Está en la página 1de 24

“4 MUJERES EN APUROS”

Argentores referencia n° 139611.

Rubén Casabella:fmendecha@yayoo.com.ar – tel 0349315447717


Calle Santiago del Estero 254 –Humberto Primo (Pcia Santa Fe)

Personajes: Angela (autoritaria)-Celita-(sorda y con diarrea) Ladrón-


(Inofensivo)Marta-(Tarotista) Olinda(obsesiva por el cuerpo)

(Comedor de una casa cualquiera)

ANGELA: (Limpia la casa) una se rompe el traste limpiando, pasando el plumero y


siempre hay tierra en esta casa, no hay forma, parece que en esta casa no se puede vivir sin
polvo.

MARTA: (que está con un mazo de naipes de tarot) ja, Me lo vas a decir a mí,opino lo
mismo que vos, hace años que me lo vengo preguntando.

ANGELA: Que estas insinuando vos, que pasa, te estás descontrolando.

MARTA: lo que pasa que la casa es muy vieja y cae polvillo del techo y algo de tierra que
entra de afuera, a eso me refería.

OLINDA: (que está haciendo una especie de gimnasia exagerada) hace falta un hombre en
esta casa, por lo menos una vez a la semana.

ANGELA: Pero escucha vos a la otra, ¿que estas insinuando vos también?

ANGELA: Para que haga los trabajos de mantenimiento, para eso necesitamos un hombre,
bueno, pensándolo bien, tenés razón, un hombre hace falta siempre, (Ríen con Marta).

ANGELA: (enojada) Con ustedes dos nunca se sabe cuando hablan en serio o en broma, ya
son grandes ¿no les parece?

CELITA: Anoche la diarrea no me dejo dormir, hice blando de nuevo, no sé porqué será.
MARTA:(se dirige a Olinda ) Podes hacer un poco menos de ruido que no me puedo
concentrar, además que estás haciendo, ¿para qué te sirve eso?.

OLINDA: Para la flacidez-

MARTA: ¡A bueno¡ a la vejes viruela,

OLINDA: Si, estoy flácida, fofa, no vez, se me está cayendo toda la estantería y de la parte
de abajo ni te cuento, se me cae día a día.

ANGELA: Es cierto, pareces una gelatina.

OLINDA: podrías ayudarme un poco más vos con tus comentarios.

ANGELA: Fuiste vos la que dijiste que estabas flácida, no, yo..

OLINDA: Bueno, pero esa no es forma de ayudarme, no te parece, en vez de decirme


bueno… no es para tanto… con un poco de gimnasia se compone, que se yo, algo más
alentador, no, que me parezco una gelatina.

RADIO: ¡Ultimo momento¡ interrumpimos el musical de la tarde para pasar una noticia de
importancia para los habitantes de la zona, informamos que se escapo de la cárcel de
coronda un peligroso sujeto.

MARTA: ¿Qué dijo?

RADIO: Lo que usted escuchó señora.

MARTA: Señorita.

RADIO: Como lo oye señorita, dije que se escapo de la cárcel de coronda Isidro Natalín, un
convicto de peligrosa reputación de 1,80 de altura, de 55 años, de contextura delgada, alias
el roña, rogamos a los moradores de la zona que cierren bien las puertas y ventanas de sus
hogares y no le abran a nadie que sea desconocido por ningún motivo y si ven algo
sospechoso por favor avisar a la penitenciaria o a la comisaría más cercana a su domicilio,
los invitamos a seguir en la tarde, ahora a seguir escuchando los palmeras, el tema gelatina.

ANGELA: Escucharon chicas lo que acaba de decir el locutor.


OLINDA: Si, escuche, tenía que poner el tema gelatina en este momento, ese desubicado,
habiendo tantos temas de los palmeras.

CELITA: No sé que me está pasando, ya van varios días que voy de cuerpo blando y eso
que no como nada raro.

ANGELA:¡ No escucharon que se escapo un peligroso sujeto de la cárcel¡ Yo voy a cerrar


bien las puertas y ventanas por las dudas.

CELITA: ¿Que viene tormenta que va a cerrar las ventanas?.

OLINDA: (levantando la vos) No, parece que se escapó un preso de la cárcel de coronda.

MARTA: A mí las cartas me dicen que no va a ver tormenta, alomejor llueva para el fin de
semana, pero nada más.

OLINDA: ¡que¡ ¿el tarot también te da el pronóstico del tiempo?.

MARTA: Aquí en las cartas está todo, la vida pasa por acá.

