Está en la página 1de 558

******ebook converter DEMO Watermarks*******

Comentarios acerca de
Un Dolor de Cabeza en la Pelvis
“Cuando veo pacientes después que ellos han leído el libro,
puedo a menudo ver un cambio en sus rostros”
“Este es un libro que ayuda a facultar a pacientes en su propia curación.
Con este libro, pacientes aprenden como ganar control sobre su dolor
pélvico crónico. No es una solución tipo mágica “hocus-pocus”; es un
programa a largo plazo que debe ser adoptado en la rutina diaria de uno. He
sido testigo en primer plano como pacientes dispuestos a cambiar su
comportamiento han podido hallar cura…Cuando veo pacientes después que
ellos han leído el libro puedo a menudo ver un cambio en sus rostros.
Comprender que tenemos la habilidad de afectar nuestro propio proceso de
curación, puede ser un cambio de vida.”
— Dr. Ragi Doggweiler, Director Asociado
y Profesor de Neuro-Urologia y Medicina Integrada, División de Urología
Universidad de Tennessee, Knoxville, TN
“Este libro se ha transformado en la “Biblia” para pacientes
que sufren de disfunción muscular del piso pélvico”
“Después de leer la sexta edición de “Un Dolor de Cabeza en la Pelvis”,
todo lo que puedo decir es “Guau”…Doctores Wise y Anderson lo han hecho
de nuevo! Este libro se ha transformado en la “Biblia” para ambos
pacientes, hombres y mujeres, que sufren de disfunción muscular del piso
pélvico. El libro desmitifica una condición que muy usualmente es dejada de
lado y a menudo mal tratada en la práctica clínica. Faculta al paciente a ser
su propio asistente de cuidados; mientras anima la asociación con
practicantes que pueden ser de tremenda ayuda en la ruta del paciente para
mejorar sus síntomas. “Un Dolor de Cabeza en la Pelvis” está en la cima de
la lista de recomendaciones.”
— Dr. Robert Moldwin
Autor de La Guía de Sobrevivencia para Cistitis Intestinal
“…ofrece una opción terapéutica que puede traer alivio a
muchos”
“Muchos pacientes con dolor pélvico van de doctor en doctor, especialista en
especialista, sin mejoras, a menudo sintiéndose abandonados. La mayoría de
los pacientes con dolor pélvico crónico no responden a terapias
convencionales (antibióticos y drogas anti-inflamatorias), dejando un gran
******ebook converter DEMO Watermarks*******
vacío. Los Drs. Wise y Anderson ofrecen una opción terapéutica que puede
traer alivio a muchos.”
— Dr. Bart Gershbein
Instructor de la clínica del Departamento de Urología de la Escuela de
Medicina de la Universidad de California, San Francisco, California
“Uno de los más útiles libros para personas que sufren de
dolor pélvico crónico”
“La sexta edición de Un dolor de Cabeza en la Pelvis por Dr. Rodney
Anderson y David Wise continúa siendo uno de los más útiles libros para
personas que sufren de dolor pélvico crónico. El libro detalla un método
para resolver dolor pélvico a través de la rehabilitación de los músculos del
piso pélvico que han sido a menudo agredidos de ansiedad o dada una
reacción por trauma o cirugía. Esta nueva edición ha respondido muchas de
las preguntas surgidas desde la publicación de la primera edición de este
libro en el 2003…Este nuevo modelo de tratamiento está basado en el
trabajo de Dr. Anderson y Dr. Wise en el Centro Medico de la Universidad
de Stanford.”
— Dr. Erik Peper
Profesor del Instituto de Estudios de Salud Holístico de la Universidad del
Estado de San Francisco
“este libro ha cambiado la forma que yo pienso acerca del
dolor pélvico”
“Dr. Wise y Anderson han actualizado su importante libro acerca del dolor
pélvico. Este trabajo ha cambiado la forma que yo pienso acerca del dolor
pélvico. Ahora puedo encontrar las pistas en el examen físico (espasmos
musculares pélvicos) que yo previamente no vi. Este libro es una lectura
obligatoria para cualquier medico con pacientes con dolor pélvico.”
— Dr. Stephen Bearg
Obsteta-Ginecologo ex-Presidente del Departamento de Obstetricia y
Ginecología, Hospital General Marin, Kentfield, California
“un método pionero que faculta a los pacientes… para
comprender y ayudar a reducir su dolor y síntomas”
“Un Dolor de Cabeza en la Pelvis es un excelente libro, rebasado de cariño,
compasión y conocimiento. Describe un método pionero que faculta a
pacientes con dolor pélvico a comprender y ayudar a reducir su dolor y
síntomas. Es el mejor tipo de medicina, en el cual enseña a pacientes como
reducir sus propios síntomas ellos mismos. Este libro es para personas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
afectadas por dolor pélvico y para la familia de los pacientes la cual está
preocupada por ellos; es también para los médicos y terapistas que trabajan
con estos pacientes.”
— Dr. Marlene Cresci Cohen
Director, Residencia Medica de Ciencias del Comportamiento, Modesto,
Profesor Voluntario de la Facultad del Departamento de Medicina Familiar
Universidad de California
“una lámpara en la obscuridad para el dolor pélvico
crónico”
“El Libro Un Dolor de Cabeza en la Pelvis es una lámpara en el obscuro
sufrimiento humano para personas con dolor pélvico crónico, este libro es un
preciado documento que ayudara a muchas personas.”
— Dr. Robert Blum
Jefe formador de Departamento de Neurocirugía, Hospital General Condado
de Marin, California
“este libro necesita ser leído y re-leído”
“Recomiendo altamente este libro a mis colegas, clientes y amigos todo el
tiempo. Hace un excelente trabajo explicando las conexiones entre tensión
muscular y síntomas de dolor…Pienso que después de la primera lectura, el
libro necesita ser re-leído…”
— Marilyn Freedman
PT DPT BCB-PMD Certificado de Logro CAPP en Terapia de Dolor Pélvico
“una nueva y pionera aproximación”
“Este apremiante entendimiento del síndrome de dolor pélvico crónico ofrece
una nueva y pionera aproximación en el alivio.”
— Dr. Frank Werblin
Profesor de Neurociencia de la Universidad de California, Berkeley
“Por cinco minutos yo estuve libre de dolor, totalmente
relajado. Fue el comienzo del retorno.”
“….en una melancólica madrugada de Invierno a las 5am del 2006, incapaz
de dormir y aun armando la red por alguna explicación de la condición
crónica que había hecho mi vida miserable, encontré un extracto de un libro
con el feo título de Un Dolor de Cabeza en la Pelvis. Aquí, después de dos
años de costosas consultas médicas e invasivos exámenes, yo encontré al fin
una descripción exacta de mi difícil condición.
Los autores David Wise y Rodney Anderson listaban 23 síntomas, los cuales
tendían, según ellos “a tomar vida propia”. Yo tuve 16 de ellos, incluyendo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
dolor de espalda, constante y variante dolor abdominal, orinar
frecuentemente por las noches y fieros dolores punzantes en las piernas y el
perineo. Ellos lo llaman síndrome de Dolor Crónico Pélvico y concluyen
“Los efectos en la vida de una persona han sido vinculados a aquellos
afectados por un ataque al corazón, angina o la enfermedad de Crohn.
Aquellos que sufren tienden a vivir en una constante desesperación y
‘pensamientos catastróficos’ son la norma…”
Yo estaba ultra contento y animado leyendo esto…Por dos años estuve
oscilando entre la convicción que tenía cáncer, o que mi condición era
psicosomática….dado que cada examen médico indicaba que yo no tenía
cáncer, esperaba sentirme bien rápidamente. No sucedió….Los doctores
propusieron hacer un túnel a través de mi próstata y permanente abrir la
parte superior de los dos esfínteres que controlan la micción. Esto no
hubiera aliviado mi dolor, por lo que ellos no parecían comprender o estar
preocupados, pero orinaría mejor, ellos pensaban. Ninguno de los exámenes
médicos indicaron problemas con mi próstata. Por cierto, muchas mujeres
parecen tener la condición, y ahora leo en Un Dolor de Cabeza en la Pelvis:
“95 por ciento de los pacientes con prostatitis no tienen una infección o
inflamación que pueda influenciar sus síntomas…la próstata no es el
problema…No hemos visto una intervención quirúrgica para estas dolencias.
Qué hacer entonces? Descarté el usar medicina oficial. Sus drogas me
enferman. Sus operaciones amenazan mi hombría sin prometer
alivio…..Ahora en Un Dolor de Cabeza en la Pelvis habla acerca de años de
estresantes metas sobre excedidas, sentado en el escritorio con una
obstinada actitud mental que me hizo tensar los músculos del piso pélvico al
punto de atrofiarlos y los nervios que cruzan la vejiga, pene y próstata
fueron pinchados…Yo estaba definitivamente sufriendo en demasía, y
volviéndome curioso. Acostado de espalda, permitir que la respiración
restablezca su propio patrón, eliminando todas las palabras de tu mente, te
focalizas en la tensión en el cuerpo y solo, bueno, nada, lo dejas ser.
Conocerás el dolor en sí, y nuevamente lo dejarás ser.
Tomó muchos meses….yo debería recordar por el resto de mi vida el día
cuando, de la nada, una punzada tensión en mi frente, una gran ola de calor
subió y embatió a través de mi pecho y extremidad, barriendo todo ante el:
pensamiento, tensión, dolor. Por 5 minutos, estuve libre de dolor, totalmente
relajado. Fue el comienzo del retorno…”
— London Times
******ebook converter DEMO Watermarks*******
“He vivido los beneficios terapéuticos de este libro”
“Desde su primera edición, Un dolor de Cabeza en la Pelvis
entusiásticamente recibido por pacientes sufriendo de síndromes de dolor
pélvico urológico (UCPPS), los cuales pueden haber sido previamente
diagnosticados como prostatitis o síndrome de vejiga de cistitis
interna/dolorosa.
Yo me he especializado en UCPPS por más de 15 años, y he estado
impresionado por los méritos educacionales de este libro, el cual provee
información médica fidedigna a pacientes sin exagerar miedos o ansiedades.
Ciertamente, yo he vivido los beneficios terapéuticos de este libro, ya que
provee validación a pacientes así como otorga estrategias de administración.
Un dolor de Cabeza en la Pelvis trata ambos aspectos, emocionales y físicos
de UCPPS en una cuidadosa y metódica forma, la cual los pacientes
encuentran accesible y de valor. Se ha transformado en un maravilloso
asistente de psicoterapia y auto ayuda, así como una herramienta de soporte
para los seres queridos con un familiar que tiene UCPPS.
A pesar que recomiendo Un dolor de Cabeza en la Pelvis a todos mis
pacientes, he descubierto felizmente que más y más terapistas físicos están
recomendando el libro a sus doctores de referencia y a sus pacientes. En
muchas formas, este libro comunica efectivamente a una amplia audiencia,
ya que es accesible y da atributo a los pacientes, interesante y penetrante
para médicos y terapistas.”
— Dr. Jeannette Potts
Director, Centro de Dolor Pélvico, Alternativo y de Servicio de Urología
Médico, Instituto Urológico Hospital Universitario de Cleveland–
Universidad Case Western Reserve, Cleveland, Ohio
“Un dolor de Cabeza en la Pelvis es una muy importante
contribución al entendimiento y al tratamiento de dolor
pélvico”
“Es además una iluminada discusión de relación e interacción mental y física
en la producción de enfermedades, y un acercamiento a reales tratamientos
comprensivos de enfermedades que tienen relevancia en un amplio rango de
morbosidades contemporáneas”
— Dr. Donald L. Fink
Profesor Emeritus Universidad de California, San Francisco Escuela de
Medicina
“....indaga nuevos territorios en nuestra comprensión de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
sutileza de mente-cuerpo continuum”
“El trabajo descrito por los Drs. Wise y Anderson está a la vanguardia del
entendimiento y tratamiento de síndromes de dolor pélvico crónico como
prostatitis. Su aproximación ve el amplio espectro de estos desordenes e
indaga nuevos territorios en nuestra comprensión de la sutileza de mente-
cuerpo continuum.”
— Dr A.S. Hadland
Director Medicina Integrativa Servicio de Manejo de Dolor Kaiser
Permanente
“La información contenida en Un Dolor de Cabeza en la
Pelvis será esencial para estos pacientes”
“Es importante para el paciente aprender todo acerca de su enfermedad
especialmente si tiene prostatitis/síndrome de dolor pélvico crónico. Esto es
difícil porque los médicos no concuerdan en la causa, cura o tratamiento. La
información contenida en Un Dolor de Cabeza en la Pelvis será esencial
para estos pacientes.”
— Mike Hennenfent
Presidente de la Fundación de Prostatitis
“En este punto el año pasado no hubiéramos soñado posible
ver un libro como este en la repisa”
“Este libro es algo diferente, algo no visto antes en el campo de
prostatitis/dolor pélvico crónico. Este libro lo llevará a un lugar en el cual
usted nunca antes ha estado acerca de prostatitis/síndrome de dolor pélvico
crónico. Las técnicas de relajación, ejercicios y Liberación de Puntos
Activadores están todos alineados y explicados en gran detalle. Los ejemplos
son usados para explicar varios puntos verdaderamente excelentes e
iluminadores. Tome este libro y será transportado a un mundo de relajación,
calma y por sobre todo la posibilidad de aliviar sus síntomas. Los autores
han creado un nuevo portal en la condición y la ofrecen a través de este
libro, la forma de ayudar a los que sufren a sentirse mejor. Acuéstese,
relájese y usted no podrá soltar este libro. El darse cuenta de su dolor
pélvico repentinamente en la forma en que este libro lo describe es
verdaderamente una experiencia iluminadora. En este punto el año pasado
no hubiéramos soñado posible ver un libro como este en la repisa.
Uno de los autores de este libro cuenta su propia experiencia de 22 años de
lucha (la cual ganó) con síndrome de dolor pélvico crónico (Un Dolor de
Cabeza en la Pelvis) por ende es basado en la perspectiva de los que sufren,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
y a menudo Ud. dirá, SI Yo me siento así, al leer este libro y sonreirá,
simplemente porque usted se identificará con él; Los autores entienden mi
problema. Cada urólogo en Inglaterra debería leer este libro. Si usted puede,
cómprele una copia a su Doctor”
— La asociación Británica de Soporte de Prostatitis

******ebook converter DEMO Watermarks*******


UN DOLOR DE CABEZA EN LA PELVIS:
Un Nuevo entendimiento y tratamiento para prostatitis y síndromes de dolor
pélvico crónico
Derechos de Autor © 2015, 2011 David Wise, Ph.D. y Rodney U. Anderson,
M.D.
Todos los derechos reservados. Prohibido la reproducción total o parcial de
este libro en ninguna forma, excepto por extractos para propósitos de
revisión, con la previa autorización del publicista.
Para más información, o para ordenar copias adicionales, por favor contacte
a:
National Center for Pelvic Pain Research
P.O. Box 54
Occidental, CA 95465
E-mail: dovidl@sonic.net
ahip@sonic.net
namaste@sonic.net
+1-707-874-2225
+1-415-550-6455
Fax +1-707-874-2335
www.pelvicpainhelp.com
Diseño de Carátula por Bob Lee Hickson
CATÁLOGO DE PUBLICISTA EN DATOS DE PUBLICACIÓN
Wise, David Thomas, 1945- A headache in the pelvis : a new understanding
and treatment for prostatitis and chronic pelvic pain syndromes / David Wise,
Rodney U. Anderson. – 6th ed. – Occidental, CA : National Center for Pelvic
Pain Research, c2008. p. ; cm.
ISBN: 978-0-9833082-6-3
eBook ISBN: 978-0-9833082-7-0
Previous ed. 2008.1. Pelvic pain. 2. Pelvic pain–Treatment. 3. Pelvis–
Diseases.4. Prostatitis—Treatment. I. Anderson, Rodney U. II. Title.RC946
.W55 2010617.5/5—dc22 2010 2010925908

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Sexta Edición Revisada y Expandida
2015

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Dedicatoria
Este libro está dedicado a los muchos y valientes hombres y
mujeres que sufren de dolor pélvico crónico y disfunción.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Tabla de Contenidos
Prefacio a la Primera Edición
Prefacio a la Segunda Edición
Prefacio a la Tercera Edición
Prefacio a la Cuarta Edición
Prefacio a la Quinta Edición
Prefacio a la Sexta Edición
El Protocolo Wise-Anderson y el Protocolo Stanford
Reconocimientos
Capítulo 1:
Definiciones y categorías
Capítulo 2:
Los viejos modelos y tratamientos
Capítulo 3:
Una nueva comprensión de los sindromes de dolor pélvico crónico nos lleva
a una terapia efectiva
Capítulo 4:
El Protocolo Wise-Anderson y El Protocolo Stanford: Relajación Paradójica
y Liberación de Puntos Activadores
Capítulo 5:
La FDA aprueva la vara interna para puntos activadores
Capítulo 6:
Relajación Paradójica
Capítulo 7:
Liberación de Puntos Activadores y liberación miofacial dentro y fuera del
piso pélvico
Capítulo 8:
Dolor pélvico en la mujer
Capítulo 9:
Preocupaciones frecuentes
Capítulo 10:
Historias de pacientes en sus propias palabras
Capítulo 11:
Mas de lo que usted nunca quiso saber acerca de la ciencia medica de dolor
pélvico crónico
Capítulo 12:
Cómo contactarnos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
PREFACIO A LA PRIMERA EDICIÓN
Como alguien que padeció dolores pélvicos y disfunción durante 22 años,
conduje una búsqueda muy personal y exhaustiva sobre la materia de este
libro. Hoy me siento agradecido de estar libre de síntomas desde hace años.
Durante los primeros años sin dolor, estuve reacio a hacer público mi
descubrimiento. Esta renuencia nació de una especie de superstición según la
cual, si contaba mi historia, de alguna forma la bendición de no sentir más
dolor terminaría. También dudaba de compartir toda la información personal
relacionada a mis dolores pélvicos en una forma tan pública.
A lo largo de mis años como médico en Stanford, mientras atendía a otras
personas con dolor pélvico, vi en muchos de ellos una mejoría tan particular
como la mía y la cual raras veces vi ante otros tratamientos. Así me convencí
más de que el método que utilicé para mi propia recuperación era sustancial y
debía ser compartido con las personas que sufrían como yo alguna vez sufrí.
Mi deseo de ayudar a aquellos que no tenían a quién acudir, que sufrían como
yo sufrí, superó mis tabúes acerca de compartir cosas que la mayoría de las
personas no comparten.
Me uní con el Dr. Rodney Anderson, reconocido neurólogo del Colegio
Médico de la Universidad de Stanford, quien ha sido el último recurso para
muchas personas con dolor pélvico. El Dr. Anderson y yo hemos trabajado
juntos por ocho años en el desarrollo del protocolo que yo traje a Stanford.
Este libro es el resultado de dicha colaboración.
Cuando atiendo a pacientes que describen la tortura en la que viven por su
constante dolor, los comprendo. Durante años, yo sufrí ese dolor constante.
Más veces de las que puedo recordar solía despertarme en medio de la noche
entre lágrimas porque mi dolor era tremendo y no veía una solución.
Los doctores a los que consulté no conocían nada de mi condición y todas las
personas que conozco, a excepción de un amigo con el cual he perdido
contacto, no tenían idea de por lo que estaba pasando. No existía internet en
ese momento, no habían grupos de apoyo y había muy poco acceso a
información que hablara de mi condición. Yo solía ir a la biblioteca médica
en el hospital local, o a la biblioteca médica del Centro Médico de la
Universidad de California, y leía con atención viejos diarios médicos en
busca de alguna pista que pudiera ayudarme. Después, con un golpe de
suerte, encontré algo que me funcionó. A continuación comparto con el lector
un poco de mi experiencia.
Tenía 28 años, recuerdo estar sentado en mi nueva oficina y sentir una
******ebook converter DEMO Watermarks*******
incomodidad en el recto. La sensación era como si una pelota de golf hubiera
sido introducida y no pudiera salir. No importaba cómo me moviera, el
ejercicio que hiciera o la dieta que probara, esta sensación era persistente.
Además del dolor en el recto, tenía la necesidad de orinar constantemente.
Para mi mala suerte, mi vejiga jamás se sentía completamente vacía después
de orinar. Las relaciones sexuales en ocasiones eran incómodas y con
frecuencia parecían acentuar mis síntomas.
Fui a ver a un urólogo que me dio tanto buenas como malas noticias. La
buena noticia era que no encontraba nada mal: no encontraba infección, ni
crecimiento o anormalidades de la próstata ni del área que la rodea. La mala
noticia era, igualmente, que no encontraba nada mal y, en consecuencia, no
podía ayudarme. Él llamó a lo que yo tenía “prostatosis”, que significaba,
según lo que yo creía en ese momento, que la incomodidad y la frecuencia
urinaria que yo sentía, venían de la glándula prostática, pero la próstata se
encontraba normal.
Tuve la suerte de encontrar a un doctor amable. Y digo esto después de haber
atendido a varios pacientes, algunos de los cuales vieron a doctores que
practicaron procedimientos invasivos, cirugías y los hicieron tomar durante
años antibióticos y medicamentos que no los ayudaron. El doctor que me
atendió fue lo suficientemente sabio para reconocer que él no sabía lo que me
ocurría y no tomaría medidas heroicas, a pesar de mi sufrimiento.
Acudía a este doctor con regularidad, en ocasiones cada tres o seis meses. Él
me hacía exámenes de la próstata, extraería fluido prostático, se iría a otra
habitación para examinar el fluido bajo el microscopio y regresaría diciendo:
“Está claro, no hay infección”. Yo le preguntaría: “¿Existe alguna técnica o
investigación nueva?” Él contestaría: “No, aún no, pero al parecer mejora
mientras envejeces y tienes menos actividad sexual”.
Sus comentarios eran tranquilizadores para mí, especialmente cuando decía
que mejoraría. Él, sin embargo, estaba equivocado al decir que la condición
mejoraba con la edad, aun cuando todavía aprecio este inexacto diagnóstico.
Empecé a notar que a medida que mi ansiedad crecía, mis síntomas
empeoraban. Al ser una persona con tendencias a la ansiedad, creo que
hubiera pasado mayores dificultades de no ser por este amable doctor y sus
inexactas convicciones.
Lo intenté todo. Empecé con los tratamientos convencionales de antibióticos,
no funcionaron. Experimenté con dietas, dejé de lado el alcohol, el café y las
comidas picantes siguiendo el consejo de un médico al que veía. No hubo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
ningún beneficio. Alguien me dijo que la reflexología y aplicar algunos
puntos de presión cerca del tobillo podrían ayudar. Presioné esos puntos por
meses hasta llegar al punto de gran dolor, todo esperando algún alivio que no
llegó. Leí en algún lugar que la deficiencia de zinc podía causar mi problema,
así que empecé a tomar suplementos alimenticios de zinc con regularidad.
Experimenté con varias sesiones de acupuntura, psicoterapia, visualizaciones
guiadas, terapias de curación con las manos y rezos. Nada de esto causó
diferencia alguna en mi condición.
Había algunas cosas que ayudaban un poco y después dejaban de funcionar.
Los baños calientes en ocasiones lograban calmar mis dolores más intensos.
A veces masajes a la próstata reducían los síntomas, pero solo por algunas
horas. Eventualmente, cuando volvía al doctor, los masajes a la próstata
dejaban de surtir efecto.
Viéndolo hoy, la realidad es que nada ayudaba de manera prolongada. Si bien
había un nivel de incomodidad constante, cuando habían rebrotes,
regularmente después de relaciones sexuales, estos durarían varios meses.
Muchos pacientes me han preguntado cómo es que pude vivir con estos
síntomas veintidós años. Ahora que lo pienso, no tenía mucha ciencia.
Cuando los dolores eran más intensos, trataba de lidiar con ellos. El costo de
mi calidad de vida era muy alto. Cuando mis síntomas empeoraban, me
distraía y me exiliaba de situaciones sociales y de mis seres queridos.
Milagrosamente, nunca dejé de trabajar, aun cuando entiendo por qué alguien
lo haría. Como se dice comúnmente en Estados Unidos: “Hay que hacer lo
que hay que hacer”.
Mis síntomas crecían y decrecían, pero nunca desaparecieron del todo.
Después de años de padecer con dichos síntomas, me encontré en la ventajosa
posición de no tener que trabajar. Había soñado con esto por años y de alguna
u otra forma se convirtió en realidad.
El efecto de mi nueva libertad sobre mi dolor pélvico no era lo que esperaba.
Jamás se me ocurrió que mi ansiedad fuera a incrementar. De hecho, mis
síntomas empeoraron. Aún más, su intensidad fue mayor y no había alivio ni
de día ni de noche. Recuerdo perfectamente estar acostado en la cama durante
una fuerte tormenta. Descansar en una cama caliente y escuchar la lluvia en el
techo siempre había sido uno de mis placeres, pero en este tiempo no era un
gusto, pues no había manera de escapar del dolor constante que padecía.
En mi desesperación, comencé a hacer llamadas a doctores e investigadores
alrededor del mundo cuyos nombres había obtenido de la literatura médica.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Fue en esta búsqueda desesperada que descubrí una manera que
eventualmente detendría mis síntomas.
Después de meses de utilizar el protocolo descrito en este libro, en ocasiones
no tenía necesidad de ir al baño durante cuatro o cinco horas. La sensación
era sorprendente. El tiempo pasó y comencé a darme cuenta de que había
períodos cortos en los que no sentía dolor. Gradualmente, estos períodos
fueron creciendo. Luego, serían semanas completas las que podía pasar sin
dolor.
Lamentablemente, aún existían momentos en los que había rebrotes de dolor
y mis síntomas regresaban en toda su magnitud. Sin embargo, estos rebrotes
de dolor solo duraban una fracción de tiempo, comparado a lo que duraban
anteriormente: estaba mejorando. De manera imperceptible, mi condición
regular pasó a ser la de alguien que no padece dolor pélvico ni disfunción.
Me sentía normal. Estaba más agradecido de lo que podía expresar por la
sensación de que todo dentro de mi cuerpo funcionaba correctamente. La
alegría de sentir una vejiga normal es mayor de lo que puedo expresar. Sentir
normalidad es una manera peculiar de describir el placer y la tranquilidad que
sentía, ya que no transmite con exactitud lo bien y a gusto que me sentía por
algo que la mayor parte de las personas dan por sentado y simplemente no
notan. Mis amigos cercanos estaban felices de ver que me sentía bien, pero
nadie entendía a cabalidad lo bien que se siente el estar simplemente normal.
El proceso para erradicar mis síntomas tomó más de dos años. Hasta la fecha
continúo con el protocolo de relajación y creo que es esencial para mi
bienestar actual.
Esperamos que este libro traiga algo de claridad y perspectiva a muchos de
los que sufren de dolor pélvico. Está escrito para aquellos que no están
familiarizados con la terminología médica o la investigación; por ello no
incluimos bibliografía ni notas al pie de página, aunque sí incluimos una
selección simplificada de literatura.
David Wise, Ph D
Sebastopol, California
Marzo de 2003
* * * * *
Hace muchos años tuve el privilegio y el placer de tener como guía a uno de
los gigantes de la urología estadounidense, el doctor Thomas A. Stamey,
presidente del Departamento de Urología en la Universidad de Stanford.
Stamey me introdujo como residente para aprender sobre los problemas que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
los hombres tenían que pasar al padecer prostatitis crónica. Se puede decir
que me introdujo a una manera minuciosa de evaluar a los pacientes, con
curiosidad y siendo meticuloso ante cada síntoma encontrado. Stamey
reiteraba constantemente la importancia de poner atención en los detalles y
ser un urólogo “pensante”, a diferencia de los que solo mandan
medicamentos al paciente para deshacerse de los problemas. También me
enseñó, a través de sus métodos de investigación clínica, que es mucho más
útil estudiar a pocos pacientes de manera minuciosa que estudiar muchos
pacientes de forma superficial.
El doctor Stamey me enseñó a mirar las muestras en el microscopio e
identificar células inflamatorias en los fluidos prostáticos de hombres que
padecen prostatitis. Se emocionaba al demostrar macrófagos cargados de
grasa que parecían cruces maltesas al ponerlos bajo luz polarizada. Me
enseñó cómo separar con mucho cuidado los especímenes de la orina del
fluido prostático para comprobar si un paciente padecía de infección
bacteriana por colonización o si era por algún otro contaminante. Su
publicación conjunta con otro colega nuestro, Dr. Edwin Meares, aún se
considera el trabajo esencial para definir la infección prostática.
Desafortunadamente, no importa qué tanto hayamos estudiado el problema de
la prostatitis crónica y el síndrome de dolor pélvico crónico tanto en hombres
como en mujeres, han pasado tres décadas y aún no comprendemos por qué
sucede ni sabemos cómo prevenirlo. Por suerte, mi colega, el doctor David
Wise, un psicólogo muy perceptivo, describió su experiencia y
descubrimientos acerca de los síntomas con los que había luchado por
muchos años. Desde ese momento, he estado impresionado ante el hecho de
que este acercamiento ayuda a muchas más personas que los agentes
farmacéuticos o las cirugías.
Este pequeño libro es nuestro intento de transmitir a los pacientes que
padecen de síndrome de dolor pélvico crónico nuestra genuina preocupación
por su bienestar y de describirles nuestras experiencias con un acercamiento
alternativo, que podría mejorar o erradicar sus síntomas. Al mismo tiempo,
queremos aclarar y explicar las controversias y las investigaciones existentes
para encontrar la base biológica de estos problemas.
Rodney U Anderson, M.D., FACS
Stanford, California
Marzo de 2003

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
PREFACIO A LA SEGUNDA EDICIÓN
En poco más de medio año, hemos vendido la primera edición en tapas duras
de nuestro libro. La respuesta a esta publicación ha superado todas nuestras
expectativas. Nuestro libro ha sido ordenado desde casi todos los estados de
Estados Unidos, así como desde muchos países en todos los continentes del
mundo. Los correos electrónicos que hemos recibido nos han demostrado que
el problema que describimos no se limita a fronteras nacionales, cultura o
raza. Las personas que sufren del síndrome de dolor pélvico crónico, están
todas ellas sometidas al mismo tipo de síntomas y sufren del mismo tipo de
dolores, disfunciones y angustias.
La mayoría de las cartas que hemos recibido expresan su reconocimiento por
haber recibido una nueva forma de entender y tratar cierto tipo de dolores
pélvicos crónicos. En efecto, los lectores con frecuencia reportan que sus
síntomas tienden a disminuir simplemente después de haber leído el libro.
Esto puede ser solo debido a la tranquilidad de que lo que sufren no es un
riesgo para su vida y puede conducir a un alivio de los síntomas en el corto
plazo.
En esta nueva edición, hemos incluido un buen número de anexos. Hemos
actualizado nuestras revisiones de investigación con los últimos avances en el
tema. Hemos incluido un capítulo que contiene un buen número de reportes
de pacientes que han seguido nuestro tratamiento y que continúan
practicando nuestro protocolo. Hemos agregado más secciones que han
probado ser útiles. Hemos incluido una sección en la que describimos la
arritmia sinusal respiratoria (respiratory sinus arrhythmia), que se usa
preliminarmente en la Relajación Paradójica. Y además, hemos publicado
esta edición en una pasta blanda para reducir su costo significativamente.
David Wise, Ph.D.
Rodney U. Anderson, M.D. FACS.
Septiembre de 2003

******ebook converter DEMO Watermarks*******


PREFACIO A LA TERCERA EDICIÓN
Nuestro libro continúa siendo recibido con gran entusiasmo por muchas
personas que sufren de dolor pélvico crónico. Continuamos recibiendo
correspondencia de personas de muchos países diferentes que expresan su
gratitud por las posibilidades que les abre nuestro libro.
Esta tercera edición es una edición importante porque hemos incluido una
extensa presentación escrita y gráfica de nuestro protocolo de terapia física.
Hemos actualizado la sección de investigación, que incluye los últimos
estudios sobre el dolor pélvico. Hemos incluido una sección acerca de lo que
creemos son los orígenes comunes del dolor pélvico crónico y otros
desórdenes incluidas las hemorroides, las fisuras anales y el estreñimiento,
así como el uso del Protocolo Wise-Anderson para lidiar con estas
dificultades. También se incluye una discusión más extensa sobre
biofeedback, así como una explicación extendida de la técnica de la
Relajación Paradójica.
En el momento de nuestra segunda edición, empezamos a ofrecer tratamiento
para el dolor pélvico en una clínica intensiva de 6 días, 30 horas, en
California, donde proveíamos tanto la relajación paradójica como la terapia
física. Este formato ha probado ser el más efectivo que hemos usado.
También hemos iniciado una nueva página web,
http://www.pelvicpainhelp.com, la cual contiene mucha información acerca
de los diferentes aspectos de nuestro trabajo. Estamos ahora más
entusiasmados que nunca antes acerca de nuestro trabajo y hay un leve
interés que, aunque lentamente, sigue creciendo por parte de la comunidad
médica.
Recientemente, hemos presentado a una publicación médica un análisis de
nuestras experiencias y resultados en más de 100 hombres que han usado
nuestro protocolo. Debido a las políticas de la publicación, no estamos en
libertad de publicar esta información por ahora, pero estamos muy
complacidos con los resultados y esperamos liberar dicha información muy
pronto.
David Wise, Ph.D.
Rodney U. Anderson, M.D. FACS.
Febrero de 2004

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
PREFACIO A LA CUARTA EDICIÓN
Estamos muy complacidos de poder presentar la cuarta edición de Un dolor
de cabeza en la pelvis. Esta edición es de gran trascendencia: desde la
publicación de la tercera edición, hemos presentado nuestros resultados sobre
dolor pélvico en las reuniones de la Asociación Americana de Urología y de
los Institutos Nacionales de Salud. Hemos publicado dos artículos con los
resultados de nuestros tratamientos en The Journal of Urology. Hemos
llevado a cabo aproximadamente 30 clínicas intensivas de 6 días, en las
cuales continuamos creciendo y aprendiendo cómo tratar a nuestros pacientes
más efectivamente con el uso de nuestro protocolo.
Lo que destaca fuertemente acerca de esta edición es el enfoque en el dolor
pélvico femenino, que se incluye en un capítulo separado. Discutimos en
detalle la cistitis intersticial, la relación y las probables conexiones entre la
ansiedad, la excitación del sistema nervioso central y la inflamación de la
vejiga. Presentamos lo que creemos es la más completa e ilustrada discusión
de los puntos activadores, tanto internos como externos, del dolor pélvico
femenino. También creció el número de ilustraciones de los puntos
activadores, muy importantes en el elevador anal anterior, así como los
puntos activadores en el músculo cuadrado lumbar. En forma destacada,
presentamos nuestras observaciones acerca del nivel de presión adecuado
para lograr la liberación de los puntos activadores, así como el importante
tema de la híper irritabilidad y cómo debe ser tratada.
Hemos intentado simplificar aún más el lenguaje para lograr que la compleja
discusión técnica de nuestra investigación sobre el dolor pélvico sea
entendible para las personas comunes. Con este objetivo en mente, hemos
ampliado nuestro capítulo sobre la investigación para incluir las
investigaciones más recientes y relevantes. Hemos ampliado la discusión
acerca de la relajación paradójica y de los aspectos sutiles de esta práctica
que hacen una diferencia cualitativa en los resultados de este método. Hemos
introducido la idea de que el dolor pélvico es como un nudo interior, el cual
causa el dolor y la experiencia de no poder sentirse en paz y disfrutar de la
vida en general.
Po último, hemos incluido más historias de pacientes en sus propias palabras,
puesto que estos han sido recientemente el objeto de nuestro protocolo.
Esperamos que esta edición ofrezca una mejor ayuda a todos aquellos en
busca de alivio para el dolor pélvico.
David Wise, Ph.D.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Rodney U. Anderson, M.D. FACS.
Noviembre de 2006

******ebook converter DEMO Watermarks*******


PREFACIO A LA QUINTA EDICIÓN
Conforme nos aproximamos a esta quinta edición de nuestro libro, estamos
muy felices de reportar que muchos hombres y mujeres que sufren del
síndrome de dolor pélvico crónico han adoptado de corazón nuestros
conceptos y sugerencias y han tenido progresos significativos en la conquista
de dichos desórdenes. Aunque ningún libro por sí solo puede resolver todos
los problemas del dolor pélvico crónico, estamos muy animados por la
acogida de los pacientes que lo han leído.
Somos inmensamente afortunados de, cada mes, poder tratar a pacientes en
nuestras clínicas de inmersión de 6 días, un nuevo formato para el tratamiento
de los síndromes de dolor pélvico crónico. El formato de nuestra clínica nos
ha proporcionado gran abundancia de valiosas experiencias en el tratamiento
de una forma intensiva, cada mes asistimos a muchos pacientes con el mismo
problema. Esta edición refleja nuestros nuevos puntos de vista, así como los
cambios y las mejoras en los métodos usados en los tratamientos seguidos
desde la publicación de nuestra última edición.
Esta edición agrega una sección de consejos para las parejas y los seres
amados de los pacientes con dolor pélvico; consejos prácticos para minimizar
el riesgo de dolor pélvico durante el parto; una discusión adicional del
posible uso del método Wise-Anderson para tratar las fisuras anales, el
síndrome de intestino irritable, estreñimiento y otros desórdenes ano-rectales;
una aclaración adicional para el hombre común con prostatitis acerca de los
diferentes y confusos nombres usados para describir este desorden; una
discusión acerca del efecto de comida y bebida sobre la cistitis intersticial,
una discusión adicional sobre la ansiedad como la tierra de cultivo para el
dolor pélvico; la importante práctica de la atención para entrenar en el
relajamiento del piso pélvico; el uso de la arritmia sinusal respiratoria durante
la liberación de los puntos activadores; puntos de vista más profundos en la
práctica de la relajación paradójica; nuevos dibujos para ilustrar el protocolo
de auto tratamiento de terapia física Wise-Anderson; presentamos por
primera vez la explicación del dolor post movimiento intestinal, asociado con
el dolor pélvico; la actualización de la literatura médica para ayudar a
aquellos individuos alrededor del mundo que sufren de dolor pélvico, y
mucho más.
David Wise, Ph.D.
Rodney U. Anderson, M.D. FACS.
Mayo de 2008
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
PREFACIO A LA SEXTA EDICIÓN
Esta sexta edición de nuestro libro representa la continuación de nuestros
estudios y la comprensión de los dolores pélvicos y las disfunciones
relacionadas con los músculos. Hemos desarrollado e incrementado en
nuestro entendimiento y nuestro tratamiento ya que tenemos el privilegio
constante de ver una cantidad creciente de pacientes con dolor pélvico que
participan en nuestras clínicas de inmersión mensuales de 6 días de duración.
Cada mes, esta experiencia de tratar las diferentes versiones y variedades del
dolor pélvico, que se presentan en los individuos que acuden a vernos desde
diferentes partes del mundo, confirma, profundiza, refina y esclarece la forma
más adecuada para ayudar a nuestros pacientes.
Desde la última publicación de este libro, hemos publicado un artículo en The
Journal of Urology, en el cual documentamos por primera vez, con datos
clínicos, la relación entre la localización de los puntos activadores en el piso
pélvico y sus alrededores y la localización y el tipo de quejas de pacientes
que sufren de este desorden. Cada vez más, apreciamos la necesidad de
capacitar a nuestros pacientes para que ellos mismos se hagan todo su
tratamiento. Desde la publicación de nuestro libro, hemos proporcionado a
más de 200 pacientes nuestra “varita mágica” para los puntos disparadores
internos, con lo que hemos demostrado la posibilidad de reducir
significativamente y por ellos mismos, en la comodidad de su hogar, la
sensibilidad de los puntos activadores internos y las áreas restringidas del
tejido del piso pélvico –áreas que hasta ahora habían sido inaccesibles para
hacer auto tratamientos–, así como el dolor como tal.
En esta edición discutimos nuestra “varita mágica”. Hemos revisado nuestra
sección referente al dolor pélvico femenino; incluimos historias de pacientes
femeninas; actualizamos la sección referente a la ciencia médica del dolor
pélvico, con la información más actual; presentamos una explicación de las
posibles bases biológicas de los síndromes de dolor pélvico, que
consideramos como el síndrome de “la cola entre las piernas”; presentamos
una hipótesis acerca de por qué un grupo de hombres desarrolla dolor pélvico
después de un encuentro sexual que produce ansiedad; y discutimos la
relación entre la actividad sexual compulsiva, la pornografía y el dolor
pélvico. Hemos incluido un ensayo que explica, de la manera más sencilla, la
localización y función del piso pélvico. Aún seguimos intensamente
interesados y entusiasmados por nuestro trabajo acerca del dolor pélvico y
estamos muy agradecidos por el hecho de que el interés sobre nuestro trabajo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
continúe creciendo en todo el mundo.
David Wise, Ph.D.
Rodney U. Anderson, M.D. FACS.
Mayo de 2010

******ebook converter DEMO Watermarks*******


EL PROTOCOLO WISE-ANDERSON Y EL
PROTOCOLO STANFORD
A mediados de los años 90, David Wise, un psicólogo de California que se
había recuperado del síndrome de dolor pélvico crónico, el cual había
padecido durante muchos años, contactó a Rodney Anderson, profesor de
urología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, y uno de
los expertos de Stanford en dolor pélvico. El doctor Wise compartió con el
doctor Anderson el método que había usado para resolver su problema de
dolor pélvico. El doctor Anderson, a su vez, dirigía la clínica de dolor pélvico
crónico del Departamento de Urología del Centro Médico de la Universidad
de Stanford. Después de esta reunión, el doctor Wise inició trabajos como
Investigador Visitante con el doctor Anderson, atendiendo pacientes con
dolor pélvico. Durante ocho años Rodney Anderson y David Wise iniciaron
el desarrollo del tratamiento que David Wise utilizara para su propia
recuperación. El tratamiento en Stanford se hizo paciente por paciente, de
forma individual y de una forma médica convencional. Durante los primeros
años, este protocolo fue presentado en reuniones de investigadores de
prostatitis de los Institutos Nacionales de Salud, así como en otras reuniones
científicas.
En el año 2003 los doctores Anderson y Wise publicaron la primera edición
de A Headache in the Pelvis (Un dolor de cabeza en la pelvis), donde
describieron el protocolo que ellos habían desarrollado en Stanford durante
los ocho años previos. En la primera edición, este protocolo se nombró como
el Protocolo Wise-Anderson. Conforme el protocolo fue ampliamente
difundido, los usuarios de internet lo denominaron como el Protocolo
Stanford. En las siguientes ediciones de este libro, el Protocolo Wise-
Anderson ha sido mencionado como Protocolo Stanford, debido a que el
término continúa siendo ampliamente usado en internet. En esta edición,
hemos vuelto a usar el término original de Protocolo Wise-Anderson. Ambos
términos, referidos al tratamiento del dolor pélvico crónico, significan
exactamente lo mismo.
En el año 2003, el doctor Wise se retiró de Stanford y empezó a practicar el
protocolo que él y el doctor Anderson habían desarrollado en Stanford en las
clínicas de inmersión de 6 días en el condado de Sonoma, en California. Con
frecuencia los pacientes vienen desde lugares muy lejanos para aprender el
Protocolo Wise-Anderson en las clínicas intensivas y ser entrenados para
******ebook converter DEMO Watermarks*******
llevar a cabo el protocolo ellos mismos de forma diaria y sin la ayuda de
profesionales. La destreza del auto tratamiento se ha convertido en la forma
más efectiva en que el protocolo puede ser usado. Las clínicas de inmersión
de 6 días, que se siguen ofreciendo de forma mensual desde el año 2003, no
tienen ninguna afiliación con Stanford. El doctor Anderson ha continuado
evaluando a muchos pacientes en Stanford y, cuando los considera candidatos
apropiados, los refiere a la clínica de inmersión.
Desde el año 2003 hasta el presente, Rodney Anderson, David Wise y Tim
Sawyer han colaborado de forma activa y entusiasta en la investigación con
los pacientes atendidos en las clínicas de inmersión, que se llevan ahora a
cabo en Santa Rosa, California. Desde el año 2003, Anderson, Wise y
Sawyer han publicado varios artículos en el The Journal of Urology, con
datos obtenidos de los pacientes que han atendido y tratado. En el año 2005,
el doctor Wise fue nombrado Orador Plenario en los Institutos Nacionales de
Salud, donde presentó las investigaciones sobre el Protocolo Wise-Anderson
y, más recientemente, presentó el protocolo en la Sociedad Internacional de
Continencia. El doctor Anderson ha presentado sus investigaciones sobre el
protocolo en diversas reuniones de la Asociación Urológica Americana y
otras reuniones profesionales. Hace no mucho tiempo, Anderson, Wise y
Sawyer han publicado un artículo precursor en The Journal of Urology, en el
que demuestran la relación de la localización de los puntos activadores y los
síntomas en pacientes con dolor pélvico mediante el uso de datos clínicos de
las clínicas de inmersión de Santa Rosa. Actualmente, Anderson, Wise y
Sawyer están preparando un artículo acerca de una nueva “varita mágica”
para el tratamiento de los puntos activadores internos. Este tema se discute en
la presente edición.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


RECONOCIMIENTOS
Queremos expresar nuestra gratitud a las siguientes personas, las cuales nos
han ayudado e inspirado a la realización de este libro:
Elaine Orenberg Anderson, Harold Wise, Marilyn Freedman, Erick Peper,
John Moses, Ruth Dreier, Tiaga Liner, Frank Werblin, Jeanette Potts, Agi
Doggweiler, Jeniffer Tien, Pat Lachman, Claudi Fiori, Hilary García, Helene
Korn, Amanita Rosenbush, Dan Poynter, Suzanne Pregerson, Sara Siebert-
Sawyer, Dara Gaethe, Susan Page, Steve Hadland, Anneke Vanderveen,
Robert Moldwin, Walter Blum, Ramana Maharshi, Jean Klein, Jane Kramer,
Mitch Feldman, Kathy Harris, Rick Harvey, Allaudin Mathieu, Larry Rabon,
Nathan Segal, Joseph Segal, Claire Sutton, Lindy Wooddard, Bart Gershbein,
June Wise, Shera Wise Silver, Ted Silver, Benjamin Silver, Leo Silver, Fray
Nathanson, Lawrence Nathanson, Brian Nathanson, Richard Gevirtz, Byron
Katie, Mary Kenney, Harry Kenney, Steve Wall, Jerome Weiss, Annmarie
Cosby, Donald Fink, Daniel Fink,Judith Klinman, Zepporah Glass,
Cinnamon Wise, Helen Wise, Symon Wise, Francine Shapiro, Frederick
Perls, Jim Simkin, Martin Schwartz, Judith Schwartz, Alan Leveton, Ann
Armstrong, Ann Dreyfuss, Leo Zeff, Walter Kaufmann, Milton Rosenberg,
Edmund Jacobson, Helene Morcos, Richard Miller, Ann Miller, Larry
Bloomberg, Ed Sampson, Phil Curcuruto, Howard Glazer, Nadia Nurhussein,
Rhonda Kotarinos, Ellen Vandenberg, Judith Goleman, Rick Larue, Dawn
Larue, Donna Spitzer, Daniel Goleman, Diana Schlaufler, Patricia Speier,
Marlene Cohen, Susan Todd, Cheri Quincy, Joel Alkter, Alan Dreyfuss, John
Adair, Larry Todd, Stephanie Rosencrans y Cynthia Frank. Damos gracias
especialmente a Marilyn Freedman por su ayuda en las secciones relativas a
dolor pélvico y parto y desórdenes ano-rectales. Expresamos nuestro
profundo reconocimiento por el trabajo del doctor Edmund Jacobson en el
tema de la relajación progresiva y a los doctores Janet Travell y David
Simmons por su trabajo en el alivio de los puntos disparadores. Estamos
particularmente en deuda con el fisioterapeuta Tim Sawyer, por su gran
habilidad, talento y experiencia en el tema de la liberación de los puntos
disparadores relacionados con el dolor pélvico; Sawyer ha sido, además,
nuestro consultor Senior en terapia física para nuestro trabajo en Stanford, así
como el arquitecto de la metodología de la terapia física con el Protocolo
Wise-Anderson. Muchas gracias por los valiosos servicios de Dana Coe,
Simone Peters, Laura Sander, y Amy Nguyen.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
1
DEFINICIONES Y CATEGORÍAS
Millones de hombres y mujeres padecen de dolor, incomodidad o disfunción
pélvica. Estos problemas, que pueden ser clasificados como síndromes de
dolor pélvico crónico (SDPC), usualmente incluyen uno o varios de estos
síntomas: dolores genitales, abdominales o en el recto; gran incomodidad o
dolor al estar sentado; incomodidad o dolor durante o después de tener
relaciones sexuales; y frecuencia o urgencia para orinar. A lo largo de la
historia, estas condiciones han sido catalogadas con diferentes nombres.
El Protocolo de Wise-Anderson ayuda la mayoría de
pacientes quienes son designados para este tipo de
tratamiento
Como resultado, han sido adjudicadas a diferentes causas. En la mayoría de
los casos, los doctores encuentran muy pocas o ninguna causa física para
dichos síntomas y las pruebas realizadas muestran parámetros normales. En
este libro demostraremos que existe una causa física muy sencilla para los
síntomas y para toda su amplia gama y variedad de manifestaciones. Estos
síntomas tienen la misma causa tanto para hombres como para mujeres. Se ha
desarrollado un tratamiento conocido como el Protocolo Wise-Anderson,
donde lo que se trata son no los síntomas, sino lo que genera dichos síntomas.
Nuestro acercamiento reduce sustancialmente e incluso erradica los síntomas
en la gran mayoría de los pacientes que se someten al protocolo, como queda
demostrado en nuestra investigación ya publicada.
En este libro se usarán los términos dolor de cabeza en la pelvis, síndrome de
dolor pélvico crónico, dolor pélvico crónico, dolor pélvico y SDPC,
indistintamente para denominar todas las condiciones arriba discutidas.
Nombres tradicionales y categorías de diagnóstico
En hombres
Prostatitis (Categorías dadas por los Institutos de Salud
Americanos).
I Prostatitis bacteriana aguda
II Prostatitis bacteriana crónica
IIIA SDCP Prostatitis inflamatoria abacteriana
IIIB SDCP Prostatitis no-inflamatoria abacteriana
IV Prostatitis Inflamatoria Asintomática
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Orquialgia y/o epididimitis
Proctalgia fugax
En mujeres
Síndrome de uretra
Vulvodinia (vestibulitis vulvar)
Tanto en hombres como en mujeres
Cistitis intersticial
Síndrome del elevador del ano
Síndrome de atrapamiento del nervio pudendo
Factores comunes en los distintos nombres
La tesis central de este libro es que hay un factor común entre todos estos
distintos problemas mencionados: existe un tratamiento efectivo para
muchos de ellos, en el cual el cuerpo y la mente están íntimamente ligados en
la causa y el tratamiento de aquellos.
Por muchos años, los síndromes de dolor pélvico crónico han planteado un
enigma para la comunidad médica. Por ejemplo, algunos casos de prostatitis
abacteriana han sido confundidos con casos de prostatitis bacteriana aguda o
crónica, a pesar de que el diagnóstico es realizado por un método sencillo que
ha estado a la mano de los médicos por años. Al mismo tiempo, la prostatitis
abacteriana, que representa un abrumador número de los casos de prostatitis
estudiados, tiende a ser contemplada por los médicos como un tipo de
basurero para síntomas pélvicos, pues usualmente los doctores no entienden
sus causas y no saben cómo tratar los síntomas. La patología común, medida
con instrumentos muy avanzados, aún no ha podido explicar el nivel de
sufrimiento causado por estos desórdenes.
Los doctores suelen decir a los pacientes con
síndromes de dolor pélvico crónico que encontrarán
pocos o ningún motivo que pueda causar sus síntomas
Lo que proponemos en este libro es que estas condiciones pueden ser
comparadas con un dolor de cabeza, con la excepción de que dicho dolor está
localizado en la pelvis. En consecuencia, elegimos el título de Un dolor de
cabeza en la pelvis. Con dicho título también se sugiere que estos desórdenes
son problemas de tensión muscular crónica, la cual es usualmente la base de
los dolores de cabeza. Si los dolores pélvicos crónicos son, en efecto, dolores
de cabeza en la pelvis, el tratamiento debe ser por completo distinto al que se

******ebook converter DEMO Watermarks*******


ha seguido tradicionalmente.
Un dolor de cabeza en la pelvis es el nombre que le damos a los síndromes
de dolor pélvico crónico donde no se ha encontrado mayor patología. Estos
síndromes usualmente incluyen dolor y disfunción que se manifiestan al
orinar, defecar y tener actividad sexual. Esta incomodidad, dolor o
disfunción ocurre tanto en hombres como en mujeres. Es variable de persona
en persona, alguien puede experimentar un solo síntoma mientras otro puede
experimentarlos todos. En ocasiones, los síntomas son variables y cambian de
día a día o de semana en semana, inexplicablemente. Los síntomas varían así
como también sus localizaciones anatómicas. De cualquier forma,
proponemos que el detonante de estos síntomas es el mismo, y por
consecuencia, existe un tratamiento común para todos ellos.
Un tema del que no hablarías en una fiesta
A pesar de que muchas personas padecen de un dolor de cabeza en la pelvis,
muchas de ellas se sienten solas en su dificultad. Las zonas genitales,
urinarias, y relacionadas con la defecación son consideradas privadas y esto
hace que comúnmente sea muy difícil hablar de ellas, incluso con amistades
cercanas o familiares. Básicamente, la mayoría de las personas quiere que el
área de los genitales y el recto funcionen sin tener que ponerles atención o
cuidado.
Estas son áreas del cuerpo que no son tratadas con mucho respeto y esta
verdad se refleja en cómo decimos obscenidades. ¿Cómo llamamos
normalmente a la gente que nos hace enojar? Es común el uso de forma
despectiva o denigrante de términos relacionados con defecar o procrear. En
nuestra cultura, los genitales y el recto llevan una carga de vergüenza y
culpabilidad. Como analizaremos más adelante, los genitales y el recto son
áreas de las que las personas reniegan psicológica y enérgicamente. Al sentir
este rechazo, es común que las personas traten de desvincularse de esas partes
del cuerpo y descarguen tensión en ellas. La sanación de una pelvis dañada,
como Steven Levine lo explica elocuentemente, en cierta forma implica traer
los genitales y el recto “de regreso al corazón”. Esto significa sustituir la
actitud de vergüenza, culpa y rechazo que se siente hacia dichas zonas por
actitudes de compasión y apreciación.
La mayoría de personas con este tipo de dolor
pelviana no conocen ninguna otra persona con la
condición a pesar de que existen millones de personas

******ebook converter DEMO Watermarks*******


con esta condición
La antipatía hacia dichas áreas puede ser tan fuerte que en ocasiones las
personas evitan acudir al doctor hasta que los síntomas son muy marcados.
Existen casos en los que el paciente deja de lado dichos síntomas bajo el
argumento de que son parte de la edad o dolores normales que deben ser
tolerados. En ocasiones, dichos dolores son tolerados por largos períodos de
tiempo, si es que son tolerables, porque los pacientes temen descubrir un
diagnóstico que no quieren escuchar y prefieren no saberlo. Dada la
incomodidad que representa hablar de estas áreas, la ansiedad que los
síntomas podrían causar y las pocas opciones de tratamiento, no sorprende
que las personas que sufren de síndrome de dolor pélvico crónico se sientan
aisladas con frecuencia.
La confusión de los nombres
Una vieja parábola para explicar una confusión actual
Había una vez, diez hombres ciegos, cada uno con un bastón, caminaban un
sendero que rodeaba una jungla. No pasó mucho tiempo y se encontraron
con un elefante. Cada uno se ubicó en un lugar y en una posición distinta en
relación al animal. El primer ciego tocó la pierna del elefante y exclamó:
“Oh, esta criatura es como el tronco de un árbol”. El segundo, ubicado bajo
el estómago del elefante, presionó la barriga desde abajo y dijo: “Oh no,
esta criatura es como un techo suave, con más nada alrededor”. El tercero
se posicionó frente a la cola y dijo: “No, la criatura es como una pipa suave
y larga”. Otro más alcanzó y tocó uno de los colmillos del elefante y dijo:
“No, esta criatura es como una lanza curva atorada en una roca”.
El conocimiento de dolor pelviano por diferentes
especialistas médicos a veces parece la discusión en la
parábola del elefante y los sabios ciegos
Discutieron por mucho tiempo, pero nadie podía explicar qué criatura era
esta que habían encontrado. Finalmente, al escuchar la discusión, un viajero
se acercó. Enseguida se dio cuenta de que eran ciegos y dijo: “No, todos
ustedes están en lo correcto y todos ustedes están equivocados, porque este
es un elefante y cada uno de ustedes está tocando solo una parte, y piensa
que esa parte constituye el todo”.
Por razones sobre las que solamente podemos especular, hasta el momento en
el que escribimos este libro, las manifestaciones de síndromes de dolor
pélvico crónico habían sido percibidas por “ciegos”. Esto no es para
******ebook converter DEMO Watermarks*******
desacreditar a los dedicados médicos e investigadores que exhaustivamente
han lidiado con estas condiciones. Sin embargo, es congruente con la
naturaleza de la especialización médica, que los médicos solo vean un
problema a través de la ventana de sus propias especialidades y, en
dependencia del especialista que uno consulte, dicho estado recibe un nombre
distinto.
Historicamente, no había relación ninguna entre las
subespecialidades incorporada en el Protocolo de
Wise-Anderson
Lo que un urólogo puede llamar prostatitis puede ser catalogado como
coccigodinia para un cirujano colorrectal. Otros nombres que los
especialistas le han dado a la condición incluyen dolor genital crónico,
prostatodinia, dolor esencial ano-rectal, dolor pélvico idiopático, disfunción
del suelo pélvico, mialgia del suelo pélvico, síndrome del elevador del ano,
síndrome del musculo piriforme espástico, entre otros.
De manera similar, lo que podría ser llamado por un dermatólogo vestibulitis
vulvar, esclerosis del liquen, liquen plano o liquen simple crónico, puede ser
considerada una infección vaginal por un ginecólogo, o un desorden de
ansiedad por un siquiatra. Si el paciente acude a dos o tres doctores para
tratar el dolor pélvico crónico, es posible que reciba dos o tres diagnósticos
distintos.
Síntomas generales del síndrome de dolor pélvico crónico
en hombres
Dolor o incomodidad constante o intermitente
Es común que muchos de los que padecen de dolor pélvico refieran no sentir
dolor, sino incomodidad, malestar, punzadas, ardor o algún otro tipo de
sensación desagradable. En la mayoría de los casos, es raro sentir un dolor
punzante y agudo, más bien la mayoría siente un dolor molesto, malestar,
ardor, o tensión. Por supuesto que es recurrente y doloroso.
Para ambos sexos, todos los síntomas que se mencionarán en lo adelante
pueden ser intermitentes o continuos, diurnos o nocturnos, mientras uno está
sentado o de pie, o con mayor intensidad, cuando uno se encuentra en
situaciones de estrés. Los síntomas pueden incluir dolor o incomodidad pero
no disfunciones urinarias o sexuales. Uno de los aspectos más
desconcertantes son los variables ciclos de intensidad.
Cuando describes tus sintomas de dolor pelviano
******ebook converter DEMO Watermarks*******
crónico, pocas personas podrán identificarse con ellos
En los hombres, el dolor pélvico crónico incluye incomodidad o dolor en el
recto o perineo, entre el escroto y el ano. Los pacientes reportan que la
sensación es comparable a sentir una pelota de golf en la zona. Entre los
síntomas comunes están la incomodidad exagerada o dolor al sentarse.
Muchos hombres experimentan incomodidad en el área ubicada arriba del
hueso púbico y en la vejiga o alrededor de ella, esto es conocido como dolor
o incomodidad suprapúbica. El dolor o incomodidad en la ingle también es
típico y puede presentarse unilateral o bilateralmente (en uno o ambos lados).
El dolor o incomodidad en los testículos, conocido como orquialgia también
es común. El dolor o incomodidad en el pene suele ser experimentado en la
punta del pene o en la uretra. En ocasiones hay incomodidad coccígea (dolor
en o alrededor del coxis) o incomodidad o dolor en la espalda baja o, también
es comúnmente referido el dolor en la parte posterior, en los costados o al
frente de los muslos, tanto en uno como en ambos lados.
Síntomas urinarios intermitentes o constantes en hombres
Las alteraciones al orinar usualmente se asocian al dolor pélvico. Es común
que junto al dolor pélvico, los hombres experimenten algo conocido como
disuria, esto es dolor, incomodidad o ardor al orinar. En ocasiones se quejan
de tener poco flujo al orinar, frecuencia para orinar (en ocasiones puede
ocurrir entre cada media hora y cada dos horas), urgencia para orinar (en
cuanto se siente la necesidad de orinar, el paciente no puede esperar para
evacuar) y/o nocturnia (la necesidad de orinar frecuentemente en la noche).
Síntomas de disfunción sexual intermitentes o constantes en hombres
Se suele asociar con el dolor pélvico un aumento de las molestias o dolor
durante o después de la eyaculación. Los hombres muchas veces se quejan de
una libido reducida, poco apetito sexual y, en ocasiones, de disfunción eréctil
(la incapacidad ocasional o frecuente de mantener o lograr una erección),
eyaculaciones reducidas, erecciones muy débiles y placer sexual reducido.
Algunos hombres observan una reducción de fluido en la eyaculación.
Usualmente el dolor y la incomodidad al eyacular actúan como frenos ante el
deseo sexual.
Síntomas psicológicos intermitentes o constantes en hombres
Se puede decir que casi de forma universal, los hombres experimentan
ansiedad y varios niveles de desánimo o depresión. Tienen la sensación de
que “algo no está bien dentro mí y no se va”. No es inusual que los hombres
se quejen de disforia –reducido interés de participar en la vida y en relaciones
******ebook converter DEMO Watermarks*******
interpersonales–. Muchos se mantienen alejados de situaciones sociales y
sobrevienen problemas de autoestima.
Síntomas generales del síndrome de dolor pélvico
crónico en mujeres
(Para más detalles sobre el dolor pélvico femenino, véase el Capítulo 8 )
Dolor o incomodidad constante o intermitente en mujeres
En las mujeres, los síntomas descritos pueden ser tanto intermitentes como
constantes. Así como ocurre en los hombres, las mujeres pueden
experimentar incomodidad o dolor durante el día o la noche, la mañana o la
tarde, durante su ciclo menstrual y, con frecuencia, durante períodos de
estrés.
Localización del dolor o incomodidad en mujeres
Las mujeres pueden experimentar dolor o incomodidad vaginal en la forma
de dolor o incomodidad vaginal/vulvar (dolor en la apertura de la vagina o
dentro de ella). En algunos casos, experimentan dolor o incomodidad en el
coxis e incomodidad o dolor rectal (en la apertura o dentro del recto). En
otros, las mujeres, tanto como los hombres, han reportado dolor o
incomodidad suprapúbica (justo arriba del hueso púbico y alrededor del área
de la vejiga) dolor o incomodidad en la ingle y dolor o incomodidad al
sentarse. Algunas mujeres se quejan de dolor o incomodidad en la región
subpúbica o de dolor en el clítoris.
Síntomas urinarios intermitentes o constantes en mujeres
Los síntomas urinarios pueden coexistir con muchas condiciones diferentes
de dolor pélvico. Las mujeres pueden experimentar frecuencia urinaria,
urgencia urinaria, incontinencia, poco flujo urinario y sensación de no
vaciar completamente la vejiga.
Síntomas de disfunción sexual intermitentes o constantes en mujeres
El dolor vaginal que frecuentemente existe en las pacientes ocasiona dolor
durante o después del coito. En casos más severos, particularmente en
mujeres que sufren de vestibulitis vulvar, existe una incapacidad de realizar
el coito. Esta puede ser su única molestia.
La incomodidad y el dolor pélvico suelen poner pausa a la vida: síntomas
psicológicos intermitentes o constantes en mujeres
Dada la naturaleza de los síntomas de estas condiciones, es fácil entender por
qué sentimientos de ansiedad y depresión suelen acompañar al dolor pélvico.
Tomando en cuenta la parte del cuerpo que está involucrada y el severo
impacto en la habilidad sexual, para muchas mujeres se genera un
******ebook converter DEMO Watermarks*******
impedimento en las relaciones íntimas. Las mujeres pierden el entusiasmo de
vivir. En general, entre más pronunciados y constantes son los síntomas, más
severo es el impacto. Naturalmente, el autoestima de muchas mujeres que
sufren de estas condiciones tiende a ser muy bajo.
Un dolor en la pelvis en hombres
En la siguiente sección se introducirán los términos que han sido utilizados
tradicionalmente para definir algún tipo de síndrome de dolor pélvico,
seguido de una simple explicación del significado de este nombre. Luego
haremos un resumen de los síntomas que tradicionalmente se engloban bajo
este nombre, el número de personas afectadas por esta condición, los
tratamientos tradicionales utilizados y cuán útil o inútil puede resultar el
tratamiento. Más adelante, se discutirán los síntomas y la condición en
general más a fondo.
Prostatitis
Categoría I—Prostatitis bacteriana aguda
Descripción
La prostatitis bacteriana aguda es muy clara, tanto en su diagnóstico como
en su tratamiento. La infección y la inflamación son evidentes y los
tratamientos tradicionales funcionan bien para erradicarla. Nosotros
postulamos la idea de que la tensión pélvica crónica podría ser una de las
causas iniciales de dicha condición.
Prostatitis aguda bacteriana representa una pequeña
porción de los casos diagnosticados como prostatitis,
y normalmente, resuelve rápidamente con antibióticos
Puede ocurrir a cualquier edad y se manifiesta con síntomas como fiebre,
escalofríos, dolor y disfunción urinaria. El diagnóstico es certero cuando se
encuentra la presencia de células blancas de la sangre en la orina así como
bacterias patogénicas. La prostatitis bacteriana aguda se desarrolla
relativamente rápido y suele ser asociada con la sensación de sentirse
enfermo. Los nuevos antibióticos funcionan con buenos resultados. Es
importante tratar pronto esta condición, pues existe un riesgo de que la
bacteria pase al torrente sanguíneo, de retención urinaria y potencial
formación de pus. La prostatitis bacteriana crónica puede desarrollarse si la
prostatitis bacteriana aguda no es tratada debidamente. El antibiótico debe ser
tomado hasta 28 días para asegurar la erradicación de la infección.
Síntomas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Fiebre y escalofríos
Dolor en la próstata
Disuria
Dolor en la espalda baja
Dolor perineal (dolor entre el ano y el escroto)
Dificultad al orinar
Retención urinaria
Debido a la retención urinaria causada por la hinchazón de la glándula
prostática, se puede insertar un catéter en el pene para permitir mayor fluidez
de orina. Si bien este catéter puede incrementar el riesgo de pus prostático o
de una infección en la glándula, su uso es una parte importante de la terapia
cuando hay retención urinaria. Para algunos hombres con retención urinaria
aguda podría funcionar mejor un catéter de plástico más pequeño insertado
directamente en la vejiga a través de la piel de la zona suprapúbica.
Factores detonantes (o asociados)
Migración de la bacteria a lo largo de la uretra
Sexo anal sin protección
Desórdenes inmunológicos
Retención urinaria o instrumentación
Predominio
Relativamente raro (aproximadamente 5% de los casos
reportados de prostatitis)
Pruebas para diagnosticar
Análisis urinario (inspección microscópica)
Cultivo de orina (importante y comúnmente ignorado
por los médicos)
Tratamientos tradicionales utilizados
Antibióticos (inyecciones intramusculares de penicilina
o aminoglucósidos, fluoroquinolonas orales)
Éxito de los tratamientos tradicionales
Es el tipo de prostatitis que se trata con más éxito
Categoría II—Prostatitis Bacteriana Crónica
Descripción
La prostatitis bacteriana crónica representa una condición más complicada
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que la prostatitis bacteriana aguda. El mayor número de casos de prostatitis
bacteriana crónica se da por tratar inadecuadamente la prostatitis bacteriana
aguda. Hombres que tienen colonización de bacterias recurrente en la uretra
debido a mala higiene tanto en prácticas sexuales como en la vida cotidiana y
por la necesidad de usar instrumentación en la uretra, pueden tener
colonización o infección bacteriana. Hombres con tejido cicatricial en la
uretra que reduce el tamaño del tubo restringiendo el flujo urinario también
son propensos a desarrollar infecciones bacterianas recurrentes. En muchas
ocasiones no existe crecimiento bacteriano en la vejiga y otras veces puede
ser completamente asintomático entre episodios agudos de rebrotes. Es en
este tiempo cuando las bacterias crecen, se esparcen y empiezan a infectar la
vejiga. Este es un sello distintivo de la prostatitis bacteriana crónica. Es
normal que los hombres no padezcan libres de síntomas entre episodios.
Prostatitis bacteriana crónico ocurre con poca
frecuencia
Síntomas (intermitentes o constantes)
Frecuencia urinaria (necesidad de orinar en menos de
dos horas)
Disuria (dolor o ardor al orinar)
Disfunción recurrente de las vías urinarias con poco
flujo, inconstancia y nocturnia (frecuencia de orinar en
la noche). Estos síntomas asemejan también al
engrandecimiento de la glándula prostática
Los síntomas son intermitentes dependiendo la carga
bacteriana. En una misma persona, episodios distintos
pueden estar asociados a la misma bacteria
Factores detonantes (o asociados)
Tratamiento inadecuado de prostatitis bacteriana aguda
Cálculos o piedras en la próstata
No ser circuncidado y mantener una higiene deficiente
Retención urinaria parcial
Predominio
Relativamente raro (aproximadamente 5% de los casos
reportados de prostatitis)
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Pruebas para diagnosticar
Los cultivos urinarios y de líquido prostático son
importantes, pero usualmente los médicos no los
practican
Localización de la bacteria en la próstata durante
períodos asintomáticos
Tratamientos tradicionales utilizados
Los antibióticos de fluoroquinolonas han demostrado ser
los más efectivos. Usualmente requieren alrededor de
seis semanas de tratamiento
La nitrofurantoína puede suprimir los rebrotes de la
infección pero no erradica la bacteria
En ocasiones, debido al crecimiento de la próstata por la
edad y la presencia de piedras en la próstata, el paciente
puede sentir mejoría después de una extirpación
transuretral del tejido que se infecta recurrentemente
Éxito de los tratamientos tradicionales
Los antibióticos son usualmente efectivos en el
tratamiento de los episodios de dolor agudo
Erradicar los episodios recurrentes es difícil. Los
antibióticos usados con esta finalidad, con el tiempo se
vuelven menos efectivos, pues la bacteria muta y se
vuelve resistente
Categoría III—Prostatitis abacteriana crónica
(en ocasiones con inflamación IIIA, o sin inflamación IIIB)
Descripción
La prostatitis abacteriana crónica representa, por mucho, el mayor número
de casos en hombres diagnosticados con prostatitis. Se ha estimado que esta
categoría incluye del 90% al 95% de todos los casos diagnosticados como
prostatitis. En términos de números, en Estados Unidos esta condición afecta
a diez de millones de hombres a lo largo de sus vidas.
Prostatitis abacteriana crónica, es la forma de
prostatitis dramáticamente mas común de todos los
******ebook converter DEMO Watermarks*******
otros tipos, sin embargo no esta relacionado con
ningúna patología de la próstata
Investigaciones recientes han demostrado que las ideas y los tratamientos
convencionales para tratar la prostatitis abacteriana, así como las hipótesis
acerca de su causa, aún están lejos de explicar el problema. Tradicionalmente
el problema ha sido tratado como una infección, sin embargo en años
recientes, los médicos han reconocido su desconcierto al no saber la causa ni
la cura de esta condición. En 1995, el Instituto Nacional de Salud de Estados
Unidos realizó un consenso acerca de la prostatitis en el cual se reconoció
que los términos prostatitis abacteriana crónica y prostatodinia ni
explicaban ni estaban relacionados a los síntomas. Un nuevo nombre fue
dado a la condición: síndrome de dolor pélvico crónico (SDPC). Al cambiar
el nombre del desorden más común tratado por urólogos, hubo una clara
deducción que la próstata podía no ser la causa del desorden.
Diversos estudios han mostrado que los hombres experimentan severos
problemas de autoestima y la incapacidad de disfrutar la vida en general
porque el dolor y la disfunción urinaria son profundamente íntimos e
invasivos. El efecto que la prostatitis abacteriana tiene sobre la vida de una
persona ha sido comparado con los efectos de un paro cardíaco, de tener
dolores de pecho o enfermedad de Chron (sangrado/inflamación del
intestino). Si la prostatitis abacteriana pasa de una fase moderada e
intermitente a una fase crónica, los afectados tienden a vivir sus vidas en una
considerable desesperación. Al no tener a nadie con quién hablar del
problema, no conocer a nadie que lo haya padecido y al no recibir ayuda del
médico en la cura, comúnmente se sufre de ansiedad y depresión.
Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes e incluir solo uno o más de
ellos)
Incomodidad/dolor en el recto (frecuentemente descrito
como una pelota de golf en el recto)
El sentarse detona o exagera los síntomas de
incomodidad/dolor
Incomodidad o dolor durante o después de la
eyaculación
Libido reducida (falta de interés en relaciones sexuales)
Frecuencia urinaria (tener que orinar en menos de dos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
horas)
Urgencia urinaria (dificultad de retener la orina cuando
se tiene la sensación de orinar)
Incomodidad/dolor en el pene (comúnmente en la punta
o por el centro)
Dolor/incomodidad/sensibilidad en los testículos
Incomodidad/dolor suprapúbico (sobre el hueso del
pubis)
Incomodidad/dolor en la zona entre el escroto y el ano
Incomodidad/dolor en el coxis (o alrededor de él)
Incomodidad/dolor en la espalda baja
Incomodidad/dolor en la ingle (puede ser un lado o
ambos)
Disuria (dolor/ardor al orinar)
Nocturnia (frecuencia urinaria por la noche)
Flujo urinario muy reducido
Sensación de no haber terminado de orinar o de vejiga
no completamente vacía
Ansiedad al pensar en tener relaciones sexuales
Incomodidad o alivio después de movimientos
intestinales
Ansiedad en general
Depresión
Distanciamiento de relaciones sociales y deterioro de
relaciones íntimas
Deterioro del autoestima
La prostatitis abacteriana es una condición que produce mucho sufrimiento.
No existen medicamentos ni intervenciones quirúrgicas efectivas que la
curen. Se reitera repetidamente en este libro que nosotros no hemos visto un
procedimiento quirúrgico efectivo para esta condición. Por el contrario, la
cirugía usualmente complica la situación o la empeora. Los antibióticos
tampoco dan resultados en este caso.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


No hay drogas ni procedimientos quirúrgicos para el
tratamiento de prostatitis no bacteriana. La cirugía
para esta condición casi nunca tiene beneficio, pero si
llega a empeorar las síntomas en muchos pacientes
Los tratamientos experimentales que han intentado tratar la condición
también fallan, entre estos tratamientos se incluyen acupuntura, reflexología,
terapia de descompresión de nervios, magnetoterapia (magnetos dentro del
recto), brócoli, terapia radioactiva óptica-cuántica, polen de abeja, ultrasonido
rectal, corticoides, estimulación eléctrica dentro del recto, serenoa (saw
palmetto, hierba) y zinc (mineral).
Lo que es más problemático para los hombres que padecen esta condición no
son tanto sus síntomas físicos sino la depresión y la desmotivación que
sobrevienen al sentirse desvalidos, sin ayuda, y con sus pensamientos
catastróficos. Muchos doctores no se muestran entusiasmados al tratar casos
de prostatitis abacteriana, pues saben cuán poco tienen para ofrecerle al
paciente. Esto suele llevar al paciente a sentir que ningún doctor tiene el
tiempo o la consideración cuando buscan ayuda para tratar su problema.
La mayoría de hombres con prostatitis abacteriana
tienden ser personas mas ansiosas
Además, es común ver niveles altos de ansiedad en los hombres con
prostatitis abacteriana por su miedo a que los síntomas indiquen que tienen
cáncer o alguna otra enfermedad catastrófica no diagnosticada.
Hombres con prostatitis abacteriana, por la mayor
parte, son personas muy responsables y exitosos
La desesperación de los hombres que padecen esta condición lleva a algunos
de ellos a buscar médicos que hagan cosas heroicas e intervenciones
quirúrgicas de éxito no garantizado. En nuestra clínica hemos visto pacientes
que han tomado antibióticos por años o por intervenciones para reducir o
remover tejido prostático, todo en pos de “hacer algo” con el problema.
Factores detonantes (o asociados)
Períodos elevados de estrés
Levantar pesas
Cirugía pélvica
Encuentros sexuales que producen ansiedad
Trauma en la pelvis
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Prostatitis bacteriana
Actividad sexual compulsiva o masturbación
Estar sentado por tiempos muy prolongados en el trabajo
Montar bicicleta por tiempos muy extensos
Se ha estimado que hasta el 50% de hombres en algún
momento de su vida tienen síntomas de prostatitis
abacteriana
Pruebas para diagnosticar
La ausencia significativa de bacteria determinada por el
conteo y cultivo de secreción prostática.
Análisis microscópico del líquido prostático para
determinar la presencia de glóbulos blancos en la sangre
o de inflamación. Esta categoría puede involucrar
inflamación o puede estar por completo exenta de ella.
Análisis del comportamiento urinario, de la vejiga y del
suelo pélvico. Esto se hace con pruebas fisiológicas
(urodinámicas) como medición de la presión de la
vejiga, medición del ritmo del flujo urinario, la actividad
de los nervios y retención de orina.
Examen digital de la próstata a través del recto y de la
enzima del suero prostático para descartar el cáncer u
otras anomalías de la próstata.
El ultrasonido transrectal (USTR) puede ser beneficioso
para evaluar la imagen de la próstata y de las vesículas
seminales (órganos que guardan el esperma), y más
importante, para realizar biopsias de la próstata en caso
de que las pruebas de sangre o los exámenes dactilares
resulten anormales.
Tratamientos tradicionales utilizados
Antibióticos recetados con frecuencia, haya o no haya
señal de infección, que a la larga suelen dejar de ayudar
Masajes prostáticos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Agentes que bloquean los nervios suprarrenales
(bloqueadores alfa) para relajar la próstata y el cuello de
la vejiga
Dosis bajas de antidepresivos (Elavil ®)
Relajantes musculares o sedantes (antidepresivos como
Prozac® o Paxil®)
Éxito de los tratamientos tradicionales
Los antibióticos generalmente no son útiles
Los masajes de la próstata usualmente alivian los
síntomas, pero su efecto es limitado
Los agentes que bloquean los nervios suprarrenales
(Hytrin®, Cardura®, Flomax®) en ocasiones dan alivio
a los síntomas pero pueden tener efectos secundarios
adversos
Los relajantes musculares, especialmente
benzodiazepanes como el Valium®, ofrecen una
disminución temporal del dolor, pero dado sus efectos
secundarios y su tendencia hacia la dependencia, no son
recomendables como un tratamiento de primer orden
Categoría IV—Prostatitis asintomática
Descripción
La prostatitis asintomática puede considerarse una condición pasiva, en la
que el hombre no reconoce que la tiene, pues no hay síntomas subjetivos.
Generalmente se descubre cuando un hombre va al doctor y este encuentra
evidencia de inflamación mediante una biopsia o al examinar el líquido
prostático en el microscopio. Esta es una condición importante, pues hay
evidencia de inflamación en el líquido prostático o en el semen, y eso puede
causar un incremento en el antígeno prostático específico (PSA), el cual es
examinado regularmente en hombres mayores de 50 años como un posible
indicador de cáncer. Cuando los hombres eliminan la infección con
tratamientos de antibióticos, el nivel del antígeno prostático específico
regresa a la normalidad y la preocupación sobre el cáncer desaparece.
Diagnosticar esta condición elimina la necesidad de seguir haciendo análisis
por cáncer prostático. El antígeno prostático específico usualmente sube su
******ebook converter DEMO Watermarks*******
nivel en proporción al crecimiento de la próstata.
Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes)
No hay síntomas subjetivos en el paciente
Nivel alto de glóbulos blancos de la sangre en los
fluidos prostáticos o en el semen
Nivel alto de antígeno prostático específico (en
ocasiones cuando se encuentra elevado puede ser un
indicador de cáncer)
Factores detonantes (o asociados)
Desconocidos
Predominio
Cifra desconocida. Esta condición es poco entendida,
usualmente solo se detecta a través de análisis de
antígeno prostático específico o análisis de los fluidos
prostáticos
Pruebas para diagnosticar
Pruebas para conocer niveles de antígeno prostático
específico Indicaciones de inflamación en el semen o los
fluidos prostáticos
Tratamientos tradicionales utilizados
Cuatro semanas de antibióticos
Éxito de los tratamientos tradicionales
Desconocido
Un dolor de cabeza en la pelvis en mujeres
(Revisar el Capítulo 8 )
Vulvodinia (vestibulitis vulvar y vulvodinia disestésica)
Descripción
La vestibulitis vulvar es un síndrome caracterizados por dolor en la apertura
de la vagina al ser tocada. Hay mujeres que tienen vulvodinia y que
únicamente sienten dolor cuando la vulva es tocada. Como resultado, muchas
mujeres que sufren de este tipo básico de vulvodinia sufren de dolor durante
el coito o simplemente no pueden realizarlo. Muchas no pueden usar ropa
ajustada y no pueden realizar ninguna actividad en la que se ejerza presión
sobre la vagina.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Vulvodinia afecta con mayor frecuencia a las mujeres
jóvenes
El otro tipo de vulvodinia es conocida como vulvodinia disestésica. Esta es
una condición mucho más complicada porque involucra dolor crónico y una
sensación de ardor constante, se toque o no la vulva. El doctor Howard
Glazer, el psicólogo que probó la utilidad del biofeedback para el tratamiento
de esta condición, ha descubierto que mientras la vestibulitis vulvar es un
síndrome asociado con tensión anormalmente alta en los músculos de la
pelvis, la vulvodinia diestésica parece estar asociada con la debilidad de los
músculos pélvicos.
Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes y las mujeres pueden
padecer solo uno o más de ellos)
Dolor cuando la apertura de la vagina es tocada
Dolor durante el coito
Irritación del tejido de la parte de la apertura vaginal
Dolor crónico
Las mujeres que padecen vulvodinia en ocasiones visitan a muchos doctores
antes de recibir un diagnóstico certero. Los ginecólogos confunden
comúnmente la vulvodinia con una infección vaginal. Los médicos recetan
tratamientos para curar la infección que terminan por perjudicar más que
ayudar a la paciente. De alguna manera, es un problema parecido al del
hombre que visita a su urólogo para tratar su dolor pélvico y es recetado con
antibióticos.
Los dermatólogos también son frecuentados para tratar este problema y
tienen poco que hacer al respecto. Las pacientes acuden al dermatólogo, pues
la vulvodinia aparenta ser un problema que involucra a la piel, pero los
tratamientos dermatológicos rara vez ayudan.
Como ha sucedido con muchas condiciones en las que las causas son
desconocidas, han emergido infinidad de tratamientos alternativos para
curarla. Modificaciones en la dieta (que incluyen la eliminación de alimentos
que contengan oxalato, el chocolate y la cafeína), acupuntura, reflexología y
cremas analgésicas son los más comúnmente ofrecidos para tratar este
problema. Tanto los tratamientos convencionales como los alternativos han
probado no ser eficientes.
Factores detonantes o asociados (puede incluir uno o más de los siguientes)
Las infecciones vaginales crónicas y el uso de agentes
******ebook converter DEMO Watermarks*******
para curarlas en ocasiones pueden ser detonantes
En ocasiones no hay factores detonantes ni asociados
evidentes
Incidencias altas asociadas con traumas sexuales (abuso
sexual, violación)
Predominio
Aproximadamente un 16% de las mujeres lo padecen en
algún momento de su vida
Pruebas para diagnosticar
Las pacientes reportan dolor intermitente o constante y/o
ardor en la apertura de la vagina al ser tocada
Extrema sensibilidad al raspar suavemente con un
algodón en la apertura de la vagina
Dolor durante el coito
Tratamientos tradicionales utilizados
Cirugía
Cremas con estrógenos
Psicoterapia
Éxito de los tratamientos tradicionales
La cirugía es muy controversial y sus resultados no
siempre son consistentes
Las cremas para la piel tienen poco efecto sobre los
síntomas
La psicoterapia también es usada, pero generalmente no
es eficaz en reducir los síntomas
Síndrome uretral
El Síndrome uretral es otra condición que afecta a las mujeres, y que no ha
sido entendida ni tratada completamente. Las mujeres con síndrome uretral se
quejan de muchos de los siguientes síntomas: disuria, sensación de esfuerzo
al orinar, frecuencia urinaria, urgencia urinaria, incontinencia, problemas al
orinar y dolor uretral o suprapúbico. Los síntomas pueden ser intermitentes o
constantes y tienden a ir y venir, pues en ocasiones están relacionados al
estrés.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes)
Disuria (dolor al orinar)
Frecuencia urinaria
Urgencia urinaria (la urgencia de orinar con poca
capacidad de posponer el deseo)
Titubeo o indecisión al orinar
Incontinencia (no poder retener la orina)
Dolor uretral o suprapúbico (dolor arriba del hueso
púbico)
Mientras el síndrome uretral tiende a curarse por sí mismo sin tratamiento
después de un período de tiempo, hay mujeres que padecen este problema de
forma crónica. En ocasiones, dilatar la uretra con un anillo de metal alivia los
síntomas, aunque existe una gran controversia en los círculos médicos
respecto a usar este método. Cuando esta intervención no ayuda y el médico
no puede detectar ningún problema físico evidente, la mujer que padece de
síndrome uretral tiene que lidiar con condiciones que podrían provocar que su
doctor catalogara el problema como psiquiátrico. La psicoterapia, como en
casi todos los casos de dolor pélvico, tiende a no ser muy efectiva en estos
casos.
Factores detonantes (o asociados)
Desconocidos
Predominio
Desconocido
Pruebas para diagnosticar
Las pacientes reportan frecuencia urinaria, urgencia
urinaria e incontinencia.
Dolor suprapúbico (dolor arriba del hueso púbico).
Tratamientos tradicionales utilizados
Antibióticos
Dilatación uretral (insertar un anillo de metal en la uretra
con intención de dilatarla)
Éxito de los tratamientos tradicionales
Los antibióticos tienden a no ser efectivos
La dilatación uretral puede ayudar a algunas mujeres
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Un dolor de cabeza en la pelvis, tanto en hombres como
en mujeres
Cistitis intersticial y síndrome de vejiga dolorosa
(Ver discusión ampliada en el Capítulo 8)
La cistitis intersticial (CI) ha sido un diagnóstico muy controversial. Algunos
doctores incluso creen que no existe un diagnóstico aislado como tal. Otros
doctores están convencidos de la CI como un desorden aparte, causado por la
inflamación de la vejiga.
Los síntomas más comunes de CI incluyen dolor suprapúbico y dolor en el
perineo. Algunas mujeres que padecen este problema a veces reportan la
dispareunia (relaciones sexuales dolorosas) como síntoma. Algunos
alimentos, como la comida picante, el chocolate, el alcohol y la cafeína
tienden a exagerar los síntomas. La frecuencia urinaria y el ardor parecen ser
comunes a todos los casos de CI, así como la incomodidad en la uretra.
Hemos visto pacientes que tienen que orinar con una frecuencia de cuatro
veces en una hora, tanto de noche como de día.
La frecuencia urinaria causa estragos en la vida cotidiana y en la rutina. Los
que la padecen tienen que ir al baño con mucha frecuencia mientras trabajan,
mientras asisten a conferencias o conciertos, durante los servicios religiosos,
o durante otros eventos que requieren la capacidad de retener orina
cómodamente por largos períodos de tiempo. La frecuencia urinaria también
causa serios estragos en los hábitos de dormir de las personas.
Los pacientes con CI suelen referir un historial de infecciones en vías
urinarias. Sin embargo, las causas que ocasionan los síntomas de CI son
diferentes a las que causan las inflamaciones en vías urinarias, las cuales
pueden ser tratadas con antibióticos.
La mayoría de casos de cistitis intersticial ocurren en
mujeres
La cistitis intersticial siempre fue considerada una enfermedad exclusiva de
mujeres. Hoy sabemos que aunque en la mayoría de los casos las mujeres son
las afectadas, también existen hombres que han sido diagnosticados con este
problema. El estimado es que aproximadamente en un millón de personas
afectadas por CI en Estados Unidos, el 88% está constituido por mujeres y el
12% por hombres. De cualquier manera, este número corresponde solamente
al 20% de los casos que han sido diagnosticados.
Los pacientes que sufren de CI tienen otros problemas. Se ha observado que

