Está en la página 1de 6

Aristocles Podros (Platón)

Filosofía
Es posible que el pensamiento platónico tuviese una amplia gama de elementos
teológicos o religiosos. Estos elementos podrían ser la base de sus planteamientos
ontológicos, gnoseológicos, políticos y epistemológicos. Incluso, en el diálogo
Timeo Platón presenta una teoría cosmogónica y religiosa.

Esta religión fue seguramente adoptada de Sócrates y debe tener relación con el
juicio (debido a que en la exposición de motivos al castigo se encuentran el corromper a la
juventud y la asebeia: traer nuevos dioses y negar los ya existentes). Probablemente
contenía elementos monoteístas (presentes en la "Verdad" máxima o el "Bien" máximo
que se encuentra en sus teorías ontológicas y políticas) y órficos (debido a la
reencarnación del alma).

Las teorías teológicas de Platón posiblemente eran esotéricas (secretas). Incluso


en la Carta VII Platón afirma:

«No hay ni habrá nunca una obra mía que trate estos temas [...] Cualquier persona seria
se guardaría mucho de confiar por escrito cuestiones serias, exponiéndolas a la
malevolencia de la gente» (341c). Estos comentarios de Platón hacen pensar que aquello
que dejó en escrito no es, para él, suficientemente "serio". Según confesiones de
Aristóteles en Sobre el bien, el estagirita no tenía acceso a estas doctrinas, a diferencia
de Epeusipo y Jenócrates -lo cual daría una idea de porqué Aristóteles no adoptó
la Academia.

Epistemología

Las opiniones de Platón también tuvieron mucha influencia en la naturaleza del


conocimiento y la enseñanza las cuales propuso en el Menón, el cual comienza con la
pregunta acerca de si la virtud puede ser enseñada y procede a exponer los conceptos de
la memoria y el aprendizaje como un descubrimiento de conocimientos previos y
opiniones que son correctas pero no tienen una clara justificación.

Platón afirmaba que el conocimiento estaba basado esencialmente en creencias


verdaderas justificadas; una creencia influyente que llevó al desarrollo más adelante de la
epistemología. En el Teeteto, Platón distingue entre la creencia y el conocimiento por
medio de la justificación. Muchos años después. Edmund Gettier demostraría los
problemas de las creencias verdaderas justificadas en el contexto del conocimiento.

Filosofía política: el Estado idea

Las ideas filosóficas de Platón tuvieron muchas implicaciones sociales,


particularmente en cuanto al estado o gobierno ideal. Hay discrepancias entre sus ideas
iníciales y las que expuso posteriormente. Algunas de sus más famosas doctrinas están
expuestas en La República. Sin embargo, con los estudios filológicos modernos se ha
llegado a implicar que sus diálogos tardíos (Político y Las Leyes) presentan una fuerte
crítica ante sus consideraciones previas, esta crítica surgirá a raíz de la enorme
decepción de Platón con sus ideas y a la depresión mostrada en la Carta VII.

Para Platón lo más importante en la ciudad y en el hombre sería la Justicia. Por


tanto su Estado estará basado en una necesidad ética de justicia. La justicia se
conseguirá a partir de la armonía entre las clases sociales y, para los individuos, en las
partes del alma de cada uno.

Platón decía que las sociedades debieran tener una estructura tripartita de clases
la cual respondía a una estructura según el apetito, espíritu y razón del alma de cada
individuo:

 Artesanos o labradores – Los trabajadores correspondían a la parte de “apetito” del


alma.
 Guerreros o guardianes – Los guerreros aventureros, fuertes, valientes y que
formaban el “espíritu” del alma.
 Gobernantes o filósofos – Aquellos que eran inteligentes, racionales, apropiados para
tomar decisiones para la comunidad. Estos formaban la “razón” del alma.

De acuerdo con este modelo, los principios de la democracia ateniense, como


existía en aquella época, eran rechazados en esta idea y muy pocos estaban en
capacidad de gobernar. Este desprecio a la democracia podría deberse a su rechazo
frente al juicio a Sócrates. En lugar de retórica y persuasión, Platón dice que la razón y la
sabiduría (episteme) son las que deben gobernar. Esto no equivale a tiranía, despotismo
u oligarquía. Como Platón decía:

Hasta que los filósofos gobiernen como reyes o, aquellos que ahora son llamados
reyes y los dirigentes o líderes, puedan filosofar debidamente, es decir, hasta tanto el
poder político y el filosófico concuerden, mientras que las diferentes naturalezas busquen
solo uno solo de estos poderes exclusivamente, las ciudades no tendrán paz, ni tampoco
la raza humana en general.

Platón describe a estos “reyes filósofos” como aquellos que “aman ver la verdad
esté donde esté con los medios que se disponen” y soporta su idea con la analogía de un
capitán y su navío o un médico y su medicina. Navegar y curar no son prácticas que todo
el mundo esté calificado para hacerlas por naturaleza. Gran parte de La República está
dedicada a indicar el proceso educacional necesario para producir estos “filósofos reyes”,
de hecho el Estado ideal platónico será en gran medida un ente dedicado a la educación.

