Está en la página 1de 2

AUGUST DE PRIMA PORTA

Es una escultura de pleno volumen que representa un el cuerpo entero de un hombre de
pie, en concreto un emperador en posición de instruir a un ejército. La escultura es de
mármol pero se trata de una copia y sabemos que la escultura original estaba hecha de
bronce, pero no se ha conservado. Se utilizó la técnica de la talla, es decir, eliminando la
primera materia sobrante del bloque de piedra hasta conseguir la forma deseada. Estuvo
policromada, como era habitual en la escultura clásica pero los colores no se conservan
actualmente ya que se han perdido casi en su totalidad. En cuanto al tratamiento de las
superficies cabe destacar que existe un gran contraste entre la indumentaria, en la que las
entradas y salidas son muy pronunciadas, y la cabeza, los brazos y las piernas, en los
que el modelado es mucho más sutil. Algo similar ocurre con el pulido final, ya que el
material sugiere diferentes sensaciones táctiles de dureza y suavidad al mismo tiempo.
Consta de una disposición abierta debido a la posición de los brazos y las piernas y
además la altura (de unos dos metros) permite transmitir sensación de ligereza. El
volumen de la figura de despliega con la apertura del brazo, que consigue implicar al
espectador. Debido a que la figura fue concebida para ser observada desde un único y
frontal punto de vista, el dorso ni siquiera está acabado. Esto es a causa de que su
destino era un nicho en una terraza, de manera que la luz que iluminaba la escultura
originalmente era luz natural y sus efectos variaban dependiendo del tratamiento de las
superficies, ya que había muchas diferencias entre algunas partes y otras: lo pronunciado
de los relieves y los pliegues de la vestimenta hacían que se consiguiesen acentuados
contrastes de luces y sombras pero sin embargo en el el pelo y el rostro la luz se difunde
suavemente y esto contribuye a la serenidad con la que se pretendía mostrar al
personaje. Así como las líneas compositivas principales, que son una línea ligeramente
ondulada que va de la cabeza a los pies y una muy definida desde el brazo derecho hasta
los pliegues de la vestimenta y el bastón del lado izquierdo.
La figura está representada con una sensación de movimiento sosegado, también para
conseguir fidelidad a la acción representada (arenga militar) y lo consigue
fundamentalmente por la posición del brazo derecho con cierta actitud autoritaria. Su
rostro está representado de forma realista con reconocidos rasgos individuales pero con
una evidente visión idealizada, que consigue dar sensación de autoridad con su expresión
, que refleja serenidad, autocontrol y autoridad, sin renunciar a su caracterización
individual lo cual consigue una síntesis entre el idealismo griego y el realismo romano. En
cuanto a las proporciones anatómicas es clara la influencia de Polícleto, concretamente el
Doríforo, que sirvió como modelo para el cuerpo. Aunque con ciertas modificaciones como
que el contrapposto de Polícleto queda casi cubierto por la indumentaria y además el
hombro derecho está levantado a causa de la posición del brazo, lo cual altera el
equilibrio que había caracterizado al Doríforo.
La escultura representa al emperador Augusto autoritario ante sus legiones. Su
indumentaria militar y el bastón consular simbolizan la legitimidad de su poder y su trabajo
victorioso y pacificador le permitía ejercer tanto en el mando militar como en el poder
político. El hecho de que aparezca descarlzo le da un carácter divino pero en la estatua
original aparecía con zapatos y esto es debido a que la copia fue encargada tras su
muerte y por eso se representa así su entrada en el mundo de los Dioses. Su coraza está
decorada con trabajados relieves: en el centro Marte con la loba, siendo así identificado
con el dios de la guerra (Marte) y con Roma (la loba), y a los dos costados aparecen
personificaciones de Hispania y la Galia para exaltar sus éxitos militares. Finalmente al
lado de la pierna derecha hay un delfín con un niño encima. El delfín es un atributo de
Venus y el niño es cupido, el hijo de Venus. Esto es una clara alusión a los orígenes de
Augusto, pues se le consideraba descendiente de Venus. La obra en conjunto representa
el poder y la gloria del emperador Augusto.

La estatua es de artista desconocido pero se sabe que fue encargada por la viuda de Augusto. Como es caracterísito de todo el arte romano. su finalidad era propagandística. . pues su objetivo era exaltar la figura de Augusto. poco después de la muerte de éste. aunque se mantuvieron instituciones romanada representadas en la obra con el bastón consular. Se le considera la persona con la que se inició una nueva etapa histórica finalizando los conflictos y la inestabilidad política. De manera que Roma retomó la paz y su grandeza.La obra pertenece al clasicismo de la época de Augusto y esto se oberva en la influencia de Polícleto y en los elementos alegóricos y mitológicos. Lívia. Fue quien acabó con la República e instauró el Imperio. que son más propios del arte griego que del romano.