******ebook converter DEMO Watermarks*******


algunas mujeres que padecen de CI también padecen de fibromialgia y de
vestibulitis vulvar. El CI parece ser más frecuente entre judíos y menos entre
afroamericanos. Puede existir una relación con incomodidad en el intestino, y
en ocasiones es diagnosticada como síndrome de intestino irritable, como en
muchos casos de dolor pélvico que discutimos aquí.
Aunque no existen tratamientos que curen esta condición, sí existen algunos
que pueden reducir los síntomas. Existe un tratamiento sobre el cual no existe
un acuerdo universal y a la vez puede ser considerado un diagnóstico, aunque
en años recientes también se ha cuestionado su exactitud. Nos estamos
refiriendo a la cistoscopía bajo anestesia con hidrodistensión vesical. Esto
significa que el paciente es sometido a anestesia general o local (bloqueo
espinal), y en la vejiga se inserta un tubo con una cámara de video para asistir
y para proveer imágenes de la vejiga después de que esta se llena de agua. Si
el tejido se rompe o sangra después de liberar la presión, es sugerencia de una
inflamación crónica. El procedimiento en ocasiones alivia los síntomas
momentáneamente, una vez que el dolor producido por el tratamiento
desaparece.
Existen pacientes con cistitis intersticial quienes
mejoran sin ningún tratamiento
En un estudio que cuestiona este tratamiento en particular, se demuestra que
mujeres que no tenían síntomas de CI se sometieron al procedimiento de
cistoscopía bajo anestesia con hidrotensión vesical y un número considerable
sufrió sangrado en la vejiga al ser dilatada, al igual que mujeres que padecen
de CI. Estas mujeres sin embargo, reportaron no tener dolor ni síntomas
parecidos a los de CI. Esta observación ha planteado dudas sobre el
diagnóstico de CI. Si existen personas con vejigas sensibles y frágiles que no
se quejan de dolor ni de síntomas, queda la cuestión de si las vejigas sensibles
y frágiles son las que padecen y causan el CI. Existe evidencia de que cerca
de la mitad de los pacientes que padecen de CI presentan una mejora
espontánea sin necesidad de tratamientos. También existe una investigación
realizada en los países escandinavos que revela que la fuente del dolor que
padecen los pacientes con CI no se encuentra en la vejiga, sino en los
músculos de la zona pélvica. Discutiremos el CI más a fondo en el Capítulo
8.
Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes)
Frecuencia urinaria (necesidad de orinar en menos de

******ebook converter DEMO Watermarks*******


dos horas)
Dolor al orinar (así como antes o después de orinar)
Dolor suprapúbico, dolor arriba del hueso púbico,
aparentemente dolor en la vejiga
Algunos pacientes reportan sensibilidad ante la dieta
(comida picante, café, alcohol y chocolate), mientras
que otros no
Las paredes de la vejiga debilitadas (esto se ve en la
cistoscopía bajo anestesia)
Dolor en el perineo (dolor entre el escroto y el recto en
hombres, entre la vagina y el recto en mujeres) y dolor
en el pene en los hombres
Dolor durante y después del coito en las mujeres
Factores detonantes o asociados (pueden ser uno o ambos)
Infección aguda de la vejiga
Usualmente los factores parecen ser desconocidos
Predominio
Aproximadamente 1 000 000 de personas en Estados
Unidos lo padecen (90% mujeres, 10% hombres)
Historial para realizar el diagnóstico
Los pacientes reportan frecuencia urinaria (la necesidad
de ir al baño más de una vez por hora o cada 2 horas)
Los pacientes reportan urgencia urinaria (la sensación
subjetiva de querer orinar)
Los pacientes reportan un incremento en los síntomas al
ingerir comida picante, alcohol, chocolate y cafeína
La vejiga presenta úlceras, tejido mucoso y micro
hemorragias en varios sitios
Hipersensibilidad en la vejiga al administrar una
solución de potasio
Tratamientos tradicionales utilizados
Elmiron® (una medicina parcialmente secretada en la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
orina para ayudar a recubrir la superficie de la vejiga)
Elavil® (un antidepresivo para suprimir el dolor causado
por la fibra)
Antihistamínicos para combatir los mastocitos que
secretan histaminas
Instalaciones en la vejiga que infunden medicamentos
como DMSO (solvente derivado de la madera)
directamente en la vejiga –puede ser acompañado de
cortisona y heparina
Bombear agua en la vejiga para estirarla
Modificar la dieta para evitar alimentos que incrementen
los síntomas
Éxito de los tratamientos tradicionales
La mayoría de los tratamientos ayudan a algunas
personas por un tiempo
Métodos de auto-ayuda como modificar la dieta y dejar
de fumar reducen los síntomas
No existe un tratamiento que cure completamente
Síndrome y espasmos del elevador del ano
En los años 50 el síndrome del elevador del ano era utilizado para describir
un desorden que involucraba un alto grado de dolor en el área rectal. Tanto
hombres como mujeres pueden sufrirlo de manera intermitente o constante.
Cuando los afectados sufren de dolor constante, el estar sentado puede
empeorar el dolor. Para aquellos con dolor intermitente, el dolor puede
desencadenarse al estar sentado, de pie o recostado. Algunos pacientes
también se quejan de estreñimiento. Se estima que la mayoría de estos
pacientes son mujeres y que dicha condición parece afectar a personas
alrededor de los 40 años de edad.
Cuando se realiza un examen rectal, se produce una reacción de dolor al
presionar un área pequeña del músculo elevador. Cuando el especialista
mueve su dedo a lo largo del músculo, este se siente tenso. En ocasiones,
aunque no siempre, el músculo se presenta blando de uno de los lados.
El síndrome del musculo Levator Ani es una causa
muscular del dolor anorectal, sin embargo, este
******ebook converter DEMO Watermarks*******
síndrome también puede afectar otros musculos del
pelvis
El síndrome del elevador del ano raramente es asociado con síntomas
urinarios o eyaculatorios. Los proctólogos (doctores que se especializan en
desórdenes del colon y el recto) son quienes comúnmente tratan a personas
con este síndrome; gastroenterólogos, urólogos y terapeutas también ven a
este tipo de pacientes.
Recientemente un grupo de médicos diagnosticó el síndrome del elevador del
ano como un síndrome de compresión del nervio pudendo. Este punto de
vista causó controversia, pues teorizó que la fuente del dolor rectal deriva de
la compresión de dicho nervio. Los médicos proponen el bloqueo de nervios
y cirugías que aparentemente descomprimen el nervio pudendo. Los
resultados de estos tratamientos han sido muy variados. Existe poca literatura
acerca de la eficacia de dichos métodos, y quizás más importante, hay todavía
menos literatura acerca de los riesgos que representa este tipo de cirugía.
Estos riesgos incluyen la desestabilización de la pelvis como resultado de
haber cortado los ligamentos sacrotuberosos y sacroespinales, así como otros
síntomas variados que nos han reportado algunos pacientes, los cuales no
estaban presentes antes de someterse a esta cirugía.
Es común que los pacientes que padecen síndrome del elevador del ano
consulten a muchos médicos y viajen grandes distancias en busca de alivio.
Diferentes tratamientos han sido utilizados para tratar de resolver este
problema. Algunos doctores han atribuido esta condición a la mala postura y
han enseñado al paciente a sentarse en una forma que presente menos estrés
para el cuerpo, aunque la mala postura como causa del síndrome del elevador
del ano continúa siendo una especulación. A mitad de los años 30, una serie
de estudios reportó éxito para curar el síndrome a base de masajear
manualmente el músculo elevador. Más tarde, en los años 50 y 60, otros
estudios también reportaron éxito al utilizar esta terapia.
La estimulación eléctrica (insertar una sonda de acero en el recto y estimular
los músculos rectales a través de electricidad) ha sido usada por muchos
médicos, con resultados variados.
El biofeedback, que consiste en insertar una sonda en el recto y conectarla a
una máquina que administra al paciente ligeros grados de tensión en los
músculos externos del esfínter anal, también es un recurso utilizado con
resultados muy diversos.
Síntomas (pueden ser intermitentes o constantes)
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Dolor rectal intermitente o constante
Ausencia de evidencia física anormal
Factores detonantes o asociados (puede incluir uno o más de los siguientes)
Estreñimiento en algunos casos
Tensión muy elevada en la abertura del ano
Poca fuerza en los músculos externos del ano
Predominio (número de personas)
En su mayoría son mujeres
El número absoluto es desconocido
Pruebas para diagnosticar
Los pacientes reportan dolor rectal
El dolor se produce cuando se presiona el músculo
elevador del ano en el recto
Ausencia de síntomas urinarios
Ausencia de incomodidad eyaculatoria o post
eyaculatoria
Tratamientos tradicionales utilizados
Dar tranquilidad al paciente y dejar en claro que no ha
sido detectada ninguna enfermedad que ponga en
peligro su vida
En ocasiones se utiliza la estimulación eléctrica
A veces se usa el ultrasonido
Ocasionalmente se usa el biofeedback
Baños calientes
Tranquilizantes y relajantes musculares
Medicamentos anti-inflamatorios
Éxito de los tratamientos tradicionales
Tranquilizar al paciente de que ninguna enfermedad que
ponga en peligro su vida se ha detectado; esto constituye
un alivio, pero no sanará al paciente
La estimulación eléctrica tiene varios grados de utilidad
El ultrasonido es usado en ocasiones con resultados
******ebook converter DEMO Watermarks*******
varios
El biofeedback es usado en ocasiones con resultados
varios
Los baños calientes a menudo reducen temporalmente
los síntomas
Los tranquilizantes y relajantes musculares como
Valium® han reportado reducir temporalmente los
síntomas
Los medicamentos anti-inflamatorios tienen resultados
poco certeros
Proctalgia fugax
Existen individuos que sufren de dolor muy severo en áreas localizadas del
recto; estos episodios pueden durar desde segundos hasta 10-20 minutos, e
incluso más. Este dolor o espasmo es conocido como proctalgia fugax. Los
episodios de proctalgia fugax generalmente ocurren en la noche y nuestra
teoría dice que están relacionados a sueños con un alto nivel de estrés en los
que los músculos pélvicos, que ya están apretados, se contraen aún más, en
respuesta al sueño. En ocasiones, este dolor acompaña a orgasmos y al placer
asociado a ellos, y pueden generar estos episodios de intenso dolor cuando
ocurren en un suelo pélvico muy contraído. Algunos pacientes se asustan
mucho con estos episodios y viven temiendo que vuelvan a suceder. Creemos
que la ansiedad exagera el dolor durante dichos episodios.
Esta condición es inofensiva aunque dolorosa, incluso se han reportado
pacientes que casi se desmayan a causa del dolor. En la mayoría de los casos,
cuando se administra el medicamento el episodio ha terminado, pues los
espasmos son de corta duración.
Consideramos que esta condición hace que la tensión crónica en la pelvis
cree una situación de tensión derivada de la ansiedad y otros factores, y actúa
como un detonante que hace que los músculos del esfínter anal, del recto y de
la zona pélvica entren en espasmo. Debido a la naturaleza benigna y de corta
duración del problema, muchos pacientes no buscan ayuda de un especialista
para resolverla. El saber que la condición es inofensiva hace que no entren en
pánico y esto ayuda a reducir el dolor. Baños tibios o masajes suaves
utilizando un dedo lubricado y con guante en el canal anal ayuda en
ocasiones, aunque este tipo de intervenciones debe ser instruida por un

******ebook converter DEMO Watermarks*******


profesional. Cuando se vuelve demasiado molesto y el paciente está
suficientemente motivado, nuestro protocolo puede ayudar a reducir la
frecuencia e intensidad de los episodios, mediante la rehabilitación de una
pelvis crónicamente contraída.
Los supuestos que fundamentan el entendimiento médico convencional
Como se ha discutido, uno de los factores más importantes del tratamiento de
cualquier condición es entender lo que es, en primer lugar. En el siguiente
capítulo presentamos ideas convencionales existentes acerca de los síndromes
de dolor pélvico crónico, a la vez que dejamos en claro los supuestos sobre
los que están fundamentados.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


2
LOS VIEJOS MODELOS Y
TRATAMIENTOS
No es una buena idea hacer una cirugía a corazón abierto si
el problema es acidez gástrica.
Anónimo
La respuesta a un problema no resuelto rara vez se encuentra
en el lugar diseñado para estudiarlo.
Martin Schwartz, Ph.D.
La forma en que se ve un problema es la clave para resolverlo
En el siglo XIX, Ignaz Semmelweiss, un médico húngaro, creyó haber
resuelto la causa de lo que en su momento se llamó fiebre puerperal, una
horrible enfermedad que segó la vida de muchas mujeres jóvenes
embarazadas y de los hijos que llevaban en su vientre. Mientras que este
flagelo ha sido conocido a través de la historia de la medicina, su ocurrencia
era poco frecuente. Esta enfermedad, normalmente rara, alcanzó proporciones
epidémicas en los hospitales europeos durante los siglos XVII, XVIII y XIX.
De hecho, la “fiebre”, que era una infección por estreptococos, hoy se
consideraría como la consecuencia de una desmesurada mala higiene. Esto
ocurrió casi exclusivamente en los abarrotados hospitales de las áreas urbanas
europeas.
Los médicos en los grandes hospitales de Francia, Inglaterra e Irlanda no
podían imaginar el por qué tantas mujeres morían de fiebre puerperal. En ese
tiempo se volvieron populares una gran cantidad de teorías que explicaban la
fiebre. Estas incluían las creencias de que provenía de una descarga del útero
por la acumulación de leche en el interior del cuerpo de la madre, por crisis
hepáticas o gástricas, por emociones como miedo o vergüenza, por un
incremento en la fibrina en el torrente sanguíneo de la madre y por influencia
del clima. Considerando lo que ahora sabemos acerca de higiene e
infecciones, estas ideas parecen absurdas, pero eran parte de la ciencia de ese
tiempo que explicaba las muertes por fiebre puerperal.
Hubo gran oposición a la propuesta del Dr.
Semmelweiss cuando él sugirió que los médicos
deberían lavarse los manos antes de asistir un parto
Semmelweiss investigó cuidadosamente la enfermedad. Varias pistas lo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
llevaron a pensar en la fiebre como una infección causada por la mala
higiene. Se dió cuenta de que las mujeres que daban a luz fuera de los
hospitales, porque tenían hijos ilegítimos, raramente contraían la fiebre. Y
concluyó que el problema se encontraba en el interior de los propios
hospitales.
En segundo lugar, Semmelweiss desubrió que un amigo cercano, cuyo
trabajo consistía en hacer disección de cadáveres durante las clases de
anatomía, contrajo la enfermedad y murió después de haberse cortado con un
cuchillo que utilizó para hacer la disección de un cadáver. Sus síntomas
parecían idénticos a los de las mujeres que morían de fiebre puerperal. Con
estas y otras evidencias, Semmelweiss concluyó que algunas partículas, no
lavadas correctamente y provenientes de la disección de cadáveres y de
cirugías en pacientes infectados, estaban entrando en los cuerpos de las
mujeres embarazadas.
Con este conocimiento, Semmelweiss desarrolló un protocolo para los
médicos y otros trabajadores de la salud. Este consistía en hacer lo más
limpio posible el ambiente para la mujer en trabajo de parto. Esto incluía
siempre el lavado de manos con una mezcla de jugo de limón y cloro, como
antiséptico.
Mientras que para nosotros es difícil entender cómo la gente podría objetar
ante tal protocolo, que insistía en la limpieza y el lavado frecuente de las
manos, dentro y en los alrededores de los hospitales, Semmelweiss se
enfrentó de hecho, a una gran oposición. Hubo terribles ataques a sus
propuestas, lo cual trajo mucho sufrimiento a su vida. Entre sus detractores
estaba su jefe inmediato y supervisor, un tal Dr. Klein, quien lo bloqueaba y
obstaculizaba todo el tiempo. Klein no era el único. Semmelweiss tenía que
luchar contra muchos oponentes, aunque la eficacia de sus propuestas parecía
indisputable.
Conforme examinamos ahora la situación del Dr. Semmelweiss, pareciera
que su supervisor, el Dr. Klein, pudiera haberse sentido amenazado por la
vigorosa campaña de Semmelweiss para reformar los hábitos de higiene en el
hospital. Klein pudiera haber sentido que Semmelweiss estaba culpándolo
por las muertes de las mujeres que contrajeron la fiebre puerperal.
En la medicina puede haber oposición a las ideas
nuevas por las personas con fundamento en
conocimientos viejos
En su biografía de Semmelweiss, Frank Slaughter observa que “cuando una
******ebook converter DEMO Watermarks*******
idea nueva es presentada, usualmente se enfrenta con rechazo y repudio por
las fuerzas de la medicina que están comprometidas con mantener los viejos
hábitos”. Solo después de que pasa algún tiempo y se prueba la eficacia de la
nueva idea, es que esta es aceptada.
El conocimiento médico y los tratamientos siempre están en progreso
constante. El mundo de la investigación y el tratamiento del dolor pélvico no
es diferente. Algunos practicantes de la medicina están comprometidos con
cierta forma de ver este problema y se resisten a cualquier cambio,
especialmente si la nueva metodología está fuera de sus habilidades y/o no
los beneficia económicamente.
Si nos mantenemos suficiente tiempo inmersos en agua caliente, nos
olvidamos de que estamos calientes y mojados
Como lo vemos en el caso de Semmelweiss, es difícil desprenderse de las
viejas suposiciones. Con frecuencia, las personas ni siquiera están
conscientes de ellas. Cuando se colocan ranas dentro de agua tibia y la
temperatura se incrementa gradualmente, hasta llegar al punto de ebullición,
las ranas permanecen dentro del agua, hasta hervirse y morir. Por otro lado,
cuando una rana se coloca directamente en agua caliente, esta brinca
inmediatamente hacia afuera. La mayoría de nosotros nos mantenemos
“nadando” dentro de los viejos hábitos y ni siquiera nos damos cuenta de que
estamos mojados.
Nuestra forma de pensar define un problema y dicta el tipo de posibles
soluciones. Por ejemplo, en la Edad Media, el concepto de enfermedad era
que la causa de esta era un desbalance de cuatro diferentes humores del
mundo físico. Consecuentemente, tenía sentido que se trataran las
enfermedades mediante sangrías, purificación, vómitos, etcétera, ya que se
creía que dichos procedimientos purgaban y balanceaban el sistema.
Gradualmente, con el paso del tiempo, fuimos descubriendo que este tipo de
pensamiento no se basaba en hechos reales y que además limitaba
severamente la efectividad para tratar las enfermedades. Nuestros conceptos
acerca de las enfermedades y la medicina han evolucionado, dando como
resultado enfoques nuevos y más eficaces.
Lo que uno cree acerca de su historia del dolor
pélvico, puede determinar la forma en que sea tratado.
Cambiar nuestras ideas acerca de las enfermedades altera la forma en que las
tratamos. En un nivel individual, tus nociones acerca de lo que está mal en ti,
determina lo que harás para ayudarte. En los tiempos modernos hemos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
descartado la idea de que los humores son la causa de las enfermedades.
Nadie considera hoy que una sangría o una purificación pueden mejorar
nuestra salud. Sin embargo, es igualmente importante ser claros acerca de los
pensamientos y las suposiciones que sostenemos sobre el dolor pélvico y que
constituyen la base de nuestro tratamiento.
¿Logran las viejas formas de pensar motivar al paciente, o estimulan el
miedo y la impotencia?
Hace cincuenta años, dos gastroenterólogos que hacían investigación en un
centro médico cerca de Nueva York, hicieron un experimento para demostrar
el efecto de nuestra propia forma de ver una condición de nuestro cuerpo
sobre la condición misma. Estos investigadores realizaron exámenes rectales
en sujetos masculinos. Mientras observaba el recto del sujeto, uno de los dos
doctores decía sutilmente al otro, de forma que el sujeto pudiera oírlo, que
algo parecía estar canceroso dentro del recto. El otro doctor se mostraba de
acuerdo y entonces observaban qué pasaba dentro del colon del sujeto. Los
investigadores reportaron que, comúnmente, el colon del sujeto entraría de
inmediato en un espasmo. Tan pronto los doctores le aseguraban al sujeto que
estaba sano y que no tenía cáncer, el espasmo del colon desaparecía de
inmediato. Este experimento ilustra cómo una idea catastrófica sobre la salud
propia puede tener un efecto físico profundo e inmediato.
El temor puede empeorar los síntomas, mientras que
la esperanza y consuelo los puede mejorar
Los pensamientos negativos y catastróficos incrementan notablemente la
incomodidad de los pacientes diagnosticados con dolor pélvico. Muchos de
los hombres que vemos con prostatitis están, en cierto nivel, preocupados
sobre si tienen cáncer o alguna otra enfermedad que ponga en peligro su vida.
No es raro ver que los pacientes con dolor pélvico caminen por la vida
durante años con pensamientos catastróficos relacionados con su dolor y,
como discutiremos más adelante, con esto solo exacerban su dolor y
empobrecen su calidad de vida. La seguridad de que lo que tienen no pone en
peligro su vida puede incluso aliviar sus síntomas en el corto plazo.
El poder de la confianza, la tranquilidad y el efecto placebo
Normalmente se piensa en un placebo, u objeto de alivio, como una pastilla
de azúcar. Esencialmente, es una sustancia sin ningún ingrediente activo
desde el punto de vista médico. Se piensa que el poder de los placebos
proviene de la creencia del paciente en que la pastilla le ayudará. En esta
creencia de que la sustancia corregirá todo está la clave del poder del placebo.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Sin embargo, la mayor parte de las veces se administra placebo como
medicamento durante pruebas controladas y al azar, y el participar en dichas
pruebas aumenta tremendamente el “efecto placebo”, una forma de
comportamiento condicionado.
Cuando se habla del efecto placebo, se refiere al efecto de sentirse con la
certeza completa de que “vas a estar bien, todo está bien, esto resolverá el
problema, no te preocupes de nada, fuerzas superiores a ti te aman y se
asegurarán de que estés bien y feliz”. Efecto placebo = Efecto todo-va-a-
estar-bien. El efecto placebo es el gran antídoto para la ansiedad y el miedo.
El placebo, con respecto a nuestra propia condición, nos regresa a un estado
de despreocupación, de la misma manera que los niños son despreocupados.
Ninguna droga contra la ansiedad puede igualar el poder del efecto placebo.
El hecho de que el placebo llega a mejorar síntomas
de dolor pelviana muscular, corrobora la observación
de que el estrés y otros factores mentales tienen una
influencia significativa en esta condición
Algunos han sugerido que el efecto placebo es la forma más elevada de la
curación cuerpo-mente. De hecho, si combinamos el efecto placebo con otros
métodos efectivos de curación, podemos mejorar dichos métodos. El poder
del placebo comprueba el poder del pensamiento, este confirma que uno está
seguro y que todo va a estar bien. El poder del placebo atestigua de manera
indirecta el poder que tiene el miedo para perturbar ambos, la mente y el
cuerpo, porque el placebo actúa simplemente eliminando el miedo y las
dudas.
La comunicación de este tipo de pensamientos también parece ser el
ingrediente principal del poder de un buen médico de cabecera, aparte del
buen trato. Ante la presencia de dicho doctor, la ansiedad del paciente se
diluye con la idea de que todo va a volver a estar bien. Esto no es diferente de
la confianza de un niño en que sus amados padres cuidarán de él. Si usted
está experimentando dolor pélvico o molestias y la ansiedad y las
contracciones que usualmente vienen asociados con esto, imagine que
alguien le diga: “Nos haremos cargo de esto. Quedarás completamente sano y
normal nuevamente”. Imagine qué efecto podría tener esto sobre sus
síntomas. Muchas personas que sufren de dolor pélvico experimentan una
reducción y en ocasiones hasta desaparición de los síntomas a corto plazo,
como resultado de haber intentado algo nuevo al pensar que eso podría

******ebook converter DEMO Watermarks*******


ayudarlos. Este es el efecto placebo.
Muchos investigadores de este campo están de acuerdo en que existe un
efecto placebo sustancial en cualquier tratamiento para el dolor pélvico
crónico. Por ejemplo, los antibióticos se han convertido en una de las bases
confiables de los tratamientos médicos contemporáneos, todos sentimos un
profundo respeto por los antibióticos y su poder. Nosotros creemos, sin
embargo, que el alivio obtenido a corto plazo por personas con una condición
médica no asociada con bacterias, que toman antibióticos, se debe
principalmente a la confianza de las personas y, en el caso del dolor pélvico,
es el resultado del efecto placebo. En la segunda reimpresión de nuestro libro
reportamos un estudio publicado que validaba científicamente nuestra
posición sostenida por largo tiempo. Ciprofloxina®, uno de los antibióticos
más poderosos, en los casos de prostatitis no bacteriana a largo plazo ha
probado ser tan efectiva como un placebo.
En los casos en donde antibióticos ayudan a los
hombres con prostatitis abacteriana, es muy probable
que los antibióticos están funcionando como un
placebo fuerte.
El poder del placebo no es pequeño, un ejemplo dramático lo tenemos en un
hombre que sufrió de dolor pélvico por diez años. El hombre reportó haber
entrado al consultorio del médico con gran dolor. El doctor, a quien el
paciente describe como amable y confiable, palpó la próstata del paciente y le
dijo: “Su próstata es completamente normal. Nuestras pruebas no revelan
evidencia de algo malo. Usted está completamente sano. Vaya con su esposa,
y disfrute una noche en la ciudad y celebren su buena fortuna”. El hombre
reportó que salió del consultorio sin dolor. Es más, se mantuvo sin dolor
durante meses, aunque el dolor gradualmente regresó. No hay ninguna
medicina conocida que alivie el dolor pélvico durante meses; este ejemplo
ilustra que el efecto placebo y la confianza en que todo estará bien, tienen la
habilidad, a corto plazo, de deshacer el nudo de tensión crónica y la ansiedad
que presiona las paredes que contienen la pelvis.
La liberación de la tensión y la ansiedad, alcanzada por medio del efecto
placebo es análoga a la liberación en la que se enfoca nuestro tratamiento.
Sin embargo, los placebos solo funcionan mientras la persona, ya sea
consciente o inconscientemente, crea que el problema se ha solucionado. La
diferencia entre el efecto placebo y nuestro tratamiento es crítica. Como

******ebook converter DEMO Watermarks*******


discutiremos más adelante, nosotros ayudamos a nuestros pacientes a
restaurar su “habilidad” de relajar voluntariamente la pelvis. Esto incluye en
lo principal el componente de la terapia física auto-administrada de nuestro
protocolo, así como los componentes de relajamiento y terapia cognoscitiva,
todo ello enfocado a ayudar al paciente a reducir la ansiedad y los
pensamientos asociados con la tensión pélvica crónica.
Entre los factores mas importantes de su recuperación,
tiene que reducir la ansiedad, la desesperanza y la
excitación nerviosa
En nuestra cultura, se cree que el médico entiende la verdadera realidad del
estado físico y mental del paciente. Típicamente, los pacientes con dolor
pélvico adoptan el punto de vista del médico acerca de su condición y
adoptan las implicaciones del diagnóstico también. El diagnóstico del médico
puede incrementar el miedo y los presentimientos que el paciente ya trae
consigo. Por ejemplo, una sugerencia del doctor de que la prostatitis pudiera
ser un desorden autoinmune, sugerencia que es simplemente una teoría con
pocos datos para respaldarla, fácilmente puede atemorizar a un paciente que
ya de por sí esta confundido. Muchos médicos pierden de vista qué tanto de
sus ideas son transmitidas a los pacientes. Un comentario casual que el
médico haga a un paciente puede atemorizarlo o aliviarlo durante años.
Un psiquiatra de Stanford descubrió que la mujeres con cáncer de pecho que
participan en grupos de ayuda viven significativamente más tiempo que
aquellas que no lo hacen. Esta fue una información alarmante y demostró el
profundo impacto positivo que los factores sociales y/o psicológicos tienen,
por un lado para crear enfermedades, y por otro para extender la vida y el
bienestar.
La forma en la que nombras tu problema puede herirte o ayudarte
Si el pensamiento positivo de saber que hay un lugar para compartir tus
sentimientos más profundos puede mejorar tanto la longitud como la calidad
de tu vida, como fue el caso del estudio de Stanford, de la misma manera los
sentimientos negativos nos hieren. Un buen número de investigadores ha
encontrado que el mero diagnóstico de cáncer traumatiza a las personas.
Varios estudios han demostrado que algunas personas que han sido
diagnosticadas con cáncer, muestran signos de desórdenes por estrés post
traumático. Estos signos no se derivan del cáncer como tal, sino del terror que
despierta el diagnóstico.
No es difícil entender por qué el diagnóstico de cáncer es un evento
******ebook converter DEMO Watermarks*******
traumático. Imagina lo que significaría para tu vida si un médico te dijera que
tienes cáncer. Tu vida invariablemente cambiaría conforme el golpe del
diagnóstico se asimila. Aunque esto fuera falso y el médico hubiera cometido
un error en su diagnóstico, el solo hecho te sacudiría hasta el fondo. “La
forma en que nombras tu problema puede claramente herirte o ayudarte”.
A veces el diagnostico es mas traumatico que la
condición en si
Antes de ver a nuestros pacientes, les pedimos que llenen un formulario en el
cual ellos califican sus niveles de dolor y de disfunción urinaria. En el
pasado, a estas hojas las llamábamos “Calificación de los síntomas de dolor
pélvico crónico”, su propósito era conocer la experiencia del paciente sobre
su propia condición. Cuando desarrollamos el cuestionario, no pusimos
atención al posible efecto que el título tendría sobre el paciente. A la luz de
nuestra discusión, vimos que los pacientes tenían que enfrentarse al término
“dolor pélvico crónico” y ellos mismos, cada vez que venían a la clínica, se
identificaban como enfermos crónicos.
El término crónico significa constante y continuo, e implica que la condición
no desaparecerá. Nos dimos cuenta de que el solo título del cuestionario
podría estar enviando un mensaje a nuestros pacientes de que su condición
nunca mejoraría. Aunque el dolor y la incomodidad de nuestros pacientes,
pudieran haber sido crónicos en el pasado, no podemos decir con certeza que
su dolor, disfunción e incomodidad no desaparecerán en el futuro.
Cambiamos por tanto el nombre del cuestionario a “Calificación de los
síntomas de dolor pélvico”.
Un diagnosis debería implicar un prognosis.
Descubrimos que “un diagnóstico casi siempre implica un pronóstico”. ¿Por
qué motivo un médico cuidadoso querría usar un diagnóstico que sentenciaría
a una persona a un futuro deprimente, cuando no tenemos ninguna certeza de
que habrá un resultado negativo como tal? Nuestro título, Un dolor de cabeza
en la pelvis, refleja nuestro interés compasivo para discutir condiciones
difíciles de una forma creíble y sin condenar a las personas a estos tristes
resultados. De hecho, el título refleja nuestro optimismo sobre la posibilidad
de una solución exitosa del problema.
Limitaciones del modelo viejo
Cuando ves tu cuerpo como una máquina
Cuando vamos a un médico, con frecuencia la enfermera nos coloca en un

******ebook converter DEMO Watermarks*******


cuarto pequeño, sin ventanas, donde esperamos sobre una mesa de
exploración o sentados en una silla. Nos ocupamos, con frecuencia nerviosos,
leyendo alguna revista hasta que escuchamos que se abre la puerta y entra el
doctor. Habla con nosotros por unos minutos, probablemente examina
nuestro cuerpo, y entonces nos da un trozo de papel que llevamos a la
farmacia. Cuando todo sale bien, y después de tomar algunas píldoras, el
problema normalmente se resuelve.
Damos por hecho que el médico normalmente no habla con nosotros sobre
nuestros pensamientos, sentimientos, situaciones hogareñas, vida sexual,
prácticas espirituales, etcétera. Asumimos como normal el que el médico solo
se interese en el problema específico que nos llevó al consultorio, es decir un
problema con nuestro cuerpo. Además, damos por sentado que el tiempo que
pasaremos con el doctor será probablemente solo unos minutos.
Sabemos que la medicina moderna típicamente ve al cuerpo como una
máquina. Sin embargo, las implicaciones de este enfoque son profundas y de
gran alcance. Si el cuerpo es una máquina, esto lo convierte en una cosa, un
objeto, un pedazo de carne. El cuerpo, de una forma profunda, no se
considera como algo consciente, que tenga inteligencia o que sea algo a lo
que uno debiera escuchar cuidadosamente.
En muchos casos, el dolor pelviano crónico puede
tener remedio y no tiene que permanecer como
condición crónica
Cuando el cuerpo es visto como una máquina, uno busca la parte defectuosa
para arreglarla. Una ilustración de esto es el tratamiento de la vestibulitis
vulvar. Los médicos observan un enrojecimiento en el fondo de la vagina,
que la mujer reporta como un punto sensible. Para algunos médicos, la
solución a este problema ha sido la remoción quirúrgica del tejido enrojecido
e irritado. En nuestra experiencia, los resultados obtenidos han sido
mayormente inefectivos.
En nuestra práctica, hemos visto pacientes cuyas próstatas han sido
removidas, cuyos músculos pélvicos han sido severamente mutilados, cuyas
vejigas han sido extirpadas, cuyos testículos han sido retirados, cuyos nervios
pélvicos han sido disectados y cuyos ligamentos estabilizadores de la pelvis
han sido cortados; todo esto con el objetivo de retirar la parte del
cuerpo/máquina que se piensa que es la causa del problema. Los pacientes
que se han visto sometidos a dichos tratamientos, en la mayoría de los casos,
no se sintieron aliviados después de dichas intervenciones y con frecuencia
******ebook converter DEMO Watermarks*******
han tenido mayores sufrimientos, no solo por el problema original, sino como
consecuencia de las intervenciones quirúrgicas.
El resto de la persona, incluida su forma de pensar, su estado emocional, su
forma de vida, sus valores, y más importante, lo que causa miedo y ansiedad
–los cuales no son medibles– tienden a ser solo de menor importancia en el
consultorio médico. Cuando el médico examina al paciente y no puede
encontrar la parte del cuerpo que pudiera ser la causa del problema, con
frecuencia concluye que el problema es mental. Para los pacientes que hemos
atendido, este tipo de diagnóstico ha sido invalidante y una fuente de
depresión, y los tratamientos a los que han sido sometidos para tratar su
problema “mental”, normalmente han fallado en resolver el problema.
Al tratar su piso pélvico adolorido desde esta perspectiva del cuerpo-como-
una-máquina, es como si el médico le dijera al piso pélvico: “Tú debes estar
invadido por bacterias, o estás inflamado por alguna razón. Voy a usar
algunas drogas o a hacer una cirugía para eliminar dichas bacterias o la
inflamación. Tu dolor es algo que no debe estar allí. No es informativo. El
dolor no debe considerarse ni debemos escucharlo, solo debe ser eliminado.
No nos está diciendo nada. Tu dolor y disfunción no tienen relación alguna
con lo que tu dueño está sintiendo, con su trabajo, con sus relaciones, o con
su forma de vivir la vida y yo no tengo ni el tiempo ni el interés para
investigar cómo tú, dolor, estarías conectado con el esquema completo de
vida de tu dueño. Considerar el esquema completo de la vida de tu dueño y
cómo esto podría ayudarte, es para mí una idea totalmente extraña.
Simplemente estoy interesado en silenciarte. Si lo hago, estaré siendo exitoso
en mi labor”.
Muchos de nuestros pacientes nos han dicho que el
peor dia de sus vidas fue cuando un medico les dijo
que tendrían que aprender a lidiar con su condición o
hacerse una consulta con un psiquiatra.
Cuando el médico trae este punto de vista ante el sufrimiento de alguien con
el síndrome de dolor pélvico crónico, el paciente a menudo adopta la
siguiente posición acerca de su piso pélvico:
“Siento tu incomodidad, ardor, dolor, tensión, aspereza y, debido a eso, siento
temor. El doctor quiere eliminarte, pero no puede. Parece que él no sabe cuál
es el problema. Cualquier cosa que hago, no logra eliminarte. Debes de
significar cosas terribles. Debes significar que nunca podré tener salud,

******ebook converter DEMO Watermarks*******


felicidad, alegría, amor, relaciones, paternidad, ni desarrollo completo en mi
vida. Tú no deberías estar allí. Eres un error o un defecto dentro de mí. No
tienes nada bueno que decirme. Tú eres algo malo. Siempre que te siento, me
siento temeroso y desanimado. Quiero alejarme de ti, lo más pronto posible.
Te odio y quiero eliminarte”.
Tu cuerpo quiere sanarse
El viejo modelo médico ve al cuerpo como un conjunto de partes medulares
que pueden reemplazarse o bien repararse cuando están defectuosas. Este
modelo modular parece ignorar la noción de que el cuerpo tiene conciencia e
inteligencia y que puede sanarse así mismo.
El Dr. Dean Ornish inició un tipo de tratamiento que deriva de entender al
cuerpo de una forma dinámica y funcional. Ofreció tratamientos a pacientes
con enfermedades cardíacas, en los cuales los hacía seguir dietas bajas en
grasa, les enseñaba yoga, y les brindaba gran apoyo. Descubrió que siguiendo
este régimen multifacético se revertía el bloqueo de sus arterias.
Una pelvis adolorida no quiere estar incomoda, sin
embargo no tiene el lenguaje para explicarte lo que
necesita para salir del dolor
El Dr. Ornish demostró la verdad de que bajo las condiciones adecuadas, el
cuerpo tiene la capacidad intrínseca de regenerarse y sanarse a sí mismo.
Por intrínseco queremos decir que esta habilidad de regeneración y auto
sanación es parte de la misma naturaleza del cuerpo. En el proceso de
sanación, el desafío es aprender la forma de proporcionar al cuerpo el mejor
ambiente para que esto pueda ocurrir.
En ninguna parte es más visible la naturaleza dinámica e inteligente del
cuerpo que en los efectos del ejercicio. Siéntate en una silla sin moverte por
tres o cuatro semanas y tus músculos se atrofiarán. Tu músculo cardíaco
reducirá su tamaño debido a que se ha reducido la necesidad de bombear
sangre. Aquellos que han estado en cama por períodos largos de tiempo,
conocen perfectamente los efectos de la falta de ejercicio sobre la fuerza, el
tono muscular y el bienestar general.
Todos hemos observado que cuando nos cortamos, limpiamos la herida y
ponemos un vendaje sobre esta, ocurre un milagro. En un período de algunos
días, la cortada sana. La mayoría de nosotros damos por hecho este milagro y
simplemente esperamos que la impresionante inteligencia del cuerpo haga su
propia auto sanación. Si un auto que ha sido dañado en un accidente, pudiera
gradualmente arreglar por sí mismo las abolladuras o raspones, quedaríamos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
atónitos y nos referiríamos a esto como un milagro.
La recuperación de la pelvis requiere la comprensión
y cooperación para proveer lo necesario para su
curación
Sabemos que la cortadura no necesita de nuestro esfuerzo consciente o
instrucciones para sanarse. La curación es intrínseca, natural, y está dentro la
misma naturaleza del tejido. Sin embargo, hay una condición necesaria para
que la sanación se lleve a cabo. Uno debe proporcionar a la herida las
condiciones adecuadas bajo las cuales pueda sanar. Si dejas que la suciedad
y las bacterias entren en la herida, esta no sanará. La clave está en entender
cuáles son los requisitos para la curación, y proporcionarlos. Esto es obvio
para algunas condiciones y no tanto para otras. En el pasado, cuando los seres
humanos no entendían que los microbios que eran invisibles para el ojo
humano podían entra en una herida e infectarla, con frecuencia no se
proporcionaban las condiciones necesarias para su curación.
Curación o sanación es una palabra que se usa muy poco en la discusión o
tratamiento de los síndromes de dolor pélvico crónico. La palabra “sanar” en
inglés es heal, y proviene del inglés antiguo healen que significa “completar
y hacer que algo esté bien”. Al tiempo de la segunda reimpresión de este
libro, en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, en más de
5,000 reportes de estudios médicos sobre síndromes de dolor pélvico crónico,
que se discuten en este libro, la palabra sanación aparece solamente en 11
ocasiones. El pensamiento actual de los investigadores no parece enfocarse
en hacer que la pelvis esté completa, bien y sana. En nuestro libro,
proponemos que para tratar el dolor y las disfunciones pélvicas uno debe
entender que la pelvis necesita convertirse en completa, buena y sana.
Estamos proponiendo que la clave para la curación en general, y en
particular la resolución de ciertos tipos de dolor pélvico y disfunciones,
involucra el aprender habilidades que liberen las fuerzas sanadoras del
propio cuerpo.
Por lo general, el tratamiento de dolor pelvico requiere
la reducción de la contracción muscular del pelvis
junto con disminuir la excitación nerviosas lo cual
alimenta la contracción dañina
Aprecia la inteligencia de tu cuerpo: considera tus síntomas la manera en
que tu cuerpo está tratando de decirte algo en forma de dolor y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
disfunción
Cuando aprecias la inteligencia de tu cuerpo y ves tus síntomas como una
forma en que tu cuerpo está tratando de hablarte, asumes un punto de vista
diferente del que resulta del modelo médico convencional. Desde este punto
de vista, es como si le dijeras a tu piso pélvico: “Siento tu ardor, dolor,
tensión, aspereza, y así como yo no me siento bien, sé que tú tampoco te
sientes bien. Sé que quieres sentirte mejor y estar sin dolor. Sé que tú eres
más feliz cuando funcionas adecuadamente. Yo sé que no te estarías
quejando de esta manera si no existiera alguna buena razón. Sé que te quieres
curar y estar completo, sano y bueno. Quiero escuchar lo que tratas de
decirme por medio de tu dolor y disfunción y trato de entender cómo puedo
ayudarte. Quiero considerarte como a mi propio hijo que no se siente bien,
que no puede hablarme para decirme qué es lo que está mal, pero que
necesita mi amor, mi compasión, mi presencia incondicional y mi ayuda. No
quiero separarme de ti, al contrario, quiero estar cerca de ti como un padre
amoroso estaría al lado de su hijo triste. Estoy aquí para ti sin condiciones y
haré todo lo que pueda para amorosamente crearte las condiciones para que
puedas mejorarte. Tú me importas”.
Este punto de vista trata de unirte y no de separarte de tu piso pélvico. Trae
consigo una actitud de paz y entendimiento de tu dolor y disfunción. No se
trata de hacer la guerra. Esta actitud, relaja y no crea tensión. Ve a las áreas
contraídas y adoloridas de la pelvis, como un amigo en problemas y no como
un enemigo. Trae consigo amor y no odio, integración y no separación,
compasión y entendimiento y no miedo.
El lenguaje de una pelvis adolorida es difícil de
comprender; requiere que uno “escuche”
cuidadosamente y que también tenga deseo de
entender su lenguaje.
Un hombre que se recuperó de dolor pélvico utilizando nuestro protocolo,
nos reportó una experiencia que ilustra cómo los síntomas del cuerpo
representan un lenguaje que el cuerpo utiliza. Esta es su historia:
“No tuve ningún problema con mis dientes durante algún tiempo. Los
cepillaba regularmente y mi dentista me decía que mis encías reflejaban el
buen cuidado que yo les daba. Un día, de la nada, noté que uno de mis
molares superiores estaba sumamente sensible. Estaba consternado. Yo
pensaba que estaba haciendo muy buen trabajo con mis dientes. Siempre que

******ebook converter DEMO Watermarks*******


iba al dentista, me costaba varios cientos de dólares. Le temía al dolor, al
gasto, y al tiempo perdido al tener que regresar con el dentista. Estaba
también muy ansioso por lo que este dolor podría significar sobre la salud de
mis dientes, puesto que el dolor apareció mientras yo daba a mis dientes el
mejor cuidado posible.
Desanimado, tomé el teléfono y llamé al consultorio del dentista. La
recepcionista me interrogó sobre cuál era el problema y en dónde se
localizaba el dolor, y me sugirió que fuera con el dentista para una revisión.
Mientras me confirmaba la cita, pasé mi lengua por la parte adolorida de los
dientes y sentí un pedazo pequeño de palillo de dientes que se había alojado
allí. Le pedí a le secretaria que esperara un poco y removí el pedazo de
palillo entre mis dientes.
Para mi sorpresa, el dolor súbitamente desapareció. Incrédulo, le pregunté a
la secretaria si un pedazo de palillo de dientes alojado allí podría causar el
dolor y me respondió que sí. Le dije que había removido este pedazo y que
iba a cancelar la cita que había hecho, ya que probablemente yo mismo
había encontrado y solucionado el problema.
Me di cuenta de que el dolor era la única forma que mi diente tenía de
decirme que algo estaba mal. El dolor no era ni caprichoso ni vengativo, era
simplemente el lenguaje de mi cuerpo. También me di cuenta de que
normalmente yo no escuchaba el lenguaje de mi cuerpo, en especial cuando
había dolor. Lo normal era que me asustara por esta forma de comunicación
de mi cuerpo y corría a consultar a alguien para que me asegurara que yo
estaba bien.
El piso del pelvis no es diseñado para estar contraída
crónicamente. Cuando esta contraída por mucho
tiempo, ocurren extraños tipos de dolores y disfunción
La rapidez con la que el dolor desapareció me hizo consciente de la
sinceridad e inteligencia de mi cuerpo. Me estaba diciendo que algo estaba
incrustado entre mis dientes y que necesitaba ser retirado. Tuve ganas de
disculparme con mi diente por haber desconfiado del dolor y por no entender
que el dolor era mi amigo y no mi enemigo”.
Desde nuestro punto de vista, el dolor pélvico no es diferente del dolor de
diente descrito arriba, Representa a la pelvis tratando de comunicarse con
nosotros y de decirnos que algo necesita ser corregido. El propósito del dolor
pélvico que nosotros tratamos, es avisarnos que algo necesita atención para
poder sanar.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Conforme avanzamos en la discusión de este libro, el 95% de los hombres
diagnosticados con prostatitis no tenían infección en su glándula prostática.
Originalmente, la doctora Jeannette Potts tuvo la idea de representar a la
próstata detrás de barrotes, de forma de ver que dicha caricatura hace énfasis
en que la próstata frecuentemente ha sido señalada como culpable, y que la
causa del dolor en hombres diagnosticados con prostatitis es casi siempre una
tensión en el piso pélvico y no por la próstata en sí.
Más adelante presentamos la idea antigua, y en nuestra forma de pensar,
errónea, de que cualquiera de los síntomas de dolor pélvico y disfunción
urinaria en hombres son automáticamente relacionados con la próstata.
La forma antigua de tratar la prostatitis
Algunos lectores de nuestro libro piensan, erróneamente, que el Protocolo
Wise-Anderson está diseñado fundamentalmente para hombres. De hecho, el
dolor pélvico relacionado con tensión muscular no discrimina entre diferentes
edades o géneros. Como veremos más adelante, el Protocolo Wise-Anderson
para tratar el dolor pélvico de origen neuromuscular es igual de efectivo tanto
en hombres como en mujeres. Debido a que desarrollamos dicho protocolo en
el Departamento de Urología de la Universidad de Stanford, la gran mayoría
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de los pacientes que revisamos eran hombres diagnosticados con prostatitis.
Este diagnóstico representa un gran grupo de personas que sufren de dolor
pélvico y disfunción urinaria. Dado el alto número de personas
diagnosticadas con prostatitis, en esta sección discutiremos acerca de este
grupo con dolor pélvico.
El 95% de los casos considerados como prostatitis no lo es: confusión
sobre qué es prostatitis y qué no es
La mayoría de los hombres diagnosticados con prostatitis no entiende la
confusión que hay entre los médicos acerca de lo que es prostatitis y lo que
no lo es. De hecho, muchos doctores no entienden tampoco esta confusión.
Esperamos aclarar este malentendido en la siguiente sección.
La mayoría de síntomas diagnosticados como
prostatitis, no son causadas por ningún tipo de “itis”
de la próstata
Antes que nada, queremos dejar en claro que la mayoría de los casos de dolor
pélvico diagnosticados como prostatitis, no lo son. La inmensa mayoría de
los diagnósticos de prostatitis no parecen ser causados por algún problema
conocido de la glándula prostática. Sin embargo, la mayoría de los urólogos
continúan usando el término prostatitis para tratar los problemas de dolor
pélvico y disfunción urinaria, como si estos fueran causados por infección o
inflamación de la próstata. Si su médico le ha diagnosticado prostatitis, usted
puede sentirse confundido y preguntarse: “Bien, ¿qué significa el haber sido
diagnosticado con prostatitis?” Como veremos más adelante en este libro, la
mayoría de los hombres diagnosticados con prostatitis no tiene problema con
su glándula prostática. Las décadas pasadas han demostrado que
aproximadamente el 95% de los hombres con síntomas, han recibido
tratamientos para la infección o inflamación de la próstata y esto no los ha
ayudado.
Históricamente, el punto de vista médico convencional ha tendido a explicar
la mayoría de los casos de dolor pélvico y disfunción urinaria como una
infección/inflamación de la glándula prostática. De hecho, esto es lo que el
nombre “itis” significa, literalmente una inflamación o infección en la
próstata. El consejo común de muchos urólogos a los hombres que han sido
diagnosticados con prostatitis relacionada con una alta actividad sexual,
deriva de la idea de que hay una inflamación o infección en la glándula
prostática y que con eyaculaciones más frecuentes vaciará a la glándula de
estos bichos nocivos.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Desafortunadamente, muchos médicos, dan un
diagnóstico de prostatitis y prescriben antibióticos sin
verificar antes que haya una infección presente en la
próstata.
Cuando un hombre entra al consultorio del médico y se queja de dolor
pélvico/urinario/rectal/genital y/o síntomas urinarios como frecuencia,
urgencia, disuria (dolor al orinar), dolor al sentarse, molestia al eyacular,
etcétera, y cuando no hay evidencia de una enfermedad estructural, el doctor
típicamente tratará al paciente como si la causa de sus problemas fuese una
inflamación/infección de la próstata y rutinariamente le receta antibióticos. Si
usted teclea “prostatitis” en cualquier buscador de Internet, esta información
errónea aparece de inmediato en la pantalla, desde una gran cantidad de
fuentes.
La prostatitis, que significa una infección o inflamación de la glándula
prostática, con frecuencia se diagnostica sin que el médico haya hecho las
pruebas necesarias para validar dicho diagnóstico. Como hemos visto en un
estudio de médicos en Wisconsin, una gran mayoría de ellos, ve la prostatitis
como una inflamación o una infección de origen bacteriano, y casi todos
prescriben tratamiento con antibióticos. La mayoría de los urólogos saben por
su propia experiencia que el tratamiento con antibióticos sin tener una
evidencia de infección, rutinariamente falla en aliviar los síntomas del
paciente y, sin embargo, casi el 100% de los casos de este tipo de prostatitis
recibe tratamiento con antibióticos. Siempre nos ha preocupado oír sobre
estos diagnósticos rutinarios y tratamientos con antibióticos en pacientes que
vienen a vernos, cuando el médico no ha hecho ningún esfuerzo por
establecer la presencia de una infección.
No es buena practica médica recetar antibióticos para
esta condición sin verificar y comprobar la presencia
de bacteria
Seamos claros. No consideramos una buena práctica médica el prescribir
antibióticos para síntomas de dolor pélvico, sin haber antes verificado la
presencia de una infección en el fluido prostático. Nosotros siempre
buscamos evidencias de inflamación o infección en el fluido prostático de
hombres aquejados de dolor pélvico o disfunción urinaria. Como veremos
más adelante, los antibióticos pueden tener serios efectos secundarios,
especialmente si se toman por períodos largos de tiempo, y hemos visto unos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
cuantos hombres sufriendo las consecuencias de tratamientos con antibióticos
largos e inapropiados.
Los antibióticos son el mejor tratamiento para
prostatitis bacteriana, pero muy rara vez podría ayudar
al hombre sin infección prostática
Queremos enfatizar que el tratamiento con antibióticos de la prostatitis
bacteriana ha sido un gran avance de la medicina moderna. Si usted tiene
prostatitis bacteriana, los antibióticos son un gran tratamiento, de hecho, son
el único tratamiento. Pensar que todas la condiciones del dolor pélvico y la
disfunción urinaria en hombres son siempre prostatitis bacteriana aguda o
crónica, es un grave error de juicio terapéutico. Es realmente increíble que
se siga dando rutinariamente tratamiento con antibióticos como una práctica
común, no obstante la clara evidencia científica, y la experiencia de casi
todas las clínicas de urología, sobre la inefectividad de los tratamientos con
antibióticos para prostatitis de origen no bacteriano. Es muy importante
entender esto, particularmente si usted ha sido diagnosticado con prostatitis
y no se ha determinado si realmente están presentes la inflamación y/o
infección. Consideramos muy apropiado el que un paciente diagnosticado con
prostatitis pregunte a su médico si hay una clara evidencia de bacterias, de
modo que el doctor deba prescribir antibióticos.
No es difícil determinar si el fluido prostático muestra signos de inflamación
o infección. Esta es la forma de hacerlo. El urólogo aplica un masaje
prostático, con lo que se expulsa un poco de fluido que sale por el pene y
entonces se coloca este fluido bajo el microscopio, en donde se examina
microscópicamente. También se puede examinar el sedimento de la orina
justo después del masaje prostático.
Examinar la próstata para comprobar una infección no
es difícil
Cuando hay una infección o inflamación, los glóbulos blancos son visibles
bajo el microscopio y su número se cuenta de forma convencional por
campos de alta concentración, lo cual se refiere como “x” número de
glóbulos blancos por campo de alta concentración. No es raro encontrar
algunos glóbulos blancos en el fluido prostático de hombres normales y, en
algunos estudios, hay hombres sin síntomas que tienen más glóbulos blancos
en su fluido prostático que los hombres que sí son sintomáticos. Algunos
estudios han demostrado que en el fluido prostático de hombres sin evidencia
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de infección o inflamación en la próstata, pueden aparecer de vez en cuando
glóbulos blancos. “Es más importante el hecho de que en estos hombres no
haya evidencia de que los síntomas estén relacionados con alguna
inflamación”. Es muy probable que los síntomas de lo que se llama prostatitis
abacteriana, prostatitis no bacteriana, prostatodinia, disfunción del piso
pélvico, o síndrome de dolor pélvico crónico, no sean causados por una
inflamación.
Cuando hay un número alto de glóbulos blancos, lo apropiado es enviar la
muestra de fluido prostático a un laboratorio para hacer un cultivo y ver si
hay crecimiento bacteriano. Si hay bacterias que crecen en el cultivo,
entonces sí resulta apropiado un diagnóstico de prostatitis bacteriana para el
cual el tratamiento adecuado son los antibióticos. Algunas bacterias son
problemáticas y otras no los son. Algunas bacterias requieren de mayores
tiempos de incubación para identificarlas y algunas otras requieren de
técnicas muy elaboradas de cultivo para poder ser identificadas.
Los urólogos son rigurosamente entrenados en las habilidades de un cirujano.
El enfocarse solamente en una parte del cuerpo que está defectuosa y que
requiere una intervención quirúrgica o bien un tratamiento con medicamentos
es también, en buena parte, el enfoque de estos médicos. Aún más, muchos
médicos entrenados en cirugías se burlan de la simple idea de que el dolor
pélvico parecido a la prostatitis involucra la relación entre el cuerpo y la
mente y que ambos deben de ser tomados en cuenta durante el tratamiento.
Cuestiones que parecen ser no médicas, como serían la ansiedad, los
pensamientos negativos y catastróficos, la actividad sexual, el ambiente de
trabajo y las relaciones interpersonales, son de hecho altamente significativos
para diagnosticar y tratar algunos desórdenes causantes de dolor pélvico.
Desafortunadamente, estas cuestiones rara vez son consideradas por los
urólogos. Estas son áreas confusas, difíciles de tratar y que no caen dentro del
modelo médico tradicional, ni en el lapso de tiempo de 15 minutos en los
cuales la mayoría de los pacientes son evaluados y tratados.
Cuando no encuentran ayuda con el médico, los
pacientes tienen que ser sus propios abogados y
navegar por un mundo desconcertante de tratamientos
potenciales, empleando su propia intuición y sentido
común
El sistema de reembolsar al médico por sus servicios, influye fuertemente en
******ebook converter DEMO Watermarks*******
la forma en que el paciente es tratado. Varios médicos nos han contado en
confianza que sus pacientes con prostatitis son los más difíciles, los que más
se quejan y a los que las compañías de seguros reembolsan menos. De hecho,
en la mente de la mayoría de los médicos, hay poco incentivo financiero para
explorar qué más pudiera estar pasando en la vida de la persona con
prostatitis o en la relación entre su cuerpo y su mente. Es importante para
nosotros decir, que también hay médicos cuidadosos y sensibles, que miran
más profundamente a la situación del paciente con dolor pélvico, no obstante
la falta de incentivo económico para hacerlo. Creemos, sin embargo, que el
sistema actual no paga a los médicos para tomarse el tiempo de escuchar qué
es lo que está pasando en la vida de sus pacientes con dolor pélvico. Esta una
de las razones por las que muchos de nuestros pacientes se quejan sobre lo
mal que han sido tratados y qué tan ignorados se sienten por los médicos a los
que han acudido en busca de ayuda.
Compañías fabricantes de medicamentos y resistencia al cambio en la
forma de pensar de los médicos
Las compañías farmacéuticas y fabricantes de equipo médico, las cuales
representan una fuente significativa de fondos para apoyar la investigación
médica en Estados Unidos, obviamente tienden a no apoyar tratamientos
alternativos para tratar el dolor pélvico, ya sea sin uso de drogas o sin uso de
herramientas quirúrgica. El enfoque de sus investigaciones se basa en
desarrollar nuevos medicamentos y equipo médico, la venta de los cuales les
permitirá a sus empresas prosperar financieramente. Esta realidad económica
favorece el uso continuado de los métodos de tratamientos tradicionales y
perpetúa el paradigma de que únicamente los medicamentos o
procedimientos quirúrgicos son la respuesta a los desórdenes de dolor pélvico
crónico.
Nuevas fuerzas para el cambio
El doctor Lawrence True, patólogo de la Escuela de Medicina de la
Universidad de Washington, formó parte del equipo médico que tomó
múltiples biopsias de las próstatas de 97 hombres que se quejaban de dolor
pélvico y que tenían síntomas de prostatitis. Encontró que en el 95% de los
casos, no había evidencia clínica significativa de inflamación o infección.
En un estudio importante, no hubo evidencia de
infección ni inflamacion en el 95% de los hombres
diagnosticados con prostatitis
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Es más, encontró que no había una correlación entre la evidencia de
inflamación o infección en el fluido prostático y cualquier inflamación o
infección en el tejido de la próstata. Concluyó que la evidencia sugería que
los investigadores debían buscar en otra dirección para determinar las causas
de los síntomas de prostatitis. En nuestra experiencia en Stanford,
encontramos que los síntomas eran más severos en pacientes de prostatitis
que no tenían evidencias significativas de infección o inflamación.
La demanda creciente de respuestas: el poder del internet
Cuando publicamos la primera edición de nuestro libro, en el año 2003,
internet ya se había convertido en una gran fuerza de cambio en muchas
áreas, incluyendo el pensamiento tradicional acerca de la prostatitis y los
síndromes de dolor pélvico. Antes de internet, era común para un hombre con
prostatitis consultar al urólogo, tomar antibióticos que no resolvían el
problema y desaparecerse de la vista del médico para seguir sufriendo con
sus síntomas.
La mayoría de personas que hemos ayudado, nos han
encontrado por medio de sus propios esfuerzos de
investigación
Con la llegada de internet y la facilidad para la gente común de investigar
sobre su condición, cada vez más hombres y mujeres que sufren de dolor
pélvico buscan ayuda en internet, al no encontrarla en sus médicos. Esto es
ahora un hecho para todas las condiciones médicas. La popularidad de
páginas web que ofrecen información médica es un testimonio de esto. La
capacidad de buscar soluciones en internet a problemas que el médico no ha
mencionado o prescrito al paciente, representa un profundo e importante
cambio en la medicina. Paulatinamente, el médico ha dejado de tener la
última palabra.
El surgimiento de organizaciones defensoras de los pacientes
Internet ha hecho posible que los pacientes formen grupos de apoyo. No
importa qué tan seria o extraña sea la condición médica, uno fácilmente
puede acceder a la “red” y encontrar el grupo adecuado.
La información disponible en varias páginas web relacionadas con el dolor
pélvico no se limita a los puntos de vista tradicionales sostenidos por muchos
médicos. Algunos puntos de vista que los pacientes nunca hubieran
escuchado hace diez años, hoy coexisten con las ideas tradicionales. Se ha
sugerido que la web eventualmente tendrá más influencia en la medicina que
el médico mismo, haciendo que se democratice la exposición a diferentes
******ebook converter DEMO Watermarks*******
puntos de vista que de otra forma no hubieran estado disponibles para los
pacientes.
Dolor pelviano basada en los músculos es una
condición en donde la mente y el cuerpo se reúnen
La palabra “prostatitis” es buscada miles de veces cada mes. Si se considera
que es necesario que un individuo tenga cierto nivel de educación y
sofisticación para hacer una búsqueda en internet e incluso para deletrear
correctamente la palabra “prostatitis”, no es absurdo pensar que el número
real de pacientes con estos síntomas es mucho más grande que el número de
búsquedas. Conforme internet crece, y se vuelve cada vez más un lugar
accesible para la gente común, veremos aumentar el poder de estas
organizaciones.
Análisis de las limitaciones de la vieja manera de pensar
los síndromes de dolor pélvico crónico
Cuando examinamos las ideas antiguas, sus limitaciones se hacen obvias.
Cuando los médicos se entrenan para convertirse en especialistas, las
suposiciones de la vieja forma de pensar acerca de los síndromes de dolor
pélvico crónico raramente se discuten. Los médicos en entrenamiento
adoptan estas ideas y suposiciones como una forma de convertirse en
miembros del “club” de especialistas. Más adelante hacemos una serie de
preguntas sobre la antigua manera de ver y tratar los síndromes de dolor
pélvico crónico. Estas preguntas se relacionan principalmente con el tema de
definir si las viejas ideas sobre los síndromes de dolor pélvico crónico ven al
cuerpo como una máquina o bien, ellos ven “cuestiones no médicas” como
alguna relación cuerpo-mente, forma de vida, relaciones íntimas, ambiente de
trabajo, comportamiento sexual, vida espiritual, responsabilidad del paciente
y la curación del dolor pélvico.
El cuerpo como una máquina
¿Los puntos de vista médicos consideran al cuerpo como una máquina y a los
síntomas como una señal de que sus partes deben ser remplazadas o
reparadas? ¿Es el cuerpo visto como un objeto sin inteligencia y sus
desórdenes encasillados simplemente como la parte problemática que
requiere reparación?
Prostatitis Bacteriana aguda

Prostatitis Bacteriana crónica
******ebook converter DEMO Watermarks*******

Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación

Prostatitis inflamatoria asintomática

Proctalgia fugax

Cistitis intersticial

Síndrome del elevador del ano
Tradicionalmente, este síndrome involucra dolor rectal de origen desconocido
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)

Síndrome uretral

Cuerpo y mente
¿Incluye el punto de vista médico la conexión entre el cuerpo y la mente? ¿Es
esta condición vista como un evento relevante en la vida mental y emocional
del paciente? ¿Es el paciente propenso a la ansiedad y a tener pensamientos
catastróficos?
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación.
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
No
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
******ebook converter DEMO Watermarks*******
No
Forma de vida
¿El pensamiento médico ha tomado en cuenta cualquier conexión entre la
condición del paciente y su forma de vida? Por forma de vida nos referimos a
si la persona vive sola o con otros y si tiene o no a su alcance algún sistema
de apoyo.
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
Sin conexión con la forma de vida, con excepción de la dieta
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Relaciones íntimas
¿El pensamiento médico ve alguna relación entre las condiciones del paciente
y sus relaciones íntimas? ¿Es casado(a)? y si es así, ¿cuál es el estado y la
calidad de sus relaciones? ¿Cuál es la relación con su familia? ¿Tiene
amigos(as)? ¿Se siente aislado o conectado con otras personas?
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
No
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Ambiente de trabajo
¿El pensamiento médico ve alguna relación entre las condiciones del paciente
y su ambiente de trabajo? ¿Cómo se siente el paciente con respecto a su
trabajo? ¿Su trabajo es una olla a presión que le requiere 100 horas de trabajo
a la semana, o es un trabajo tranquilo? ¿El o la paciente tiene un(a) jefe(a)
con quien se lleva bien o se siente oprimido por su jefe(a)? ¿El trabajo es
activo o sedentario?
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
No
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Comportamiento sexual
¿El punto de vista médico ve alguna relación entre las condiciones de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pelvis del paciente y su vida y práctica sexual? ¿Es sexualmente activo(a)?
¿El paciente se masturba? Si es así, ¿con qué frecuencia? ¿Qué sucede en
términos de los niveles de tensión o relajamiento de la persona durante el
sexo? ¿Su comportamiento sexual es compulsivo?
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
Una persona con síntomas de cistitis intersticial, frecuentemente tiene dolor
durante la actividad sexual cuando es sintomática
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Vida espiritual
¿El pensamiento médico ve alguna relación entre la vida espiritual del
paciente y la condición de su pelvis? ¿Tiene el paciente prácticas o intereses
espirituales? ¿Hay tranquilidad o angustia en su vida como resultado de sus
creencias o prácticas espirituales?
Prostatitis bacteriana aguda
No
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
No
Prostatitis inflamatoria asintomática
No
Proctalgia fugax
******ebook converter DEMO Watermarks*******
No
Cistitis intersticial
No
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Responsabilidad del paciente
¿Asume el médico la total responsabilidad de la curación del paciente, o
también ve al paciente como igualmente responsable de su curación?
Prostatitis bacteriana aguda
Únicamente cuando el paciente debe tomar medicamento
Prostatitis bacteriana crónica
No
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Únicamente cuando el paciente debe tomar medicamento
Prostatitis inflamatoria asintomática
Únicamente cuando el paciente debe tomar medicamento
Proctalgia fugax
No
Cistitis intersticial
El modelo tradicional ve algunas veces al control de la dieta como una ayuda
para reducir los síntomas
Síndrome del elevador del ano
No
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
No
Síndrome uretral
No
Confianza o miedo e impotencia
¿Logra el punto de vista por sí mismo alentar al paciente, insinuar o bien
proponer medidas específicas que puedan seguirse para resolver la condición,
o bien, la perspectiva deja al paciente con sentimientos de miedo e
impotencia?
Prostatitis bacteriana aguda
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Alienta al paciente porque los antibióticos usualmente detienen los síntomas
Prostatitis inflamatoria crónica
Ambos efectos. Alienta al paciente y puede promover el sentimiento de
impotencia
Alienta al paciente si los antibióticos detienen los síntomas
Promueve los sentimientos de impotencia si los síntomas reaparecen
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Tiende a crear miedo e impotencia ya que la terapia es inefectiva; el modelo
no corresponde a la experiencia de la mayoría de los pacientes
Prostatitis inflamatoria asintomática
Alienta al paciente
Proctalgia fugax
Alienta al paciente
Cistitis intersticial
El punto de vista tradicional tiende a promover el miedo y la impotencia,
dado que no se ofrece ninguna cura
Síndrome del elevador del ano
Promueve el miedo y la impotencia, ya que el enfoque tradicional no entiende
la condición y no hay un acuerdo acerca de un tratamiento efectivo
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
Promueve el miedo y la impotencia, dado que no se ofrece ninguna cura
Síndrome uretral
Promueve el miedo y la impotencia, dado que no se ofrece ninguna cura
Causa
¿Cuál es el elemento esencial (de acuerdo con el pensamiento médico
tradicional)?
Prostatitis bacteriana aguda
Una bacteria
Prostatitis bacteriana crónica
Una bacteria
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Enfermedad inmunológica
Prostatitis inflamatoria asintomática
Una bacteria
Proctalgia fugax
Espasmo muscular
Cistitis intersticial
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Probable desorden inmunológico
Síndrome del elevador del ano
Desconocida
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
Desconocida
Síndrome uretral
Desconocida
Curación
¿Cuál es elemento esencial (de acuerdo con el pensamiento médico
convencional) que puede resolver o curar la condición?
Prostatitis bacteriana aguda
Un antibiótico
Prostatitis bacteriana crónica
Un antibiótico
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Un antibiótico, un anti inflamatorio y un alfa neurobloqueador
Prostatitis inflamatoria asintomática
Un antibiótico
Proctalgia fugax
Desconocido
Cistitis intersticial
Los tratamientos tradicionales a veces pueden aliviar los síntomas, pero no
ofrecen una curación
Síndrome del elevador del ano
Ninguna
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
Ninguna
Síndrome uretral
Estiramiento de la uretra
Tratamientos
¿Cuáles son los tratamientos que se usan en el modelo tradicional?
Prostatitis bacteriana aguda
Antibióticos orales
Prostatitis bacteriana crónica
Antibióticos orales
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Antibióticos orales
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Masaje prostático
Baños de asiento
Recomendaciones dietéticas, evitando el alcohol y la cafeína
Tabletas de zinc
Recomendación de incrementar la frecuencia de las eyaculaciones
Alfa bloqueadores (Hytrin, Cardura, Flomax)
Antidepresivos (Elavil)
Relajantes musculares (Valium)
Agentes anti inflamatorios no esteroides
Prostatitis inflamatoria asintomática
Antibióticos orales
Proctalgia fugax
Ninguno
Cistitis intersticial
Elmiron (un medicamento que trata de ayudar a restaurar la mucosa
superficial en el recubrimiento de la vejiga
Administrar DMSO en la vejiga (administrar DMSO y otras sustancias en la
vejiga para aliviar la inflamación)
Cambio en los hábitos de la vejiga (ejercicios de vejiga)
Se le pide al paciente que incremente el tiempo entre desalojos, con el fin de
agrandar la vejiga
Terapia inmunológica usando vacuna para tuberculosis en la vejiga.
Antidepresivos (Elavil)
Antihistamínicos
Neuromodulación por estimulación eléctrica
Síndrome del elevador del ano
Estimulación eléctrica
Tratamiento con ultrasonido
Baños calientes
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
En algunos casos, cirugía
Aplicación tópica de cremas con estrógenos
Dieta baja en oxalatos
Síndrome uretral
Dilatación uretral que incluye la inserción de una barra metálica en la uretra
para estirarla
Eficacia
******ebook converter DEMO Watermarks*******
¿Qué tan efectivos son los tratamientos usados dentro del modelo
convencional?
Prostatitis bacteriana aguda
Muy efectivos
Prostatitis bacteriana crónica
Entre 70% y 80% de los pacientes no muestran síntomas después de una
terapia efectiva con antibióticos
Prostatitis no bacteriana crónica, con o sin evidencia de inflamación
Todos los tratamientos tradicionales son en gran medida inefectivos
Los antibióticos que permean la próstata no son efectivos
Las modificaciones en la dieta no son efectivas, cuando no se involucra a la
vejiga
El masaje prostático puede brindar alivio ocasional y temporal a los síntomas
Las tabletas de zinc y de serenoa (Saw Palmetto) no son efectivas
Los alfa bloqueadores en ocasiones proporcionan alivio, no son curativos y
con frecuencia tienen alarmantes efectos secundarios
Prostatitis inflamatoria asintomática
Desconocido
Proctalgia fugax
No efectivo
Cistitis intersticial
Los tratamientos tradicionales en ocasiones alivian los síntomas
Síndrome del elevador del ano
Este síndrome no parece tener ni una causa conocida ni una cura, en la
práctica tradicional
Generalmente un nivel bajo de eficacia con tratamientos convencionales
Vulvodinia (Vestibulitis vulvar)
En algunas ocasiones la cirugía reclama buenos resultados con ciertos tipos
de dolor vulvar, mientras que en otras, se ha culpado a la cirugía de tener
malos resultados con incremento en los síntomas
Las cremas tópicas con estrógenos han reportado efectos mínimos
La psicoterapia ha reportado efectos mínimos
Generalmente, con los tratamientos convencionales se tiene un bajo nivel de
eficacia
Síndrome uretral
La dilatación uretral es a veces efectiva, aunque se mantiene como un
tratamiento controversial
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
3
UNA NUEVA COMPRENSIÓN DE LOS
SÍNDROMES DE DOLOR PÉLVICO
CRÓNICO NOS LLEVA A UNA
TERAPIA EFECTIVA
Resumen de nuestra comprensión
Hemos identificado un grupo de síndromes de dolor pélvico crónico que
creemos están asociados con el abuso del instinto humano de proteger los
genitales, el recto y el área pélvica de cualquier daño o dolor mediante la
contracción crónica de los músculos pélvicos. Esta tendencia se exagera en
ciertos individuos predispuestos y, con el tiempo, deriva en dolor pélvico
crónico y disfunción.
Uno puede pensar en dolor pélvico muscular como un
espasmo crónico en el piso pélvico causado por
tensión, dolor, ansiedad y por instintos protectores
El estado de estrangulación crónica crea puntos activadores de dolor,
espasmos e hipertonicidad, flujo sanguíneo reducido y un ambiente inhóspito
para los nervios, las venas y estructuras dentro de la cuenca pélvica. Esto
tiene como resultado un ciclo de tensión, ansiedad y dolor que previamente
no había sido reconocido y, por lo mismo, no había sido tratado.
Entender esta tensión, ansiedad y dolor nos ha permitido crear un
tratamiento efectivo. Nuestro programa pretende romper el ciclo al
rehabilitar los músculos pélvicos tensos y el tejido que conecta y da apoyo a
los órganos de la pelvis, así como modificar la tendencia a apretar los
músculos del área pélvica cuando existe estrés, mediante el uso de una
metodología específica.
Creemos que la mayoría de los casos de síndromes de dolor pélvico crónico
empiezan con los hábitos de la persona de enfocar tensión en los músculos de
la pelvis. Esta tendencia crea los antecedentes para la dolencia.
Lo que detona los síntomas puede ser episodios de
estrés muy alto o muchos episodios menores de estrés
que ocurren simultáneamente
El estrés puede ser físico o psicológico. Una vez que se detona, la ansiedad y

******ebook converter DEMO Watermarks*******


la tensión de los músculos alimentan el dolor y la disfunción, a manera de
protección, y el ciclo comienza a tener vida propia.
La razón por la cual el dolor crónico y la disfunción se resisten a un simple
tratamiento mecánico es porque tiende a surgir de un hábito de toda la vida
de tensar los músculos pélvicos. Es necesario rehabilitar dichos músculos, así
como cambiar la predisposición que se tiene a tensar la pelvis. Para hacer más
claro nuestro punto, se presenta una alegoría, seguida de un análisis de la
historia paso a paso.
Una alegoría
Había una vez una tierra llamada el piso pélvico. Todo el mundo dependía
de esta tierra para su supervivencia y placer. El piso pélvico proveía
servicios vitales para el mundo, incluidas la filtración y eliminación de
residuos, la provisión de placer sexual y ayuda para estructurar el mundo en
otras actividades. La tierra del piso pélvico cumplía sus funciones de manera
óptima cuando sus habitantes llevaban una vida balanceada entre trabajo y
descanso.
Sucedió que el mundo tuvo que pasar por un período de luchas y contiendas
y los ciudadanos del piso pélvico tuvieron que trabajar más y más. La
mayoría de ellos incluso trabajaban durante las noches. En algunas partes
de la tierra, había ciudadanos que tuvieron que trabajar turnos de 24 horas
los siete días de la semana sin descanso alguno.
En poco tiempo los ciudadanos se sintieron exhaustos e infelices. Ya no
cumplían con su trabajo de la manera debida. No procesaban los desechos
eficientemente como hacían antes y se volvieron incapaces de proveer placer
al mundo. Sus gritos de socorro se hicieron cada vez más fuertes.
Desde el piso pélvico se levantaron dolorosas protestas, así como exigencias
para volver a tener un balance entre trabajo y descanso. Sin embargo, el
mundo parecía no entender lo que los habitantes del piso pélvico querían
comunicar.
Entonces el mundo contrató a un consejero para que ayudara con el
problema. Este sospechaba que los causantes del problema eran unos
revoltosos extranjeros y recomendó mandar tropas que ayudaran a erradicar
a los revoltosos. Las tropas nunca pudieron encontrar a los revoltosos y el
problema persistió.
El mundo comenzó a desesperarse y contrató a un nuevo consejero, el cual
vio el problema desde otra perspectiva. El nuevo consejero dijo: “Si quieren
solucionar el problema, no pueden simplemente hacerse una idea del
******ebook converter DEMO Watermarks*******
problema, tienen que llegar al fondo de este para conocerlo. Al conocer el
problema íntimamente y cara a cara se puede llegar a una solución. Alguien
debe ir a la tierra del piso pélvico y escuchar sus quejas”. El mundo
argumentó que nadie podía hablar ni entender al piso pélvico, pues jamás
habían tenido una conversación con él. El consejero contestó: “Yo conozco
el lenguaje del piso pélvico y puedo enseñarles a entender lo que sus
habitantes quieren decir”.
Después de muchas reuniones con el consejero y con el piso pélvico, el
mundo finalmente entendió que el problema del piso pélvico era la demanda
que el mundo hizo al piso pélvico de trabajar constantemente. El mundo
decidió cambiar la situación. Sin embargo, a pesar de que el mundo había
acordado no demandar trabajo constante al piso pélvico, a menudo olvidaba
el trato y volvía al viejo hábito de hacer demandas irracionales de trabajo.
El consejero debía recordarle al mundo una y otra vez que no forzara al
suelo pélvico a trabajar constantemente. Sin embargo al mundo no le fue
fácil aprender esto.
Después de un tiempo, el mundo le dijo al consejero: “Tus métodos parecen
ser eficientes la mayoría del tiempo, pero ¿por qué no vuelve todo a la
normalidad?” El consejero contestó: “Tanto tú como la tierra del piso
pélvico se han acostumbrados a tener una relación infeliz. Es importante que
recuerdes esto, de lo contrario continuarás forzando a los ciudadanos del
piso pélvico a trabajar sin cesar”.
Sin embargo, el mundo no era el único causante de este problema. El piso
pélvico ya se había acostumbrado a la miseria de trabajar constantemente y
había olvidado cómo descansar, aun cuando el mundo ya lo permitía.
Por consiguiente, el piso pélvico también recibió un protocolo. Según este,
los habitantes del piso pélvico debían asistir a clínicas especiales donde
aprenderían a estirar sus posturas contraídas, las cuales desarrollaron
debido al trabajo constante. Estos estiramientos y las lecciones que les
enseñaron para no volver a sus viejos hábitos de trabajo permitieron que los
habitantes del piso pélvico volvieran a descansar y a relajarse de la forma en
la que antes solían hacerlo.
Así, el mundo y el piso pélvico aprendieron a coexistir balanceando el
trabajo y el descanso, y la tierra del piso pélvico volvió a ser un lugar feliz.
La guía del piso pélvico para principiantes
Empecemos con una pregunta básica que muchas personas que padecen de
dolor pélvico se plantean: ¿Qué es el piso pélvico y dónde se localiza? Para
******ebook converter DEMO Watermarks*******
alguien que jamás ha experimentado dolor pélvico, o incluso para personas
que lo han padecido por mucho tiempo, el piso pélvico es visto como un
lugar misterioso del cual no se tiene un concepto claro.
Si uno piensa en la pelvis como un plato de cereal, el término piso pélvico se
refiere a un grupo de músculos que pueden ser visualizados como el fondo
del plato. Si usted aprieta los músculos que usa al empezar o terminar de
orinar, estará apretando los músculos del piso pélvico. Cuando se aprietan
dichos músculos, generalmente también se aprietan los músculos del
abdomen, el diafragma y las ingles.
Los ejercicios de Kegel no son una buena idea si uno
padece de dolor pélvico muscular
En algunas prácticas de estiramiento y tonificación muscular, estos músculos
forman parte de lo que se conoce como músculos del centro. Estos músculos
son necesarios para mantener la postura, para sostener la columna vertebral,
para mantenernos derechos cuando los brazos y las piernas se mueven. Si
estos músculos no formaran una faja muscular sólida, al mover los brazos o
las piernas perderíamos el balance y caeríamos al piso. Puede decirse que
estos músculos estabilizan al cuerpo cuando se mueve y mantienen los
órganos internos en su lugar. Sin estos músculos no podríamos caminar,
movernos ni levantar cosas. Estos músculos tienen que mantener al centro del
cuerpo estable para efectuar diversas actividades de la vida diaria.
Hablando en términos generales, los músculos centrales no pueden ser vistos
de la forma en la que se aprecian los bíceps o los músculos de las piernas.
Podemos endurecer los músculos centrales y nadie lo notaría a simple vista.
Están escondidos, pero a pesar de esto, juegan un papel fundamental en la
vida. Mantenerlos fuertes y saludables es importante y se logra con
estiramientos, como yoga y Pilates. Estos músculos en ocasiones tienden a
endurecerse si estamos estresados. Tener dolor pélvico generalmente
significa tener anudados estos músculos. Eliminar el dolor pélvico significa
disolver los nudos que se han formado en el centro.
Las tres funciones del piso pélvico: soporte, abrir y cerrar diferentes
orificios y lograr la sinfonía de la actividad sexual
A continuación describiremos brevemente las funciones del piso pélvico. No
se sienta abrumado al leer esto: queremos mostrar un panorama general de lo
que es el piso pélvico, las causas del dolor pélvico y cómo ayudar a curarlo.
Los músculos pélvicos permiten controlar cuándo se orina y/o defeca. Si se
piensa en el piso pélvico como una hamaca conectada a los huesos de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pelvis, existen tres estructuras importantes que atraviesan la hamaca. Estas
estructuras incluyen: la vagina para las mujeres (cuyos músculos controlan la
labor de parto y acomodan al pene durante las relaciones sexuales), la uretra,
que es el tubo muscular que conecta la vejiga y provee un canal para la orina
(en los hombres la uretra controla el paso de la esperma con contracciones
fuertes y rítmicas) y el tubo ano-rectal, que provee un canal para las heces.
Los músculos pélvicos permiten el control voluntario para orinar y defecar y,
cuando uno estornuda, existe una contracción involuntaria de los músculos
del piso pélvico que previene que la orina o las heces se fuguen del cuerpo
como resultado del esfuerzo realizado.
Cuando uno no tiene dolor pélvico muscular, los
músculos no duelen al ser palpados y tienen la
habilidad para relajarse y contraerse de forma normal
Hablando de manera general, las personas que no padecen de dolor pélvico
tienen músculos pélvicos que se endurecen y relajan. Para las personas que sí
padecen de este dolor pélvico, cuya manera de expresar ansiedad es tensando
los músculos pélvicos por largos períodos, o para las personas que han
sufrido de heridas que han causado que los músculos pélvicos estén
relativamente tensos, es difícil que sus músculos se relajen de manera normal
una vez contraídos. Los músculos se quedan en un estado de espasmo, y
cuando los músculos pélvicos no se relajan, ocurren un sinnúmero de
extraños síntomas, síntomas que no se detectan a simple vista, a no ser que su
pelvis haya estado tensionada por largo tiempo.
Nadie escogería tensar los músculos pélvicos durante
una hora. Alguien que padece de dolor pélvico
muscular, mantiene los músculos tensados
involuntariamente, en ocasiones durante años
Dado que los músculos pélvicos están involucrados en tantas actividades
complejas y esenciales, si se tensan de manera crónica pueden crear estragos
en su interacción y comunicación durante actividades vitales. Todos sabemos
esto de manera intuitiva, aunque no siempre sabemos por qué. Si alguien le
pide que durante una hora tense voluntariamente los músculos pélvicos que
utiliza para regular la liberación de orina, probablemente nadie en el mundo
entero se ofrecería para dicha tarea. Sin saber muy bien el por qué, sabemos
de manera intuitiva que no queremos tensar los músculos pélvicos por ningún
período extenso. Las personas que padecen de dolor pélvico en ocasiones han
******ebook converter DEMO Watermarks*******
mantenido estos músculos tensionados durante años.
El piso pélvico como un plato de cereal
Se puede pensar al piso pélvico como una especie de plato de cereal que
consta de dos partes. Están los huesos de la pelvis, que son relativamente
rígidos, y los músculos que están unidos a los huesos, que forman lo que sería
la parte de abajo del plato. Si la pelvis solo estuviera compuesta por los
huesos y pusiéramos cereal con leche en ella, ambos se derramarían. Una de
las funciones más importantes del piso pélvico es sostener los órganos
internos.
Uno no debe de intimidarse con la complejidad de lo que ahora
describiremos, porque es complejo para todo el mundo y es sorprendente
para todo el mundo también. Solo porque alguien haya estudiado la
fisiología y el funcionamiento del piso pélvico, no significa que tenga un
mejor entendimiento de este. El piso pélvico aún es una cosa asombrosa y
todo lo que se puede hacer es apreciar y decir lo sorprendente que es y lo
magnífico que es su funcionamiento. Para fines prácticos, queremos
describir las cosas asombrosas que pasan en la pelvis y lo fácil que es crear
un problema de dolor pélvico en ella.
Hemos descubierto que un programa auto
administrado para rehabilitar los músculos pélvicos
que se encuentran tensos por el estrés y para que
puedan relajarse y contraerse fácilmente, es la manera
más efectiva para resolver los dolores pélvicos
musculares
La tensión en los músculos que existe en el fondo del plato de cereal está
conectada a las piernas, al abdomen, al costado y a la parte trasera de cuerpo.
En otras palabras, existen áreas que están relacionadas con los músculos
pélvicos en el abdomen bajo, glúteos, ingles y lugares donde los músculos no
necesariamente localizados en la pelvis están conectados a los huesos
pélvicos. Por estos motivos, la rehabilitación pélvica requiere la relajación de
puntos de músculos tanto externos como internos y estirar tanto la parte
interior como la exterior del piso pélvico y de otros músculos que estén
conectados directamente a la pelvis.
Es importante saber la diferencia entre los
estiramientos pélvicos y la relajación pélvica al tratar
dolores musculares de la pelvis
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Entre los problemas que pueden surgir en los músculos del piso pélvico hay
dos predominantes: músculos pélvicos débiles y músculos pélvicos
crónicamente apretados. Muchos confunden la manera de tratar músculos que
se encuentran debilitados y músculos tensionados.
En otras secciones del libro mencionamos que estamos en contra de esto
pues, por ejemplo, los ejercicios de Kegel fueron creados originalmente para
ayudar a mujeres con músculos pélvicos debilitados y que padecían de
incontinencia para que lograran endurecerlos y curar la incontinencia. Los
ejercicios de Kegel están diseñados para fortalecer el músculo que conecta el
hueso púbico con el sacro, a través del que pasa la uretra. Los ejercicios de
Kegel son muy beneficiosos y para nada dañinos, según nuestro punto de
vista, al tratar la mayoría de los casos de incontinencia urinaria. Sin embargo,
los músculos pélvicos que se encuentran crónicamente contraídos no pueden
beneficiarse de este tratamiento, pues no es conveniente contraerlos aún más.
Es importante entender que los problemas de músculos pélvicos débiles y
músculos pélvicos contraídos son dos problemas diferentes con dos
soluciones diferentes.
Nosotros entrenamos a nuestros pacientes para que
puedan rehabilitar los músculos del piso pélvico con
sus propias manos y mentes
Cuando alguien padece de dolor pélvico relacionado con los músculos,
dichos músculos en la parte inferior del plato de cereal son los que
típicamente están adoloridos, tensos, contraídos o con nudos conocidos como
puntos detonantes, que son áreas de espasmos. Estos músculos pueden causar
estragos al orinar, defecar, tener un orgasmo, sentir excitación sexual y estar
sentado. La meta del protocolo que desarrollamos en Stanford es restaurar
estos músculos hasta conseguir un estado de flexibilidad, soltura y
comodidad.
El dolor pélvico y la disfunción asociados con musculatura pélvica
sobreutilizada y crónicamente tensa
En nuestra alegoría, el mundo lo representa a usted, la persona consciente,
que toma decisiones y manda órdenes al cuerpo. Usted manda estas órdenes
por fuerza de hábito, le parecen normales y habituales.
La tierra del piso pélvico es la pelvis y los contenidos de esta, incluidas las
estructuras involucradas al orinar, defecar, tener actividad sexual y
movimiento físico. Estas funciones y su arsenal de procesos bioquímicos,
nerviosos y mecánicos continúan, muy a menudo, sin requerir el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
conocimiento, el esfuerzo, la voluntad o la atención de la persona.
En la alegoría vemos cómo el problema comienza cuando el cuerpo demanda
al piso pélvico que trabaje constantemente. En general los músculos del piso
pélvico son dinámicos y balancean el trabajo y el descanso durante el día. A
pesar de que se contraen, tienen la habilidad de relajarse. Cuando el músculo
está en un estado relajado, permite la oxigenación, nutrición, administración
de los desechos y rejuvenecimiento del tejido.
La habilidad de los músculos pélvicos para relajarse y
contraerse de manera cooperativa es esencial para
lograr orinar, defecar y tener una vida sexual normal
Los músculos del piso pélvico no fueron diseñados para permanecer
contraídos. Cuando los músculos se tensan de manera crónica, tienden a
estrecharse, contraerse y, eventualmente, se acostumbran a que esta postura
de contracción de los músculos es normal, a pesar de la incomodidad.
Las personas que padecen de síndromes de dolor pélvico crónico tienden a
enfocar tensión en los músculos pélvicos de manera habitual como respuesta
a situaciones de estrés, ansiedad, trauma, o dolor. En nuestra alegoría se hace
alusión a esto al decir que el mundo y sus continuas demandas propiciaban
que el piso pélvico trabajara más.
Cuando los músculos pélvicos trabajan demasiado se vuelve doloroso. En
todos los pacientes que hemos ayudado con nuestro protocolo, el estirar o
empujar algunos o todos los músculos del piso pélvico, o músculos fuera del
piso pélvico pero relacionados a este, puede causar dolor o recrear síntomas.
Nuestros pacientes frecuentemente se sorprenden cuando se les dice que estos
puntos estratégicos en la pelvis de una persona que no padece de dolor
pélvico no son dolorosos cuando son presionados. De hecho, a medida que el
dolor pélvico de los pacientes es tratado o reducido, las áreas dentro y
alrededor de la pelvis que antes dolían al ser presionadas dejan de doler.
La tendencia de enfocar tensión en los músculos pélvicos no es un accidente.
Algunos han sugerido que la inclinación de una persona a enfocar tensión en
los músculos pélvicos puede comenzar desde que se empieza a utilizar el
baño en la infancia. El niño puede evitar una mala reacción de sus padres si
tiene un accidente de este tipo al contraer los músculos de la pelvis. Con el
paso del tiempo, contraer la pelvis se convierte en una reacción
condicionada a cualquier situación en la que el paciente presente ansiedad.
Esta idea de enfocar tensión en los músculos de la pelvis como resultado de
comenzar a utilizar el baño es simplemente una idea y no pretendemos que se
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tome como un hecho. Sin embargo, es una explicación lógica de cómo la
tensión pélvica podría surgir en el comienzo de la vida del paciente. Otros
investigadores serios, como el veterinario Tony Buffington, insinúan que los
patrones neuroendocrinos podrían ser formados tempranamente para crear
susceptibilidad de caminos al dolor.
Típicamente, las personas con dolor pélvico muscular
tienen una tonificación incrementada en los músculos
pélvicos
Los estudios han mostrado, es también nuestra experiencia clínica, que las
personas que padecen de síndromes de dolor pélvico crónico tienden a tener
tensión muy elevada en el piso pélvico, aun cuando están en reposo. El dolor
y la disfunción empeoran en presencia de estrés. Muchos de nuestros
pacientes notan la relación entre el estrés y su condición. Esta observación
nos conduce al centro de nuestro entendimiento.
Los músculos pélvicos que se encuentran adoloridos y
crónicamente contraídos son el centro del dolor
pélvico muscular. A pesar de que este dolor y tensión
no puede ser detectado utilizando aparatos modernos,
son condiciones tan reales como tener un hueso roto
En nuestra alegoría, vemos que una demanda constante al piso pélvico
conlleva a problemas en su habilidad para funcionar. Es nuestra creencia que
con el tiempo esta constante demanda lleva a los músculos a tensarse, y crea
un ambiente inhóspito para los nervios, las venas, y las otras estructuras
dentro del piso pélvico. El piso pélvico no está hecho de acero y en algunos
individuos se perturba por la tensión crónica.
Es nuestra opinión que las personas que padecen de dolores pélvicos
descritos en este libro tienen tejido pélvico adolorido e irritado. Esta
condición no es vista como una condición patológica. Creemos que en los
casos de tejido adolorido, tenso o contraído, esta es una verdadera condición
física.
Las personas con dolor pélvico crónico sienten este dolor e irritación de
manera muy aguda. En ocasiones se siente dolor, ardor e irritación del tejido.
Cuando el médico o terapeuta experto en liberar los puntos de tensión siente
el interior del recto o la vagina o el tejido externo del piso pélvico, en
pacientes con síndromes de dolor pélvico crónico, en ocasiones reporta que
siente áreas de restricción, tensión y puntos tensos que al ser tocados
******ebook converter DEMO Watermarks*******
provocan que el paciente se exalte a causa del dolor.
Algunos profesionales que trabajan el piso pélvico adolorido describen el
tejido como sólido, tensionado, parecido a una roca. Las áreas en el piso
pélvico que han sido sometidas a años de contracciones necesitan tiempo para
sanar, aun cuando los músculos ya no se encuentren bajo tensión. Cuando la
terapia física es llevada a cabo correctamente, el piso pélvico descansa, lo que
alguna vez fue un tejido endurecido vuelve a ser suave y a dejar de ser
doloroso. Esta es la meta de nuestro tratamiento.
La incapacidad de los diagnósticos convencionales
para detectar patologías no significa que la condición
de dolor pélvico crónico no exista. Esta incapacidad
resulta de la limitación de la tecnología usada
Imagine que aprieta el puño con toda su fuerza por una hora completa. Uno
puede ver que hay lugares en la mano donde la piel tiene un color más claro
como resultado de apretar la sangre fuera de las venas. La mano se sentirá
incómoda y se sentirá un alivio al dejar de apretarla.
Ahora imagine mantener el puño apretado por todo un día. Imagine que lo
hace una semana, un mes o un año. Imagine hacerlo durante varios años,
constantemente y las 24 horas del día. Esta es una forma de entender el
estado del piso pélvico en las personas que padecen dolor pélvico.
Imagine, después de muchos años, que deja de apretar el puño. ¿Usted cree
que la incomodidad y la irritabilidad desaparecerán inmediatamente después
de dejar de apretar la mano? Podríamos asegurar que no. No es difícil
imaginar que usted querrá masajear la mano, frotarla y estirar los dedos para
aliviar el dolor que dejó el estado tenso de la mano. Tampoco es difícil
imaginar que, aun cuando se ha dejado de poner presión en la mano, el puño
seguirá inflamado. Se necesitarán tiempo, cuidados y, lo más importante, no
volver a contraer la mano crónicamente antes de que la mano vuelva a la
normalidad.
Imagine tensar continuamente la pelvis
Tensar crónicamente el puño es una cosa. Ahora imagine tensar los músculos
pélvicos por 30 segundos como si estuviera tratando de impedir orinar. Para
la mayoría de las personas, esta contracción de la pelvis no sería cosa
placentera, pero sería fácil de hacer. Imagine tener la pelvis en este estado por
un minuto. Seguiría siendo posible. Ahora imagine si se le pide que tense los
músculos de la pelvis por 30 minutos... ahora 1 hora... ahora 6 horas... ahora

