Está en la página 1de 16

Secuencia de respiración vital en ghatastha

1. En el ghatastha yoga las diversas prácticas de respiración vital producen un incremento significativo no sólo en la capacidad física del individuo sino también en la percepción de su capacidad tanto física como mental.

2. La respiración vital puede definirse como una acción que facilita un conjunto de procesos de autorregulación fisiológica. Constituye el sistema de trasporte primario del oxígeno atmosférico hacia la célula, de acuerdo con las necesidades metabólicas específicas, y el transporte del bióxido de carbono desde la célula hasta la atmósfera.

3. En la mecánica de la respiración vital, los pulmones, ayudados por el diafragma, mueven el oxígeno, el bióxido de carbono y otros gases a través del sistema circulatorio.

4. Como acción paralela, el diafragma ayuda a estimular el sistema nervioso autónomo, ayudando a la circulación y a la digestión en el proceso fisiológico total.

5. En la perspectiva del yoga, a pesar de que la respiración vital es un acto involuntario y natural, a diferencia de otros actos vitales tiene la característica de que se puede trabajar conscientemente. En esta posibilidad de trabajo radica la riqueza de su utilización en los procesos yóguicos.

6. La diferencia fundamental que anotamos frente al prānāyāma es que en la respiración vital no usamos retenciones de aire (khumbakas), que son propios de la técnica avanzada del hatha que veremos más adelante.

7. En la tradición yóguica se ha afirmado, durante miles de años que el control del aliento y/o modificación de la respiración tiene un poderoso impacto en la salud y el bienestar del ser humano.

8. Al respecto, el doctor Hormisdas Alvarado afirma: “Hoy la ciencia médica nos muestra la relación entre la forma en que respiramos y el funcionamiento cardiovascular, la circulación del cerebro, las actividades metabólicas y endocrinas, el tono muscular, visceral y vascular, el drenaje linfático, el flujo sanguíneo arterial, el pH sanguíneo y la homeostasis autónoma”.

9. Lo que es ya una certidumbre para la ciencia occidental es que la respiración yóguica implica una mejora de la función pulmonar e incrementa la oxigenación relativa a los tejidos del organismo.

10. En los textos clásicos del yoga, se ha afirmado que la respiración desarrolla una mayor capacidad de memoria, del control del índice de fatiga y, en general, estimula la vitalidad del organismo.

11. Además, estos ejercicios facilitan una mejora del estado de ánimo; disminuyen la tensión emocional y permiten el control de estados emocionales, tales como la depresión, la ansiedad y la irritabilidad.

12. Las āsanas tradicionales para el prānāyāma son paryankāsana, vajrāsana, ardha sidhāsana, sidhāsana, ardha padmāsana y padmāsana

ā sana, sidh ā sana, ardha padm ā sana y padm ā sana P a r

Paryankāsana

ā sana y padm ā sana P a r y a n k ā s a

Ardha padma āsana

P a r y a n k ā s a n a Ardha padma ā sana

Vajrāsana

s a n a Ardha padma ā sana V a j r ā s a n

Padmāsana

Ardha padma ā sana V a j r ā s a n a Padm ā sana

Ardha Sidhāsana

V a j r ā s a n a Padm ā sana Ardha Sidh ā sana

Sidhāsana

13. La inhalación (púraka) simboliza el camino para la concentración profunda y

la asimilación de la vida.

14. La respiración vital constituye la parte previa al prānāyāma. Es el primer paso para lograr una conciencia de la respiración como camino hacia la salud y la conciencia.

15. La tradición yóguica afirma de la estrecha vinculación entre la conciencia (citta) y la energía vital (prana). Para que esta vinculación sea efectiva los pulmones, el diafragma y los músculos intercostales deben ser entrenados,

a través de las āsanas, con el propósito de que la respiración se mueva rítmicamente y se vuelva completa.

16. Ser consciente de la respiración necesita un método. Éste parte de la visión de que el practicante un día encontrará, de manera natural, los ritmos respiratorios que requiere en cada momento de su vida.

17. Darse cuenta de la respiración necesita una precisión rítmica. La conciencia se “mueve y funde” con el movimiento y, entonces, cuerpo y mente se fusionan.

18. En la inhalación, el practicante modifica la función neuronal del cerebro y todo su cuerpo armoniza el flujo del prana.

expandan

19. Al

inhalar,

debemos

permitir

que

los

pulmones

se

completamente; para ello, debemos evitar ampliar el abdomen.

