Está en la página 1de 32

< PSICOBIOLOGÍA DE LA DROGADICCIÓN >

TEMA 1: INTRODUCCIÓN

Los avances científicos nos dicen que la drogadicción es una enfermedad mental
tratable. Los adictos no son desviados sociales o personas sin voluntad.

Todas las sustancias psicoactivas con alto potencial de abuso se caracterizan por alterar
la función del sistema de neurotransmisión dopaminérgico mesocorticolímbico.

La ingesta aguda de drogas provoca un aumento de los niveles de dopamina extracelular


que, en individuos vulnerables, puede significar el inicio del proceso adictivo. El
consumo crónico se acompaña de una disminución de la función dopaminérgica con
desarrollo de cambios neuroadaptativos en las vías mesolímbicas y mesocorticales. En
el córtex prefrontal, los cambios en la función dopaminérgica pueden producir un
desequilibrio entre los receptores D1 y D2, con un predominio de las funciones
inhibitorias de esta estructura. La inervación dopaminérgica de la amígdala y su
interacción con el núcleo accumbens desempeña un papel esencial en el
condicionamiento de estímulos ambientales, capaces de desencadenar el deseo de
consumo y la recaída. En pacientes dependientes, los cambios dopaminérgicos se
extienden desde las regiones límbicas a las asociativas y sensoriomotoras del estriado, y
afectan a los circuitos corticoestriatocorticales.

La implicación del sistema dopaminérgico es crucial en el desarrollo de la adicción,


desde las primeras fases en que el consumo de droga empieza como una conducta
instrumental dirigida a un objetivo, hasta la consolidación de la adicción como hábito
compulsivo, controlado por mecanismos estímulo-respuesta, que invade,
progresivamente, todas las esferas de la vida del individuo.

Se puede diferenciar entre:

Uso de drogas: consumo de forma inapropiada. Prescritas o no. Ejemplo: se toman


drogas no prescritas por un medico en exceso.

Abuso: Patrón de consumo intenso y prolongado en el tiempo que puede conllevar


riesgos importantes para la salud.

Dependencia, drogadicción o adicción a drogas: compulsividad y conducta de


búsqueda incontrolable de la droga junto con desórdenes del comportamiento. Es un
desorden del comportamiento cualitativamente distinto porque el cerebro de los adictos
es diferente del de los no adictos porque el consumo prolongado puede llegar a producir
cambios fisiológicos permanentes.

El uso y el abuso se pueden prevenir. La dependencia se debe tratar.

No se trata sólo de una enfermedad del cerebro porque también influyen factores
psicológicos, socioeconómicos y la historia personal del sujeto (factores biológicos y
ambientales).

1
Los tratamientos más efectivos son los que combinan aspectos psicológicos,
farmacológicos y sociales.

LA VULNERABILIDAD INDIVIDUAL ANTE LAS DROGAS

No todas las personas expuestas a las drogas llegan a ser adictas. Hoy se piensa que
existe una vulnerabilidad individual a la drogadicción. Es decir, una predisposición
biológica y psicosocial.

El inicio al consumo se debe, generalmente, a sus propiedades de refuerzo positivo o


ventajas psicológicas. El tipo de droga que se elige refleja el estado mental del
consumidor. El 50% de adictos a cocaína padecían previamente ansiedad generalizada,
depresión, y personalidades antisociales.

En muchos pacientes la adicción no es el principal problema y hay que tratar toda la


problemática si se quiere tener éxito (problemas psiquiátricos, médicos, legales, de
empleo, familiares…).

TEORÍAS SOCIALES SOBRE LA DROGADICCIÓN

Se cree que hay mucha relación entre drogadicción y patrones de desarrollo social. Un
pronto inicio en el consumo de alcohol y/o marihuana demuestra una tendencia a:

a) comportamientos menos convencionales


b) mayor susceptibilidad a la presión de grupo
c) la delincuencia
d) menor rendimiento académico

Características y circunstancias más comunes en los drogadictos según los psicólogos


sociales y sociólogos:

a) el consumo de drogas legales precede al de ilegales


b) la marihuana se relaciona con el síndrome amotivacional aunque este puede
existir anteriormente
c) inmadurez emocional e inadaptación previo
d) haber tenido mal rendimiento académico y conflictos en los centros escolares
e) delincuencia y otros comportamientos antisociales
f) actitudes previas que facilitan el desarrollo de actitudes desviadas socialmente
g) vivir en comunidades o barriadas donde el uso de drogas es común
h) es fundamental la actitud hacia la droga del grupo de pertenencia
i) mayor probabilidad si hay sentimiento de distancia de los padres
j) cuanto más tarde se inicia el consumo, menos probable es ser drogadicto (mayor
riesgo entorno a los 20)
k) mayor probabilidad en niños de familias desestructuradas monoparentales
l) el sentimiento de discriminación
m) en algunas comunidades, el consumo y el tráfico es la única salida económica

2
Esto demuestra que la socialización de los drogadictos potenciales ha sido diferente en
etapas críticas del desarrollo social.

TEORÍAS BASADAS EN LA ESTRUCTURA SOCIAL

El comportamiento de los individuos es consecuencia de cómo esta organizada la


sociedad, las subculturas y los grupos y no es propio de los sujetos.

a) teoría sobre la desorganización social

b) teoría de tensión social

Ambas dicen que, a causa del rápido cambio social, las conductas desviadas se originan
cuando el individuo no se siente integrado en un momento dado.

No se ha demostrado aún una relación directa entre cambio social y abuso de drogas
aunque hay evidencias. Cuanto mayor es el número de etapas en el desarrollo social,
mayor es la fragmentación entre los miembros de la comunidad que se cierra al contacto
con otros grupos.

c) la teoría de la subcultura: el uso y el abuso se deben a la presión del grupo.

TEORÍAS BASADAS EN LOS PROCESOS SOCIALES

El individuo está forzado a consumir por factores extraños a él.

a) teoría del aprendizaje social: drogadicción como conducta aprendida socialmente


por medio de imitación, ensayo y error, improvisación, reforzamiento de conductas
apropiadas y los procesos cognitivos. Importancia de los grupos primarios.

Secuencia de conductas aprendidas hasta convertirse en adicto según Becker:

1º) aprendizaje de la técnica

2º) aprendizaje de la percepción de los efectos (refuerzo positivo)

3º) aprendizaje de los lugares y personas donde conseguir drogas

4º) aprendizaje de cómo mantenerlo en secreto

5º) aprendizaje de la justificación para mantener el consumo

b) teoría del control social: la conducta humana se puede desviar si se deja sin un
control, por eso destaca la importancia de la socialización positiva y de conservar
instituciones como la familia, la escuela, etc. Según esta teoría, la socialización

3
consiste en la creación de sistemas de control internos y externos, que pueden ser
fuertes o débiles.
- Control interno: grado de autocontrol, tolerancia a la frustración,
autopercepción positiva o negativa, consecución o no de metas y tendencia o
resistencia a conductas desviadas.
- Control externo: supervisión y disciplina, la formación moral, la identidad y
aceptación de la persona. (e.g. riesgo para los niños que pasan mucho tiempo
solos porque los padres trabajan).

EXTERNO INTERNO PROBABILIDAD


fuerte fuerte Muy poco probable
fuerte débil Poco probable
débil fuerte Más probable
débil débil Muy probable

c) teoría del etiquetado: nuestra imagen está determinada en gran parte por los
miembros de la sociedad según la manera en que nos perciben.

Algunos autores piensan que hay ciertas categorizaciones negativas que son tan
poderosas pesan sobre las positivas convirtiéndose en categoría principal. Cuando se
pone la etiqueta es más fácil mantener la imagen asignada por la sociedad al influir
en la autopercepción del individuo. Este cambio de autopercepción es gradual y si
no se puede contrarrestar, se acabará aceptando o dejará el grupo.

Cuando se impone una categorización principal negativa, se produce el fenómeno de


interpretación retrospectiva por parte del grupo. Esta teoría no explica por qué
aparecen las conductas desviadas pero sí como podemos percibirnos como
desviados sociales.

La desviación puede ser primaria (cuando no somos conscientes de ella) o


secundaria (cuando ya se percibe a sí mismo como desviado social).