******ebook converter DEMO Watermarks*******


12 horas... ahora 24 horas... ahora 1 semana... ahora 1 mes... ahora 1 año...
ahora 2 años... ahora 5 años…
Puede pensarse en una pelvis adolorida, como las que
tratamos, como un puño constantemente contraído
Las personas que jamás han padecido de dolor pélvico considerarían una
locura contraer los músculos pélvicos por 30 minutos. La idea de mantener la
pelvis tensa por una semana, un mes, o un año sería impensable, y aún así, los
estudios han demostrado que esto es lo que sucede en muchos pacientes que
padecen dolor pélvico. Tratar condiciones de este estilo es el enfoque
principal de nuestro protocolo.
En nuestra alegoría, el primer asesor que el mundo selecciona, se refiere al
médico tradicional, que de manera rutinaria asume la presencia de una
infección como fuente del problema (revoltosos externos). Pero tratar estos
revoltosos externos, o la bacteria que se presume se encuentra en el cuerpo,
no ha dado resultados que resuelvan el problema de los síndromes de dolor
pélvico crónico. Recientes investigaciones han demostrado que los
antibióticos para tratar esta condición no son más efectivos que un placebo o
una tableta de azúcar. El segundo consejero al que el cuerpo recurre se refiere
a un médico entrenado bajo nuestro punto de vista y protocolo. El médico ve
el problema que emana desde el individuo mismo. En nuestra alegoría, el
nuevo consultor ofrece la solución que sugerimos: rehabilitar el tejido de los
músculos que se encuentran contraídos en una apostura crónica, así como
enseñar al individuo a dejar de tener la tensión habitual en la pelvis.
En nuestra alegoría, puntualizamos que “el mundo” ha perdido comunicación
con la pelvis. La mayoría de nuestros pacientes tiende a estar fuera de
sintonía con respecto a lo que está sucediendo en su pelvis. Nosotros le
brindamos un método para abrir la comunicación con la pelvis y ayudar a
sanar el adolorido e irritado tejido pélvico.
Resolver el dolor pélvico implica usar métodos físicos
y mentales para restaurar los músculos del piso
pélvico hasta alcanzar un estado libre de dolor y, al
mismo tiempo, detener los detonantes del sistema
nervioso que generan la tensión del piso pélvico
Si la tensión y un incremento de estímulos en el sistema nervioso son las
causas de irritación del piso pélvico que ocasionan el dolor, todo lo que uno
haga para reducir o eliminar el dolor tiene el potencial para erradicarlo por
******ebook converter DEMO Watermarks*******
completo. La restauración del tejido contraído a un estado de flexibilidad y
relajación normal debe ser reiterativa.
Es la aplicación repetitiva de nuestros métodos lo que hace que los músculos
pélvicos regresen a su estado normal. En capítulos posteriores,
introduciremos los métodos utilizados para alcanzar este estado, como son la
Relajación Paradójica y la liberación de los puntos de estrés. La Relajación
Paradójica, que será discutida a fondo en el libro, entrena al paciente a
romper el hábito de tensar crónicamente los músculos y de mantener un
estado ansioso y nervioso muy alto y constante. La liberación de los puntos
de estrés hace posible que los músculos pélvicos sean liberados del dolor. La
terapia física y el auto tratamiento en el hogar literalmente extienden y
suavizan el tejido pélvico que ha sido contraído.
Nosotros le advertimos a nuestros pacientes que deben esperar altos y bajos y
que no se apresuren a celebrar cuando los síntomas se han reducido ni que
pierdan la esperanza cuando haya rebrotes de dolor. Esto suena fácil, pero no
es tarea sencilla cuando el paciente padece de ansiedad por el dolor, aunque
se torna más fácil con la práctica de nuestro protocolo.
El desafío de sanar el dolor pélvico muscular es como
el desafío de renovar una casa cuando uno aún vive en
ella. El proceso de rehabilitación requiere paciencia y
compresión, mientras uno cumple con las actividades
de la vida diaria
Existen razones importantes por las que los síndromes de dolor pélvico
crónico han sido malentendidos y por las que su tratamiento es tan lento. Una
razón es que los músculos pélvicos están casi siempre activos, al servicio del
cuerpo y de las funciones rutinarias de la vida. Los músculos pélvicos
necesitan un descanso de su contracción crónica. Existen dos factores que
hacen de esto una labor difícil. El primero es que uno no puede simplemente
descansar los músculos pélvicos por largos lapsos, a menos que esté
profundamente dormido. Son necesarios para ponerse de pie, para sostener la
orina y las heces dentro del cuerpo, para caminar, para levantar objetos, en
fin, para hacer cosas que hacemos en la vida cotidiana. El otro factor es que
es un delicado malabar lidiar con la necesidad de descanso y sanación de esta
parte vital del cuerpo y a la vez lidiar con las demandas de los músculos
pélvicos para hacer el trabajo requerido para ser funcional en la vida.
Los otros factores que operan en contra de sanar el piso pélvico son las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tendencias de muchos pacientes a enfocar tensión en dicha zona cuando se
encuentran bajo estrés y el reflejo natural y biológico de protección y vigilia
del cuerpo que ocurre cuando se padece de dolor pélvico.
La tendencia a tensar la pelvis está usualmente muy arraigada en el paciente,
en especial cuando este mecanismo de tensión ha sido practicado muchas
veces sin su conocimiento. Modificar el hábito de contraer los músculos
pélvicos para que al estar bajo estrés no sea la opción predeterminada del
cuerpo, no es tarea sencilla. Cambiar este hábito es uno de los puntos
primordiales del método de Relajación Paradójica.
En nuestra alegoría, mostramos que aunque la intervención del segundo
consultor empezó a solucionar el problema, la situación no volvió a la
normalidad inmediatamente. El proceso de sanar toma tiempo y mucho auto
tratamiento, en especial dentro del piso pélvico activo.
Reafirmación y apoyo emocional para ayudar a los síndromes de dolor
pélvico
El doctor Harry Miller, del Departamento de Urología de la Universidad de
Washington, ha reportado su exitoso tratamiento de pacientes que padecen de
prostatitis. El Dr. Miller ofreció una especie de terapia para aprender a
manejar el estrés. Dio a los pacientes consejos simples y amables, parecidos a
los que le daría una abuela a su nieto. El enfoque de Miller ayudó a los
pacientes a entender que existía una relación crítica entre cómo manejaban el
estrés en su vida y sus síntomas. Al hacer esto, ayudó a reducir los síntomas
de la mayoría de sus pacientes.
El amable consejo que Dr. Miller les dio a sus
pacientes de prostatitis ayudó a muchos de ellos a
sentirse mejor, pues los enseñó a relajar los músculos
pélvicos y a calmar la ansiedad
El trabajo del Dr. Miller se enfocaba en la persona y no en la próstata: se
refirió al contexto social y psicológico en el que transcurre el dolor pélvico.
El enfoque de este libro insiste en que la prostatitis y los síndromes de dolor
pélvico relacionados, involucran al cuerpo y a la mente de la persona y no
están únicamente limitados a una parte adolorida del cuerpo, no son
independientes de la mente y el estilo de vida.
Lo que parece obvio puede no ser el problema: la fuente del trastorno en
la cistitis intersticial puede que no solo sea la vejiga
El punto principal del problema en la cistitis intersticial (CI), el cual

******ebook converter DEMO Watermarks*******


discutiremos ampliamente en el Capítulo 8, puede no estar limitado a la
vejiga, sino también relacionarse con los músculos del piso pélvico. Los
protocolos de tratamiento en la medicina tradicional se han enfocado
exclusivamente en la vejiga.
Existe evidencia sustancial que hace que dudemos de la teoría en la que la
vejiga es el problema esencial de la CI. Un estudio muestra que al ser
palpados los músculos pélvicos de pacientes con CI, los músculos pélvicos
parecían ser el origen del dolor. Fue raro encontrar que la vejiga fuera el
punto central del dolor. En un estudio finlandés, 25 de 31 mujeres
diagnosticadas con CI reportaron dolor en los músculos pélvicos y no en la
vejiga, cuando la vejiga y el piso pélvico fueron palpados.
Reducir el dolor de los músculos del piso pélvico y la
irritabilidad, con frecuencia ayuda a reducir síntomas
de los que padecen CI
Quizás la evidencia más importante es la experiencia que tuvimos con
pacientes cuyo nivel de dolor a causa del CI llevó a sus médicos a remover
sus vejigas. El remover la vejiga no redujo su dolor y, por el contrario, creó
nuevos problemas.
Existe evidencia que sugiere que la fuente del problema en casos de CI puede
no ser la vejiga. La fuente, en cambio, puede ser la interacción de nervios,
músculos y venas que conectan a la vejiga en el piso pélvico.
Aun cuando existe clara evidencia de inflamación o ulceración en la vejiga y
la vejiga en sí está adolorida, los músculos pélvicos se encuentran
crónicamente agraviados por la tensión y el dolor, como auto defensa ante el
dolor en la vejiga. En consecuencia, la tensión crónica como defensa del
dolor en la vejiga puede resultar en disfunción del piso pélvico.
Se ha visto que estos son dos problemas diferentes que deben ser tratados por
separado. Se puede decir entonces que la disfunción pélvica usualmente
coexiste con síntomas relacionados a la vejiga.
El Protocolo Wise-Anderson es multidisciplinario y
requiere habilidades que no están disponibles en la
actualidad en ninguna subespecialidad médica
El equipo multidisciplinario para el Protocolo Wise-Anderson está formado
por un urólogo, un psicólogo y un fisioterapeuta. Es algo inusual que médicos
con estas especialidades trabajen conjuntamente en la manera en la que lo
hicimos con el Protocolo Wise-Anderson y consideramos que este es un
******ebook converter DEMO Watermarks*******
factor esencial de nuestro éxito. El urólogo hace el diagnóstico inicial y se
asegura de que la condición sea apropiada para ser tratada con nuestro
protocolo. Su trabajo involucra el examen del paciente, la aplicación de
varios análisis médicos y la interpretación de los resultados. El especialista y
sus hallazgos son los que descartan la posibilidad de una enfermedad seria
como un factor de los síntomas del paciente. El médico o terapeuta examina
el área pélvica y la analiza para encontrar puntos de tensión y áreas de
problemas, después practica una relajación de los puntos de tensión e
instruye al paciente para que haga esto en su casa.
El papel principal del psicólogo del equipo es entrenar al paciente para lograr
una Relajación Paradójica con el propósito de relajar profundamente el piso
pélvico y ayudar al paciente a modificar su hábito de enfocar tensión en el
piso pélvico cuando se encuentra bajo estrés. El psicólogo de nuestro equipo
enseña un método para ayudar al paciente a modificar el difícil y a menudo
profundamente arraigado hábito de pensamiento negativo y catastrófico que
suele asociarse con la condición de dolor pélvico y la disfunción. Este
método requiere una práctica regular, pues los pensamientos negativos suelen
emerger a lo largo del día. El método es sencillo, se aprende y se aplica
fácilmente, aunque el hábito de pensar de manera catastrófica tiende a ser un
hábito necio y testarudo y requiere de un gran esfuerzo para cambiarlo.
Para facilitar la terapia de relajación de puntos de tensión una vez en casa,
cuando es posible, se entrena en el método a la pareja del paciente. Es
importante destacar que la ayuda de una pareja no es necesaria para que el
protocolo sea efectivo. El terapeuta físico enseña al paciente ejercicios de
estiramiento parecidos a un programa de yoga, con la excepción de que los
ejercicios se enfocan en la zona del área pélvica y en su rehabilitación.
Miembros de estas distintas disciplinas trabajan juntos de manera armónica,
pues comparten una comprensión multidisciplinaria del problema a ser
tratado y colaboran en el tratamiento.
Nuestro tratamiento puede ser más beneficioso cuando
usted está dispuesto a reducir el estrés en su vida
John B. tiene 38 años de edad y es dueño de un pequeño negocio. John
acudió a vernos con dolor pélvico y disfunción urinaria. Después de
examinarlo, determinamos que no tenía problemas de naturaleza orgánica.
Tenía puntos de tensión en el piso pélvico que, al ser palpados, recreaban
exactamente sus síntomas.
En circunstancias normales, John estaría muy optimista de que lo pudiéramos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
ayudar, pero quedó claro que no era así. John era dueño de un taller mecánico
con 45 empleados a su cargo y su negocio consumía sus días desde las 6.00
de la mañana hasta las 9.00 de la noche. Su esposa era infeliz, pues John
estaba ausente de la relación. Sus hijos tenían problemas tanto académicos
como de comportamiento. Además, John estaba involucrado en una demanda
judicial con su cuñado por un negocio que habían tenido previamente. Estaba
en medio de una remodelación de su casa por la cual su esposa y él estaban
durmiendo en un colchón en el piso.
John no tenía tiempo para sí mismo, y mucho menos para practicar la terapia
física y los ejercicios diarios de relajación para la pelvis. Bajo estas
circunstancias, el programa que ofrecemos sería poco efectivo, pues John no
hubiera sido capaz de realizarlo propiamente debido al estrés de su vida
diaria. Solo cuando John decidiera por sí mismo que su vida tenía que
cambiar, nuestro tratamiento sería efectivo y lo ayudaría con sus problemas.
Un tratamiento efectivo requiere adherencia al programa completo
Los pacientes que han obtenido los mejores resultados con nuestro
tratamiento han sido los que están del todo comprometidos a practicar nuestro
método seriamente. Como regla general, estos pacientes han sufrido durante
mucho tiempo, han consultado a muchos médicos y han explorado muchas
otras opciones. Por tanto asumen una actitud de “Haré cualquier cosa que me
haga sentir mejor” y no tienen problema en seguir el protocolo al pie de la
letra. Nosotros tendemos a desalentar a los pacientes que son inconstantes o
que se muestran inseguros del protocolo. Estos suelen ser pacientes cuyo
dolor y disfunción son mínimos o que llevan padeciendo síntomas por poco
tiempo y aún buscan alguna “fórmula mágica” que resuelva su problema de
manera más sencilla.
Calmar el dolor pélvico es como convencer a un gatito
asustado que baje de un árbol
Como el gatito que debe ser persuadido y calmado antes de convencerlo de
que baje del árbol, así mismo la pelvis debe ser persuadida antes de lograr
que se calme. Como al rescatar a un aterrado gatito atrapado en la cima de
una árbol, si usted no se acerca a su adolorida pelvis con comprensión, sino
con rabia, miedo, resentimiento, impaciencia o incertidumbre, la pelvis
tomará la misma actitud y se volverá más reacia a ser ayudada. Uno no puede
acercársele a un gatito atrapado en lo alto de un árbol sin comprender su
miedo y necesidad de cariño, gentileza y consistencia.
Cuando alguien experimenta dolor en la pelvis, acude al médico con la idea
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de que el doctor le recetará una pastilla o realizará un procedimiento y el
dolor desaparecerá. La ventaja de la medicina convencional es la capacidad
de diagnosticar patologías mayores, como el cáncer, como fuente del dolor y
la disfunción de algunos pacientes. La presencia de patologías de este tipo
debe ser reconocida y descartada en caso de que el paciente se queje de dolor
pélvico, y para estos casos la medicina convencional no funciona. Cuando no
se ha encontrado ningún signo de patologías de este tipo, como en la mayoría
de los casos de dolor pélvico, los pacientes gastan muchísimo dinero en
medicamentos, cirugías y procedimientos para curar el dolor pélvico. Todo
eso es en vano. Las herramientas de la medicina convencional han fallado al
tratar de resolver el dolor pélvico relacionado con los músculos, tanto en
hombres como en mujeres. Este dolor pélvico es conocido como síndrome de
dolor pélvico crónico, disfunción pélvica, prostatitis, y síndrome del elevador
del ano, entre otros diagnósticos.
El dolor pélvico muscular ha permanecido sin ser
resuelto por tanto tiempo, pues típicamente no
responde a medicamentos ni a cirugía, los cuales son
las herramientas primarias de la medicina
convencional
La manera en la que pensamos sanar un brazo roto o curar una infección,
desgraciadamente no es la misma manera en la que podemos ayudar al dolor
pélvico muscular. En los dolores pélvicos musculares, la pelvis ha estado
contraída probablemente por muchos años y los músculos permanecen
irritados, contraídos y adoloridos, en un ciclo de tensión, ansiedad, dolor y
autoprotección defensiva. La contracción de la pelvis adolorida suele ser
parte de la postura interna de la persona como autodefensa y se produce como
una reacción súbita ante la ansiedad.
Tensar los músculos pélvicos es una de las maneras en
las que muchos de los pacientes con dolor pélvico
típicamente lidian con la ansiedad de sus vidas
Extrañamente, relajar una pelvis contraída y adolorida puede crear problemas
con el mecanismo inconsciente de autodefensa. ¿Cómo puedo defenderme si
no puedo auto protegerme en mi pelvis? Este es uno de los mayores dilemas
del sistema de defensa psicológico inconsciente del cuerpo. A primera vista,
este dilema es irracional. Sin embargo, las defensas inconscientes del cuerpo
son primitivas, se forman en las etapas tempranas y no es fácil hacerlas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
razonar. Típicamente, la pelvis ha estado contraída por años, como parte de la
postura interna predeterminada. Esta postura interna predeterminada
permanece en su lugar a pesar de tratamientos razonables y convencionales.
Ninguna droga ha sido capaz de solucionar este angustioso problema. La
solución más extraña es cortar, mediante cirugía, el esfínter anal y el recto
para relajar la tensión del esfínter. Así como no existen estrategias
previamente trazadas que garanticen que el gato baje del árbol, no existen
estrategias para relajar la pelvis cuando uno padece de dolor pélvico.
Hay que convencer a una pelvis adolorida para que deje de contraerse
La sanación del dolor pélvico muscular se rige bajo sus propias reglas.
Antibióticos, sedantes y relajantes musculares a la larga tienen poca
efectividad. Las agujas y los cuchillos alteran la pelvis, crean más sufrimiento
en el área pélvica y no ayudan con el problema real, que es el hábito
arraigado de contraer el piso pélvico. Incluso la técnica para liberar los
puntos de tensión, si no se practica conjuntamente con relajamiento y se
acompaña de un cambio de actitud hacia los síntomas, es efectiva por poco
tiempo.
La actitud que uno tenga hacia el dolor pélvico puede
facilitar o impedir su cura
Richard Gevirtz, David Hubbard y Ali Oliveira condujeron un estudio que
demuestra la relación entre las historias catastróficas que las personas se
dicen a sí mismas acerca de heridas musculares y el incremento sustancial del
dolor físico que experimentan. Es mejor cambiar la actitud hacia la pelvis
porque el miedo, el temor, el enojo y el rechazo hacia la pelvis, típicos en la
mayoría de las personas con dolor pélvico crónico, puede contribuir al ciclo
que mantiene los síntomas activos.
La pelvis adolorida debe ser persuadida de que se relaje. Es más conveniente
persuadir a la pelvis de liberar los tejidos contraídos crónicamente de una
manera firme pero amorosa. Lo mejor es cambiar la actitud hacia la pelvis
crónicamente contraída y volverse amoroso y comprensivo hacia el
problema, como la actitud que tiene una madre devota hacia su bebé recién
nacido. La pelvis adolorida puede liberarse de su oscura contracción con
aceptación, gentileza, consistencia y devoción. Si uno tiene vergüenza y es
prejuicioso con ella, es recomendable dejar esos sentimientos de lado. Si uno
tiene miedo de sus síntomas, ayuda mucho cambiar esta reacción de temor.
La pelvis responde a una persuasión firme, informada y paciente. Responde a
la devoción y a la confianza de lo que uno hace. Responde cuando uno es
******ebook converter DEMO Watermarks*******
capaz de calmar los nervios y el miedo, cuando se es capaz de liberarse de los
estados de ansiedad y de pensar catastróficamente. La pelvis responde a la
confianza que usted tiene cuando sabe dónde presionar y relajar, tanto en el
interior como en el exterior de la pelvis.
La pelvis adolorida no puede ser forzada. La pelvis y las áreas que la rodean
deben ser gentil y afectuosamente convencidas de que dejen a un lado el
dolor.
Dolor pélvico crónico como un desorden funcional
El dolor pélvico muscular no es una patología
irreversible de la estructura, es más bien una
alteración de funcionamiento
Lo más cercano que han estado los paradigmas médicos de entender la
naturaleza de los síndromes de dolor pélvico crónico es con el concepto de
desorden funcional somático. El concepto de desorden funcional somático, o
simplemente desorden funcional, es un concepto sencillo. Pero mientras los
investigadores y médicos aparentemente entienden lo que es un desorden
funcional, cuando uno lo examina en detalle, el concepto es impreciso y, en
ocasiones, llega a ser incorrecto.
Cuando un investigador o un doctor dice que una condición es un desorden
funcional, usualmente está diciendo que la fuente del problema no está en la
estructura física sino en el funcionamiento de la estructura. Por ejemplo, en
un desorden funcional de síndrome del intestino irritable, el tejido del
intestino no presenta patología ni enfermedad, pero se comporta de una
manera que no permite que el colon procese de manera adecuada, lo que
provoca inflamación que deriva en diarrea, estreñimiento, dolor e
incomodidad. Poco se ha dicho en las discusiones actuales de estos
desórdenes funcionales. La conclusión de muchos doctores es que el
problema es psiquiátrico. Este punto de vista también ha sido usado para
explicar dolores de cabeza, dolores no cardíacos en el pecho, reflujo en el
esófago o espasmos, dolores en la espalda baja, desorden mandibular
temporal, entre otras condiciones.
Nuestra propuesta es que el error en el concepto de desorden funcional es
plantear una idea del problema según la cual el componente físico se ve como
no problemático y por tanto no se hace un enfoque provechoso en el
tratamiento. Un gastroenterólogo que lleve a cabo una colonoscopía, ante la
ausencia de tumor o de infección, reportará al paciente que no tiene nada
malo en el colon. Tal vez notará que el colon parece estar contraído, pero esto
******ebook converter DEMO Watermarks*******
no es considerado como algo importante. De manera similar, el neurólogo
mirará una tomografía del cerebro y ante la ausencia de tumor, de
sangramiento o de cualquier otra patología, reportará que los hallazgos no
fueron significativos.
El tejido irritado, contraído y con puntos activadores
no se puede detectar con una resonancia magnética
(MRI) ni con una tomografía computarizada (CAT)
Lo que queremos apuntar aquí, si miramos el dolor pélvico por ejemplo, es
que existen anomalías en la estructura que sin embargo no representan una
amenaza considerable ni son irreversibles. Si bien nosotros consideramos que
hallazgos de este tipo, como irritación, dolor, tensión muscular, puntos
activadores de dolor y espasmos, no son indicadores de patologías
amenazadoras y son reversibles además, son síntomas a los que en ocasiones
los urólogos le restan importancia o simplemente pasan por alto. Además,
con frecuencia estos síntomas no pueden ser revelados en imágenes obtenidas
con tecnología contemporánea, como la tomografía y la resonancia
magnética. Tampoco se pueden encontrar bases físicas significativas que
expliquen el dolor o la disfunción mediante un simple análisis físico, de tacto,
o de sangre. Es muy común que algún urólogo haya dicho a nuestros
pacientes que no tienen ninguna irregularidad en su organismo, o que
deberían de considerar su problema como algo mental, en cuyo caso
recomiendan contactar a un psiquiatra.
Con frecuencia, los pacientes se sienten rechazados por sus médicos. Algunos
pacientes han reportado que los médicos ni siquiera creyeron en sus síntomas.
El rechazo y la invalidación de los síntomas del paciente pueden causar
mucha angustia y crea sufrimiento innecesario en la vida de los que están
lidiando con dolor pélvico.
Muchos médicos no comprenden la relación entre el
estrés y el dolor pélvico
Para el tipo de dolor pélvico que describimos en este libro existen problemas
evidentes en la estructura del tejido suave de la pelvis y en áreas adyacentes
relacionadas con la pelvis. Cuando se palpa el tejido pélvico de alguien que
ha sufrido dolor pélvico, los músculos tienden a estar muy tensos y
crónicamente contraídos. En el extremo, tenemos pacientes que no pueden
tolerar ni siquiera el tacto más gentil en la apertura del ano o la vagina y otros
con los que es imposible insertar un dedo pues los músculos están
******ebook converter DEMO Watermarks*******
completamente contraídos. Esto contrasta con alguien que no experimenta
dolor pélvico, en cuyo caso no siente ninguna incomodidad particular cuando
se inserta el dedo en el piso pélvico y el tejido es presionado. El tejido es
suave, relajado y tiene palpitaciones vigorosas que no causan ni dolor ni
incomodidad.
¿Existe alguna diferencia física entre el paciente con dolor pélvico y aquel sin
síntomas de dolor pélvico? La respuesta es inequívocamente sí, pero para el
modelo médico actual, el dolor, los puntos de tensión, la hipersensibilidad del
tejido y la tensión crónica no son considerados eventos tratables. Aun mas,
tratar estos eventos no-tratables desde el punto de vista de la medicina
convencional, no parece producir ningún tipo de beneficio terapéutico. Así
que estas áreas permanecen sin ser tratadas.
El punto de esta discusión es dejar en claro por qué nuestro tratamiento
emplea estrechamente las habilidades de un psicólogo, de un terapeuta físico
y de un urólogo. El Protocolo Wise-Anderson debe tratar tanto los
componentes físicos como los psicológicos que conforman el dolor pélvico.
Ambos son reales y, en nuestra experiencia, tratar uno sin tratar el otro no
produce ningún beneficio. Además, lo que ha sido considerado como mental
tiene consecuencias físicas muy reales, como se ha visto en el incremento de
la actividad eléctrica en puntos activadores con ansiedad, como en el trabajo
de Gevirtz y Hubbard. Los pacientes preguntan si hacemos relajación dejando
a un lado la terapia física o viceversa: respondemos que no creemos
conveniente ni efectivo romper el protocolo de esa manera.
Interés renovado en el dolor pélvico como un desorden funcional
El concepto de desorden funcional es lo más cercano que la medicina
convencional ha estado de entender nuestra perspectiva acerca del dolor
pélvico. A continuación, incluimos extractos de un ensayo recientemente
publicado en The Journal of Urology, escrito por el Dr. J. Quentin Clemens,
en el cual se discute el dolor pélvico como un desorden funcional,
refiriéndose a un estudio que hicimos en Stanford acerca del incremento de
cortisol salival en pacientes con dolor pélvico. Después de dichos extractos
está la respuesta del Dr. Wise:
El término “síndrome funcional somático” es usado para describir un patrón
de “quejas persistentes en el cuerpo cuando los exámenes no revelan
suficiente explicación estructural u otra patología específica”... En años
recientes ha existido un claro cambio de dirección que deja de ver estas
condiciones como desórdenes específicos del órgano... Los resultados de las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
terapias que se especifican en un órgano, en este caso la vejiga o la próstata,
han sido uniformemente decepcionantes en revelar síntomas de CI/PBS ni de
SDPC... Un ejemplo de este cambio conceptual es dado en esta publicación
por Anderson et al., quienes suponen que el desarrollo de síndromes de
dolores urológicos puede estar relacionado con una disfunción del eje
hipotalámico-pituitario-suprarrenal (HPA), disfunción del eje... Al comparar
hombres con SDPC mostraron un incremento sustancial en los niveles de
cortisol y múltiples anormalidades psicosociales. Las anormalidades en el eje
HPS han sido previamente observadas en casos de CI/PBS... Este reporte
agrega evidencia que comprueba que las técnicas para reducir el estrés deben
ser incorporadas para tratar estos síntomas crónicos y en ocasiones
debilitantes... Es necesario entender mejor esta fisiopatología para que
puedan tomarse estrategias de prevención y tratamiento más asertivas. Con
suerte, la incorporación de experiencia fuera de la urología nos ayudará a
alcanzar un mayor progreso en estas áreas.
(La respuesta del Dr. Wise al ensayo del Dr. Clemens)
En la edición de marzo de 2008 de The Journal of Urology, el Dr. J. Quentin
Clemens comenta el nuevo estudio del Dr. Rodney Anderson, en el cual se
documenta el significativo incremento del cortisol salival en pacientes con
síndromes de dolor pélvico crónico. El Dr. Clemens cita un número de
estudios que muestran la relación entre CI, prostatitis, estrés y lo que él
denomina disfunción del eje hipotalámico-pituitario-adrenal (en mi opinión,
una manera muy complicada de referirse a la tendencia a la excitación
nerviosa). Clemens analiza el estudio del Dr. Anderson en el contexto de la
CI y la prostatitis como síndromes de función somática y plantea cómo la
observación común prueba que las personas con síndromes de dolor pélvico
tienden a tener otros síndromes de función somática. El Dr. Clemens
concluye: “Necesitamos de forma desesperada entender mejor esta
fisiopatología para que puedan desarrollarse una prevención efectiva y
estrategias de tratamiento”.
Como investigador y coautor del Protocolo Wise-Anderson para tratar el
dolor pélvico, escribo para sugerir que el problema de encontrar un
entendimiento mejor y un tratamiento más adecuado para los síndromes de
dolor pélvico en la manera en que lo plantea el Dr. Clemens, no recae en la
carencia de datos en la fisiopatología de los desórdenes o en la falta de
investigación. Sugiero que el paradigma del desorden específico del órgano
(en contraposición a un paradigma funcional), por el cual la urología sigue
******ebook converter DEMO Watermarks*******
optando constantemente, es con intenciones económicas y no por la falta de
datos, investigación o entendimiento de la naturaleza del problema. Esta es
la razón por la cual sugiero que este problema ha sido ignorado en el campo
de la urología por tantos años.
¿Qué significaría para un urólogo cambiar su paradigma de la prostatitis,
por dar un ejemplo, y ver el problema como un síndrome funcional somático
y no como un desorden propio de la próstata? Significaría que no existe una
conclusión inmediata de que los síntomas del dolor pélvico en hombres
implican que hay una infección o inflamación de la próstata y, por ende, no
habría motivo para utilizar antibióticos de forma rutinaria sin evidencia que
justifique su uso. Significaría que el urólogo entiende que existe una
asociación muy fuerte entre la ansiedad y la alteración emocional. También
significaría que el urólogo cambiaría de dirección y, en lugar de buscar una
droga que tratara la prostatitis, se interesaría por el Protocolo Wise-
Anderson y por tratar la hipertonicidad en los músculos del piso pélvico y el
autónomo surgimiento que causa la hipertonicidad. También podría
significar que el urólogo tuviese que aprender a diagnosticar puntos
activadores del piso pélvico, así como se hace en el Protocolo Wise-
Anderson, y enseñar al paciente a tratarse él mismo para reducir la tensión
del piso pélvico y la ansiedad que la causa.
Tenemos entonces dos paradigmas enfrentados. En una esquina está el
paradigma al que se refiere el Dr. Clemens y encarnado en el Protocolo
Wise-Anderson. Dicho paradigma ve el dolor pélvico como la consecuencia
de una interacción de cuerpo y mente en el piso pélvico y es abordado de una
manera donde el auto tratamiento del paciente es el elemento central. En la
otra esquina tenemos el paradigma de la urología convencional, en el que la
prostatitis y otros síndromes de dolor pélvico son problemas específicos del
órgano, requiriendo así una intervención convencional física, farmacéutica o
quirúrgica.
Para que los médicos adopten el “paradigma del síndrome funcional
somático”, como lo llama el Dr. Clemens, se deben superar grandes
obstáculos. El primero, y quizás el más difícil de superar, es el económico.
Los seguros médicos y los reembolsos pagan a los urólogos sumas irrisorias
por tratar dolores psicogénicos del piso pélvico miofasciales. La visita
convencional de 15 minutos al médico es el tiempo promedio para una
consulta convencional, y un médico se enfrentaría a un gran problema para
lograr una intervención efectiva, como la que se necesitaría realizar, según
******ebook converter DEMO Watermarks*******
el paradigma que discute el Dr. Clemens, en una consulta de 15 minutos.
Aun mas, tratar el dolor pélvico como un síndrome funcional somático es un
problema monetario cuestionable, considerando las presiones económicas
que una práctica de urología debe producir, la cual bordea los $20 000 USD
por mes, solo para conseguir cubrir los gastos fijos.
Además, existe poco apoyo de las compañías farmacéuticas y de
instrumentos médicos para realizar investigaciones de métodos que no
pretenden vender medicinas al paciente ni someterlo a drogas o cirugías,
como sería el caso de un auténtico tratamiento de síndrome funcional
somático. Además, filosófica e ideológicamente, muchos médicos que tratan
el dolor pélvico tienden a no estar interesados en la medicina que involucra
cuerpo-mente para tratar desórdenes urológicos.
Por todas estas razones, cambiar de paradigma para tratar el dolor pélvico,
de algo específico del órgano a lo que Clemens se refiere como “síndromes
funcionales somáticos”, tiene poco apoyo y muchos obstáculos en la
actualidad. Leroy Nyberg de NIH, en la edición de Best Life de mayo de 2006
dijo: “Las cosas no van bien cuando una organización de gran tamaño
pierde una enfermedad”. Así que los pacientes que padecen dolor pélvico se
encuentran entre la espada y la pared. Están consultando especialistas que
no los pueden ayudar y puede que rechacen el entendimiento de su problema
desde un punto de vista que realmente pudiera ayudarles.
Los pacientes que experimentan los beneficios de nuestro tratamiento a
menudo nos preguntan por qué sus médicos jamás les mencionaron acerca
de nuestro método. En internet los grupos de chat son agresivos con los
médicos que han sido consultados por pacientes para tratar el dolor pélvico
y estos grupos se muestran muy incrédulos ante el hecho de que muchos
pacientes permanecen herméticos y no experimentan el método descrito en
este libro. A menudo, muchos pacientes compran nuestro libro para
regalárselo a sus médicos, y ellos cordialmente lo reciben para después
ponerlo en el bote de basura cuando el paciente se marcha. Creo que todo
esto tiene que ver con el dilema de paradigmas que aquí se discute y los
pocos incentivos con respecto al cambio conceptual que el doctor Clemens
alienta.
Nos encontramos en una era donde los urólogos aún diagnostican a
pacientes con dolor pélvico miofascial como si tuvieran “prostatitis” y
rutinariamente les recetan antibióticos sin siquiera confirmar que existe
realmente una infección en la próstata. Los desincentivos económicos para
******ebook converter DEMO Watermarks*******
cambiar de paradigmas acerca del dolor pélvico son enormes. Y queremos
ser claros, el paradigma en sí, es el problema. Si bien existen urólogos que
piensan creativamente y rompen con los esquemas, sin importar cuántos
incentivos o desincentivos haya, este paradigma, que involucra tratar el
dolor pélvico como un desorden neuromuscular asociado con el sistema
nervioso, no parece ser el panorama para muchos urólogos.
Desafortunadamente, el paciente que padece dolor pélvico es el gran
perjudicado.
Cuando uno es informado de su condición, todo queda en la cabeza
Nosotros jamás diríamos que el dolor pélvico es menos real que un hueso
roto. Como hemos discutido previamente, muchos pacientes nos han dicho
que han consultado a médicos quienes les han dicho que no hay nada mal en
ellos y que deben de vivir con su condición o ir a un psiquiatra.
Es cruel e ignorante decirles a los pacientes con dolor
muscular pélvico que el dolor está en sus cabezas. Si
aquellos que hacen este tipo de comentarios
experimentaran el dolor pélvico por diez minutos, sus
opiniones cambiarían rápidamente
Esto es naturalmente perturbador para el paciente que tiene que encarar a su
médico, el cual le dice que su dolor y anomalía no son reales o tratables. Si el
doctor, por una hora, experimentara lo que está viviendo el paciente de
manera crónica, no le diría tan fácilmente a su paciente esas cosas.
Cuando un doctor le dice que tiene que vivir con eso: el efecto nocivo
Más adelante discutiremos el efecto placebo (el fenómeno que ocurre cuando
un paciente cree en una pastilla de azúcar y por tanto esta lo ayuda). Existe un
efecto contrario conocido como el efecto nocivo. El efecto nocivo describe los
efectos negativos que causa el creer que una píldora de azúcar puede
lastimarle. En latín, placebo significa “yo complaceré”, y nocivo significa
“yo lastimaré”. Por lo que el placebo ayudará con sus síntomas (solo si usted
cree que lo ayudará) y el nocivo lastimará su cuerpo y empeorará los
síntomas (solo si usted cree que lo hará). Lo que usted cree acerca de las
sustancias y no la sustancia misma, parece ser el factor causante. Así como la
actitud positiva o negativa de un doctor puede tener un profundo efecto
placebo en el paciente, como discutimos más adelante, las actitudes negativas
destruyen las esperanzas del paciente y tienen un efecto nocivo.
A menudo nos angustia la insensibilidad de algunos doctores quienes tienen
******ebook converter DEMO Watermarks*******
un efecto nocivo en sus pacientes al decirles que tendrán que vivir con su
condición y que no hay solución. Numerosos pacientes han reportado cómo
estas declaraciones de parte del doctor trajeron consigo los momentos más
oscuros en sus vidas y uno de los peores rebrotes de dolor en sus síntomas.
Cuando un doctor da a un paciente una sentencia de vida de dolor crónico, es
equivalente a que el doctor asumiera la postura de ser Dios, como si pudiera
saber el futuro del paciente de forma absoluta. Este tipo de ratificaciones son
particularmente negativas, dada la posición de autoridad que el médico posee
y el alto grado de confianza que la mayoría de los pacientes depositan en
ellos, particularmente en médicos que se supone son expertos en la
subespecialidad esotérica de la medicina relacionada con el dolor pélvico.
Que un médico le diga a un paciente que sufre de
dolor pélvico muscular que este tendrá que vivir con
esa dolencia por el resto de su vida solo porque así lo
presume el médico, es una expresión de gran
arrogancia
Lo cierto es que, al momento de imprimir este libro, la mayoría de los
médicos tienen poco entendimiento sobre el dolor pélvico muscular y sobre
cómo tratarlo. De hecho, el punto de nuestro libro y de este capítulo es que
las ideas médicas convencionales de medicina, en especial de dolor pélvico y
su tratamiento, están, en el mejor de los casos, incompletas o, en el peor de
los casos, incorrectas y son potencialmente dañinas. ¿Cómo puede un doctor,
que no posee una real comprensión de la naturaleza de un problema o de su
mejoría, decirle a alguien algo acerca de su futuro?
La mayoría de los médicos que tratan el dolor pélvico se compadecen y
tienen un conocimiento del impacto de sus palabras en el paciente.
Permitámonos por un momento una especulación psicológica acerca de este
pequeño número de médicos insensibles que les dicen a sus pacientes que sus
síntomas jamás mejorarán. He aquí un posible perfil psicológico de estos
médicos. Lo incluimos en este libro para ayudar a pacientes que han tenido
que lidiar con este tipo de médicos, y tratamos de brindarle con ello un poco
de perspectiva sobre el problema. Desafortunadamente, existen doctores que
tienen poca tolerancia a creer que si no pueden ayudar a un paciente, o no
comprenden la naturaleza de la condición de una persona, “se supone” que
deben comprender y ayudar. Si estos doctores fueran más asertivos y
comprensivos, dirían: “No puedo ayudarlo dado el nivel de mis habilidades,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
mis conocimientos y mis herramientas. Pero que yo no pueda ayudarlo no
significa que nadie pueda hacerlo, por lo que continúe su búsqueda y vea si
encuentra a alguien más que lo pueda ayudar”.
La relación entre el síndrome del intestino irritable y el dolor pélvico
En nuestra práctica, hemos notado que existe una alta incidencia de síndrome
de intestino irritable en pacientes que también padecen de dolor pélvico.
Dada la proximidad del colon y de la pelvis, tiene sentido que ambos sean el
resultado de una tensión abdominal/pélvica crónica. Mientras la
gastroenterología y la urología hacen clara distinción entre el tracto
gastrointestinal y el tracto urogenital, el cuerpo jamás ha oído de estas
especialidades. La tensión pélvica y gastrointestinal van de la mano con
mucha frecuencia.
Muchas personas con dolor pélvico también padecen
el síndrome del intestino irritable
Discutiremos más adelante cómo el uso del Protocolo Wise-Anderson, con
algunas variaciones, ha sido beneficioso para algunos de nuestros pacientes
en la reducción del síndrome del intestino irritable, y en otros pacientes, con
sus angustiosos síntomas de reflujo en el esófago.
Los conceptos del umbral de los síntomas y del dolor pélvico
Cuando uno se enfrenta por primera vez al dolor pélvico, afronta lo que
parece ser una cortina monolítica de incomodidad y angustia que se vuelve
incomprensible y abrumadora. Los pacientes usualmente se sienten
indefensos al lidiar con el dolor pélvico, pues saben poco o nada de lo que
deben hacer con su condición. En consecuencia, el concepto de un umbral y
la proximidad al umbral es una idea muy eficaz para ayudar a los pacientes a
ganar esperanza en cuanto a su progreso.
Nosotros asesoramos la efectividad de nuestro tratamiento al tener en cuenta
la presencia, intensidad y frecuencia de los síntomas. Consideremos el
siguiente esquema. El umbral del síntoma es el punto que alcanza la
irritabilidad pélvica neuromuscular y el nivel en el que produce incomodidad,
dolor o disfunción. Se localiza por encima del nivel del umbral, si es
sintomático, y por debajo del umbral si es asintomático. Cuando los pacientes
logran ver sus síntomas de dicha forma, pueden comprender mejor su
situación.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


En el esquema del umbral, la persona ubicada en el #1 está muy por debajo
del umbral, no presenta síntomas y puede tolerar un alto grado de tensión en
el sistema nervioso del piso pélvico sin ser sintomático. Aun cuando la
tensión pélvica de esta persona suba por encima del umbral, el tejido pélvico
no está irritado y el piso pélvico presenta músculos flexibles, además de que
vuelven a su nivel normal una vez que la tensión ha terminado. La persona en
esta posición tiene una pelvis normal y sana.
La persona situada en el #2 representa a alguien que tiene dolor pélvico pero
en una forma intermitente. No se necesitan incrementos muy grandes en el
sistema nervioso o tensión pélvica para que lleguen a estar por encima del
umbral y volverse sintomáticos. La persona en el #2, hablando en términos
generales, tiene un nivel reducido de flexibilidad en la pelvis y esta no se
relaja tan fácilmente como la de alguien que se encuentra en el #1. Las
personas en la posición #2 usualmente se sienten confundidas del por qué de
sus síntomas cuando aparecen. Llegan a la conclusión de que no hay un
factor que determine los síntomas y que el dolor es aleatorio. Nuestra
explicación es que cuando alguien se encuentra en el #2 no es necesario un
episodio de alta tensión o estrés para ponerlos sobre el umbral y volverlos
sintomáticos.
La ansiedad típicamente incrementa y prolonga el
dolor pélvico
La persona que se encuentra en la posición #3 es el individuo que tiene
síntomas débiles, pero persistentes que van y vienen. Esta es la persona que
tiene síntomas casi siempre presentes; en ocasiones se encuentran por debajo
del umbral pero vuelven inexplicablemente a tener síntomas. La persona en la
posición #3 suele experimentar dolor y disfunción crónica más o menos
tolerable.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


En la posición #4 está el individuo que tiene dolor crónico persistente y
disfunción. Él o ella jamás está por debajo del umbral. La persona reporta que
sus síntomas están siempre presentes, 24 horas al día, 7 días a la semana, y
que los síntomas tienen un fuerte impacto en su vida. Nuestro tratamiento
apunta a reducir la tensión e irritabilidad de los individuos en las posiciones
#2, #3 y #4, para que puedan estar en la posición #1.
La mayoría de los pacientes que tratamos que padecen de síndrome de dolor
pélvico crónico, tienen lo que nos hemos referido anteriormente como puntos
activadores en los músculos. Reiteramos, los puntos activadores son una
banda o faja tensa en el músculo que presenta dolor, ya sea de manera
espontánea o cuando son tocados, y crean dolor en el sitio donde son
palpados o en un sitio remoto.
Los puntos activadores son muy sensibles y es común que los pacientes
salten de dolor cuando el punto es presionado. Nosotros determinamos la
presencia de puntos activadores internos a través de un examen digital en el
recto o la vagina. El doctor inserta un dedo en el recto o la vagina y presiona
los músculos para poder analizar el tejido y encontrar los puntos activadores.
Existen puntos externos y son evaluados utilizando la metodología de Travell
y Simons, en su libro Myofascial Pain and Dysfunction: The Trigger Point
Manual (Dolor y disfunción miofascial. Manual de los puntos activadores).
La ansiedad afecta de manera severa e inmediata la
actividad eléctrica de los puntos activadores
miofasciales
Un estudio de 1994 nos ayuda a entender la relación entre puntos activadores
y estrés. McNulty, Gevertz, Hubbard y Berkoff insertaron una aguja con un
electrodo directamente en un punto activador y monitorearon su actividad
eléctrica con una máquina llamada electromiógrafo. Al parecer, a mayor
actividad eléctrica de un punto activador, mayor es el nivel de dolor.
A los pacientes se les orientó el estresante trabajo de hacer aritmética mental.
Los científicos querían determinar el nivel de estrés y su efecto sobre los
puntos activadores, y comparar con los tejidos musculares adyacentes y no
sensitivos que no presentaran estos puntos. Los resultados indicaron que la
actividad eléctrica de los puntos activadores al hacer actividades estresantes
incrementaba, mientras en los tejidos sin puntos activadores la actividad
eléctrica se mantuvo sin efectos.
Este tipo de experimento ha sido repetido cientos de veces. Estos hallazgos
son muy importantes. Sugieren que de alguna manera el sistema nervioso que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
está conectado al estrés y a la actividad emocional, está selectivamente
conectado a los puntos activadores y no a otros puntos del tejido. El entender
esto, revela claramente por qué los pacientes con dolor pélvico y disfunción
suelen reportar que sus síntomas se ven agravados por el estrés.
La ansiedad, el enojo, el miedo y la tristeza, que son expresiones que
estimulan el sistema nervioso, pueden causar un incremento de dolor en áreas
que tienen puntos activadores. Aun más, la actitud temerosa hacia el cuerpo y
hacia los síntomas puede causar estrés. Si usted está consciente del dolor cada
día al orinar o al tener actividad sexual, y se siente ansioso cada vez que se da
cuenta de su dolor, es beneficioso, según nuestra experiencia, cambiar dichos
pensamientos y la actitud que se tiene hacia los síntomas.
Platón nos enseñó que tenemos que ser amables unos con otros porque cada
uno de nosotros está comprometido en un poderosa, y aún no vista, lucha en
nuestras vidas. Tener compasión aún con personas de trato difícil es posible
si uno entiende su lucha. Así como uno deja a un lado su enojo y su ira hacia
las personas difíciles, uno debe dejar de lado el miedo y la ansiedad hacia el
recto y los genitales, como una expresión de entendimiento y compasión por
nuestra propia lucha.
Desarrollar la paciencia y la compasión hacia los
rebrotes de dolor nos ayuda a reducir el dolor y la
duración de los síntomas
Encontrar la compasión hacia uno mismo y hacia el cuerpo es parte de
nuestro protocolo. A la vez que los pacientes entienden el lenguaje del piso
pélvico y su lucha contra el hábito de tensarse crónicamente, la actitud puede
cambiar, desde el temor hacia una actitud más compasiva y comprensiva.
¿Cuál es el rol de la inflamación?
Al ver las enfermedades y aberraciones que acontecen en el cuerpo humano
que crean sufrimiento, la evidencia de la inflamación sigue siendo parte
importante de estos desórdenes. Estas condiciones incluyen enfermedades de
las arterias coronarias, artritis, enfermedades inflamatorias del intestino,
múltiples desórdenes neurológicos, diabetes, enfermedades infecciosas. Y la
lista puede seguir y seguir. Tenemos motivos para creer que los desórdenes
de dolor pélvico pueden ser también una condición inflamatoria.
Se sabe pocas cosas y en otras se cree fervorosamente. Existe abundante
literatura que comprueba que la inflamación produce ansiedad, pero también
existe evidencia de que la ansiedad produce inflamación. La ansiedad puede
empeorar las condiciones de inflamación e incluso causar un grave deterioro
******ebook converter DEMO Watermarks*******
en casos de cáncer. El estrés, y la angustia pueden empeorar tanto la
inflamación por cirugía, por infección, por artritis, por cáncer, por
enfermedades cardíacas o del intestino. Es bien sabido que el estrés retrasa la
sanación. Por ejemplo, alguien que padece un grado muy alto de ansiedad
tarda cuatro veces más tiempo en sanar una úlcera del duodeno. Cuando se
habla de inflamación, queremos aclarar que los síntomas que comúnmente se
asocian con la prostatitis tienen poca relación con la inflamación. Dicho esto,
la relación entre ansiedad e inflamación, en nuestro punto de vista, es otra
razón por la cual es imperativo controlar la ansiedad recurrente.
La ansiedad es pro inflamatoria
Algunas condiciones inflamatorias del cuerpo obviamente nos causan daño.
Hay partes de nuestro cuerpo que se inflaman y sufren por la guerra interna
en la que participa cuando cualquier evento, por remoto que sea, amenaza
nuestra sobrevivencia. Algunos tipos de células defensoras halladas en una
condición inflamatoria secretan bioquímicos tóxicos y nocivos que causan
dolor. La inflamación casi siempre sobrepasa los límites y, por ende, viene
acompañada de sufrimiento. La evidencia científica diría que reducir la
ansiedad puede promover la sanación y reducir la respuesta inflamatoria. En
lo referente al dolor pélvico, reducir la inflamación puede ser muy útil para la
cistitis intersticial y los síndromes de la uretra.
Ciclo de tensión, ansiedad y dolor: el centro del problema
El ciclo de tensión, ansiedad, dolor es el centro del
problema en la mayoría de los casos que tratamos de
síndrome de dolor pélvico crónico
El dolor pélvico crónico se resiste a los tratamientos convencionales por lo
que llamamos el ciclo de tensión, ansiedad y dolor. Es un ciclo en el cual la
tensión ha acortado los músculos del piso pélvico y ha creado un ambiente en
el que el piso pélvico puede ser visualizado como un puño muy apretado. El
dolor es un tipo de alarma ante la cual el cuerpo responde con medidas
protectoras y con un estado intensificado de ansiedad y de alerta. La ansiedad
siempre produce tensión, la cual produce más dolor y este a su vez produce
más ansiedad.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Una vez que la pelvis está irritada, adolorida y las funciones normales se
perturban de cierta manera, la pelvis sensible y adolorida se vuelve
hipersensible a la ansiedad. La ansiedad es el resultado de la tensión de los
músculos, que se da como preparación para pelear, huir o paralizarse. Esta
tensión del piso pélvico y de los músculos circundantes tiende a ser un
reflejo, y usualmente sucede sin que la persona se dé cuenta.
Casi todos los pacientes con síndromes de dolor pélvico crónico viven con un
determinado nivel de ansiedad, un día sí y otro no. La ansiedad regularmente
puede exacerbar la condición, alimentada por pensamientos catastróficos,
aislamiento al compartir los propios pensamientos con muy pocas personas y
un sistema médico que no ayuda.
Ante la ansiedad y la reacción refleja de protección, la pelvis sensible y
contraída no puede relajarse totalmente. Esta relajación es necesaria para
curar el tejido sensible de la pelvis. Además de la ansiedad del paciente, está
la perplejidad de los médicos a los que el paciente consulta para este
problema. Como hemos discutido, el médico con frecuencia se siente
frustrado por su incapacidad para ayudar en este problema, y no con poca
frecuencia se preocupa al pensar que ha pasado algo por alto. Los médicos
son solucionadores de problemas. Como hemos discutido, algunos doctores
no responden bien a su incapacidad para resolver el problema del dolor
pélvico. Cualquier ansiedad, incertidumbre o impotencia del doctor es casi
siempre transmitida al paciente, una comunicación cuyo impacto, como ya
hemos visto, es muy profundo.
El dolor pélvico se ve enormemente acentuado y perpetuado debido a la
ansiedad. Es por esto que el efecto placebo reduce efectivamente la ansiedad
que alimenta la condición. Esto también explica por qué muchas personas
experimentan reducción en sus síntomas después de leer este libro: por fin
algo le encuentra un sentido a lo que está pasando y ofrece alguna solución
intuitivamente viable.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
El efecto placebo simplemente significa que cualquier
cosa que uno piense ayudará y hará que el paciente
sane, pues tiene la certeza de que todo estará bien
Con frecuencia vemos pacientes con dolor que, emocionalmente, están muy
enojados por su dolor. Sus manos a menudo están frías y húmedas; están
agitados y no pueden permanecer tranquilos al sentarse. Estos pacientes están
atrapados por la presión activa del ciclo tensión-ansiedad-dolor. La dificultad
para intervenir efectivamente en ayuda de estos pacientes se ilustra con el
juego de niños de saltar la doble cuerda. En este juego dos niños, parados uno
frente al otro, mueven dos cuerdas, una en sentido de las manecillas del reloj
y la otra en contra de las manecillas del reloj, mientras otro niño, salta ambas
cuerdas simultáneamente.
La dificultad de este juego está en entrar entre ambas cuerdas en movimiento
al espacio de salto. Los niños que pueden jugar bien este juego, logran
observar ambas cuerdas mientras estas se suceden una detrás de otra y
pueden determinar la fracción de segundo en que se abre el espacio para que
ellos puedan entrar. Hasta para un niño atlético y brillante, este juego es un
desafío. De la misma manera, los eventos que ocurren en el ciclo tensión-
ansiedad-dolor, se suceden muy rápidamente uno detrás de otro, por lo que
podríamos llamarlo el saltar la triple cuerda. Una vez en este ciclo, los
intentos de detenerlo representan un desafío nada pequeño.
Dolor pélvico causado por la respuesta biológica de los
mamíferos de esconder la cola entre las patas en
episodios de miedo
En el año 2009, después de la impresión de la quinta edición de nuestro libro,
tuvimos una nueva visión acerca del dolor pélvico. Esta visión ayuda a
aclarar la omnipresencia del dolor pélvico relacionado con los músculos así
como sus bases biológicas. Es un saber común que un perro esconde la cola
entre las patas cuando tiene miedo, otras emociones has sido atribuidas a este
comportamiento de esconder la cola entre las patas, incluidas la vergüenza,
sumisión, terror, derrota o timidez. Para la presente discusión proponemos
que el común denominador de varias de las diferentes emociones asociadas
con el comportamiento de esconder la cola entre las patas es el miedo.
Cuando se pone “la cola entre las piernas”
crónicamente, todos los músculos del piso pélvico se
contraen en algún nivel
******ebook converter DEMO Watermarks*******
En la tipología de Walter Cannon, el gran fisiólogo de Harvard de principios
del siglo XX, quien introdujo la frase pelear, huir, paralizar, para describir
los diferentes comportamientos de supervivencia en los mamíferos, el
esconder la cola entre las patas es una expresión del comportamiento de
supervivencia conocido como paralizarse. Este comportamiento de
paralizarse expresa el intento del organismo de auto protegerse al quedarse
quieto rápidamente, mientras pasa el peligro. El comportamiento de mover la
cola ha sido asociado por los observadores de animales con las emociones de
excitación o agresión, las que contrastan fuertemente con el comportamiento
de esconder la cola entre las patas. Por ejemplo, muchos dueños de perros y
gatos, pueden intuitivamente “leer” el estado emocional de sus animales, por
cómo estos mueven la cola.
En los humanos, el coxis, se considera comúnmente como el remanente de la
cola que heredamos de nuestros ancestros. A este hueso de la cola (coxis),
algunas veces se le conoce como cola vestigial. En los humanos, los
músculos coxígeo, iliocoxígeo y pubocoxígeo, dentro de la cuenca pélvica,
están conectados al coxis y son responsables de su movimiento, en conjunto
con otros músculos del piso pélvico.
La frase “con la cola entre las patas” existe en el lenguaje casual de muchos
idiomas para describir los comportamientos de miedo, vergüenza, sumisión,
cobardía o derrota. Por ejemplo, en francés, el término “la queue entre les
jambes”, es usado frecuentemente con un significado idéntico al de “esconder
la cola entre las piernas”. En el griego moderno, la frase transcrita “Autos
einai san to skylo pou vazi tin oura mes ta skelia tou” se traduce como “es
como el perro que esconde la cola bien abajo”. Los griegos usan siempre esta
frase para describir a alguien que es miedoso, ansioso, nervioso,
avergonzado, o derrotado por la vida. También resulta interesante que esta
frase se use para describir a alguien que es incapaz de tomar una decisión,
alguien que se paraliza ante las opciones que se le presentan, o que está
obsesionado por qué decisión tomar.
El dolor pélvico muscular puede ser pensado como
una condición que resulta de esconder la cola entre las
piernas en forma crónica
El fenómeno de esconder la cola entre las piernas requiere que algunos
músculos específicos del piso pélvico, particularmente los que involucran a
los músculos coxígeos, participen en este evento. En este acto de contracción
muscular, el grupo de músculos pélvicos se contrae, causando que la cola
******ebook converter DEMO Watermarks*******
(coxis) se retraiga. Aquí ofrecemos la visión de que, desde el punto de vista
evolutivo, el esconder la cola entre las piernas es un comportamiento activo
asociado con la experiencia de miedo y cuyo objetivo es el de proteger el área
ano-rectal y los genitales. Este comportamiento también envía señales a un
depredador de que el animal no representa una amenaza.
Dolor al sentarse y el reflejo de esconder la cola entre las piernas
En nuestra experiencia en la discusión científica del dolor pélvico, no ha
habido una discusión adecuada sobre lo que creemos es una íntima relación
entre el comportamiento de esconder la cola entre las piernas, la ansiedad, el
miedo y el dolor pélvico. A continuación introducimos la idea de las
implicaciones terapéuticas de esta importante y sorprendente relación clínica.
Los músculos requeridos para esconder la cola,
típicamente están adoloridos o irritados en aquellos
con molestias al sentarse
Desde el inicio de nuestra investigación, hemos constatado que el dolor
pélvico se relacionaba con la tensión muscular crónica por autoprotección, la
cual formaba un ciclo autoalimentado de tensión-ansiedad-dolor y una actitud
de protección y cuidado. En la publicación original de nuestro libro, Un dolor
de cabeza en la pelvis, resumimos nuestro conocimiento del tema de la
siguiente manera:
Hemos identificado un grupo de síntomas de dolor pélvico crónico, que
creemos son causados por el abuso del instinto humano de proteger de
lesiones o dolor a los genitales, el recto y el contenido de la pelvis, mediante
la contracción de los músculos pélvicos. Esta tendencia se exagera en
individuos predispuestos y, con el paso del tiempo, resulta en dolor pélvico
crónico y disfunción. Este estado de contracción crónica crea puntos
disparadores referidos al dolor, flujo sanguíneo reducido y un ambiente
inhóspito para los nervios, vasos sanguíneos y estructuras dentro del cuenco
pélvico. Esto resulta en un ciclo de tensión-ansiedad-dolor, que anteriormente
no ha sido ni reconocido ni tratado.
El entender este ciclo de tensión-ansiedad-dolor nos ha permitido desarrollar
un tratamiento efectivo. Nuestro programa rompe este ciclo al rehabilitar los
músculos pélvicos contraídos y el tejido conectivo que soporta a los órganos
pélvicos, al mismo tiempo que usa una metodología específica para modificar
la tendencia a contraer los músculos del piso pélvico debido al estrés.
Nos ha impresionado la enorme incidencia de casos de dolor pélvico a nivel
internacional. Cada mes nuestra página web es visitada por personas de más
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de 90 países. El instinto biológico de los animales de esconder la cola entre
las piernas nos da un ejemplo del por qué el dolor pélvico, en uno u otro
grado, existe en los seres humanos, independientemente de la raza, género o
país de origen.
El dolor pélvico muscular proviene de un
comportamiento biológico universal que parece estar
codificado en los animales vertebrados
La visión de que el dolor pélvico está relacionado con el comportamiento de
esconder la cola entre las piernas, tiene aplicaciones tanto teóricas como
prácticas. Las aplicaciones prácticas identifican más claramente lo que
creemos es la estrategia terapéutica necesaria para tratar los síntomas
subsecuentes, como son el dolor al sentarse, el dolor coxígeo y el dolor de
post movimiento del intestino en particular, junto con los generales asociados
al dolor pélvico y la disfunción.
Los músculos involucrados en esconder la cola entre las piernas son los
músculos más cercanamente asociados al dolor pélvico
Al examinarlos, los músculos involucrados en el comportamiento de
esconder la cola entre las piernas, están entre los músculos más disparadores,
contraídos y adoloridos, en pacientes con dolor pélvico. En los datos que
hemos recolectado de pacientes que nos han visitado para su tratamiento del
dolor pélvico, muy frecuentemente hemos podido recrear el dolor asociado al
sentarse, el dolor coxígeo o el dolor post movimiento del intestino, mediante
el tacto de los músculos iliocoxígeo, pubocoxígeo, esfínter anal y piriformes.
También es importante decir que los traumas físicos o las lesiones en la
pelvis, igualmente pueden detonar el sentimiento protector de esconder la
cola entre las piernas. En otras palabras, el comportamiento de esconder la
cola entre las piernas, puede ocurrir aún fuera de los estados de ansiedad
crónica o miedo.
El fenómeno de esconder la cola entre las piernas, es esencialmente invisible
para otros seres humanos, debido a que no tenemos una cola visible que
informe a nuestros semejantes acerca de nuestros estados de miedo o
ansiedad. Debido a que el dolor pélvico muscular muy probablemente tiene
sus orígenes en este instinto biológico, tiene sentido pensar que este desorden
consiste en que varios músculos estén en un espasmo o crónicamente
contraídos y que esto a su vez tensa todo el piso pélvico, alimentado por los
sentimientos de tensión, ansiedad, dolor, miedo y protección. Una vez en
marcha, este síndrome toma vida propia y forma su propio círculo vicioso, el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
cual permanece aún después de que el evento traumático ha pasado.
El dolor al sentarse es uno de los últimos síntomas a
resolver cuando nuestro método para tratar el dolor
pélvico muscular es exitoso
Esconder la cola entre las piernas es un evento muscular que involucra
primariamente la contracción de los músculos puborrectal, pubocoxígeo,
iliocoxígeo, esfínter anal, gluteus maximus y otros relacionados. A partir de
los datos de pacientes que hemos tratado en los últimos años en nuestras
clínicas con el Protocolo Wise-Anderson, descubrimos que un gran número
de casos de pacientes con dolor al sentarse y con puntos disparadores
palpitantes en los músculos arriba mencionados, recrearon los síntomas del
dolor al sentarse. La rehabilitación de dichos músculos y la modificación a la
tendencia crónica de esconder la cola entre las piernas, son esenciales para
mejorar el dolor al sentarse.
Mayor que la necesidad de suavizar los músculos tirantes y crónicamente
tensos, provenientes del impulso biológico de esconder la cola entre las
piernas en los estados de miedo, es la necesidad de bajar el nivel del umbral
de excitación del sistema nervioso, lo cual mantiene la cola crónicamente
contraída.
El disminuir el nivel del umbral de excitación del sistema nervioso requiere
de una práctica constante para revertir el proceso de pensamiento que ve al
mundo como un lugar peligroso del cual debemos protegernos. La Relajación
Paradójica proporciona durante el día un determinado tiempo en el cual
usted puede abandonar su estado de guardia, liberarse del miedo y
experimentar descanso interno. En esos momentos en que se libera de la
ansiedad, el reflejo biológico de mantener la cola entre las piernas se ve
interrumpido y entonces el piso pélvico puede acostumbrarse a estar relajado.
El miedo, la ansiedad, el terror, el resentimiento y el enojo son tierras
fértiles para el dolor pélvico: la necesidad de modificar la tendencia
hacia los estados emocionales disfuncionales
Es fácil perderse al tratar de enfocar el tema del dolor pélvico y los síntomas
relacionados. Algunos profesionales que trabajan con el dolor pélvico dicen
que se especializan en condiciones abarcadas “entre el ombligo y las
rodillas”. El limitado enfoque de solo concentrarse en el área comprendida
entre el ombligo y las rodillas, o de simplemente reducir el dolor, como regla
general ha fallado en ofrecer una solución real. Ciertamente la tendencia a
contraer el piso pélvico no ocurre por accidente. Es una de las principales
******ebook converter DEMO Watermarks*******
formas que tiene el sistema nervioso central, con la que muchos individuos
que sufren de dolor pélvico, a menudo de forma inconsciente, manejan las
presiones y el estrés de la vida. Especialmente cuando aparece, el dolor
pélvico se perpetúa debido a un clima interior de miedo, ansiedad, terror,
resentimiento y enojo. Estos sentimientos son con frecuencia subterráneos.
Estos estados existen por debajo de la superficie y son normalmente
invisibles para otras personas e incluso para uno mismo.
Muchos de nuestros pacientes viven en un mundo de
preocupación constante y de pensamientos
catastróficos
Sabemos que cuando sufre de dolor pélvico, usted vive con cierto nivel de
ansiedad y/o depresión. Nuestro estudio reciente en Stanford muestra,
temprano por la mañana, un aumento de los niveles de cortisol en la saliva en
pacientes con dolor pélvico, en contraposición a sujetos normales y sin
síntomas; estos descubrimientos sugieren un nivel elevado de ansiedad en
individuos que sufren los síndromes de dolor pélvico. Hemos discutido el
elevado nivel de angustia psicológica en pacientes con cistitis intersticial,
asimismo cómo tratar los síndromes de dolor crónico, que es equivalente a
tratar con el mismo nivel de personas alteradas por estrés porque tienen
enfermedades del corazón o enfermedad de Crohn. No existen estudios para
los niveles de terror, resentimiento o enojo en aquellos pacientes que sufren
de dolor pélvico, aunque en nuestra experiencia dichas emociones con
frecuencia afectan la vida de muchos de nuestros pacientes.
La mayoría de las personas con dolor pélvico, rara vez están conscientes del
impacto que estas emociones escondidas tienen sobre sus síntomas. La razón
de esto es que, si se vive por ejemplo, en un matrimonio en el que hay un
constante resentimiento, una situación de trabajo en la cual se lucha
cotidianamente con frustraciones y decepciones, o se vive con una sensación
constante de terror, debido a una tendencia psicológica general de caer en
conclusiones catastróficas, uno se acostumbra a estas corrientes emocionales
y se piensa que son parte de la vida normal. Usted podría no conectar todos
estos puntos con sus síntomas. Cuando se vive en el agua, uno no se da
cuenta de que está mojado.
Muchos pacientes con dolor pélvico no reconocen la
relación entre sus estados emocionales y sus síntomas
Estoy dispuesto a ver las cosas de manera diferente: la intención de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
rehabilitarse de la tendencia al pensamiento y estados de ánimo
disfuncionales
En el libro A Course in Miracles (Un curso en milagros), donde un pionero
de la autoayuda se enfoca en enseñar al lector cómo ser feliz, el estudiante del
curso es enseñado a asumir una perspectiva diferente de los eventos
normalmente problemáticos. La principal premisa de este texto de autoayuda
corresponde a los supuestos generales de la terapia cognitiva. Es decir, el
sufrimiento viene de tu forma de ver las cosas y no de las cosas como tal. Un
curso en milagros consiste, en parte, en 365 lecciones enfocadas en ayudar a
alguien a rehabilitar sus formas habituales de pensar, en específico las que
mantienen a las personas con miedo, ansiedad, terror, resentimiento y miedo.
El objetivo del curso es tanto ayudar a los lectores a hacerse conscientes de
cómo su forma de pensar crea sus propios estados emocionales
disfuncionales y, de la misma manera, deshacerse de estos.
En un principio, una de las 365 lecciones de Un curso en milagros se titula,
“Estoy determinado a ver las cosas de manera diferente”. El orden de las
lecciones sigue una discusión acerca de cómo nuestro pensamiento crea
nuestra propia infelicidad. Esta lección enfatiza el hecho de que, una vez que
uno ve que la causa de su sufrimiento está en su propio punto de vista, y si
uno quiere ser feliz, no hay otra alternativa que cambiar el punto de vista a
otro que no le moleste. Este punto de vista, reiterado una y otra vez, invita al
lector a ver las cosas de manera diferente: ver las cosas de manera que
permita el perdón a todas sus ofensas.
El curso va en la dirección correcta. Cuando uno entiende cómo liberarse de
los pensamientos que promueven el miedo, la ansiedad, el resentimiento y el
enojo, mejoran profundamente los síntomas, y usted probablemente
encontrará la motivación real para hacer algo respecto a estas emociones
problemáticas. Esta es una campaña enorme. Uno de los regalos que nos
puede dar el dolor pélvico es que puede proveer la motivación para iniciar
este proceso. Una motivación que nos falta cuando la vida transcurre
relativamente sin problemas.
Para detener el pensamiento catastrófico, uno tiene
primero que reconocerlo
En otras palabras, el dolor pélvico puede fomentar el deseo de decidir ver las
cosas de manera diferente, debido a que ver las cosas de manera diferentes
puede reducir tus síntomas. Es parte de nuestro lenguaje el distinguir entre los
puntos de vista optimistas y pesimistas, usando la analogía del “vaso medio
******ebook converter DEMO Watermarks*******
lleno o medio vacío”. No es una mentira el decir que el vaso está medio lleno
o medio vacío. Ambas afirmaciones son igualmente ciertas. Pero alguien que
normalmente ve los vasos como medio vacíos, y sufre por este punto de vista,
requiere decisión y esfuerzo para escoger la perspectiva de “medio lleno”,
debido a que la perspectiva de medio vacío está muy profundamente
arraigada.
Uno de los mayores obstáculos a encontrar una forma de vivir libre de las
emociones negativas que describimos aquí, es que la mayoría de las personas
que sufren de dolor pélvico, no está consciente de que dichas emociones
están dentro de ellos y que son significativas para su condición. Cuando uno
se puede relajar y liberar del nivel de ansiedad con el que normalmente se
vive, cuando se es testigo de una mejora dramática en los síntomas, uno
encuentra los medios para hacer algo honesto sobre el nivel normal de
ansiedad. Todo se reduce a ver la relación entre causa y efecto.
La tendencia a estar en estados crónicos de ansiedad,
temor, pena, resentimiento o enojo debe ser reducida
para tener cualquier resultado real en cuanto al dolor
pélvico
Desafortunadamente, en estos tiempos, la medicina contemporánea no se ha
interesado en la relación profunda que existe entre el dolor pélvico y los
reiterados estados emocionales disfuncionales. Esta es la razón de por qué,
desde nuestro punto de vista, los tratamientos convencionales han fallado. La
rehabilitación de actitudes que promueven los estados crónicos de ansiedad,
miedo, terror, resentimiento o enojo, es esencial para cualquiera que piense
seriamente en detener su dolor pélvico.
El nuevo paradigma implícito en el protocolo del tratamiento del dolor
pélvico de origen muscular, desarrollado en la Universidad de Stanford
Si observamos el dialecto relacionado con el esfínter anal, oiremos a alguien
en la calle referirse típicamente a una persona como “culo apretado”, o bien
se le catalogará de “anal”. El uso de estos términos para referirse a alguien
tiende a significar que la persona es perfeccionista, avara, tacaña, o bien
obsesionada con el detalle. Relaciona la tensión en el canal anal con dichos
rasgos psicológicos y caracterológicos. El “culo apretado” es solamente un
tipo de persona. Estos términos implican que su carácter (y el estado de su
pelvis) es como el color de sus ojos o las características duraderas de la
personalidad. Es importante observar cómo estos términos se han convertido

******ebook converter DEMO Watermarks*******


en parte del lenguaje local, cuando se originaron a partir de las oscuras teorías
psicoanalíticas. A lo que Freud se refería como “anal” se derivó de una
obsesión psicológica asociada con la fase anal del desarrollo.
El pensar que uno puede, voluntariamente, relajar su núcleo, habitualmente
tenso, lo cual incluye el área ano-rectal, es un nuevo paradigma. Cuando uno
llama a una persona “culo apretado”, la implicación es que dicha persona está
normalmente en un estado crónico; una persona que es un “culo apretado” o
“anal” es considerada como el tipo de persona cuya tendencia habitual es a
ser perfeccionista, compulsiva o insignificante, y no puede ser reformada.
Nuestro protocolo se basa en entender que los esfuerzos voluntarios y
concertados para cambiar el comportamiento de la tensión del esfínter anal y
otros músculos del piso pélvico, pueden cambiar de uno que está
crónicamente tenso a uno que esté relajado y tranquilo. Este nuevo
entendimiento afirma que los “culos apretados” pueden convertirse en “culos
relajados”.
Es posible poner fin a la tendencia de tensar
crónicamente la pelvis
De la misma manera que el nuevo paradigma de la neurociencia con respecto
a la plasticidad del cerebro, nosotros proponemos que nuestro núcleo
crónicamente tenso, incluidos los intestinos y los músculos del piso pélvico,
pueden ser entrenados para relajarse. Proponemos que la tendencia a tensar
las vísceras bajo situaciones de estrés, puede ser modificada sin drogas ni
cirugía. Esto puede cambiar mediante el entrenamiento para calmar al sistema
nervioso, el cual se encuentra en estado permanente de vigilia. En otras
palabras, la reacción visceral de la tensión crónica asociada con la excitación
del sistema nervioso puede ser, mediante cierto nivel de entrenamiento,
puesto bajo nuestro control voluntario.
El cambio en esta postura interna no está provocado por drogas ni cirugía,
pero puede ponerse bajo el control del paciente mediante una concientización
disciplinada. Para aquellos pacientes que vienen a nuestra clínica, el
sufrimiento debido al dolor pélvico es lo que creemos que proporciona la
motivación para alguien con las vísceras y el piso pélvico tensos, para
aprender a controlar sus pensamientos catastróficos, un alterado sistema
nervioso y el dolor pélvico relacionado a este. Proponemos que, en último
término, el resolver la tensión de los órganos internos, no puede hacerlo
nadie más que la propia persona que lo está sufriendo. A lo largo de la vida,
creemos que enseñar a las personas a relajar sus órganos internos por
******ebook converter DEMO Watermarks*******
voluntad propia, es el método más eficiente que existe para tratar el dolor
pélvico, aun a pesar del hecho de que el entrenamiento inicial de las personas
para hacer esto tiene sus costos. En nuestro punto de vista, el tratamiento
psicofísico del Protocolo Wise-Anderson representa el mejor sistema dentro
del cual alguien puede modificar su núcleo crónicamente tenso.
Desafortunadamente, el tratamiento de las fisuras anales, para reducir el alto
tono muscular del esfínter anal, no es, como regla general, el enfoque de los
cirujanos colorrectales a los que se consulta por este problema. Si usted busca
tratamiento con un cirujano colorrectal, es muy probable que terminará con
una cirugía. Este enfoque no toma en consideración el hecho de que alguien
con un esfínter anal tenso puede aprender a relajar el esfínter de manera
voluntaria mediante la terapia física adecuada e instrucción conductual, lo
cual ha sido demostrado por nuestro protocolo. La idea de que podemos
trabajar con el esfínter anal y de que se puede aprender a relajar el canal anal,
no se encuentra dentro del marco de referencia de la medicina convencional.
El esfínter anal tenso es considerado como un estado crónico, de alguna
forma esencial inaccesible a nuestra voluntad.
Si uno acude a un cirujano ortopédico y se queja de tensión en el cuello y la
espalda, el médico nunca considerará cortar el músculo trapecio o los
músculos de la espalda. Tampoco un cirujano oral considerará cortar el
músculo masetero a un paciente que sufra de dolor en la mandíbula. De
hecho, los pacientes quedarían aterrorizados tan solo con la idea. ¿Por qué
alguien consideraría cortar los músculos del ano para relajarlo? La idea de
que alguien puede aprender a relajar voluntariamente el área ano-rectal es
novedosa y está fuera del modelo de la medicina convencional.
Para muchos es posible relajar el esfínter anal
crónicamente tenso hasta alcanzar un estado normal
sin tener que recurrir a medicamentos o a cirugía
La disposición de un médico a cortar los músculos apretados del esfínter anal
cuando no considera igualmente cortar los músculos tensos de la espalda o de
la mandíbula, de cierta manera muy peculiar puede ser el reflejo del
desprecio y el rechazo hacia el área ano-rectal en nuestra cultura. Los
genitales y el área ano-rectal son considerados como áreas oscuras,
misteriosas, en ocasiones sucias y pecaminosas. La idea de trabajar uno
mismo pacientemente con esta área para rehabilitar la tensión crónica es una
actividad extraña en una sociedad en la cual existe una actitud de rechazo y
miedo hacia el ano. Creemos que este nuevo paradigma requiere de revalorar
******ebook converter DEMO Watermarks*******
los genitales y el área ano-rectal con aceptación, con aprecio y respeto hacia
ellas. Considerarlas con respeto, como ha dicho Steven Levine, involucra
llevar esta área cerca de tu corazón para cuidarla. Cuando uno cuida esta área,
aborrece la sola idea de cortar sus músculos, sin antes haber hecho todo lo
que esté a su alcance para aprender a relajarla.
Romper el ciclo de dolor y ansiedad requiere
dedicación, paciencia y perseverancia
Cambiar el hábito de contraer el núcleo interno no es una tarea fácil. Pero
haber sufrido mucho dolor a través del tiempo, constituye, para muchos de
nuestros pacientes con tensión interna y del piso pélvico, el incentivo para
aprender a relajarlo. Proponemos que la persona que está sufriendo el dolor
es la más indicada para cambiar la postura de los órganos internos tensos por
órganos internos relajados.
Un enfoque suave para romper el ciclo de tensión-ansiedad-dolor
El Protocolo Wise-Anderson interviene en todos los aspectos del ciclo
tensión-ansiedad-dolor. La Relajación Paradójica reduce la tensión pélvica y
la ansiedad y, en general, disminuye el nivel de excitación del sistema
nervioso autónomo y en particular, la habitual tensión pélvica. La liberación
de los puntos disparadores y ciertos métodos de liberación miofasciales,
incluido lo que nosotros describimos como rotación de la piel y yoga del piso
pélvico, desactivan el dolor en los puntos disparadores, extiende los músculos
que están contraídos crónicamente y hace a los músculos pélvicos más aptos
para la relajación.
Hemos descubierto que una forma efectiva de iniciar la terapia para alguien
que está atrapado en la garras del ciclo tensión-ansiedad-dolor, es empezar
gradualmente con la liberación de los puntos disparadores. Si el paciente no
puede tolerar ninguna presión en el interior del recto o la vagina, empezamos
la parte física del tratamiento simplemente insertando un dedo, sin hacer
presión en ningún punto. Si no pueden tolerar la inserción del dedo,
sostenemos el dedo suavemente, tocamos la abertura del recto o la vagina, sin
moverlo para nada. Encontramos una línea base desde la cual poder
comenzar, retrocediendo un poco y reduciendo la intensidad del tratamiento,
hasta alcanzar un nivel tolerable.
El objetivo del Protocolo Wise-Anderson es
rehabilitar los músculos crónicamente tensos y
contraídos, relacionados con el dolor pélvico y la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
disfunción, restaurando su longitud original y su
flexibilidad, reduciendo sustancialmente el nivel de
excitación del sistema nervioso y cambiando el
continuo hábito de contraer los músculos, los nervios,
los vasos sanguíneos y las estructuras que contienen.
Enfocándonos en esto, hemos podido instruir a
muchos pacientes, para que ellos mismos se ayuden a
reducir sustancialmente sus síntomas, o bien para
abatirlos completamente
John J., un paciente de Minneapolis, no podía tolerar ninguna presión dentro
del piso pélvico. Cuando instruimos a su esposa en la técnica de liberación de
los puntos disparadores, le dijimos que simplemente insertara su dedo en el
recto de su esposo, sin hacer presión en ningún punto. La esposa hizo esto
diariamente por una semana y, bajo nuestras instrucciones, empezó
suavemente a ejercer presión en uno de los puntos disparadores.
Gradualmente, conforme su esposo podía tolerar más, incrementaba la
presión. Después de algunos meses, el paciente podía tolerar el nivel de
presión que nosotros normalmente ejercemos al inicio del tratamiento con
nuestros otros pacientes. De la misma manera John J. no podía estar acostado
por más de tres minutos para llevar a cabo la primera lección en el
entrenamiento de relajación. Lo instruimos para que hiciera la Relajación
Paradójica durante dos minutos cada día, lo cual hizo por más o menos una
semana. Después de esto, le pedimos que incrementara gradualmente el
tiempo de relajación hasta que reportó que se relajaba por un período de
media hora.
Nuestra comprensión es un punto de partida diferente respecto al punto de
vista convencional acerca de los síntomas del dolor pélvico y la prostatitis.
Nosotros vemos el dolor pélvico como la expresión física de la forma en que
la persona maneja su vida. Proponemos que el dolor pélvico es el resultado
de un estado neuromuscular perpetuado por la ansiedad y la tensión crónica
en ambos, hombres y mujeres, y no el resultado de un organismo extraño en
la glándula prostática, en el caso de la prostatitis, un desorden de
autoinmunidad u otras explicaciones contemporáneas del dolor pélvico en
hombres y mujeres.
Una vez que el dolor pélvico muscular se
******ebook converter DEMO Watermarks*******
desencadena, usualmente toma vida propia, aun
cuando el estrés que lo detonó haya desaparecido
Cuando ciertos individuos predispuestos enfocan la tensión en los músculos
pélvicos, esta tensión crónica, con el tiempo, crea un ambiente inhóspito
dentro del piso pélvico que da lugar a un ciclo de tensión-ansiedad-dolor.
Una vez que se inicia el ciclo tensión-ansiedad-dolor, este adquiere vida
propia. Nuestro tratamiento se enfoca en restaurar la capacidad del tejido
del piso pélvico para relajarse, para cumplir sus funciones normales, y para
regresar a un estado libre de dolor y de disfunción. Este protocolo de
rehabilitación consiste en el uso simultáneo de la Relajación Paradójica y de
la liberación de los puntos disparadores.
Pros y contras de nuestro tratamiento
Los contras
El nuestro es un remedio lento, no uno rápido
En el lado negativo, el nuestro es un remedio lento, no uno rápido. Nuestra
intención es proporcionar una oportunidad para sanar sus músculos pélvicos
adoloridos e irritados así como las otras estructuras pélvicas. Nuestro método
para hacer esto es de “baja tecnología” y no de “alta tecnología”. Le pedimos
que haga una hora y media diaria de auto tratamiento, normalmente dividido
en 45 minutos por la mañana y 45 minutos o más por la tarde. Esto suele
extenderse por períodos de muchos meses y, en algunos casos, por años. Le
decimos a nuestros pacientes que nuestro programa es como obtener una
licencia de piloto, es decir, hay que acumular horas. Además, le instruimos
para practicar la relajación de la tensión habitual de su piso pélvico varias
veces al día, haciendo la Relajación Paradójica momento a momento. Esto no
es tarea fácil.
La liberación de los puntos activadores al principio
puede ser desagradable
La liberación de los puntos disparadores no es algo que uno haría a menos
que sienta que es necesario. No es poco común, especialmente durante las
primeras sesiones de liberación de los puntos disparadores, que haya rebrotes
de dolor, con duración desde varias horas hasta algunos días o más.
Nuestro tratamiento es inconveniente
Nuestro tratamiento es inconveniente porque las clínicas que hacemos son de
una duración de seis días, lo cual, con el viaje, usualmente requiere dejar sus
actividades de lado entre 7 y 8 días. Como hemos dicho antes, la práctica
******ebook converter DEMO Watermarks*******
diaria en casa, puede tomar una hora y media o más por día, hasta que los
síntomas empiecen a reducirse. En pocas palabras, aprender y practicar los
elementos de nuestro protocolo es un proceso que consume tiempo y es
inconveniente.
Los seguros con frecuencia cubren solamente una
parte de nuestro tratamiento
Los seguros médicos usualmente cubren solo una parte y no todos los
componentes de nuestro tratamiento. Hasta la fecha, el seguro médico
normalmente cubre los costos por diagnóstico y visitas médicas de rutina,
pero son reacios a reembolsar los costos por entrenamiento en relajación y
terapia física para el dolor pélvico.
Nuestro tratamiento no ayuda a todo el mundo
Aunque creemos que nuestro tratamiento es, por mucho, el mejor método
para resolver los síndromes del dolor pélvico crónico en general, no ayuda a
todo el mundo.
La única forma de comprobar la efectividad de
nuestro tratamiento es haciéndolo
La efectividad completa de nuestro protocolo para un individuo solo puede
conocerse después que se hace y se evalúan los efectos. Nosotros siempre
evaluamos lo apropiado de nuestro tratamiento de acuerdo con los síntomas
del paciente y lo recomendamos solamente después de una evaluación
urológica, cuando es claro que no hay otras patologías y, cuando de acuerdo
con nuestra experiencia, el paciente saldrá beneficiado. En otras palabras, aun
si usted cumple con nuestros criterios de un candidato apropiado y creemos
que se beneficiará significativamente con nuestro protocolo, no hay forma de
determinar el nivel exacto de efectividad hasta que no se siga fielmente el
tratamiento y se evalúen los resultados.
Los Pros
Nuestro tratamiento no utiliza medicamentos, cirugías,
ni procedimientos invasivos
Nuestro enfoque no usa drogas, cirugía ni procedimientos invasivos. De
hecho, nuestro objetivo es ayudar a nuestros pacientes a descontinuar el uso
de drogas. Cada paciente es examinado mediante un examen urológico
tradicional y, en caso de infecciones, obstrucción o anormalidades
neurológicas, estas se tratan adecuadamente.
No hay efectos secundarios significativos conocidos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Hasta donde sabemos, ningún paciente que hayamos visto ha sufrido de
efectos secundarios significativos debidos nuestro tratamiento. Los pacientes
a menudo experimentan dolor, especialmente al inicio de la parte de terapia
física del tratamiento. Sin embargo, este dolor tiende a disminuir conforme
avanza el tratamiento.
El propósito de nuestras clínicas es hacer a nuestros
pacientes no dependientes de doctores y de
profesionales de la salud. La mayoría de nuestros
tratamientos se hacen en casa
Nosotros le enseñamos a ayudarle a sí mismo. Tanto en el entrenamiento para
la relajación, como en la terapia física, actuamos como consultores, y usted es
el único responsable de llevar a cabo el tratamiento. Aunque una persona
cercana no siempre es necesaria para el éxito de nuestro protocolo, siempre
que sea posible, recomendamos la presencia de un ayudante. Típicamente, si
el ayudante lo desea, él o ella vendrá al inicio de las sesiones de liberación de
los puntos disparadores y le instruiremos en la manera de administrar este
tratamiento en casa. Esto ayuda a reducir el costo y el inconveniente de tener
que visitar el consultorio del doctor con frecuencia. Cuando alguien no tiene
a una persona cercana y hay puntos disparadores que él o ella no puede
desactivar por sí mismo, le pedimos al paciente que contrate los servicios de
un médico o fisioterapeuta ocasional, para el propósito específico de
desactivar estos puntos disparadores y relajar esas áreas de restricción.
Nuestro protocolo puede ayudar a un grupo selecto de
pacientes a reducir los síntomas de dolor pélvico
muscular significantemente o incluso eliminarlos
El beneficio más importante es que nuestro protocolo ofrece la posibilidad
real de ayudar a un grupo selecto de individuos con dolor pélvico de origen
muscular para reducir sus síntomas, o a estar significativamente libres de
estos. Dado que el dolor pélvico tiende a ser recurrente durante los períodos
de estrés, nuestro protocolo provee a los pacientes las herramientas para
resolver ellos mismos sus propios síntomas. Esto tiene un gran valor. Más
aún, conforme los síntomas se reducen, tiende a haber una mejoría continua
de estos, si los pacientes se comprometen en serio con el protocolo y
aprenden a administrar su respuesta al estrés.
Nuestros valores y supuestos
1. Antes que nada, no hacer daño.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
2. Ayudar a nuestros pacientes de manera que al final no
necesiten nuestra ayuda.
3. Lograr reducir o detener el dolor y los síntomas de dolor
pélvico es la mejor terapia ante la duda y los
pensamientos catastróficos.
4. El entusiasmo y la seriedad aumentan la posibilidad de
que nuestro protocolo lo ayude.
5. La acción es la prueba de la seriedad.
6. La fe y las creencias no son esenciales para hacer
nuestro protocolo. La práctica diaria de nuestro
protocolo es lo esencial.
7. Lo que uno hace es lo que cuenta. La única manera de
saber hasta dónde le puede ayudar nuestro protocolo es
haciéndolo y evaluando los resultados.
8. El dolor pélvico no empieza de la noche a la mañana y
tampoco se irá de la noche a la mañana.
9. Resolver el dolor pélvico de origen muscular es, al final,
un trabajo interno.
10. El objetivo de manejar y poder controlar el miedo, las
molestias y la tensión hace más probable que nuestro
protocolo funcione.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