Se debe mencionar, sin embargo, que la idea de la ciudad que se describe en La


República la califica Platón como una ciudad ideal, la cual se examina para determinar la
forma como la injusticia y la justicia se desarrollan en una ciudad. De acuerdo a Platón, la
ciudad “verdadera” y “sana” es la que se describe en el libro II de La República, que
contiene trabajadores, pero no tiene los reyes-filósofos, ni poetas ni guerreros.

En todo caso, para Platón el Estado ideal (Monarquía) devendrá en una corrupción
triste pero necesaria. Así establece Platón las categorías de los diferentes estados en un
orden de mejor a peor:
 Aristocracia
 Timocracia
 Oligarquía
 Democracia

La aristocracia o monarquía corresponde al Estado ideal con su división de clases


tripartita (Filósofos-Guardianes-Trabajadores).

Cosmología

Es presentada principalmente en el Timeo, si bien hay elementos cosmológicos en


otros textos (por ejemplo, en el Fedón y, de modo más particular, en las Leyes). La
introducción al Timeo da a entender que la presentación no garantiza exactitud, lo cual
muestra el reconocimiento de Platón de la debilidad propia de los saberes orientados a los
mundos sensibles y alcanzables a través de nuestras sensaciones.

El pensamiento platónico

 La teoría de las ideas

Platón representa el dualismo. Según él, existen dos mundos totalmente


contrapuestos: el mundo de las ideas y el mundo sensible. El mundo de las ideas se
caracteriza por lo único, eterno, inmutable e inmaterial, y es superior al mundo sensible,
que se caracteriza por lo múltiple, perecedero, cambiante y material.

Las ideas son plasmadas en el mundo sensible por la acción del demiurgo. Además,
éste establece la jerarquización del mundo de las ideas. En el nivel más bajo se sitúan las
ideas matemáticas. En un nivel más alto se encuentran la belleza y la justicia. La
jerarquización culmina con la idea de bien, el origen del mundo de las ideas y el máximo
grado de conocimiento al que el ser humano puede aspirar.

 El conocimiento

El pensamiento platónico defiende que el conocimiento de las cosas se alcanza


mediante la dialéctica, cuyo significado en ambiguo. Primero, se define como el camino
que lleva al ser humano desde la ignorancia al conocimiento del mundo de las ideas.
Segundo, se define como la ciencia de las ideas; es decir, el saber que nos permite
conocer las ideas y establecer una jerarquización entre ellas.

Existen dos tipos de conocimiento: la ciencia y la opinión. La ciencia tiene por objeto el
conocimiento de las ideas, siendo un conocimiento seguro e invariable. La opinión, en
cambio, se refiere al ámbito de lo cambiante y perecedero y es un conocimiento variable e
inseguro.
Según Platón, el hombre es una realidad dual, ya que es la confluencia del alma
(originaria del mundo de las ideas) y del cuerpo (originario del mundo sensible). Cuando el
alma se une al cuerpo accidentalmente, olvida la existencia del mundo de las ideas y cae
en la ignorancia. Sin embargo, observando el mundo sensible, sigue un camino a través
del cual intenta recordar las ideas, culminando en la idea de bien. A este recuerdo se le
denomina reminiscencia.

 Ética y política

La ética y política de Platón se puede explicar remitiéndonos al concepto de justicia.


Según Platón, la justicia en el individuo consiste en el acuerdo de las tres partes del alma:

- El alma racional, representada por la sabiduría, la prudencia y la razón. Busca


alcanzar el conocimiento a través de la ciencia.

- El alma irascible, representada por el valor y el ánimo. Controla la capacidad para


organizar acciones en función del apetito.

- El alma concupiscible, representada por la moderación y el apetito.

En la sociedad también existe la justicia, que consiste en el acuerdo de los tres grupos
sociales existentes:

- Gobernantes: son el símil con alma racional.

- Soldados: son el símil con alma irascible.

- Artesanos: son el símil con alma concupiscible.

Para Platón, existen seis tipos de gobierno que, ordenados de óptimo a pésimo son:

- Aristocracia, o gobierno de los sabios (filósofos).

- Timocracia, o gobierno de la ambición.

- Oligarquía, o gobierno del poder del dinero.

- Democracia, o gobierno del pueblo.

- Tiranía, o degradación de la verdad y la libertad.

 Mito de la caverna

Este mito es un símil de la vida de Sócrates. Cuenta que en una caverna (el mundo
sensible) habitan varias personas encadenadas. El Sol (demiurgo) proyecta sobre la
pared de la cueva las sombras, procedentes de elementos del exterior de la cueva
(mundo de las ideas). Sin embargo, en la cueva no se aprecia su forma, por lo que se
pierde información.

Un día, una de las personas rompe las cadenas y emprender el camino para salir de la
cueva (dialéctica). Al salir, el Sol (idea de bien) le ciega, pero poco a poco se iría
acostumbrando al mundo exterior hasta que llega a poder ver el Sol (reminiscencia) y
darse cuenta de que él es el responsable de la vida.

