso. No sabemos de donde salió , pero era
sacerdote del Dios altísimo. Algunos lo identifican con Jesú s. Otros lo ven como una
afirmació n de que Dios es Dios de todos no solo de un pueblo. Abram fue escogido
para un propó sito particular, pero eso no significa que otros seres humanos no
pudieran creer en Dios.
iii. Agar: Una de las historias má s hermosas en la Biblia. Dios encuentra, consuela, y
bendice a una mujer, esclava, usada, y maltratada. Dios le da las mismas bendiciones
que a Abraham. Se convierte en una reina. Y nombra a Dios “el que me ve”.
iv. El ángel de Dios: Dios se aparece a Abraham en varias ocasiones. Teoló gicamente
diremos que es la segunda persona de la Trinidad, “la imagen visible de Dios”,
porque Dios es invisible y nadie puede verle.
v. Isaac: Abraham encarga a su siervo buscar esposa para Isaac en Aram. Isaac se casa
con Rebeca, su sobrina segunda y se consuela de la muerte de su madre. Isaac
también mintió sobre su esposa, como su padre. Isaac se muestra como un mal
padre prefiriendo a un hijo y bendiciéndolo solo a él.
vi. Rebeca: Hija de Betuel, hijo de Nacor, hermano de Abraham. Se casó con Isaac en
uno de los pocos matrimonios monó gamos de la historia ancestral. También era
estéril y Dios se acordó de ella. Rebeca tenía también a su favorito, Jacob.
f. La religión de Abraham: Es interesante notar que en varias ocasiones Dios se aparece
en á rboles (encinar). Parece una característica de la religió n antigua. Los nombres que
recibe Dios en estas historias representan la cultura canaanita. El-Shaddai, El-Elyon, El-
Roi, etc. Los ancestros de Israel adoraban al mismo Dios, pero en contextos diferentes,
tal y como nosotros lo hacemos ahora. Dios no cambia nunca, pero nosotros sí.
Santuarios importantes fueron Siquem, Betel, y Mamre. Abraham habitó ,
principalmente, cerca de Hebró n (Mamre), donde también compró una propiedad para
enterrar a su esposa Sara.
2. El ciclo de Jacob: La historia de Jacob, incluso má s claramente que la de Abraham,
muestra su transformació n como un proceso de maduració n en la fe en Dios.
a. La primogenitura: Jacob compra la primogenitura que Esaú desprecia. El Génesis
utiliza esto como un recurso retó rico habitual de Dios escogiendo al hermano menor.
Dios usando a los menos esperados.
b. La bendición: Isaac solo pensaba bendecir a Esaú . La bendició n representaba mucho,
no eran simples palabras sino declaraciones que se cumplirían. Jacob y Rebeca
engañ aron a Isaac y Jacob recibió la bendició n.
c. Esaú: representa al pueblo de Edom, con quien Israel tendría muchos problemas en el
futuro. Desde que nacieron se profetizó que serían dos naciones combatientes y que el
mayor serviría al menor. Finalmente, se reconcilia con Jacob.
d. Encuentro con Dios: Jacob se encuentra con Dios en Betel, donde mismo que su
abuelo. Dios ratifica su promesa a Jacob. Aquel lugar, casa de Dios, se consideró un
punto donde lo divino y lo humano se encontraban. Jacob hizo un altar.
e. Jacob en Padam-Aram: Esaú planea venganza y Jacob huye a Padam-Aram, donde se
casa con Lea y Rebeca y obtiene posesiones. Ahí tiene once hijos.
f. Labán: hermano de Rebeca, tío de Jacob. Engañ a a Jacob, y lo hace trabajar para él
muchos añ os. Finalmente, Jacob regresa de ahí. Labá n lo persigue, buscando sus ídolos.
g. Jacob y el ángel de Dios: en Peniel, a orillas del vado de Jaboc, Jacob luchó con el
á ngel de Dios, pidiéndole una bendició n. Dios le cambió el nombre a Israel. La historia
tiene su cará cter etioló gico.
h. Los hijos de Jacob: Rubén, Simeó n, Leví, y Judá de Lea. Dan y Neftalí, de Bilha sierva de
Raquel. Gad y Aser, de Zilpa sierva de Lea. Isacar, Zabuló n, y Dina de Lea. José y
Benjamín de Raquel. Rubén durmió con Bilha, y perdió su derecho de primogénito.
i. Dina: La hija de Jacob es violada por Siquem y sus hermanos Simeó n y Leví se vengan
de todos los hombres. Jacob se enoja con ellos y pierden su primogenitura.
j. Lea: Lea era la hermana mayor, pero parece que no era tan bonita y Jacob no la amaba.
A diferencia de Raquel, Lea fue enterrada en la cueva de Macpela, donde descansaban
los patriarcas con sus esposas. Dios restituyó a la no amada.
3. La novela de José: No hace falta contar aquí toda la historia. Basta decir que se considera
como una de las novelas má s antiguas. Es una obra de arte milenaria. A diferencia de los
otros relatos, su cohesió n unitaria es mayor mostrando una construcció n de personajes y
un desarrollo de la trama má s complejos.
a. José: Soñ aba que iba a ser grande y eso le ganó el odio de sus hermanos que lo
vendieron. José pasa por diferentes vicisitudes, pero en todo Dios lo prospera. José se
muestra fiel y Dios le concede la habilidad de interpretar sueñ os. Finalmente, llega a
ser el segundo de Faraó n, quien lo llamaba padre. Quizá lo má s significativo es el
perdó n de sus hermanos. Se casó con Asenat, la hija de un sacerdote egipcio, Potifera.
b. Los hermanos de José: Muestran también un cambio, de odiar a su hermano José, a
preocuparse por Benjamín y el dolor de su padre.
c. Jacob: Muestra un gran amor por sus hijos José y Benjamín. La manera en que Jacob
hace duelo por José es desgarradora. Por el otro lado, muestra gran indiferencia por
sus demá s hijos. Al final los bendice a todos. Aquella bendició n refleja las condiciones
de cada tribu. En la bendició n es Judá quien recibe el derecho de primogénito. Efraín y
Manasés, hijos de José y una princesa egipcia, son tomados por Jacob como sus hijos.
Otra vez, la bendició n del menor como un tema principal.
d. Rubén: el hermano mayor que había perdido su derecho. Trató de salvar a José
echá ndolo en una cisterna. Se rasgó los vestidos cuando José fue vendido. Puso a sus
propios hijos como prenda delante de su padre.
e. Judá: Después de José, Judá es el personaje que muestra mayor desarrollo. Propuso
vender a su hermano. Luego se apartó y tuvo hijos con mujer extranjera. Er y Oná n, sus
hijos, murieron y su nuera Tamar quedó viuda. Judá fue injusto con ella, por lo que
Tamar lo engañ ó haciéndose pasar por prostituta. Judá tuvo hijos con ella: Zela y Fares,
de quien nacería David. Finalmente, Judá se puso a sí mismo como prenda frente a su
padre por Benjamín.
4. Enseñanzas de la historia ancestral: por supuesto, cada episodio puede tener muchas
enseñ anzas particulares. Aquí incluyo las enseñ anzas espirituales má s generales:
a. Dios: nos enseñ a sobre la fidelidad de Dios. Un Dios que bendice y cumple sus
promesas a pesar de que seamos infieles. Un Dios que ama no solo a un pueblo sino al
mundo. Un Dios que ve, ama, y bendice a los que nadie má s ve. Un Dios que establece
un orden moral y se relaciona con los humanos.
b. Fe: La fe es un proceso de conocimiento de Dios. El padre de la fe no era perfecto. De
hecho, tuvo altas y bajas. Pero Dios lo moldeó y finalmente tuvo una fe madura para
creer en Dios.
c. Providencia: Dios está al control de todo lo que pasa y nada puede interrumpir sus
propó sitos, ni si quiera las malas decisiones humanas. Lo que los humanos tramaron
para mal Dios lo hizo bien.
d. Éxodo: El libro de É xodo narra la salida de Israel de Egipto y el pacto que Dios establece con su
pueblo en el Sinaí. Moisés es el personaje principal del libro, el líder de Dios para sacar al pueblo.
i. Estructura y contenido:
1. Liberación de Egipto y viaje al monte Sinaí (1.1-18.27)
a. Opresió n de los hebreos en Egipto (1.1-22)
b. Moisés: su nacimiento, su llamado, y su misió n ante el faraó n (2.1-6.27)
c. Las plagas y la Pascua (6.28-13.16)
d. El éxodo de Egipto y liberació n en el Mar de Juncos (13.17-15.21)
e. El viaje al Sinaí́ (15.22-18.27)
2. El pacto en Sinaí (19.1-24.18)
a. La teofanía en el Sinaí́ (19.1-25)
b. El otorgamiento del pacto (20.1-21)
c. El Libro del Pacto (20.22-23.33)
d. La confirmació n del pacto (24.1-18)
3. Las instrucciones para el tabernáculo y el culto (25.1-31.18)
a. El taberná culo y el mobiliario (25.1-27.21; 29.36-30.38)
b. Los sacerdotes y la consagració n (28.1-29.35)
c. Los artesanos del taberná culo (31.1-11)
d. La observancia del sábado (31.12-18)
4. La ruptura y la renovación del pacto (32.1-34.35)
a. El becerro de oro (32.1 -35)
b. La presencia de Dios con Moisés y su pueblo (33.1-23)
c. La renovació n del pacto (34.1-35)
5. La construcción del tabernáculo (35.1-40.38)
a. La ofrenda voluntaria (35.1-29)
b. La designació n de los artesanos (35.30-36.1)
c. La construcció n del taberná culo y del mobiliario (36.2-39.43)
d. La culminació n del taberná culo y su dedicació n (40.1-38)
ii. La historia del Éxodo:
1. Moisés: Hijo menor del levita Amram y Jocabed. Hermano de Aaró n y Miriam. Criado en
casa de Faraó n. Huyo de Egipto a Madián (hijo de Abraham y Cetura) por haber matado a
un Egipcio. El nombre Moisés es claramente egipcio y significa nacido. Moshe en Hebreo es
sacado del agua.