4
EL PROTOCOLO WISE-ANDERSON Y
EL PROTOCOLO STANFORD:
RELAJACIÓN PARADÓJICA Y
LIBERACION DE PUNTOS
ACTIVADORES
El protocolo en este libro fue originalmente llamado el Protocolo Wise-
Anderson en la primera edición del libro publicado en el 2003. Fue
desarrollado por Rodney Anderson, MD, un profesor del Departamento de
Urología de la escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y David
Wise, PhD, un visitante e investigador de la Universidad. El Protocolo
Stanford se tornó muy popular en la internet, conocido como el Protocolo
Stanford, porque fue desarrollado en el Departamento de Urología de la
Universidad de Stanford. En este libro, el Protocolo Wise-Anderson y el
término Protocolo Stanford, cuando es usado, se refieren al mismo
tratamiento para el dolor pélvico.
Es común para las personas cuestionarse si el Protocolo Wise-Anderson
puede ayudarles con su dolor y disfunción, al ser poco claro la exacta
naturaleza de sus diagnósticos. La gente se queja a menudo de haber visto
muchos Doctores los cuales les dieron diferentes diagnósticos. Nosotros
típicamente vemos individuos diagnosticados con prostatitis, cistitis interna,
disfunción del piso pélvico, síndrome de dolor pélvico crónico, síndrome
levator anti, síndrome de uretra, piso pélvico mialgia, dispaurenia, entre
otros.
Los síntomas que el Protocolo Wise-Anderson ha
podido ayudar a menudo se perciben extraños y
desconcertantes para la persona sufriendo de ellos
Los síntomas que el Protocolo Wise-Anderson ha conseguido ayudar están
listados abajo. Pocas personas (aunque algunas) tiene todos estos síntomas.
Típicamente, el número de síntomas que alguien tiene y que el Protocolo
Wise-Anderson puede ayudar varía desde algunos a muchos de los siguientes:
Síntomas típicos que han ayudado a individuos a través
del Protocolo Wise-Anderson
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Molestia / dolor en el recto (a menudo descrito como
una “pelota de golf” en el recto)
Molestia/dolor/síntomas que son gatillados o exagerados
al sentarse
Molestia o rebrotes de dolor durante, después de algunas
horas, o días de un orgasmo
Libido reducido (Apetito sexual reducido)
Frecuencia urinaria (necesidad de orinar a menudo,
usualmente más de una vez cada 2 horas)
Urgencia Urinaria (dificultad para retener orina cuando
los deseos ocurren)
Molestia de los o en los genitales
Dolor/sensibilidad en los testículos
Molestia o dolor supra púbico (molestia/dolor sobre el
hueso público)
Molestia o dolor perineal.
Molesta o dolor coccigeneal (molestia/dolor en y
alrededor del coxis)
Molestia en la espalda baja (en uno o ambos lados)
Molestia o dolor en la ingle (un lado o ambos)
Disuria (molestia o ardor al orinar)
Nocturia (frecuencia nocturna para orinar)
Reducción del chorro de orina
Sensación de orinar incompleta
Resistencia antes o durante al orinar
Ansiedad de tener sexo
Molestia o alivio después de movimientos intestinales
Al leer la lista de arriba, no es extraño que los pacientes y médicos se
extrañen y se confundan dada la naturaleza o tratamiento requerido para
efectivamente tratar estos síntomas.
Introducción a la metodología
La Relajación Paradójica entrena a los pacientes como
******ebook converter DEMO Watermarks*******
relajar los músculos de la pelvis, como modificar el
hábito de focalizar tensión en el piso pélvico bajo estrés,
y como gradualmente reducir su nivel de ansiedad y el
despertar del sistema nervioso el cual potencia el ciclo
de dolor y disfunción. La habilidad es desarrollada por
una práctica repetitiva de la propia técnica.
La Liberación Relacionada con los Puntos Activadores
es una técnica manual para desactivar el dolor referido a
los puntos activadores, y estrecharlos, soltarlos y
ensanchar el tejido contraído dentro y fuera del piso
pélvico, consiguientemente permitiendo que se relaje.
La técnica se focaliza en puntos activadores y áreas de
espasmos y constricción relacionada al dolor pélvico.
Los pacientes son entrenados a auto-administrarse la
liberación de Puntos Activadores dentro y fuera del piso
pélvico.
Una vez que el paciente ha sido diagnosticado y considerado apropiado para
nuestro tratamiento, él o ella comienza un entrenamiento en el auto
tratamiento de Relajación Paradójica, Liberación de Puntos Activadores
intra-pelvis y extra-pelvis y métodos miofaciales relacionados.
La práctica de Relajación Paradójica apunta a soltar la agarrotada tensión de
la pelvis y sanarla de consecuencias de su estado crónico de híper-tonicidad e
irritabilidad. Relajación Paradójica es a menudo hecha después de la
Liberación de Puntos Activadores como una forma de ayudar a readecuar al
piso pélvico después de varios periodos de estar libre de dolor y en un estado
de relajación. Nuestro objetivo es ayudar al paciente a tornarse habilidoso en
una práctica a largo plazo que permita una relajación profunda de los
músculos de la pelvis.
Relajación Paradójica y una terapia física específica
del piso pélvico son las bases del Protocolo Wise-
Anderson
La Liberación de Puntos Activadores apunta a ayudar a nuestros pacientes a
liberar los músculos en y alrededor del piso pélvico a un estado flexible,
extendido, suave y elástico. Esto es hecho enseñando a los pacientes un
******ebook converter DEMO Watermarks*******
especializado tipo de terapia interna y externa que desactiva dolorosos puntos
activadores y rehabilita el suave tejido del piso pélvico. En este aspecto del
tratamiento, el paciente está en contacto directo con los sitios físicos del dolor
y el estrangulamiento. El propósito de esta intervención es de suavemente
estirar el tejido pélvico contraído, a un tamaño normal y con nivel de
flexibilidad. Nosotros le enseñamos a los pacientes a realizar Liberación de
Puntos Activadores en ellos mismos. Cuando existen áreas de Puntos
Activadores o áreas de restricción que el paciente no puede alcanzar por sí
mismo, un compañero(a) o terapista es enlistado para esas áreas del cuerpo.
Nuestro fuerte énfasis, sin embargo, es que los pacientes hagan el tratamiento
ellos mismos tanto como sea posible.
Para la Mayoría de nuestros pacientes, ambos, el
tratamiento de comportamiento y físico son esenciales
En nuestro punto de vista, la potencial reducción o eliminación de la mayoría
de los síntomas de dolores pélvicos es substancialmente reducida cuando la
Relajación Paradójica o la Liberación de Puntos Activadores son realizados
uno sin el otro.
Quien es apropiado para la Metodología?
Determinamos que alguien es un candidato apropiado para nuestro
tratamiento después de un detallado diagnóstico y evaluación. Esta
evaluación es necesaria para descartar condiciones orgánicas que puedan
estar igualando los síntomas de la condición que tratamos. Es esencial que
sepamos lo que estamos tratando.
Uno de los objetivos del Protocolo Wise-Anderson es sacar a los pacientes de
los medicamentos. Esto en ocasiones no es posible al comienzo del
tratamiento. Muchos pacientes han sido medicados con antibióticos, alfa
bloqueadores, relajantes musculares y medicamentos para el dolor. No
frecuentemente, pacientes han adquirido dependencia en analgésicos para el
dolor para poder lidiar con sus síntomas. Mientras es a veces posible para
pacientes desacostumbrarse a estos medicamentos antes del tratamiento, esto
no es esencial. Ahora sugerimos a los pacientes que permanezcan con sus
medicamentos y que gradualmente los vayan dejando, bajo supervisión física,
una vez que su tratamiento físico haya reducido el dolor.
Nosotros generalmente no sugerimos a los pacientes
que comiencen a reducir sus medicamentos para el
dolor hasta que ellos desarrollen la experiencia y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
competencia usando el Protocolo Wise-Anderson que
les permita reducir sus síntomas
Nosotros hemos tenido nuestros mejores resultados cuando hemos podido
encontrar puntos activadores internos y/o externos, o extensiones contraídas o
músculos espasmódicos que tienden a recrear algunos aspectos de los
síntomas del paciente. Determinar esto, es una habilidad que poco médicos o
físico terapeutas han experimentado. Determinar si alguien tiene puntos
activadores o no, usualmente requiere nuestra evaluación o la evaluación de
alguien muy experimentado en Liberación de Puntos Activadores y de un
terapista físico en dolor pélvico. En nuestro capítulo de Liberación de Puntos
Activadores, describimos y mostramos ilustraciones de los puntos activadores
más comunes relacionados con dolor pélvico.
Algunos individuos nos han escrito para preguntarnos si las mediciones
imperceptibles de retroalimentacion (EMG) los dejan fuera de nuestro
protocolo. En otra sección de nuestro libro, hemos indicado que una lectura
de piso pélvico retroalimentacion no es un criterio confiable para determinar
el buen uso de nuestro protocolo. En otras palabras, un sensor de
retroalimentacion en el recto o vagina que indique una cantidad normal de
tensión en cualquier máquina, no es una razón para descartar el buen uso de
nuestro protocolo. La evaluación electro-miografica del piso pélvico del
esfínter anal o de la abertura de la vagina es una de esas pruebas médicas en
las cuales un hallazgo positivo puede ser significativo y apunte a la terapia
correcta, en vista de que un resultado negativo no prueba nada.
En general, no creemos en el uso de narcóticos y medicinas para el dolor
porque ellas tienden a reducir la tolerancia al dolor en la persona y a menudo
llevan a la adicción. Nosotros reconocemos, por supuesto, que en algunos
individuos el dolor pélvico es tan grande y debilitador que medicamentos tipo
narcóticos han sido los únicos que proveen alivio, o alivio parcial, que ellos
han podido experimentar. Existen pacientes, que hemos ayudado, quienes
comenzaron el tratamiento mientras tomaban medicamentos tipo narcóticos y
han podido liberarse de estos medicamentos durante el curso de su auto-
tratamiento.
El Protocolo Wise-Anderson no es algo que alguien le
haga a usted. Nosotros entrenamos a nuestros
pacientes para auto-administrarse este protocolo para
que ellos, generalmente, no necesiten depender de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
nosotros u otros profesionales para tratarse
Una fuerte motivación para hacer nuestro riguroso protocolo es esencial para
el éxito de nuestro tratamiento. Si alguien no es adecuadamente motivado, es
poco probable que la persona sea un buen candidato para nuestro trabajo.
Evaluando los Síntomas de Nuestros Pacientes
Más abajo están los formularios que usamos para evaluar los síntomas de las
personas antes de comenzar el tratamiento. Cuando podemos hacer un
seguimiento con pacientes usando los mismos formularios, estos puntajes nos
permites comparar los puntajes en el tiempo y estimar el progreso en los
pacientes. El formulario está dividido en secciones de dolor pélvico,
disfunción urinaria, y dificultades sexuales. El cuestionario de Puntaje de los
Síntomas de Dolor Pélvico usado con nuestro Protocolo de Wise-Anderson es
una modificación de una encuesta desarrollada por el Dr J. Krieger, e
incorpora preguntas de cuestionarios de la Asociación Americana de
Urología.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Adicionalmente, los hombres completan el Indice de Síntomas de Prostatitis
del Instituto Nacional de Salud de Prostatitis Crónica.
Un vistazo general de lo que pasa en el tratamiento: los seis días de
clínica intensiva del Protocolo Wise-Anderson
Actualmente ofrecemos tratamiento en el Protocolo Wise-Anderson a través
de una clínica de inmersión intensiva de seis días que esta diseñada para
ambos pacientes, locales y aquellos que viven en otras ciudades. Esta forma
de tratar dolor pélvico es lejos la forma más efectiva que hemos usado. En un
intensivo periodo de tiempo, apuntamos a enseñar a los pacientes los
elementos del protocolo para lograr que ellos puedan regresar a casa y
hacerlo en forma diaria.
Originalmente tratamos pacientes con Relajación Paradójica y el Protocolo
Wise-Anderson de Liberación de Puntos Activadores en una consulta
convencional de visitas. Luego de instrucciones iniciales, se les dio a los
pacientes un curso en cassette de audio de Relajación Paradójica para ser
usado diariamente en casa. El seguimiento era hecho por visitas regulares a la
Universidad de Stanford seguidas por consultas telefónicas o por Internet
para aquellos que vivían lejos.
La Liberación de Puntos Activadores intra-pélvica fue originalmente
realizada después de un número de meses en una serie de visitas a la consulta.
La típica trayectoria del tratamiento involucraba entre diez y cuarenta
sesiones, cada una duraba entre treinta a sesenta minutos. Nuestro protocolo
usualmente comenzó con dos o tres terapistas físicos por semana, reduciendo
las sesiones mientras la rehabilitación del piso pélvico ocurría. Esta forma de
tratamiento ha sido substituido por el entrenamiento a nuestros pacientes para
que ellos se hagan su propio tratamiento miofacial y de Liberación de Puntos
Activadores.
Nos hemos dado cuenta que la clínica intensiva de
inmersión donde enseñamos a los pacientes un auto-
tratamiento ha sido mucho más efectiva que cuando
solíamos ver a los pacientes de una forma más
convencional, a través de un formato de tratamiento
semanal o de semana por medio
El tratamiento intensivo ofrecido en nuestro programa de seis días ha tenido
beneficios adicionales que no anticipamos. La mayoría de los pacientes con
dolor pélvico nunca antes habian conocido personas con sus mismos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
síntomas o alguien con quien relacionar su situación. Cuando los pacientes
conocen otros que han pasado por la misma experiencia con dolor pélvico,
ellos a menudo se sienten aliviados. Aún más, el apoyo e interacción entre los
pacientes en la clínica parece ayudar en su aprendizaje del protocolo. Es un
formato que puede tener aplicación para otros tratamientos médicos.
Tomando posesión de su dolor pélvico: Tal cual el slogan de la tienda
Home Depot nosotros decimos ‘usted lo puede hacer y nosotros lo
ayudamos’—El Protocolo Wise-Anderson es en última instancia un
protocolo tipo hágalo-usted-mismo
Home Depot es una tienda para mejoras del hogar que se ha transformado en
una institución del principio básico de proveer materiales y soporte para
personas que deseen renovar sus hogares ellos mismos. Ya sea que usted
desee construir una nueva repisa de libros, embaldosar su baño, o construir
una nueva habitación en su casa, Home Depot vende las herramientas que le
permitirán hacer esto. Usted puede comprar baldosas, corta cerámicas,
cemento instantáneo, cal, mesones, madera laminada, sierras eléctricas,
pistolas de clavos, compresores de aire. Todos estos materiales están
orientados a darle las herramientas para que Lo-Haga-Usted–Mismo.
Muchos de nuestros pacientes que aprender el auto-
tratamiento son tan o más efectivos en tratarse ellos
mismos por dolor pélvico como los mejores
profesionales
Existe otra forma de hacer renovación de hogar. Usted va a las páginas
amarillas y busca bajo contratistas y encuentra a alguien que le construya una
repisa para libros, su mesa para la computadora, o le construya una nueva
habitación. Usted puede contratar una persona que le haga lo que usted desee
en su casa. Todo lo que tiene que hacer es ponerse de acuerdo en que es lo
que quiere hacer y acordar un precio. Usted no tiene que tomar un martillo, o
una llave 2x4, o limpiar el aserrín de la cierra. Todo es hecho por usted. Este
es a menudo el paradigma de Yo-no-se-como hacerlo-yo-mismo o Yo-no-
quiero-hacerlo-yo-mismo. Por varias razones, el paradigma de hacerlo yo
mismo ha tomado a países por las riendas. No solamente existe un auto
aprecio que se genera de la independencia de poder hacerlo usted mismo,
pero también el ahorro económico es considerable en esta ruta hacia las
mejoras del hogar.
El Protocolo Wise-Anderson es un protocolo de hágalo usted mismo. Esto es

******ebook converter DEMO Watermarks*******


en contraste con los tratamientos médicos convencionales, en los cuales el
doctor es el experto y usted está sometido al tratamiento del doctor, que es
hecho en usted, o que es hecho en usted con una pasiva recepción de su parte.
Es a esto a lo que estamos acostumbrados. Cuando algo anda mal en nuestro
cuerpo, o cuando estamos preocupados que algo lo está, vamos al doctor y
decimos “Hay algo ahí que no anda bien? Si lo hay, estamos acostumbrados a
que el doctor nos recete medicina o realice un procedimiento o cirugía para
corregirlo. Esto es simplemente con lo que hemos crecido y casi todo el
mundo con dolor pélvico ha pasado por este camino en un intento de resolver
sus síntomas.
Casi sin excepción, aquellos que acuden a nosotros por tratamiento han
tomado muchos medicamentos. Los menos afortunados se han sometido a
procedimientos quirúrgicos. En prácticamente todos los que nos vienen a ver,
los medicamentos y las cirugías han fallado. Una participación activa del
paciente en su propio tratamiento es esencial para nuestro protocolo. La
responsabilidad del problema debe ser asumida por el paciente. Puede el
dentista mantener sus dientes limpios? Él puede hacer una limpieza y
mostrarle como mantener sus dientes limpios, pero no puede seguirlo donde
usted vaya en su vida para mantener sus dientes limpios. Usted tiene que
asumir su responsabilidad.
Después que los hemos entrenado, nuestros más
exitosos pacientes han tomado responsabilidad por
tratar su propio dolor pélvico
Similarmente, en nuestro punto de vista, los médicos que usted consulta por
dolor pélvico, ya sea un doctor, psicólogo, o terapista físico, no consiguen
resolver el dolor pélvico. Tal cual su dentadura, usted debe tomar
responsabilidad por mantener sus dientes limpios, a no ser que contrate un
dentista que lo siga para donde vaya y que limpie sus dientes una o dos veces
al día. Más allá de esta absurda idea, depende de usted. Lidiar con un piso
pélvico que habitualmente se contrae es similar. Usted debe aprender a
tranquilizar su sistema nervioso regularmente y detener la contracción de su
pelvis. Nosotros hemos hallado que un repetido tratamiento diario de
relajación del piso pélvico y los métodos de Liberación de Puntos
Activadores internos y externos y el método de liberación miofacial
realizados por el paciente en sí mismo, es por lejos, la forma más efectiva de
rehabilitar el piso pélvico.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Nos hemos dado cuenta que el tratamiento de varios
días de dolor pélvico provee tiempo suficiente para
que las personas obtengan una significativa
comprensión y competencia en el método de auto
tratamiento
La mayoría de las personas que asisten a nuestra clínica, y que hacen nuestro
protocolo correctamente, experimentan el cambio de idea que el doctor,
psicólogo o terapista físico es la persona que es la fuente de su salvación del
dolor pélvico. Nuestro mensaje es muy claro. En la mayor parte, usted, el
paciente, es el mejor practicante para ayudarle a si mismo con su dolor
pélvico. Usted debe asumir responsabilidad del problema y la solución. Usted
debe hacerlo. Nosotros le mostraremos como.
El propósito de nuestra clínica es graduar pacientes en
auto tratamiento y no hacer que tengan que regresar
por más tratamiento
Hemos descubierto que la mejor manera de hacer nuestro protocolo es en la
forma de seis días de clínica intensiva, la cual hacemos mensualmente. En 6
días de clínica intensiva, los pacientes se sumergen ellos mismos en el
protocolo. Los pacientes aprenden el protocolo de relajación más fácilmente
y más detallado, teniendo muchas horas para experimentar el método, lidiar
con las dificultades que normalmente aparecen y poder resolver sus
preguntas. Ausentes de su vida y rutina regular a menudo provee una
oportunidad para el sistema nervioso para que se tranquilice
significativamente, aun cuando esta tranquilidad inicial es solo el comienzo.
El terapista físico en nuestra clínica tiene la oportunidad de ver el paciente
diariamente, para dar un seguimiento de lo que haya quedado pendiente en la
sesión del día anterior, y poder continuar más a fondo en la exploración del
piso pélvico, que a menudo no es posible en una única consulta semanal. Más
importante aún, poseemos el lujo del tiempo para enseñar el protocolo de
auto-tratamiento externo e interno y asegurar que los pacientes han practicado
y se han tornado competentes.
En el pasado, cuando alguien ha tenido un acompañante voluntario, le
enseñamos al acompañante como realizar la Liberación de Puntos
Activadores. Con los pacientes aprendiendo su propio auto tratamiento de
terapia física, un acompañante no es esencial para que nuestro tratamiento
sea exitoso.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Nuestro Propósito es hacer un Estado Libre de Dolor el
Estado Normal
La memoria del tejido: nervios, músculos y vasos sanguíneos se adaptan
a su situación
Investigadores en el área del dolor han tratado de entender porque el dolor se
vuelve crónico, aun en la ausencia de cualquier hallazgo de evidencia física
objetiva. La explicación que está emergiendo resuelve en la idea de que el
tejido en sí mismo posee memoria y puede “recordar” y recrear el dolor aun
cuando la fuente original se haya ido.
Nosotros vemos la evidencia de la memoria en el tejido en nuestro trabajo
con disfunciones y dolor pélvico. Anteriormente mencionamos que algunos
pacientes con dolor y disfunción a partir de una cistitis interna optaron por
cirugía para remover sus vejigas. Optar por una opción tan radical fue basada
en la idea que si la fuente del dolor era removida, la cual presuntamente era la
vejiga, el dolor desaparecería. Desafortunadamente, después de la cirugía, el
dolor desafortunadamente no redujo su intensidad en estos pacientes.
Desde el punto de vista de la memoria del tejido, podríamos decir que la
vejiga originalmente podría haber sido una de las fuentes (junto con el piso
pélvico) del dolor. Los nervios, músculos, y vasos sanguíneos que están
conectados con la vejiga podrían haber “recordado” los circuitos del dolor
aun cuando la vejiga fue removida. La extirpación de la vejiga no soluciono
la memoria del tejido que participo y habilito el dolor en primera instancia,
tampoco lo hizo con el dolor del piso pélvico.
Adaptándose al dolor crónico
Nadie con dolor y disfunción pélvica dice que sus síntomas se sienten
confortables o normales. Sin embargo, puede suceder que su cuerpo se ha
adaptado a su dolor y disfunción como un estado natural. En otras palabras,
su dolor pélvico y disfunción a cierto nivel se han tornado “el hogar” y un
lugar que se siente estable.
La repetición es la madre de la retención
Es el caso común de pacientes que experimentan un alivio significativo de
síntomas después de ambas la Relajación Paradójica y la Liberación de
Puntos Activadores. Este alivio es a menudo breve, con síntomas que re-
emergen después de horas o días. En nuestra opinión, el estado ‘normal’ fue
movido desde uno con dolor a uno menos doloroso o sin dolor. Este estado
necesita ser restablecido como ‘normal’ a través de la repetición del
tratamiento una y otra vez. Uno de los propósitos de la Relajación
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Paradójica y la Liberación de Puntos Activadores es de re-entrenar los
nervios, músculos, y vasos sanguíneos para que la liberación del dolor y la
disfunción se sienta como ‘el hogar”.
Un ejemplo: acostumbrarse a no tartamudear
En 1971 el Dr. Martin Schwartz, profesor de la ciencia oratoria, del
Departamento de cirugía de la Universidad de Nueva York, notó que había
espasmos en las cuerdas vocales en pacientes que tartamudeaban. Cuando el
paciente pudo hablar nuevamente, sus cuerdas vocales se relajaron
ligeramente, lo suficiente para que el aire pasara a través y las hiciera vibrar.
Este radical descubrimiento lo llevó a un nuevo tratamiento para el
tartamudeo que permitía a la mayoría de tartamudos, usando su método,
detener el tartamudeo por un par de minutos. El éxito fue conseguido al
aprender una simple maniobra respiratoria que previno a las cuerdas vocales
trabarse inmediatamente antes de hablar.
El desafío más grande de parar de tartamudear, que Schwartz reportó, fue
cambiar la resistencia subconsciente de tartamudear para no tartamudear.
Para tartamudos, tartamudear es un territorio conocido. Pese a que es
disfuncional, tartamudear y todo lo asociado con ello, es familiar y conocido.
Como un tartamudo reportó al Dr. Schwartz, “Yo ahora no tartamudeo, pero
mi problema es no saber cómo hablarle a las personas”.
Un estado disfuncional puede sentirse normal. El hablar fluido, para el
subconsciente y para una condición altamente practicada en un tartamudo,
puede sentirse desestabilizadora y amenazadora.
Schwartz cita “Denles técnicas efectivas, hagan que practiquen las técnicas
regularmente, así se vuelven semiautomáticas, y entonces llévenlos a través
de una jerarquía de situaciones medidas con respecto al estrés”, moviéndose
desde un nivel de estrés bajo, a gradualmente un alto nivel de estrés.” El
método de Schwartz permite a muchos tartamudos hacer sentir la fluidez
como el “hogar”.
Relajación Paradójica y la Profunda relajación del Piso
Pélvico
La finalidad de la Relajación Paradójica
Las personas con dolor pélvico crónico tienen la tendencia de enfocar tensión
bajo estrés en el piso pélvico. A lo largo del tiempo, esta focalización de
tensión contrae los músculos de la pelvis y los convierte en un ambiente
hostil para los músculos, nervios, tejido, y estructuras involucradas con el
piso pélvico. Este ambiente hostil contribuye a los síntomas que normalmente
******ebook converter DEMO Watermarks*******
asociamos con el dolor de pelvis crónico.
El estado de contracción de los músculos dentro del piso pélvico no permite
una relajación normal, flexibilidad y funcionamiento del tejido. La
Liberación de Puntos Activadores es necesaria para desanudar la pelvis,
desactivar el dolor asociado a los puntos activadores y para soltar los
contraídos músculos, haciendo posible que se relajen.
La relajación de los músculos de la pelvis ayuda a crear la sanación esencial
necesaria para los irritados nervios, tejidos y estructuras del piso pélvico. La
relajación repetitiva del piso pélvico permite la regeneración del tejido,
propia oxigenación, nutrición y manejo de desechos del tejido.
Tranquilizando el autogobernado sistema nervioso en forma regular, permite
acostumbrar los músculos de la pelvis a no sentir disfunción o dolor y hacer
sentir este estado como el estado normal, reduciendo así la sensibilidad en los
puntos activadores.
Una de los propósitos de la Relajación Paradójica es
de modificar el hábito de tensar automáticamente el
piso pélvico bajo estrés
No es obvio como comenzar a enseñar a individuos como relajarse, cuando
ellos están con dolor. Sin algún tipo de entrenamiento, las personas con dolor
claramente tienen dificultad relajándose. Ellos permanecen tensos mientras el
cuerpo trata de protegerse así mismo del dolor. Esto es comprensible, y aun
cuando natural, en el largo plazo, no proporciona ninguna ayuda.
En el Protocolo Wise-Anderson, la Liberación de Puntos Activadores, ayuda
a restaurar la longitud y flexibilidad del contraído tejido pélvico, para que
tenga la capacidad de permanecer relajado usando la Relajación Paradójica
descrita aquí.
El tejido del piso pélvico debe permanecer suave en su
vida para poder estar libre de dolor
El dolor y disfunción en las condiciones que describimos en este libro,
derivan del contraído estado del suave tejido. Soltando temporalmente este
suave tejido, y mientras no se cambie el hábito de inapropiadamente tensarlo,
tiende a no ser efectivo en el largo plazo. La Relajación Paradójica es la
práctica de regularmente restaurar el piso pélvico a un estado libre de dolor.
Un objetivo realístico cuando usted está relajándose, mientras está con dolor,
es restar tensión y molestia en vez de pretender eliminarlo por completo. El
tener objetivos realísticos es importante al experimentar continuamente el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Protocolo Wise–Anderson. En esta sección discutiremos los orígenes de la
Relajación Paradójica y los detalles de su técnica.
Orígenes de la Relajación Paradójica: el trabajo de Edmund Jacobson
La base de la Relajación Paradójica comenzó cerca de 100 años atrás con el
trabajo del Dr. Edmund Jacobson. Jacobson es considerado el padre de la
terapia de relajación en los Estados Unidos y su método de Relajación
Progresiva ha sido usado en una forma u otra a lo largo del siglo 20. A través
de los años, varios estudios de investigación se han hecho acerca del efecto
de la Relajación Progresiva en condiciones que varían desde constipación a
sonidos en los oídos. Aparte de muchos males entendidos acerca de la
Relajación Progresiva, incluso por profesionales que la usan, el método de
Jacobson sostuvo la prueba del tiempo.
Jacobson nació en 1888 en una familia de clase media en Chicago. Un
estudiante brillante, se graduó en la Universidad de Northwestern en dos
años. A la edad de 18 el asistió la Universidad de Harvard donde fue el más
joven es su época en recibir un título en psicología. El enseñó psicología en la
Universidad de Chicago y luego después fue al colegio Médico de Rush
donde recibió un título de Doctor en Medicina.
Jacobson se interesó en la relajación al comienzo de
su vida, obteniendo maestranza durante una larga
práctica de relajación a través de su vida
Jacobson relacionó que cuando él tenía ocho años de edad, un incendio
estalló en la casa de sus padres a fines del siglo antepasado. Trágicamente, un
amigo cercano de sus padres falleció en las llamas y sus padres quedaron
perturbados e histéricos por esta trágica pérdida.
El nivel de enojo de sus padres perturbó notablemente al joven Jacobson. El
reportó más tarde en su vida que en el momento del incendio, el prometió
nunca enojarse de la forma en que sus padres lo hicieron. El deseo de
permanecer calmo y relajado permaneció con él en su adolescencia.
Posteriormente, cuando tuvo que lidiar con insomnio y antes de graduarse de
Harvard, el comenzó a experimentar con sus propios métodos de relajación.
Mientras desarrolló una técnica que le permitió poder quedarse dormido, el
escogió hacer su memoria en un experimento que demostraba que personas
con tensión responden intensamente a estresor, (ruido producido por el
choque de 2 varas metálicas), mientras que personas entrenadas en relajación
raramente reaccionan a ello.
Jacobson fue el maestro de su método. Una reportera de un periódico que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
entrevistó a Jacobson en sus últimos días de vida, escribió que ella sintió
intensamente el nivel de su propio nerviosismo a través del espejo de estar
cerca de un hombre tan profundamente calmado. Fue su habilidad de relajarse
y reducir su requerimientos metabólicos por oxigeno que le permitieron
permanecer bajo el agua por varios minutos.
La vida de Jacobson fue devota a aplicar los principio
de la relajación que desarrolló para el tratamiento de
numeroso desordenes relacionados con el estrés
Cuando él demostraba su método de relajación en frente de estudiantes, podía
relajarse tan profundamente que en un minuto o dos lucia como un cadáver
porque el único músculo que tenía una tensión que podía ser apreciada, eran
los músculos requeridos para el funcionamiento de su corazón y para respirar.
Quizás la demostración más grande de su maestría de relajación fue su larga
vida de 95 años, especialmente tomando en cuenta que ambos de sus padres
fallecieron a una relativa temprana edad.
En 1942, Jacobson trató a mujeres con globus hystericus, una condición en la
cual el paciente siente que existe algo atascado en su garganta. Jacobson
documento lo angosto del esófago en esta condición capturando imágenes del
esófago con un fluoroscopio. Luego, el entrenó estos pacientes en Relajación
Progresiva y en examinar el esófago después del entrenamiento de relajación.
No solamente los síntomas subjetivos desaparecieron, pero las imágenes del
fluoroscopio verificaron un ensanchamiento de secciones contraídas del
esófago.
Por los próximos 60 años, condiciones que Jacobson trató exitosamente
incluyeron hipertensión, esófago espástico, colon espástico, dolor de cabeza,
desordenes cardiacos funcionales como palpitación del corazón y arritmia,
tanto como la completa gama de desórdenes psicológicos, incluyendo
desordenes de ansiedad, depresión y manía. Él documentó el éxito de su
tratamiento en muchos estudios que publicó. Lo que quizás es más notable, es
que Jacobson propuso el vínculo entre el estrés y la enfermedad, muchas
décadas antes que se tornara de moda. Es también muy notorio el hecho de
que trató pacientes y condujo investigaciones científicas del tema, en su
momento, cuando había muy poco interés y conciencia en la relación entre
cuerpo y mente.
A mediados de 1940, Jacobson quería desarrollar una máquina que fuera
capaz de verificar la eficacia de su método. No había hallazgos confiables
independientes que pudieran indicar si alguien estaba relajado o si había
******ebook converter DEMO Watermarks*******
alguna opción en sus niveles de relajación como resultado de la intervención
de Jacobson.
En conjunto con los laboratorios Bell Telefónico, desarrolló el primer electro
miógrafo, un instrumento capaz de detectar actividad eléctrica muscular con
la sensibilidad de hasta una millonésima de voltaje. Con esta máquina, los
convencionales y no detectados efectos psicológicos, podían ser fácil
científicamente demostrados. El electro miógrafo podía objetivamente
verificar si alguien estaba tenso o relajado y la magnitud del efecto que tuvo
la Relajación Progresiva.
La Relajación Progresiva no se trata de contraer y
relajar los músculos
A pesar que el electro miógrafo creó las bases de la primera máquina de
retroalimentación. Jacobson nunca estuvo interesado en incorporar la
maravilla tecnológica que creó como una herramienta en la práctica clínica.
El tomó una posición que el simple hecho de mirar un medidor o escuchar
algún tono, impedía a alguien aprender a relajarse. Él sintió que el simple
acto de estar mirando o escuchando producía tensión e interfería con el
profundo estado de relajación al cual él estaba apuntando.
La Relajación Paradójica es mejor conocida por su instrucción de contraer y
relajar los músculos al comienzo de la relajación. De hecho, muchos
practicantes que no han entendido la Relajación Progresiva han enseñado
que simplemente se trata de voluntariamente contraer y luego relajar
músculos en una forma de promover relajación en estos. Este es un error
fundamental de mala interpretación.
Jacobson tenía claro que su instrucción de tensar y luego relajar un musculo
tenía la intención de solo elevar la tensión para que el paciente pudiera
reconocer conscientemente como se sentía. La habilidad de reconocer sutiles
niveles de tensión es una habilidad maestra en la Relajación Progresiva. Los
pacientes más difíciles de tratar son aquellos que reportan que sienten muy
poca o casi nada de tensión, aun cuando ellos tienen la tensión obvia, dada las
objetivas mediciones.
La intención de la relajación progresiva nunca fue de
fatigar los músculos o forzarlos a relajarse
La instrucción de contraer /relajar en gran parte tenía la intención de ayudar a
pacientes que estaban fuera de sintonía con sus cuerpos y reconectar con las
sensaciones de tensión. Esta tensión, la cual Jacob​son llamó tensión residual,

******ebook converter DEMO Watermarks*******


era la tensión más importante de relajar. Relajando la tensión residual,
produce, en última instancia, la más profunda relajación.
El trabajo más importante de Jacobson fue descrito en su libro Relajación
Progresiva, publicado inicialmente en 1929, y luego actualizado en 1939. A
lo largo de su vida, escribió varios libros y publicó varios artículos. Él fue
rápido en hacer notar que la Relajación Progresiva era fundamentalmente
diferente de la hipnosis o psicoanálisis, las cuales eran populares durante esa
época. Él tenía poco respeto por ambas. La Relajación Progresiva, sostenía
Jacobson, no opera en un estado alterado o porque hay una transferencia
psicológica o sugestiones, pero en un estado consciente inalterado, no-
relacionado con los puntos anteriores, donde las transferencias psicológicas
no eran un factor influyente.
Uno de los puntos más importantes que hizo a lo largo de su vida fue que ‘la
mente’ no era simplemente encontrada en el cerebro, pero también en la
periferia de los músculos y nervios. Este fue el punto que desarrolló en su
último libro, La Mente Humana. Una de las formas como demostró este
punto, fue conectando sujetos a un electro miógrafo y pidiéndoles que
imaginaran que andaban en bicicleta. Él se dio cuenta que cuando el sujeto
imaginaba que andaba en bicicleta, simultáneamente las partes del cuerpo
involucradas en andar en bicicleta, incluyendo las manos, brazos, pies y
piernas, se contraían levemente como si el sujeto estuviera de hecho andando
en bicicleta. Comprendiendo que la mente estaba también en los músculos
del cuerpo, le permitió controlar la mente relajando los músculos.
Él propuso entonces la idea radical que demostraba y validaba objetivamente
su trabajo con la relajación del conducto gastrointestinal, donde la excitación
del sistema nervioso autónomo durara lo suficiente para que estuveria fuera
del control del individuo, podía ser controlada voluntariamente. Este fue un
asombroso entendimiento en su época.
La clave de la relajación profunda: la relajación de los ojos y los
músculos del habla
Quizás la mayor perspectiva de Jacobson vino del descubrimiento que la
visualización, tanto como el pensamiento conceptual y abstracto, están
siempre acompañados por pequeños movimientos musculares del ojo y los
aparatos del habla. Descubrió que cuando usted se imagina una manzana en
su mente, sus ojos de hecho se mueven y se focalizan como si estuvieran
viendo una manzana en la vida real. Similarmente, los músculos del habla,
incluyendo los labios, lengua, quijada y garganta se mueven ligeramente
******ebook converter DEMO Watermarks*******
cuando usted piensa en palabras y frases.
El relajar los labios y los músculos del habla pueden
significativamente reducir o detener la actividad
mental
El significado de esta perspectiva puede ser poco creíble a no ser que usted se
dé cuenta que el objetivo de Jacobson fue aprender como relajar los
músculos del ojo y los aparatos del habla como una forma de detener los
pensamientos. Este estado quieto de la mente permite que el cuerpo se relaje
profundamente. La idea que usted pueda calmar la mente al relajar los
músculos de la visión y del habla ha sido casi completamente sobreseída por
la medicina y psicología.
Como un ejemplo de la utilidad clínica de su perspectiva, Jacobson tuvo una
paciente que pensaba obsesivamente en matar a su hijo. Esta obsesión
perturbaba profundamente a la mujer que fue a ver a varios doctores en busca
de ayuda. Jacobson trabajo con ella ayudándola a examinar en qué posición
estaban sus ojos cuando ella tenía estos pensamientos obsesivos. Entonces él
le enseño como relajar sus ojos y que dejara ir esta visión interior. A lo largo
del tiempo, ella pudo detener esta visión obsesiva simplemente relajando sus
ojos cuando su mente se dirigía ahí. Esta habilidad de controlar su mente,
resultó en la restauración de su buen humor así como el rebrote de su auto
estima, confianza, alivio de su ansiedad y obsesión a largo plazo. Este círculo
positivo de retro alimentación es lo que beneficia a muchas personas que se
tornan competentes en la Relajación Progresiva.
El tranquilizar los ojos puede reducir el pensamiento
visual y el tranquilizar los músculos del habla puede
reducir el pensamiento verbal
El descubrimiento de Jacobson, que al relajar los ojos y los músculos del
habla puede detener el pensamiento, es una habilidad maestra. A lo largo de
los siglos, las mayores tradiciones de sabidurías del mundo han comprendido
que el ruido y la mente esparcida bloquea la experiencia de pertenencia a su
propia naturaleza incondicional y sensación de unión cósmica. Ciertos
Maestros antiguos de Yoga, Taoístas y otras tradiciones esotéricas de
meditación se han enfocado en la relajación de los ojos y los músculos del
habla como una preparación necesaria para acceder a los profundos estados
de meditación.
El descubrimiento de Jacobson es simple inconmensurable. Un aspecto de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
visualización es la actividad muscular en los cuales los ojos se focalizan
como si estuvieran mirando al objeto aun cuando los ojos están cerrados.
Visualización, por lo tanto, no es solamente actividad ‘mental’, de alguna
manera separa el cuerpo, pero involucra respuestas físicas correspondientes.
Similarmente, Jacobson descubrió que durante el proceso de pensar, hay
pequeños movimientos de los músculos del habla, los cuales podrían ser
llamados sub-vocalización asociadas al pensamiento. Por ende, pensar es una
forma de hablar involucrando movimientos sutiles de los labios, lengua,
garganta y cuerdas vocales.
Cuando usted relaja los ojos y los músculos del habla, usted se relaja
profundamente
El organismo humano está diseñado para adaptarse y responder a
circunstancias que cambian constantemente para poder sobrevivir. Todas
estas respuestas involucran algún grado de tensión en los músculos. Cuando
aprendemos a detener la mente y el cuerpo, y tranquilizar el impulso a
responder, podemos relajarnos profundamente y descansar plenamente.
Dormir en no-REM, cuando los ojos se relajan, es el
dormir mas tonificante
Nosotros vemos la evidencia de esto en el sueño profundo que ocurre con el
dormir en no-REM (non-rapid eye movement, o movimiento lento del ojo, o
dormir sin soñar). El dormir con un rápido movimiento de los ojos es un
aspecto importante del ciclo de dormir, e indica que la persona que está
durmiendo está soñando o está teniendo imágenes visuales mientras duerme.
Dormir en no-REM, sin embargo, es el modo más apacible y restaurativo. El
tipo de sueño más profundo y restaurativo ocurre cuando no hay imágenes
visuales o sueños, como lo indica la ausencia de movimiento de ojos.
Ausencia de pensamientos, ya sea en el sueño o en un estado de caminar,
indica un estado de profundo descanso.
Si no tenemos pensamientos en un estado de conciencia, excepto en
momentos inmediatos de amenaza, no se gatillará el sistema de ‘respuesta de
emergencia’ del cuerpo para encarar y protegerse así mismo. Una mente
profundamente tranquila significa que en ese momento, no hay ningún
problema para sobrevivir.
Tranquilidad mental significa no pensar
Normalmente pensamos acerca de la tranquilidad mental como un estado
elevado y constante de lo viejo y sabio. Jacobson hizo de ‘la tranquilidad
mental’ algo comprensible, practico y accesible. Tranquilidad mental
******ebook converter DEMO Watermarks*******
significa una mente tranquila sin pensamientos. La Tranquilidad mental le
permite relajarse y permitirle poner el mensaje de ‘todo ok’ en su centro de
emergencia. Tranquilidad mental detiene la subida de adrenalina y otras
respuestas hormonales de estrés en su torrente sanguíneo, permitiendo que el
cuerpo esté en paz.
La relajación de los ojos y de los músculos del habla es la práctica
avanzada de la Relajación Progresiva
Antes que usted pueda percibir la actividad de sus ojos y sus músculos del
habla, usted debe aprender a relajar el cuerpo en sí. Una vez que usted haya
establecido un cierto nivel de tranquilidad en su cuerpo, es más fácil poner
atención a lo imperceptible, lo cual es fácilmente extraviado por imágenes y
pensamientos que cruzan su mente. Mientras usted se torna un testigo de
estas imágenes y pensamientos, usted puede comenzar la suave práctica de
‘dejar ir la vista y habla interna ’.
Todos los métodos de relajación demandan atención
La mayoría de los pacientes pueden relajar el cuerpo lo suficiente para
reducir o detener el dolor pélvico y la disfunción sin entrenamiento en la
relajación de los ojos y los músculos del habla. Existen algunos, sin embargo,
quienes no pueden volverse lo suficientemente tranquilos sin aprender está
avanzada habilidad.
Relajación Paradójica desarrollada del trabajo de Jacobson
La relajación de los músculos y el aplacamiento del sistema nervioso es un
esfuerzo de sentirse a salvo. En la práctica de Relajación Paradójica, este
estado de seguridad se logra aprendiendo a dirigir su atención hacia aceptar la
tensión, relajando los músculos, y silenciando los pensamientos que generan
respuestas de sobrevivencia.
Algunos métodos de relajación dirigen su atención a escenas placenteras.
Otras le piden que se relaje o que imagine que entibia su cuerpo. Jacobson
pedía a los pacientes que se recostaran y les instruía que ‘descontinuaran
cualquier esfuerzo’ como una forma de decirles qué hacer con su atención
para poder relajarse. Fue la maestría de su propio método la que le dio el
carisma e influencia en el campo de la relajación y autonomía auto-regulada.
Sin embargo, su lenguaje era del siglo 19, y no es el mejor lenguaje para
comunicar lo que sabemos en siglo 21.
Jacobson tendía a ser brusco y radical, diciéndoles a sus pacientes que hacer
sin ofrecer ningún consuelo o suavidad en su estilo. De hecho, el mero título
de su libro, el único hoy en día impreso, Usted Debe Relajarse, demuestra las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
limitaciones de su lenguaje comunicando su profundo conocimiento acerca
de la relajación. Aún más, tal cual lo hemos mencionado, Jacobson quería
estar seguro que nadie confundiría el éxito de su método con hipnosis,
transferencias psicológicas o el proporcionar consuelo, o el efecto placebo.
Cuando el enseñó Relajación Progresiva a profesionales, él era testarudo en
referencia a que era errado enseñar Relajación Progresiva y ofrecer cualquier
consuelo al paciente. El sentía que los resultados de la relajación deberían ser
sus propios consuelos. Mientras que su propia visión representó su alto nivel
de integridad y fe en la efectividad de su método, las instrucciones en
relajación asociadas con esta consideración, pueden estar fuera de lugar.
Finalmente, dado que Jacobson fue muy preocupado que su método pudiera
ser relacionado con alguna ramificación de Yoga, meditación, o
espiritualidad, su lenguaje tiende a ser mecánico y riguroso, conforme al
lenguaje científico y objetivo de sus colegas. Este lenguaje fue en ocasiones
no provechoso, instructivo o accesible para aquellos que leyeron su trabajo.
La Relajación Paradójica es la práctica de volverse
libre de la tiranía de pensamientos compulsivos
Durante los tiempos de Jacobson, la religión predominante fue la ciencia, y
cualquier señal que un método era espiritual o místico, hacia el método
sospechoso en contra de los iluminados de la época. Jacobson evitó cualquier
indicio que su método pudiera relacionarse con las llamadas prácticas
espirituales. De hecho, el método de Relajación Progresiva está en las más
finas prácticas tradiciones del mundo de la sabiduría. Durante los tiempos de
Jacobson, hubo poco entendimiento del potencial de sanamiento de
acupuntura, chi gung, yoga y meditación. Esto es en contraste al presente,
cuando la eficacia de estos y otros métodos similares esta aun documentada
en la literatura científica.
Hemos modificado las técnicas de la Relajación Progresiva para hacerla más
accesible a la era moderna. Usamos un leguaje diferente para comunicar su
comprensión y metodologías para relajar los músculos del piso pélvico. Esta
modificación de la Relajación Progresiva es lo que llamamos Relajación
Paradójica. Tal cual un automóvil moderno se basa en modelos antiguos, la
Relajación Paradójica se basa en la Relajación Progresiva.
Monitoreo médico en la práctica de Relajación Paradójica
Ocasionalmente pacientes puede que tengan una condición que requiera un
monitoreo médico. Si usted tiene la presión alta, asma, o epilepsia, usted
debería informar a su médico, quien le esta enseñando Relajación
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Paradójica, para que sus medicamentos sean ajustados y usted no se relaje
más de lo esperado. Por ejemplo, si alguien tiene la presión alta y continúa la
dosis regular de medicina antihipertensiva mientras más y más
profundamente se relaje, el medicamento puede resultar ser demasiado fuerte
para el mejorado estado de relajación y la dosis necesitará ser reducida.
Que es lo paradójico acerca de la Relajación Paradójica?
Una paradoja es una aseveración que parece ser contradictoria en sí misma,
pero sin embargo es verdadera. Ejemplos de paradojas tienden a ser
encontradas en escrituras filosóficas. Por ejemplo, la premisa de Alcohólicos
Anónimos es que usted puede solo tomar control sobre la adicción al alcohol
admitiendo que usted es indefenso a ella. Normalmente En Asuntos de
Milagros se dice, que para tener, hay que darlo todo a todos, lo cual quiere
decir que si usted desea algo para sí mismo, deberá dar todo lo que tiene. En
el Zen, Suzuki Roshi, un renovado maestro Zen, escribió que si usted desea
que un caballo se le acerque, debe darle una gran pradera.
La paradoja de la Relajación Paradójica es la siguiente: aceptando tensión, se
relaja. Como Jacobson correctamente lo entendió, la relajación tiene que ver
con dejar ir el esfuerzo. Dejar ir el esfuerzo quiere decir ‘dejar de hacer’ algo.
La tensión muscular generalmente está involucrada, a cierto nivel, en ‘hacer
algo’. Este ‘hacer algo’ involucra todas las acciones que hacemos en nuestra
vida, desde andar en bicicleta a cortar zanahorias. Este ‘hacer algo’ puede
involucrar tejido de sobrevivencia, como endurecerse para preparase para un
golpe, tensarse en preparación para volar, o contraer los músculos en
preparación para atacar. ‘Hacer algo’ es íntimamente una parte de la tensión
de los músculos, aun cuando usted está acostado. Usted puede llamar a este
‘haciendo algo’, ‘micro esfuerzo’ cuando esta acostado. La relajación de este
micro-esfuerzo es la focalización de la Relajación Paradójica. Nosotros
discutimos esto en detalle en el próximo capítulo.
La mayor comprensión de la Relajación Paradójica es
la práctica de ‘no hacer’
Si le pedimos que se relaje, su mente probablemente interpretará esta
instrucción como ‘hacer’ algo o hacer algún esfuerzo, cuando de hecho,
relajación quiere decir descontinuar el esfuerzo. Relajación quiere decir la
ausencia de hacer. Que idea tan peculiar es la de ‘ausencia de hacer’.
La Relajación Paradójica es la práctica de ‘no hacer’
El estado de relajación que ocurre cuando el piso pélvico esta relajado es un
estado de ser. Contiene no acción o voluntad. Note como se siente si alguien
******ebook converter DEMO Watermarks*******
le dice que ‘sea’. Usted puede percibir esta instrucción como desconcertante
porque generalmente hablando, usted no puede hacer nada para ‘ser’.
Relajación y el ser no son estados que usted puede hacer que pasen. Lo más
cercano que uno puede pedirle a una persona que se relaje, hemos
descubierto, es pedirles que estén presentes con sus estados concurrentes e
inmediatos sin intentar cambiarlos. Nuestro curriculum de Relajación
involucra apuntar a la forma de estar, sin esfuerzo en relación a la tensión y
el dolor. Desde que descubrimos eso, cuando retrocedemos y sentimos y
aceptamos nuestra tensión sin intención de hacer algo al respecto, después
de un momento, la Relajación ocurre. Note que decimos Relajación ocurre en
vez de decir usted se relaja. Relajación ocurre como una consecuencia
natural de dejar ir el ‘hacer algo’. Usted no puede relajarse así mismo.
Cuando usted acepta algo, usted no ejerce esfuerzo en
relación a eso. Cuando usted acepta algo, usted lo deja
ser
Cuando usted acepta su tención, usted detiene todo el esfuerzo de conciencia
en relación a eso. Esta es otra forma de decir que usted se relaja. Esta
identidad, entre la aceptación de la tensión, y la cesación de esfuerzo en
relación a la tensión, es el fundamento de la percepción de la Relajación
Paradójica. En otras palabras, la forma de relajar tensión es aceptándola.
Hariwansh Lal Poonja una vez dijo que lo que no está en el estado de ser, ha
sido elocuentemente descrito, pero lo que está en el estado de ser, nunca ha
sido descrito. Por ende, es con palabras dirigidas es la forma en que
direccionamos a alguien a relajar una pelvis adolorida. Usted puede decir que
la relajación es la cesación de hacer algo, o tratar, pero existen unas pocas
formas de explicar exactamente lo que es. Relajación Paradójica toma esta
sabiduría eterna que usted abandona el esfuerzo para completamente aceptar
lo que es.
Comprendiendo el método de Relajación Paradójica
El objetivo de la Relajación Paradójica es poder permitir a su cuerpo
descansar profundamente y permitir la restauración de tejido y su
reconstrucción. Su fin es permitir ayudar a su pelvis a sanarse de una
irritación crónica de músculos tensados y contraídos y el efecto de estos
músculos en la estructura, nervios, y tejidos dentro de la pelvis.
Estos son los escollos que estudiantes de Relajación Paradójica pueden
encontrar, los cuales la mayoría no conocen. Similarmente, el interior de la
pelvis no es un área que alguien no entrenado en anatomía y psicología
******ebook converter DEMO Watermarks*******
debería entrar sin una cercana supervisión de un profesional experimentado.
La información que aquí compartimos es educacional. Nuestro protocolo no
tiene la intención de ser un método de cómo-hacerlo y que alguien lo pueda
usar leyendo este libro en la ausencia de instrucciones competentes.
La Relajación Paradójica es más efectivamente usada
en conjunto con la liberación de Puntos Activadores
del piso pélvico y métodos físicos apuntados a soltar
el contraído tejido pélvico
Un cirujano de cincuenta y cinco años nos visitó para tratamiento después de
sufrir de síndrome dolor crónico pélvico por más de treinta años. Él era un
hombre determinado y tenaz quien solía hacer algo concreto y ver resultados
inmediatos de sus esfuerzos.
Cuando recién comenzamos nuestra instrucción en Relajación Paradójica, él
nos preguntó cómo aparentemente las mismas instrucciones inofensivas,
apuntadas a ayudarlo a relajar los músculos de su pelvis, podían remotamente
hacer una diferencia en una condición la cual el sentía que había dictaminado
su vida. Hubo que enfocarse en su incredulidad acerca de los efectos de la
relajación en su condición, para que el pudiese practicarla en forma plena y
sincera.
La Relajación Paradójica involucra practicar una
atención ‘estacionaria’ en sensaciones y no permitir
saltar de pensamiento en pensamiento
Tratamientos médicos modernos usan agujas, píldoras, cremas o bisturíes en
contra de partes dañadas como una forma de volverlas a la normalidad. La
idea de practicar un cambio en la atención en una parte del cuerpo que está
tensa, y luego aceptar esta tensión, es un escape radical de los métodos de la
medicina tradicional.
La Tensión Crónica eventualmente se siente normal
Cuando usted aprende Relajación Paradójica usted se focaliza en detectar
tensiones sutiles de esfuerzo en su cuerpo. Estas sensaciones son poco
notorias, y si alguien no le pidiera que tomara atención a ellas, usted
probablemente no las notaria. Aprender a relajarse significa tomar atención a
pequeños y poco notorios esfuerzos a los cuales normalmente no prestamos
atención. De hecho, estas tensiones usualmente se sienten normales.
Cuando usted ha tenido el hábito de dolor pélvico,
basado en los músculos, le toma tiempo a su cuerpo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
adaptarse a esta ausencia
Un paciente nos contó una historia la cual ilustra el proceso de como la
tensión puede tornarse lo que uno puede sentir como algo normal. Cuando era
joven, él fue a un campamento de verano con un peculiar amigo que encontró
unos lentes negros, gruesos y viejos que no tenían vidrios. Al comienzo del
campamento, recordaba nuestro paciente, su peculiar amigo usó los lentes a
pesar de los despectivos y perplejos comentarios de los otros niños. La gente
le decía a mi amigo que lucia extraño, y le preguntaba que porque había
decidido usar los lentes sin los vidrios. Mi amigo encogía los hombros y no
respondía a los comentarios de otros. En vez, él uso los lentes día y noche
durante todo el campamento. Eventualmente, la gente se acostumbró a él y a
sus lentes. Nosotros podemos acostumbrarnos a prácticamente cualquier
cosa.
Al final del verano, este amigo perdió los lentes. Nuestro paciente nos hizo
notar cuan extraño era ver a la misma gente que se burló de los lentes al
comienzo del verano, preguntar a este amigo que había pasado con sus lentes,
ahora al final del verano. Estos lentes se transformaron en parte de la
identidad de este peculiar amigo, y como extraño que parezca para los demás,
cuando él los comenzó a usar, fue igual de extraño cuando ya no los uso más.
Re-Aprender a dejar ir el esfuerzo
Hemos descrito como el cuerpo se acostumbra a la tensión crónica en el piso
pélvico. Como los lentes de este amigo, usted puede acostumbrarse a su
tensión crónica y esfuerzo. Aprender a relajarse requiere que usted esté
consciente de sus estados de tensión crónica. Si usted no se da cuenta de esta
tensión, tenderá a permanecer con usted. El primer paso de la Relajación
Paradójica involucra poner atención a los sutiles grados de tensión que
normalmente usted no le prestaría atención. Aprender a sentir y descansar con
esta tensión sutil usualmente hace posible relajar el piso pélvico
profundamente.
En la Relajación Paradójica, la reacción interna al
rechazo de aceptar la tensión debe ser también
aceptada
Cuando usted falla al tratar de relajarse, usted usualmente pierde el punto
esencial de ‘dejar ir’ el esfuerzo, o sea, aceptando su rechazo inconsciente de
dejarlo ir. Dejar ir el esfuerzo, quiere decir, cesar la intención de cambiar la
tensión, la cual no se va fácilmente.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Re-aprender a vivir en su cuerpo y no en su cabeza, es
un importante componente de aprender como calmar
el sistema nervioso y relajar la adolorida pelvis
Imagínese que le regalan dos horas de un exquisito masaje en un elegante spa
Europeo. La habitación en la cual se hará el masaje está construida de una
forma agradable, confortable, cálida y hermosa. La persona que hace el
masaje es sensible y conoce qué músculos le permitirán soltar su tensión. No
existen distracciones o incomodidades. Sin embargo, para poder disfrutar
plenamente de esta experiencia, su atención debe estar en el masaje, y no en
otro sitio. Su atención debe estar en su cuerpo o usted se perderá la
experiencia.
Si existen áreas de incomodidad en el cuerpo, nosotros tendemos a evitarlas.
Esto es verdadero para el dolor pélvico. Su atención tiende a desear
focalizarse en cualquier otro cosa, excepto en la incomodidad. Estamos
programados para perseguir el placer y evitar el dolor. La práctica de
Relajación Paradójica requiere que usted dirija su atención hacia su cuerpo,
aun cuando si esto es inicialmente incomodo de hacer.
La Relajación Paradójica y el insomnio
Agregado al dolor crónico y la disfunción, la gente que sufre de dolor pélvico
crónico comúnmente lucha contra el insomnio. Ya sea como ansiedad, dolor
continuo, o frecuencia y urgencia urinaria, muchos de nuestros pacientes
describen la desolación de estar despiertos varias veces durante la noche, no
poder conciliar el sueño y no poder descansar durante la noche.
Insomnio no es nada que se pueda dejar para mañana
Edmund Jacobson comentó que la calidad de Relajación durante el día tiende
a determinar la calidad de sueño por la noche. En nuestra experiencia, lo
mismo es verdad para el dolor pélvico crónico. La Relajación Paradójica
ayuda con ambos, la dificultad para quedarse dormido, así como la dificultad
para volver a conciliar el sueño después de haberse despertado. Hasta que
todos los síntomas se hayan reducido substancialmente, sin embargo, una
buena noche de sueño puede ser problemática.
Quedarse dormido tiende a ser más fácil que tratar de volver a quedarse
dormido, pero nosotros podemos ayudar a nuestros pacientes con ambas
dificultades. La ayuda que la Relajación Paradójica puede ofrecer en facilitar
quedarse dormido es simple. Si usted tiene alguna facilidad con la Relajación
Paradójica, usualmente existe una alta probabilidad que haciendo esta

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Relajación le permita a usted quedarse dormido.
Volver a quedarse dormido después de haber despertado en el medio de
la noche
Volver a quedarse dormido con dolor, a menudo dificulta volver a conciliar el
sueño. Despertarse en medio de la noche con dolor es siempre difícil.
Frecuentemente, en el intento de tratar de quedarse dormido, existe ansiedad
adicional acerca de tener que despertarse temprano y estar somnoliento. Es un
periodo de tiempo que puede ser muy estresante. En esta sección
discutiremos una estrategia para volver a quedarse dormido después de
haberse despertado con ansias y con dolor.
La palabra ‘musa’ fue originalmente usada en 1374 para referirse a
protectores del arte, la cual proviene del Griego mousa, que quiere decir
musa, música, y canción. Musa es generalmente pensado como lo que
produce inspiración. Nosotros ofrecemos aquí la incierta idea que si usted
despierta con ansiedad en la mañana, usted puede usar eso como su musa
para lograr hacer cosas, especialmente en asuntos que involucren creatividad.
El evento de despertar en horas de madrugada con ansiedad, puede ser usado
para hacer la porción de terapia física de nuestro protocolo, seguido del
constructivo uso de este temprano evento matutino. El usar la Relajación
Paradójica puede ser también una forma efectiva para poder volver a dormir.
Usted puede usar su flujo de cortisol en su estado
matutino como su musa
Cortisol es un neuroquímico y hormona esencial para el propio
funcionamiento del cuerpo. El Cortisol es producido por las glándulas
adrenales y a menudo referido como la “hormona del estrés” ya que es
secretada en momentos de estrés y ansiedad. Su función es la de incrementar
el flujo de azúcar en la sangre y el almacenamiento de azúcar en el hígado
como glicógeno. Al hacer esto, temporalmente la función inmunológica se
pone en pausa. Mientras existe un normal incremento de cortisol en la
mañana, en un estudio que realizamos en Stanford, encontramos que hombres
con dolor pélvico tienen un nivel de cortisol matutino mucho más elevado
comparado con hombres sin dolor.
El flujo de cortisol matutino puede ser visto como un
regalo de 1 1/2 hora de fuerte energía. Usando esta
energía se podrá liberar y al mismo tiempo, permitirá
que usted haga cosas. Después de esta liberación de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
energía, las personas están más aptas para relajarse o
volver a quedarse dormidas usando la Relajación
Paradójica
El punto máximo del cortisol matutino puede ser intensamente energético.
Puede permitir una sostenida y energizada focalización. Algunas personas
hacen su mejores trabajos es estos momentos, cuando la mayoría del mundo
está aún durmiendo y ellos están libres de perturbación.
Mientras que despertar ansioso no es divertido, como todo en la vida, es el
punto de vista que usted tiene acerca del desvelo generado por cortisol, que
es más importante que el desvelo en sí. Si usted despierta ansioso en la
mañana, le sugerimos que considere tomar esta 1½ hora (que es usualmente
lo que dura en flujo de cortisol) como un regalo de una poderosa energía.
Esta puede ser usada proactiva y productivamente en su vida. Además,
usando esta energía esta puede ser disipada constructivamente, limpiando el
camino para que el sistema nervioso logre volver a quedarse dormido
fácilmente.
Si usted se encuentra a si mismo despertando con ansiedad temprano en la
mañana, le sugerimos aceptarlo y usarlo a lo largo de su día. Usted deseará ir
a la cama un poco más temprano para poder recuperar este tiempo. Al hacer
esto, este tiempo temprano en la mañana puede ser un tiempo que es
apreciado en vez de temido.
En otras palabras, una de las mejores y más productivas estrategias que le
sugerimos para lidiar con ansiedad matutina y desvelos no deseados es
‘gastar’ esta energía en su trabajo o auto tratamiento, en vías de la ráfaga de
cortisol. Usted puede trabajar en un reporte, pintar un cuadro, escribir una
historia, involucrarse a sí mismo en otro proyecto o crear una empresa. Usted
puede hacer alongamientos, liberación de puntos activadores y otros aspectos
de nuestro auto-tratamiento de terapia física. Usted además puede limpiar la
casa.
Reporteando temprano en la mañana
Algunos de nuestros pacientes ‘reportean’ cuando se desvelan en el medio de
la ráfaga matutina de cortisol. Reportear es un término moderno de llevar un
diario. Cuando usted reportea, usted lleva un archivo en su computadora o
tiene un libro especial dedicado a escribir lo que sea que siente. Cuando las
personas llevan un diario, ellos usualmente escriben lo que están pensando o
sintiendo acerca de lo que es urgente en sus mentes.
En un reporteo, usted usualmente practica introspección, es decir, usted trae
******ebook converter DEMO Watermarks*******
su atención consigo y en cierto sentido, comparte consigo mismo que es lo
más íntimo y a menudo problemático. En un reporteo usted comparte sus
pensamientos y sentimientos acerca de sus conflictos, preocupaciones,
esperanzas, proyectos y relaciones en su vida—lo que sea que usted quiera
compartir con usted mismo, o sea su mejor confidente. Es a menudo posible
procesar y resolver lo que le está perturbando en su corazón y mente cuando
lo escribe en un diario.
Usted puede imaginar un reporteo como escribir una
carta permanente para la persona más confiable entre
sus amigos, en la cual usted comparte lo que está
pasando en su vida y en su corazón
Reportear es una forma de transferir pensamientos y sentimientos los cuales
pueden dar vueltas y vueltas dentro de usted al papel o páginas o en un
monitor de computadora. Al transferir estos pensamientos y sentimientos, las
dificultades pueden ser evaluadas y consideradas de una manera que no es
posible, a no ser que sean externadas y consideradas en un ambiente sano y
relajado. Aparte de explorar sentimientos y pensamientos, reportear puede
simplemente ser una práctica de escribir su torrente de conciencia—lo que
sea que se le venga a la cabeza. Reportear es una excelente actividad durante
la ráfaga de cortisol matutina.
Después de una hora y media de cualquiera que sea el tipo de actividad que
funcione mejor para usted, el estado de ansiedad matutina generada por
cortisol tiende a decaer y usted puede usar la Relajación Paradójica para
poder volver al más delicioso y relajado sueño.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


5
LA FDA APRUEVA LA VARA INTERNA
PARA PUNTOS ACTIVADORES
Desde que comenzamos el desarrollo del Protocolo Wise-Anderson en el
Departamento de Urología del Centro Médico de Stanford, a mediados de los
90, reconocimos la necesidad de diseñar una herramienta especial para
realizar el auto tratamiento de liberación de los puntos activadores internos
para aquellos con dolor pélvico de origen muscular. Diecisiete años después,
cientos de pacientes en nuestras clínicas han usado la Vara de Puntos
Activadores Internos (Vara), diseñada por nuestro equipo, y nuestra vara está
hoy disponible en Europa para los pacientes que sufren de dolor pélvico. Al
momento de escribir esta edición de nuestro libro, nos encontramos en espera
de la revisión de la FDA (Food & Drug Adminstration, en inglés) de nuestra
Vara, con la esperanza de que pronto pueda estar disponible en Estados
Unidos.
Nuestra Vara para Puntos Activadores Internos es la primera herramienta
científicamente diseñada para la liberación de puntos activadores y tejido
miofascial, que ha sido probada clínicamente y cuyos resultados han sido
publicados por una revista médica profesional y presentada en reuniones
científicas. En nuestro estudio publicado en 2011 en Clinical Journal of Pain,
la reducción media en cuanto a sensibilidad/dolor de puntos activadores tras
seis meses de auto tratamiento, fue reportado por pacientes con dolor pélvico
como de una variación de 7.5 a 4 en una escala de 1-10. Este representa un
resultado sobresaliente. En nuestra experiencia, y al observar a muchos
pacientes, hemos notado que la sensibilidad en los puntos activadores y los
síntomas asociados con ellos continúa decayendo en muchos de ellos cuando
continúan el uso de nuestro protocolo por seis meses. Hemos extendido
nuestro estudio a un año de seguimiento para documentar la caída en la
sensibilidad/dolor en puntos activadores.
Presentamos la Vara en la Sociedad Internacional de Continencia
(International Continence Society) en San Francisco, en 2009, y en la reunión
de la Asociación Estadounidense de Fisioterapia (American Physical Therapy
Association) en Nueva Orleans, en 2011. Los resultados del estudio sobre
nuestra Vara fueron presentados en las reuniones de la Asociación Americana
de Urología (AUA-American Urological Asociation), en una conferencia de
prensa auspiciada por esta Asociación y fue nominada para una presentación
******ebook converter DEMO Watermarks*******
en la reunión de la AUA en Tokio.
Historia de la Vara
Cuando comenzamos a tratar pacientes que venían de otras ciudades en el
Centro Médico de la Universidad de Stanford, como otros médicos,
pensamos el tratamiento para dolor pélvico de la manera tradicional. Los
pacientes venían a nosotros en busca de tratamiento y su participación en la
esencial liberación de puntos activadores internos era parte de nuestro
programa, junto con el protocolo de relajación, que en gran parte era pasivo.
Enviábamos a nuestros pacientes con fisioterapeutas para que realizaran el
tratamiento de puntos activadores internos con frecuencia semanal o cada dos
semanas y el fisioterapeuta haría la terapia física en ellos. Nos dimos cuenta
de que algunos fisioterapeutas parecían ser de poca ayuda y muy pocos
parecían tener resultados excelentes. Durante este tiempo notamos que
obtuvimos los mejores resultados en pacientes que vieron a Tim Sawyer,
quien ha sido nuestro fisioterapeuta principal, Tim, se entrenó en los años
80’s con los pioneros en liberación de puntos activadores, los doctores Janet
Travell y David Simons, y trae consigo una vasta experiencia de liberación de
puntos activadores del piso pélvico, raramente igualada.
Antes de la Vara, intentamos ayudar a los pacientes que vivían lejos a
encontrar un fisioterapeuta para entrenarlo en la liberación de puntos
activadores. Cuando era posible, intentábamos entrenar a la pareja de
nuestros pacientes en cómo hacer la terapia física interna. En ocasiones esta
parecía ser una mejor opción que referir a un fisioterapeuta porque nosotros
mismos podíamos entrenar a la pareja, lo cual parecía ser más efectivo
porque no había costo en la práctica de liberación de puntos activadores
internos cuando era realizada por la pareja y porque el tratamiento podía ser
hecho más frecuente y convenientemente para el paciente. Sin embargo, la
liberación de puntos activadores internos administrada por la pareja no era
perfecta. Primero, había que contar con que el paciente tuviera una pareja y
con que el paciente estuviera dispuesto a que su pareja hiciera la terapia física
en él o ella. Aunque importante, para muchos pacientes era común estar poco
dispuestos a que una persona íntima les practicara algo tan atrevido como la
liberación de puntos activadores internos. Por último, solo le podíamos
enseñar a las parejas las habilidades rudimentarias pero el paciente quedaba
limitado por la poca competencia de su pareja.
Comprender la rehabilitación de los músculos adoloridos del piso pélvico
Cuando le enseñamos a nuestros pacientes el uso de la Vara, consideramos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
como punto crítico que comprendan la práctica de liberación de puntos
activadores y la liberación del tejido miofascial interno (la liberación
miofascial se focaliza en la soltura general de la fascia contraída o el tejido
conectivo, donde no hay puntos activadores presentes). Si no se comprende
cuál es el objetivo de la liberación de puntos activadores, tanto internos como
externos, la frecuencia del uso y la presión adecuada que se debe aplicar en
ellos, el auto tratamiento se lleva a cabo torpemente.
El área interna de la pelvis es un territorio extraño para muchas personas. Se
entiende que muchas personas sientan nervios de introducir sus propios dedos
dentro de su ano o vagina, lo cual debe hacerse para liberar los puntos
activadores internos. No una sorpresa que se sientan avergonzados, temerosos
y desconcertados acerca de hacer lo que pareciera ser para la mayoría de las
personas algo muy extraño. Cuando nuestros pacientes comienzan a sentir
una reducción del dolor y un alivio de los síntomas que acompaña esta
actividad cuando se realiza con el propósito de liberar puntos activadores y
tejido contraído y adolorido, cualquier sensación de rechazo ante esta
actividad desaparece rápidamente. Nuestros pacientes pronto se dan cuenta de
que el interior de la pelvis es otra parte del cuerpo que puede doler y lo que
sea que alivie el dolor en la pelvis es bienvenido y considerado un regalo y
una bendición.
Practicar la amabilidad en el auto tratamiento interno
Muchas personas con dolor pélvico se refieren a su pelvis adolorida y la
tratan como un trozo de carne que simplemente duele y molesta. Con
frecuencia estos pacientes están enojados con esa parte de su cuerpo. Los
sentimientos de rabia o resentimiento durante el tratamiento interno pueden, a
la larga, empeorar los síntomas. Cuando no existe comprensión de que la
pelvis desea sanarse y no estar adolorida y una claridad sobre la actitud
apropiada hacia la pelvis cuando se realiza la liberación de puntos activadores
interna, con el dedo o la Vara, los pacientes que intentan la liberación pueden,
inadvertidamente, hacer rebrotar sus síntomas lo que conlleva al abandono
del auto tratamiento.
¿Qué favorece al auto tratamiento?
El fenómeno del dolor pélvico con origen muscular ocurre cuando el tejido
del piso pélvico ha sido apretado, herido y abusado por la contracción
involuntaria prolongada. Creemos que esta tensión y el abuso inadvertido se
han extendido durante miles de horas a lo largo de una vida. Sanar este tejido,
en nuestro punto de vista, requiere estiramientos graduales y gentiles, y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
espacio para sanar y volver a la normalidad.
Ayudar a sanar los tejidos pélvicos requiere gentileza y amabilidad. Todo
intento de castigar al tejido, empujándolo más allá de lo que es capaz
fácilmente, lo volverá temeroso de la liberación de puntos activadores y
profundizará el daño; esto obviamente es contraproducente. Cuando alguien
realiza la liberación de puntos activadores internos, el tejido debería ser
tratado con el cuidado y la amabilidad con que usted trataría a un ave herida.
Cuando los pacientes no ponen atención a su actitud negativa o ansiosa, esta
actitud influye en el auto tratamiento, sobrevienen rebrotes de dolor, y es
muy probable que abandone el auto tratamiento. Esos pacientes no
comprenden que su actitud de rudeza y el contacto brusco con su pelvis
durante el auto tratamiento es la fuente primaria de su molestia con el auto
tratamiento.
Uso de juguetes sexuales para la liberación de puntos activadores
internos
Aún no ha surgido una herramienta aprobada por la FDA o el CE para
realizar la liberación de puntos activadores internos. Es práctica común para
muchos fisioterapeutas recetar a sus pacientes juguetes sexuales hechos de
plástico rígido o vidrio, en su deseo de brindarles algo que puedan usar en el
mejoramiento de su afección una vez en casa. En la “prescripción” de estos
aparatos, no existe control de los materiales con que están hechos; esto es una
negligencia, puesto que pueden ocurrir eventos adversos (un colega tuvo un
paciente que “perdió” un consolador de acrílico dentro del recto y tuvo que
acudir a la Sala de Emergencia para que lo removieran), no hay instrucciones
en el uso del aparato o estudios que prueben la efectividad de la herramienta.
Seguridad y limitaciones en juguetes sexuales, consoladores, dilatadores
y otros aparatos usados para la liberación de puntos activadores internos
en el auto tratamiento
Los puntos activadores, aquellos estrechamente relacionados con síntomas
como frecuencia, urgencia y vacilación urinaria, dolor genital, dolor durante
el sexo, dolor suprapúbico y otros, son de más fácil acceso cuando el paciente
está recostado sobre su espalda. La barra del “consolador” y la curvatura de
los juguetes sexuales usados en ocasiones para la liberación de puntos
activadores internos, hacen muy difícil alcanzar y palpar ambos puntos
activadores, los anteriores y posteriores. Lograr ejercer presión en un punto
activador mediante el uso de un juguete sexual, requiere que alguien rote el
juguete en la dirección inversa mientras se empuja la parte del aparato lejos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
del cuerpo. Esto requiere cierto nivel de fuerza en las manos del paciente. El
tipo de presión requerida, en ocasiones va más allá de la fuerza que el
paciente pueda aplicar con sus manos y la presión ejercida no es suficiente
para la liberación del punto activador, o es demasiada y genera rebrotes de los
síntomas.
Ejercer presión en puntos activadores del piso pélvico con este tipo de
aparato requiere presión directa y no presión de palanca, esto está
comprendido en el diseño de la Vara de Liberación de Puntos Activadores
Internos. Intentar hacer la liberación de puntos activadores ano-rectales con
un eje derecho o un eje doblado, requiere que el paciente contorsione el
cuerpo colocándose de lado y que luego rote el músculo cuadrado lumbar, los
pectorales y los trapecio en ángulos no característicos. Este requerimiento de
fuerza directa que demanda una contorsión no natural del cuerpo, a menudo
no es posible de cumplir por alguien que sufre sobrepeso o problemas de
espalda. Además, estas contorsiones pueden irritar la espalda y los hombros
de una persona con poca flexibilidad.
Es más, hacer la liberación de puntos activadores internos con un consolador
delgado puede convertirse en una tarea muy difícil para estos individuos
porque el aparato fue diseñado como un objeto de plástico para la
estimulación sexual de mujeres y no para la liberación de puntos activadores
internos. El hecho de que la punta del juguete sexual esté directamente
invertida hacia el punto activador, pondrá presión en un tejido que no tiene
puntos activadores. Este tipo de presión externa e innecesaria diluye el tipo
de presión precisa requerida en el punto activador: al ejercer presión en la
apertura del esfínter anal o la vagina, interfiere en la sensación de ejercer
presión exacta en el punto activador, lo cual ocurre al ejercer la presión
adecuada según la sensación que provoque la punta de la herramienta en el
punto activador.
El diseño de la Vara para puntos activadores internos
La forma de gancho o anzuelo de la Vara para puntos activadores internos
surgió como diseño tras años de experiencia que dejaron claro que la Vara
tiene que navegar fácilmente por ambos puntos activadores, los anteriores
(aquellos en el frente del cuerpo) y posteriores. El diámetro del gancho está
cuidadosamente diseñado para que se inserte dentro del cuerpo y a la vez
quede espacio fuera del cuerpo, el objetivo de este diseño es manejarla
fácilmente desde fuera sin que el mango toque la parte exterior del abdomen
o los músculos del glúteo.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
El diámetro del aparato debe ser lo suficientemente pequeño de forma que no
cree una sensación de apertura en el orificio que interfiera con la sensación
del tejido sobre el cual presiona la punta. Usamos un material resistente y de
un diámetro pequeño para no interferir con la sensación del usuario al entrar
en contacto con la punta de la Vara. Tuvimos que diseñar un “tope” para
limitar la inserción de la Vara de una forma segura sin que se “pierda” dentro
del piso pélvico. Otro factor importante en el diseño de la Vara, fue explorar
y explicar al usuario la cantidad adecuada de presión a aplicar en el tejido
interno. Tuvimos que aprender cómo insertar y extraer la Vara
cuidadosamente para que no irritara el tejido ni interfiriera con los efectos
terapéuticos.
Uno de los mayores desafíos en el diseño de la Vara fue encontrar la forma
de controlar la presión relativa en el tejido interno, de manera que el usuario
pudiera hacer pequeños incrementos o reducciones de presión en un punto
activador en particular o en el área interna de la pelvis. Durante años
discutimos sobre el uso de un algesiómetro con algún tipo de resorte en la
punta del aparato que pudiera dar al usuario la lectura del grado de presión
relativa que estaba siendo ejercida en un punto activador en particular. El
concepto de medir la presión relativa al doblar y tensionar el eje vino después
de diez años de reflexión en el diseño y llegó a nosotros como una revelación.
El diseño de la Vara permite medir presión remotamente desde la curvatura
del eje y del resultado del cambio en la conductividad de la tensión del eje al
momento en que la punta presiona el tejido.
La Vara para puntos activadores internos consiste en una barra en forma de
“J” hecha de resina Ultem. La “J” tiene un mango en forma de “T” al final de
la larga barra y una bola de nitril que actúa como aplicador de presión en la
parte corta de esta. La parte curva es semicircular y está definida por un arco
de aproximadamente 180 grados. Hay una barra de tensión adjunta a la
porción larga de la “J”. La barra de tensión está conectada por un cable a la
pantalla que despliega una lectura de la cantidad de presión relativa que está
siendo ejercida en la punta de la Vara. La lectura en el aparato permite al
usuario ver la cantidad de presión relativa que está siendo aplicada.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


El propósito de la Vara es proveer un “dedo extendido” que pueda navegar en
el interior del piso pélvico y se use para palpar y reducir la sensibilidad en
puntos activadores internos de aquellos que sufren de dolor pélvico basado en
músculos. Según el método convencional de hacer la liberación de puntos
activadores internos, un médico o practicante inserta un guante lubricado a
través del recto o la vagina del paciente que se encuentra acostado. El médico
o practicante localiza un punto activador interno y luego presiona o masajea
el punto activador por un período de aproximadamente 15-90 segundos. El
médico o practicante no tiene, sin embargo, ninguna información sobre la
presión ejercida en el punto activador o en el área de restricción, mientras que
el auto tratamiento con la Vara sí provee al paciente con este tipo de
información. Este método de liberación de puntos activadores/miofasciales,
ya sea realizado por un médico o practicante, o con un aparato auto
administrado, apunta a reducir o resolver la sensibilidad de puntos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
activadores y áreas musculares asociadas al dolor y la restricción.
La Vara como un punto de inflexión en el tratamiento del dolor pélvico
La Vara ha demostrado ser un instrumento importante en la eficacia de
nuestro protocolo. La Vara ha sido el último elemento que ha permitido a
nuestros pacientes ser capaces de realizar nuestro protocolo sin la ayuda de
un asistente o profesional. Hemos observado que cuando las personas
aprenden a usar la Vara, a menudo son capaces de alcanzar y palpar
debidamente su propio tejido interno y reducir o detener su dolor y los
síntomas. La Vara ayuda para poner fin a la sensación de impotencia que se
produce cuando surge un síntoma porque el paciente que está entrenado en el
uso de la Vara sabe que él o ella puede ser capaz de ayudarse a sí mismo a
reducir o detener el brote. Utilizando el viejo adagio, la Vara está enseñando
a alguien a pescar en lugar de simplemente llevarle a él / ella un pez. De esta
manera se ayuda a capacitar a nuestros pacientes y liberarlos de la sensación
de desamparo sobre su condición, que es uno de los aspectos más difíciles de
dolor pélvico crónico.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


