Está en la página 1de 16

CASOS PRACTICOS DE FRAUDE

A propósito del último escándalo financiero que sacude al mundo y que tiene a Wall Street con los pelos de punta,
puede resultar útil hacer un recuento de los mayores fraudes financieros de los últimos años, tomando en cuenta
que este 2008 ha batido todos los récords imaginables en materia de fallas sistémicas y quiebres en el eje del
modelo económico. En algunos casos, como el acontecido por Jerome Kerviel, el broker del banco francés Societe
Genérale que produjo pérdidas por un monto de 7.000 millones de dólares, aparece una persona. En otros, como los
casos de Enron y Worldcom aparecen empresas.

Cuando se trata de una empresa que aparece liderando la estafa no cabe duda de que su reputación se va al piso
junto a sus acciones, y la pérdida de confianza precipita el descalabro. Esto ocurrió con Enron y Worldcom, dos de
las mayores empresas estadounidenses que a principios de la década protagonizaron los mayores escándalos
financieros de la llamada globalización de capitales. No había crisis ni nada. Simplemente operaciones marcadas por
la ambición y el olfatillo de que “todo va a ir bien” pues tal como dice Gordon Gekko en la película Wall Street “La
codicia es buena”. Pero si detrás del escándalo sólo aparece una persona, la justicia es más severa y el mercado más
comprensivo. Habrá que ver qué pasa con la última perla protagonizada por Bernard Madoff y de la cual el FBI habla
de un fraude de 50.000millones de dólares.

Junto a los dos escándalos ya mencionados, Madoff y Kerviel, la lista de este “ranking” la completan los siguientes
datos que han sacudido a la economía en los últimos años:

3. Enron, la mayor empresa distribuidora de energía ocultó durante años pérdidas millonarias hasta que quebró en
diciembre de 2001. Sus pasivos ascendían a más de 30 mil millones de dólares. La empresa auditora Andersen
resultó sospechosa de haber destruido documentos comprometedores. Las pérdidas de este fraude llegaron a
los 63.400 millones de dólares.

4. El laboratorio Merck, a mediados de 2002 infló su facturación en 14.000millones de dólares, pese a que dichos
fondos correspondían a su subsidiaria Medco, encargada de proveer remedios a precios de descuento a varias
cadenas de farmacia. Merck contabilizó en su columna de gastos los 14 mil millones de dólares para equilibrar las
cuentas, pero el ingreso no le pertenecía y adoptó la cifra sólo para inflar las ganancias. Aunque este caso no se
considera técnicamente un fraude, Merck vivió una tensa semana en Wall Street hasta poder aclarar la situación.

5. La telefónica Worldcom, segunda más importante de su tipo en EEUU, falsificó cuentas de utilidades por un total
de 3.850 millones de dólares. Cuando se supo la noticia sus acciones bajaron bruscamente en más de 94%.

6. Yasuo Hamanaka era el principal inversionista en cobre de la corporación japonesa Sumitomo. Era conocido como
“Sr. 5%” porque controlaba anualmente cerca del 5% del suministro mundial de cobre. En 1996, la compañía anunció
pérdidas de 2.600 millones de dólares debido a operaciones no autorizadas de Hamanaka en la Bolsa de Metales de
Londres. También lo acusaron de falsificar las firmas de dos de sus superiores en cartas a inversionistas extranjeros.
Fue sentenciado a ocho años de prisión y salió en libertad.

7. En 1995 el corredor de bolsa Nick Leeson provocó el colapso del banco británico Barings al perder más
de 1.300 millones de dólares invirtiendo en el índice Nikkei de Japón. Leeson dirigía desde la sede del banco en
Singapur las operaciones de futuros en los mercados asiáticos y apostó ¡a la caída del yen!. El banco perdió todas sus
reservas lo que lo llevó a la quiebra. Este caso fue uno de los más espectaculares pues el Barings tenía 230 años de
historia y gestionaba el patrimonio de la Reina Isabel de Inglaterra. Quedó en la bancarrota. Desapareció del mapa y
a los pocos meses fue vendido simbólicamente en una libra esterlina al banco holandés ING. En su confesión, Leeson
declaró que sus operaciones tenían por objetivo ayudar a unos compañeros que habían generado pérdidas, pero las
pérdidas nunca se recuperaron y se convirtieron en una bola de nieve hasta que reventaron.

8. En el año 2005, Liu Qibing, un operador en la Bolsa de Metales de Londres que trabajaba supuestamente en
representación del gobierno chino, apostó erróneamente a que el precio del cobre iba a caer, acumulando pérdidas
por más de 800 millones de dólares. El buró de la Reserva Estatal de Shangai donde supuestamente trabaja Liu
Qibing, negó conocerlo.
9. En 2002, el operador de divisas estadounidense John Rusnak, empleado del banco Allied Irish Bank (AIB), fue
acusado de falsificar documentos para encubrir malas inversiones. El banco dijo que, como resultado,
perdió 750millones de dólares. Después de una investigación de cuatro meses, fue acusado formalmente ante un
jurado federal. La fiscalía dijo que Rusnak no se benefició personalmente de las pérdidas, que fueron en su mayoría
en transacciones entre el dólar estadounidense y el yen japonés. Según informes, él le confesó al FBI que sus deudas
se acumularon mientras trataba de concebir una táctica para recuperar el dinero perdido sin tener que admitir a sus
jefes el problema inicial. En 2003, fue sentenciado a siete años y medio de prisión, luego de llegar a un acuerdo con
la fiscalía.

10. Peter Young, un gestor de fondos del banco británico Morgan Grenfell, luego adquirido por Deutsche Bank, fue
acusado en 1998 de haber causado pérdidas por más de 220 millones de libras esterlinas, en inversiones no
autorizadas. Según Morgan Grenfell, Young empleó dinero invertido en tres grandes fondos europeos de la
compañía para comprar acciones muy especulativas. En diciembre de 2000, un jurado determinó que no estaba
mentalmente capacitado para ir a juicio, luego de que se presentara ante un tribunal de Londres vestido de mujer.

Una interesante encuesta realizada por The Wall Street Journal en el año 2005 demostró que gran parte de los
escándalos financieros han sido protagonizados por egresados de la Universidad de Harvard. La mala reputación de
esta escuela de negocios le ha marcado un estigma: genera la obsesión –eje del capitalismo- de hacer dinero
pasando por encima de todo principio ético, sin más ley que el enriquecimiento rápido y la avaricia, siguiendo las
huella de Gordon Gekko, el personaje de la película de Oliver Stone, ampliamente conocido por su famosa frase: "La
codicia, es buena".

