EL PODER DE

LOS MERCADOS.
Y LOS ESPAÑOLES

Mecanismos, funcionamiento, contradicciones, globalización…

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 1

EL PODER DE
LOS MERCADOS.
Y LOS ESPAÑOLES
Una visión desde la política de los campos de batalla y
confrontación de intereses del sistema en el Siglo XXI.
Funcionamiento, mecanismos, contradicciones...
Mercados, globalización y emergentes un cambio de era.
________________________________________________

„Cuesta aceptar la realidad de que en un momento de deterioro
tan agudo, ante una crisis económica de carácter tan sistémico,
hayamos perdido el control de aspectos decisivos de nuestra vida.
Una manera de reafirmar cierto grado de control
consiste en tratar de comprender qué ha pasado.‟
¡Huy! John Lanchester. Edit.Anagrama
Uno de los 10 mejores libros sobre la crisis.

A Felipe, Miguel.
Y colegas activistas de Almería.

MANUEL HERRANZ MONTERO. Primavera 2013. ‘Arian seis’
La imagen de portada es un cuadro del autor, pintado en 1965.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 2

ÍNDICE
PRESENTACIÓN

5

I - LOS MERCADOS YA EXISTÍAN
1. ESTALLÓ LA BURBUJA. Y VIMOS LOS MERCADOS.
1.1 ¿Qué es la deuda pública? Y el déficit
1.2 La burbuja de crédito. Y nuestra responsabilidad
1.3 Por qué no actuaron entonces
1.4 Continúan las malas noticias
1.5 Las pensiones. Y los tiburones
1.6 Después de la sesión Parlamentaria de febrero 2010
1.7 La deuda española. La deuda privada arrastrará la pública

8

2. Y DE REPENTE ¡PLAF! LOS RECORTES DE MAYO DE 2010
2.1 Toc, toc. Despierta PSOE
2.2 Después del ajuste. Muchos lobos esperan
2.3 Uno se divide en dos
2.4 Y llegó la huelga. Y después, la crisis sigue
2.5 No nos merecemos esto
2.6 España no es Irlanda, pero entonces ¿qué sucede?

25

II –MERCADOS. FUNCIONAMIENTO, MECANISMOS, CONTRADICCIONES
3. EL CAPITAL FINANCIERO AUMENTA SU PODER
3.1 Estados Unidos y alrededores, a comienzos del siglo XXI
3.2 El dinero crece y diversifica sus formas y circulación
3.3 El ahorro mundial es el combustible que utilizan los mercados
3.4 Compañías de Seguros. Planes de pensiones. Fondos de inversión,
Fondos de riesgo, Fondos soberanos...

43

4. RENDIMIENTOS DECRECIENTES FORZARON LOS CAMBIOS
4.1 Tasa de ganancias decrecientes impulsan millones de operaciones
4.2 El crédito fue la palanca sobre la que se apoyaron
4.3 Subprime. Hipotecas basura. Bonos, securitización
4.4 Las finanzas dan un salto. Cambio cualitativo en la globalidad
4.5 Derivados, CDS, CDO… Inmenso y meteórico crecimiento

60

5. VENDER MILLONES DE BONOS NECESITA UNA GRAN INDUSTRIA
83
5.1 Más bancos, más derivados y títulos… más bonus, más leña al fuego…
5.2 ‘The financial crisis inquiry report’
5.3 Las agencias de calificación y su contribución a la locura
5.4 Concentración bancaria, la mayor de la historia
6. NUEVOS CAMPOS DE BATALLA Y CONFRONTACION DE PODERES
6.1 El capital se aleja de la producción real. Dinero crea dinero
6.2 Rápido, rápido…Velocidad e inmediatez, se adueñan de la vida
6.3 El riesgo cambia de consideración
6.4 Turbulencias. Inestabilidad permanente, volatilidad…
6.5 Los Mercados, difuminan identidades y ocultan culpables

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

98

Página 3

III – LOS MERCADOS EN EL SIGLO XXI ALUMBRAN UN CAMBIO DE ERA
7. BALANZAS. EMERGENTES, Y GLOBALIZACIÓN
7.1 Balanzas y Países Emergentes, factores de cambio
7.2 Las desigualdades en un mundo global

115

8. LOS CAPITALES SE ESCONDEN DE LOS ESTADOS
8.1 Los ricos no pagan impuestos ¿Hasta cuándo?
8.2 Multimillonarios del planeta y evasión fiscal

127

9. BANCOS CENTRALES OTRO PROTAGONISTA EN LOS MERCADOS
9.1 Espacio de relación político económica durante la crisis
9.2 El Banco Central Europeo interviene en nuestras vidas

134

IV - EN ESPAÑA. CAMINANDO AL DESASTRE
10. CAPITALISTAS Y MERCADOS NO EXPLICAN TODO
10.1 Capitalistas, mercados. Y nuestros demonios
10.2 Sobre la construcción racional
10.3 La crisis. Y la izquierda. Una carta
10.4 Houston tenemos un problema. O muchos, a la izquierda
10.5 La reforma de las pensiones la hacen los mercados
10.6 La economía global necesita una política global

148

11. LA SOCIEDAD ESPAÑOLA SE DERRUMBA 2011/2012
11.1 La deuda es mucho más que deuda
11.2 La banca europea es parte del problema
11.3 ¿Qué nos pasó? La tormenta perfecta
11.4 Rescate ligero, bancario. O vaya usted a saber. Junio 2012
11.5 Mentiras y cegueras visionarias
11.6 Los caballos se desbocan en el verano de 2012

163

V – LOS PODERES SON DIVERSOS Y MÚLTIPLES
12. CAPITALISTAS, MERCADOS. MEJOR DOS CONCEPTOS QUE UNO
190
12.1 Dos conceptos distintos para mirar situaciones diferentes
12.2 La realidad está en movimiento, nunca lineal, siempre relacionada
12.3 Mercados, globalización y emergentes son el magma de nuestra vida
13. EL PODER POLÍTICO Y EL ECONÓMICO LUCHAN
13.1 El Capital manda. Y el Estado manda
13.2 Política y economía iteran, se relacionan con autonomía

200

VI – EPÍLOGO: AL FINAL DE LA ESCAPADA
14. AL FINAL DE LA ESCAPADA. OTRA ESCAPADA

208

15. ANEXOS: SOPORTES, E INSTRUMENTOS FINANCIEROS

216

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 4

PRESENTACIÓN
Hace semanas, un antiguo y joven colega, Miguel-Felipe, dejó un
comentario en relación a mi escrito sobre la aportación democrática por
parte de los rojos, una de las frases abrió la puerta a otra reflexión, en este
caso, sobre el tema de los mercados y los capitalistas, lo cual es de
agradecer. No deberían interpretarse las opiniones de Miguel como
contrarias a las mías, las suyas estimularon mi curiosidad, y encontré otras
diferentes tomadas de la red, que aproveché. Mis opiniones son reflejadas
en escritos sobre la crisis, -por ejemplo ‘La crisis económica III’, y ‘La
deuda es mucho más que deuda’ - en ellos mantengo como identidad
diferenciadora, que uno de los hilos conductores de la situación que
vivimos, es la complejidad, la diversidad de intereses entre sectores de
capital, grupos económicos y sociales, entre países, las contradicciones en
cada problema y alternativas, la multiplicidad de fuerzas en lucha en cada
proceso,… No me resultan explicaciones suficientemente válidas aquellas
que simplifican excesivamente haciendo aparecer posiciones lineales, lo cual
lleva a una identificación de trincheras limitando los campos a solo dos
bandos. Un ejemplo resumido de mis posturas lo tienen aquí.
Miguel-Felipe escribió lo siguiente: "Pues sí que eran demócratas, lo que no
eran partidarios era de que el poder se les diera es decir a los
capitalistas, hoy diríamos muy finamente a los mercados. Eran
demócratas que querían el poder para el pueblo."
Me pareció interesante aclarar la definición capitalistas vs mercados,
porque la mayor precisión en los conceptos permite comprender y definir
mejor la realidad, por consiguiente debería ser de mayor utilidad para
actuar sobre ella. Referenciar todo con un mismo término, querer explicar lo
que ocurre ahora de la misma manera que hace 100 años no resulta de
utilidad, encerrar demasiadas cosas en el término capitalistas y pretender
aclarar la diversidad existente con el mismo concepto, dejará
obligatoriamente fuera otros muchos aspectos y hurtará explicaciones que
pueden aportar mayor claridad al funcionamiento del sistema y mejor
comprensión de la realidad concreta y actual que nos toca vivir. Máxime si
en los últimos decenios se producen tal acumulación de transformaciones
globales que provocan un salto cualitativo, un cambio de época,
alumbrando realidades muy diferentes en el funcionamiento del sistema.
Aclarar conceptos comportaba reseñar los profundos cambios que estamos
viviendo, resaltar características diferenciadoras del capitalismo actual
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 5

respecto del existente hace 150 años, o el vivido por nosotros en los últimos
lustros. Los mercados ya existían hace tiempo, disfrutamos de su actuación
desde la integración española en Europa –durante años recibimos de la UE
la mayor ayuda financiera que nunca en la historia recibiera un país, muy
superior al Plan Marshall de EEUU hacia Europa en la postguerraPosteriormente en la eurozona, implantada la nueva moneda al nacer el
siglo, tuvimos oportunidad ver a los modernos mercados financieros actuar
en España, inundándola de euros que muchos enterraron bajo arena y
ladrillos. Todavía no fuimos conscientes de qué hacían.
Dos explosiones simultáneas presentan la actuación de los mercados
últimamente, de sopetón nos daremos cuenta de que tienen enorme
influencia en nuestras vidas; Los estallidos de la burbuja inmobiliaria y de
crédito españolas, y la crisis financiera internacional, nos transportarán a
una nueva situación. Así el trabajo se apoya en cinco partes y un epílogo:
I) Los mercados intervienen en España, batalla que vivimos aquí y ahora
casi sin perspectiva. Experiencias reflejadas del 2010.
II) Caracteriza y define los mercados, comportamiento y mecanismos, sus
cambios acelerados, instrumentos… escrita en la primavera de 2013.
III) Mercados, Globalización y Emergentes. Nuevo magma que alumbra un
cambio de era. Sistema de obtención y acumulación de riqueza, balanzas
externas
y
bancos
centrales
complementan
aclaraciones.
Los
multimillonarios escapan de los estados y huyen de las desigualdades que
generan, explotación, paro, injusticia, hambre, miseria,…
IV) De vuelta a España. No todo se puede explicar utilizando ambos
conceptos, sumergidos en la lucha de múltiples poderes e intereses, están
la corrupción, la podredumbre y abandono social, los pelotazos, el
amiguismo; y la derechona, nuestros demonios.
V) Los poderes son diversos y todo es un conjunto de múltiples
interrelaciones, contradictorias y cambiantes.
VI) Y un epílogo. La nueva situación sobrevenida, plantea problemas a la
actividad política de gobiernos, partidos y activistas sociales, que deben
actualizar teorías y formas de lucha, ya que gran parte de contenidos y
formas quedaron obsoletas para impedir una regresión, e inoperantes para
producir cambios hacia adelante. La Crisis, realmente es la guerra que
estamos librando por el cambio de época, y las fuerzas de izquierda y
progresistas están mermadas. O viceversa, precisamente, porque estaban
debilitadas, es por lo que aquí retrocedemos más que en otros países.
Manuel Herranz Montero, primavera de 2013.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 6

I PARTE
LOS MERCADOS YA EXISTÍAN

RICARDO VERGÉS ESCUÍN

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 7

1. ESTALLÓ LA BURBUJA. Y VIMOS LOS MERCADOS
Lo que ocurre en todo lugar está influido por cuestiones generales y por las
particulares del propio sitio, causas diversas y grados de influencia con
diferente peso, pero nos equivocaríamos si para comprender nuestros
problemas sólo pusiéramos la lupa en lo local y olvidáramos lo global. Y a la
inversa. Toda realidad está multirelacionada, cualquier problema social es
imposible explicarlo con una frase y atribuirlo a una sola causa y menos a
una sola persona. La crisis mundial que vivimos, comenzó en EEUU, cuando
su sistema financiero se tambaleó y con él el sistema mundial. Los bancos
habían concedido miles de millones en hipotecas a personas sin capacidad
de pago y por encima del valor de las casas que los soportaban.
Posteriormente esos créditos fueron titulizados, (nominados en papelitos) y
después de troceados, vendidos por todo el planeta, a bancos, fondos,
empresas y particulares. Nadie sabe, aún hoy, cuanto de esa basura tiene
en sus balances cada banco del planeta, nadie sabe cuántas pérdidas no
reconocidas siguen existiendo.
Mucha gente en lugares distintos, vivía por encima de sus posibilidades, ello
quiere decir que consumía por encima de lo que tenía, para lo cual pedía
créditos. Cuando el castillo de naipes se derrumbó, afectó al planeta entero,
ningún gobierno ninguna institución internacional, (FMI, OCDE, Banco
Mundial) se percataron del desastre. De repente el crédito desapareció de la
escena mundial, nadie sabía cuántos bancos estaban afectados por
pérdidas, no se conocía quienes compraron esos títulos que no valían nada.
El precio de los activos mundiales se desplomó, el sistema entero se
tambaleó, el mundo estuvo al borde de una catástrofe, y entramos en la
mayor crisis desde 1929. Culpar a una sola persona por esto, es cómodo,
pero poco útil. Decir aquello de „conmigo no habría pasado‟, es cuanto
menos pecar de ignorancia supina.
Cuando el sistema financiero explota en EEUU, las constructoras e
inmobiliarias españolas, ven rota su estrategia de abandono lento del sector
inmobiliario, que ya estaban practicando. Habían empezado a diversificar
inversiones tomando posiciones en otros sectores y en otros países.
Siempre a crédito y soportado en las garantías de solares y cientos de miles
de viviendas no vendidas que aumentaban cada día, hasta llegar a pasar del
millón y cuarto hoy. Tengamos en cuenta que hace dos años, varias
decenas de miles de viviendas se consideraban vendidas, cuando solo
estaban señalizadas por los especuladores a corto. Así lo que empezó
siendo una crisis en el sector financiero se trasladó a la economía
productiva o real.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 8

Excelente artículo el 29/11/09 „La banca, todavía. Joaquín Estefanía‟, en el
cual destaca que: El director del FMI ha vuelto a llamar la atención sobre los
problemas de la banca mundial porque los bancos no hayan reconocido
todavía en sus balances la mitad de las pérdidas que tienen. Dice que el
FDIC en EEUU, equivalente al Fondo de Garantía de Depósitos español,
señala la existencia de 500 entidades con problemas graves para ser
intervenidas y vendidas a precio de saldo, en lo que va de año han
quebrado 124 bancos. Dice que Reino Unido y Alemania, han nacionalizado
bancos, han gastado, a escondidas, miles de millones en sujetarlos, y que
pueden sufrir miles de millones de pérdidas adicionales.
¿Qué es la deuda pública? Y el déficit
Para empezar debemos distinguir entre dos conceptos diferentes, como son
déficit y deuda. El déficit es la diferencia entre un gasto mayor que un
ingreso referido a un ejercicio, en general el déficit público será la diferencia
entre ingresos por recaudación de impuestos y gastos de todo tipo en un
presupuesto anual. Este es el concepto que está aumentado a gran
velocidad en España, y otros países, por menores ingresos en la
recaudación resultado de la menor actividad económica y mayores gastos
como consecuencia de ayudas sociales.
Los déficit públicos deben financiarse con recursos que no tenemos, si
gastamos por encima de lo que ingresamos hay que sacarlo de otra parte,
hay que pedir préstamos con garantía de compromisos de pago del Estado,
emitiendo deuda pública, generalmente Bonos y Obligaciones a medio y
largo plazo y Letras del Tesoro a corto. Por los préstamos pagaremos
intereses a los compradores (tenedores) de esos títulos. La deuda es el
acumulado histórico de dinero que debemos. Así que la deuda pública será
el dinero que debe el Reino de España. (Así nos llamamos). Normalmente
es referida a porcentajes del PIB, para poderla comparar con otros países y
para determinar si es mucha o poca al relacionarla con la posibilidad de
generar riqueza anualmente de un país. Lógicamente si se producen
aumentos de déficit, la deuda irá creciendo, como sucede ahora.
Mucha gente desconoce que España es uno de los países que menor deuda
pública tiene, de Europa y del mundo, reducida sistemáticamente en estos
últimos años de bonanza económica. Con datos referidos a 2008, podemos
ver la deuda pública de los grandes países europeos en porcentaje del P.I.B.
fecha que ya recoge una fuerte subida por la crisis.
España...........
Reino Unido....
Alemania.........
Francia............
Italia...............

39.7
55.2
65.9
68.1
105.8

Grecia, en situación de grave peligro, se estima tenga una deuda para este
año 2009 de un 113%, no muy lejos de Italia. Y Japón, otro gran deudor,
tendrá una deuda de alrededor del 200 %. El mayor deudor mundial en
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 9

términos absolutos es EEUU, en términos relativos está en el entorno de
Alemania y Reino Unido. EEUU es quien más dinero debe al resto del
mundo, unos 12 Billones de $, por sus muchos años viviendo por encima de
sus posibilidades, gran parte de su deuda está en manos chinas que junto
con los árabes productores de petróleo son los mayores tenedores de
dólares.
Los préstamos para financiar los déficit, serán difíciles de conseguir cuanta
peor calificación tengamos, y la misma dependerá de la cantidad de deuda
en relación al PIB y de la inseguridad en su devolución, sopesando también
la velocidad de crecimiento de la misma, los déficit, ya que de un año a otro
puede doblarse su porcentaje con los fuertes déficit actuales, como por
ejemplo es el caso del Reino Unido. El trabajo de calificación de países,
empresas o Comunidades Autónomas, lo realizan agencias como Moody’s o
S&P, los engañadores de las hipotecas basuras y otros ‘productos de
ingeniería financiera’, causantes directos de la crisis en la que estamos
instalados. Una calificación de seguridad dada por ellos desvía cantidades
enormes de fondos en esa dirección y una duda sembrada por los mismos,
supone elevados costes, en el caso del que hablamos habrá que devolver
los préstamos con intereses superiores.
Quiero terminar recogiendo una frase de Ángel Laborda, director de
coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros, que refiriéndose a las
agencias de calificación decía en un ‘artículo de 13/12/09’
…„‟No parece muy racional que cuestiones tan importantes dependan de
informes y calificaciones de agencias que, si tuvieran un poquito de
vergüenza, lo menos que deberían hacer es disculparse por haber
coadyuvado en grado máximo a provocar una de las mayores crisis
financieras de la historia.‟‟…

Cuadro de Ricardo Vergés

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 10

La burbuja de crédito. Y nuestra responsabilidad
En España se acumularon excesivos créditos, medio BILLON €
(500.000.000.000), las empresas del sector inmobiliario español, como
nunca antes hicieron en la historia. Una gran parte de recursos del sistema
fue desviada a un sector productivo desatendiendo otros. Concedidos por la
banca y las cajas, sector privado, no por el gobierno. No conocemos ningún
ejecutivo bancario que haya sido penalizado y la banca española en los
últimos 10 años quebró los patrones de riesgo utilizados hasta entonces,
aumentó desproporcionadamente el número de oficinas y empezó a
conceder créditos hipotecarios del 100% y superiores, del valor de tasación
de la vivienda, que a su vez se inflaba por la carrera especulativa. Durante
toda mi vida, el máximo de préstamo hipotecario que se concedía era del
70% del valor de garantía, con un endeudamiento máximo permitido del
30% del flujo de renta. Esto fue sobrepasado con mucho en EEUU y en
bastante en España.
Los tertulianos y malintencionados siempre olvidan lo evidente, fueron
particulares, empresas constructoras e inmobiliarias y los banqueros los que
aumentaron vertiginosamente los créditos. Muchos empresarios que hoy
gritan contra el gobierno fueron directamente responsables de alimentar la
carrera especulativa. El dinero que se prestó no estaba en España, no había
tanto ahorrado, por lo que la banca española pidió créditos en el extranjero.
Era dinero de ciudadanos de otros países, con lo que se estaba
construyendo y soportando el espejismo inmobiliario. La banca española (al
parecer) tenía pocos ‘papelitos sucios de EEUU’, las famosas hipotecas
basura, que recordemos estaban avaladas como excelentes productos
financieros por las agencias de calificación de riesgos. La misma agencia
S&P que ahora llama la atención sobre el peligro de la deuda española, es
una de las que calificó sobremanera esos productos basura. Pero, ¿quién
controla a los controladores? Minorías que pueden hacer caer la mitad del
planeta. Ese es uno de los problemas pendientes de resolver en esta crisis,
ya que el mercado por sí solo ha demostrado ser poco útil para miles de
millones de personas.
Pero la banca española tiene otro problema, el dinero tomado en préstamo
y derrochado en el negocio inmobiliario, ahora hay que devolverlo y no lo
tenemos. Algunas entidades financieras, mas Cajas que Bancos,
concentraron demasiados huevos en la misma cesta y cuando el sector se
ha derrumbado los escombros han pillado a algunas, que desaparecerán
fusionadas en otras. Esa es la causa de que no haya crédito en España que
afectará todavía durante un tiempo a todos, particulares, empresas y
Administraciones. La tormenta continuará varios años y será compatible con
señales positivas de salida de la crisis, ambas cuestiones pueden convivir un
lustro, un pequeño crecimiento del PIB con mucho paro, porque el
crecimiento será insuficiente para generar empleo que pueda absorber
cifras tan altas de paro. Y todavía faltan, pero se los espera, los invitados
inflación, tasas de interés altas y precios de energía elevados.
Por supuesto la realidad es compleja. Nuestro anticuado modelo de
crecimiento ya no será posible, pero cualquier salida hacia el futuro debería
ser apoyada en sectores intensivos en conocimiento, en valor añadido, por
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 11

tanto menos generadores de empleo masivo. La lucha entre el corto y largo
plazo será enorme en todas las instancias del país ya que una medida
adecuada para el corto puede dañar el largo plazo. En esta situación parece
poco adecuado responsabilizar a un mandatario de lo que sucede o de las
posibles salidas. El terremoto en el que estamos instalados se hubiera
producido con unos u otros, de hecho ha ocurrido así, en unos países con
gobiernos de un signo y en otros al contrario, ningún individuo puede parar
un terremoto y las soluciones poco dependerán de un gobernante u otro.
Nadie sabe qué lugar ocupará cada país del mundo al salir de la crisis en
relación al resto, pero no creo que podamos ver dentro de 5 años la misma
posición relativa que tienen hoy muchos. Unos caerán y otros subirán, para
empezar parece poco descabellado aceptar una caída de España, como una
gran devaluación de riqueza entre un 15 y 30 %. Al igual que parece que
algunos países emergentes, crecerán mas, ya que han sido menos
percutidos que otros desarrollados, probablemente por contar con un
sistema financiero menos avanzado. Esta es y será la realidad de las
dificultades en cualquier ciudad, que no dependerán del alcalde de turno.
Ojalá, fuera tan sencillo como quitar a uno y poner a otro. Lo cual no quiere
decir que no se pueda hacer nada, por ejemplo frenar proyectos y
consolidar solo lo desarrollado, reducir expansión y gastos, no confiar en
financiación alguna.
El deporte nacional, es culpar de todo lo que sucede al gobernante de turno,
lo cual es un error, porque esconde el problema real y por tanto retrasará la
solución. Si no comprendemos que nuestros problemas colectivos tienen
mucho que ver con los problemas globales del mundo poco podremos hacer
para resolverlos, porque cambiar un individuo por otro, no servirá para
nada, si el resto continúa igual.
Nuestra actual sequía de créditos se debe a problemas globales, (y a
nuestros propios problemas) esto hace quebrar miles de empresas que
unido a la burbuja inmobiliaria que se llevó en su día enormes cantidades
de dinero que no vieron otros sectores productivos, han hecho caer miles de
empresas, lo cual ha provocado centenares de miles de trabajadores
despedidos. Ayer, al comienzo de la crisis, el jefe de la CEOE pedía que el
Estado asumiera el papel del mercado que había hecho tanto daño. Ayer, el
mismo individuo, proclamaba a los cuatro vientos que ellos, los
empresarios, son la solución, (lo dijo, lo dijo) siendo en muchos casos los
mismos individuos que nos llevaron a la crisis. Hoy, el mismo jefe de la
patronal reconfirmado por sus colegas, deja en tierra a miles de personas
que habían pagado el pasaje, cientos de despidos en sus empresas,
préstamos impagados, acuerdos incumplidos y enfrentamientos con
banqueros, acreedores, clientes, sindicatos… Así que, ¿éstos van a ser la
solución a la crisis? Menos lobos caperucita.
Si aceptamos que ensalcen a los empresarios por crear empleos cuando las
cosas van bien, en las vacas flacas deberíamos responsabilizarlos de
destruirlos. Si quieren premios en lo bueno, habrá que penalizar en lo malo,
como a todo el mundo. Los excesos de capacidad productiva provocada por
muchos empresarios y analistas financieros, ahora los tenemos que pagar
entre todos, pero las decisiones fueron exclusivamente suyas. Mas grúas,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 12

mas ladrillos, mas puertas, mas casas,… ¿hasta cuándo? El mercado se iba
a regular él solito, nos contaban los neoliberales, el Estado debía
mantenerse al margen, decían. Ellos sabían lo que era adecuado en cada
momento, pero llegó la crisis y recesión, soportada en los excesos de
producción, en el derroche y en las mentiras del mercado nunca auto
regulado, con productos financieros basura, pero que tenían las máximas
puntuaciones de las agencias de calificación, soportado en decisiones de
analistas que seguían echando dinero al mercado inmobiliario… Una parte
de la responsabilidad de la crisis española, digo yo que tendrá que ver con
nuestra clase empresarial, su falta de preparación, su visión cortoplacista
del negocio, su avaricia y falta de apoyo a la innovación y al conocimiento,
su afán desmedido por ganar dinero soportado solo en los bajos salarios su
gusto por la especulación y el pelotazo. En muchos casos han sido gañanes
quienes decidieron el urbanismo de muchas zonas de España. Así que, por
favor integremos en los análisis de la crisis a la clase empresarial española.
Aquí echamos en falta una burguesía emprendedora, amante del trabajo y
del medio ambiente, defensora de la cultura, el urbanismo, el paisaje y el
entorno.
Las causas de la crisis son múltiples, tienen que ver con lo interno, que no
solo es el gobierno de turno, y con lo externo. Tienen que ver con nuestro
modelo económico y con la grave crisis mundial. Modelo económico
determinado por millones de personas interactuando, con el sector público y
privado, con sector interior y exterior, con empresas y trabajadores, y en
largos hitos temporales, que no resuelven frases ocurrentes, que no
arreglaremos sin ideas y proyectos colectivos. La culpa y la penitencia
cristiana poco resuelven, por mucho que líderes de la derecha, como el Sr.
Pizarro –candidato del PP- sigan ofreciendo como única salida a la crisis
„hacer las cosas como Dios manda‟, sin que todavía hayamos leído,
escuchado o visto plan alguno para mejorar la situación, ni del PP en
general ni de Rajoy en particular. Una pregunta que hago cuando escucho
tanto discurso vacío es, ¿en las Comunidades y ciudades donde gobierna el
PP hay menos crisis, menos paro y más créditos, que en las que gobierna el
PSOE? Si en todas partes cuecen habas, el discurso de Rajoy de ‘con
nosotros esto no pasaría‟, se convierte solo en una provocación, de las que
estamos sobrados en este año que comienza y que puede ser peor que el
anterior.
Un detalle de la crisis del sistema financiero mundial: A finales de año
2.009, de los 8.100 entidades financieras de EEUU, hay 2.200 muy por
encima del umbral de riesgo, de las cuales 600 están en peligro de
hundirse. Desde mediados de 2007 han quebrado unas 150 entidades.
(Citado en El País, el 29/11, por Eric Dash de N.Y.T. que lo recoge de
Foresight Analytics, empresa de investigación bancaria de EEUU)
(Manuhermon 'En mi barrio. Alcorcón'. Diciembre 2009)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 13

Por qué no actuaron entonces
Sucedió que los mismos bancos que patrocinaban los estudios sobre la
burbuja inmobiliaria redujeron las garantías exigidas para conceder
hipotecas, aumentaron la concesión de créditos y el número de oficinas, los
mismos que avisaban del desastre se lanzaban vertiginosamente al
cortoplacismo. Economistas y analistas escribieron en los primeros años de
siglo desde ángulos y con ideas diferentes la que se avecinaba.
Gentes vinculadas al PSOE también escribían sobre el tema, incluso en el
programa electoral se recogían ideas transformadoras de producción,
dirigentes y equipos de gobierno parecía estaban al tanto. Muchos lo sabían,
pero no se tomaron medidas y a todos pilló con el pie cambiado, porque
quizás no se previó la virulencia repentina, deseaban que se resolviera por
sí solo, y lentamente.
Si repasamos estudios de entonces encontramos mucha historia, pero todo
fue sepultado por la bronca permanente del PP, cualquier asunto de futuro
se emponzoñaba, era imposible discutir de nada en Parlamentos o
universidades, en medios de comunicación o en tertulias privadas. Hoy es
indiferente quienes hayan provocado la bronca y quienes han caído en el
revoltijo. La política ha mostrado otra vez que los principios sirven poco en
lo colectivo, porque si quieres avanzar tienes que sumar y no desgastar
fuerzas en enfrentamientos estériles entre fuerzas parejas, que será lo que
ocurra si enfrentas principios en combate. Solo con fuerzas dedicadas a
pactos y acuerdos a un lado y otro será posible avanzar o fracasarás en
este país con poderes tan diversificados. No es posible arrasar a los otros,
un tercio de población no puede tapar o derrotar a otro tercio. En política
no solo se trata de querer, de desear, sino de poder, de capacidad para
sumar voluntades y neutralizar o aceptar las otras. No es acertado seguir
aceptando que el presidente, cualquier presidente, ha tropezado porque ha
sido poco izquierdista, o desde el otro lado poco derechoso, simplemente no
hay fuerza suficiente para transformar España en la dirección que gusta a
unos mientras se opongan los otros, sobre todo si las fuerzas son parejas.
En la primera legislatura del PSOE, el Gobierno con su presidente a la
cabeza se enredó en dos temas políticos, muy importantes, las
negociaciones con ETA y el Estatuto catalán, ambos directamente en manos
del presidente, lo cual desgastó fuerzas necesarias para abordar los
cambios económicos estructurales que habían sido detectados y estudiados.
Esta situación desde las filas gubernamentales se agrava por dos factores
inherentes al personaje, al líder.
a) Su excesivo personalismo, el presidente quiso participar en todo, poco
generador de equipos, poco dado a apoyarse en grupos con su propio
protagonismo, estilo que se ha extendido entre los responsables políticos
socialistas de distintos sectores, lo cual aparta en vez de aglutinar, a
posibles apoyos del propio entorno.
b) La falta de discurso, es un grave error permanente, personalmente es
persona poco dada a elaborar discurso político, o apoyarse en discursos de
otros y las dificultades de hacer política sin discurso aumentan, como ocurre
también en la oposición. Nos falta explicar las medidas han dicho en alguna
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 14

ocasión, no, no solo ni exactamente es eso. Los planes, la táctica, tienen
que encontrar sitio en un discurso que muestre la estrategia, el proyecto de
futuro, hacia donde queremos ir y por qué en esa dirección y no otra, que
explique y aclare, que oriente y pueda sumar voluntades, porque las
medidas se vean encajar en un proyecto a largo plazo. (31-01-2010)
Continúan las malas noticias
Querer no es poder, concepto tan conocido por todos parece que se olvidó
por nuestros gobernantes y el Sr. Zapatero está repentinamente
despertando, en Davos y en la presidencia europea, de los sueños de que la
eurozona iba a arrastrarnos rápidamente en su recuperación y aquí
encontraríamos una salida a la situación de crisis antes de sentirse obligado
a tomar dolorosas medidas. La postura del presidente ha sido parecida a
otras recientes de nuestra clase empresarial. Las inmobiliarias quisieron
escapar a última hora del boom, querían salir de la burbuja suavemente, y
que les diera tiempo a recolocar la pasta en otros países y en otros
sectores, también los ejecutivos de bancos y cajas pretendían cobrar los
créditos pendientes antes de que se cayera el edificio, y los especuladores
pensaban vender un día antes, hasta los ayuntamientos pensaban cobrar
elevadas sumas de terrenos y locales y por actividad productiva, lo gastado
con antelación, todos ellos sabían la que se avecinaba a escala país y
apuraron hasta el último momento, esperaban llevarse las ganancias y que
les diera tiempo a salir corriendo de una situación que estaba sujeta con
alfileres y que era por sí misma especialmente desequilibrada. Pero en esto
llegó repentinamente y con enorme crudeza la crisis mundial. Si la tostada
con mantequilla cae…
Podemos enredarnos en discusiones ideológicas varias, pero los problemas
ahora son muy concretos. Los mercados y los organismos internacionales
no se fían de la economía española, ni de sus gobernantes y las presiones
de todo tipo han comenzado a hacernos daño, así el diferencial de la deuda
con el bono alemán, típica unidad de medida, se ha doblado hasta separar
la deuda española de la alemana, hasta un punto, (o 100 puntos básicos).
Esto que parece una tontería, da igual que esté soportado en buenas o
malas razones, supone un encarecimiento de la deuda española, un pago
muy superior de intereses, un derroche de millones a añadir a los miles de
millones de gasto público, supone mayores dificultades para encontrar
financiación, estatal, autonómica y municipal. Supone ver las orejas al lobo
de que no sea posible pagar más salario social, supone empezar a tomar
medidas urgentes y drásticas.
Es demasiado tiempo el que llevamos esperando al dialogo social, sin tomar
medidas, ni por sindicatos ni patronal, ni por el gobierno que estaba
esperándolos. Es demasiado tiempo con enorme gasto social y grave
disminución de ingresos. Así de repente todo lo no realizado en años de
bonanza se agolpa y llama ahora a la puerta y se agrava con lo no realizado
el año pasado y pasará factura enérgicamente. Hay que reducir gastos, ya
anunciado, y hay que aumentar fuertemente los ingresos, la subida de
impuestos está pendiente de anunciar. Es el momento de intentar reventar
la bolsa de fraude fiscal y de incorporar fiscalmente parte de la economía
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 15

sumergida, pero el tiempo apremia y será insuficiente la velocidad para
conseguirlo, por lo que tenemos garantizada una fuerte subida de
impuestos.
Hoy es indiferente que España tenga una deuda pública menor al conjunto
europeo, Alemania o EEUU, ellos son los hijos del dueño y la economía
mundial les tratará de otra forma, al margen sus potencialidades
exportadoras y/o monetarias con el dólar. El asunto es que
internacionalmente España está en el punto de mira, es el centro de
atención y país de muy superior peso que Grecia y Portugal, o que Islandia
o los pequeños países del Este, por eso los nervios repentinos, el aluvión de
noticias de reducción de pensiones, de retraso de edad de jubilación, etc.
Otra vez la economía muestra su cara política, relegando teorías que la
presentan como ciencia aséptica y con vida autónoma. Los vaivenes del
gobierno, los últimos días hasta podrían ser justificables, los nervios que
provoca tomar medidas que no quisieran tomar se entienden, el problema
es que el pasado existe y salta ahora a primera línea y se percibe vivo. Lo
que yo he citado como terrible lucha entre el corto y largo plazo hace mella
en el gobierno. La única salida aceptable de la situación es generar empleo,
porque el paro dilapidará recursos colosales que no tenemos. (Algunos dirán
que se podría hacer una revolución, pero me temo que no dará tiempo a
tenerla resuelta antes de morir).
Las pensiones. Y los tiburones
El tema de las jubilaciones empiezo a descubrirlo hace 10 años, cuando mi
edad y situación laboral me hace prejubilable. Cincuentañeros a la calle era
la consigna de las grandes empresas, salvo para los gerentes de las
mismas, y aunque muchos lo tomaban como una ventaja en sus vidas,
otros éramos contrarios a esas medidas. Los estudios sobre reformas que
planteaban aumento de edad de jubilación y disminución de pensiones y/o
aumento de los años de cotización para percibirlas eran abundantes por lo
menos hace diez años. La base real donde se soportan todos los estudios es
que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente en los últimos
30 años y si antes una pensión de jubilación era percibida durante 5 años,
ahora lo es por unos 15. Y al margen de la formulación teórica de los
estudios, la realidad es que ahora respecto a hace 30 años hay mayor
número de viejos que viven muchos más años al tiempo que hay menos
jóvenes.
Vicens Navarro, es un intelectual español referente para la izquierda y entre
los estudiosos sociales, gran experto en cuestiones de desarrollo social
español, sus libros y muchos trabajos sobre el tema son referencias, el libro
‘El subdesarrollo social de España’ editado por Anagrama en 2006 es una
maravilla. En estos días y sobre el tema de las pensiones ha escrito en su
página tres artículos de obligada lectura.
-La sabiduría convencional sobre las pensiones está equivocada
-Los errores del determinismo demográfico: el caso de las pensiones
-Una vez más, las pensiones
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 16