* * *

4
TEMA 2: PRINCIPIOS DE PSICOFARMACOLOGÍA

DROGAS Y RECEPTORES

Conceptos: Receptores / ligando / afinidad / actividad intrínseca / agonista / agonista


indirecto /

En general no hay una relación lineal entre dosis de la droga y el efecto. Dependerá de
la afinidad (alta, media o baja) con el receptor y la actividad intrínseca (alta, media o
baja) de los agonistas que intervengan. Si tiene afinidad y actividad intrínseca: agonista.

La afinidad y la actividad intrínseca dependen de:

a) la ordenación de los átomos en el ligando


b) la posición de las cargas positivas y negativas en el ligando
c) la concentración del ligando
d) el número de receptores que no estén ocupados

RELACIONES DOSIS-RESPUESTA

Es la relación entre el efecto causado y la dosis administrada de una droga determinada


que se puede expresar según:

a) el grado o magnitud de la respuesta dada


b) el porcentaje de individuos que muestran un efecto determinado (la función
suele adoptar forma de campana de Gauss)

Dosis media efectiva: la droga produce efectos en el 50% de los individuos → ED 50

Dosis letal media: La droga produce la muerte al 50% de los individuos → LD 50

Desde un punto de vista terapéutico la LD debe ser considerablemente más elevada que
la ED. El margen de seguridad de una droga nos da el índice terapéutico que se obtiene
de la operación LD/ED y debe estar alrededor de 100.

Potencia: capacidad de una droga para producir un efecto determinado en relación a su


concentración.

Eficacia: es la capacidad de una droga para producir una respuesta en relación a su


actividad intrínseca.

INTERACCIONES ENTRE DROGAS

Aditivas: se combinan los efectos de dos o más fármacos para lograr un efecto que se
podría conseguir con el doble de uno de los dos.

5
Antagonista: cuando se reduce el efecto de una droga en presencia de otra (bloqueo).

Antagonismo farmacológico: se une una droga sin actividad intrínseca a un receptor


con el que tiene afinidad.

Antagonismo competitivo: si el antagonista puede disociarse del receptor, entrará en


competencia con los agonistas.

Antagonismo no competitivo: Cuando el antagonista no se disocia o si está en una


concentración muy superior al agonista.

Antagonismo fisiológico: distintas drogas actúan sobre distintas clases de receptores


con efectos contrapuestos (mezclar café con alcohol).

Farmacocinética: estudio de todos los factores que intervienen en la concentración y


distribución de las drogas en el cuerpo.

Respuesta idiosincrásica: efectos no esperados porque no son habituales.

Sinérgica: el resultado es mayor que la suma de los efectos de las partes.

ABSORCIÓN DE LAS DROGAS

La droga, para llegar al sitio de acción que le corresponde, deberá pasar por varias
membranas biológicas.

Para poder traspasar esas membranas es determinante:

a) que sea algo soluble en agua para poder ser transportada en la sangre
b) la capacidad para disolverse en lípidos ya que las membranas tienen un alto
contenido lipídico
c) la concentración de droga a ambos lados de la membrana, que dependerá de su
nivel en sangre

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

La vía más segura y barata para administrar drogas es la oral pero no es la más efectiva
porque:

a) debe “sobrevivir” al paso por el sistema digestivo y mantenerse con la


concentración necesaria para poder hacer efecto
b) debe evitar la interferencia con los alimentos
c) debe pasar por el “filtro” del hígado

6
La vía intravenosa es más rápida, con mayor intensidad y requiere de menos dosis, pero
corre el riesgo de sobredosis, oclusión y colapso de venas, SIDA, reacciones alérgicas,
alteraciones cardiovasculares y otros efectos secundarios.

La inhalación es más efectiva que la oral pero implica riesgo de neumonía y cáncer a
largo plazo.

DISTRIBUCIÓN DE DROGAS EN EL CUERPO

Las drogas se acumulan en tejidos debido a su disolución en lípidos. La mayoría de


drogas psicoactivas actúan sobre el SNC y para ello deben tener mecanismos especiales
para atravesar la barrera hematoencefálica, compuesta por células endoteliales de los
capilares sanguíneos. Su efectividad se debe a que estas células casi no tienen poros
porque están muy juntas. Para que una droga pueda actuar sobre el SNC debe ser:

a) una molécula pequeña (poco usual en drogas psicoactivas)


b) liposoluble
c) capaz de ser transportada por medio de transporte activo en los capilares
sanguíneos y astrocitos. (por medio de unión energética a proteínas).

Es posible el transporte sin intervención de energía: se trata de un mecanismo de


difusión facilitada. El transporte activo se produce contra un gradiente de
concentración y la difusión facilitada a favor (de zona más concentrada a menos).
Además, el pH de las drogas afecta a su solubilidad en lípidos.

En las mujeres embarazadas, la barrera placentaria es vulnerable al paso de drogas, que


llegan al feto con el inconveniente de que no tiene la barrera hematoencefálica
desarrollada.

METABOLISMO DE LAS DROGAS

Generalmente, las drogas se metabolizan antes de ser excretadas por las distintas vías
posibles. Los cambios químicos que esto implica pueden hacer que la droga sea más
activa, menos activa o que no cambie. Si se convierte en una sustancia más compleja se
ha anabolizado, si se descompone ha sido catabolizada. En general todos los tejidos
pueden metabolizar pero lo hacen especialmente el hígado, los riñones y los intestinos.

Hay 4 tipos de cambios metabólicos:

1) División en una o dos más sustancias simples


2) Oxidación por unión con O2 en sangre o volverse electropositiva
3) Reducción por unión con H o volverse electronegativa
4) Conjugación por combinación con ácido glucorínico o sulfúrico

La eliminación más importante de drogas se hace por la orina, por eso los metabolitos
deben ser hidrosolubles.

7
Cuando el consumo se hace por vía oral, el hígado metaboliza gran parte de la droga a
través del sistema enzimático microsomal hepático. La tasa de metabolización de las
drogas en el hígado es proporcional a la concentración, a excepción del alcohol, que lo
hace a una tasa constante. La inducción enzimática es un incremento en la tasa de
metabolización consecuencia del consumo repetido de algunas drogas (opiáceos,
alcohol o barbitúricos). La aclaración es la tasa de eliminación de una droga. El
resultado inevitable de todo esto es el desarrollo de mayor tolerancia a la sustancia por
una sobre actividad del sistema enzimático microsomal hepático.

El consumo de una droga puede bloquear la metabolización de otra si comparten vía


metabólica.

FACTORES QUE AFECTAN AL METABOLISMO DE LAS DROGAS

1. la edad: La gente mayor pierde capacidad enzimática y los niños no la tienen


formada hasta 1-2 años de edad
2. el sexo: Relacionado con el tamaño del cuerpo y las hormonas sexuales.
Además, los anticonceptivos orales reducen la capacidad enzimática hepática
3. estado de nutrición y salud del cuerpo: las dietas ricas en carbohidratos
aumentan la tasa de aclaramiento del alcohol. En alcohólicos crónicos se
produce un fenómeno de sensibilización o tolerancia inversa como
consecuencia de enfermedades como la cirrosis o la hepatitis, perdiendo su
capacidad metabólica y embriagándose mucho antes.

EXCRECIÓN DE LAS DROGAS

La eliminación de las drogas y sus metabolitos se hace principalmente por los riñones.
Una pequeña porción se elimina a través de la respiración y la transpiración. La tasa de
excreción de metabolitos depende de:

1) su liposolubilidad
2) si son secretadas por transporte activo o difusión pasiva en la orina desde los
riñones
3) el pH de la orina (porque el pH influye en su solubilidad en agua)
4) su propio pH

EFECTOS DE LAS DROGAS SOBRE EL DESARROLLO

Durante el embarazo las mujeres pueden ser más susceptibles a los efectos de las drogas
debido a la mayor demanda de funcionamiento de corazón, hígado y riñones.

Además, el feto es especialmente vulnerable porque tiene una débil barrera


hematoencefálica, menos proteínas plasmáticas que inactiven las drogas, menos niveles
enzimáticos hepáticos. Esto puede dar tener efectos teratogénicos.

8
CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA CONDUCTA ADICTIVA

La conducta de búsqueda y la autoadministración son las conductas comunes que


culminan el proceso de drogadicción. Hasta hace poco se pensaba que era el síndrome
de abstinencia el factor común, pero se cambio de idea cuando se descubrió que los
efectos no son los mismos si la droga se administra pasivamente.

Son 4 los factores que activan y mantienen la conducta de búsqueda y de


autoadministración:

1) los efectos de las drogas como reforzantes positivos


2) los efectos de las drogas como estímulos discriminativos internos
3) la asociación entre los estímulos ambientales y las drogas
4) los efectos aversivos de las drogas (este último debilita las conductas).