20. En la exhalación (rechaka) expulsamos el aire tóxico; por ello, el aire que sale de nuestros pulmones se percibe con una temperatura mayor y seco.

21. La exhalación nos relaja. Nos permite el contacto con el exterior.

22. La indicación

lenta y

básica en

el yoga

es

la

de inhalar y exhalar

sistemáticamente con la atención fija en el ritmo de la respiración.

la inhalación y en la exhalación,

tienen relación con los estados emocionales que hacen figura o fondo en

nuestra conciencia.

23. Los diversos tiempos que utilizamos en

24. El objetivo de la respiración vital radica en evitar las disparidades de la respiración y de la presión sanguínea, permitiéndonos la calma y el aumento de nuestra atención y conciencia.

25. Abordemos, ahora, una secuencia completa de respiración vital.

I.-

Primera

parte:

Shat

Karman

(Introducción

a

las

técnicas

de

purificación)

 

1.

Shat Karman significa literalmente “las seis purificaciones”: Shat, seis y Karman, acción pura, purificadora. Son técnicas prácticas de limpieza del cuerpo, que actúan en profundidad y que también purifican la mente y los pensamientos que derivan de ella.

2.

En esta primera parte la presente secuencia se llevan a cabo cinco técnicas preparatorias de purificación (kriyās) que tienen un impacto directo en la salud, ya que facilitan el fortalecimiento del cuerpo en tanto que un sistema que se autorregula.

3.

Estas técnicas de purificación facilitan la eliminación de toxinas y preparan a nuestro aparato respiratorio para un óptimo funcionamiento para asimilar la energía vital.

Vayu Neti

4. Vayu Neti es una técnica tradicional que amplia los beneficios en la respiración yóguica, para ello es fundamental que la nariz esté completamente limpia.

5. El procedimiento es sencillo: levantar el brazo derecho, cerrar con los dedos medio y anular la fosa izquierda, y colocar un pañuelo cerca de la fosa abierta. Bajar y levantar repetidamente el codo derecho, forzando el movimiento y la exhalación para limpiar la fosa nasal derecha. Exhalar con este movimiento un mínimo de 7 veces. Sonamos la nariz y practicamos la limpieza de la otra fosa levantando y moviendo el brazo opuesto.

6. A partir de este momento se puede percibir una mayor afluencia de aire en las narices.

puede percibir una mayor afluencia de aire en las narices. Simh ā sana activa 7. Simh

Simhāsana activa

7. Simhāsana activa o boca del león, con contracciones abdominales rítmicas.

8. La postura de simhāsana requiere que coloquemos los metatarsos activos y nos apoyemos en las rodillas y las palmas de las manos con los dedos extendidos hacia las rodillas.

9. Abrir la boca sacando la lengua; con la boca abierta, concentrar la mirada en la punta de la nariz. Exhalar continuamente el aire por la boca flexionando el tronco hacia abajo, abriendo los ojos y sacando la lengua. En la exhalación no intervienen las cuerdas vocales. La garganta sólo se utiliza para el paso del aire. Inhalar al subir, elevando al final la cabeza. En el proceso, realizar pequeñas contracciones y des contracciones abdominales.

pequeñas contracciones y des contracciones abdominales. Sim ā sana con extensión activa de las piernas y

Simāsana con extensión activa de las piernas y exhalación dinámica.

10. Continuando en la postura de simhāsana vamos a extender primero la pierna derecha atrás del cuerpo, arriba de los hombros, apoyados en la rodilla izquierda y en las palmas de las manos con los dedos extendidos hacia las rodillas.

de las manos con los dedos extendidos hacia las rodillas. 11. Inhalar y exhalar continuamente el

11. Inhalar y exhalar continuamente el aire por la nariz. En el proceso extender la pierna derecha unas diez veces y luego la pierna izquierda. Las exhalaciones son por la nariz de forma dinámica.

Preparación para kapalabhati.

12. En sukāsana o ardha sidhāsana, colocar las manos arriba del ombligo, realizando contracciones abdominales. La barbilla se lleva hacia el pecho, realizando un jalandara bandha.

13. El nombre de kapalabhati se traduce como "limpiar o hacer brillar (bhati) el cráneo (kapala)"

14. Este ejercicio previo al kapalabhati tiene como propósito el fortalecimiento del aparato respiratorio.

15. Gradualmente este ejercicio purifica las vías respiratorias, limpiándolas de mucosidades e impurezas, permitiendo un mejor funcionamiento del aparato respiratorio.