Lejos de mi intención desdeñar dichos textos, no obstante, creo posible
aportar otra visión, otro punto de vista sobre el cambio de política del
presidente del gobierno. Estos días están siendo bastante turbulentos, el
gobierno lanzó al viento una serie de medidas que a muchos les han
parecido chocantes, a otros desgraciadas, a otros un error, y muy pocos
han manifestado su apoyo a las mismas, aunque existen gentes a su favor.
Mi opinión sobre los anuncios realizados es que el gobierno no quería aplicar
esas políticas que anunció, pero se ha visto obligado a ello por las presiones
internacionales, al igual que se verá obligado a anunciar en el futuro nuevas
medidas altamente impopulares. Y ¿qué son las presiones internacionales?,
pues los inversores del mundo globalizado que han comenzado a atacar la
deuda de España –retiran su dinero, dejan de comprar deuda soberana con
criterios y precios anteriores-, y han hecho subir rápidamente la diferencia
con el bono alemán, nos han encarecido el coste de la financiación española
hasta en un punto (100 puntos básicos, cuando estaba hace poco por
debajo de 50) y lo que es más duro, han seleccionado un enemigo a batir.
La realidad es aquello que nos rodea, y tan real es que España tiene una
deuda pública en relación al PIB menor a la mayoría de países europeos y
Norteamérica, tan real es eso, como el crecimiento vertiginoso del déficit, el
gran aumento del paro y la errática política del gobierno durante estos
años, como la enorme deuda privada española equivalente a dos PIB. De
estas cosas ya he escrito antes y los problemas actuales de estos días lo
que hacen aparecer es un elemento nuevo que nos puede meter en un
torbellino de derrumbes. La especulación internacional conoce los datos,
que aquí y para mucha gente han saltado a la palestra recientemente y
basándose en ellos se ha lanzado a la apuesta contra la deuda española la
apuesta podría ser a que se encarece, en tal plazo. Ahora no se trata tanto
de convencerlos de que no estamos tan mal o de que seremos capaces de
hacer algo para mejorarlo, cuestiones que sin duda habrá que esforzarse en
realizar a toda máquina, pero la apuesta especulativa se mueve con otros
parámetros.
Así, aunque Vicens Navarro u otros tuvieran razón al decir que las
pensiones no están en peligro a largo plazo, cuestión que habrá que pelear
por activa y por pasiva durante años, hoy en una parte del mundo, para el
capital globalizado, esos argumentos tienen poco valor para evitar el ataque
de los mercados a la deuda española. Entre otras razones porque los
inversores, prestamistas, observan que en 30 años hemos duplicado el
número de personas mayores de 65 años y que viven más años que antes,
al tiempo que se ha reducido casi a la mitad el número de jóvenes.
Los mercados han apostado a que la deuda española tendrá dificultades de
colocación y deberá pagar mayores intereses para hacerlo, han apostado a
que aumentará el riesgo de impago de España y que el gobierno no podrá
evitarlo, porque no confían en que sea capaz de liderar y reconducir la
situación de paro y aumento del déficit y que podamos crecer y generar
empleo en varios años, suficiente para garantizar el mayor gasto en
pensiones que se derivará de aumentos de población perceptora de las
mismas y durante mayor número de años. Lo fundamental del asunto para
la especulación mundial, y para el conjunto de los mercados, no es que lo
anterior suceda o no, ello es indiferente en esta coyuntura para aquellos
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 17

mercados, especuladores internacionales, que ya han tomado posiciones en
la apuesta. Entiéndase bien se trata de una apuesta de gestores de finanzas
internacionales contra la deuda española. Este es el juego de la
especulación mundial en las materias primas, en las finanzas
internacionales o en la deuda país, y en la enorme burbuja de deuda
mundial generada para contrarrestar la recesión los tiburones han
encontrado posibilidades de enriquecerse.
Hace muchos años leí de André Kostolany, entre otros ‘Estrategia bursátil’,
‘¿… y que hace el dólar? Editados por Planeta. Kostolany –estudió filosofía e
historia del arte- fue un tiburón del siglo XX que contaba experiencias, gran
especulador e inversor enriquecido y arruinado en varias ocasiones,
apostando en todo tipo de mercados. Las apuestas inversoras podían estar
basadas en buenos estudios, pero todas necesitaban de grandes medios
para salir adelante, normalmente con apalancamiento, de préstamos, y de
cálculos precisos de cuando entrar y hasta qué momento mantener las
posturas, para ejecutar las garantías, porque siempre había otra parte que
apostaba a la inversa y a la que era necesaria vencer. Así cuenta muchos
ejemplos del funcionamiento especulativo, que intentaré sintetizar con este
símil de bancos de inversión que quiebran porque apuestan a la subida de
una materia prima, supongamos cobre, y compran a crédito enormes
cantidades con plazo determinado de venta a fecha X. Efectivamente esa
mercancía puede subir, pero otros bancos, empiezan a vender cobre y lo
hacen caer. La lucha es tremenda y toda ella gira alrededor de una fecha
exacta, el día X, si en esa fecha ha subido, un banco y todos los inversores
que apostaban con él, ganarán enormes sumas, pero otro banco quebrará.
Todo ello girará en torno a conseguir la subida o bajada con límite en una
fecha, después de la cual poco importará que fueran buenos análisis o
malos, porque pueden ser correctos y estar muy bien documentados y ser
verdad que el cobre suba, pero si lo hace al día siguiente de ejecutar las
garantías se habrá producido la ruina y no habrán valido para nada positivo
y sí para soportar el desastre. De ahí la importancia de las dos cuestiones
básicas, el momento oportuno y la otra parte que cubre la apuesta. No
tendrán las mismas oportunidades al combatir el euro, que combatir contra
la demostrada fiereza de los bancos centrales de EEUU o Reino Unido. La
idea de Kostolany, me parece interesante, una vez decidida la batalla contra
la debilidad que se percibe de España, no interesa conocer si podemos o no
mantener las pensiones, que son los argumentos de Vicens, interesa sobre
todo determinar dos cuestiones, si habrá suficiente fuerza en la defensa
inmediata y si el gobierno tiene fuerzas y apoyos suficientes, del electorado,
sindicatos, patronal, y capacidad suficiente de la oposición, para reconducir
la situación y apuesta por que las cifras de gasto, de deuda y déficit, se
mantengan dentro de parámetros previamente determinados en el juego,
que serían los fijados por la euro zona y los criterios del FMI y la OCDE o los
criterios de las agencias de calificación y de grandes bancos e inversores
internacionales.
Claro que también podría salir el BCE a la palestra a mantener la posición
contraria a los especuladores y competir contra ellos para aplastarlos. Pero
esto me parece un sueño, por ahora, porque mira que si algunos de los
especuladores estuvieran cercanos al BCE, no olvidemos que la enorme
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 18

deuda española está prestada por la banca internacional, en gran parte
dinero procedente de Europa y querrán cobrarse caro dichos préstamos. Si
los bancos europeos toman préstamos del BCE baratos, al 1% por ejemplo
y compran deuda país que paga al 5%, hacen buen negocio, y si consiguen
que pague al 10% mucho mejor negocio.
Estas cosas suceden, son realidades, este es el juego que practican los
mercados. Y otras parcelas de realidad serán las medidas a tomar para
conseguir paz social, para asegurar las pensiones, para ser más justos, etc.
Una misma realidad tiene múltiples lados para ser mirada, con infinitos
reflejos que emiten existencias diferentes dependiendo desde donde se mire
y lo que se pretenda. Y encima la realidad se mueve. Quizás convenga
aclarar que los problemas que tiene España no los han provocado los
especuladores, hay una base real en los mismos, los fundamentales, las
bases reales, están dañadas, los especuladores que se aprovechan de ello,
han venido a añadir uno nuevo al cesto de problemas y el que han creado
es tan real como cualquiera de los anteriores.
Después de la sesión Parlamentaria de febrero 2010
Nueva sesión en el Parlamento con la crisis al fondo. Parece que los que
perdieron en las elecciones anteriores, todos menos el PSOE, quieren una
nueva oportunidad cuanto antes. Todos creen que el desgaste del gobierno
les favorecerá. El PP piensa que ganará, IU y UPyD, creen que mejoraran
considerablemente, incluso que podrían ser la bisagra del próximo gobierno,
y los nacionalistas consideran la posibilidad de recuperar su gobierno en
Euskadi y Cataluña. Todos sueñan con mejorar posiciones políticas a costa
de la tormenta que esperan caiga solo sobre el PSOE, pero yo no estoy tan
seguro de que moje solo a unos y no a todos, porque la ciudadanía
empezamos a comprender que estamos ante una de las mayores crisis de
los últimos 70 años y supongo que veremos que aquí no hay un único
culpable, sean personas, o partidos. Los problemas son serios y profundos
como para que los pueda provocar o resolver un gobernante solamente.
Ayer el gobierno, un poco más humilde y necesitado que otras veces, volvió
a intentar pactos que parece son posibles con los nacionalistas, poco
probables con IU y UPyD y muy difíciles con el PP, quien considera otra vez
que desgatará mejor al gobierno desde fuera y dejando caer chinitas que
poniéndose a trabajar alguna vez. Dice el PP que si se bajan los impuestos
ellos aceptarían, pero esta gente ha visto el déficit, la deuda, las presiones
internacionales, pero si los impuestos tendrán que subir. O precisamente
porque lo ha visto, quiere producir mayor desgaste con el populismo de yo
bajaría impuestos mientras la izquierda los sube.
Los nacionalistas parece están dispuestos, parece lógico, tienen que ganar,
política, económica y electoralmente, las medidas a poner en marcha parece
se acercan más a ellos que a IU, que piensa en sufrir mayor desgaste si
apoya al gobierno en lo que creen un giro a la derecha de ZP. Consideran
que si se oponen están realizando una política más de izquierdas y eso les
sumará votos, pero yo me quedo con ganas de ver explicado un proyecto de
medio y largo plazo de salida de la crisis por parte de una fuerza política
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 19

que necesitaría hacerlo y tienen ahora la mejor oportunidad de su historia
para comunicarlo. Al gobierno podría bastarle con los apoyos sindicales a
su izquierda, los cuales parecen tener ideas claras de lo que quieren y el
camino que debería tomarse. Cuando se escucha a ambos líderes sindicales
se aprecia un discurso elaborado. Su apoyo para el gobierno podría consistir
en evitar el enfrentamiento abierto (la huelga general) y lograr un marco
social de acuerdos con la patronal que han comenzado después de 2 años
de retrasos. De UPyD, sabemos muy poco, ¿alguien conoce proyectos sobre
salidas de la situación? La gran esperanza blanca para muchos, al no estar
quemados por labores de gobierno parecen limpios y no gastados, pero me
temo que aparecen demasiado insípidos, poco comprometidos con la
problemática de un país en crisis que exige planes, trabajos y propuestas,
deberían contarnos que harían por ejemplo con los siguientes problemas:
¿Damos ya por cerrados los apoyos a la recesión para concentrarnos en
contener la deuda y el déficit? ¿o antes hay que generar un gran plan de
empleo?, ¿con qué plazos y qué recursos?, ¿en qué sectores apoyarse
rápidamente? y ¿qué sectores industriales apoyar a medio plazo?, ¿qué
zonas o regiones potenciar?, ¿por qué energías apostar?, aunque contamos
con exceso de capacidad eléctrica instalada, convendría saber cómo vamos
a conseguir mayor eficiencia energética, donde poner el dedo legal para
generar puestos de trabajo?, como reducir el déficit público?, del Estado
central y de las CCAA, de los municipios y el resto de administraciones
públicas, en qué partidas reducir gastos?, por donde aumentar ingresos?, y
eso significa hablar de impuestos…
¿Cómo resolvemos la falta de crédito que está ahogando el funcionamiento
de muchas pymes?, ¿nacionalizamos una parte del sector bancario?, ¿qué
hacemos con las Cajas de Ahorro en situación crítica? y que dirigentes
políticos autonómicos solo quieren fusionar con las de su propia autonomía
que están igual de mal. Y con los activos contaminados, grandes cifras del
sector inmobiliario en la banca española ¿qué hacemos?, ¿hasta cuándo van
a estar tapados sin saber que bancos los tienen?, ¿podemos proteger a todo
el sistema financiero con esa argucia contable o será peor que si salen a la
luz los valores reales de pérdidas? ¿Qué hacemos con las infraestructuras
imprescindibles para crecer y el enorme déficit público que no podrá
destinarse a ellas?, ¿se impulsa con capital privado? ¿Cómo dotamos la
marca España, (marca España que a algunos parece extrañarles, cuando el
asunto es tan viejo como mear), de mayor credibilidad exterior para
conseguir mejores condiciones de financiación?, es decir que podamos
conseguir dinero a menor precio, ¿cómo lograr que el gobierno aumente su
peso político en las instituciones internacionales? Lo cual permitiría influir en
decisiones, como por ejemplo demorar la subida de tipos de interés del euro
que nos perjudicará en estos años y que a Alemania podría beneficiarle… La
lista se podría ampliar, pero como ejemplo nos vale para comprender que
desconocemos la opinión de todas las fuerzas políticas sobre estos temas.
En España somos dados a criticar personas, nos gusta despellejar a la
gente, pero no discutir cuestiones concretas, realidades, queremos creer
que un individuo sea el culpable de todo lo que sucede en la vida porque así
nos engañamos mejor con las soluciones a los problemas, quitamos uno y
ponemos otro y ya está, es como si buscáramos la culpa de las creencias
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 20

religiosas y de esa forma nos escapamos de investigar cómo funciona la
realidad. Se entiende, despellejar personas es más sencillo que estudiar los
problemas, aunque sirva de poco para resolverlos. Otra cosa es que sea útil
para luchar por el poder.
En esta coyuntura, todos a criticar al gobierno, normal. Los ultramedios
(Telemadrid, Veo7, Intereconomía, Libertad Digital…) se ponen las botas, y
el PP, ni siquiera se aparta para que le hagan el trabajo sucio. Ahora bien,
todavía no hemos leído ni escuchado ninguna crítica a los organismos
internacionales como el FMI, con el Sr. Rato a la cabeza –excelso líder del
PP- en aquellos momentos, que no avisaron, que no se percataron de la que
se avecinaba. Tampoco escuchamos a esos ultramedios y oposición, criticar
a nuestros empresarios, a élites financieras, a banqueros europeos, a
grandes y pequeñas inmobiliarias, a los analistas que recomendaban más
leña al fuego inmobiliario, a los que se enriquecieron en estos años de
frenesí y gasto en ladrillos, de créditos que ahora nos están hundiendo, ello
a pesar de que la enorme deuda privada de empresas y particulares, es
cuatro veces mayor que la pública. Este silencio tan escandaloso ya no es
normal. Hoy después de 2 años estamos instalados en un torbellino y para
millones de españoles, se abrió la ventana por la que ven que:
1- Existe una crisis financiera internacional, que ha secado el crédito
mundial y ha hecho desaparecer el dinero.
2- Hay una recesión mundial, la máquina económica se ha parado y
millones de personas han quedado sin trabajo. Con señales poco claras en
algunas partes de estar tocando fondo.
3-

Tenemos

una

crisis

española

que

tiene

varios

componentes:

a) Una parte de la crisis financiera mundial que impide llegar dinero a
nuestro sistema.
b) Una parte de la recesión mundial, que dificulta nuestras exportaciones e
inversiones exteriores, por tanto contribuye a paralizar nuestra maquinaria
económica.
c) Otra parte y muy importante la componen nuestras particulares miserias,
que son varias y profundas, y de las que hablo habitualmente en este blog.
Estas cosas, y la tremenda lucha política por el poder en España, son
visibles desde los mercados internacionales y claro que sí, por supuesto que
especulan, (es inherente a los mercados) a pesar de que les llame tanto la
atención a ultramedios como ‘El Mundo’ que dedican hasta una portada a la
no conspiración. Especulación pura y dura, contra el euro, contra Grecia,
contra España, especulación contra materias primas, contra monedas,
contra deuda pública y/o privada, contra todo lo que tenga problemas y sea
susceptible de moverse rápidamente. (Febrero 2010)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 21

La deuda española. La deuda privada arrastrará la pública
„La deuda externa atenaza a España‟. Era el titular del artículo de El País del
28-02. En él se decía entre otras cosas que la deuda externa, el
endeudamiento público y privado en manos de extranjeros asciende al 167
% del PIB. Y que la deuda total de la economía española, pública y privada,
alcanza el 400% del P.I.B según Analistas Financieros Internacionales
(A.F.I.) o el 342 % según informe de McKinsey Global Institute. Cifra solo
superada por Reino Unido y Japón. (Por cierto, noticias de hoy señalan
ataques a la libra esterlina por parte de los mercados, la especulación va
donde ve debilidades y posibilidad de especular.)
Del informe de MacKinsey, el que refleja menor deuda, en un cuadro del
artículo citado destacan para el caso de España las siguientes cifras de
deuda por sectores: 750.000 millones de € sería la de las instituciones
financieras, 850.000 millones sería de empresas, 1.360.000 millones (un
billón trescientas sesenta mil millones de €) sería la correspondiente a los
hogares, a los particulares, y 470.000 millones la correspondiente al Estado.
En total 3.420.000.000.000, tres billones cuatrocientos veinte mil millones
de euros, que representan el 342% del P.I.B. Un matiz a considerar en las
cifras sobre deudas son las diferencias de unas fuentes a otras, motivadas
por el momento de consideración, por sus movimientos y por diferentes
criterios de medición. Algunas cuestiones que se desprenden de las cifras y
comentarios alrededor de las mismas:
a) La deuda pública española es bastante menor que la deuda privada, pero
para el PP y sus voceros parece no existir la privada, solo se refieren a lo
malo que es el gobierno que nos va a arruinar gastando tanto. Es una de las
menores de Europa, Norteamérica y Japón.
b) La deuda pública española era en 2.008 una de las más bajas del mundo,
390.000 millones, creciendo rápidamente en estos dos años por los déficit
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 22

generados para atender la crisis. Esta velocidad de generación es uno de los
temas que preocupa a los mercados, porque el déficit aumenta la deuda.
c) La deuda pública española generada en estos dos años lo ha sido para
destinarla a los desfavorecidos, parados y planes de expansión de la
demanda para tratar de paliar la crisis. Y también por ayudas al sector
financiero para fortalecerlo y reactivar el crédito y al sector automovilístico
para reactivar la demanda.
d) La deuda pública, comprende la suma del Estado central, la de las CCAA
y Municipios, estas dos últimas en parte controladas por el PP y otros
partidos, además del PSOE. Este es uno de los problemas en el que inciden
los mercados cuando se trata de confiar en su reducción al quedar su
control total fuera de las manos del Gobierno.
e) La deuda pública, es realmente un préstamo a España, se coloca en
bonos a corto, medio y largo plazo, en los mercados, nacional e
internacional, pagando intereses por el préstamo, mayores cuanto mayor
incertidumbre exista. Los pagos de intereses son un mayor gasto público
que suma déficit, y aumenta deuda.
Si ayer comenté sobre la deuda pública, hoy será sobre la privada. El total
de la deuda española, según el informe citado ayer de McKinsey, es de
3.420.000.000.000, tres billones cuatrocientos veinte mil millones de euros.
De los cuales corresponden:
Deuda
Deuda
Deuda
Deuda

Pública
de instituciones financieras
de empresas
de los hogares

470.000 millones
750.000 millones
850.000 millones
1.360.000 millones

a) Lo primero que llama la atención es su enorme volumen, la tercera
mayor del mundo, lo cual quiere decir que en mayor cuantía que otros
pueblos hemos estado viviendo de prestado durante muchos, muchos años.
Comprábamos cosas con el dinero de otros, alemanes, ingleses…
b) Hemos vivido por encima de las posibilidades que teníamos, apalancando
nuestra inversión y consumo, utilizando dinero ajeno, apoyado en la gran
cantidad de dinero y los bajos tipos de interés fomentados desde 2001 por
EEUU, (Greenspan), para salir de la crisis generada por la burbuja
tecnológica, tipos de interés bajos que afectaron también a la recién creada
zona euro.
c) En el caso de España los tipos de interés llegaron a ser negativos durante
años, al considerar la inflación generada superior al mismo tipo de interés,
teníamos dinero gratis y lo dedicamos a enterrarlo en vez de invertirlo en
sectores tecnológicos y de futuro. Donde diablos estaban desde aquellos
años nuestros empresarios, nuestros líderes, nuestros partidos…y donde
están hoy los ultramedios que nunca hablan de esos años, como si la crisis
española hubiera sido provocada por el rayo de Zapatero.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 23

d) Las dificultades para devolver la deuda son enormes y dificilísimo a corto
plazo. Si los tipos de interés del euro suben, (ahora están especialmente
bajos), la situación se complicará todavía más, y tendrán que subir en
cuanto la economía crezca en Europa. Ahora bien, el problema es que
puede crecer en el norte y no en el sur, si la velocidad de salida de la crisis
es diferente en la zona euro las dificultades para nosotros todavía
aumentarán.
e) La deuda de las entidades financieras está generada por los masivos
prestamos ofrecidos por la banca y pedidos por empresas y familias
españolas, gran parte de ellos créditos tomados del exterior ya que aquí era
insuficiente la cantidad de ahorro generado para satisfacer las ansias de
gastos. Con una dificultad añadida, una parte considerable, 350.000
millones, tienen vencimientos antes de 2.013.
f) La deuda de los hogares tiene mucho peso por las hipotecas de vivienda,
lo cual fomentó la burbuja inmobiliaria, (en 20 años la vivienda multiplicó su
precio por 10, una subida del 1.000%) que enterró inmensas cantidades de
recursos en ladrillos y suelo sin destinar recursos a otros sectores del
sistema productivo que mejoraran su capacidad y competitividad, lo cual
hubiera servido entonces y ahora para vender productos en el exterior.
g) La deuda privada tiene que ver con el consumo desaforado, y poco con
inversión en elementos de futuro realizada en España. Por ejemplo, tiene
que ver con los coches comprados, modelos de gamas altas muchos de los
cuales no se fabrican en España, por lo que empeoraban las cuentas
exteriores.
h) La deuda de las empresas tiene un fuerte (la mitad) componente, del
sector inmobiliario, promotoras, constructoras, inmobiliarias, fábricas
vinculadas a la construcción, (de puertas, sanitarios, ventanas, azulejos,
etc.), deuda soportada en gran parte de activos que pueden perder
muchísimo de su valor, como por ejemplo solares y promociones sin
vender. La pregunta que se hace todo el mundo es ¿cómo será posible
pagarlo? Y a quienes prestaron el dinero, por ejemplo entidades financieras
españolas, ¿cómo les repercutirán los impagos?
i) Quedarse con promociones y solares en dación de pago, es una salida
para no perder todo el valor del crédito, pero la caída del precio de esos
activos que hoy figuran en los balances todavía con precios altamente
ficticios, podría provocar reacciones de derrumbes en cadena.
j) Si los activos fueran valorados a precios de mercado el Estado tendría
que intervenir para sujetar al sector financiero y no solo prestando avales
como hasta ahora, tendrían que ser ejecutados, tendría que inyectar dinero
público en las entidades financieras para recapitalizarlas.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 24

2. Y DE REPENTE ¡PLAF! LOS RECORTES DE MAYO DE 2010
¿De repente? De repente no. Son 2 años intensos de sucesos a velocidad de
vértigo en todo el planeta, con reacciones lentas e insuficientes por parte
del gobierno. Pero antes, son 15 años (y gobiernos del PP y PSOE, y
empresarios y analistas, y banqueros y familias…) de ocurrir muchas cosas
algo menos rápidas, en España, y también en otras partes del mundo.
Esas cosas que ocurrieron lentamente durante mucho tiempo, son la base
de muchos (no de todos, también está la crisis internacional) de los
problemas actuales, burbuja inmobiliaria, colosales recursos destinados a
ladrillos que lastran a bancos, empresas y familias, recursos que eran
apalancados, promovido por dinero abundante y gratis, pero prestados por
el exterior, hasta llegar a constituir una de las mayores deudas privadas el
mundo, crecimiento basado en consumo desaforado soportado en
préstamos, abandono de otros caminos de crecimiento, etc.
Y ¿ahora qué sucede? ¿Qué es lo nuevo?, pues que los mercados han dicho
que no nos prestan, los prestamistas no se fían de nosotros, salvo que
demos pruebas, ¿qué pruebas? Las que ellos, que son quienes prestan,
quieren. (Bancos, gestoras y fondos internacionales, no solo los de riesgo,
empezaban a no comprar deuda española y BBVA y Santander ya tienen
demasiada). No olvidemos que ahora nos están prestando para el día a día,
y que si no entra dinero no se podrán pagar subsidios y pensiones y etc. Y
aquí entran las llamadas y conversaciones políticas, que me parecen
normales, (¿de EEUU, Alemania, Francia?). Durante el plan de rescate, con
los 750.000 millones en juego, una conversación del tipo ‘‟Oye Jose Luis los
grifos de pasta se cierran porque no ven reacciones fuertes y seguras por
vuestra parte, la caída de España puede arrastrarnos a otros, si te aprietas
el cinturón contarás con mi ayuda en todo lo que pueda. Pero si sigues por
tu camino ya no voy a poder hacer nada’’.
Toc, toc. Despierta PSOE
Subidas de impuestos. Para reducir un déficit grande, parece razonable
atacar por los dos lados, el del gasto y el de los ingresos. Sobre el gasto,
que es el camino que ofrece resultados inmediatos, parece que conocemos
las intenciones del gobierno, cambiantes respecto a discurso y políticas
anteriores, lanzadas sobre la mesa de forma repentina, ni siquiera puestas
en la mesa de Zurbano de hace unas semanas. Sobre los ingresos no
queda clara cuál es la postura del gobierno de España ni la del partido que
le sustenta. Después del debate en el que escuché al presidente Sr.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 25

Rodríguez Zapatero, he escuchado a Chávez, Alonso, Salgado, De la Vega y
Blanco, lo más granado del gobierno y del partido, y de sus palabras no
deduzco qué postura van a mantener respecto a los impuestos, son un ‘si
pero no’.
Este es uno de los problemas graves que ha mostrado el gobierno en esta
crisis. La indefinición, la ambivalencia, la poca capacidad de hacer público
un discurso coherente y estable que marcara el camino. La verdad es que
este defecto se ve desde el principio del liderazgo de Zapatero y no solo en
esta legislatura, sucede que se ha notado demasiado en los últimos 2 años.
El problema es mayor que ZP, preocupa la postura del PSOE. Como es
posible que no se hayan dado cuenta de la necesidad imperiosa de
funcionar mas colectivamente, con equipos, con planes, con líneas de
actuación contrastadas y conocidas públicamente y hayan dejado
permanentemente la dirección política a un individuo, y daría lo mismo la
individualidad de que se tratara, aunque en este caso particular sea tan
falto de discurso, le hemos visto dando tumbos en muchas cosas, metiendo
la pata demasiadas veces. De los temas de la primera legislatura recuerdo
la negociación con ETA y el tema Estatuto. De la crisis estamos hablando.
Han pasado varios años de crisis ¿y no tenemos un plan de aumento de
impuestos?, ¿no existían planes de disminución de gastos? no me lo puedo
creer. Si dentro del PSOE no hay equipos que hayan facilitado al gobierno y
a la sociedad distintos planes de aumentos de impuestos, es muy serio. No
me puedo creer que con la gente tan cualificada que tienen alrededor, con
los medios e intelectuales que les rodean, no tengan estudios de
recaudación de impuestos que contemplen diferentes escenarios posibles,
en tiempos normales y con mayor motivo en tiempos de crisis. Si existen y
no son conocidos es un tremendo error. ¡España, tenemos un problema!
Desde que comenzó la crisis se ve con claridad que el aumento del gasto
público era imprescindible para contener la sangría, para apuntalar
sectores, para impulsar la demanda y para atender necesidades sociales, y
se apostó por él. Bien. Pero me parece que desde el comienzo era evidente,
desde dentro del gobierno y desde fuera, que las cuentas públicas se
desnivelaban a gran velocidad aumentando gastos y disminuyendo
ingresos, como consecuencia de la caída de actividad económica.
Entiendo las dificultades y variables posibles a poner sobre la mesa, sobre
qué impuestos tocar, con cuales se recauda más, IVA y el IRPF aportan
grandes cantidades y de otras rúbricas son muy pequeñas, entiendo que
subir mucho los impuestos a los ricos puede hacer que se lleven el dinero,
que la masa recaudatoria está en las llamadas clases medias, entiendo los
problemas para definir nuevos impuestos que penalicen y graven
operaciones de riesgo especulativo, entiendo que muchos remedios
impositivos tienen necesidad de ser realizados conjuntamente con Europa
pero me resisto a creer no contemplen variables de impuestos
ejemplarizantes, subidas altas a tramos altos, reflotar impuestos antiguos, o
ideas nuevas que aunque recauden poco, sean moralmente justos, no
puedo entender que todo se fíe al despegue económico para que la
actividad aumente el flujo recaudatorio.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 26

Supongamos que hay varios trabajos sobre impuestos por muchos rincones,
¿será posible que no los tenga el gobierno?, y no me refiero solo a los
ministros, sino a toda la maquinaria político administrativa. Peor aún, ¿será
posible que no hayan sido discutidos?, y si han sido discutidos ¿como es
que no hay un criterio y una línea de discurso público ampliamente
extendida, en el gobierno, en el partido, en la sociedad? ¿A qué se está
esperando para darlos a conocer? A que el líder decida de repente, en un
momento en el que puede estar influido por los acontecimientos del día. Mal
sistema de funcionamiento es ese, en el siglo XXI hay que funcionar con
equipos, imposible hacer algo serio si no es colectivamente, dificilísimo
hacer política sin discurso, sin proyectos, sin planes conocidos. Necesitamos
que el PSOE despierte y empiece a buscar rápidamente alternativas al
actual equipo dirigente.
Después del ajuste. Muchos lobos esperan
Son una pequeñísima muestra de la inmensidad que tiene la red. Los hay de
todos los tipos desde aquellos que dicen que las medidas de ajuste servirán
de poco hasta los que dicen que esto no ha hecho más que empezar, los
que comentan que el plan está bien pero poco estudiado, pasando por los
que avisan de errores políticos de bulto que se habrían evitado
discutiéndolo, dejando la misma profundidad de recortes, los hay que
piensan que desde aquí podemos empezar a caminar. Pero las medidas
anunciadas son para reducir gasto y evitar una situación crítica de impagos
públicos, no son de impulso económico, no son medidas para crecer, que
sería fundamental para evitar seguir gastando. Mas puestos de trabajo,
menos paro, menos gasto social, menos déficit y mayores ingresos
estatales.
Ahora sí empieza a existir percepción social de gravedad, algo que hasta
hace muy poquito en España no existía. (Gravedad por la deuda pública,
aún no transmitida esa sensación por las deudas privadas). Hace muy poco
la mayoría de la gente tildaban de catastrofistas a quienes describían la
situación o analizaban la crisis en la que estamos metidos, a pesar de que
nunca debemos dejar los temas que afectan a todos en manos de unos
pocos, hay una parte de la opinión pública de izquierda que ha dejado el
tema crisis en boca de la derecha, solamente. Ni que decir tiene que los
anuncios de ‘más madera‟ realizados por organismos internacionales
pueden acelerar la percepción de gravedad y entonces sí aumentar la
violencia callejera y empujar las salidas ‘extrañas’ a la crisis. Ahora ya son
muchos lobos esperando sacar tajada de todo, ahora se instalará la crisis
política casándose con la crisis económica y lo siento por los soñadores, de
poco servirá hablar de revoluciones, o de que el capitalismo es muy malo y
salvaje, creo que les viene muy bien a los lobos que se haga abstracción de
todos los problemas y se metan éstos en la nube de las palabras sin
contenido concreto.
El problema real que tenemos es que hay que encontrar salidas concretas a
problemas concretos. La primera y principal pasa porque el partido que
apoya al gobierno despierte de una vez y hable, y escuche, primero entre
ellos, luego con la sociedad, y se pronuncie sobre todas las cuestiones,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 27

incluidas las medidas del gobierno que ellos sustentan, basta de tanta
individualidad y tanto mesianismo y ampliemos el campo de trabajo a lo
colectivo. Son ya demasiadas veces las que hemos leído noticias del tipo
como que los ministros se enteran por la prensa de las decisiones del
gobierno, o similares. Al tiempo que se aborda ese problema, hay que
tomar todas las ideas vengan de donde vengan y ponerse a trabajar con
ellas y encajarlas en un proyecto colectivo y sumar y sumar todo en la lista
de ese proyecto, con firma o sin ella. Y sin escudarse populistamente en
ello, sean grandes o pequeñas medidas hay que olvidarse por una
temporada del manido chocolate del loro, porque 10 es la suma de
1+2+3+4, y tiene un efecto ejemplarizante, de tirón, de solidaridad.
Además no sería la primera vez que de las pequeñas medidas salen grandes
ideas.
La suma debe empezar por el empleo una de las llaves maestras del asunto,
un gran plan de empleo debe ponerse rápidamente en marcha, hay que
conseguir puestos de trabajo, casi como sea, sin empleo no hay reducción
posible de gastos, ni aumento de ingresos, ni iniciativas sostenibles, ni…
hay que aumentar el crédito utilizando todos los recursos estatales de banca
pública mas allá de donde estamos y si hay que crear un 'banco malo',(que
englobe toda la porquería), hágase ya, no dentro de 5 años, y junto con la
batalla contra el fraude fiscal y contra la economía sumergida, hay que
aumentar ingresos por impuestos a los que más tienen, hay que entrar
fiscalmente en las ejecutivas financieras, incluso a los que no los pagan
como la iglesia católica.
Tenemos que racionalizar las administraciones, los gastos duplicados de
ministerios o empresas públicas, barrer asesores autonómicos y
municipales, las diputaciones, las televisiones autonómicas y locales, hay
que reducir gente de consejos de administración para públicos, hay que
evitar salarios cuasi públicos duplicados, reducir y eliminar gastos
internacionales autonómicos y municipales (que despilfarro de Madrid con
su pabellón de Shanghái), hay que apagar luces de edificios, monumentos y
carreteras, con la mitad es suficiente… No podemos perder de vista el futuro
al tomar medidas, pero me parece que no habrá buen futuro sin estabilizar
el presente.
La pérdida de soberanía, es el hueso al que ahora muerde la derecha.
Desde que entramos en la Europa Comunitaria, hemos estado perdiendo
soberanía nacional y al mismo tiempo ganando otra forma soberana, porque
España decide Europa, -o debería decidirla- como todos los estados que
ceden parcelas nacionales para ganar una parcela común. Con la unión
monetaria, cedimos todavía más, todos, en aras de tener una moneda
común, que ha mostrado necesita de políticas económicas comunes, para
fortalecer y evitar terremotos como los surgidos en la batalla por el euro. En
esta batalla el PP, ¿está apostando por menos Europa o es una táctica
electoral? Porque una parte también ha mordido el hueso de la soberanía
sin entender que gran parte de los combates contra los mercados son
imposibles en un entorno nacional, solo encontrarán tratamiento en un
marco superior. Dos meses antes, en marzo escribí lo siguiente:

