Está en la página 1de 23

ESTADO DE APLICACIÓN DE FONDOS

I. DEFINICIÓN

El estado de origen y aplicación de fondos, también conocido como el estado de fuentes y


aplicación de fondos o el estado de fuentes y uso de fondos, es un estado financiero auxiliar o
complementario, elaborado y utilizado con el objetivo de conocer de dónde provinieron los
recursos de la organización en un periodo determinado (origen de fondos) y que destino se dio
a tales recursos (aplicación de fondos). El estado de origen y aplicación de fondos expone
cuales fueron las fuentes de recursos que tuvo la empresa en su actividad y la aplicación y
distribución que se hizo de estos recursos en el mismo periodo.

Se considera un fondo todo recurso económico, que la empresa tiene disponible para llevar a
cabo las actividades de explotación. Las principales fuentes de recursos o fondos de una
empresa suelen ser:

 - Aportaciones de capital.
ORIGEN DE LOS FONDOS DE
 - Beneficios de periodos anteriores.
LA ENTIDAD
 - Beneficio del periodo analizado.

 - La amortización de activos inmovilizados y otros cargos que no implican salida de


efectivo como las reservas.

 - Adquisición de deudas.

 - La desinversión.

Por lo que respecta a los usos de recursos más frecuentes son:

 - Compra de activos e inversiones.


DESTINO DE LOS RECURSOS
 - Pago de dividendos. DE LA ENTIDAD-
APLICACION
 - Pago de deudas.

 - Re-adquisición de acciones.

 - Beneficios negativos.

Es frecuente confundir el movimiento de recursos con el movimiento de efectivo. El efectivo es


uno de los fondos con los que puede contar una organización pero no es el único, por lo cual
un movimiento de fondos puede o no implicar un movimiento de efectivo. Para la clasificación
de un movimiento de recursos como origen de fondos o como aplicación de fondos se
proponen los siguientes criterios:

 - Siempre que haya un incremento en una cuenta del activo, implica una aplicación de
fondos.

 - Siempre que haya una reducción de una cuenta del activo, implica un origen de
fondos.

 - Siempre que haya un incremento en una cuenta del pasivo, implica un origen de
fondos.
 - Siempre que haya una reducción de una cuenta del pasivo, implica una aplicación de
fondos.

 - Las cuentas del patrimonio como capital, provisiones y subvenciones se comportan


como las cuentas del pasivo.

Tanto las fuentes u orígenes de fondos como las aplicaciones o usos de fondos, pueden
clasificarse como de largo o corto plazo, para su análisis.

II. ELABORACIÓN DEL ESTADO DE ORIGEN Y APLICACIÓN DE FONDOS

Para la elaboración del estado de origen y aplicación de fondos, se requiere como fuentes de
información el estado de pérdidas y ganancias del periodo que se va a analizar y el balance de
situación al inicio y al final de dicho periodo.

Para la elaboración de un estado de origen y aplicación de fondos se recomienda seguir estos


pasos:

1. Establecer las diferencias en las cuentas de los Balances Generales

Es útil para efectos prácticos colocar los signos (+) y (-) según si se ha calculado un aumento o
una disminución en las diferentes partidas.

2. Determinar si las diferencias son Fuentes o Aplicaciones

El criterio a aplicar: los aumentos en cuentas de activo son aplicaciones y las disminuciones son
orígenes; los aumentos en cuentas de pasivo o de patrimonio son orígenes y las disminuciones
son aplicaciones.

3. Elaboración de la Primera Hoja de Trabajo

Es una primera aproximación al estado de origen y aplicación de fondos y consiste en elaborar


un cuadro que resume, de un lado, todas aquellas variaciones que representan un origen de
fondos y de otro lado, aquellas que implican una aplicación.

4. Llevar a cabo la depuración de la información relacionada con las cuentas de pérdidas y


ganancias

En esta etapa se analiza el estado de pérdidas y ganancias y se detallan las aplicaciones o usos
y las fuentes u orígenes de fondos que en él se encuentran, asimismo se calcula el importe de
los beneficios efectivamente repartidos en el periodo de análisis. Para ellos se parte de la
cuenta beneficios retenidos del balance inicial, se le suman los beneficios del periodo y se le
resta la cuantía de la cuenta beneficios retenidos al final del periodo de análisis.

De esta forma se puede conocer la cantidad que efectivamente se repartió por dividendos o
beneficios.

5. Elaboración del estado de origen y aplicación de fondos definitivo

El estado de origen y aplicación de fondos al que se llega después de realizar las depuraciones
propuestas, ya contiene toda la información que se requiere para poder evaluar las decisiones
de inversión, financiación y reparto de dividendos.