EFECTOS DE LAS DROGAS COMO REFORZADORES POSITIVOS

Es la primera característica mínima que debe tener una droga para mantener las
conductas de búsqueda y autoadministración. Las drogas no son reforzadores positivos
porque sus efectos dependen de múltiples variables. En lugar de eso, decimos que actúa
o funciona como reforzador positivo cuando estimula la repetición de una conducta.

EFECTOS DE LAS DROGAS COMO ESTÍMULOS DISCRIMINATIVOS

Implica la capacidad de distinguir los efectos propios que produce una droga. No son
suficientes en sí mismos para el mantenimiento de la conducta de autoadministración,
son importantes porque:

a) Porque se piensa que se usan las drogas por los efectos subjetivos específicos
que se experimentan.
b) Porque los efectos discriminativos pueden reactivar la conducta de búsqueda al
asociarlos a los efectos subjetivos de la droga y esto puede pasar aunque se
administre de forma pasiva una sustancia que produzca efectos similares a la que
se era adicto (morfina-heroina)
c) Porque la abstinencia también produce efectos discriminativos que se asocian
con la droga y con su consumo

EFECTOS AVERSIVOS DE LAS DROGAS

Producen una disminución de las conductas de búsqueda y autoadministración operando


desde dos procesos: el reforzamiento negativo y el castigo.

El reforzamiento negativo: se produce una conducta para evitar un estímulo aversivo.


Por ejemplo, drogarse para evitar el síndrome de abstinencia.

9
Castigo: No me drogo, o lo hago menos para evitar los efectos aversivos del consumo
de la sustancia aunque coexistan con los positivos.

Por lo tanto, las propiedades aversivas limitan el consumo en el marco de una


negociación constante entre los efectos positivos y los aversivos. (Placer, efectos
negativos durante consumo, síndrome de abstinencia).

ESTÍMULOS AMBIENTALES CONDICIONADOS POR LOS EFECTOS DE


LAS DROGAS

Los estímulos ambientales parecen asociarse al consumo a través de procesos de


condicionamiento clásicos. Estímulos que antes eran neutros, ahora se convierten en
reforzadores secundarios (condicionamiento de segundo orden).

Los estímulos condicionados son capaces de producir los mismos síntomas que el
síndrome de abstinencia o los efectos placenteros. Es tal su fuerza que, a medida que
progresa la dependencia, la conducta se vuelve cada vez más estereotipada, como en el
caso de pacientes de TOC. Si la droga se administra en el mismo entorno y con la
misma gente, aumenta la tolerancia y la sensibilización.

Se ha comprobado que el consumo produce una disminución muy significativa del


metabolismo cerebral en muchas regiones, destacando el estriado dorsal, la amígdala y
la corteza. Esta bajada metabólica no vuelve a niveles normales aún después de 4 meses
de abstinencia.

EFECTOS DE LAS DROGAS SOBRE EL COMPORTAMIENTO

La farmacología conductual, perteneciente a la psicofarmacología, se basa en que existe


una interacción constante organismo-ambiente que condiciona la conducta. Se centra en
3 procedimientos para el estudio de los efectos de las drogas sobre la conducta:

1. métodos de investigación de conductas no condicionadas (aquellas espontáneas


propias de una especie)
2. condicionamiento clásico (no genera conductas nuevas, pero aumenta el rango
de estímulos que generan una respuesta concreta)
3. condicionamiento operante (regulado por las consecuencias de una conducta,
establece respuestas nuevas a través de un proceso de moldeamiento o
aproximación sucesiva)

En programa de reforzamiento los estímulos se presentan de determinada forma


teniendo en cuenta sus consecuencias para la conducta. Puede ser reforzante o castigo.

En la mayoría de los estudios con procedimientos de condicionamiento operante, la


variable dependiente principal es la frecuencia de respuesta. Si hacemos que el animal
ejecute un número de respuestas específico tenemos un programa de razón. Si hacemos
que espere un tiempo determinado, tenemos uno de intervalo. Ambos pueden ser fijos o

10
variables y combinados son programas de reforzamiento múltiple (razón fija- intervalo
fijo, razón variable- intervalo fijo, etc.).

APORTACIÓN DEL ANÁLISIS EXPERIMENTAL DE LA CONDUCTA AL


ESTUDIO DE LA DROGADICCIÓN

Se pensaba que la dependencia era el resultado de la adaptación del sistema nervioso a


la presencia de la sustancia pero se ha visto que los efectos son diferentes cuando existe
autorregulación del consumo que cuando se administra de forma pasiva. Por otra parte,
hoy se sabe de la gran importancia de los procesos de aprendizaje en el inicio,
mantenimiento y recaídas.

El enfoque farmacológico tradicional resalta la importancia del desarrollo de la


tolerancia y los efectos del síndrome de abstinencia a la hora de mantener el consumo.
Mayor tolerancia implica aumentar dosis para mismos efectos pero acentuando el
síndrome de retirada. Por otra parte, se ha explicado la drogodependencia en relación a
disfunciones psicológicas y/o de la personalidad, afirmando que existe una personalidad
pro-adicta (sin identificar hasta la fecha).

La aportación fundamental de la psicología experimental es el descubrimiento de que


las drogas funcionan como reforzadores positivos. El enfoque actual destaca la
importancia de la conducta de búsqueda y autoadministración como factor común a toda
drogodependencia.

Hoy se admite que las drogas activan los mismos mecanismos que los reforzadores
naturales, que están relacionados, a su vez, con conductas aprendidas.

Los 3 modelos más empleados para el estudio de la neurobiología de la


drogodependencia:

a) La estimulación eléctrica intracraneal

No esta claro el efecto de la autoestimulación, pero parece que lo hacen más en la


región del haz medial del cerebro anterior, en concreto en el hipotálamo lateral. Hay
diferentes métodos y el más usado mide el número de pulsaciones de una palanca que
da una descarga eléctrica. A medida que aumenta la intensidad de la corriente, aumenta
el número de presiones hasta alcanzar un máximo a partir del cual se reduce la
frecuencia de respuestas (curva en U). El problema es que muchas drogas tienen efectos
sedantes o estimulantes, lo que distorsionaría los resultados.

b) La autoadministración intravenosa

(James Weeks, 1962). Es el método más empleado en la actualidad. La variable más


importante que regula la frecuencia de autoadministración es la dosis. Llegados a cierta
dosis mínima, valores pequeños de esa dosis producirán altas frecuencias de
autoadministración. Después de cada dosis, hay una pausa post-refuerzo en relación a la
dosis. Parece ser que los animales en laboratorio ajustan la frecuencia de
autoadministración encontrando un equilibrio entre los efectos reforzantes y los

11
aversivos y adaptándose a variaciones en la dosis para mantener un nivel de
concentración similar al “óptimo”.

c) El condicionamiento preferencial al sitio

Fue demostrado por primera vez por García y colaboradores (1958) aunque la primera
referencia es de Olds y Milner (1954). Este tipo de estudios dura 8 días.

Se basa en que los estímulos ambientales neutros pueden adquirir propiedades de


reforzador positivo secundario por su asociación con los efectos reforzantes positivos de
la droga. Del mismo modo, pueden adquirir propiedades como reforzadores negativos
secundarios por su asociación a los efectos aversivos de la droga.

Variables que influyen en la interpretación de los resultados:

- El grado de novedad de la situación experimental. Los animales tienden a


pasar más tiempo en los lugares más familiares y menos en los menos
familiares. Las drogas que producen preferencia por un sitio son activantes
psicomotores, mientras que las que producen aversión son depresores
psicomotores.
- Las propiedades mnémicas de las drogas. Las sustancias que tienen la
capacidad de aumentar la formación de memoria incrementan la preferencia por
un sitio ya que la asociación entre estímulos ambientales y efectos de la droga se
basa en la memoria. Es posible que sustancias con propiedades reforzantes no
causen preferencia al sitio por falta de propiedad mnémica.
- Aprendizaje dependiente del estado. Si el animal es entrenado a asociar
estímulos en estado de droga, el condicionamiento preferencial al sitio debería
probarse en ese mismo estado.

