MUESTRA IBEROAMERICANA

Los primeros instrumentos de la exposición. El patrimonio compartido.

M. Pilar Barrios Manzano Universidad de Extremadura

J. Guillermo Contreras Arias ENM-UNAM- México- CENIDIM-INBA

MUESTRA IBEROAMERICANA Los primeros instrumentos de la exposición. El patrimonio compartido.
Al encontrarse allí una tortuga, logró una dicha infinita… “Una tornasolada concha es tu atavío, tortuga que vives en los montes. … y si mueres, podrías entonces entonar un canto extremadamente hermoso” … Luego, pinchando con un cincel de grisáceo hierro, vació el meollo de la montaraz tortuga…Una vez que cortó en sus justas medidas tallos de caña, los atravesó, perforando el dorso, a través de la concha de la tortuga. Alrededor tendió una piel de vaca, con la inteligencia que le es propia, le añadió un codo, los ajustó a ambos con un puente y tensó siete cuerdas de tripa de oveja, armonizadas entre sí… Cuando lo hubo construido, en posesión de un juguete encantador, lo tentaba con el plectro cuerda a cuerda. Al toque de su mano, sonó prodigiosamente y el dios lo acompañaba con su hermoso canto, practicando la improvisación… (Himno homérico a Hermes)

Independientemente de cómo nos encontremos por cuestiones geográficas o por los avatares de la historia, en todas las culturas la humanidad se expresa a través del canto, la danza y la interpretación con objetos sonoros e instrumentos musicales. Hace música para expresar sus sentimientos y emociones ante la vida y la muerte, la alegría, la tristeza, el miedo, … Con música acompaña los momentos más trascendentes y también los más cotidianos, y con la música encuentra esas señas que lo identifican con su comunidad, por ese deseo de pertenencia al grupo que nos acompaña en toda nuestra vida. La muestra que hoy presentamos es el inicio de un bonito proyecto, de un encuentro que se viene fraguando durante una década entre distintos investigadores de varios países iberoamericanos. Formamos el Grupo MUSAEXI, Patrimonio musical y educación, de la Universidad de Extremadura. Este proyecto consiste en hacer un estudio del patrimonio musical que compartimos, con el fin de sacarlo a la luz, ponerlo en valor y transmitirlo a las nuevas generaciones.

Los instrumentos forman parte intrínseca de todo el proceso de intercambio y sincretismo entre tres culturas que se entremezclaron a causa de una marcha, seguramente forzosa, de los hijos segundones de muchas familias extremeñas, españolas y europeas, que llevaron con ellos esclavos africanos y que, tras la primera fase de guerra y masacre con los indígenas americanos, se entremezclan dando lugar a un rico mestizaje. Esta pequeña y sencilla muestra presenta algunos de los instrumentos que compartimos, unas veces sencillamente como seres humanos, con independencia de la cercanía geográfica o de los avatares de la historia. Muestras de ello son las piedras sonadoras, las caracolas, las conchas de tortuga, las campanas de barro; sin olvidar, como manifestación primordial, el acompañamiento con la propia percusión corporal. Después hay que hablar de los primeros aerófonos de carrizo o de otros tallos y de huesos de animales. Es a partir de ello, de la talla de instrumentos de viento madera, cuando observamos también las semejanzas entre las distintas culturas. Ya hablando de acontecimientos culturales, en el caso de las relaciones con Latinoamérica, hay un hito importante documentado. Según Fernández de Navarrete, los Reyes Católicos “no permanecieron ajenos a la actividad musical de las incipientes colonias, y es así como en la instrucción que dieron a Colón para el buen gobierno y mantenimiento de la gente que quedó en las Indias, el 15 de junio de 1497 se ordenaba el envío de “algunos instrumentos y músicas para pasatiempo de la gente que allá ha de estar”. En todo el entramado cultural y de relaciones, van resultando instrumentos que no sabemos si fueron o vinieron y/o si ambas cosas a la vez. Es el caso de la dulzaina popular, que en los siglos XV al XVIII en España se llamaba chirimía y que en México en la actualidad se sigue llamando de esta manera. O en los casos del rabel y del laúd. El rabel continúa en el mundo pastoril y el laúd de caja ovoide desaparece en España y se conserva en danzantes indígenas, llamado guitarra conchera.

Refiriéndonos a algunos ejemplos más de cordófonos, la vihuela y el arpa que desaparecen de España en su sentido más popular, se conservan en México, unas con mayor coincidencia estética y otras con menor, pero conservando la denominación; y es que en México, a diferencia de en España que cuando nacen unos desaparecen otros, según llegan instrumentos nuevos se superponen y coexisten. Esta pequeña muestra de veinte instrumentos es el inicio de la gran exposición que queremos preparar y consolidar en octubre de 2012, coincidiendo con el centenario del nacimiento del investigador extremeño Manuel García Matos.