ESCANDALOS CORPORATIVOS ENRON, WORLDCOM, TYCO

ESCANDALO ENRON

Enron inició su vida como productora de energía en 1985, pasando poco después a ser comercializadora de energía.
Terminó siendo un “banco de energía” que suministraba cantidades garantizadas a precios fijos en el largo plazo,
Enron era dueña de plantas generadoras de energía, distribuidoras de gas y otras unidades involucradas en el
suministro de servicios a consumidores y empresas, también fue pionera en la compra y venta de energía como si
fueran acciones o bonos, se convirtió en un gran intermediario en el mercado energético, tomando enormes riesgos
financieros, en 15 años llegó a ser la séptima mayor empresa de Estados Unidos, empleando a 21.000 personas en
más de 40 países.

¿Qué provocó su colapso?

Cuando la empresa informó acerca de los resultados del tercer trimestre de 2001, en Octubre de ese año, reveló un
agujero negro que deprimió el precio de sus acciones, la agencia reguladora del sector financiero estadounidense, la
Securities Exchange Commission (SEC), inició una investigación de la empresa y sus resultados. Enron admitió que
había inflado las utilidades y pidió protección por bancarrota el 2 de Diciembre de ese año, Se descubrió que
millones de dólares en deuda habían sido escondidos en una compleja red de transacciones, las audiencias
parlamentarias e indagaciones de las agencias reguladoras fueron seguidas por una investigación penal para buscar a
los culpables de la caída de Enron.

Las operaciones comerciales de Enron dependían fuertemente de transacciones comerciales complejas, muchas de
ellas asociadas a negocios futuros. Se alega que muchas de esas apuestas a precios energéticos futuros estaban
perdiendo dinero, y que, para disfrazar esto, se creó una red de “sociedades” que mantenían las pérdidas fuera de
los balances generales de la compañía., algunas de las sociedades fueron supuestamente armadas por ejecutivos,
para beneficiar a ellos y a sus familias en varios millones de dólares, Enron dejó US$31.800 millones en deudas, sus
acciones perdieron todo valor, y 21.000 personas alrededor del mundo se quedaron sin empleo. Enron salió de la
protección de bancarrota en 2004, y sigue vendiendo sus activos restantes para pagar a los acreedores.

Los cuatro graves errores


El mismo Wigodski tiene una hipótesis de cuatro equivocaciones en las cuales cayeron las personas externas que
participaron en este escándalo

El primero, un vacío en la legislación bursátil estadounidense, que permitió radicar el endeudamiento de Enron en
sociedades instrumentales de propósito específico, que no fueron consideradas en el balance consolidado, por lo
que el mercado no podía conocer su verdadera situación financiera.

El segundo error fue en el marco legal de la desregulación del sector eléctrico en EEUU, que no puso razonables
restricciones a inversiones en derivados financieros.

El tercero fue de la empresa auditora, los bancos de inversiones y las agencias de calificación de riesgo, que no
dieron señales oportunas de alerta, dejando en evidencia la inadecuada capacidad de reacción de estas firmas.

El cuarto, es el alto nivel de relación que se observaba desde 1985 entre las autoridades de gobierno y políticos de
todos los sectores y Enron, lo que contribuyó a potenciar la característica arrogancia de los ejecutivos de esta
empresa frente al mercado.

http://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/el-caso-enron-y-los-excesos-de-la-desregulacion-financiera

CASO WORLDCOM

WorldCom es una empresa de telecomunicaciones, la segunda proveedora de servicios de información y llamadas


telefónicas de larga distancia en EE.UU. La gigantesca compañía de telecomunicaciones tuvo que anunciar el 25 de
junio del año 2002 que tendría que corregir sus cuentas de resultados en unos 3 850 millones de dólares, ello,
ocasionó que todos los stakeholders de la compañía, quedaran atónitos al darse cuenta con la realidad: las utilidades
registradas en las herramientas de reporte a los accionistas resultaron ser millonarias pérdidas. WorldCom fue una
de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo, la cual fue fundada en 1984 por Bernard Ebbers junto
a otros socios cuando deciden crear una pequeña empresa en Missisipi. Ebbers fue un visionario, dado que fue
ensamblando una serie de empresas que fue adquiriendo a lo largo de casi dos décadas. La compañía empezó a
cotizar en 1988 y hasta 1991, el precio de la acción se mantenía por debajo de 5 dólares. Sin embargo, a partir de esa
fecha empezó a subir para posicionarse hasta en 80 dólares en el año 1999 y llegó a estar valorizada en 180 000
millones de dólares.

Worldcom estaba bajo constantes análisis, y muchos hablaban de que la empresa estaba pasando por dificultades
financieras, sin embargo en los años 2001 e inicios del 2002 reportó utilidades de 1400 millones de dólares y 130
millones de dólares, había pasado por auditorías internas y externas, sin que se nadie se diera cuenta del fraude.
Este consistió en que Scott Sullivan (director financiero), inflara, por órdenes de Ebbers, el EBITDA (beneficios antes
de intereses, impuestos, depreciación y amortización), elevando así el flujo de efectivo de Worldcom. Sullivan
manipuló las cuentas de gastos corporativos y los hizo pasar por inversiones de largo plazo, de esta forma la
empresa podía mantener alto el precio de la acción, siendo uno de los principales beneficiarios el mismo Ebbers,
pues había amasado una gran fortuna con las acciones de Worldcom. En WorldCom se movían millones de dólares
en gastos, pero al declararlos como inversiones los ingresos parecían ser mucho mayores, es por esto que pudo
obtener resultados favorables cuando realmente debieron ser pérdidas, se creó un agujero financiero muy grande
que bordeaba los 11000 millones de dólares, ante esto la empresa cayó en bancarrota y tuvo un impacto muy
grande pues se tuvieron que despedir a muchos empleados (cerca del 20% del total de empleados). Sullivan sostuvo
que Ebbers le ordenaba constantemente la manipulación de las cuentas en pro de “alcanzar las metas previstas”,
sabiendo que esto era ilegal.