Por ejemplo, suponiendo una empresa que cuenta con las siguientes cifras en su balance de
situación al iniciar y finalizar el año 20X1:
BALANCE DE SITUACIÓN EN EUROS

20X0 20X1 Variación Clasificación

ACTIVOS

Efectivo 88.000 52.000 -36.000 ORIGEN

Deudores comerciales 1.173.000 1.678.000 505.000 APLICACIÓN

Existencias 397.000 646.000 249.000 APLICACIÓN

Activo Corriente 1.658.000 2.376.000

Inmovilizado material e inversiones inmobiliarias 915.000 1.571.000 656.000 APLICACIÓN

Amortización acumulada -135.000 -209.000 -74.000 ORIGEN

Activo Fijo Neto 780.000 1.362.000

TOTAL ACTIVOS 2.438.000 3.738.000

PASIVOS

Proveedores 519.000 1.050.000 531.000 ORIGEN

Impuestos por pagar 184.000 211.000 27.000 ORIGEN

Obligaciones a corto plazo 261.000 842.000 581.000 ORIGEN

Pasivo corriente 964.000 2.103.000

Obligaciones y otros valores negociables 300.000 250.000 -50.000 APLICACIÓN

TOTAL PASIVO 1.264.000 2.353.000

Capital 1.022.000 1.222.000 200.000 ORIGEN

Utilidades Retenidas 152.000 163.000


BALANCE DE SITUACIÓN EN EUROS

20X0 20X1 Variación Clasificación

TOTAL PATRIMONIO 1.174.000 1.385.000

PASIVO Y PATRIMONIO 2.438.000 3.738.000

Como se puede observar, la cuarta columna es la variación en el valor de la cuenta al finalizar


el año, con respecto a su valor inicial. Asimismo en la quinta columna se clasifica la variación
como un origen de fondos o como una aplicación.

Si también se supone para la misma empresa el siguiente estado de pérdidas y ganancias:

ESTADO DE PÉRDIDAS Y GANANCIAS EN EUROS

20X1

Ventas 6.537.000

Gastos de explotación 5.558.000

Resultado de la explotación 979.000

Otros ingresos 34.000

Gastos Financieros 240.000

Resultados antes de impuestos 705.000

Impuesto 211.000

494.000

Teniendo tanto los datos del balance de situación, como el estado de pérdidas y ganancias
para el periodo 20Xq, el estado de origen y aplicación de fondos sería:

ESTADO DE ORIGEN Y APLICACIÓN DE FONDOS. En Euros

ORÍGENES APLICACIONES

Beneficio del periodo 494.000 Incremento deudores comerciales 505.000

Amortización del periodo 74.000 Incremento de existencias 249.000

Generación interna de fondos 568.000 Usos cp 754.000

Disminución del efectivo 36.000 Incremento inmovilizado material 656.000


ESTADO DE ORIGEN Y APLICACIÓN DE FONDOS. En Euros

ORÍGENES APLICACIONES

Incremento proveedores 531.000 Disminución bonos por pagar 50.000

Incremento impuestos por pagar 27.000 Dividendos pagados 483.000

Incremento obligaciones corrientes 581.000 Usos lp 1.189.000

Fuentes a corto plazo 1.175.000

Incremento capital 200.000

Fuentes a largo plazo 200.000

Total orígenes 1.943.000 Total aplicaciones 1.943.000

Al analizar el estado de origen y aplicación de fondos, uno de los principales puntos a observar
es si cumple con el principio de conformidad financiera, el cual indica que las fuentes de corto
plazo deberían financiar las aplicaciones de corto plazo; las fuentes de largo plazo deberían
financiar las aplicaciones de largo plazo; la generación interna de fondos debe financiar
primero que todos los dividendos y lo que quedase debe aplicarse a corto y/o largo plazo
dependiendo de la política de crecimiento de la empresa.

Para la empresa del ejemplo en particular, las fuentes de corto plazo son 60% del total de las
fuentes, mientas que las aplicaciones de corto plazo son solo el 39%. Asimismo, las fuentes de
largo plazo son solo un 10% del total de las fuentes y las aplicaciones de largo plazo equivalen
al 61% del total del uso de recursos en el periodo objeto de análisis. Por lo anterior se puede
concluir que la empresa, en su gestión de recursos, no se ajusta al principio de conformidad
financiera, pues evidentemente, las aplicaciones de largo plazo (61%), al menos en un 51%,
están siendo financiadas a partir de las fuentes a corto plazo.

2.6 MODELO DEL ESTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA

El estado de cambios en la situación financiera debe elaborarse de tal manera que se pueda
identificar —en primer lugar— las fuentes y aplicaciones de recursos, detallando sus diferentes
componentes:

a) Utilidad neta,

b) Partidas que no afectan el capital de trabajo,

c) Fuentes externas de las cuales se ha obtenido el capital de trabajo, y

d) Aplicaciones o usos de los recursos obtenidos.


Y, en segundo lugar, la explicación de las variaciones en las diferentes cuentas que integran el
capital de trabajo, separando los aumentos o disminuciones del activo corriente y los
aumentos o disminuciones del pasivo corriente.