OLINDA: ¡Me cago¡

CELITA: Yo también hoy a la mañana hice blando y de feo color, más o menos del color
de tu blusa (dice a una de las chicas)

ANGELA: Voy a llamar al comisario Gonzales, le voy a decir que manden algún vigilante,
alguien que nos proteja.

OLINDA: Decile que mande un policía rubiecito que hay, que llegó hace poco.

ANGELA: El Comisario es un hombre muy correcto, no se va a negar a mandarnos alguien


que nos cuide, somos mujeres algo mayorcitas.

OLINDA: Mayorcitas, estamos echas pelotas.

MARTA: Y solas que es más triste.

ANGELA: Comisaría, buenas tardes deme con el comisario Gonzales por favor …ah se
encuentra haciendo un operativo…. habla Angela Barone, la ex directora del
establecimiento educativo primario de la localidad,…si vivo en ese domicilio que usted
menciona… si yo fui la que los llamó la semana pasada… y bueno para mí había gente en
el patio… yo que sabía que los gatos hacen tanto ruido cuando tienen sexo,…no,no, señor
policía, en esa otra oportunidad los llamé porque había gente caminando por los techo… y
que sabía que la gente de telecom estaban trabajando …. Estábamos asustadas…bueno…
bueno…bueno..parece que no hay voluntad de su parte, luego llamaré cuando llegue
comisario porque quiero.hola…hola…Me corto el muy maleducado

CELITA: Ya que estas en el teléfono llamá a la farmacia para que me manden algo para
parar la diarrea, alomejor si tomaba unas pastillas de carbón, ya se me hubiera parado, no
les parece.

OLINDA ¿qué dijo el policía, va a mandar ese rubiecito.

ANGELA: no, me dijo que este mes ya los llamamos cinco veces por pelotudeses, así me
lo dijo ...y bueno una tiene miedo con tantas cosas que pasan… parece mentira que un
funcionario público tenga ese vocabulario

ANGELA: Voy a cerrar la puerta del garaje.

OLINDA: Yo te ayudo, así dejamos todo cerrado.

MARTA: Cerrala con cuidado, acordate que está rota, en cualquier momento nos quedamos
con la ventana en la mano.

CELITA: Conmigo no cuenten, porque si hago fuerza me cago.

(Entra ladrón con tijera en manos con las dos mujeres) no griten viejas, no le voy a hacer
nada,pero no me obliguen.

OLINDA: ¡Escucharon¡, ¡viejas nos dijo¡, yo les dije que estábamos deterioradas.

LADRON; no te calentés, es una forma de decir, es chamuyo para amedrentar, nada más,
pero atenti eh, soy un hombre desesperado, no estoy dispuesto a volver a la cárcel, así que
no griten que está lleno de policías por todos lados y esto va para todas eh… ¿hay más
gente que vive con ustedes?.

ANGELA: No las moradoras somos únicamente nosotras.

LADRÖN:¿ Las que?.

MARTA: Le está diciendo buen hombre, aunque un poco roñoso, que somos las únicas que
vivimos en esta casa.

LADRÓN: Porque usan palabras difíciles..decime que no hay mas nadie y listo

OLINDA: ¿Usted es el ladrón que se escapó de la cárcel de coronda verdad?.

LADRÖN: ¿Cómo lo sabe?

ANGELA: Recién lo dijo la radio.

LADRÖN: Dijeron mi nombre.

OLINDA: Si, dijeron Isidoro Natalin.

LADRÖN: Isidoro Natalin , dijeron (enojado) Isidro Natalin me llámo, siempre se


equivocan cuando me nombran , ustedes están segura, escucharon bien, no habrá dicho
Isidro por la radio.

CELIA: Si, por la radio siempre lo dicen, que cuando uno tiene diarrea varios días
seguidos, hay que tomar mucho líquido porque corres el riesgo de deshidratarte.

LADRÓN: que dice la cosa esta.

MARTA: No le haga caso, tiene sus años, pobre.

LADRÖN: (reflexivo) que lo pario, lo mismo me pasó en Arocena, cuando me encerraron


porque afane, la radio que dio la noticia dijo Ismael Natalin en lugar de Isidoro… En que
radio lo dijeron.

OLINDA: En la radio local.

LADRÖN: No, no puede ser che, esta no la dejo pasar,¿ tienen el teléfono de la radio?.
ANGELA: si, porque llamamos todos los día, a la mañana y a la tarde para mandar saludos
a nuestras amigas.

LADRÖN: Dámelo.