Las principales consecuencias del fraude de WoldCom son las siguientes:

– Junto con otra empresa fraudulenta del mercado Norteamericano, Enron, WoldCom se ha convertido en un
símbolo de corrupción empresarial y, además, ha surgido dentro del mercado una falta de credibilidad y confianza
en empresas de este país en cuanto a la responsabilidad empresarial.
– Se produjo el hundimiento del enorme negocio de las telecomunicaciones en los Estados Unidos, que ahora tiene
una deuda impresionante.

– Los accionistas de WoldCom perdieron cerca de $180,000 millones, ya que tras el maquillaje de información, cada
acción perdió el 98% de su valor nominal.

– Las personas en total que quedaron sin empleo, tanto de WoldCom como de otras empresas relacionadas, fueron
aproximadamente 20,000.

– El gobierno de los Estados Unidos fue impulsado a crear una estricta legislación que responsabiliza a los
empresarios por las manipulaciones financieras en sus compañías.

http://fraudecom.blogspot.mx

http://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/los-diez-mayores-escandalos-financieros

CASO TYCO

La fundación de TYCO se realizó en 1960 por Arthur J. Rosenburg. Inicialmente fue un laboratorio de investigación
para hacer trabajos experimentales para el gobierno de Estados Unidos para después convertirse en una empresa
dedicada a la fabricación de productos industriales, en 1964 hace una oferta pública de acciones y a partir del año de
1965, TYCO comienza una estrategia de crecimiento, basada en la adquisición de otras empresas. TYCO se convirtió
en una corporación mucho más grande y diversificada, que empezó a cotizaren la bolsa de New York en el año de
1973, logrando, Ventas por 500 millones de dólares, un patrimonio neto de casi 140 millones de dólares. La política
de TYCO a lo largo de los años, ha sido adquirir empresas rentables para luego administrarlas continuamente, de tal
forma que se aumente la rentabilidad de los beneficios delos accionistas. En enero de 2002 TYCO anuncio un plan
para dividir la empresa en 4 sociedades independientes, plan que fue abortado y sustituido por una oferta pública
del 100% de las acciones. En junio de ese año el presidente de la Compañía Dennis Kozlowski renuncio. El consejo de
administración inicio una investigación interna, bajo la dirección de asesores externos, para examinar el uso que hizo
el ex director ejecutivo de los fondos de la compañía

Entre los años 1999 y 2001: El actual presidente de esa época (Kozlowski) junto con el alto ejecutivo Swartz tomaron
préstamos y bonos injustificados. Además de vender 575 millones de dólares en acciones, estafando de esa manera
a los accionistas y falsificando asimismo los estados financieros de la compañía. Además de enfrentar los engaños
mencionados anteriormente, la empresa también tenía a su nombre 28000 millones de dólares, de los cuales 11000
millones se vencían en el periodo de un año.

2002: Autoridades fiscalizadoras de Nueva York comenzaron a investigar al presidente de esa época Dennis
Kozlowski, junto con otros ejecutivos, de los cuales habían sospechas que habían cometido acciones ilegales para
robar 600 millones de dólares. El resultado de la investigación fue que no se encontró ningún tipo de plan para
defraudar a la compañía, pero lo que sí se logró descubrir fueron más de 300 millones de dólares en errores de
contabilidad, además una mala administración de los anteriores responsables, pues se llegaron a poner en mal uso
diversas fórmulas contables para incrementar los ingresos de la empresa. 2003: Se hizo público el fraude. La
cotización de la empresa en el mercado se fue a pique, el valor de las acciones llego a perder más de $ 100 mil
millones, generando una gran cantidad de pérdida a los inversionistas. 2005: Se demandó a los altos ejecutivos de
Tyco. Los demandados incluyeron: Dennis Kozlowski, Mark Schwartz, Frank Walsh y el auditor, Price Water house
Coopers. Siendo una condenados hasta 25 años de prisión a Kozlwski y Schwartz, además de declararse culpable de
fraude el Sr. Walsh. 2007: El tribunal Federal aprobó un acuerdo financiero por el que Tyco y el resto de
responsables se vieron obligados a pagar $ 3.2 mil millones a todos los accionistas.

ANTECEDENTES DE LA EMPRESA

Grupo de concesionarios de automóviles y maquinaria agrícola. Facturación anual estimada 120 M USD anual.

HALLAZGOS
A través de una acumulación de funciones y de gran cantidad de errores administrativos, el tesorero de la casa
central de un grupo de concesionarias de automóviles y maquinaria agrícola, generó un desfalco de
aproximadamente 80.000 USD.

El tesorero era el encargado de recibir los fondos en efectivo de las cobranzas generadas por la venta de vehículos
y maquinarias, es de destacar que en el interior del país tales operaciones se materializan en efectivo por lo que las
sumas son realmente significativas.

Conjuntamente tenía las funciones de controlar y entregar tales cobranzas a la empresa de transporte de valores,
quien depositaba las mismas en las cuentas bancarias indicadas por el tesorero.

El tesorero sustraía un cierto monto de las cobranzas en forma diaria para su beneficio personal y entregaba el
resto al transporte de valores, posteriormente registraba en el sistema de la empresa el monto total de la cobranza
recibida originalmente.

El fraude se encontraba cubierto ya que el tesorero tenia a cargo la realización de las conciliaciones bancarias por
lo que mantenía el control de las partidas pendientes de conciliación que se iban acumulando.

Debido a que el tesorero tenía como hábito el juego, una persona conocida de la empresa lo vió apostando sumas
importantes en el casino de la zona y dio aviso al Gerente General de las Concesionarias quien inició una auditoría
interna.

IMPACTO

El esquema comentado anteriormente permitió desviar fondos por aproximadamente 80.000,- USD.

Las oportunidades de brechas de control que permitieron la realización del esquema mencionado fueron las
siguientes:

Existía una incorrecta segregación de funciones considerando las que le correspondían al tesorero de la firma.

Se observó que los arqueos de control de fondos que se realizaban periódicamente por el área de administración,
controlaban solamente el efectivo en caja, sin considerar la cobranza depositada en el día, por lo que se llevaban
adelante en forma incorrecta.

El área contable no controlaba las conciliaciones bancarias, más allá de la asignación incorrecta de las funciones.

CONSECUENCIAS

Los abogados de la firma documentaron a través de un perito el faltante de dinero proveniente de las cobranzas y de
los registros contables falsos realizados por el imputado. Se inició una demanda penal contra el tesorero que fue
separado de sus funciones, y también se iniciaron las acciones tendientes a verificar la posibilidad de recuperar los
fondos sustraídos. Se segregaron las funciones de la tesorería conforme a las mejores prácticas de control interno y
se diseñó un esquema de control periódico sobre las operaciones de tesorería.
Usar un fraude para ocultar otro

En cada uno de los casos que he cubierto en las últimas columnas, el único fraude consiste en alterar los
registros. Pero en otros casos, los estafadores cometen fraude en los estados financieros como un acto
secundario que tiene la finalidad de ocultar fraudes primarios.