En resumen, para una adecuada interpretación:

a) se debe controlar el aprendizaje dependiente del estado


b) Controlar los efectos anémicos, administrando sustancias que aumenten la
memoria si no se detecta preferencia espacial
c) Evitar efectos de familiaridad y novedad en los entornos asociados con los
estímulos incondicionados
d) estudiar propiedades motoras de las drogas para analizar su efecto en la
exploración del entorno
e) este método es un complemento para otros, ya que es muy limitado

* * *

12
TEMA 3: PRINCIPIOS DE NEUROANATOMÍA Y NEUROFARMACOLOGÍA

EL SISTEMA MESOCORTICOLÍMBICO DOPAMINÉRGICO

A partir de los 60, los estudios de autoadministración demostraron que las drogas
podían actuar como reforzadores positivos, sugiriendo que lo hacían sobre un sistema de
recompensa neuroanatómico especializado, común para varios tipos de reforzadores,
incluidos los naturales. Destaca el Núcleo Accumbens NACC.

El SMD parece importante a la hora de atribuir incentivo a estímulos neutros asociados


con el consumo previo de la droga actuando como un circuito motivacional.

La producción dopaminérgica se origina en el área tegmental ventral ATV (también


llamado tegmento ventral del mesencéfalo). De ahí llega al shell y al core del NACC,
situado en la porción ventral del cuerpo estriado.

De la concha o Shell se originan eferencias gabaércicas dirigidas hacia el ATV (bucle


de control recíproco, ya que el neurotransmisor GABA es un inhibidor).

El estriado ventral se constituye como parte fundamental del SMD, formado por el
NACC, Núcleo Caudado, Putamen y tubérculo olfatorio. Conecta la corteza límbica con
el sistema motor extrapiramidal.

A la hora de explicar la relación que existe en los cambios de DA dentro del NACC
para explicar la conducta de autoadministración de cocaína existen dos teorías:

1. Que al aumentar la DA extracelular actúa como reforzador positivo.

2. Que la reducción de DA o la falta de actividad del sistema de recompensa, ya que el


consumo de drogas lo desestabiliza, genera el deseo intenso de consumo.

Ciertos experimentos parecen indicar que el sistema dopaminérgico está más


relacionado con la anticipación de la recompensa que en la producción de la misma ya
que se ha visto que los máximos niveles se consiguen, en animales, en el momento de
ejecutar la conducta de administración, pero cuando se produce la inyección descienden.
De aquí se sacan 3 conclusiones:

a) que la concentración de DA en el NACC está inversamente relacionada con la


concentración de droga en sangre
b) que la reducción de DA no parece ser determinante para motivar conducta de
autoadministración
c) que la liberación de DA puede que no sea fundamental en el refuerzo positivo

Cómo conclusión, parece que los efectos reforzantes positivos producidos por la
cocaína en el cerebro no están relacionados directamente con la liberación de DA en el
NACC y que hay implicadas otros sistemas y estructuras de neurotransmisión.

13
SUSTRATOS NEURALES DEL REFORZAMIENTO CON DROGAS

Los procedimientos neurobiológicos que más se han utilizado para estudiar el origen de
los efectos reforzantes que llevan a la autoadministración son: lesiones electrolíticas,
administración intracerebral de sustancias, marcado de receptores de neurotransmisores,
etc.

Las metodologías conductuales han sido: estimulación eléctrica intracraneal,


autoadministración de drogas, condicionamiento preferencial al sitio, condicionamiento
aversivo gustativo y el condicionamiento de aproximación/evitación.

Las principales proyecciones del SMD desde el ATV son el NACC, el tubérculo
olfatorio y la amígdala central, aunque es el NACC el que probablemente sea la región
cerebral más importante en las acciones reforzantes porque:

a) en esta región, las ratas se autoadministran directamente dopamina, anfetamina y


morfina
b) relación dosis dependiente de niveles de DA con autoadministración intravenosa
c) las lesiones del NACC reducen la conducta de autoadministración
d) la administración exógena también produce aumentos de DA en el NACC

Sin embargo, los opiáceos, además de usar vías DA, pueden generar efectos reforzantes
fuera del SMD actuando a través de los receptores opioides situados en el ATV y el
NACC.

14
En la cocaína, además de la DA, están implicados la serotonina y la corticotrofina
(CRF). En los opiáceos y el alcohol, intervienen también el GABA, el glutamato y el
sistema opioide endógeno.

Parece ser que el NACC también interviene en los procesos de reforzador natural (sexo,
comida e interacciones sociales).

Hoy se pueden estudiar los cambios en los niveles de neurotransmisores durante la


conducta de autoadministración a través de la microdiálisis y la voltametría:

a) microdiálisis: cánula conectada a regiones específicas del cerebro con una


membrana semipermeable al final de donde se extrae líquido extracelular para
analizar mediante cromatografía líquida de alta presión (HPLC). Es muy preciso
pero hay un desfase de entre 5 y 20 minutos
b) voltametría: conexión de un electrodo en el cerebro. No es tan preciso porque
mide procesos de oxidación y reducción dando lugar a confusiones entre
neurotransmisores y metabolitos de propiedades similares, pero es en tiempo
real.

Como conclusión, parece ser que la DA interviene como reforzador en la fase de de


anticipación del consumo (preparatoria), pero no durante el consumo en sí, siendo
importantes las asociaciones ambientales como estímulos condicionados reforzadores.

SUSTRATOS NEURALES DE LAS RECAÍDAS EN EL CONSUMO DE


DROGAS

La búsqueda de placer es sólo una parte del consumo de drogas. Para mantener la
conducta se requieren otras fuentes de reforzamiento. A nivel motivacional, toda
dependencia implica un estado de afecto negativo o carencia afectiva que puede ser
condicionado y desarrollado por diversos neurotransmisores. Esto da paso a la
anhedonia, que es un cambio a la hora de procesar el placer que generan diferentes
aspectos de la vida, superando los efectos reforzantes positivos que se dan en el
consumo agudo (no crónico). Se consume para volver a sentir placer, porque la vida ya
no da placer.

En la experimentación con animales, el modelo que permite estudiar mejor el proceso


de las recaídas es el de extinción de la conducta de autoadministración para volver a
inducir el consumo después y analizar la conducta preparatoria de búsqueda.

Hay 3 factores que reinician la búsqueda de la droga (craving): los estímulos


condicionados, el estrés y dosis bajas de la droga previa.

a) el efecto de las dosis bajas de la droga sobre las recaídas: recuperan la


conducta adictiva. Es lo que se llama preparación o priming. También existe la
preparación cruzada, cuando p.e. dosis pequeñas de morfina pueden reiniciar el
consumo de cocaína y viceversa, probablemente por la activación de sustratos
neurales comunes, concretamente DA en el NACC del SMD.

15
b) el efecto de los estímulos condicionados en las recaídas: Una región cerebral
importante es la amígdala, ya que una lesión en ella disminuye la capacidad de
los estímulos condicionados para producir la recaída, probablemente porque
impide que las proyecciones glutamatérgicas lleguen al ATV, que a su vez
liberaria DA en el NACC.
c) el efecto del estrés en las recaídas: el estrés podría activar el SMD pero
también, la acción del neuropéptido que libera la hormona corticotropina (CRF)
como respuesta al estrés podría tener implicaciones en el proceso de recaída.
Este péptido coordina las respuestas fisiológicas, autonómicas y conductuales
frente al estrés.

* * *

16
TEMA 4: LOS OPIÁCEOS

- LA HEROÍNA -

Se obtiene por síntesis de la morfina. Es altamente adictiva. A veces se mezcla con


sustancias peligrosas como la estricticina o fármacos potentes como el fentanilo. Gran
riesgo de complicaciones sanitarias (SIDA, infecciones, neumonías, tuberculosis,
artrosis). Muy costosa para la sociedad y la más difícil de tratar social y sanitariamente
de entre las drogas ilegales.

Efectos a corto plazo: la vía intravenosa es la más rápida (7-8 segundos), inyectándose
un promedio de 4 veces al día. Se une a los receptores opiaceos subtipo mu y delta.

Los efectos iniciales son subida eufórica acompañada de sequedad en la boca, pesadez
en las piernas y a veces, náuseas, picores y vómitos. Después, permanecen amodorrados
durante horas. Bajan las funciones mentales y las frecuencias cardiaca y respiratoria.

Efectos a largo plazo: produce una tolerancia y dependencia física que lleva al
consumo compulsivo cambiando la estructura neuroanatómica del cerebro. Se desarrolla
antes la dependencia física con dosis altas. Los efectos más severos del síndrome de
abstinencia se dan entre las primeras 24 y 48 horas. La sintomatología no conlleva
peligro si el sujeto está sano.