CUADRO 2

MODELO DEL ESTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA

FUENTES

Utilidad neta $

Partidas que no afectan el capital de trabajo

Depreciación y agotamiento $

Amortización diferidos $

Provisiones y pasivos estimados $

Revalorización del patrimonio $

Corrección monetaria $ $

Capital de trabajo generado por la operación $

OTRAS FUENTES

Venta de inversiones permanentes $

Incremento obligaciones laborales $

Incremento obligaciones largo plazo $

Incremento capital $ $

Total fuentes $

APLICACIONES

Aumento cargos diferidos $

Compra Propiedades, Planta y equipo $

Disminución ingresos diferidos $

Abono a obligaciones financieras $

Redención Bonos $
Pago de utilidades $ $

Aumento (disminución) capital de trabajo $

Capital de trabajo al inicio $

Capital de trabajo al cierre $

CAMBIOS EN EL CAPITAL DE TRABAJO

Aumento (disminución) del activo corriente

Efectivo y equivalente $

Cuentas por cobrar $

Inventarios $

Gastos pagados por anticipado $

Inversiones temporales $ $

Disminución (aumento) del pasivo corriente

Proveedores $

Obligaciones laborales $

Impuestos por pagar $

Obligaciones bancarias $

Otras obligaciones $

Acreedores varios $ $

Aumento (disminución) en el capital de trabajo $

Cuya interpretación, en forma genérica, señala qué parte de los recursos fue generado por el
proceso productivo (operativo) del ente económico y qué parte por un proceso, externo e
independiente, de financiación.

Cuando se determina un saldo positivo en este proceso de financiación, es decir, cuando se


estima una fuente de recursos pudo haber ocurrido no uno, sino varios movimientos como,
por ejemplo, el haber tomado un nuevo crédito y haberlo cancelado dentro del mismo año;
situación que no se refleja en el estado de cambios en la situación financiera, por tratarse de la
evaluación de variaciones netas entre un período y otro.

La conciliación que se debe realizar para estimar los recursos provenientes del proceso
productivo incluye sumar a la utilidad neta aquellos gastos que previamente habían
disminuido dicha ganancia, pero que no implicaron, durante el período de análisis, salida de
dinero. Sin embargo, sumar a las utilidades los cargos virtuales o puramente contables no
significa que dichos cargos constituyan fuentes de capital de trabajo; lo que ocurre es que la
ganancia neta, determinada después de éstos cargos contables —los cuales no consumen ni
requieren capital de trabajo— se encuentra subestimada y, con la conciliación, lo que se hace
es corregir la situación. También se deben conciliar, en este caso restando de la utilidad neta,
aquellos ingresos que la incrementan pero que no implican ingreso real de dinero, tales como
la causación de ingresos diferidos o recibidos por anticipado.

Las correcciones a la utilidad neta, al eliminar aquellos movimientos de recursos que no


afectan el capital de trabajo, facilitan diferenciar los fondos provenientes de la operación
normal de la empresa, que son recursos de corto plazo, de la utilidad neta contable, que es
una medida de la capacidad de generar recursos a largo plazo. La diferencia entre el total de
fuentes de recursos y los fondos provenientes de la operación explica la procedencia de los
demás fondos obtenidos, que no corresponden a las operaciones de la compañía.

Para una mayor claridad por parte de los usuarios del estado de cambios en la situación
financiera, las fuentes deberían presentarse en orden, de acuerdo a su recuperabilidad y los
usos o aplicaciones en concordancia con su exigibilidad, con el propósito de poder identificar
más fácilmente los recursos de fondos permanentes, como los provenientes de las
operaciones, con usos también a largo plazo, como la distribución de utilidades o con
actividades de inversión, como la compra de propiedades, planta y equipo.

Estado de cambios en la situación financiera

Así como el balance general y el Estado de resultados son estados financieros de vital
importancia para la toma de decisiones, es aún mejor esperar a obtener la información que se
analiza en el estado de cambios en la situación financiera para poder tomar una decisión
mucho más acertada en los negocios y empresas.

“Estado de movimientos de fondos”, “estado de fuente y aplicación de fondos” o “estado de


origen y uso de recursos” son tres nombres con los que también puede identificarse este
estado financiero.

¿Qué es el estado de cambios en la situación financiera?

Es un estado financiero que muestra qué hizo la empresa con el dinero que ganó en un
periodo determinado y la forma como lo obtuvo, permitiendo analizar las ganancias obtenidas
y cuánto queda en caja y bancos como efectivo disponible. Es decir, este estado muestra
cuales fueron las “fuentes” de recursos o “fondos” a las que la administración recurrió para
financiar su operación y la forma como estos recursos fueron utilizados o “aplicados” en las
diferentes áreas del negocio.

Para una fácil interpretación de los conceptos que se abordarán a continuación en este, es
importante tener en cuenta lo siguiente: el término “fuente” en ocasiones es reemplazado por
el término “origen”, el término “aplicación” por el término “usos” y el término “fondos” por el
término “recursos”.

 Origen de recursos: Permite conocer como ha conseguido el dinero o los recursos el


negocio. El origen de recursos se logra identificar en todos
aquellos incrementos detectados en el pasivo o en el capital o bien una disminución en
el activo, todos estos representaran un origen.