Cuando una empresa paga sobornos ilegales, normalmente esconde estos sobornos en algún lugar de sus
estados financieros, clasificando erróneamente los gastos en una de las categorías de gastos operativos
legítimos del negocio. En esta columna exploraré algunos casos recientes en los que la Comisión de Valores
de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) tomó medidas coercitivas contra compañías por violar la
Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) en relación con el pago de sobornos a funcionarios
gubernamentales fuera de los EE.UU. para satisfacer así sus intereses empresariales.

Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA)

La FCPA, que el Congreso aprobó en 1977, penalizaba los sobornos que las empresas y los individuos de los
Estados Unidos pagaban a funcionarios gubernamentales extranjeros. El Departamento de Justicia de los
Estados Unidos investiga denuncias de pagos ilegales de sobornos. Otra parte de la FCPA requiere que una
empresa pública mantenga libros y registros que reflejen con exactitud las transacciones de la compañía, es
decir, para que los sobornos no se entierren en algún lugar de los estados financieros de la compañía. La
SEC investiga esta disposición de la FCPA, junto con una parte relacionada que requiere controles internos
adecuados.

Ding dong, Avon llamando

El caso de Avon Products Inc. es un excelente ejemplo de cómo una empresa puede ocultar sobornos en los
estados financieros. Avon recientemente accedió a pagar $135 millones de dólares cubrir los cargos de que
un afiliado pagó sobornos a funcionarios del gobierno chino. La SEC pudo investigar porque los estados
financieros de la filial china fueron incluidos en las declaraciones consolidadas de la matriz con sede en los
Estados Unidos.

Según la denuncia de la SEC, la filial de Avon pagó aproximadamente $8 millones de dólares en sobornos a
funcionarios del gobierno chino entre 2004 y 2008, lo que le permitió a la compañía ganar unos $53
millones de dólares en ganancias. (Esta es la cantidad de restitución que Avon aceptó.)

Una de las muchas razones por las que Avon sobornó a los funcionarios chinos fue que le otorgaran la
primera licencia de ventas directas del país en marzo de 2006; ninguno de los competidores de la compañía
recibió licencias antes de diciembre de 2006.

Avon también pagó sobornos para permitir una “política de sanción cero” - como la compañía lo llamó -
para reducir o eliminar posibles multas contra la empresa y para evitar la cobertura mediática negativa.
Avon sobornó a funcionarios chinos de las siguientes maneras, cada uno con vínculos evidentes donde Avon
clasificaría los sobornos en los estados financieros:

1. Los empleados de Avon incurrieron en 9,600 gastos de comida y entretenimiento por un total de
$1.65 millones para funcionarios del gobierno.
2. Avon proporcionó al menos 1,7 millones de dólares de sus productos a funcionarios del gobierno,
además de otros 400,000 dólares en regalos, incluyendo entradas para el torneo de tenis Open de
China.
3. Los empleados de Avon pagaron aproximadamente $1 millón en viajes para funcionarios chinos.
Durante varios de estos supuestos viajes de negocios poco o ningún negocio tuvo lugar. (En un caso,
Avon gastó $328,000 por tres a cinco días de viaje para que más de 200 funcionarios del gobierno
visitaran la propiedad de Avon en Guangzhou, o visitaron las instalaciones por sólo medio día y
recorrieran zonas de recreo en el sur de China para el resto del viaje.)
4. Avon pagó $1.5 millones en sobornos a vendedores y consultores - una forma fácil de ocultar
sobornos - con el entendimiento de que estas partes usarían los fondos para pagar a los funcionarios
del gobierno.

Numerosas categorías más pequeñas constituyen el resto de cómo Avon proporcionó los $8 millones a
funcionarios chinos y donde probablemente registró los sobornos en sus estados financieros.

El gobierno de Estados Unidos se enteró del fraude cuando Avon, después de alguna discordia interna,
eventualmente reportó las violaciones a la SEC. Según informes, la empresa cooperó significativamente con
las autoridades durante la investigación. De no haber hecho esto, la pena de $135 millones podría haber sido
mucho mayor.

Neumáticos, productos químicos e instrumentos científicos

Desafortunadamente, el caso de Avon no es el único caso reciente en el que la SEC fue tras una empresa por
reportar incorrectamente - y por contar con controles internos muy pobres sobre - sobornos.

Goodyear. Una subsidiaria de The Goodyear Tire & Rubber Company pagó $1.4 millones de dólares en
sobornos a los funcionarios del gobierno en Angola de 2007 a 2011. La filial ocultó los sobornos falsamente
al marcar el costo de los neumáticos adicionando carga falsa así como costos de compensación de aduanas a
los precios de factura, lo que hizo parecer como si estuviera pasando estos costos a los clientes. A medida
que la filial vendía neumáticos, contabilizó los costos falsos en una cuenta de pasivo -porque los clientes no
los pagaban- que luego se reduciría al pagar sobornos a los funcionarios. Al final, la filial clasificó sobornos
como cargos de flete en la cuenta de resultados.

Bio-Rad. De 2005 a 2009, una filial con sede en Singapur de Bio-Rad Laboratories Inc. pagó $2.2 millones
de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales en Vietnam a través de agentes o distribuidores (es
decir, Bio-Rad no pagó directamente ninguno de los sobornos). Bio-Rad clasificó los sobornos como
comisiones, honorarios de publicidad o cuotas de capacitación en función del tipo de servicio que el agente o
distribuidor supuestamente proporcionó.

Bruker. Cuatro filiales chinas de Bruker Corporation pagaron $231,000 dólares en sobornos de 2005 a 2011
a empleados de entidades estatales en China. Los cuatro afiliados proporcionaron viajes para funcionarios
chinos. Estos viajes de ocio en Noruega, Estados Unidos, Suecia, Francia, Alemania, Suiza e Italia
típicamente precedieron a las reuniones de negocios legítimas.

