Está en la página 1de 11

ELIZABETH ORTIZ NICASIO.

1- Describir en qué consiste un tratamiento con fármacos, la importancia, y los criterios


a tomar para que sea efectiva.

2- Hablar de la importancia de los MEDICAMENTOS USADOS PARA LOS


TRASTORNOS MENTALES (4 FARMACOS USADOS COMUNMENTE). Hacer un
resumen con un mínimo de 4 hojas por tema. a) Farmacología. b) Farmacoterapia. c)
Psicofármacos. Resaltando los siguientes conceptos: psicofarmacoterapia,
psicofarmacología, farmacodependencia, gerentopsicofarmacologia, antidepresivos,
tranquilizantes, antiepilépticos, anti psicóticos.

3- Realizar un informe sobre los aportes aprendidos en el taller.

NOTA: Hoja de presentación, introducción, desarrollo, conclusión, anexos (fotos),


bibliografías. Letra arial 12. Espacio 1.4.

CADA TEMA VALE 5 PUNTOS, se tomaran en cuentas las faltas ortográficas,


plagios, copypage
INTRODUCCIÓN.
.

El siguiente trabajo trata sobre la importancia del uso de los fármacos en el tratamiento
de diferentes trastornos mentales, que tan eficaz pueden llegar a ser, criterios y pautas
para administrarse, ya que existen diferentes factores que intervienen en la efectividad
de los mismos, los cuales estaremos viendo en el desarrollo del trabajo.

También estaremos viendo los diferentes fármacos que se utilizan en la actualidad para
mitigar o minimizar los síntomas de diferentes trastornos de acción, mecanismos de
acción de estos y él porque son los más utilizados. Ya que existen muchos en el
mercado pero debido a su composición química y efectividad unos son más utilizados
que otros.

Así también hablaré sobre un interesante taller acerca de los trastornos mentales y la
incidencia de estos en nuestra sociedad actual, impartido en la universidad UAPA por
nuestro facilitador. El cual fue de gran aprendizaje y de una grata experiencia para todos
los que participamos.
Tratamiento con fármacos, importancia, y los criterios a tomar para que
sea efectiva.

El trabajo actual en psicología clínica y en salud mental comunitaria


hace imprescindible el conocimiento de las diferentes herramientas que los
profesionales de las distintas disciplinas que forman parte de los equipos
utilizan en su quehacer diario. En este sentido la psicofarmacología, que
constituye una de las herramientas básicas utilizadas por los psiquiatras, y que
tiene una gran influencia en el estado clínico del paciente y puede presentar
interacciones con las otras técnicas terapéuticas, es una de esas materias
sobre la que todos los profesionales deben conocer unas nociones básicas.

En el tratamiento de los trastornos psiquiátricos hay que seguir una serie de


principios generales que se pueden resumir en: la evaluación integral del
paciente, que incluye el diagnóstico clínico del trastorno
(siguiendo clasificaciones internacionalmente aceptadas, CIE-10 y DSM-V), la
valoración de sus discapacidades, la evaluación de sus necesidades
(de cuidados básicos, alojamiento, económicos, laborales, relacionales, ...),
y de sus potencialidades de soporte personal y social.

El establecimiento de una relación terapéutica, que implica generar una


relación de confianza, en la que se trate de llegar a un acuerdo sobre los
problemas existentes y las medidas a tomar para resolverlas. Así un sin
número de consideraciones más.

Se debe tomar en cuenta también la elaboración de un plan de tratamiento


individualizado, en el que se señalen: el listado de problemas existentes, las
medidas terapéuticas indicadas, los agentes que los van a llevar a cabo, y
cómo y cuando se evaluaran los resultados. Cuando se combinan varios
tratamientos es de suma importancia determinar cuál es la secuencia
adecuada en la administración de los mismos, y la coordinación de todas las
acciones que se realicen por los distintos agentes.