 Aplicación de recursos: Permite conocer en que ha utilizado el dinero o los recursos el


negocio. La aplicación de recursos se logra identificar en todos
aquellos incrementos en activos y disminución en pasivo y capital, todos estos
representan una aplicación.

También es importante aclarar que el término “fondos” hace referencia a los recursos
económicos que están permanentemente disponibles para que la empresa lleve a cabo sus
operaciones, como el efectivo disponible, terrenos, acciones, activos fijos etc. que no implican
necesariamente un movimiento de efectivo sino de recursos para responder a las diferentes
necesidades que afectan la situación financiera de la empresa.

¿Para qué sirve el estado de cambios en la situación financiera?

Sirve para analizar lo acertado o no de las decisiones tomadas por el administrador de la


empresa, debido a que este estado muestra donde se generaron y en que se utilizaron los
recursos, dicha confrontación entre las fuentes (origen) y las aplicaciones (usos) de estos
recursos permite evaluar el resultado de la gestión; así que el objetivo principal del estado de
cambios en la situación financiera es ayudar a evaluar la calidad de las decisiones
gerenciales.

¿Cómo se evalúan estas decisiones gerenciales?

Con la información obtenida en el estado financiero, dicha evaluación se hace analizando si las
fuentes (origen) a las que ha recurrido la empresa se han utilizado o aplicado de forma
correcta. Por ejemplo, sería muy razonable encontrar que la empresa está financiando la
compra de una máquina con un préstamo de largo plazo o un aporte de capital, debido a que
se supone que la misma maquina dará los recursos para su pago con las utilidades que
ella produce. Por el contrario, no sería razonable si la empresa estuviera recurriendo a utilizar
el dinero proveniente de las ventas para la compra de esta máquina, debido a que generaría
una posible descapitalización del negocio que se traduce en la disminución en el volumen de
su capital de trabajo para poder responder a las necesidades de sus clientes.

De esta manera, las decisiones de inversión, financiación y pago de dividendos es un continuo


movimiento entre las fuentes (orígenes) y las aplicaciones (usos) de fondos para poder
responder a los objetivos, liquidez y rentabilidad del negocio. A continuación ABCFinanzas.com
le muestra cuales son las diversas fuentes de fondos a las que la empresa puede recurrir para
financiar sus operaciones y cuales los usos que puede darle a dichos fondos obtenidos.

Análisis de las fuentes de fondos

Un empresario, dueño o administrador de un negocio puede recurrir básicamente a cuatro


fuentes de fondos para su financiamiento:

 Aportes de capital

 Pasivos

 Desinversiones

 Generación interna de fondos


Aportes de capital:

Son todos aquellos aportes que hacen los socios, puede ser en efectivo o en especie, con el
objetivo de que la administración pueda disponer de dichos recursos para aplicarlos, es decir
para llevar a cabo las operaciones propias del negocio. En este caso por ejemplo, si un
asociado aporta un vehículo por $ 40.000.000 debe interpretarse que hubo una fuente para la
empresa cuyo valor es de $ 40.000.000, que se aplicó aumentando el valor del activo fijo. Por
lo tanto, en este caso el vehículo representa fondos por $ 40.000.000 debido a que es un
recurso económico el cual fue financiado con el aporte de un socio.

Pasivos:

Son todas aquellas deudas que asume la empresa tanto a corto como a largo plazo, como lo
son préstamos bancarios, crédito de proveedores, prestaciones sociales, bonos, etc.

El pasivo es una fuente de financiación en la medida en que la empresa utiliza en sus


operaciones estos fondos. Por ejemplo, si la empresa adquiere materia prima a crédito por $
2.000.000, se entiende que para la empresa hay una fuente de fondos, cuyo valor es de $
2.000.000 la cual se aplica aumentando el inventario de materia prima.

Es importante tener en cuenta que los pasivos a corto plazo deben financiar aplicaciones a
corto plazo, como aumentos temporales del capital de trabajo. Por ejemplo, para las empresas
que venden ropa la temporada de fin de año es crucial para sus ventas, y es en esta época
donde necesitaría financiarse a corto plazo para responder a su alta demanda, y que se supone
los recursos obtenidos en sus ventas deben responder al pago de la deuda. Si se adquiere una
deuda a largo plazo la empresa tendría exceso de liquidez que no utilizaría de forma efectiva.

Aun así, hay casos en los que la empresa debe realizar inversiones permanentes y por lo tanto
debe financiarse con fuentes de largo plazo, como los préstamos para poder responder a las
necesidades de capital de trabajo que en una empresa se mantiene constante a través del
tiempo, como el inventario mínimo de materia prima y las cuentas por cobrar.

De igual manera los pasivos a largo plazo deben financiar aplicaciones a largo plazo como
compra de activos fijos, inversiones, etc.