6
RELAJACIÓN PARADÓJICA
Relación Paradójica de Momento a Momento e Intensiva
La palabra relajación deriva de la antigua palabra francesa “relaxer”, que
significa “hacer menos denso o compacto, aflojar, abrir” y de la palabra latina
“laxus”, que significa “amplio, suelto, abierto o lánguido”. Ciertamente la
tensión es un estado de densidad, estrechez, constricción, y contracción. En el
caso del dolor pélvico, significa que la cuenca del piso pélvico está densa,
reducida, apretada y contraída.
La Relajación Paradójica es la práctica consciente de
no hacer esfuerzo
En nuestro protocolo de tratamiento, usamos el término Relajación
Paradójica en dos formas diferentes que se complementan una con la otra. La
Relajación Paradójica de momento a momento, se usa durante las actividades
normales del día para interrumpir con regularidad el hábito de tensar los
músculos pélvicos. Practicar Relajación Paradójica de momento a momento
puede involucrar muchas relajaciones ligeras durante el día. A medida que
usted se torna más experto, esta práctica toma menos tiempo y se hace casi de
manera automática. La intención aquí es que usted ponga fin al viejo hábito,
disfuncional y crónico, de tensar los músculos. La Relajación Paradójica
intensiva requiere dedicar un tiempo que se va a dedicar a la práctica de la
técnica, sin las distracciones que ocurren normalmente durante el día. Para
mejores resultados, esta práctica debe ser hecha dos o tres veces al día, entre
30 y 45 minutos en cada práctica.
La práctica de la Relajación Paradójica intensiva
desarrolla la habilidad de poner atención a la
sensación que hace posible la disminución o
desaparición del dolor
La Relajación Paradójica de momento a momento no es tan profunda como
la que se logra con la Relajación Paradójica intensiva, y por sí misma puede
tener efectos claros, pero limitados. La práctica intensiva representa el
laboratorio en el cual se desarrolla la habilidad del método. Representa el
corazón de la práctica y produce los mayores beneficios.
Relajación Paradójica de momento-a-momento
Bajo circunstancias normales, la mayoría de las personas rara vez estaría
******ebook converter DEMO Watermarks*******
dispuesta a dedicar el tiempo y la atención a cambiar el hábito de apretar la
pelvis, ya sea bajo estrés o como una respuesta de protección contra del dolor
que se siente en la pelvis. La energía requerida para cambiar este hábito
proviene de la fuerza y el deseo de detener el dolor y la disfunción.
Los pacientes a menudo se sorprenden con el número
de veces en el día que tensan los músculos pélvicos.
Cambiar este hábito es posible, pero no es algo fácil
La mayoría de los pacientes dedica el tiempo y el esfuerzo necesarios para
cambiar este hábito cuando sienten que al hacerlo reducen sus síntomas.
Peculiarmente, tal motivación es un regalo de esta afección, aunque rara vez
se siente como un regalo cuando los síntomas están aún presentes.
Cómo relajar sus músculos pélvicos durante el día
La instrucción a nuestros pacientes al respecto de la Relajación Paradójica
de momento a momento, es similar a esto: “Es necesario que usted esté al
tanto de su hábito de tensar los músculos pélvicos en cada momento, para
poder cambiar este hábito. A través del día revise la tensión de sus músculos
pélvicos de manera que pueda aplicar la técnica para relajarlos. Puede
amarrar un hilo alrededor de su dedo, o pegar un pedazo de papel de color
en el espejo de su baño, o colocar un pequeño punto de color en su reloj”,
La Relajación Paradójica de momento a momento se
hace de forma repetitiva, sin esfuerzo y sin la
búsqueda de algún logro
“Haga esto muchas veces, siempre que estas mini relajaciones no interfieran
con su normal funcionamiento durante el día”. La Relajación Paradójica de
momento a momento no es como un ejercicio de Kegel de contracción y
relajación. Los ejercicios de Kegel fueron originalmente creados para
fortalecer los músculos pélvicos debilitados.
A veces es útil el utilizar un aparato sencillo y barato llamado MotivAider.
Recientemente, algunas versiones de relojes de pulsera que han aparecido en
el mercado pueden programarse para emitir una vibración en períodos de
tiempo definidos. Estos aparatos vibran repetida y silenciosamente, como si
alguien estuviera tocándole el hombro a la hora que usted designa para
recordarle que debe relajar la tensión que su pelvis sostiene innecesariamente.
Usted puede programar estos relojes para que vibren cada 10 minutos, cada
hora, etcétera, como un recordatorio privado para relajar los músculos
pélvicos.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Sentir la tensión pélvica
La mayoría de las personas puede sentir la tensión en su pelvis y puede
liberarse de dicha tensión en algún grado cuando están conscientes de ella.
Otras personas no pueden hacerlo. Si usted es de las personas que no pueden
identificar la tensión pélvica, o bien no sabe cómo relajarla, puede volverse
consciente de la siguiente manera. Mientras esté sentado en el inodoro, note
cómo el esfínter anal, el recto y los genitales, caen ligeramente y se relajan
mientras usted empieza a orinar. Esta sensación es muy sutil y ocurrirá sin
que se dé cuenta, si no pone atención de forma cuidadosa. Estos músculos se
relajan de manera natural cuando usted empieza a orinar. Estos son los
músculos que debe aprender a relajar durante el día, pues forman parte de la
respuesta protectora que mantiene a la pelvis tensa y apretada.
Tensos y aprisionados
El estado de relajación y soltura de los músculos pélvicos tiende a estar
ausente cuando hay dolor pélvico. Otra forma de ver lo que ocurre en el piso
pélvico es entender que los músculos apretados y contraídos están
aprisionados en una contracción y se mantienen de esa manera.
Podemos describir el piso pélvico en los pacientes con
dolor pélvico como tenso y aprisionado
Es necesario rehabilitar la postura del piso pélvico para que el estado normal
de los músculos pélvicos sea “suelto” y “relajado”. Si usted tiene dificultad
para sentir y relajar sus músculos pélvicos, puede el siguiente ejercicio.
Siéntese en el inodoro y sienta la relajación ligera de los músculos de su piso
pélvico como cuando va a empezar a orinar, pero no orine. Esta maniobra es
simple y fácil y requiere de buen control para relajar los músculos tensos,
hasta el nivel que usted más pueda, sin comenzar a orinar. El flujo de orina
no debería iniciar durante estas liberaciones de tensión. No debería ni siquiera
llegar a estar cerca de orinar.
Estas instrucciones pueden hacer que la relajación parezca mucho más
complicada de lo que realmente es. Es muy probable, que usted sienta que los
músculos alrededor del recto se sueltan ligeramente cuando se prepara para
orinar. Los músculos que usted relaja con este ejercicio son los mismos
músculos que deberá relajar en la Relajación Paradójica de momento a
momento. De hecho, esto es bastante simple y la mayoría de las personas
puede dominarlo fácilmente.
La Relajacion paradójica de momento a momento en pocas palabras
La Relajación Paradójica de momento a momento es la práctica de permitir
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que los músculos pélvicos se suelten y se relajen durante todo el día. Ya sea
que usted se acuerde espontáneamente o bien que sea recordado por medio de
un reloj vibrador como el MotivAider, o por algún otro medio. No espere
resultados inmediatos. No se esfuerce de ninguna manera. Debería tomar
solamente un momento para darse cuenta y hacerlo y no debería tener que
distraer su atención de lo que esté haciendo. Recuerde que al principio, la
relajación voluntaria de estos músculos rara vez nos causa la sensación de
que estos se están relajando. Es mejor tener la expectativa de que su
relajación voluntaria ayudará a relajar los músculos pélvicos solo un poco.
Aun si este método es efectivo, usted podría experimentar solo una ligera
mejoría de los síntomas durante días o semanas.
La Relajación Paradójica de momento a momento,
practicada de forma habitual, se convierte en un hábito
que reemplaza la tendencia crónica de apretar el piso
pélvico
Sugerencias para la aplicación de la Relajación Paradójica de momento
en momento:
1. Requiere tiempo para aprender.
Toma tiempo aprender cómo hacer la Relajación Paradójica de momento a
momento de manera que no interrumpa su día. El hacerla debería tomar solo
un momento.
2. Asegúrese de no estar haciendo esfuerzo alguno.
Asegúrese de que no esté haciendo ningún esfuerzo para relajarse. Así como
no hace ningún esfuerzo para empezar a orinar, no haga ningún esfuerzo para
hacer esta relajación momentánea. No empuje como haría en la maniobra de
Valsava (doblarse en cuclillas durante movimientos intestinales) para
alcanzar la relajación. En su lugar, libere cualquier tensión que pueda liberar.
3. Siga practicando aunque no vea los resultados.
La Relajación de Momento a Momento es como usar un dedal para vaciar el
agua en un bote de remos. En ocasiones el efecto en los síntomas es
dramático, en otras no. Nosotros le decimos a nuestros pacientes que
continúen haciéndola ya sea que tengan resultados o no. Practicar esto
continuamente durante varias semanas ha ayudado a algunos pacientes a
reducir sus síntomas.
La práctica de la Relajación Paradójica de momento a
momento está enfocada a remover la tensión de los
******ebook converter DEMO Watermarks*******
músculos pélvicos a lo largo del día
Algunas personas no experimentan beneficios al hacer esta relajación. Por
otro lado, aunque inusual, cuando publicamos la primera edición de nuestro
libro, un hombre nos dijo que practicando esta relajación durante varios
meses redujo sus síntomas en un 90%.
Preparación para la Relajación Paradójica intensiva
La preparación para hacer la Relajación Paradójica Intensiva (o simplemente
Relajación Paradójica) es esencial para su efectividad. Nosotros
aconsejamos a nuestros pacientes que no sean molestados o interrumpidos
mientras están haciendo la relajación. Esto pudiera significar pedir a su
esposo(a) asegurarse de que los niños no entren en la habitación mientras se
está haciendo la relajación. Si fuera posible, les pedimos que desconecten el
teléfono y apaguen la televisión y el estéreo.
La Relajación Paradójica debe hacerse en un momento
en el que no será molestado
Cuando es posible, le decimos a nuestros pacientes que hagan su práctica de
relajación en un momento en el que no tendrán alguna cita o reunión
importante inmediatamente después, que requiera estar alerta o tensos.
Sugerimos a nuestros pacientes que estén solos en la habitación, sin ser
molestados por mascotas o cualquier otra distracción.
Baño o ducha y estiramientos
Un baño o ducha caliente puede ser muy útil para aliviar las molestias
pélvicas. Más aún, el agua caliente es una buena preparación para la
Relajación Paradójica.
Bajo circunstancias ideales, sugerimos a nuestros pacientes que hagan alguna
forma de ejercicio aeróbico, que tomen un baño o ducha cómodo con agua
caliente, que hagan su terapia física en casa, incluidos “enrollar” la piel,
liberación de los puntos activadores, estiramientos y luego la Relajación
Paradójica.
Aunque es aconsejable tomar un baño y hacer estiramientos antes de la
relajación, no siempre es posible y tampoco es esencial para el éxito de la
relajación.
Temporizador
Hemos descubierto que es mejor tener un temporizador que haga sonar una
alarma al final de la sesión de relajación. Cuando alguien se queda dormido
durante el período de relajación, el temporizador indicará que la sesión ha
terminado. Debido a que la relajación se hace en un principio tendido de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
espaldas, aconsejamos que use una o dos almohadas debajo de las rodillas,
como manera de reducir la tensión en la parte baja de la espalda.
Si los pacientes tienen muchas cosas que hacer durante el día, es una buena
idea anotarlas en un papel para que estos pendientes queden en el papel y no
en su cabeza durante la relajación. También hemos encontrado que es bueno
tener a mano un papel y lápiz mientras se hace la relajación. Si un
pensamiento importante apareciera, se puede anotar y la relajación continúa.
Relajación, comida, bebida y el cuarto de baño
Es mejor no comer cantidades sustanciales de alimento antes de la relajación,
ya que esto tiende a hacer que uno se quede dormido. Aunque quedarse
dormido no es malo, es mejor permanecer despierto durante toda la sesión de
relajación. Es más, nosotros recomendamos a nuestros pacientes evitar la
cafeína, azúcar u otros estimulantes antes de la relajación.
Para mantenerse lo más confortable posible, aconsejamos orinar antes de un
período de relajación, especialmente si se sienten incómodos al retener la
orina. También es mejor, si es posible, evitar beber fluidos antes de la
relajación, en especial si hay una gran frecuencia y urgencia por orinar. Por
último, la mayoría de los pacientes está más cómodo cuando aflojan la
corbata, el cinturón o cualquier otra constricción.
Preparar la habitación
Aconsejamos a los pacientes que oscurezcan parcialmente la habitación en la
que se van a relajar y que usen una almohada para los ojos. Una almohada
para los ojos es un pequeño saco, a menudo hecho de terciopelo o algodón y
lleno con semillas de lino o arroz, que puede ser comprado en alguna tienda
de alimentos naturales/homeopáticos. Tiene la ventaja de oscurecer el campo
de visión, aun en un cuarto con gran cantidad de luz. La almohada para los
ojos también tiende a actuar como un calmante para los ojos y usualmente
ayuda en la relajación.
La Relajación Paradójica puede hacerse ya sea acostado o sentado en una
silla. Al inicio del entrenamiento se aconseja que se haga acostado, con las
rodillas dobladas pero no una sobre la otra, especialmente, si hay incremento
del dolor al estar sentado. Una cama, un sofá, un futón o el piso alfombrado
pueden servir. Algunas veces los pacientes están más cómodos acostados de
lado con una almohada entre las rodillas, aunque esto puede llevarlo a
quedarse dormido. Debido a que la comodidad es clave, es aceptable usar
tantas almohadas como sea necesario.
Aunque es bueno tener siempre un mismo lugar cómodo para relajarse, la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
práctica puede hacerse casi en cualquier lugar. Es posible hacer la Relajación
Paradójica en un cuarto de hotel, en un autobús, en un avión, en la silla de la
oficina, en el pasto de un parque o sobre una toalla en la arena.
¿Qué pasa con quedarse dormido?
Es común quedarse dormido durante la Relajación Paradójica. Quedarse
dormido es más frecuente si está cansado y si hace la relajación durante una
parte del día en que tiende a estar fatigado, como pueden ser la tarde o noche.
El sueño y la relajación profunda están muy cercanos
uno del otro. Pasar del sueño a la relajación es común
durante la sesión de Relajación Paradójica y, en
ocasiones, puede proveer más descanso que sueño
durante la noche
La Relajación Paradójica no es lo mismo que tomar una siesta.
Frecuentemente, sin embargo, uno puede quedarse dormido si tiene falta de
sueño. El quedarse dormido no debe preocuparnos, especialmente en el inicio
del entrenamiento de relajación. Es preferible dormitar que estar tenso
tratando de mantenerse despierto. La experiencia del sueño durante la
Relajación Paradójica, tiende a ser diferente y usualmente más beneficiosa
que solo quedarse dormido por la noche. Cuando los pacientes no pueden
permanecer despiertos durante la relajación, sugerimos que, si es posible, se
sienten y se aseguren de que la habitación no esté demasiado caliente.
Cuando alguien está en tratamiento y se ha comprometido consigo mismo a
dos períodos de relajación por día, sugerimos que la relajación antes de
dormir no se cuente como uno de los períodos del día. Deberá hacerse una
sesión adicional para cumplir con nuestro protocolo.
El mejor momento para hacer la Relajación Paradójica
El mejor momento para hacer la Relajación Paradójica es cuando se tiene
más energía. La mayoría de las personas encuentra que tiene más energía en
la mañana. Sin embargo, esto no es universalmente cierto. Algunas personas
tienen más energía y habilidad para concentrarse por la tarde. La Relajación
Paradójica requiere de energía porque esta práctica pretende modificar el
hábito de la tensión interna que ha sido practicado incontable número de
veces. Establecer un nuevo hábito, en contra del hábito ya adquirido, es algo
ambicioso. Es por esta razón que cada período de práctica debe “contar
realmente” en virtud de la seriedad y el nivel de atención con la que se
practique.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Nosotros pedimos a nuestros pacientes que hagan dos
períodos de relajación al día al inicio del auto
tratamiento
Es mejor entrar en una rutina de hacer Relajación Paradójica para que el
cuerpo se acostumbre a un tiempo de tranquilidad. La rutina también ayuda a
evitar perder sesiones de relajación. Si bien normalmente aconsejamos
practicar la Relajación Paradójica al menos una vez al día, cuando es posible
es preferible hacerla dos veces diarias. Los mejores momentos tienden a ser
en las mañanas y en las tardes o al final del día, pero antes de una comida
fuerte.
Iniciando la Relajación Paradójica
Después de la respiración con arritmia respiratoria sinusal (RSA), la cual
discutiremos más adelante, el archivo de audio con instrucciones grabadas
para la Relajación Paradójica, que es entregado como parte de nuestras
clínicas mensuales, ha hecho que la práctica sea relativamente simple. Todas
las instrucciones para la práctica se entregan en una serie grabada de cuarenta
y cuatro lecciones. Un pequeño reproductor de audio con audífonos se usa
frecuentemente. Los audífonos de reducción de ruido, como los de marcas
PlaneQuiet o Bose, son a veces útiles cuando el método de relajación se hace
en un avión o en un lugar ruidoso.
Lista de verificación diaria
A los pacientes se les pide llevar un récord de sus experiencias durante la
relajación. Después de un período de tiempo, las respuestas a esta lista de
verificación nos ayudan a entender el efecto de la relajación sobre los
síntomas.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
Todas las instrucciones de la Relajación Paradójica están enfocadas en
ayudar a nuestros pacientes para eliminar el esfuerzo. Algunos de nosotros
podemos recordar tiempos en nuestras vidas cuando nos sentíamos en paz y
felices. En esos tiempos, tendíamos a no sentir tirantez, tensión o esfuerzo.
En esos tiempos todo era fácil. La experiencia que muchos pacientes tienen
no es de facilidad o de tranquilidad, y aun así esto es lo que más
profundamente anhelan.
Relajación = sentir y aceptar la tensión sin tratar de relajarse
Usted descubrirá cómo la relajación es resultado de sentir y aceptar la tensión
al darse las instrucciones a sí mismo y ver cómo lo afectan. Hemos
encontrado que usando las instrucciones “sentir y aceptar la tensión” o “sentir
la tensión sin tratar de hacer algo “, son algunas de las frases útiles en nuestro
repertorio de instrucciones para enseñarle a alguien cómo evitar el esfuerzo.
La palabra “tratar” viene del anglo-francés del siglo XV “trier”, que significa
“sujeto a algún esfuerzo” (o paciencia o resistencia). Como implica la
etimología de la palabra, el tratar involucra esfuerzo y es lo opuesto a la
relajación. Esta es la razón de por qué usted no puede “tratar” de relajarse.
El aceptar la tensión para relajarse pude parecer
contraintuitivo, pero al final, puede producir el
máximo nivel de relajación
Es importante notar que el método de la Relajación Paradójica le pide al
paciente hacer una distinción entre tensión y dolor. Mientras que el dolor
necesita ser reconocido y no resistido, el foco de nuestra metodología está en
la tensión y no en el dolor. En otras palabras, al hacer la Relajación
Paradójica, el primer plano que uno escoge para enfocarse es la sensación de
tensión. El enfoque, entonces, no es en el dolor, pero se permite que este
permanezca en un segundo plano. Un maestro experimentado puede ayudar al
estudiante de Relajación Paradójica a entender esta distinción esencial.
Aceptar la tensión es como aprender a montar bicicleta. Imaginemos que
usted nunca ha montado bicicleta y le presentamos una de viejo estilo, con
ruedas infladas y una sola velocidad. Le podemos decir: “Ponga su pierna
sobre la bicicleta, siéntese sobre el asiento, empuje con una pierna, mientras
sube la otra junto con el pedal opuesto y cuando sienta que se inclina hacia la
izquierda, mueva su cuerpo a la derecha, y viceversa”.
Es por medio de la práctica repetitiva de aceptar la
tensión que usted aprende cómo aceptar la tensión
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Para los que montamos bicicleta, es claro que estas instrucciones no le
llevarán muy lejos en enseñarle cómo montarla. Al final, la única forma de
aprender, es montarse en una. Sabiendo esto, los padres con frecuencia
enseñan a sus hijos cómo hacerlo, haciendo que monten una bicicleta,
mientras el padre corre a su lado sosteniéndolo. A veces se usan ruedas de
entrenamiento como un sustituto del padre que corre al lado del niño.
El ejemplo de montar en bicicleta hace obvio el hecho de que la única forma
de aprender es hacerlo. Las instrucciones pueden ayudar, pero no son un
sustituto de subirse en el asiento y tener que luchar con las fuerzas que le
hacen perder el balance a cada momento. Si bien es de gran ayuda tener a un
entrenador con práctica mientras se está tratando de aprender, todas esas
habilidades se adquieren, al final, a través de la experiencia directa. Eso es la
Relajación Paradójica.
La respiración con arritmia respiratoria sinusal (respiracion RSA) como
preparación para la Relajación Paradójica y la liberación de los puntos
activadores
La Respiración RSA, como la describimos aquí, se usa a veces como parte de
la Relajación Paradójica en el Protocolo Wise-Anderson. La hemos
incorporado también como parte de la metodología de Liberación de los
Puntos Activadores que usamos. Usar la Respiración RSA en conjunto con la
Liberación de los Puntos Activadores, como lo describiremos, es una manera
de hacer más efectiva la técnica de liberación de los puntos activadores, al
romper la excitación simpatética a la misma vez que Ocurre la Liberación de
los Puntos Activadores.
La Respiración RSA es una descripción de la relación entre el ritmo cardíaco
y la respiración, y se refiere a la variación que tiene el ritmo cardíaco con la
respiración. La Respiración RSA es un fenómeno que ocurre en todos los
vertebrados. Usted puede experimentar el fenómeno de la Respiración RSA
tomando su pulso y notando que cuando inhala, el ritmo cardíaco se
incrementa ligeramente y, cuando exhala, el ritmo cardíaco se reduce. Hay
una buena cantidad de investigaciones que indican que cuando hay balance y
salud, el ritmo cardíaco y la respiración se mueven robustamente juntas. En
un individuo normal y sano, cuando ocurre la inhalación, el ritmo cardíaco se
incrementa y cuando ocurre la exhalación, el ritmo cardíaco baja.
Cuando alguien está sano y en paz, su respiración y
ritmo cardíaco, se coordinan uno con el otro
Bajo circunstancias de enfermedad mental o física, la relación entre la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
respiración y ritmo cardíaco se interrumpe. Cuando un individuo sufre, por
ejemplo, ataques de pánico, la Respiración RSA se altera. Cuando se recupera
de estos ataques de pánico, la Respiración RSA vuelve a ser más coordinada,
robusta, fuerte y balanceada. Conforme más alta y fuerte sea la coordinación
entre la respiración y el ritmo cardíaco, el individuo está más balanceado y
sano. Por ejemplo, los niños sanos generalmente tienen Respiración RSA
muy robusta en la cual el ritmo cardíaco puede llegar a variar entre 40
pulsaciones o más entre la inhalación y la exhalación.
La Respiración RSA perturbada, puede pensarse como un indicador de una
prognosis adversa para personas con enfermedades cardíacas. Generalmente,
la RSA perturbada es un indicativo de problemas tempranos en el
funcionamiento sano del sistema nervioso autónomo y se le relaciona con un
buen número de enfermedades. Se ha sugerido que una medida del efecto
terapéutico o la seguridad de un medicamento es si afecta positiva o
negativamente a la Respiración RSA.
Usualmente es posible con nuestro método RSA, reforzar voluntariamente la
RSA y balancearla cuando esté desbalanceada. Restaurar la Respiración RSA
puede facilitar la tranquilidad autonómica y una reducción en la ansiedad, por
medio de coordinar conscientemente la respiración con el ritmo cardíaco.
Nosotros usamos esta práctica como parte de la Relajación Paradójica.
Coordinar el ritmo cardíaco y la respiración puede
ayudar a calmar la excitación del sistema nervioso
La respiración enfocada en el RSA debe de hacerse bajo la supervisión de un
profesional. Ocasionalmente, el RSA puede provocar latidos perdidos o
ectópicos benignos. Un pequeño mareo o una sensación de no tener suficiente
aire pueden ocurrir si no se usa la técnica correcta. Si ocurriera algún
problema como mareo o falta de aire durante la Respiración RSA, le pedimos
a nuestros pacientes que nos lo hagan saber de inmediato, para que podamos
ayudarlos a ajustar su forma de usar el método. El RSA puede ser un método
útil para bajar rápidamente la excitación del sistema nervioso simpatético,
reducir la ansiedad y permitir que uno pueda entrar en un nivel de relajación
más profundo al inicio de la Relajación Paradójica.
La práctica de la Respiración RSA
Es generalmente aceptado que la respiración abdominal, lenta, en la cual el
abdomen se levanta durante la inhalación y se regresa durante la exhalación
puede ser importante en la relajación del cuerpo y en la reducción de la
excitación autónoma. La respiración abdominal lenta maximiza la posibilidad
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de poner al ritmo cardíaco y a la respiración en sincronía uno con el otro.
Mientras que no hay una fórmula absoluta y rígida para definir cuántas
respiraciones por minuto deben ocurrir para permitir una relajación profunda,
se considera que 6 respiraciones abdominales profundas por minuto sería un
número óptimo. Otra vez, 6 respiraciones por minuto es ideal, y las
frecuencias de la respiración que pueden lograr un relajamiento preliminar
del cuerpo puede variar entre 2 y 9 respiraciones por minuto, dependiendo de
la idiosincrasia, experiencia y requerimientos metabólicos de un paciente en
particular.
Más importante que tener una idea acerca de cual sería el número ideal de
respiraciones por minuto, es entender que el propio nivel de confort en la
respiración es el criterio más importante en el ajuste de la propia respiración
durante la Respiración RSA. Cuando nuestros pacientes reducen el ritmo de
su respiración a aproximadamente 6 respiraciones por minuto, como lo
describiremos más adelante, les pedimos que ajusten esta frecuencia baja de
respiración hacia arriba o hacia abajo para lograr un nivel de confort
individual.
Calcular el número de latidos del corazón por cada respiración en la
Respiración RSA
En la Relajación Paradójica, la Respiración RSA se hace durante
aproximadamente 5 minutos, inmediatamente antes de seguir las
instrucciones del curso grabado que nuestros pacientes reciben al final de
nuestra clínica. Más adelante daremos las instrucciones acerca de cómo hacer
la Respiración RSA. Para determinar cuántos latidos deben dedicarse a la
exhalación, usamos los siguientes cálculos (estos cálculos pueden hacer
parecer la técnica más complicada de lo que en realidad es).
En conjunto con las instrucciones de alguien con experiencia en la
Respiración RSA, a los pacientes se les pide que tomen su pulso para
determinar su frecuencia cardíaca. Generalmente hablando, la frecuencia
cardíaca se toma y monitorea usando el dedo pulgar de una de las manos para
sentir el pulso en la muñeca de la otra mano. Contar los latidos que ocurren
en un período de tiempo de 15 segundos y multiplicar este número por 4, es
una manera fácil de determinar el pulso por minuto.
Pedimos a nuestros pacientes que dividan su frecuencia cardíaca por minuto
entre 6. Si por ejemplo, alguien tiene una frecuencia cardíaca de alrededor de
60, entonces el cálculo sería:

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Entonces dividiremos 10 entre 2 para obtener el número 5. Si alguien tiene
una frecuencia cardíaca de alrededor de 72 latidos por minuto, 72 dividido
entre 6 es igual a 12 y dividido entre 2 es igual a 6. Este número 6, en este
caso, o el número 5 anterior, representa el número de latidos correspondientes
a una sola inhalación o expiración.
Los pacientes se acuestan en la preparación para la Relajación Paradójica.
Les pedimos que estén en una posición cómoda mientras sienten su pulso.
Algunas veces se colocan almohadas bajo los codos para reducir la tensión en
los brazos y manos mientras sienten su pulso cardíaco. Esto hace más fácil
sentir el pulso de una manera continua.
Una vez relajados y sintiendo el pulso de una manera cómoda, los pacientes
con un ritmo cardíaco de entre 55 y 64 son instruidos para inhalar contando 5
latidos y exhalar también contando 5 latidos. De la misma manera, si el ritmo
cardíaco es de entre 65 y 74, 6 latidos son contados durante la inhalación y 6
latidos durante la exhalación. Si el ritmo cardíaco es de entre 75 y 84, se
cuentan 7 latidos durante la inhalación y 7 durante la exhalación.
La cantidad de aire que se toma puede variar. Si los pacientes sienten que no
están obteniendo aire suficiente, toman más aire. Si se sienten incómodos
inhalando mucho aire, reducen su entrada de aire. El respirar más puede
hacerse más rápido al principio, a la mitad o al final de la cuenta de ritmo
cardíaco apropiada, dependiendo de cómo se sientan más cómodos.
La respiración debe ser cómoda. El nivel de comodidad es el factor más
importante a considerar si se respira más o menos, o si se respira más rápido
o más lento en cualquier parte del ciclo de la respiración. Como en la
Relajación Paradójica, la atención se regresa cada vez a sentir la sensación
de la respiración, alejándose de cualquier estímulo visual o de pensamientos
conceptuales. Usualmente, después de 5 minutos la Relajación Paradójica se
ha iniciado sin poner atención o regular la respiración en sí.
La Respiración RSA y la disminución de la frecuencia y urgencia de
orinar
Algunos pacientes han reportado que la práctica de la Respiración RSA ha
reducido la urgencia de orinar. Uno de nuestros pacientes, que sintió la
urgencia de orinar, estaba atrapado en un avión sobre la pista y tuvo que
permanecer sentado por una hora. Hizo la Respiración RSA y reportó que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pudo detener casi por completo la sensación de urgencia de orinar. Tenemos
a otros que han reportado que han podido hacer el enrollado de piel (que se
discute más adelante) para lograr este mismo efecto.
La Respiracion RSA durante la liberación de los puntos activadores
Como mencionamos antes, hemos incorporado la práctica de la Respiración
RSA con los pacientes durante algunos minutos antes y durante, la auto
liberación de los puntos activadores y la liberación de los puntos activadores
con nuestro fisioterapeuta. Existe cierta evidencia de que la Respiración RSA
reduce el tono del sistema nervioso simpatético durante la sesión de
liberación de los puntos activadores y hace los efectos más efectivos y
duraderos.
Encontrar la tensión
Si a la mayoría de las personas se le pide que localice algún área de tensión o
estrechez en su cuerpo, normalmente lo pueden hacer. En ocasiones, algunos
de nuestros pacientes no parecen poder localizar ninguna tensión, excepto en
su pelvis. Esto se debe a que la tensión e incomodidad es tan grande que
enmascara cualquier otra sensación de tensión, o porque la persona ha estado
tensa por tanto tiempo que la tensión se siente completamente normal y no se
identifica como tal.
En la Relajación Paradójica, se le pide que sienta un
área de tensión y la acepte hasta que se disipe por sí
misma
Un ejercicio preliminar para iniciar la Relajación Paradójica dirige a los
pacientes a que hagan un inventario de la tensión a través de los principales
grupos musculares del cuerpo. Frente, cara, mandíbulas, cuello, hombros,
brazos, espalda alta y pecho, espalda baja y estómago, pelvis, piernas y pies,
son examinados cuidadosamente y se identifica cualquier área de tensión en
estas zonas. La práctica se inicia encontrando una parte del cuerpo, diferente
de la pelvis, que perciba algún grado de tensión. No tiene que ser una tensión
muy grande o insoportable, solo una sensación de tensión. La tensión en los
hombros o cuello, aunque no presente complicaciones, es un área adecuada a
enfocarse para los propósitos de este ejercicio.
Una palabra acerca de lo que constituye la tensión en la instrucción de la
Relajación Paradójica. La tensión más ligera o pequeña es considerada como
significativa aunque la mayoría de las personas nunca la notaría ni la
consideraría como algo significativo. Como hemos discutido antes, la
relajación de la tensión pequeña o lo que se conoce como tensión “residual”,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
es la clave para reducir la excitación del sistema nervioso y permitir una
relajación profunda del piso pélvico. En las primeras etapas del curso, se
enfatiza el entender que es esencial identificar una pequeñísima cantidad de
tensión y trabajar con ella.
En la Relajación Paradójica, es necesario enfocarse en
la más ligera tensión para lograr la relajación profunda
y el alivio del piso pélvico
En un principio, es preferible no enfocarse en los músculos pélvicos ya que
estos están en un estado de incomodidad y hay un gran deseo de sentir alivio
de esta incomodidad. Este fuerte deseo, especialmente para el principiante,
hace que la práctica de aceptar la tensión sea más difícil. Es por esta razón
que en los primeros meses del entrenamiento en la relajación, la pelvis no es
el punto primario de atención.
Localizar internamente la tensión
El mundo exterior nos es familiar cuando abrimos los ojos y vemos alrededor
de la habitación o a través de la calle. Si nos preguntan dónde está la esquina
de la calle, la podremos localizar fácilmente. De la misma manera, si
buscamos nuestra rodilla izquierda, no tendremos problema en localizarla. Si
buscáramos nuestra mano derecha, otra vez, no tendríamos dificultad en
encontrarla. Sin embargo, el mundo de las sensaciones internas y las
emociones, no es tan claro. Por ejemplo, cuando cerramos los ojos y
dirigimos nuestra atención a las sensaciones de nuestro cuello, aunque su
localización es generalmente clara, las sensaciones de nuestro cuello
usualmente no presentan las fronteras discretas y localización precisa que
aparecen cuando vemos nuestro cuello con los ojos abiertos. Al aprender la
Relajación Paradójica, practicamos la localización de las sensaciones dentro
de nuestro cuerpo. El tensionar y relajar una parte del cuerpo se hace para
enseñarnos a localizar las tensiones en el cuerpo mientras tenemos los ojos
cerrados.
Al principio del entrenamiento en la relajación, la atención se dirige al
interior del cuerpo para localizar alguna tensión que no se relaje. A los
pacientes se les pide que sientan la tensión sin tratar de modificarla o
reducirla. El objetivo de este enfoque inicial en la tensión es familiarizar al
paciente con la práctica de sentir, aceptar y descansar con la tensión.
Hay una forma de atención que puede ayudar a localizar y a relajar la tensión
en el cuerpo más claramente. Cuando los pacientes están aprendiendo la
Relajación Paradójica, se les pide que sean más receptivos que activos en
******ebook converter DEMO Watermarks*******
percibir la tensión. Se les pide que permitan que la sensación venga hacia
ellos, por decirlo así, en lugar de que ellos activamente vayan hacia ella.
El sentir el residuo de la tensión se hace más fácil
adoptando una actitud receptiva hacia la tensión
Para lograr esta actitud receptiva de la mejor forma, es importante practicar
estando quietos y poniendo atención. A los pacientes se les pide que sientan
la tensión en su cuerpo sin tratar de definir sus fronteras o su localización
exacta. Algunas veces usamos la analogía de una cámara de auto foco. La
cámara simplemente se apunta hacia la dirección del objeto que se desea
fotografiar. Esto detona el enfoque automático en el lente de la cámara. El
fotógrafo solo tiene que mover la cámara, disparar en la dirección del objeto
y todo lo demás ocurre de manera automática.
La atención funciona como una cámara de enfoque y disparo. Si se pone la
atención en la tensión interior, se debe mantener ese enfoque, dele una
oportunidad a la atención para calmarse, y entonces la sensación de la tensión
con frecuencia se logra enfocar sin ningún esfuerzo. Pedimos a los pacientes
que toleren que la sensación en la que se están enfocando puede ser sutil,
vaga y no claramente diferenciada. Les pedimos que tomen la sensación
exactamente como aparece en su conciencia. Nuevamente, pedimos a los
pacientes que no se preocupen por conseguir una sensación de los límites
precisos de la tensión. Las sensaciones de la tensión vienen usualmente en
sus propios términos, como el olor a jazmín flotando en la conciencia en una
cálida noche de verano. El aroma del jazmín no tiene que ser capturado. Así
como el aroma busca su camino hacia nuestras fosas nasales, así la sensación
de tensión encuentra su camino hacia nuestra conciencia por el simple hecho
de enfocar y poner atención en ella.
La relajación ocurre cuando la atención se centra en la sensación y no en
el pensamiento
Todos entendemos lo que significa imaginar lo que puede llamarse una
imagen mental, un pensamiento verbal, o un pensamiento abstracto. Si usted
imagina una manzana, lo que usted verá en los ojos de su mente, puede
llamarse una imagen mental. Cuando usted piensa en lo que le dijo a un
amigo ayer, se está enfocando en lo que puede llamarse un pensamiento
verbal. Cuando usted suma 420 más 816 se enfoca en lo que puede llamarse
un pensamiento abstracto. Los pensamientos son representaciones simbólicas
en la mente.
La Relajación Paradójica es la práctica de no pensar
******ebook converter DEMO Watermarks*******
La sensación puede ser sentida directamente sin la necesidad de pensar.
Cuando usted siente un viento frío en su cara, su atención se dirige
directamente a la sensación. El pensar no es necesario.
Una premisa central de la Relajación Paradójica es que la relajación ocurre
cuando la atención se enfoca en la sensación y no en el pensamiento. De
hecho, la relajación es más profunda cuando no hay pensamientos presentes
en la conciencia. Aprender la Relajación Paradójica requiere que usted
pueda hacer la distinción entre un pensamiento y una sensación y que pueda
poner su atención en la sensación.
Dirigir la atención a la sensación y no a los pensamientos o imágenes
mentales
Es esencial adquirir práctica en enfocar la atención en la sensación y no en
una imagen o el pensamiento de la misma. Cuando usted se sumerge en un
baño tibio y fragante, siente la calidez y el soporte del agua y el aroma de la
fragancia en ella. La experiencia del baño es de tipo sensorial y no
intelectual.
Las corrientes de pensamientos típicamente
aparecerán en la mente mientras se hace la Relajación
Paradójica. La instrucción es simplemente no poner
atención en ellos y continuar poniendo atención en la
sensación.
Es importante entender que el enfoque correcto en la sensación no significa
de ninguna manera que los pensamientos no deben aparecer en su conciencia.
Muy frecuentemente uno puede absorberse en la sensación mientras que
periféricamente se pueden ver los pensamientos entrando y saliendo de la
conciencia. Esto está bien. Convertirse en un adepto de la Relajación
Paradójica significa que usted puede estar enfocado en la sensación mientras
los pensamientos flotan, entrando y saliendo de su conciencia y no distraen su
atención.
Mejorar el “regreso”
A Morihei Ueshiba, conocido como el padre del arte marcial moderno del
Aikido, uno de sus estudiantes le preguntó cómo él permanecía tan presente y
aparentemente no perturbado en medio de una pelea. Ya sea cierto o no,
supuestamente él respondió que no se consideraba a sí mismo
particularmente bueno en estar continuamente presente en una pelea, sino que
que en lo que él de verdad era bueno era en “regresar” de las distracciones.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Cuando las personas empiezan por primera vez el entrenamiento en la
Relajación Paradójica, casi universalmente reportan que la mayor dificultad
está en permanecer enfocados. Su angustia por distraerse es usualmente
disipada cuando entienden que la práctica de la Relajación Paradójica
involucra, como la habilidad del maestro de Aikido, ser bueno en “volver” de
las distracciones. Uno aprende a ser incansable, implacable e imperturbable
ante la tendencia de la propia mente a irse lejos del objeto de enfoque.
Volverse bueno en volver de las distracciones es tan
importante como ser bueno en permanecer enfocado
Los neófitos con frecuencia sienten varios grados de frustración, irritación y
remordimiento cuando encuentran que su atención se ha desviado hacia lo
que van a almorzar o algún pensamiento penoso acerca de sus síntomas.
Conforme uno progresa en la práctica de la relajación, uno aprende a volver
la atención a la sensación escogida en la que se está enfocando, sin ninguna
emoción o comentario interior acerca de ser distraído. Volver de la
distracción sin emoción o comentarios interiores es lo que significa ser bueno
en “volver”. No hay una forma fácil de lograr esto. Práctica, práctica y más
práctica es con frecuencia el secreto no deseado.
Sutilezas en la práctica de la Relajación Paradójica
Comprometerse en la actividad de tranquilizar su sistema nervioso y relajar
sus músculos pélvicos, es una actividad peculiar, como ninguna otra. La
habilidad para hacer esto involucra el sutil control de su atención. Involucra
el micro control de sus emociones y actitudes en el momento de practicar la
Relajación Paradójica. La ausencia de desarrollo de estas habilidades
compromete la Relajación Paradójica. En esta sección discutiremos estas
sutilezas.
Cómo se puede ver la diferencia entre poner atención a la sensación y el
pensar
Cuando usted pone atención en una sensación neutral, su cuerpo y mente se
tranquilizan. Cuando usted pone atención a la sensación, tiene que estar en el
presente, sin irse al pasado ni considerar el futuro. Los pensamientos pueden
revolotear entrando y saliendo, pero su atención permanece en las
sensaciones que está sintiendo. Cuando la atención se desvía hacia los
pensamientos, normalmente ocurre un incremento en la tensión y la
incomodidad.
Durante la Relajación Paradójica, cuando usted pone atención en los ligeros
incrementos de tensión en alguna parte de su cuerpo, típicamente puede notar
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pensamientos fugaces. Es mejor continuar enfocando su atención en este
ligero incremento de tensión, regresando decididamente cuando se distrae
con estos pensamientos.
La siguiente metáfora puede ser útil para entender cómo mantener la atención
enfocada en la sensación más que en el pensamiento. Cuando usted camina
por la acera de una calle transitada, conforme avanza, muchas caras vienen
hacia usted en dirección opuesta. Mientras que puede ver muchas caras a
través de su visión periférica, no se detiene para conversar con todas estas
personas. Usted simplemente sigue su camino.
Aceptar la resistencia inevitable para aceptar la
tensión es una habilidad esencial en la práctica de la
Relajación Paradójica
Sugerimos a los pacientes que hagan lo mismo con los pensamientos que
cruzan su conciencia, mientras ellos se enfocan en sentir las sensaciones de la
tensión. Está bien el estar consciente de estos mientras pasan, pero la práctica
central de este método es mantener su atención enfocada en la sensación, sin
detenerse ni involucrarse o distraerse por estos pensamientos.
Aceptar la tensión incluye aceptar su resistencia a aceptar la tensión
Conforme usted continúa poniendo su atención en la sensación de tensión,
puede notar una aversión o resistencia a hacer esto. Si este rechazo o
resistencia pudiera hablar, diría: “Un momento, esto no es divertido. Esto no
se siente bien. No me gusta. Me quiero mover. Me quiero sentir mejor.
Quiero hacer algo. Quiero salir de aquí”.
Esta resistencia es normal. El organismo humano no está programado para
enfocarse en la incomodad o tensión. Está programado para moverse hacia el
placer y lejos del dolor.
A menos que incluya esta resistencia en su esfera de aceptación, esta lo
estancará. La resistencia usualmente se experimenta como una tensión
obstinada. La resistencia no reconocida permanece mientras que siga siendo
no reconocida ni aceptada. Reconocer y aceptar la resistencia significa, en
términos prácticos, sentir esta sensación de apretura obstinada y permitir que
esté presente sin tener que hacer algo al respecto. Reconocer y aceptar la
resistencia le abre la puerta para que se vaya.
El punto de quiebre en la práctica de la Relajación
Paradójica es el descubrimiento de la facilidad y
libertad de no tener que luchar contra ningún aspecto
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de su experiencia
La mayoría de las personas sienten una sensación peculiar de libertad y
facilidad cuando deciden permitir que todo en su experiencia suceda en el
momento. Paradójicamente, con nada que cambiar, nada que hacer, ni a
dónde ir, nada que hacer diferente y sintiendo todo, incluida su tendencia a
resistir el sentimiento de incomodidad, es más probable que usted vaya más
allá de lo que es incómodo y entre en la experiencia de facilidad y
comodidad.
Hacer la diferencia entre dolor y tensión y enfocarse en la tensión
Conforme la propia habilidad para enfocarse mejora, relajar el piso pélvico se
vuelve más fácil (en general, no es la mejor idea tratar de relajar los músculos
adoloridos o tensos del piso pélvico al inicio del entrenamiento de
relajación). Es importante que al relajar el piso pélvico o cualquier otra parte
del cuerpo donde se sienta incomodidad, se distinga entre la sensación de
tensión y la sensación de dolor o incomodidad. La tensión usualmente se
siente apretada, cerrada, que agarra o contrae. El dolor o incomodidad se
puede sentir que quema, que algo está rasgado, en carne viva, caliente o
adolorida. Mientras nos enfocamos en el área adolorida, sugerimos permitir
que las sensaciones dolorosas existan en su conciencia sin bloquearlas o
defenderse de ellas.
La práctica de relajar un piso pélvico tenso y
adolorido es como enfocarse en una música suave
mientras hay un tráfico ruidoso al otro lado de la
ventana
En nuestras instrucciones a los pacientes, les pedimos que reconozcan y
permitan la distracción de una persona que salta sin parar mientras continúan
su diálogo con la persona con quien se está hablando. Les pedimos que
sientan y acepten la sensación de tensión, a la vez que permiten la sensación
de dolor o incomodidad, pero sin enfocarse en tratar de influenciar esta. Si el
dolor o la incomodidad se reducen mientras se está relajando, está bien. Si no
se relaja, también está bien.
Es como si usted le dijera a su dolor y a su tensión: “Yo te siento, tensión. Yo
te siento, dolor. Estoy enfocando mi atención ahora en la tensión. Tú no eres
perceptible, tensión. Sin embargo, te siento ahora. Te siento también a ti,
dolor. Quisiera que no estuvieran aquí. Quiero que se detengan, sin embargo,
los voy a incluir en mi experiencia y les permitiré estar aquí junto con mi
******ebook converter DEMO Watermarks*******
deseo de deshacerme de ustedes. Estoy haciendo lo mejor para no tensarme
contra ti o alejarte. Estoy permitiendo que tú estés aquí ahora, pero estoy
poniendo atención para sentir y aceptar la tensión”.
Ningún lugar a donde ir, nada que hacer, ningún objetivo que cumplir
Conforme siente la tensión, recuerde que no hay nada que lograr. Nuestras
instrucciones aquí son simples, sienta la sensación de tensión y toda la
resistencia que aparece haciendo esto sin fijar un objetivo de relajación.
Note que cuando se encuentre así mismo solo, divagando con su tensión, su
condicionamiento e inclinación natural puede ser a “hacer algo” al respecto.
En el momento de relajación profunda, usted no va a
ninguna parte, no hace nada y no trata de alcanzar
nada
Es importante permanecer consciente de la inclinación a hacer algo con
respecto a la tensión que está sintiendo. En el inicio de la Relajación
Paradójica, los pacientes a veces reportan sentirse inquietos, lo que puede
inclinarlos a querer moverse o reacomodarse para aliviar su sensación de
inquietud por la tensión. En los primeros minutos de la relajación, sugerimos
que los pacientes permitan estos meneos o movimientos. Conforme la
relajación avanza, esta inclinación a racomodarse o menearse tiende a
disminuir y, con la práctica, el sistema nervioso y los músculos tienden a
tranquilizarse.
Continuar sintiendo la sensación corporal en el área donde ha escogido
enfocarse
Usted podría notar que la tensión permanece mientras usted continua
sintiéndola y aceptándola. Usted puede sentir que esto es una forma de
facilitar las cosas. Si su enfoque es en la tensión de sus hombros, podrá notar
que sus hombros descienden ligeramente.
Esta experiencia de relajación (o la reducción de la tensión) tiende a ocurrir
regularmente cuando acepta que cualquier sensación permanezca después de
haber relajado lo que fácilmente se relaja. Puede sentir que cuando se alivia
esta tensión, una tensión nueva y menor aparece. Es como abrir una puerta y
caminar por un pasillo para descubrir otra puerta cerrada. La segunda puerta
cerrada es la reacción natural del cuerpo para resistirse a un cambio súbito y
precipitado.
La habilidad para relajarse profundamente viene de la
intención de estar receptivo y de eliminar sus defensas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
durante la sesión de relación
Entendido de esta forma, el nuevo nivel más bajo de tensión es simplemente
una etapa en el camino a la relajación completa. Es el cuerpo que dice: “Muy
bien, puedo relajarme, pero no me puedo relajar completamente ahora, así
que lo hare solo un poco”.
La tensión u otra sensación que usted acepta es dinámica, cambia y se
mueve regularmente
Cuando usted sostiene a un infante, a menudo está consciente de que el bebé
se desplaza y se mueve en sus brazos. Los padres amorosos y experimentados
saben cargar al bebé suave pero firmemente, permitiendo el movimiento
cuando este se presenta, pero manteniendo un firme soporte para el bebé.
Aceptar la tensión es como sostener a un bebé. La tensión usualmente se
moverá y cambiará una y otra vez. Hacer la Relajación Paradójica involucra
sostener o permitir el cambio y el movimiento de la tensión u otra sensación
mientras usted pone atención a ella y la acepta. Recuerde que la tensión es su
propio inconsciente sosteniendo algo. Usted se enfoca y acepta su propio
soporte. Este soporte, inconsciente, al principio no sabe qué hacer con su
atención incondicional, ya que está acostumbrado a que usted lo resista.
Permita que la sensación simplemente esté allí, y permita que se mueva,
cambie, afloja y apriete, relaje y retuerza. Esté presente ante cualquier tensión
y acéptela de la misma manera que sostiene y acepta el contornearse de su
amado bebe.
La búsqueda de más
Lo que usualmente ocurre cuando se abre una puerta, solo para luego
encontrar otra cerrada, es que se enciende el deseo de un alivio completo.
Podemos llamar a este deseo como “Usted se mueve desde una actitud
interior de apertura y permite una actitud que no está en armonía con la
puerta interna cerrada”. Cualquier búsqueda involucra una mayor tensión.
Cuando puede sentir el placer de la relajación sin
tratar de mantenerlo, puede relajarse rápida y
profundamente
No hay un secreto para dejarse llevar o buscar la relajación. Siga las
instrucciones de aceptar cualquier tensión que aparezca y a cualquier nivel.
Esta es la práctica de posponer la gratificación. Paradójicamente, el resultado
es un incremento en la gratificación en forma de una relajación más y más
profunda.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Se rinde, se logra
Nuestro propósito de hacer Relajación Paradójica, es lograr una relajación
profunda de los músculos pélvicos y una reducción significativa de la
actividad del sistema nervioso. Entender este principio de evitar engancharse
a la relajación mientras se siente y acepta cualquier sensación que quede
después de que ha relajado su tensión lo más que pueda, le permitirá un nivel
de relajación que no está disponible de otra forma.
Ponga atención a los momentos en que está tratando de manipularse a sí
mismo para relajarse por medio de aceptar la tensión
La clave para aceptar la tensión involucra aceptar la tensión de forma sincera.
Note cuando no se ha comprometido sinceramente a aceptar su tensión.
Muchos de nosotros somos reacios a renunciar a nuestra búsqueda de alivio y
placer. La mayoría pasa por una etapa de tratar de manipularse a sí mismo
para estar en un estado de aceptación de la tensión, mientras no inhiben
verdaderamente la intención. Usted no puede experimentar los frutos de una
sincera aceptación de la tensión, si finge aceptar la tensión.
Cuando hay una parte de usted que se rehúsa a aceptar sinceramente la
tensión, ese rechazo puede sentirse como una tensión adicional e
incomodidad. Este rechazo existe en la mayoría de nosotros, y otra vez, es un
problema solo si no es reconocido y la tensión es no aceptada. En otras
palabras, sienta la tensión que es parte de la negativa a aceptar sinceramente
su tensión. De lo que estamos hablando aquí puede tener poco sentido para
usted si nunca ha hecho la Relajación Paradójica.
En la Relajación Paradójica, es importante aprender a
aceptar cualquier rechazo para aceptar la tensión
El error del esfuerzo
El Dr. Edmund Jacobson describe la falla en entender el principio de
“rendirse para lograrlo”, como el “error del esfuerzo”. Jacobson describe la
relajación como la práctica del “la rendición del esfuerzo”. Cualquier
intención para “relajarse”, lo cual usted pueda entender como hacer
cualquier cosa, es tratar de usar esfuerzo para detener el esfuerzo.
Esforzarse en detener el esfuerzo no funciona.
Aceptar la tensión u otra sensación es eliminar el esfuerzo de librarse
Cuando usted se enfoca en la sensación que puede incluir la tensión, con el
mero objetivo de sentirla y aceptarla, usted está practicando la esencia de la
Relajación Paradójica. Cuando lo instruimos en sentir la tensión, significa
que permitimos que la tensión esté allí sin agregar ni quitar nada.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Cuando practica la Relajación Paradójica, usted está
practicando la aceptación incondicional de su
experiencia en ese momento
Cuando decimos: “Descanse con la tensión”, le estamos instruyendo para
que sienta la tensión y haga lo mejor que pueda para calmarse mientras la
experimenta. Usted no está tratando de cambiar la tensión y no hay esfuerzo
involucrado. Esta carencia de esfuerzo permite la relajación.
Imagine que usted está acostado sobre un piso de madera sin ninguna
almohada o frazada y que no ha dormido nada en dos días. Está
completamente exhausto y apenas puede mantener los ojos abiertos. Ahora
imagine que está justo al borde de quedarse dormido. En ese momento los
músculos se relajan aunque esté consciente de la dureza de la madera.
Usted puede considerar su tensión de la misma manera que considera el piso
de madera. Usted está conectado íntimamente con la tensión de igual forma
que está íntimamente conectado con el piso de madera. Al aceptar la tensión,
está permitiendo descansar profundamente de ella sobre el piso de madera.
La diferencia entre descansar sobre el piso de madera y descansar con
tensión es que, al descansar con tensión, la tensión tenderá también a
relajarse, mientras que el piso de madera no lo hará. Su tensión residual
responde a su actitud de aceptación hacia ella.
Aceptar “lo que es”
Cuando acepta la tensión o la incomodidad usted no está agregando nada ni
retirando nada de la incomodidad. Usted está “tendido junto” a la tensión.
Usted no está haciendo nada excepto estar presente y sentirla. Una forma de
poesía japonesa conocida como Haiku demuestra la intención pura de aceptar
“lo que es”. He aquí algunos ejemplos:
las hojas crujientes del otoño
se oxidan suavemente en la brisa
y entonces vuelan lejos.
Un halcón rojo asciende alto
sin esfuerzo ni sonido
cerca de una nube suave y blanca
Un aire tibio y fragante
Suavemente llena el piso del valle
mientras el pájaro azul rechina.
En estos poemas, el poeta solo reporta su experiencia de lo que está frente a
él. No hay embellecimiento, no hay juicio, no hay interpretación de lo que se
******ebook converter DEMO Watermarks*******
percibe, no hay imaginación. El poeta reporta directamente lo que es.
La paciencia durante la Relajación Paradójica
significa aceptar y no juzgar o luchar por lo lento,
resistente y terco que usted está cediendo el control
Sea paciente consigo mismo. Toma práctica el estar presente con la
incomodidad, tensión y cualquier otra sensación en la que enfoca su atención.
Entre más pueda aceptar lo que no es cómodo, sin juzgarlo, interpretarlo o
tratar de cambiarlo, de alguna manera, será para bien. De hecho, será más
probable que cambie aquello en lo que se está enfocando. Lo que sea que
aparezca en su conciencia mientras siente tensión y molestia, u otras
sensaciones que quedan, continúe aplicando la instrucción básica de sentir y
aceptar lo que aparezca. Esto permite una relajación más profunda.
Aplicar la instrucciones básicas a lo que aparezca
En la práctica de la Relajación Paradójica, le ofrecemos una estrategia para
lidiar con el miedo y la indisposición que pueden surgir cuando se relaja con
sus molestias. En lugar de estar enfocado y distraído por el miedo y la
aversión, sugerimos simplemente que permita que estos sentimientos estén
presentes en su experiencia. Coexista con ellos. Conviva con ellos. Permita
que estén presentes sin tener que hacer nada con ellos.
Su tensión responde a su aceptación incondicional de la misma manera
que usted responde a la aceptación incondicional de alguien más
Imagine que usted pasa algún tiempo con alguien que lo acepta
incondicionalmente. Imagine que expresa su compromiso hacia usted de la
siguiente manera:
“Quiero estar presente contigo, exactamente de la forma en que tú eres. No
te estoy pidiendo que cambies de ninguna forma. Aunque tengo preferencias
acerca de cómo quisiera que fueras, estoy comprometido a dejar de lado esas
preferencias en favor de dejarte ser exactamente de la manera que eres.
Puedes cambiar de un momento a otro, y estoy comprometido a estar
totalmente presente contigo en todo momento y sentirte y aceptarte sin
importar que cambies. No importa lo que pase en este momento, estoy
determinado a dejarte ser como eres con un corazón sincero y abierto.”
La mayoría de nosotros desearíamos tener un buen
amigo que nos acepte incondicionalmente. La
Relajación Paradójica es la práctica de aceptarse a sí
mismo incondicionalmente y convertirse en su mejor
******ebook converter DEMO Watermarks*******
amigo
La mayoría de las personas estaría muy agradecida de tener un amigo así.
Cuando alguien está tan presente con nosotros, podemos relajarnos. No hay
riesgo de ataques o juicios. Los mecanismos de emergencia del cuerpo
pueden descansar, ya que no hay necesidad de defenderse ni asegurar la
supervivencia. No hay necesidad de vigilancia. La actitud de un amigo así es
de total apoyo.
Los tejidos de su cuerpo responden a esta actitud incondicional de la misma
manera que usted lo hace. Sus tejidos están impregnados con su inteligencia.
El tejido tiene la misma conciencia que usted tiene y reconoce la presencia de
dicha actitud de aceptación.
La mayoría de las personas busca relaciones en las que sean tratados de esta
manera incondicional. En la Relajación Paradójica se le pide que sea este
tipo de amigo consigo mismo.
La Relajación Paradójica necesariamente requiere entrenamiento de la
atención
Cuando usted se inicia por primera vez en la Relajación Paradójica,
inevitablemente luchará para mantener su atención enfocada. Si bien esto
puede ser desconcertante, es la experiencia de todo el mundo. La habilidad
para permanecer enfocado, igual que cualquier habilidad, viene con la
práctica. Cuando la mente se desvía de su foco, debe regresar al objeto de
enfoque, una y otra vez. Puede tomar unas dos horas de práctica diaria,
durante varios meses para adquirir un mínimo de competencia en manejar
esta distracción de su mente para que pueda mantener su atención
relativamente fija por períodos de 30 a 60 segundos. Mantener la atención fija
por tres o cuatro minutos de una vez, puede tomar mucho tiempo de una muy
dedicada práctica.
Controlar el sietema nervioso por medio del control de la atención
Al principio del siglo XX cuando aparecieron los aviones en escena por
primera vez, la palanca que controlaba el movimiento y la dirección, se
llamaba joystick. Con el paso de las décadas, el término joystick se ha usado
para describir cualquier instrumento en forma de palanca para controlar,
manipular, guiar, o algo similar. Conforme la era de las computadoras
madura y los videojuegos se convierten más y más en parte de la cultura, el
joystick se usa para controlar toda la acción del juego de video en la pantalla.
El joystick es el centro de control.
La atención es el joystick del sistema nervioso
******ebook converter DEMO Watermarks*******
En términos generales, si usted puede controlar su atención, podrá ejercer
un nivel significativo de control sobre su sistema nervioso. Por ejemplo, si
dirige su atención hacia algo que le causa molestia, su sistema nervioso
responderá inmediatamente con excitación y perturbación. Si dirige su
atención hacia lo que es pacífico y sin incidentes, su sistema nervioso
permanecerá tranquilo. Con todo los demás factores iguales, cuando usted
controla la atención, muy probablemente podrá controlar si su sistema
nervioso está tranquilo o no.
Si usted quiere “hacer enfadar a alguien”, dirá algo que dirija la atención de
la persona hacia algo que la moleste. Si quiere hacer que alguien se sienta
bien, dirigirá su atención hacia algo que sea calmante para su sistema
nervioso. El optimista dirige su propia atención hacia lo que es esperanzador
y no molesto. En una película clásica, Pollyana, su padre le enseña a jugar el
“juego feliz” en el cual deliberadamente se busca lo que te hace sentir bien en
cualquier situación. Cuando Pollyana es enviada a vivir con su miserable y
solitaria tía deberá confrontar la dura realidad, su terco “juego feliz”
transforma su experiencia y la de todos los demás alrededor de ella. El “juego
feliz” es simplemente una intención de dirigir la atención de una determinada
forma.
La única diferencia entre los pesimistas y los
optimistas es el lugar al que dirigen su atención
El pesimista dirige su atención hacia lo que no tiene esperanza y es
desagradable. La persona feliz pone atención en lo que es alegre. La persona
ansiosa pone atención regularmente a lo que causa miedo. En la analogía del
“vaso medio lleno”, la forma en la que ve el vaso es lo que hace con su
atención y cómo se relaciona con ella. Como lo vemos con Pollyanna, la
única diferencia entre ver el vaso medio lleno o medio vacío está relacionado
con el aspecto de la realidad a la cual usted dirige su atención.
Usted puede imaginar en el organismo humano como en una “máquina de
respuestas”, ajustándose y respondiendo a diferentes circunstancias del medio
ambiente para sobrevivir. Una función central del sistema nervioso es
responder con alerta al peligro, para pelear/huir/paralizarse. Cuando la
atención no se dirige a nada temible o perturbador, la rama parasimpática del
sistema nervioso autónomo se activa y su experiencia es dominada por
actividades de restauración como el rejuvenecimiento de los tejidos, la
sanación y el descanso. Por otro lado, si usted solo pone atención a lo que es
amenazante, feo y molesto, la rama parasimpática de su sistema nervioso se
******ebook converter DEMO Watermarks*******
despierta y activa. Imagine el sistema nervioso alterado como un motor de
auto que está en una carrera y un sistema nervioso quieto y tranquilo como un
motor que marcha suave y silenciosamente.
La práctica de no pensar es la práctica de no poner
atención en los pensamientos
El punto importante en la Relajación Paradójica es poner atención en la
sensación y no en los pensamientos e interpretaciones que pasan por nuestra
conciencia. En la Relajación Paradójica practicamos simplemente recibir las
sensaciones directas, eliminando cualquier filtro común a través del cual las
sensaciones pasarían. Ausente de cualquier atención a los pensamientos, el
sistema nervioso permanece quieto y tranquilo, la actividad eléctrica en los
puntos activadores de los pacientes con dolor pélvico, se reduce, como lo
demuestran los muchos experimentos de Gervitz y Hubbard, donde la
posibilidad de reducir el dolor pélvico y la incomodidad aumenta. Controlar
la atención sin esfuerzo es la clave para el éxito de la Relajación Paradójica.
Actividad cerebral y entrenamiento de la atención
Cuando observa las manos de un carpintero acostumbrado a sostener
martillos pesados y a aserrar madera, notará que sus manos son,
invariablemente, grandes y musculosas. De la misma manera, cuando
examina las piernas de las bailarinas de ballet que ensayan los saltos y el
baile de puntas todos los días, sus piernas son fuertes y musculosas. Su
cuerpo y mente se desarrollan para soportar cualquier actividad que haga
repetitivamente. Conforme el cuerpo y la mente se desarrollan haciendo algo
repetitivamente, lo que sea que haga, lo hará más fácil y hábilmente. Por
regla, uno se vuelve mejor en lo que practica.
Ser bueno en controlar la atención, viene de practicar
el controlar de la atención
Si observar el desarrollo de las manos del carpintero, las cuales lo hacen más
hábil en el manejo de un martillo, es algo imperceptible, el campo científico
de la neurociencia ha documentado recientemente los cambios dramáticos
que ocurren en el cerebro asociados con las actividades repetitivas. Por
ejemplo, la parte del cerebro que está asociada con la actividad muscular de
los dedos de la mano izquierda de los violinistas muestra un aumento
dramático en el flujo de sangre, mucho más que la parte del cerebro asociado
con la actividad de los dedos de la mano derecha, la cual simplemente
sostiene el arco y no están involucrados en los movimientos “gimnásticos” de

******ebook converter DEMO Watermarks*******


los dedos de la mano izquierda.
La misma actividad incrementada del cerebro existe en la parte del cerebro
asociado con los movimientos de los dedos de los pianistas. Hay una historia
de un prisionero de la guerra de Korea, que estuvo cautivo varios años, este
practicó el golf en su mente mientras estaba preso en una celda tipo jaula.
Cada día, el prisionero se imaginaba hasta los más pequeños detalles del
juego de golf, desde la mañana hasta la noche, durante su cautiverio. Esto
incluía desde sostener el palo, fijar sus pies, todo el movimiento a través del
golpe para un tiro largo, hasta los putts pequeños sobre el área verde. Es
notable que cuando fue liberado y regresó a casa, su puntaje fue menor a 100
en su primer juego de golf después de años de no haber tocado un palo de
golf.
Esta historia es consistente con los descubrimientos recientes acerca de la
neuroplasticidad en la neurociencia moderna, la cual ha documentado el
desarrollo del cerebro solo mediante el ensayo mental de alguna actividad. De
hecho, parece que usted puede practicar el piano sin siquiera tocarlo, y estará
soportando la actividad cerebral asociada con tocar el piano.
Lo que es notable en las incipientes investigaciones que emergen de las
neurociencias sobre la atención, es que el poner atención, es una forma
peculiar de la actividad cerebral, involucrando flujo sanguíneo a algunas
partes del cerebro que típicamente no operan al mismo tiempo. Aún más,
aquellos que han practicado el poner atención durante miles de horas,
demuestran el desarrollo de la actividad cerebral asociada con poner atención
que no es vista en lo cerebros de aquellos que no han tenido este
entrenamiento asociado a la atención.
El punto aquí es que, igual que el carpintero que tiene manos fuertes para
sostener un martillo todo el día (y que ha tenido que desarrollar un
incremento de la actividad cerebral para soportar el martilleo en forma
precisa), así mismo el cerebro se desarrolla para soportar la actividad de
mantener continuamente la atención. Se ha estimado que para desarrollar la
maestría en algún instrumento musical, uno debe invertir entre 5 000 y 10
000 horas de vida practicando. De la misma manera, el desarrollo de la
habilidad para enfocar la atención, requiere muchas horas de práctica para
desarrollar la actividad cerebral asociada con ella.
Ahora, ahora y más ahora
Esté presente ahora. Sienta la tensión ahora. Descanse con la tensión ahora.
Saque su mente de la distracción ahora. Sienta la tensión sin interferir con
******ebook converter DEMO Watermarks*******
ella ahora. Acepte la tensión ahora. Estas y otras instrucciones en la
Relajación Paradójica están íntimamente ligadas con el presente. La
Relajación Paradójica solo funciona si su atención está aquí y ahora. La
relajación voluntaria de los músculos pélvicos casi siempre ocurre cuando la
atención se focaliza en el momento actual.
La relajación profunda que permite que el piso pélvico
se relaje profundamente, se experimenta siempre en el
momento presente
El compromiso de mantener su atención en el momento presente,
frecuentemente va en contra de los arraigados hábitos del pensamiento, que
lo llevan de un lado al otro entre el pasado y el futuro. Estar en este preciso
momento, con frecuencia requiere que experimente la molestia y la
disfunción que son los signos más claros del dolor pélvico. Es el compromiso
de mantener su atención en el momento presente lo que puede permitir
deshacerse voluntariamente del malestar y la disfunción. Mientras se hace la
relajación, se deben ignorar los pensamientos acerca del pasado y el futuro,
en favor de las sensaciones que se tienen en el momento. Desechar los
pensamientos del futuro y estar presente ahora son requisitos de la práctica
efectiva. Todas las instrucciones de la Relajación Paradójica son hechas en
el momento, en otras palabras, “ahora”.
Practicar la no-resistencia
En la Relajación Paradójica practicamos la no-resistencia. Practicamos el no
resistirse a nada y permitir todo. Cuando practicamos el no resistirse a nuestra
resistencia, es probable que nuestra resistencia se suavice o desparezca.
Practicamos el no tratar de detener nada, pero en vez, de permitir todo en
nuestra experiencia de este momento.
Cuando usted toma una siesta, renuncia al control de su atención, se relaja y
deja que su atención vaya a donde desee, usualmente uno se queda dormido.
En la Relajación Paradójica, enfocamos intencionalmente la atención en una
sensación particular del cuerpo. Mientras pueda entrar y salir del sueño,
aspire a estar relajado y enfocado.
La atención del novato en la Relajación Paradójica es usualmente
indisciplinada. Enfocar la atención no es fácil, y el principiante rápidamente
se da cuenta lo fácil que se distrae su atención. El perder la focalización
ocurre cientos de veces generalmente al inicio del entrenamiento de
relajación, y los principiantes tienen que redirigir su atención lejos de pensar
o soñar despiertos, para regresar a la atención en la sensación, sin esfuerzo,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que es el objetivo de su enfoque.
La Relajación Paradójica no es tomar una siesta
La Relajación Paradójica, en su mayor parte, es una forma especial de
entrenamiento en la atención. Ramana Maharshi describió la meditación
como una “batalla real” en la cual uno pelea para mantener la propia atención
sobre el objeto de su propio enfoque. Conforme se acostumbra a mantener su
atención enfocada, hay menos forcejeo y eventualmente, cuando saborea los
frutos de una atención controlada, la batalla termina y la atención voluntaria y
fácilmente se mantiene donde uno quiere que esté. Cuando usted tiene una
tensión relajada y conforme esta se relaja fácilmente y acepta cualquier
sensación que permanezca; aceptar la tensión con frecuencia hace que ésta
desaparezca. En la Relajación Paradójica instruimos a los pacientes a
descansar con la sensación remanente sobre una base constante sin buscar un
resultado y que continúen enfocándose continuamente en la sensación
residual, haciendo lo mejor que puedan para evitar evaluar o buscar un
beneficio.
La presencia de la mente y la Relajación Paradójica
La presencia de la mente significa que su atención está aquí y enfocada en
este momento. Implica tener buen juicio porque su atención está totalmente
aquí, atendiendo a lo que es necesario atender y nada más, lejos de cualquier
otro problema que requiera atención. A menos que usted esté aquí con
cualquier problema que esté confrontando, su habilidad para atenderlo está
discapacitada. Las personas tienen accidentes al usar sus teléfonos celulares
porque su atención se distrae del estar aquí en este momento, poniendo total
atención al manejar.
La presencia de mente en Un dolor de cabeza en la pelvis significa que en
este momento, su atención no está distraída. Significa que considerando a lo
que pone atención, usted está ahí por completo. Es un estado altamente
positivo, valorado universalmente. Tener presencia de mente significa que
puede ver con claridad en lo que se está enfocando y estar en este estado,
implica que al estar en total posesión de sus facultades y los hechos de la
situación, usted sabe mejor qué es lo que tiene que hacer.
Cuando usted es bueno enfocando su atención,
usualmente es bueno en cualquier cosa que esté
haciendo
Este “ver claro” es por qué el desarrollar su habilidad en poner atención en

******ebook converter DEMO Watermarks*******


tranquilizar su sistema nervioso y relajar una pelvis que está crónicamente
tensa, es tan importante. Cuando puede enfocarse, cuando su mente (o
atención) está completamente presente con su tensión y su exaltación
nerviosa, usted puede sentir que es usted quien está provocando la tensión, y
la relajación, de lo que usted ha estado crónicamente tenso, se vuelve fácil. Es
fácil porque tiene la presencia de mente (por ejemplo, la habilidad de enfocar
su atención) para poder sentir la tensión que antes solo había estado
apretando automáticamente y sin su conocimiento. De nuevo, la presencia de
mente trae a su conciencia la experiencia de su acción con respecto a la
tensión, “de que es usted quien genera la tensión que antes usted sentía que
simplemente le estaba pasando”. Más importante, le permite que esta tensión
se vaya. Los pacientes han reportado que cuando han podido enfocar su
atención correctamente, el carácter primitivo de la tensión, es decir cómo su
tensión ha estado protegiéndolo(a) del miedo, se torna claro para ellos.
Cuando usted está presente con su tensión, verá que es
usted el que está tensionando. Entonces relajar la
tensión se tornará algo fácil
Cuando usted tiene la presencia de mente enfocada en su propia tensión y
falta de relajación, lo verá todo en un momento fugaz. No es teórico ni
intelectual, y lo experimentará directamente. Se vuelve claro que mientras
está frente al ruido de su ansiedad y tensión mantenida continuamente (lo que
es otra forma de nombrar la tensión crónica) es algo a lo que se ha habituado
y se ha vuelto normal (aunque nunca cómodo).
Con frecuencia las personas sienten intuitivamente una sensación de
vulnerabilidad cuando ceden a algo. Sin embargo, el ceder a la tensión
crónica casi siempre se siente como un inmenso alivio. Algo así como “Dios
mío, no puedo creer lo bien que se siente”. Este gran placer y descanso viene
de relajar una carga interna que se ha llevado, en ocasiones durante años.
Cuando se sufre de dolor pélvico, este alivio casi siempre involucra una
reducción del dolor o bien la ausencia del dolor en un momento dado. Esta
experiencia es siempre impactante, especialmente la primera vez que sucede.
La habilidad para relajarse profunda y confiablemente
requiere de la habilidad de controlar la atención
Típicamente, los síntomas de los pacientes con dolor pélvico aumentan y
disminuyen. Es muy común que los pacientes reporten que durante sus
vacaciones o en los períodos de su vida en que se reduce significativamente
******ebook converter DEMO Watermarks*******
el estrés, sus síntomas disminuyen significativamente o bien desparecen, para
reaparecer una vez que regresan a su vida normal (por cierto, las vacaciones
no siempre tienen la ausencia de estréss, y en ocasiones se puede tener más
estrés y más síntomas durante estas).
La habilidad para reducir o aliviar sus síntomas de manera voluntaria es un
gran evento en la vida de alguien y trae consigo un nivel de satisfacción, auto
confianza y gratitud que usualmente no se dan con una reducción de los
síntomas de manera espontánea o incontrolada. Los síntomas del síndrome de
dolor pélvico usualmente deprimen a las personas y las hacen sentirse
desvalidas. El poder enfocarse en la tensión interna y aplicar los principios de
la Relajación Paradójica que resultan en la reducción o desaparición de los
síntomas, aun de manera temporal, es el mejor antidepresivo para los
pacientes con dolor pélvico.
Primer plano, fondo y enfocándose en el descanso
El punto principal de la relajación Paradójica, es alcanzar la relajación
profunda a través de aceptar la experiencia completa en el presente, momento
a momento, sin cambiar nada de eso. Paradójicamente, cuando se acepta la
experiencia interna de cada momento, sutilmente, sin resistencia a cualquier
cosa que sea diferente, puede surgir una profunda relajación.
Como las 60 lecciones de relajación a lo largo del año indican, las
instrucciones regularmente se enfocan en la sensación de la tensión residual
en cierta parte del cuerpo y de relajación-con-tensión. Ser capaz de sentir lo
que Edmund Jacobson llamó tensión residual es un requisito esencial en
beneficio de la Relajación paradójica
Hemos encontrado que alternar la atención entre la sensación de tensión a la
sensación de relajación con tensión, lo que ahora voy a llamar la sensación
de relajación con sensación que contiene tensión, facilita el alcance de una
profunda relajación. Es importante comprender esta sutil instrucción de
cambiar la atención de la sensación de tensión a la sensación de relajación-
con-tensión.
Qué es la sensación de relajación-con-tensión?
Definimos aquí la relajación-con-tensión como la sensación global de sentir
relajarse todo su cuerpo tanto como pueda, al mismo tiempo que se enfoca en
un área de tensión residual. Por ejemplo si usted fuera a tomar clases de
piano, un buen profesor de piano le diría que presione las teclas del piano
mientras el resto de su cuerpo se mantiene relajado.
El concepto de primer plano y fondo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
El concepto de primer plano y fondo, es bastante simple. Si le pedimos mirar
una manzana roja en un plato verde, para usted, la manzana estará en el
primer plano y el plato verde estará en el fondo. Si le pedimos que se
concentre en el plato, la manzana se moverá hacia el fondo en su consciente y
el plato pasará al primer plano. Usted cambiará lo que está en el primer plano,
dependiendo en lo que se enfoque. Para los efectos de esta discusión,
cualquier cosa en la que se enfoque se convierte en el primer plano y lo que
está en la periferia de su atención se convierte en el fondo.
Por ejemplo, cierre el puño de su mano derecho y manténgala apretada, al
mismo tiempo, relaje (o repose) el resto de su cuerpo. Haga estas dos cosas al
mismo tiempo. Mientras hace estas dos cosas (cerrar el puño y
simultáneamente relajar el resto de su cuerpo) al mismo tiempo, enfoque su
atención en su puño. Sienta la sensación de su puño apretado. Note que la
sensación de relajación en su cuerpo mientras siente su puño apretado se
mueve hacia el fondo de su conciencia, y la concentración en su puño mueve
la sensación del mismo hacia el primer plano.
Ahora cambie su foco a la sensación de su cuerpo completamente en
relajación mientras que sigue manteniendo su puño apretado. La sensación
del cuerpo completamente en relajación se pone en el primer plano de su
conciencia mientras que la sensación de su puño se va hacia el fondo. Hagan
este cambio en repeticiones, primero enfocándose en las sensaciones del puño
(donde la sensación de relajación en el resto del cuerpo se mueve hacia el
fondo) y después enfóquese en la sensación relajación de su cuerpo, donde la
sensación del puño se mueve hacia el fondo. Lo tienen?
Relajación-del-resto-del-cuerpo mientras se enfoca en la tensión residual
cuando se hace Relajación Paradójica
Intente el siguiente ejercicio de cambiar el enfoque de la tensión a la
relajación con el fin de ayudarle a relajarse con la Relajación Paradójica.
Con el fin de localizar la tensión residual, encuentre un lugar de su cuerpo
que no se relaja completamente, no importando cuánto se esfuerce por relajar
esta área. La cara, cuello, hombros, brazos, manos, espalda, estómago o
pelvis son todos lugares donde esta tensión residual se puede encontrar.
Concéntrese ahora en la sensación de esta tensión residual y al mismo tiempo
relaje el resto de su cuerpo.
Ahora concéntrese en la sensación de relajación del resto de su cuerpo. Deje
que la tensión residual en la que se estaba enfocando permanezca pero
cambie su atención alejándola de ésta hacia el resto de su cuerpo en descanso
******ebook converter DEMO Watermarks*******
relajante. Realice este intercambio entre la sensación de relajación-del-resto-
de-su-cuerpo y la tensión residual en la que se estaba concentrando
momentos antes. A donde queremos llegar en una Relajación Paradójica es a
restarle atención a una—atención “anclada”—en la sensación corporal de
descanso.
Aquí hay un tip, cuando se distraiga o pierda la concentración en la sensación
de descanso, regrese a sentir la tensión en la que primero se había enfocado,
mientras descanse con esto. Cuando haya localizado internamente la tensión
y la esté sintiendo, puede cambiar sutilmente su concentración a la sensación
de relajación mientras permite que la tensión permanezca. Concéntrese
entonces en la sensación corporal de la relajación. Es importante que usted
acepte cualquier nivel de relajación que usted sea capaz de sentir fácilmente.
Si su habilidad de descansar con la tensión es profunda, está bien, y si es
poco profunda, también está bien. Acepte cualquier nivel de relajación o
descanso del que usted sea capaz cuando se concentre sin tratar de
cambiarlo, tal como usted no trata de cambiar la tensión en la cual
originalmente se concentró. No tiene que luchar por hacer más profunda la
relajación o más de lo que usted encuentre que debe ser. Entender esto es el
centro del aprendizaje de la Relajación Paradójica.
En resumen, una vez que usted se ha familiarizado con la sensación de
tensión y relajación durante las lecciones, usted puede alternar su atención de
la sensación de esta tensión a la sensación de la relajación con tensión
residual. En otras palabras, usted puede hacer que la sensación de tensión
residual sea el primer plano de su conciencia o la sensación del relajación con
la tensión esté en el primer plano de su conciencia. Ser capaz de alternar entre
ambos es útil para lograr una relajación más profunda.
Esto es realmente muy sencillo, aunque las palabras no lo hagan sonar así. Se
necesita práctica, como lo describo en la siguiente sección. Una vez que
tienes la idea de que la relajación implica el control de la atención de manera
que permanezca “estacionado” en la sensación de descansar su cuerpo, la
relajación profunda se vuelve más y más fácil.
La relación entre el entrenamiento de la atención y la relajación
profunda del piso pélvico
Hay mucho que decir acerca del entrenamiento de la atención y la relajación.
A continuación presentamos varios puntos sobre el tema.
La atención enfocada y sostenida es esencial para tener
una relajación profunda y confiable en general y del piso
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pélvico en particular.
El practicante novato y sin experiencia en relajación,
con frecuencia asume que la relajación consiste en dejar
ir el control de su propia atención. Este malentendido de
quienes tratan de relajarse pero no lo consiguen, es que
piensan que la relajación es como tomar una siesta, en
donde se libera el control del foco de atención y deja
que su mente vaya a donde quiera.
Si usted no logra sostener períodos prolongados de
atención focalizada, su habilidad para relajar
profundamente el piso pélvico y reducir la actividad del
sistema nervioso autónomo, generará pocos chances de
que sea profunda y confiable.
La tendencia de la atención de una persona para brincar
de un objeto mental a otro es generalmente parte del
mecanismo de pelea/huye/paraliza, no muy diferente de
la atención de un pájaro al revolotear, viendo si hay
peligro. Normalmente, nuestra propia atención se mueve
por los alrededores para revisar si hay peligro. El
focalizar la atención se superpone a esta tendencia que
mantiene al cuerpo vigilante.
Aprender a mantener la atención de manera confiable lo
llevará más allá de la programación innata de su cuerpo
para revisar sus alrededores.
El sueño REM (movimiento rápido de los ojos) es el
dormir involucrado con el soñar, en donde la atención se
mueve constantemente. El sueño no REM es el nivel de
sueño más profundo, con mayor nivel restaurativo, e
involucra la reducción profunda de distracciones en la
atención.
Cuando la atención no puede mantenerse por el tiempo
suficiente para permitirle darse cuenta de la vigilia y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tensión inconsciente de qué está haciendo, esta tensión
tiende a permanecer en el mismo sitio.
Una de las piedras angulares de la Relajación
Paradójica es la práctica para mantener una atención
uniforme y continua sobre una parte de su cuerpo, al
mismo tiempo que descansa y usa el mínimo esfuerzo
posible para mantenerse enfocado. En otras palabras, la
tarea es permanecer enfocado y al mismo tiempo,
renunciar a cualquier esfuerzo para lograrlo.
Identificación versus ser testigo
La identificación versus ser el testigo es fácil de entender si usted no se
pierde con estos términos peculiares y raramente usados. Cuando usted se
identifica con su ansiedad y pensamientos de miedo, no verá diferencia entre
estos pensamientos, sentimientos y sí mismo. Usted está inmerso en ellos. No
verá diferencia entre sus sentimientos de miedo y la realidad, son uno, son lo
mismo y lo controlan. Desde nuestro punto de vista, identificar su dolor
pélvico con sus pensamientos y sentimientos internos de miedo es el mayor
sufrimiento de esta condición.
Cuando se convierta en el testigo de su tensión, sin
tratar de cambiarla, lo más probable es que su tensión
se relaje
Cuando usted se convierte en testigo de sus pensamientos y sentimientos de
miedo, hay dos cosas presentes: usted, que es el testigo y los pensamientos y
sentimientos de miedo. Al convertirse en testigo, está dando un paso atrás,
dejando de identificarse con sus sentimientos y pensamientos de miedo. Al
convertirse en testigo, se está “desidentificando” de sus pensamientos y
sentimientos de miedo. Usted los percibe como sus pensamientos y
sentimientos y no necesariamente lo que es real ni parte de usted mismo.
Desidentificarse de sus pensamientos y sentimientos de miedo es el primer
paso para eliminarlos. Ambas, la relajación y el cambio de actitud en la
terapia cognitiva que describiremos más adelante, por ellas mismas, pueden
ayudar a reducir las molestias y síntomas pélvicos. Nos gustaría hacer notar
que la desidentificación de los sentimientos y pensamientos de miedo es de
un enorme valor, más allá del tema del dolor pélvico y su tratamiento.
El mapa no es el territorio
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Las palabras que comunican qué hacer para relajarse pueden llamarse el
“mapa” del territorio de la relajación voluntaria del piso pélvico. Ellas no son
el “territorio”. El territorio de la relajación, el cual puede llamarse su práctica
con habilidad, solo puede encontrarse en las profundidades de muchas horas
de práctica.
Aquellos con dolor pélvico que han aprendido cómo
relajar la pelvis profundamente, han tenido que
aprender cómo estar presentes con aquello que no se
siente bien internamente
En ocasiones da miedo recostarse con la molestia/dolor y la ansiedad
usualmente conectadas por el sufrimiento del dolor pélvico. La mayoría de
las personas con dolor pélvico tiene miedo de lo que significa el dolor, de que
nunca se vaya, que sea algo malo, que aceptarlo signifique rendirse. Estar
tranquilo y enfocarse voluntariamente sobre estas sensaciones no es un logro
pequeño. Los pensamientos y sentimientos de miedo que aparecen cuando las
personas se abren para enfocarse en su tensión, pueden ser impedimentos si
se les pone atención. Sugerimos que cuando estos pensamientos y
sentimientos aparezcan durante la relajación, sean tratados como cualquier
otro pensamiento, alejar la atención de ellos, y regresar a nuestro punto de
enfoque.
Las palabras y conceptos que describen lo que es necesario para tener la
posibilidad de relajar una pelvis tensa y adolorida y tranquilizar un sistema
nervioso agitado pueden resumirse de la siguiente manera. Estos puntos se
relacionan con lo que el paciente debe aprender a hacer con su atención
durante la práctica de la relajación.
Entender la diferencia entre descansar con sensaciones y
estar envuelto en pensamientos.
Practicar desidentificarse de los pensamientos y
sentimientos de miedo que vengan a su conciencia, en
favor de ser testigo de ellos y regresar su atención al
lugar al cual se ha estado enfocando.
Enfocarse continuamente en la parte del cuerpo que ha
escogido para enfocar.
Aceptar la tensión, lo que significa que debe estar
dispuesto a sentir
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tensión/constricción/reforzamiento/vigilancia en su
cuerpo, descansando con esto y no hacer nada al
respecto.
Deja de pensar que la molestia o el dolor en el área en la
que se está enfocando o en la periferia de su conciencia,
es algo malo o peligroso.
Distinguir cantidades pequeñas de tensión a las cuales
normalmente no pondría atención y enfocarse en ellas.
Descansar cualquier parte que pueda de su cuerpo y al
mismo tiempo, enfocarse continuamente en el área que
ha escogido para enfocarse.
Estar dispuesto a tener y aceptar su experiencia en el
momento, en favor de tratar de tener alguna otra
experiencia. En otras palabras, en el momento, practicar
renunciar a lo que prefiere en favor de lo que tiene.
Comprométase sinceramente en regresar su atención al
punto elegido en el que se está enfocando, sin
sentimientos de frustración, decepción, o
remordimiento, por el hecho de haber perdido la
focalización.
Renunciar a tratar de relajarse.
Renunciar a querer lograr algo durante las sesiones de
relajación.
Renunciar a querer medir su progreso en el momento de
hacer la relajación.
Renunciar a tratar de imaginar que es lo que está
pasando en el momento de hacer la relajación.
Estar consciente y permitir su incomodidad, dolor,
ansiedad e inquietud en el momento de practicar la
relajación, en lugar de luchar en contra de estos
sentimientos/emociones.
Estos son algunos de los conceptos que describen lo que tiene que hacer si
******ebook converter DEMO Watermarks*******
desea relajarse profundamente. Pero estos conceptos, ocurren en el “mapa”
del “territorio”, el “mapa” del entendimiento conceptual. Mientras que este
“mapa” es importante, el concepto intelectual es, para usar otra metáfora,
como un dedo apuntando a la luna. No es la luna. Para ver la luna tiene que
voltear a verla. Ver la luna es diferente de ver el dedo que apunta hacia ella.
Aprender la Relajación Paradójica significa recostarse
repetidamente y practicar las instrucciones de la
relajación
Muchas de las instrucciones de este método pueden sentirse en un principio
como complejas y abrumadoras de entender y practicar. De hecho, estas
instrucciones son profundamente simples. La idea de complejidad se
encuentra únicamente al tratar de descifrar el “mapa” del entrenamiento en
relajación. En el “territorio” de la práctica de la relajación, cuando usted se
enfoca en su interior, estas instrucciones son en realidad simples y claras. Sin
embargo, el truco es que las personas sienten una resistencia fundamental a
mantener la mente enfocada. Uno debe pasar esta resistencia una y otra vez
permitiendo a la resistencia poner atención.
Una vez más aquí está la paradoja. Cuando no se frustra por la tendencia de
su mente a distraerse, enfocarse se vuelve algo más fácil. Luchar contra la
resistencia de estar enfocado en un punto no funciona. Sin embargo por
mucho que su atención parezca pelear contra su control, debe continuar
enfocándose, con gran paciencia y control. Al hacer esto, debe dejar la
frustración, el deseo de sentirse mejor, el sentimiento de que no quiere hacer
esto: todas las formas que su condicionamiento tiene que detener para
enfocarse continuamente y de esta forma, entrenar su atención.
La forma más rápida para relajarse es abandonar el
deseo de tener resultados rápidos
La mejor actitud para practicar la Relajación Paradójica es “Yo estaré aquí
por siempre con lo que me estoy enfocando, y no importa lo que pase,
continuaré regresando mi atención cuando encuentre que mi mente está
divagando”. Esto significa posponer la gratificación. Al principio requiere
tener fe en que reducirá o incluso detendrá su dolor, aunque se le pida que
renuncie a querer eso de momento.
Cuando logre practicar esta habilidad, también tendrá problemas para
describir esta práctica con palabras, igual que nosotros tenemos problemas
para explicarlo. Pero las palabras no son el “territorio”. Ellas son el “mapa”
******ebook converter DEMO Watermarks*******
del “territorio”.
Kriya, tics nerviosos, revoloteo, sacudidas, sensación de caída, cuerpo
pesado, hormigueo en las extremidades y sensación de flotar
Conforme uno se adentra en etapas más profundas de relajación,
particularmente estados que van más allá del rango normal de un sistema
nervioso calmado, al cual uno está familiarizado, todo tipo de sensaciones y
fenómenos inusuales pueden ocurrir. Uno puede experimentar algunos tipos
de sacudidas y un apretamiento temporal y relajación de ciertos grupos de
músculos en ciertas etapas de la Relajación Paradójica. Estas se deben a una
cierta ambivalencia psicofísica de liberar la vigilancia más allá de cierto
punto. Es como si la mente y el cuerpo dijeran: “Voy a liberarme ahora, pero
conforme lo haga, no me siento cómodo dejándome ir tanto como lo estoy
haciendo ahora… así que vuelvo a contraerme para prevenir dejarme ir
demasiado lejos, y me libero nuevamente, pero cuando paso el punto en que
no me siento cómodo, me vuelvo a contraer”.
Algunos episodios de sacudida son acompañados por una sensación de estar
cayendo. Estas sacudidas son una respuesta defensiva a la sensación de caída.
En otras ocasiones, los niveles profundos de Relajación Paradójica son
acompañados por sensaciones de pesadez de las extremidades y hormigueo
en los brazos, manos y pies. A veces, momentáneamente, algunas personas
tienen la sensación de no poder moverse (aunque siempre pueden moverse).
Una vez más, todas estas son características de los estados profundos de
relajación.
El episodio de sacudida o revoloteo que puede ocurrir
en la pelvis o en otra parte del cuerpo durante la
relajación, puede deberse a algún tipo de ambivalencia
psicofísica, al reducir la vigilancia. Estas sensaciones
a menudo ocurren cuando los músculos pélvicos de
alguna persona comienzan a relajarse
En yoga, estos movimientos se consideran como movimientos involuntarios,
la relajación de la tensión física, mental o emocional como la fuerza vital de
los movimientos Kundalini a través de las áreas de tensión. Los Kriyas se
piensa que son limpiadores e indicadores de un movimiento hacia un estado
más desarrollado de conciencia.
Es algo común, conforme un piso pélvico muy tenso comienza a relajarse,
que uno sienta una especie de revoloteo o tic nervioso en los músculos de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pelvis. Usualmente es algo placentero y con frecuencia se acompaña de una
reducción o desaparición del dolor o molestia pélvica.Nuevamente, esta
sensación representa una especie de ambivalencia pélvica de dejarse ir, como
si los músculos del piso pélvico no pudieran decidir si relajarse o tensarse.
Cuando uno logra llegar a estar muy tranquilo durante la Relajación
Paradójica, con frecuencia puede experimentar una sensación de poco peso,
como si flotara. Esto es enormemente placentero y el término felicidad no es
suficientemente fuerte para describirlo. El flotar casi siempre se acompaña de
una reducción significativa o desaparición del dolor pélvico. La sensación de
flotar se da sin esfuerzo y hay instrucciones de qué hacer durante la sensación
de estar flotando que involucran el dejar de enfocar la atención, hasta que los
pensamientos aparezcan nuevamente.
Algunas personas han seguido el protocolo de relajación como se describe en
este libro y han tenido algunas de estas experiencias, alarmándose por ello.
De hecho, todas estas experiencias son buenas noticias y son señales en el
camino para entrenar al cuerpo y salir de su tendencia habitual de contraerse
y estar vigilante y aprender a relajar una pelvis adolorida.
Fe y paciencia
Practicar la Relajación Paradójica es practicar la paciencia. El trío Crosby,
Still y Nash canta una famosa canción, “Si no puedes estar con quien amas,
ama a aquel con quien estás” En la Relajación Paradójica, “el que amamos”
es la tranquilidad y comodidad. “Con el que estamos” es con frecuencia la
tensión e incomodidad. Estar presente “con el que estamos” y dejar de
perseguir “al que amamos”, no puede hacerse sin paciencia.
Cuando deja de tensarse internamente, usted expresa
su fe en la idea de que es seguro liberarse
Nosotros les decimos a nuestros pacientes que nuestro tratamiento es el
“arreglo lento” y no “arreglo rápido”. Este tratamiento lento requiere que
pospongamos la gratificación. Inevitablemente hay muchas altas y bajas. Los
rebrotes de dolor son simplemente parte del proceso. Les aconsejamos a
nuestros pacientes que no celebren cuando se sientan bien, ni que se
desanimen cuando se sientan mal.
Resolver el dolor pélvico significa aprender a vivir con sus “interiores”
relajados
La mayoría de las personas con dolor pélvico tienen síntomas que interfieren
profunda y fundamentalmente con su habilidad para ser felices. Cuando
tenemos dolor pélvico, nuestra vida, nuestros amores, nuestras alegrías, penas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
y tensiones, todas tienen que pasar por el filtro del dolor y la constricción
pélvica y los sentimientos de temor acerca de dichos síntomas. Cuando
sufrimos de dolor pélvico, en un nivel u otro, este colorea toda nuestra
experiencia.
La medicina convencional tiende a enfocarse en una visión estrecha cuando
se trata del dolor pélvico y su tratamiento. El dolor pélvico como tal es visto
como “un dolor de cabeza en la pelvis—El Problema”. El médico tiende a
dirigir sus esfuerzos hacia la pelvis o hacia algún órgano o estructura dentro
de la misma pelvis. Pero esto es como ver el problema del dolor pélvico a
través del ojo de una cerradura, en lugar de verlo abriendo totalmente la
puerta. La solución al dolor pélvico, en nuestra experiencia, simplemente no
se encuentra enfocándose directamente en la pelvis.
Nuestro propósito al escribir este libro, es presentar un punto de vista mucho
más amplio del dolor pélvico. El tipo de dolor pélvico que nosotros tratamos
y describimos en este libro es el resultado de que las entrañas de alguien se
encuentran de manera constante hechas un nudo. El dolor pélvico significa
que sus entrañas, sus interiores están apretadas y contraídas. Esta tensión
usualmente ocurre simultáneamente con la tensión de otras partes del cuerpo.
Esta tensión con frecuencia afecta la propia respiración, digestión, función
intestinal y otras partes y funciones del cuerpo que parecería que no tienen
relación.
Cuando se tiene dolor pélvico de origen muscular,
usted vive en un cuerpo cuyo núcleo tiende a estar
hecho un nudo de manera crónica
Como hemos descrito antes, esta tensión interna, bajo ciertas circunstancias,
puede simplemente desaparecer y uno puede sentirse normal nuevamente. Es
muy común que alguien con dolor pélvico crónico, cuando esté de
vacaciones, se enamore, o elimine algún factor de estrés, en cuestión de pocas
horas, se sienta casi normal y sin dolor. Muchos pacientes han reportado esto.
Sin embargo, es usual que cuando se retomen las circunstancias normales de
nuestra vida, el viejo dolor y la contracción interna se reafirmen por sí
mismas.
Si usted recuerda momentos cumbre de su vida, momentos de profunda
satisfacción y felicidad, podrá recordar que su pecho, abdomen y pelvis, se
sentían bien. Con la relajación profunda de su cuerpo vienen los sentimientos
de esperanza, de amor, de paz y el ver la bondad en los otros y en la vida.
Una pelvis crónicamente anudada, y en ocasiones acompañada por una
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tensión de los interiores del abdomen, no le permite a uno sentirse en paz.
Resolver el dolor pélvico significa que hemos cambiado esta tensión interna.
Significa que nuestro estómago puede relajarse, que podemos sentir la alegría
de un movimiento intestinal completo, la relajación que se siente al orinar, el
profundo descanso y felicidad que vienen con un orgasmo. Significa que
nuestro interior es capaz de liberarse y estar relajado.
Resolver el dolor pélvico significa reaprender a vivir
con sus interiores relajados
Generalmente hablando, el estado de sus músculos pélvicos refleja el nivel de
ansiedad y perturbación emocional. El miedo crónico y la ansiedad tensan
nuestro interior y aprietan nuestro estómago y músculos pélvicos. Las
personas con dolor pélvico que han tensado crónicamente sus interiores,
tienden a acostumbrarse a esta constricción interna. Esto es común porque
ellos han experimentado esto por mucho tiempo. Esta auto contracción se
siente incómoda pero normal. Diferentes compensaciones entran en la vida de
uno, intentando calmar su propio interior. El exceso de trabajo y los
medicamentos psicoactivos en contra el dolor, abusos en el consumo de
sustancias, comer en exceso y distracciones de varios tipos, son
comportamientos compensatorios comunes en personas con dolor pélvico.
Resolver el dolor pélvico significa vivir su vida con períodos de tiempo
sustanciales en los que no esté ansioso. Significa aprender a relajar sus
interiores y a vivir su vida de una manera más plena con los interiores y
pelvis relajados. Usualmente esto significa vivir su vida con paciencia,
comprensión, compasión por uno mismo y por otros, y hacer que la calidad
de su vida y relaciones sean más importantes que el dinero, la carrera o el
ego. Tener una pelvis relajada significa que de alguna manera, usted maneja
hábilmente su vida en este loco mundo moderno.
Sobre la metodología de la Relajación Paradójica
En esta sección, discutiremos el punto, con frecuencia ignorado, de la
resistencia psicológica inconsciente a la relajación profunda. El
entrenamiento convencional para la relajación, se hace usualmente sin poner
atención a la resistencia para retirar sus defensas. Sin embargo, desde nuestro
punto de vista, el manejo de esta resistencia es un punto central para poder
relajarse profundamente.
Somos esclavos de lo que no conocemos,
de lo que sabemos, somos los amos.
Cualquier debilidad en nosotros,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que descubrimos y entendemos
sus causas y efectos, la superamos mediante el conocimiento.
Lo inconsciente se disuelve cuando se trae
a la conciencia.
La disolución de lo inconsciente libera energía,
La mente se siente correcta y se tranquiliza.
—Nisargadatta
Identificar el pensamiento “Si no estoy tenso, no estoy seguro”
La pelvis crónicamente tensa tiende a ser parte de los hábitos de vigilancia
condicionada, esta vigilancia que dice: “Más allá de cierto punto, no es
seguro para mí relajarme y quitar mi atención del mundo exterior”. La pelvis
crónicamente tensa con frecuencia es la expresión de un condicionamiento
temprano que dice: “Si no estoy en guardia, estoy en peligro”.
No hay forma de dar la vuelta a la resistencia a dejar
la tensión. La forma más correcta de relajar esta
resistencia es reconocerla y aceptarla
Casi universalmente, los individuos con dolor pélvico que tienden a chocar
ansiosamente contra una terca barrera a tranquilizarse, a relajar su tensión
muscular y a permitir que se reduzca su nivel de excitación y de recelo. Es
común en individuos con dolor pélvico sentir que si quitan su atención del
dolor pélvico, de alguna manera estarán inseguros. Esta terca barrera a
relajarse no es arbitraria. Creemos que cuando está presente, probablemente
haya sido condicionada en las etapas tempranas de la vida. Con frecuencia,
relajar esta barrera es una experiencia aterradora.
Si usted llama a este rechazo a liberarse completamente “resistencia”,
resistencia que nos defiende contra la relajación, seamos claros en que no hay
una forma de engañar a esta defensa. Desde nuestro punto de vista, no es
posible que hipnotizando a alguien o agitando la varita mágica de la
sugestión, por ejemplo, o dando medicina, o haciendo alguna cirugía, o
usando otras intervenciones que funcionan del exterior hacia el interior,
podamos evadir o eliminar esta resistencia condicionada.
El camino menos transitado
La Relajación Paradójica es el camino menos transitado. Este es un territorio
desconocido para la mayoría. Y usualmente solo es de interés para aquellos
que tienen que lidiar con el dolor y que han agotado las opciones o para
aquellos que entienden los frutos de esta práctica.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