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 28

‘’La Unión Europea se mueve. Lentamente, pero se mueve. Parece que
está intentando negociar la creación de algo parecido al F.M.I. pero
europeo, Nada como una crisis para empezar a preocuparse de tomar
medidas, y la crisis económica mundial, es buen momento para dar otro
paso adelante en la construcción europea después del Tratado de
Lisboa. Que la UE camina despacio, ya lo sabemos, siempre ha sido así, es
difícil poner de acuerdo a todos los gobiernos y parlamentos con tantos
intereses diferentes, a veces contrapuestos, representados, difícil asumir
acciones comunes con apoyo unánime de todos ellos. Todos saben que
muchas decisiones sería mejor tomarlas por mayorías, sin necesidad de
unanimidad, vale, todos lo entienden, pero no es fácil aceptar que gobiernos
soberanos queden subordinados a un ente común, cuando se tome una
decisión mayoritaria que ellos no respalden.
A la crisis económica global debemos sumar la crisis financiera contra el
euro. Que sí, que hubo especulación específica contra la moneda, y contra
la deuda griega y española, y por cierto contra la libra aunque no esté
dentro del euro, que los ultramedios no se han enterado todavía que los
mercados especulan habitualmente, o es que no es una de las
características de los mercados, ahora va a resultar que los mercados son
colegios de parvulitos y no inversores particulares especulativos, grandes
fortunas, hedge funds, fondos de capital riesgo, fondos soberanos,
aseguradoras, fondos de pensiones, bancos de inversión, etc. todos ellos
dirigidos por equipos de tiburones.
También hubo, hay, y habrá, movimientos políticos contra la moneda única
y la unidad de la eurozona, mucha gente tiene intereses contrarios al euro,
y están los especuladores, pero también podría provocar una mayor unidad
en torno a la moneda única, como muestra el intento de crear un
equivalente al F.M.I. que Alemania y Francia estudian y negocian, porque
son los dos que mas ponen sobre la mesa, y extienden las propuestas para
estudiar y negociar al resto, de crear instituciones y políticas comunitarias
que permitan ayudar a los PIGS, ahora Grecia, mañana quien sabe.
La noticia de hoy es que estudian medidas reguladoras sobre CDS (Credit
Default Swap), instrumentos financieros en teoría utilizados cubrirse contra
un riesgo, para asegurar una posición, pero normalmente usados para
especular contra un riesgo, puesto que permite contratar aseguramiento a
una posición futura de un título (bono español, o cualquiera), sin necesidad
de haber comprado ese título apuesto contra él, que de eso trata la
especulación, de apostar a que sucederá tal o cual cosa en una fecha
definida, sin haberme gastado el dinero del valor de esa cosa puesto que
apalancan inversiones, invierten 5 sobre el valor de 100 en la especulación,
por lo que el resultado es que con poco invertido pueden mover enormes
cifras. En el artículo direccionado se escribe:
„‟El volumen de derivados negociados en mercados no organizados (OTC)
(operaciones extra bursátiles en las que no se da parte a la autoridad del
mercado) ascendió a finales de junio de 2009 a 605 billones de dólares (10
veces el PIB mundial), según el informe del Parlamento Europeo que
promueve "una regulación lo más uniforme y coordinada posible a nivel
internacional".
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 29

Es para estar preocupados aunque las salidas rápidas a la situación que
muchos han previsto, es no permitir tanto apalancamiento, poner tasas
especiales a estos derivados, controlar globalmente estas operaciones,
prohibición de esos instrumentos en algunos casos…No obstante muy difícil
es el tema de domar la especulación, sino se doman los mercados, porque
se inventarán otros productos, otras formas.‟‟
Y en estas se producen los ataques al euro y las reuniones en las que
cambian el signo de la política del presidente Zapatero, reuniones que
modifican el signo de los compromisos económicos de Europa, y comienza
una nueva etapa. Que la UE ha tenido que ver en la postura del presidente
parece fuera de duda, aunque me parece que sin esas presiones los
recortes también se hubieran producido, otra cuestión son los tempos.
Porque el debate de fondo planteado hoy, está en si cortando los estímulos
la economía encontrará fuerza para salir de la crisis, o se meterá en una
recesión pronunciada. Como todo debate teórico se enfrenta a la realidad de
las contradicciones del corto y largo plazo, lo mejor para hoy puede no ser
lo mejor para mañana y a la realidad de las fuerzas suficientes para
mantener unas u otras posturas. Evidentemente en Europa los mercados
globales han ganado esta batalla y probablemente apoyados por opciones
políticas concretas.
Y en estas llegan los recortes presidenciales y mi postura es decir que
estudios sobre ellos deberían haber estado hechos desde hace mucho, en
universidades y medios, en los equipos gubernamentales y en todos los
partidos de oposición y desde mucho antes de la batalla del euro, porque
desde comienzos de la crisis hay que empezar a trazar escenarios y cuando
los gastos públicos aumentaron a gran velocidad había que realizar trabajos
y discusiones sobre recortes. Al igual que deberían ser conocidas las
posibilidades de aumentos de ingresos públicos, desde que empezaron a
caer como consecuencia de la crisis.
Decía ‘hay que tomar todas las ideas vengan de donde vengan y ponerse a
trabajar con ellas y encajarlas,’ lo cual no significa que todas valgan, ni que
todas tengan la misma importancia. Habrá que estudiarlas, ya deberían
estar estudiadas, y ver como encajan en el conjunto, habrá que considerar
aquellas que requieran poco esfuerzo, poca inversión y sean susceptibles de
dar buenos resultados. Pero la idea está clara, hay que estudiar recortes
posibles, a los citados en el post anterior, añado que no podemos mantener
tantas universidades autonómicas y congelar pensiones, no podemos querer
todo en todos lados, aeropuertos por cada esquina y AENA con un déficit de
15.000 millones, el AVE no puede pasar por todos lados, no es posible que
estemos construyendo casi 4 veces más Km. de alta velocidad que Alemania
y Francia juntos, y no tener dinero para pagar a los jubilados, hay otras
fórmulas mucho más baratas de gran velocidad sin ser alta. Se nos ha ido la
olla, hemos querido que otros, los prestamistas, nos paguen esos caprichos.
No es posible gastarse tanta pasta en fiestas, y no pagar la dependencia,
hagamos fiestas sin gasto. ¿Qué pintan 30.000 m2 de alfombra, azul oiga,
en la Gran Vía para pisarla festivamente?, o ¿qué pinta el despilfarro del
pabellón de Madrid en Shanghái?, efectuado por los mismos que tienen la
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 30

mayor deuda pública de una ciudad, Madrid, con 3,3 millones de habitantes
tiene una deuda superior a las 49 capitales de provincia españolas, que
suman 12 millones de habitantes. La mitad de los recortes del gobierno
equivalen a la enorme deuda de Madrid. El problema es que en las
encuestas sacan mayoría absoluta quienes son campeones del gasto
público, Madrid ciudad y CCAA de Valencia, del PP, pero se permiten el lujo
de despellejar al gobierno por su déficit, y al mismo tiempo siguen hablando
de reducir impuestos. Y ahora defienden el gasto social. Pero esta gente ¿se
creerá de verdad que los problemas se resuelven quitando a ZP y poniendo
a Rajoy?
¿Que está fallando en la sociedad española? se critica poco y mal,
confundiendo los insultos con aportaciones a la comprensión de la realidad,
hacemos poca labor didáctica sobre los asuntos concretos, se difunden
muchas ideas abstractas y grandilocuentes palabras y banderas y poco la
identificación de problemas con posibles vías de salida.
Una de los graves dilemas es ¿quién pone el cascabel al gato del mundo
financiero, a los mercados?, tenemos que empezar a hablar de esos
problemas, porque hay que tomar medidas, aquí y en el marco europeo. Y
habrá medidas de futuro que necesiten ser discutidas y conocidas por todos,
pero tiene que haber otras tomadas en el acto, en el mismo corto plazo en
que se efectúan los recortes y el plan de austeridad. Los impuestos
especiales sobre los enormes salarios de los ejecutivos financieros, sobre
sus fondos y planes de jubilación, deben ponerse ya mismo, igual que hace
Obama en EEUU. El poder político, el único poder elegido por la ciudadanía,
no puede ceder y ceder tanta y tanta soberanía al poder económico. El
problema no es ceder soberanía a Europa, como escuchamos en los
ultramedios y el PP, porque Europa somos nosotros. El verdadero problema
es ceder nuestra soberanía al poder económico, al poder financiero.
Uno se divide en dos
Los tiempos están cambiando, a velocidad de vértigo, y así puede suceder
que lo que ayer era válido, para hoy no lo sea. Ocurre con frecuencia que
cada medida que se toma tiene dos caras, como las monedas, ventajas e
inconvenientes y que „uno se divide en dos‟, una posible solución en una
dirección puede abrir un escenario nuevo y crear un problema diferente.
Los recortes, frenarán la incipiente recuperación, y al tiempo abren un
escenario de crispación y enfrentamiento social. Pero ¿quizás no sea posible
una salida de la situación sin recortes?, si alguien lo cree, ¿asumiría la
responsabilidad de paralizar el estado por falta de liquidez al no recibir
préstamos, (por no colocar la deuda)? ¿Cómo explicaría que todos los
países europeos recorten y nosotros no? –La cuestión es dónde hacerlo,
con qué planificación temporal y qué objetivos, consensuado socialmente…Los que como el PP defendían hace meses, la reducción de impuestos,
rebajar ingresos del Estado, como las cotizaciones sociales, reducción del
impuesto de sociedades, mantenimiento de la deducción fiscal por vivienda
en el IRPF, ahora la derogación de la subida del IVA, medidas todas que
hubieran aumentado el déficit público, en un partido que siempre defiende
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 31

la reducción del mismo, (aunque nunca lo practica). ¿Cómo se hubieran
enfrentado hoy a la realidad de los mercados exigiendo su reducción? ,
¿Acaso gobernando el PP habrían entrado millones de € en préstamos que
hubieran permitido el funcionamiento diario del Estado? Es claro que para
Alemania, Francia, Italia, R.U. etc. no hubiera entrado dinero, por eso
recortan. Aunque para el PP de España, para ellos, si hay dinero.
Las inyecciones de dinero público de todos los gobiernos evitaron la
recesión ocasionada por los agujeros creados por los agentes privados,
cuando han conseguido frenar el derrumbe, sin tiempo para la reacción,
para consolidar la situación, los mercados han exigido nuevamente su papel
de vencedor en la batalla, obligando a los gobiernos a tratar el tema de la
deuda pública, que efectivamente es un gran problema, pero sin tiempo a
consolidar la recuperación, reducir gasto público en Europa puede conducir
a paralizar la economía de la UE durante años.
Sin crecimiento económico el peso de la deuda es mayor y hace muy
penosa su disminución. Las enormes deudas de los años 30 y II Guerra
Mundial se absorbían en parte por el crecimiento económico, la inflación
rebajaba su peso, si ahora limitamos en Europa el crecimiento, ésta podría
quedar atrapada y retrasada durante años en el conjunto mundial.
Los problemas son inmensos, esta es la revolución en marcha de esta
generación, uno de cuyos textos básicos a utilizar, es el informe presentado
a la UE por el grupo de sabios, bajo la dirección de Felipe González, en el
cual aparecen sintetizados los retos. Es en las salidas concretas donde hay
que enfrentar las discusiones entre avance o retroceso, entre salidas que
favorezcan mas mercado o mas estado, entre aceptar dar mayor poder a los
políticos o a los financieros, entre mayor Europa o mayor nacionalismo y
autarquía, como increíblemente parece que defiende el PP, a tenor de sus
opiniones. Yo abogo por salidas que contengan mayor poder político y más
Europa y en este binomio que en definitiva supone mas estado, está situada
la batalla política con la derecha actualmente.
A los políticos podemos controlarlos, con leyes actuales o con otras
susceptibles de modificar mediante elecciones y control parlamentario,
están cerca, son conocidos, les vemos y oímos, incluso conocemos su
malicia, y en todo caso tener el enemigo cerca permitirá combatirle mejor.
A los mercados no les conocemos, no sabemos nada de ellos salvo que
harán todo lo posible y a escondidas por engordar su bolsa, el mercado
dejado a su bola es tremendamente injusto e insolidario, y con su
funcionamiento capaz de llevarse por delante pueblos y países enteros.
Quiero más Europa (ayuda a embridar demonios patrios) porque poco
pueden hacer las naciones por sí solas para controlar los mercados y en
particular el poder financiero global que actúa en países, pero está radicado
en paraísos fiscales, lo cual necesita de estructuras de mayor calado y peso
mundial. Haciendo eso podríamos reducir el poder sin límite de las finanzas
globalizadas.
Estas son las discusiones en Europa, creación de organismos de control, de
bancos, de seguros y fondos de pensiones, de mercados de valores.
Creación de fondos dotados por los bancos para su propio rescate, controles
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 32

e imposiciones fiscales que puedan disminuir y graven la especulación,
controles sobre las agencias de calificación, regulación de los gestores de
fondos, regulación de los fondos, transparencia y límites a los CDS (seguros
contra impagos, instrumentos de especulación), etc. Quedan muchos otros
asuntos, que encontrarán mejores salidas en el marco europeo que en el
nacional. Porque devaluar la peseta como hacíamos antes ya no es posible,
y salir del euro, parece una locura. Por ahora.

Der Spiegel. 2010. Campeones Deuda pública.

Der Spiegel. 2010. Deuda pública en relación a producción e ingresos fiscales

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 33

Y llegó la huelga. Y después, la crisis sigue
a) La destrucción de empleo parece que continúa, el ritmo de actividad
económica sigue bajo mínimos y con pocas perspectivas de aumentar. Dice
el INE en sus notas de prensa de septiembre, que la actividad industrial
(IPI) presenta tasas negativas interanuales en todos los sectores salvo
energía. Caen más los bienes de equipo que los de consumo, (las máquinas
para otras empresas). En los indicadores del Ministerio de Economía y
Hacienda se aprecian las graves caídas de 2008 y 2009, mejora de las
caídas corrigiéndose y vuelta abajo en los últimos datos de actividad,
import+export, producción industrial.
b) Las tensiones en los mercados de deuda que habían remitido algo,
podrían volver a reproducirse, (a pesar de la afirmación del Sr. presidente
de que estaban resueltas) empezando para Irlanda y Portugal y
continuando para Grecia y probablemente para España. La visita del
presidente a Nueva York y sus reuniones con grandes inversores y
tenedores de deuda española, podrían haber intentado evitar ventas
masivas y apoyar nuevas compras ante los rumores de rebajar la
calificación del Reino de España.
c) No hay dinero, para nadie. Se acabó, se ha malgastado en estos años
pasados, descomunales cifras que hoy son la deuda privada, familias y
empresas y bancos fuertemente apalancados endeudándose hasta límites
increíbles, sin que nadie les exigiera cuentas ni entonces ni ahora. Es
increíble la falta de crítica social a los bancos y sector inmobiliario y a los
políticos que impulsaron ese tipo de crecimiento.
d) Tampoco hay dinero público, se gastó a montones que no teníamos para
salvar la situación, hasta que nos dijeron basta y dejaron de prestarnos. El
Problema, que nos prestan con fuertes condiciones. Puede llegar a ser peor,
simplemente que presten con mayor coste, que nos cueste mucho más
seguir igual. Y todavía puede empeorar, si no nos prestan.
e) El pago de los intereses de la deuda pública es la tercera mayor partida
de gasto del Estado. Es una sangría, solo por seguir tal cual, no para
dinamizar o mejorar la situación.
f) Sigue siendo probable que algunas administraciones, municipales y
autonómicas tengan problemas serios de pago de salarios. Y encima en los
últimos meses, mientras el Estado central hacía esfuerzos para recortar, las
otras administraciones han seguido malgastando aumentando déficit.
g) La falta de crédito sigue siendo la tónica, que continuará. Los bancos solo
soltarán migajas, porque necesitan recomponer sus maltrechas cuentas,
con tantas locuras como hicieron, apalancamientos y numerosos huevos en
la misma cesta, que ahora no pueden recuperar. Sin descartar nuevas
turbulencias financieras. Si las viviendas de sus balances se contabilizaran a
precios de venta y no imaginarios, sería tremendo, y con un millón de casas
sin vender pocas salidas aparecen salvo derrumbar los precios, o las
viviendas.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 34

h) Y sube la inflación, a pesar del poco consumo, por las materias primas y
petróleo, que después del retroceso de la recesión están en aumento, nuevo
peligro, poco consumo y los precios aquí no se contienen ni bajan, salvo
salarios y cotizaciones que se sumergen.
i) Las exportaciones han aumentado ligeramente, pero siguen aumentando
en gran medida las importaciones. Crecemos poquísimo y somos incapaces
de producir aquí mucho de lo que compramos fuera.
j) La competitividad cae por los suelos, seguimos descendiendo puestos a
gran velocidad en los rankings internacionales, World Economic Forum con
lo que resulta preocupante colocar nuestros productos fuera. Así las
inversiones en educación, en I+D+i, mejoras en productividad, organización
y compromiso, encontrar formas de fabricar y administrar mejor, más
barato y eficiente, resulta imprescindible.
k) Y la maldita reforma laboral seguirá su curso, sabiendo todos que no
creará empleo, porque solo se hizo a destiempo y mal para calmar a los
mercados de deuda y hoy el gobierno no tiene crédito.
l) Y lo que es peor se pretende continuar realizando reformas que marcarán
nuestros próximos 20 años a traspiés, deprisa y corriendo, con un gobierno
sin apoyos sociales.
Solo un gran plan de empleo y reformas, consensuado política y
socialmente podrá sacarnos del pozo. Eso requiere una situación
completamente nueva, probablemente elecciones para poder discutir
pública y socialmente las alternativas y todos seamos conscientes de qué
partida jugamos, requiere, en todas partes, que salgan nuevos equipos,
nuevas energías, nuevas personas, abandono de posiciones propias y tomar
algo de las ajenas. Seguir languideciendo según vamos, es aceptar
enterrarnos, porque no hay mejora en la dirección que llevamos, ni a corto,
ni a medio ni a largo plazo.
La crisis global continúa y no sabemos qué dirección podría tomar, si una
guerra de tipos de cambio, por tanto una guerra comercial, proteccionista…
pero de la crisis española algunas cosas deberíamos saber:
a) La primera de ellas que hay una crisis económica española concreta y
específica, cuyos síntomas eran evidentes desde hace muchos años, en todo
caso similar a la de algunos pocos países y
b) la segunda, que hay una crisis global, que comenzó siendo financiera
internacional y muta, que afecta a España como a muchos otros y que
enlazada con nuestra crisis particular nos afecta empeorando nuestras
condiciones en mayor medida que a la mayoría de países del mundo, y
c) tercera, que todo es relativo. En el pasado, 30, 50, ó 70 años atrás,
vivíamos bastante peor, muchos mayores han conocido penalidades muy
superiores, lo cual no impide que se haya producido y/o produzca un
empeoramiento comparativo respecto al pasado y a otros países.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 35

Muchas cuestiones están oscuras, pero otras no. La realidad poco clara es la
que esgrime mucha gente para generalizar y decir que nadie, políticos y
economistas, sabe nada. Los otros, los lobos dispuestos a saltar a la presa,
solo ven la oscuridad y conocen al responsable, quitándolo estará todo
arreglado, nos dicen. Pero como siempre la realidad es compleja y cuesta
mucho entrar a conocerla e interpretarla, y la pregunta es ¿por qué hacerlo,
por qué esforzarnos en comprender?, pues para poder tener control de
nuestras vidas, para poder tomar decisiones con mayor conocimiento, para
saber que nos sucederá a nosotros y a los que nos rodean en el futuro.
Ojalá los problemas estuvieran generados solo por una persona, o un
gobierno, se cambian y todo resuelto, pero eso es como creer en los Reyes
Magos o que los niños vienen de París, solo sirve para los creyentes, no es
útil para traer niños al mundo, ni para cuidarlos. Tampoco nos vale el ‘ya se
ve la luz a lo lejos’, acompañadas de las criticas por cenizos a los que
muestran sombras, amparados en que nada está claro. Hay cuestiones que
son conocidas, por ejemplo cuando un objeto se tira al alto, caerá, tardará
mucho o poco, no sabremos el tiempo exacto, pero caerá.
Cuando un país tiene durante años, muchos, un déficit en Balanza de
Cuenta Corriente, va perdiendo competitividad, y vende menos al exterior y
compra mas fuera, si aparecen datos un año tras otro de pérdida de
productividad, si constantemente tenemos inflación superior a nuestros
vecinos y socios, durante años necesitará recursos externos para financiar
su actividad. Si en el pasado producía devaluaciones una tras otra para
ajustar estos problemas y ahora con el euro resulta imposible, si además de
generar poco ahorro y por tanto recurrir al exterior lo hacemos pidiendo
descomunales cantidades que llevaron a tener una de las mayores deuda
privada del mundo, préstamos que en vez de destinarlos a mejorar el
sistema productivo, modernizar industrias y negocios, se enterraron entre
arena y ladrillos…
Estas cosas estaban ocurriendo ante nuestras narices, varios gobiernos y
partidos lo vieron pasar, con abundantes datos públicos y notorios. Sin
haber estallado la crisis financiera internacional ya estábamos en un pozo
muy hondo. Y como he comentado otras veces la cabeza la tengo llena de
preguntas, ‘que pasa aquí en la política’, por qué ninguna fuerza política
o social empujó lo suficiente para atajar los problemas. Que pasó desde
antes de nuestra entrada al euro (2001) para generar este desastre que se
fue incubando y del que ahora vemos su explosión. Hay muchos errores
acumulados por parte de toda la sociedad, ahora quiero recordar el
cometido por el Gobierno del Sr. Zapatero negando la evidencia durante
muchos meses. Pero negarla no significa crearla. La ‘bicha’, la crisis
española, ya estaba instalada aquí, pero la actitud del Gobierno y la
complacencia del PSOE taponaron las explicaciones, quitaron del
escenario de la izquierda el debate económico y la necesidad de reformas y
lo dejaron situado en el escenario de la derecha, que se lo apropió y dio las
interpretaciones convenientes a sus intereses. Dieron considerable fuerzas y
armas políticas a la derecha, lo cual no solo es un error infantil, que los es,
es mucho mas, porque muestra una concepción del poder y de la
organización y actividad política erróneas.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 36

El PSOE y el Gobierno, se metieron en un callejón sin salida, no podían
explicar a la ciudadanía ‘la parte de responsabilidad que los gobiernos
Aznar’ tenían en la crisis económica española, porque estaban diciendo que
no había crisis. Si en aquellos años de crecimiento, todo supuestamente
viento en popa no había denuncias de los grandes desequilibrios que
llevaban al desastre, al menos haberlo hecho un poco después. Pero no lo
hicieron, se callaron, luego minimizaron los daños, jugaron con las palabras
para quitar importancia, confiaron en que los Reyes Magos traerían el regalo
de la solución, sin saber por qué, ¿basándose en qué? Y se fueron alejando
del pueblo.
Pasaron muchos meses desde que comenzó el declive con los síntomas que
mostraba el paro y el resultado es que los votantes socialistas creyeron que
la crisis era internacional, una crisis financiera generada en EEUU, y los
votantes del PP que era responsabilidad española y el recurso al tema
extranjero era una disculpa para salvarse el gobierno. (Hay un trabajo muy
elocuente en este sentido, de Víctor Pérez-Díaz y Juan Carlos Rodríguez al
identificar la crisis de una u otra forma, ampliamente sesgada por la
adscripción de voto, del que yo publiqué un ‘breve resumen el 3 de
mayo’. Ni que decir tiene que otros actores entraron a escena,
tardíamente, y la izquierda de más allá por fin aclaró todo, al mostrarnos
que la responsabilidad era del capitalismo y por tanto había que cambiar el
sistema. Lo anterior es muestra de la necesidad de aclarar cuáles son
nuestros problemas y la situación actual de los mismos. En días pasados
hablé de algunos de ellos, y seguiré revisándolos en los próximos, en
general los meto en la rúbrica de ‘grandes problemas’, el paro, la economía
sumergida, la competitividad, energía, necesidad de un nuevo pacto social,
reformas pendientes, fiscal, etc. (2-11-10)
No nos merecemos esto
¿Que habremos hecho para merecer esta oposición ’pepera’? Anoche
escuché a Rajoy en un mitin decir, que los problemas de la deuda son ‘este
gobierno’. ¡Qué majadería!, otra vez. Los problemas económicos de un país
no pueden imputarse a una persona, por muy presidente de gobierno que
sea. Decirlo así, muestra una falta total de comprensión sobre lo que ocurre
en la sociedad, y descalifica para gobernar cualquier nivel. Insistir en esa
supuesta argumentación, es una prueba de pereza mental típicamente
española, y derechista, por simplista, errónea y mentirosa y muestra
equipos de políticos muy poco preparados para hablar en serio de
problemas y soluciones, de diagnósticos y salidas posibles y por tanto, su
incapacidad manifiesta, genera tanta o más desconfianza que el gobierno.
Nunca he leído o escuchado a estas gentes y sus voceros explicar cuáles
son los factores que contribuyen al desarrollo de un país, nunca hablan de
responsabilidades empresariales, ¿por qué se endeudaron tantísimo los
bancos españoles? ¿Por qué tantas constructoras, inmobiliarias y banqueros
apalancaron tanta inversión sin control suficiente? (Desde 1990 hasta 2009
las familias españolas multiplicaron su endeudamiento por 2, las empresas
también lo doblaron y la banca lo multiplicó por 7,5 veces. Ello mientras el
Gobierno reducía la suya. Datos de McKinsey Global Institute.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 37

Cuando ayer escribía que la política tiene un peso en la desconfianza de los
mercados, prestamistas, me refería a cosas como estas, por supuesto que
también afecta al asunto los errores y debilidades del gobierno que suelo
criticar ampliamente aquí, pero el PP no queda al margen de la cosecha de
desconfianza exterior. Desde fuera se ve a la oposición sin programa, ni
discurso, nunca habla de problemas, solo de Zapatero, con malas frasecitas
de humoristas de segunda. Mientras siguen gastando como manirrotos en
las CCAA y Ayuntamientos en los que gobiernan, como Valencia o Madrid,
oposición plagada de corruptos realizando negocios mamando del Estado y
sus instituciones, personajes que campan a sus anchas sin que nadie de su
partido, ni sus electores digan nada.
Los problemas que tenemos rebasan a cualquier gobierno, son amplios y
afectan a toda la sociedad, claro que todos tenemos responsabilidades,
unos más que otros. El PP en el gobierno desde 1.997 al 2.004, nada hizo
por mejorar y sí mucho por emporar, nuestros problemas de exportación,
competitividad, atraso tecnológico e innovación, esos problemas están en la
base y son la rémora de cuanto nos sucede en nuestra crisis interna, la cual
se agravó con la crisis financiera internacional. Para ellos no existen China,
India y el resto de Asia y su galopante crecimiento arrasando el comercio
mundial, solo hay un factor recurrente que lo explica todo, Zapatero.
El PP propició el desarrollo de la burbuja inmobiliaria, arena y ladrillos a
altísimos precios financiados con dinero que no teníamos, no había ahorro
así que pidieron préstamos extranjeros, mientras los ladrillos generaban
puestos de trabajo fáciles, con baja productividad (y también creaba efecto
llamada a inmigrantes, era necesaria mano de obra sin cualificación, al
tiempo potenciaba abandonos escolares), lo cual propició una inflación
superior a la de nuestro entorno, durante los gobiernos Aznar los precios
subieron un 25 %, restando competitividad a la economía española.
Apostar por ese desarrollo implicaba destinar recursos al sector inmobiliario
y hurtarlos a la industria y resto de sectores a modernizar, esa política nos
hundió en la burbuja del crédito especulativo exagerado y sin control del
sistema financiero y particularmente de las Cajas de Ahorros que
gobernaban ellos en gran parte, que gastó y gastó y fomentó y propició,
con leyes y con medidas fiscales, con discursos y con prebendas a los
amigos, a los que vendió empresas estatales, derechos, concesiones de
suelo, TDT, o autopistas, esas a las que hoy tenemos que salvar de esos
negocios que no salieron como esperaban. Según sus propios criterios, los
gobiernos Aznar son directamente responsables de la incubación de la crisis
económica española, pero el Gobierno Zapatero se metió en tal lío
intentando tapar su existencia, mirando solo a la crisis financiera
internacional, que se quedó sin el arma de la crítica a la derecha por su
responsabilidad en el padrinazgo de la crisis española. Que desfachatez la
de estos tipos del PP, que falta de seriedad, que poca responsabilidad. ¿No
hay nadie en la derecha con un poco de sensatez, que pueda contar al
pueblo lo que sucede y ganarse el derecho a gobernar para intentar arreglar
algo?

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 38

España no es Irlanda, pero entonces ¿qué sucede?
¿Por qué estamos sufriendo tanto? Habrá que intentar entenderlo porque
corremos el riesgo de ver a la gente rezando a los espíritus, y no solo a los
religiosos, también a bastantes individuos de izquierdas, entre ellos
periodistas y personajes públicos que llevan las explicaciones a terrenos
morales o de perversión demoníaca de instituciones y personas. Y los
espíritus pueden traernos males mayores, empezando por el populismo.
Desde los anteriores ataques de primavera, los medios y tertulianos de la
derechona han ridiculizado la posibilidad de que los mercados especularan,
culpando de todos los males a Zapatero. Desde la otra orilla se explicaba lo
sucedido por la existencia de especulación. Otra vez el pensamiento
dicotómico español, o blanco o negro. Pero la realidad está en los blancos,
negros y en los grises, contando con unos y otros y la responsabilidad de
todos. Con los mercados sucede lo mismo, asignan y redistribuyen recursos,
pero llevan en su sangre la especulación, no existen mercados sin ella.
El 17 de junio de 2010, yo definía a los mercados de la siguiente manera:
„‟Para entender mejor los mercados financieros, prefiero imaginármelos
como masas de dinero agrupadas en conjuntos de instituciones que
controlan unos gestores que invierten y actúan en algún lugar con cierto
orden. Masas de dinero, que aportan las grandes fortunas, los ricos y
empresas, pero también millones de personas, jubilados británicos,
estibadores alemanes, prejubilados españoles, obreros industriales
franceses, etc. Todos ellos con intereses diversos, aportan ahorros para que
los rentabilicen múltiples instituciones financieras, miles de bancos y
compañías de seguros, con miles de fondos de inversión, (no solo de riesgo,
„of course‟, hay de variados tipos), instituciones distintas con intereses
diferentes, que administran enormes cantidades de dinero, que se reúnen y
actúan en un lugar hoy planetario.
Los intereses de millones de individuos están administrados por unos
cientos, o miles de gestores, habitualmente jovencitos, en ocasiones
funcionarios estatales (en fondos soberanos), que dirigen las decisiones
sobre cientos de miles de millones de dólares y euros, o yuanes, todos con
la finalidad de conseguir mayores réditos para sus operaciones, en función
de los diferentes riesgos. Para altas rentabilidades especulan
constantemente, al alza y a la baja, la esencia del mercado financiero,
aumentando los riesgos no solo de los partícipes, también de monedas y
países enteros.‟‟
Igual ocurre con la maldad del FMI, neoliberal, o de los mercados, que
existe, pero no me explica por qué se dirige hacia España y no hacia
Francia, Alemania, o Italia. Tendremos algo los periféricos y en este caso la
economía española susceptible de llamar su atención, por ejemplo:
a) Los mercados ven una gigantesca deuda privada y una menor deuda
pública, con muchas dificultades para ser pagadas, cuyos intereses
alimentan dicha deuda, porque no hay perspectivas de crecimiento
económico suficiente a medio plazo, por la propia crisis de la economía
española y por la orientación económica actual de la eurozona. Los

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 39

mercados saben por experiencia que las deudas privada y pública se
relacionan e iteran entre ellas.
b) De los recursos del Estado, los mayores gastos son en la actualidad, las
pensiones, el coste del desempleo y el servicio de la deuda.
c) Ven un sector financiero del que desconfían, por su lenta digestión de la
burbuja inmobiliaria y crediticia en la que se enredó estos últimos lustros,
en cuyos balances siguen figurando a precios desorbitados (totalmente
fuera de mercado), muchísimos créditos vinculados al ladrillo. A pesar de la
circular del Banco de España.
d) Observan la lenta y trabajosa reconversión de las Cajas de Ahorro, con
las fuerzas políticas autonómicas entorpeciendo y frenando la limpieza del
sector, vital para hacer fluir el crédito a pymes.
e) Sector financiero español que pidió en julio al BCE créditos por un monto
del 13% PIB, en mejores condiciones que el irlandés, que pidió un 75% de
su PIB, que realizó aquí los test de stress casi a todo el sistema, mientras el
resto de Europa lo hacía a pocos bancos país, lo cual oxigenó estos meses,
test que ahora pierden fiabilidad por el desastre irlandés.
f) Un sector financiero que está sobrecargado de riesgos en Portugal y que
por tanto las penalidades vecinales, que hay que dar por seguras, pueden
ser un factor de agravamiento considerable para nosotros.
g) Las medidas adoptadas por la eurozona pueden favorecer a algunos
países del centro y norte, pero tumban a otros, los periféricos. Euro alto,
una de las monedas que se ha encarecido desde el comienzo de la crisis y
restricciones fiscales que obligan a reducir déficit en muy poco tiempo,
asentarán la atonía y paralización de las economías europeas.
h) Hemos perdido competitividad durante muchos años y se ven pocas
posibilidades de corregirlo sin un gran pacto social, y con 5 millones de
parados y perspectivas de crecimiento al ralentí, todos ven graves
dificultades para salir del túnel.
i) Durante años hemos enterrado nuestros recursos en arena y ladrillos en
vez de destinarlos a sectores de mayor calado competitivo y de futuro que
ahora nos hubieran situado en otras problemáticas, y esto lo hemos hecho
los particulares, las empresas, la Administración Central, autonómica,
municipal y fundamentalmente el sistema financiero español.
j) Algunos de esos recursos están en los bolsillos de pocos miles de
españoles que se beneficiaron y continúan haciéndolo, riéndose mientras
todas las miradas se dirigen al gobierno y nadie los exige responsabilidades.
k) Tampoco tienen particular manía a Zapatero, o al socialismo, aunque
vean un gobierno débil, sin apoyos sociales para acometer cambios
suficientes para encauzar la situación y con una oposición metiendo palos
entre las ruedas, que solo quiere conquistar el poder a cualquier precio.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 40

l) Faltan orientación, medios y unidad política y social, lo cual requiere
liderazgos y me temo que sin explicaciones masivas y a fondo,
acompañadas de elecciones será imposible.
m) Desde fuera también es visible la debilidad política de la oposición para
trazar algún plan de salida con un cierto margen de seriedad, porque
recordemos que lo poco que han dicho ha sido dando tumbos, y
desdiciéndose de sus preferencias y contradictorias medidas.
n) Hay razones objetivas, económicas, en la propia configuración del euro
que posibilitan que los ataques se prodiguen a esta moneda y a las deudas
soberanas de los países periféricos de la misma.
o) Descartemos que los de fuera tengan manía a los españoles, porque la
pasta no se mueve con esos parámetros (alguno habrá), pero si entramos
en esa dinámica taparemos los problemas y no encontraremos salidas. Y
entonces por qué no atacan a Reino Unido o a EEUU?, pues porque tienen
un banco central que salta rápida y contundentemente al contraataque de
los especuladores. Y porque son los hijos del dueño y confían en su
recuperación.
p) Los problemas de la batalla del euro obligarán a aumentar la
interdependencia económico política de la eurozona, a dotar de mayor
rapidez las decisiones de gobernanza y probablemente a establecer un
Fondo Monetario Europeo, amén de agencias de calificación europeas,
política exterior común, ya, devaluar el euro, etc. etc. o no habrá salidas.
(Noviembre -2010)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 41