OLINDA: 454697

LADRÓN:(A Angela) Teneme la tijera… hola, con la radio… quiero hablar con el que dio
la noticia del prófugo que se escapó de coronda… ah , sos vos… a ver si pones más
atención viejo, no es Isidoro Natalin, es Isidro Natalin, me entendes…¿como quien
habla?...soy el propio interesado y de cuerpo presente, ustedes confunden a la gente loco,
¿a eso le llaman periodismo informativo?,. , así uno no puede tener su “currículo”…
después mis compañeros de celda me gastan…dale corregí y poneme un tema de los “los
pibes chorros, dedicacelo de mi parte a los del pabellón 7 ”(le pide que le le devuelva la
tijera)

LADRÖN: (va a la ventana ,ve muchos polocías) voy a tener que quedarme unos días aquí
viejas, hasta que los policías se dejen de joder y si ustedes se portan bien no va a haber
problemas, pero si se ponen histéricas, Ñakate (gesto de degüello).

ANGELA:¿ Quedarse aquí?, ni lo sueñe jovencito, yo tengo muchas cosas que hacer, tengo
que hacer las compras y las cosas de la casa ,tomar el té con mis amigas.

OLINDA: Ella tiene razón, nosotras tenemos una vida social muy activa, es imposible que
se usted pueda quedar en esta casa.

MARTA: No..no, ni lo piense, yo tengo muchos clientes que vienen para que les tire las
cartas, no, deseche esa posibilidad, caballero.

CELITA: Conmigo no cuentes, yo tengo que terminar esta batita, hace dos semanas que
estoy con esto, también con semejante diarrea que no me deja hacer nada.

LADRÖN: Van a suspender todo tipo de “activida” ¿me entienden? Díganle que están
enferma, que se van de viaje, que se yo, pero no atiendan a nadie, me entendieron.

ANGELA: Van a sospechar, por ser un delincuente es usted bastante ingenuo caballero.
LADRÖN: (golpeando dos veces furza en la mesa) no van a atender a nadie, no van a
hablar con nadie o les corto los cables de la luz.

CELITA: Que ruido, ¿está tronando? Y yo tengo todas las bombachas en el tendedero, la
última seca la tengo puesta.

MARTA: No, las cartas no anuncian tormenta.

LADRÖN: Bueno hagan lo que quieran, pero esta vieja se queda acá (va hacía Celita).

OLINDA: ¡que sinvergüenza desvergonzado¡ es una anciana, es sorda, está enferma.

LADRÖN: Yo no soy un asesino, pero no voy a dudar de retorcerle el cogote si me


botonéan.

ANGELA: Usted dijo recién que no era un asesino y ahora nos amenaza con matarnos si no
obedecemos a sus requerimientos, miren al señor, mentiroso también.

OLINDA: ¿Que clase de educación le dieron sus padres?.

MARTA: Vergüenza le debería dar, venir a mentir a cuatro mujeres solas.

LADRÖN: En verdad no soy asesino, eso se puede discutir, depende del punto de vista con
que se mire, digamos que soy un descuidista.

OLINDA: Y si no es un asesino ¿Por qué lleva esa tijera en su mano?

LADRÖN: ah, la tijera,no, lo que pasa que soy peluquero señora, en la cárcel hay que hacer
de todo, quiero ser útil a la sociedad, me entiende patrona, por eso me dicen el loco de la
tijera, ¡supongo que eso lo habrán dicho en la radio¡.

OLINDA: No

MARTA: no

Angela: No.

LADRÖN: (a Celita en voz alta) y vos escuchaste algo.


CELITA: De este oído no escucho nada, y de este otro muy poco, pero eso no me preocupa
ahora, es la diarrea que tengo, eso me tiene mal.

LADRÖN: No puede ser che, escamotean información, el loco de la tijera es el apodo que
me pusieron mis compañeros de cautiverio, ¡como no lo van a decir , ven,..ven..estas cosas
me ponen de mal humor, uno se esmera para ser mejor en el rubro y no te tienen en cuenta,
así no se puede loco, esta sociedad está muy enferma, no se valora nada.

MARTA: ¿Como me dijo que se llamaba señor?.

LADRÖN: Isidoro Natalin.

MARTA: ¿Que edad tiene?.

LADRÖN: 44, pero que, sos de la policía vos.

MARTA: No …voy a ver qué me dicen las cartas sobre usted ya que es un desconocido
para nosotras, no sea cosa que quiera manosearnos.

LADRÖ: No… no, por eso no hagas problemas(tiende los brasos).

ANGELA: A decir verdad usted señor está oliendo bastante feo, porque no intenta usar un
desodorante de marca.

OLINDA: Huele como a rancio.