En la Relajación Paradójica, usted se hace amigo de
su tensión crónica en lugar de odiarla
En la Relajación Paradójica, usted se somete a su resistencia crónica a
liberarse. Usted practica el desprenderse de su necesidad de alivio inmediato
en favor de aceptar, relajarse, abrirse, y permanecer continuamente presente
con la que no es la más placentera de las experiencias. Es este entrenamiento
de dejar las propias preferencias, en favor de descansar con lo que es, es más
probable que ese “lo que es”, cambie y se convierta en lo que uno
originalmente prefería. Esta experiencia se encuentra en las trincheras de la
práctica constante y dedicada de este concepto.
En resumen, la Relajación Paradójica es un método psicoterapéutico
enfocado en reducir la ansiedad exacerbada por el dolor, el pensamiento
disfuncional y la hipertonicidad habitual del piso pélvico
Las sesiones de terapia de grupo en la Relajación Paradójica combinan el
entrenamiento guiado en relajación, cambios en el comportamiento y
psicoterapia. Conforme aparecen pensamientos y sentimientos durante la
relajación, los pacientes con frecuencia experimentan soporte y alivio al oír a
otros compartir sus experiencias comunes en la mayoría de los pacientes con
dolor pélvico. Médicos no amables, la soledad de no tener nadie con quien
hablar, pensamientos catastróficos constantes, disfunción sexual y dolor,
estrés en las relaciones interpersonales, problemas con la paternidad,
dificultades para cortejar en las personas solteras, incapacidad para controlar
el dolor y la disfunción, luchar con el impulso de aislarse socialmente, culpa
y vergüenza, aislamiento social, dudas acerca de funcionar correctamente en
el trabajo, cambio de carrera, insomnio, y desesperación acerca de la solución
de los síntomas, todos son temas comunes que aparecen conforme los
pacientes practican la metodología e interactúan durante el tratamiento. La
Relajación Paradójica apoya el desarrollo de nuevas relaciones con la pelvis
e introduce el concepto de que la pelvis no es un enemigo y es mejor tratarla
con dulzura y comprensión. Los métodos de la terapia Gestalt se usan en
ocasiones como parte de la Relajación Paradójica para ayudar a los pacientes
a poder comunicarse y relajar un piso pélvico hipertónico y adolorido. La
terapia del comportamiento conductual con respecto a pensamientos que
aparecen durante la relajación es también parte de la metodología de la
Relajación Paradójica.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
7
iLIBERACIÓN DE PUNTOS
ACTIVADORES Y LIBERACIÓN
MIOFACIAL DENTRO Y FUERA DEL
PISO PÉLVICO
Definiendo La Liberación de Puntos Activadores y Liberación Miofacial
Existe una confusión a menudo de parte de los pacientes que vemos entre que
es Liberación de Puntos Activadores y Liberación Miofacial. La referencia
típica a Miofacial/Liberación de Puntos Activadores lo hace parecer que solo
hay un método cuando en realidad son dos métodos diferentes. Aunque
usamos el método de Liberación Miofacial, creemos que ellos no son por si
solos un tratamiento efectivo para el dolor pélvico. Queremos ser claros que
en el Protocolo Wise-Anderson, el fuerte énfasis es en la Liberación de
Puntos Activadores, a pesar que también usamos algunos métodos de
Liberación Miofacial. Creemos que la mayoría de los síndromes de dolor
pélvico no tienen la posibilidad de resolverse en la ausencia de la efectiva
Liberación de Puntos Activadores relacionados con dolor pélvico.
Describiremos aquí brevemente estos términos ya que los describiremos en
más detalle después. La Liberación de Puntos Activadores es un método de
identificar y liberar nudos o bandas tirantes en músculos que generan dolor,
ya sea en el sitio del punto activador o en sitios remotos del actual punto
activador. La Liberación Miofacial es un nombre que se le da al estiramiento
de la fascia o tejido de conexión alrededor de los músculos que sobre el
tiempo se ha tensionado y restringido los músculos que la rodean.
Enseñando a los pacientes a usar la Liberación de Puntos Activadores y
Liberación Miofacial en ellos mismo
Algunos de los grandes sufrimientos del dolor pélvico tiene que ver con no
saber si sus síntomas mejoraran o se pondrán peor, o nunca desaparecerán.
Cuando pacientes vienen a nuestra clínica, ellos están tanto entusiasmados
acerca de la posibilidad de obtener ayuda real y simultáneamente
(dependiendo en la tendencia catastrófica de la persona) preocupados acerca
de si sus esperanzas serán complacidas.
En el esfuerzo de calmar el sufrimiento, la gente con dolor pélvico a menudo
busca compulsivamente en la Internet por respuestas y consuelos.
Típicamente la Internet asusta a las personas en lugar de consolarlos y los
******ebook converter DEMO Watermarks*******
deja aún más ansiosos. La internet es una bendición y una maldición porque
democratiza el acceso a la información, pero al mismo tiempo nos expone al
espectro de ideas acerca del dolor pélvico que son diversamente extrañas,
ideas locas, sin ningún mérito científico, asustador y des-autorizador.
Denle pescado a la gente y ellos comerán hoy.
Enséñenles a pescar y ellos podrán comer de por vida
Lo que más consuela a los pacientes es la experiencia de que sus síntomas
mejoraran dramáticamente o desaparecerán. Un consuelo hecho por
profesionales u otros pacientes es a menudo provechoso también. El manejo
del miedo y la duda, sin embargo, es una de las cosas más importantes que
manejar cuando usted está lidiando con dolor pélvico. Les decimos a nuestros
pacientes que ellos no tienen que creer en nada durante la clínica. Ni siquiera
tienen que deshacerse de su ansiedad o tendencias catastróficas. La cosa más
importante es que hagan el protocolo en forma sincera y con afán y vean los
resultados. Al final serán los resultados los que hablarán por sí mismos y
ayudaremos a los que nuestro protocolo les ayude y no ayudaremos a los que
nuestro protocolo no les ayude. Hemos descubierto en nuestra clínica que
será más probable poder ayudar a pacientes cuando los entrenamos en un
auto-tratamiento que les permita reducir o detener sus síntomas por ellos
mismos.
La única ayuda que vale la pena dar, es ayudar a
alguien a volverse libre de requerir más ayuda. —
Nisargadatta
Nuestro tratamiento ha evolucionado a lo largo de los últimos doce años y
nuestra experiencia nos ha enseñado que pacientes tienen más éxito con
nuestro protocolo cuando ellos aprenden a usarlo por sí mismos. Por lo tanto
nuestro tratamiento involucra enseñar a los pacientes como interrumpir el
ciclo de auto alimentación de la tensión, ansiedad y dolor, el cual es el
corazón de los síndromes de dolor pélvico que tratamos, y como mantener los
músculos en la pelvis sueltos y no restringidos. La resolución del dolor
pélvico es un trabajo interior.
Dado este entendimiento, nos dimos cuenta de las limitaciones de nuestras
visitas a la consulta convencional para el dolor pélvico. Similar a la
responsabilidad personal que se debe tomar al lavar sus dientes o ducharse,
nos dimos cuenta la necesidad de que los pacientes tomen plena
responsabilidad para lidiar efectivamente con la tendencia a tensarse, y las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
consecuencias de tener los músculos de sus pelvis tensados. Nuestro formato
de clínica intensiva de 6 días ha probado ser más efectiva en enseñar
pacientes las bases del auto-tratamiento.
Así como nuestro tratamiento se ha modificado a una clínica intensiva de 6
días, el foco de nuestra terapia física es ahora identificar y mapear la
localización de los puntos activadores y áreas de restricción relacionadas al
dolor pélvico en nuestros pacientes. Ahora les enseñamos a nuestros
pacientes a localizar y desactivar sus propios puntos activadores dentro y
fuera del piso pélvico y les enseñamos ciertos métodos de Liberación
Miofacial para que ellos también lo usen en su auto-tratamiento.
Así como discutimos en otra sección, enseñamos a los acompañantes a hacer
Liberación de Puntos Activadores internos que el paciente no pueda alcanzar
por sí mismo. Mientras que a veces es necesario que alguien visite a un
terapista físico para la Liberación de Puntos Activadores internos en puntos
activadores que él o ella no puedan alcanzar, nuestro objetivo es limitar la
dependencia del paciente con profesionales en favor de que el paciente sepa
cómo tratarse así mismo.
Desactivando Puntos activadores y rehabilitando el piso pélvico
cónicamente anudado
Enseñamos a los pacientes a cómo hacer esto por si mismos usando la
Liberación de Puntos Activadores, estirándolo, haciendo auto-masajes y otros
métodos que comunican al piso pélvico que ‘esta ok’ relajarse y estar libre de
dolor. La Liberación de Puntos Activadores esta apuntado a rehabilitar los
tejidos en y alrededor de la pelvis. La intención es desactivar síntomas-
referidos a puntos activadores, restaurar la capacidad de los músculos de la
pelvis a relajarse, restaurar el funcionamiento de los vasos sanguíneos que
sirven esta área para suavizar los músculos alrededor de los nervios y re-
introducir la experiencia de un apacible piso pélvico.
El auto-tratamiento interno puede ayudar a liberar a
los pacientes del sentimiento desolador que no hay
nada que ellos puedan hacer para detener su dolor
Puede parecer un desafío para la mayoría de los pacientes alcanzar el piso
pélvico interno con un guante y un dedo lubricado, a través del recto o de la
vagina, para poder liberar los puntos activadores relacionados al dolor
pélvico, espasmos, y áreas de restricción. De hecho, es relativamente fácil
hacerlo una vez que se haya logrado vencer la reserva y rareza del
procedimiento. Ciertamente, mientras se hace la Liberación de Puntos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Activadores, especialmente al comienzo de la terapia, en el esquema de la
situación, es relativamente poco entusiasta.
Hemos escuchado de muchos pacientes con dolor pélvico que han comprado
algún tipo de juguete sexual que ellos insertaron internamente para el
propósito de hacer Liberación de Puntos Activadores. Hablando en general,
no nos hemos sorprendido con la ineficacia de este tipo de instrumentos. Los
juguetes sexuales están diseñados más para estimulación sexual que para
propósitos terapéuticos.
Creemos que el impulso a usar instrumentos dentro del recto o vagina es la
expresión de vergüenza de la persona y repudio hacia al área del piso pélvico.
La gente que esta avergonzada acerca de sus genitales o área anal/recto a
menudo desea un instrumento porque ellos no desean estar demasiado cerca
de esta área. Ellos se sienten temerosos o escrupulosos de esta parte de su
cuerpo y desean mantenerla apartada.
No recomendamos inyecciones para puntos
activadores internos
Existen doctores que usan agujas dentro del piso pélvico para hacer
Liberación de Puntos Activadores. Nosotros generalmente pensamos que no
es una buena idea por varias razones. Primero que nada, es difícil identificar
un punto activador y luego insertar una aguja con precisión dentro del piso
pélvico. Segundo, el área no puede ser esterilizada y por razones relacionadas
a higiene e infección existe riesgo involucrado. Hemos tenido pacientes que
han sufrido severas reacciones con agujas que han sido insertadas dentro del
piso pélvico, que inadvertidamente han perforado un vaso sanguíneo que
alimenta el abdomen con sangre, o dolorosos rebrotes de dolor que han
durado meses después que un nervio ha sido aprisionado. Aún más, el uso de
agujas promueve la idea que el piso pélvico no puede ser ayudado por uno
mismo, sino que solo por un profesional. Esta es una idea que no queremos
apoyar.
En general, creemos que las herramientas para el auto-tratamiento que son
insertadas dentro del piso pélvico son útiles solo donde no es posible alcanzar
con su propio dedo. Recientemente, hemos estado desarrollando una vara de
puntos activadores experimental para desactivar puntos activadores internos
que son difíciles para el paciente desactivar manualmente.
Creemos que el dedo es superior a cualquier instrumento porque cuando
usted usa su dedo, usted es el terapista y el paciente al mismo tiempo y la
respuesta así mismo es inmediata. En otras palabras, usted puede sentir el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
área en la cual usted está trabajando, así como sentir el nivel de presión que
usted está ejerciendo.
Con alguna práctica en estirar y soltar los músculos en los brazos y torso, es
posible para la mayoría de las personas trabajar efectivamente con la gran
mayor cantidad de puntos activadores internos y externos. Finalmente, con
respecto a enseñar a los pacientes a realizar el auto-tratamiento de Liberación
de Puntos Activadores, creemos que un profesional debería poder hacer un
auto tratamiento interno en él o ella misma(o) antes de enseñar al paciente a
hacerlo.
Unas palabras acerca de la lubricación para la Liberación de Puntos
Activadores. Nosotros usamos y recomendamos un lubricante a base de agua
estéril como Jalea K-Y ®. Lubricantes novedosos, que calientan el tejido,
espermicidas o a base de petróleo no son recomendados.
La necesidad de un tratamiento repetitivo
La Liberación de Puntos Activadores necesita ser hecha en forma repetitiva,
así los ofensivos puntos activadores se tornan quietos y los músculos de la
pelvis permanecen relajados cuando no existe razón para tensarse.
La repetitiva Liberación de Puntos Activadores y
Liberación miofacial es necesaria para persuadir al
tejido crónicamente contraído a relajarse y suavizarse
El actual número de sesiones de auto tratamientos varía. Recomendamos a
los pacientes a usar Liberación de Puntos Activadores y Liberación Miofacial
cuando sea necesaria según las contracciones y actividad de puntos
activadores pélvicas-relacionadas que el estrés de la vida detone. Estos
métodos tienen que ser usados repetidamente para poder sobrepasar la
tendencia del piso pélvico a permanecer reducido y contraído cuando ha
estado así por tan prolongados periodos de tiempo.
Al hacer Liberación de Puntos Activadores, le estamos diciendo al tejido:
“Sabemos que estás estresado, sabemos que estás adolorido, sabemos que
estás tenso y contraído. Vamos a presionar en puntos activadores dolorosos
en ti para liberarlos. Vamos a estirarte para darte espacio para respirar,
para nutrirte y descansar. En un comienzo probablemente será doloroso
porque estás acostumbrado a estar tenso y contraído, por lo que cualquier
estiramiento que hagamos en ti probablemente se sentirá incómodo y
desconocido. Estás acostumbrado a estar incomodo, por lo que cualquier
sensación de comodidad, mientras se sienta bien, no se sentirá como ‘el
hogar’ para ti. Con el dedo, te recordamos una y otra vez que es ok estirarte,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
suavizarte y relajarte. Te vamos a estirar regularmente para que el estado de
estiramiento se sienta normal para ti. Mientras hacemos esto, los
estiramientos probablemente serán dolorosos y paradójicamente se sentirán
bien. Puede que a veces se sienta que la incomodidad que sea provocada en
ti durante una sesión sea ‘dolorosa y agradable’. Hacemos esto como tu
amigo(a) y deseamos lo mejor para ti. Sabemos que cuando entiendas que
esta ok estar libre de dolor, querrás quedarte en ese estado. Queremos que te
sientas seguro. Trabajemos juntos.”
La Liberación de Puntos activadores requiere que
usted se vuela amigo de su pelvis y su pelvis sienta su
cordialidad hacia ella
Qué esperar durante la sesión inicial de Liberación de Puntos
Activadores
Cuando usted hace Liberación de Puntos Activadores por primera vez,
nuestro terapista físico lo examinará externamente, mirará su postura, sentirá
y evaluará todos los músculos que se relacionan con el piso pélvico. Luego
determinaremos la fuerza de estos músculos y si existen puntos activadores o
estrangulamiento en ellos. Presionaremos en puntos activadores para ver si
ellos generan dolor en las áreas donde usted está sintomático.
El examen externo primeramente evalúa músculos primarios y bajos del
abdomen, buscando por puntos activadores agudos que puedan generar
síntomas en la región pélvica. El examen interno es hecho a través del recto
en hombres, y ya sea a través de la vagina, del recto, o ambos en las mujeres.
Antes de hacer un examen interno, revisaremos con usted la anatomía de sus
músculos pélvicos. Además, revisaremos con usted cómo nuestro dedo
accesará el interior y qué es lo que haremos adentro mientras buscamos por
puntos activadores y áreas de restricción del tejido suave.
Seremos claros que para poder evaluar cómo sus músculos están relacionados
a su dolor y disfunción, tendremos que presionar en áreas que serán
probablemente dolorosas. Le haremos saber que si el dolor es muy intenso,
usted está en control de la sesión y todo lo que tiene que hacer es pedirnos
que nos detengamos si usted así lo desea, o de no presionar demasiado fuerte,
si desea reducir la presión que estamos ejerciendo. Creemos que nuestro
examen inicial parece ser menos doloroso y estresante cuando nuestros
pacientes saben que esperar.
Cuando se hace la Liberación de Puntos Activadores
******ebook converter DEMO Watermarks*******
en forma competente, la molestia o dolor del método
que usted puede sentir no es nada comparado al alivio
que usted siente
Nuestra descripción de la primera sesión de Liberación de Puntos
Activadores puede sonar formidable. Mientras que no podemos apaciguar
completamente a nuestros pacientes, quien nunca lo ha experimentado, es
seguro decir que la Liberación de Puntos Activadores que hacemos no es
nada para estar nervioso. Algunos pacientes lo han comparado, en el peor de
los casos, como ir a la consulta del dentista.
Ambos, el examen y el tratamiento del interior del piso pélvico en los
pacientes masculinos son realizados mientras la persona esta acostada boca
abajo (en su estómago) con almohadas bajo su pelvis. Esta posición es una
innovación de Tim Sawyer. Ocasionalmente la persona será examinada y
tratada en la posición de litotomía (de espaldas, recostado, con las rodillas
dobladas y abiertas). Las mujeres pueden ser examinadas ya sea acostadas
boca abajo, o de lado, o de espaldas, dependiendo del área del piso pélvico
que necesita ser alcanzada.
Alcanzamos el interior de la pelvis con un dedo enguantado,
intencionalmente lubricado para evitar friccionar o irritar el tejido pélvico. En
el tratamiento rectal-relacionado, comenzamos por entrar en el recto y
examinando el esfínter anal (anillos de músculos en la abertura del recto), y
luego moviéndonos hacia el músculo cocygenu y luego moviéndonos hacia
atrás, frente y frente del músculo levator rectal.
Cuidadosamente revisamos el músculo obturador interno ya que está
relacionado con el nervio pudendal el cual corre a través de la pelvis y
ligamentos posteriores—la compresión y el pinchar este nervio es a veces la
fuente del dolor en ciertos pacientes.
Estos son numerosos músculos internos y externos
que pueden contribuir al dolor pélvico crónico que
deben ser examinados en una detallada evaluación
Usualmente examinamos el lado izquierdo del cuerpo usando la mano
derecha, y el lado derecho del cuerpo usando la mano izquierda. Usar el dedo
como instrumento de tratamiento requiere que el terapista este en cierta
posición para ganar el máximo de fuerza al palpar y estirar los puntos
activadores. Usando la mano en el lado opuesto del piso pélvico del paciente
(mano derecha al lado izquierdo del piso pélvico, y mano izquierda al lado
******ebook converter DEMO Watermarks*******
derecho del piso pélvico) permite obtener el máximo de palanca y extensión
interior.
En nuestro examen rectal de pacientes hombres, trabajamos con la próstata y
puntos activadores que a menudo son encontrados entre los músculos dentro
de la pelvis y alrededor de la próstata. Discutiremos el tratamiento en mujeres
en el Capítulo 8. Así como evaluamos y trabajamos con puntos activadores al
borde de la próstata nos movemos al anterior, el centro, y luego posterior
parte del músculo levator ani, y luego los músculos piriformis y coccygeus.
En una posición de 90 grados (con el dedo perpendicular), nos movemos al
lado de los bordes de la pelvis para evaluar los músculos obturador.
Una sesión generalmente comienza fuera de la pelvis, incluyendo los
músculos abdominal bajo y oblicuo con los puntos activadores que fueron
encontrados, ya que ayuda a preparar al paciente para el trabajo interno. El
tratamiento de los músculos externos consiste en Liberación de Puntos
Activadores, estirando el suave tejido, seguido de aplicación de calor, e
instrucciones para el programa de estiramiento en casa, si es aplicable.
Examinamos y tratamos los siguientes músculos: abdominales, psoas,
quadratus lumborum, gluteals, piriformis, adductors, pectineus, and
paraspinales. Trabajamos en estos músculos con el paciente acostado en
diferentes posturas para facilitar el estiramiento del tejido y para desactivar
puntos activadores durante esta fase del tratamiento. Demostramos y
describimos que esto es lo que necesitamos hacer con los músculos internos
para que el paciente este completamente informado. En nuestra clínica,
dedicamos sesiones a entrenar a cada paciente en auto-tratamiento.
El propósito de la liberación de puntos activadores del
piso pélvico y Liberación miofacial es la de retornar
los músculos del piso pélvico a un estado libre de
dolor
En nuestro examen usamos un sistema de tres puntos para identificar niveles
de dolor y blandura de los puntos activadores (0=sin dolor, 1+=dolor
mediano, 2+=dolor moderado, 3+=dolor severo). Cuando los puntos
activadores son presionados, muy a menudo la presión hará saltar a la
persona. Esto es llamado “el signo del salto” y es una de las pruebas que
verifica la existencia de un punto activador. Cuando existe una respuesta de
‘salto’, o un área muy sensible, indicamos eso usando una designación de 3+
.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Tipos de técnicas usadas dentro del piso pélvico
La única forma de que podamos controlar lo que hacemos dentro del piso
pélvico es con la sensibilidad de un dedo. En un sentido, evaluar y tratar el
piso pélvico es como usar el sistema Braille. No podemos ver lo que estamos
haciendo y debemos confiar en la información que fluye a través de la
sensibilidad de un dedo enguantado.
Usamos varias técnicas bajo estas condiciones. La más común es llamada la
técnica de presionar/soltar. Ha sido llamada la técnica de ‘compresión
isquemica.’ Usted entenderá este método si usted aplica presión al dorso de
su mano izquierda con su dedo índice derecho. Usted notará que cuando
usted presiona el dorso de su mano y luego la suelta, ese pequeño punto
blanco es temporalmente creado donde la sangre fue momentáneamente
desplazada por la presión del dedo. Esto es lo que hacemos dentro del piso
pélvico.
Buscamos por la típica ‘banda tirante’ característica de los puntos
activadores, y aplicamos presión en ella para ayudar a liberarla. Mantenemos
esta presión por 15-90 segundos, mientras siempre estamos en comunicación
con nuestro paciente acerca del nivel de molestia. La tolerancia que el
paciente tiene a la presión por la Liberación de Puntos Activadores es
mejorada hasta donde ellos pueden controlar la duración y la intensidad de la
presión. A menudo les pedimos a los pacientes que hagan respiración RSA,
revisada en otra sección, mientras hacen la liberación. Procedemos
sistemáticamente a través del piso pélvico a los puntos activadores que hemos
identificado, aplicando esta técnica de Liberación por presión.
Es importante relajarse mientras se realiza la
liberación de puntos activadores para que el tejido no
este tensado en contra de la presión que apunta a
estirarlo
A veces usamos otra técnica desarrollada por George Thiele en 1940, pero
usar solo el masaje Thiele como tratamiento, es una técnica inadecuada. Su
método involucra un movimiento de barrido, masajeando el músculo en
forma perpendicular a su posición. En ocasiones usamos este método o
aplicamos presión a los puntos activadores hasta que sentimos que se ha
estirado y suavizado. Luego le pedimos al paciente que se relaje y que deje ir
la tensión. Este método ayuda a estirar y suavizar ciertos músculos rígidos de
la pelvis.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Después de un número de tratamientos, los cuales varían entre paciente y
paciente, la actividad de los puntos activadores internos y externos tiende a
disminuir, quedando a menudo los puntos activadores más duros. En esta
etapa le pedimos a los pacientes, cuando es posible para ellos, que tomen un
baño caliente antes del tratamiento como una forma de ayudar a soltar los
músculos que están apretados y contraídos. Sugerimos a menudo una
compresión con calor a los pacientes o también les pedimos que tomen un
baño caliente después del tratamiento.
Rebrotes de dolor por el tratamiento
Les decimos a los pacientes que ellos tendrán rebrotes de dolor a lo largo del
tratamiento. Este es un mensaje muy importante, porque si las expectativas
del paciente es que habrá una mejora de síntomas estables e inadvertidos, los
rebrotes de dolor posteriores al tratamiento pueden sentirse como una
derrota o invalidación.
Sin entender el proceso de terapia física efectiva, los
rebrotes de dolor post tratamiento pueden ser des
animadores. En nuestro punto de vista, el no aceptar
que ocurren rebrotes de dolor interfiere con un
tratamiento competente y crea sufrimiento innecesario
Rebrotes de dolor provocados por auto-tratamiento o tratamiento hecho por
un profesional son inevitables y frecuentes. Al estirar el tejido que ha estado
estrecho por muchos años, no es posible evitar el dolor y rebrotes de dolor
como resultado de tal estiramiento. “No estoy acostumbrado a estar tan
estirado y estrechado. He estado apretado y rígido por largo tiempo y tu
estas rompiendo mi aferramiento y contracción y eso duele.” El rebrote de
dolor puede ser visto como algo positivo porque tiende a corroborar nuestro
diagnóstico y nos dice que estamos en el lugar correcto. Mientras el auto-
tratamiento y la terapia física continúan, dolor y molestia asociados con la
condición tienden a disminuir, a pesar que rebrotes de dolor muy molestos
que deben ser escuchados con atención y pueden ser similares al nivel de los
síntomas originales acontecerán de vez en cuando y no son algo malo.
Frecuencia del tratamiento
No existe fórmula para determinar el mínimo o máximo número de
tratamientos requerido para lograr el éxito con el método de terapia física
usado en el Protocolo Wise-Anderson. Algunos pacientes necesitan
tratamiento extensivo dada la tendencia o volver al estado base de tensión.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Aconsejamos a los pacientes a realizar auto-tratamiento regularmente para
que el tejido adolorido y contraído se suavice y ya no sea doloroso cuando es
estrechado o presionado.
Periodos de disminución de síntomas pueden
típicamente ocurrir después que comience el
tratamiento. Cuando nuestro diagnóstico es exitoso, la
progresiva reducción confiable o ausencia de los
síntomas usualmente toma tiempo y paciencia
Liberación de Puntos Activadores y liberación de emociones
En ocasiones, durante el curso de la Liberación de Puntos Activadores
interno, profundas emociones relacionadas a la tensión de la pelvis sube a la
superficie. Estas emociones son a menudo relacionadas a sentimientos que
han estado oprimidos en relaciones de algún tipo de trauma o evento de
significativa emoción. Amargura, temor y rabia a veces rebrotan y estas
pueden ocurrir en casa o en la oficina.
Es importante entender que la liberación de estas emociones (no siempre
ocurren) es parte de la resolución de la condición que está siendo tratada y
debe ser mirada con positivismo. Comprendiendo que la expresión de estas
emociones es algo bueno, la pareja o el terapista presente con el paciente
puede ser de mayor ayuda solo permitiendo la reacción en una forma abierta
y de afecto. No hay nada de qué alarmarse acerca de que estas emociones
afloren. Las personas generalmente sienten una sensación de alivio después
de estas experiencias. En ocasiones es apropiado explorar estas emociones en
una forma psicológica como una forma de resolverlas.
Preparación para y procesando la Liberación de Puntos Activadores
Las sesiones de auto-tratamiento de Liberación de Puntos Activadores son
más valoradas en horarios especiales que necesitan estar protegidas de las
demandas de mundo exterior. Es por esta razón que sugerimos que, cuando
sea posible, el paciente haga las sesiones de terapia de auto-tratamiento físico
en una forma relajada cuando el paciente no tenga responsabilidades
posteriores. Cuando sea posible, sugerimos tomar un baño y hacer sesiones
de relajación focalizándose en sentir y aceptar las sensaciones que están
presentes después de la sesión de Liberación de Puntos Activadores.
El entrenamiento en el uso de nuestra vara,
típicamente no requiere hacer necesario el buscar
ayuda ya sea de un compañero o profesional
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Cuando sea posible, entrenamos a la pareja o compañero del paciente para
hacer Liberación de Puntos Activadores interna y externa en lugares que los
pacientes no puedan alcanzar. La pareja o compañero, sin embargo, no es
esencial para el éxito de nuestro tratamiento. Similarmente, cuando el
paciente no tiene una pareja, a veces es útil ver aun terapista físico de vez en
cuando para alcanzar sitios que el paciente no puede alcanzar.
La recuperación del paciente de dolor pélvico después de aprender auto
tratamiento
A continuación hay un ensayo de auto tratamiento de uno de nuestros
pacientes que vino a una de nuestras primeras clínicas y que la continuación
de su historia aparece luego en el Capítulo 10. Incluimos la continuación de
su historia en la quinta edición, la cual aparece abajo del ensayo original que
presentamos en la cuarta edición. Él es inteligente, articulado, buen
estudiante y un buen escritor, por ende su descripción y detalles acerca de su
programa en casa de Liberación de Puntos Activadores personifica nuestra
filosofía y a lo que apuntamos en entrenar a nuestros pacientes que hagan.
Uno de los elementos más importantes de mi recuperación de dolor pélvico
ha sido el desarrollar un entendimiento conceptual de la ciencia de puntos
activadores y restricción miofacial.
En mi experiencia, tal entendimiento solo vino cuando me torné
incondicionalmente comprometido a aprender cómo trabajar en mí mismo, y
no permanecer dependiente de un doctor y/o masajeador-terapista, sin
embargo en las etapas iniciales de recuperación, trabajando con un doctor
y/o masajeador-terapista que realmente sabían lo que hacías fue esencial
para mí.
En otras palabras, comprendiendo puntos activadores el porqué, y cuando
ellos causan dolor, fue crucial para mí y para manejarlos y eliminarlos.
Finalmente tuve que rendirme, en algún punto, al hecho de que mi condición
no era una de esas de que simplemente podía ir al doctor, recetarme una
píldora, y nunca más tener que pensar en ella nuevamente.
En mi experiencia personal, tuve la fortuna de ser tratado por uno de los
mejores terapistas físicos de puntos activadores para dolor pélvico cuando
asistí a la clínica del Protocolo de Stanford 2 años atrás. Durante el
tratamiento clínico fue ahí donde recibí un mapa de mis puntos activadores
en mi suelo pélvico y mi primer entendimiento básico, experiencia y
entrenamiento con respecto a mis propios puntos activadores y dolor
miofacial. La descripción de la localización de los puntos activadores en el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
’Dolor de Cabeza en la Pelvis’ ha sido muy importante para mi estudio,
junto con el libro ‘Clair Davis’ El Libro de Terapia de Puntos Activadores.
Comencé a trabajar en mí mismo con la ayuda de una pelota de tenis, la
Theracane©, el mango de un palo de golf, y otras pequeñas herramientas de
puntos activadores, y guiado por las instrucciones que recibí en la clínica.
Me referí al libro de Davies para confirmar que es lo que estaba
descubriendo acerca de mi propia soltura y áreas de restricción miofacial. El
libro de Davies de aproximación punto-a-punto para puntos activadores en
cada músculo del cuerpo fue y es una guía muy útil, pese a que su
comprensión no incluye mucha información acerca del suelo pélvico, como si
él fuera un afinador de pianos convertido en un terapista de masaje y los
masajes terapéuticos no son permitidos para trabajar dentro del suelo
pélvico.
El asistir a la clínica del Protocolo Stanford y comprometerme a mí mismo al
programa de tratamiento en el hogar, me permitió aprender mucho sobre
puntos activadores y tejido miofacial. Ahora conceptualmente comprendo la
naturaleza del tejido muscular que trato con presión/liberación y técnicas de
golpe. La cosa más importante que aprendí acerca de trabajar en mí mismo
fue que podía controlar cuanta presión estaba aplicando, y al mismo tiempo,
a diferencia de un terapista, de hecho sentir la diseminación de los puntos
activadores dentro de mi cuerpo. Mientras más familiarizado y más
comprendía mi propio tejido y como él se sentía cuando lo presionaba, pero
era capaz de poder mantener mis momentos lejos del terapista por periodos
extendidos de tiempo. A este punto después de 2 años del comienzo de mi
viaje, siento que me he vuelto esencialmente libre de ayuda profesional por
completo, a pesar que no me resisto en buscar ayuda competente si la
necesitara.
El tejido miofacial es fascinante, de hecho me perturba que no les enseñemos
a los niños en el colegio lo que yo he tenido que aprender en los últimos dos
años y medio. He aprendido que los músculos de mi cuerpo desean estar
tibios y flexibles. Ellos desean ser estirados a menudo y relajados
constantemente para liberar niveles de tensión no saludables que se
acumulan en ellos durante el curso de mis movimientos y eventos diarios. Yo
soy un profesional ocupado y se esto muy bien.
Mirando hacia tras en mi propia experiencia de dolor pélvico, parece ser que
lo que me ocurrió fue una especie de colapso muscular de una particular
región de mi cuerpo. Los músculos simplemente dijeron ‘no más’. Los
******ebook converter DEMO Watermarks*******
músculos en si, se volvieron duros como el concreto y se tornaron dolorosos
todo el tiempo. Las peores áreas en mi caso, fueron extremadamente
dolorosas al palparlas y golpearlas.
Fue importante para mi darme cuenta que los músculos anudados no eran
únicamente la razón de mi dolor….Piensen en el sistema nervioso central
actuando como la llama en un horno a gas o estufa. Todo el mundo ha visto
una llama de gas—cuando la llama es muy baja, es azul y tiene otros colores
suaves y genera muy poco calor y parece ser inofensiva; cuando la llama es
muy grande, es de color blanco-naranjo, genera un tremendo calor y se ve
muy formidable. Todo el mundo en la tierra tiene un nivel base de sistema
nervioso configurado, como yo mismo, muchas personalidades tipo A, o
personas con extremas ambiciones, que viven vidas muy agitadas,
probablemente tiene un muy elevado nivel base en su sistema nervioso; y por
la misma señal, imagino que los monjes que viven en las montañas en un
monasterio y meditan la mayor parte del día tendrán un muy bajo nivel base
en su sistema nervioso.
Por consiguiente, la imagen que sostengo en mi mente es que cada punto
activador o área de tejido miofacial restringido tiene su propia llama de gas
dentro de el—por ende, si usted es extremadamente ansioso, estresado y vive
furiosamente, la llama de sus puntos activadores será blanca-amarilla y
dispararan todo los cilindros y usted se encontrara así mismo en una
tormenta de fuego de dolor. Si usted es calmado, relajado, no asustadizo y en
paz con su vida (cualquiera sea su caso), usted puede tener innumerables
puntos activadores físicos y sentir muy poco dolor porque la llama dentro de
sus puntos activadores es suave-azulada y difícilmente genera calor
(ejemplo: dolor)
Al aprender cómo tratar mis puntos activadores en casa y al hacer sesiones
de relajación diaria, me sentí que cree el óptimo ambiente para el tejido
miofacial para liberarlo y tornarlo elástico y libre de dolor nuevamente.
Mientras más baja mantenga su llama a través de la Relajación Paradójica,
más fácil será abrirse para el tejido físico. Yo creo que la repetición del
trabajo en los puntos activadores en casa y la Relajación Paradójica permite
a los músculos recordar su antiguo estado relajado y libre de dolor.
El proceso por el cual tuve que aprender a tratarme a mí mismo en casa
tomó tiempo. Al principio, tuve que rodar una bola de tenis y no tenía idea de
lo que estaba buscando; Me sumergí en mi quadratus lumborum con el
extremo de la Theracane© y no tenía idea que era en lo que estaba
******ebook converter DEMO Watermarks*******
presionando. Sin embargo en el transcurso de varios meses, en combinación
con la guía de entrenamiento de la clínica y el libro de Davies, comencé a
sentirme más confortable de lo que estaba haciendo. Logre buscar puntos
activadores delicados y sitios de restricción casi automáticamente.
Aprendí como gentil pero firmemente aplicar golpes de presión profundos y
estáticos en delicados tejidos miofaciales. He visto el increíble grado de
movimiento que he ganado en ciertos músculos inmediatamente después de
tratarlos. Me he sumergido profundamente en mis músculos de los glúteos en
el suelo con una pelota de tenis y he sentido el dolor y la presión en la
liberación de la parte baja de mi espalda. Confié en mí, usted descubrirá el
nivel apropiado de presión que debe aplicar en usted mismo. Encontrará que
en algunas áreas usted puede en verdad sumergirse en ellas; otras áreas
estarán tan delicadas que tendrá que ir muy despacio y trabajar en ellas por
largo tiempo hasta que pueda sumergirse más y más profundamente en ellas,
liberando el adolorido y anudado tejido.
Encontré útil el consultar con un terapista/ masajista quien comprendiera
puntos activadores y dolor miofacial. Mientras usted aprende, le aconsejo
esto: es muy importante encontrar a alguien que tenga experiencia en
liberación de puntos activadores y experiencia en haber trabajado con dolor
pélvico. En algún momento, encontré que podía tratar ciertos sitios mejores
que el terapista; para otros sitios, tuve que ir a ver al terapista por ayuda.
No he tenido que hacer un régimen, me di cuenta que dependía de aprender
mi mapa miofacial. Creo que probablemente muchas persona, después de un
satisfactorio trabajo de liberación de puntos activadores, se dan cuenta que
ellos pueden manejar su situación con relajación y otras herramientas, y no
hacer tanto trabajo de puntos activadores. Otros, como yo, se tornan
fascinados con el campo de puntos activadores y hacen una depuración de
puntos activadores en ellos mismos en cualquier momento. Hice un buen
esfuerzo en estiramientos y tome yoga para relajarme y estirar mis músculos
aún más. Usted debe encontrar el balance justo para usted mismo. Sin
embargo, en mi experiencia, fue necesario aprender mi mapa de puntos
activadores y cómo explorar en un ambiente hogareño antes de que pudiera
comenzar a encontrar el correcto balance para mí.
Tuve que recordar que todos los puntos activadores no son como “botones”
que pudiera simplemente apretarlos para apagar mi dolor (a pesar que
ahora entiendo que muchas veces durante el tratamiento, las personas con
dolor pélvico experimentan una inmediata desactivación de puntos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
activadores y alivio del dolor). Encontré en mí mismo, sin embargo, que los
más profundos e incrustados puntos activadores requieren mucho tiempo y
tratamiento repetitivo para verdaderamente liberarlos. Finamente entendí
que había tomado muchos años, probablemente décadas, de tensión y abuso
muscular para crear la situación de dolor en la que me encontraba y que no
iba a hacer un gran esfuerzo aceptar que iría a tomar entre 2–4 años de
rehabilitación para volver mis músculos al estado normal y libre de dolor.
De hecho, comencé a apreciar y honrar el hecho que mi cuerpo pudiera
recuperarse de 3 décadas de abuso en solo un par de años si le daba el
cuidado adecuado, descanso, y tratamiento que se merecía.
…para mí, ha tomado alrededor de dos años, pero constantemente me sentía
mejor todo el tiempo y de hecho comencé a disfrutar trabajar con nutrir las
áreas de mi cuerpo que aún estaban sensibles y anudadas. Si usted tiene
dolor pélvico, dado que usted es el único con acceso a si mismo todo el
tiempo, no lo puedo animar lo suficiente para que aprenda puntos
activadores y trabaje en sí mismo.
Un problema comprensible en muchos pacientes con dolor pélvico, tal cual
lo fue para mí en un principio, es su actitud mental hacia la terapia sobre
liberación de puntos activadores. Tuve que aceptar este hecho—el tejido
muscular del suelo pélvico no es diferente al tejido muscular de los hombros,
es solo que no es accesible al exterior de su cuerpo. Además el tejido pélvico
está íntimamente conectado con los órganos de las regiones excretorios y
sexuales, y por ende puede crear síntomas extraños relacionados con ir al
baño y actividades sexuales.
Pero ahora entiendo que mi suelo pélvico no es más que otra parte de mi
cuerpo como mi oreja. De hecho, cada mañana limpio mi oreja con un cotón
para sacarle cualquier cera o agua estancada dentro de mi oído. Luego
pensé porque es tan diferente, entonces, adentrarse por el ano para liberar
problemas con mi suelo pélvico? Acaso amo más mi oído que mi piso
pélvico? Me di cuenta que no. Es porque como todos los demás, estaba
condicionado por la sociedad a estar avergonzado acerca de mis genitales,
ano, y áreas rectales. Usted pone el cepillo de dientes en el orificio que es su
boca para limpiar sus dientes, encías, y lengua. El ano es simplemente el
orificio que se usa para liberar puntos activadores en el suelo pélvico.
Realmente no es gran cosa; Yo ya no lo tomo tan seriamente.
Una de la claves personales en volverme confortable con el trabajo de
puntos activadores fue aprender cómo trabajar internamente en mí mismo.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Comencé masajeando el exterior de mi ano con un guante lubricado en la
ducha caliente. El esfínter en si puede tener puntos activadores muy
dolorosos y simplemente masajeándolo en el exterior, puede traer gran
alivio. Luego, cuando me sentí listo, comencé a empujar hacia el interior y
masajear el tejido justo dentro del ano, sintiendo y buscando por puntos
sensibles, y avanzando lentamente. Con la ayuda y guía del terapista, y
porque soy muy flexible gracias a la ayuda de los estiramientos de yoga,
pude moverme aún más lejos, y hacer Liberación de Puntos Activadores en
mi piso pélvico. Es importante entender y conocer la anatomía y los mapas
de los puntos activadores de su piso pélvico. El haber podido tratar mi piso
pélvico yo mismo ha sido una herramienta de tremenda ayuda en
sobreponerme a mi dolor pélvico. He tratado de mantener una actitud
positiva y me he recordado a mí mismo de estar agradecido que estoy
descubriendo un área desconocida de mi cuerpo que la mayoría de las
personas no tendrán la oportunidad de conocer. Yo les digo que honren su
piso pélvico, ha hecho mucho por usted a través de los años.
Por supuesto que esta y otras descripciones de trabajo de piso pélvico y
tejido miofacial solo lo llevaran un poco más allá porque eso son todo lo que
son, una descripción de alguien más. Al final, depende de usted aprender y
entender los conceptos del Protocolo de Stanford. No hay doctor que lo
pueda hacer por usted. Debe rendirse al hecho que usted tiene que hacer la
parte más importante de su curación. La combinación de trabajo diario en
puntos activadores (a través del uso de sus manos, pelotas de tenis,
Theracanes© y cualquier otra cosa que encuentre de ayuda), sesiones
profundas de Relajación Paradójica, elongaciones o Yoga, y baños suaves y
calientes es la forma más efectiva que yo he encontrado para sanarme a mí
mismo y mi dolor pélvico.
(Reporte de seguimiento para la 5ta edición del paciente original)
Hace aproximadamente cuatro años atrás llegue a California casi al final de
mi agonía. He sufrido de molestia crónica en mi tracto urinario, frecuencia y
otros síntomas de dolor pélvico por cerca de tres años, pero siempre pude
manejar mi molestia y dolor como si lo opacara y aminorara en mi vida. Sin
embargo en la primavera del 2004, yo literalmente comencé a experimentar
cada síntoma de dolor pélvico imaginable, y estaba en un estado de dolor
constante todo el día. A través de algo que pareció una mezcla de suerte y
bendición, encontré el libro ‘Un Dolor de Cabeza en la Pelvis’ en la internet,
e inmediatamente contacte al Dr. Wise y me inscribí para asistir a la clínica
******ebook converter DEMO Watermarks*******
durante el verano del 2004.
Estos últimos cuatro años han sido un largo viaje de curación. En mi
experiencia personal, una disciplina de largo plazo al protocolo, combinada
con un profundo concepto de comprensión de mi condición, donde están las
claves para mi recuperación. Aquí describo puntos específicos que
iluminaron mi camino mientras hacia el protocolo en casa y lo convertí en
parte crucial del curriculum de mi vida:
Aprendí a no imponerme una agenda falsa en mi curación. Hice duros
esfuerzos para aceptar que probablemente tomó años (o décadas) de
tensión protectiva, estrés, y traumas misceláneos para que mi pelvis se
volviera sintomática. Cuando pienso al respecto, un par de años de
recuperación para algo que ha estado pasando por veinte años, no fue
tan malo después de todo. Hice lo mejor para aceptar que la
combinación de rebrotes de dolor, mejoras y empeoramientos, altos y
bajos y protocolo de tratamiento serian mis amigos por los próximos
años. Con mucha resistencia interior, los invite a mi vida. Decidí dejarle
la decisión a mi cuerpo cuanto tiempo tomaría sanarme, y no a mi ego.
Cuando me repetí a mí mismo “estaré bien para Navidad”, o “No tendré
síntomas para el verano”, solo conseguí volverme ansioso. Como la
instrucción en Relajación Paradójica, hice lo mejor que pude para
permitir que mi recuperación tome cualquier velocidad que sea
necesaria y trate de no demandar resultados de mí mismo y darme
cuenta que una arbitraria línea cronológica no sería de ayuda para mí.
Pese a que no lo hice perfectamente, me di cuenta que la mejor actitud
para mí fue darme un relajado espacio psicológico de paciencia y
disciplina.
Luego de lidiar rabiosamente por meses con mi situación, así es como
empecé a ver el proyecto de curación de mi dolor pélvico y mi viaje se
tornó mejor inmediatamente. Me rendí de pensar acerca de eso y
demandar resultados, y solo focalizarme en hacer el protocolo
diariamente en una relajada y paciente forma, tal cual me escobillo los
dientes cada noche de mi vida. Y adivinen qué —al no focalizarme en
resultados, comencé a tener periodos más largos de estar libre de
síntomas de dolor pélvico. Cuando estaba con dolor lo notaba en una
forma de atención-con-libertad; y cuando estaba libre de dolor lo
notaba y decía una calmada oración de agradecimiento, sin permitir que
mi ego se involucrara del todo. La habilidad psicológica para lograr
******ebook converter DEMO Watermarks*******
esto tomó un largo tiempo y le doy crédito a muchas horas de Relajación
Paradójica y terapia cognitiva de “Amar lo que Es” por Bayron Kate
por darme la habilidad de poder hacerlo.
Aprendí la importancia del auto-tratamiento de músculos externos
claves. Vi que el suelo pélvico interior es un bolo de músculos que debe
ser tratado con apropiada terapia de puntos activadores internos; pero
que el bolo no existe por sí mismo. Esta inmediatamente pegado a los
músculos abdominales, psoas, quadratus lumborum, glúteos y soportado
por los músculos del frente, interiores, y posteriores de los muslos. El
tratamiento repetitivo de estos músculos externos, en mi propia
experiencia, fue clave en destrabar la región completa de la pelvis y
darle espacio a los músculos interiores de la pelvis para soltarse y
relajarse. Estudié la localización de estos músculos en ambos, ‘Un
Dolor de Cabeza en La Pelvis’ y el libro de Terapia de Puntos
Activadores de Claire Davies, y desarrollé formas creativas de cómo
usar el peso de mi propio cuerpo para hacer presión en los puntos
activadores en estos músculos. Aquí van un par de ejemplos:
Para los aductores (muslos internos), puse el interior
de mi pierna sobre mi espalda en una vieja y tapizada
silla, y acosté el peso de mi cuerpo en ella.
Para los glúteos, diariamente me acostaba en el piso
con una pelota de tenis y profundamente presionaba
sobre los puntos activadores de mis músculos glúteos,
como es enseñando en la clínica de AHIP;
Para los psoas, me acostaba boca bajo en la cama,
ponía mis manos bajo mi estómago e invertía mis
dedos al revés, en dirección al techo. Esto me permitía
realizar una profunda sustentación de mis psoas
(lomos), usando el peso de mi cuerpo para recostarme
en mis dedos. En mi experiencia, liberar los psoas es
clave en permitir que toda la región pélvica se ‘caiga’
o relaje. Liberar los psoas, en mi experiencia, ayudó
mi frecuencia de ir al baño y agarrotamiento de
espalda.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Estos son sólo algunos ejemplos y no tienen la intención de ser
exhaustivos. He hablado con varios pacientes quienes han desarrollado
sus propias formas creativas para tratar sus áreas con problemas.
Nuevamente estos métodos toman tiempo para desarrollarse. Yo aún
estoy desarrollando nuevos métodos para resolver problemas con puntos
activadores y mantener mis músculos flexibles y relajados. Aprender
cómo usar una pelota de tenis y la Theracane©, como se enseña en la
clínica AHIP y en el libro de terapia de Puntos Activadores, es una de
esas prácticas artísticas. No es de aquellas que uno aprende de un día
para otro, sino que a lo largo del tiempo mientras usted explora su
propio cuerpo y áreas miofaciales sensibles y restringidas. A mí me tomó
aproximadamente entre 4 a 6 meses antes de que logre estar conforme
usando la Theracane© y otras herramientas, y aún más tiempo antes de
que viese como todos los músculos externos e internos de la región
pélvica están interconectados y relacionados. No es de ninguna manera
una ciencia perfecta, pero toma tiempo, tratamiento repetitivo, y una
calma de conciencia para sentir diferentes sensaciones que las
palpitaciones que sus puntos activadores crean, los cuales pueden cubrir
un completo rango de penetrante dolor, agudo, quemante, y otras
sensaciones de dolor. En mi experiencia, palpitación profunda de
adducters y glúteos pueden a veces crear una referencia espaciosa de
liberación, en vez de una referencia de dolor. La Liberación de este
toque tenso que usted aprieta, músculos con puntos activadores son
ejercidos en la región pélvica, es un proceso que seguramente tomará
meses o un par de años, y no un par de días. Dele permiso a su pelvis
que se tome el tiempo que sea necesario. Yo a veces le hablo
cariñosamente a mi pelvis, y me aseguro que tenga todo el tiempo y
espacio que necesita para sanarse. Creo que esto benefició mi
recuperación considerablemente.
A veces tuve que lidiar con mi desánimo y frustración con respecto a mi
auto-tratamiento. Comencé a pensar acerca del esfínter y el perineo
como ‘el lugar donde todo comienza’ del piso pélvico, y en mi caso vi
que liberar estas áreas puede proveer una liberación sistemática a toda
la región. Intenté ser paciente, a escuchar mi cuerpo, y no tratar de
sanarme completamente con un tratamiento interno. Nuca funciono de
esa forma. Para mí, tomó estiramientos continuos del esfínter de muchos
meses antes que comenzara a liberarse poco a poco y que pudiese
******ebook converter DEMO Watermarks*******
mantener esa liberación momento-a-momento y de Relajación
Paradójica. Creo que me tomo años y años de continua tensión y
protección para causar que mi pelvis se volviera tensa y dolorosa, por
ende tomó mucho tiempo estrechar y relajar el suelo pélvico de regreso
a un estado relajado y normal. Tuve que tomar la responsabilidad de ser
la persona con el mayor conocimiento de mis músculos pélvicos y áreas
problemáticas. Volví a estudiar AHIP y otros libros sugeridos. Tuve que
ser el Doctor que quería encontrar.
Comencé a experimentar con la actitud que mi dolor pélvico estaba
pasando por mí, y no a mí. Cuando comencé a ver el dolor pélvico como
algo que me podía beneficiar, pude expandir mi entendimiento,
paciencia, compasión, disciplina y aceptación, entonces las cosas se
volvieron mucho mejor para mí.
Detalle de la Terapia Física usada en el Protocolo Wise–Anderson
Existe a menudo confusión en muchos que desean seguir nuestro protocolo
acerca de cómo saber qué es lo útil en terapia física y entrenamiento en auto-
tratamiento, y qué no es. Nuestra perspectiva viene de trabajar con muchos
pacientes que nos han visto en Stanford con quienes hemos usado el
Protocolo Wise-Anderson a través de los años.
No hemos encontrado una forma rápida de arreglar el
dolor pélvico basado en músculos. Una lenta y
deliberada rehabilitación del suelo pélvico es lo que
hemos observado que ocurre en un tratamiento exitoso
Hemos entrevistado muchos pacientes que han visto una variedad de
terapistas físicos. Hemos escuchado cuidadosamente la comparación de sus
experiencias con terapistas físicos que sabemos son competentes en nuestro
protocolo y sus experiencias previas. Hemos visto los resultados y queremos
discutir estas comparaciones a continuación.
Al poner una breve descripción del fenómeno de actividad de puntos
activadores y restricción miofacial relacionada al piso pélvico, no estamos
sugiriendo que nadie use esta información como un substituto para un
apropiado entrenamiento de persona a persona en terapia física, no estamos
sugiriendo que alguien se trate así mismo sin una apropiada instrucción y
entrenamiento. Haciendo nuestro protocolo de terapia física
competentemente, este no es masterizado rápidamente pero viene con la
comprensión del fenómeno de puntos activadores, y por experiencia al

******ebook converter DEMO Watermarks*******


trabajar con Liberación de Puntos Activadores satisfactoriamente dentro y
fuera del suelo pélvico después de una competente instrucción.
La habilidad de hacer terapia física de auto-
tratamiento viene con una práctica regular de auto-
tratamiento
Terapia física es una parte esencial de la ecuación de nuestro protocolo de
tratamiento de dolor pélvico. Es tentador ver una curación externa similar a la
Liberación de Puntos Activadores como la respuesta al dolor pélvico. Cuando
usted tiene dolor pélvico del tipo que nosotros tratamos y decide hacer lo que
sea para resolverlo, usted se dará cuenta que no hay un arreglo rápido.
Más sobre auto-tratamiento regular
Aun la más exhaustiva terapia física hecha brillantemente, mientras es
esencial en nuestro protocolo, no puede garantizar que los puntos activadores
afectados se comportaran bien. Considere que hay 168 horas en una semana;
digamos que una persona va a ver al terapista físico 2 veces a la semana. Eso
es bastante terapia física. En la sesión de terapia física, después que la
persona se saca la ropa, le da al terapista un reporte de su semana y comienza
la terapia física en sí, probablemente habrán unos 30 a 45 minutos de
tratamiento físico real. Después del tratamiento, el tejido esta estirado (sin
embargo a veces temporalmente irritado en el proceso). A un nivel de 2
consultas por semana, tenemos al menos, 1½ hora de tratamiento terapéutico
por semana. En una buena sesión de terapia física del suelo pélvico el tejido
se ha estirado, puntos activadores se han desactivado y la vida se ha tornado
más vivible.
En un capitulo posterior contamos la historia de uno de nuestros pacientes
quien volvió a contar su experiencia de hacer tratamiento convencional para
su dolor pélvico y cuán difícil fue para él. Lo que él describe puede ser
llamado ‘el fenómeno del estacionamiento’ muy común en tratamientos
médicos regulares que suceden en una condición. En el tratamiento de dolor
pélvico basados en músculos por ejemplo, usted entra en el estado de
estacionamiento después de una sesión de terapia física, cuando entra en su
automóvil, se conecta su teléfono móvil y regresa a su vida. Su pareja ese día
esta disgustado (a) con usted en el teléfono, o recibe una llamada del trabajo
que hay un problema, o el tráfico esta lento y su misma protección de alerta y
tensión, parte de su modo de tensión por defecto, fácilmente se reafirma en sí
misma. Una buena sesión de terapia física puede revertirse en una hora de
mal tráfico.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
La resolución del dolor pélvico es un trabajo interno
de cooperación con los requerimientos de curación de
la pelvis
Después de una terapia física de dos veces a la semana, hay
aproximadamente 166 horas restantes en la semana para vivir. El viejo hábito
de ir a 100 km/hr en su vida y apretar la pelvis regularmente, estrujarla y
estrechar el irritado tejido, como hemos discutido, puede fácil y rápidamente
deshacer el impacto terapéutico de la sesión de terapia física. Un tratamiento
de terapia física que dura menos de 1% de su vida es poco probable que
funcione si los viejos hábitos que provocan los síntomas continúan con la
misma intensidad. Es por esto que la relajación continua del piso pélvico y la
calma del sistema nervioso con el protocolo de relajación, como el que
nosotros usamos, en una conexión cercana con una terapia física diaria auto-
tratada en la cual el tejido es repetidamente soltado, es necesaria. La
Liberación de Puntos Activadores es un componente esencial y necesario, y
para muchas personas no es suficiente uno solo por sí mismo.
Aún más, los síndromes de dolor pélvico, aun cuando se han ido, tienden a
ser cíclicos y a menudo pueden regresar durante períodos de estrés. Saber
cómo tratarse a sí mismo y no tener que correr a un profesional, en nuestro
punto de vista, hace los rebrotes de dolor fácil de enfrentar y de lidiar con
ellos. Finalmente, tener la habilidad para hacer el auto-tratamiento,
incluyendo necesariamente la terapia física de auto-tratamiento, en forma de
mantención, tiende a reducir la frecuencia de rebrotes de dolor.
Dicho todo esto, tratamos el problema de cual terapia fisca creemos que
trabaja bien para el dolor pélvico. No toda la terapia fisca para el dolor
pélvico es la misma o es efectiva. Atenderse con alguien que es terapista
físico e incluso atenderse con alguien que se dice un terapista físico en piso
pélvico no ofrece garantías que el protocolo que discutimos en este libro será
seguido. Esta es información crítica para el paciente quien busca esperanzas
para su condición en nuestro protocolo y tiene la intención de seguirlo.
Alguien puede hacer terapia física para dolor pélvico con un terapista físico
que tiene poca comprensión y experiencia en Liberación de Puntos
Activadores y recibir poco beneficio. Ir a un terapista físico diferente puede
hacer mucha diferencia.
En otras palabras, la experiencia, comprensión y talento intuitivo de un
terapista físico haciendo Liberación de Puntos Activadores puede hacer la
diferencia entre éxito y fracaso de nuestro protocolo y la reducción o
******ebook converter DEMO Watermarks*******
reafirmación de los síntomas de la persona o no.
La Dra. Janett Travell, la descubridora de los puntos
activadores, fue premiada con la posición de Doctor
de La Casa Blanca dado su rol crítico en ayudar al
Presidente Kennedy con su debilitado dolor miofacial
Vayamos ahora a una discusión más detallada de Liberación de Puntos
Activadores. La Dra. Janet Travell y David Simons, introdujeron los puntos
activadores a la medicina moderna. Travell y Simsons publicaron la primera
edición de Dolor y Disfunción Miofacial: El Manual de Puntos Activadores
en 1983., el cual fue seguido por un segundo volumen en 1992, y una
segunda edición del volumen en el 2001. Estos libros fueron la culminación
de la investigación que va retrospectivamente a 1942 cuando la Dra. Travell
publica su primer artículo de dolor miofacial. Janet Travell es muy conocida
por el remarcable hecho, como lo entendemos, que ella fue nombrada la
Doctora de La Casa Blanca durante la administración de Kennedy y Johnson.
Ella recibió esta posición como una expresión de gratitud de Kennedy por su
exitoso tratamiento de dolor miofacial que impacto mucho su vida y carrera
política. Somos afortunados que nuestro Terapista Físico Senior Tim Sawyer,
quien ha sido el arquitecto de nuestra terapia física en el aspecto de nuestro
protocolo, estudio cerca de Travell y Simsons y luego trato pacientes con
ellos por 10 años.
Auto-tratamiento que repetidamente desactiva
dolorosos puntos activadores puede hacer la diferencia
entre una vida con dolor crónico o una vida que tenga
periodos significativos de alivio de síntomas o de estar
libre de dolor
El concepto de puntos activadores es relativamente nuevo en la medicina. Es
muy nuevo en Urología. Los puntos activadores se definen como bandas
anudadas dentro del músculo, ya sea en la superficie del músculo o dentro del
él, en la parte más ancha del músculo. El punto activador particularmente
produce una respuesta de contracción nerviosa, detectable en ultrasonido o
vía electro-miógrafo (una máquina que mide la actividad eléctrica de un
músculo en millones de voltios). La respuesta del punto activador puede
sentirse por un entrenado y sensible practicante mientras palpa el punto
activador. Cuando el punto activador es presionado, existe a menudo una
respuesta de ‘salto’ en el paciente, dada la reacción de reflejo del paciente a
******ebook converter DEMO Watermarks*******
la frecuente extrema sensibilidad de la palpitación en el punto activador. Aún
más, la particularidad del punto activador refiere dolor/sensación al sitio que
es presionado o un sitio remoto a él.
Un punto activador puede estar activo o latente. Un punto activador es
considerado capaz de referir dolor y recrear ese dolor con palpitación cuando
el paciente viene con quejas de dolor. Un punto activador latente tiene la
capacidad de ser la fuente del dolor y bajo ciertas circunstancias
transformarse en el activo, pero generalmente el paciente no se queja de los
síntomas del punto activador latente. Los puntos activadores son latentes en
muchas personas. A menudo puntos activadores activos no desaparecen por
completo con la mejor terapia y el objetivo de ambos, nuestra terapia física y
nuestro protocolo de relajación paradójica, es de desactivar el punto
activador para que cesen de crear los síntomas.
El problema que ocurre cuando urólogos son consultados acerca de
considerar punto activadores como un ingrediente esencial en síndromes de
dolor pélvico crónico es el problema de un ‘paradigma conflictivo’. Nuestro
libro presenta un paradigma muy diferente del paradigma de la medicina
convencional. Un paradigma es un modelo de realidad. Urólogos tienen muy
poco o no entrenamiento o comprensión de la contribuicion de los puntos
activadores en el dolor pélvico. El tejido conectivo y los músculos dentro y
fuera de la pelvis son donde muchos puntos activadores ofensivos son
encontrados. Este tejido y los puntos activadores que son encontrados ahí,
han raramente sido tomados en serio como la fuente del dolor por muchos
urólogos. Este concepto de punto activadores en Urología es pobremente
comprendido y no fácilmente aceptados.
Típicamente, puntos activadores son activados y
perpetuados por estrés
Donde se siente el dolor del punto activador no es a menudo donde está la
fuente del dolor. Por esta razón el diagnostico de dolor pélvico por alguien no
familiarizado con trabajos de puntos activadores es a menudo confundido
porque no están claros que la fuente de muchos dolores pélvicos no es donde
usted siente el dolor. Mientras el concepto de la referencia del dolor es bien
comprendido en medicina, la idea que el dolor pélvico se siente en la ingle,
pene, testículos, vagina o perineo puede ser originado en un punto activador
dentro o fuera del piso pélvico es difícilmente aceptado. Parte de la dificultad
que los doctores tienen con puntos activadores es que ellos usualmente no
han recibido entrenamiento en la materia. Aún más, porque no hay finalidad,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
prueba de fuego, o estándares de oro para evaluarlos, la única forma clínica
de encontrar y tratarlos es a través de la palpitación. Esto requiere
entrenamiento y un tacto sensible. Los puntos activadores tienden a ser
restados de importancia por muchos doctores. Este es parte del paradigma
conflictivo.
Pacientes con dolor pélvico sufren mucho por los desacuerdos de
profesionales acerca de la naturaleza del dolor pélvico
El paradigma conflictivo tiene consecuencias muy reales para los pacientes
con dolor pélvico. En un ejemplo verdadero, una mujer nos llamó porque
tenía un severo dolor en el recto. Ella reportó que durante la consulta de unos
de sus exámenes pélvicos, el doctor tocó un sitio ‘que la mando al techo’,
dijo la mujer. Después del examen, el doctor le dijo que realmente no sabía lo
que tenía, que él no la podía ayudar y que ella simplemente tendría que vivir
con su dolor. La mujer se fue a casa descorazonada, su dolor pélvico estaba
muy irritado y con rebrotes. Al día siguiente ella despertó y su dolor casi
había desaparecido. Permaneció así por varios días. Ella llamó a la oficina
del doctor feliz y desconcertada para compartir con el doctor lo que había
pasado. Ella le dijo a la enfermera que pensaba que su dolor estaba
relacionado con el punto que el doctor presionó. La enfermera llevo la noticia
al doctor. El doctor le dijo entonces a la enfermera que le dijera a la paciente
que ella podía masajear el punto ella misma si eso ayudaba. La paciente se
sintió más desconcertada aún.
Lo que probablemente pasó es que el doctor accidentalmente presionó y
temporalmente liberó un punto activador importante de la mujer y ella
respondió como cualquiera de nuestros pacientes típicamente responde—con
algunos rebrotes de dolor y luego una reducción de los síntomas. El doctor, al
no comprender nada acerca de puntos activadores y tratamiento,
esencialmente no le da importancia a este evento y a la posibilidad de ayudar
a esta mujer. Su ignorancia pudo haber tenido un profundo efecto en su
paciente. Ella permanece confundida aún después que hablamos con ella.
Los puntos activadores refieren dolor directamente en el sitio del punto
activador o en un sitio remoto, lo que significa que cuando usted siente dolor,
a menudo no es de donde procede. Por ejemplo, encontramos que el dolor en
la punta del pene es a menudo referenciado por puntos activadores
localizados en una zona del músculo anterior del levator ani ya que esta
adyacente a la próstata. Esto no es obvio y es contra-intuitivo. Este punto
activador está a unos buenos 12 cm de la punta del pene. Quien iría a pesar
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que la fuente del dolor proviene de un sitio tan lejano? Para complicar el
asunto aún más, si usted no tiene dedos lo suficientemente largos o sino
entiende cómo funcionan los puntos activadores en el cuerpo, usted pierde la
conexión por completo. Además si usted no mantiene la presión en un punto
activador interior por el largo de tiempo que sabemos es necesario, el punto
activador permanece activo.
Los músculos interiores que contienen puntos activadores están cerca de
otros y requiere a alguien que comprenda la anatomía interna de la pelvis y es
experimentado en sentir los músculos por dentro del piso pélvico, para
separarlos. Usted puede ver la localización de estos músculos en las imágenes
a continuación ya que las hemos incluido anteriormente en las imágenes de
los músculos internos en los cuales la mayoría de los puntos activadores son
hallados. En la relación entre síntomas y la localización de puntos activadores
que describimos anteriormente, alguna de las conexiones reportadas más
adelante no han sido publicadas y provienen de una extensiva experiencia de
nuestro terapista físico senior, Tim Sawyer.
Todos los músculos, internos y externos, deben ser evaluados y tratados.
Cuando los músculos que contienen puntos activadores que refieren dolor a
un área que el paciente se queja son identificados, ellos deberían ser
examinados cuidadosamente. El terapista debe ser entrenado en identificar
puntos activadores y tener la capacidad de sentir por puntos activadores
superficiales y más profundos ubicados en el centro y adjunto a los músculos.
Más importante, cuando los puntos activadores son localizados, deben ser
sujetados con presión de liberación y otras técnicas de liberación. Cuando es
apropiado, las siguientes técnicas son usadas:
Contracción voluntaria y relajación/ sujetar–relajación /
contraer-relajar, inhibición reciproca
Esparcimiento y contracción ocasionalmente con puntos
activadores anudados externos
Movilización del tejido interno incluyendo masajear a lo
largo del músculo, masajear en contra del músculo, o
simplemente darle un confortable masaje al músculo.
Liberación miofacial / enrollado de piel
Tirar-contar-estirar/ Liberación de energía muscular
Cualquiera que tenga dolor pélvico del tipo que tratamos debería saber que
específicos puntos activadores en específicos músculos pélvicos tienden a
******ebook converter DEMO Watermarks*******
referir a tipos de síntomas específicos. Este conocimiento es crítico para el
terapista que está tratando el dolor pélvico y entrenando a los pacientes en
auto-tratamiento. Como mencionamos, dolor en la punta del pene o la
sensación de ir al baño (urgencia) y frecuencia es típicamente creada por
puntos activadores activos en la porción anterior (frente) del músculo levator
ani que está conectado a la próstata. Cuando el médico o terapista físico hace
el examen, el conocimiento de la relación entre síntomas y puntos activadores
pélvicos es esencial para hacer el diagnostico de dolor y disfunción pélvico
basado en músculos. Nosotros estamos mucho más confiados en nuestros
diagnósticos y en la habilidad para ayudar a los pacientes cuando
encontramos relaciones entre puntos activadores y los tipos de síntomas que
ellos refieren.
Los puntos activadores pueden liberarse después del
comienzo de las sesiones de tratamiento. Lo que a
menudo queda es irritación, tejido miofacial contraído
que puede tomar meses o más en rehabilitarse en
dirección a un tejido suave y libre de dolor
Los puntos activadores son a veces idiosincráticos y no todos los pacientes
encajan con todos los patrones que describimos aquí y por ende deben ser
localizados manualmente. En ocasiones, solo uno o dos puntos activadores
encajan con el patrón de referencia que describimos más adelante. Para
reiterar la importancia, a veces podemos ayudar a personas con músculos de
pelvis apretados y sensibles, donde encontramos puntos activadores no
perceptibles.
Puntos Activadores Internos del Piso Pélvico en
Varones y lo que Ellos Típicamente Refieren como
Dolor y Sensación
Al trabajar internamente, por lo general, nosotros tratamos a los pacientes en
la posición boca abajo, usando cojines bajo el estómago, lo que es una
innovación del terapista físico Tim Sawyer. La mano derecha es usada para
examinar y trabajar el lado izquierdo del piso pélvico y la mano izquierda
para trabajar el derecho. Los pacientes tienden a sentirse menos vulnerables y
más confortable en esta posición y esto permite al médico un buen acceso
dentro y fuera del piso pélvico.
Las siguientes ilustraciones muestran los puntos activadores en los músculos
pélvicos internos.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Puntos Activadores en el Piso Pélvico Externo y Donde
Típicamente se Refiere la Sensación y el Dolor
Los puntos activadores externos pueden ser tan importantes como los
internos en perpetuar el ciclo de dolor. Por ejemplo, tratamos a un paciente
con un dolor significante en la ingle proveniente de su músculo quadratus
lumborum, localizado al costado de su cuerpo. De nuevo, este punto
activador estaba relativamente lejos de donde sentía el dolor. Cuando este
punto activador fue tratado, el hombre experimento un alivio tremendo. Cada
médico al que este hombre acudió en los años que sufrió con este punto
activador, falló en encontrarlo. Hemos tratado personas que han tenido
puntos activadores abdominales que se presentan con dolor agudísimo en la
pelvis.
Para el terapista experimentado en la Liberación del Punto Activadores/
Miofascial, los síntomas del paciente, tanto como el examen físico, dan las
pistas necesarias para la localización de los puntos activadores. Estamos muy
agradecidos del Doctor David Simons, co-autor de Dolor Miofascial y
Disfunción: Manual de Puntos Activadores*, y sus editores por permitirnos
usar los dibujos originales de su libro. Nos hemos tomado la libertad de
añadir dedos apuntando en cada dibujo. La punta del dedo marca la
localización del punto activador que presumiblemente está causando el patrón
de dolor, ilustrado en las áreas sombreadas.
Las siguientes ilustraciones muestran los puntos activadores en los músculos
externos que pueden contribuir al dolor pélvico.
* La identificación bajo cada dibujo de los puntos activadores externos
relacionado al dolor pélvico en estas páginas, provee una referencia fácil al
número de volumen y figura desde donde el dibujo fue originado en Dolor
Myofascial y Disfunción: Manual de Puntos Activadores, segunda edición de
Janet G. Travell y David G. Simons, derechos publicados y sostenidos por
Lippincott, Williams & Wilkins, ( Octubre 1, 1998). Dibujos originales por
Barbara Abeloff. Corrección y edición por Lois S. Simons. Derechos
Reservados 1989, Lipincott, Williams & Wilkins.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
La medicina moderna puede ser comparada al Cristianismo y a las escuelas
de pensadores medicina con diferentes denominaciones como Bautistas,
Unitarios y Episcopales. En el mundo de la terapia física, hay diferentes
iglesias o escuelas de pensadores, por ejemplo, como se hace la Liberación de
Puntos Activadores. Nuestro protocolo sigue muy de cerca el método Travell
y Simons. Muchos de los pacientes que hemos tratado han sido atendidos
previamente por terapistas físicos usando diferentes métodos. Ellos han
compartido sus experiencias y las han comparado con nuestro protocolo y los
otros que han usado. Estamos convencidos de que la metodología que
nosotros usamos es, por mucho, la más efectiva en el tratamiento de
pacientes con puntos activadores.
Aquí hay algunos puntos importantes sobre el Protocolo Standford para
terapia física en el piso pélvico. Si el punto activador no es palpado en forma
vigorosa y suficientemente específica, el punto activador puede simplemente
resistir la desactivación. Aun así, hay peligro de herir el tejido si la presión es
inapropiadamente vigorosa. Es imperativo tener experiencia y talento en
sentir el tejido y aplicar la palpación correcta. Los terapistas físicos no tienen
experiencia en el manejo específico del dolor pélvico y del entrenamiento de
pacientes en el auto tratamiento, que puede acarrear errores en muchas
formas. Más importante aún, ellos no siempre encuentran el punto activador,
o no son lo suficientemente vigorosos al palpar cuando lo encuentran, o
simplemente no usan la liberación de presión por 30-90 segundos.
Nuestra regla general es que el punto activador debería ser presionado por 30
a 90 segundos. Esto no es una hazaña pequeña, especialmente cuando un
terapista físico con manos delicadas, trabaja en los músculos dentro de la
pelvis de un paciente grande y fuerte. Un estrés muy grande recae en el dedo
del terapista físico, en cada sesión de Liberación de Puntos Activadores. El
dedo del terapista está sujeto a lesiones a menos que el dedo sea usado
apropiadamente y que el terapista este dotado con un cierto nivel de fuerza y
un cierto tipo de dedo. Al hacer las terapias de Liberación de Puntos
Activadores, usted puede poner en riesgo de lesión sus dedos y es por esto
que algunos terapistas escogen no hacerlo o simplemente no son capaces de
seguir nuestro protocolo.
Un rebrote en los síntomas es común, especialmente después de las primeras
sesiones de Liberación de Puntos Activadores. Estos rebrotes usualmente
disminuyen en la medida que el tratamiento continúa a pesar de que pueden
recurrir. Sin su conocimiento, hemos observado algunos terapistas
******ebook converter DEMO Watermarks*******
inexperimentados interrumpir el tratamiento después que un rebrote de dolor
en el paciente lo cual los hizo temer que cometieron un error. Esta
preocupación es inmediatamente transmitida al paciente que cree que está en
el camino equivocado. Entonces surgen dudas sobre la terapia física y todo el
curso de tratamiento y es muy común que el paciente detenga el tratamiento.
Todo esto a causa de que el terapista no tenía el entrenamiento ni la
experiencia suficiente para ver todo el espectro del tratamiento y de la común
ocurrencia de rebrotes de dolor después de dicho tratamiento.
Cuando las personas hacen Liberación de Puntos Activadores es mejor,
cuando es posible, no volver inmediatamente a una situación de demanda y
tensión. Si usted piensa en la terapia física que hacemos al elongar y alargar
el tejido contraído que puede permitirle a este descansar y sanar. Es
importante tomarse el tiempo, después de la sesión de terapia, para quedarse
quieto y reposar el piso pélvico. Un piso pélvico rígido es usualmente la
expresión física de un estado sicológicamente defendido y la liberación de los
tejidos pélvicos pueden gatillar libertad emocional y percepción sicológica
durante y/o después de la sesión de terapia física. Bajo nuestro punto de vista,
ambos el terapista y el paciente deben estar consciente de esta posibilidad y
apreciar esas reacciones como signos positivos de sanación. Desahogos
deberían ser permitidos y no suprimidos o negados.
El manejo en las expectativas en la Liberación de Puntos Activadores es
esencial y ambos, paciente y terapista, deben entender con claridad que
rebrotes de dolor son comunes y deben ser previstos y que el progreso en esta
área ocurre sobre el periodo de varios meses. A menudo el tratamiento puede
sentirse como si se diera tres pasos adelante y dos hacia atrás por un buen
tiempo. La idea de que debiera haber un remedio rápido y que el terapista es
responsable en hacer que todo suceda, usualmente resulta en el fracaso del
tratamiento.
Puede haber múltiples puntos activadores, bien sea dentro o fuera del piso
pélvico, que se refieren a la misma área de dolor, y cuando no todos son
tratados entonces el dolor puede persistir. Algunas veces, para el terapista
inexperto en Liberación de Puntos Activadores, hay conexiones muy
confusas de puntos activadores que están involucrados en el dolor pélvico. En
este tema hay solo contados terapistas físicos a los que referimos pacientes,
los cuales creemos son competentes en nuestro protocolo. Si cualquier
terapista inexperto es motivado en capacitarse y el paciente está dispuesto a
tener paciencia con el terapista, este podría aprender este nuevo campo. El
******ebook converter DEMO Watermarks*******
ver a alguien con poco conocimiento práctico y saber que su trabajo no ha
sido supervisado por alguien con experiencia y entrenamiento, podría resultar
en decepción y abandono del protocolo.
Hemos definido lo que nosotros incluimos y no incluimos en nuestro
protocolo.
Proporcionamos aquí un resumen.
El énfasis de nuestra terapia física para trabajar el dolor
pélvico está en la Liberación de Puntos Activadores.
Contemplamos un examen minucioso de los posibles
puntos activadores tanto internos como externos, algo
esencial en nuestro protocolo. Nuestro protocolo es más
promisorio cuando podemos encontrar puntos
activadores internos y externos que tienden a recrear los
síntomas en el paciente. Debiera decirse que mientras
tenemos un éxito más consistente en personas en las
cuales podemos encontrar puntos activadores que
recrean sus síntomas, a veces hemos ayudado a personas
sin puntos activadores claros, pero con un piso pélvico
más contraído.
A este punto, como regla, no usamos biofeeback
terapéutico del piso pélvico, en el cual una sonda es
insertada analmente y se le pide al paciente que
practique EMG—Ejercicios Kegel Monitoreados.
También consideramos remarcable que la lectura del
biofeedback del piso pélvico es una forma de medición
pobre de lo que sucede en el piso pélvico o donde
nuestro protocolo este indicado. Hemos escrito sobre
estos temas en otras partes de este libro.
Comúnmente no usamos estimulación eléctrica tanto en
la consulta o en el tratamiento en el hogar, y en general
no lo hemos encontrado útil.
Reiterando, el énfasis de la terapia física para dolor

******ebook converter DEMO Watermarks*******


pélvico es en la Liberación de Puntos Activadores. Si
factores de postura y/o mecánicos aparecen relacionados
al dolor pélvico, tratamos los factores prolongados más
importantes que encontremos, incluyendo malencias de
posturas. Tratamos posturas y malencias pélvicas a
menudo, e instruimos a los pacientes en relevantes
elongaciones en el hogar y/o ejercicios de estabilización.
Si los factores de posturas prolongadas so grandes,
entonces referimos a los pacientes a un terapista físico
que quede cerca de su casa.
El enrollado de piel o masaje del tejido conectivo puede
ser una herramienta de auto-ayuda muy importante la
cual mucho de nuestros pacientes son incentivados a
usar. Este método es explicado a continuación:

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Incentivamos a los pacientes a hacer liberación de
puntos activadores en casa usando la Theracane, una
pelota de tenis o una manilla.
Solo hacemos masaje de próstata cuando es recetado por
un médico y cuando la próstata esta suave. Esto no es
realizado rutinariamente. Desde nuestra perspectiva, el
propósito del masaje de próstata es estirar los tejidos
conectivos asociados, especialmente donde se juntan
con la próstata, y no es hecho para drenar fluido
prostático.
Mientras apreciamos la eficacia de Feldenkrais, la
manipulación craniosacra, el método de Alexander,
masaje interno Thiele y otras modalidades para muchos
tipos de problemas, generalmente no usamos o
recomendamos estos métodos para el dolor pélvico que
tratamos.
Antes y después del tratamiento usamos de una forma
gentil, moderada o profunda, masajes tipo Swedish o
effleurage en áreas externas (glúteos, espalda, piernas y
estomago).
Nuestro protocolo de terapia física está basado en el
conocimiento que múltiples puntos activadores que
pueden referir a un lugar y cada punto activador debe ser
evaluado y tratado.
Usamos la presión y liberación de puntos activadores
aplicando presión por 30 a 90 segundos.
Aconsejamos a los pacientes a tratarse externamente e
internamente después de apropiada supervisión.
Cuando es posible y con el permiso del paciente,
entrenamos a la pareja del paciente a hacer nuestro
método de Liberación de Puntos Activadores.
Creemos que el éxito de un paciente, apropiado para
******ebook converter DEMO Watermarks*******
nuestro protocolo, depende de la regularidad de hacer
las prácticas en casa que prescribimos. No aconsejamos
hacer estas prácticas a no ser que sean propiamente
supervisadas.
Los músculos del piso pélvico son fácilmente contraídos pero estirarlos en
una forma en que usted estira sus hombros o brazos no es posible, por lo que
la Liberación de Puntos Activadores no es muy fácil de lograr. Sin embargo,
ellos pueden ser estirados hasta cierto punto.
Consideramos que es esencial entrenar a los pacientes en elongaciones
relevantes. Están incluyes:
Postura Adductor/pectineus
Postura Lateral rotators y piriformis posture
Postura Cobra
Postura Pelvic tilt
Postura de estiramiento de la rodilla
Postura Iliopsoas
Postura Quadratus lumborum
Postura Squat
Postura Adductor
En ocasiones estimamos apropiado entrenar al paciente en el uso de un auto-
administrado experimento de vara miofacial/punto activador. Nos inclinamos
a usar esta especialidad cuando no hay un terapista físico disponible cerca de
la casa del paciente. Estamos aún en la etapa experimental de este tipo de
vara.
Esperamos que esta conversación ayude a desperdigar algo de luz en la
terapia física que recomendamos. La terapia física que discutimos aquí es la
que hemos visto que es la que más ayuda aliviando el dolor pélvico y
síndromes que tratamos.
Programa de elongaciones en casa
Les pedimos a los pacientes que hagan ciertas elongaciones varias veces al
día en la semana. Estas elongaciones incluyen elongaciones de los músculos
de psoas, elongaciones del abdomen (el cual puede ser visto como un
extensión del tronco), una elongación parcial tipo cobra; una elongación de
lado y a veces presionando contra la pared, usando una pelota de tenis para
lidiar con puntos activadores y estrechez en el quadratus lumborum.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Las elongaciones son también hechas con músculos de adductor y pectineus.
Nosotros enseñamos a nuestros pacientes a hacer respiraciones
diafragmáticas mientras hacemos estas elongaciones. Cuando es posible,
sugerimos tomar un baño caliente antes de hacer las elongaciones.
Elongaciones en el Hogar

1. Elongación de los adductors (pectineus)


Esta elongación es hecha mientras uno se acuesta en el suelo en una
superficie dura y se dobla una rodilla mientras la otra pierna permanece
estirada en el piso. La mano del mismo lado de la rodilla que está flexionada
posicionada en el lado interno de la rodilla y luego lentamente se empuja la
rodilla hacia afuera en dirección al piso. La rodilla flexionada sujetada en
dirección al piso por la mano entre 15 a 30 segundos y luego devuelta a la
posición estirada o acostada para descansarla en el piso. Este ejercicio es
repetido con la otra pierna. Este ejercicio se hace 3 veces o las veces que sea
necesario durante el día.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


2. Elongación Adductor
En esta elongación, la rodilla que está flexionada lo sujeta a usted, está
flexionada suavemente para poder aumentar o disminuir la elongación del
muslo interior. La pierna que tiene la elongación es colocada en un piso. Esta
posición debe ser mantenida por 30 segundos o más. Cambie de pierna
mientras un adductor es alongando para estirar el otro adductor. Esta
elongación no debe hacerse si existe algún dolor en las rodillas.