Los síntomas más comunes del síndrome de abstinencia son: dolores en los huesos y
músculos, diarrea, vómitos, escalofríos, desasosiego general e insomnio.

Se suele pensar que la dependencia física y los síntomas del síndrome de retirada causan
la adicción, pero el hecho es que muchos aguantan estos efectos para no desarrollar
tolerancia y poder disfrutar más de la subida eufórica.

Tratamiento: Antes del tratamiento en si, es necesario desintoxicarse. Es decir, que


pueda mantenerse sin drogas con o sin ayuda de fármacos. Uno de los mejores
tratamientos son las comunidades terapéuticas (de 3 a 6 meses). El mejor fármaco es la
metadona: agonista opiáceo que no intoxica, no interfiere en AVBDs y dificulta la
subida eufórica en caso de consumir heroína de nuevo. Por vía oral cada 24 horas. La
metadona, junto con la terapia conductual, permite al paciente llevar una vida normal.

Actualmente se ha probado el LAAM o metadona de larga duración (cada 72 h. vía


oral), con efectos secundarios mínimos. También son útiles la naloxona y la
naltrexona, ambos antagonistas opiáceos que a la vez sirven contra las sobredosis,
especialmente la naloxona (más rápida penetración en SNC aunque su vida media es 30
min.). La naltrexona es mejor para mantener la abstinencia porque sus efectos duran
entre 24 y 72 horas, dependiendo de la dosis. Esta es más efectiva con los pacientes que
están muy motivados para dejar el consumo.

La buprenorfina está en estudio pero es potencialmente muy útil porque a dosis bajas
es agonista y a altas antagonista (combina propiedades de metadona con naltrexona) y
no produce dependencia física.

17
Ninguno de los tratamientos antes citados es efectivo sin terapia conductual, que se
adaptará al paciente (cognitivo-conductual, de contingencias reforzadoras en la
comunidad donde vive por medio de bonos intercambiables).

* * *

18
TEMA 5: LOS PSICOESTIMULANTES

- LA COCAÍNA -

Derivado alcaloide de las hojas de coca. Muy adictiva. No se puede predecir en qué
grado se seguirá tomando. Inyectada, esnifada, fumada o inhalada. Fumada e inyectada
son las vías más rápidas por igual (5-10 min.). Le sigue la esnifada (15-30 min.). Dos
posibles formas químicas: hidrocloruro de cocaína y base libre de cocaína (crack). El
crack se fuma añadiendo bicarbonato sódico o amoníaco y agua para conseguir la base
libre a partir del hidrocloruro de cocaína. Llega en muy altas dosis al cerebro dando
lugar a riesgo del desarrollo de psicosis paranoides, con agresividad acusada si se toma
en altas dosis y durante un periodo prolongado.

Efectos de la cocaína: Produce euforia, sensación de alerta, hiperactividad,


hipervigilancia, desasosiego, ansiedad, estereotipia, taquicardia, dilatación de pupilas,
presión arterial elevada, diaforesis (sudoración excesiva) y anorexia. Si la intoxicación
es muy importante, depresión respiratoria, dolor pectoral, arritmias, ataques y estado de
coma. Al inhibir la transmisión del impulso nervioso, es útil como anestésico local.

Patrones de consumo: Los efectos placenteros decaen rápidamente, por eso se


consumen altas dosis de forma repetida (binges) durante uno o más días seguidos de una
caída (crash: depresión acompañada de profundo cansancio durante varios días junto
con intenso deseo de consumo durante semanas). El deseo intenso proviene de los
efectos euforizantes más que del síndrome de abstinencia.

No queda claro si existe síndrome de abstinencia, pero hay evidencias clínicas de que a
las pocas horas o días de la última dosis produce disforia, fatiga, sueños vívidos
displacenteros, insomnio, aumento del apetito, retardo psicomotor y agitación. Estos
síntomas pueden ser seguidos de disminución de la actividad, aumento de la ansiedad,
aburrimiento, falta de motivación y anhedonia.

Complicaciones médicas asociadas al consumo CRÓNICO: SIDA, hepatitis y


tuberculosis (por vía intravenosa); neumotórax, aumento del asma, hemorragia
pulmonar, infarto pulmonar (fumada); daños en la mucosa nasal y perforación del
tabique (esnifada); pérdida de peso y malnutrición (propiedades anoréxicas); depresión,
ansiedad y psicosis (comorbidad psiquiátrica).

En consumidores crónicos parece haber dependencia al aparecer síntomas de anhedonia,


disforia, anergia, depresión, insomnio, irritabilidad, hiperfagia y ansiedad. El consumo
compulsivo se repite cíclicamente con separación de varios días y duración de entre 4 a
200 horas.

Su consumo se asocia con logro de prestigio y relaciones sociales en ambientes lúdicos.

FARMACOLOGÍA DE LA COCAÍNA

La pasta de la hoja de coca se transforma en clorhidrato de cocaína mediante oxidación


con ácido clorhídrico. Así, al ser soluble en agua, es apta para usarse por vía

19
intravenosa. La base libre, al fumarse, alcanza el SNC en 5 segundos. Intravenosa o por
vía nasal tarda 30 segundos.

La tasa de eliminación es independiente de la forma de consumo, existiendo dos formas


de eliminación: la ruptura metabólica (vía rápida) y la metabolización y excreción (vía
lenta) de la cual se obtienen los metabolitos benzoilecgonina y ecgonina metil éster,
ambos inocuos.

El cocaetileno es un metabolito que se produce con el consumo combinado con alcohol,


siendo muy tóxico para el corazón y el hígado.

MECANISMOS DE ACCIÓN DE LA COCAÍNA

1) bloqueando los canales de Na+ dependientes de voltaje.


2) Inhibiendo la recaptación de DA, serotonina y noradrenalina, de donde se cree
vienen sus cualidades euforizantes.
3) Actuando presinápticamente sobre el transportador de la dopamina.
4) A través de su afinidad con receptores serotoninérgicos, muscarínicos M1 y M2
y receptores sigma.

Todas las acciones de la cocaína que tienen que ver con efectos reforzantes y
psicomotores actúan sobre el SMD.

EFECTOS FARMACOLÓGICOS DE LA COCAÍNA QUE PRODUCEN OTRAS


PATOLOGÍAS

El consumo de cocaína aumenta la actividad noradrenérgica que afecta al sistema


cardiovascular aumentando la contractibilidad y la actividad cardiaca a la vez que,
debido a sus efectos anestésicos, reduciendo ambas y dando lugar a cardiopatías. En el
sistema respiratorio: sinusitis, osteítis, hipoxia y perforación y anestesia del tabique
nasal. “Pulmón del crack”. En el aparato digestivo: anorexia. Daños en el hígado por la
metabolización del cocaetileno. Ictus.

No hay que olvidar que los cocainómanos son policonsumidores y pueden darse efectos
sinérgicos.

TRATAMIENTOS DE LA DEPENDENCIA A LA COCAÍNA

Los mejores tratamientos de la cocainomanía son de tipo psicosocial. Coinciden con los
de los heroinómanos (comunidades terapéuticas, tratamiento cognitivo-conductual y
empleo de contingencias reforzadoras).

20
No existe hasta la fecha tratamiento farmacológico eficaz. Se ha probado con
antidepresivos (bupropion), agonistas dopaminérgicos, anticonvulsionantes, agonistas
de la cocaína, opiáceos (buprenorfina) y otros (parches de nicotina).

- LA NICOTINA -

Altamente adictiva. Estimulante y sedante al mismo tiempo. Descarga de adrenalina


desde las glándulas renales, estimulando los receptores nicotínicos de la acetilcolina en
el SNC dando lugar a una súbita liberación de glucosa. De la ligera estimulación se pasa
a un cierto decaimiento y fatiga que llevan a fumar otra vez.

La nicotina es de fácil absorción, ya sea fumada o masticada. Sus efectos duran 30


minutos, aumenta su concentración en sangre a lo largo del día y permanecen durante la
noche, de manera que se está bajo sus efectos 24h/día.

El estrés y la ansiedad influyen en la tolerancia y dependencia a la nicotina porque


liberan la hormona cortisol, que reduce los efectos de la nicotina. Por lo tanto se
requiere de más nicotina para conseguir los mismos efectos pero a su vez provoca más
tolerancia y dependencia. El estrés favorece las recaídas.