16. Se lleva a cabo una serie de exhalaciones activas, por medio de la contracción de los músculos abdominales, intercaladas con inhalaciones pasivas debidas al movimiento natural de expansión del abdomen por medio de la relajación del mismo con las ayuda de las manos.

17. El aire, en la inhalación, entra naturalmente y sin ningún esfuerzo voluntario, mientras que en la exhalación es a la inversa. Se repite unas 3 veces en series de 10. Debe ser dinámico y continuo en un promedio de 1 exhalación-inhalación por segundo.

en un promedio de 1 exhalación-inhalación por segundo. Trataka: 18. Trataka significa mirar un objeto fijamente

Trataka:

18. Trataka significa mirar un objeto fijamente con los ojos. La base de estos ejercicios consiste en fortalecer los músculos externos del ojo (recto, superior, inferior, laterales, oblicuos y elevadores de los párpados), así como los internos (músculos ciliares, dilatador y constrictor).

19. Esta técnica facilita una mejor actividad del órgano visual, estimulando la circulación de los diferentes líquidos del ojo (humor acuoso, humor vítreo, líquidos del cristalino y sangre en la retina). Asimismo, desarrolla el poder de concentración y la capacidad de enfoque de la mente.

de concentración y la capacidad de enfoque de la mente. . 20. En una de las
.
.

20. En una de las āsanas ya señaladas, la técnica es la siguiente:

a. Realizar de 7 a 9 movimientos verticales con los ojos, de arriba a abajo y de abajo a arriba.

b. Realizar de 7 a 9 movimientos horizontales, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

c. Realizar de 7 a 9 movimientos diagonales, de arriba-derecha hacia abajo- izquierda y de vuelta.

d. Realizar de 7 a 9 movimientos diagonales, de arriba-izquierda hacia abajo- derecha y de vuelta.

e. Realizar de 7 a 9 movimientos circulares, por un lado y luego por el otro, tratando de ampliar al máximo el campo visual.

f. Fijar la mirada en un punto al frente y tratar de no parpadear. Después, llevar el dedo índice al frente y tratar de enfocar un punto lejano y luego el dedo, consecutiva y lentamente.

g. Frotar fuertemente los dedos índices y dar un ligero masaje sobre los párpados que se encuentran cerrados.

h. Abrir de nuevo los ojos con la mirada en un punto al frente y desorbitarlos, separando los párpados al máximo, evitando el parpadeo.

i. Frotar vigorosamente las palmas de las manos produciendo calor. Llevarlas sobre los ojos. Repetir esta operación tres veces.

II.- Segunda parte: Kriyās desde la respiración vital.

Movimiento dinámico de posición del feto y extensión del cuerpo.

1. Esta técnica es tanto un método para la relajación como una adecuada preparación para la respiración vital. Al ser una técnica en movimiento, facilita que las āsanas fijas (sin movimiento) no sean un impedimento al relajamiento y el contacto con nuestras percepciones y emociones.

2. Si bien esta primera técnica nos facilita la capacidad de “desconectarnos” de la actividad cotidiana y “deshacer los nudos” de tensión, constituye además un buen camino para evitar los obstáculos de una práctica adecuada de respiración.

3. La posición del feto (variable de mudrāsana) y savāsana (variante también) constituyen los dos momentos de un movimiento en el que la respiración circular (inhalar y exhalar continuamente sin retenciones) se facilita de manera especial.

4. Recomendamos realizar cinco movimientos con respiraciones solamente por el lado izquierdo; posteriormente cinco movimientos con respiraciones completas por el lado derecho y, al final, cinco respiraciones alternando:

inhalando por la izquierda, exhalando por la derecha; inhalando por la derecha, exhalando por la izquierda y continuando.

por la derecha, exhalando por la izquierda y continuando. Adv ā sana 5. Después del ejercicio

Advāsana

5. Después del ejercicio anterior, tomamos la postura de advāsana, para relajarnos unos 30 segundos sobre el abdomen. Los brazos se ubican sueltos y semiflexionados a los lados del cuerpo, las manos se mantienen relajadas, la cabeza vuelta hacia uno de los lados, ojos cerrados, respiración circular y rítmica. En cada exhalación se relaja más el cuerpo.