3. Elongación de los rotadores laterales y el piriformis


******ebook converter DEMO Watermarks*******
Esta elongación es hecha acostado boca arriba en una superficie dura como la
elongación #1, una rodilla es flexionada mientras la otra pierna está
descansando estirada en el piso. La mano que es opuesta a la rodilla
flexionada es colocada en la parte exterior de la rodilla que esta flexionada y
empujada hacia el piso, como está ilustrado en la figura. La elongación es
mantenida por 15 a 30 segundos. Esta elongación es repetida 3 veces y hecha
durante el día como sea necesario.

4. La Cobra
Esta es una conocida posición de elongación de yoga, y es realizada acostado
boca abajo en su estómago mientras se empuja lentamente la parte superior
del cuerpo hacia arriba al extender los brazos y doblar la espalda baja. Esta
posición es sostenida entre 15 a 20 segundos. Para aquellos con dolor en la
espalda baja, esta puede ser hecha como una cobra parcial con los brazos
parcialmente extendidos en vez de completamente extendidos. Esta
elongación es repetida tres veces y cuantas veces sea necesario durante el día.

5. Inclinación Pélvica
Esta elongación es hecha en una superficie dura, mirando hacia arriba con
ambas rodillas flexionadas. El abdomen y asentaderas están contraídos con el
resultado de mover la pelvis y colocar la espalda baja contra el piso. La
espalda baja es sostenida por 5 a 10 segundos contra el piso y luego
descansada. Esta elongación es repetida tres veces y cuantas veces sea
necesario durante el día.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
6. Jalar la rodilla
Este ejercicio es hecho de espaldas en una superficie dura. Ambas rodillas
flexionadas con los pies descansando cómodamente en el piso. Una pierna es
colocada bajo la rodilla y empujada hacia el pecho. La posición se debe
mantener entre 15 a 30 segundos. Esta elongación es repetida tres veces y
cuantas veces sea necesario durante el día.

7. Elongaciones arrodillando el iliopsoas


Este ejercicio es hecho de rodillas en una pierna con la otra pierna hacia atrás.
Con la parte superior del cuerpo en vertical y derecha, sin doblar la cabeza
hacia adelante, el cuerpo es movido hacia adelante alongando el muslo y la
ingle entre 5 a 30 segundos. Esto es repetido 5–20 veces y dos veces al día.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


8. Elongación de los quadratus lumborum y las caderas abductors
Este ejercicio es hecho de pie con las manos en las caderas. Una pierna es
cruzada en el frente de la otra que descansa en el piso. Las caderas son
flexionadas formando una “C” y estirando el otro lado del cuerpo. Esta
elongación es repetida tres veces y cuantas veces sea necesario durante el día.

9. Elongación encuclillas
Esta elongación abre el suelo pélvico. Encuclillado en ambos pies con la
espalda apoyada contra la pared sin que sus “huesos de asentaderas” toquen
******ebook converter DEMO Watermarks*******
el piso. Cuando no hay molestia, esta pose puede ser hecha por 1 o más
minutos dependiendo del consejo de su terapista físico o doctor. Este
elongación no debe hacerse si existe algún dolor en las rodillas.
Técnica de Sawyer Auto-Administrada de Liberación de Puntos
Activadores
Nosotros enseñamos a las personas como hacer ambos, Liberación de Puntos
Activadores internos y externos en ellos mismos. Un instrumento llamado
Theracane© puede ayudar a liberar puntos activadores afuera del cuerpo. La
Theracane© luce como una extraña tipo de caña con bolas en ambos
extremos y pequeñas barras perpendiculares que salen de un extremo. Una
pelota de tenis también puede ser usada para asistir en la liberación de
algunos puntos activadores. En los últimos años hemos sido afortunados de
haber podido darles a nuestros pacientes una vara específicamente diseñada
para tratar sus propios puntos activadores internos.
Las instrucciones para la Liberación de Puntos Activadores internos es
típicamente hecha en los abdominales o músculos sobre el hueso púbico, los
adductors o los músculos del muslo interno y alrededor del perineo,
músculos glúteos (minimus, medius y maximus), quadratus lumborum, y
otros puntos activadores externos asociados con el dolor pélvico. El programa
de tratamiento externo auto-administrado para dolor pélvico fue desarrollado
por Tim Sawyer, nuestro terapista senior. Una persona no debería confiar en
las instrucciones para el tipo de Liberación de Puntos Activadores descrito
aquí, pero sí en la instrucción y supervisión de un terapista físico conocedor
en esta técnica.
Los pacientes son instruidos a sentarse confortablemente en el piso o en una
silla. Esto hace más fácil accesar sus adductor, abdominales y perineos. Los
abdominales también pueden ser alcanzados al acostarse. Se les muestra a los
pacientes como localizar las bandas sensibles o puntos activadores o puntos
de tensión en los abdominales y adductors a través de sistemáticamente sentir
estos músculos por cualquier punto sensible o doloroso. Estos puntos
sensibles pueden o no generar dolor en el piso pélvico.
Cuando un punto sensible es encontrado, la presión firme pero delicada es
aplicada entre 15-90 segundos, o menos si el punto activador se libera antes,
luego el enrollado de piel en las áreas puede ser realizado, seguido de un
masaje. En ocasiones se les muestra a los pacientes como hacer el enrollado
de piel en el cual la piel sobre el muslo interior o arriba del hueso púbico es
sujetada en una pequeña cantidad de forma suave y sistemáticamente
******ebook converter DEMO Watermarks*******
enrollada o sobada como amasando masa.
Usando la Theracane© y una pelota de tenis
En las siguientes paginas ilustraremos el uso de una pelota de tenis y la
Theracane© para trabajar con algunos puntos activadores relacionados con el
dolor pélvico.
Usando una pelota de tenis (o en ocasiones una pelota más grande)
La belleza de usar una pelota de tenis (o en ocasiones una pelota más grande,
suave, como de softball) para la Liberación de Puntos Activadores es que uno
simplemente se acuesta sobre la pelota en el sitio donde está el punto
activador y la gravedad hace el resto. En nuestra instrucción, sugerimos a los
pacientes descansar suavemente al comienzo sobre la pelota por 30-90
segundos (o menos si el punto activador se libera antes) y luego poner más
peso sobre la pelota así como el área se torna menos sensible. En ocasiones
los puntos activadores pueden ser extremadamente dolorosos. Se debe tomar
cuidado al descansar suavemente sobre la pelota y solamente al extremo de
que la persona pueda fácilmente tolerar la molestia. Generalmente hablando,
mientras los puntos activadores se van liberando, la molestia de los puntos
activadores se va abatiendo y eventualmente uno se puede descansar sobre la
pelota con muy poca molestia. Es útil hacer respiración RSA durante el
trabajo con la pelota o la Theracane©, como discutimos más adelante.
Los pacientes en ocasiones se apoyan en contra de la pared con la pelota de
tenis separando sus puntos activadores de la pared. Esto generalmente pone
menos presión vigorosa en el punto activador que acostarse sobre la pelota.
Antes de usar la pelota para hacer Liberación de Puntos Activadores es muy
importante para el terapista físico instruir al paciente en el tratamiento y
mostrarle donde está el nervio pudendal de manera de no irritarlo.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 1
Liberando puntos activadores en el glúteo menor, medio y máximo, al
descansar en una pelota de tenis contra la pared.

Fig. 2
Identificando el glúteo menor.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 3
Identificando el glúteo máximo.

Fig. 4
Usando una pelota de tenis para liberar punto activadores en el glúteo
máximo.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 5
Usando una pelota de tenis para liberar punto activadores en el glúteo medio
y mínimo.

Fig. 6
Usando una pelota de tenis para liberar punto activadores en el glúteo medio.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 7
Liberando puntos activadores en el quadratus lumborum acostándose sobre
una suave softball.
Usando la Theracane©
La mejor forma de hacer palanca que hemos encontrado en usar la
Theracane© es sosteniéndola de un extremo al usar las protuberancias cortas.
Al hacer Liberación de Puntos Activadores en los abdominales, hacemos un
pequeño corte en forma de cruz con un cuchillo en la pelota de tenis, para
poder ensartarla en una de las protuberancias en un extremo de la vara al final
de ella. Esto suaviza la protuberancia que es empujada en contra del punto
activador. Al hacer Liberación de Puntos Activadores en los abdominales es
muy importante no poner presión indebida en contra del aorta en el medio del
abdomen y en el instructivo. Un terapista físico supervisor debería mostrar al
paciente dónde está esto, en la sección media un poco a la izquierda en el
abdomen y cómo evitar poner indebida presión en él. A veces las
protuberancias en la Thercane© pueden ser usadas sin la pelota de tenis y el
terapista físico supervisor puede sugerir cuando sería apropiado usarla así.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 9
Liberando puntos activadores en el abdomen con el extremo de la
Thercane©, suavizada por una segunda pelota de tenis. Como lo discutimos
en un capitulo posterior, esta Liberación de Punto Activador abdominal,
cuando sigue la ruta del colon ascendiente, transverso y descendiente,
anecdóticamente ha sido beneficioso para algunos pacientes con reflejo de
esófago (esophageal reflux) en reducir o detener sensaciones de indigestión.
Mientras que estos son descubrimientos muy interesantes y ameritan
investigación científica, no aconsejamos a los lectores a tratar sus dolores
abdominales o indigestión de esta forma.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Fig. 10
Liberando puntos activadores en el quadratus lumborum usando el extremo
final de la Theracane© suavizada por una pelota de tenis insertada.

Fig. 11
Liberando puntos activadores en el adductor usando el extremo final de la
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Theracane©, sin una pelota de tenis.
Muchos pacientes de dolor pélvico han incrementado su tensión muscular y
puntos activadores en el gran músculo del cinturón de la cadera. Estas áreas
pueden ser tratadas estirándolas, colocándolas sobre una pelota de tenis en
contra de la pared o cuidadosamente haciéndolas rodar sobre una pelota de
tenis colocada en el piso. Tim Sawyer ha notado que muchos terapistas y
pacientes, sin embargo, no ponen atención a importantes puntos activadores
en la parte media y baja de las asentaderas alrededor del gran montículo de la
cadera y los ‘huesos de las asentaderas’ (o ischial tuberosity). Estos músculos
incluyen la parte baja de glúteo máximo, piriformis y otros músculos
rotatorios laterales de la cadera (gemeli, quadratus femoris, y el obturatos y la
inserción proximal de los adductors y hamstrings).
No es fácil hacer liberación de puntos activadores y
liberación miofacial competentemente dentro y fuera
el piso pélvico sin una instrucción competente
Los pacientes que continúan batallando con diferentes aspectos de dolor al
sentarse, dolor en el hueso de la cola, dolor en el perineo o rectal, dolor
visceral el cual algunos hombres lo describen como un dolor profundo en la
próstata, dolor en la pierna y dolor en la cadera, pueden estar no poniendo
atención al rol que los puntos activadores pueden jugar en estos músculos.
Nosotros incentivamos a nuestros pacientes a desarrollar la confianza en el
uso de sus dedos y en ocasiones a usar una herramienta conveniente para
puntos activadores (pelota de tenis, Theracane©, o un pequeña manilla) y
explorar estos pequeños e importantes músculos por dolorosos puntos
activadores y áreas de sensibilidad y restricción, y luego tratar estas áreas
repetidamente con un masaje gentil usando aceite de oliva o loción para
masaje, unos 10-15 minutos usando la técnica de ordeñar y rasgar, o unos 15-
90 según la técnica de presionar-soltar. A menudo puntos activadores y áreas
de restricción y sensibilidad en estos músculos de las asentaderas de la
espalda baja pueden sentirse ‘nervioso’ o con la sensación de ‘hormigueo’ o
muy sensibles en el paciente y pueden prevenir o asustar al paciente de tratar
estas áreas. Si alguna de estas sensaciones son experimentadas durante
nuestra clínica o después, le pedimos a nuestros pacientes que se revisen con
nuestro terapista físico antes de proceder.
Los puntos activadores en estas áreas bajas de las caderas (hip gridle) y áreas
altas de las piernas, sin embargo, son conocidas por causar problemáticos
tipos de dolor y sensaciones de molestia. Teniendo la confianza de volver a
******ebook converter DEMO Watermarks*******
ellas una y otra vez, con la presión apropiada y tratamiento apropiado a
menudo permite liberar los puntos activadores y restricción en estos
músculos. Cuando estos músculos no son tratados, ellos pueden jugar un rol
perpetuo en el dolor pélvico y disfunción externa e interna.
Al hacer el auto-tratamiento de liberación de punto
activadores, es mejor comenzar suave y lentamente,
incrementando en términos de vigor usado en el tejido
Cuando se le enseña a los pacientes técnicas de auto-tratamiento para estas
áreas, nosotros aconsejamos primero masajear gentilmente alrededor de los
‘huesos de las asentaderas’, así como el perineo, alrededor del exterior del
ano, a lo largo de pliegue de los glúteos y a lo largo del aspecto medio del
muslo interno a lo largo del músculo aductor y detrás de la pierna a lo largo
del tendón trasero de la rodilla. Un masaje gentil permite al paciente sentir su
propio cuerpo mientras aprende a detectar áreas irritadas y de potenciales
puntos activadores. Una vez que estas áreas son localizadas, el paciente
puede proceder con más vigorosas técnicas que las descritas anteriormente.
Todas estas requieren una cierta cantidad de interés, entusiasmo y diligencia
por parte de nuestros pacientes para continuar siendo sus mejores terapistas y
explorar estas áreas en una forma repetitiva durante el curso de su trabajo con
nuestro protocolo.
Porque la terapia física es necesaria pero usualmente no
es suficiente para proveer resolución del dolor pélvico
muscular relacionado
Nuestro punto de vista es muy simple, el dolor pélvico es el resultado de una
hipertonicidad crónica en el piso pélvico, alimentada por una guarnición
protectiva, ansiedad y tensión. Esta tensión crónica puede ser la fuente de
síntomas desorientadores experimentados por aquellos que sufren de dolor
pélvico de un origen neuromuscular. Ansiedad intensificada y un alertado
sistema nervioso se transforman en el modo por defecto del sistema nervioso
y emocional alimentando el ciclo de tensión, dolor y ansiedad. Es por esto
que el ciclo parece tomar vida propia aun después que la situación que lo
inicio desaparece.
Una vez que el dolor pélvico muscular relacionado se
establece, es esencial liberar el tejido crónicamente
tensionado y cambiar el hábito de tensionar los

******ebook converter DEMO Watermarks*******


músculos pélvicos bajo estrés
El objetivo del Protocolo Wise-Anderson esta duplicado: uno, de
regularmente ayudar a disolver la tensión y dos, de cambiar los hábitos
inherentes de la persona que lo alimentan. Es nuestra experiencia, sin cambiar
el hábito de tensionar la pelvis y luego alimentar la tensión resultante con
ansiedad y despertar intensificado, el cuerpo tiende a revertir de nuevo la
tensión crónica en el piso pélvico.
En el Protocolo Wise-Anderson, la terapia física y la Relajación
Paradójica son los lados diferentes de la misma moneda
La terapia física hecha periódicamente, típicamente, no puede cambiar el
modo por defecto del cuerpo que produce los puntos activadores, espasmos y
vigilancia crónica son su origen. Creemos que para la mayoría de los
pacientes que vemos, es esencial que ellos regularmente practiquen el
moverse de un estado crónicamente vigilado, a un estado de relajación y
flexibilidad de los músculos de la cuenca pélvica. En pocas palabras, el
Protocolo Wise-Anderson, para poder ser exitoso, debe enseñar a los
pacientes ambos, a regularmente disolver el crónicamente tenso piso pélvico
y modificar los hábitos del cuerpo y mente que los trae y mantiene. La terapia
física y la Relajación Paradójica son dos lados de la misma moneda—cada
uno es necesario pero no suficiente para una solución a largo plazo para el
dolor pélvico.
Más notas acerca de la Técnica en Terapia de Puntos
Activadores en el Protocolo Wise-Anderson
Hemos recibido llamadas de terapistas físicos preguntándonos acerca de
varios aspectos de la Liberación de Puntos Activadores que usamos. Una de
las preguntas que aparecen de ambos terapistas que realizan Liberación de
Puntos Activadores y de nuestros pacientes quienes le enseñamos Auto-
Liberación de Puntos Activadores es cuan fuerte presionar en el punto
activador. Esta es una importante pregunta que esperamos aclarar a
continuación:
Los puntos Activadores no deben ser presionados
fuertemente de modo que la persona agonice de dolor
En nuestra experiencia, para poder desactivar un punto activador, tiene que
ser presionado hasta el punto de tornarse molesto/doloroso pero no
tremendamente doloroso. Esta es una línea fina. Si cuantificamos esto en una
escala de 0-10, donde 0 es No presión y 10 es la más extrema presión, en
******ebook converter DEMO Watermarks*******
general, el punto activador debe ser presionado al nivel de aproximadamente
5-7. No menos, no más, a no ser que la persona tenga puntos activadores
hiper-irritados lo cual discutimos más adelante. En otras palabras, si el punto
activador no es presionado con la suficiente fuerza, no parece desactivarse y
entonces el tímido terapista del tímido paciente haciendo terapia física de
auto-tratamiento el cual es temeroso de causar cualquier molestia al cliente, él
o ella, está perdiendo su tiempo. Sin la apropiada presión aplicada, el punto
activador, aun si es localizado con precisión (el cual es muy pequeño) no se
liberará.
Los puntos activadores no deben ser presionados muy
suavemente y donde haya una completa ausencia de
molestia una vez que aparezca la palpitación
Similarmente, si el punto activador es presionado con gran fuerza, causando
una inmensa cantidad de dolor, iniciando un resguardo protector, el punto
activador tenderá a no liberarse. Este tipo de Liberación de Punto Activador
forzada es a veces hecho por hombres y mujeres quienes creen que deben
absorber el dolor y encarar las consecuencias de este tipo de energético y
agresivo auto-tratamiento. Este tipo de tratamiento violento, energético y
agresivo, en nuestra experiencia, es contra-productivo y usualmente falla.
La liberación de puntos activadores no debería ser
hecha tan fuertemente como para no poder relajarse
mientras el punto activador esta palpitante
Entonces el camino balanceado de suficiente presión para producir un nivel
de molestia/dolor es entre 5-7, pero no más o menos, es el tipo de guía que
usamos. Para mejores resultados, el paciente debe sentirse suficientemente a
salvo y confiado para al menos comenzar a relajarse, durante la presión.
Presionando en un punto activador y el paciente resistiendo la presión en vez
de relajarse con ella, no es una buena idea. Aun mas, es mejor comenzar la
Liberación de Puntos Activadores en la parte baja de la escala y trabajar
hacia un nivel más alto con la completa comprensión de la persona,
expectativas y cooperación. Algunos pacientes han reportado que si ellos no
consiguen relajarse con la presión, ya sea cuando se lo hacen ellos mismos o
cuando son tratados por su pareja o un terapista, entonces el punto activador
por lo general no se libera. Esto es narrativo e intuitivo. Queremos ser firmes
pero gentiles y sensitivos con nosotros mismos en todas las formas. La
Liberación de Puntos Activadores tiene que ser una danza cooperativa y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
relajada entre el receptor de la presión del punto activador y el que está
presionando el punto activador.
Usando la respiración RSA durante la Liberación de Puntos Activadores
Recientemente presentamos la innovación de pedirles a los pacientes que
empiecen a hacer respiración RSA, justo al inicio y durante la sesión de
Liberación de Puntos Activadores. La respiración RSA es descrita en el
Capítulo 6. La práctica de la respiración RSA apunta a coordinar el pulso y la
respiración, trayendo el ritmo de la respiración bajo aproximadamente seis
respiraciones por minuto y específicamente reduciendo la actividad del
sistema nervioso. Hay algunos reportes que muestran que la respiración
facilita y calma la exaltación del sistema nervioso, el cual potencia los efectos
terapéuticos de la Liberación de Puntos Activadores.
Hiper-irritabilidad
En este tema, queremos discutir el fenómeno de la hiper-irritabilidad en el
piso pélvico. Hay algunos pacientes que son tan sensitivos y tienen un nivel
de molestia tan alto en sus pelvis y en las áreas relacionadas a ella, que
alguien no puede tocar su esfínter anal o vagina o inclusive presionar
suavemente en algún punto activador relacionado sin causar un intolerable
dolor. Esta hiper-irritabilidad es crucial de entender y trabajar con ella.
Puntos activadores hiper-irritados pueden calmarse y
liberarse a través del tiempo con paciencia, trabajo y
una actitud amable y de aceptación
Cuando pacientes hiper-irritados trabajan en ellos mismos, ellos deben
proceder cuidadosamente. Instruimos a los pacientes a hacer un suave
enrollado de piel en su abdomen, muslos internos y perineo al comienzo y
seguido de largos y suaves masajes verticales, masajeando estos músculos.
Aconsejamos que esto sea hecho antes que se haga cualquier trabajo cerca de
los genitales o ano. Calentando estas áreas o tomando un baño caliente es útil
en conjunto con el enrollado de piel y los largos masajes verticales del
abdomen y del interior y exterior de los muslos y asentaderas. A veces
aconsejamos a los pacientes a realizar Liberación de Puntos Activadores en
un baño caliente. Esta es la forma de relajar los músculos del piso pélvico y
hacer la Liberación de Puntos Activadores fácil y menos dolorosa.
Cuando alguien esta hiper-irritado, sugerimos que ellos comiencen
simplemente tocando y haciendo enrollado de piel gentilmente sobre los
puntos activadores. Durante la Liberación de Puntos Activadores, si su nivel
de molestia alcanza a 5-7, el cual puede ser de 1 o 2 en alguien no hiper-
******ebook converter DEMO Watermarks*******
irritado, estos no necesitan presionar duramente. La Liberación de Puntos
Activadores hecha por pacientes entrenados en auto-tratamiento o Liberación
de Puntos Activadores hecho por un practicante de la medicina no debe ser
una tortura.
Hiper-irritabilidad resultante en un extremo dolor, usualmente permitirá el
incremento de una gran precisión en el punto activador si el nivel de
precisión es muy gradualmente incrementado sobre un periodo de semanas o
meses. Esto debe ser hecho con una actitud de bondad hacia el cuerpo y
confianza que el cuerpo desea recuperarse y estar libre del dolor.
La realidad de tratar la condición de dolor pélvico
basado en músculos, es que tomó mucho tiempo para
que el tejido se pusiera de esta forma y tiene su propio
tiempo para sanarse. Pacientes que evolucionan
satisfactoriamente, sincronizan bien con su propio
cuerpo y cooperan con este ritmo
La Liberación de Puntos Activadores no puede ser hecha con la idea de que
usted puede ‘hacer un gol’ y terminar con el dolor rápidamente. Esto no es
una carrera. No debe existir urgencia para liberarse del dolor. Usted debe ser
paciente y tomar su cuerpo junto con niveles graduados de estiramientos y
molestias al presionar en puntos activadores. Nosotros estamos felices si el
paciente entrenado en auto-tratamiento le ha tomado entre 3 y 12 meses o
más de un enrollado de piel regular, auto Liberación de Puntos Activadores y
estiramientos para calmar su hiper-irritabilidad. Cualquier otra actitud que
contenga urgencia e insensibilidad en hacer el componente de la terapia física
de nuestro protocolo es contra-productiva y tiende a parar el tratamiento.
Hiper-irritabilidad puede también puede ser causada por un factor subyacente
perpetuo que solo un habilidoso terapista o Médico quien comprenda y trate
dolor miofacial pueda evaluar.
Ejercicio, levantamiento de pesas y andar en bicicleta
En el mundo del dolor pélvico, se ha tornado un mandato bíblico alrededor de
ciertos practicantes que nadie con dolor pélvico debería levantar pesas, andar
en bicicleta, tomar café, té, alcohol o comer comidas picantes. Nosotros
creemos que este tipo de prohibiciones son a veces innecesarias. Si no existe
prueba que indique problemas en la vejiga o uretra y si el paciente no ha
notado un efecto adverso en tomar café, té, alcohol o comer comidas
picantes, o levantar pesas o andar en bicicleta, en nuestro punto de vista, no
******ebook converter DEMO Watermarks*******
hay razón para estas restricciones. Si, por otro lado, un paciente tiene
irritación o inflamación / úlcera en la vejiga o uretra o experimenta rebrotes
de dolor después de andar en bicicleta o levantando pesas, es una historia
diferente y obviamente necesita ser selectivo acerca de la comida y bebida o
modo de ejercicio. Discutimos los efectos de la comida y bebida en más
detalle en el Capítulo 9.
Para la mayoría de nuestros pacientes, los ejercicios
aeróbicos que no estresan el piso pélvico
excesivamente son importantes en el proceso de
recuperación
Desafortunadamente más de algún individuo que nos viene a ver siente que el
ejercicio pueda herirlos. Hemos tenido pacientes que se han quedado en cama
por meses dada la idea que el ejercicio dañara su condición. Nosotros
aconsejamos a las personas a hacer aeróbica, que es lo menos irritante para
ellos. Nuevamente, no hacemos tampoco un radical pronunciamiento acerca
de andar en bicicleta. Uno de nuestros pacientes reportó que andar en
bicicleta, de hecho, lo hizo sentir mejor. Si andar en bicicleta no exagera los
síntomas, o si los síntomas en el área de las asentaderas han desaparecido,
creemos que es enteramente razonable para alguien que ama andar en
bicicleta que experimente andar en bicicleta si funciona bien para él o ella. Si
él o ella notan síntomas relacionados a esta actividad, entonces el sentido
común dice que reduzca esta actividad. Si no hay síntomas, no vemos la
razón para dejar de andar en bicicleta o hacer otras actividades que han sido
rutinariamente desaconsejadas por alguien que trata el dolor pélvico.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


8
DOLOR PÉLVICO EN LA MUJER
En la mujer, el dolor muscular pélvico no es diferente que en los varones. El
tratamiento a seguir, es esencialmente el mismo. Bajo nuestra observación
hemos sido capaces de ayudar al mismo número de mujeres y hombres con su
problema de dolor pélvico, esto usando el método del Protocolo Wise-
Anderson.
En la mujer, el dolor muscular pélvico no es diferente
que en los varones. El tratamiento a seguir, es
esencialmente el mismo
Nosotros , con regularidad evaluamos y damos tratamiento a mujeres con
diferentes diagnósticos y condiciones, como por ejemplo : Cistitis Intestinal (
IC por sus siglas en Inglés es), Síndrome de la Uretra, Síndrome de Dolor a
la Vejiga, Disfunción del Piso Pélvico, Síndrome Levator Ani, Myalgia del
Piso Pélvico, Dispareunia, Vulvodynia y Dolor Pélvico Crónico, entre otros
diagnósticos. Creemos que la mayoría de estas condiciones están
relacionadas con la tensión crónica o espasmos en la base de la pelvis. Esto es
alimentado por la ansiedad, resguardo protectivo y la tendencia habitual de
apretar los músculos pélvicos. Esencialmente las mismas circunstancias antes
vistas en nuestros pacientes varones.
Las mujeres que presentan dolor pélvico, a menudo sufren de uno o más de
los siguientes síntomas (rara vez se presentan todos al mismo tiempo):
Dolor Vaginal
Dolor Rectal
Dolor alrededor o sobre el hueso púbico
Molestia al sentarse
Molestia o dolor en actividades sexuales.
Aumento de dolor pélvico relacionado a la menstruación
Aumento de síntomas a causa de stress y ansiedad
Aumento de frecuencia urinaria
Urgencia o continencia urinaria
Dolor durante o después de orinar
Dolor durante o después de evacuar

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Dolor relacionado al parto
Síndrome de Dolor a la Vejiga o Cistitis Intersticial
La mayoría de las mujeres que han participado en nuestro programa de dolor
pélvico fueron previamente diagnosticadas con Cistitis Intersticial o
Síndrome de Dolor a la Vejiga (IC/BPS por sus siglas en Inglés). Por estudios
epidemiológicos la prevalencia de IC es un estimado de 300 casos cada
100,000 mujeres. Esta condición es 5 o 10 veces más prevalente en mujeres
que en los hombres. IC es una enfermedad crónica de causa desconocida,
caracterizada por dolor en múltiples sectores pélvicos y disfunción de la
vejiga. Esto incluye frecuencia y urgencia urinaria, nocturnia (Deseo
nocturno de orinar) y el incremento de urgencia de orinar durante relaciones
sexuales. Los pacientes con IC pueden solo presentar síntomas en la vejiga
sin otro dolor visible. Mientras el dolor en el área supra púbica o sobre el
hueso púbico es una característica prominente, algunos dolores pueden
presentarse en otras zonas incluyendo: uretra, genitales, ingle, espalda baja,
muslos, y nalgas. Esta condición puede también coexistir con otros
desordenes como síntoma de colon irritable, fibromialgia, vulvodynia,
vestibulitis vulvar, disfunción del piso pélvico, Síndrome de Raynaud y
migrañas entre otros.
En una reciente consulta internacional de expertos científicos, fue puesto a
votación y aprobado el término “Síndrome de Vejiga Dolorosa” (BPS por sus
siglas en Inglés) para nombrar el desorden comúnmente llamado Cistitis
Intestinal IC. BPS es diagnosticado clínicamente basado en los numerosos
síntomas descritos con anterioridad. Sin embargo, para nuestros efectos,
nosotros seguiremos usando el termino IC. Aunque el termino IC se enfoque
estrechamente a la inflamación dentro de las paredes de la vejiga y podría
describir en una manera no acertada a la mayoría de los pacientes que sufren
de este. La tendencia en los tiempos de hoy es identificar las características o
tipos de dolor crónico pélvico en la mujer y al analizar estas categorías podría
ayudar a estrechar la focalización del tratamiento.
El propósito de este capítulo es presentar información sobre IC en una forma
más comprensiva. No podemos proveer todos los estudios o considerar todas
las teorías, pero si incluimos las teorías que mejor se ajustan y corresponden
a nuestra experiencia tratando a pacientes con IC. Es importante entender que
el IC es aún un diagnóstico controversial. Hay muchos clínicos que piensan
que es un “encontrar todos” los diagnósticos, o sea diagnóstico de exclusión.
Y que su existencia no es bien basada, mientras otros sienten de una manera
******ebook converter DEMO Watermarks*******
muy fuerte que es una condición definitiva con una patología demostrable.
Descripción del dolor asociado con Cistitis Intersticial
En una encuesta reciente, conducida por médicos de las Universidades de
Maryland y Johns Hopkins, 264 mujeres con IC fueron encuestadas. Las
respuestas de ellas fueron muy precisas al identificar sitios múltiples de dolor
con sensaciones dolorosas descritas como pulsación, delicadeza, penetrante o
dolor de por sí. A propósito del dolor genital ellas lo describieron como:
quemadura e irritación. El orden de los lugares donde que se presenta mas
comúnmente el dolor fueron en las áreas: supra-púbica, uretra y genital; esto
seguido de otras sititos non genita-urinarios. El dolor en el área supra-púbica
y uretral empeoró en un 50% o más en las mujeres con la vejiga llena o en el
momento antes de orinar. Aproximadamente el 80% de las participantes
también indicaron que el dolor empeoraba en esas áreas después de consumir
ciertas comidas y bebidas.
Teorías para explicar la Cistitis Intersticial
IC puede aflorar por un evento o punto activador. El paciente pude haber
experimentado una infección urinaria, cirugía, dar a luz, una enfermedad viral
o un trauma físico o sicológico. Entonces la sensación de dolor en la vejiga se
vuelve permanente. Hay evidencia, apoyada por el Dr. Tony Buffington, que
el desbalance entre el sistema endocrino encargado de producir cortisona y el
sistema nervioso hiperactivo es responsable por este desorden. De todos
modos se necesitan más estudios sobre este tema debido a la complejidad que
envuelve.
Una de las teorías es que el IC es el resultado de un evento neuro-vascular y
que los síntomas de dolor y disfunción urinaria son resultados secundarios a
un proceso que afecta la vejiga. Los doctores Erwin y Galloway de la
Universidad de Emory han tratado muchos pacientes con desordenes de
vejiga dolorosa bloqueando los nervios del área lumbar en la columna
vertebral para detener la producción natural de adrenalina de los nervios en la
vejiga.
Ellos sugieren que el IC se manifiesta por una sobre estimulación de los
nervios hacia los músculos y en las venas sanguíneas de la vejiga, el cual
resulta en un espasmo en las venas, lo que priva al órgano de oxígeno. Este
fenómeno ha demostrado provocar fragilidad en los capilares de las venas
sanguíneas y en otras partes del cuerpo. El tratamiento de bloquear los
nervios que ellos emplearon mejoró temporalmente el dolor en muchos
pacientes.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Los doctores entienden el IC/BPS como un dolor pélvico asociado a la
urgencia y frecuencia urinaria. Sin embargo muchas mujeres son
diagnosticadas incorrectamente con una infección urinaria (UTI por sus siglas
en Ingles). Lo mismo pasa con los varones que son diagnosticados
erróneamente con prostatitis bacteriana crónica, que por ende son tratados
con innumerables agentes antimicrobianos. Irónicamente muchas mujeres
beben grandes cantidades de jugo de arándano, por la creencia que es
beneficioso para tratar las infecciones urinarias, aunque en realidad el jugo de
arándano irrita los síntomas de IC. Algunos clínicos creen que los antiguos
diagnósticos del síndrome uretral asociado a los síntomas de urgencia and
frecuencia urinaria, disuria, dolor supra—púbico o dolor en la espalda baja y
evitar dificultades está relacionado al síndrome del dolor de la vejiga.
Diagnóstico de IC
Un procedimiento común en el diagnóstico para IC envuelve la cistoscopia
con hidra -distención de la vejiga, todo esto bajo la influencia de anestesia.
La vejiga, es como un globo colapsado cuando está vacía. Y el procedimiento
de la cistoscopia envuelve el llenado de la vejiga con agua a su capacidad
máxima a una presión relativamente alta, entonces se visualizan las paredes
de la vejiga, por debajo de las venas sanguíneas con una mini cámara
adherida a un catéter insertado a través de la uretra hacia la vejiga. Una vejiga
que aparece inflamada o ulcerada con pequeños sangrados capilares en las
venas, se cree presenta indicios de IC. El sangramiento es el resultado de la
fragilidad de las venas cuando la vejiga se estira. Cuando esta es vaciada las
minúsculas venas se rompen creando pequeñas micro-hemorragias y la
formación del característico patrón sangriento en la superficie de la vejiga.
La relevancia del examen de diagnóstico ha sido
cuestionada. Algunos críticos dicen que si cualquier
vejiga se estira con la fuerza suficiente,
probablemente sangrará
De todos modos este examen de diagnóstico solo tiene significancia si el
paciente tiene el resto de las señales de dolor pélvico crónico y síntomas
urinarios.
La distención de la vejiga, estiramiento bajo los efectos de anestesia, es
también usada terapéuticamente como herramienta para manejar los síntomas
de IC. Cerca del 30% de los pacientes, una pequeña y poca impresionante
proporción, notó una mejora sostenida después de someterse a este

******ebook converter DEMO Watermarks*******


procedimiento. Hacer una biopsia de la vejiga es raramente necesario porque
no descubre enfermedades serias. Eso si, se debe descartar el cáncer de
superficie de la vejiga.
Un descubrimiento relacionado al IC es que el recubrimiento de la mucosa de
la vejiga, conocida como la capa glycosaminoglycan (GAG), no esté
prestando una adecuada función de barrera para la vejiga. Defectos en la
integridad de esta barrera (GAG) podría permitir que aparezcan micro poros
o minúsculas grietas en la mucosa. Esto permite que toxinas o metabolitos
urinarios, especialmente potasio, penetren el recubrimiento a través de los
receptores nerviosos sub mucosos y las venas sanguíneas. Cuando el medico
introduce la solución de potasio en la vejiga de un paciente que sufre de IC,
esto causa dolor. Algunos creen que esta observación es la confirmación de la
filtración de un estímulo nocivo hacia la capa de submucosa de la vejiga.
Comúnmente es usado el examen de diagnóstico del IC para determinar si la
solución de potasio causa más dolor que el agua, cuando es introducido en la
vejiga. Una de las preguntas sobre este examen es si habría alguna asociación
entre la sensibilidad de la vejiga al potasio y el descubrimiento de la
fragilidad de las venas sanguíneas durante el estiramiento de la vejiga. En los
test del Dr. Georgeoire, originario de Quebec, Canadá, no se mostró
diferencia en la fragilidad de las venas sanguíneas en aquellos individuos que
tenían un test de potasio positivo versus a los que presentaron uno negativo.
Entonces, el mérito del test del potasio como indicador de diagnosis de IC
debería ser cuestionado.
Inflamación Nerviosa en la Vejiga
La condición llamada IC usualmente incluye inflamación. La Dr. Doggweiler
entre otros ha discutido la teoría de la inflamación neurogénica relacionada a
la vejiga. Esta teoría es apremiante. La inflamación nerviosa es un proceso
inflamatorio que es inducido a través de la estimulación de los receptores
nerviosos.
En el modelo de inflamación nerviosa, una agresión a
las paredes en la vejiga y pelvis podría enviar
mensajes a la espina que controla la vejiga y la
función del piso pélvico, causando una ‘conclusión
neural’ y una cascada de eventos que resultan en
inflamación
En este modelo conceptual, la inflamación nerviosa es una agresión a las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
paredes de la vejiga. Esta puede ser física (como un postnatal trauma o
infecciones urinarias recurrentes) o debido a un stress sicológico (como
ansiedad intensa o stress). Este perpetrador de la vejiga, la inflamación
nerviosa, se cree envía mensajes a la parte de la columna que controla la
función de la vejiga y las paredes pélvicas. Estas señales intensas hacia al
cordón de la columna de los músculos pélvicos produce lo que se conoce
como Conclusión Neural, la actividad del sistema nervioso en la columna que
se estimula con fuerza.
El Protocolo Wise-Anderson intenta quebrar el ciclo
que produce la conclusión neural
El Conclusión Neural de la actividad en los nervios de la columna (iniciado a
causa de las señales de la pelvis) se piensa que causa un gran nivel de
actividad nerviosa en la pelvis y en la vejiga. Se cree que la conclusión
Neural crea una cascada de eventos que resultan en inflamación. En este
modelo tenemos un ciclo que se auto alimenta y que incrementa el dolor y
sube la ansiedad, lo que promueve la estimulación del Resumen Neural. Éste
entonces provoca la inflamación, causando más dolor y contracciones, lo que
lleva a más inflamación y ansiedad. Este ciclo es muy difícil de quebrar. El
Protocolo Wise-Anderson descrito en este libro trata de intervenir este ciclo.
Cisitis Intersticial y Ansiedad
Según un reporte de la Asociación Alemana Oemler, las personas que sufren
de IC tienen un mayor nivel de adversidades en sus vidas que los sujetos que
no presentan IC, todo esto fue basado en una encuesta que acumulaba
experiencias de la niñez. La encuesta reveló que los pacientes con IC tuvieron
tendencia a pobres relaciones emocionales con sus padres, una niñez difícil y
llena de ansiedad y se encontró indicios de abuso físico. Los pacientes con IC
tuvieron mayores problemas disfuncionales.
La Ansiedad Puede Producir y Empeorar la Inflamación
Numerosos estudios han demostrado que el stress y la ansiedad impiden la
sanación de las heridas. En Nueva Zelandia, Broadbent y sus colegas,
reportaron que el stress sicológico está asociado a una curación lenta de las
heridas. Ellos sugieren que la reducción del stress sicológico puede mejorar
la sanación de heridas después de una cirugía. Por otra parte, en Grecia,
Pitsavos y su equipo demostraron que la ansiedad incrementa la inflamación
en personas sanas. En Suecia, Johansen y sus colegas encontraron una
relación positiva entre la recurrencia de la inflamación y la ansiedad.
También en Suiza, Grossi y su equipo, encontraron que el stress en las
******ebook converter DEMO Watermarks*******
mujeres tiende a resultar en un incremento de la inflamación. En Israel,
Melamed y sus colegas descubrieron que el miedo al terrorismo provocaba
niveles incrementados de inflamación menor en adultos aparentemente sanos.
En British, Columbia, Songs y su equipo reportaron que un incremento en la
ansiedad y stress produjo una repuesta inflamatoria en ratas de laboratorio.
Por su parte en Wisconsin, Liu y sus socios, descubrieron que la ansiedad
durante la examinación incrementaba la respuesta inflamatoria del Asma.
La Ansiedad es un estado pro-inflamatorio
Aunque pareciera que la ansiedad es pro-inflamatoria y que interfiere con el
mecanismo natural del cuerpo para sanarse, hay poca evidencia en el efecto
de bajar la ansiedad y la incitación del sistema nervioso general, para mejorar
los síntomas de IC.
Ansiedad e Inflamación de la Membrana Mucosa, un común
denominador: Cistitis Intersticial, Colon Irritable, Colitis, Inflamación
de la Encía, Síndrome de Ardor Bucal, Fisura Anal, Gastritis, Dispepsia
Idiopática
La vejiga está recubierta de mucosa (membrana de mucosa). En esta sección
discutiremos los efectos similares de la ansiedad en la inflamación de la
mucosa y en otras áreas del cuerpo. Esto, para entender más la información
acerca la inflamación y la vejiga.
La Mucosa recubre todas las cavidades del cuerpo que están expuestas al
exterior, incluyendo: nariz, boca, esófago, vejiga, vagina y pulmones. En
estas membranas cubiertas por mucosa puede ocurrir inflamación, ulceración
y dolor. La ansiedad ha sido asociada con este inicio e intensificación de la
inflamación en los tejidos de la mucosa. De este modo, el fuerte efecto de la
ansiedad en las condiciones de la vejiga no es inesperado y por ende no es
inesperado que reduciendo la ansiedad podría tener un poder de curación
significante.
Otro estudio, de parte de Wolf & Wolff, descubrió que una “Función Híper
Sostenida” del intestino fue asociada a un incremento en la fragilidad de la
membrana de la mucosa intestinal, por lo que el mínimo stress resultó en
hemorragia o ulceración. Esto fue particularmente evidente en individuos con
colitis ulcerativa. Mientras estos pacientes parecían externamente calmados y
en paz, por debajo de su apariencia apacible, la persona usualmente estaba
sobre un “barril de pólvora” lleno de hostilidad, resentimiento y culpa. Estos
sentimientos no revelados fueron asociados con la híper función del Colon,
incrementando la actividad motora, incrementado vasculares, hinchazón, y
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pequeñas lesiones hemorrágicas.
La ansiedad podría provocar inflamación de encías
Si usted le pregunta a un dentista, este le dirá que los pacientes que están
ansiosos o con un stress significante usualmente presentan encías hinchadas e
inflamadas. Esta información está avalada por el estudio de Johannsen en
Suiza y Vettore en Brasil, los cuales indicaron los efectos adversos de la
ansiedad en las encías.
Síndrome de Colon Irritable, es una condición muy común, que presenta
dolor, hinchazón y hábitos del intestino irregulares. Esta es asociada con la
inflamación de la mucosa. Numerosos estudios avalan la asociación entre
ansiedad y la inflamación en el intestino. Wolf & Wolff en su ya clásico libro
“El Colon”, documentó el cambio en color y secreción de la mucosa en
sujetos que sufrieron de ansiedad o agitación.
La inflamación en la mucosa del esófago, llamada Desorden de Reflujo del
Esófago (GERD—comúnmente llamado acidez) y Esofagitis (inflamación del
esófago), Nauseas, Dispepsia Idiopática Funcional, Gastritis, Ulceración
Estomacal, Síndrome de Boca Ardiente y hasta Fisuras Anales están
asociados a ansiedad.
Con el Protocolo Wise–Anderson, nosotros utilizamos una estrategia de dos
sentidos. 1) Desactivar los puntos activadores que desatan el dolor en la
pelvis y 2) enseñar a los pacientes a relajar una pelvis contraída para poder
bajar la ansiedad y el detonante del sistema nervioso automático.
Síntomas de Depresión y la calidad de vida en pacientes con Cistitis
Intersticial
En una reciente publicación, Doctor Nan Rothrock, de la Universidad de
Iowa, indica que los pacientes con IC tienen un pobre funcionamiento en
varios ámbitos de sus vidas. Y que esto sumado a la severidad de los
síntomas lleva a un deterioro de la calidad de vida.
Es siempre difícil para los especialistas, amigos y
conocidos apreciar la extensión de la invalidez y el
sufrimiento que resulta del Desorden del Dolor
Crónico
El IC afecta adversamente actividades, viajes y relaciones familiares en un
70% a 94% de los pacientes. Depresión y fatiga son experiencias comunes en
pacientes que tienen dificultad en concentrarse y que sufren de insomnio. El
estudio de la Universidad de Iowa, envolvió solo pacientes femeninas con IC,
******ebook converter DEMO Watermarks*******
quienes completaron un cuestionario para pruebas psicológicas, incluyendo
síntomas de depresión. En este test también fueron analizadas biopsias de la
vejiga. Al mismo tiempo, con los mismos cuestionarios sobre depresión, se
controló un grupo comparativo de 40 mujeres de la misma edad sin IC. El
estudio demostró que las pacientes con IC con 7 o más enfermedades tienen
limitaciones mayores en sus funciones físicas y sociales y un gran impacto en
su salud mental. Es de gran interés que las biopsias de la vejiga revelaron la
ausencia o solo una suave inflamación en el 80% de pacientes y no ulceración
en un 80% de estas. De todos modos, el 80% de las pacientes presentó, desde
una moderada, hasta una severa fragilidad capilar con hemorragias petechial
(sangramiento puntual). El lado positivo de este estudio es que aunque las
pacientes con IC tuvieron en proporción más depresión que pacientes sanas,
la depresión mostrada fue poco severa y las pacientes fueron capaces de
mejorar y seguir con sus experiencias de vida normal.
Intervención en el posible ciclo de auto alimentación en el IC
La constelación del trauma pélvico, dolor pélvico crónico, protección contra
el dolor, tensión pélvica crónica (incluyendo puntos activadores del dolor—
una predisposición a través de la ansiedad y pensamiento catastrófico—que
alimenta la ansiedad en la vejiga). Todo esto podría ser parte de un ciclo
perpetuo de auto alimento en hombres y mujeres con IC. Y tal como pasa con
el dolor pélvico en los varones, la meta de nuestro Protocolo Wise-Anderson
es el de interrumpir esta cascada de acontecimientos.
La ansiedad casi siempre se reduce en pacientes con
IC cuando sienten que pueden hacer algo para
ayudarse a sí mismos
Desde nuestro punto de vista, enfocarse en calmar el sistema nervioso
activador debe practicarse con regularidad, especialmente porque los
pacientes con IC pueden tener una gran predisposición hacia la ansiedad o
tener relativamente más ansiedad como resultado de su condición. Mientras
los pacientes pueden desalentarse al oír esto, nosotros no lo hacemos, y
simplemente se siente que requiere más esfuerzo e intensión el reducir el
nivel general de nerviosismo, para que los pacientes se ayuden a sí mismos.
Para calmar la ansiedad, nuestro protocolo incluye: la práctica regular de
relajación profunda, el manejo del pensamiento (que tiende a caer en
“pensamiento catastrófico”) y enfrentar problemas de la vida diaria y las
relaciones interpersonales. Algo muy importante es que la ansiedad es casi
siempre reducida en pacientes con IC cuando ellos sienten que pueden hacer
******ebook converter DEMO Watermarks*******
algo para ayudarse a sí mismos.
Puntos Activadores e IC
Típicamente hay un gran número de puntos
activadores en aquellos individuos diagnosticados con
IC
Hemos encontrado que hay un gran número de puntos activadores en el piso
pélvico en individuos con IC y que a menudo estos son muy dolorosos. Se
puede tener acceso a estos puntos activadores y también pueden ser
manipulados por un Terapista Médico. Sin embargo, creemos firmemente que
es importante que pacientes con IC sean educados en cómo identificar y
trabajar en sus propios puntos activadores.
Estudios Sobre la Dieta e IC
A diferencia con cualquier otra condición de la pelvis en donde no hay una
asociación clara con la comida en la inducción de síntomas, el manejo de la
dieta en pacientes con IC es muy importante. Si uno continuamente ingiere
comidas y bebidas que irritan la vejiga, esto puede socavar otros aspectos del
tratamiento. Médicos sugieren que la cafeína, alcohol, especias, comida
basada en tomates o acida, sodas y hasta multivitamínicos serian agravantes
de IC. Muchos pacientes pueden identificar otras comidas que también
presuntamente crean dificultades.
De todos modos, las direcciones de una dieta estricta podrían no ser útiles y
muchas veces son innecesariamente restrictivas. Lo único que hace sentido es
eliminar la comida que uno sabe que afecta la vejiga, si el síndrome de vejiga
dolorosa ocurre. Una evaluación constante es útil porque la sensibilidad a
ciertas comidas específicas puede variar con el tiempo. Nosotros
aconsejamos, con firmeza, llevar un diario para identificar la comida o bebida
que aparecen asociadas con el subsecuente incremento del dolor o la
frecuencia y urgencia urinaria.
En un estudio reciente, Robert Moldwin y Barbara Shorter y colegas de la
Universidad de Long Island examinaron los efectos de las comidas, bebidas y
suplementos en pacientes con IC. El estudio sugiere que la eliminación de:
café, té, alcohol, frutas cítricas y jugos, comida picante, chile y algunos
edulcorantes artificiales, podría tener efectos positivos en reducir los
síntomas de IC. Esto es un acuerdo en la sabiduría convencional entre los
grupos que abogan por los enfermos de IC. De todos modos, algunos estudios
han encontrado solo pequeñas diferencias al ingerir sustancias que alcalicen
la orina. En general, el monitorear la dieta, probablemente tiene un rol en el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
control de los síntomas de IC. Pero la eliminación de comidas, posiblemente
agresoras, no se ha demostrado que sea curativo.
Actual Manejo y Tratamiento de IC
Muchos enfoques terapéuticos son actualmente usados para manejar los
síntomas de IC. Estos incluyen medicación oral, inyecciones de agentes
directamente a las paredes vejiga, o también la instalación de agentes a través
de un catéter hacia la vejiga.
Muchas drogas farmacéuticas han sido usadas para el manejo de los síntomas
de IC. Solo hay una droga específicamente aprobada por el FDA (Food and
Drug Administration en USA) para el tratamiento de IC. En todo caso, su
funcionabilidad, como discutiremos más tarde, es cuestionable. La droga,
Pentosan Polysulfate Sodium ( Elmiron @) intenta mejorar las capas de GAG
en la vejiga. En varias pruebas clínicas con esta droga, el 28-40% de los
pacientes reportaron tener una significante mejoría. La droga puede ser usada
por un periodo extendido de 3 a 6 meses para alcanzar el mejor de los
beneficios. En una prueba clínica patrocinada por NIH fueron evaluados los
efectos de Elmiron@ y del antihistamínico llamado hydroxyne, usado como
agente único o en combinación, y fueron comparados a un placebo. Un 34%
de los pacientes presentaron respuesta (reducción de los síntomas) con
Elmiron@ comparado a un 18% de los pacientes con placebos. Con el
antihistamínico un 31% de los pacientes tuvo respuesta y un 20% con
placebo. Cuando ambas drogas fueron tomadas al mismo tiempo, el 40% de
los pacientes obtuvo respuesta. La conclusión final fue que ninguna de las
drogas, usada sola o en combinación, resultó en una mejoría significante de
los síntomas de IC como para avalar estudios futuros.
Es un conceso en el grupo de estudios NIH, el amitriptyline (Elavil@), un
antidepresivo tradicional de larga duración, podría ser beneficial al reducir el
síndrome de dolor a la vejiga. Estudios en Estados Unidos están en camino a
determinar la efectividad de este agente versus el placebo.
La aplicación de drogas en la vejiga, por ejemplo esteroides, anestésicos y
antibióticos es el tratamiento actual para tratar de disminuir el dolor y la
frecuencia en pacientes con IC. Dimethylsulfoxide (DMSO) ha sido aprobado
para este propósito y reportes han indicado que hasta un 70% de los pacientes
con IC experimentó algún tipo de alivio de los síntomas. A menudo los
doctores crean una suerte de “cóctel” con DMSO al cual añaden
hidrocortisona, bicarbonato alcalino sódico, lidocaína@, o Markaine@
(anestésico tópico) y heparina para actuar como sellante de superficie. Al
******ebook converter DEMO Watermarks*******
principio hubo esperanza que la instalación en la superficie de la vejiga a
través de un modulador inmune de la vacuna BCG (tuberculosis) podría traer
algún beneficio. En todo caso, cuando este tratamiento fue puesto a prueba en
estudios nacionales no se encontró un beneficio significante. El ácido
hylauronico ( Cystostat@) no ha sido aprobado en Estados Unidos, pero
reportes beneficiosos han sido reportados en estudios canadienses.
La toxina de Botulismo, Botox@, la cual ha sido usada ampliamente en
dermatología para alisar arrugas creando una parálisis del nervio temporal, ha
sido también inyectada directamente a las paredes de la vejiga para aliviar los
espasmos de dolor, dolor pélvico y vejiga sobre activa. Un nuevo estudio
experimental, solo probado en animales, usa liposomas como la droga que
transporta el Botox@. Este es encapsulado dentro de los liposomas los cuales
son instalados en la vejiga. Los liposomas con pequeñas burbujas que lucen
como grasa, las cuales pueden recubrir y calmar la vejiga irritada, y además
proteger la vejiga de los posibles efectos irritantes del Botox@. Este
tratamiento permite aplicar los medicamentos donde se necesite, sin usar
inyecciones. Más aun, en el primer y reciente estudio en un número menor de
pacientes con IC, se comparó la instalación de solo liposomas sin drogas
adicionales con la medicina oral Elmiron. A las 4 semanas de empezado el
tratamiento, la frecuencia y nocturia decreció significantemente en ambos
grupos. Los pacientes tratados con liposomas también tuvieron un descenso
en el dolor y urgencia urinaria. Estos tratamientos con Botox@ y liposomas
necesitan largos estudios clínicos con placebos y estudios comparativos para
evaluar la seguridad y efectividad en los pacientes con IC.
Aproximadamente entre un 5% a 10% de los pacientes con IC presentan
lesiones conocidas como Ulceras Hunner’s en las paredes de la vejiga.
Remover las úlceras quemándolas mediante un cauterizador eléctrico o
tratamiento laser, o incisión para cortar la lesión y los tejidos que la rodean,
puede traer alivio. Las úlceras pueden ser recurrentes y la repetición del
tratamiento es recomendada. Un nuevo tratamiento, aun bajo evaluación,
involucra la inyección de esteroides. Algunos pacientes viven con sus úlceras
y buscan algún alivio removiendo alimentos ácidos de su dieta, porque en sí
parece que agravan su condición.
Otro tratamiento, dirigido por el propio paciente es “condicionar la vejiga”.
Esto es estrechando la vejiga sosteniendo las ganas de vaciar por un tiempo,
este es un tratamiento sin fármacos. El condicionar la vejiga ayuda a
desensibilizar la sensación de vaciar. Se les enseña a vaciar la vejiga
******ebook converter DEMO Watermarks*******
gradualmente mediante el aplazamiento de orinar por varios minutos cada
día, en un intento de incrementar el volumen vaciado. Es importante hacer
esto durante el día incrementando la ingestión de fluidos y vaciando de
acuerdo a la hora en vez de que sucumbir a la urgencia que ellos sienten.
Cuando es necesario, enseñamos técnicas para suprimir la urgencia. Aun así,
si el malestar es superior a 6 o 7 en la escala de 10, es necesario ceder a la
urgencia de orinar.
La terapia física en el piso pélvico ha demostrado,
según estudios, ser muy prometedora para individuos
diagnosticados con IC
El manejo de los músculos del piso pélvico y los puntos activadores de la
vejiga, usualmente benefician a este grupo de pacientes. En un estudio en
California, Weiss reportó que el síndrome de urgencia/frecuencia tratado con
el tratamiento de liberación myofacial intropelvica, resultó en una reducción
de los síntomas. En el estudio participaron ambos, hombres y mujeres. De los
42 pacientes que presentaban urgencia/frecuencia (con o sin dolor) por 6 a 14
años, el 83% tuvo una mejoría moderada o una resolución completa. Weiss
postula que la vejiga no es completamente responsable de los síntomas y que
el suelo pélvico y los músculos del esfínter juegan un gran rol. Estos
pacientes típicamente tienen puntos delicados al tacto en la pelvis y estos
puntos son consistentes a los puntos activadores que hemos descrito antes.
Muchos pacientes con diagnosis de IC describen la dificultad de vaciar desde
la niñez, y podrían tener traumas previos que contribuyen a sus disfunciones
actuales. Esto puede, incluso, activar eventos que parecen triviales y no son
reconocidos como causa.
Anatómicamente, los puntos activadores del piso myofascial pélvico, podrían
influir a la vejiga. Esto ocurre porque el núcleo de su nervio u origen, está
situado cerca de la columna vertebral y de las terminaciones nerviosas de los
nervios automáticos de la vejiga. Rebrotes del dolor en pacientes con IC,
incluyendo dolor y urgencia urinaria, puede ser activado por el estrés, dieta
inadecuada, ejercicio o movimientos inadecuados, trauma, actividad sexual,
clima frio, cambios hormonales e infecciones virales. Los detalles de los
cambios neurosicológicos dentro del sistema nervioso y dentro del tejido
muscular, deben aun ser estudiados por los científicos. Aun así, los médicos
continúan buscando la relación que pueda guiar a una investigación básica.
En un reciente estudio nacional, la utilización del manual de terapia física
pélvica en el tratamiento de mujeres con IC reveló que de las 81 mujeres
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tratadas en 11 diferentes centros, el 59% de ellas mejoro de una forma
moderada o más.
Potenciales tratamientos terapéuticos aun en evaluación para IC
Ha llamado la atención una potencial terapia de gen para el dolor en IC. Esto,
aún es temprano, y ha sido solo probado en vejigas de animales. Científicos
han usado el virus simple del herpes como portador del gen de una sustancia
que participa en la síntesis de un analgésico natural en el cuerpo. Cuando los
animales con irritación de la vejiga recibieron el gen, se presentó una
hiperactividad de la vejiga menor y un funcionamiento menos doloroso.
Análisis de laboratorio mostraron que el gen había sido incorporado a la
vejiga y a las raíces nerviosas que reciben impulsos eléctricos de la vejiga.
Estudios exploran nuevas drogas para aliviar el dolor pélvico y la
hipersensibilidad. Estos estudios se focalizan en los receptores o moléculas
de proteínas integradas en la superficie externa (membrana plasmática) o
dentro de las células (citoplasma). Las drogas pueden ser diseñadas para
adherirse a los receptores y específicamente bloquear el proceso que excite la
actividad de la vejiga. Un agente experimental bloquea un receptor en el
sistema nervioso central llamado prostaglandina y puede, por ende ayudar a
controlar la sobre actividad y dolor. Otras drogas tienen como objetivo atacar
el factor liberación-corticopin en la columna vertebral (CRF) el cual se libera
cuando los animales están estresados, resultando en hipersensibilidad al
dolor. El último estudio apoya el rol del estrés en hacer empeorar el dolor de
la vejiga e implica el compuesto tipo cordón-CFR de la columna vertebral y
de los receptores en sus procesos. Cuando el ATP (adenosina trifosfato), una
gran fuente de energía para reacciones celulares o compuestos similares, se
adhiere a los nervios receptores y estos se sensibilizan al nocivo e irritante
dolor. Al bloquear los receptores se interrumpe ciertos tipos de inflamación
crónica y neuropatía del dolor.
Otro estudio innovador y experimental utiliza formas de estimulación
eléctrica para tratar los síntomas de alivio en pacientes con IC. Este proceso
es similar a la acupuntura, los pulsos eléctricos son dirigidos a los nervios
enviando señales desde la pelvis a la columna vertebral. Electrodos guías
podrían ser implantados dentro del nervio sacro, cerca del nervio pudendo o
en el nervio tibial en el talón. La terapia más común envuelve modulación
neural del sacro para aliviar una vejiga sobre activa. La estimulación del
nervio pudendo ha sido usada, pero cuando la estimulación sacra deja de
trabajar o no funciona. El Dr. Ken Peters y sus colegas en el Hospital
******ebook converter DEMO Watermarks*******
William Beaumont, de Michigan, recientemente trataron a un grupo de
pacientes, mucho de ellos sufrían una neuro modulación sacra media; 71% de
los 84 pacientes reportó una mejoría en el 50% de los síntomas, descritos
como significante frecuencia, volumen de vaciado, incontinencia y urgencia.
Algunos de los pacientes presentaron complicaciones que requirieron
revisión en 7 de ellos y re-operación en otros 4. La efectividad de la
estimulación eléctrica del nervio tibial cerca del talón ha sido comparada con
la liberación extendida de tolterodine (Detrol LA) para tratamiento de vejiga
sobre activa. Mientras mediciones objetivas mostraron una mejora similar en
ambos grupos, más pacientes que recibieron la estimulación nerviosa dijeron
que fueron curados o que mejoraron comparado a los que recibieron drogas.
Estos procedimientos de estimulación del nervio ha sido aprobada por el
Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de vejiga sobre
activa. Ellos tienen un potencial para IC, pero no han sido específicamente
evaluados o aprobados para aliviar dolor en pacientes con IC.
Vulvodynia
La Vulvodynia o hipersensibilidad de la vulva y de la abertura vaginal fue
descrita por primera vez en el siglo 19. Esto incluía desordenes llamados
vestibulitis vulvar y vulvodynia esencial. La incidencia y prevalencia de estas
condiciones aun no es definitivamente conocida. Algunas estimaciones
sugieren que hasta un 15% de las mujeres con IC también presentan dolor a
la vulva. Típicamente, el 50% de las mujeres con vulvodynia experimenta
dispareunia, que es el dolor durante o justo después del acto sexual. Estas
pacientes sienten dolor durante la penetración del pene a la vagina, al igual
que al introducir tampones. Vestibulitis vulvar está definida como una
inflamación del tejido en la entrada vaginal que presenta un color rojizo y una
extrema sensibilidad al más mínimo tacto o toque. El dolor agudo ocurre
cuando esta piel delicada es rozada, y este dolor usualmente prohíbe o limita
el desarrollo normal del acto sexual. Incluso las ropas como panty medias o
ropa interior apretada podrían causar irritación.
Este desorden ocurre normalmente en mujeres jóvenes sexualmente activas, y
hasta puede desarrollarse después de una relación sexual normal y sin dolor.
No es raro que estas mujeres presenten IC coincidentemente con su
vulvodynia. Muchas mujeres son diagnosticadas erróneamente con hongos
vaginales, liquen plano, o dermatitis de contacto y son tratadas con agentes
anti fúgales y otras medicaciones tópicas; estas por su parte pueden agravar
algunas de las respuestas inflamatorias. Algunos han sugerido que hay una
******ebook converter DEMO Watermarks*******
infección sub-clínica coincidente del virus papiloma humano o del virus de
verrugas genitales, pero no hay prueba científica.
Los pacientes son tratados frecuentemente con medicación del tipo
antidepresiva (ej, Elavil), para dolores neuróticos, tópicos de estrógenos, y
cortisonas en crema. La manipulación por medio de cirugía o destrucción del
tejido, típicamente tiene un resultado decepcionante. Hay alguna evidencia
de que inyecciones en la vulva con toxinas de botulismo (llamada usualmente
Botox) podría ayudar por un periodo de 3 a 6 meses a las mujeres que sufren
de vestibulitos en la vulva. La re-aplicación del tratamiento parece ser exitoso
y los efectos secundarios son limitados. Aun así, se necesita más estudio en
este tema para confirmar el valor de esta terapia.
Hormonas y Menstruación
Las niñas de hoy en día experimentan su primera menstruación a una edad
más tempranas que en el pasado. El dolor y espasmos extremos
experimentados por algunas de estas jóvenes, antes o durante su flujo
menstrual, pueden relacionarse a la dureza desarrollada en sus músculos
pélvicos a causa de una condición previa. Al normalizar la tonificación y el
funcionamiento de los músculos pélvicos, o simplemente el añadir un
componente de aeróbica a su programa de ejercicio, ayuda a veces a una
menstruación más confortable.
Embarazo y Dolor Pélvico
Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar que el tejido
conectivo se suavice. Posturas pobres, desgarbo o el sentarse presionando el
coxis (hueso de la cola) podrían predisponer el dolor y la tensión. Esta es una
oportunidad ideal para aprender a sentarse sin presionar el coxis. Lo ideal es
sentarse erecto con una curvatura cóncava normal en la espina lumbar y
transmitir el peso hacia la tuberosidad ischial (sentarse en los huesos en la
parte baja de la pelvis) esto podría prevenir la coccidynia/coccigodynia (dolor
en el hueso de la cola) durante los años fértiles. Una vez que esta condición
se desarrolla, podría ser necesario sentarse en un cojín para reducir la presión
en el coxis y de esta forma transmitir el peso a través de los muslos y la
tuberosidad ischial.
Dolor en el Ligamento Redondo
El dolor en el ligamento redondo ocurre a veces en mujeres embarazadas. Es
un dolor punzante en el abdomen bajo y la ingle. A menudo dura hasta 20
minutos y es causado por cambios repentinos de postura, como por ejemplo,
el rodar en la cama o al sentarse después de estar recostado. Los ligamentos
******ebook converter DEMO Watermarks*******
redondos son cordones de fibra-musculares los cuales ayudan a sostener el
útero y se extienden hasta el labio mayor. Estos ligamentos se pueden
atrofiar, alargar o poner más vascular durante el embarazo para sostener el
peso del bebé. Para aminorar el dolor, se sugiere contraer el ombligo y mover
la pelvis hacia atrás para sostener el peso del bebé antes de cambiar de
posición. En embarazos con bebés grandes o múltiples, se recomienda un
cinturón de soporte.
Urgencia y Frecuencia Urinaria Durante el Embarazo
Urgencia y frecuencia urinaria pueden ocurrir como síntomas normales al
principio y final del embarazo. En el primer trimestre, el útero gana peso
presionando la vejiga y no le permite expandirse como es habitual.
Generalmente, en el último trimestre la presión de la cabeza del bebe al
instalarse en la posición de parto, produce la sensación de urgencia urinaria.
Dolor en el pubis sínfisis y el embarazo
Este es causado por la laxitud de ligamentos durante el embarazo, el cual
causa un aumento en el movimiento de la articulación que sostiene la pelvis
en el frente. Puede ser de gran ayuda evitar sostener peso unilateralmente. Se
recomienda así mismo, ejercitar usando un cinturón sacro y consultar con un
terapista físico para estabilizar la postura durante los ejercicios y actividades
diarias.
Separación del recto abdominal
Se refiere a los músculos de la barriga del recto abdominal que tienden a
separarse durante el embarazo, esto debido a cambios anatómicos y
hormonales. Es importante estar conscientes de que los músculos
abdominales juegan un rol fundamental en la postura y para una buena
mecánica corporal (lo que se relaciona directamente con dolor pélvico)
entonces es necesario minimizar la separación muscular durante cualquier
programa de ejercicio.
Trabajo de parto y nacimiento
El esfuerzo físico del trabajo de parto y nacimiento puede en gran medida
afectar el piso pélvico de la mujer y puede establecer síntomas de dolor
pélvico. Incluso en situaciones de nacimiento ideales, los músculos del piso
pélvico se pueden estirar hasta alcanzar una medida y media de su largo
original. Esto a veces resulta en fibras musculares rotas o nervios sobre
estresados.
En civilizaciones occidentales, el parto está predispuesto también a otros
problemas. En colaboración con servicios médicos, las parejas tienden a pedir
******ebook converter DEMO Watermarks*******
la inducción del parto a su conveniencia en vez de dejar a la naturaleza tomar
su curso. La ruptura artificial de las membranas o la administración de
hormonas, como pitocin, para acelerar el nacimiento, podría hacer el parto
aún más difícil y doloroso. Esto además hace necesario el uso de más
medicación para el dolor, resultando en la pérdida de control y la necesidad
de practicar episiotomías más grandes. El proceso natural, aunque pueda ser
más largo, es más gentil con el piso pélvico. Por supuesto, hay situaciones en
que se necesita intervención para salvar la vida del bebe y la madre; el
escoger una obstetra que sea sensitiva en este punto es muy importante.
El trabajo de parto y alumbramiento pueden a veces
gatillar el síndrome de dolor pélvico
El parto en posiciones anti gravítales desafortunadamente aún son muy
comunes. Tal como los son el uso de analgésicos o anestesia los cuales
decrecen o anulan la participación activa de la madre en el parto. Algunas
veces el uso de instrumentos como fórceps resulta en grandes episiotomías y
roturas traumaticas del tejido.
Desafortunadamente, es usual escuchar a algunas mujeres quejarse del dolor
pélvico o disfunción después del parto. El dolor o disfunción que se mantiene
presente por seis semanas o más después del parto necesita cuidado médico
profesional. La mayoría de las quejas son por debilidad, estrés o urgencia
urinaria o incontinencia al mover el intestino. Un programa de ejercicios de
piso pélvico y entrenamiento de conducta es, usualmente, suficiente para
corregir este problema. De todos modos dyspareunia (dolor durante o después
de la relación sexual) o dificultad y dolor durante o justo después de mover
los intestinos, podría resultar en una sanación pobre o en la formación del
tejido de cicatriz. Y finalmente, en raras ocasiones, la abertura vaginal queda
muy estrecha debido a la sutura en la episiotomía.
Con el nacimiento de un bebe muy grande o en una posición difícil, como de
espalda, de cara o de cola, los huesos pélvicos se separan, especialmente si se
usan instrumentos como fórceps o succionadores. La madre puede sufrir de
dolor o quizás no pueda darse vuelta o hasta levantarse y caminar. Ella puede
también sufrir de dolor vaginal, supra púbico, sacro iliaco, e inguinal. El
movimiento de intestino puede agravar el dolor y a menudo se presenta
frecuencia y urgencia urinaria. Mediante un programa disciplinado de
estabilización de la pelvis con un cinturón sin peso y el apropiado ejercicio
combinado con liberación miofacial y liberación de puntos activadores, la
rehabilitación es posible con tiempo. De todos modos, esto debe ser una tarea
******ebook converter DEMO Watermarks*******
difícil para una nueva madre. Ocasionalmente, son necesarias inyecciones
dentro de la sínfisis púbica y de las articulaciones sacras para reforzar
estabilidad.
Reduciendo el riesgo de dolor pélvico después del parto
La sabiduría convencional no es siempre sabia. En el pasado, la creencia
convencional apoyaba las episiotomías en la línea media, se mostraba
indiferente a un trabajo de parto prolongado y ante una gran subida de peso
durante el embarazo. El entendimiento obstetra actual ha cambiado en
comparación con años anteriores. Abajo veremos algunas importantes
consideraciones al hacer planes para el parto. Estas consideraciones son aún
más importantes para alguien que sufra de dolor pélvico previamente.
La filosofía que guía el nacimiento puede
profundamente afectar la experiencia en la mujer y sus
chances de desarrollar dolor pélvico
Una decisión importante es el lugar donde se producirá el parto,
particularmente en términos de tener una filosofía o metodología gentil y
empática. Es importante una atmósfera relajada durante el parto porque le
permite a la madre estar más relajada y facilita el trabajo de parto.
También recomendamos escoger un médico empático y que apoye ideas de
parto natural. Esta podría ser un obstetra o un médico que se sienta
confortable con una paciente que este en trabajo de parto en diferentes
posiciones; alguien que sinceramente se compromete a estas prácticas y que
no esté simplemente aceptando porque sí. Alguien que realmente este
comprometido con estas prácticas.
Obviamente hay espacio para monitoreo médico y sueros intravenosos en
caso de partos difíciles o complicados. De todos modos, cuando no es
necesario el monitoreo e intervención médica, pensamos que la mujer debe
tener la libertad de caminar alrededor, ponerse en ‘cuatro pies’ (apoyada en
manos y rodillas) y balancearse con suavidad, mover rítmicamente la pelvis
como si “danzara” de lado a lado (hay reportes que hablan del origen del
“Baile del Vientre” como un ritual de parto) o quizás rebotar gentilmente en
una pelota de parto grande. La pelota de parto antes mencionada es inflable,
grande y dura, donde la madre se sienta y puede dar rebotes suaves y
rítmicos. Esta se recomienda a veces para que la madre ayude al bebé a
encontrar la mejor posición para bajar hacia la pelvis camino al canal
materno.
El tema del nacimiento está más allá de la envergadura de este libro.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Suficiente está con decir que preferimos el parto natural en un ambiente lo
más hogareño posible. Esto es lo opuesto a llevar a una madre en trabajo de
parto a un hospital en calidad de paciente. Y no transformar un proceso
hermoso y natural en un procedimiento médico.
Muchos expertos en partos apoyan la idea de que la
futura madre se quede en el hogar el mayor tiempo
posible
Un buen educador de parto o partera (especialmente entrenada para asistir)
puede ayudar con la decisión de cuando ir al lugar donde se producirá el
nacimiento, esto durante la fase final del embarazo. Durante estudios con
ratas de laboratorio se ilustró la importancia de quedarse, antes del
nacimiento, todo el tiempo que se pueda en un ambiente confortable y sin
estrés. En este estudio se mostró que al mover gentilmente a la madre que
entra en labor de parto y llevarla a otro lugar, el nacimiento se retrasa
significativamente, en la equivalencia a horas en seres humanos.
Se recomienda contar con el partero/a más experimentado disponible. A
veces, personas en prácticas privadas quisieran enseñarle todas las
posibilidades disponibles. Los hospitales o los educadores médicos
perteneciente al hospital, podrían en teoría, tratar de guiarle hacia sus propias
instalaciones. Algunos dicen que el contratar los servicios de un partero/a
certificado es una buena inversión. El partero/a usualmente tiene el tiempo,
la paciencia y facultades físicas y emocionales necesarias para apoyar a la
madre durante la experiencia del parto. Obviamente es importante estar en
buena forma física y practicar un buen programa de ejercicios que ayude a
estirar los músculos necesarios durante el parto, entrenar la resistencia,
relajación apropiada y buena postura.
También es importante aprender a contraer y relajar los músculos pélvicos
para facilitar el nacimiento. Masajear diariamente, el entibiar los músculos
vaginales y estrechar la abertura vaginal con un aceite natural como
almendra, sésamo y oliva podría ayudar a evitar desgarro durante el parto. Es
importante entender que, aunque nosotros recomendamos la práctica de yoga
para la preparación del nacimiento, la práctica de yoga muy vigorosa podría
sobre estresar los ligamentos (los que ya están suavizados por la hormona
relaxin). Es esencial encontrar un instructor de yoga que entienda el tipo de
ejercicio suave que ayudaría al parto.
La segunda etapa del parto tiene que ver con la dilatación de la cérvix hasta
casi 10 centímetros. La imagen popular de este momento es que la futura
******ebook converter DEMO Watermarks*******
madre, con el apoyo de todos en la habitación, puje muy fuerte por mucho
tiempo para tener al bebe. Hay, en todo caso, acuerdo en que no es una buena
idea pujar en una forma fuerte y prolongada durante esta segunda parte del
parto. Es imperativo pujar gentilmente y tratar de tener un segundo estado de
parto corto. Si se observa el nacimiento de una cría de ganado o a un
cachorro se ve que la madre jadea suavemente, puja un poco y jadea
nuevamente. Cuando la mujer coopera con su cuerpo, usualmente el útero
puede hacer su trabajo y es este el que hace la mayoría de trabajo expulsando
al bebe.
Muchos abogan que la posición de la madre durante el
parto natural es muy importante
Muchas mujeres de países del tercer mundo, quienes están acostumbradas a
estar en encuclillas, típicamente dan a luz en esa posición. En la posición de
encuclillas la abertura de la pelvis se ensancha. Algunos asesores de
nacimiento reportaron que la mayoría de las mujeres a las que se les dio la
opción de escoger la posición de parto, durante la segunda etapa, escogieron
esta posición. De esta manera el nacimiento es naturalmente asistido por la
gravedad.
Como hemos mencionado, algunos obstetras consideran que se debe evitar el
pujar prolongadamente en la segunda etapa del parto. Esto, porque se produce
el riesgo de que el tejido se rasgue y se presente dolor e incontinencia
después del parto. Además podría causar el alargamiento de los nervios y
músculos, lo que puede resultar en debilitamiento, prolapso pélvico, e
incontinencia (especialmente en la menopausia, cuando hay cambios
hormonales).
En relación a esto, está la tendencia actual de evitar la episiotomía, que es el
procedimiento en el cual se corta el perineo para permitir un paso más
espacioso para el nacimiento del bebe. Ambas episiotomías, la media lateral,
donde el la incisión es hecha en forma lateral en el perineo, o la episiotomía
media en la cual la incisión va derecho hacia abajo del perineo, no son
recomendadas por muchos obstetras porque pueden facilitar el desgarro. De
nuevo, la excepción es cuando la vida de la madre o el bebé están en peligro.
Controlar el peso, el estrechar los músculos ligados al
parto y la práctica de relajación pueden facilitar o
reducir el riesgo de trauma y dolor en la pelvis
El caso en contra la episiotomía puede entenderse por ejemplo comparándolo
******ebook converter DEMO Watermarks*******
con una tela. Típicamente para cortar la tela con más facilidad, usted hace
pequeño corte al principio de la esta, lo cual facilita un rasgado fácil del
tejido. Del mismo modo, la episiotomía tiende a facilitar el rasgado del tejido
más del que pudiera ocurrir naturalmente o espontáneamente durante el parto.
Es importante contar con la ayuda de un profesional experto para practicar la
incisión de episiotomía, porque no es fácil reparar un perineo o piso pélvico
severamente dañado.
También, al contrario a la indiferencia de la sabiduría convencional
relacionada a la subida de peso, muchos obstetras sugieren un límite de no
más de 20 o 30 libras (9 a 13 kilos aproximadamente). Más peso tiende a
significar un bebe más grande, lo que aumenta el riesgo de trauma al nacer.
Los ejercicios que aprietan el abdomen, a menudo no son muy gentiles a la
hora de ayudar a un parto fácil. Algunos doctores reportan que las bailarinas,
por ejemplo, tienden a tener más dificultades al dar a luz porque su pelvis y
abdomen han sido entrenados para permanecer rígido y contracto. Lo que ha
surgido la atención últimamente es que el control de peso, elongación y
técnicas de relajación tienden a facilitar el parto y disminuir el trauma.
Finalmente, la relajación ha sido apreciada universalmente en la facilitación
del nacimiento. Del mismo modo que nosotros apoyamos a nuestros
pacientes en cuanto a no temer al dolor y relajarse, la futura madre, al dar a
luz, hace bien en relajarse con la incomodidad y el dolor, en vez de ponerse
rígida. La madre que ha practicado un adecuado elongamiento y relajación
tiene mejor posibilidades de tener un parto fácil.
Dispaurenia ( Relaciones Sexuales Dolorosas)
Las mujeres que sufren de dispaurenia algunas veces son diagnosticadas
como “frígidas”, un diagnostico poco amable e ignorante, que hace pensar en
un problema sicológico o que simplemente odian el sexo. Se necesita un
tratamiento apropiado para el problema del dolor durante la relación sexual,
no importa cuál sea la causa de esta.
El dolor durante el contacto sexual, puede ser
usualmente reducido o eliminado al soltar la
contracción crónica y al relajar los puntos activadores
del piso pélvico interno y áreas de restricción
Este problema puede manifestarse a temprana edad, cuando las adolescentes
notan que hasta el tratar de insertar un pequeño tampón durante su
menstruación, puede resultar demasiado doloroso. Estas mujeres son,