2. El llamamiento de Moisés: Uno de los llamamientos má s trascendentes de la Biblia. Dios
lo llama en una zarza ardiendo. Moisés pone excusas, pero Dios lo llama a ser un siervo. Es
por Dios que los llamados hacen lo que hace, no por ellos mismos.
3. La zarza ardiendo: Uno de los símbolos sobre la presencia de Dios. Una teofanía. Algunos
asocian al á ngel de Jehová con Cristo. En el monte Horeb, que puede ser Sinaí. Moisés quita
su calzado porque era lugar santo.
4. El nombre de Dios: Dios revela su nombre como Yo soy el que soy. Hay diferentes
interpretaciones. Filosó ficamente se habla del ú nico ser que existe por sí mismo. Puede ser
una manera de decir que Dios no necesita nombre. O que su nombre se revela en lo que él
hace. Yahvé, los judíos decían EL SEÑ OR (Adonay) para no violar el segundo mandamiento.
5. Faraón: Faraó n representaba todo lo opuesto al pueblo de Dios. Sus magos también hacen
serpientes de sus varas, pero la de Aaró n se las traga. Algunos pasajes dicen que Faraó n
endurecía su corazó n otros que Dios lo hacía. El relato está considerando que todo cuando
pasa está al control de Dios.
6. Las plagas: Las nueve plagas son fenó menos naturales de Egipto. Ademá s, los egipcios los
consideraban dioses. El narrador está afirmando que Dios es soberano incluso sobre
naciones paganas como Egipto. Algunos ven en las plagas una sucesió n natural. El río se
desbordó por exceso de lluvias trayendo ademá s minerales color rojo que mató a los peces
(1), esto hizo que las ranas salieran del río y murieran pronto (2), lo cual provocó exceso
de mosquitos (3) y moscas (4), que a su vez enfermaron al ganado (5) y a los humanos (6).
El granizo destruyó las plantas (7) y las langostas se comieron lo poco que quedaba (8). La
oscuridad era provocada por tormentas de arena (9). La décima plaga claramente va
aparte de las demá s. Como sea, eso no niega el cará cter milagroso del evento, Dios tiene
poder para hacer eso y má s.
7. La pascua: La celebració n má s importante del pueblo de Israel celebraba la salida de
Egipto. Dios hirió a todo primogénito (10) menos a los del pueblo de Israel que celebraran
la pascua. Las hierbas amargas significaban la esclavitud. El pan sin levadura la pureza. Y
el cordero el sacrificio para perdó n de pecados. El significado teoló gico del cordero y la
sangre es cristoló gico.
8. El cruce del mar: El mar de las cañ as o juncos no se ha identificado. El relato claramente
habla de un milagro de Dios. Dios cubría el sol con una nube, y en la noche alumbraba con
una columna de fuego. Había paredes de agua al lado del pueblo cuando cruzaron, y
después los egipcios ahí se ahogaron. Sin embargo, ni para los israelitas ni para los
narradores hay tal distinció n entre natural y sobrenatural. Simplemente son actos de Dios
a favor de su pueblo. Al finalizar, el pueblo cantó alabanzas a Dios.
9. Maravillas y protección: El agua amarga se endulza (el primer té). Dios los lleva a un
oasis. El maná y las codornices son fenó menos naturales del medio oriente que los
israelitas interpretaron como bendició n de Dios. En É xodo se narran los dos en el mismo
momento y como una bendició n. 40 añ os comieron maná. El agua de la roca también se vio
como bendició n de Dios. La primera guerra fue la victoria sobre Amalec, donde Moisés
levantaba sus manos, Dios luchó por ellos. Josué ya era el general.
10. Jetro: Suegro de Moisés. Pariente de los Israelitas, descendiente de Abraham. Sugiere a
Moisés delegar sus labores. Otros nombres: Reuel o Hobab.
iii. El pacto en el Sinaí: El momento má s importante en la historia de Israel es el pacto en el
Sinaí, donde se convierten en pueblo de Dios. El pacto es ofrecido por un Dios que ya los ha
liberado, establece una relació n con un pueblo al que ya le ha mostrado su amor y protecció n.
1. Contexto histórico: Los especialistas reconocen los paralelos entre el pacto en el Sinaí y
los pactos entre soberanos y sus vasallos en el medio oriente. É xodo 20 incluye las mismas
características que aquellos pactos: un preá mbulo, un recuerdo de lo que el soberano ha
hecho por sus vasallos, las obligaciones del vasallo, un recordatoria de leer el pacto
perió dicamente, las sanciones si no se cumple el pacto, y una lista de testigos.
2. Los 10 mandamientos: Sin duda, la parte de la ley má s importante. No necesariamente
leyes legales, sino un reflejo de lo que es má s importante para Dios. Dios como el ú nico
digno de adoració n, y la exigencia de exclusividad. Las relaciones humanas basadas en
amor y respeto.
3. El Tabernáculo: representaba el encuentro con Dios. Dios estaba presente en medio de su
pueblo. En ese lugar se iban a realizar todos los actos sagrados. Era una tienda mó vil,
Bezaleel y Aholiab fueron elegidos para construir el Taberná culo y todos los utensilios.
4. El Arca de la Alianza: representaba la presencia de Dios. Quizá un trono donde el Dios
invisible se sentaba. No sabemos exactamente có mo eran los querubines. Aunque algunos
imaginan humanoides, quizá má s bien eran bestias aladas.
5. Leyes apodícticas y casuísticas: Las leyes apodícticas son absolutas y reflejan el espíritu
principal de la ley de Dios. Las leyes casuísticas se aplican solo en determinados casos y
bajo ciertas circunstancias.
iv. Otros temas de Éxodo:
1. Historicidad del Éxodo: En la historia de Egipto se sabe que los Hicsos, un grupo de
pueblos semíticos, gobernó Egipto durante un siglo, el segundo periodo intermedio, de
1650 a 1550 BCE. Es probable que José y su familia fueran bienvenidos por los Hicsos. El
comenzar la XVII dinastía con el Reino Nuevo los israelitas pudieron ser tratados con
menos favor. Algunos de los faraones má s famosos son de esta época: Akenató n,
Tutankamó n, Nefertiti, Nefertari, Seti I, y quizá el Faraó n el É xodo Ramsés II.
2. Fecha del Éxodo: La visió n tradicional decía que el éxodo fue en el siglo XV (1460), ya que
en la dedicació n del Templo de Salomó n se dijo que era 480 añ os después del É xodo. Sin
embargo, ese nú mero parece ser má s bien simbó lico y no exacto, como muchos nú meros
en la Biblia. Serían 12 generaciones de 40 añ os. La visió n actual sitú a al É xodo en el siglo
XIII (1290).
3. Ver a Dios: La Biblia habla de muchos que vieron a Dios. Génesis 16:13 – Agar. Génesis 18
– Abraham. Génesis 32:30 – Jacob. É xodo 24:9-10, É xodo 33:11 – Moisés. Jueces 13:22 –
Manoa. Nú meros 14:14 – el pueblo. Una solució n al problema es la revelació n progresiva.
Otra que los diferentes documentos fueron escritos por personas diferentes con ideas
diferente. Otra que cuando la gente vio a Dios se refería solo a una teofanía creada por
Dios, pero no su mismo ser. Otra que cada vez que Dios se ve es la segunda persona de la
Trinidad. Como sea sigue siendo un misterio qué vio Moisés cuando dice que vio su
“detrá s”. Algunos dicen que vio su “bondad” en oposició n a su “gloria” que nadie puede
ver. (33:17-23).
e. Cómo interpretar la ley
i. La Ley es un pacto: La Ley es la expresió n social del pacto de Dios con su pueblo. Debemos
buscar el espíritu de la ley que tiene que ver con la relació n de amor de Dios con su pueblo.
ii. Ley no siempre es “legal”: No se piense en Ley en el sentido moderno de la legalidad de una
nació n con reglamentaciones civiles. A veces la Ley refiere a la instrucció n, a la revelació n de
Dios, mediante todo tipo de literatura: relato, mandato, poema, etc.
iii. La Ley en su contexto: La ley aplicaba a un contexto determinado, una vez que no existía ese
contexto, lo ú nico que se mantiene es el espíritu, pero no la letra de la Ley. No siempre es fá cil
distinguir ese espíritu, pero si entendemos el contexto será má s fá cil.
iv. El nuevo pacto: El Nuevo Testamento ve a la Ley como sombra de lo que había de venir.