LADRÖN: ¿Qué les pasa a ustedes dos, que quieren que tenga olor a jazmín? si estuve
corriendo toda la tarde para que los poli no me agarren, bueno basta de chachara, quiero
comer algo, tengo hambre, vamos moviendo las cachas.

ANGELA: Modere su vocabulario, yo soy una maestra retirada, pero en mi corazón sigue
siéndolo y no voy a permitir falta de respeto.

OLINDA: Modérese, somos personas mayores y respetables.

MARTA: y soltera, por lo menos a lo que a mí me atañe.


ANGELA: Está bien, a una persona con hambre, no se le puede negar un plato de comida,
Olinda, ponele el mantel en la mesa.

LADRÖN: No, dejala así nomas pelada.

OLINDA: A no señorito aquí se mantienen los buenos modales, no se cómo será el lugar
donde usted vive, pero acá se come con mantel.

CELITA: (lo mira) no va a poder comer con esa tijera en la mano.

LADRÖN: Callate vos, papafrita.

CELITA: Ni se le ocurra, con la diarrea que tengo comer papa fritas… arroz, apenas eso
puedo comer, con un poquito de aceite y queso rallado, nada más.

LADRÖN: (dirigiéndose a Marta) yo le digo un cosa y esta tarada y ella me contesta otra,
¿Qué le pasa?.

MARTA: Me parece que usted está en problemas…. me lo dicen las cartas, si..si..si...

LADRÖN: Mira que “noveda, yo siempre estuve en quilombo, (gritándole a las de la


cocina) apúrense ustedes dos, que tengo hambre y cuando tengo mucho hambre me pongo
loco (dirigiéndose a Marta) que más te dicen las carta.

MARTA: No mucho mas por ahora, recién estoy desnudando su pasado, me falta el
presente y el futuro-

LADRÖN: ¿Qué me queres desnudar vos? Sos loca.

MARTA: Es simbólico.

LADRÖN: y bueno eso, simbólico , con bolico o en bolico, es lo mismo (grita de nuevo a
la cocina) dale ustedes trolas que esperan para traer la comida y que sea rica eh.

ANGELA: (Llegan de la cocina con la comida y la vajilla) aquí está la comida señor mal
educado , le vuelvo a repetir ,si usted piensa quedarse un tiempito aquí, va a tener que
moderar su vocabulario.
LADRÖN: Esta porquería me trajeron, ¿esto es peor que la cárcel? Que carajo es esto ,un
zapallito, una papa hervida, zanahoria.

OLINDA: Aquí comemos así, vuelva a su querida cárcel entonces ,si no le gusta el menú,..
Nosotras somos mujeres mayores, comemos así.

CELITA: Además sola.

MARTA: (levantando la mano) Y soltera.

ANGELA: Esto no es un restaurant que puede elegir lo que quiere, usted está en casa ajena,
¿Qué clase de educación le dieron sus padres a usted? a que escuela habrá ido, si es que fue.

LADRÖN: Cierren la boca viejas trolas, quiero come algo rico, dije..¡algo rico¡, ¿me
entienden.

OLINDA: A ver ¿que desearía comer el señor?.

LADRÖN: ¿Qué sale rápido?

ANGELA: Nada que sea con arroz porque demora para estar a punto.

CELITA: Yo estaba pensando si no sería el arroz que me aflojo el vientre, no se no


entiendo, hice una cosa chirle-

MARTA: En el estado de salvajismo de este señor, lo mejor sería darle carne de comer.

LADRÖN: Lo primero no me gusto,eso de salvajismo, pero lo segundo si, carne, dale eso
quiero.

OLINDA: ¿Carne a la plancha con ensalada entonces? (Sale Angela llorisqueando fuerte).

LADRÖN: (a Olinda)Dale, eso y que sea rápido y llevate toda esta porquería.

ANGELA: Bueno tendrá que esperar entonces.

Salen Angela y Olinda a la cocina.

LADRÖN: Quiero comer rico “sabé”, no la porquería que como siempre en la cárcel.
MARTA: Usted sabe arreglar ventanas.

LADRÖN : No ,que voy saber , yo robo, no arreglo nada.

MARTA: Y arreglar calefones.

LADRÖN: ¿Cómo calefones? Yo tengo profesión, soy estilista, me entendes, como se dice
“cofer, eso soy, no soy cualquier cosa (grita a la cocina) denle ustedes ¿Qué esperan?
(vuelve al dialogo)Yo tengo que comer algo de acuerdo a mi edad, yo estoy sano, no estoy
para comer papa y zapallo hervido, (a Celita) y vos ¿Cuántos años tenes vos.

CELITA: Si ella tiene razón el calefón está roto, debe ser el sarro del agua que tapa los
caños.