El síndrome de retirada se caracteriza por irritabilidad, agresividad creciente y pérdida


de la colaboración social. Cuando el deseo es intenso, se producen disminuciones
cognitivas y motoras que afectan, entre otras cosas, a la comprensión del lenguaje.

El monóxido de carbono del humo del tabaco aumenta el riesgo de enfermedades


cardiovasculares y el alquitrán las de cáncer de pulmón, enfisema y bronquiales.

Tratamientos de la adicción a nicotina: es mejor dejar de fumar gradualmente para


suavizar el síndrome de abstinencia. Las primeras semanas es más fácil la recaída pero
se reduce mucho a partir de los 3 meses. Es mayor el éxito si se combina tratamiento
farmacológico con el psicológico. Los tratamientos farmacológicos más frecuentes son
el chicle y los parches transdermales de nicotina. Se está probando con antidepresivos
como el bupropión.

* * *

21
TEMA 6: ALCOHOL Y SEDATIVOS

- EL ALCOHOL -

El alcohol, presentado generalmente como etanol, es la droga con más efectos adversos
sobre nuestra sociedad, junto con la otra droga legal, el tabaco. Ambos producen más
pérdidas de recursos humanos y económicos que todas las drogas ilegales juntas.

Mecanismos de acción del etanol:

No está claro todavía, pero parece ser que la exposición aguda estimula los receptores
nicotínicos de acetilcolina y los serotonínicos del subtipo 5 HT3.

La exposición crónica reduce el número de receptores de glutamato, especialmente los


del subtipo NMDA, la reducción de canales de calcio dependientes de voltaje y
aumenta los receptores GABA del subtipo A dando lugar a una disminución de la
transmisión del impulso nervioso.

Cuando se establece la dependencia, pasa lo contrario aumentando la transmisión


excitadora al aumentar los receptores de NMDA y los canales de calcio y reducirse el
número de receptores gabaércicos A. Estos cambios neurológicos se cree que provocan
el síndrome de abstinencia que, si no se trata, puede llevar a la muerte.

Interacciones del alcohol con otras drogas y fármacos:

El etanol interactúa con otras sustancias que aumentan sus efectos depresores como los
ansiolíticos, antidepresivos, anticonvulsionantes, antihistamínicos e incluso analgésicos.
Presenta tolerancia cruzada con otros depresores como las benzodiacepinas y los
barbitúricos (ansiolíticos).

Los efectos no son revertidos por las dosis normales de cafeína y combinado con la
cocaína se produce un metabolito nuevo, el cocaetileno, que tiene efectos sobre el SNC.

FARMACOCINÉTICA DEL ETANOL

El metabolismo del etanol es independiente de su concentración en sangre y es


constante en el tiempo. Es el hígado el mayor metabolizador a través de la enzima
alcohol-deshidrogenasa. El metabolito resultante es el acetaldehído, que si se acumula
en el organismo produce vómitos.

Otros sistemas de metabolización del etanol:

a) sistema de oxidación microsomal. A nivel celular. Puede representar el 25%


del total metabolizado, sobre todo en grandes consumos.
b) Sistema catalasa-peroxidasa microsomal hepático. En menor grado.

22
Efectos del alcohol sobre el SNC:

La exposición aguda produce desinhibición y euforia (reforzadores positivos). La


exposición crónica produce dependencia, mantenida por mecanismos de refuerzo
negativo. Tanto en consumo agudo como crónico, los efectos son proporcionales a la
concentración en sangre. El consumo crónico produce daños cerebrales, amnesia,
perturbaciones del sueño, estados psicóticos y convulsiones. Existen varios síndromes
neuropsiquiátricos consecuencia del daño hepático, problemas gastrointestinales y mala
absorción de alimentos.

Fases de la exposición aguda al etanol:

1) fase de excitación. Al principio. Euforia, facilidad para expresar sentimientos,


desinhibición y locuacidad.
2) fase hipnótica. Incoordinación motora y alteraciones del equilibrio, confusión
mental, habla pastosa y no congruente, irritabilidad, mareos, náuseas, vómitos y
bajada de la frecuencia cardiorrespiratoria.

Estas dos fases anteriores van acompañadas de enrojecimiento facial, dilatación


pupilar y sudoración. Surge la accidentalidad y la conflictividad social.

3) fase anestésica. Pérdida de la consciencia, de los reflejos y del control


esfinteriano y coma.
4) fase bulbar. Cuando la intoxicación afecta al bulbo raquídeo puede producirse
parada respiratoria y la muerte.

Efectos de la exposición crónica al etanol:

Afecta a todos los tejidos, especialmente al SNC. Destacan:

Síndrome de wernicke-korsakoff. A causa de un déficit de tiamina, que participa en el


metabolismo de la glucosa cerebral. Riesgo de desmielinización. Produce alteraciones
cognitivas, del sistema visual. Si no se trata bien, puede darse la muerte del sujeto.

Demencia alcohólica. Se debe a la conjunción de los efectos tóxicos del etanol y el


déficit de tiamina. Afecta a un 50% de los alcohólicos. Deterioro cognitivo manifestado
a través de pérdida de capacidad de abstracción, de concentración y planificación de la
propia vida. Acompañado frecuentemente de descoordinación motora y conducta
antisocial.

Degeneración cerebelosa alcohólica. Neurodegeneración de la corteza del cerebelo.


Afecta a un 50% de alcohólicos. Produce ataxia del tronco y extremidades (marcha
descoordinada).

En madres embarazadas lleva al síndrome de alcoholismo fetal de la descendencia.

23
SÍNDROME DE RETIRADA ALCOHÓLICA

Tiene dos fases con síntomas que se pueden controlar con la medicación adecuada:

a) fase inicial. En los primeros dos o tres días, temblores (que suelen ir
acompañados de náuseas y vómitos, probablemente por un exceso de actividad
noradrenérgica), convulsiones, alucinaciones y un intenso deseo por la droga.
b) Delirium tremens. Con los síntomas anteriores aumentados además de fiebre,
aumento de la frecuencia cardíaca, insomnio y sudoración intensa.

Tratamiento del síndrome de abstinencia etílico: el síndrome de retirada implica un


riesgo importante para la vida. Se deben mantener las vías respiratorias libres, controlar
la frecuencia cardiorrespiratoria, administrar fluidos, glucosa y vitamina B2, compensar
el equilibrio ácido-base y suplir deficiencias de potasio, magnesio y calcio.

El diacepán es para controlar las convulsiones y el haloperidol para las alucinaciones.


Para mantener la abstinencia hay que administrar sulfirán o cianamida cálcica, para
fomentar la aversión al aumentar los niveles de acetaldehído debido a que impide la
segunda fase de metabolización de los metabolitos del etanol. Para tratar el craving
pueden servir los ansiolíticos como las benzodiacepinas. Recientemente se ha
comercializado el acamprosato, que al parecer inhibe la neurotransmisión
glutamatérgica al interactuar con los receptores de NMDA.

* * *

24
TEMA 7: ALUCINÓGENOS

- EL LSD -

Dietilamina del ácido lisérgico es el paradigma de sustancia alucinógena. Por vía oral en
pastillas o líquido. De efectos impredecibles. Los efectos se perciben entre los 30-90
min.

Efectos fisiológicos: pupilas dilatadas, aumento de la temperatura corporal, la


frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, sudoración, pérdida de apetito, activación
general, sequedad de la boca y temblores. Los efectos psicológicos son muy variables.
En dosis altas se dan alucinaciones (se oyen colores y se ven sonidos).

El fenómeno de flashbacks se produce después de días o meses sin tomar la droga y


aparecen sin ninguna razón aparente.

Los consumidores de LSD experimentan sintomatología adversa psicótica, típica de la


esquizofrenia y la depresión lo que puede hacer que de forma voluntaria se cese el
consumo. No genera dependencia (búsqueda compulsiva) pero si tolerancia, lo que
requiere aumentar las dosis con el riesgo de tener efectos impredecibles.

- LA FENCICLIDINA (PCP) -

Era un anestésico vía intravenosa que dejó de utilizarse por sus efectos secundarios
(agitaciones, ilusiones e irritabilidad). Paso a la calle como un polvo cristalino soluble
en agua y alcohol. Se le llama “ozono” o “polvo de ángel”. Actúa sobre los receptores
específicos sigma aunque parece que también interviene el sistema glutamatérgico. Se
puede esnifar, fumar o ingerir vía oral. A veces se fuma con marihuana (porros
asesinos).

Es muy adictivo y produce dependencia psicológica. A veces produce reacciones tan


adversas que se deja de tomar.