Algunas leyes se ratifican, pero la mayoría no. Jesú s cumplió la ley, porque vivió respecto a ese
espíritu. La ley no se modifica, pero eso no significa que se siga aplicando.
v. Tipos de leyes: Leyes morales, civiles, y ceremoniales. Solo algunas de las leyes morales se
ratificaron.
f. Levítico: El libro de levítico contiene, entre otras cosas, una serie de leyes concernientes a la
santidad delante de Dios. Es importante recordar que todas estas leyes siguen siendo parte del
pacto entre Dios y su pueblo, son parte de una relació n. Ademá s, es bueno tener en mente el
contexto en que los narradores situaron estas leyes. El pueblo sigue acampando al pie del Sinaí. El
tema principal es Santidad: “sed santos porque yo soy Santo”. Dios muestra su amor y compasió n
en elegir a un pueblo. Pero ya que É l es su Dios, ellos deben modelar la Santidad de su Dios.
i. Estructura y contenido:
1. Leyes sobre los sacrificios 1-7
a. 1 - Holocaustos
b. 2 - Ofrendas de cereal
c. 3- Ofrendas de paz
d. 4-5 - Ofrendas por el pecado
e. 6:8-7:38 - Instrucciones sacerdotales
2. El Sacerdocio de Aarón y sus hijos 8-10
a. 8 – Día 1 de la ordenació n de Aaró n
b. 9 – Día 8, primeros sacrificios de Aaró n
c. 10 – Fuego extrañ o de Nadab y Abiú
3. Leyes sobre limpieza 11-15
a. 11 – Comida limpia e inmunda
b. 12 – Purificació n después del parto
c. 13-14 – Leyes sobre la lepra
d. 15 – Purificació n de impurezas físicas
4. El día de la expiación 16
5. El código de Santidad 17-26
a. 17 – Sacrificios y la sangre
b. 18 – Pureza sexual
c. 19 – Leyes diversas
d. 20 – Castigos por inmoralidad
e. 21-22 – Leyes sobre el sacerdocio
f. 23 – Leyes sobre las fiestas
g. 24 – Lá mparas y panes del santuario
h. 25 – Los añ os sagrados
i. 26 – Bendiciones y maldiciones
j. 27 – Leyes sobre los votos
ii. Temas en levítico:
1. Santidad:
2. “Yo soy Jehová tu Dios”:
3. Aarón:
4. Nadab y Abiú:
5. El día de la expiación (16:8, 10, 26):
6. “Amor al prójimo” 19:8:
7. Justicia ciega: 19:15
8. La ley del Talión 24:19:
9. Castigo al blasfemo 24:10:
10. El Jubileo:
g. Números: Al igual que É xodo, Nú meros incluye material narrativo y legal. Nú meros continú a
narrando el viaje de Israel hasta Canaá n. En términos de tiempo, Nú mero abarca alrededor de 38
añ os del pueblo de Dios en el desierto. Una generació n muere y Moisés es castigado sin poder
entrar a la tierra prometida.
i. Estructura y contenido: Hay diferentes maneras de dividir Nú meros. 1) En dos mitades: la
generació n de los que murieron en el desierto (1-25), y la generació n que entró en Canaá n
(26-36.) 2) En tres partes segú n la locació n: cerca de Sinaí (1-10:10), cerca de Cades Barnea
(10:11-22:1), y en la planicie de Moab (22:2-36:13). 3) Tres segmentos de leyes divididos por
dos relatos sobre el viaje del pueblo: Ley (1:1-10:10), viaje de Sinaí a Cades (10:11-12:16), ley
(13:1-19:22), viaje de Cades a Moab (20:1-22:1), ley (22:2-36:13).
1. En Sinaí: Preparativos para la partida (1.1-10.10)
a. Primer censo (1.1-54)
b. Campamentos y jefes de las tribus (2.1-34)
c. Nú meros de levitas y sus deberes (3.1-4.49)
d. Leyes diversas (5.1-31)
e. El voto nazareo (6.1-27)
f. Ofrenda de la dedicació n (7.1-8.26)
g. Pascua suplementaria (9.1-14)
h. La nube de guía para el pueblo (9.15-10.10)
2. Viaje de Sinaí a Cades (10.11-12.16)
a. Partida de Sinaí (10.11-36)
b. Incidentes en el camino (11.1-12.16)
3. En Cades, en el desierto de Parán (13.1-20.13)
a. Misió n e informe de los espías (13.1-33)
b. La decisió n del pueblo y el juicio de Dios (14.1-45)
c. Leyes diversas (15.1-41)
d. La rebelió n de Coré (16.1-50)
e. Historia de la vara de Aaró n (17.1-13)
f. Porciones de los sacerdotes (18.1-32)
g. Purificació n de los inmundos (19.1-22)
h. Ultimos acontecimientos en Cades (20.1-13)
4. Viaje desde Cades hasta los llanos de Moab (20.14-22.1)
a. Oposició n de Edom (20.14-21)
b. Muerte de Aaró n; victoria sobre los adversarios (20.22-22.1)
5. En los llanos de Moab (22.2-32.42)
a. Balaam y Balac (22.2-24.25)
b. Apostasía en Peor y la plaga (25.1-18)
c. Segundo censo (26.1-65)
d. Las hijas de Zelofehad, los derechos de la mujer (27.1-11)
e. Designació n de Josué como sucesor de Moisés (27.12-23)
f. Ofrendas en las fiestas (28.1-30.16)
g. Venganza contra Madiá n (31.1-54)
h. Reparto de tierras a las tribus de Transjordania (32.1-42)
6. Asuntos diversos sobre la tierra (33.1-36.13)
a. Reseñ a del viaje desde Egipto (33.1-56)
b. Límites de Israel en la tierra (34.1-29)
c. Ciudades de los levitas (35.1-34)
d. Las hijas de Zelofehad y la herencia de las mujeres (36.1-13)
ii. Temas en Número
1. La ley de los celos 5:29:
2. La bendición sacerdotal 6:22:
3. El castigo de las codornices 11:31:
4. La murmuración contra Moisés 12:
5. Los nephilim 13:33:
6. Agua de la roca 20:
7. La serpiente de bronce 22:
8. Balaam 24:15-19, 31:7-8, 15-16:
9. Prostitución en Sitim:
10. Finees:
11. Las hijas de Zelofehad:
12. Teología: presencia, intercesió n, paciencia.
h. Deuteronomio: El libro de Deuteronomio cambia un poco el tono y estilo del pentateuco. El
nombre griego significa “segunda ley”. Es la repetició n del paco para una nueva generació n.
Contiene una serie de sermones de Moisés antes de entrar a Canaá n.
i. Estructura y contenido
1. Introducción 1:1-5
2. Primer sermón 1:6-4:43
3. Interludio 4:44-49
4. Segundo sermón 5:1-28:69
5. Tercer sermón 29:1-30:20
6. Epílogo, días finales 31:1-34:12
ii. Contexto histórico: los pactos de soberano/vasallo.
1. Pró logo histó rico 1-3
2. Estipulaciones/leyes 4-26
3. Clá usula documental 27:3; 31:9-13
4. Bendiciones y sanciones 28
iii. Estructura:
i. El Pasado 1-3
1. La exhortació n 4-11
a. Las estipulaciones del pacto 12-26
2. La ceremonia 27-30
ii. El futuro 31-34
iv. La renovación del pacto 5:
v. El Shema’: 6:5 la exclusividad y unicidad.
vi. La elección de Israel 7:6-10:
vii. El Espíritu de la ley: 10:12-22
viii. Obediencia y desobediencia: 11:26
ix. Contra la idolatría: 12:29
x. Instrucción a los reyes: 17:14
xi. La heredad de los levitas: 18:1
xii. La oferta de paz: 20:10-21
xiii. Leyes humanitarias: 24:24-25:4
xiv. Ley de levirato: 25:5-10 (Génesis 38 y Ruth)
xv. Nuevas tablas 27:1:
xvi. Promesa de restauración: 30
xvii. Moisés: 34:10-11

III- Los profetas Anteriores


a. Profecía o historia: En la Biblia cristiana se llama libros histó ricos a los libros desde Josué hasta
Esther, sin embargo, en la Biblia Hebrea se llama profetas anteriores a los libros de Josué a 2 Reyes
(sin Ruth). Parece que la divisió n Hebrea es má s acertada en cuanto a la naturaleza de los libros.
Má s que simple cró nica, estos libros son la interpretació n de los eventos en la historia del pueblo
de Israel a la luz de su relació n con Dios. Son una proclamació n teoló gica de quién es Dios a partir
de sus hechos en la historia.
b. La historia deuteronomista: Se denomina así a los profetas anteriores porque cuentan la
historia del pueblo de Dios basada en las enseñ anzas de Deuteronomio. Dios había prometido que
si obedecían a sus mandamientos el pueblo iba a vivir en bendició n, pero que si desobedecían iban
a sufrir las consecuencias. De Josué a 2 Reyes se observa ese patró n durante toda la historia.
c. Josué:
i. Estructura y contenido:
1. Introducción: el llamamiento y la comisió n de Josué (1:1-9)
2. Entrada a Canaán: (1:10-5:12)
3. La conquista de la tierra. (5:13-12:24)
4. La distribución de la tierra. (13-22)
5. Epílogo: Discursos y muerte de Josué (23-24)
ii. Temas importantes en el libro de Josué.