LADRÖN: Te estoy preguntando cuantos años tenes vos, sorda.

CELITA: Si ,estoy un poco gorda, debe ser por eso que siempre me descompongo y voy
blando de cuerpo, pero esta vez como nunca, una cosa chirle y de un color feo.

LADRÖN: (dirigiéndose a Marta) va… con vos no se puede hablar y vos (a Marta) ¿y vos
no haces nada que te la pasas meta timba?.

MARTA: Esto no es una timba, ni ningún juego de azar, esto es tarot.

LADRÖN:¿ Lo qué?

MARTA: Es una ciencia, yo puedo saber de todo a travez de las cartas.

LADRÖN: ¿Cómo qué?

MARTA: ¿Cómo qué? A ver … a ver, (se concentra) usted tiene dos hermanos, una es
mujer.

LADRÖN: Satamente.

MARTA: Usted vive junto Con su hermano mayor, es así.

LADRÖN; Satamente, compartimos la misma celda.

MARTA: Mientras que su hermana, las cartas me dicen que es medio ligerita de cascos.
LADRÖN: Que casco va a tener si no tiene moto.

MARTA: Me refiero a que es algo ligerita, de andar mucho en amorío.

LADRÖN: A si, ella es prostituta, trabaja de eso y como labura, no le hace asco a nada, esa
si que se rompe el que te dije laburando, dale que dale todo el día,¿ que mas, que mas dice?.

MARTA: Bueno aquí las cartas también me dicen que cuando a usted lo llevaron a la cárcel
de coronda la primera vez los otros presos le hicieron un recibimiento muy especial.

LADRÖN: Que queres decir con eso.

MARTA: Fijese lo que dicen las cartas.

LADRÖN: Nada dicen, es un dos de oro.

MARTA: Bueno así le quedaron los ojos,como el dos de oro cuando le hicieron el
recibimiento, digamos muy íntimo.

LADRÖN: ¡No.. no, esas cartas mienten, no le crea, yo soy bien machito soy, (grita hacia la
cocina) apúrense che ,que me muero de hambre,(mirando a Celita que está tejiendo al
crochet) y vos que es lo que estas escarbando ahí.

CELITA: Estoy terminando una batita.

LADRÖN: ¿y eso para qué sirve?

CELITA: Es un abrigo para bebes

LADRÖN: ¿Qué tenes bebe vos?

CELITA: ¡como se le ocurre¡

LADRON: si, tenes razón, que boludo ,¡como carajo se me va a ocurrir eso¡.

(Saliendo de la cocina, ANGELA Y OLINDA)

OLINDA: Bueno ya está el pedido del señor.

ANGELA: Supongo que se habrá lavado las manos, porque sino…..


LADRÖN: Dame , dame , que me muero de hambre.

ANGELA: (a Olinda) No le pusiste el pan.

LADRÖN: Algo para tomar quiero también.

OLINDA: Agua o agua saborisada.

LADRÖN: Vino quiero, cerveza, fernet, no se cualquier cosa, un licor de esos que hacen las
viejas.

OLINDA: No pretenderá tomar alcohol, en esta casa nunca se bebió alcohol.

ANGELA: Lo que está comiendo, era el plato preferido de mi hijo.

LADRÖN: ¿Qué, los churrascos? ah con razón te fuiste llorando cuando yo le pedí el
churrasco.

ANGELA: Si, siempre me pedía que se lo hiciera, le gustaba mucho ¿no es cierto chicas?
¡que apetito tenía¡,así como usted ¿quiere que le traiga otro pedacito?

LADRÖN: (boca llena)No, está bien.

OLINDA: No le molesta que lo miremos mientras usted come.

MARTA: Hace tanto que no entra un hombre en esta casa, que es todo un acontecimiento.

LADRÖN: No, no me molesta, estoy acostumbrado en la cárcel a no tener “privacida”, nos


vigilan siempre, hasta cuándo vamos a mear nos vigilan, no hay intimida, no hay.

OLINDA: Señor si se piensa quedar un tiempo con nosotras deberá mejorar su vocabulario.

ANGELA: Mirá … pasa el pan en el plato como lo hacia el Estebancito.

CELITA: ¿Cómo dijiste?

ANGELA: (levanta la voz) Que pasa el pan en el plato, como el Estebancito.

CELITA: Hacía mucho tiempo que no estaba con diarrea ¿será el frío? Anoche me levante
en medias, debe ser eso que me descompuso.
LADRÖN: Pará un poco vos vieja con tu diarrea, no ves que estoy comiendo,..recátate..