Desinversiones:

Otra de las alternativas de fuentes de financiación es recurrir a los fondos representados en los
activos, para utilizarlos (aplicarlos) en la operación del negocio y en aspectos diferentes para lo
que se utilizaban originalmente. Por ejemplo, se puede tomar la decisión de vender una
máquina o terreno con la finalidad de utilizar dinero en la compra de mercancía o materia
prima para aumentar el nivel de inventario y garantizar así la estabilidad en la producción y
oferta de productos. Es decir que se disminuye la inversión en un rubro (se desinvierte), para
aumentarla en otro (se invierte), lo que está haciendo la empresa realmente es liberar unos
fondos que antes estaban en el activo fijo (tomándolos como fuente), para aplicarlos en
activos corrientes. Otro ejemplo es cuando la empresa vende mercancía a crédito, en este caso
se presenta una desinversión en inventario (fuente) a costa de una inversión en cartera
(aplicación). A este fenómeno también se le denomina “liberar fondos”.

Generación interna de fondos:

También se le conoce como “recursos propios” o “fondos propios”, esta fuente es


considerada la más importante de todas debido a que representa los fondos que directamente
se producen en la operación de la empresa y da las posibilidades de crecimiento, de reparto de
utilidades, de recuperación económica etc.

Es considerada la fuente de financiación más importante para la empresa porque determina su


permanencia en el tiempo. Esto es así porque si una empresa no genera por si misma el
volumen adecuado de fondos, tendría que depender para su crecimiento y permanencia en el
tiempo a las anteriores fuentes mencionadas, y esto puede ser peligroso desde el punto de
vista de una sana política financiera. Dicho en otras palabras, las otras fuentes deben apoyar a
la generación interna de fondos en la labor de crecimiento y no precisamente reemplazarla.

¿Se podría decir entonces que la generación interna de fondos es la única fuente que debería
financiar el crecimiento de la empresa? Es posible pero a costa de sacrificar a los accionistas,
ya que se supone que esta fuente debe financiar, primero que todo, los dividendos y luego ser
acompañada por las otras fuentes en la labor de financiar el crecimiento y permanencia del
negocio.

De todo lo anterior puede concluirse que la financiación del crecimiento y permanencia en el


tiempo de la empresa debe hacerse a través de una combinación de las fuentes de aportes de
capital, de pasivos, de desinversiones y de la generación interna de fondos. Estas últimas
deben representar el papel de “fuente líder” y apoyarse en lo que se conoce como “principio
de conformidad financiera” que establece que las fuentes de corto plazo deberían financiar
aplicaciones a corto plazo, las fuentes a largo plazo aplicaciones a largo plazo y la generación
interna de fondos financiar los dividendos y las aplicaciones de corto y/o largo plazo
dependiendo de la política de crecimiento de la empresa.

Análisis de las aplicaciones de fondos

En la explicación anterior se abordó todo lo referente a las fuentes de fondos a los que un
empresario puede recurrir para la financiación de su empresa. A continuación
ABCFinanzas.com le explica que representan las aplicaciones o uso de recursos que un
empresario puede llevar a cabo en su negocio con las fuentes descritas en los párrafos
anteriores para el crecimiento de la empresa:

Pago de pasivos:

Es una forma de aplicar los recursos utilizando fondos que deberán provenir del corto o largo
plazo dependiendo del tipo de pasivos que se están cancelando. Precisamente la generación
interna de fondos es la principal fuente de fondos que puede apoyar este tipo de aplicación.
Es decir, toda empresa toma deudas con el objetivo de librarlas, y esta liberación se hace
en parte o totalmente con generación interna de fondos. Todo lo anterior se sustenta en
el “principio de conformidad financiera” explicado en párrafos anteriores.

Inversiones:

Es otra forma de aplicar los recursos con el fin de obtener activos corrientes y fijos, los cuales
pueden ser a corto o largo plazo dependiendo del tipo de fondos que se utilicen para financiar
estas aplicaciones, entendiéndose además que la generación interna de fondos puede apoyar
la financiación de esta utilización de recursos.

Dividendos:
Es otra forma de aplicar los recursos obtenidos de las utilidades, las cuales pueden ser
invertidas en la cartera, los inventarios, activos fijos o para disminuir el pasivo, etc. Lo anterior
resulta al confrontar la generación interna de fondos con las aplicaciones del período,
permitiendo evaluar la posibilidad de pagar dividendos en el período siguiente o en períodos
posteriores. Lo anterior se confirma elaborando el estado de presupuesto de efectivo para
determinar las necesidades de fondos y poder llegar a la conclusión de que las utilidades “no
se pueden tocar” o que parte de estas puede ser repartida como dividendos.

Este tipo de aplicación no puede relacionarse con el largo plazo ni el corto plazo y la
recomendación es que debe financiarse con la generación interna de fondos debido a que de
lo contrario puede ser riesgoso. De igual manera la decisión de tomar los dividendos para
aplicarlas en la operación del negocio debe tener congruencia con las utilidades obtenidas, los
compromisos de pasivo, inversión, y liquidez actual de la empresa. Precisamente esta
información para ser analizada está contemplada en tres estados financieros que son:

 Estado de resultados: muestra las ganancias obtenidas y las operaciones que la


generaron.