1. La visión deuteronomista:
2. Josué y Moisés:
3. La toma de Jericó:
4. La guerra santa:
5. Rahab:
6. Acán:
7. La distribución de la tierra:
8. Caleb:
9. Toma de la tierra: Josué 11:16-20
10. Tierra sin conquistar: 13
11. Ciudades de refugio:
12. Los levitas:
13. El pacto en Siquem:
14. La nueva situación:
d. Jueces:
i. Estructura y contenido:
1. Introducción: 1-3:6
2. Narración de los jueces:
a. Otoniel: 3:7-11
b. Aod: 3:12-30
c. Samgar: 3:31
d. Deborah y Barac: 4:1-5:31
e. Gedeón y Abimelec: 6:1-9:57
f. Tola: 10:-1-2
g. Jefté: 10:6-12:7
h. Jueces menores: 12:8-15
i. Sansón: 13:1-16:35
3. Narraciones otras:
a. Micaía y los danitas 17-18
b. El levita y su concubina 19-21
ii. Temas en Jueces:
1. El ciclo de maldad:
2. El contexto histórico:
3. La religión canaanita:
4. Una cuestión de lealtad:
5. Ser Israel:
e. 1 Samuel
i. Estructura y contenido
1. Arreglo histó rico para el comienzo del reinado en Israel (cap. 1-7)
a. Nacimiento de Samuel, juventud y llamado a ser profeta (cap. 1-3)
b. Israel derrotado por los filisteos; el arca de Dios es tomada y restaurada (cap. 4-7)
2. El comienzo del reinado en Israel bajo la orientació n de Samuel (8:1; 16:13)
a. El Ascenso de Saú l (cap. 8-12)
i. El requerimiento pecaminoso del pueblo por un rey (cap. 8)
ii. Samuel anota a Saú l en privado (9:1; 10:16)
iii. Saú l escoge ser rey en pú blico (10:17-27)
iv. La elecció n de Saú l de ser rey es confirmada (11:1-13)
v. El Reino de Saú l es inaugurado en una ceremonia de renovació n del pacto (11:14;
12:25)
b. El reinado de Saú l fracasa (13:1; 16:13)
3. El Establecimiento del Reinado en Israel (16:14; 31:13)
a. El ascenso de David (16:14; 27:12)
i. David entra al servicio de Saú l (16:14; 17:58)
ii. David tiene temor de Saú l (cap. 18-19)
iii. Jonatá n protege a David de Saú l (cap. 20)
iv. David sigue eludiendo a Saú l (21:1; 22:5)
v. Saú l asesina a los sacerdotes en Nob (22:6-23)
vi. David rescata el pueblo de Keila (23:1-6)
vii. Saú l sigue persiguiendo a David (23:7-29)
viii. David perdona la vida a Saú l (cap. 24)
ix. David amenaza la vida de Nabal (cap. 25)
x. David perdona la vida a Saú l nuevamente (cap. 26)
xi. David entra al servicio de Aquis (cap. 27)
b. El Fin del Reinado de Saú l (cap. 28-31)
ii. Temas y personas en 1 Samuel:
1. Samuel:
2. Saúl:
3. Profecías:
4. David:
5. Jonathan:
6. El espíritu de parte de Dios:
7. La adivina de Endor:
f. 2 Samuel
i. Estructura y contenido
1. La Consolidació n del Reinado en Israel (2 Sa 1-20)
a. El Lamento de David por Saú l y Jonatá n (cap. 1)
b. David se convierte en el Rey de Judá (cap. 2-4)
c. David se convierte en el Rey de todo Israel (5:1-5)
d. David conquista Jerusalén (5:6-25)
e. David trae el arca a Jerusalén (cap. 6)
f. Dios promete a David una dinastía duradera (cap. 7)
g. La extensió n del reino de David (cap. 8)
h. La lealtad de David a su pacto con Jonatá n (cap. 9)
i. David comete adulterio y asesinato (cap. 10-12)
j. David pierde a su hijo Amnó n (cap. 13-14)
k. David pierde a su hijo Absaló n (cap. 15-20)
2. Reflexiones Finales acerca del Reinado de David (2 Samuel 21-24)
ii. Personas y eventos en 2 Samuel:
1. Is-boset:
2. Abner:
3. Joab:
4. Mical:
5. Mefi-boset:
6. Betsabé:
7. Los hijos y la corte de David:
a. Amnón:
b. Absalón:
c. Simeí:
d. Husai:
e. Simei:
8. Los oficiales de David:
a. Joab:
b. Benaía:
c. Sadoc:
d. Abiatar:
g. 1-2 Reyes:
i. Salomón:
1. Ascenso al trono: Producto de una aparente conspiració n con Natá n, Betsabé, Sadoc, y
Benaía en contra de Adonías, Joab, y Abiatar. David era ya viejo y su corte real era un
desastre. Salomó n devolvió la paz al reino, pero a precio de sangre.
2. Sabiduría: Salomó n pidió sabiduría a Dios y se la concedió . Tenía que ver con capacidad
para gobernar, como muestra el ejemplo de él haciendo juicios justos. También tiene que
ver con ciencia, conocimiento de plantas, animales, y técnicas. Ademá s, tiene que ver con
arte y literatura. Hubo todo un movimiento cultural en tiempos de Salomó n, a quien se
atribuyen el comienzo de la literatura sapiencial.
3. Esplendor: Con Salomó n el reino se volvió cosmopolita. Incluso fue un pequeñ o imperio
que ya había comenzado David y que alcanzó su punto má s alto en tiempos de Salomó n.
Artes, literatura, y riquezas incluso de cará cter secular.
4. Internacional: Conquistó má s territorios incluso que David. Aunque también mantuvo
buenas relaciones con otras naciones como Egipto (se casó con la hija de faraó n), la reina
Saba que fue a oír su sabiduría, y el rey Hiram de Tiro quien le proporcionó materiales y
trabajadores para el proyecto de construcció n.
5. Construcciones: El templo de Salomó n fue una de las maravillas del mundo antiguo. Sin
embargo, el palacio de Salomó n era má s grande y tardaron aun má s tiempo en construirlo.
Las características de esta arquitectura eran fenicias. La ceremonia de dedicació n deja
claro que Dios es má s que un templo, y fue una ratificació n del pacto davídico.
6. Idolatría: Salomó n tenía muchos matrimonios por tratados internacionales. Eso le llevó a
que construyera santuarios en Jerusalén para las religiones de sus esposas. Aquello fue el
punto má s bajo de Salomó n por lo que Dios le dividió el reino.
ii. División del reino: el profeta Ahías recibió palabra de Dios para Jeroboam, quien se había
revelado contra Salomó n. Jeroboam recibiría diez tribus y el heredero de Salomó n dos.
Roboam no escuchó a los consejeros de su padre y aumentó los impuestos, por lo tanto, el
pueblo de Israel siguió a Jeroboam separá ndose del reino del sur.
iii. El Reino de Judá:
1. Roboam: Hijo de una mujer pagana, corrompió al pueblo en idolatría. Un faraó n egipcio
invadió Judá y se llevaron las riquezas del Templo. Se la pasó en lucha con Jeroboam de
Israel.
2. Abías: Continú o la política de su padre, pero solo duró 3 añ os.
3. Asa: Empezó bien tratando de renovar el culto 1 Reyes 15:11-15. Sin embargo, al final de
su vida se alió a Ben-Hadad de Siria en contra de Baasa de Israel. Por lo que Dios le castigó .
4. Josafat: En términos generales fue recto a los ojos de Jehová . Pero tomó malas decisiones
con consecuencias nefastas. Se alió a Acab de Israel, uno de los peores reyes. Casó a su hijo
Joram con Atalía. Se alió a Acab en contra de Siria retomando la ciudad de Ramot de
Galaad. También realizó una gran victoria contra Moab y Amó n.
5. Joram: Fue malo a los ojos de Dios. Mató a sus propios hermanos, y a los que se oponían a
que una pagana fuera reina. Fue atacado por Edom y los Filisteos. Murió a los 40 de una
enfermedad intestinal.
6. Ocozías: Reinó poco tiempo, ya que murió en una visita de estado a su tío Joram. Jehú de
Israel dio golpe de estado y mató a Ocozías que estaba de visita. La reina Atalía quiso
hacerse del poder y mató a muchos de la familia real. Solo sobrevivió el pequeñ o Joá s, hijo
de Ocozías.
7. Joás: Joá s fue protegido por sus tíos Josabet y Joiada. Conspiraron contra la usurpadora
Atalía. Mientras vivió Joiada el pueblo siguió a Dios, se reformó el Templo que estaba
olvidado. Pero cuando murió Joiada, Joá s abandonó el Templo y hasta mató al hijo de
Joiada. Siria invadió Jerusalén. Sus propios oficiales planearon un complot contra él.
8. Amasías: Asesinó a los que mataron a su padre. Comenzó como su padre, adorando a Dios.
Pero también terminó siendo infiel. Adoró a los dioses de Edom. Israel atacó Jerusalén y la
ciudad sufrió graves dañ os. También murió asesinado por sus propios oficiales.
9. Uzías (Azarías): Igual que su padre y abuelo, fue fiel al Señ or al principio, pero después
fue infiel. Ofreció incienso en el Templo, cosa que estaba reservada a los sacerdotes. Como
castigo contrajo lepra. Sin embargo, su reino tuvo relativa prosperidad.
10. Jotam: Continuó con la prosperidad de su padre. Aunque esta acabó poco después de su
muerte.
11. Acaz: El peor rey de Judá hasta el momento. Enfrentó la coalició n Sirio-Israelita. Dio
tributo a Tiglat-Pileser por ayuda. Este accedió y saqueó Damasco (734). Acaz fue con el
emperador Asirio y construyó un altar como el de Damasco que puso en el Templo de
Jerusalén.
12. Ezequías: Fue fiel a Dios. Realizó una reforma religiosa a gran escala. Restauró el Templo,
el culto, y el sacerdocio. Destruyó la serpiente de bronce de Moisés. Invitó a los
sobrevivientes de Israel a adorar al Templo. Sobrevivió a la invasió n de Senaquerib quien
destruyó muchas ciudades de Judá , pero no conquistó Jerusalén. Isaías, a quien Acaz había
rechazado se convirtió en el portavoz de Dios para Ezequías. La confianza de Ezequías
ante la poca posibilidad de victoria es impresionante. Ezequías enfermó gravemente, pero
Dios le dio 15 añ os má s de vida.
13. Manasés: De los peores reyes de Judá . Puso ídolos en el Templo. Reinó muchos añ os.
Aparentemente fue depuesto por el rey de Asiria. Segú n Cró nicas, Manasés se arrepintió al
final de su vida restableciendo el culto al Señ or.
14. Amón: Tan malo como su padre. Pero rey poco tiempo. Murió por una conspiració n.
15. Josías: Con solo 8 añ os fue guiado por el sacerdote Hilcías. Realizó una reforma religiosa a
gran escala. Se restauró el Templo por cuarta y ú ltima ocasió n. Se celebró la pascua desde
hacía muchos añ os. Se descubrió el libro de la ley. Sin embargo, tomó una mala decisió n
militar. Enfrentó al Faraó n Necao que iba a pelear contra Babilonia aliado a lo poco que
quedaba de Asiria.
16. Joacaz (Salum): Hijo de Josías, fue hecho prisionero de Necao. Judá se convirtió en vasallo
de Egipto.