Además, un afiliado proporcionó sobornos bajo “cooperación de investigación” y acuerdos de


“colaboración”. Bajo los 12 acuerdos sospechosos, las empresas estatales supuestamente debían
proporcionar investigación sobre los productos Bruker. Pero Bruker no especificó las entregas en los
acuerdos y las empresas estatales no entregaron ningún servicio. A veces, la empresa celebró estos acuerdos
directamente con funcionarios del gobierno chino en lugar de empresas estatales.
Los sobornos permitieron a Bruker generar ganancias de más de $1.7 millones. En todos los casos, la
empresa clasificó incorrectamente los sobornos como gastos legítimos de negocios y marketing en sus
estados financieros.

¿Qué pasa con el arreglo de las finanzas?

Curiosamente, las empresas rara vez exponen los estados financieros después de descubrir sobornos ocultos.
Normalmente, cuando una organización identifica el fraude en los estados financieros, al menos si es una
empresa pública, reformula las declaraciones afectadas para reflejar con precisión las transacciones y
actividades de la compañía. Sin embargo, usted tendría dificultades para encontrar una reformulación para
informar con precisión el pago de sobornos. De hecho, los únicos casos de soborno en que las empresas han
reexpresado las finanzas son aquellos en los que también encontró otros fraudes.

Entonces, ¿por qué la SEC no requiere que las compañías reexpresen estados financieros incorrectos? Tengo
algunas teorías:

1. Materialidad: Tan malo como el soborno suena, el efecto de la clasificación errónea de estos
sobornos en los estados financieros impacta raramente de manera material en las declaraciones.
Incluso en el caso Avon, $8 millones de dólares de sobornos durante cinco años fiscales serían
extremadamente irrelevantes para los estados financieros consolidados de la compañía.
2. Reclasificación: En casi todos los casos de soborno, el efecto de corregir los estados financieros
equivaldría a nada más que una reclasificación de una categoría de gasto a otra. La clasificación
errónea rara vez afecta los beneficios o la situación financiera general de la empresa.
3. Liquidación: Un impacto mucho más importante en los estados financieros de una compañía ocurre
después de una investigación de soborno y un acuerdo, como en el caso de Avon. En consecuencia,
las autoridades normalmente se satisfacen cuando las empresas revelan por separado el importe de
una liquidación (y, si es significativo, de los costos incurridos por la empresa en la investigación del
asunto) en el período en que ocurre, lo que podría ser varios años después de la infracción
subyacente.

Ocultar el crimen subyacente

En cada uno de los casos aquí, la falsedad intencional de los estados financieros fue secundaria al principal
delito de pagar sobornos. La mayoría de las compañías cometen fraudes de información financiera para
falsificar los ingresos, los beneficios o la situación financiera de una empresa. Sin embargo, cuando las
organizaciones sobornan a funcionarios, a menudo su objetivo es ocultar los crímenes subyacentes. En
futuras columnas, exploraré otros usos del fraude en los informes financieros como un acto secundario
utilizado para ocultar otros crímenes.
DEFINICIÓN (¿QUÉ ES?)

Un fraude es un acto que va en contra de la verdad, la rectitud o la ley y perjudica a alguien.

Desde una visión general podemos decir que los siguientes son sinónimos: estafa, timo.

Existen, desgraciadamente, innumerables casos de prácticas de fraude en la sociedad y debemos estar siempre
atentos para no ser víctimas de ellas. La piedra angular de todas ellas es el engaño, ¡no te dejes engañar!

EJEMPLOS

Ejemplo 1: Fraude fiscal: Lo son las acciones que tratan de evadir impuestos o de obtener beneficios ilícitos (no
declarados) a costa de la hacienda pública. Sin duda es uno de los fraudes que intentan ser combatidos con mayor
intensidad por los gobiernos, a veces sin mucho éxito.

Ejemplo 2: Fraude electoral: Se realiza cuando se interviene, de manera ilegal, el proceso electoral de un país, con el
objetivo de alterar los resultados de las elecciones. Se puede realizar de diversas maneras, y todas son un ataque al
sistema democrático: Suplantación de los electores, compra de votos, manipulación del sistema de conteo o
recuento, sobrepasar los límites establecidos de inversión en campaña electoral, etc.

Ejemplo 3: Fórum Filatélico en España. En 2006 se destapó una de las mayores estafas económicas realizadas en
España. La empresa se dedicaba a captar inversores garantizando, a riesgo cero, unas rentabilidades muy superiores
a las que ofrecían los bancos. Para ello utilizaba una revalorización exagerada de sus activos: los sellos. A
consecuencia de ello más de 250.000 personas perdieron prácticamente todo el dinero que habían invertido.

Home › Empresas y fraudes que han hecho historia

FacebookTwitterGoogle+

Share

Empresas y fraudes que han hecho historia


El caso Gowex ha hecho sonar de nuevo las alarmas sobre un presunto “fraude” empresarial y financiero de gran
calado, pero son numerosos los casos de estafas que han hecho historia tanto en España como a nivel internacional.
El punto en común es que suelen estar orquestadas por un reducido número de personas, cuando no a título
personal, y los más afectados son los inversores que apostaron por ese negocio.

Ainhoa Muguerza | Madrid Jueves 21.08.2014

Es una realidad que las empresas y los fraudes financieros están a la orden del día. Uno de los primeros casos de
estafa tuvo lugar en los años 70 del siglo XIX. Su creadora fue Baldomera Larra, hija del escritor y periodista,
Mariano José de Larra. El engaño comenzó a gestarse cuando su marido se fue a América tras el regreso de Alfonso
XII a España y ante su precaria situación comenzó a acudir a prestamistas. Los intereses que tenía que pagar eran tan
altos que a cambio prometía el doble de lo que le habían prestado. Sin embargo, el dinero que devolvía procedía de
otro cliente al que le había hecho la misma oferta. Su fama de ‘cumplidora’ se extendió tanto que llegó incluso a
crear la Caja de imposiciones que duró hasta que la trama se destapó en 1876.

En cualquier caso, el sistema de Baldomera Larra dio pie a otros casos de empresas y fraudes como el que ideó Carlo
Ponzi hacia 1920. Ponzi, de origen italiano pero emigrado a Estados Unidos, vio un suculento negocio en los cupones
de respuesta internacional que la gente enviaba desde Europa a sus familiares. Debido al tipo de cambio estos
cupones tenían un valor superior en América del Norte y partiendo de esa base Ponzi creó su propia compañía:
Security Exchange Company, en la que se prometían altos beneficios a los inversores. Todo se vino abajo cuando el
diario The Boston Globe descubrió que Ponzi pagaba parte de esos intereses con el dinero de otros inversores hasta
crear una inmensa pirámide fraudulenta. Es lo que se conoce como el ‘esquema de Ponzi’.

Para el escritor Donald Dunn, uno de los biógrafos de Ponzi, el carisma de este personaje y su alta capacidad de
persuasión fueron clave a la hora de montar su entramado de empresas y fraudes. “Siempre le acompañaba su
sonrisa y su falta de preocupación, de lo contrario, ¿quién hubiera dado dinero a un hombre preocupado?”, se
preguntaba.

En este sentido, la directora de contenidos en Estrategias de Inversión, Silvia Morcillo, asegura que existen tres
factores clave que explican que una empresas y sus fraudes puedan

prosperar. Por un lado, muchos inversores desconocen “lo que hay detrás de los negocios” y los cimientos sobre los
que se sostienen; por otro, la personalidad de quien anima a invertir resulta en muchos casos atractiva. Como
ejemplo cita a Jenaro García, expresidente y fundador de Gowex, “quien sabía vender muy bien su empresa” o “a
José María Ruiz-Mateos”, imputado por el caso de Nueva Rumasa; por último, hace hincapié en la “alta
rentabilidad” que se promete asegurando “un dinero rápido en poco tiempo” que hace que “la gente no se pregunte
de dónde procede”.

Casos de empresas y fraudes en España

A principios de los años 90 el Grupo Torras, propiedad casi en su totalidad del grupo inversor kuwaití KIO, presentó
suspensión de pagos con un pasivo cercano a los 1.428.571 euros, equivalente a unos 240.000 millones de pesetas.
Varios de los gestores, entre ellos Javier de la Rosa y distintos directivos, fueron acusados de estafa y apropiación
indebida. En 1998 De la Rosa fue encarcelado por un suceso que afectó a más de 30.000 empleos directos y a cerca
de 100.000 indirectos.

Posteriormente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), descubrió en 2006 que la agencia de valores
Gescartera sufría pérdidas de hasta 100 millones de euros (alrededor de 17.000 millones de pesestas). En 2008 la
Audiencia Nacional condenó a 11 años de prisión al presidente de la compañía, Antonio Camacho, por los delitos de
falsedad documental y apropiación indebida. Además, se consideró a La Caixa y Caja Madrid Bolsa como
responsables civiles subsidiarios por su implicación en el caso.

Logotipo Caja Madrid/ EFE

Otro hecho reciente es el que afecta a Pescanova en el que un informe de la consultora KPMG concluyó en julio de
2013 que las cuentas de las compañía habían sido alteradas durante años para ocultar las pérdidas que sufría. Para
Juan Luis Marchini, presidente de honor de la Asociación Española de Auditores, “nadie se podía imaginar lo que
estaba ocurriendo en Pescanova sobre todo porque casos como este suelen ocurrir en empresas de menores
dimensiones”. Por esa razón califica el suceso de “hito raro” y asegura que “el 97% de las empresas funcionan
correctamente pero suelen conocerse los casos de las que funcionan mal como por ejemplo los de Nueva Rumasa,
Forum Filatélico o Afinsa”, entre otros.

Sobre el papel de las auditoras en casos similares, la subdirectora de Renta Variable en Atl Capital, Susana Felpeto,
considera que “su trabajo es detectar irregularidades en las cuentas y asegurarse de que reflejan la realidad”. Por
esa razón insiste en que “no es posible eximirlas de toda culpa” cuando no detectan un fraude, aunque matiza que
“resulta exagerado generalizar”, sobre todo cuando las cuentas de una empresa se han falseado.

Estafas internacionales

A nivel internacional, uno de los escándalos financieros de mayor envergadura de la historia fue el cometido por el
financiero estadounidense Bernard Madoff. El gestor de carteras estafó alrededor de 50.000 millones de dólares al
frente de su compañía, Bernard L. Madoff Investment Securities, apoyándose en el esquema piramidal de Ponzi. En
2009, el que fuera presidente del Nasdaq entre 1991 y 1993, fue condenado a 150 años de cárcel por diversos
delitos de estafa.
Marco Antonio Moreno, economista y editor del Blog Salmón, especializado en actualidad económica, explica que
entramados como el de Madoff “funcionan por la entrada de dinero, pero cuando el suministro se corta o
disminuye, viene el colapso”.

Unos años antes de que se dictara sentencia contra Madoff, Jeffrey K.Skilling, presidente de Enron, una de las
mayores compañías energéticas de Estados Unidos, fue condenado en 2006 a 25 años de cárcel por el fraude que
llevó a la empresa a la quiebra. Junto a su fundador, Kenneth Lay, que murió meses antes de recibir su condena,
ocultó las verdaderas cuentas de la compañía para maquillar pérdidas de hasta 638 millones de euros.

Para el presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), Mario Alonso Ayala, estos
fraudes responden a una “enorme pérdida de valores” e insiste en que “debe recuperarse la ética empresarial y la
confianza en el mundo” de los negocios. Para eso considera necesario entender bien el trabajo de las auditoras y
comprender que su “objetivo no es detectar fraudes sino dar una opinión profesional e independiente sobre si unas
cuentas están reflejando o no la situación económico-financiera y los resultados de la entidad en base a unas normas
contables”.

En España, además de los casos mencionados, existen diferentes escándalos por “agujeros” financieros con una
significativa repercusión social. Entre ellos se encuentra el Caso Sofico que afectó a cerca de 3.000 pequeños
ahorradores y por el que los principales directivos fueron condenados por delitos de falsedad y estafa. Por su parte,
el Grupo Rumasa fue expropiado en los años 80 como consecuencia de la quiebra técnica del conglomerado y el
riesgo que suponía para los bancos. Por otro lado, la cooperativa Promoción Social de Viviendas (PSV), avalada por
UGT y que nació a finales de los años 80, suspendió pagos a principios de los 90 afectando de diversas formas a los
cooperativistas.

De igual modo, los casos en los que se vieron involucrados el Banco Español de Crédito (Banesto) y el grupo
inmobiliario Martinsa-Fadesa, provocaros pérdidas superiores a los 5.000 millones de euros por gestiones
fraudulentas. Además, el que fuera presidente de la CEOE, Diaz Ferrán, fue condenado a prisión en mayo de 2014
por el fraude en la compra de Aerolíneas Argentinas por parte de Air Comet.