ANGELA: No te parece Olinda que este señor tiene cosas del Estebancito.

CELITA: ¿Cómo?

ANGELA: (levantando la voz) Que tiene cosas del Esteban.

CELITA: ¿Qué cosa le diste del Esteban? No le habrás dado ese saco jaspeadito, ese tan
lindo y que le quedaba muy bien.

OLINDA: No, no le dio nada, dijo que tiene gestos , modales de el, un mirar, vos sabes que
el Esteban en cualquier momento pude volver.

CELITA: No… que voy a devolver, es diarrea nomas.

MARTA: Las cartas siempre dijeron que no va a volver.

LADRÖN:¿ Que ,su hijo se fue?.

ANGELA: SI, pero no le haga caso, el va a volver, yo estoy segura que va a volver, el se
fue a buscar otra forma de vida.

OLINDA: Y eso que aquí nunca le dejamos faltar nada, todavía no entendemos porque se
fue.

MARTA: ¿Dónde va a estar más cómodo que con su familia, con nosotras, sus tías.

ANGELA: Pero permítame que le sirva un poco mas de carne.

LADRÖN: No basta comí demasiado, voy a reventar.

OLINDA: Es una lástima queda un poquito, se la traemos.

ANGELA: Le preparé un flancito para después, pero permítame que le sirva un poco mas
de carne.
LADRÖN: No basta, hacía mucho que no comía así, lo que pasa que en la cárcel, carne se
come poco sabe, es todo guiso de fideos, arroz, polenta siempre lo mismo, algunos comen
mejor porque la familia o las esposas les llevan el día de la visita higiénica.

CELITA: Ah los hacen bañar.

OLINDA: No Celita …visita higiénica le dicen porque (hace señas de tener sexo,)

LADRÖN: Pero a mi no… yo soy solo saben ,tengo que hacer todo solo y solo es más
difícil el cautiverio .

MARTA: No se preocupe que nosotras de soledad entendemos un montón.

ANGELA: seguro que no quiere un pedacito más de carne.

OLINDA: Mire que nosotras somos de comer poca carne.

LADRÖN: No, tráiganme el flancito si quiere,(Olinda y Angela levantan la mesa, el ladrón


se desabrocha el cinturón y se estira y eructa ,mira por la ventana a los policias) cocinan
bien estas dos.

MARTA: Si tienen buena mano para la cocina.

LADRÖN ; (Dirigiéndose a Celita) Cuando termines con eso , no me harías una gorra a mi
de color rojo y negro, porque yo soy de colón y no tatengues, como esos cagones.

CELITA: Están como yo, flojita de vientre.

LADRÖN: No esos son cagones nomas.

MARTA: ¿Va arreglar la ventana y el calefón?

LADRÖN: No, ya te dije que no, yo no voy a laburar.

MARTA: Alomejor es una pavadita.

LADRÖN:¡ NO¡, te dije que no.

ANGELA Y OLINDA regresando de la cocina


OLINDA: Aquí está el flancito

LADRÖN:¿Qué lo tenían en el bolsillo que hicieron tan rápido .

OLINDA: Es una pavadita, siempre hay algo dulce en esta casa.

ANGELA: Al Estebancito le gustaba mucho el flancito, era muy goloso, le gustaba todo lo
dulce-

LADRÖN: Como hinchas las pelotas con el estabancito vos eh…la verda hacía mucho
tiempo que no estaba tan lleno y comía tan rico

ANGELA: Un cafecito, quiere tomar uno.

RADIO: ¡Atención último momento!!! interrumpimos nuevamente la programación


para dar más noticias sobre el acontecimiento que tiene en vilo a toda la comunidad…
según informaciones recabadas por nuestro cronista especial en la zona de persecución el
fugado Isidro Natalin, nuestro enviado nos asegura el prófugo habría logrado burlar el cerco
policial y se encontraría lugar donde cuenta con varios cómplices que lo están apañando y
proporcionándole al mencionado delincuente lo necesario para continuar con su fuga .

LADRÖN: Escucharon, no…me voy a tener que quedar nomas, está lleno de canas por
todos lados, no hago una cuadra que me agarran.

OLINDA: Si quiere quedarse por nosotras no hay problemas, siempre que se comporte
como un caballero, más vale esperar que correr peligro allá afuera.

MARTA: Por mi puede quedarse , siempre hay un trabajito por hacer, cortar el césped,
arreglar la instalación eléctrica, el calefón ,.

LADRÖN: Pero ustedes me quieren para laburar, yo, ya dije …no laburo.

