Está en la página 1de 2

Sondaje nasogastrico

Procedimiento:

El sondaje nasogastrico es un procedimiento esencial y posiblemente salve la vida en casos de


colico equino. Hay que sujetar al caballo de forma adecuada, con una mordaza y sedacion si es
necesario. El veterinario debe situarse a un costado del mismo, con la mano mas cercana al animal
colocada sobre los ollares, con el pulgar dentro del ollar. Con la otra mano, el profesional pasa la
sonda a traves del meato ventral, usando el pulgar para mantenerlo en la dreccion correcta. Si se
encuentra una estructura dura, se trata del area etmoidal, siendo necesario redirigir la sonda mas
ventralmente. Una vez alcanzada la faringe se percibe una resistencia blanda. Se puede girar la
sonda 180° para dirigir su curvatura dorsalmente. El veterinario estimula al cabllo a deglutir por
medio de un suave moviento hacia atrás y hacia adelante o soplando a traves de la sonda. Es de
ayuda mantener la cabeza del caballo flexionada a nivel de la nuca. Una vez que este deglute, el
veterinario empuja la sonda hacia el esofago. Soplando a traves de la sonda para dilatar el esofago
se facilita el paso de la misma. Si el caballo tose, el veterinario debe retirar la sonda y repetir el
procedimiento hasta que la ésta sea colocada en la posicion correcta. Es posible determinar si la
sonda está correctamente ubicada en el esofago por medio de tres formas: una suave succion
provocara presión negatica; al mover la tráquea no se debe provocar un cascabeleo; o por
confirmación visual de la colocación correcta. La observación directa es el metodo más seguro. Se
avanza la sonda hasta que ingresa en el estómago (decimocuarta costilla). Si se encuentra dificulta
para pasar el cardias, se puede inyectar 60 ml de mepivacaína dentro de la sonda. Una vez en su
lugar, si el reflujo no es espontáneo, se debe provocar. Nunca se debe administrar una medicación
por medio de la sonda nasogastrica a un caballo con cólico sin controlar primero el reflijo. Para
estp, se llena la sonda con agua, utilizando una bomba, y se dirige el extremo de la sonda hacia
abajo, para verificar la presencia de contenido gástrico. Restando la cantidad bombeada hacia el
estómago del total de volumen obtenido se obtendrá la cantidad de reflujo.

Para extraer la sonda, primero hay que ocluirla (colocar el pulgar en el extremo o plegarla) para
evitar que su contenido caiga en la faringe y, posteriormente, en la tráquea, cuando se retira.
Luego se aplica una suave tracción en dirección paralela a la nariz. Si se encuentra sangrado, se
puede colocar una toalla sobre la nariz del caballo. El sangrado, aun cuando sea grave es
autolimitante.

Interpretacion:

El reflujo nasogástrico no es normal, en ocaciones, se puede obtener una pequeña cantidad de


reflujo (un litro o menos) si un caballo tiene una sonda colocada durante un período prolongado.
Cuando se consigue reflujo, se debe anotar la cantidad, las caracteristicas y el tiempo en relacion
con el comiendo del colico. Además, hay que observar la respuesra a la descompresión gástrica.

Es típico que el reflujo indique un íleo del intestino delgado, ya sea funcional o mecánico. Las
lesiones de la parte proximal del intestino delgado producen una gran cantidad de reflujo al poco
tiempo de iniciado el cólico. Con las lesiones en la parte distal del intestino delgado (íleon) no se
obtiene reflujo en un primer momento, y a medida que la alteración persita se conseguirá reflujo
pero, por lo general, varias horas después del inicio del cólico. En ocaciones, las enfermedades del
colon mayor pueden estar asociadas con reflujo cuando su distensión ejerce presión sobre el
duodeno en el punto en que éste se curva sobre la base del ciegp.

La enteritis anterior está asociada con un copioso reflujo maloliente, fermentado o hemorrágico.
Con la obstrucción intestinal, el reflujo suele estar compuesto por material alimenticio fresco y
secreciones intestinaes. El reflujo originado en el intestino delgado es alcalino, mineas que el
reflujo compuesto por secreciones gástricas es ácido. Debido a que la obstrucción de la salida
gástrica es poco frecuete en los caballos no suele medirse el pH.

La respuesta de la descompresión gátrica es una información importante. Los caballos con íleo
funcional muestran alivio del dolor, y la frecuencia cardiaca disminuye con respuesta a la
descompresión. Los caballos con una obstruccion mecánica permanecen, en general, con dolor
aunque algunos tambien responden. Luego, habrá que considerar el resto del examen, decidiendo
si hay un íleo funcional o mecánico. Hay que observar la cantidad de reflujo obtenido, por que este
factor forma parte de las pérdidas actuales, y el volunmen de los líquidos administrados por via
intravenosa deben adjuntarse de acuerdo con esto.

La mayoría de los caballos con íleo funcional necesitan que se efectúe la descompresión gástrica
cada 4 horas, aunque si el cuadro es grave pueden requerirlo cada 2 horas.

Se debe dejar la sonda nasogástrica colocada solo el tiempo que sea necesario, debido a que
algunos caballos desarrollan irritaciones faringeas y laringeas asociadas con su precendia. Estos
animales tiene dolor cuanndo trahan al volver a ser alimentados.