En el manejo de los psicofármacos distintos autores han propuesto unos


principios generas, los mismos se pueden sintetizar de la siguiente manera:

 Valorar la existencia de una indicación de tratamiento


psicofarmacológico según las pruebas existentes en la literatura
científica, y los potenciales riesgos y beneficios de instaurar ese
tratamiento.
 Realizar la elección del fármaco en base a: lo síntomas claves que se
presenten, mecanismo de acción de los fármacos a utilizar, las posibles
interacciones que pudiera existir con otros fármacos que esté utilizando
el sujeto, las contraindicaciones según otras patologías presentes y los
efectos secundarios.
 Llevar a cabo un estudio somático previo.
 Establecer plan de tratamiento según las pautas generales.
 Dar información completa y comprensible al paciente de lo que se le
está administrando.
 Favorecer el cumplimiento del tratamiento.
 Tener en cuenta que existen unos grupos especiales que por sus
características modifican la farmacocinética de la mayoría de los
fármacos y que requieren reajustes en las dosis habituales utilizadas
(niños, lactantes, ancianos y embarazadas).

La determinación de los niveles plasmáticos de los fármacos, aunque no en


todos los grupos de psicotrópicos existe una relación directa entre los niveles
plasmáticos y la respuesta terapéutica, hay una serie de características que
definen aquellos casos en los que puede resultar de utilidad la
monitorización de dichos niveles plasmáticos.

La valoración diagnóstica es fundamental, sujeta a revisiones. La


farmacoterapia sola suele resultar insuficiente para una completa
recuperación. La educación y la psicoterapia suelen ser necesarias, así como
también tomar en cuenta la fase en la que se encuentra la enfermedad tiene
una importancia crítica en términos de la intervención específica y de la
duración del tratamiento. Debe considerarse también la relación riesgo
beneficio cuando se desarrolla una estrategia terapéutica. Una historia de
buena respuesta previa personal o familiar ante un agente específico debe
ser considerada de primera elección para episodios

La decisión de instaurar un tratamiento psicofarmacológico debe producirse


después de valorar sus potenciales riesgos y beneficios. Debe realizarse una
completa evaluación de los síntomas del paciente, que incluye un examen del
estado mental y físico y test de laboratorios, esta evaluación debe permitir
establecer un diagnóstico clínico. Se debe evitar el uso de las combinaciones
de fármacos (polifarmacia) siempre que sea posible. Si es necesario se deben
tener en cuenta las interacciones farmacodinamias y farmacocinéticas. Se debe
utilizar la dosis mínima efectiva.

Tanto la instauración de un fármaco como la retirada deben realizarse de forma


gradual. En situaciones agudas en que esto no sea posible debe valorarse que
fármaco permite la respuesta clínica más adecuada. En la retirada de los
fármacos pueden aparecer fenómenos de: discontinuación, síntomas rebote o
síntomas de abstinencia.

Importancia de medicamentos y los más utilizados.

Los fármacos cumplen una función crucial en el tratamiento de muchas


condiciones de salud mental. Cuando se toman según las indicaciones, pueden
reducir los síntomas y facilitar la vida de las personas que tienen trastornos
psiquiátricos. A menudo, los medicamentos se combinan con psicoterapia u
otros tratamientos para lograr mejores resultados.

Los efectos secundarios son un problema frecuente de los medicamentos


psicofármacos. Pueden variar de leves a graves. Si tiene algún efecto
secundario, dígaselo a su médico. No deje de tomar un medicamento a menos
que su médico lo apruebe.

La mayoría de los psicofármacos actúan modificando los efectos de los


neurotransmisores cerebrales. Algunos reducen la concentración de
neurotransmisores en la sinapsis o impiden su efecto bloqueando los
receptores sobre los que actúan, esto produce habitualmente una mejoría de
los estados psicóticos, especialmente si se acompañan de agitación. Otros
psicofármacos aumentan la concentración sináptica de neurotransmisores por
diversos mecanismos, y esto se acompaña habitualmente de una mejoría de
los estados de depresión. Sin embargo, muchos aspectos de las enfermedades
mentales no se pueden explicar únicamente por las alteraciones de los
neurotransmisores, por lo que algunos psicofármacos parecen tener otros
mecanismos de acción.