M. Pilar Barrios Manzano Universidad de Extremadura

J. Guillermo Contreras Arias ENM-UNAM- México- CENIDIM-INBA

Grupo de Investigación MUSAEXI. Patrimonio Musical Extremeño e Iberoamericano

Códice Florentino

Corneta de caracola

Concha detortuga

Códice Borbónico

Tejoletas. Hurdes. Extremadura

Tecampana

Theodore o Bry

Tintinabulum romano. Mérida. España

Campana de barro. Estado de Guerrero. México

Rabel de M. García Matos

Cántigas de Sta. María

Rabelito nahua

Músicos tenek

Cantigas de Sta, María

Guitarra Conchera

Danza de Moctezumas s. XVIII

Monasterio Guadalupe. España

Arpita Tenek. México

Dulzainas de M. García Matos. España

Chririmía mixteca. México

Gaita extremeña de M. García Matos

Tamboril de M. García Matos

Pito y tambor nahuas

LOS PRIMEROS INSTRUMENTOS DE LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICA
1. Caracola. Réplica caracola de Paquimé Chihuahua. Col. G. Contreras. México 2. Concha de tortuga. San Mateo del Mar. Oaxaca. Col. G. Contreras. México

3. Tejoletas. Comarca de las Hurdes. Col. P. Barrios. Extremadura
4. Tintinabulum romano (reproducción). S. II. Mérida. España. Col. P. Barrios 5. Campana de barro. Huatusco. Estado de Guerrero. México. Col. G. Contreras 6. Castañuelas Montehermoso. Constructor. Const.: Argimiro QuijadaCol. P. Barrios 7. Pandero cuadrado (Extremadura), adufe (Portugal) baldosa (México) Col. P. Barrios 8. Huehuetl. Tehuisticlan. Estado de México. Col. G. Contreras 9. Marimbol. Veracruz. México. Col. G. Contreras

10. Tambora. Rivera del Río Magdalena. Caribe colombiano. Col.: A. Pardo
11. Chirimía. Chicmecatitlán. Oaxaca. México. Col. G. Contreras 12. Chuana macho (Gaita larga). Región de la Sierra Nevada. Caribe colombiano. Col. A.

Pardo

13. Chuana hembra (Gaita larga). Región de la Sierra Nevada. Caribe colombiano. Col. A. Pardo

14. Gaita (flauta de 3 agujeros) y tamboril. Extremadura. Col. García Matos.
Casa Pedrilla. Tamboril. Argimiro “Cazulo” Montehermoso. Col. P. Barrios 15. Flauta y tamboril. Voladores Papantla. Col. P. Barrios

16. Rabel. Extremadura. Col. Manuel García Matos. Casa Pedrilla
17. Rabelito. Tesquitote. San Luis de Potosí. México. Col. G. Contreras. 18. Vihuela. Pachuca. México. Col. Martín Gómez-Ullate 19. Arpa Zacamsom. Tesquitote. San Luis Potosí. Col. G. Contreras 20. Guitarra conchera. Zinacantepec. Estado de México. Col. G. Contreras

M. PILAR BARRIOS MANZANO Doctora por la Universidad de Extremadura y Titulada Superior de Música. Desde 1992 es C.E.U. de Didáctica de la Expresión Musical, trabajando en la formación inicial y permanente del profesorado en la facultad de Formación del Profesorado de la Universidad de Extremadura. Coordina el grupo de investigación de la Universidad de Extremadura “Patrimonio musical y educación” MUSAEXI. Ha impulsado y coordina el Seminario permanente iberoamericano de patrimonio musical y educación, entre doce universidades, PAMIBER.

JUAN GUILLERMO CONTRERAS ARIAS. Investigador del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical “Carlos Chavez” (CENIDIM) y Académico del área de Etnomusicología de la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, forma parte del Consejo Editorial. Y es asesor en la Subdirección General de Investigación y Educación, del Instituto Nacional de Bellas Artes, del Museo Nacional de las Culturas del INAH y del “Musical Instrument Museum de Phoenix, USA.

M. Pilar Barrios Manzano Universidad de Extremadura

J. Guillermo Contreras Arias ENM-UNAM- México- CENIDIM-INBA

Grupo de Investigación MUSAEXI. Patrimonio Musical Extremeño e Iberoamericano

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful