Está en la página 1de 8

QUEJOSO: MARIA DE TAL.

AMPARO INDIRECTO
AMP. NUM. XX/XX
CUADERNILLO PRINCIPAL

C. JUEZ QUINTO DE DISTRITO


PRESENTE:

MARIA DE TAL, promoviendo en mi carácter de albacea de la

Sucesión quejosa dentro del juicio de garantías al rubro anotado, ante Usted

con el debido respeto comparezco para exponer:

Que por medio del presente escrito, estando fijada fecha de

audiencia incidental, vengo a producir los siguientes:

ALEGA TOS:

Que habiéndose resuelto la queja administrativa número 53/2002-

I, interpuesta en contra de la Sentencia Interlocutoria emitida con fecha 10 de

abril del presente año, en relación al incidente de daños y perjuicios, promovido

por la suscrita, en contra de actos del C. Gobernador del Estado y otras

autoridades, hago de su conocimiento lo siguiente:

De conformidad a lo dispuesto en el cuerpo resolutivo emitido

dentro del toca de referencia, cabe resaltar lo siguiente:


A).- Obra agregado a los autos acuerdo expropiatorio de fecha 25

de Noviembre de mil novecientos ochenta y siete, publicado con fecha 31 de

Diciembre del mismo año, en el periódico oficial expropiado a favor de Gobierno

del Estado, una superficie de 23-75-00 hectáreas, ubicada en la parcela 100 y

fracción de parcela 1X. del Fraccionamiento del Rancho Ramón , de la colonia

Vicente Guerrero, Municipio de Ensenada, Baja California, terrenos

pertenecientes al acervo hereditario de la Sucesión a bienes del señor

XXXXXXXXX.

B).- Obra agregado a los autos la totalidad de las actuaciones del

expediente 2213/88, relativo al Juicio de Garantías promovido por los señores

CARLOS EDUARDO MENDOZA Y JORGE ESCOBOZA, copropietarios de el

inmueble materia del presente incidente de substitución de ejecución de

Sentencia

C).- Tomando en consideración lo anterior cabe resaltar que

mediante dictamen emitido con fecha 2 de septiembre de 1998, el Ingeniero

Jorge , emitió pericial dentro del expediente a que me refiero en el inciso que

antecede determinando que como metro cuadrado de los terrenos expropiados

a razón de 65.00 (SESENTA Y CINCO PESOS 00/100 MONEDA NACIONAL), por

metro cuadrado.

D).- En autos corre agregado el dictamen emitido por el auxiliar

de este H. Tribunal, Ingeniero Jorge, en donde de manera final concluye que el


valor de inmueble en suma es en la cantidad de $57.50 pesos (CINCUENTA Y

SIETE PESOS 50/100 MONEDA NACIONAL), lo cual no es jurídica y lógicamente

aceptable, por las siguientes consideraciones:

1.- El valor de los inmuebles lejos de depreciarse por el transcurso

del tiempo, la tendencia sobre ellos es de valuarse de manera automática,

asimismo de la lectura del propio dictamen no se desprende que exista un

arroyo, aluvión o otra causa por la cual perdiera el valor, mas sin embargo se

ha acreditado que el Gobierno del Estado, expropio el predio con el objetivo de

comercializarlo, por virtud de existir dentro del polígono en mención un

asentamiento humano, con los servicios de agua, alumbrado y telefonía,

mismos servicios que lejos de depreciar el inmueble le dan mayor plusvalía.

2.- El perito del Tribunal, omite de manera clara hacer un análisis

exhaustivo de los elementos que apoya a su dictamen para determinar el valor

final del predio en cuestión, mas sin embargo deprecia el valor del inmueble

sin apoyo técnico o argumento lógico

3.- Tomando en consideración las contradicciones que emite el

mismo perito designado por su Señoría, debe considerar necesario la

celebración de la Junta de peritos, en virtud de existir la contradicción marcada

entre los dictámenes emitidos en el presente Incidente y los emitidos en el

diverso Juicio de garantías radicados con el expediente 2213/88, en el Juzgado

Cuarto de Distrito con residencia en esta Ciudad.


D). - Cabe resaltar que mis copropietarios, mediante Sentencia

Interlocutoria de fecha 30 de noviembre de 1998, obtuvieron como pago al

incidente de pago de daños y perjuicios la cantidad de $15,425,625.00

(QUINCE MILLONES CUATROCIENTOS VEINTICINCO MIL SEISCIENTOS

VEINTICINCO PESOS 00/100 MONEDA NACIONAL), por concepto del 50% pro

indiviso del bien inmueble materia del incidente.

Que en el multicitado expediente el mismo perito designado por

este tribunal, dictamino las bases por las cuales el Juez Cuarto de Distrito

procedió a liquidar a manera de indemnización a los mismos, razón por la cual

deberá de tomarse en consideración dicha documental publica, para los efectos

de no caer en contradicción de criterios y emitir otra donde en justicia y

equidad condene a las autoridades indemnizar a mi representada, la misma

suma por así corresponder conforme a derecho, no obstante de que ha

transcurrido mas tiempo en el que se pudiera actualizar mayor cantidad por la

plusvalía adquirida.

E).- No omito en señalar que de los propios alegatos vertidos por

las autoridades responsables concluyeron que debe liquidar a mi representada

la suma de $10,271,875.00 pesos, que es una cantidad superior a la que se

condenó mediante Sentencia Interlocutoria a la autoridad, con fecha 10 de Abril

del 2002.
Sirve de apoyo para efectos de emitir resolución interlocutoria los

criterios emitidos por la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación, mismos que

me permito transcribir:

EJECUCIÓN DE SENTENCIAS DE AMPARO. PROCEDENCIA DEL


INCIDENTE DE DAÑOS Y PERJUICIOS PARA SU CUMPLIMIENTO
SUSTITUTO.

El análisis de los motivos que dieron lugar a la adición del último párrafo del
artículo 105 de la Ley de Amparo, por decreto publicado en el Diario Oficial de
la Federación del siete de enero de mil novecientos ochenta, y de los principios
reguladores del incidente de inejecución de sentencia y del recurso de queja
por defecto o exceso en la ejecución, revela que la procedencia del incidente
de cumplimiento sustituto no está subordinada a la sustanciación previa de los
procedimientos que, como los mencionados, contempla la citada ley en
relación con el cumplimiento del fallo protector, ni tampoco al transcurso de
cierto lapso contado a partir de su dictado, sino que debe admitirse siempre
que de autos se advierta por el Juez o por la parte quejosa que existe dificultad
jurídica o de hecho para realizar la prestación debida por la autoridad al
quejoso y que la naturaleza del acto lo permita pues, entonces, se justifica la
entrega a éste de una cantidad de dinero que represente el valor económico de
dicha prestación.

P./J. 85/97

Contradicción de tesis 23/97. Entre las sustentadas por los Tribunales


Colegiados Segundo y Tercero en Materia Administrativa del Primer Circuito.
21 de agosto de 1997. Unanimidad de once votos. Ponente: Juan Díaz
Romero. Secretaria: Adriana Campuzano Gallegos.

El Tribunal Pleno, en su sesión privada celebrada el tres de noviembre en


curso, aprobó, con el número 85/1997, la tesis jurisprudencial que antecede.
México, Distrito Federal, a tres de noviembre de mil novecientos noventa y
siete.

Instancia: Pleno. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.


Epoca: Novena Epoca. Tomo VI, Noviembre de 1997. Tesis: P./J. 85/97
Página: 5. Tesis de Jurisprudencia.

DAÑOS Y PERJUICIOS, CON MOTIVO DEL INCIDENTE DE SUSPENSION,


NO PROCEDE CONDENA GENERICA.