 Estado de cambios en la situación financiera: muestra que hizo la empresa con las
utilidades obtenidas y es una herramienta fundamental para evaluar la política de
dividendos de la empresa.

 Estado de presupuesto de efectivo: muestra cuales son las necesidades de fondos


para el período actual y los períodos posteriores.

Pérdidas:

Es otra de las formas de aplicar recursos para reponer o financiar las pérdidas obtenidas en el
período. Cuando en una empresa ocurre esto (que los egresos sean mayores a los ingresos) es
debido a un deterioro de los activos, los cuales deben ser cubiertos con capital de los socios o
pasivos si no se quiere colocar a la empresa en situación riesgosa a causa de la
descapitalización por la pérdida acumulada.

Por ejemplo, si usted constituye una empresa con $ 2.000.000 aportados por su propio bolsillo
y durante el período vendió $ 1.800.000 con costos totales de $ 1.900.000, esta pérdida ha
sido financiada por la disminución del efectivo que inicialmente eran $ 2.000.000 (en este caso
se deterioró el activo). El resultado de esta operación es que en caja quedan $ 100.000 + $
1.800.000 = 1.900.000, en este caso si el capital de trabajo que la empresa requiere es de $
2.000.000 usted deberá reponer los $ 100.000 perdidos o conseguirlos prestados para poder
garantizar la continuidad de la empresa.

Precisamente el estado de cambios en la situación financiera mostrará, como una empresa


financia las pérdidas en caso de incurrir en ellas como en el anterior ejemplo.

Hasta aquí puede concluirse que el estado de cambios en la situación financiera muestra qué
ha hecho la empresa con los recursos obtenidos, y para poder interpretar todas las
posibilidades de fuentes y aplicación de recursos en los que la empresa incurrió para
su crecimiento y continuidad es necesario tener claro cuáles son las fuentes a las que un
empresario puede recurrir y dónde se pueden evidenciar las posibles aplicaciones de estos
recursos obtenidos para que los dueños de la empresa tomen decisiones más acertadas.
Ahora bien, el paso que sigue es conocer y aprender la forma como debe elaborarse y analizar
el estado de cambios en la situación financiera por lo que ABCFinanzas.com le recomienda ver
el siguiente artículo para complementar la anterior información: Elaboración y análisis del
estado de cambios en la situación financiera.

Elaboración y análisis del estado de


cambios en la situación financiera

Este estado financiero muestra qué hizo la empresa con el dinero que ganó en un
período determinado y la forma como lo obtuvo, permitiendo analizar las ganancias
obtenidas y cuánto queda en caja y bancos como efectivo disponible. Es decir, este
estado muestra cuales fueron las “fuentes” de recursos o “fondos” a las que la
administración recurrió para financiar su operación y la forma como estos recursos
fueron utilizados o “aplicados” en las diferentes áreas del negocio.

En este artículo se explicará cómo elaborar el estado de cambios en la situación


financiera, por lo que ABCFinanzas.com le recomienda primero ver el artículo Estado
de cambios en la situación financiera para una mejor comprensión de la información
que se abordará a continuación.

¿Cómo elaborar un estado de cambios en la situación


financiera?
Uno de los objetivos del estado de cambios en la situación financiera es ayudar a
evaluar la calidad de las decisiones tomadas por el administrador del negocio en un
período determinado. Estas decisiones afectan la situación financiera de la empresa en
el corto y largo plazo de una u otra manera, las cuales se reflejan en términos
cuantitativos en el balance general, es decir que es necesario recurrir a la información
de este estado para evidenciar el efecto de esas decisiones.

PASO 1: Comparar la información del balance general de dos períodos


distintos y establecer las diferencias entre sus rubros.

Por lo tanto, la información que se necesita para construir el estado de cambios en


la situación financiera se obtiene de la comparación de dos balances generales de
períodos de tiempo distintos, es decir se requiere comparar la información del balance
general del presente año con el del año inmediatamente anterior, de esta manera es
lógico encontrar que las diferencias entre ellos sean el resultado de las decisiones
tomadas en el período que ambos balances cubren. Una vez se tenga esta información se
obtendrán las diferencias entre cada uno de los rubros que componen el balance y
se analizará si estas diferencias representan un origen o una aplicación de recursos.
En la siguiente imagen se refleja un comparativo entre el balance general del año 2015 y
del año 2016, en la columna “diferencia”, es importante para efectos prácticos, colocar
los signos (+) y (-) dependiendo de si se ha presentado un aumento o una disminución
en los diferentes rubros.

Origen

La recomendación en las cuentas de los activos fijos es calcular su variación en


términos de su valor neto y no de forma individual ya que podría cometerse un error
conceptual en caso de que la depreciación acumulada en vez de aumentar disminuyera.
Es decir, si la cuenta de depreciación acumulada muestra una disminución de un periodo
a otro, ¿podría considerarse esto como una aplicación? Imposible. Sería absurdo ya que
no habría forma de imaginar que una empresa tome fondos y los aplique en
depreciación.