II PARTE
MERCADOS. FUNCIONAMIENTO, MECANISMOS,
CONTRADICCIONES

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 42

3. EL CAPITAL FINANCIERO AUMENTA SU PODER
Miguel-Felipe, también escribió lo siguiente que amplificaba el reto: "Sobre
lo de Mercados y capitalista. Cierto que podemos matizar, pero el capitalista
como algo "más personalizado" se pierde en buena medida (pero no es
absolutamente despreciable, porque hoy todavía sigue teniendo su
importancia tanto en las fortunas personales-familiares como en gestores)
desde la configuración del capital financiero y el monopolismo y más cuando
son los estados los que actúan como capitalistas ultra-clásicos (no hablamos
ya solo de lo que llamábamos capitalista de estado, también por ej. de los
fondos soberanos). En fin el problema no es el nominalismo sino el
funcionamiento de los mecanismos. Y más problema todavía como decía
el otro es que además de explicar el mundo, habría que transformarlo y
eso..."
Aceptado el reto intentaré aportar datos sobre las diferencias entre los dos
términos, que no utilizaré como palabras sino en cuanto conceptos,
capitalistas vs mercados, que encierran un contenido más o menos preciso
y diferenciado para lo cual mostraré el funcionamiento y mecanismos de los
mercados financieros, con la intención de aclarar este mundo que nos rodea
en los comienzos del siglo XXI sensiblemente distinto al sistema existente
en los años sesenta y setenta origen de gran parte de nuestro bagaje
teórico y experiencia política.
Los paradigmas anteriores quedaron obsoletos, el imperialismo de
comienzos del siglo XX, que analizaron Lenin y Hilferding, es muy diferente
del que vemos un siglo después. Las cosas han cambiado tanto, que no
podemos pretender usar las herramientas de entonces sin más, los cambios
producidos obligan a buscar e introducir elementos diferenciadores. Por
supuesto, en cada momento coexiste lo nuevo con lo viejo, conviven la
escoba y la electrónica, o sus equivalentes, la cuestión será el peso de cada
aspecto para configurar la realidad, ya que no será igual una proporción
30/70 que 70/30. No se trata de ignorar lo viejo y quedarse con lo nuevo,
sino de aceptar la importancia de los cambios y adaptarnos. Así cobra una
dimensión diferente interpretar la frase ‘del pasado hay que hacer añicos‟
que nos incluye a nosotros y nuestros paradigmas, e impulsa a integrar los
nuevos elementos. El mundo no puede funcionar igual antes o después de
que la gran potencia británica cediera su lugar a los EEUU, ni antes o
después de cuándo éstos pasaron de ser el mayor acreedor mundial, a ser
el mayor deudor –„El minotauro global‟, Yanis Varoufakis, Capitan Swing, 2ª
edición febrero 2013-.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 43

Varoufakis desarrolla una teoría sobre el Sistema Global de Reciclaje de
Excedentes, apoyada en los déficits estadounidenses, comercial y fiscal,
financiados por los excedentes conseguidos por grandes exportadores,
Alemania, Japón, China; a consecuencia de las compras de mercancías
efectuadas por EEUU los excedentes entraban en Wall Street y en los bonos
del Tesoro. Mi punto de vista de aquella época -2003- no queda muy lejos
de esta teoría como verán. –Mis diferencias al respecto las mantengo
principalmente en cuanto no acepto la idea de ‘conspiración o planificación’,
del Plan General,-. Una visión de aquellas transformaciones queda resumida
en una parte del trabajo que publiqué en Iniciativa Socialista, -hoy
Trasversales-, número 69, verano 2003, con motivo de la guerra de Irak, y
que copio:
Estados Unidos y alrededores, a comienzos del siglo XXI
„‟Estados Unidos ha invadido Irak,…/… Las preguntas a responder se pueden
condensar en una ¿por qué lo han hecho? Que ha ocurrido en EEUU en el
pasado y que está ocurriendo ahora para conducir a esta situación de
puesta en marcha de políticas más agresivas y duras que antaño.
1.-Antecedentes. Factores económicos.
A finales de la II Guerra Mundial, en 1945 la Reserva Federal de EEUU tenía
en su poder el 80% de las reservas mundiales de oro. Su PIB y comercio
exterior representaban un 50% del conjunto mundial. Su liderazgo político,
económico y militar era indiscutible, nada se podía hacer sin ellos. Todas las
instituciones internacionales que se crean lo hacen bajo su paraguas, la
ONU, F.M.I., OTAN, GATT, Banco Mundial, etc. En 1971 Nixon rompe los
acuerdos de Bretton Woods, firmados en 1944, que garantizaban la
convertibilidad dólar/oro, porque desde mediados de los años 60 salieron
grandes sumas de oro de los bancos americanos. En 1968 los dólares
residentes en USA eran 10.400 millones frente al resto del mundo que tenía
en su poder 35.700 millones. Alemania y Japón pagaban el déficit exterior y
público USA. En 1973, se produce la primera crisis del petróleo y en 1979 la
segunda, certificando el final del primer ciclo largo de expansión económica
desde la II Guerra Mundial. En la década de los ochenta surge con fuerza la
doctrina liberal, llevando a Reagan a la presidencia en 1981, el cual realiza
una política de rechazo y disminución de lo público, enfrentando con
recortes sociales la etapa anterior creadora del estado de bienestar, al
tiempo se produce una liberalización de flujos financieros internacionales y
crecimiento de la pobreza que provoca la marginación definitiva de los
pobres del sistema electoral. Hoy producen un 33 % del P.I.B. mundial,
mientras que la Unión Europea representa un 26% y Japón un 14 %.
Sus inversiones, tecnología, comercio exterior, control financiero, etc. son
los mayores del planeta, pero no los únicos y fueron perdiendo peso relativo
desde la II Guerra Mundial hasta su recuperación en los años 90. Su poder
militar hoy es el mayor del globo, con un presupuesto cercano a 400.000
millones de dólares que supone el 45% del total mundial, controlando dos
tercios del comercio de armamento.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 44

Estos años de hegemonía han estado sembrados de contradicciones, como
es lógico. Los déficit presupuestarios, fiscales, son constantes desde finales
de los sesenta para financiar la guerra de Vietnam. Posteriormente
gobernando los republicanos que defienden teóricamente el objetivo de
déficit cero, consiguen aumentarlos. Cuando Reagan ocupó la presidencia
en 1981 había un déficit de 80.000 millones de dólares, que al final de 1984
se convirtieron en 180.000 millones, influyendo en una sobrevaluación del
dólar de un 45% durante este período. Paradójicamente, será Clinton con
los demócratas en los noventa quien los redujo hasta generar superávit,
para volver los neoliberales con Bush, a aumentarlo extraordinariamente
por los gastos militares y la reducción de impuestos a los ricos, políticas ya
practicadas anteriormente en menor medida por el gobierno Reagan.
Mientras, los grandes capitales mundiales financian ese déficit públicos,
además de los privados, invertían e invierten masivamente en bonos,
acciones o dólares por las garantías de fortaleza económica que siempre dio
la economía estadounidense respecto al resto del mundo. Por ejemplo,
grandes sumas de petrodólares (8oo.ooo millones), son invertidas
directamente en EEUU, obteniendo por ello rentas superiores a las
generadas directamente por el crudo.
EEUU pasó de ser el gran acreedor del planeta en 1982 a ser el mayor
deudor en 1987, época Reagan, con una deuda externa neta de 400.000
millones de dólares, los extranjeros poseían activos en EEUU valorados en
1,54 billones de dólares, creciendo más rápidamente que los que poseían
los americanos como activos en el exterior, valorados en 1,17 billones. Se
convirtió en captador del ahorro mundial, depositante de las inversiones del
resto del planeta.
El déficit comercial, es crónico desde 1968 en la Balanza por Cuenta
Corriente estadounidense que persiste hasta hoy, tomando valores de
270.000 millones en 1999, último año de expansión y éxitos económicos.
En dicha situación comenzaron a influir desde mediados de los sesenta el
milagro alemán y japonés con sus extensas exportaciones a EEUU y la
pérdida de exportaciones americanas como consecuencia de la sobre
valoración del dólar. A destacar los saldos positivos en la Balanza de
Servicios por la entrada de rentas de capital y tecnología, consecuencia de
inversiones en el exterior y asistencia técnica y royalties, son los mayores
comerciantes mundiales de servicios y con diferencia los mayores
exportadores de tecnología. De las patentes concedidas dentro de la OCDE
representan más del 50%, (Japón el 30%).
La dependencia de USA, respecto de la energía es un aspecto clave en los
acontecimientos actuales -la invasión de Irak-. La cuestión que se plantean
es asegurar el futuro, porque a pesar de ser uno de los primeros
productores mundiales de crudo, con el fuerte ritmo de crecimiento del
consumo energético que se está produciendo y sin alternativas al petróleo
en el corto plazo, podrían quedar estrangulados. Las energías renovables o
hidroeléctricas representan en el mundo menos del 3%, la nuclear menos
8%, el carbón un 25% y petróleo y gas un 65%. EEUU son los mayores
consumidores de energía representando la mitad de la OCDE, lo cual
imposibilita, por imposible pensar en un planeta con consumos similares.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 45

El peso de las importaciones de crudo sobre el total del P.I.B. hasta la crisis
del petróleo era un pequeñísimo 0,2% y desde entonces hasta 1983
representaron menos del 2%. Durante la década de los 70, la producción
interna cubría casi el 90 % del consumo. Pero en el 2001 las importaciones
representan un 55% y estiman distintas fuentes que para el 2025
representarían un 70%. De ahí las necesidades de encontrar
aprovisionamiento a bajo precio. El problema reside en que los pozos de
petróleo estadounidenses son viejos y se están agotando, por lo que su
necesidad de importación aumenta velozmente, igual sucede en muchos
otros campos petrolíferos de países que no pertenecen a la OPEP, por tanto
la fuente de aprovisionamiento a la que se mira es Oriente Próximo.
Estudios del Departamento de Energía de EEUU (dominado por las
empresas energéticas) indican la necesidad de un crecimiento de
producción mundial en 10 años de unos 40 millones de barriles diarios,
producción similar actual a la del mayor productor, Arabia Saudí y eso hoy
solo es posible doblando la producción máxima de Irak. Los estudios de la
Agencia Internacional de la Energía no están alejados de los anteriores,
estiman crecimientos mundiales del 60% para el 2030, desde los actuales
75 millones de barriles diarios hasta 120 millones.
Si un problema estratégico es el abastecimiento, otro es la diversificación
de las fuentes, no quieren depender tanto de su actual gran proveedor,
Arabia Saudí con el que ha empeorado la relación intensa que tenían desde
la II Guerra Mundial, y ello es una de las piezas clave en el tablero de juego
actual. En julio del 2002 Richard Perle presentó un informe sobre la escasa
fiabilidad de este aliado y el alto riesgo que suponía la excesiva dependencia
de su crudo, por eso había que mirar a Irak el siguiente país por reservas,
detrás de Arabia. Las relaciones con los saudíes, su dinero y fanática
religión el wahabismo, la rama más integrista del Islam, arraigada en
Arabia, potenciaron como aliados, junto con las armas y apoyos logísticos
pakistaníes y el entrenamiento de la CIA, la creación de los fanáticos
militantes islámicos para combatir al comunismo, entonces en Afganistán,
luchadores que posteriormente se han vuelto contra sus patrocinadores
infieles norteamericanos. Después de los atentados del 11/09 y su tibia
compasión y antes de la invasión a Afganistán, tuvieron serios problemas
diplomáticos, se hablaba de traiciones mutuas entre aliados, que incluye a
los taliban y Ben Laden y parece se están produciendo desinversiones de
capital saudí de EEUU.
2.-Antecedentes. Los grandes competidores:
De ellos China es el factor desequilibrante, lo que realmente puede
representar el peligro de enfrentamiento. En la última década ha triplicado
su P.I.B., cuenta con una población de 1.300 millones de habitantes y solo
desde hace un año ha entrado en la Organización Mundial del Comercio,
(O.M.C.) lo cual facilitará sus exportaciones. Su potencial de crecimiento es
enorme, pero sus necesidades de petróleo son crecientes, de lo contrario
tendrán un cuello de botella o necesitarán energías alternativas hoy no
disponibles, en los últimos 10 años ha duplicado su consumo de crudo y
para seguir creciendo a esos altos ritmos necesita duplicar importaciones en
15 años, porque si hasta 1995 era exportador neto de crudo, pasa desde
entonces a consumir más de lo que produce. Sus proveedores principales
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 46

son Irán, Rusia y desde 1997 Irak, además de estar firmando acuerdos con
Arabia, Venezuela y Sudán. Según encuestas estadounidenses, más del 50
% de ellos piensan sobre China que será un peligro futuro, contra solo un
8% que piensa lo mismo de Japón y un 6% de Europa.
El gran competidor en este período es la Unión Europea, por ello se
producen constantes tensiones y luchas en su relación, entre ambos
mantienen la mayor relación bilateral comercial del planeta. En el 2001 el
valor total de las inversiones en ambos sentidos asciende a 1.2 billones y
los intercambios comerciales de Europa a USA fueron de 182.000 millones y
de USA a Europa 158.000 millones, lo cual representa un 20% del total de
exportaciones americanas, que suponen un 30% para Asia. Su poder blando
en el mundo es similar al de EEUU. El Euro está creando seria competencia
al dólar como moneda universal, que era lo previsto desde su proyecto y
por ello fuente de problemas entre ambos. Al comenzar los noventa, las
reservas exteriores de los bancos centrales del mundo estaban nominadas
en dólares en un 70%, en 1999 al comenzar el euro ya representó el 10%
de las reservas mundiales. Hoy el dólar supone el 57% de las reservas y el
euro el 29%.
Desde hace 30 años, políticos, economistas, financieros y periodistas, tratan
de explicar y justificar la sobrevaloración del dólar, ponen argumentos y
ejemplos para demostrar simplemente que las causas del tipo de cambio del
dólar están contenidas en el poder de EEUU. Helmut Schmidt, ex canciller
de Alemania, se irritaba notablemente con este tema repitiendo que el dólar
estaba un 30% sobrevaluado y que tenían la mayor deuda externa, mayor
que la de Brasil y no se actuaba igual que en otros casos, ahora en los
últimos años se está devaluando un 40%. El poder del dólar en el comercio
mundial empieza a resentirse y parece que Irak, y otros quieren/querían
referenciar el comercio del crudo en euro, eso dañaría al dólar, aumentando
la tendencia del mayor peso euro en la economía y comercio mundiales.
Hoy que el euro esté a 1,18 por dólar no significa que sea bueno para
Europa, de hecho podría ser uno de los graves problemas futuros para los
europeos, porque exportarán mas las empresas norteamericanas,
eliminando de algunos sectores y/o países a los competidores. En todo caso
con los tipos de interés más altos del euro, parece que se venden dólares
para comprar euros, por tanto su cotización sube respecto al dólar, pero los
tipos de cambio de moneda no indican necesariamente la fortaleza
económica de un país.
3.-Antecedentes. Factores Políticos e Ideológicos. El poder blando.
La caída de la URSS y de su bloque, la derrota del comunismo y de su
influencia política e ideológica, comercial y militar, es un factor estratégico
determinante en la toma de posturas de políticos, gobiernos, empresas y
grupos sociales en EEUU, significó la derrota de un poder de contrapeso en
su área de influencia y en cada país capitalista del globo, además influye
significativamente en un sector de estadounidenses que considera „han
vencido y derrotado al enemigo‟ y sintiéndose ganadores quieren ostentar la
hegemonía mundial sin cortapisas, el derecho de victoria, el dominio sin
dilaciones. Para qué los poderes blandos si tienen los duros.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 47

El poder blando de EEUU, poder político y cultural, económico, comercial,
diplomático, su capacidad de influir y acercar a sus posiciones a pueblos y
gobiernos, era enorme y en crecimiento desde hace cincuenta años y no
sabemos si dicho poder lo seguirá manteniendo o lo estarán dilapidando con
la utilización abrumadora del poder duro. Joseph Nye define el poder blando
como la capacidad de atraer y actuar,…no solo es influencia, si consigo que
me imiten y compartan valores, será más fácil conseguir que otros quieran
hacer lo que yo quiero hacer, al mismo tiempo que mantiene que EEUU no
puede lograr unilateralmente sus objetivos.
Ese poder se manifiesta en la exportación cultural, (forma de vida), el gran
cine norteamericano, programas de televisión, la música, literatura,
deportes, arquitectura, tecnología, en la atracción que representa para
científicos y estudiantes extranjeros. En el año 2000 había medio millón de
expertos extranjeros, además de los estudiantes, residiendo en sus
instituciones educativas. Desarrolla programas e incentivos económicos y
culturales en todo el ámbito mundial, con presencia en casi todos los países
(presencia militar en más de cien) No podemos dejar de reseñar por la
importancia que tuvo en el pasado y la que tendrá ahora, el poder e
influencia de la intelectualidad americana, y de grandes capas de población
para generar democracia, ilusión y nuevas formas de libertades individuales
de feminismo, libertades sexuales y formas familiares diversas, defensa de
derechos medioambientales y alimentarios. A pesar de la fama de sociedad
desregulada que tienen, fue la primera donde se instauró el salario mínimo,
antes que en Europa, en el estado de Massachusetts en 1.912 pasando al
Congreso y conjunto del país en 1.933. Durante el año 2000 dicho salario
fue de 140.000 ptas. mientras en España era de 71.000.
El trabajo de la mujer, que para muchos mide la capacidad de
modernización social, puede citarse como ejemplo. EEUU tiene una de las
mayores tasas de actividad femenina, 68%, (en España 35%), con tasas
similares incluso para las madres con hijos, refleja un enorme trabajo de
igualdad, de tolerancia, de lucha social y cívica por parte de muchos grupos
y personas que incluyen empresas, trabajadoras, sindicatos, poderes
públicos, familiares, colegios, guarderías, transportes, asistentes sociales,
servicios, comercios, vecinos, etc. Estos datos pretenden hacer una llamada
de atención a nuestra humildad para que no generalicemos tanto, llamando
carcas a los norteamericanos, ya que hace años siguiendo parecido criterio
generalizador podrían habernos llamado españoles asesinos fascistas,
aunque nosotros no lo fuéramos.
En definitiva el mundo norteamericano presenta gran atracción para
múltiples sectores del planeta, por diferentes motivos, en la sociedad
estadounidenses están contenidos tanto el Séptimo de Caballería y el
general Custer, como los sioux y Toro Sentado. Aquello de que todo lo
integraba y asumía el sistema, expresaba una realidad; en su interior
conviven mundos muy diferentes, y nos encontraremos con aspectos del
poder blando sobre sectores de izquierda, al mismo tiempo que existen
multitud de aspectos de influencia sobre sectores derechistas. Su influencia
en universidades y escuelas de negocio, en el mundo empresarial y político,
en sectores productivos, en formas de vida, vestido, alimentación,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 48

comportamientos urbanos, etc. es notoria en todo el planeta. ¿Quién de
nosotros no está cansado de ver las inmensas colonias de adosados que se
extienden por pueblos y ciudades destruyendo la idea de ciudad europea,
despilfarrando recursos y territorio o la implantación del estilo mall zonas de
ocio y centros comerciales fuera de las ciudades que solo quedan como
dormitorios?
Estos aspectos de la sociedad yanqui merece recordarlos porque, siendo
ciertas las ideas sobre el peso religioso y reaccionario en la formación de
EEUU no menos cierto son la expresión de otras ideas contra las guerras, o
en defensa de los derechos civiles, a favor y lucha por libertades
individuales y colectivas, en un país de 290 millones de habitantes,
procedentes de docenas de países, razas y culturas con decenas de idiomas
y religiones, (sin religión ni idioma oficial legalmente reconocido como tal)
que han tenido que practicar al menos un cierto pragmatismo tolerante que
permitiera vivir socialmente de forma civilizada.
4.-En la década de los 90, se produce un salto adelante de la
economía, que no lo es todo.
Durante las décadas de los años ochenta y noventa la pobreza y riqueza se
extreman y existen datos que así lo confirman, como también los hay que
muestran que algunas mejoras se produjeron en amplias capas de
población durante el gobierno demócrata de Clinton en los noventa. La
metáfora del caballo y el gorrión, según la cual si se le da suficiente avena
al caballo algo caerá para los gorriones, contaba J.K. Galbraith. Los datos
del impulso económico de esta década permiten que hayan saneado su
déficit presupuestario y hayan vuelto a colocarse en primer lugar respecto a
productividad del trabajo y en cuanto a tecnología, con gran salto adelante
comparativamente al resto del mundo. La mejora de los noventa no debe
esconder el tremendo aumento del gap entre pobres y ricos que se produjo
desde la contrarrevolución conservadora de Reagan, lo cual provoca que el
nivel de vida del 10% de los más pobres sea significativamente más bajo
ahora que hace una generación y que el 5% más rico lo sea mucho más que
antes. El destrozo social y la marginación a que han sido conducidos
millones de norteamericanos los ha expulsado del sistema (absentismo
electoral 60%) para provecho de la minoría de poder, que conociendo sus
efectos los pronuncia aún más.
En un artículo, publicado en 'El País' del 7 de noviembre del 2000, „Por qué
no son felices los estadounidenses‟ Robert D. Putnam y Thad Williamson,
explicaban la paradoja de cómo mientras la economía mejoró
sustancialmente durante la etapa Clinton, las encuestas recogían un fondo
social preocupante y vaticinaban serios problemas, lo cual dificulta
mantener la idea de que la crisis económica anticipa o provoca la situación
actual.
…/…‟‟
El fin de la convertibilidad oro/dólar, marcó una etapa a partir de la cual
EEUU dio un zarpazo para retomar poder, apoyado en el dólar moneda
mundial y la imposibilidad de sus competidores para destruirlo, saldrían
perjudicados, impulsó una década de tipos de interés al alza, y una subida
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 49

de precios de materias primas, perjudicando la competitividad de los
competidores, junto con una contención salarial interna, para volver a
impulsar la acumulación. Hasta el despegue de los noventa y otra vez
sustanciales cambios apoyados en la globalización, mercados y emergentes,
se aceleran las transformaciones, invalidando considerar el mundo parecido
a como era antes. Los gigantescos cambios convierten China en una de las
dos potencias hegemónicas globales. Al tiempo del extraordinario aumento
de las economías de países emergentes, que les catapulta a otra dimensión
de poder mundial, no solo económico, también político, ideológico, militar,
cultural. Contrapeso de la pérdida de fuerza de la Unión Europea.
El centro de los cambios no se reduce a que algunos aspectos se repitan, injusticias, explotación, poder del capital…- sino al salto cualitativo que
representan rasgos del pasado, aparentemente similares en el siglo XXI,
pero muy diferentes. No todo es igual, aunque existan explotación e
injusticias, desde in hilo tempore. La dimensión globalizadora actual es
diferente a aquella del pasado, entonces se apoyó en el carácter nacional
del capital que se expandía pero regresaba, ahora es apátrida, buscando
ínsulas particulares alejadas del estado. Su fuerza expansiva ha llegado a
todo el mundo y no solo a algunas regiones como entonces, la posibilidad
de actuar de forma inmediata en el planeta entero no existía entonces, la
asunción e interpretación de los criterios de riesgos económicos, son
diferentes, el peso del capital financiero aplasta la economía real,
alejándose del poder del capital industrial y agrario, entonces básico.
El crecimiento de la financiarización de la economía mundial ha sido
gigantesco en estos últimos veinte años, aumentando su peso relativo en
relación al conjunto del PIB mundial, lo cual indica un grado enorme de
concentración. A finales de la II Guerra Mundial en EEUU, el peso del sector
financiero representaba menos del 30% del PIB, ahora 50 años después
representa 3 veces más. La importancia de los mercados aumentó
considerablemente, creciendo las transacciones financieras de forma
desmesurada, muy por encima del crecimiento del PIB y comercio mundial,
cada vez con menores restricciones, cada día con mayor separación de
éstos con la economía real.
Nunca el mundo vio tal capacidad de intervención financiera global,
concentrada, inmediata y con tanto poder de influencia integradora, o
destructora, nunca hubo tal capacidad de destrucción económica global, los
riesgos sistémicos globales son reales, como ha mostrado la crisis actual,
golpeando a todos los sectores, clases, regiones... por supuesto, a unos
más que a otros, pero no podemos desdeñar que el monstruo se ha comido
gigantes financieros, grandes fortunas, gobiernos de todas corrientes… y
clases medias y trabajadores. Siempre existió posibilidad de destruir, pero
no tanta, ni tan concentrada, ni tan rápidamente, ni tan descontrolada,
podríamos establecer un símil con la diferencia entre la capacidad
destructiva de las armas tradicionales y el armamento atómico, que pasó a
otra dimensión. Por eso son el campo de batalla donde todos los poderes
quieren influir y controlar los nuevos equilibrios que se definan tanto
nacionales, como trasnacionales, o mundiales.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 50

El dinero crece y diversifica sus formas y circulación
El poder de los mercados financieros está basado en las mareantes cifras de
dinero que mueven en un entorno mundial y de manera inmediata. -Debe
entenderse que mareantes cifras suelen ser en gran parte, solo eso, cifras
que no productos reales, puesto que millones de operaciones se liquidan por
diferencias entre precio inicial y final, sin entrega del activo real, las
apuestas sobre expectativas se hacen sin tener el dinero total
comprometido-. La novedad es que operan en todo el mundo 24 horas
todos los días del año. La mundialización de procesos y operaciones impide
prácticas anteriores abriendo una nueva etapa, por ejemplo, impide que
una decisión política tomada en un solo país respecto a una subida de
impuestos a la banca, a los ricos, o aplicar la Tasa Tobin, pueda tener
resultados positivos si no es igualmente implantada en un conjunto de
países suficientemente amplio y homogéneo. La globalidad de los mercados
obliga a los poderes políticos a actuar globalmente si quieren restablecer un
nuevo equilibrio de poder que están perdiendo, ya que la intervención
nacional es inútil.
La influencia de los mercados tiene su fundamento en el dinero que
manejan, constituyendo su combustible, el cual procede de muy diversas
fuentes de ahorro que se recolectan y agrupan en diferentes formatos, tipo
depósitos en los bancos y cajas, o en forma de excesos de liquidez en
grandes empresas comerciales con necesidad de colocar, o la necesidad de
blanquear en estructuras del crimen organizado como narcotráfico, etc.
Entiendan que el dinero no es solamente las monedas o billetes de sus
bolsillos, también puede tener otras formas, incluso como anotaciones en
cuenta. El dinero puede servir para acumular y guardar una parte de la
riqueza y para utilizarlo como medio de pago e intercambio por compra
venta de cualquier mercancía o servicio, también puede utilizarse como
medida de valor de las cosas. El dinero al igual que otras mercancías, tiene
precio, los tipos de interés, y su movimiento puesto a trabajar puede
aumentarlo. Su almacenamiento inmobilizado puede contribuir a
desgastarlo, por la inflación, la subida de los precios actúa como un ratón,
come parte de su valor aunque los billetes conservaran la cifra teórica, de
manera que la misma suma de billetes guardados en un cajón puede
contener menor valor al cabo del tiempo que cuando se guardó.
Simplificando; el dinero lo crean los estados, las autoridades monetarias, en
general representará el valor de la riqueza existente y si aumentara ésta,
debería aumentar su cantidad en circulación. El dinero también lo crean los
bancos cuando prestan a alguien, los bancos centrales en esta crisis
aumentaron considerablemente sus créditos al sistema bancario para
facilitar liquidez y combustible a la economía deprimida. A su vez si los
bancos reciben del banco central y prestan una parte, estarán creando
dinero, si el prestatario dejara en depósito una parte del préstamo, el banco
podrá seguir el ciclo de creación de dinero volviendo a prestar. Si
aumentara la cantidad del dinero existente, sin aumentar la producción
nacional de manera equivalente, en teoría le afectaría la regla de a mayor
cantidad menor valor, y aparecería la inflación a medio plazo. En el cuadro
de apertura el dinero mundial se ha multiplicado por 3 desde 1995.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 51

En el cuadro pueden ver una clasificación referida a los ALP -considerada la
M4-, activos líquidos en manos del público, para obtener una visión amplia
del dinero. Corresponde a unos apuntes de un curso de 1988 sobre
mercados monetarios recibido por el que suscribe, impartido por un antiguo
colega, gran matemático y económetra, experto en mercados financieros,
Angel Vilariño Sanz, con libros como „Turbulencias financieras y riesgos de
mercado‟ editorial Pearson, „Derivados…‟ editorial Prentice Hall, „El sistema
financiero español‟ Editorial Akal.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 52

El ahorro mundial es el combustible que utilizan los mercados
Dentro de los mercados encauzado como ahorro, el dinero se mueve,
invierte o acumula, en activos reales, fincas, casas, industrias… o en activos
financieros que muy simplificados pueden ser: Pagarés y bonos de empresa,
títulos hipotecarios, cédulas, letras del tesoro, bonos y obligaciones del
estado, acciones y seguros de vida, planes de pensiones y jubilación,
fondos… La decisión a tomar por cada individuo dependerá del objetivo que
pretenda conseguir, teniendo en cuenta que rentabilidad y riesgo fijan
criterios, si quiere seguridad, en general tendrá menor rentabilidad. En
general una mayor seguridad se tiene idea de obtenerla con dinero en el
colchón o en la cuenta corriente a la vista, lo cual dicho de paso, olvida que
el dinero parado, inactivo, no es el más seguro, puesto que va perdiendo
valor siendo mordido por el ratón de la inflación.
Así unas personas simplemente depositarán el dinero en cuentas corrientes
para usarlo diariamente y tener algo de liquidez, mientras otros guardarán
una parte en depósitos a plazo, con un cierto interés que les rentará algo
que impida la mordida de la inflación… Los caminos son muy variados,
pasando por la renta variable, esperando dividendos de dichas acciones o
plusvalías mediante su compraventa, o invirtiendo en renta fija, comprando
bonos del estado o de una empresa esperan una renta que reciban
periódicamente, o bien meterán parte del dinero en planes de ahorro o
pensiones como apoyo a su vejez, etc. etc. Aunque las cifras individuales
sean pequeñas, a escala país pueden representar grandes sumas, que se
convierten en cantidades de dinero colosales si utilizamos la escala regional
o mundial, procedentes del conjunto de la población, no exclusivamente
representativas de los ricos. En las noticias españolas sobre las preferentes
vemos miles de afectados trabajadores y jubilados, que eran los que tenían
los ahorros de toda una vida en esas cajas.
El peso del ahorro español es proporcionalmente comparado con otros
países, enorme en vivienda, y menor en activos financieros, -similar el
patrimonio que mostraron los diputados- Del sentimiento de propietario de
mi casa, mi castillo, se aprovechó la burbuja que ya tenía un territorio
emocional conquistado para ponerse en marcha, no obstante en los últimos
veinte años se empieza a producir un cambio en relación a los activos
financieros. A final del siglo XX en España había 9 millones de partícipes en
fondos de inversión, convendrán que es imposible que todos fueran ricos, ni
siquiera clase media, forzosamente en esa cifra había millones de
trabajadores –entre todos los fondos gestionaban un patrimonio de 35
Billones de pesetas-. Las instituciones que acumulaban y canalizaban el
dinero, tradicionalmente fueron los bancos y cajas, cooperativas de crédito,
compañías de seguros… y hoy los potentes fondos de inversión. Seguimos
con España, cuyos ahorros en el 2007 eran equivalentes al PIB, poco por
encima de un billón de euros, colocados una mayoría en depósitos
bancarios, 40% aunque con gran pérdida de peso respecto a 20 años antes
que representaban el 65%, con inversión directa cercana a 31%, en bolsa
variable un 25% y en fondos de inversión, de pensiones, y seguros un 26%
con fuerte crecimiento al alza en los últimos 20 años, que se invierte en los
últimos años.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 53

Hemos visto el ahorro desde un lado, si lo miramos desde el lado opuesto,
veremos ese ahorro llegar a corporaciones gigantes y empresas medianas o
pequeñas y a estados o gobiernos, que tomado como créditos, realizan con
esos recursos inversiones esperando obtener retornos superiores a los
costes de tomarlo prestado. Este proceso se realiza tanto a escala país,
regional o mundial. España ha sido un país con poca capacidad de ahorro
interno, por lo que ha necesitado para sus inversiones privadas y públicas
tomar prestado del ahorro exterior a través de los mercados. Hay países
con capacidad de generar ahorro superior a las necesidades de inversión y
prestan los sobrantes fuera, a través de los mercados. En esta situación
podemos considerar a Alemania y actualmente a los países emergentes.
Los mercados son el terreno en el que juegan tantos diversos actores, con
diferente potencial, cada uno con su propio interés y contradictorio con la
mayoría de los otros desde su óptica individual o colectiva, regional o
nacional, tanto ahorradores, como prestamistas, inversores, como
empresas, gobiernos como jubilados, trabajadores como rentistas,
especuladores como millonarios, granjeros como abuelos, industrias y
sectores productivos, bancos y compañías de seguros, pensionistas y
grandes constructoras, soñadores de proyectos transoceánicos y pymes,
emprendedores y tecnológicas, energéticas y muchos etc. etc.
En general, los gobiernos y grandes corporaciones no acuden a capitalistas
privados para financiarse, hoy todo el mundo funciona con el crédito
tomado a través de intermediarios en los mercados contra emisiones de
títulos, casi todo proyecto en casi todos los sitios necesita financiación y
para ello acuden allí donde se encuentran las instituciones de inversión
colectiva que han captado previamente el ahorro de cientos de millones de
personas, incluidos los millones de dólares de la zona oscura, drogas,
prostitución, armas… En los mercados, los captadores del ahorro mundial
son prestamistas, los que encarecen la financiación privada y pública –hasta
hacernos pagar 35.000 millones de euros por intereses, en 2012, suma
superior a la totalidad de recortes españoles- o los que pueden derribar
gobiernos y monedas, como el euro, si cerraran el grifo de la financiación.
Los capitalistas individuales siguen la senda de los mercados, operan en
ellos pero no tienen la capacidad de controlarlos, por supuesto iteran con
ellos, se relacionan e influyen pero no controlan.

España, ahorro canalizado en gran parte a vivienda, menor en activos financieros,
dentro de los cuales, también crecen últimamente los fondos de inversión. Inverco.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 54

Compañías de Seguros, Planes de pensiones, fondos de inversión...
El poder del dinero aumenta cuando se concentra en pocas manos, y en las
dos últimas décadas aumentó su concentración considerablemente al ser
recogido de todos los rincones del planeta por bancos y otras instituciones
financieras como los fondos que han ido ganando enorme peso. El dinero se
negocia en forma de activos financieros en mercados, de los que existen de
diversos tipos, materias primas, opciones… y mercados de capitales entre
los que destaca el de letras y bonos públicos, el mayor del mundo. Las
aseguradoras y los fondos de pensiones e inversión aumentaron su poder
velozmente en los últimos 20 años, pasando en la OCDE de sumar activos
de 14.000 millones de dólares en 1990 a 47 Billones en 2003. Las
instituciones de inversión colectivas hoy pueden estimarse en unas 100.000
entidades, en el mundo.
Las compañías de seguros aumentaron su poder al captar una
importante cuota del ahorro mundial participando en los mercados con todo
tipo de seguros, ganaron importancia por los vínculos con el crecimiento del
comercio mundial, sin olvidar su tradicional participación en los mercados
asegurando contingencias de créditos y ahora los nuevos avatares
financieros, desde hipotecas hasta los derivados, además de con una amplia
gama de seguros de vida, ‘unit linked’, jubilación y ahorro, planes de
futuro… por los que ofrecen una determinada rentabilidad a quienes les
dejan sus ahorros que ellos recolocan. También tienen fondos de inversión
vinculados. Las grandes compañías seguradoras tienen secciones
autónomas que se extienden a los modernos riesgos financieros para
facilitar su recorrido, AIG-FP, Zurich Re FP, Swiss Re FP, Credit Swisse FP…
Los fondos, planes de pensiones son patrimonios creados para satisfacer
y soportar planes de pensiones, individuales y colectivos y cuyo dinero se
retira solo en tal momento o situación especialmente determinada,
generalmente con estímulos fiscales, a diferencia de los fondos de inversión
sin ellos y mucho mas móviles. Los fondos de pensiones mundiales
sumados pueden acercarse al PIB del planeta –antes de la crisis podía estar
en torno a 70/75 BILLONES de dólares. La magnitud de PIB se mide
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 55

anualmente, no confundan con el ahorro acumulado de años- así podemos
imaginar el potencial que representa mover esos capitales a través de los
mercados, porque sin duda así es como funciona el sistema, no habrán
pensado que estarían guardados en los sótanos de los gobiernos.
El estudio que realiza anualmente la consultora Towers Watson, -en el
cuadro anterior aparecen importes del año 2002 que son doblados en 2012ofrece para este año un volumen de capital en fondos de pensiones de 30
billones de dólares, situado en los 13 mayores países del mundo, que según
dicen supone cerca del 90% del mercado mundial. El fondo de pensiones del
Gobierno japonés, para sus pensionistas, que es de los mayores del mundo,
puede tener invertidos 1,3 billones de dólares. España se encuentra lejos de
las grandes cifras, el fondo de reserva de la Seguridad Social español,
estaría en el puesto 25 con unos 65.000 millones de euros, y den por
supuesto que invertido como está en su casi totalidad en deuda pública
española, un impago, una quita, un default, repercutiría inmediatamente en
el impago de pensiones, así que la locura planteada por algunos de negarse
a pagar la deuda española deberían repensarla detenidamente, al igual que
otras opciones como la de salir del euro, alternativas que requieren
profundos estudios y discusiones sobre costes de las mismas.

Los fondos de inversión se han constituido como grandes poderes
financieros, pueden acumular y gestionar 20 BILLONES de dólares, son
instituciones que concentran dinero de millones de personas, no solo de
grandes fortunas, también de granjeros y jubilados, de estibadores y
obreros industriales, de sindicatos occidentales, etc., que invierten en todos
los plazos y negocios que ustedes puedan imaginar, desde salud y
educación, pasando por materias primas, bonos corporativos, deuda
pública, índices, derivados. Los hay especializados en mercados de activos
inmobiliarios o mercados de dinero, en deuda pública, o bonos corporativos,
en grandes riesgos o bajos, en acciones de tal o cual tipo, en sectores de
producción determinados a escala mundial, o limitados a países concretos,
con exigencias de altos mínimos para participar o de pequeñas cantidades,
con muchas o menos comisiones… lo que quieran imaginar, lo encontrarán.
Una de las mayores gestoras de fondos de bonos del mundo es PIMCO (se
trata en teoría de una sección de la aseguradora alemana Allianz) cuyo gurú
es Bill Gross uno de los más influyentes agentes financieros del planeta
mueve más dinero que el PIB español. Si sumamos BlackRock otro de los
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 56

gigantes de bonos, pueden gestionar 5 Billones de dólares, -casi tanto
potencial como Alemania y Francia juntas- así que cualquier movimiento
que realicen respecto a comprar o vender deuda soberana, en cualquier
parte, tendrá amplísimas repercusiones. –Las cifras deben tomarse con
cuidado puesto que son cambiantes a cada momento, por pérdidas, o
traspasos o ventas a otras compañías, pero dan una idea de su magnitud
global- Para tener una idea de sus dimensiones piensen en que el
rendimiento anual obtenido por PIMCO, puede ser superior a 200.000
millones de dólares equivalente a todo el gasto social de los Presupuestos
Generales del Estado español, pensiones, desempleo, mas todo tipo de
prestaciones… España no está entre los primeros mercados de fondos de
inversión, constituyendo prioritaria su inversión en vivienda.
Los Hedge founds, o fondos de riesgo, o cobertura, o fondos de fondos,
no son nuevos, ya conocidos en los años 50, aunque su expansión sea
reciente. Son una parte pequeña del total, -unos 18.000 fondos que
gestionan unos 2 billones de dólares. En España existían 65 con unos 1.500
millones de euros.- pocos aunque importantes por sus movimientos y
agresividad en busca de alta rentabilidad en entornos de alto riesgo, que
pueden inducir movimientos a otros sectores del mercado, habitualmente
utilizan profusamente créditos. Su papel en los mercados de derivados es
muy importante pudiendo cubrir un tercio de sus transacciones. Las cifras
que mueven apabullan, nada que ver con un capitalista clásico, incluso
banquero, -en el segundo semestre de 2010 los 10 mayores fondos de
riesgos, ganaron más que la suma de los 6 grandes bancos del mundo
Moisés Naím- . Si apabullantes son las ganancias, gigantescas son las
pérdidas, cuando caen, producen tsunamis catastróficos provocados por su
altísimo apalancamiento. La diversidad de poderes relativiza todo, incluso
suponiendo un acuerdo de todos ellos, quedan lejos del poder de los bancos
centrales, comparen con las cifras de BCE y la FED, situadas ya en 3
TRILLONES de dólares. (1 trillón americano equivale a 1 billón español. 1
billón americano son 1.000 millones españoles) Lo anterior muestra que no
hay un poder, sino poderes plurales peleando, con resultado en ocasiones
imprevistos como mostró la famosa acción de George Soros en 1992
vendiendo 15.000 millones de libras comprando dólares y anunciando que
la libra caería, influyó y consiguió provocar la caída de la misma.

El cuadro de la derecha refleja el desastre de Madoff , publicado por la Fundación Inverco:
http://www.fundacioninverco.es/documentos/publicaciones/9995_EL%20IMPACTO%20DE%20LA%20C
RISIS%20ECONOMICA%20FINANCIERA/C4_BLOQUE%20IV-Capitulos%2019%20a%2024.pdf

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 57

Los fondos soberanos
Son fondos de inversión propiedad de un país, -muy poco que ver con un
capitalista privado- son patrimonio público, controlados por el gobierno,
relativamente nuevos actores en el panorama económico global, porque
aunque nacen por los setenta en EEUU con las rentas del petróleo de
Alaska, es en estos últimos años cuando están cobrando alto protagonismo.
Constituidos o dotados con las rentas, por ejemplo del petróleo, de
exportaciones determinadas, de reservas de monedas extranjeras, de
privatizaciones, etc. son fondos de inversión controlados por gobiernos, a
través de sus gestores como todos, que invierten en deuda soberana,
compran participaciones empresariales, bancos en quiebra o cajas de
ahorros, o bonos corporativos.
China tiene tres de los mayores del mundo, como en todo, el gigante
apuesta a lo grande, entre los tres gestionan activos cercanos al billón de
dólares. Con ellos invierten en empresas chinas y occidentales y en deuda
soberana de otros países. Significativas son las inversiones en EEUU. Como
era de esperar los vinculados al petróleo de Oriente están en los primeros
puestos, el de Abu Dabi probablemente sea el mayor del mundo de
dimensiones comparables a los tres chinos juntos, también los encontramos
en Arabia Saudí y Kuwait de dimensiones algo menores al de Noruega,
como el de Singapur. Uno de los mayores del mundo es el de Noruega,
podría tener un patrimonio de 550.000 millones de euros, -el fondo de
reserva español pueden ser unos 70.000 millones- dicho patrimonio tiene
como objetivo asegurar las pensiones de los trabajadores noruegos, cuyos
activos gestionados equivalen a la mitad del PIB español, pues bien hace
pocos días saltaba la noticia de que este fondo había comprado durante el
año pasado gran cantidad de deuda española, desinvirtiendo de la griega y
pasando a la española, llegando a tener unos 3.500 millones de euros de la
misma, lo que significaba gran peso en su cartera, era el 6º valor
importancia. Parece que el fondo soberano ruso, también incorpora deuda
española a su cartera. Y probablemente también un chino.
Compran deuda española por el atractivo de su alta rentabilidad, la cual ha
subido estos días repentinamente, o dicho de otra forma lo que a ellos les
beneficia es lo que a nosotros nos perjudica, si la rentabilidad sube para
ellos, el precio de venta será menor, nos costará más pagar intereses por
nuestros préstamos. Rentabilidad que ellos miden en función del riesgo
esperado, parece que asumible por estos fondos soberanos, que confían en
que pagaremos, o eso es de lo que trata de convencerlos el Gobierno y
Presidente en tantos viajes de últimos tiempos. Para aquellos defensores del
paradigma de la explicación a través del neoliberalismo, constato dos
aspectos contrarios de la misma realidad, que ambos se producen sin poder
precisar de forma nítida su contenido de clase ya que puede arruinar a unos
países globalmente y enriquecer a otros. Arruinar a empresas y bancos
españoles y enriquecer a clases medias noruegas, chinas o árabes de
Oriente Medio.
El problema para el capitalismo liberal, defensor acérrimo del mercado, es
que estos fondos con capital público, propiedad de estados, controlados por
gobiernos, están comprando de todo en la economía globalizada y un tanto
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 58

desregularizada en estos tiempos de crisis compran deuda pública y
también empresas industriales, bancos y cajas, salvando de la quiebra y
apropiándoselos algunos de los gigantes protagonistas de estos años, con el
resultado de que esas empresas privadas serán pasarán a semipúblicas
controladas por gobiernos de otros países.
Así, mientras unos privatizan a diestro y siniestro, otros aumentan lo
público a la misma velocidad, pespunteando las fronteras de la economía
cada vez menos claras, porque, ¿lo público, al servicio de quién? y según en
donde, ¿qué funciones tendrá? De manera que si a lo anterior sumamos las
guerras comerciales, la guerra de las divisas, no es de extrañar el aumento
de los nacionalismos y los intentos de aumentar el proteccionismo, con la
cascada de políticas populistas. Por cierto la carrera de armamentos en Asia
es colosal, y también en Sudamérica. (18-06-11)

„Fondos soberanos de inversión: ¿La forja de un nuevo orden económico mundial?‟
Victoria Barbary

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 59

4. RENDIMIENTOS DECRECIENTES FORZARON LOS CAMBIOS
Las tasas de ganancia de la banca y otros sectores tendían a ser iguales en
el pasado. Marx decía que, si un sector obtuviera muy superiores ganancias
a otros, los capitales se desplazarían, tendiendo en el medio plazo a igualar
nuevamente las tasas de ganancia. Eso es lo que muestran los estudios en
EEUU, que recogen los gráficos, una similar tasa de beneficio
históricamente. Pero, en la última década del siglo XX las tasas del sector
financiero se disparan creciendo el doble que otros sectores hasta
explosionar la crisis. –Ahora vuelven a crecer con nuevo impulso por encima
del resto de sectores-.
En los cuadros del Deustche Bank –Global Markets Research- verán en
secuencia histórica desde 1802 y últimos años abajo, los rendimientos de
capital anualizados, de acciones, los dividendos tradicionales, que pierden
fuerza en relación a los rendimientos por Bonos Corporativos y los del
Tesoro de EEUU. Vean en los otros cuadros que el negocio de la bolsa, no el
cobro de dividendos sino la compraventa de acciones con intermediación
financiera, las équities -acciones o renta variable-, gobiernan la rentabilidad
del período del largo plazo, por encima de las commodities, -mercancías,
materias primas-. No pierdan de vista que si las tasas medias de ganancia
bancarias se reducen, una salida para mejorar los rendimientos de cada
banco es incrementar al máximo las operaciones a realizar, mover dinero,
aumentar la velocidad de circulación, inundar la vida de Money, Money,
Money...

Rendimientos del Tesoro vs rendimientos Bonos Corporativos vs Rentabilidad por
dividendo de capital Son blue chips, las mejores compañías.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 60

Tasas de ganancias decrecientes empujan a celebrar millones de
operaciones financieras para lograr altos beneficios
En cifras generales en los 70 y 80, el sector financiero de EEUU obtuvo unos
beneficios que podrían representar el 16% del conjunto empresarial,
llegando al 30% en los 90, y por encima del 40% pasando al siglo XXI.
Jim Reid, jefe estratega de crédito del Deutsche Bank, en Londres, presentó
un estudio en el 2008, que ha recorrido mucho desde entonces, en el cual
mantenía que durante la última década el sector financiero había
ganado un exceso teórico sobre el PIB de 1.2 billones de dólares,
muy por encima del resto de sectores productivos.

El estudio indicaba dos cuestiones importantes:
1)

Históricamente los beneficios de los diferentes sectores productivos fueron
similares, incluso con tendencia decreciente los del sector financiero desde
los setenta. Este aspecto es coincidente con otros estudios que marcaban
esa caída de rentabilidad financiera por unidad de capital.

2)

El sistema financiero desde los noventa ha experimentado un enorme
crecimiento en los beneficios, muy por encima de otros sectores de capital.
Coincidente en el tiempo con estrategias de crecimiento de operaciones y
productos financieros, cada vez más globales y con menor regulación.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 61

Varias conclusiones debían extraerse de ello, una de las cuales basada en la
teoría marxista que defiende la tendencia en el medio plazo a equilibrar las
tasas de ganancias entre distintos sectores productivos. Por tanto los
mercados deberían equilibrarse purgando el exceso, provocando pérdidas
considerables de similar cuantía al sector financiero, para acercar tasas de
beneficios entre diferentes capitales, pues lo contrario no era posible
extenderlo a largo plazo ya que los capitales abandonarían sectores
productivos de la economía real para colocarse en el financiero –que es
realmente lo ocurrido en estas dos décadas- lo cual forzaría a la baja las
rentabilidades hasta reencontrar un nuevo equilibrio, o que en caso de
mantenerse llegaría un momento en el que los desequilibrios harían
explotar el sistema.
El mismo asunto, antes y después, siempre tuvo un lugar en sectores
marxistas. En este caso en la revista ‘Monthly Review’ "La implosión
financiera y estancamiento" diciembre de 2008) artículo muy interesante de
donde proceden los siguientes cuadros que ellos toman del dossier del
discurso del Presidente de EEUU de 2008. -Idea que copió Zapatero
realizando aquí su informe económico del presidente.Observen el crecimiento de las cifras del sector financiero, tanto las de
deuda, como las de beneficios comparados con el crecimiento de PIB y del
sector real de la economía. Financial profits, saltan por encima de la curva
de crecimiento del PIB en los noventa, estando hasta ese momento por
debajo de los non-financial profits, y disparándose a mediados de la década
por encima del crecimiento del PIB y de los beneficios del resto de sectores.
Similares datos refleja el cuadro del inicio del D.B. al que hacen referencia
los primeros párrafos sobre Jim Reid.

En los rendimientos decrecientes de los negocios tradicionales puede
encontrarse una explicación para cambios y búsqueda de rentabilidad en los
mercados a través de nuevos productos apoyados en la informática y la
globalización. USA. Cuadros de Deustche Bank –Global Markets Research-

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 62

Rendimiento (Shiller. Ratio precio/ganancia) acciones vs Bonos del Tesoro 10 años.

Rentabilidad Bono del Tesoro a 10 años desde 1790, tendencia decreciente hasta la
II Guerra a partir de ahí, etapa de alto desarrollo hasta los ochenta y gran caída.

Rendimientos desde 1900 ascienden al máximo pico en los ochenta y caen.
A partir de entonces comienzan grandes cambios en los mercados.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 63

El crédito fue la palanca sobre la que se apoyaron

El crédito en EEUU, el mayor volumen el hipotecario, naranja, las refinanciaciones,
préstamo auto, tarjeta de crédito, estudiantil y otros. Y caída 2008.Trillón= Billón

A mayor crédito mayores ganancias en la industria financiera, por mayores
comisiones en cada operación, superior número de préstamos con
diferenciales de tipos de interés entre el que pagan por sus recursos y el
que cobran por los créditos, aumento de financiarización en la población
global, familias, empresas, gobiernos supone posibles ventas de productos
paralelos,… no pierdan de vista que los beneficios de la banca en EEUU
siguen la curva de ascenso de la deuda pública, históricamente crecen los
beneficios cuando lo hace la deuda. Otra de las conclusiones tendría que
salir de preguntarse ¿Qué impulsó a meter enormes sumas de dinero de
todos los sectores de economía mundial en el sector financiero? ¿Por qué el
mundo apoyaba su crecimiento en más y más créditos? Lo cual, realmente
es buscar el origen de la crisis financiera que hoy conocemos. En este
sentido y al margen de aclaraciones de elementos concretos como las
ventajas fiscales del gobierno, en EEUU para invertir en productos
financieros en España para invertir en viviendas, si indagamos sobre las
raíces, veremos dos fundamentales:
1) Empresas que en la búsqueda de rentabilidad de los capitalistas
mediante la palanca del crédito, apoyarse en préstamos para tener mayores
recursos a los que sacar beneficios que llevaban tendencia ralentizada
desde hacía años, y parecían crecer con el boom económico del cambio de
siglo. Y

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 64

2) Hogares, trabajadores cuyos salarios estaban congelados desde hacía
tiempo solo podían mantener el ritmo de consumo apoyados, apalancados,
en créditos, fueran los de consumos, tarjetas, o los hipotecarios que pronto
fueron aplicados no solo a la vivienda. La búsqueda de mayor rentabilidad
del capital utiliza en primer lugar por su facilidad y cercanía las caídas en
los salarios reales, que nunca les parecen suficientes, porque el problema se
encuentra en la competitividad, en el valor añadido, lo cual requiere
mejoras en otros muchos campos. En todo caso, en EEUU los salarios reales
están hoy por el estilo a como estaban 35 años antes, mientras que la
acumulación de riqueza ha aumentado considerablemente las desigualdades
internas –otra cuestión son las desigualdades entre países que van
disminuyendo-, si entonces el 1% super rico acumulaba el doble que el 80%
de población pobre, hoy ese grupo de mayor riqueza tiene cuatro veces más
que el grupo de población pobre.
El entorno en el que se desarrollan estos acontecimientos es mundial,
entradas masivas de dinero a EEUU procedentes de países emergentes con
fuerte crecimiento en poder político y económico, con China a la cabeza, por
tanto fuertes competidores del resto del mundo occidental. Así, en EEUU -y
Occidente- con la renta familiar disponible estancada, intentando competir
con los emergentes, la demanda interna se frena, la única forma de
mantener el consumo, es impulsar crecimiento en base a préstamos, lo cual
fue aumentando a finales del siglo hasta la explosión de las subprime que
supuso el estallido de la actual crisis global. Observen en los cuadros el
crecimiento del PIB real, descontando inflación, con tendencia en descenso
desde la Segunda Guerra Mundial, pero con bajón pronunciado en los años
ochenta. -En rojo recesiones- Y crecimiento de las deudas de todos los
sectores privados por encima del público, al igual que sucedió en España.
La utilización de la palanca del crédito se produjo en el sector público, al
principio en bastante menor medida que en el privado, fueran hogares y
empresarial, tanto financiero como en los entornos del capital productivo se
practicó el mismo sistema, las bases culturales eran las mismas, apalancar
mediante créditos todo tipo de inversiones y apuestas con múltiplos
superiores a 20 o 40 veces el capital de balance. Enorme crecimiento de la
deuda privada, que al estallar la burbuja y para sujetar el sistema dará
lugar al problema de la deuda soberana. Por ello resulta estúpido escuchar
cada día a Rajoy criticar el gasto de lo que no se tiene, o sea la inversión,
referido al Estado, a los trabajadores, y gobiernos socialistas y nunca a
bancos, empresas, teóricos del mercado y otros gobiernos. ¿Se habrá
enterado Rajoy que el sistema capitalista que ellos postulan se basa
precisamente en el crédito? Las deudas del sector financiero en EEUU
pasaron del 22% del PIB en 1981 al 120% en 2008.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 65

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 66

Subprime. Hipotecas basura. Bonos, securitización
El sistema financiero estadounidense no es igual al español aunque algunas
cosas sean similares, -tienen banca hipotecaria semipública, hoy totalmente
nacionalizada- el proceso de la burbuja inmobiliaria no es tan diferente en
su concepción, gestación, financiación y explosión, ahora bien si quieren
aproximarse al sector financiero específicamente, multipliquen por un
número alto los ejemplos que conozcan de España. El español está más
estructurado, reglamentado, resulta muy difícil entrar a competir
individualmente, en EEUU la banca está ligeramente regulada, y exige
reservas contra los riesgos… pero fuera de ella no hay casi regulación, por
lo que se fomentan las instituciones en la sombra, con intermediarios
financieros a todos los niveles que puedan imaginar. En el terreno
hipotecario es común la existencia de una red de prestamistas, individuos o
empresas pequeñas que conceden préstamos hipotecarios, aquí hay una
pequeñísima red de particulares. Imagine la red de agencias inmobiliarias
como si fueran prestadores y vendedores, lo cual hacen algunos, y
multiplique por 1.000. Una red de analistas de grupos de población, zonal,
usa estadísticas históricas que miden el riesgo de impago de los préstamos
calificando a los deudores, prestatarios, están los originadores de
préstamos, prestadores o prestamistas, las gestorías administrativas, los
intermediarios entre el comprador de vivienda y los prestadores de dinero
que puede venir de cualquier parte, incluso de un banco.
En los 90, miles de ‘originadores autónomos y pequeñas empresas’
empezaron a organizar el producto en una primera oleada de hipotecas
basura, posteriormente fueron creciendo y en la segunda oleada a partir de
2003 entraron los grandes bancos, el mercado de bonos hipotecarios movía
billones de dólares. Estas pequeñas empresas se especializaron en clientes
de rentas bajas, o no rentas -percentil inferior a 40, que en la segunda
oleada de subprime en los 2000 bajarían de 30-y comenzaron a crecer. El
negocio funciona con jugosas comisiones en cada escalón, cuanto mayor
número de préstamos se firman, más dinero se pega en las manos de tanto
intermediario. Ampliar el negocio necesitaba resolver dos problemas, 1) la
dificultad de encontrar dinero que se toma a corto para prestar a largo en
hipotecas, 2) en un momento dado, a las pequeñas entidades no les caben
más préstamos en sus tripas. La solución se encuentra titulizando, creando
títulos, bonos ad hoc que se venden masivamente en mercados de todo
tipo, regulados y no regulados, teléfono a teléfono, en los cuales los precios
no sabemos qué son. Los bancos de Wall Street tienen secciones
especializadas en bonos, encargadas de buscar negocios de cualquier tipo
imaginable y convertirlos en títulos susceptibles de ser vendidos a los
ahorradores, a los mercados, sedientos de meter dinero en papelitos con
alguna rentabilidad. El mercado de bonos -hipotecarios, corporativos, de
activos, soberanos…- es un gigante inmenso, superior al enorme mercado
de deuda, -éste sí negociado en pantallas, representa la mitad del total de
bonos, negocia diariamente 600 millones $- a su lado la bolsa de acciones
de NY parece diminuta, que a su vez es gigantesca en relación con todas las
bolsas mundiales. El mercado de bonos hipotecarios son muchos billones de
dólares con poca regulación, lo cual explica por qué van a ese entorno los
nuevos instrumentos financieros CDS y CDO.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 67

El aspecto esencial del problema es la creciente desigualdad. Desde los
setenta, los salarios de los trabajadores no crecen, por lo que la única
forma de mantener el estilo de vida americano se hizo soportada en
créditos. La desigualdad era combatida con créditos a corto plazo para todo
lo que imaginen, consumo, coches, estudios, médicos,… la tarjeta de crédito
se convirtió en el salvoconducto para vivir, pagando altos tipos de interés,
superiores a los intereses hipotecarios, que también podían alargar plazos.
La idea de concentrar todos los créditos en un préstamo hipotecario, triunfó,
con garantía de la vivienda, intereses menores y mayores plazos, las cuotas
se reducían -algo parecido sucedió en España-.
Inicialmente la base teórica que apoya las hipotecas, es la garantía del
patrimonio inmovilizado de las viviendas. Posteriormente las mortgage se
convierten en materia prima para obtener jugosos beneficios a partir de los
derivados, apoyándose en las necesidades de consumo de los pobres, que
eran los integrantes NINJA de las hipotecas basura, sin ingresos, sin
trabajo, sin activos. Los prestadores necesitan mover el negocio para
aumentar las comisiones, su fuente de beneficios, por lo que venden
hipotecas a grandes bancos que se las demandan para pasarlas a sus
departamentos de bonos, allí titulizan el producto y lo venden al público en
el mercado de bonos. La rentabilidad del bonista dependía de la calidad
crediticia que soportaban los préstamos en los que estaba basado el bono, y
que repercutía en la calificación de las agencias de rating, a mayor (A),
menor renta, si quería alta rentabilidad compraba títulos de menor calidad
(B), con mayor posibilidad de impagos. La calidad crediticia personal la
tiene asignada cada individuo por su historia de consumidor y determina la
facilidad y condiciones de concesión de crédito, incluido el tipo de interés
que pagará –similar en España el tratamiento de mejor cliente- . La primera
oleada de desastres se produjo con la crisis rusa del 98, que provocó la
quiebra del gigante LTCM que arrastró miles de empresas e individuos y
destrozó aquella primera etapa de hipotecas basura de los 90.
En España el problema de la financiación antes se intentaba resolver con
las cédulas hipotecarias, títulos que comprometían el pago de una renta
contra la garantía de las hipotecas, que aquí eran más seguras que las
americanas. Posteriormente a finales de siglo, comenzó la titulización;
carteras de miles de préstamos eran vendidas a otra entidad, inicialmente
vinculada al banco, pero autónoma. Dichos préstamos se convertían en
bonos que eran vendidos en los mercados, con la particularidad
diferenciadora respecto a las cédulas de que ahora los riesgos salían del
balance del banco, el cual ingresaba dinero para poder prestar otra vez,
además de cobrar comisiones por la administración de los préstamos.
Veamos un ejemplo de titulización española: Se realiza un agrupamiento de
miles de préstamos, en principio pueden ser de similares características, se
chequean por una auditoría externa, que comprueba sus datos, titularidad,
tipos de interés, garantías, inscripción, etc. etc. y se crea un grupo de
préstamos, que se venden a otra entidad que constituye un Fondo de
Titulización Hipotecaria, llamado Pepito Pérez. El fondo crea unos bonos
respaldados por esos miles de préstamos, por los que se compromete a
pagar a los compradores de los mismos una renta, -inversores, o
ahorradores-, lo cual hace identificando el producto que vende; en nuestro
ejemplo identifica como serie A que contiene un monto de 170.000 millones
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 68

de pesetas, referenciado al tipo de interés del Libor6meses+0.20. Las
condiciones de los títulos que venden se detallan totalmente, en definitiva
serán todas las condiciones del préstamo firmado, fechas, garantías, tipos
de interés y referencia, principal y de demora, diferencial, sistema de
amortización, plazo, moneda, capital, etc.
Lo normal es asegurar contingencias y utilizar el dinero recibido por la venta
de títulos, asegurando retornos diferentes a los cumplimientos de cuota de
los préstamos hipotecarios, que garanticen la obligación periódica de pago,
y los beneficios; aquí entran los derivados, se realizan contratos de
reinversión con tipos de interés garantizados, préstamos subordinados,
entre el fondo comprador y el banco vendedor, entran en funcionamiento
los swap –permutas de flujos dinerarios- entre ambas entidades, contratos
de aseguramiento entre el Fondo y otra entidad para colocar la emisión de
títulos en el mercado que garantice su venta, amén de inscribir y comunicar
a los reguladores nacionales e internacionales. El Fondo lo administra y
gestiona una entidad autónoma, esté o no vinculada a la inicialmente
propietaria de los préstamos, cuyos titulares, los prestatarios, deudores,
que firmaron los préstamos, generalmente no conocen la operación, ni les
afecta, ya que las condiciones pactadas en escritura pública inscrita en el
Registro de la Propiedad siguen vigentes. Solo ha cambiado el dueño del
préstamo. Se ha producido una venta de deudas y se han creado nuevos
instrumentos financieros a través de una industria que alimentan al sistema
global, generando comisiones, flexibilizando el uso del dinero, moviéndole.
Volvamos a EEUU, multipliquen las referencias españolas por un número
alto y se acercarán a los mercados estadounidenses en donde la muy
superior competencia y menores controles impulsan que todo se venda y
revenda, por múltiples intermediarios que se desentienden de la
administración del crédito y del riesgo, los unos porque ya han cobrado las
comisiones, que es su negocio, los otros porque al poner el dinero para
prestar lo recuperan con las ventas de bonos. Y ¿a los bonistas quien les
asegura el cobro de su renta, o la posibilidad de revender y obtener
liquidez? Comprenderán las enormes pérdidas, y beneficios, que se obtienen
con tanto trapicheo en los MBS, títulos hipotecarios.
Tras la quiebra de LTCM en 1998, durante unos meses pareció liquidarse el
asunto subprime. Pronto se olvidó; el problema de fondo seguía, la
creciente desigualdad entre ricos y pobres marginaba a grandes sectores de
población que amenazaban con generar problemas mayores. Así el negocio
de las hipotecas basura recomenzó en los 2000, el crédito era el único
recurso para socializar a grupos de población con un mínimo nivel de vida. Y
además se fue convirtiendo rápidamente en extraordinario negocio para
grandes entidades que compraban pequeñas y medianas empresas
especializadas anteriormente, y como todo en EEUU, creció y se concentró.
Si en el 2000 de 130.000 millones de dólares en hipotecas basura se
vendieron 55.000 millones como bonos, en 2005 hubo 625.000 millones $
de los cuales se titulizaron 507.000 millones, mover esos volúmenes solo
era posible por grandes instituciones financieras. Habíamos entrado en el
boom de los derivados y de los mercados. Buen Libro de apoyo: „La gran
apuesta‟, Debate. Michael Lewis hace una gran narración de los mercados,
como años atrás hizo en „El póquer del mentiroso‟.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 69

Históricamente no había tradición de concesión de préstamos a las capas
bajas de población, sin recursos, sin trabajo, sin patrimonio… no existían
datos sobre su capacidad de impago, era conocida de antemano y no
entraban en los análisis porque no entraban en el mercado, así que los
datos utilizados para las concesiones recientes, no existían, -la utilización de
dichos datos allí es un soporte importantísimo- por tanto los nuevos
prestatarios no estaban sujetos a iguales criterios que antaño, y la medición
de riesgos por la historia crediticia, simplemente desapareció. A nadie le
importó, porque las casas, que eran la garantía, subían de precio, y las
hipotecas basura para el negocio, tuvieron importancia en cuanto materia
prima, el subyacente para los derivados, tras los que se desvanecían los
riesgos. Pero los cambios en la base se iban produciendo.
Los tipos de interés pasaron de fijos a variables. En la primera etapa de los
noventa 2/3 de los préstamos tenían interés fijo, lo cual hacía que los pagos
de las cuotas fueran determinadas y conocidas, pero en 2005, 2/3 de
préstamos habían pasado a ser de tipo variable, por tanto con un futuro
incierto. Si en aquel momento los tipos estaban bajos, la sensación de
capacidad de pago animaba, pero en cuanto los tipos subieran, los impagos
empezarían. Ítem más, en la concesión de hipotecas se utilizaban los
primeros años de carencia, 2+28 o 3+27, los 2 o 3 primeros sin
amortización, sin devolver capital, por lo que los pagos inicialmente eran
muy inferiores a los posteriores, otros tenían tipos de interés de salida
menores para enchanchar, –para facilitar la compra se hacía también en
España, aunque en EEU las diferentes modalidades de tipos eran más
numerosas que las españolas- Los impagos avanzarían implacables
aumentando la mora que hasta entonces a nadie importaba, en cuanto
pasaran los primeros años de carencia, en cuanto los tipos de interés
subieran, o en cuanto los precios de las viviendas se estancaran.
Los precios no necesitaban bajar, solo frenar su subida para provocar la
estampida ya que montones de préstamos se ofrecían en base a la subida
de valor trimestral de la garantía, en la mayoría de los casos para poder
pagar la hipoteca. En otras ocasiones se ampliaban préstamos para comprar
otra casa, que a los pocos meses subía de precio, se refinanciaba ampliando
la hipoteca que se destinaba a comprar otra casa, que subía a los pocos
meses, que se daba otra hipoteca, que… esto se hacía a trabajadores
inmigrantes con salarios de 14.000 dólares anules y para casas valoradas
en 500.000 dólares, de tal manera que se podían juntar con 3 o 4
préstamos, imposibles de pagar sin la refinanciación continuada soportada
en el aire de hipotéticas subidas de valor del mercado inmobiliario, que no
bajaba nunca.
Había mayores dificultades todavía; en uno de los grupos de préstamos
subprime llamados (ARM) con tipos de interés ajustables, creado para los
que no podían pagar, los tipos de interés posteriores al de salida, eran
fijados por el prestador o prestamista ¡a discreción! en función de la
incapacidad del prestatario o deudor. Se firmaba en contrato, aunque como
el tipo de salida era menor, y todo era una fiesta, nadie prestaba atención
al problema que podría existir años después, a pesar de todo hubo decenas
de miles de denuncias. Los tomadores de hipotecas podían ser trabajadores
inmigrantes, buscados específicamente para ello, con salarios de 1.000
dólares mensuales, e incluso sin salario; en muchos casos la documentación
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 70

justificativa de los préstamos no era exigida, -tipificado como No-Doc, LowDoc-, se obviaba la demostración de ingresos, en otros se maquillaba la
cualificación crediticia, si un individuo no tenía impago era considerado buen
cliente, lo cual podría ocurrir por no tener créditos dada su incapacidad y no
por buen pagador… La lista de tropelías fue enorme, poco importaba, ya
que las agencias de rating calificaban con triple A los paquetes de hipotecas
basura triple B, que les eran solicitados por los grandes bancos que
necesitaban un producto con gran demanda. Y los bancos eran quienes
pagaban a las agencias.
En 1999 entra en escena una sección de AIG (AIG FP) y comienza a vender
seguros contra impagos, en el formato de las recientes permutas de impago
crediticias, CDS, tal como si fueran seguros a largo plazo, a precios
irrisoriamente bajos en las primas que cobraba, lo cual le reporta beneficios
al principio. En aquellos años identificaban los créditos que aseguraban
como comerciales. En 2004/5 la oleada de créditos al consumo se junta con
el crédito vivienda y todo se convierte en hipotecas basura, que AIG sigue
tratando con iguales criterios de riesgos, ¿por qué? Las hipotecas basura
habían pasado de representar un 2% del total asegurado de créditos a ser
un 95% en el 2005. Todo daba igual, y la mayoría del mercado pensaba que
aquella fiesta hipotecaria nunca explotaría; pero, una minoría sí lo creía y
compran varios miles de millones $ de CDS, no como seguros de los bonos
hipotecarios a largo, lo hacen como apuesta contra el mercado a corto, y sin
necesidad de tener bonos, el producto asegurado. Aquello era un casino y
apostaban con los nuevos instrumentos. Libro de apoyo –„El casino que nos
gobierna‟ Juan Hdez. Vigueras, Clave IntelectualEn el 2006 frena la subida de precios del mercado inmobiliario y empiezan
los impagos. El problema de la crisis global subsiguiente no fue debido a la
explosión del negocio subprime, que actuó como detonante, -las hipotecas
basura podían representar un 15% del total hipotecario- el impago de
hipotecas pudo afectar inicialmente a unas cuantas decenas de miles de
millones, asimilables por el sistema sin grandes sobresaltos sistémicos.
Pero, naturalmente AIG no tenía cubierto los riesgos de sus CDS, no habían
previsto la posibilidad, y quebró y así otros bancos que no pudieron soltar
todas las hipotecas basura de sus tripas, ni cubrieron riesgos. La causa de
la devastadora fuerza de la explosión fue el tamaño de los mercados
financieros y su interpenetración global, aquellos CDO estaban por todas
partes y nadie sabía lo que tenían dentro ni cuánto valían. Los impagos
continuaron y fueron abriendo agujeros inundando todo el sistema, incluida
la City y los bancos alemanes, convirtiéndose en cientos de miles de
millones a través de montañas de derivados que se habían extendido por
bancos y aseguradoras, los cuales rompieron la cadena de confianza en
otros bancos, nadie sabía cuánta basura tendrían en sus tripas, así los
bancos con dinero lo guardaron bajo llave por si lo necesitaban para
apuntalar su solvencia. Las quiebras fueron cayendo como fichas de dominó
y la pérdida de valor de activos financieros fue gigantesca. La burbuja
inmobiliaria reventó y provocó una gran caída de valor de activos reales. El
crédito desapareció del escenario bancario y empresarial y la economía real
se desplomó. Paro, y recesión; y ayudas públicas. Y pasó a ocupar titulares
el problema de la deuda.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 71

http://blog.yardeni.com/2011/03/equity-bond-funds.html

http://droblopuntocom.blogspot.com.es/2013/02/evolucion-historica-del-precio-de-la.html

Subprime Lending Crisis.2Matthew Long, Program Co-Chair. Bates White, LLC

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 72

El cuadro tomado de BBVA muestra el fuerte crecimiento de los préstamos hipotecarios.
http://www.actibva.com/magazine/estudios-bbva/prestamos-bancarios-y-la-posturarestrictiva-la-crisis-del-credito

Informe mensual 2007-12. „La Caixa‟. Crecimiento de tipos cuando empiezan a crecer las
subprime, al nacer el siglo. En todo caso representan un 15% del total de hipotecas.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 73

Las finanzas dan un salto. Cambio cualitativo en la globalidad
Mercados hay de muy diversos tipos desde la antigüedad, no son un invento
reciente, ni siquiera capitalista, aunque este sistema los instaura como uno
de sus ejes centrales de actuación. Los intercambios de mercancías y
servicios en un entorno colectivo, con ciertas reglas y organización, se
conocen desde hace muchísimo tiempo, incluso los recientes mercados de
futuros nacen en 1848, en Chicago, antes en Japón, centrados en materias
primas, -café, cereales, azúcar, cacao, plata, oro… en los que se
compraban, cosechas enteras antes de recolectarse, fijando precio sin
conocer exactamente calidad, demanda y precios futuros... –Vilariño escribe
que: la historia registra este tipo de contratos desde el siglo XII, pasa al
XVI, Carlos V y cita comerciantes de Amberes y Amsterdam que negociaban
futuros que están registrados, sobre pimienta y cobre, grano, arenques,
aceites,... Anexo de ‘Derivados y Productos Estructurados. Ángel Vilariño.
Junio 2011, México D.F.’El sentido de este trabajo que está leyendo ‘El poder de los mercados…’,
queda circunscrito a dar una mirada política a nuestra realidad, en la cual el
uso del concepto, mercados, lleva casi siempre implícito el adjetivo
financieros. Las referencias que utilizo, por tanto serán a los mercados
financieros, en general, a pesar de que cuando hablamos de ellos nos
referimos a realidades diversas, tales como los interbancarios donde
compran y venden dinero los bancos; mercados monetarios con
instrumentos a corto plazo y pactos de recompra; mercados de divisas,
intercambio de monedas país; mercados de opciones y futuros sobre
materias primas y sobre productos financieros; de acciones en las conocidas
bolsas donde empresas y capitalistas privados se financian y mercadean
compran y venden participaciones empresariales; o los mercados de bonos
y obligaciones, privados y públicos, entre los cuales están los mercados
hipotecarios y en los de la deuda soberana, -líquidos, exentos de impuestos
y solo unos pocos, nominativos- mucho mayores que los de acciones, en
donde se invierten sumas colosales recolectadas por bancos e instituciones
de inversión colectivas, que son en realidad préstamos de los compradores
a grandes corporaciones privadas y administraciones públicas que pagarán
intereses por ellos, tomando la forma de rentas para los bonistas… Los
mercados pueden estar organizados o no (OTC), pueden ser primarios
desde emisores, o secundarios...
Todo tiene un punto de partida que se puede buscar tan lejos como
queramos, porque nada nace de la nada, en este caso, marco la referencia
para el nacimiento de los nuevos mercados financieros en los años 70. En
1971 se suprime la convertibilidad dólar-oro, modificando el sistema
monetario de la postguerra mundial, creado tras los acuerdos de Bretton
Woods en 1944. En los setenta se dispara la inflación mundial, -en España
llegó a rondar el 30%- se producen las dos crisis del petróleo,… un creciente
aumento de la volatilidad de precios, del dinero –los tipos interés- y de
materias primas, los problemas de deuda externa en los países que
llamaban en vías de desarrollo en la década de los ochenta… La
inestabilidad agudiza la búsqueda de salidas para que corporaciones y
bancos reduzcan los riesgos financieros y comienzan a extenderse nuevos
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 74

instrumentos, tales como ‘forward’, ‘futuros’, ‘swaps’, ‘opciones’… que
ampliarán su radio a productos financieros multiplicándose a finales de siglo
como ‘gremlis’ humedecidos. Algunos de esos instrumentos pretenden
cubrir la volatilidad de tipos de interés que se produce como consecuencia
de los distintos plazos y tasas de fijos y variables, que tienen productos de
ahorro y crédito, no siempre coincidentes en un lado con el otro.
Los ‘forwards’, son contratos entre dos partes, con compromiso de
compra de un activo a un precio estipulado hoy, a fecha seis meses vista,
sin fianzas, tal como si fuera un crédito entre dos partes. Los futuros
financieros, similares en principio a los anteriores, pero se renegocian
diariamente, se instalan en Chicago en 1972/73, en 1974 en Nueva York,
en 1982 en Londres, pasando a Singapur en 1984 y Tokio 1985,
centrándose al comienzo en los tipos de cambio de las divisas,
posteriormente pasan a negociarse sobre tipos de interés, índices de bolsa,
pagarés, bonos del Tesoro, certificados de depósito, incluyendo sobre
índices de precios al consumo… Se abre la posibilidad de apostar sobre
cualquier cosa en cualquier plazo, típicamente americano como se aprecia
en películas del oeste o de gánster.
Los ‘swaps’, son permutas entre dos partes, intercambio de flujos
dinerarios de activos financieros con un precio referenciado, a un intervalo
temporal determinado, al principio sobre tipos de cambio de divisas y
posteriormente sobre tipos de interés. A pesar de que fueran conocidos
embrionariamente en los setenta en EEUU y Reino Unido, se instalan en
1981 apareciendo al mundo con una operación entre IBM y el Banco
Mundial. A partir de 1985 se extienden y diversifican con múltiples formulas
y opciones. Los actuales derivados CDS, serían una mutación de los ‘swaps’
en permutas de incumplimiento crediticio. Las opciones, son contratos que
suponen adquirir el derecho de comprar un activo, que no la obligación,
como los anteriormente citados, a una fecha futura por precio fijado hoy.
Los ‘warrants’, normalmente titulizados, cotizados en bolsa y fácilmente
negociables, son cuasi opciones sobre índices, sobre acciones o divisas, o
sobe tipos de interés, entrarían en el capítulo de opciones sobre derivados,
-que derivan su precio de otro producto, llamado subyacente, tales como
opciones o futuros- cuyo contrato con fecha de vencimiento –aunque se
puede negociar y ejecutar antes- daría un derecho a comprar o vender un
activo financiero, considerado subyacente, por tanto además de tener la
posibilidad de cubrir posiciones contrarias a las tomadas en el subyacente,
permiten apostar en sí mismos sin comprar el subyacente, cuya prima o
precio del warrants es distinto, sensiblemente menor, aunque vinculado al
subyacente, consiguiendo grandes beneficios, o pérdidas.
Grandes cifras de cambios globales se suceden. Múltiples siglas de
productos financieros pululan por el mundo desde los años ochenta, con
crecimientos espectaculares desde entonces propiciado por los cambios
globalizadores que permiten interconectar el planeta en tiempo real y
facilitan el transporte –los contenedores son un enorme cambio
globalizador- lo cual amplió el comercio mundial de mercancías, servicios y
movimientos de personas. Y ello en un mundo que explotaba de crecimiento
como nunca antes; los precios del petróleo pasaron de 10$ barril en 1999 a
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 75

147$ en 2008, lo cual llenó de divisas a los productores que para
rentabilizar debían prestar en los mercados, entre el 2000 y 2006 el PIB
mundial se dobló, pasó de 36 Billones de dólares a 70, -a pesar del
gigantesco destrozo de activos de las puntocom y del resto de crisis
asiáticas- el comercio mundial creció un 140%, muy por encima del doble,
pero los flujos de capital lo hicieron ¡por encima del doble del comercio, o
sea 4 veces! llegando a representar un volumen equivalente a 70 veces el
PIB mundial, -el volumen de negocio de los mercados de deuda pública se
multiplicó por 4, el de acciones por 9, el monto de divisas negociado en un
día del 2006 era 60 veces superior al comercio mundial y 800 veces
superior a la inversión extranjera directa. Manuel de la Rocha y Doménec
Ruiz - El crecimiento impulsó enormes cifras de consumo energético,
exportaciones, divisas concentradas en los emergentes y necesidad de
prestarlas, moverlas para rentabilizarlas, necesidad de préstamos en
Occidente… Gigantescas cifras de dinero se mueven por el mundo, pudiendo
provocar catástrofes globales o regionales, como en el sudeste asiático a
finales de siglo XX, tanto por entradas masivas de capitales generadoras de
burbujas y desequilibrios inmensos, cuanto por sus salidas.
La relevancia de la crisis internacional que estalló en 2007, viene dada por
la gigantesca expansión y fuerza descontrolada de los mercados financieros
en un mundo nuevo, diferente a lo anteriormente conocido, por tanto, los
poderes mundiales luchan por nuevos equilibrios. Los cambios se apoyaron
en gigantescas sumas de capitales en continuo movimiento, en las
matemáticas aplicadas a la economía financiera que pusieron en marcha
múltiples y ultramillonarios instrumentos financieros, repetidamente
vendidos sin controles suficientes ni soportes rigurosos que cubrieran los
derivados. Productos a la venta y mecanismos de elaboración, colocación y
evasión de riesgos, dieron un salto adelante con el desarrollo informático,
en un mundo globalizado marcando diferencias respecto al capitalismo
tradicional.

Capitalización bursátil como porcentaje del PIB 1925-2013

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 76

Derivados, CDS, CDO…Inmenso y meteórico crecimiento

Los derivados son un producto estrella de estos mercados, se trata de
instrumentos financieros que derivan el riesgo del crédito de forma
separada de los otros tipos de riesgos asociados a un activo, permitiendo
gran apalancamiento. –Sobre los riesgos dedicaré mayor atención en
páginas posteriores, y sobre derivados esquemas resumidos en anexos
finales- Los más conocidos son los CDS (Credit Default Swap- Permutas de
impago crediticio) y CDO (Collateralized Debt Obligations-Obligaciones de
deuda garantizada). La historia de la transferencia de riesgos de los créditos
viene de lejos, desde los seguros de crédito, llegando en los 70 en EEUU a
los créditos sindicados y la titulización –securitización-, las reventas de
préstamos en mercados secundarios posteriormente, hasta llegar a los
modernos derivados que tomaban las compañías de seguros a través de sus
ramas de reaseguros, y así escondían de los reguladores.
Un problema al leer cifras de derivados es la opacidad de muchas
transacciones, que se complica si al escribir simplificamos demasiado los
mercados financieros, reduciéndolo a un ente, que en realidad son
diferentes mercados de derivados, en concreto el de derivados de crédito es
una pequeña parte en relación a otros mercados de derivados de tipos de
cambio, divisas, u otro de tasas de interés, o los relacionados con las
comidities, petróleo, granos, oro... En todo caso la idea esencial es que los
mercados financieros representan una nueva historia en gran parte
descontrolada en la transición del siglo, que marcan la nueva era. La
intención de que un contrato financiero cubriera el riesgo del crédito ante
un evento de impago, de forma separada al mismo crédito, podría tener
sentido, ya que el propio crédito comporta otros riesgos asociados a las
tasas de interés, al tipo de cambio de la moneda, a su liquidez… la realidad
ha mostrado que su papel en el entramado financiero se ha utilizado como
instrumento especulativo, y sus precios alejados de los subyacentes e
influidos por criterios globales. Las estadísticas de British Bankers
Association dicen que el uso principal de los derivados de crédito son
inversiones financieras. Utilizado: „Aspectos destacados del desarrollo en el
mercado de derivados de crédito‟:Cristián Echeverría y Luis Opazo
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 77

El volumen de mercado de los CDS es gigantesco, dimensión en nada
comparable con el pasado, incluido el reciente, representa una cifra superior
al producto bruto mundial, como muestra el famoso cuadro que publicó „The
New York Times en febrero de 2008‟, extraordinariamente superior al que
mueve la bolsa de Nueva York, o los mercados de préstamos hipotecarios, o
el mercado de bonos del Tesoro estadounidense, y no están regulados. A
finales de 2001 los mercados CDS tenían un valor de 920.000 millones de
dólares, a finales de 2007 pasaron a ser de 62 BILLONES. Los CDS pasan al
asalto de los derivados en 1994, -según Lanchester- cuando el equipo de
swaps de J.P.Morgan, en una reunión de fin de semana tiene el objetivo de
buscar un producto nuevo y rentable.
Los CDS son derivados de crédito, -como los CDO, derivan su precio de un
activo subyacente-. En principio son instrumentos de cobertura, contratos
de seguros contra impagos de deuda impulsados en los 90, cuya difusión
explota in-crescendo al inicio del siglo. En teoría asemejan ser swaps,
productos de permuta e intercambio que nacieron en los ochenta, y sirven
para cubrirse del impago a aquellos tenedores de la deuda, que aseguraran
previo pago de una prima periódica, como un seguro. Si dicha deuda
cayera, contra estos seguros pagaría la entidad vendedora. Imaginen un
banco de inversión que para protegerse de cientos de miles de millones
prestados se asegura contra el pago de primas a un tercero que asume el
riesgo quedando liberado del mismo el primero. El primero elimina el riesgo
de sus libros y al estar limpio asume otros nuevos, mas préstamos (esto es
crear dinero de la nada). Imaginen una cadena de ellos y que un gran
tomador nunca dispusiera de partidas suficientes para cubrirlos cuando se
derrumbara el mercado; este fue AIG.
La realidad está muy alejada de la teoría, para empezar se compran o
venden desnudos al margen del subyacente, tienen vida propia, no necesito
estar en posesión de esa deuda para comprar CDS, lo cual ya indica que es
un producto financiero susceptible de especulación y no un contrato para
asegurar la deuda que tengo en mi cartera. Se pueden encadenar múltiples
veces, un CDS para asegurar los anteriores CDS que a su vez aseguraban
otros, que a su vez… Imaginen ustedes un seguro contra incendios de
edificios, pero comprado por alguien que no tiene casa, que fabrica otro
para el vecino, que se lo vende a su primo… En esencia son apuestas sobre
tendencias, de cualquier cosa. Apuesto a que baja la deuda, por ejemplo, y
si ocurre, gano la apuesta. Se entiende que otra parte la cubre, toma
posición contraria, como en toda apuesta. Economía de casino, apuestas,
que pueden destrozar países.
Resultan relativamente útiles para medir los peligros de impago de deuda,
en teoría cuanto más subieran sus precios indicaría mayor cantidad
comprados lo cual implicaría mayor percepción de riesgo de impago. Lo
anterior sería cierto, cuanta mayor cantidad de deuda estuviera soportada
en CDS, lo cual está bastante alejado de la realidad que tiene un porcentaje
mínimo de deuda vinculada a CDS. Realmente son instrumentos financieros
ultratemerarios con los que se especula brutalmente, apuestan a que suben
o bajan en sí mismos, sin consideración al soporte subyacente que
supuestamente los generó y que puede ser cualquiera, apuestan a
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 78

grandísima escala, como las grandes especulaciones modernas.
Comprar o vender enormes cantidades (no los utiliza cualquiera pues se
exigen unos mínimos de inversión altísimos) a plazos cortos supondría
beneficios o pérdidas gigantescas para quienes lo hacen y destrozos
inmensos para los subyacentes, que en este caso si son deuda pública
pueden destrozar países enteros y recordamos que sin necesidad de haber
comprado deuda, son tenedores de la apuesta, pero no de la base. Sus
precios no reflejan exactamente las dificultades de tal o cual país, pero
juegan con ella, porque realmente tratan de que afecten a los precios de los
CDS en el sentido de su apuesta, si generan y difunden noticias de miedo
instantáneamente sus precios crecerán y dichos movimientos pueden hacer
que paguemos 1 o 2 puntos más de intereses que son muchos miles de
millones de euros.
Un mundo soportado en una realidad virtual, que sin duda afecta a la real, y
la condiciona agravando nuestras penalidades. De poco sirve que las
economías europeas realmente estén mejor que la mayoría de otros países,
este mundo virtual provoca paradojas que muestran estar valorados con
mayor peligro y así la especulación trabaja con mayores márgenes atacando
a Europa. El problema planteado es ¿cómo frenarlo? si es que fuera posible
evitar las apuestas de los seres humanos. Los tiburones financieros que
juegan esta especulación ni siquiera son en muchos casos las finanzas
tradicionales, estos individuos con sus movimientos consiguen también
derribar sectores de capital financiero tradicional. El monstruo de los
mercados financieros, posee un poder y descontrol tan suficientemente
potente como para destruir el sistema. Y recuerden, no era necesario
comprar préstamos hipotecarios basura, para apostar contra ellos en corto,
compraba CDS, pagaba la baja prima de seguro y esperaba a que los
precios de las viviendas frenaran para hacerse rico.
Copio la descripción de operación bajista, posición en corto, de la ponencia
presentada a la XIII REUNIÓN DE ECONOMÍA MUNDIAL celebrada en mayo
de 2011 en la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de la
Universidad del País Vasco, presentada por Ángel Vilariño Sanz, Nuria
Alonso Gallo y David Trillo del Pozo, con el título „La falacia del spread de la
deuda soberana como indicador de la solvencia del Estado‟

„‟5.-Comportamientos especulativos y profundidad de los mercados.
En los mercados secundarios de deuda además de las operaciones de venta
de bonos en propiedad es posible la venta de bonos que previamente se
han prestado a los vendedores. Estas operaciones de préstamo de valores
las realizan entidades que tienen los bonos a vencimiento como los fondos
de pensiones y que quieren cobrar una comisión por el citado préstamo.
… Las operaciones de venta en corto se utilizan como herramienta de
especulación aprovechando la gran capacidad de inversión de determinados
Hedge Fund: los que reciben el préstamo de deuda la venden para provocar
una caída de precios y poder devolver las referencias prestadas con una
ganancia igual a la diferencia entre el precio inicial al que se vendió y el
final al que se recompra. El efecto arrastre de otros inversores es
importante, y para conseguirlo los fondos deben ser capaces de vender un
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 79

volumen significativo que haga que caigan los precios, que son la referencia
para otros inversores. …
Las operaciones cortas en la deuda soberana se complementan con otras
posiciones cortas sobre el sector bancario. Las operaciones cortas sobre los
bancos, generando presión vendedora sobre sus acciones, alimentan la idea
de que puede producirse un rescate bancario, debilitando así la
sostenibilidad de las finanzas públicas. No son desdeñables en este contexto
los procesos de profecía autorrealizada si una parte importante de los
inversores terminan dejándose arrastrar por este proceso. ….
… es igualmente relevante destacar que la especulación precisa un buen
“guión” que permita hacer visible para el conjunto de los inversores la
debilidad sobre los emisores. Ello implica no solo las operaciones en los
mercados sino toda una política de comunicación social.
Estas estrategias especulativas no se basan únicamente en ventas en corto,
sino que se combinan con la contratación de CDS en posición de
compradores de protección de los bonos sobre los cuales existe la intención
de que disminuyan los precios. „‟
Los CDO –Obligaciones de Deuda Colateralizada, mejor traducido como
Obligaciones Garantizadas por Deuda- son derivados que en general tienen
como subyacente el valor de paquetes de bonos de riesgo -ABS, Asset
Backed Securities, bonos respaldados por activos, de rango comercial y
MBS, Mortgage Backed Securities, bonos respaldados por hipotecas.
Recuerden: securities, títulos, bonos-. Ahora hipotecas basura, cada bono
puede contener cientos de préstamos, agrupados en un fondo y se emiten
„papelitos‟, CDO, que son vendidos también en el mercado internacional,
por lo que dinero externo a corto financia la burbuja hipotecaria a largo. Un
CDO además de ser un montón de bonos hipotecarios BBB, o porciones de
bonos distintos, también puede ser un paquete conteniendo solo otros
derivados CDS, en este caso llamado sintético. Lo que hace es redistribuir el
riesgo de impago de ese lote de préstamos en diferentes niveles
problemáticos, asegurando mejor recuperación de lo invertido en un nivel
que en otro, en teoría no todos los niveles o pisos entrarán en riesgo al
mismo tiempo, ¿en teoría?, precisamente lo normal es que así ocurra,
puesto que todas las hipotecas basura son muy parecidas. Se venden
riesgos y no créditos que son el subyacente, por tanto el dinero que se paga
no es el monto total del préstamo, sino menos, porque realmente se está
apostando y no comprando deuda. En el paquete de préstamos no todos
ellos son homogéneos en riesgos, se emiten agrupados por tramos en
función de la supuesta calidad, A buena o B mala, con preferencias
definidas de cobro a los compradores en casos de impago de los
prestatarios. Multipliquen las mezclas de derivados que se los ocurra en la
proporción que quieran y en cada gran banco y tendrán algo aproximado a
lo que sucedió.
El resultado final es un paquete que mezcla riesgos, difícil de determinar,
que se distribuye masivamente, en el cual las agencias de rating tienen un
papel esencial para su venta, ya que dependerá de la calificación, dieron la
mejor, cuando los paquetes tenían masivos préstamos de dudoso cobro. La
ventaja para los bancos era que al tener AAA no eran activos inmóviles, no
computaban por su alta consideración de seguridad y liquidez, eran
rentables y no limitaban la posibilidad de ampliar créditos, incluso
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 80

aceptadas por el banco central endosadas como garantía, tomaban créditos
a tipos preferentes para conceder más créditos a tipos mayores. Una locura
de facilidades, la banca crea dinero por el crédito, en este caso dinero
bueno del dinero malo. Un nuevo y lucrativo negocio se abrió para los
grandes bancos si convencían a las agencias de rating para modificar sus
calificaciones de las torres de hipotecas basura de triple B a triple A. Y vaya
si lo consiguieron. La operación se reordenaba varias veces, siempre
agrupando pocos buenos con muchos malos y poniendo la mejor nota para
venderlos como buenos y por tanto caros, así que eran necesarios muchos
malos baratos para continuar el negocio de venderlos como buenos. Se
abrió la petición a los prestamistas para fabricar subprime a gran escala y
llevarlas a los grandes de Wall Street.
En 2006 las ventas en corto, especulativas, en 3 días por J. Paulson fueron
de 25.000 millones de $, se super-forró. Cifra similar a los recortes
españoles en 2010/11/12, citado por M. Lewis „La gran apuesta‟. En el 2000
el valor de este mercado era de 275 millones de dólares en el 2006, llegó a
cerca de 5 BILLONES de dólares, citado por J. Lanchester en ¡Huy!

„Titulización mundial por activos de garantía‟ e „Importe nocional de CDS‟
Bco España „Documentos Ocasionales 0808 de 2008‟, „La financiación estructurada
y las turbulencias financieras de 2007-2008: Introducción general‟ Sarai Criado y
Adrian van Rixtel.
http://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/PublicacionesSeriadas/D
ocumentosOcasionales/08/Fic/do0808.pdf

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 81

Exposición a derivados en los 4 grandes bancos de inversión EEUU, cuyo crecimiento está
muy por encima del crecimiento mundial del PIB, de la UE, de EEUU, de China o Japón.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 82

5. VENDER MILLONES DE BONOS NECESITA UNA GRAN INDUSTRIA
El cuadro muestra una comparación entre cifras de negocios de los
derivados y los activos, extremadamente inferiores, estos últimos,
correspondientes a grandes bancos de EEUU, que junto con Londres son los
generadores de los mercados financieros. -La City en Londres es el mayor
mercado de bonos del planeta moviendo 2/3 del mismo, a lo que no será
ajeno sus paraísos fiscales en las islas-. A escala mundial los derivados
suponían 600 BILLONES de dólares, a finales de 2007 inicio de la crisis, lo
cual representaba diez veces la suma de todos los productos y servicios
mundiales generados por cientos –o miles- de millones de personas;
multiplicaban por 10 veces todo el PIB del planeta.

Crear y colocar enormes sumas de los nuevos productos financieros en los
mercados necesita de una gran distribución financiera, -en 2007 el tamaño
del sector financiero en EEUU llegó a ser un 90% de su PIB- y representa
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 83

para quienes lo hacen jugosos beneficios, en forma de comisiones de
intermediación, de bonus y salarios especiales, como muestran los cuadros
que recogen la media y mediana expresada en miles de $, por tanto el
máximo representado de 2005 significa bonus –pagas extras anuales
suficientes para comprarse una casa- hasta de un millón de dólares,
cobrados por algunos intermediarios financieros en los bancos. Esta forma
de proceder dará lugar a todo cúmulo de tropelías apoyadas en la falta de
ética de individuos e instituciones, bróker, dealers, agencias de calificación,
bancos de inversión… todos en carrera pisoteando a pueblos enteros por el
enriquecimiento personal. Y rápido.
A finales del siglo XX, la fiebre de la titulización –securitización- se extendió
por el sistema financiero occidental, muchos productos eran soportados en
títulos que se vendía finalmente en trocitos en los mercados de bonos, las
carteras de préstamos de los bancos se agrupaban y vendían en paquetes,
ya no solo se financiaban con cédulas hipotecarias soportadas en la
rentabilidad de las hipotecas, ahora se vendían carteras de miles de
préstamos hipotecarios, con lo que miles de millones de euros salían de sus
balances y entraba dinero fresco para continuar la fiesta del crédito
replicando el proceso. Al descargar sus balances reducían riesgos, que
compraban otras sociedades, quienes nuevamente titulizaban y troceaban
los títulos vendiéndolos a particulares e instituciones. En España lo hacían,
pero en EEUU y la City lo multiplicaban una y otra vez, se vendía y volvía a
revenderse otra vez y otra… sin soportar o cubrir adecuadamente los
posibles trances de impago que eran minimizados.
La imagen izquierda muestra las titulizaciones realizadas por la eurozona,
que serán menores que las de la City o EEUU, -dólar 75% euro 20% de
transacciones financieras mundiales- y que aún así, muestran el
crecimiento de instrumentos, títulos, bonos, papelitos, que abastecen los
mercados financieros, independientemente de que estén dentro o fuera de
balance. La imagen de la derecha corresponde a los derivados de crédito,
un cuadro clásico de British Banker’s Association.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 84

Más bancos, más derivados y títulos… más productos financieros,
más bonus y opciones…más leña al fuego…

En EEUU, la locura de las ventas de productos financieros enriquece
rápidamente, los salarios del sector financiero que durante la etapa
1948/1982 habían permanecido estables y en la media o ligerísimamente
por encima del conjunto salarial, llegan a duplicarse en 2007. Los bonus de
los intermediarios crecen con las operaciones, pueden llegar a representar
entre 2/3 y ¾ partes del total salario llegando en algunos casos con el
bonus anual a poder comprar una buena casa.
El pasado 27 de enero de 2011, la Comisión encargada de „The financial
crisis inquiry report‟ Que investigó la crisis en EEUU (y su repercusión
mundial) entregó su informe al Presidente, y al Congreso, merece la pena
navegar por él y echar un vistazo, es fácil encontrar traductores
automáticos, sobre todo si se toman partes del informa y no todo el. Ellos
dicen que ‘Comisión de Investigación fue creada para "examinar las causas,
nacional y mundial, de la actual crisis financiera y económica en los Estados
Unidos". La tradición de los estadounidenses en cuestión de crear
comisiones y realizar informes es algo que aquí en España despreciamos
olímpicamente, aunque todo lo que sea investigar y recopilar datos,
entrevistas, materiales, comparecencias etc. y hacerlo público amplía
aclaraciones y por tanto opción a tomar decisiones. Luego estaremos
nosotros, los ciudadanos para darle el matiz que queramos, creer o no,
aprovechar los datos facilitados o desecharlos. Es interesante para ver su
funcionamiento comprobar los parámetros éticos a los que se someten y
que son publicados y la intencionalidad de hacer públicas investigaciones,
sesiones y conclusiones. Claro, claro, todo puede ser mentira y trampeado,
pero mejor decirlo que no, mejor hacerlo que no, mejor enviar a la cárcel a
algún pez gordo culpable, retirar grandes directivos y parar altos cargos por
la investigación. Quizás aquí se esté haciendo lo mismo y no me entero, o
en China, o…
Entiendo que existen limitaciones y engaños, lo que destaco es lo que hay
allí, y no aquí. ¿Cuántos banqueros, altos ejecutivos bancarios, grandes
prebostes inmobiliarios, etc. conoces que hayamos citado para que
expliquen por qué concedieron tantísimos créditos, y como pudieron
hacerlo, por qué se apalancaron tanto, como lograron saltarse las cortapisas
del Banco de España, por qué MAFO y cía no actuaron rápidamente
entonces, por qué tantas autoridades que sabían lo que era la burbuja
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 85

inmobiliaria no actuaron frenándola, por qué los grandes empresarios y sus
organizaciones patronales no actuaron y frenaron al resto de compadres…?,
al menos comprometamos a unos cientos de individuos, que se expliquen
públicamente. Igual que exigimos explicaciones a los políticos. Hay multitud
de cuestiones a investigar.

Cuadros ‘The financial crisis inquiry report’

Hipotecas de alto riesgo. En miles de millones de dólares
En el 2006, $ 600 -600.000 MILLONES- Billones de dólares de préstamos de alto
riesgo se originaron, la mayoría de los cuales eran titulizados. Ese año, los
préstamos subprime representaban el 23,5% de todas las hipotecas.
FUENTE: Inside Mortgage Finance
Tono claro- mercado hipotecario titulizado-Tono oscuro-no titulizada

En EEUU no existe un sistema bancario tipo español, con limitaciones tan
grandes a la entrada de competencia, hay un sistema en la sombra, de
intermediación parabancarias, que realizan algunas operaciones de crédito
en
los
mercados
financieros
y
crecieron
como
la
espuma.
Recuerden que el Trillón USA es el equivalente al Billón español. El billón
USA son mil millones. A pesar de todo, las cifras son gigantescas y su
crecimiento del 90 al 2000 dobló su capacidad, ambos, y del 2000 al 2005
volvieron a doblarla, en la mitad de tiempo.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 86

Sistema de Banca, tradicional y en la sombra
La financiación disponible a través del sistema bancario en la sombra creció
fuertemente en la Década de 2000, superando el sistema bancario tradicional en los
años previos a la crisis.
NOTA: la financiación bancaria Shadow incluye papeles comerciales y otros
préstamos a corto plazo (banqueros aceptaciones), repo, préstamo de valores
netos, los pasivos de los emisores de valores respaldados por activos y valores del
mercado monetario mutuo financiar los activos.

Los préstamos Repo = activos con pacto de recompra a precio y tiempo fijados.
Al invertir, se está realizando un préstamo al vendedor, normalmente entidad
financiera que toma liquidez a corto plazo y habitual con bonos públicos.
El uso del broker-dealers de los préstamos repo aumentó considerablemente antes
de la crisis. FUENTE: Informe Flujo de Fondos de la Reserva Federal

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 87

Valores respaldados por activos en circulación
En la década de 1990, muchos tipos de préstamos se empaquetaron en títulos
respaldados por activos.
NOTA: Los préstamos residenciales no incluyen los préstamos titulizados por las
empresas patrocinadas por el gobierno.
FUENTE: Industria de Valores y Mercados Financieros de la Asociación

El importe nocional, es el principal o nominal del contrato. La sombra clara es el
valor bruto de mercado de los derivados OTC en circulación (OTC= Over The
Counter, mercado extrabursátil no regulado)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 88

Las agencias de calificación y su contribución a la locura
Naturalmente, en los mercados, se encuentran compradores y vendedores,
ambas patas hacen caminar los derivados; inversores de variado perfil
quieren comprar productos de alto riesgo soñando con el rápido
enriquecimiento, despreciando la otrora buscada seguridad en el largo
plazo. Y en esto aparecen las agencias de calificación. -S&P, Moody’s,
Fitch…- son piedra angular del proceso de emisión, circulación y venta; y
del desastre posterior. Sin apenas regulación ni controles, detentan un
enorme poder, son juez y parte en el negocio, asesoran a los bancos
emisores y estudian el producto calificándolo, juzgándolo, por tanto para
aumentar sus jugosas comisiones, mienten descaradamente dando altas
calificaciones a productos que ellas contribuyen a colocar, como se
demostró que hicieron en esta crisis con millones de lotes de hipotecas
subprime, dando alta valoración de AAA, que indicaba gran seguridad en
ese activo, con poco riesgo para la inversión, lo cual lógicamente induce a
su compraventa masiva. Lo cual reporta increíbles beneficios, Moddy’s
duplicó ingresos entre 2000 y 2006 y el precio de sus acciones se triplicó.
Existen estimaciones -que forman parte de las conclusiones de ‘‟Summer
course on recent developments in financial economics‟‟ celebrado en julio
2008 en la Universidad de Harvard, USA.- de que los productos
estructurados, securizados, alcanzaban la cifra de 9 trillones de dólares,
(900.000 billones de dólares en terminología europea), de los cuales un
60% aspiraba a tener clasificación AAA, lo cual se realizaba con el sistema
de sacar de un lote bueno, que ya tenía AAA, una parte que se juntaba con
otro lote de subprime, concediendo al nuevo paquete la alta calificación en
función de la parte buena, olvidando la mala. Otros autores cifran en el
90% de los CDO sobre hipotecas de los pobres una evaluación de alta
seguridad AAA.
El incontrolado aumento de los procesos de securiritización, -CDS, CDO,
SIV, (vehículos de inversión estructurada)…- favorecido por las altas
calificaciones de las agencias de rating, facilitaban las ventas, de tal forma
que todo riesgo al titulizarse, se sacaba del balance y los compradores
procedían a la venta de los productos en los mercados, que junto con un
nulo soporte de insolvencias por los seguros y una laxa política inicial en la
concesión de las subprime son alguno de los orígenes de la crisis financiera.
Cuando se dejan de pagar las hipotecas, el edificio se desploma y los fondos
de inversión, -fueran hedge funds, u otros- que invirtieron en dichos
productos tienen gigantescas pérdidas, quebrando muchos de ellos, al igual
que compañías de seguros que no aseguraron realmente los CDS, los
bancos caen, tienen que cubrir posiciones y se encuentran sin recursos en la
entidad y sin acceso posible a capital en los mercados…
La mayoría de instituciones de inversión colectiva, siguen las
recomendaciones de las agencias de calificación al vincular altos porcentajes
de sus cifras de inversión en aquellos productos financieros que tienen una
determinada calificación referenciada por las tres grandes agencias. Cuando
éstas anuncian una rebaja de calificación generan graves turbulencias. Por
ejemplo, de la deuda del Reino de España, suele provocar en los mercados
una disminución masiva de compradores y aumentan las ventas masivas
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 89

por parte de la mayoría de fondos de inversión, lo cual encarece y dificulta
la financiación de la deuda soberana y por consiguiente dificulta y encarece
la financiación del resto de empresas españolas.
Llegados aquí cualquiera podría pensar que simplemente con rechazarlas, o
poner otras, quedaba resuelto el problema, pero no parece que las cosas
sean tan sencillas en el mundo real. El poder de las agencias es enorme y
su rendición de cuentas extremadamente pequeña, su capacidad de
influencia deviene de la confianza generada en el pasado, lo cual significa
que sus opiniones sean aceptadas masivamente por los múltiples agentes
de los mercados con mayor credibilidad que las emitidas por gobiernos,
partidos políticos o grandes corporaciones, que no olvidemos son también
partes interesadas en los procesos financieros, por lo que usted podrá
desear una cosa y cientos de miles de personas interesadas en las finanzas
harán caso a quien les parezca. Hasta que las críticas minoren esa
confianza, y los gobiernos y organismos internacionales exijan
comportamientos menos mafiosos. De ahí la importancia de que Europa
rechace estas agencias y cuente con las suyas propias sometidas a
controles, reguladas, por la UE.
El cuadro ‘Titulización mundial por monedas’, muestra al dólar como el
emperador monetario que es, ya que las tres cuartas partes de las
transacciones mundiales se efectúan en dicha moneda, con un quinto
(20%) que se realizan en euros y un 5% para el resto de monedas.