Resulta improcedente que en el incidente de daños y perjuicios se haga una


condena genérica, ya que no se está en el caso del ejercicio de una acción de
esta naturaleza, seguida ante la potestad común en la que por disposición legal
expresa se pueda pronunciar un fallo en esa forma, sino que el artículo 129 de
la Ley de Amparo, prevé que en el incidente en cuestión, deben probarse
dichos daños durante la substanciación del incidente y si no se cumple con esa
carga probatoria, debe declararse improcedente lo pretendido por el
incidentista.
TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER
CIRCUITO.

Queja 30/94. Enrique Zepeda Trujillo, como representante común de la parte


tercera perjudicada Bancomer, S.N.C. y otros. 17 de febrero de 1994.
Unanimidad de votos. Ponente: Manuel Ernesto Saloma Vera. Secretario:
Guillermo Campos Osorio.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación. Epoca: Octava Epoca. Tomo XIII-Marzo. Tesis: Página: 340. Tesis
Aislada.

EJECUTORIA DE AMPARO. CUMPLIMIENTO, MEDIANTE EL PAGO DE


DAÑOS Y PERJUICIOS, PROCEDENCIA DEL INCIDENTE.

De la recta interpretación del artículo 105, de la Ley de Amparo, en


concordancia con lo dispuesto en el artículo 80, de la misma Ley, se colige
que, cuando se obtiene la protección de la Justicia Federal contra el acto
reclamado de la o las autoridades responsables, se puede solicitar al juez de
Distrito, se dé por cumplida la sentencia amparadora, mediante el pago de los
daños y perjuicios que se hubiesen sufrido, el cual de ser válido, se
determinará incidentalmente, su forma y la cuantía de dicha restitución, pero
ello no se puede dar, como cumplimiento substituto ordinario de la sentencia
ejecutoriada, sino sólo es procedente cuando se han agotado los medios
legales pertinentes, ante el juez federal, tendientes a lograr su cumplimiento o,
cuando exista imposibilidad material o jurídica, insuperable, que impida cumplir
la ejecutoria, pues, el efecto lógico y natural de una resolución amparadora, es
la de restituir al quejoso, en el goce de la garantía violada, restableciendo las
cosas al estado en que se encontraban, hasta antes de conculcarse los
derechos fundamentales del amparista, cuando el acto es positivo y, para el
caso de que sea de carácter negativo el efecto será obligar a la responsable a
obrar en el sentido de respetar la garantía de que se trate y a cumplir con lo
que la misma exige, de ahí, que las resoluciones de amparo deben cumplirse
en el término de veinticuatro horas, si la naturaleza del acto lo permite, en caso
contrario, dentro de ese término deberán encontrarse en vías de ejecución,
porque en el supuesto de desobediencia a las mismas o en el de eludir su
cumplimiento, de oficio o, a petición de parte interesada, el juez de Distrito,
remitirá los autos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para los efectos
del artículo 107, fracción XVI, de la Constitución General de la República.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO.

XXI.2o.4 K

Queja 33/95. Josefina Benet Noguera y coagraviados. 6 de septiembre de


1995. Unanimidad de votos. Ponente: Martiniano Bautista Espinosa.
Secretario: Eusebio Avila López.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación y su Gaceta. Epoca: Novena Epoca. Tomo II, Octubre de 1995.
Tesis: XXI.2o.4 K Página: 539. Tesis Aislada.

INCIDENTE DE DAÑOS Y PERJUICIOS. PROCEDE SOLO CUANDO LOS


ACTOS RECLAMADOS CONTRA LOS QUE SE AMPARO, SE HAYAN
CONSUMADO IRREPARABLEMENTE.