Bhujhang ā sana 6. Posteriormente, realizamos tres variantes de bhujhang ā sana: ardha bhujhang ā

Bhujhangāsana

6. Posteriormente, realizamos tres variantes de bhujhangāsana: ardha bhujhangāsana (el cuerpo se apoya en los antebrazos); posteriormente, bhujhangāsana (partir de las manos a la altura de los hombros) y, finalmente, bhujhangāsana (variante) sin presión lumbar (partir de las manos a la altura del pecho).

7. La realización es dinámica: bajamos y subimos los brazos para realizar cada variante de la postura, inhalando y exhalando rítmicamente. Se realizan cinco respiraciones completas sin retenciones en cada variante antes de pasar a la siguiente. Al terminar el ciclo de tres variantes (con quince respiraciones completas) nos relajamos

variantes (con quince respiraciones completas) nos relajamos Viagr ā sana y parvat ā sana kriy ā
variantes (con quince respiraciones completas) nos relajamos Viagr ā sana y parvat ā sana kriy ā

Viagrāsana y parvatāsana kriyā

8. Nos ubicamos boca abajo, apoyados en cuatro puntos: manos y empeines al piso. Las manos se colocan debajo de la altura de los hombros y los muslos permanecen perpendiculares al suelo.

9. Al inhalar se flexionan las rodillas y se curva la espalda levantando la cabeza en la “posición del Tigre”. Al exhalar, se adopta la postura de Parvatāsana, la Montaña Sagrada, llevando el pecho hacia los muslos. El movimiento se realiza cinco veces.

postura de Parvat ā sana, la Montaña Sagrada, llevando el pecho hacia los muslos. El movimiento

Ardha-Kurmāsana y Viagrāsana

10. Para hacer ardha-kurmāsana nos sentamos con las piernas flexionadas, la cabeza en el suelo, los brazos estirados al frente, y los ojos cerrados. Ésta es una excelente postura para aliviar los dolores de espalda y reducir la tensión por exceso de trabajo.

11. Esta técnica se realiza como una secuencia en movimiento, sentarse y estirarse, en ardha-kurmāsana exhalando y posteriormente inhalar en viagrāsana, en esta última postura se curva la espalda y se levanta la cabeza. Realizar el movimiento completo cinco veces.

la cabeza. Realizar el movimiento completo cinco veces. Viagr ā sana y adhomuka svan ā sana
la cabeza. Realizar el movimiento completo cinco veces. Viagr ā sana y adhomuka svan ā sana

Viagrāsana y adhomuka svanāsana en movimiento

12. Nuevamente nos detenemos en Viagrāsana al inhalar y de inmediato realizamos adhomuka svanāsana exhalando exhalando y estirando todo el cuerpo. Posteriormente regresamos a Viagrāsana inhalando, y así sucesivamente durante cinco veces.

ā sana inhalando, y así sucesivamente durante cinco veces. 13. Una vez realizadas cinco series, nos
ā sana inhalando, y así sucesivamente durante cinco veces. 13. Una vez realizadas cinco series, nos

13. Una vez realizadas cinco series, nos detenemos en adhomuka svanāsana exhalando, e inhalamos levantando la pierna izquierda la bajamos y exhalamos en adhomuka e inhalamos nuevamente levantando la pierna derecha. Continuamos el movimiento alternando hasta completar cinco ciclos.

el movimiento alternando hasta completar cinco ciclos. Vivek ā sana . 14. Desde la posición anterior,
el movimiento alternando hasta completar cinco ciclos. Vivek ā sana . 14. Desde la posición anterior,

Vivekāsana.

14. Desde la posición anterior, adelantamos la pierna derecha, apoyando bien la planta del pie en el piso, mientras que la rodilla y el empeine de la pierna y pie izquierdos se apoyan también en el piso. Colocamos las manos firmemente las manos en el suelo empuñadas a los lados del pie delantero con los pulgares apoyados a la altura del dedo grueso del pie. Se inhala y

se exhala profundamente durante cinco ocasiones moviendo hacia arriba la cabeza al inhalar, y bajándola al exhalar.

hacia arriba la cabeza al inhalar, y bajándola al exhalar. Respiración baja, media, alta y completa

Respiración baja, media, alta y completa con diversas āsanas.

