28

28 de mayo del 2016

historia

LA respuesta.
En 1894, el pintor
peruano Juan Lepiani
retrató el encuentro
entre Juan José de la
Cruz Salvo (al extremo izquierdo) y Francisco Bolognesi, quien
respondió al pedido
de rendición con la
inmortal frase: “Tengo
deberes sagrados que
cumplir y los cumpliré hasta quemar el
último cartucho”.

herederas
de un legado
sagrado
ESCRIBE: DANIELA MENESES SALA / DMENESES@COMERCIO.COM.PE /

Mire, Ana María, ahí
está el uniforme de
Francisco Bolognesi”.
Las palabras las pronuncia Carmen Salvo (84), al tiempo
que apunta a una de las vitrinas del
Museo Combatientes del Morro de
Arica, la casa donde hace 200 años
nació el héroe. Mientras continúan
su visita, ambas mujeres intercambian de tanto en tanto cómplices miradas y susurros, que podrían hacer
pensar que se trata de dos amigas
con años de historias compartidas.
Esta es la primera vez que Ana
María Bolognesi (79) y Carmen se
ven, pero la relación entre ambas
mujeres es tan antigua que incluso
se remonta a un siglo que ninguna
de ellas conoció. Lo que las une, en
realidad, es la historia. La historia
de sus bisabuelos, Francisco Bolog-

@MENESESDANIELA FOTOS: KAren Zárate

Sus bisabuelos –el
coronel Bolognesi y el
general chileno Salvo–
se reunieron en uno
de los momentos más
tensos de la Guerra
del Pacífico. Hoy,
Ana María y Carmen
repiten el saludo, pero
esta vez en un ambiente
de amistad entre países
hermanos.

nesi y el general chileno Juan Joséde la Cruz Salvo, ambos protagonistas de uno de los momentos más
dramáticos de la Guerra del Pacífico: cuando el héroe peruano contestó a la oferta chilena de rendición
en Arica con la frase que marcaría
su recuerdo: “Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta
quemar el último cartucho”.

el encuentro

La familia de Ana María no conoció
nunca de primera mano los detalles
de aquella reunión, pues el coronel
Bolognesi murió el 7 de junio de
1880, dos días después de que se
celebrara. Juan José de la Cruz Salvo, quien por entonces era sargento
mayor, sí sobrevivió y llegó a general. Él es la fuente principal de lo
sucedido ese día, pero no por lo que

28 de mayo del 2016

tiempo de
paz. Sus
bisabuelos
intercambiaron
palabras de
guerra, pero
hoy Ana María
Bolognesi
(izquierda) y
Carmen Salvo
(derecha) solo
comparten
mensajes de
unión.

29

30

28 de mayo del 2016

tataranietos. José Antonio (izquierda) y Esteban (derecha) Muñoz Salvo y Mamie Raguz Bolognesi (centro) ya no podrán heredar a
sus hijos el apellido de sus famosos antepasados, pero sí el recuerdo y el ejemplo de patriotismo.
contó a su familia, sino por lo
que compartió con un historiador que se encargó luego
de inmortalizar su recuerdo.
“Salvo murió cuando mi padre tenía 14 años, pero nunca conversaron directamente
de los detalles del encuentro.
Hay más bien relatos de historiadores e investigadores”,
recuerda hoy Carmen.
Es también un historiador,
esta vez peruano, quien hoy
evoca lo que sucedió aquel 5
de junio de 1880. “El ejército
de la alianza peruano-boliviana había sido derrotado
en la batalla de Tacna”, narra José de la Puente Brunke.
“La guarnición peruana en
Arica estaba en una situación
muy dramática. Las fuerzas
chilenas, que sabían que la
defensa de Arica sería casi
imposible, decidieron enviar
a Salvo para invitar a Bolognesi a una honrosa rendición”. Por qué precisamente
a Salvo es una decisión que

la opinión
GENERAL DE DIVISIÓN (r)
MARCOS LÓPEZ
Presidente de la Academia
de Historia Militar de Chile*

Un nuevo
gesto de unión
Para los militares chilenos
y para cualquier militar del
mundo, la figura del coronel
Bolognesi resulta ejemplar. Es
el pináculo del cumplimiento
del deber militar. Las tropas
que atacaron Arica no pudieron encontrar un rival más
digno por su valentía y por el
valor de defender su patria
hasta el último cartucho.
Ahora, en un nuevo paso
de hermandad de nuestros
pueblos, se unen las bisnietas
del coronel Bolognesi y del
general Salvo. Dos caballeros excepcionales, uno en la

defensa de su guarnición de
Arica hasta rendir la vida, y
otro, un militar chileno muy
pundonoroso, muy correcto,
de alto nivel de preparación
intelectual y profesional, que
prestó distinguidos servicios
a Chile. Este encuentro nos
da luces y una ruta a seguir,
porque si los descendientes
de aquellos que murieron por
su patria son capaces de dar
gestos de unidad, de amistad
y de reconocimiento, cómo no
vamos a ser nosotros capaces
de seguir caminando juntos.
Hoy nuestros países se
enriquecen y se engrandecen
en la medida en que el vecino
también se engrandece y se
enriquece. Nuestro destino
es seguir unidos, sin olvidar
nuestra historia.
*Asociación privada, no
pertenece al Ejército

Carmen puede explicar: “Mi
abuelo, abogado, tenía mucho poder de palabra. En esa
época se le daba mucha importancia a la conversación,
y mientras más florido, más
bonito, mejor”.
El desenlace es conocido:
Bolognesi declinó la oferta y
optó por defender la ciudad.
Con aquella respuesta quedaba sellado el destino de la
batalla y el de cientos de peruanos y chilenos que perderían la vida en Arica. Quedaba
sellado también el destino de
Bolognesi y de Salvo. Y comenzaba a escribirse el guion
que trajo a Carmen y a sus
hijos Esteban y José Antonio
Muñoz desde Chile para conocer a los descendientes de
la otra parte de esta historia.

herencia común

¿Qué tanto marcó a Bolognesi
aquel encuentro? Eso lo sabe
bien De la Puente. “En la historia ha habido casos de rendicio-

nes honrosas, lo que hace especialmente meritorio la actitud
de Bolognesi y los suyos. Ellos
sabían que perderían la batalla
–y probablemente la vida– y
aun así siguieron adelante”.
Luis Enrique Cam (documentalista peruano que está
preparando una película sobre
el coronel y que, además, es el
artífice de la reunión entre las
bisnietas) tampoco es ajeno al
impacto de aquel sello de valía. “Dentro de los héroes de
la Guerra del Pacífico, el que
tiene mayor número de monumentos, plazas y calles con
su nombre es Bolognesi. Si de
alguna forma se resume su
acto de heroísmo final, es con
la frase del último cartucho”.
Carmen y Ana María coinciden en la importancia de
aquel encuentro, pero –por
azar o quizás por lo que dicta
la herencia de un pasado compartido– es en otra frase donde

documental
francisco bolognesi. El 4
de noviembre del 2016 se estrenará
en el auditorio de Telefónica el documental que prepara Luis Enrique
Cam sobre el héroe peruano.
nace un héroe. La fecha de
estreno coincide con el bicentenario de Bolognesi, quien nació el 4 de noviembre de 1816.

estreno.
La película
cuenta
historia recreada. El documental inclucon el
ye el encuentro entre las bisnietas de Bolognesi auspicio de
y Salvo, entrevistas y animaciones en 3D.
Telefónica.

ambas parecen encontrar las
mayores muestras de honor y
patriotismo: ‘Tengo deberes
sagrados que cumplir’. Carmen alude a aquella oración
en el discurso que pronuncia
en el museo: “El coronel Bolognesi declinó amablemente
el ofrecimiento, movido por

el gran amor que profesaba
a su familia, su patria y su
bandera. Amor que le imponía deberes sagrados que
cumplir”.
Por su parte, Ana María
(y los Bolognesi que le anteceden y que le siguen) ha
hecho de aquella frase un

tesoro familiar. “La usamos
mucho. Tiene que ver con
siempre elegir lo correcto,
nunca lo cómodo”.
Y al pronunciar continuamente las palabras de su bisabuelo, ella ha hecho algo
más: traer la memoria del
héroe y de aquella reunión
al presente. A este presente en el que la guerra entre
Chile y Perú ha quedado enterrada en el recuerdo y en
el que lo que liga a ambos
países es más bien la cultura, el comercio y también la
sangre de cientos de migrantes. Este presente en el que
Ana María Bolognesi puede
responder a la visita y a las
palabras de Carmen Salvo
con una sonrisa de respeto,
de amistad y de paz.
vea el video del
encuentro en:

Fan page: Somos

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful