Está en la página 1de 4

LETRA DE CAMBIO

La letra de cambio es un documento mercantil por el que una persona, librador, ordena a
otra, librado, el pago de una determinada cantidad de dinero, en una fecha determinada o
de vencimiento.

El pago de la letra de cambio se puede realizar al librador o a un tercero llamado


beneficiario, tomador o tenedor, a quien el librador ha transmitido o endosado la letra de
cambio.

Intervinientes en la letra de cambio

En la emisión y circulación de una letra de cambio intervienen las siguientes personas:

i. El librador: Es la persona acreedora de la deuda y quien emite la letra de cambio


para que el deudor o librado la acepte y se haga cargo del pago del importe de la
misma.
ii. El librado: Es el deudor, quien debe pagar la letra de cambio cuando llegue la fecha
indicada o de vencimiento. El librado puede aceptar o no la orden de pago dada
por el librador y en caso de que la acepte, quedará obligado a efectuarlo. En este
caso al librado se le denominará aceptante.
iii. El tomador, portador, tenedor o beneficiario: Es la persona que tiene en su poder
la letra de cambio y a quien se le debe abonar.

También pueden intervenir en la circulación de la letra las siguientes personas:

i. El endosante: Es el que endosa una letra o la transmite a un tercero.


ii. El endosatario: Es aquel en cuyo favor se endosa la letra (el que recibe la letra)
iii. El avalista: Es la persona que garantiza el pago de la letra.

Forma de la Letra de Cambio


La letra se debe expedir en impreso oficial o timbre emitido por el Estado, y su importe
estará en proporción a la cuantía que se refleja en la misma.

La insuficiencia del timbre de la letra puede conllevar dificultades para emprender


acciones contra el deudor en el caso de que ésta sea impagada.

Con la compra del impreso estamos abonando el Impuesto de Transmisiones


Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Requisitos que debe contener la Letra de Cambio

Son los siguientes:

a) La denominación de «Letra de Cambio» inserta en el mismo texto del Título y


expresado en el mismo idioma empleado en la redacción del documento.
b) La orden de pagar una suma determinada. Esta orden no puede estar sujeta a la
condición de que suceda un hecho futuro o incierto. Por otra parte, si la cantidad a
abonar reflejada en letra no coincide con la expresada en números, la cantidad indicada
en letras prevalecerá sobre la indicada en cifras.
c) Nombre, apellido y dirección del que debe pagar o librado.
d) La fecha de vencimiento. Si el vencimiento no está indicado, se entenderá que la letra
de cambio es «pagadera a la vista», esto es, a su presentación. Dependiendo de su
vencimiento, la letra puede emitirse:
 A fecha fija: El día del vencimiento será el que conste en la letra de cambio.
 A un plazo desde la fecha: El vencimiento tendrá lugar transcurrido un
determinado plazo contado desde la fecha que se indica en la letra y en su cómputo
no se tendrán en cuenta los días inhábiles (domingos y festivos) Si el plazo se
establece por meses éstos se computarán de fecha a fecha.
 A la vista: La letra será pagadera en el momento de su presentación al cobro.
 A un plazo desde la vista: La letra será pagadera cuando transcurra el plazo
establecido desde el momento que se acepta o del levantamiento del protesto.
e) Lugar donde el pago debe efectuarse. Si no se indica, deberá realizarse en el domicilio
del librado.
f) Nombre y apellidos de la persona a quien debe hacerse el pago o a cuya orden debe
realizarse, beneficiario o tomador.
g) Lugar y fecha en la que se emitió la letra.
h) La firma del que gira o emite la letra.

Aceptación de la letra de cambio

Es la declaración del librado (deudor) que se contiene en la letra de cambio y por la que
asume la obligación de pagar al que la tenga en su poder (el librador o un tercero llamado
tomador, portador, tenedor o beneficiario, si el librador transmitió o endosó la letra)
cuando llegue su vencimiento.

Con esta declaración el librado se convierte en aceptante, esto es, en el obligado principal
y directo.

Sin la aceptación, el librado no estará obligado al pago de la letra de cambio, independiente


de las acciones que quepan ejercitar contra él por la negativa a firmar la letra.

Si el librado no acepta la letra, el beneficiario de la letra de cambio o tenedor podrá


dirigirse contra el librador para reclamar su pago.

Así, la aceptación:

 Debe realizarse por el librado mediante la firma de la letra de cambio.


 Puede ser total o parcial respecto a la cantidad consignada en la letra de cambio.
 La aceptación no puede estar sujeta a ninguna condición.

Cláusulas que puede contener la Letra de Cambio

Son las siguientes:


a) Cláusula «devuelta sin gastos» o «sin obligación de protesto»: Implica que no
caducarán las acciones cambiarias en contra de el librado, los endosantes o avalistas
de ambos, en el caso de que la letra no sea protestada en tiempo y forma.Si esta
cláusula se incluye por un endosante, no caducarán tales acciones, en el mismo
supuesto, respecto de él.
b) Cláusula «no endosable»: Si el librador ha insertado estas palabras o una expresión
equivalente, la cláusula no podrá transmitirse por endoso.
c) Cláusula de «intereses»: En estos casos el librado deberá abonar el importe de la letra
y, además, los intereses que se devenguen desde la fecha de emisión de la letra hasta
su pago.
d) Sólo puede establecerse esta cláusula en las letras a la vista o a un plazo desde la vista
y deberá indicarse cuál es el interés aplicable.
e) Letras giradas «al propio cargo»: El librador y el librado coinciden.
f) Letras giradas «a la propia orden»: El librado coincide con el tomador.
g) Letras «al portador»: En los casos en los que el endoso se deje en blanco o la letra sea
librada a la propia orden.

Descuentos de la Letra de Cambio

Es la presentación de la letra de cambio en un banco o entidad financiera para hacer


efectivo su importe antes de la fecha que figura en la misma como de vencimiento.

El banco abonará el importe de la letra de cambio menos los intereses que se devenguen
desde el momento del pago hasta la fecha del vencimiento, así como una cantidad
establecida en concepto de comisión.