S&P baja la calificación del Reino de España
La bajada de calificación de la deuda española es un grave problema (Y lo
de Grecia es terrible). ¿Por qué es tan grave? me preguntaron en cierta
ocasión unos amigos sindicalistas, pues porque encarece nuestros
préstamos y necesitamos muchos para poder pagar/renovar todos los que
tenemos, por tanto aumenta nuestro déficit y nos hará trabajar muy duro
para que nos presten el mismo dinero, imprescindible para seguir y esto lo
deciden fundamentalmente 3 grandes agencias de calificación, responsables
directas en gran medida de la debacle de la crisis.
'El trabajo de calificación de riesgos lo realizan agencias como Moody's o
S&P, los engañadores de las hipotecas basuras y otros „productos de
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 90

ingeniería financiera‟, causantes directos de la crisis en la que estamos
instalados. Una seguridad dada por ellos desvía cantidades enormes de
fondos en esa dirección y una duda sembrada por ellos supone elevados
costes, en el caso del que hablamos habrá que devolver los préstamos con
intereses más altos.'
Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de
Ahorros, refiriéndose a las agencias de calificación decía en un „artículo
reciente de 13/12/09‟ …„‟No parece muy racional que cuestiones tan
importantes dependan de informes y calificaciones de agencias que, si
tuvieran un poquito de vergüenza, lo menos que deberían hacer es
disculparse por haber coadyuvado en grado máximo a provocar una de las
mayores crisis financieras de la historia.‟‟…
Ahora me interesa destacar otro aspecto de la noticia, que es su
tratamiento por los ultramedios. En todos ellos se lanza la misma consigna,
nos bajan la calificación a España, gobierno ZP culpable. Naturalmente que
el gobierno del Sr. Zapatero se ha equivocado en el tratamiento de la crisis,
desde su negación, pasando por su infravaloración, hasta sus continuas
vacilaciones, llegando a la falta de decisión en torno a tomar medidas de
gobierno sin esperar tanto tiempo a acuerdos que no van a llegar.
Naturalmente que la deuda pública española es preocupante, pero por cierto
es muy inferior a la media europea y por tanto a la de Grecia, Italia,
Bélgica, Hungría, Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Holanda,
Irlanda, Austria y EEUU y Japón, naturalmente que el déficit es preocupante
y aumentará la deuda, porque crece muy rápidamente por el aumento veloz
de los gastos y el frenazo de los ingresos, y lo que es peor no se ven
perspectivas fáciles de corrección. Pero, oigan ustedes, la deuda PRIVADA
de España es gigantesca y al menos tan preocupante como la pública y está
frenando toda posibilidad de desarrollo económico para varios años, las
deudas de familias, de empresas, de la banca, la deuda privada es muy
superior a la pública y muy preocupante para los mercados y agencias de
calificación. Sobre la deuda privada no he escuchado comentarios en El
Mundo, o Intereconomía, o Telemadrid, o Libertad Digital.
Esa deuda privada ha sido generada desde hace 15 años en el entorno de la
burbuja inmobiliaria comenzada y apoyada gobernando el PP (quizás será la
explicación de no escuchar nada), cientos de miles de particulares, miles de
empresarios, cientos de banqueros en bancos y cajas, cientos de analistas
económicos y financieros, recomendaban invertir en tierra y ladrillos,
apalancar las inversiones, (20 veces, o 100…), ‘por cada uno recobrarás
diez, esto es Jauja’. Pero al final la lata se abrió y solo eran sardinas lo que
había dentro. Este es el problema de la generación de la crisis, que luego
han tratado de remendar los gobiernos, apuntalando el edificio para que no
se cayera sobre los que estaban trabajando, como siempre. Los gobiernos
podían haber hecho tal y cual, muy bien, pero oigan ustedes, ultramedios,
hablen alguna vez de la responsabilidad civil, de los empresarios y no solo
de los políticos, que parece que la sociedad sale corriendo y solo tiene
culpas reservadas para los políticos. O será que utilizan la crisis como el
gran ariete para derribar la puerta del castillo. (29-04-2010)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 91

La imagen publicada por el F.M.I., dice que los costes de financiación
español e italiano son muy superiores a los de Alemania, EEUU y Japón.
Separándose ostensiblemente desde mediados del 2010 hasta hora.
S&P rebaja la calificación de la deuda del Reino de España en abril de 2012.
Dos escalones de una tacada, desde A hasta BBB+, que son siete peldaños
por debajo del máximo que tuvimos al poco de iniciarse la crisis. Dificultará
y encarecerá la deuda. Las agencias de calificación hacen y deshacen a su
antojo sin excesivas responsabilidades cuando meten la pata o engañan
directamente, como hicieron en el inicio de la crisis con la calificación de
máxima garantía, triple A, para los paquetes de hipotecas subprime que
vendían los bancos en EEUU posteriormente extendidos por la banca
europea. Actúan en régimen de cuasi monopolio las tres marías, y de poco
sirve la descalificación gubernamental, si no somos capaces de crear una
agencia similar europea después de 5 años de crisis. En muchas ocasiones
son juez y parte, califican a empresas o productos por los que cobran en el
ejercicio de la calificación y de los que se llevan comisiones en cuanto
impulsan las ventas. En este caso aducen que es por las dificultades en el
crecimiento de la economía española que seguirá y por los problemas del
sector bancario, en definitiva lo mismo que mira todo el mundo.
-El FMI reclama dinero público para sanear el sector financiero español
-El FMI alerta sobre la morosidad oculta de la banca española
La cuestión es que son seguidas por los mercados, por los inversores, que
atienden con mayor interés sus opiniones que las de los gobiernos o
empresas, así amplios sectores de gestoras de fondos de inversión invierten
enormes sumas de dinero en bonos de acuerdo con su calificación, por
tanto una bajada de rating de los bonos españoles supone dejar de invertir
en ellos miles de millones, -de manera inmediata provocará la venta de
montones de carteras que ahora los tienen-. Y digo bonos españoles,
porque no solo afecta a la deuda del Reino de España, sino a la de las
empresas españolas que quieran emitir y salir al mercado.
Esa sencilla calificación quiere decir que aumentarán los intereses que
tendremos que pagar si queremos que nos compren nuestras emisiones –
intereses que están en el entorno de 28.000 millones de euros, equivalente
al subsidio de paro-, y claro que necesitamos que compren.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 92

El problema aumenta considerablemente por dos motivos: uno, porque ya
se estaban produciendo grandes salidas, ventas de posiciones de deuda
española por parte de la inversión extranjera, como recoge el Banco de
España la tenencia de deuda disminuía entre los extranjeros y aumentaba
rápidamente en la banca española, consecuencia de las inyecciones de
liquidez del BCE de las que la banca española ha tomado por encima de los
bancos europeos. Y dos, porque los grandes banqueros españoles se acaban
de ‘plantar, negándose a comprar’ más bonos españoles, porque los sale
por las orejas y empieza a penalizarlos ante mercados y organismos
internacionales. Y es que la deuda española supone peligros para los
bancos.
PD–La bolsa es un indicador condensado, pero miren ustedes con mayor
atención los mercados de bonos, explican mejor la situación.
PD. Un buen ejercicio de memoria consiste en recorrer las hemerotecas y
comprobar lo que decían los ultramedios del presidente Zapatero, cuando
han bajado la calificación en otras ocasiones. Lo despellejaban vivo,
responsabilizándole directamente de la rebaja de rating. Aquello de la
confianza que decía Rajoy, que retronaría solo con saber que ellos entrarían
en el gobierno. Qué pena de derecha española. (27-04-12)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 93

Concentración bancaria; la mayor de la historia
La concentración bancaria ha llegado a máximos históricos en cualquiera de
los aspectos que se quieran analizar. A principios de siglo XX, la teorización
marxista sobre el imperialismo explicaba el impulso interno que llevaba al
capital financiero a concentrarse y formar grandes monopolios financieroindustriales. Ha llovido mucho desde entonces y las cifras de concentración
bancaria solo han hecho que multiplicarse por muchísimo, hasta llegar a
grados de concentración nunca vistos. Naturalmente la historia no discurre
en línea recta por lo que es posible que se hayan producido avances y
retrocesos al respecto, desde la concentración de inicios de siglo XX,
pasando por la separación de bancos comerciales y de inversión por la Gran
Depresión. En todo caso desde la II Guerra mundial hasta mitad de los 80
parece que hubo una cierta estabilidad en la cifra total de bancos en EEUU,
década en la que comienzas los grandes cambios que llegan hasta hoy. Los
factores que han influido en ello son la globalización, mundialización de los
mercados y tecnologías, y el crecimiento de los negocios financieros de fin
de siglo, la financiarización de la economía, lo cual fue un impulso a finales
de siglo que contribuyó al gigantesco crecimiento económico posterior
reflejado en el PIB mundial entre 2000 y 2006, se dobló, pasando de 36 a
70 Billones de dólares. Y por supuesto iterando la desregulación efectuada
durante estos procesos.
Este último aspecto de la regulación, explica una parte del interés que
pueda tener un banco por concentrarse y aumentar de tamaño, en la
capacidad de influir en las leyes regulatorias o en impedirlas, en general, a
mayor tamaño mayor capacidad de influir en el Gobierno, Congreso,
Reguladores, e Instituciones internacionales… el interés por crecer estará en
obtener mayores beneficios conseguidos por sinergias, control monopolista
sobre el mercado, aumento de la complejidad para ser investigados, etc.,
pero los beneficios en demasiadas ocasiones no acompañan al volumen,
sino a la eficiencia. El interés fundamental en conseguir gran tamaño, se
encuentra en la capacidad de influir en los poderes políticos, -sin que sea
proporcional ya que a partir de un punto las relaciones serán más poderosas
que el tamaño - hasta el punto de confiar en asumir riesgos excesivos, muy
por encima de lo que aconsejen las normas de los mercados, confiados en
que serán recatados por el dinero de los contribuyentes gracias a su
tamaño, que impedirá que los gobiernos los dejen caer asumiendo sus
errores. Pero un rescate no es más que una manifestación de fracaso del
mercado sobre el Estado, la incompetencia de lo privado sobre lo público.
En el año 2012, un día la agencia Moody’s rebajó el rating de 15 de las
mayores empresas financieras globales, al hacerlo indicó de manera
explícita que dichas bajadas hubieran sido muy superiores de no ser porque
las empresas financieras contaron con el pleno respaldo del Gobierno, que
las avalaba, citado por ICBA, junio 2012, de quien proceden otros datos de
este capítulo. Después de 2008 parece que todo lo que sea reducir tamaño
de los gigantes financieros va en la buena dirección para el futuro, mientras
que lo que ayude a mayor concentración es tentar al diablo de la próxima
crisis.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 94

La tendencia al aumento de concentración bancaria es global, en todas
partes creció a final de siglo y aumenta después de la crisis, aunque en
cada zona tiene proporciones diferentes en relación al PIB, o al mercado,
como diferente es la base del poder financiero a ambos lados del Atlántico,
tradicionalmente en Europa los bancos controlan industrias, mientras en
América son los grandes holding quienes controlan bancos. Pero una cosa sí
está clara, la tendencia avanza arrolladora hacia unidades inmensamente
grandes imposibles de controlar para los gobiernos actuales en sus entornos
nacionales, pero lo que más preocupante, ingobernables a nivel global tal
como funcionan hoy los mercados y dado los actuales equilibrios de poder,
sin que aumentara considerablemente el poder político internacional
entraremos en una dinámica cada vez más distanciada entre unos y otros
poderes. Sobre el tema del poder de los megabancos necesario apoyo en
los escritos de Juan Hdez Vigueras, por citar solo uno „Los lobbies
financieros, tentáculos del poder‟, Clave Intelectual.
Son interesantes los datos del estudio La consolidación en el sector bancario
EE.UU.: ¿Es el "largo y raro viaje" a punto de terminar? por Kenneth D.
Jones y Tim Critchfield . Normalmente la concentración se produce
comprando entidades menores por los grandes, o mediante fusiones entre
varios, o bien por quiebras –2.700 entre 1985/2003- y expulsando del
negocio a los menos eficientes. De cerca de 15.000 bancos existentes en
EEUU en 1985, en el 2003 se habían reducido casi a la mitad, quedando
7.900, desapareciendo fundamentalmente los considerados pequeños, con
activos inferiores a 100 millones de dólares. Mientras tanto, la cifra de
negocio bancario, los activos en dicho período se triplicaron, pasando de 3,3
billones de dólares $ a más de 9 billones. Respecto a los activos, el grupo
de bancos grandes con activos superiores a 10.000 millones $ que
controlaban en 1984 menos de 1/2 del mercado, pasaron a controlar ¾ en
el 2003 -del 42%, pasaron a controlar el 73%- En el mismo estudio citan a
Bank of America, un solo banco de los 7.900, como el mayor tenedor de
depósitos controlando el 10% del mercado, con 512.000 millones $.
Si consideramos como afecta a los depósitos, en otro estudio vemos que:
de los alrededor de 8.000 bancos de EEUU que tienen un total de casi 9.000
billones de dólares en depósitos, los 10 mayores bancos casi controlan la
mitad, unos 4.300 billones, esos 10 bancos en 1995 controlaban un 18% de
los depósitos y en 2012 controlan el 48%, pero se concentra más si
miramos al grupo de los 5 principales que llegan a un 40%. Los datos
anteriores podemos compararlos con otros estudios que refieren la
concentración bancaria a los ‘60. Veinte años antes de los datos de arriba,
en 1965, había 13.600 bancos, de los cuales 326 controlaban el 62% de los
activos. Respecto a los depósitos que en 1969 eran unos 450.000 millones
$, la mitad de los mismos están en manos de 100 bancos, mientras que los
10 mayores tienen la cuarta parte de los depósitos. ¡La mitad que en la
actualidad! si las cifras de entonces eran muestra de preocupante
concentración, al ver las cifras actuales los teóricos de aquella época
estarán terriblemente asustados. Si miramos cómo afecta la concentración
financiera al mercado de derivados, observamos que los 4 mayores bancos
de EEUU operan con el 96% de los 250 billones $ de importe nocional –
importe que marca el contrato-. Tyler Durden en Zero Hedge 09/24/2011
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 95

En España: Los depósitos en datos de mayo 2013, del Banco de España, capítulo 8 BE, cuadro 8.28- suman 1.5 billones de euros, equivalen a un
150% del PIB, habiendo caído 150.000 millones en un año. En EEUU
representan proporcionalmente una cifra menor entre otras razones porque
está más distribuido el ahorro en otros activos financieros. Aquí es muy
pequeño el peso que tienen en el mercado las instituciones financieras
distintas a bancos, por tanto si miramos la concentración referida a activos
bancarios, observamos que el total de activos suma 3 veces el PIB español,
pero un solo banco representa la mitad, el Santander. Es decir ¡un solo
banco tiene un potencial bastante superior al PIB español!, a eso se le llama
poder concentrado y riesgo sistémico profundo; nunca ninguna entidad
bancaria tuvo tantísimo poder, suficiente para derribar este país si ese
banco quebrara. Si miramos a EEUU, aparente paradigma de la
concentración financiera, tiene un PIB 10 veces superior al español, y
necesitaríamos una suma de activos superior a los 6 mayores bancos de allí
para tener una dimensión similar a la del Santander aquí. Las cifras son
distintas en cada país, pero en Alemania, Reino Unido y Francia el peso de
sus grandes bancos respecto al PIB es superior a los de EEUU.

Para tener mejor idea de las dimensiones de los gigantes financieros
mundiales, y a pesar de los constantes cambios que se producen debido a
fusiones, conviene retener las cifras facilitadas por ‘relbanks.com‟ que
reseñan la existencia de 15 gigantes con activos superiores a 2 Billones $ y
11 con activos superiores a 1 billón $. Por ejemplo el famoso Goldman
Sachs, estaría fuera de este grupo de gigantes por poco, ya que tiene
activos ligeramente por debajo con 950.000 millones $, figura en el puesto
nº 30. El Santander es el nº 18 con cerca de 1.7 billones $ -una vez y
media el PIB español, una barbaridad- y el BBVA el nº 35, con 830.000
millones $.
Otro visión global la ofrece Eugenia Correa, quien señala en su trabajo
„Conglomerados y reforma financiera‟, que „‟en conjunto, los 50
conglomerados financieros más grandes del mundo, sumaron activos en
1998 por 17,7 billones $, equivalentes a casi el 60% del PIB mundial… y
que un reducido grupo de intermediarios opera cada día en los mercados
cambiarios más de 1.5 billones $... y que se estima que por su valor de
capitalización en el mercado, el sector financiero representa el 20% del
total…a finales de 1998 se estimó que los inversionistas institucionales
manejaban activos por valor de 40 billones $, de los cuales los
estadounidenses acumulaban más de un 60%... teniendo los cinco
administradores de fondos mas grandes una participación del 20% del
mercado…‟‟
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 96

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 97

6. NUEVOS CAMPOS DE BATALLA Y CONFRONTACION DE PODERES
…entre países cercanos, entre norte y sur, occidentales y
emergentes, entre centro y periferia, entre sectores de capital sea
agrario y servicios, de materias primas alimentarias y energéticas,
entre capital financiero e industrial…
Si tomamos el caso español, el magma que representan los mercados,
restringe la financiación al país, exigen severas condiciones y marcan altos
precios para prestar a Gobierno, a grandes empresas y por descontado a los
capitalistas individuales. Los representantes del capital español se ven
sometidos por los mercados, prestamistas e inversores extranjeros en su
mayoría, en parte arrinconados y en ocasiones explotados, por otros
capitales, por otros poderes económicos, pero también poderes políticos,
que representan sectores de riqueza mundial, en los que pueden participar
poblaciones de trabajadores jubilados occidentales, u obreros de otros
países emergentes, a través de instituciones de inversión colectiva,
incluidos fondos soberanos. Estos últimos, gubernamentales, por tanto,
representan intereses de otros países, -sus pueblos obtienen plusvalías de
ellos- no solo de su clase dirigente, pueden intentar extraer beneficios y
controlar sectores estratégicos de producción desplazando a los capitalistas
españoles. –Mis escritos sobre ‘La crisis económica’ contienen actuaciones
y contradicciones de los mercados en España.Los mercados son campos de batalla para dirimir intereses diversos e
intentar desviar riquezas –apropiarse- de unos a otros sectores, de unas
regiones a otras, de unos países a otros. Los spread con Alemania -la prima
de riesgo- realmente suponen un desvío de riqueza española hacia otros
lugares, a los prestamistas e inversores internacionales, que toman la
riqueza tanto de los trabajadores como de los capitalistas españoles, y que
aquí los capitales nacionales están repercutiendo en los débiles, dada la
correlación de fuerzas interna. La pérdida de competitividad de sectores de
producción española en relación a otros de países emergentes, supone
trasvases de riqueza de un lado a otro, representativo de una batalla de
intereses entre países que se manifiesta en sectores de capital,
trabajadores y población en general.
La globalización afecta a todos, y las fuerzas de esta batalla desarrollan su
pelea en los mercados financieros, moviendo capitales que impulsan
industrias o las arruinan, sectores energéticos de uno u otro tipo, potencian
unos u otros modelos de desarrollo. Los mercados suenan siempre a
pluralidad de intereses enfrentados, a diversidad de fuerzas en lucha,

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 98

suenan a permanente contradicción, con mayor o menor organización,
nunca suenan a singularidad de un individuo, o una corporación.
Lo realmente sorprendente de los mercados es que crean dinero del dinero,
utilizando para ello todas las dinámicas posibles y a todas las profesiones en
ese entorno financiero, allí trabajan matemáticos, físicos, ingenieros,
médicos, militares, ex ministros, economistas, informáticos, filósofos… Los
beneficios de sus protagonistas, la riqueza que acumulan, necesitan de la
creación de enormes masas de dinero, el crecimiento de la Masa Monetaria
es tremendo, el aumento exacerbado de instrumentos creadores de crédito,
de dinero, medios de pago, tarjetas, y todo el plantel de derivados,
anotaciones en cuenta… Mientras los bonos a 10 años de deudas soberanas
otrora refugio, marquen tendencia de rendimientos descendentes,
desplazará masas de capitales en busca de mayor rentabilidad, marginando
riesgos, lo cual exacerba la inestabilidad global.
La crisis necesita de las inyecciones constantes de liquidez suministradas
por los bancos centrales, cuyos balances, crecen y crecen a velocidad de
vértigo. Los gobiernos y autoridades monetarias dan a la manivela de
fabricar dinero, pero, ninguna medida es aséptica, indolora e insípida -uno
se divide en dos- y esas políticas propician un mar de contradicciones y
luchas de intereses –y no solo en el terreno de clases, también
generacionales, intersectoriales, internacionales, etc. y en muchos casos
transversales- que se dirimen en el campo de batalla de los mercados.
Mayor cantidad de dinero implica una tendencia a su pérdida de valor
futuro, y ello perjudicará a los ahorradores, entre los que estarán jubilados
y mayores, -y los países ahorradores, hoy los emergentes- que moverán su
dinero en busca de otras rentabilidades, si ayuda a las generaciones
presentes reduciendo el impacto de la deuda actual perjudicará a las futuras
desplazando débitos e intereses, si beneficia a los deudores que verán
reducido el peso relativo de su deuda perjudicará a los acreedores en la
misma medida. Si reducir el valor de una moneda beneficia a sectores
exportadores perjudicará por otro lado a los importadores, si los productos
de ese país se tornan competitivos, por el contrario destrozará a los
gobiernos que tengan acumulación de esa moneda –por ejemplo China
respecto USA del que es gran tenedora de dólares y por tanto políticas que
impliquen una pérdida de valor, perjudicará a sus reservas, amén de a sus
exportaciones-

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 99

El capital se aleja de la producción real. Dinero crea dinero
Los mercados financieros construyen su propio mundo en el que crean
dinero y acumulación de beneficios y se alejan cada día que pasa de la
economía real. El cuadro muestra que con menor inversión relativa en
relación al PIB, durante los últimos años, con ascenso en la década de los
noventa, los capitalistas financieros obtienen mayores beneficios sin recurrir
a la fabricación de mercancías. Mientras los capitalistas tradicionales
pueden estar sujetos a la economía productiva, tal como la imagen de
burguesía, antaño vinculada a la fabricación y venta de mercancías. Las
contradicciones entre economía financiera y real son cada vez mayores, y
entre sectores distintos de capital, lo cual crea la necesidad de intentar
comprender las diferencias entre unos y otros sectores que han dado un
vuelco gigantesco a las relaciones globales de este mundo que habitamos
haciéndolo enormemente complejo y enrevesado.

‘Monthly Review’ "La implosión financiera y estancamiento" diciembre 2008
Los beneficios y la inversión neta como porcentaje del PIB,
Fuentes: Oficina de Análisis Económico, Ingreso Nacional y Cuentas productos, la
Tabla 5.2.5.Inversión interna bruta y neta por tipo principal, (Miles de millones de

Esta lucha entre lo nuevo y lo viejo está arrinconando antiguos
comportamientos clásicos de la burguesía, simbolizados en la idea del ex
presidente de General Electric ‘‟era imposible generar valor para el
accionista si previamente no se generaba para clientes, proveedores y
trabajadores‟‟. Muchos individuos de la burguesía consideraban un valor la
acumulación de riqueza a partir de la economía real, producción y servicios,
y a su vínculo necesario, el trabajo cercano y directo, que requiere de
tiempo, precisión, constancia, historia, tradición, herencia, acumulación de
saberes, proveedores y clientes… que implica relaciones sociales directas
entre los agentes… dichos valores se abandonan poniendo en lugar
preferente el enriquecimiento a cortísimo plazo, realizado con movimientos
de capital a cualquier parte del mundo, rápidos, especulativos, que no
implican relaciones visibles directas con los individuos afectados por esas
decisiones, -aunque sus repercusiones afecten a millones de personas,
estas quedarán diluidas, lejanas-. La economía financiera cada día, queda
muy separada de la real, ya que solo contempla como objetivo el máximo
de acumulación de riqueza en el menor tiempo, al margen del sistema de
producción.
Pocos sectores de producción están hoy día totalmente atados a la
economía real, a su fábrica o negocio tradicional, ya que todos quieren
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 100

aprovechar las oportunidades financieras rápidamente, amén de verse
empujados a ello en infinidad de ocasiones para crecer y evitar ser
engullidos, lo cual muchas veces requiere de financiación, o para
rentabilizar tesorerías a colocar en mercados o aprovechar baches
diferenciales que se producen entre países y regiones y que los mercados
globales facilitan. La riqueza se persigue aumentando los riesgos con
créditos, empresas y bancos se apalancan fuertemente, los bancos de EEUU
lo estaban de 35 a 1 y los europeos de 45 a 1, lo cual dice que tenían
créditos por valor 45 veces superior al suyo propio y por tanto una quiebra
de 1/35 o 1/45 destrozaba la entidad que no tendría sujeción posible, salvo
el Estado. Barclays en Reino Unido en junio 2008 llegó a 61 veces su
patrimonio neto. Se apalancan con créditos para obtener beneficios
mayores, en los juegos y apuestas del sector financiero.
En el mundo actual los cambios de capital propietario de fábricas y negocios
se suceden a gran velocidad, utilizando los mercados financieros picando en
todos los sectores productivos y todos los países en busca de rentabilidades
a corto plazo, salvo compras estratégicas selectivas, tipo materias primas,
tierras o energía. Hoy resulta complicado saber quién es el dueño de una
marca de coches, que siendo sueca puede pertenecer a los chinos, inglesa
puede ser de capital alemán, empresas de alimentación españolas pueden
ser suizas, propietarios de minas africanas pueden ser chinos, las grandes
del textil o el lujo cambian a manos de fondos e inversión, los dueños de
acerías en España pueden ser indios, propietarios de bancos de un país
serán capitales de otro y un larguísimo etc. nos mostraría que estas rápidas
actuaciones del capital global está cambiando el comportamiento de los
capitales tradicionales de la economía real, que en gran medida dejan de
ser capitalistas individuales nacionales.
Ninguna empresa está atada al territorio nacional, ni al sector en el que
nació, las corporaciones, y también las empresas medianas y pequeñas,
basculan entre continentes llegando a obtener mayor importancia de
negocio fuera del país de origen de la marca que dentro de las fronteras
nacionales en las que nació concediendo cada vez mayor importancia a los
departamentos financieros o colindantes, que a los de producción,
consiguen fuertes incrementos en el precio de acciones sin necesidad de
mejorar la producción y venta de mercancías –dentro de dichos
departamentos está la colocación de acciones, buscando inversores, o desde
el otro lado como inversores colocar los excesos de tesorería, buscando
productos financieros. Otra de sus funciones es situar la mayor contribución
fiscal en aquellos países con menores impuestos, o simplemente evadirlos a
paraísos fiscales a través de múltiples operaciones financieras-. Los cambios
de propiedad y localización en los grandes negocios mundiales se suceden a
gran velocidad, siendo dificilísimo conocer y personalizar al capital que
domina las corporaciones multinacionales, lo cual aumenta las dificultades
de embridarlo y regularlo desde poderes políticos nacionales.
Los capitalistas individuales, empresas o corporaciones de antaño tenían en
su estabilidad y perdurabilidad uno de sus valores, de tal forma que la
acumulación de riqueza, tanto a título personal como empresarial, las
fortunas, pasaban hereditariamente por varias generaciones familiares y los
nombres de la oligarquía de cualquier país era posible seguirlos durante
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 101

muchos años por apellidos, mantenidos en marcas y sectores de
producción; los nuevos mercados financieros rompen tradiciones, así
grandes pelotazos de acumulación de riqueza, pronto y de la misma forma,
pueden transmutarse en gigantescas pérdidas, tanto para las grandes
fortunas especuladores privados, -nuevos multi multimillonarios rusos,
chinos, asiáticos, árabes, sudamericanos… incluyendo a los antiguos
occidentales, cuanto para bancos o grandes corporaciones, incluidos todo
tipo de fondos de inversión, sean de riesgo o soberanos.
El cuadro dice que algo ha cambiado. El rendimiento de los bancos,
comparado con la industria, supuesto indexados a 1973. Relativamente
paralelos hasta 1997 entonces crecen más los bancos y la posterior crisis en
la que los rendimientos bancarios se alejan de los industriales. La primera
parte, recuerda la teoría de Marx sobre la igualación de las tasas de
ganancia, -muy simplificada-, en la medida que los capitales que vieran
ganar mucho a un sector meterían la pasta en él, impidiendo largos
períodos de separación de las tasas de ganancia entre sectores para
igualarse en el largo plazo. El problema se producirá cuando haya
cortapisas, privilegios para algunos, de cara a entrar en algún sector, como
ocurre en España en algunos casos.

Tasas de ganancias decrecientes empujan con locura las cifras para aumentar todo
tipo de operaciones financieras que puedan lograr altos beneficios absolutos.

Deutsche Bank. En USA crece veloz el PIB vs Ingresos/ganancias estancados

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 102

Rápido, rápido…Velocidad e inmediatez, se adueñan de la vida
La inmediatez se extiende por los mercados y abarca la vida, „quiero todo y
ahora mismo, el futuro no importa‟. Los niños se hacen jóvenes antes de
tiempos y éstos adultos, en su comportamiento y deseos parecen mayores,
abriendo un nuevo frente de problemas por insatisfacción y por
desequilibrios ya que no han tenido tiempo de maduración. La naturaleza la
estamos forzando, en la producción de frutas, tomates u hortalizas… se
aceleran los tiempos, plásticos, luces, fumigaciones, riegos especiales
pueden producir más, pero carecen de sabor, al tiempo la idea de más,
más, más, nos descontrola, un subproducto de ello es despreciar lo que no
queda bonito se destruye, a pesar de las necesidades. Producen para tirar.
En los mercados ocurren días de pánico en los que se producen fortísimas
bajadas de precios, el colapso de ventas propiciado en gran parte por las
prisas que hemos programado en las máquinas que profundizan la caída
que se inicia si hay un acontecimiento que tire para abajo los precios, las
máquinas que operan lo multiplicarán aceleradamente por millones de veces
provocando el caos, que repercutirá en millones de personas. La primera
gran intervención automatizada, de un crac, pudo suceder el lunes negro,
19 de octubre de 1987, en Wall Street. Los programas informáticos están
diseñados para vender con el objetivo de salir corriendo y escapar de
grandes pérdidas en caso de un fuerte impacto, una noticia imprevista, o un
movimiento raro de algún agente, lo que hicieron los ordenadores fue
prolongarlo, vendían y vendían como locos porque estaban programados
para ello, por ejemplo tenían una orden del tipo si la acción, o sector, cae
un 5% vende. Sucede que había muchos programas con las mismas
órdenes sobre las mismas acciones, las 500 principales, y una venta bajó
los precios, a lo que respondió otro programa vendiendo, lo cual fue
comprobado por otro programa e hizo lo mismo… y crac 500 puntos abajo,
un 23%.
La tendencia hoy es aumentar la rapidez en todos los procesos de compra
venta, nunca como ahora las acciones bursátiles duraron tan poco en las
mismas manos, el tiempo de la cartera estable de valores, de las
inversiones a largo plazo, que se podían heredar en ámbitos burgueses, se
reduce considerablemente hasta imponerse el corto plazo. Los ricos se
enriquecen rápidamente y arruinan con la misma rapidez, la desigualdad
aumenta con rapidez, los ingresos del 1% súper rico de EEUU se duplicaron
los ingresos de los más pobres se estancaron; altos directivos han reducido
a la mitad su tiempo de permanencia en las compañías desde los noventa,
en 2011 el 14% de los máximos responsables de las 2.500 mayores
empresas dejaron su puesto… Moisés Naím
Cualquier activo real, o la deuda pública, divisas y por supuesto derivados,
en cualquier campo, sea energético, de materias primas… cambian
velozmente de manos, apoyado en los mecanismos de negociación
automatizados de alta frecuencia –potentes máquinas que mediante
algoritmos lanzan millones de operaciones en un segundo, HFT, High
Frequency Trading y que suelen estar en manos de empresas HFT, algunos
fondos de alto riesgo y selectos bancos de inversión-, lo cual lleva a
volúmenes negociados descomunales y en gran parte fuera del control
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 103

humano, cuyas alteraciones provocan gigantescas olas en los mercados.
Aunque estos procedimientos surgieron en los noventa en EEUU, su enorme
crecimiento se aceleró desde 2004, provocando gigantescos movimientos
masivos de dinero diario, para incluso, llegar al final del día sin ningún valor
en cartera. Interesante trabajo del que está tomado el cuadro de promedio
de años de tenencia… „Hombres contra máquinas: 'High Frequency Trading'
– Carlos Arenillas‟. La operativa se agrava en las posiciones cortas, o
bajistas, porque se vende lo que no se tiene, millones de títulos se compran
prestados a un precio, con el objetivo de venderlos en la caída a un precio
inferior, obteniendo la ganancia de la diferencia, lo cual implica aprovechar,
incluso provocar la caída, como sea, con noticias falsas o con acciones de
arrastre dirigidas. Pero los títulos, no los pagas, no son de tu propiedad y
necesitas provocar que se derrumben para ganar.
Una de las razones de estos comportamientos quizá podamos encontrarla
en la rentabilidad decreciente de activos tradicionales como la deuda
soberana,-en el caso de la de Alemania y EEUU está dando rentabilidad real
0, o pérdidas, si consideramos la inflación- puertos antes seguros y
rentables, como era la deuda pública de los grandes países del mundo
occidental, detrayendo de esa forma grandes sumas de capitales de todas
las regiones mundiales hacia las occidentales, tradicionales lugares de
inversión y refugio del dinero mundial que si hoy toma en consideración la
deuda pública lo hará especulativamente, tomada como subyacente de
derivados que permiten apostar a subidas o bajadas de precios inmensas
sumas apalancadas, a crédito, no desembolsadas, no gastadas en los
bonos, sino en créditos para derivados.