Una de las empresas que estuvo en un caso de corrupción fue Enron Corporation. Sepa más casos en esta nota.

Lima, 17.04.17 / 12:00

Los escándalos en el mundo corporativo, ya sean por corrupción, soborno, fraude o simple avaricia, generan un
impacto significativo en la economía en su conjunto. Porque, por lo general, se trata de empresas que han alcanzado
el liderazgo económico dentro de su sector. Por lo tanto, cuando caen, no solo arrastran a sus directivos a la cárcel,
afectando a sus clientes y consumidores, sino que golpean toda una cadena de pagos y suministros. En tiempos en
los que la corrupción afecta la reputación de las empresas más importantes de sus respectivos sectores, recordamos
cinco casos de avaricia que llevaron a sus CEO a la cárcel y a las firmas a la quiebra.
1. ENRON

Figuró durante años a la cabeza de los rankings como la empresa más importante de su sector. Según la revista
Fortune, durante cinco años consecutivos, fue la empresa más innovadora de los Estados Unidos. Enron Corporation,
empresa del rubro energético, simbolizó en algún momento el modelo de compañía que marcaba el camino y
redefinía el futuro. Considerada la séptima corporación más grande de los Estados Unidos en el campo de la
generación de electricidad, llegó a controlar el 25% de la energía que se producía en ese país entre los años 1996 y
2000.

No obstante, la empresa construyó su imbatible supremacía sobre el terreno del tráfico de influencias y el fraude
contable. A través de la creación de más de 800 Empresas de Propósito Especial, Enron consiguió más crédito y
engañó a sus inversores, quienes creían que el dinero no dejaba de ingresar. Los organismos reguladores no
detectaron estas acciones ilícitas porque creían en la información oficial y pública que presentaba la empresa.
Incluso, en agosto de 2000, la compañía ganó el premio del Financial Times a la “Energética del Año”.

Finalmente, dos meses después de los atentados del 11 de setiembre en Nueva York, Enron anunció que debía hacer
correcciones a sus estados financieros de los años 1997 al 2000, declarando una reducción de ganancias de más
US$613 millones, además de una reducción de capital de US$1.200 millones. Kenneth Lay, presidente, y Jeffrey
Skilling, CEO, fueron llevados a juicio por más de 30 delitos, incluidos conspiración y fraude bancario.

2. ARTHUR ANDERSEN

La debacle de Arthur Andersen se produjo bajo el manto del escándalo de Enron, que llevó a la millonaria compañía
de energía a la quiebra tras haber adulterado sus libros contables, pasando deudas como activos, con el respaldo de
Arthur Andersen. Precisamente, la responsabilidad de dicha firma era certificar que la contabilidad de Enron
reflejaba fielmente su realidad. Pero, contradictoriamente a lo que predicó la consultora durante casi un siglo, la
claridad, en este caso, fue opacada por su complicidad.

Con presencia en 84 países de los cinco continentes y con la ética como piedra fundacional, la consultora pasó
rápidamente de empresa modelo a ser una empresa apestada, sancionada por la justicia americana, con una
inhabilitación parea operar en Estados Unidos, provocando un efecto en cadena en el resto de oficinas en mundo.
En el Perú, los representantes de Arthur Andersen se separaron de la firma, sumándose la mayoría como socios de la
firma Ernst & Young.

David Duncan, ex auditor jefe de Arthur Andersen para Enron, se declaró culpable de los cargos de obstrucción a la
justicia. En 2002 la querella concluyó con una sentencia de cinco años de inhabilitación en los Estados Unidos y al
pago de una multa de 500,000 dólares, además de tener que pagar más de 60 millones para resolver las demandas
vinculadas al caso Enron.

3. BEAR STEARNS
Si hay un evento que marcó el preludio de la crisis financiera de 2008 fue la quiebra de Bear Stearns. Este poderoso
banco de inversiones, que durante décadas estuvo en lo más alto del prestigio de las élites financieras, apostó todos
sus activos a las llamadas hipotecas subprime, que resultaron ser sumamente tóxicas para el sistema. Con más de
ocho décadas de existencia, Bear Stearns fue uno de los bancos de inversiones que marcó el rumbo financiero
mundial hasta que en agosto de 2007 reconoció que sus activos, basados en hipotecas subprime, eran basura.

La elaboración y venta de títulos con garantía hipotecaria de alto riesgo, conocidas como subprime, eran eficientes
porque promovían el crédito de vivienda a familias de bajos recursos. Pero el problema surgió cuando se empezó a
otorgar créditos sin hacer el obligatorio análisis de riesgo a familias que finalmente no estaban en posición de pagar
créditos de largo plazo. La morosidad de los deudores se disparó a tal punto que puso en serios aprietos los activos
del banco, que convirtió esas hipotecas en instrumentos financieros cotizados en bolsa.

En diciembre de 2007 Bear Stears registró pérdidas por 854 millones de dólares, algo que nunca había ocurrido en
sus 84 años de historia. El banco reconoció sus problemas de liquidez, provocando la caída de sus acciones. En 2008
la firma se declara en quiebra.

4. DAEWOO MOTORS

Creada en 1982 por Kim Woo-choong, Daewoo Motors se expandió gracias a la producción de vehículos de bajo
costo. Sin embargo, para 1997, tras la crisis financiera que sacudió al Asia, saltaron a la luz compromisos impagos por
más de 70.000 millones de dólares, que el conglomerado no pudo asumir, que llevaron poco a poco a la lenta
desaparición de la empresa. Mientras Kim Woo-choong recorría el mundo presentando libros sobre cómo
convertirse en un empresario exitoso, era acusado en su país de malversación de fondos y fraude contable.

Para 1996, con ventas anuales por más 60.000 millones de dólares, Daewoo Motors alcanzó una presencia en 110
países. Pero, así como crecían sus ingresos, también aumentaban sus deudas. Si bien una forma de crecer es en base
a la toma de créditos, en el caso de Daewoo Motors las deudas superaron el índice saludable de crecimiento. Un año
después, cuando se desató la crisis financiera asiática, el gobierno de Corea del Sur cortó los subsidios y los
préstamos a Daewoo Group, provocando su caída.

El gobierno forzó a la empresa a reducir su nivel de endeudamiento en 200% en solo un año. Cuando Daewoo
Motors ofreció afrontar sus deudas con la aceleración de exportaciones, el gobierno no aceptó. Para 1998, con
pérdidas por más de 414 millones de dólares, el holding enfrentó a sus acreedores sin posibilidades de acceder al
rescate del gobierno. La situación se agravó cuando se revelaron casos de corrupción y sobornos.