Para realizar el análisis de los cambios ocurridos en la posición financiera de la


empresa, es necesario recurrir no solo a la información del balance general sino también
a la información del Estado de resultados:

PASO 2: Identificar si las diferencias obtenidas en el balance general son


fuentes o aplicaciones

Para una mejor comprensión de la siguiente información, es necesario primero


considerar lo siguiente:
En la columna denominada “fuente o aplicación” del comparativo entre los balances
generales se colocará una letra F o una letra A dependiendo de que las diferencias sean
fuentes o aplicaciones.
PASO 3: Elaboración del estado de cambios en la situación financiera

Conociendo los conceptos de origen y aplicación de recursos, el siguiente paso consiste


en establecer todas aquellas variaciones que representan fuentes de fondos (las
señaladas con la letra F) y cuáles representan aplicaciones (las señaladas con la letra A)
teniendo en cuenta las diferencias obtenidas entre los estados financieros del balance
general de un año y otro:

Con el estado financiero anterior se logra evaluar las decisiones financieras que ha
tomado el administrador del negocio al analizar si las aplicaciones de recursos guardan
relación o son razonables con respecto a los tipos de fuentes que se han utilizado. Sin
embargo, debido a la cantidad de rubros que registra se dificulta su análisis y no es fácil
encontrar una relación directa entre fuentes y aplicaciones. Por esta razón el análisis
puede facilitarse si se logra agrupar las fuentes y aplicaciones por categorías, y
utilizando el principio de conformidad financiera que establece que las fuentes de corto
plazo deberían financiar aplicaciones a corto plazo, las fuentes a largo plazo
aplicaciones a largo plazo y la generación interna de fondos financiar los dividendos y
las aplicaciones de corto y/o largo plazo dependiendo de la política de crecimiento de la
empresa:
¿Cómo se analiza el estado de cambios en la situación
financiera?
Una de las formas más sencillas para interpretar el estado de cambios en la situación
financiera es estableciendo la relación entre fuentes y aplicación de recursos, de acuerdo
al principio de conformidad financiera tal y como se realizó en el ejemplo anterior.

 Teniendo en cuenta la información obtenida en el estado anterior, se puede decir


que si las fuentes a corto plazo fueron $ 486.500 y las aplicaciones $ 323.955,
los $ 162.545 restantes se aplicaron a largo plazo o al pago de dividendos.
 Si las fuentes a largo plazo fueron $ 0 y las aplicaciones $ 321.875 es porque
parte de las fuentes del corto plazo y de la generación interna de fondos se
emplearon para el largo plazo.
 Al no existir pago de dividendos se puede deducir que la generación interna de
fondos que fue de $ 159.330 fue aplicado a largo plazo para cubrir parte de los $
321.875 de esta partida.
 A la luz del principio de conformidad financiera hay un aspecto que se ajusta:
La destinación de fuentes a corto plazo de $ 486.000 fueron destinados para
ayudar a financiar las aplicaciones en el corto plazo. Pero existe un dato que no
se ajusta al principio de conformidad financiera: los $ 162.545 restantes fueron
empleados para ayudar a financiar las aplicaciones a largo plazo, lo que significa
que la empresa utilizó parte de su capital de trabajo y/o recurrió a préstamos de
corto plazo para cubrir las mencionadas partidas, lo que supone una decisión
arriesgada y tal vez peligrosa para la empresa debido a que está comprometiendo
su liquidez.
 De acuerdo al principio de conformidad financiera hay un dato que se ajusta y es
el de la generación interna de fondos, la cual fue destinada para ayudar a
financiar las aplicaciones del largo plazo.
 En el estado de cambios en la situación financiera agrupado se puede ver, en las
fuentes de corto plazo, que el rubro más significativo es la disminución de
accionistas, el cual se puede decir fue utilizado en buena parte con el objetivo de
ayudar a financiar parte de las obligaciones a largo plazo.
 Se puede decir también que la empresa tomó el dinero generado de las ventas y
con él aumentó el dinero disponible en bancos, limitando la posibilidad de
comprar de contado más inventarios, lo que corta la dinámica de la empresa si su
objetivo es generar crecimiento, pues la idea es que más capital de trabajo
permita aumentar la operación en una mayor capacidad, más cartera, más
inventarios, más ingresos por ventas. o también este dinero disponible puede ser
utilizado para aplicarlo a la cuenta de C x P a proveedores.
 La decisión de financiar las aplicaciones del largo plazo con parte de las fuentes
del corto plazo y el 100% de la fuente de generación interna de fondos debe
analizarse con detenimiento para concluir si fue acertada o no, debido a que si la
compañía tenía dinero ocioso como el de los accionistas, este pudo haber sido
utilizado para la compra de más inventario, aunque se tendría que entrar a
revisar si el inventario actual responde a las necesidades justas que exige el
mercado porque de lo contrario podría generarse excesos de inventario en
bodega. Ahora bien, ¿era necesario disminuir las obligaciones financieras del
largo plazo? ¿por qué restringir el pago de dividendos? tocaría en este caso
revisar cual es la política financiera actual de la compañía.