17. Joacim (Eliacim): Impuesto por el faraó n. Leal a Egipto, quizá por eso no fue elegido
antes, aunque era el mayor. Babilionia venció a Egipto y Joacim cambió sus lealtades.
Primera deportació n en 598. El templo fue saqueado. Nabucodonosor lo dejó reinar como
vasallo. Aunque después intentó independizarse volviendo a Egipto y Babilonia tomó
represalias.
18. Joaquín o Jeconías: Joacim murió intempestivamente y su hijo quedó a cargo.
Nabucodonosor volvió a invadir Jerusalén. Segunda deportació n 597. Fue llevado cautivo a
Babilonia y los judíos siguieron considerá ndole rey. El Templo fue saqueado otra vez.
19. Sedequías: Tercer hijo de Josías. Fue fiel a Babilonia por once añ os, pero después buscó la
independencia aliándose a Egipto. En esta ocasió n Nabucodonosor no corrió riesgos y
destruyó por completo la ciudad. El Templo fue destruido y muchos llevados cautivos. 586
iv. El Reino de Israel:
1. Jeroboam I: Recibió la profecía de Ahías que sería rey de Israel. Huyó a Egipto por un
tiempo, pero regresó cuando Salomó n murió . En Siquem dijo que los de Israel no tienen
parte con la casa de David y dividió el reino. Su reino pudo ser eterno, pero no fue fiel a
Dios. Hizo caer a Israel en la idolatría. Convirtió los santuarios de Bet-el y Dan idolatría.
2. Nadaab: Gobernó pocos añ os y murió en una batalla contra Baasa. Reinó desde Tirsa.
3. Baasa: Comenzó la segunda dinastía. Se enfrentó a Ben-hadad de Siria y a Asa de Judá .
4. Ela: Siguió los caminos idó latras de su padre fue asesinado por Zimri, su oficial.
5. Zimri: General que dio golpe de estado. Comenzó un periodo de gran inestabilidad. Zimiri
murió quemado por la guerra contra Omri.
6. Omri: Comenzó la tercera dinastía después de vencer a Tibni, su rival por el trono. Omri se
asentó poderosamente en el trono de Israel. Trasladó la capital a Samaria. Se alió con
fenicia. Casó a su hijo Acab con Jezabel, princesa fenicia. Llevó al reino de Israel a victorias
militares. Fue conocido internacionalmente como un rey poderoso.
7. Acab: Continuó la política exitosa de su padre. Su esposa Jezabel influyó profundamente
en el reino, y comenzó una cruzada contra el culto a Jehová . Mató profetas de Dios e hizo
construir un templo en Samaria al dios Baal de Fenicia. Tomó la viñ a de Nabot por
conspiració n de su esposa y Elías lo condenó . Se alió al rey Josafat de Judá para retomar la
ciudad Ramot de Galaad. En esa batalla contra los sirios Acab murió . No escuchó al profeta
Micaías.
8. Ocozías: Primer hijo de Acab, continuó las prá cticas de su padre. Adoró a Baal-zebub de
Ecró n. Murió a consecuencia de una caída sin herederos.
9. Joram: Segundo hijo de Acab y ú ltimo de la dinastía de Omri. Tuvo algunas victorias
militares. Peleó contra Ben-hadad. Fue matado por Jehú a quien Dios instruyó para
derrocar a la dinastía de Omri, como juicio por sus maldades.
10. Jehú. Asesinó a Joram de Israel, hijo de Acab. A Ocozías de Judá, nieto de Acab. Y a la reina
madre Jezabel. Así comenzó una nueva dinastía. Persiguió el culto a Baal y destruyó el
templo en Samaria. Sin embargo, continuó las prá cticas de Jeroboam, un culto a Jehová
contaminado.
11. Joacaz. Continuó la política de su padre. Sin embargo, el poder del reino disminuyó por la
fuerza de Siria.
12. Joás. Continuó la política de su padre, pero tuvo má s éxitos militares y políticos. Recuperó
terreno perdido ante Siria e hizo guerra contra Judá .
13. Jeroboam II. Continuó la política de su padre. Con Jeroboam II Israel alcanzó su ú ltimo
momento de esplendor. Expandió sus territorios, influencia, y poder. Reinó por má s de 40
añ os.
14. Zacarías. Ú ltimo rey de la dinastía de Jehú . Solo reinó unos meses y fue asesinado.
15. Manahem: Asesió a Salum y tomó el poder. Pero solo fue un vasallo de Tiglat-pileser de
Asiria. Pagó gran tributo a Asiria para lograr la paz después de ser invadido.
16. Pekaía: Solo reinó dos añ os y fue muerto en un golpe de estado. Fue el ú ltimo rey sucesor
de Israel.
17. Peka: Se había revelado en tiempo de Manahem, y fundó un reino al este del Jordá n.
Después regresó para asesinar a Pekaía y hacerse del poder. No quiso cooperar con Asiria.
Formó una coalició n con Rezín de Siria, a la cual intentaron unir a Acaz. Finalmente,
también fue asesinado. Tiglat-pileser conquistó casi todo Israel salvo Samaria y sus
alrededores.
18. Oseas. Asesinó a Peka y se hizo del trono. Buscó aliarse con Egipto para tener
independencia de Asiria y su nuevo rey Salmanasar. Este invadió Samaria y la conquistó
en el 722. Posteriormente el nuevo rey, Sargó n, se encargó de la deportació n y exilio de los
israelitas. A Samaria fueron llevados extranjeros de Mesopotamia y Siria. Y muchos
samaritanos fueron llevados hasta Media.
v. Los profetas independientes:
1. Elías: primer profeta independiente contra reyes y sacerdotes oficiales
a. Anunció a Acab una hambruna de 3 añ os. 1 Reyes 17
b. Fue alimentado por cuervos.
c. Resucitó al hijo de una viuda en Sarepta, Sidó n.
d. Hizo frente a los profetas de Baal en Carmelo. 1 Reyes 18
e. Oyó la voz de Dios en el Sinaí después de 40 días. 1 Reyes 19
f. Confrontó a Acab por la viñ a de Nabot. 1 Reyes 21
g. Pidió que descendiera fuego a los soldados de Ocozías. 2 Reyes 1
h. Se fue en un torbellino al cielo, ¿carro de fuego? 2 Reyes 2
2. Eliseo: recibió doble porció n del Espíritu, sucesor de Elías con un ministerio má s largo
a. Dejó su riqueza. 1 Reyes 19
b. Fue vengado por quienes se burlaban de él. 2 Reyes 2
c. Multiplicó el aceite de una viuda. 2 Reyes 4
d. Resucitó a un joven en Sunem. 2 Reyes 4
e. Sanó de lepra a Naamá n de Siria. 2 Reyes 5
f. Engañ ó a un ejército sirio y los cegó . 2 Reyes 6
g. Anunció a Hazael que sería rey de Siria. 2 Reyes 8
h. Mandó ungir a Jehú como rey de Israel. 2 Reyes 9

IV- Los profetas posteriores


a. Cómo leer los profetas: Los libros proféticos son quizá los menos conocidos, leídos, y predicados
de toda la Biblia. Sabemos algunos versos aislados, pero poco se habla del tema general de cada
libro y del contexto específico en el que escriben. Y esto no es raro, los libros proféticos son
realmente los má s complicados de entender. Por varias razones que debemos tomar en cuenta:
i. La profecía: comú nmente se entiende por profecía “predecir el futuro”, pero no es eso lo que
en la Biblia se entiende por profecía. Sí hay algo de ver hacia el futuro, pero no se trata de
vaticinios, sino de una sabia lectura del futuro acorde a las circunstancias presentes. Ademá s,
generalmente se refieren al futuro cercano, no a miles de añ os después. La profecía es en
buena medida una proclamació n de las consecuencias de obedecer o desobedecer la ley.
Maldiciones y bendiciones vienen segú n la lealtad a Dios. Pero siempre hay opció n de
restauració n.
1. Un mensaje de parte de Dios, de un humano para el pueblo
2. Un mensaje teocéntrico, énfasis en la alianza
3. Un llamado a la observancia de la ley (pacto)
4. Un llamado al arrepentimiento, volver a Dios
ii. El juicio y la justicia: Dos temas muy presentes en los profetas son justicia y juicio. Tienen
que ver con el pacto que Dios hizo con su pueblo. Cuando el pueblo es infiel a Dios juicio viene
contra ellos. Los profetas interpretan la historia de Israel con base en la relació n que el pueblo
estableció con Dios en el Sinaí. Muchos profetas condenan a Israel por romper el pacto. La
desobediencia tiene que ver con la injusticia. Ellos habían sido esclavos y fueron liberados.
