Está en la página 1de 5

Andamio90

Abril 2018

Materia: Análisis de texto 1

Profesor: Ricardo Sassone

Trabajo: Antígona y Medea

Contexto Histórico de la tragedia Griega.

Se le llama “la supremacía de Atenas” al periodo en el cual la tragedia comenzó a


florecer ya que como su resultado de su liderazgo durante las guerras médicas, Atenas
se convirtió en el estado más influyente de Grecia en el año 478 aC.
El periodo de hegemonía o supremacía ateniense durante el siglo V a.C. es
denominado como la “Edad de Oro de Atenas” la ciudad alcanzó su máximo esplendor.
En ese tiempo, Pericles se propuso hacer de Atenas la ciudad más bella del mundo. Se
construyeron el Partenón, el Erecteion y otros grandes edificios, y fue ahí cuando el
teatro griego alcanzó su máxima expresión con las obras trágicas de hombres como
Esquilo, Sófocles y Eurípides, y también el autor de comedias Aristófanes.
Con Pisistratto en el poder, como ultimo tirano, comenzara el género dramático.
Fiestas populares como las Dionisiacas y las Leneas se impondrán en honor a
Dionisios o Baco. Dios del éxito y la contradicción, a partir de estas fiestas surgirán
las competencias literarias y los mas distinguidos escritores ya mencionados.

La democracia será relevante para los escritores de estos tiempos al saber que el
teatro griego estaba ligado efectivamente con estos, la religión. Por otro lado se
pretendía que los ciudadanos pudieran absorber una enseñanza, ser un buen
ciudadano convivir en armonía con la Polis. La característica de la tragedia es
mostrarnos los distingas esencias del comportamiento humano.

Antígona corresponde al año 442 A.C en plena democracia, en el cual Sófocles


participaba de la Polis, el tema de la obra es totalmente con un sentido político y
social.

Acontecimientos anteriores

1
Antígona era hija de Edipo, rey de Tebas y de su mujer y madre Yocasta. Cuando
Edipo se dio cuenta de que había matado a su padre accidentalmente y se había
casado con su madre, se saco los ojos. Expulsado de Tebas, y Yocasta se suicido. Los
hermanos de Antígona pelearan por el poder el cual cada uno durante un periodo
de año se harían cargo de la ciudad de Tebas , Polinices no mantendrá el pacto con
su hermano Eteocles iniciando una batalla contra su propia ciudad. De esta batalla
morirán los dos hermanos. El Tío de Edipo, Creón pasó a gobernar Tebas, Creón,
enterró a Enteocles con honores de rey olvidándose de Polinecis y dejándolo afuera
de la ciudad. Obviamente una gran humillación para cualquier griego.

Entre La divinidad y la justicia: Estas entran en colisión y nos sitúa a cada uno de los
posibles protagonistas como defensores de cada punto de vista. En un lado la leyes
del Estado de la ciudad, que persigue el mantenimiento del orden, por el otro, las
normas religiosas las leyes dictadas por boca de los dioses. Así Creonte defiende la
primera postura, cree tener la razón cuando determina que Polinice no debe recibir
sepultura ya que ha luchado contra Tebas. Del otro costado Antígena se llevará por
las leyes divinas negando el poder de Creonte en definir quién debe ser
sepultado o no el cual se desprende el orgullo. ANTÍGONA Hijas de EDIPO ISMENA
TIRESIAS, adivino. CREONTE, rey de Tebas. EURÍDICE, esposa de Creonte. HEMÓN, hijo de
Creonte y Eurídice y prometido de Antígona. UN CENTINELA. UN MENSAJERO. CORO DE
ANCIANOS. OTRO MENSAJERO. EL CORIFEO.

Personajes:
ANTÍGONA Hijas de EDIPO, ISMENE

TIRESIAS, adivino.

CREONTE, rey de Tebas.

EURÍDICE, esposa de Creonte.

HEMÓN, hijo de Creonte y Eurídice y prometido de Antígona.

UN CENTINELA.

UN MENSAJERO.

CORO DE ANCIANOS.

OTRO MENSAJERO.

EL CORIFEO.

2
Unidades Aristotélicas:

Según página de la poética de Aristóteles 8.- Pág.44 Cap. Vlll Unidad de


acción unidad de la fábula

 Tiempo, un día, 24 horas


 Solo desarrollar un conflicto, Antígona
 Lugar, el mismo: El palacio de Tebas
Desencadenante de la acción

Al Comenzar la obra, Sófocles nos adelanta en el encuentro de Antígona y su


hermana donde se declara el conflicto sucedido con Polinice y su hermano Enteocles
y la decisión de Creonte . Falla trágica, Hamartia

Página uno: “Que sabes de este edicto que dicen que el estratego acaba de
imponer a todos los ciudadanos?”