De acuerdo con todo lo anterior se puede decir que el estado de cambios en la situación
financiera o el estado de fuentes y aplicación de fondos, como también se le conoce, no
dice si las decisiones fueron buenas o malas, es un gran punto de partida para el análisis,
y para poder llegar a conclusiones mucho más acertadas y además razonables debe
apoyarse en otras herramientas como los índices financieros, el presupuesto de efectivo,
etc.

Como enseñanza, se puede concluir que un análisis financiero completo de una


compañía no puede hacerse con una sola herramienta, debe hacerse con todas las que se
pueda, debido a que cada una contiene información distinta que complementada puede
conducir a análisis más acertados.
2.6 MODELO DEL ESTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA

El estado de cambios en la situación financiera debe elaborarse de tal manera que se pueda
identificar —en primer lugar— las fuentes y aplicaciones de recursos, detallando sus diferentes
componentes:

a) Utilidad neta,

b) Partidas que no afectan el capital de trabajo,

c) Fuentes externas de las cuales se ha obtenido el capital de trabajo, y

d) Aplicaciones o usos de los recursos obtenidos.

Y, en segundo lugar, la explicación de las variaciones en las diferentes cuentas que integran el
capital de trabajo, separando los aumentos o disminuciones del activo corriente y los
aumentos o disminuciones del pasivo corriente.

CUADRO 2

MODELO DEL ESTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA

FUENTES

Utilidad neta $

Partidas que no afectan el capital de trabajo

Depreciación y agotamiento $

Amortización diferidos $

Provisiones y pasivos estimados $

Revalorización del patrimonio $

Corrección monetaria $ $

Capital de trabajo generado por la operación $


OTRAS FUENTES

Venta de inversiones permanentes $

Incremento obligaciones laborales $

Incremento obligaciones largo plazo $

Incremento capital $ $

Total fuentes $

APLICACIONES

Aumento cargos diferidos $

Compra Propiedades, Planta y equipo $

Disminución ingresos diferidos $

Abono a obligaciones financieras $

Redención Bonos $

Pago de utilidades $ $

Aumento (disminución) capital de trabajo $

Capital de trabajo al inicio $

Capital de trabajo al cierre $

CAMBIOS EN EL CAPITAL DE TRABAJO

Aumento (disminución) del activo corriente

Efectivo y equivalente $

Cuentas por cobrar $

Inventarios $

Gastos pagados por anticipado $

Inversiones temporales $ $

Disminución (aumento) del pasivo corriente

Proveedores $
Obligaciones laborales $

Impuestos por pagar $

Obligaciones bancarias $

Otras obligaciones $

Acreedores varios $ $

Aumento (disminución) en el capital de trabajo $

Cuya interpretación, en forma genérica, señala qué parte de los recursos fue generado por el
proceso productivo (operativo) del ente económico y qué parte por un proceso, externo e
independiente, de financiación.

Cuando se determina un saldo positivo en este proceso de financiación, es decir, cuando se


estima una fuente de recursos pudo haber ocurrido no uno, sino varios movimientos como,
por ejemplo, el haber tomado un nuevo crédito y haberlo cancelado dentro del mismo año;
situación que no se refleja en el estado de cambios en la situación financiera, por tratarse de la
evaluación de variaciones netas entre un período y otro.

La conciliación que se debe realizar para estimar los recursos provenientes del proceso
productivo incluye sumar a la utilidad neta aquellos gastos que previamente habían
disminuido dicha ganancia, pero que no implicaron, durante el período de análisis, salida de
dinero. Sin embargo, sumar a las utilidades los cargos virtuales o puramente contables no
significa que dichos cargos constituyan fuentes de capital de trabajo; lo que ocurre es que la
ganancia neta, determinada después de éstos cargos contables —los cuales no consumen ni
requieren capital de trabajo— se encuentra subestimada y, con la conciliación, lo que se hace
es corregir la situación. También se deben conciliar, en este caso restando de la utilidad neta,
aquellos ingresos que la incrementan pero que no implican ingreso real de dinero, tales como
la causación de ingresos diferidos o recibidos por anticipado.

Las correcciones a la utilidad neta, al eliminar aquellos movimientos de recursos que no


afectan el capital de trabajo, facilitan diferenciar los fondos provenientes de la operación
normal de la empresa, que son recursos de corto plazo, de la utilidad neta contable, que es
una medida de la capacidad de generar recursos a largo plazo. La diferencia entre el total de
fuentes de recursos y los fondos provenientes de la operación explica la procedencia de los
demás fondos obtenidos, que no corresponden a las operaciones de la compañía.

Para una mayor claridad por parte de los usuarios del estado de cambios en la situación
financiera, las fuentes deberían presentarse en orden, de acuerdo a su recuperabilidad y los
usos o aplicaciones en concordancia con su exigibilidad, con el propósito de poder identificar
más fácilmente los recursos de fondos permanentes, como los provenientes de las
operaciones, con usos también a largo plazo, como la distribución de utilidades o con
actividades de inversión, como la compra de propiedades, planta y equipo.