Algunos psicofármacos actúan en la corteza cerebral, pero en su mayoría lo


hacen sobre estructuras encefálicas más profundas, como el sistema reticular
ascendente de tronco encefálico o el sistema límbico, en el que asientan
funciones cerebrales complejas, como las emociones, los recuerdos y la
afectividad.

La psicofarmacología ha modificado sustancialmente el pronóstico de las


enfermedades mentales. En la actualidad, casi todos los enfermos psiquiátricos
mejoran con el tratamiento farmacológico y la mayoría pueden tratarse de
forma ambulatoria.

Con frecuencia los psicofármacos sólo consiguen controlar los grandes


síntomas o síndromes de los trastornos mentales, como la agitación, la
ansiedad o la depresión, pero en algunos casos, parecen conseguir la curación
de la enfermedad.

Los psicofármacos suelen clasificarse en cuatro grandes grupos:

Antipsicóticos Ansiolíticos y Antidepresivos Antirrenciales.


sedantes
Los neurolépticos Los ansiolíticos Los fármacos Un estabilizante
o anti son antidepresivos se del estado de
psicóticos se psicofármacos utilizan en el ánimo es una
emplean capaces de tratamiento de medicina
fundamentalmente controlar la todas las formas psiquiátrica
en el tratamiento ansiedad. En la de depresión, utilizada para el
de psicosis, como actualidad los aunque en general tratamiento de
la esquizofrenia, más utilizados responden mejor a trastornos del
la fase maníaca son las las depresiones ánimo,
de la psicosis benzodiazepinas endógenas. caracterizados
maniaco- y la buspirona. El Alrededor del 80% por cambios
depresiva primer grupo de todas las intensos y
(psicosis bipolar) y posee un efecto depresiones mantenidos del
las psicosis ansiolítico, responden al ánimo. El más
tóxicas. Se hipnótico-sedante tratamiento común es
emplean también (con lo que ayuda farmacológico. el trastorno
en el tratamiento a tratar Este debe bipolar, en el cual
sintomático de los el insomnio), mantenerse los estabilizantes
estados de relajante durante 4-6 meses del estado de
agitación y delirio muscular y y suspenderse de ánimo suprimen
agudo, en los anticonvulsivo. La forma gradual, ya las oscilaciones
estados buspirona en un que si se entre episodios
confusionales y en ansiolítico puro, suspende antes o maníacos y
algunos casos de sin apenas de forma brusca, depresivos.
dolor crónico. efectos hipnóticos son frecuentes las La mayoría de
o tranquilizantes. recaídas. estabilizantes del
En principio todos Sin embargo sus En los estados estado de ánimo
los neurolépticos efectos tardan de depresivos suele son también
son eficaces y la 2 a 3 semanas en haber una baja anticonvulsivos,
elección de uno u aparecer y en concentración de con la excepción
otro depende de general es menos neurotransmisores del litio, que es la
la respuesta eficaz que las en las sinapsis droga
previa del enfermo benzodiacepinas. neuronales, estabilizadora de
al fármaco y de especialmente ánimo más
los efectos noradrenalina antigua y mejor
adversos que se y serotonina. Los conocida. Son
presenten. fármacos fármacos que
Algunos son de antidepresivos disminuyen la
efecto tienden a elevar la frecuencia y/o
prolongado, y en concentración de intensidad de los
principio son más neurotransmisores diferentes
eficaces en en las sinapsis. episodios del
situaciones Esto se puede trastorno bipolar,
crónicas. conseguir por dos sin incrementar
mecanismos: la frecuencia e
bloqueando o intensidad de
retrasando la alguno de los
recaptación de los otros tipos de
neurotransmisores, episodios.
con lo que
aumenta su
concentración en
las sinapsis, o
inhibiendo la
monoaminoxidasa
(MAO), que en
circunstancias
normales destruye
los
neurotransmisores
amínicos, limitando
su tiempo de
acción. La
inhibición de la
MAO consigue
alargar el tiempo
de acción de los
neurotransmisores.