OLINDA: Le conviene quedarse, hay muchos policías y el comisario no descansará hasta


atraparlo, el jamás pensara que nosotras podríamos ocultarlo en nuestra casa.
ANGELA: (llega con el café) en la escuela cuando era directora tuve que correrlo varias
veces al comisario cuando venían a vender bonos contribución a beneficio de la
cooperadora policial.

LADRON: Seguro eran todas mentiras, vino se comprarían con esa plata.

OLINDA: A usted le conviene quedarse aquí con nosotras y no hacerse ver por un tiempo.

MARTA: Total siempre un trabajito hay que hacer.

LADRÖN:¡ NO VOY A TRABAJAR¡

ANGELITA: Recién andaba un hombre mal vestido con una tijera en la mano, alomejor el
puede ver el calefón.

ANGELA: Quédese , para mi sería como tener al Estebancito en casa.

OLINDA: Se va a dar un baño verdad?

LADRÖN: No, ni loco.

ANGELA: Como Usted diga, ¿ se va a dormir ya?

MARTA: ¿Como que se va a dormir y no se va a dar un baño?.

ANGELA: Pobre estará cansado.

LADRÖN: Si, estoy cansado.

OLINDA: ¿Seguro de tanto correr?

LADRÖN: Si de tanto correr.

ANGELA: Quiere que le prepare un sándwich para que lleve a su habitación, le va a dar
hambre a eso de la medianoche.

LADRÖN: No gracias estoy lleno.

MARTA: Si se pega una ducha será mucho mejor, usted no está oliendo bien.

LADRÖN: No, no me quiero bañarme, no quiero nada, solo acostarme.


ANGELA: Le hago un sándwich de carne, es una carne muy buena.

LADRÖN: (meneando la cabeza) ¡NO¡.

OLINDA: Vamos no sea descortés, se lo hacemos en un minuto, alomejor le agarra hambre,


y esta casa es desconocida para usted para deambular de noche.

LADRÖN: ¡NO¡; jamás me despierto de noche, ni a mear me despierto.

ANGELITA: Si se va a levantar de noche , hágalo con un calzado porque se va a enfriar y


le puede agarrar una diarrea como a mí, para mí que fue el frío, estoy segura.

LADRÖN: ¡NO¡ ,no me voy a levantar de la cama para nada.

ALGELA: Es que se lo ve muy delgado, tiene que comer.

OLINDA: Llévese unas galletitas entonces, algo tiene que comer, no va a estar toda la
noche así, casi en ayunas.

MARTA: Y mañana se levanta temprano porque hay mucho por hacer.

LADRÖN: NO…NO…NO:

ANGELA: Le preparo el baño entonces.

LADRÖN: No, no me voy a bañar les dije.

OLINDA: Le va a hacer bien darse un baño, lo va a relajar, afloja los músculos y seguro
dormirá mejor.

LADRÖN: (muy fastidiado) no, les dije que no, ¡o son sordas¡.

ANGELITA: Ya me dijo una vez que estoy gorda, no ande repitiéndolo a cada rato.

MARTA: A mí me pareció que dijo que quería darse una ducha.

LADRÖN: Jamás dije eso.

ANGELITA: Lo prefiere de inmersión o ducha.

LADRÖN: No, no quiero saber nada con el agua.


ANGELA: Con todo lo que habrá andado hoy, seguro que hará transpirado y después la
transpiración se seca al cuerpo y eso es malo.

LADRÖN: NO…NO…NO.

OLINDA: Dele, yo le preparo la ducha, dormirá mucho mejor y recuerde que un niño que
no es aseado causa asco y desagrado, verdad Angela, … con los chicos daba resultado.

MARTA: Cuando se esté bañando alomejor se da cuenta cual es el problema del calefón y
mañana temprano lo arregla.

LADRÖN: No me voy a bañar, estuve dos años sin hacerlo y no lo voy a hacer ahora, bien
puedo esperar, donde duermo esta noche.

OLINDA: Mientras usted se baña, yo le preparo la cama.

LADRÖN: Basta vieja ,no me voy a bañar.

ANGELA: Vamos, vamos, una ducha rápida, mientras yo le preparo un sandwichito.

LADRÖN: Donde está mi habitación.

ANGELITA: Tenga cuidado, cuando termine de bañarse que esa habitación es más fría que
las de abajo y puede tomar frio, eso fue, estoy segura que por el frio que agarre me agarro
la cagadera.

OLINDA: Entonces está decidido, no se va a bañar… aunque sea frótese una toalla húmeda
por el cuerpo, le va a hacer bien.