******ebook converter DEMO Watermarks*******


usualmente, las mismas que encuentran difícil pasar por un examen
ginecológico, porque la inserción del especulo en la vagina les causa mucho
dolor. Algunas veces no pueden siquiera tolerar el examen ginecológico
realizado con el dedo del examinador.
Muchos de estos problemas vienen de la rigidez y del instinto de protección,
pero hay instancias donde el himen puede ser más grueso que lo normal y lo
transforma en una barrera física. Muchos de los pacientes responden bien al
estiramiento y masaje vaginal, la relajación de puntos activadores y del piso
pélvico. Esta condición raramente necesita cirugía.
Una joven mujer con dispaureunia viene a mi mente. Ella vino a nosotros
después de tener dos hijos. Su matrimonio nunca fue consumado. En vez, ella
se embarazo artificialmente con el esperma de su marido y ambos hijos
nacieron por cesárea. En sus treintas, ella y su marido finalmente decidieron
confrontar su inhabilidad para tener contacto sexual. Después de una
consulta, en donde se les enseñó las técnicas de masaje vaginal y Relajación
Paradójica, la pareja finalmente pudo tener contacto sexual. A menudo, hay
más factores envueltos en vaginismo (o espasmos y rigidez en los músculos
vaginales), lo que requiere más soltura de los puntos activadores y
miofaciales, al mismo tiempo que se trata con terapia sicológica y sexual.
Vaginismo
Vaginismo se refiere a un espasmo o rigor doloroso e instantáneo en los
músculos que están alrededor de la entrada de la vagina. El estado natural de
estos músculos es estar cerrados. Típicamente cuando la vagina esta relajada,
esta se puede abrir, permitiendo a la mujer tener relaciones sexuales, la
inserción del tampón, o la inserción de un dedo durante la examinación
médica. El antes mencionado espasmo abrupto, puede derivarse de
experiencias en la vida anterior del individuo, relacionado a condiciones
culturales, trauma sexual o experiencias sexuales negativas. Además de ser
doloroso y usualmente fuera del control de la mujer, esto puede afectar
profundamente su vida, interfiriendo con el desempeño normal de una
relación íntima, lo que no le permitiría a ella ser sexual o procrear hijos. Esta
es una situación difícil para cualquier mujer, el hecho es de no poder
desarrollarse en una relación sexual íntima por culpa de esta condición.
La diferencia entre alguien que sufre de vaginismo y alguien con dolor
pélvico, en pacientes que hemos tratado, es que la mujer solo tiene dolor
vaginal y constricción en anticipación a la actividad sexual, durante la
examinación médica o con la inserción del tampón. El Protocolo Wise-
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Anderson usualmente puede ayudar a la mujer a sobrellevar esta condición, al
enseñarle a auto practicar ella misma la Liberación de Puntos Activadores,
Relajación Paradójica y estiramiento vaginal, a veces usando diferentes
tamaños de dilatadores vaginales.
El protocolo Wise-Anderson ha ayudado a mujeres
selectas a sobrellevar el vaginismo
Bajo nuestro punto de vista, vaginismo no es un simple problema físico de
músculos con rigidez o espasmos, pero como muchas condiciones de dolor
pélvico, puede envolver condiciones y actitudes del pasado negativas.
Menopausia
A medida que la mujer se acerca a la menopausia, los niveles hormonales
decaen, se secreta menos mucus y el tejido vaginal se debilita. En esta etapa
de la vida podrían aparecer los problemas de relaciones sexuales dolorosas,
urgencia y frecuencia urinaria o hasta incontinencia. La terapia de remplazo
hormonal (ERT) o el remplazo localizado de estrógeno, que es insertado
directamente en la abertura vaginal, pueden ser muy dolorosos. Estas terapias
aumentan la salud del tejido vaginal y podrían ayudar con el estrés de la
incontinencia, si el problema fuese principalmente debido al debilitamiento
del tejido uretral. Algo que puede hacer la diferencia es un programa de
ejercicios del piso pélvico usando ambas contracciones: rápidas y lentas
(hasta haciendo contracciones de 5 a 10 segundos, y relajamientos del piso
pelvico, haciendo que se “caiga” el piso en su relajacion . Esto puede ayudar
en combinación con el estiramiento vaginal y una Liberación de Puntos
Activadores suave y Liberación Miofacial, y debiera hacerse con la
frecuencia necesaria.
El no perderse en un solo síntoma y perder el gran espectro
Es fácil “medicar” el tema del dolor pélvico en general y el dolor pélvico
femenino en particular. Al hacer esto se puede perder el gran espectro en que
una mujer que sufre de dolor pélvico es más que solo dolor pélvico. Bajo
nuestro punto de vista, hay muchos otros factores importantes envueltos en el
dolor pélvico femenino, además de los síntomas específicos que la medicina
tradicional toma en cuenta. El dolor pélvico femenino se presenta con un
aumento de la ansiedad y los niveles generales del sistema nervioso,
condicionamiento temprano, la calidad de sus relaciones, sus capacidades
dentro de las relaciones y el nivel de frecuencia de sus pensamientos,
emociones y de su pasado. El dolor pélvico, como lo entendemos y es
descrito en este libro, podría ser la consecuencia de, o podría ser exacerbado
******ebook converter DEMO Watermarks*******
por como algunas mujeres (y hombres) expresan sus miedos y suprimen sus
sentimientos, para mantener equilibrio en sus vidas. Al discutir esto, no
estamos de ninguna manera negando el hecho de que podría también haberse
producido un trauma o razones médicas por el cual se inició el síndrome del
dolor.
Una ilustración arquetípica de la relación entre emociones y dolor
pélvico
Mientras se escribía la cuarta edición de nuestro libro, una terapista física con
quien trabajamos cercanamente, reportó una sesión con una mujer que sufría
dolor pélvico, quien había experimentado un intenso rebrote de sus síntomas.
Todo esto, después de haber estado sin dolor por un periodo sustancial de
tiempo, practicando nuestro protocolo. Ella empezó a ver a la terapista en un
intento de revertir estos rebrotes de dolor. Durante el curso de terapia física,
sucedió un evento remarcable. Fue remarcable, no por lo inusual (es el más
común de los eventos) pero, porque el evento fue testificado en un ambiente
terapéutico. Esto fue lo que sucedió:
Durante la sesión de terapia física, mientras la terapista tenía el dedo
introducido en la vagina de la paciente, esta empezó a hablar sobre un asunto
que la tenía muy molesta. Mientras la mujer compartía sus sentimientos de
enojo, la terapista sentía como sus dedos eran apretados en la forma de un
tornillo, esto por los músculos pélvicos. Esta era una paciente de mediana
edad y la terapista estaba impactada por la fuerza de la contracción de los
músculos del piso pélvico de esta mujer mientras que ella compartía su
molestia—una fuerza de contracción siquiera vista en el piso pélvico de
mujeres más jóvenes. Nosotros enfatizamos que la contracción pélvica que
apareció repentinamente en esta paciente fue enorme.
La terapista física le pregunto a la paciente, “Sentiste eso?”, “sentí que?”,
respondió la paciente, “no puedes sentir el espasmo en tu pelvis en este
minuto, mientras hablas de esos sentimientos de enojo?”, le dice la terapista.
La paciente estaba atónita. “No puedo sentir nada”, contestó la paciente. Ella
no tenía ningún sentido de relación entre sus emociones y la reacción de sus
músculos pélvicos. Solo después de numerosos intentos de parte de nuestra
colega, ayudando a la paciente a recrear los sentimientos de enojo y sentir
simultáneamente sus músculos pélvicos contraerse, la paciente fue capaz de
apreciar lo que sucedía dentro de su pelvis cuando ella se molestaba.
Esta historia también se relaciona al fenómeno de espasmos cólicos visto en
el estudio (de 1950’s) que hemos descrito de acuerdo a estos estudios.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Recapitulando, ellos hablaron de un experimento, con un grupo de reclutas de
la Armada. Mientras estos recibían un examen rectal con un endoscopica
rectal, trajo a la luz una discusión sobre el caso. Un doctor le decía al otro:
“mira el cáncer en este colon”. Al momento que cada recluta escuchaba estas
noticias catastróficas, casi la totalidad de ellos sufrió espasmos en su recto.
Cuando se les informaba que no había tal cáncer y que esos comentarios eran
parte de un experimento (un experimento que no sería permitido hoy), el
espasmo rectal inmediatamente se relajó.
La historia de esta mujer y el estudio de la Armada del cáncer de colon, son
ejemplos que lo que nosotros creemos son ocurrencias diarias en las vidas de
hombres y mujeres que sufren de dolor pélvico. Más allá, así como la mujer
en nuestra historia, solo una pequeña parte de los pacientes con dolor pélvico
están al tanto de la conexión entre sus preocupaciones, enojos, ansiedad y la
reactividad emocional general con las fuertes contracciones en sus músculos
pélvicos. Creemos que los pacientes que no son sensitivos a las señales del
cuerpo, usualmente no ven conexión entre los hechos que ocurren en su vida
y el rebrote de dolor de los que sufren.
Nosotros creemos en la tendencia que las contracciones pélvicas crónicas de
una pelvis bajo estrés es el resultado de una reacción emocional muy fuerte
que sucumbe en el músculo pélvico. Proponemos, como se ha mostrado en
los ejemplos dados y por el estudio hecho por Gervirtz y Hubbard (en cuanto
al incremento de la actividad eléctrica de los puntos activadores) que la
fuente del dolor pélvico viene de ambas: de la actividad en los puntos
activadores y de la tensión crónica en la pelvis, potenciada por el sistema
nervioso.
La pelvis, para aquellos que sufren dolor pélvico, puede pensarse como el
sitio del “instinto estomacal”. Quizás lo que podríamos llamar “instinto
estomacal” en algunas personas, podría llamarse reacción pélvica en
individuos con dolor pélvico. Creemos que al momento en que una persona
con dolor pélvico se enoja o preocupa, sin ningún entrenamiento para
detenerlo, la contracción del piso pélvico es un componente. Esto es
particularmente cierto cuando un piso pélvico esta adolorido o híper irritable.
Y estas contracciones se detonan por eventos muy pequeños, que de otra
manera no tendrían efecto en la persona si la pelvis no estuviera irritada o
adolorida. En consecuencia, nuestro protocolo enfatiza la enseñanza a
pacientes sobre las habilidades de relajar sus músculos pélvicos
profundamente y bajar su nivel de ansiedad con regularidad.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Puntos Activadores Internos y Externos del Piso Pélvico
en Mujeres y Donde Ellas Típicamente Reflejan el
Dolor y las Sensación
En las siguientes páginas hemos compilado los puntos activadores internos y
externos, que con más frecuencia son implicados en el dolor pélvico en
mujeres. Adjuntamos también una descripción de sus patrones de referencia.
Las ilustraciones en las siguientes páginas muestran los puntos activadores en
los músculos pélvicos internos y externos.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
******ebook converter DEMO Watermarks*******
9
PREOCUPACIONES FRECUENTES
Existen ciertas preguntas, entre otras, que los pacientes preguntan acerca de
problemas de sexo, trabajo, relaciones, ejercicio, dolor, meditación,
psicoterapia, y tratamientos alternativos, así como que pueden hacer los seres
queridos. En este capítulo nos referiremos a ellas. Además, compartiremos
las perspectivas que creemos que son de más ayuda mientras usted está en el
medio del problema lidiando con la disfunción y dolor pélvico.
Manteniendo su perspectiva y ayudándose así mismo
Mientras más severos sean sus síntomas, mas su vida tiende a girar alrededor
de ellos. Un estudio reporto que lidiar con dolor pélvico tiene el mismo
impacto en la vida de alguien que lidiar con enfermedades cardiacas,
inflamación crónica, o enfermedades intestinales.
En la recuperación del dolor pélvico no es de ayuda
referirse al dolor pélvico como un enemigo
La mayoría de los pacientes están ansiosos y deprimidos y consideran que su
dolor pélvico como una condición alienígena que ha invadido sus vidas. Una
de las intenciones de este libro es lidiar con el dolor pélvico desde diferentes
perspectivas incluyendo un grande problema existencial. En esta sección
discutiremos la gran perspectiva.
El dolor pélvico usualmente no ocurre en alguien que se siente balanceado,
relajado y feliz. Tiende a ser la expresión de los que están fuera de balance,
con miedo, y fuera de orden. Visto de esta manera, usted puede considerar su
dolor pélvico y disfunción un consejero íntimo acerca de su vida. El dolor
pélvico no es su enemigo. Considere el dolor pélvico como parte del
curricululm principal de su vida y no una distracción de él.
Aceptando que usted tiene dolor pélvico, y trabajando
para resolverlo con bondad y paciencia, es una actitud
crítica que enfatizamos
Quizás su curriculum tenga que ver con aprender a escuchar su propio
cuerpo, encarar y manejar su ansiedad, manejar su manera de pensar y así no
enojarse y frustrarse tan fácilmente, suavizar su tendencia general a estar
emocionalmente reactivo, a permitir sentimientos de amor y ternura, o
expresarse así mismo en vez de sujetar las cosas dentro de usted. Cualquiera
que sean las lecciones que están ahí para usted, creemos que su resolución
******ebook converter DEMO Watermarks*******
puede influenciar positivamente su sanación.
Usted realmente tiene una opción de cómo ve su condición
Un hombre joven con dolor pélvico nos llamó desde el área de Nueva York.
El estaba muy angustiando acerca de su dolor y otros síntomas. Más que
nada, él quería que su interés sexual retornase, un interés que había decaído
desde que su condición comenzó. Su ansiedad daba vueltas en numerosas
teorías que leyó en Internet que lo condenaban a una vida en la cual él nunca
se mejoraría.
“Usted cree que esto es una enfermedad de autoinmunidad?” preguntaba él,
mientras citaba alguna información que había leído en internet. Este joven
hombre, como mucho de nuestros pacientes, intenta descubrir una solución
para su problema leyendo la literatura y los conflictivos puntos de vista e
información en la web. Este es un tema el cual ofrecemos un consejo a
continuación.
Las teorías que el leyó acerca de las implicancias de autoinmunidad,
organismos ocultos, nervios atrapados, y patologías neuronales tienden a
ofrecer una evidencia de pobre soporte o tratamiento efectivo. Ellas son
largamente especulativas.
El resultado de su lectura lo puso más ansioso y dudoso que antes. Mientras
más leía más asustado se ponía, y más crecía su dolor. El no sabía que creer y
su pensamiento interpretaba su condición como la más desvalida de las
perspectivas, generadora de miedos, y que no le ofrecía nada, mientras su
condición empeoraba.
Una vez comenzado nuestro protocolo, un número de pacientes decide parar
de leer acerca de ideas relacionadas al dolor pélvico. “Todas esas teorías y
especulaciones acerca de mi condición me asustaron”, dijo un paciente. “Por
ahora, decidí no leer más al respecto, y en lugar de eso, enfocarme en la
acción constructiva que estoy tomando al escoger comenzar este
tratamiento”. De esta forma, ellos escogieron tomar responsabilidad en cómo
ven su condición.
El dolor no es el peor sufrimiento
No es el dolor lo que es la profunda fuente de sufrimiento cuando alguien
lucha con el síndrome de dolor pélvico crónico. Si sabemos por seguro que
nos vamos a recuperar, la mayor molestia y dolor pélvico estaría Ok, aunque
sea algo que no escogimos.
Pensamiento catastrófico, dudas y miedo son
usualmente el peor de los sufrimientos en lidiar con
******ebook converter DEMO Watermarks*******
dolor pélvico
Nosotros probablemente estaríamos bien sin el tipo de angustia que está
presente en la mayoría de las personas que sufren de dolor pélvico. Es el
significado que usted le da a los síntomas lo que causa el real sufrimiento.
Ciertamente, es el significado catastrófico que uno le da a los síntomas y
como el impacto de este significado interactúa con el dolor y la tensión lo que
hace tan difícil enfrentarse con el dolor pélvico. Considere este joven
muchacho que nos llamó en un gran estado de ansiedad acerca de su
condición. El era buenmozo, realizado, saludable y admirado por sus colegas.
Las mujeres se enamoraban de él regularmente. Sus amigos lo adoraban. El
era exitoso en su profesión. El lo tenía todo.
Por tres años, él experimentó dolor en la punta del pene como también
molestia después de la eyaculación y frecuencia y urgencia urinaria. Los
doctores, los cuales él fue afortunado de ver, le dijeron que no encontraban
nada malo en él y que no había nada de que preocuparse. El les creyó. El
caracterizo estos síntomas así mismo como una molestia insignificante y
siguió con su vida sin una preocupación mayor.
Internet a menudo provee menos que información
tranquilizadora a los pacientes con dolor pélvico que
buscan tranquilidad
Entonces él fue a Internet y comenzó a leer historias asustadoras de aquellos
que han sufrido dolor pélvico y que no ven la luz al final del túnel, y
asustadoras historias especuladoras acerca del dolor pélvico. Su dolor se
tornó mucho peor rápidamente y el cayó por un espiral obscuro y profundo
que lo llevó a un estado de rabia. Su sueño se tornó perturbado, se apartó de
la sociedad y comenzó a preocuparse que otros lo abandonaran dada su
condición. Su dolor, de pasar a ser una molestia menor, en ocasiones era
insoportable. Su vida se volvió un infierno.
Esto siguió pasando por un buen tiempo. Luego encontró nuestro libro y tan
rápido como se fué a través de la espiral en su noche más obscura de su alma,
salió de ella. Entonces se volvió claro lo que estaba pasando con él y ambos,
sus síntomas y su actitud, mejoraron dramáticamente. Asistió a una de
nuestras clínicas y su condición mejoró aún más. Comenzó a tener días en
que no tenía síntomas. En vez de una espiral descendiente de negatividad, la
cual describimos como el ciclo de tensión-ansiedad-dolor, comenzó una
espiral positiva fuera de su hoyo. Su punto de vista de su condición y su

******ebook converter DEMO Watermarks*******


significado cambiaron. Detuvo su pensamiento catastrófico y vio la
posibilidad de volverse libre de síntomas. Los altos y bajos de su dolor físico
y disfunción fueron tremendamente influenciados por su forma de ver que es
lo que sus síntomas significaban.
Lo que usted piense de su dolor pélvico puede afectar
éste tremendamente
En su clásico libro, Desde el Campo de Muerte al Existencialismo, el
psiquiatra Victor Frankl descubrió que mientras estaba en un campo de
concentración Nazi en la Segunda Guerra Mundial, una cosa que los Nazis no
podían quitarle, era su opción de como él veía las cosas. Frankl era claro en
su creencia que la forma que escogió de ver las cosas le ayudo a sobrevivir. A
continuación discutiremos la estrategia a seguir para lidiar con el popurrí de
teorías y remedios ofrecidos para tratar dolor pélvico crónico.
En el capítulo 3, discutimos el efecto nocivo—el efecto de creer que algo
inofensivo puede dañarlo a uno. Teorías en Internet que pintan sus síntomas
como un desamparo, si es creído así, puede verse como nocivo. Muchas
personas con dolor pélvico caminan por ahí miserablemente por años
creyendo teorías que pintan una pintura catastrófica de sus síntomas.
Un punto de vista pesimista de su condición puede literalmente causar
más dolor
Hemos mostrado que existe evidencia científica demostrando que su
perspectiva directamente afecta su dolor. El Dr. Richard Gevirtz, uno de los
investigadores que descubrió que el estrés incrementa el nivel de actividad
eléctrica (y dolor) en puntos activadores, lo pone de esta manera en una
llamada telefónica. Él dice “cuando la gente tiene un modelo claro de lo que
está pasando con ellos y entiende que hay algo que ellos pueden hacer para
ayudarse así mismo, ellos ‘de-catastrofizan’ lo que está pasando con ellos.
Este cambio de visión puede físicamente bajar su dolor al reducir los efectos
de la subida del sistema nervioso simpatético dentro de los puntos
activadores. La fuente de su dolor no es independiente de sus pensamientos y
sentimientos.”
Un colegio de psicología dijo que la terapia cognitiva se focaliza en ayudar
individuos ansiosos y deprimidos a identificar su habitual pensamiento
negativo que gatilla o agrava su depresión o estados de ansiedad. Desde el
punto de vista de la terapia cognitiva, cuando existe una opción, usted se va a
sentir mejor cuando vea el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Un
montón de proverbios ilustra este punto.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
La única diferencia entre una piedra para apoyarse y
una piedra que es un obstáculo es lo que usted hace de
ella.
Un vaso lleno hasta la mitad con agua puede verse de
igual forma como medio vacío.
Cuando usted es perseguido hasta las afueras de la
ciudad, eleve una bandera y pretenda que está llevando
un desfile.
Cuando la vida le da limones, haga limonada.
Un optimista y un pesimista
Un psicólogo quería estudiar niños gemelos idénticos, uno de ellos era
considerado un optimista y el otro un pesimista. El niño pesimista fue puesto
en una habitación llena de juguetes. El niño optimista fue puesto en una
habitación llena de guano de caballo. Cuando el psicólogo regresó después
de varias horas, encontró que el niño pesimista no se había movido de su
silla. Cuando le preguntó al niño porque no se había movido de su silla para
jugar con los juguetes, el niño respondió que tenía miedo que podía
romperlos. Cuando el psicólogo entró en la habitación del niño optimista, se
sorprendió al ver al niño cubierto de guano mientras escarbaba en él. Que
estás haciendo? Preguntó el psicólogo. Sin vacilar el niño optimista dijo,
“Con todo este guano, tiene que haber un poni en alguna parte.”
Cuando no tenemos síntomas físicos, a menudo podemos tolerar formas
negativas de pensar. Con una condición como la de un Dolor de Cabeza en la
Pelvis, la cual esta tan íntimamente vinculada al despertar del sistema
nervioso y el tipo de pensamiento que lo gatilla, nuestra habitual forma
negativa de pensar es menos benigna. Ella incluso incrementa nuestro nivel
de dolor y sufrimiento.
El Pensamiento catastrófico solo lo hace más miserable y usualmente no
es verdad
Pensamientos catastróficos es un nombre dado a una pesimista y negativa
forma de interpretar un evento en el cual usted siempre imagina lo peor. Los
siguientes ejemplos de pensamientos catastróficos ilustran nuestro punto.
Imagine que usted siente una molestia rectal un poco mayor que lo usual
cuando está sentado. Al darse cuenta usted piensa que quizás el doctor no ha
visto un tumor que puede ser canceroso. Entonces usted imagina que lo están
operando para sacarle el tumor. Eventualmente usted muere a pesar que le
******ebook converter DEMO Watermarks*******
removieron el cáncer. Usted imagina que durante su muerte nadie lo desea
cuidar y muere solo.
El pensamiento catastrófico es casi siempre una
defensa en contra de la decepción
Esta forma de pensar es muy común en muchos pacientes que vemos. Cuando
usted tiende a pensar catastróficamente, este tipo de pensamientos a menudo
se sienten desapercibidos. Cuando usted piensa catastróficamente, usted
usualmente esta solo levemente consciente del contenido de sus
pensamientos, y solo se vuelve completamente consciente de ellos y sus
efectos después de examinarlos con detalle.
Intercambiar posible decepción por pensamientos
catastróficos es una mala ganga
En pensamientos catastróficos, el miedo siempre sobresale. El pensamiento
que algo serio anda mal en usted dispara una alarma en su cuerpo que libera
substancias de emergencia como adrenalina y cortisol, preparando a su
cuerpo para pelear o correr. De pronto, sus pensamientos crean un evento
físico dentro de usted mismo.
Cuando usted comienza a catastrofizar acerca del dolor rectal, como lo
describimos anteriormente, usted inconscientemente se cuenta una historia.
Usted salta de un momento presente a cuatro o cinco pasos al futuro cuando
es diagnosticado con cáncer. Cuando usted tiene dolor pélvico del tipo que
describimos, estos pasos que usted simplemente asume lo llevaran a que un
diagnóstico de cáncer es extremadamente probable—y no lo es! El
pensamiento catastrófico es raramente cierto y crea sufrimiento innecesario.
El miedo a cáncer u otro problema que ha permanecido sin diagnosticar es
común con individuos que vemos que tienen dolor pélvico. Este proceso
común de ‘catastrofizar’ el dolor pélvico y disfunción puede dar vueltas a
alguien en un estado de ansiedad en el cual el ciclo de tensión-ansiedad-dolor
aumenta el dolor y agrega miseria al dolor y disfunción ya existente. Creemos
que muchas visitas al hospital en calidad de emergencia por dolor pélvico
ocurren cuando pensamientos catastróficos fuertemente generan el ciclo de
tensión-ansiedad-dolor, el cual gira fuera de control.
La mayoría de los pensamientos catastróficos de las
personas raramente se vuelven verdad
Irónicamente, durante la escritura de esta sección de nuestro libro, recibimos
una llamada de alguien en la costa este de Estados Unidos el cual estaba en el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
estado de ansiedad que estamos describiendo. El se describía así mismo como
“volviéndose loco” mientras leía las narraciones de sufrimiento de dolor
pélvico en Internet las cuales no habían ayudado y eran desamparadas y
desesperadas. El decía que su dolor “estaba por el cielo”. El día después que
tuvimos la oportunidad de discutir nuestro protocolo y comprensión acerca
del tratamiento para síndromes de dolor pélvico, el reportó que no solamente
él se sentía emocionalmente aliviado, pero también el expresó su
desconcierto porque él dijo que su dolor había disminuido substancialmente
desde nuestra conversación con él. Es muy común en pacientes que hemos
visto que reporten una reducción de su dolor simplemente por la
confirmación que ellos sienten que quizás algo pueda ser hecho para ayudar
su condición. En un grado u otro, la mayoría de nuestros pacientes no solo
sufren con dolor pélvico y disfunción pero también de un punto de vista que
intensifica sus síntomas.
El tratamiento principal que usamos es apuntar a rehabilitar los músculos de
la pelvis y el hábito de tensarlos. Sin embargo, es muy importante lidiar con
el pensamiento que produce negatividad y ansiedad que es muy típico en
pacientes que tienen síndromes de dolor pélvico crónico. Las personas con
dolor pélvico que tratamos tienden a tener pensamientos catastróficos, aun
antes de que se manifestaran los síntomas. Cambiando esta tendencia es un
evento mayor de la vida y es esencial. Más adelante discutimos problemas
relacionados con lidiar con este tipo de pensamientos negativos que agravan
esta condición.
Manejando el pensamiento catastrófico que produce ansiedad/dolor: el
uso de terapia cognitiva
Como puede usted detener el tipo de pensamiento el cual produce ansiedad
innecesariamente y alimenta el ciclo de tensión, dolor y ansiedad? Primero
que nada usted debe ver la real conexión entre sus síntomas y su pensamiento
y entretener la idea que es posible cambiar el pensamiento catastrófico.
Entender que usted no siempre debe creer lo que
piensa marca el comienzo de la habilidad de manejar
el pensamiento catastrófico
Lo que generalmente puede ser llamado terapia cognitiva marca e identifica
un pensamiento negativo y ayuda al paciente a evaluar la credibilidad de este
pensamiento para que él o ella no sea una víctima de él. Por ejemplo, usando
principio de terapia cognitiva una persona pensaría, “Yo nunca puedo hacer
nada bien” en respuesta a una frustración que ellos están teniendo o un error
******ebook converter DEMO Watermarks*******
que ellos cometieron. Cuando la persona que desea ganar control de los
pensamientos catastróficos se puede dar cuenta del inicio de este tipo de
pensamiento, él o ella reflexionara, “Déjame revisar esta frase, ‘Yo nunca
puedo hacer nada bien’ y evaluar si hay verdad en ella”. A continuación
compartimos algunos ejercicios y procesos que usamos con pacientes.
Inventario de Pensamientos Negativos
El inventario de pensamientos negativos a continuación es un proceso de
estimación que usted puede usar para darse cuenta del efecto de sus
pensamientos en su condición. Escoja un periodo de tres horas cuando tiende
a sentirse peor y ponga atención a sus pensamientos. Use una pequeña
grabadora para registrar cualquier pensamiento negativo que se le ocurra
minuto-a-minuto. Después del pensamiento, escoja un número del 0 al 10
para su nivel de dolor. Algunos ejemplos de pensamientos relevantes pueden
incluir:
Cuál es mi problema?
El dolor empeora (quizás nunca se pondrá mejor)
Me recuperaré algún día?
Como puedo continuar?
El dolor no se pasa nunca
Aquí está el dolor de nuevo
No puedo entender porque se pone peor
Porque a mí?
Porque yo soy diferente de fulano
Estaré normal algún día?
Nunca me mejoraré
Como puedo vivir mi vida así?
Nadie me querrá así
Quizás tengo cáncer
Quizás tengo una enfermedad de transmisión sexual y
no me la han encontrado aun
Quizás tengo una bacteria u hongo que nunca me lo
encontraran
Si tan solo no hubiese tenido sexo con fulano(a)
Que pasará sino puedo funcionar?
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Que pasará si me despiden?
Quizás no sea capaz de mantenerme a mí mismo
Haga lo mejor que pueda para grabar sus pensamientos negativos y sus
efectos en sus síntomas. Este puede que no sea el ejercicio más divertido,
pero creemos que es instructivo en ayudarlo a ver la frecuencia de ciertos
pensamientos y sus efectos. Cuando haya grabado quince minutos de estos
pensamientos, escúchelos al final del periodo de relajación. Note el nivel de
sus síntomas pélvicos cuando escucha estos pensamientos. Grabe sus
reacciones y pensamientos después de este ejercicio.
Indagando dentro de pensamientos negativos y catastróficos con
comprensión
Nuestro cuerpo responde a la condición en la cual nos encontramos. Nuestro
cuerpo tiende a responder a nuestros pensamientos como si fueran reales,
aunque lo sean o no. Una persona ve una cuerda lo cual inicia un
pensamiento que la cuerda es una serpiente. Esta persona responderá
probablemente con alarma y ansiedad en el cuerpo que instintivamente se
prepara para una peligrosa serpiente. Cuando ve la cuerda y se libera de la
idea que es una serpiente, su estado de alarma se detiene y su cuerpo se relaja
porque él descubre que no hay peligro.
La comprensión de que muchos sufrimientos vienen
de nuestro pensamiento y no simplemente de lo que
nos sucede en nuestras vidas, ha ocurrido a personas
precavidas por muchos siglos
La terapia cognitiva no es nueva. Es un término general que se refiere a la
comprensión que pensar, en gran parte, crea la realidad en que vivimos. Los
principios básicos de la terapia cognitiva son encontrados en documentos
históricos, El Dharmapada, declara que nosotros creamos el mundo que
vemos con nuestros pensamientos. Si pensamos que somos víctimas,
arruinamos nuestras vidas. Cuando nuestra visión no nos ve como víctimas,
nuestras vidas se transforman.
La terapia cognitiva es encontrada en el trabajo de Albert Ellis en su Terapia
Racional Emotiva, y en el trabajo de Aaron Beck, el cual hemos mencionado
antes, es un libro existencial y una poderosa forma de terapia cognitiva. Por
ejemplo, en una de sus lecciones iniciales en Un Pasaje de Milagros, es
mencionado que el significado no es inherente a nada. Por el contrario,
nosotros damos significado a todo lo que vemos. El curso de un año de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
duración, ofrece lecciones diarias para ayudar a estudiantes que asisten al
curso, a tomar el control sobre lo que piensan.
La mejor forma de terapia cognitiva, en nuestra opinión, es ofrecida en el
trabajo de Bayron Katie quien provee un acercamiento a desechar
pensamientos catastróficos por medio de un proceso que usted puede hacer
por sí mismo. Su método, el cual hemos adaptado para lidiar con
pensamientos negativos alrededor del dolor pélvico, ofrece una forma de
soltar la aferración de un habitual pensamiento negativo y catastrófico.
Paso Uno: Encontrando el pensamiento fuente
La clave para desarmar el pensamiento catastrófico relacionado al dolor
pélvico y disfunción, involucra primero identificar el pensamiento fuente al
cual usted teme y la ansiedad que se apoya en él.
En la terapia cognitiva, el pensamiento fuente es el
pensamiento básico y fundamental que nos causa
angustia
Muchos médicos rara vez tienen el tiempo o inclinación para indagar en la
forma de pensar en el común de personas con dolor pélvico. Típicamente, la
persona con síndromes de dolor pélvico crónico vive en un mundo obscuro
de pensamientos negativos que raramente los comparte con alguien más.
Cada pensamiento negativo es tomado como real por el cuerpo, mientras se
contrae por el asustador mundo creado por los pensamientos. Estos
asustadores pensamientos son como gasolina en el fuego en el dolor pélvico,
inflamando el dolor y el ciclo de tensión, ansiedad y dolor.
Formulando el pensamiento fuente como una aseveración y no una
pregunta
El inventario de pensamientos negativos es una fuente enriquecida de
pensamientos fuentes alimentando mucho sufrimiento en los síndromes
pélvicos. El proceso de terapia cognitiva trabaja mejor con pensamientos
fuentes que son simples declaraciones aseverativas. Es útil anotar estos
pensamientos en la forma de frases. En vez del pensamiento “Estaré alguna
vez normal?” la reformulación del pensamiento se da vuelta y se lee, “Yo
nunca estaré normal”. En vez del pensamiento “Alguna vez disfrutare del
sexo de nuevo?”, el pensamiento reformulado es “Yo nunca podré disfrutar
del sexo nuevamente”.
Es también útil tomar el pensamiento catastrófico que aparece tentativo y
hacerlo definitivo. El pensamiento “Quizás voy a estar con dolor por el resto
de mi vida” se torna entonces “Voy a estar con dolor el resto de mi vida.”
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Toma coraje para encarar un pensamiento que es
asustador o desalentador con una actitud de curiosidad
y franqueza
Ambos, el hacer el pensamiento negativo en frases y hacerlos parecer como
certeros, los están encajando en una forma en la cual el cuerpo los escucha.
Esta re-formulación hace que la lanceta de estos pensamientos sea fácil de
identificar y lidiar cuando su validez es cuestionable a través de este proceso.
Paso Dos: Encarar el pensamiento fuente con franqueza y curiosidad
Como el dolor, los pensamientos negativos no son su enemigo. Ellos
provienen de la lucha de una persona asustada para protegerla. Los
pensamientos conscientes encarando el pensamiento negativo de alguien
pueden aparecer atemorizadores y depresivos. Esta aproximación, sin
embargo, en claramente formular el pensamiento fuente y luego examinar su
legitimidad, usualmente ilumina su impacto. Al aprender a encarar y evaluar
la validad del pensamiento negativo, es a menudo posible suavizar o
neutralizar esta forma de pensar. Es mejor encarar el pensamiento negativo
con curiosidad y con interés en ver si los pensamientos son verdad o no.
Como evaluar la validad de los pensamientos fuentes desde su corazón
Es a veces útil experimentar con traer la atención al sentimiento en el área de
su pecho y corazón. Sienta la respiración y la sensación en su pecho mientras
el aire entra y sale. Con sus ojos cerrados y su atención en su corazón y área
del pecho, diga su nombre y sienta el sentimiento en el pecho. Por ejemplo
usted puede decir, “Mi nombre es Juan” o “Mi nombre es Claudia” y luego
sentir la sensación en su pecho de veracidad diciendo su nombre.
Ahora mantenga la atención en el área de su pecho y complete la sentencia,
“Mi nombre es _____” pero usando un nombre falso. Si su nombre es Juan,
perciba como se siente en su pecho al decir que su nombre es José o Patricio.
Usted probablemente sentirá un pequeño aprieto o extrañeza en su pecho.
Experimente su sentimiento en su pecho diciendo su verdadera ocupación
(ejemplo: Soy Ingeniero) y note el sentimiento en su pecho cuando usted no
dice la verdad (ejemplo: Soy un cocinero u una profesora de preparatoria).
El punto de la terapia cognitiva en lidiar con
pensamientos catastróficos es en último término
eliminar y liberar pensamientos que causan
sufrimiento innecesariamente
El objetivo de este ejercicio es sentir la reacción de su cuerpo a lo que es
******ebook converter DEMO Watermarks*******
verdad y lo que no lo es. El cuerpo puede ayudarlo a direccionar la validez de
sus pensamientos negativos. Refiérase a los sentimientos en su cuerpo
mientras direcciona las preguntas que aparecen más abajo.
Examinando la validez del pensamiento fuente
Después que usted ha identificado el pensamiento fuente (es útil escribir los
pensamientos y las respuestas a las preguntas en un papel), hágase las
siguientes preguntas así mismo acerca del pensamiento. Sienta el área en y
alrededor de su pecho y responda a las preguntas desde esta área. En otras
palabras, sus respuestas deberían concordar con el sentimiento en el área de
su pecho.
Cuestione su pensamiento fuente de la siguiente forma:
1. Cuál es la evidencia que tengo para este pensamiento
fuente?
2. Usando esta evidencia, puedo decir por seguro que este
pen​samiento es verdad?
3. Que pasa físicamente dentro de mi cuando creo que mi
pen​samiento es verdad?
4. Que sucede con mi auto estima cuando creo que este
pen​samiento es verdad?
5. Que le pasa a mi experiencia de fuerza de vida, mi
generosidad y amor cuando creo en este pensamiento?
6. Cuál ha sido el efecto de este pensamiento o este tipo de
pen​samientos en mi vida en el pasado?
7. Que pasará con mi vida si yo simplemente fuera incapaz
de pensar este pensamiento o este tipo de pensamiento?
8. Cuál es el pensamiento opuesto a este?
Le pedimos a nuestros pacientes que noten el efecto de etas preguntas en su
ánimo y el impacto que este pensamiento tiene en ellos. Pensamientos
negativos y catastróficos usualmente han sido practicados por largo tiempo.
Este proceso de cuestionamiento necesita ser hecho a menudo durante el día
ya que este tipo de pensamientos aparecen muy a menudo. Es posible que
este proceso ayude a reducir el nivel de sufrimiento que ataña el dolor pélvico
y la disfunción.
Los pensamientos catastróficos tienden a iniciar
******ebook converter DEMO Watermarks*******
patrones específicos de tensión. Cuando usted
físicamente relaja esta tensión, usted puede reducir los
pensamientos catastróficos y el impacto en el cuerpo
Nuestra descripción de este proceso es raramente suficiente para volverse
diestro en el. Discutimos este método en nuestra clínica mensual de 6 días.
Información específica acerca de esta terapia cognitiva puede ser encontrada
en www.thework.org y en los libros de Bayron Kate.
El uso avanzado de Relajación Paradójica: distinguiendo el brote de
pensamientos asustadores y la tensión relacionada a dichos pensamientos
La terapia cognitiva se focaliza en el contenido de que es lo que usted está
pensando. Edmund Jacobson descubrió que cada pensamiento negativo tiene
su propia postura muscular característica. Esto significa, por ejemplo, que
cuando usted piensa el pensamiento, “Quizás nunca más podré liberarme de
este dolor”, no será inusual que sus hombros se eleven, su diafragma se
hunda, su quijada se tense y su esfínter anal se contraiga, en su frente se
formen surcos y sus ojos luzcan hacia abajo. Todos los pensamientos que
producen ansiedad tienden a recluir sus propias características de tensión
muscular.
Mientras que cada pensamiento negativo tiende a tener su propia
configuración de tensión muscular, en general, cada pensamiento tiende a
despertar una particular imagen mental visual que causa que los ojos se
tensen y que miren en cierta dirección. Por ejemplo, cuando usted tiene el
siguiente pensamiento “Quizás nunca más podré liberarme de este dolor”,
usted puede tener la visión constante de usted mismo acostado en una cama
deshabilitado, solo, como una persona envejecida. Esta visión mental es clave
para los pensamientos negativos y tiene su propia tensión sutil de los
pequeños músculos de los ojos.
Descubriendo el método para soltar la aferración a los
pensamientos negativos que solo le traen desolación,
es un descubrimiento que cambia la vida
La mujer que describíamos anteriormente que compulsivamente imaginaba
que mataba a su hijo, aprendió este procedimiento de identificar y liberar la
tensión muscular asociada a este horrible pensamiento. Al hacerlo, ella se
liberó de la culpabilidad y miedo que era estimulado por este pensamiento.
Es importante volverse consciente de y ganar control sobre los pensamientos
negativos, especialmente el pensamiento que es parte de un hábito de
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tensionar los músculos de la pelvis. Para algunos individuos, puede ser un
cambio de vida el poder hacer esto.
La terapia cognitiva en sí misma, es usualmente limitada en su habilidad a
calmar pensamientos catastróficos cuando los síntomas de uno continúan
imbatidos y fuera de control. Cuando logramos hacer algo que claramente
reduce o detiene nuestros síntomas, pensamientos catastróficos acerca de los
síntomas, típicamente desaparecen.
Qué hacer con el conflicto (a menudo asustador y desalentador) de
Internet acerca de su condición?
A menudo somos consultados por otras teorías con respecto a la naturaleza
del dolor crónico, un tema que ya tocamos anteriormente. Muchos individuos
a los que les preguntamos acerca de otras teorías están en un estado de
ansiedad y ya están buscando por algún tipo de confirmación o guía para la
naturaleza de su condición y el mejor curso de tratamiento. Cuando ellos van
a Internet, ellos leen acerca de varias teorías antagónicas que el dolor pélvico
crónico puede ser un desorden inmunológico, una condición causada por un
nervio atrapado, una condición que oculta una bacteria que no ha sido
descubierta, o una condición pélvica de deteroramiento neurológico. Estas
teorías a menudo tienden a promover miedo y desolación en la victima.
Cuando usted tiene dolor pélvico, es profundamente perturbador leer teorías
que promueven miedo, desolación, y confusión o escuchar historias de
personas que no están bien con su dolor y disfunción. Cuando usted tiene
dolor y disfunción, usted usualmente siente algún grado de ansiedad y
desolación el cual a menudo es exagerado por este tipo de teorías. Alguno de
nuestros pacientes nos han preguntado si ellos deberían ignorar estas ideas
que leen en la web o simplemente evitar los sitios de Internet relacionados
con el dolor pélvico. Otros nos han preguntado si existe una forma de
averiguar si de hecho ellos tienen el problema que estas teorías proponen.
Si una teoría o idea acerca de su condición lleva un curso de acción o
tratamiento para ayudarlo sin un riesgo inaceptable, entonces puede ser una
idea que amerita su cuidadosa consideración. Usted deseará investigar la
eficacia de dicho curso de tratamiento así como el riesgo y costo.
En general, los pacientes que hemos visto que han
tenido las experiencias más difíciles con el dolor
pélvico son aquellos que renuncian a su propia
intuición y juicio en sus decisiones acerca de que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
hacer al respecto
Si la teoría, por otro lado, lleva consigo (a) ausencia de tratamiento o acción
a ser hechas para ya sea ayudarlo o protegerlo, o si el tratamiento lleva
consigo peligro que usted no está dispuesto a arriesgar, o (b) ofrece evidencia
no definitiva, y (c) solo ayuda a crear miedo, dudas, y desautorización en su
vida, le sugerimos que se diga así mismo “Esta es la teoría de alguien más.
No hay prueba definitiva para ello. No ofrece nada para ayudarme o
protegerme o lleva a riesgos innecesarios. Crea miedo y dudas en mí. Esta Ok
para mí en desechar la idea de alguien más la cual no ha sido probada y la
cual yo considero que emerge evidencia substancial y/o algo que hacer al
respecto. Por lo tanto la puedo ignorar como una idea de alguien más que no
ha sido probada.”
Este tipo de auto-conversación es la práctica de terapia cognitiva. Usando
terapia cognitiva para ideas que tienden a promover pensamientos
catastróficos es particularmente importante porque, como hemos discutido, la
ansiedad tiende a incrementar los síntomas.

La fé es algo que usualmente se discute en la iglesia acerca de asuntos que
son espirituales. Es raramente discutida en la consulta del doctor como parte
de una condición médica. Cuando usted tiene fé, usted tiene la confianza que
de alguna manera todo estará bien. Cuando usted tiene fé, aun no sabiendo
como las cosas van a resultar, usted se siente seguro que usted no tiene que
saber. Usted confía en que las cosas simplemente van a resultar bien.
Estar dispuesto a tener una pequeña luz de fé que
usted encontrará el camino, puede tener un impacto
real en sus síntomas
Fé es una plataforma que lo sostiene y a través de la cual usted mira su vida.
Es una actitud que usted trae a situaciones en las que el resultado no es
inmediatamente claro. Fé es una disposición de creer que a pesar que usted
no vea la luz al final del túnel, existe luz ahí. El gran poeta Rainer Maria
Rilke escribió a un joven poeta que estaba enojado acerca de su falta de
facilidad y suceso en poesía. Rilke le dijo al joven poeta que tuviera
paciencia con lo que no se había resulto aun con él y que encarara sus
preguntas y problemas no resueltos en ellos mismos sin tratar de imaginar
una respuesta. Era el vivir en la preguntas, en estar completamente presente
en la niebla de las dificultades (sin sucumbir en pensamientos catastróficos),

******ebook converter DEMO Watermarks*******


Rilke le escribió a él, que ya sea lo que esté incluido en las situaciones no
resueltas, las respuestas llegarán.
El regalo del dolor pélvico y los cuatro caballos
Mientras que nadie desearía dolor pélvico para alguien, este puede verse
como un regalo en el sentido que forzará a hacer algo más allá de lo normal
para cuidarse así mismo. Demanda que hagamos lo que sea necesario para
aliviarnos. La siguiente es una tipología de los cuatro caballos.
El primer caballo se mueve apenas uno salta en su espalda. No palabra o
latigazo es necesario. Este caballo sabe lo que tiene que ser hecho y comienza
a galopar tan pronto como es montado. El segundo caballo comienza a
galopar cuando ve la sobra del látigo elevarse. Mientras que no es tan
animoso para moverse como el primer caballo, solo toma una indicación del
látigo para empezar a galopar. El tercer caballo se mueve cuando siente la
sensación suave de su látigo y la presión de sus tobillos en los lados de su
estómago. Este caballo es menos ansioso para moverse y requiere alguna
evidencia física de sus intenciones para moverlo. El cuarto caballo solo se
mueve cuando siente el azote de su látigo en el centro de sus huesos.
La mayoría de nosotros aprendemos de la forma más
dura
La mayoría de nosotros somos como el cuarto caballo. La mayoría de
nosotros solo compramos un paraguas cuando está lloviendo y engrasamos
una rueda solo cuando comienza a rechinar fuertemente. Aquellos que vienen
a nosotros con dolor pélvico y disfunción usualmente lo hacen cuando los
síntomas los asustan, o comienzan a interrumpir sus vidas.
Aun cuando hay dolor y disfunción, la mayoría de los pacientes están solo
dispuestos a hacer nuestro demandante protocolo cuando están al final del
camino y no hay otra opción. Su motivación viene de sentir que ellos no
pueden continuar de la misma forma que lo han estado haciendo. Cuando el
dolor es intermitente o el impacto de los síntomas es mínimo, los pacientes
tienden a estar menos motivados a hacer lo que toma para lidiar con
síndromes de dolor pélvico crónico.
Las personas les va mejor con nuestro protocolo
cuando su actitud es de “Haré lo que sea necesario”
Cuando los pacientes están buscando por la “solución rápida”, los animamos
a que lo hagan y que regresen a nosotros si no la encuentran. Pacientes que
no han alcanzado el punto o el grado de exasperación tienden a no ser buenos

******ebook converter DEMO Watermarks*******


candidatos para nuestra aproximación porque ellos no están listos a gastar el
esfuerzo y focalización necesaria de nuestro protocolo para tener una
oportunidad de ayudarse.
Sufriendo como clemencia
Ram Dass fue uno de los maestros espirituales de jóvenes en los 60s y ha
permanecido como iluminado para muchos desde aquel tiempo. En las
últimas décadas, Ram Dass propuso la idea que sufrir puede ser visto como
un regalo de Dios. “Sufriendo como una bendición” significa que usted
confiesa que aun cuando usted no hubiera escogido tener que sufrir los que
está viviendo, sin embargo puede ser algo que tiene la posibilidad de
transformar su vida.
Usualmente el darse cuenta que sufrir puede ser visto como un honor es
percibido después que el sufrimiento se ha resuelto. Sin embargo, muchas
personas que activamente han tenido un interés en su vida interior indagan de
como su sufrimiento puede ayudarlos a crecer y beneficiar sus vidas.
Ram Dass también introdujo una idea relacionada, la cual tocamos en
relación a cualquier dificultad que usted pueda estar encarando en un
momento en particular y no son distracciones del ‘curriculum’ de su vida,
pero es parte principal del curriculum en sí. Muchas personas creen que su
condición ha llevado su atención lejos de lo que ellos realmente quieren
hacer. Cuando usted mira sus dificultades como su principal curriculum,
usted trae una actitud completamente diferente a ellas. Esto tiene el poder de
transformar sus dificultades porque usted deja de resistirlas u odiarlas.
El sufrimiento profundo del dolor pélvico es lo que
motiva a nuestros pacientes a hacer el demandante
programa del hogar que les pedimos que hagan
Que es lo que esto significa si usted está sufriendo de dolor pélvico? Creemos
que es bueno que vea su condición como uno de los ‘cursos principales’ en el
cual usted está matriculado en la ‘universidad’ llamada su vida, y que usted
lo quiere así, o no debería resolverlo lo más pronto posible. Estamos
sugiriendo la idea que si usted no tuviera dolor pélvico y disfunción que usted
reconoce que tiene, y se pregunta así mismo: Que es lo que se me está
pidiendo? Que enseñanza mi actual predicamento tiene para mí? Estoy
escuchando?
Tomando una larga perspectiva: manejando sus expectativas
Expectativas irreales lo tornarán ansioso e incrementarán su dolor y
sufrimiento. En nuestro punto de vista, el dolor pélvico y disfunción no
******ebook converter DEMO Watermarks*******
aparece de la nada, aun cuando en algunos casos pareciera serlo. Se dice que
las frutas caen de repente y parejo, pero la maduración toma tiempo. Es
nuestra perspectiva, alguien puede tener una pelvis apretada crónicamente por
años sin síntomas y de pronto, con la edad o cierto tipo de estrés, los síntomas
son iniciados. Tal como los síntomas de dolor pélvico no aparecen en forma
espontánea, tampoco ellos desaparecen de un día para otro. En nuestra
experiencia, aun con nuestros pacientes más exitosos, los síntomas toman una
buena cantidad de tiempo para resolverse.
Sugerimos que los pacientes que comienzan nuestro protocolo se den así
mismo un buen año de practica antes que esperen que los síntomas se vuelvan
relativamente mejor. Para aquellos que son ayudados por nuestro protocolo,
los síntomas usualmente continúan mejorando mientras las personas
practican nuestra metodología a lo largo del tiempo (a pesar que rebrotes de
dolor son comunes con eventos estresantes). Por supuesto, no todo el mundo
se beneficia por nuestro tratamiento, pero para aquellos que sí, usualmente
toma una considerable cantidad de tiempo para que los síntomas se calmen
substancialmente.
Cuando los síntomas comienzan a mejorar en aquellos
pacientes que les va bien con nuestro protocolo, estos
pacientes típicamente tiene una ‘ventana’ de alivio de
sus síntomas por una hora, una tarde, un día del mes.
Nuestro objetivo es ayudar a nuestros pacientes a
extender la duración de esa ventana
Que tome un año no significa que los pacientes no experimentaran un
beneficio en el corto plazo después de comenzar el tratamiento. Darse a sí
mismo un año significa comprender que típicamente la condición de una
persona normalmente fluctúa, especialmente al comienzo del tratamiento.
Sugerimos que los pacientes resistan de celebrar cuando ellos sientan mejor,
o no desesperen cuando se sientan peor. Típicamente durante el curso del
tratamiento, pacientes pueden tener veinte o treinta rebrotes de dolor, cada
uno seguidos por una mejora de los síntomas. La intensidad de los síntomas
puede subir y bajar a menudo, porque es como si estuviéramos renovando un
edificio mientras aun vivimos en él.
Hemos tocado el conflicto entre descansar los músculos pélvicos y tener la
necesidad de usarlos y hacerlos funcionar en la vida. En un mundo ideal,
enviaríamos los músculos pélvicos a una isla tropical por un largo descanso.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Desafortunadamente eso no es posible. No podemos evitar el estrés que
interfiere con nuestro sanamiento y síntomas que rebrotan. Les decimos a
nuestros pacientes que le den a su pelvis mucho espacio para ir a través de
sus giros mientras hacen la terapia física, y las dos formas de Relajación
Paradójica.
Por qué el pesar y la culpa no son de ayuda cuando se piensa acerca de la
causa de su dolor pélvico?
A veces escuchamos a los pacientes expresar pena y remordimiento acerca de
la idea que ellos atrajeron la condición hacia ellos mismos. Estos pacientes a
menudo se hacen miserables con el pensamiento que de alguna manera sus
condiciones actuales de sufrimiento es algo que merecen porque ellos fueron
“tan estúpidos” e “imprudentes” en traer la condición en primera instancia. A
veces ellos dicen cosas como “Yo no debí haber levantado pesas. No debí
andar en bicicleta. No debí haberme puesto en esa condición de estrés. No
debí haber experimentado con sexo,” entre muchos otros lamentos que los
pacientes expresan.
No es de ayuda ni es verdad, en cualquier sentido que
los pacientes hayan hecho esto así mismo”
Estos pensamientos en particular no son de ayuda. Ellos solo sirven
usualmente para iniciar una reacción emocional en alguien, bajar su auto
estima y producir auto-aborrecimiento. Ellos lo mantienen estancado en el
pasado, amarrando su preciosa energía con negatividad y con un sentimiento
de desolación porque el pasado es pasado y lo hecho, hecho está. La verdad
es que usted no sabe qué fue lo que inicio sus síntomas, de hecho nadie en
realidad se lo puede decir con certeza. Ni cuando el dolor pélvico es resultado
de disfunción muscular es fácil identificar la causa. Todas estas ideas y culpa
son capaces de perpetuar su dolor o hacerlo empeorar. Todos queremos ser
felices, todos queremos estar bien. Estos pensamientos son útiles para decirle
así mismo si está atrapado en un ciclo de auto-culpa o auto-recriminación.
Puede ser útil que se diga así mismo, “si yo hubiera sabido en aquel entonces
que lo que estaba haciendo me traería a lo que estoy viviendo ahora, yo nunca
lo hubiera hecho, pero no tenía como saber en aquel entonces lo que se ahora.
Solo puedo hacer lo mejor dada la información que tengo en el momento.”
Nuestra práctica usual con personas que tienen tal remordimiento, pesar y
pensamiento de auto-recriminación es ayudarlos a entender que ellos estaban
haciendo lo mejor que podían en el momento en que la condición estaba en el
proceso de desarrollarse. Una actitud de auto-perdón es la única actitud que
******ebook converter DEMO Watermarks*******
tiene sentido y que es de ayuda para la condición. Si usted ve que no puede
poner su mente por delante de esta forma de pensar, alguna terapia cognitiva
limitada puede ser provechoso.
Aprendiendo a ser incondicional consigo mismo
Una de las lecciones más grandes para aquellos que están lidiando con dolor
pélvico y disfunción es aprender a ser incondicional consigo mismo y hacer
lo que sea para ayudarse. Ser incondicional consigo mismo, es como tomar
una actitud como decir “Voy a estar presente conmigo mismo mientras tengo
este problema. Voy a estar aquí por mí mismo sin limitaciones o condiciones
y haré lo que sea, por lo largo que tome, para ayudarme a mí mismo.”
Tratándose de esta manera cuando tiene dolor pélvico
significa para usted la cultivación de paciencia,
compasión, tolerancia y devoción hacia usted mismo,
en la misma forma que usted trataría un recién nacido
Nosotros usualmente nos tratamos así mismos de la forma en que nuestros
padres nos trataron. Pocos hemos tenido una niñez ideal en la que nuestros
padres tuvieron el tiempo, energía, balance emocional y sabiduría para ser
incondicionales con nosotros. La mayoría de las personas quieren un amor
incondicional, pero pocas lo han experimentado más allá de los momentos
fugaces de la infancia. Para ser incondicional consigo mismo debe tratarse así
mismo de la forma en que siempre quiso que le trataran sus seres queridos.
Muchos de nosotros jamás hemos puesto devoción completa en nuestro
propio cuidado. El protocolo que usamos requiere tiempo y práctica. A
menudo le decimos a los pacientes que mientras tenemos parámetros
generales de cuanto toma para abatir los síntomas, cuando el protocolo
trabaja, tomará el tiempo que tomará. Las personas que vienen a nuestro
tratamiento con esta actitud de incondicionalidad parecen ser las que mejor
les va.
Aprendiendo a ser testigo de usted mismo
Cuando usted tiene dolor pélvico, usualmente pasa a ser un mayor punto de
atención en su vida. Anteriormente, describimos como enseñamos a nuestros
pacientes en el entrenamiento de la relajación como ser un testigo de la
experiencia de tensión y molestia como una forma de reducirla y dejarla ir.
Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional describe el poder ser
testigo de usted mismo como una avanzada habilidad de lidiar con sus
propias emociones y de otros.

******ebook converter DEMO Watermarks*******


La Relajación Paradójica enseñada en nuestro protocolo requiere que usted
sienta y permita la experiencia en su cuerpo sin interferir con ella de ninguna
forma. Como hemos discutido, siendo un testigo de su dolor y molestia es
usualmente necesario para relajarse.
Cuando usted es testigo de sí mismo, usted puede
ponerse en una posición fuera de sí, sin juicio o
reacción
Lo opuesto a ser un testigo de su dolor o molestia es perderse en él. Goleman
refiere a estar perdido en sus emociones, en vez de ser testigo de ellas, como
“secuestro emocional”. Cuando usted está emocionalmente secuestrado, sus
emociones se sientan en el asiento del conductor de su vida y lo llevan donde
ellas escojan. Por ejemplo, cuando usted es ‘emocionalmente secuestrado’
por su rabia usted puede golpear a alguien en el rostro o hacer o decir algo
que su ser racional y ético nunca haría. Cuando está rabioso y no secuestrado
por su rabia, pero presenciándola, usted siente la rabia y la contiene y no se
deja llevar por ella. Su rabia no decide lo que usted hará. Usted lo hace.
De la misma manera, cuando usted es secuestrado por su molestia y el miedo
que a menudo aparece con un dolor en la pelvis, su dolor y miedo se sienta en
el asiento del conductor en su vida. Usted se pierde en los pensamientos
catastróficos que están asociados con este secuestro. Como reflejo, usted se
tensa en contra del dolor aún más lo cual causa más dolor. Usted torna una
situación difícil en algo peor.
Cuando las personas están con dolor, ellas tienden a
olvidar que ellas estaban sin dolor y cuando las
personas están sin dolor, ellas poco recuerdan haber
estado con dolor. Es por esto que es útil documentar
por escrito para usted mismo cuando usted tiene
periodos de reducción de síntomas o se siente libre de
ellos
Hemos visto repetidamente que pacientes pueden estar fuera de dolor por
meses. Luego las circunstancias conspiran para empujarlo sobre la línea de
los síntomas y ellos regresan al viejo y familiar territorio del dolor pélvico y
disfunción. El ciclo de tensión-ansiedad-dolor se reasegura en sí mismo y
ellos pierden perspectiva. Ellos dejan de ser testigos de lo que está pasando.
Cuando los síntomas desaparecen, la mayoría de los pacientes tienen

******ebook converter DEMO Watermarks*******


dificultades para recordar la intensidad de sus emociones cuando ellos
estaban sintomáticos. En vez de pensamientos catastróficos, ellos tienen
pensamientos ‘anastróficos’ (el opuesto de catastrófico)—pensamientos que
dicen “mi sufrimiento ha desaparecido para siempre—se ha ido y nunca
regresará.”
En ambas tendencias hacia los pensamientos catastróficos cuando los rebrotes
de dolor ocurren, o en pensamientos anastróficos cuando los síntomas son
abatidos, la perspectiva se pierde. Igualmente, los pensamientos anastróficos
en que los síntomas se han ido para siempre están creando un agudo
sufrimiento y decepción cuando hay rebrotes de dolor. Ambos no son
realistas. Ambos necesitan ser atestiguados y trabajar en ellos de modo que
usted se salve así mismo de un sufrimiento innecesario mientras está en
tratamiento.
Pacientes desesperados usualmente se arrepienten de decisiones
desesperadas
Los pacientes que hemos visto quienes se han comprometido y luego sufren y
se arrepientes de medidas heroicas como cirugía pélvica, en la mayoría,
fueron aprisionados por sus emociones. El aprobar este tipo de
intervenciones, nota que ellos estaban a menudo en un estado cerca del
pánico y desesperación. “Solo haga algo—lo que sea para hacer que mis
síntomas se detengan” es el mensaje que ellos traen al médico.
Desafortunadamente, ellos encuentran un doctor dispuesto a participar en la
desesperada necesidad de hacer algo, resultando en intervenciones y cirugías
que los dejan peores.
Cuando usted está dispuesto a ser testigo de su dolor y ansiedad usted está
experimentando su fé que de alguna manera está bien que en el momento, el
miedo y el dolor existan en usted. En nuestra experiencia, en ese momento el
permitir simplemente que ellos estén ahí, los tiende a relajar. No estamos
diciendo que los síntomas desaparecerán de inmediato. Ser testigo de la
tensión, ansiedad y dolor, sin embargo, casi siempre reduce el sufrimiento.
Como hemos examinado en la sección de Relajación Paradójica, la
relajación ocurre con una actitud de estar “ok” aunque este
dolor/molestia/tensión esté ahí, ya que es en este momento.
En el momento que usted observa que está en un
laberinto, usted se ha salido de él
Jean Klein, un médico y profesor de meditación, notó que en el momento que
usted observa que está dentro de un laberinto, usted se ha salido de él. Ser el
******ebook converter DEMO Watermarks*******
testigo de usted mismo permite que usted se enfrente al miedo en vez de
simplemente reaccionar a él a través de pelear o volar. Cuando Walter
Cannon observó que la respuesta a reflejos de peligro es pelear, volar o
quedarse quieto, él estaba comentando en la reacción a reflejos de los
humanos mamíferos. Cuando podemos ser testigos de nuestra reacción, de
poco ayuda pelear, volar o quedarse quieto, vamos más allá de nuestra
programación animal automática en un dominio más alto. Aquí hay una gran
posibilidad de resolver nuestra preocupación.
Como medir su progreso una vez que está en tratamiento
Atestiguando y entendiendo rebrotes de dolor ayuda a reducir su impacto.
Cuando nuestro tratamiento trabaja, dentro de un periodo relativamente corto
hay usualmente una reducción en la intensidad, frecuencia o duración de los
síntomas intercalados con rebrotes de dolor regulares.
Con los síntomas fluctuantes del dolor pélvico, es útil
recordar que usted tiene la capacidad de sentir lo que
siente en sus mejores momentos. En otras palabras, lo
que siente en sus mejores momentos es lo que es
posible para usted
Típicamente un paciente notará un aligeramiento en la molestia del piso
pélvico durante o después de la relajación o terapia física auto-tratada, pero la
molestia o dolor casi siempre vuelven más pronto que tarde. La ‘ventana’ de
estar libre de dolor tiende a incrementarse, pero el curso de curación a
menudo es tres pasos hacia adelante y dos pasos hacia atrás.
Si usted está en tratamiento, no evalúe su progreso en términos de todo-o-
nada. A menudo pacientes se sentirán mejor por cortos periodos y entonces
volverán al viejo significado de molestia y disfunción. Mientras la terapia
continúa y la persona aprende a relajarse más profundamente, los periodos de
estar libre de dolor y libre de disfunción pueden incrementarse. Note si hay
una reducción en la intensidad en general, frecuencia o duración de los
síntomas. Esta es una mejora de categoría y al mismo tiempo una forma más
realista de evaluar como progresa su sanación personal. Les decimos a
nuestros pacientes que ellos tienen la capacidad para sentirse tan bien como
tan bien se sienten, y nuestra terapia está orientada a extender esos buenos
momentos y aun ir más allá de ellos.
La Psicoterapia puede a veces hacer un poco más fácil poder lidiar con
su condición
******ebook converter DEMO Watermarks*******
Es nuestra experiencia la psicoterapia por sí sola no reduce significativamente
o elimina los síntomas del síndrome de dolor pélvico crónico. Dicho esto,
existe un uso para la psicoterapia en un rol de auxilio y de soporte al
problema central en lidiar con síndromes de dolor pélvico crónico.
La ansiedad acerca del futuro, la cual plaga a las personas que tienen dolor
pélvico, tiende a irritarse cuando es suprimida y no liberada en un lugar
seguro en el cual puede ser expresada. Cuando es doloroso sentarse, u orinar
o tener sexo, muchos pensamientos son estimulados acerca de que es lo que
significa eso y que es lo que pasará en el futuro. Sin expresarlos, este tipo de
pensamientos tiende a dar vueltas y vueltas en el tipo de pensamientos
catastróficos que describimos anteriormente.
La Psicoterapia puede ser de ayuda cuando el
psicoterapista está familiarizado y entiende su
condición y lo apoya en lo que usted está haciendo al
respecto
Es a menudo duro para muchos de nosotros encontrar amigos quienes puedan
escuchar nuestros miedos y ansiedades con cualquier grado de comprensión y
sin reacciones. Mucha gente se siente perpleja, desamparada y temerosa de
escuchar este tipo de raros acontecimientos y sentimientos que van con
personas que están sufriendo con dolor pélvico. Esta es una de las razones
importantes porque personas con esta condición se sienten aisladas y
solitarias. Ellas se sienten que no tienen con quien hablar. Ellas temen que si
comparten sus verdaderos pensamientos y sentimientos con alguien, no
importa cuán cerca y cariñosa sea la persona, no sabrá qué hacer con tal
historia. En gran parte ellos están en lo correcto.
Un lugar seguro donde regularmente compartir la pesada carga que
usted lleva
La Psicoterapia puede servir el propósito de tener un lugar para expresar
pensamientos y sentimientos difíciles. Uno de los beneficios de la
psicoterapia es que usted le está pagando a alguien para que esté presente y
escuche lo que está pasando, alguien que no tiene ninguna historia con usted.
Este tipo de psicoterapia puede aliviar su carga un poco. Cuando escoja un
psicoterapista, es una buena idea encontrar alguien que tenga experiencia en
tratar a pacientes con dolor pélvico y que sea recomendado. Sugerimos que el
paciente eduque al psicoterapista acerca de su condición al darles una copia
de esta sección para leer. Es aconsejable en ocasiones para el psicoterapista

******ebook converter DEMO Watermarks*******


consultar con alguien de nuestro equipo para aprender más acerca de nuestro
protocolo o el contemplar hacerlo, es su interés asegurarse que todo el mundo
con el que trabaja va en la misma dirección. En nuestro punto de vista, no es
una buena idea hacer tratamientos simultáneos que están descoordinados de
alguna forma, o se contradicen el uno al otro.
Recomendamos que los pacientes le digan al
psicoterapista que ellos quieren un lugar para
compartir sus sentimientos y no están buscando un
psicoterapista para solucionar su condición
Los psicoterapistas son personas. Ellos son como cualquier otro para lidiar
con sus propios miedos, molestias internas o sensaciones de desolación al
escuchar la situación complicada de otros y el tratar de ‘arreglar’ el problema,
especialmente si ellos tienen poca experiencia con el dolor pélvico. Esto
puede venir en la forma de dar consejos o hacer una interpretación global
psicológica acerca del significado de los síntomas. Dichas intervenciones
psicoterapéuticas, en nuestro punto de vista, no son de ninguna ayuda y
deben ser evitadas.
Una nota a la familia y amigos de alguien que sufre de dolor pélvico
No es fácil para los seres queridos de alguien que sufre de dolor pélvico. El
cariño de la esposa, esposo, hijo, madre, padre o amigo de alguien que sufre
de dolor pélvico usualmente sube y baja emocionalmente con la persona que
está lidiando con dolor pélvico y somos preguntados en más de una ocasión si
tenemos algún consejo para ellos. Aquí hay algunas ideas.
El dolor pélvico que describimos en este libro no es una condición que
amenace la vida. No es una enfermedad progresiva que se carcome a alguien
como el cáncer. La gente con dolor pélvico no tiene una expectativa de vida
corta por esta condición. Mientras los síntomas pueden ser intensos, y en
algunas ocasiones tornan las actividades normales de trabajo y otros aspectos
de la vida muy difíciles, los síntomas tienden a ir y venir.
La idea de que el dolor pélvico nunca se irá, es el real
sufrimiento en síndromes de dolor pélvico crónico
Como hemos discutido anteriormente, si las personas con dolor pélvico
supieran que van a estar libre de dolor en una semana, el dolor y disfunción
que están teniendo usualmente sería más tolerable. Ellos solo esperarían con
la expectativa que se irá. Es la idea de que nunca se va a ir, la que ellos nunca
van a poder estar libre de dolor, ese es el real sufrimiento de esta condición.
******ebook converter DEMO Watermarks*******
En otras palabras, es el pensamiento catastrófico el que es el real sufrimiento.
Similarmente, si el ser querido o amigo supiera que se va a terminar, el dolor
físico y disfunción sería más como si su ser querido tuviera un resfriado y
existiera una clara expectativa de que el resfrió ciertamente se acabará. Pero
cuando los doctores no pueden ayudar con el dolor y disfunción esto va de
vueltas en vueltas sin esperanza que se detendrá, y la persona con dolor está
deprimida y ansiosa, la experiencia del dolor pélvico puede ser una crisis real
psicológica y espiritual para ambos, el paciente y sus seres queridos. Cuando
alguien sufre, sus seres queridos sufren con él.
El dilema de la persona que está cerca de alguien con dolor pélvico es que
ellos saben que la persona que ellos quieren está sufriendo y esta con dolor,
pero ellos sienten que no hay nada que ellos puedan hacer. Es este
sentimiento de desamparo lo que es tán difícil para ambos, el paciente y sus
seres queridos o amigos. En ocasiones los seres queridos o amigos sienten
que tienen que hacer algo al respecto, y aun así se dan cuenta que no hay
nada que hacer. Ellos quieren reconfortar a la persona y aun así ellos no
entienden el problema y no saben que decir. Ellos no saben si todo va a estar
bien. Aquellos que están cerca de alguien con dolor pélvico a menudo se
sienten culpables pensando como su ser amado limita sus propias vidas y la
forma en que los afecta a ellos. El sufrimiento del ser querido del paciente
con dolor pélvico es igualmente solitario. A menudo ellos sufren por años al
lado del paciente con nadie con quien realmente hablar y con ninguna idea de
que hacer.
Si usted es el ser querido o un amigo de un paciente
con dolor pélvico, es útil dejar de pensar por todos los
que están involucrados, que usted es de alguna manera
responsable por resolver el problema
Que es lo que el ser querido de un paciente de dolor pélvico puede hacer?
Mientras que no hay una respuesta rápida y fácil para esta pregunta, nosotros
tenemos algunas ideas. Estar cerca de un paciente con dolor pélvico requiere
un cierto tipo de madurez y desarrollo psicológico y espiritual. Si, de alguna
manera, usted está relacionado con un alguien con dolor pélvico, creemos que
es útil recordar que en última instancia, la solución de la dificultad de su ser
querido no está en sus manos. Usted no es responsable. Es útil recordarse así
mismo que alguien lidiando con dolor pélvico debe encontrar su propio
camino y usted simplemente sea cariñoso(a) y comprensivo(a) sin tener que

******ebook converter DEMO Watermarks*******


tratar de imaginarse como solucionar el problema. En otras palabras, con
amabilidad y amor, es a menudo de ayuda dejar a la persona con dolor
pélvico tener el problema. Sin duda alguna, si usted pudiera resolver el
problema lo haría, pero no puede. Al final de cuentas, no es asunto suyo
resolverlo. Esto no es fácil de escuchar o practicar. Bajo las circunstancias,
sin embargo, será de mucha ayuda para la persona cercana a usted con dolor
pélvico si usted no se quema de frustración y depresión por sentirse
desamparado.
El amigo de un paciente con dolor pélvico una vez reportó que él estaba en la
sala de un hospital con su primo, el cual estaba conectado a maquinas que
monitoreaban sus signos vitales. El notó que se contraía internamente cuando
los números en la maquina no eran los números que él quería ver para su
primo. Se tranquilizaba cuando los números eran más de su gusto. Su
contracción, él percibió, fue un irracional intento de controlar los números.
En su deseo por que su primo se pusiera bien, inconscientemente,
irracionalmente pensó que si se contraía y resistía los ‘malos’ números, ellos
podrían tener más chance de cambiar a buenos números. Se dio cuenta que
después de unas horas de hacer esto él estaba emocionalmente y físicamente
exhausto. Se dio cuenta de la imposibilidad e irracionalidad de tratar de
controlar la lectura de las máquinas que estaba mirando y que si el continuaba
este juego interno de resistir internamente los números que él no quería, él se
iría a desgastar y no podría estar emocionalmente ahí por su primo y por
supuesto, nada positivo seria logrado. El decidió abandonar este juego que
estaba jugando y en vez permitir interiormente que los números de las
máquinas fueran lo que fueran, aceptándolos y no tratar de pelearlos. El se
dio cuenta que esto era lo que más podía hacer para ayudar a su primo.
Si no hay nada que usted pueda hacer acerca de la
condición de su ser querido, sentirse culpable,
frustrado o deprimido acerca de la condición, no será
de ayuda ni para él ni para usted
Esta historia puede ser instructiva para los seres queridos de alguien con
dolor pélvico. Haciendo todo lo que puede y aun así permitiendo la situación
internamente, no peleando con la realidad, en nuestro punto de vista, es la
mejor forma de lidiar con la difícil situación del dolor pélvico. Practicando la
aceptación interna de lo que está sucediendo en el momento como és y no
proyectando que es lo que el futuro tendrá, no sintiéndose culpable por eso,

******ebook converter DEMO Watermarks*******


no tomando responsabilidad por eso, estar dispuesto a hacer lo que sea que se
pueda hacer, pero permitiendo por los hechos que la solución para el
problema está fuera de las manos de uno, son ideas de ayuda para ambos, los
seres queridos y el paciente.
De esta forma estando en una relación con alguien que usted ama, el cual
tiene molestia o dolor, pero que usted no puede cambiar su condición, es una
verdadera práctica de aceptando lo que es. Usted tiene que lidiar con sus
propios pensamientos catastróficos acerca de la condición de su ser querido.
De hecho ambos, usted y su ser querido, no saben que depara el futuro, pero
la tendencia de muchas personas que están cerca de aquellos con dolor
pélvico, así como aquellos con dolor pélvico, es ir a la catastrófica conclusión
de que nunca más será mejor. Lidiar con pensamientos catastróficos es un
desafío para ambos, las personas con dolor pélvico y los seres queridos de
estas personas. Nosotros discutimos los pensamientos catastróficos en este
capítulo. Nosotros tratamos el problema de tener un ser querido con dolor, en
la misma forma que tratamos con otros asuntos en nuestras vidas. Practicando
el arte de notar los pensamientos catastróficos, evaluando su validad y
desenredándose usted mismo de su amarra es una práctica esencial en estar
cerca de alguien que usted quiere, el cual puede tener síntomas de dolor
pélvico.
Usted puede practicar el aceptar la situación de su ser
querido tal cual es en el momento, sin proyectar que
va a ser siempre de esta forma
La mayoría de los individuos que lidian con dolor pélvico no aprecian el que
les pregunten cada día como se sienten. Una continúa pregunta de
preocupación de, ‘cómo te sientes’ puede fatigar, frustrar y avergonzar a
alguien que está lidiando con los síntomas que describimos en este libro. Si
usted es un ser querido de alguien con dolor pélvico, es a menudo mejor
preguntarle específicamente a la persona si quiere que usted le pregunte como
se siente. Si ellos dicen, “Si quiero compartir como me siento en un momento
particular contigo, lo haré. De otro modo, es mejor que no me preguntes
como me siento,” en nuestro punto de vista, es mejor prestar atención a este
tipo de petición. Deje que el paciente con dolor pélvico sea responsable de
cuidar de su situación y que sea responsable de compartir como ellos se
sienten, si es que esto es lo que ellos sienten. Este tipo de dialogo abierto es a
menudo de ayuda.
Existen otras cosas prácticas que pueden ser hechas. Si su ser querido viene a
******ebook converter DEMO Watermarks*******
una clínica del Protocolo Wise-Anderson y usted y su ser querido están
dispuestos, usted puede aprender métodos de Liberación de Puntos
Activadores que probablemente será de un gran beneficio para su pareja. En
general, lo que calma el sistema nervioso de alguien, los ayudará. Usted
puede ofrecer hacer masaje de pies o masaje de cuello y hombros. Esto es a
menudo muy a preciado por la perdona con dolor pélvico. Usted puede
escuchar los miedos y sufrimientos de su ser querido y practicar el permitir
que su ser querido tenga estos pensamientos y sentimientos sin unirse a su ser
querido con sus propios miedos y pensamientos catastróficos.
Si usted está cerca de un paciente de dolor pélvico,
cuídese así mismo. En el avión, somos instruidos a
poner la máscara de oxígeno primero en nosotros
mismo antes de ponérsela a nuestros niños.
Similarmente asegúrese que usted obtiene suficiente
‘aire’. Asegúrese de que usted se está cuidando así
mismo. Si su vida es un disgusto, usted tiende a
tornarse una carga adicional para su ser querido con
dolor pélvico
Con el permiso de su ser querido y una activa participación, usted puede
ayudar a su ser querido a practicar alguno de los procesos que lidian con su
pensamiento catastrófico que revuelve ansiedad y el sistema nervioso en
general. Esto puede ser hecho preguntando cuales son los pensamientos que
son tan difíciles en el momento y preguntando para indagar en la validez de
tal pensamiento catastrófico que discutimos en este capítulo. Lidiando con el
dolor pélvico de un ser querido es una oportunidad de estar abierto a no saber
cuál será el resultado y tener fé que esta ok estar en el proceso de lo que está
pasando sin saber el resultado. Esto requiere un real interés en manejar sus
propios pensamientos y emociones.
Nosotros hemos ayudado a mucha gente con dolor pélvico a ayudarse a sí
mismos. Nosotros somos muy optimistas acerca de la posibilidad de alguien
con dolor pélvico aprenda a como substancialmente reducir o resolver sus
síntomas. A veces el dolor pélvico desaparece espontáneamente. Esta
condición puede mejorarse. Puede desaparecer y aun cuando hay rebrotes de
dolor, cuando el paciente sabe cómo tratarse así mismo, puede ser un evento
no perturbador. Eso es ciertamente uno de los objetivos del Protocolo Wise-
Anderson. En resumen, como alguien cercano a alguien que tiene dolor
******ebook converter DEMO Watermarks*******
pélvico, lo mejor es cuidar de sí mismo, ser cariñoso(a) y estar disponible
para su ser querido y ver la situación actual como una oportunidad de estar
presente con lo que está sucediendo en el momento y no anticipar
conclusiones que usted no pueda saber si es verdad.
EMDR
Más allá de usar psicoterapia cognitiva y de ayuda, existe un rol en
psicoterapia para propósitos más específicos. Las tácticas que pueden asistir
incluyen Insensibilización en el Movimiento de los Ojos y Reprocesamiento
(EMDR) para traumas sexuales y físicos, terapias catárquicas en lidiar con
emociones reprimidas y terapia de relaciones en trabajar con las dificultades
interpersonales que pueden ocurrir con los seres queridos.
EMDR es un método opcional al tratar con abuso
sexual o físico asociando al dolor pélvico
Un pequeño pero no insignificante número de pacientes han contraído sus
músculos pélvicos crónicamente como una reacción de abuso físico o sexual.
A menudo esta contracción de los músculos pélvicos para estos pacientes
fueron parte de su forma de defenderse ellos mismos en contra de que el
trauma re-ocurriese. “Si me abro yo mismo y me relajo, voy a invitar que
algo malo pase, por lo que tengo que permanecer contraído” o “Si me abro yo
mismo, estaré abrumado de dolor dentro de mi” representa el tipo de
pensamiento inconsciente de algunas personas que han experimentado
traumas relacionados con dolor pélvico.
Generalmente referimos a pacientes que han tenido un abuso físico o sexual
que pueda haber contribuido a su dolor pélvico a un psicoterapista
experimentado en EMDR. Este método apunta a resolver los sentimientos y
memorias congeladas que ocurrieron en la vida de la persona cuando dichos
sentimientos y memorias eran imposibles para la persona de procesar en el
momento en que el abuso ocurrió.
El Dr. Francine Shapiro descubrió que eventos traumáticos tempranos
parecen soltarse en personas traumatizadas cuando, en un ambiente
terapéutico y guiado por terapistas entrenados, ellos mueven sus ojos (o
atención) rítmicamente mientras se habla del evento. EMD hace uso del
hecho que partes del cuerpo conectadas con el procesamiento de la
experiencia tienden a congelarse durante un evento traumático y permanecen
congeladas.
EMDR ayuda a descongelar la congelada conciencia

******ebook converter DEMO Watermarks*******


de la persona y los mecanismos de catarsis
relacionada con un evento traumático para poder
procesarlo y resolverlo internamente
Para poder comprender esto, recuerde lo que usted hace cuando usted tiene
un encuentro difícil durante el día. Típicamente usted querrá hablar al
respecto y compartir con alguien cercano a usted. Usted hace esto como una
forma de ‘procesar’ la difícil experiencia para poder dejarla ir, de ese modo
usted puede ser libre en ese momento nuevamente. Imagínese lo que pasaría
si usted tiene una discusión con su jefe, su esposa o un amigo que no fue
resuelta, usted estaba muy enojado y usted no pudo hablar al respecto con
nadie más. La experiencia se sentirá como si tiene algo atorado adentro que
necesita salir pero no es posible. El no poder compartir sus pensamientos y
sentimientos se sentirá probablemente físicamente extremo y
emocionalmente incómodo.
Cuando ha sido víctima de incesto, trauma sexual, o asalto físico, el nivel de
angustia que ellos sienten es múltiple por muchos tipos de magnitud en
comparación a un simple enojo interpersonal. La conciencia tiende a
congelarse durante este tipo de evento como una forma de control o
contención. Desde el punto de vista de la persona con el trauma, el trauma es
percibido como algo que es demasiado grande para manejarlo. Para poder
protegerse asimismo de estar abrumado, el cuerpo/mente tiende a congelarse
alrededor del trauma.
La metodología de EMDR permite que el evento sea procesado de la misma
forma en que usted procesaría un enojo con su jefe y hablar con un amigo. El
procesamiento ocurre en EMDR alrededor de traumas como sexuales y abuso
físico o trauma físico como del tipo de cirugía en procedimientos muy
dolorosos, sin embargo, tiende a ser mucho más dramático que su discusión
con su amigo acerca del enojo con su jefe. Lágrimas, tercianas, amargura y
rabia pueden salir a la luz en el proceso EMDR. Dichas reacciones fueron
suprimidas durante el evento traumático. Así como el evento continua siendo
recordado mientras los ojos, oídos o sentidos se focalizan en el movimiento
rítmico, el trauma puede ser procesado y resuelto.
La utilidad de la psicoterapia catártica
Cualquier situación difícil de vida que no permite a la persona expresar
emociones o sentimientos fuertes puede resultar en una contracción crónica
de los músculos del piso pélvico. Por ejemplo hemos visto pacientes en los
cuales el evento iniciador parece ser la represión de amargura por la muerte
******ebook converter DEMO Watermarks*******
de un ser querido o alguna otra pérdida que choquea su vida. Nosotros
especulamos que los músculos del piso pélvico están apretados porque las
emociones no han sido expresadas y el continuo rebrote del sistema nervioso
rebrota puntos activadores relacionados con el piso pélvico.
Las psicoterapias orientadas a catarsis pueden ser usadas para ayudar a
nuestros atormentados pacientes ventilar emociones reprimidas. De esta
forma, un obstáculo mayor a ser tratado puede ser removido.
Terapia Reichian, Bioenergética y Trabajo de Respiración Holotrópica
Existen varios métodos psicoterapéuticos que son útiles en permitir expresar
emociones reprimidas. La Terapia Reichian, bioenergética, terapia
“renacimiento”, y trabajo de respiración holotrópica son todos métodos que
han crecido en la periferia del ‘habla’ estándar de psicoterapia. Ellos son
métodos que apuntan específicamente a proveer un ambiente y metodología
que pueda asistir a expresar directamente sus emociones que han sido
suprimidas.
Wilhelm Reich M.D. el inventor de la Terapia Reichian, estaba
particularmente interesado en lo que el llamo el ‘blindaje’ muscular de la
pelvis y los efectos de detener la energía y sentimientos de moverse a través
de ella. Reich desarrollo una poderosa psicoterapia capaz de desbloquear
emociones suprimidas.
Las Terapias Catárticas como bioenergéticas y la
Terapia Reichian ayudan a restaurar la habilidad de
alguien a expresar profundamente emociones de
angustia
Alexander Lowen M.D, un psiquiatra de Nueva York, popularizo la Terapia
Reichian en una forma llamada bioenergética. Lowen escribió muchos libros
populares desde 1950 hasta 1990. Bioenergética es también muy efectiva en
lidiar con emociones reprimidas.
Stanislaus Grof, M.D, desarrollo el Trabajo de Respiración Holotrópico
como una forma de reconstituir los aspectos terapéuticos de experiencias
psicodélicas sin el uso de drogas. Grof fue un investigador que estudio los
efectos psicodélicos de substancias y fue profundamente influenciado por el
poder de estas drogas para producir efectos terapéuticos positivos. El Trabajo
de respiración Holotrópico es hecho a menudo en grupos, tiene una duración
de horas por sesión e incentiva a los pacientes a relajarse y permitir que sus
sentimientos más profundos salgan y sean expresados. Esta también es una

******ebook converter DEMO Watermarks*******


poderosa metodología.
Una presentación completa del reforzamiento teórico y métodos de la Terapia
Reichian, Bioenergías y Trabajo de Respiración Holotrópico está más allá
del marco de este libro. Nosotros creemos que estas modalidades pueden ser
útiles en ayudar a expresar y a veces resolver dificultades emocionales que
algunos de nuestros pacientes puedan tener que interfieren con la relajación
de sus músculos pélvicos.
Vergüenza Sexual y culpa
El problema de la vergüenza y la culpa con respecto al sexo a veces puede
estar relacionada con dolor pélvico y son temas apropiados para lidiar con
ellos en psicoterapia, que es auxiliar a nuestro protocolo. Numerosos estudios
han demostrado que existe una alta incidencia de dolor pélvico en mujeres
quienes han sido sexualmente traumatizadas. Mientras estudios no se han
focalizado mucho en hombres, en nuestra experiencia, problemas alrededor
del sexo son a menudo relacionados con el que se da en el dolor pélvico.
Exploremos brevemente la presumible relación entre ansiedad sexual,
vergüenza, culpa y dolor pélvico.
Aquellos con tensión muscular pélvica crónica tienden
a tensarse durante la experiencia de sexo como una
forma de defenderse ellos mismos en contra de sentir
la vulnerabilidad e intimidad de la experiencia sexual
La búsqueda del placer sexual, la frustración que humanos a menudo
experimentan en lograrla, la agitación que a menudo aparece en relaciones
interpersonales y la prohibición religiosa en contra de ella, son todos
problemas que rodean a la vida humana.
Sin bajar el rebrote del sistema nervioso que alimenta
la tensión crónica pélvica, el tratamiento físico aislado
puede ser como presionar el acelerador con un pie
mientras se presiona el freno con el otro
Aquí hay algunos ejemplos. Vimos a una mujer de 40 años, la cual fue
violada por su padre cuando ella tenía quince. Su creencia profunda era que la
única manera en que ella podía estar segura era no permitir que nada se
acercara a su vagina nuevamente. Veinticinco años después ella nos visitó
con dolor vaginal. Nuestro tratamiento incluyo ensenarle a ella a relajar su
pelvis. Su historia traumática, sin embargo, batall