“¿No ha juzgado Creonte digno de honores sepulcrales a uno de nuestros hermanos,


y al otro tiene en cambio deshonrado?”

13.-Pág. 55 Cap. Xlll Efecto trágico 1453 a La piedad, error de juicio


(Hamartia)
Hamartia Patris Pavis

Definición: “En la tragedia griega, el error de juicio y la ignorancia provocan la


Catástrofe. El Héroe no comete la falta a causa de <su maldad y perversidad, sino
como consecuencia de algún error que ha cometido>”

La Hamartia es concebida como ambigua: en efecto, la culpabilidad trágica se


establece por una parte entre la antigua concepción trágica religiosa de la falta –
sucia, y por otra la Hamartia, enfermedad de la psique, delirio enviado por los dioses
q1ue engendra necesaria, pero involuntariamente al crimen, la concepción nueva
donde el culpable, Hamartón , y sobre todo Adikón , es definido como aquel que, sin
verse obligado, ha optado deliberadamente por cometer un delito (Vernant, 1972,
Pag.38).

Antígona:

“Es mi hermano- y también tuyo, aunque tú no quieras cuando me aprendan nadie


podrá llamarme traidora”

3
Antígona peca de Hybris cuya concepción como pecado atenta contra la moral griega
y su medida de todas las cosas y decididamente va a sepultar a su hermano, prefiere
estar en su momento en el hades que ser como dice la traidora, por los afectos
hacia su hermano.

HYBRIS.- Exceso, arrogancia, pecado de orgullo del héroe trágico, atrevimiento e insolencia
cuya causa es la Hamartia y que debe pagarse con la némesis.

El coro luego de la partida de Antígona cuenta lo sucedido en la batalla,


enfrentamiento entre los hermanos donde se expresa una desmesura en Polinices,
orgullo ,Hybris, en su conducta. Por medio del coro existen metáforas sobre el modo
de ver a Polinices, haciendo mención en el capitulo XXl La poética de Aristóteles:

21.- Pág. 80 capitulo XXl la metáfora

Pág. 81 21.1 Del genero a la especie

22.2 De la especie al género

22.3 Analogía

Luego se hace presente Creonte es acá donde se termina de hacer explícita las dos
posturas tanto de Antígona, las leyes divinas y el poder de Creonte

Creonte al ordenar la prohibición de enterrar a Polinice, tensa y agranda esa distancia


entre los seres humanos y los dioses que la polis de Sófocles comienza a cuestionar.
Con su actitud, Creonte, no armoniza las leyes de la ciudad (la palabra deliberadora del
pueblo) con las de los dioses (la cuestión fúndate de enterrar a los muertos) allí es
donde se crea el conflicto principal.los dos parecen desconocer el temor y la
compasión, en Creonte hay desmesura, Hybris ante su decisión también.

Contradicciones ante la ley

La importancia de la ley en los Griegos


Por encima de sus diferencias políticas, las polis griegas establecieron un nuevo
marco de relaciones entre los individuos y el Estado basado en la ley (ὁ
νόμος, nomos), y cuyo objetivo era sustraer las relaciones humanas a la violencia y
la arbitrariedad. Para los griegos un estado libre es aquel en el que la
soberanía la tiene la ley y no el gobernante. Esta fórmula se convertiría con el
paso del tiempo en el fundamento de todos los sistemas políticos de Occidente.

En la siguiente escena entra Creonte acompañado del Coro (que en esta obra se
constituye por un conjunto de ciudadanos tebanos) y les habla sobre sus ideas acerca

4
del bien de la ciudad; les pide su apoyo para ahora que él sea gobernante y,
particularmente, en su edicto sobre el cuerpo de Polinices. El Coro promete su apoyo.

El guardián frente a Creonte comenta lo sucedido, entra el guardia y reporta que el


cuerpo ha sido enterrado. Creonte, furioso, le ordena desenterrarlo y encontrar al
culpable.

La desmesura de Creonte ante el coro de ancianos

CORIFEO: Rey, desde hace tiempo mi alma se pregunta si este acontecimiento no habrá sido
dispuesto por los dioses.

CREONTE: Cállate, antes que tus palabras me llenen de cólera, si no quieres pasar a mis ojos
por viejo y necio a la vez. Dices cosas intolerables, suponiendo que los dioses puedan
preocuparse por ese cadáver. ¿Es que podrían ellos, al darle tierra, premiar como a su
bienhechor al que vino a incendiar sus templos con sus columnatas, y a quemar las ofrendas
que se les hacen y a trastornar el país y sus leyes? ¿Cuándo has visto tú que los dioses honren
a los malvados? No, ciertamente. Pero desde hace tiempo algunos ciudadanos se someten
con dificultad a mis órdenes y murmuran en contra mía moviendo la cabeza, pues no quieren
someter su cuello a mi yugo, como convenía, para acatar de corazón mis mandatos.

También podría gustarte