LADRÖN: ¡NO¡

ANGELA: Mi hijo Esteban siempre se daba un baño cuando llegaba de jugar a la pelota, no
crea que a el le gusta mucho, era medio como usted.

LADRÖN: Donde voy a dormir.

MARTA: En la parte de arriba y mañana temprano cuando se levante fijesé que la baranda
del balcón está floja, péguele un ajustadita, porque puede ser peligrosa.
LADRÖN: Me van a decir o no me van a decir dónde voy a dormir hoy.

OLINDA: Ahora le digo, pero déjeme que le prepare un sandwchito, no me lo puede


despreciar, no puede estar tanto tiempo sin comer, se lo hago de la carne que quedo, es una
pena, en estos tiempos no hay que tirar nada.

ANGELITA: No hay que tirar la comida, una nunca sabe si le va a hacer falta algún día.

LADRON: Bueno está bien, hacerme el sangüi.

OLINDA: (va a la cocina diciendo) una persona necesita comer bien y la carne es muy
nutritiva.

ANGELA: (sale para el baño)Yo le voy a preparar el baño.

ANGELITA: No se nunca me pasó así, varias veces estuve descompuesta, pero una cosa
chirle así nunca.

OLINDA:(desde la cocina) Esta carne es al horno, no es como la carne de puchero que es


más seca.

ANGELA(siempre desde el baño) Como prefiere la ducha, bien caliente o no tanto.

LADRÖN: NO, no me voy a bañar.

MARTA: Mañana cuando se levante no se olvide de arreglar la ventana, yo tengo muchas


clientas y la ventana así queda feo.

LADRÖN: NO ,no voy a laburar no quiero laburar, no me gusta laburar.

OLINDA: (siempre desde la cocina) En un ratito está su sandwichito, así que si le agarra
hambre no tiene que levantarse para nada.

ANGELA: (desde el baño) Yo le pongo las toallas colgadas en el toallero, use las que
quiera, no hay problemas.

LADRÖN: No…no…no me baño.


ANGELITA: A mí tampoco, ni al baño me dejó llegar la diarrea anoche, me hice encima,
quiere mirar si no me hice ensima.

LADRÓN: Pará vos con tu descompostura que recién terminé de comer.

MARTA: Acuérdese que también tiene que cortar el pasto, eso lo puede hacer después de
arreglar el calefón.

LADRÖN: No…no… no me puede estar pasando esto, viejas locas.

OLINDA: (desde la cocina) Si quiere al sandwichito, lo puede comer ahora y después se


pega una ducha.

ANGELA: (desde el baño) Cuando quiera el baño ya está disponible, yo me voy a hacerle
la cama-

LADRÖN: ¡NO¡ ,no quiero bañarme.

ANGELITA: Si se queda un tiempo le hago la gorra de colon, primero tengo que terminar
esta batita.

MARTA: Puede quedar el tiempo que quiera, eso si tiene que colaborar, la casa es grande y
hay mucho por hacer.

ANGELA: (desde la habitación) va a tener que bañarse todos los días.

LADRÖN: No, no me voy a bañar y no voy a trabajar, prefiero la cárcel viejas locas, trolas

OLINDA: (siempre de la cocina) Y va a tener que moderar un poco su vocabulario, usted es


un poco boca sucia.

LADRÖN: Basta locas de remate, prefiero que me agarre la cana, locas, ahora sé porque se
fue el Estabancito, locas (se va de la casa maldiciendo).

OLINDA: (saliendo de la cocina) Ya está el sandwichito, va ver que le va a gustar.

ANGELA(Saliendo del baño) Listo el baño y también lista la cama.

MARTA: Bueno a bañarse y a descansar entonces que mañana hay mucho por hacer.
ANGELA: ¿el señor?

OLINDA: ¿Se habrá ido? Que maleducado sin despedirse.

MARTA: Dejalo, tenía pinta de sucio y no saber arreglar nada.

ANGELA: Y yo que le había preparado el baño.

SE SIENTAN MIENTRAS LA RADIO SE ECUCHA DICIENDO: ¡último momento¡, acaba


de entregarse espontáneamente el evadido de la cárcel de coronda isidro natalin, al ser
interrogado por el comisario gonzales este mostraba un evidente trastorno psicológicos,
balbuceando constantemente, no quiero bañarme, no voy a laburar , no vuelvas Estebancito
,están locas, están locas haciendo otros tipos de comentarios de contenido irreproducibles , ahora
continuamos con la música es esta fresca noche otoñal.

OLINDA: y yo le había hecho el sandwichito…(silencio) lo queres comer vos Angelita.

ANGELITA: Estas loca, con esta diarrea.

FIN

Intereses relacionados