Pero en tiempos de los profetas los poderosos oprimían a los pobres. Eso era injusticia, y era
desobediencia al pacto con Dios. La justicia tiene que ver con un cumplimiento del Espíritu de
la ley. Por eso también se condenan los rituales vacíos, los reyes opresores, y las riquezas
injustas. Muchos profetas critican el culto ritualista y llaman a adoració n verdadera.
iii. La esperanza y restauración: La mayoría de los profetas predican mensajes de juicio y
condena para el pueblo. Sin embargo, también la mayoría predican un mensaje de esperanza y
restauració n. Cada uno lo hace de manera diferente y utilizando símbolos distintos segú n el
contexto particular. Pero la idea es que el juicio de Dios no es la palabra final. É l sigue
siendo fiel y restaurará a su pueblo. A veces hay imá genes de un Mesías davídico. Un enviado
de Dios del linaje de David que restaurará los tiempos dorados de Israel. Trayendo una nueva
Jerusalén. A veces es una vuelta al jardín del Edén, volviendo al momento original de la
creació n. Una nueva creació n. A veces es un nuevo É xodo. Dios hará de Israel un nuevo pueblo
formado por nuevas personas.
iv. La poesía: Una de las razones por las que es tan complicado leer los libros proféticos es
porque en su mayoría son poesía. Pero una poesía que no es nada familiar para nosotros. El
género literario sería “oráculos proféticos”. Los propios especialistas en Biblia discuten el
significado particular de muchos versos específicos. El mensaje general de cada libro profético
es, sin embargo, bastante claro cuando tenemos las herramientas adecuadas para leerlo.
v. Imágenes, visiones, y actos simbólicos: Entender que es poesía significa tomar en cuenta
que está lleno de imá genes y símbolos. Las imá genes son un instrumento poderosísimo de
comunicació n humana. Sin embargo, necesitamos conocer los elementos culturales de cada
imagen. A veces hay actos externos de los profetas que conllevan un mensaje. Los profetas a
veces dan su mensaje a través de visiones, lo cual era comú n en aquel contexto. Todos estos
son recursos poéticos para comunicar mensajes muy importantes.
vi. El contexto: Para conocer el significado de cada orá culo profético es indispensable conocer el
contexto particular en que fue pronunciado. Muchos intentan leer la Biblia sin atender al
contexto histó rico y social. Por su puesto que Dios puede hablar en cualquier circunstancia,
pero sí queremos hacer un estudio serio de la Biblia es indispensable conocer el contexto. Es
un error de método exegético no atender al contexto histó rico y social. Esto es especialmente
cierto para los libros proféticos. Cada orá culo profético fue pronunciado para en un contexto
político y social específico, a veces para el pueblo y a veces para el rey. Muy a menudo en
medio de guerras o tratos con otros pueblos. Todo eso es indispensable para comprender los
profetas.
vii. Los profetas: Es importante tomar en cuenta que los orá culos proféticos eran pronunciados
oralmente, cuando los leemos por escrito perdemos el contexto inmediato en que fueron
proclamados. A veces se puede ver la personalidad propia de cada profeta. Sin embargo, son
pocos los profetas de los que sabemos algo de su vida. Los libros proféticos son mensajes que
Dios dio a los profetas. La palabra de Dios venía a ellos y ellos lo declaraban al pueblo. Muchos
eran llamados de manera particular. Los profetas posteriores eran profetas independientes,
no oficiales que predicaban contra los reyes y sacerdotes oficiales.
viii. Los libros proféticos: Los libros son colecciones de los sermones, orá culos, y visiones de los
profetas. Estos elementos fueron editados para ser colocados en rollos particulares de cada
profeta. No son ni historias, ni biografías, sino le edició n de diferentes elementos, sobre todo
orales, puestos juntos por su asociació n con un profeta en particular.
ix. El doble significado: Aunque los orá culos proféticos eran pronunciados en un contexto
específico, a veces fueron utilizados posteriormente para predicar un mensaje diferente. Por
ejemplo, la profecía de Isaías para Acaz fue usada en el Nuevo Testamento para hablar de
Jesú s. Es importante que los lectores de la Biblia tengamos cuidado con eso. El significado de
las profecías no está abierto. Si los escritores sagrados las reinterpretaron después fue
inspirados por el Espíritu Santo de una manera que nosotros no estamos autorizados a hacer
igual que no podemos añ adir má s libros a la Biblia.
x. El cumplimiento profético: Si bien una visió n tradicional dice que las profecías del Antiguo
Testamento se ven cumplidas. Otra visió n argumenta que el Nuevo Testamento no se trata de
cumplimiento profético preciso, sino de conectar la historia presente con la revelació n de Dios
en el pasado. Los profetas no estaban preocupados por fechas y datos exactos, sino con el
cará cter de Dios y su relació n con los seres humanos.
b. Los profetas pre-exílicos:
i. Amos:
1. Fecha: 760 BCE
2. Contexto: Reinado de Jeroboam II, reino de Israel.
3. Profeta: Amó s de Tecoa. Un pastor no hijo de profeta. Confrontó al profeta Amasías. 7:10-
17. Predicó juicio y destrucció n contra el reino de Israel.
4. Temas:
a. Justicia: Condenó las injusticias. Predicó justicia social para los pobres y viudas. No
por humanitario sino por fidelidad a Dios y a la alianza. 5:24
b. Juicio: Amó s predicó juicio contra el reino de Israel. Pareciera un juicio sin esperanza,
sobre todo para Israel. Pero se ofrece una esperanza de restauració n para la casa de
David.
c. Arrepentimiento: Aunque en su mayoría es un libro de juicio, algunos pasajes parecen
ser un llamado al arrepentimiento. 3:12; 5:3; 5:14-15; 9:8.
d. Día del Señor: Proclamó el día del Señ or, pero como un día de juicio. 5:18-20
ii. Oseas:
1. Fecha: 780-722, difícil de saber con exactitud.
2. Contexto: Contemporá neo de Amos, en el reino del Norte. Antes del exilio.
3. Profeta: De Oseas se sabe poco. Los eruditos consideran que el texto ha sido conservado
de manera fragmentaria. Sin embargo, sabemos que se casó con Gomer y tuvo 3 hijos.
4. Temas:
a. La alianza: El tema central del libro es la relació n de pacto entre Dios y el pueblo de
Israel, que se simboliza con un matrimonio. Dios se casó con una esposa infiel
(prostituta). Dios tomó riesgos. Dios es un esposo que llora por la infidelidad de su
esposa.
b. El matrimonio: Como es comú n en los profetas, Oseas encarnó en su propia vida la
situació n del pueblo para dar un mensaje aun má s poderoso. Se casó con una prostituta
y adú ltera, y Dios le ordenó amarla y restaurarla.
c. El juicio y esperanza: El mensaje de Oseas combina juicio y esperanza de
restauració n. Juzga a su pueblo por su infidelidad, pero es claro que el juicio no es algo
que dios disfrute, 6:4; 11:8. Ademá s hay llamado al arrepentimiento, 2:16-23; 12:6; 5:3;
11:11; 14:7.
d. El amor de Dios: El capítulo 11 es poderoso en cuanto a revelació n del cará cter de
Dios como esposo con una esposa infiel. También hay imá genes de padre e hijo. Lo cual
muestra que las imá genes proféticas no pretenden ser exactas sino evocar emociones
profundas que no pueden expresarse con palabras.
iii. Miqueas:
1. Fecha: 742-722
2. Contexto: El reino de Judá , antes de la caída de Samaria en el norte.
3. Profeta: Miqueas, de una pequeñ a aldea en el Sur
4. Estructura:
a. Juicio contra Israel y Judá 1-2
i. Desastre 1:2-2:11
ii. Salvació n 2:12-13
b. Juicio contra los líderes 3-5
i. Desastre 3:1-12
ii. Salvació n 4:1-5:15
c. Juicio contra Judá
i. Desastre 6:1-7:7
ii. Salvació n 7:8-20
5. Temas:
a. La justicia: se repite el tema que está presente en todos los profetas hasta ahora. La
justicia es lo que Dios pide, proteger a los oprimidos. El culto es vacío si no va
acompañ ado de justicia y obediencia genuina. 6:6-9
b. El remanente: Esta puede ser una adició n a la teología Zionista, un remanente
sobrevivirá al juicio y Dios completará su obra a través de ellos. Es un mensaje de
esperanza, muy poderoso al final de capítulo 7.
iv. Isaías 1-39:
1. Fecha: 742-701
2. Contexto: Reino del sur, Judá .
3. Profeta:
4. Estructura:
a. 1 La demanda legal contra el pueblo de Dios
b. 2-5 Orá culos contra el pueblo de Dios
c. 6-11 El tiempo de la guerra Siria-Israel
d. 13-23 Orá culos contra las naciones
e. 28-33 Orá culos sobre la revuelta contra Senaquerib
f. 36-39 Probable adició n posterior 2 Reyes 18:13-20:19
5. Temas:
a. El Santo de Israel: El nombre má s comú n para Dios en este libro es “El Santo de
Israel” en oposició n a al pueblo que es pecador. Como Dios es tan santo, no puede
habitar en medio de un pueblo pecador. Por eso él va a purificar a su pueblo.
b. El llamamiento del profeta: El llamamiento de Isaías en el capítulo 6 es famoso y muy
significativo pues presenta los temas principales de todo el libro, por ejemplo, la
santidad de Dios. Es interesante notar que todos los profetas (excepto Ezequías) se
resistieron en un principio a su llamado.
c. Teología Sionista: La teología Zionista enfatiza la importancia de la ciudad de
Jerusalén y el pacto de Dios con David. Yahweh es el Dios que protege la ciudad, sin
embargo, sus habitantes deben ser fieles a Dios. 1:16-17; 33:15.
d. Juicio y esperanza: Dios hará juicio sobre Israel porque no son santos como él, sin
embargo, el juicio conlleva esperanza porque en Isaías el juicio no es para siempre sino
momentá neo para purificació n. La nueva Jerusalén, el vá stago y otras imá genes
conllevan juicio y esperanza en sí mismas.
e. El culto: Isaías condena el culto vacío. De nada sirven los rituales religiosos si no van
acompañ ados de obediencia genuina a Dios, lo cual se traduce en justicia social: cuidar
a los enfermos, proteger a los débiles en oposició n al contexto de opresió n de los
poderosos sobre los pobres.
f. Las naciones: Dios es el Dios de todas las naciones y él usa a los pueblos poderosos
para sus propios propó sitos. Dios usará a Asiria y Babilonia para juzgar a Israel, pero
también será n juzgadas las demá s naciones.
v. Nahum:
1. Fecha: 640-615
2. Contexto:
3. Temas:
a. Nínive: el tema principal es el juicio contra la ciudad de Nínive, capital del Imperio
Asirio. Dios juzgará a la ciudad por su arrogancia y pecado.