En el hipotético caso de que volviese a la cueva a contar lo que vio (que el mundo
exterior es real y verdadero, al contrario que el interiro de la cueva), los demás lo
asesinarían acusándolo de mentiroso, ya que aceptar este hecho supondría un cambio
radical y repentino.

Aporte de Platón a la Filosofía Moderna


Esencialmente a el se debe el surgimiento del Idealismo y su difusión sobre el
mundo. Platón fue históricamente o formalmente el primer comunista y el primer Idealista
de la Historia.

El sostenía que, sobre este mundo SENSIBLE (que es percibida por los sentidos),
con toda su calamidad, con toda su angustia, con todo su dolor y aun con toda su belleza,
había otro mejor...el mundo SUPRASENSIBLE (Mas allá de lo sensible o Topos Uranus).

Este "Lugar celeste" (Topos Uranus) eran donde hallábase la PERFECCIÓN


concebida en forma de IDEAS ETERNAS, lo mas bello, lo mejor, PERFECCIÓN PLENA Y
PURA, y por oposición el mundo sensible, material, terrestre, era un reflejo de aquel y por
tanto mas imperfecto. (Por ejemplo: la forma geométrica de "Cuadro" o "Cuadrado",
cualquier cuadrado que se dibujase, aun el supuestamente más perfecto, a la luz de un
examen escrupuloso si quieres con lupa, arrojaría que en realidad no es perfecto del todo,
ya que en sus líneas o vértices se vería pequeñísimas aristas del carboncillo del lápiz con
que fue trazado y lo mismo sucede con lo demás, con los caballos, con los arboles, con
las rosas, con los hombres o la generalidad de seres humanos, etc.

En el Topos Uranos y conforme a lo concebido por la Divinidad o Demiurgo,


existiría la Eterna "Idea" del cuadrado perfecto, del caballo perfecto, del árbol perfecto o
del ser humano perfecto, siempre eternos, con relación a aquellos que son mortales y
corrompibles, todas estas formas mortales o terrenas, toman como modelo o se forjan de
la Idea Eterna modelo de Dios, del Demiurgo, siempre perfecta, una sola Idea de
"Caballo" Eterna y Perfecta bajo la cual se forjan todos los caballos que nacen y mueren
en el mundo, los cientos de miles de millones de caballos que ya pasaron, como el
"Babieca" de Cid Campeador, o el "Rocinante" de Quijote, el "Bucefalo" de Alejandro,
"Strategos" de Anibal, "Incitatus" de Caligula, "Siete Leguas" de Villa, "Arete" del Gral.
Mariles, todos ellos caballos que ya se han ido y que no son mas en tanto que finitos.

La "Idea" de caballo por el contrario...es Eterna. Lo mismo que al igual que


murieron Pirron, Dostoyevsky, Ortega y Gaset, San Martin, Voltaire, Stalin, Rembrandt,
Mozart, DeGas, Manet, DaVinci, Juan, Pedro, Toño, Manuel, y todos los hombres
terrenales del mundo famosos o no, persiste y pervive la idea Eterna de Hombre. Y ten
por cierto -en la doctrina patlonica- que lo mismo acontece con respecto a los demás, con
respecto al grillo, al nopal, a la piedra, al átomo de aire, a la gota de agua, a la hoja que
mueve el viento, al conejo que se esconde en su madriguera, al capullo de la mariposa
que aun no se gesta, al panal de la abeja y toda la infinidad de cosas en el mundo
terrenal.

Del mismo modo, también hay una Idea Eterna, de Bien, de Verdad, de Justicia,
de Belleza...de Amor. Mas perfectas que las concebidas en este mundo terrenal,
sensible.

Esta Idea de "Mundo Mejor" o "SupraMundo", fue retomada desde Jesus hasta la
mayor parte de las formulaciones teóricas de las diversas doctrinas teológicas, o
filosóficas: SIEMPRE HAY UN MUNDO MEJOR. Llámense Utopías, Paraísos, Jaujas o
Campos Elíseos.

Se idealizan los sistemas sociales (Voltaire, Robespiere, Marat, Danton,


Washington, Lafayette, Hidalgo, San Martin, Bolívar, Moro, Marx, Lenin e infinidad de
ideólogos o pensadores revolucionarios) siempre han idealizado un mundo mejor de
cosas, mejor que este presente y esta realdad.

Platón antecedió a Moro en su Utopía con el sueño de "sociedades Iguales" (En su


República, Platón plantea dos tipos de Gobierno: El Ideal, y el Real, el Ideal Jerarquizado
por Filósofos, la casta sacerdotal y la militar y bajo ella el pueblo llano amen de otras
singularidades como el que todos los hijos concebidos por las mujeres griegas no
conocieran a sus madres y padres para que todo adulto al ver un niño cual fuera, lo
amase como si fuera suyo y lo inverso, los niños amarían a todo varón o mujer adulta
como si fueran sus madres, padres o abuelos propios, lo que daría fuerza y cohesión a la
propia polis en relación a los Estados vecinos) Si, el influjo de Platón se extiende hasta
Locke, Calvino, Mao, Marx y todo aquel que sueña con sociedades igualitarias y mas
justas, tal es el sueño y el Idealismo de Platón.