El cumplimiento de las ejecutorias dictadas en el juicio de amparo reviste una


cuestión de orden público, ya que, independientemente de que a través de él
se protegen los intereses jurídicos del quejoso, implica en sí mismo la
restauración de la observancia de la Constitución en cada caso concreto
mediante la obligación a cargo de las autoridades responsables en el sentido
de restablecer las cosas al estado en que se encontraban con anterioridad
inmediata a los actos reclamados que la sentencia de amparo haya dejado sin
efecto; lo que permite sostener que el incidente de daños y perjuicios que
contempla el último párrafo del artículo 105 de la Ley de Amparo, sólo procede
en la hipótesis en que los actos reclamados, contra los que se hubiese
otorgado la protección de la justicia federal, se hayan consumado
irreparablemente desde el punto de vista material, o sea, cuando por
imposibilidad física no puedan restablecerse las cosas al estado que tenían
antes de la violación, esto es, que físicamente sea imposible que se cumpla la
ejecutoria de amparo en términos del artículo 80 de la ley; en consecuencia,
sólo en este caso puede admitirse que mediante el incidente de que se trata se
dé por cumplida la ejecutoria a través del pago de daños y perjuicios, para no
atentar contra la fuerza legal de la cosa juzgada en el juicio de garantías, por
un lado, y para no dejar al quejoso en completo estado de desvalimiento frente
a los actos inconstitucionales consumados materialmente en forma irreparable
en su detrimento.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

Queja 20/92. Cándido Ramos Cantor y otros. 28 de mayo de 1992. Unanimidad


de votos. Ponente: José Galván Rojas. Secretario: Armando Cortés Galván.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación. Epoca: Octava Epoca. Tomo XI-Marzo. Tesis: Página: 289. Tesis
Aislada.

DAÑOS Y PERJUICIOS, EN EL CUMPLIMIENTO DE EJECUTORIAS DE


AMPARO. INCIDENTE DE ACTUALIZACION DE.

El hecho de que haya quedado firme la resolución que condenó a las


autoridades responsables a pagar determinada cantidad por concepto de
daños y perjuicios, y la circunstancia de que no exista disposición legal
concreta, no son obstáculo para admitir el incidente de actualización de daños
y perjuicios promovido por la quejosa, pues con éste no pretende obtener una
nueva condena, sino solamente la actualización del pago ya decretado, en
razón del tiempo transcurrido; además, el artículo 358 del Código Federal de
Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo, establece:
"Los incidentes que no tengan señalada una tramitación especial, se sujetarán
a lo establecido en este título".

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

Queja 36/92. Arcelia Cantú Méndez. 23 de septiembre de 1992. Unanimidad de


votos. Ponente: Gustavo Calvillo Rangel. Secretario: José Mario Machorro
Castillo.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación. Epoca: Octava Epoca. Tomo XI-Febrero. Tesis: Página: 237.
Tesis Aislada.

DAÑOS Y PERJUICIOS, PRUEBAS EN EL INCIDENTE DE.


Si las pruebas ofrecidas por el promovente del incidente de daños y perjuicios
tienen relación inmediata con los hechos controvertidos, la autoridad judicial
respectiva debe admitirlas, tomando en cuenta que para conocer la verdad el
juzgador tiene obligación de admitir las pruebas ofrecidas por las partes, sin
mas limitación que estén reconocidas por la ley y tengan relación con los
puntos de la litis.

Queja 184/68. Francisca H. de Juárez. 31 de enero de 1974. Unanimidad de 4


votos. Ponente: Rafael Rojina Villegas.

Instancia: Tercera Sala. Fuente: Semanario Judicial de la Federación. Epoca:


Séptima Epoca. Volumen 61 Cuarta Parte. Tesis: Página: 25. Tesis Aislada.

Por lo anteriormente expuesto,

A USTED C. JUEZ DE DISTRITO EN EL ESTADO, atentamente pido:

PRIMERO.- Tenerme por presentada formulando los alegatos de

nuestra intención.

SEGUNDO.- Tomando en consideración el cuerpo resolutivo

emitido dentro de la queja administrativa 53/02-I, solicito se emita nueva

resolución en donde se tome en cuenta la documental publica, consistente en

todo lo actuado dentro del Juicio de Garantías número 2213/88, y en lo

especifico el dictamen pericial emitido por el perito de este H. Tribunal.

PROTESTO LO NECESARIO
Tijuana B.C. a 16 de Septiembre del 20XX

MARIA DE TAL