Fármacos más utilizados.

Antidepresivos:

 Fluoxetina (Prozac, nombre comercial).


 Sertralina (Zoloft, nombre comercial).
 Paroxetina (Paxil).

Antipsicóticos:

 Clorpromazina (Thorazine).
 Quetiapina (Seroquel).
 Tioridazina (Mellaril).

Ansiolíticos:

(Benzodiacepinas).

 Clonazepam (Klonopin).
 Alprazolam (Xanax).
 Buspirona (BuSpar).
INFORME SOBRE TALLER.

El día jueves 07 de Junio del año corriente tuvimos la oportunidad los


participantes de la asignatura psicofarmacología de UAPA con el facilitador
Ruddy H. Ampáro de asistir a un interesante taller sobre los trastornos
mentales, su importancia e incidencia en los tiempos actuales.

El tema estuvo desarrollado `por la licenciad Luz, la cual es poseedora de toda


la pericia necesaria para hablar del tema, a parte cuenta con una vasta
experiencia en el ejercicio profesional y humano. Los conocimientos de la
misma desbordados en dicho taller fueron de gran aprendizaje, pues en su
exposición hizo énfasis en diferentes aspectos de la vida cotidiana sobre todo
en la actualidad que afectan directa e indirectamente en la conducta
desadaptada.

Ella nos explicaba que muchas de las cosas afecta al ser humano de la
sociedad actual es la pérdida de sí mismo y la dificultad de los individuos para
identificar y por ende hacer, lo que realmente necesitan y los hace felices. En
este mismo ámbito nos hablaba de la composición del ser humano como un ser
biológico, psicológico, social y espiritual y la importancia de mantener la
estabilidad de todos estos componentes del ser para una buena salud mental.

Dando continuidad a lo antes mencionado, nos explicaba y nos daba algunas


pautas a seguir para lograr una buena salud mental, entre ellas estaban el
llevar una dieta balanceada rica en omega 3 y vitaminas especialmente la B.
Así como también hacer ejercicios con regularidad hasta los más simples como
caminar, es importante. El interactuar con los demás, ser parte de un grupo
comunitario, crear hábitos que relajen y liberen la tensión en momentos de
presión.

En definitiva fue una experiencia muy satisfactoria y rica en conocimientos,


aparte de pasar un grato momento con compañeros de carrera lo cual es un
plus. Me quedo con todo lo positivo y que sé que en un futuro me servirán para
mi carrera.
CONCLUSIÓN

Mediante la realización de este trabajo pude aprender muchas cosas acerca de


la efectividad de los fármacos para los trastornos mentales y la importancia de
tener plena consciencia de estos ya que existen un sin numero de situaciones
de salud que es necesario conocer antes de pensar en el tratamiento con
estos.

Independientemente de que los psicólogos en nuestro ejercicio profesional no


medicamos es importante el tener el conocimiento acerca de los
procedimientos y mecanismo de acción de los medicamentos para

Trastornos mentales, para no cometer errores diagnósticos que puedan ir en


perjurio del paciente y de nosotros como profesionales de la salud mental.

Al final me quedo con muchos conocimientos acerca de la importancia de los


medicamentos en problemas mentales y la importancia de tener el debido
cuidado con este tema y la salud mental de mis futuros pacientes.
-Bibliografía.

-Julio Moizeszowicz, psicofarmacología Psicodinámica, IV edición,.

- Google académico.

-Psicología, Charles Morris.

-Libro de psicofisiología.