Produce euforia, sensación de fortaleza extraordinaria, invulnerabilidad y poder. Si


deben ser detenidos o llevados al hospital son extremadamente violentos, casi suicidas.
Se deben mantener en ambientes de calma y siempre acompañados.

Destaca a dosis bajas la disminución de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea.,


entumecimiento de extremidades, incoordinación motora y perdida de noción corporal.

A dosis altas, alucinaciones, ilusiones y síntomas similares a la esquizofrenia (paranoia,


desórdenes del pensamiento, catatonia, etc.), a veces náuseas, vómitos, visión borrosa,
movimientos hacia arriba y abajo de los ojos, mareos, etc. Si es demasiado alta, ataques,
como y la muerte, aunque ésta suele ser por su comportamiento extremadamente
violento y suicida.

El consumo crónico provoca pérdida de la memoria, dificultades del habla y el


pensamiento, depresión y pérdida de peso corporal.

25
- ANTICOLINÉRGICOS -

Constituidos principalmente por plantas silvestres. La familia de las solanáceas incluye


la mayoría. Los principios activos encontrados en estas plantas son los siguientes
alcaloides: la escopolamina (a dosis bajas es suficiente para producir alucinaciones y
delirios), la hiosciamina y la atropina (ambas necesitan de mayores dosis para producir
los mismos efectos que la escolopamina).

Los 3 alcaloides son antagonistas de los receptores de acetilcolina, bloqueando los


receptores colinérgicos (particularmente los del subtipo muscarínico).

Pueden servir, a dosis bajas, para tratar la sintomatología de catarros (bloquean


mucosidad en nariz y garganta), impiden salivación. La atropina puede aumentar la
frecuencia cardiaca al doble y aumento de pupilas, estreñimiento y dificultades para
orinar.

A dosis altas generan cuadros psicóticos como pérdidas de atención, confusión mental y
delirio, paralisis del sistema respiratorio y muerte.

Ejemplos: Atropa belladona (atropina), Mandragora officinarum (los 3 alcaloides más


la mandragorina), Hyoscyamus niger (hiosciamina y escopolamina), Datura
stramonium (escopolamina).

El tratamiento consiste en la evacuación gástrica, la administración de carbón activado y


de un laxante salino. Se puede administrar fisostigmina, que es un agonísta colinérgico,
y ansiolíticos e hipnóticos (principalmente benzodiacepinas).

* * *

26
TEMA 8: CANNABINOIDES Y DROGAS DE SÍNTESIS

- CANNABINOIDES -

Los humanos somos la única especia animal que consume la planta Cannabis sativa. Es
un vegetal dioico que, al contrario de lo que se cree, la riqueza de componentes
psicoactivos entre la planta macho y la hembra no varía mucho. Aún así, la mayoría de
cannabinoides se encuentran en las flores de la planta hembra, seguidas por las hojas y
el tallo. La concentración de componentes psicoactivos en la planta varía de un 0,4 a un
6%. El componente psicoactivo más activo de los 60 que posee, es el THC o Delta-9-
Tetrahidrocannabinol.

Tres grandes grupos de preparados:

- Marihuana: hojas secas y flores.


- Hachís: resina de las hojas o hirviendo la planta.
- Aceite de hachís: destilación de la planta en disolventes orgánicos.

La riqueza disminuye dependiendo del almacenado. Cuanto mayor humedad y tiempo


lleve almacenada, menor riqueza.

Número 1 del ranking en consumo de drogas ilegales. Abarca a todas las clases sociales
y grupos étnicos y socioeconómicos. También tiene propiedades terapéuticas.

Se puede fumar como “porros” o en pipa de agua. Un porro suele contener entre 0,5 y 1
gramo de cannabinoides, del cual llega una cantidad muy baja al SNC.

En la mayoría de casos su uso es intermitente y limitado a determinados periodos de la


vida. La mayoría lo deja entre los 20 y los 30 años, siendo sólo el 10% los que seguirán
consumiéndolo a diario. Este perfil suele ser el de un varón, con nivel de escolarización
inferior, consume a diario tabaco y alcohol y otras drogas como psicoestimulantes,
sedativos, opiáceos y alucinógenos. El cannabis se considera la puerta de entrada al
consumo de drogas.

EL SISTEMA CANNABINOIDE ENDÓGENO

Parece ser que actúa sobre uno sitio receptor en el cerebro llamado CB1 y que también
lo hace sobre otro periférico llamado CB2. La unión del THC al CB1 produce la
inhibición de la enzima adelinato ciclasa provocando una reducción de AMPc.

El primer ligando endógeno identificado fue la anandamida. Más tarde se descubrieron


dos ligandos más amidas y otro que nos es del tipo amida y tiene la capacidad de unirse
a receptores del CB1 y del CB2, el 2-araquidonil glicerol. Todos producen efectos
semejantes (reducción de la actividad espontánea, inmovilidad, hipotermia y
antinocepción. Muy similares a los efectos del THC). Se ha descubierto un antagonista
para los receptores CB1, el SR 141716 A.

27
EFECTOS CONDUCTUALES DE LOS CANNABINOIDES EN HUMANOS

Produce euforia y relajación, alteración del sentido del tiempo e intensifica las
percepciones sensoriales comunes. En grupo puede producir risa contagiosa y
locuacidad.

Mientras la droga está en el organismo, se disminuyen la memoria a corto plazo, la


atención, las habilidades motoras normales y el tiempo de reacción. Riesgo de sufrir
accidentes.

En consumidores ocasionales puede producir ansiedad y ataques de pánico lo que puede


llevar a dejar su consumo. En los consumidores crónicos sólo pasa si son dosis muy
elevadas.

Los estudios longitudinales parecen demostrar que no es tanta la asociación entre


consumo crónico de cannabis a edad temprana y delincuencia. Con el fracaso escolar se
llega a la misma conclusión al ver que era anterior al consumo.

Con el consumo habitual se desarrolla tolerancia a ciertos efectos fisiológicos pero no a


los subjetivos (euforia, relajación…). El cese repentino en su consumo en consumidores
crónicos produce una sintomatología similar a la de abstinencia, sin ser severo, y
produce irritabilidad, insomnio, anorexia, sudoración y náuseas.

El consumo habitual puede hacer aflorar enfermedades mentales previas, aumentando la


incidencia de la esquizofrenia y otras psicosis hasta 6 veces más.

EFECTOS REFORZANTES EN ANIMALES

Los 4 mejores modelos para estudiar los efectos reforzantes, tanto positivos como
negativos, son: autoestimulación eléctrica intracraneal, autoadministración intravenosa,
el condicionamiento preferencial al sitio y la discriminación de drogas.

El THC baja el umbral de autoestimulación eléctrica (porque actúa como reforzador


positivo). Produce preferencia al sitio dosis-dependiente. Sin embargo, es difícil
conseguir la autoadministración vía intravenosa, sugiriendo que funciona como un
reforzador positivo débil y explicando por qué no se produce una dependencia severa y
no sea necesario tratamiento farmacológico para dejar su consumo.

Mecanismos neurales que participan en los efectos reforzantes

Parece ser que el primer mecanismo que actúa como reforzador positivo en los
cannabinoides es la activación de los receptores CB1. Aún así, se ha demostrado que
también actúan sobre algunos canales de calcio, cambiando el potencial de membrana
con la ayuda de proteínas G y sistemas de segundos mensajeros como la fosfolipasa A2
y el calcio intracelular.

28
También interactúan con los sistemas de neurotransmisores de acetilcolina, DA, GABA,
histamina, serotonina, noradrenalina y péptidos opioides.

Los cannabinoides estimulan la liberación de DA en el cuerpo estriado, el NACC y la


corteza medial prefrontal, lo que puede explicar sus efectos como reforzantes positivos.

Interacción entre los sistemas endógenos cannabinoides y opioides

La naloxona bloquea la liberación de dopamina en el NACC producida por el THC, lo


cual podría explicarse porque interactúa con el sistema opioide endógeno.

Por otra parte, el THC ayuda a aliviar el síndrome de retirada en ratas inducido
previamente por naloxona. Además, la naloxona puede actuar como antagonista en los
receptores CB1 del WIN 55.212-2.

- DROGAS DE SÍNTESIS -

Ocupan el número 2 del ranking de drogas ilegales. Las más comunes son la
Metanfetamina (MA), la Metilendioxianfetamina (MDA o “Eva”) y la
Metilendioximetanfetamina (MDMA o “éxtasis”). Su estructura es muy similar a una
combinación entre la anfetamina (psicoestimulante) y la mescalina (un alucinógeno).