5. WORLD COM

La compañía telefónica WorldCom se declaró en bancarrota en 2002. Los activos de la empresa, valorizados en unos
100.000 millones de dólares, convirtieron esta quiebra en la mayor de la historia, por encima de la de Enron, que
sumaba unos 63.000 millones en activos. WorldCom reconoció haber disfrazado como inversiones alrededor de
3.800 millones de dólares en gastos operativos. Aunque al principio su fundador, Bernard Ebbers, manifestó no
tener conocimiento sobre el fraude contable, la justicia determinó su responsabilidad.

Entonces, las fuentes de financiación se secaron de inmediato y los bancos apenas esperaron unos días para declarar
en quiebra sus últimos créditos. El escándalo registró un nuevo hito cuando un grupo de 25 bancos denunció habían
sido objeto de un fraude por parte de WorldCom por un importe de 2.500 millones de dólares. Los acreedores
comenzaron a reclamar el pago de sus servicios por adelantado. Este escenario, sumado al golpe a su reputación,
provocó enormes pérdidas del orden de los 1.200 millones de dólares.

¿Cómo logró Bernard Ebbers pasar por debajo del radar de los organismos reguladores? Gracias a la labor de su
firma contable, Arthur Andersen, la misma que maquilló los libros de Enron. Ebbers fue sentenciado a 25 años de
cárcel.

Ahora que ya sabemos con detalle cómo cayeron las empresas más importantes de sus respectivos sectores, ¿qué
normas podemos implementar al interior de nuestras empresas para evitar que se repitan estos casos?
El descubrimiento de un fraude por 50 millones de dólares con el sistema de las “pirámides”, realizado por
Bernard Madoff, llevó al periodista Ron Edmons, de AP, a hacer una lista de los 10 “mega fraudes” en el sector
financiero, en la cual el cometido en el Banco Intercontinental (Baninter) ocupa el séptimo lugar.

Madoff fue detenido por el fraude de 50 millones.

De acuerdo con Edmons, los 10 fraudes y estafas más notorios que han sacudido el mundo financiero en los últimos
100 años son los siguientes:

1. Charles Ponzi fue uno de los mayores estafadores de la historia de los Estados Unidos, y dio su nombre a la
“pirámide”. En la cima de su plan fraudulento en 1920, Ponzi estaba haciendo alrededor de $250.000 por día, una
suma enorme para la época. Ponzi fue acusado de 86 cargos de fraude y condenado a cinco años de prisión en 1920.

2. Kenneth Lay fue el fundador de Enron, cuya espectacular implosión en 2001 valió para ser uno de los mayores
casos de fraude en la historia. Enron tenía un valor de 66 mil millones en su apogeo, y se derrumbó con miles de
millones de dólares de los inversores. Lay murió antes de que pudiera ser condenado en 2006.

3. Barings, el banco comercial más antiguo, fundado en Londres en 1762, se derrumbó en 1995 después de que el
original “pícaro comerciante” Nick Leeson, perdió 827 millones de libras esterlinas en el comercio especulativo,
principalmente en los mercados de futuros. Leeson era jefe de la oficina del banco en Singapur e hizo varias
apuestas fraudulentas sobre el futuro de la economía de Japón sin capacidad para cubrirlas. Fue condenado a seis
años y medio en una prisión de Singapur, y es actualmente director general de club de fútbol irlandés Galway
United.

4. Alves dos Reis perpetró uno de los mayores fraudes en la historia, en la década de 1920, por falsificación de
documentos para imprimir alrededor de 100 millones de escudos portugueses (alrededor de $150 billones en dinero
de hoy) en billetes de banco oficial. Estando preso una imprenta de Londres le imprimió dinero equivalente a 1 por
ciento del PIB de Portugal en ese momento para su uso en las colonias portuguesas, como Angola.

5. Jérôme Kerviel llevó casi a la Société Générale, de Francia a la quiebra con el fraude por valor de 3,7 mil millones
de euros a principios de 2008 con el comercio no autorizado a futuros.

6. Bernard Ebbers, director de WorldCom, exageró el patrimonio de su empresa de medios de comunicación


valorándola en 11 mil millones de dólares. Fue condenado a 25 años en 2006 por la presentación de informes
falsos .

7. Ramón Báez Figueroa fue detenido en 2003 por fraude bancario en la República Dominicana; por blanqueo de
dinero y ocultar la información al Gobierno dominicano, como parte de un fraude por valor de US $2,2 mil millones,
dos tercios del presupuesto nacional de la economía dominicana. Los rescates bancarios impulsaron la inflación en
el país al 30 por ciento, y la devaluación del peso provocó el fracaso de otros dos bancos nacionales. Fue condenado
a 10 años en la cárcel.

8. Graham Halksworth habría sido el más grande estafador del mundo… si no hubiera sido capturado. El ex
funcionario de Scotland Yard intentó autenticar 2,5 billón de dólares de bonos del Tesoro de Estados Unidos
alegando que habían sido emitidos en secreto por el gobierno de Estados Unidos en los años treinta para socavar la
revolución comunista en China. Fue encarcelado durante seis años en 2003.

9. Sheridan Cox, hijo de un oficial del Ejército británico, defraudó inversionistas de todo el mundo con 520
millones de libras. Todavía está siendo buscado, aunque fue condenado en rebeldía a 30 años en un tribunal belga.
También es buscado por las autoridades taiwanesas, por fraude por valor de más de quinientos millones de libras.

10. Conrad Black, el magnate de los medios de comunicación, fue declarado culpable de un fraude por casi 30
millones de libras con la empresa de periódicos Hollinger International. Fue encarcelado durante seis años y medio
por utilizar el dinero de los inversores. Se especuló que su condena sería perdonada por el presidente George Bush,
pero diversos sectores presionaron en contra y se espera que esa petición sea rechazada

http://elnacional.com.do/los-10-mega-fraudes-financieros/
https://www.dinero.com/inversionistas/articulo/los-mayores-fraudes-financieros/155137

https://www.rankia.com/blog/bolsa-desde-cero/2585422-10-mayores-estafas-financieras

https://www.estrelladigital.es/articulo/economia/grandes-estafas-historia/20140709161640203280.html

http://masterenfinanzas.blogspot.com/2014/05/los-10-mayores-estafadores-de-las.html