15. Primero realizamos sukkāsana y llevamos las manos arriba del ombligo, para realizar una respiración baja. La idea es que nos concentremos en el movimiento de la zona que va del plexo solar al ombligo. No se trata de ampliar el abdomen, sino de facilitar la expansión de la parte baja de los pulmones. Lo repetimos cinco veces.

de la parte baja de los pulmones. Lo repetimos cinco veces. 16. En la postura de

16. En la postura de Vajrāsana o Paryankāsana, llevamos las manos al diafragma para realizar una respiración media. La idea es que nos concentremos en el movimiento de la zona del plexo solar. Se trata de facilitar la expansión de la parte media de los pulmones. Repetimos la respiración media cinco veces.

los pulmones. Repetimos la respiración media cinco veces. 17. Finalmente, en estas mismas posturas (en la

17. Finalmente, en estas mismas posturas (en la postura de Vajrāsana o Paryankāsana) contraemos la parte baja y media de los pulmones y, expandiendo la parte alta del pecho, realizamos la respiración alta. Podemos colocar las manos en esta zona para sentir el movimiento. La idea es que nos concentremos en el movimiento de la zona de las clavículas. Repetimos la respiración alta cinco veces

III.- Tercera parte: técnicas de pr ā n ā y ā ma y mudra desde

III.- Tercera parte: técnicas de prānāyāma y mudra desde la respiración circular (inhalación y exhalación sin retenciones):

Sitakari

1. “Inhalar por la boca produciendo un sonido sibilante, al mantener la lengua entre los dientes, y exhalar a continuación por la nariz; la práctica continuada de ésta técnica vuelve al yogui hermoso como el dios del amor (Kamadeva). (…) Con esta práctica consigue fuerza física y se convierte en maestro de yoga, libre de todas las desgracias terrenales” (Hathayogapradipika, 2.54-56).

2. En este ejercicio, se inhala por la boca y se exhala por ambas fosas nasales. La peculiaridad de este prānāyāma reside en el método de inhalación (purāka). Para ello, hay que abrir la boca un poco, bajando ligeramente la mandíbula inferior y levantando el labio superior un poco.

3. A continuación, se presiona la punta ce la lengua contra los incisivos superiores de tal forma que sus bordes cubren los molares y los premolares inferiores. Esta disposición de la lengua entre las dos mandíbulas deja una pequeña abertura entre los incisivos superiores e inferiores, por donde se succiona el aire en purāka produciendo un sonido similar a “shshshshsh”.

4. Después de completar la inhalación, la lengua se retira a su posición normal en la boca y los labios se cierran. Se retiene la respiración con los pulmones llenos y se finaliza exhalando (rechaka) lenta y profundamente por las dos fosas nasales.

respiración con los pulmones llenos y se finaliza exhalando ( rechaka ) lenta y profundamente por

Sitali

5. “Inhalar a través de la lengua en forma de tubo, como el pico de un pájaro, proyectada un poco por fuera de los labios; a continuación, exhalar lentamente a través de la nariz. Este kumbhaka cura las enfermedades del abdomen y del bazo, entre otras; también evita la fiebre, la tendencia a sufrir trastornos biliares, el hambre, la sed y los efectos de los venenos (Hathayogapradipika, 2.57-58).

6. Es un medio muy eficaz para refrescar el aire y el cuerpo. Es usado, por ejemplo, para bajar la presión arterial.

7. Exhalamos con la lengua curvada o doblada en forma de tubo a lo largo, sacando la punta un poco fuera de los labios. Inhalamos por la boca y exhalamos por la

8. Una vez terminada la inhalación, la lengua se retira a su posición normal en la boca y los labios se cierran. Se exhala (rechaka) lenta y profundamente por las dos fosas nasales.

9. Tanto sitakari como sitali, son dos técnicas utilizadas por el efecto refrescante que se produce al succionar el aire por la boca y no por la nariz.

produce al succionar el aire por la boca y no por la nariz. 10. Fisiológicamente, la

10. Fisiológicamente, la nariz además de la función de respirar también calienta el aire del exterior cuando está más frío que el interior del cuerpo, antes de que penetre en los pulmones.

11. Si el aire está por debajo de la temperatura corporal puede afectar los pulmones adversamente. Estas técnicas deben practicarse en una habitación fresca.

Viloma prānāyāma

12. Viloma significa a contrapelo (pelo = loma), contra corriente, contra la secuencia cotidiana de la respiración. La partícula “vi” denota negación o privación. En esta técnica, la inhalación, o exhalación, se hace con varias pausas. Por lo tanto, el tiempo necesario para completar una inhalación o una exhalación es superior a lo normal.

13. La inhalación y la exhalación no son procesos continuos, sino que se realizan en forma gradual, acompañados de varios intervalos.

Continuar de esta manera hasta que los pulmones están llenos. Exhale lentamente a intervalos hasta que los pulmones estén vacíos.

