P. 1
El ínactivismo

El ínactivismo

|Views: 2.037|Likes:
Publicado porDidss

More info:

Published by: Didss on Feb 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/31/2013

pdf

text

original

Antología Planeación & Evaluación Institucional

El ínactivismo
Los inactivistas están satisfechos con las cosas tal como están. Aun cuando no desean retornar el pasado, no les agrada la forma cómo están evolucionando las cosas, por lo que tratan de impedir el cambio. Sus objetivos son la sobrevivencia y la estabilidad. Cogidos en la marea del cambio, tratan de anclarse y mantenerse en una posición fija. Los administradores inactivistas no creen que las condiciones actuales sean las mejores posibles, pero piensan que son bastante buenas. Están satisfechos con las cosas tal como son, por lo que tratan de t mantenerlas tal como están. Para ellos, basta con sentirse satisfechos. Piensan que la mayoría de los cambios son temporales o ilusorios, y ' que sus negocios, aun en una situación inestable, recuperarán por sí solos su equilibrio. Por lo tanto, su política es "manos fuera". Creen que si se hace poco o nada, poco o nada ocurrirá; y eso es precisamente lo que desean. Estas personas suponen que es la intervención de los otros en el curso de los acontecimientos, aunque esté bien intencionada, la que genera el desorden. Los inactivistas no reaccionan ante los embrollos creados por los demás, hasta que surgen las crisis; esto es, hasta que su supervivencia o estabilidad son amenazadas. Por esta practican administración de crisis y la habilidad para las situaciones de emergencia. Aun cuando se presenta la crisis, hacen lo menos posible para regresar al equilibrio. Estas personas no tratan de encontrar las causas de las crisis para eliminarlas, sólo procuran deshacerse de las amenazas. Los inactivistas tratan de eliminar el malestar que produce la enfermedad, en vez de buscar la causa, ya que creen que las organizaciones se curan por sí mismas si se les deja solas. Los científicos políticos Hirschman y Lindblom (39) han formulado y defendido sistemáticamente las políticas inactivistas, a las que llaman "doctrina del incrementalismo disjunto". Aconsejan tratar cada problema por separado (disjuntamente), actuando sobre él lo menos posible. Algunas personas denominan a esta estrategia "el arte de salir del paso". A pesar de lo que su nombre sugiere, los inactivistas son sumamente activos. Aun cuando no hay crisis (lo cual ocurre rara vez), invierten mucho tiempo en evitar que ocurran las cosas. Como algunos de los miembros de la organización desean hacer cosas que produzcan cambios; los inactivistas tratan de evitar esta posibilidad manteniéndolos ocupados. Por lo tanto, no es sorprendente que los inactivistas consideren a la burocracia y al papeleo como sus valiosos aliados. Además, padecen una obsesión por la compilación de datos, que es un proceso interminable, ya que no es posible reunir nunca todos los hechos. Esto constituye un buen pretexto para no tomar decisiones. A diferencia de los reactivistas, quienes están orientados hacia el pasado, los in activistas simplemente se dejan llevar por la corriente de los acontecimientos. El proceso de actualización es una labor que puede mantener ocupado a un gran número de personas. Esta, sin embargo, puede ser una actividad sin ningún objetivo. Como consecuencia de que el "irla pasando" es más importante para la administración inactivista que la experiencia; generalmente seleccionan a sus gerentes por su dominio de los hechos actuales, no por sus conocimientos históricos. Para lograr tal dominio, deben tener acceso a quienes "están al día". Las "conexiones" son consideradas más importantes que la competencia.

consejos. Se preocupan de los convencionalismos. éstas generalmente se envían a otro comité. grupos de trabajo. Persiguen la estabilidad tratando de ser indispensables para quienes sirven y para quienes les sirven. las organizaciones inactivistas tienden a convertirse en instituciones de medios autocráticos y fines democráticos. raras veces cometen errores de proporciones catastróficas. Las administraciones de estas instituciones se consideran como servidoras de sus propios participantes. el no hacer nada a veces produce los mismos resultados que el tratar de hacer algo. en un medio ambiente prácticamente incontrolable y turbulento. Este proceso puede prolongarse hasta que el problema que lo originó ha cambiado tanto. Finalmente. etc. Por esto es por lo que dichas empresas se resisten a que se evalúe su actuación El ínactivismo abunda en las dependencias gubernamentales. Además. Aprecian más la conformidad que la creatividad. La deslealtad es considerada como un pecado capital. El tipo de organización que mejor puede sobrevivir bajo una administración inactivista es la empresa subsidiada. Las organizaciones inactivistas aprecian más las maneras que la eficiencia. comisiones. Cuando un comité se presenta con algunas recomendaciones. Hay situaciones en las que es mejor no nacer nada que hacer algo. las costumbres. las reglas y la conducta correcta. son aceptadas. Tales acciones sólo se realizan por razones formales. y suponen que saben mejor que ellos cómo desempeñarse eficazmente. sin que interesen sus resultados.. Cuando mueren. para que sean evaluadas y revisadas. Cuando las recomendaciones del comité son presentadas a tiempo y no pueden ser ignoradas. Las organizaciones inactivistas se desempeñan bien únicamente cuando las circunstancias que las rodean son favorables. Probablemente el mejor ejemplo de este tipo de administración se encuentra en las universidades. pero no se le asignan suficientes recursos. Algunos problemas se resuelven solos o desaparecen cuando no se actúa sobre ellos. . esto hace posible ocupar gran número de personas en actividades que rara vez producen algún resultado. así que su fracaso virtualmente queda asegurado. mueren lentamente.Antología Planeación & Evaluación Institucional Probablemente el más eficiente instrumento del ínactivismo es el comité. sin importar la forma que adopte: grupos de estudio. pero también en los departamentos de servicio de las empresas. las cuales se caracterizan por ser más difíciles de modificar que un cementerio. Por estas razones. debido a la cautela con que actúan estas organizaciones. particularmente de sus accionistas y sus clientes. que el trabajo del comité ya resulta obsoleto.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->