Está en la página 1de 3

EL LIDERAZGO DE LA MUJER EN EL SECTOR SALUD.

Presentado por

Angie Carolina Tovar Romero

Presentado a

Juan Carlos Guevara Larrahondo

Universidad del rosario


Bogotá
2020
EL LIDERAZGO DE LA MUJER EN EL SECTOR SALUD.

El liderazgo es un proceso fundamental en la gestión organizacional, según Schein E, en su

libro Organizational culture and leadership, la cultura organizacional y liderazgo son dos

caras de la misma moneda, el sector salud no es la excepción, puesto que este modula la

capacidad de mejoramiento de la prestación de servicio. Los cambios en el mercado del

sector, envueltos en un entorno competitivo global, exigen que las empresas puedan

amoldarse a estos con eficiencia, eficacia y calidad, según Cruz Ortiz V y Mendoza Torres

M, esto puede llevarse a cabo a través de un liderazgo transformacional.

El papel del liderazgo como recurso social, se refiere a la relación líder-seguidores para la

optimización de sus potencialidades. Nos referimos al líder transformacional como aquella

persona plena, capaz de desarrollarse logrando inspirar a sus seguidores, incrementando su

madurez y motivación para ir más allá de sus propios intereses. 1 Aunque en el mundo la

participación de las mujeres en altos cargos a aumentado, en la escala organizacional sigue

siendo muy reducida, ya sea en cualquier ámbito laboral.

En algunos países de la Unión Europea la situación mejora un poco, pero el fenómeno es

similar; los altos cargos gerenciales son ocupados por mujeres en un 11% y llegan a

presidir las empresas solo un 4% en nuestro país tampoco hay participación paritaria en

altos cargos de liderazgo; no obstante, el índice de mujeres que lo alcanzan es mayor que en

otros países latinoamericanos, doblando en proporción a México y Venezuela.

1
Cruz-Ortiz, Valería; Salanova, Marisa; Martínez, Isabel M. (2013). Liderazgo transformacional:
investigación actual y retos futuros, Universidad &Empresa No. 25, p. 13-32.
A pesar de la situación descrita se sigue viendo notablemente la inequidad que existe en el

sector directivo y de gerencia en cuanto a las mujeres ya que la sociedad sigue con ese

estigma de que los hombres lideran con mayor frecuencia estas iniciativas, pero para

Rosener (1990) afirma que características generalmente asociadas a las mujeres, como el

carisma y las habilidades sociales, son las que marcan la diferencia y conforman un nuevo

modelo que la misma autora denomina liderazgo interactivo, tomando en consideración

algunos rasgos típicos de su condición como la conciliación y el empoderamiento de sus

equipos con base en interacciones positivas entre los involucrados.

Se puede deducir que los hombres y las mujeres utilizan diferentes estilos de liderazgo, ya

que cada ser es totalmente diferente en su forma de actuar y de dirigir ambos tienen la

capacidad cognitiva de poder administrar correctamente ya sea una clínica, una ips , eps etc

pero la misma sociedad y las políticas organizacionales no han evolucionado en ese

aspecto, siguen pensando que los hombres tienen mejores cualidades en el poder y que solo

ellos pueden llegar hacer directivos o mejores que las mujeres , pero lo que no se han dado

cuenta es que las mujeres tenemos las mismas o mejores capacidades en la hora de dirigir o

direccionar una organización , y llevarla al éxito , Para que las mujeres puedan aprovechar

de estas condiciones favorables, tenemos que hacer nuestro trabajo diario para motivar

mejores políticas públicas y empresariales e impulsar cambios culturales que faciliten la

inclusión de las mujeres en todos los espacios. Y mas que todos en esos espacios

administrativos que podemos llegar a ser buenas lideres en el campo de la salud en donde

son mas fuertes las mujeres a parte del aspecto financiero.