b. Consuelo: Nahum significa consuelo, Dios consolará a su pueblo haciéndoles saber que
él está por encima de cualquier imperio, por má s poderoso que sea. También puede ser
una exhortació n a los que temen por el poder de los Asirios.
vi. Sofonías:
1. Fecha: 640-620
2. Contexto:
3. Temas:
a. El día del Señor: otra vez aparece este tema como un día inminente de juicio. Pero esta
vez el juicio no es para Israel sino para Judá por su corrupció n. Dios también juzgará a
las demá s naciones. Sin embargo, hay esperanza.
b. El remanente: En Sofonías, el remanente son los pobres. Siguiendo la tradició n
profética de condenar la injusticia y la opresió n.
c. Profetas del exilio:
i. Habacuc:
1. Fecha: es muy debatida la fecha.
2. Temas:
a. Teodicea: la pregunta sobre la justicia de Dios en virtud del sufrimiento humano, el
dolor, y las injusticias.
b. La justicia de Dios: el libro exalta la justicia de Dios, a pesar de las circunstancias
histó ricas.
c. El lamento: los primeros dos capítulos son un diá logo entre Dios y probablemente el
profeta, quien se lamente por la injusticia, violencia, y dolor.
d. El gozo: el tercer capítulo es un salmo de alabanza aun medio de la escasez má s
terrible.
ii. Ezequiel
1. Fecha: 593-585
2. Contexto: Este libro demuestra un contexto nuevo, la caída de Jerusalén y el exilio.
3. El profeta: Ezequiel fue llevado al exilio, y esa circunstancia es muy influyente en las
características del libro. Ezequiel fue un sacerdote, pero lejos de Jerusalén se convirtió en
un profeta de Dios que criticó a la propia religió n. Debido a las circunstancias tan críticas,
Ezequiel fue un profeta que innovó .
4. Temas:
a. Crítica de la religión: ante el traumá tico evento de la conquista y el exilio, Ezequiel
fue un profeta de Dios que respondía a la gran crisis. Criticó las ideas religiosas de que
Jerusalén no sería destruida jamá s porque había un pacto que obligaba a Dios a
protegerlos.
b. La gloria de Dios: contra la idea de que Jerusalén no sería destruida porque en el
Templo estaba la gloria de Dios, Ezequiel afirma que la gloria de Dios no podía habitar
en medio de un pueblo corrupto y pecador. (8-10) Ezequiel vio la gloria de Dios
apartarse del Templo.
c. Visiones: Hay cuatro visiones importantes en Ezequiel. La má s famosa de ellas, el valle
de los huesos secos. Habla de muerte, desolació n, e impureza. Pero aun eso Dios puede
restaurar. 37. Las otras visiones dan el mensaje de que el pueblo rompió el pacto y por
eso la gloria de Dios abandonó Jerusalén. Pero Dios volvería a formar un pueblo nuevo.
d. Esperanza: A pesar de que Jerusalén fue destruida, Dios sigue siendo el soberano
sobre todas las naciones. Una respuesta contra intuitiva pero que demuestra la gran
resiliencia de la fe en Yahvé. Dios promete que él va a restaurar a su pueblo (36) y
pondrá un corazó n de carne donde había uno de piedra.
e. El exilio: Ezequiel es muy importante porque es el ú nico profeta que habla
precisamente en el tiempo del exilio desde Babilonia. Explica que aquello fue juicio de
Dios. Responde a una generació n que sufría una crisis inexplicable. Ezequiel explicó
aquel terrible momento refiriendo a la desobediencia del pueblo al pacto que Dios
había hecho con ellos.
iii. Abdías:
1. Fecha: Después de la caída de Jerusalén (586)
2. Contexto: Al parecer Edom se aprovechó de la caída de Judá y tomó ventaja de su
situació n.
3. Temas: El tema principal es un orá culo divino en contra de Edom. Ademá s, hay menciones
del día del Señ or. Y se espera la restauració n en la tierra de Judá .
iv. Jeremías
1. Fecha: 597-562
2. Contexto: El exilio y la caída de Jerusalén
3. Profeta: Hay muchas referencias narrativas en Jeremías. É l encarna en su propia vida los
sufrimientos de la nació n. Sirvió bajo los ú ltimos reyes de Judá. Se quedó en Jerusalén
después del exilio y finalmente murió en Egipto. Era descendiente de Elí, y de Abiatar.
4. Temas:
a. El llamamiento: Dios llamó a Jeremías como “profeta a las naciones” aun incluso antes
de nacer.
b. Juicio: La mayor parte de los orá culos son juicio o explicaciones del juicio que Dios ha
hecho sobre su pueblo infiel. Dios es el soberano sobre todas las naciones, no solo
Israel.
c. Lamentos: Gran parte del libro son lamentos, tanto del profeta como de Dios por la
caída de Jerusalén y el exilio.
d. Restauración: Dios hará un nuevo pueblo. Establecerá un nuevo pacto que va a
depender de Dios y no de ellos. (Capítulos 30-33).
e. Deuteronomístico: El libro contiene un tono y estilo deuteronomístico. Jeremías 52, 2
Reyes 25.
f. Prosa y verso: El libro es colecció n de sermones, orá culos, y narraciones. La parte en
verso es má s lamento y juicio. La esperanza se encuentra en la prosa.
g. El exilio: El profeta Jeremías explica el exilio, diciendo que el pueblo creó una situació n
en Jerusalén en la que Dios no puede morar. Dios no los abandonó , ellos abandonaron a
Dios.
h. Líderes: Gran parte de la culpa la tienen los líderes de la nació n. Su riqueza y su abuso
de poder son condenados. Dios prometa nuevos líderes.
i. Actos proféticos: Jeremías realiza una serie de actos simbó licos que comunican
grá ficamente el mensaje de Dios. Dios es un alfarero que rompe sus jarrones para
volverlos a hacer.
j. La alianza: Todo el libro gira en torno al tema de la alianza. El pueblo rompió el pacto
que había entre Dios y ellos. También se utiliza la imagen de Dios como un padre. En
todo, Dios ha sido fiel y ha actuado con amor eterno (fidelidad al pacto).
v. Deutero-Isaías:
1. Fecha: 540-520
2. Contexto: Hacia el final del exilio, poco antes de la caída de Babilonia y el regreso a
Jerusalén. Ciro se menciona por nombre.
3. El profeta: La mayoría de los estudiosos consideran a este un libro diferente del primer
Isaías. El contexto ya no es el siglo VIII sino VI. El enemigo ya no es Asiria sino Babilonia. El
mensaje ya no es juicio sino consuelo y salvació n. No hay referencias a la vida de Isaías.
Tampoco al reino davídico. El estilo es radicalmente diferente. El peso de todos estos
argumentos hace evidente que este es otro autor en otro contexto. Sin embargo,
generalmente se admite que había una escuela profética heredera de Isaías que escribió
estas profecías (8:16-17).
4. Temas:
a. Consuelo y salvación: el tema principal del Deutero-Isaías es que Dios ha perdonado a
su pueblo, que el fin del exilio esta cerca, y que Dios los va a salvar. Dios ha levantado a
Ciro para castigar a Babilonia y salvar a su pueblo. Prá cticamente no hay juicio para
Israel en el segundo Isaías. Muchas de las imá genes del deutero-Isaías será n retomadas
en el Nuevo Testamento. Después de los Salmos es el libro del Antiguo Testamento má s
citado en el nuevo. Por ejemplo, la palabra “evangelio” que significa buenas noticias.
b. Tipología de salvación: La salvació n de Dios se entiende como un nuevo éxodo, tema
que Hebreos 3 retomará. (40-43). La salvació n de Dios también se entiende como una
nueva creació n, Dios es el creador de todos no solo de Israel. É l es el ú nico soberano de
todo el universo. 40:12-31; 48; 51:9-11. El camino del Señ or es otra imagen de
salvació n en el segundo Isaías, hace referencia a un rey salvador. El Nuevo Testamento
retomará esta idea.
c. Los ídolos: El deutero-Isaías expresa por primera vez un monoteísmo filosó fico. A
diferencia de otros profetas el segundo Isaías es poderoso en argumentos. 41:21-29;
44:9-20; 45:20-46:7. La idea de que Dios es el ú nico soberano, era contra intuitiva
siendo que el imperio Babilonio había resultado vencedor. Pero así es la fe en Yahvé, se
sobrepone a las dificultades aun contra toda ló gica. Dios era no solo má s poderoso que
los dioses Babilonios sino el ú nico real.
d. El siervo de Dios: la figura del siervo de Dios es enigmá tica. Los estudiosos se debaten
sobre su identidad. Jeremías, Isaías, Zorobabel, el pueblo entero, son opciones. Parece
má s bien que la identidad no era tan importante sino el mensaje. Que el sufrimiento
para los siervos de Dios es relativo, y que incluso el sufrimiento puede traer salvació n.
Los escritores del Nuevo Testamento, vieron en Jesucristo el cumplimiento final de esa
realidad. 42:1-4; 49:1-7; 50:4-9; 52:13-53:12.
d. Profetas post-exílicos
i. Isaías 55-66:
1. Fecha: Después de 538
2. Contexto: La comunidad post-exílica en busca de identidad. Continuidad de la comunidad
del profeta Isaías.
3. Temas: El Sabbath es la nueva marca de fidelidad al pacto. Dios es el creador de todos, no
solo los israelitas. Ser del pueblo de Dios ya no tiene que ver con raza necesariamente, sino
con fidelidad a al pacto. Esperanza de una adoració n universal a Dios. Renacimiento de la
teología sionista en que Jerusalén será el lugar de la restauració n final, que incluye a otras
naciones.
ii. Hageo
1. Fecha: 520
2. Contexto: La reconstrucció n del Templo
3. Tema: El mensaje principal de Hageo es “Yo estoy contigo”, de parte de Dios. Es un
llamado a terminar el Templo que representaba la restauració n de una nueva era. Hay
promesa de restauració n y un llamado a la santidad. Zorobabel, un descendiente de David
es señ al de esperanza 2:20-23.
iii. Zacarías
1. Fecha: 520-500
2. Contexto: La reconstrucció n del Templo
3. Temas: Al igual que Hageo, Zacarías es una exhortació n para la reconstrucció n del
Templo. En estos profetas faltan las exhortaciones éticas contra la injusticia social porque
estos profetas responden a las necesidades particulares de su época. A través de visiones
el libro expresa un renacimiento de la teología Sionista. Pero también hay esperanza de la
conversió n de las naciones. Literatura proto-apocalíptica. La segunda parte de Zacarías se
considera una colecció n variada de orá culos proféticos.
iv. Malaquías
1. Fecha: Finales del siglo VI.
2. Contexto: La comunidad post-exílica en Jerusalén.
3. Tema principal: Se exalta la fidelidad de Dios en comparació n a la infidelidad de pueblo.
Especialmente la corrupció n de los sacerdotes. Sin embargo, se refiere má s bien a
impurezas cú lticas y rituales. Se enfatiza la adoració n sincera y llena de gozo delante de
Dios. Se corrigen los abusos asociados a los diezmos y los sacrificios en el Templo. Se
enfatiza la fidelidad matrimonial. Hay un llamado al arrepentimiento y la promesa que
Dios restaurará a Israel. Es necesario ser fiel a la ley de Dios. Uno como Elías vendrá para
preparar el día del Señ or.
v. Joel
1. Fecha: Es muy difícil de saber.
2. Temas:
a. Hay insistencia en el lamento y en el ayuno.
b. El día del Señor vendrá , será invasió n y juicio.
c. Un llamado a volver a Dios, y promesa de su bendició n.
d. No hay condena de las injusticias como en otros profetas.
e. Una fe enfá ticamente monoteísta.
f. Democratizació n de la profecía Joel 2:28-29.
vi. Jonás
1. Fecha: Difícil de saber, muchos optan por el post-exilio
2. El profeta: Mencionado e 2 Reyes 14:25, Jeroboam II
3. Temas:
a. Libro profético particular: mucho má s narrativo, solo un orá culo. Muchos ven en Joná s
una especia de fá bula.
b. El punto de la historia es demostrar el cará cter de Dios, como un Dios de amor y
misericordia incluso con los extranjeros, paganas, y enemigos de pueblo de Dios.
c. La historia está llena de ironías. La fe de los marineros contra la poca fe de Joná s. El pez
como juicio, pero se convierte en salvació n. Joná s agradece su salvació n, pero lamenta
la salvació n de los ninivitas. Etcétera.
d. Joná s se representa como un mal profeta. Sabe bien quién es Dios y cita los salmos en
su oració n, pero en la prá ctica no obedece a Dios. Se condena su nacionalismo extremo
que lo lleva al odio.
e. Nínive no era solo una ciudad malvada, era el enemigo principal y directo. El que
conquistó Samaria e hizo caer a Israel. Dios es Dios de ellos también.

V- Los Escritos
a. Los Salmos: El libro de Salmos es el himnario/libro de oraciones de la Biblia.
i. Tipos de Salmos:
1. Himnos/alabanzas:
a. Alabanzas generales: 8, 29, 33, 65, 95, 100, 103, 104, 113, 114, 117, 134-36, 145-150.
Por qué hay que alabar.
b. Celebración de Jehová como rey: 47, 93, 96-99
c. Canciones de Sión/Jerusalén: 46, 48, 76, 84, 87, 122
2. Lamento:
a. Lamentos individuales: 3, 5-7, 13, 17, 22, 25-28, 35, 39, 41-43, 51, 54-57, 61, 64, 69,
71, 86, 88,102, 109, 130, 140-43
b. Lamentos comunales: 12, 44, 60, 74, 79, 80, 83, 85, 90, 126, 137
3. Acción de gracias:
a. Gratitud individual: 9, 10, 32, 34, 92, 116, 118, 138
b. Gratitud comunal: 67, 107, 124
4. Reales/Monárquicos: 2, 18, 20, 21, 45, 72, 89, 101, 110, 132, 144
5. Confianza:
a. Individuales: 4, 11, 16, 23, 62, 91, 121, 131
b. Comunales: 115, 125, 129
6. Sabiduría: 1, 34, 37, 49, 73, 111, 112
7. Ley: 1, 19, 119
ii. Características de los Salmos:
1. Libro único en el canon: universal, a-histó rico.
2. Totalmente teocéntrico: Las alabanzas nunca son a los reyes sino a Dios. David, el rey
má s importante no es presentado como el héroe, sino como un personaje débil en
necesidad de Dios, el verdadero rey. Los salmos 1 y 2 funcionan como una introducció n.
3. Creado para la adoración del pueblo. El contenido de los Salmos fue creado para la
adoració n congregacional del pueblo. Es importante tener eso en mente cuando leemos los
Salmos. Son oraciones y canciones a Dios.
4. Las superinscripciones.
a. Autoría, propiedad, dedicació n, o tema.
b. Tipos de Salmos.
c. Indicaciones de uso litú rgico.
d. Términos técnicos musicales.
5. Es una colección de colecciones: No fue finalmente compilado sino hasta el periodo
Persa. Probablemente las reformas de Esdras y Nehemías tuvieron influencia en este
proceso de compilació n. Comparar 14 y 53
6. Estructura de libro de Salmos: Todos los libros terminan con una doxología similar.
a. Libro 1: 1-41
b. Libro 2: 42-72
c. Libro 3: 73-89
d. Libro 4: 90-106
e. Libro 5: 107-150
7. Interpretaciones:
a. Mesiá nica – Moná rquica, reyes
b. Cristoló gica
c. Escatoló gica – fin, intervenció n
8. Temas:
a. Salmos 1 y 2 como introducció n. 146-150 como conclusió n.
b. Salmos 90-106 como centro editorial. Repaso de la monarquía davídica.
c. Temas teoló gicos:
i. Dios como Rey
ii. Dios como refugio
iii. Jehová como creador
iv. Enemigos/Opresor
d. Salmos imprecatorios
i. Desahogo/honestidad
ii. Ciertos contextos
b. La poesía hebrea:
i. Paralelismo hebraico:
1. Sinónimo. Salmos 15:1; 6:6; 33:9; 59:1-2. Proverbios 19:5; 26:1
2. Antitético. Proverbios 12:25; 11:1. Salmos 1:6.
3. Sintético. Salmos 53:1.
4. Complementario. Proverbios 20:4
ii. Recursos retóricos:
1. Imá genes, analogías.
2. Comparaciones, metá foras. Salmos 127:3-4; 74:3-4
3. Metonimia - sinécdoque, apó strofe.
4. Inclussio, quiasmo
c. Cantares.
i.
d. La literatura sapiencial
i. Énfasis en la experiencia individual.
ii. Ausencia de la alianza y referencias a Israel
iii. Sabiduría: habilidad para vivir, el Temor de Dios
iv. Teología de la creación: Dios como el soberano creador, no hay énfasis en la alianza sino en
su soberanía universal sobre toda la creació n
e. Proverbios:
i. Estructura:
1. Discursos: 1-9
2. Proverbios 10-31
a. Salomón I: 10-22:16
b. Dichos del sabio I: 22:17-24:22
c. Dichos del sabio II: 24:23-34
d. Salomón II: 25:1-29:27
e. Dichos de Agur 30
f. Dichos de Lemuel 31
ii. Contenido:
1. Proverbio: un proverbio es una partícula de sabiduría. Basados en la experiencia. Su
verdad es contextual. Expresados en forma memorable. No son leyes, solo expresan lo que
suele pasar en la realidad. Comparar 26:4-5; 17:8, 23; 15:27; 15:1; 15:23; 27:15.
2. Proverbios son instrucciones:
3. La personificación de la sabiduría: 1:20-33; 8:1-36; 9:1-6
4. El Temor de Dios: 1:7; 9:10
5. Los dos caminos: 4:1-19; 6:12-22
f. Job
i. Estructura:
1. Prólogo narrativo 1-2
2. Lamento de Job 3
3. Ciclos de diálogo 4-28
a. Primer ciclo 4-14
b. Segundo ciclo 15-21
c. Tercer ciclo 22-27
4. Poema sapiencial 28
5. Discurso de Job 29-31
6. Discursos de Eliú 32-37
7. Discursos de Dios 38-41
8. Epílogo narrativo 42
ii. Personajes:
1. Dios: Justo, libre de culpa del sufrimiento de Job.
2. El acusador: en el libro de Job no es clara su identidad. Pero sirve en la trama para dejar
claro que Job no está bajo juicio, Dios no tiene la culpa.
3. Job: Es claro que Job es inocente del sufrimiento que experimenta. Job niega aceptar su
culpa porque él sabe que no merece tanto dolor.
4. Elifaz, Bildad, Zofar: Representan la sabiduría secular. Defienden el principio de la
retribució n y aconsejan a Job arrepentirse.
5. Eliú: Representa la sabiduría hebrea. Defiende la justicia de Dios. Sirve para crear tensió n
en la trama de la historia.
iii. Temas:
1. El sufrimiento inmerecido
2. El principio de retribución
3. La justicia de Dios
4. La sabiduría de Dios
g. Eclesiastés:
i. Estructura:
1. Prólogo 1:1
2. Discursos 1:2-12:7
3. Epílogo 12:8-14
ii. Temas:
1. El todo del hombre: 3:13; 5:19; 7:2; 12:13
2. Vanidad (Hevel):
3. Carpe diem:
4. Juega:
5. Teme a Dios:
h. Ruth
i. Daniel
j. Lamentaciones
k. Esther
l. Esdras-Nehemías
m. 1, 2 Crónicas

También podría gustarte