Está en la página 1de 6



Historia Social General - Cátedra Pittaluga
Facultad de Filosofía y Letras
Universidad de Buenos Aires

Primer parcial
Modalidad domiciliaria

Estudiante: Ludmila Schoenle DNI 24.155.529
Profesora: Inés Sa Comisión: Miércoles de 21hs a 23hs
Fecha de entrega: 25 de septiembre de 2015

el rio Elba separaba estos dos mundos. tanto es así que hubo un aumento no sólo de la población sino también de las manufacturas. una expansión del mercado a través del comercio ultramarino. el comercio y.” (Marx 1998:891-892) Las transformaciones económicas y sociales que dan cuanta del proceso de transición del feudalismo al capitalismo comienzan a ser sensiblemente notorias a partir la segunda mitad del siglo XV. que crece continuamente aunque sus poseedores hayan dejado de trabajar hace mucho tiempo. se cambia la producción agrícola por la producción ganadera ovina. Uno de los factores que amenazaba este crecimiento fue la inflación de los productos alimenticios de primera necesidad lo que reflejaba que las causas de la crisis eran profundas y se encontraban en la lógica misma de esa expansión. Las reacciones frente a esta crisis fueron muy diversas entre los países del oeste de Europa y los del este. y continúan en los Siglos XVI y XVII. En el oeste. no tiene nada que vender salvo sus propias personasy la riqueza de unos pocos. En cuanto a los modelos de producción encontramos que en los países de Europa Occidental. la agricultura. lo mismo que ocurre en gran parte de España. . el dinero circulante. comenzaron a endurecerse los mecanismos de control de la población y el aumento en la edad del casamiento así como también el celibato forzado a siervos. especialmente en Inglaterra. frente al crecimiento de la población. aprendices y criadas fueron las armas anticonceptivas para bajar los índices de población durante los siglos XV y XVI.  “Esta acumulación originaria desempeña en la economía política aproximadamente el mismo papel que el pecado original en la teología (…) Y de este pecado original arranca la pobreza de la gran masa -que aun hoy. que si bien parecían tener políticas antagónicas el objetivo era el mismo. acompañando este proceso. la acumulación de riquezas por parte de los señores. pese a todo su trabajo. Durante la segunda mitad del siglo XV La crisis que se alzaba en todo el continente menguó generando espacios de crecimiento.

Dada esta situación. En los Países Bajos se llevaron a cabo cultivos intensivos durante el siglo XVI. En ellas se trabaja la agricultura con un sistema de rotación de cultivo y también ganadería. se dio marcha atrás a este proceso pero con diferencias. El comercio con América y con África no resultaba deficitario pero se importaba más de lo que se exportaba y el comercio de bienes de lujo achicaba el mercado dado que el grueso de la población no podía comprar dichos bienes. En Italia se cultivó tanto en el norte como en el centro y en el sur. el aumento de la población y el reclamo constante de los campesinos. Al destruir al campesinado se destruyó con él el consumo de un mercado interno que era condición sine qua non para una estabilidad económica dentro de ese mismo mercado que se extendía rápidamente y que no tenía una estructura para sostenerse en el tiempo. Pero en el este del río Elba estaba pasando algo totalmente diferente. Aquí estaba sucediendo el proceso de refeudalización de la agricultura.Esta nueva forma de producir trajo tuvo como consecuencia la expulsión de los campesinos de las tierras y ahí donde antes vivían 40 personas ahora sólo vivía el señor con su rebaño. Las consecuencias de esta forma de expansión económica que no sólo tenía como objetivo la disminución de la población de la edad media sino la acumulación de riquezas por parte de los señores desembocaron en grandes contradicciones que acrecentaron la crisis que terminaría por estallar en el siglo XVII. Las tierras que antes eran comunes y que todos tenían derecho a poder trabajarlas. ahora están cerradas en manos del señor. Quien terminó sufriendo la peor . En Alemania se lanzaba a un proceso extensivo de la agricultura excepto por algunas regiones en el bajo del Rin donde comenzaron a producirse algunos cultivos intensivos. El oriente por su parte comercializaba productos de poco interés para el pueblo occidental. El comercio ultramarino acabó por demostrar que esta expansión miope sólo pudo conducir a una sola cosa. “La refeudalización de la agricultura de Europa centro-oriental constituyó el contraste respecto del seguimiento de la agricultura comercial en Inglaterra. lo mismo ocurría con los productos occidentales para el pueblo oriental. comenzando a producirse los primeros enclosures. la que estallaría finalmente en el siglo XVII. la crisis. inclusive en Sicilia. momento clave en el proceso de la transición del feudalismo al capitalismo.(…) su punto de referencia no era ya la propiedad feudal sino el mercado mundial” (Kriedte 1982:45).