La MDA tiene más efectos alucinógenos y menos psicoestimulantes, la MDMA es


menos alucinógena y la MA es, sobre todo, psicoestimulante.

Se consume vía oral en pastillas. Asociado a ambientes recreativos y fines de semana.


Aumento de la empatía y la comunicación interpersonal, disminución de las
inhibiciones y los pensamientos negativos (apertura emocional), aumento de la
actividad psicomotora, del estado de alerta y del insomnio, potenciación de los sentidos
táctil, auditivo y visual (sobre todo el color). Los síntomas aparecen entre los 20-60
min. Alcanzan el máximo efecto entre los 60-90 y pueden durar entre 3-5 horas.

No producen dependencia física observable y sus efectos principales son promover la


comunicación interpersonal. La idea es pasarlo bien con los amigos, de buen rollo, en
una sociedad estresante que no facilita la comunicación interpersonal. Aún así, no es
una sustancia inocua, siendo especialmente tóxica para el SNC.

Efectos de las drogas de síntesis sobre el SNC

En animales de laboratorio, su administración produce una acusada reducción de la


concentración de serotonina (5-HT) y de su metabolito el 5-hidroxi-indol-ácido
acético (5-HIAA). También se comprobó que se reduce la enzima clave en la síntesis
de la serotonina, la triptófano hidroxilasa (TPH), perdurando hasta 4 meses después.
Más tarde, se comprobó que con sólo una dosis se producían lesiones en el sistema

29
serotoninérgico que perduraban hasta un mes después. También se vio que afectaba a la
DA, reduciéndola y siendo parte clave para causar daño a la serotonina. La MDA y la
MDMA destruyen fibras nerviosas del neurotransmisor serotonina que persisten dos
semanas después.

Son reversibles los efectos neurotóxicos de las drogas de síntesis?

Parece ser que hay dos fases en los efectos. Una fase inmediata reversible y otra a largo
plazo irreversible.

Un efecto inmediato con animales de laboratorio es que libera serotonina y dopamina en


el encéfalo pero además se inhibe su recaptación y la actividad de la enzima MAO-A
que los degrada. Esto conlleva un aumento de la concentración extracelular de 5-HT y
DA, aumentando la temperatura corporal, siendo reversible en un plazo de 6 horas
aprox.

La segunda fase, neurotóxica, aparece entre 24 horas después y una semana después.
Parece que, como consecuencia de daño neuronal, disminuyen los niveles de serotonina.
No se conocen todavía los mecanismos de este daño, pero parece ser que una de las
primeras acciones de la MDMA sea la oxidación de la enzima TPH, disminuyendo o
inactivando su actividad antioxidant. Esto se ha comprobado porque se ha neutralizado
el efecto administrando un agente antioxidante como la cisteína y explicaría la
neurodegeneración y su permanencia.

Todas las drogas de síntesis producen una disminución de la actividad del TPH en una
fase temprana y segregan en mayor o menor medida serotonina y DA. Pero si tenemos
en cuenta que la DA parece ser fundamental para el deterioro de los receptores de
serotonina, la MDEA (metilendioxietilenanfetamina), que es la que menos DA libera, es
la menos neurotóxica. Sin embargo, aún no está claro el papel de la DA en este proceso.

Las fibras nerviosas de serotonina que se dañan pertenecen a neuronas situadas a lo


largo del tronco del encéfalo, en concreto en los núcleos de rafe dorsal (las más
vulnerables) y medial. Con el tiempo, se puede regenerar el sistema de liberación de
serotonina, pero parece ser que el daño neuronal tiene otro ritmo. En todo caso, el
sistema serotoninérgico está directamente relacionado con la agresión, la ansiedad, la
depresión y la esquizofrenia, entre otros procesos emocionales y cognitivos, pudiendo
afectar a las funciones psíquicas mediadas por ese neurotransmisor.

Son las drogas de síntesis una nueva clase de fármaco?

No hay mejores analgésicos que los opiáceos (morfina), la cocaína es un excelente


anestésico local y los cannabinoides se utilizan en el tratamiento del glaucoma y como
antieméticos. En el caso de las drogas de síntesis, producen efectos que no se pueden
conseguir con ningún otro tipo de drogas, ya que van más allá de la combinación de sus
efectos psicoestimulantes y alucinógenos. Algunos investigadores sugieren que se

30
consideren como una nueva clase de fármacos, los entactógenos, por su capacidad para
facilitar la empatía y el contacto emocional entre personas.

En el caso del MDMA, hay quienes proponen su uso para trastornos de la personalidad,
como el antisocial u otros que implican una falta de comunicación interpersonal, para
conseguir una apertura emocional. El único inconveniente para su uso terapéutico sería
su neurotoxicidad, pero se han conseguido derivados del PCA o del MDA (el MDAI)
que no producen daño sobre el sistema serotoninérgico.

- OTRAS DROGAS DE SÍNTESIS -

Rohipnol, clonacepam y GHB

El Rohipnol y el Clonacepán son agonistas de los receptores de benzodiacepinas y el


GHB tiene receptores cerebrales propios.

El Rohipnol produce efectos sedantes e hipnóticos, relajación muscular y amnesia. Se


asocia a violaciones Mezclada con alcohol incapacita a las víctimas para defenderse de
un ataque sexual y puede llegar incluso a ser letal.

El Clonacepam se asocia al consumo de heroína y otros opiáceos para potenciar sus


efectos. También asociado a ataques sexuales, como el GHB (su versión líquida se
llama “éxtasis líquido”), que produce euforia y sedación. Mezclado con alcohol produce
náuseas y dificultades respiratorias. Combinado con MA, aumenta el riesgo de ataques
y coma. Su consumo puede producir dependencia y síntomas de retirada como
insomnio, ansiedad, temblores y sudoración.

- OTRAS DROGAS DE ABUSO -

Inhalantes

Sustancias volátiles consumidas en forma de vapor que producen efectos psicoactivos.


Modo fácil y barato de drogarse, por eso se asocia a jóvenes. Dentro de este grupo se
incluyen gases (butano, propano, éter, cloroformo, halotano y óxido nítrico o gas de la
risa), aerosoles (sprays para el pelo y desodorantes), disolventes (pinturas, barnices,
gasolina, typex) y nitritos (o Poppers, en ambiente homosexual).

Casi todos tienen efectos similares a los anestésicos. En un principio producen


estimulación para después pasar a desinhibición, menor control motor e inconsciencia.
A dosis altas puede causar parada cardíaca y la muerte (especialmente con aerosoles,
que contienen CFCs y butano). También pueden producir muerte por asfixia por
desplazamiento del oxígeno en pulmones y cerebro.

Otros daños irreversibles: 1- pérdida de la audición (especialmente el tolueno) / 2-


neuropatías periféricas o espasmos de extremidades / 3- lesiones en el SNC (sobre todo
con el tolueno) / 4- lesiones en la médula espinal (benzeno contenido en la gasolina).

31
Otros daños: 1- hepático y renal (tolueno e hidrocarburos clorurados contenidos en
Typex) / 2- disminución de la oxigenación. / 3- Los nitritos se asocian al sarcoma de
Kaposi.

- ANABOLIZANTES ESTEROIDEOS -

Derivados de la hormona testosterona. Promueve el crecimiento muscular e incrementa


la masa corporal. Por vía oral o inyectados. Se suele consumir en ciclos de semanas o
meses (cycling), parando y volviendo a empezar, y combinar con otros anabolizantes
para aumentar los efectos. Se desconocen los efectos a largo plazo.

Tienen efectos secundarios: tumor de hígado, ictericia, retención de líquidos corporales,


aumento de la presión sanguínea, acné y temblores musculares. Además, en los hombres
merma los testículos, menos espermatozoides, infertilidad, calvicie y ginecomastia. En
las mujeres, vello facial, cambios o cese del ciclo menstrual, agrandamiento del clítoris
y voz ahuecada. En adolescentes, detiene de forma prematura el crecimiento por la
maduración prematura esquelética y cambios puberales.

Cuando se dejan de consumir, suelen aparecer cambios emocionales como síntomas


paranoicos que pueden conducir a episodios de violencia, celos paranoides, extrema
irritabilidad y juicio alterado por la idea falsa de invencibilidad. Estos síntomas pueden
conducir a la dependencia.

* * *

32