Chandra bhedana y Surya bhedana

15. Sin hacer el menor ruido, procurar que la inhalación sea lo más profunda posible por la fosa nasal izquierda (mientras tanto, tapamos la fosa derecha). Después exhalamos lentamente por la fosa derecha (con la fosa izquierda tapada).

16. Chandra es la luna, bhedana, que procede de la raíz “bhid”, significa perforar, traspasar, atravesar.

17. En Chandra bhedana, el aire es inhalado por el orificio nasal izquierdo, y el prana pasa a través de idā nādi, siendo luego exhalado por el orificio derecho, que es la vía de pingalā o surya nādi.

18. Asimismo, en su contraparte surya, con el menor ruido intentamos que la inhalación sea lo más profunda posible por la fosa nasal derecha. Después exhalamos lentamente por la fosa izquierda.

19. Suryabhedana es la acción de atravesar o pasar a través (bhedana) del Sol. Aquí la inhalación se realiza por la fosa nasal derecha, desde donde empieza pingalā nādi. La exhalación se realiza por la fosa izquierda, desde donde empieza ida nādi.

20. Estas dos técnicas de pranayama combate la hipotensión, purifica los senos frontales, vigoriza los tejidos pulmonares y previene la rinitis y la cefalalgia y otros tipos de neuralgias.

Ujjāyi

21. Ujjayi significa “victorioso”. Se utiliza para disolver obstáculos físicos y mentales.

22. “Con la boca cerrada, inhalar lentamente por ambas fosas nasales de tal forma que el aire produzca un ruido al pasar por la garganta hacia los pulmones. Se puede practicar en cualquier situación, tanto sentado como caminando” (Hathayoga pradipika, 2.51-53)

23. En ujjayi prānāyāma, el sonido de la respiración procede de la parte superior de la garganta. La parte superior (concretamente, la glotis) debe contraerse ligeramente y el aire, que entra a través de las fosas nasales sin ruido alguno, cuando alcanza la laringe produce un ligero sonido de “viento”. Este sonido sólo debe ser moderadamente audible para el practicante.

24. De esta manera, la fricción del aire así frenado engendra un sonido sordo y continuo, que no se produce ni por las cuerdas vocales ni por el roce del aire contra el velo del paladar, como en el ronquido.

25. La trayectoria tanto para la inhalación como para la exhalación, pero en sentidos opuestos es la misma. La inhalación se inicia en el bajo abdomen y

se mueve hacia arriba, a lo largo del eje espinal; la exhalación es en sentido inverso, hacia el bajo abdomen desde arriba

Nādi Shodana Prānāyāma

26. Se realiza

purificación

prānāyāma más elevado y difícil.

para la

o

limpieza de

los nādis.

Es

el tipo

de

27. Nādi shodhana, consiste en la purificación y la limpieza de los nādis que, en su aspecto sutil, están generalmente atascadas. Esta purificación se alcanza mediante una vida disciplinada, que debe considerar la práctica de āsanas y sus mudrā, la ayuda del prānāyāma, una alimentación adecuada, buena oxigenación, el desarrollo de la voluntad y una vida sana y sencilla.

28. Todo mecanismo de elevación reposa en la purificación de las dos canalizaciones laterales, idā y pingalā, pues, de esta manera, se llega a poner en actividad una fuerza energética que pasa a través del canal de sushumnā en la columna vertebral.

29. Al término de las tres partes de esta secuencia de respiración vital, realizamos tres posturas básicas: savāsana con el propósito de asimilar el movimiento respiratorio que hemos realizado; vajroli mudra para concentrar nuestra energía en kanda y centrar y equilibrar nuestra energía; y, finalmente, apanāsana, para liberar cualquier residuo tóxico en nuestro cuerpo.

Savāsana

Sav ā sana

Vajroli Mudra

Vajroli Mudra

Apanāsana

Apan ā sana

30. En síntesis, el Ghatastha Yoga (constituye un conjunto de técnicas de yoga psicofísica, en el cual la energía, desde el poder de nuestro cuerpo, se

encamina hacia la salud, apoyándose en los aspectos estructurales y funcionales del organismo humano.

Pero el cuerpo degenera pronto en este mundo, como una vasija de barro fresco sumergida en el agua. Fortalécelo con el fuego del adiestramiento (ghatastha-yoga), que vigoriza y purifica el cuerpo. Gheranda Samitha (1:8.)