la modificación de ciertas prácticas de acumulación de poder en sectores específicos de la iglesia y la instalación de instituciones educativas dirigidas a los . a la mitad del siglo XVI. religiosos. (Tenenti 2003:74) La maciza estructura social y mental de la sociedad europea dejaba entrever. hay indicios de rendimientos decrecientes y escases de alimentos (…) que preludian las hambrunas y epidemias del periodo de crisis” (Hobsbwm 1983:36). Estas medidas (adoptadas inmediatamente por España. las acciones desarrolladas por la Iglesia católica pueden ser sintetizadas en lo que fue la contrarreforma. hacia el final del periodo. hondas rupturas internas en las áreas política. para hacer frente a la propagación del protestantismo” (2003:101). el reconocimiento de la coexistencia de diferentes creencias e ideas sobre las religiones y la necesidad de tolerancia ante ellas (2003:90-91). Siguiendo a Tenenti. fieles. los sacramentos. producidas a partir de la inauguración del Concilio de Trento en 1545 convocado por Pablo III. Es así como. la preservación de la Iglesia. Portugal e Italia luego ser aprobadas por Pío IV en 1564) tuvieron como objetivo por un lado. tanto al interior de la Iglesia católica como en las diferentes manifestaciones protestantes. “el conjunto de medidas eclesiásticas e iniciativas político-religiosas promovidas en gran parte por la Iglesia de Roma. y por otro lado. cultural y religiosa producto de la Reforma. Esto produjo. y por ella aprovechadas.  “…el volcán de la Reforma no expulsó su lava desde un magma de simple espiritualidad y […] la masa de sus lapilli no fue exclusivamente de naturaleza teológica”. A las discordias sociales y militares se entremezcló la batalla teológica que logró quebrar “el universo compacto y sólido del cristianismo” (Tenenti 2003:90) haciendo aparecer el pluralismo religioso de manera posible y real.parte fue el pueblo “Así. como afirma Tenenti. la distancia entre el clero y el laicado. y el carácter sagrado de la misa. seguidores y laicos se expresaron y reaccionaron ante este fenómeno producto del gran rol obtenido por la iglesia en el campo de la política durante los siglos XI a XVI y el renacido dogmatismo.

siendo máximos referentes de cada una Lutero (Alemania). haciendo especial uso de esta última Lutero.miembros de la iglesia como a los laicos. aún cuando los reparos realizados por una y otra eran distintos. Ahora bien. la relectura de los textos sagrados y su libre examen. por otro lado. Calvino (Francia). oponiéndose principalmente a la justificación por las obras mediante la justificación por la fe (Hill 1972). el sexo y la violencia). Para finalizar es de destacar que tanto la iglesia católica como las manifestaciones protestantes criticaron y apostaron a reformar las expresiones de la cultura popular europea. Y. el sermón popular y el drama) y pecaminosas por los temas que trataban (la carne. su administración y distribución.. los sacramentos. sus críticas respecto de la apropiación exclusiva por parte del clero de los bienes. Las diferentes etapas y formas de las fiestas populares desarrolladas en los espacios públicos y las personificaciones de Carnaval y Cuaresma explicitaban modos de religiosidad popular que el movimiento reformador quiso. con el objeto de difundir. Sin embargo. unidas por caminos que encausaban a los visitantes. Erasmo (Países Bajos) y Zuinglio (Suiza). las indulgencias. debido a que eran consideradas: paganas (objetando las supersticiones. por un lado. por un lado.” (Tenenti 2003:117) y de la transformación de Roma en la ciudad cristiana por excelencia desde el punto de vista espacial y arquitectónico. modificar . y la reafirmación de la centralidad del papel salvador y del ejemplo moral dado por Cristo (Tenenti 2003:77-79). la pretensión de los eclesiásticos de expenderlas y traficar en cierto modo con ellas. Las iglesias se transformaron en los puntos neurálgicos. la necesidad de una experiencia religiosa más íntima y personal. la magia. se sirvieron de la publicación. las manifestaciones protestantes eran más heterogéneas y variadas (haciéndolas menos compactas en comparación con las de la iglesia católica) y planteaban entre ellas sus diferencias. Para ello. purificar y/o. por otro lado. la utilidad de tener un papa. en lo que a las reacciones protestantes respecta. estas también crearon universidades y utilizaron la publicación como una gran herramienta de difusión de las ideas. el voto de castidad. incluyendo los modos propios de instrucción de los jesuitas que comprendían el adiestramiento en una concentración interior para el desarrollo de la espiritualidad.. de la instalación de “un ambiente de vigilancia cultural y de rigidez doctrinal.

1998. Karl. Christopher. La cultura popular en la Europa moderna. 1962. Barcelona. 1982. 92-93. Eric J. Paul. Aguilar. KRIEDTE. Estudios sobre el nacimiento y el desarrollo del capitalismo. de VRIES. La economía de Europa en un período de crisis. MANTOUX. Cátedra. pp. 119-170 (cap. Selección: Tomo I. XVI-XVIII. Madrid. pp.) Crisis en Europa. LANDES (ed.intentando introducir las reformas católica o protestante a los artesanos y campesinos (Burke 1991:296). 295-313 (cap. El capital. Crítica. 891-895. 7: “El mundo del carnaval” y cap.). MARX. La Edad moderna. Alberto. Jan. 1564-1604”.  Bibliografía obligatoria BURKE. 8: “El triunfo de la Cuaresma: la Reforma de la cultura popular”. 257291. México. Ayuso. Peter. 2011. pp. III: “Las modificaciones de la propiedad territorial”). selección). pp. 234-236. Barcelona. 95-97. 3. Siglo XXI. cap. La revolución industrial en el siglo XVIII. Madrid. 1972. 1979. Alianza. pp. XXIV. Peter. “El protestantismo y el desarrollo del capitalismo”. Madrid. 15-71. Alianza. 70-92 y pp. 114-120. HOBSBAWM. Madrid. 1991. 1600-1750. pp. 104-108.. Madrid. 1550-1630. “La crisis del siglo XVII”. Crítica. Vol. 1983. 939-954 (“La llamada acumulación originaria”). HILL. 2947 (“La época de la revolución de los precios”). Feudalismo tardío y capital mercantil. TENENTI. selección). pp. pp. 59-72. 217-222. 2: “La Reforma protestante y los conflictos europeos” y cap. 3: “La Contrarreforma y las potencias protestantes. en Trevor Ashton (comp. en D. 101-112 (cap. .