El dinero acude a la bolsa por ganancias rápidas, abandona los Bonos Tesororo

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 104

El riesgo cambia de consideración
La consideración y tratamiento del riesgo es un aspecto muy importante en
el cambio diferenciador de los mercados respecto a la etapa anterior del
capitalismo tradicional,. Lo esencial es el riesgo pasa en el imaginario
colectivo a tener papel secundario y está implantándose en los negocios y
extensamente por el conjunto de la sociedad, tanto en las inversiones
como en la vida. Luchando contra viejas costumbres de rentabilidad y
seguridad a largo plazo, prima la alta rentabilidad del corto plazo,
desplazando la aversión al riesgo y al trabajo productivo tradicionalmente
paciente. En la gestión de la empresa se valora que suban las acciones esta
semana o mes, realizando perrerías contables necesarias, que sirvan para
justificar el valor de un activo que pueda vender mañana, diferente al típico
y fundamental valor de esa compañía, y ello a pesar de que esa política
impulse la quiebra futura de la empresa. Se abandona una tradición
burguesa que buscaba enriquecerse soportada en el trabajo de los obreros
de una fábrica que producían mercancías, durante toda la vida de una
familia y que por tanto era muy importante la calidad y el buen nombre,
había que cuidar a obreros, clientes y proveedores. -Según un estudio de
Comin y Philippon en 1980 una compañía de EEUU situada en el 20%
superior de su sector, solo tenía un riesgo del 10% de quedar fuera del
mismo nivel en 5 años. En el 2000 la probabilidad de cambio aumentó hasta
el 25%. Citado por Moisés Naím La inversión en acciones de la bolsa tradicional ya no busca rentabilidad por
dividendos de las empresas, sino las plusvalías o ganancias obtenidas por el
mercadeo, -el trading reporta enormes comisiones de intermediación a los
agentes- La compra venta de acciones es un tipo de negocio diferente a la
inversión tradicional a largo plazo en una empresa, -en muchas ocasiones
las acciones se heredaban de padres a hijos-, la inversión se hacía con la
esperanza de obtener rentas por dividendos que se basaban en los
beneficios tradicionales del negocio de dicha corporación, basado en la
calidad de fabricación de productos, sus precios, imagen, implantación y
venta. La propiedad de activos inmobiliarios que antes se transmitían de
abuelos a padres y a hijos, pasa por el mismo proceso de búsqueda actual
de alta rentabilidad inmediata, soslayando los peligros, como también la
propiedad de fábricas y negocios, de sociedades o familiares, que se venden
enteras o troceadas tras una compra especulativa. Quieren vender y hacer
negocios, forrarse, a corto plazo, ¡ya mismo! Porque todos conocen algún
caso de rápido enriquecimiento, de suerte en la bolsa, de rumor interesado,
de oportunidad en la que fulano se hizo multimillonario…
Antes de seguir con el sentido de este capítulo sobre el riesgo en general,
conviene un breve recuerdo a la consideración que en teoría era utilizada
para amortiguar el riesgo de crédito: de manera tradicional se utilizaban los
seguros y modernamente en los mercados financieros, se diluía mediante la
titulización y los derivados. El problema es que los derivados financieros,
culpables de esta crisis, y de la actual etapa de desarrollo de los mercados,
son instrumentos de alta especulación, además de estar sometidos a
riesgos típicos para los que fueron creados, teóricamente, que pueden
entenderse mejor leyendo la siguiente descripción „„Un derivado financiero
es un instrumento cuyo precio está vinculado a la evolución futura de: el
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 105

precio de un activo financiero, de una tasa de interés, de una tasa de
cambio, de un índice bursátil, del precio de otro derivado, de la volatilidad
de un activo, del rating del emisor, del spread de un bono, del precio de la
electricidad, de loa temperatura en una zona cultivada…‟‟ „Derivados y
Productos estructurados, de Angel Vilariño, junio 2011, México D.F.Un amplio abanico de variables susceptibles de afectar al riesgo, que
Vilariño explica al definir los tipos de riesgo como: Estratégico, de mercado,
de liquidez, de crédito, operacional y reputacional. Que encima aumentan
cuando muchos de los derivados se negocian en mercados no organizados –
OTC- fuera de control de reguladores y autoridades monetarias, igual que
las inversiones de muchos fondos de inversión. La cuestión es que cientos
de miles de millones de dólares metidos en instrumentos derivados se
derrumbaron cuando los precios de las viviendas comenzaron a bajar y
estalló la burbuja de las hipotecas subprime arrastrando al conjunto del
sistema financiero con oleadas de quiebras y posteriormente sumiendo a la
economía real en una depresión que destroza países y lleva al paro a
millones de personas. Las burbujas estallan por muchas razones, entre
otras porque todo lo que sube, bajará, pero la cuestión inicial es ¿cómo
pudieron tener tanto peso los riesgos en las tripas de las instituciones
financieras? Y no piensen solo en las subprime, cuyo volumen no fue
suficientemente grande como para haber provocado la debacle siguiente,
sino en los cuantiosos derivados de todo tipo que arrasaron las finanzas
estadounidenses y británicas, contagiando a las europeas.
La pregunta que los autores de libros que he leído se hacen es ¿Por qué
individuos supuestamente sensatos, los banqueros, prestaban dinero a la
gente que sabían no tenía ingresos estables para devolver el crédito? ¿Por
qué tantas reventas de paquetes CDO compradas por tantos bancos, con
tanta morralla aceptada como alta calidad? La respuesta es, porque tiene la
esperanza de vender „la lata de sardinas de oro‟ a otra persona
desprendiéndose del riesgo. Pero entonces, ésta otra, ¿por qué lo hace?
Porque venderá ese título a otra que espera comprarlo… y así cuantas veces
quieran imaginar entre multitud de intermediarios, la banca en la sombra,
hasta que la percepción del riesgo desaparece envuelta en los CDO.
Colosales cifras fueron negociadas en el 2000 el mercado de CDO era de
275 millones de $, en 2006 de 4.7 Billones. En la City londinense, mercado
de derivados, se negociaban 2.1 Billones de $ diariamente.
La respuesta no quedaba resumida en la codicia humana, en las ansias del
capital, porque existían desde antiguo y los banqueros antes no prestaban a
los que no tenían posibilidad alguna de devolverlo, como los clientes de las
subprime. La cuestión necesitaba encontrar algún elemento nuevo, que esta
vez hubiera alimentado la fiesta del riesgo. –Un libro sobre la crisis, a pesar
de la polémica generada, o gracias a ello, es el de Reinhart y Rogoff „Esta
vez es distinto: ocho siglos de necedad financiera‟ Fondo de Cultura
Económica. Ver Public debt and economicgrowth: Is there a causal effect?
Ugo Panizza and Andrea F. Presbitero- Parece que la necedad financiera es
histórica, pero en cada ocasión se presenta como nueva, y lo hace porque
se apoya en componentes nuevos, una vez que se olvidó el pasado, esta
vez sí, aseguran el control del ser humano sobre su destino. Lo nuevo esta
vez se encontró en dos aspectos que alimentaron el tsunami:
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 106

1) la entrada profunda de las matemáticas en el terreno financiero y
2) la victoria del capitalismo sobre el comunismo, y final de la guerra fría.
1).- La incertidumbre aumentó en el planeta, consecuencia de los rápidos y
constantes cambios y de la globalización que los exporta a todos los
hogares y entornos – no piensen solo en las noticias económicas y políticas,
los hechos negativos de cualquier pueblito llegan a nuestras pantallas
televisivas inundando de intranquilidad a millones de personas que ven los
desastres a su lado-. La incertidumbre, -inseguridad y falta control sobre el
futuro-, trataban de combatirla en entornos económicos, dotándose de
armas de seguridad que se apoyan en profusión de cálculos, ahora muy
sencillos de realizar, por la introducción de los ordenadores que permiten un
salto de rapidez y profundidad. La inseguridad también se combate con
intermediarios vendedores, que presionados por jugosas primas venderán a
su madre, dando confianza a los compradores, inversores, prestamistas.
Los compradores de bonos tradicionales, prestaban su dinero a
corporaciones y gobiernos a cambio de los intereses que éstos pagaban y
que para los bonistas era una rentabilidad tranquila, similar o
complementaria a una pensión de jubilación. Al comenzar el siglo están
perdiendo peso en el conjunto de los mercados, y por el contrario aumentan
el importe que mueven los bancos y fondos de inversión, que apuestan
sobre índices, o conforman conjuntos de carteras, que contemplan mayores
rentabilidades, por supuesto con mayores riesgos, pero controlados, se
encargan de difundir profusamente -y muy superiores comisiones a los
clientes- introduciendo compras y recompras y… de los CDO y resto de
derivados, manipularon tanto las contingencias en montañas de cálculos y
fórmulas, que hicieron desaparecer los miedos, confundiendo algo que
podría ser improbable con algo imposible. La cuestión es que los riesgos
quedaron diluidos y cuando en la lógica del mercado, deberían asumir los
grandes bancos de inversión, fueron soportados por el Estado para evitar
que el sistema se derrumbara arrastrando la sociedad tras él. La exposición
a los riesgos, en realidad, fue asumida por los contribuyentes.
En la última quincena del siglo pasado, los gurús de la economía, las élites
económicas gobernantes en la Reserva Federal, en Wall Street o la City, los
dirigentes en las escuelas de negocios y universidades de medio mundo,
aquellos que enseñaban clases de economía y master de gestión y dirección
de empresas, transmitían al mundo que el aumento de la deuda mejoraba
los costes de capital, sin vaivenes, enseñaban a crear valor endeudando la
empresa, apalancar era lo positivo y conveniente, sin riesgos, porque el
crecimiento permanente estaba conquistado y sería estable, y los peligros
habían desaparecido. Se educaba para saltarse los filtros de seguridad
ridiculizados como antigüedades. En todo caso, las contingencias se
cubrirían con alguno de los múltiples productos financieros que existían en
los mercados para tal fin, cuyos precisos cálculos matemáticos lo facilitaban
sin dañar a nadie. Las matemáticas que entraron en tromba en los estudios
de economía eran la garantía de que la exposición estaba controlada, esta
vez sí, parecía vencida, inexistente.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 107

¿Incomprensible?, la caída del fondo LTCM a consecuencia de la crisis rusa
de 1998 estaba muy cercana. Ese gigantesco fondo de alto riesgo, con
capital inicialmente de 1.250 millones de dólares, en el 97 su capital era de
7.000 millones, apalancados 35 a 1, pero en septiembre del 98 llegó a tener
más de 100.000 millones apalancados con un capital de 1.000 millones;
100 a 1; y quebró. Según escribió Greenspan en sus memorias, ‘La era de
las turbulencias’ ediciones B, LTCM llegó a tener 1.25 billones de dólares en
derivados financieros y contratos exóticos, solo parcialmente reflejados en
contabilidad. LTCM estaba asesorado y basado en los trabajos matemáticos
de Scholes y Merton, los cuales recibieron el premio nobel de economía por
sus trabajos para determinar el valor de los derivados. Al margen del tema
principal sobre la consideración de riesgos, no pierdan de vista la
contradicción de estas ideas liberales, la empresa privada of course, era la
única con derecho a pedir crédito, apalancarse sin límite, y no el estado
como sabrán ustedes por la lucha de los republicanos en EEUU o Rajoy y
compañía en España.
2).- La exuberancia irracional acompaña todas las actuaciones de los seres
humanos. En otro de los 10 buenos libros sobre la crisis, Akerlof y Shiller
‘Animal Spirits’, Gestión2000; mantienen una tesis muy razonable, la
psicología, las creencias, lo emocional, forma parte de los seres humanos y
por consiguiente de sus reacciones y decisiones económicas. Y tanto
individual como colectivamente, con el riesgo añadido de que lo colectivo
itera con el individuo y se alimentan los estados de ánimo y depresión.
Explicaría subidas y bajadas violentas en bolsas y mercados. Resumiendo
mucho, todo el mundo sabe que un individuo, en estado de enamoramiento
–o después de una noche de amor- tomará decisiones más arriesgadas que
de costumbre, tendrá mayor seguridad ante los problemas, que minimizará.
Y aquí puede entrar la confianza o la falta de ella muy cercana a las
creencias que se alimentaron tras la victoria sobre el comunismo, lo cual
apartó polémicas y controles sobre el sistema ganador, que unido a la
borrachera del crecimiento gigantesco del comienzo de siglo, aumentó
vertiginosamente la seguridad con las creencias.
Se extendió la creencia mística en la autoregulación y el equilibrio de los
mercados, dentro del mismo lote ideológico que reunía la desregularización
económica, la defensa de la privatización de empresas y sectores estatales,
la defensa de los bajos impuestos, la reducción del gasto público, culminado
con la afirmación, nunca demostrada, de mayor eficiencia privada que
pública. El resumen de esta religión se condensaba en la idea de que el
Gobierno no debería intervenir en la consecución de los intereses
particulares. A este conjunto de creencias, la ideología neoliberal le dotaría
con un premio individual que tendrían en la tierra los audaces y
privilegiados que dominaran los trances. El exceso de confianza no se limitó
a los banqueros, se extendió por la sociedad, gobiernos, universidades,
gente corriente… ¡Joder! El sector financiero casi acaba con el sistema
totalmente, ha tenido que salvarlo el Estado y todavía hablan de eficiencia
privada. Es para atarlos.
La seguridad puede matar, porque la creencia de que es imposible que
suceda algo malo conduce a actuar despreciando riesgos. Y las cosas
improbables, son posibles. Evaluar los vaivenes de la fortuna seguirá
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 108

haciéndose necesario, el problema surge cuando se desprecia lo humano, lo
improbable, lo excepcional, y sobre todo cuando de la toma de decisiones
que hay detrás de la evaluación sale la conclusión del beneficio para unos
pocos y las pérdidas para la mayoría. Si no interpreto mal, la idea que
transmite Nassin Taleb, es que, lo excepcional no es posible evaluarlo, no
hay datos, no hay historia, no es conocido, si lo fuera, dejaría de ser
excepcional. Y la vida está llena de excepciones y hechos anómalos, que
precisamente pueden ser catastróficos, siempre que hubiera habido una
manada de buitres con poder suficientemente grande, aprovechándose de la
situación afirmando con rotundidad que no era posible que sucediera. Las
casas no pueden bajar nunca de precio. Aparte de no ser un hecho tan
excepcional, ni aquí ni en EEUU, se hizo creer y se actuó echando toda la
leña al fuego, hasta que nos quedamos sin vagón. Y ahora hay que
salvarlos a ellos.
Individuos cultos e inteligentes se abrazan a intuiciones erróneas, es
demostrable solo con mirar cerca de nosotros, las personas toman
decisiones fundamentadas en estados de ánimo, y en sus creencias. Por
consiguiente aumentará la temeridad extraer consecuencias muy firmes
sobre algo, a partir de escasas evidencias, porque nuestro cerebro está
preparado para seleccionar en función de nuestras creencias, salvo que
hagamos un esfuerzo especial para impedirlo, además, de lo que
seleccionamos leeremos lo que queramos. Para evitar estas posibles
dinámicas se alzó el telón de los cálculos que ofrecían seguridad tras los
asépticos números. De esa forma las finanzas se casaron con los
matemáticos llenando de fórmulas los nuevos productos y soportar los
procesos decisorios en algoritmos que contenían todos los supuestos.
Decían que estaban todos los supuestos. Las crisis de los últimos 20 años
han demostrado que no era así. Contra los cálculos del chino Li, contra su
gamma, chocaba la realidad.
Peo lo que de verdad estaba tras la asunción de riesgos desmedidos, era
que los banqueros confiaban en que los gobiernos acudirían a salvarlos para
evitar el derrumbe del sistema. Las consecuencias sobre la seguridad que
las finanzas traspasan a la ciudadanía son nefastas. La desconfianza en todo
el sistema se generalizó. Y el crédito desapareció de los mercados, a saber
durante cuánto tiempo. El crédito monetario y el político, a las instituciones
y a la democracia.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 109

Turbulencias. Inestabilidad permanente, volatilidad…
Rasgo característico de los mercados financieros es su inestabilidad, la
situación permanente de equilibrio inestable que puede destruir a sus
agentes, países, regiones,… ligada a la extrema rapidez de actuación de los
bróker y dealer, intermediarios e inversores, rentistas y especulativos, con
gigantescas sumas de capital, aglutinadas, detraídas, de cualquier país,
sector, clase, y a su capacidad de actuar en cualquier parte en todo
momento, la globalidad lo cual ofrece entre otros resultados una gran
capacidad para enriquecer rápidamente, y al mismo tiempo arruinar, para
transmutar ganancias en pérdidas. La volatilidad de los mercados, puede
provocar turbulencias sistémicas. En ascenso con el cambio de siglo, en
sectores y regiones, que parecían anticipar la actual turbulencia global. Los
preámbulos antes de ahora fueron: la crisis de la libra y del Sistema
Monetario Europeo, antes del euro, la mexicana del 94/95, la crisis asiática
97, en el 98 monetarias de Rusia y Brasil; la quiebra de LTCM en 1998–uno
de los mayores fondos de inversión del planeta, cuya cartera de deuda
pública era 100 veces superior al valor inicialmente desembolsado, todo
estaba apalancado, y al que tuvo que salvar el Gobierno de EEUU-; en
2000/2001 se produce la crisis de las punto-com y la caída de Enrom. Y
ahora la depresión que vivimos, en la que solamente la quiebra piramidal de
Madoff tuvo un tamaño superior a la gigantesca pérdida de LTCM.
Nadie está a salvo de la inestabilidad y desastres, ningún capitalista grande
o pequeño, ni estados, ni corporaciones, el sistema permanece en equilibrio
inestable sin control ni dirección por una autoridad, institución o ente. El
derrumbamiento de esta crisis ha destruido fortunas privadas y públicas,
individuales y colectivas, la quiebra de grandes bancos y fondos de
inversión, constructoras e inmobiliarias, cambios de propiedad de los
gigantes bancarios occidentales y compañías de seguros, de fábricas de
automóviles y empresas tecnológicas, de comunicaciones, energéticas,
transportes, propiedad de la tierra, corporaciones mineras y alimentarias,
todo cambia a velocidad de vértigo.
Pueden estimarse unas pérdidas de valor en los activos mundiales de 14
Billones de dólares entre 2008 y 2012. Agentes de los mercados, analistas,
brokers… han sido despedidos a mansalva, en la City de 420.000
trabajadores existentes en 2007 han desaparecido más de la mitad, tomado de Daniel Lacalle en „Nosotros los mercados‟, edit. Deusto- . Miles
de empleados de bancos en todo el mundo, y de obreros de construcción e
industriales…, la extraordinaria pérdida de valor de activos mundiales ha
destruido muchos sectores, empresas, estados,… Fondos soberanos, otrora
triunfantes se tambalean con la crisis actual, -China Investment Corporation
pierde al inicio de la crisis 4.000 millones de $ en su inversión de 5.600
millones en Morgan Stanley, y un 90% de su inversión en su participación
en Blackstone (Citado por Juan Ignacio Crespo, ‘Las dos próximas
recesiones’), pero aún mucho más el fondo de Abu Dhabi ‘IA’ pierde por
encima de 300.000 millones de $ y el Kuwait Invesment Authority tuvo
pérdidas superiores a 200.000 millones y el noruego Goverment Pension
Fund-Global, superiores a los 300.000 millones (citado por Ontiveros y
Guillén ‘Una nueva época’)-…la inestabilidad de la riqueza mundial se ha
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 110

instalado como elemento habitual de ésta época protagonizada por el poder
de los mercados financieros.
La imagen muestra la volatilidad de los mercados. Aparece con mayor
intensidad durante la Gran Depresión, en el comienzo de la II Guerra
Mundial, también en la crisis del petróleo de los 70 y ahora en esta última.

Derech: Turbulencias financieras en 2007/8 en diferenciales contratos índices CDS. Bco
España „Documentos Ocasionales 0808/ 2008‟, ‘La financiación estructurada y turbulencias
financieras de 2007-2008: Introducción general’ Sarai Criado y Adrian van Rixtel.

Beneficios y dividendos muy por debajo del precio de las acciones, algo en los „70
mucha distancia en los ‟90, fechas de especulación máxima en bolsa. Después de la
crisis de 2088/2009 sigue la fiesta alcista, en primavera 2013 el DJ está en
máximos. Lo normal será una gran descarga a corto plazo.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 111

Los Mercados, difuminan identidades y ocultan culpables
La despersonalización y ocultación es un rasgo de los actuales mercados,
distinto a los capitalistas de antaño que tenían rasgos personalizados. Si
una fábrica subía el ritmo de la cadena, pagaba poco, guardaba producción
para otros momentos, cerraba… se sabía quién lo hacía; hoy puede haber
una desinversión en deuda soberana que implique enormes dificultades para
mantener un estado y costará saber quien lo ordenó. El concepto capitalista
pierde eficacia para conocer la realidad actual difusa y compleja. Los
mercados, dada su organización y métodos, mantienen alejados de la luz
pública a sus agentes responsables de tropelías, ruinas, movimientos de
dinero de un lado a otro, cambios de propiedad,… las culpas de los
desastres provocados quedan indefinidas, despersonalizadas, en todo caso
diluidas en „el saco de los mercados‟. Que insisten en que son eficientes.
En los mercados estamos casi todos, aunque no decidimos. La cuestión es
enrevesada, ¿Quiénes son los que califican con triple A bonos basura? Y
facilitan la venta de miles de millones $ en bonos con alto riesgo ¿Quien
valora la fusión de marcas de coches en 350.000 millones? y a los pocos
meses de efectuada, en 10 veces menos. Y sobre todo por qué no asumen
responsabilidades que quedan diluidas tras los mercados supuestamente
con capacidad auto regulatoria. A pesar de que muchas veces los
protagonistas tengan nombre y apellidos, se identifiquen bancos, fondos, o
cárteles, causantes de burbujas, en la mayoría de ocasiones, los
responsables y sus intereses, quedan fuera de foco, los mercados no son
un ‘organismo’ con jerarquía conocida que planifica como lo eran los dueños
de Roca, Marconi o Motor Ibérica, ahora son mezcla de múltiples intereses
de sus actores, corporaciones, bancos, gobiernos,… lo cual permite
difuminar y ocultar a los que están tras miles de agentes intermediarios,
que mueven grandes sumas entre inversores y rentistas, trabajadores
activos y jubilados, agricultores, estibadores, sindicalistas… y bancos de
inversión y fondos de cobertura...
La propiedad de las grandes marcas de coches antes era conocida por los
chiquillos, hoy no sabemos si Jaguar y Land Rover son inglesas o de la india
Tata, pasando previamente por Ford y BMW; si Volvo y Saab son suecas, Volvo la compró Ford y posteriormente los chinos, Saab, la compró General
Motor, hoy quebrada… podemos enterarnos un día de que una gran marca
estadounidense ha sido comprada por capital alemán –Chrysler por
Mercedes Benz- o de que una petrolera española, Cepsa, fue comprada por
Abu Sabi, y tampoco sirve de mucho porque en cualquier momento puede
cambiar de manos, resulta imposible seguir la pista por la rapidez de los
movimientos del dinero que lleva a modificar la propiedad de las empresas,
pasando la propiedad tradicional a un grupo de inversores, gestionado por
un fondo que consiga aglutinar capitales a blanquear de dudoso origen y
sindicar las acciones de grupos distintos, para conseguir el control de
gestión. Los cambios en la propiedad y en la gestión se suceden sin
descanso, solo contemplan objetivos cortoplacistas. No se pretende comprar
la fábrica para mejorar y abaratar sus productos, sino para sacar el máximo
provecho dinerario en el mínimo espacio temporal, aunque para ello fuera
necesario trocearla y vender sus departamentos, deshaciéndose de las
marcas que le dieron nombre… eso sí, echando a miles de obreros a la calle.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 112

Los nuevos gestores no serán industriales expertos en el sector, sino la
nueva clase gestora montada en la ola de los mercados fabricantes de
dinero, pero no de productos útiles para la venta.
Los mercados ocultan tras sus cortinas a muchos culpables; los ‘poceros
españoles’ que inundaron la costa y los pueblos de casas, destrozando el
entorno, dilapidaron enormes sumas que hoy dejan 5 millones de casas
vacías –un millón de ellas sin vender-. Los banqueros que inundaron el
mercado de crédito desde los bancos franceses y alemanes a los españoles,
siguen desconocidos sin asumir sus riesgos, los españoles que montaron la
estrategia de ofrecer hipotecas del 120% del valor de tasación de la
vivienda, en muchos casos para consumo de coches, bodas… hipotecas
concedidas a trabajadores precarios que destinaban un 50% de su renta en
las cuotas iniciales, las de gancho del año de carencia, menores que las
siguientes, esos banqueros que inundaron España de hipotecas imposibles
de devolver no los conocemos. Como desconocidos son los gestores de
Cajas que dieron créditos privilegiados a jefes de la patronal delincuentes o
para operaciones de infraestructuras de engaño que llenaron los bolsillos de
amigos; desconocidos son los estafadores de las preferentes, que
pretendían capitalizar bancos quebrados con el dinero de la gente humilde.
Desconocemos los que planificaron autopistas con cifras abultadísimas de
usuarios y hoy quebradas a punto de salvar papá estado…
La lista de corruptos, quiebras de empresas y cajas, se esconde tras los
mercados que junto con nuestra idiosincrasia ocultan la identidad de los que
fondos que están tras las subcontratas sanitarias; ocultaron entonces a los
dueños de barcos construidos con apoyo fiscal de la UE, hasta que ahora
reclaman y aparece Inditex-Zara construyendo barcos; ocultaron sus
prácticas hasta que ocurrió el desastre del edificio en Bangladesh, allí había
gerentes y empresas españolas. Al menos en EEUU es posible conocer
alguna identidad, muchos son reclamados en las Comisiones del Congreso,
en algunos casos juzgados y encarcelados, las páginas oficiales para aclarar
derechos y asesoría, guiar denuncias de estafas bancarias, condiciones
abusivas en las subprime, etc. se llenan de usuarios. La lista de bancos
quebrados con sus datos se publican en FDIC –del 1/10/2000 a
27/06/2013, son 500 bancos quebradosAquí en España -se ocultan muchos culpables- no conocemos a los
responsables, que se esconden tras los mercados y son protegidos por sus
afines. Hemos necesitado 5 años y grandes movilizaciones populares para
empezar a ver tímidas señales judiciales sobre algún culpable. La situación
creada por los mercados aumenta el grado de exposición de los políticos a
la ira popular, al ser éstos la más cercana personificación de los poderes
para los pueblos manteniendo ocultos tras el telón la personificación de los
poderes económicos. Sin olvidar la connivencia, en ocasiones, entre poder
político y económico, dos poderes diferentes, en ocasiones hermanados,
aunque en general están personalizados en grupos distintos, y que hoy
quedan camuflados hasta hacer clandestinos a los detentadores del poder
económico, como antaño los revolucionarios. Y ello a pesar de la aparente
contradicción que muestra la ostentación individual de riqueza y glamour,
que habitualmente nos muestran los medios.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 113

III PARTE
LOS MERCADOS EN EL SIGLO XXI
ALUMBRAN UN CAMBIO DE ERA

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 114

7. BALANZAS. EMERGENTES, MERCADOS Y GLOBALIZACIÓN
Los mercados financieros no son una revolución que acabe con la
explotación, el hambre, las injusticias, o la barbarie humana, al contrario,
pueden suponer una contrarrevolución, que reduce la influencia del poder
político aumentando considerablemente la fuerza del económico, derribando
los equilibrios conseguidos en Occidente hacia la mitad de siglo anterior, lo
cual amplifica las lacras que fueron frenadas en parte en la Europa posterior
a la II Guerra Mundial y que han sido aceleradas por la incorporación al
proceso de globalización de las otrora revoluciones de China y Rusia junto al
resto de emergentes. Esta sociedad en que vivimos, es otra versión del
capitalismo, muy diferente a aquella versión socialdemócrata que conocimos
en la Europa de posguerra, la segunda mitad del siglo XX, en la que se
demostró que decenas de millones de trabajadores en diferentes países
relacionados políticamente, podían vivir de otra manera y producir con
mejores condiciones de trabajo, educación, cultura, salud, y tener amplias
libertades, como nunca fue experimentado en ninguna otra parte del
mundo.
El cambio de era, se apoya en la tercera oleada de internacionalización del
capital financiero y la producción, el comercio y transporte, servicios,
materias primas, tierras de cultivo, migraciones… todo se puede mover
rápidamente de un lado a otro por el planeta, bien materialmente o bien
condensado, acumulado en moneda o anotaciones de cuentas de los
mercados financieros que pueden transmitir la propiedad de los activos o
derechos en un instante, una y otra vez. Tras la derrota de las antiguas
revoluciones comunistas, la velocidad de los cambios aumentó no solo
propiciado porque dejara de existir la competencia entre sistemas
económico-políticos, sino porque los antiguos países comunistas se han
implicado en el desarrollo de un imperialismo salvajemente explotador que
hace la competencia directa a Occidente, hundiendo a sus pueblos y
trabajadores.
La remodelación de los poderes mundiales provocada por los países
emergentes y la lucha entre sectores de capital, parecen hoy dar la
hegemonía al capital financiero. Sin despreciar el impulso que toma el
proceso por el aumento acelerado de la codicia y la avaricia humana –que
siempre hubo pero que hoy puede expresarse a mayor velocidad - el culto a
lo inmediato, al corto plazo y desprecio por el largo plazo. „Quiero todo y lo
quiero ya‟. Suena a la filosofía de la sociedad que muestran las televisiones.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 115

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 116

Balanzas y Emergentes, factores de cambio
La globalización es el espacio-tiempo que domina la época, en el se
desarrolla y manifiesta el poder de los mercados financieros del que forma
parte e itera la explosión de los países emergentes que son un importante
factor del cambio global, todo lo cual está transmutando velozmente el
mundo y empujando a los pueblos de Occidente hacia abajo al bascular la
producción y el poder internacional hacia la mitad de los habitantes del
planeta, tanto los viejos (BRIC) Brasil, Rusia, India y China como
los nuevos (MINTS) México, Indonesia, Nigeria, Turquía, Sudáfrica, o los
próximos, que en terminología de O’Neill -el inventor del término BRIC-,
serán los (Next 11) Bangladesh, Egipto, Indonesia, Irán, Corea del Sur,
México, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Turquía y Vietnam. En este mundo
ampliamente interconectado, en el cual los Poderes Emergentes ocupan un
terreno cada vez mayor, en la misma relación está perdiendo Occidente, el
otro polo, todo ello interactúa formando el magma en el que ocurren las
cosas que nos afectan, así en tantas ocasiones no sabemos si nos golpea la
actividad de los emergentes, o de los mercados.
En la nueva etapa comenzada tras la II Guerra Mundial, EEUU se
constituyen en la cabeza del sistema, máximo poder de intervención
cultural, militar, de producción y distribución, instauran el patrón dólar/oro 35 dólares la onza- como la moneda mundial. Hasta que en el año 1971, un
buque de guerra francés llega a EEUU a cambiar sus dólares por oro.
Después uno inglés. Nixon se niega a cambiarlo, rompe el acuerdo de
convertibilidad de Bretton Woods y comienza una nueva etapa, con Europa
y Japón olvidando el papel vencedor de EEUU en la guerra, pero con el dólar
ampliamente extendido por el planeta. Para el imperio reconfigurar los
equilibrios, significa buscar mayores tasas de ganancias, esa es la esencia
de muchas contradicciones que vivimos, incluye las guerras del sudeste
asiático, no solo Vietnam y su gigantesco gasto, y mejorar competitividad
ante los nuevos competidores que olvidan el recuerdo de la guerra ganada
en parte por EEUU, y la URSS.
Comienza otra etapa, los ’70 con déficit estadounidense en la balanza por
cuenta corriente, su balance externo muestra que gastan más del valor que
producen en el país sumado a lo ganado en el exterior, y que compran fuera
más productos y servicios de los que venden, importan más que exportan,
así caminan de ser el mayor acreedor mundial, el que prestaba dinero al
resto del mundo como consecuencia de ser el mayor ahorrador, a ser el
mayor deudor, el que recibe préstamos de todo el mundo, ya que su ahorro
interno no llega para cubrir el gasto que realizan en consumo e inversión,
que ahora serán apoyados por el capital mundial. Esta situación que en
cualquier país no puede durar sin provocar convulsiones, en este caso será
diferente, nos encontramos ante el hijo del dueño. Si los EEUU actúan así,
será porque encuentran poderes en otros lados que lo financian, lo permiten
por su inmenso potencial y porque esos países obtienen contrapartidas,
sean comerciales, o apoyo militar y político. A EEUU comienzan a llegar
masivas entradas de capital en busca de rentabilidad, compran bonos del
tesoro y también corporativos, o MBS, los hipotecarios, o acciones en bolsa,
al principio de excedentes alemanes, japoneses y petrodólares. – Pero no
piensen que los defensores del mercado libre dejan comprar cualquier
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 117

compañía, algunos sectores estratégicos están vetados, como energéticos o
grandes bancos, que solo consienten inversiones de apoyo pero no
participaciones de control-.
Los ’70 son años de subidas, de tipos de interés, inflación y el déficit fiscal;
al tiempo, aumentará la base monetaria, primer tirón de la posterior
financiarización de la economía,
a la vez el capital estadounidense
comienza la búsqueda para mejorar la competitividad, aumenta la
productividad y/o congela salarios en relación a crecimiento –la brecha
productividad/salarios aumentará enormemente al final del siglo-. Subidas
de tipos e inflación, déficit fiscal, competencia de otros países, búsqueda de
ventajas comparativas… provocan un apoyo a la subida de materias primas,
crisis del petróleo, lo cual provoca pérdida de competitividad a los nuevos
exportadores industriales, dependientes energéticos, Alemania y Japón, y al
resto del mundo, salvo a los productores, que se inundan de dólares que
invertirán en EEUU en busca de seguridad y rentabilidad, financiando al
mismo tiempo los déficits. Los emergentes comenzarán su despegue
industrial apoyados en inversiones externas, pero las sucesivas crisis
financieras de los ‘80 y ‘90, les harán modificar profundamente sus políticas
respecto a la búsqueda de financiación ante la experiencia de los capitales
extranjeros que entran y salen de manera imprevista, sin aviso ni control, lo
cual crea burbujas y arrasa economías.
A partir de entonces, aplican el principio maoísta de apoyarse en las propias
fuerzas, impulsarán la acumulación de reservas producidas por su empuje
exportador, que será notoriamente alto al comenzar el siglo, lo cual dará un
nuevo impulso a sus multinacionales y a optar por nuevos parámetros de
desarrollo no solamente en sectores industriales maduros u obsoletos, sino
en nuevos frentes de tecnología punta. Así, los chinos comienzan a financiar
los déficits de EEUU con cientos de miles de millones de dólares,
convirtiéndose en su banquero y mayor acreedor. Otra vez buscar
explicación supone mirar en las contradicciones. ¿Por qué van a beneficiar a
su mayor enemigo?, porque obtienen contrapartidas, comprando dólares
evitan que su moneda se revalorice manteniendo su potencial competitivo
intacto, su divisa artificialmente infravalorada, aumenta su capacidad
exportadora una de las bases de su enorme desarrollo, crecimiento opuesto
al estadounidense basado en la demanda interna 70%, con un 30% la
externa; teniendo los chinos valores inversos de 30/70. En este sentido la
apreciación del euro camina en la dirección de pérdida de competitividad
europea respecto al resto del mundo. Libro de apoyo „Cómo salimos de ésta‟
Nouriel Roubini y Stephen Mihm, Destino.
Occidente dirige la búsqueda de ventajas al valor añadido, la investigación
avanzada en telecomunicaciones, espacial, nuevos materiales y energías,
ingenierías, nanotecnologías, bios… y desde luego miran al sector financiero
al que incorporan la informática desde el principio –tras el militar que fue
puntero-. Bancos de inversión de EEUU en los ‘80 juntan informática y
matemáticos para desarrollar productos financieros que consigan ventajas
apoyados en el mayor desarrollo del sector financiero occidental y
encuentran en los estudios sobre cálculos de riesgo y precios de derivados
uno de los caminos – los matemáticos Black-Scholess en 1973 y a final de
siglo en 2000 el matemático David X. Li consiguió impulsar la fórmula para
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 118

los CDO, obligaciones de deuda garantizada, el impacto junto con los CDS.
Comienza la carrera que nos trae hasta hoy, en donde mercados
financieros, globalización y nuevos poderes emergentes se encuentran
entrelazados aplastando a las clases populares occidentales que hasta hace
dos décadas disfrutábamos de nuestra alta posición en la cadena
imperialista. La expansión del poder financiero la ayudan con bajadas de
tipos de interés inundando los mercados de crédito, y tendrán el comienzo
de la fiesta del siglo XXI.
El aumento del poder de los mercados financieros surge en el centro de
Occidente, EEUU y Reino Unido, comenzó como respuesta al creciente
aumento de peso e influencia de los nuevos poderes que entraban al
sistema capitalista mundial, buscaban nuevas formas de acumulación. Los
países emergentes –algunos de los cuales eran productores de materias
primas- comenzaron mostrando su fuerza en sectores industriales maduros
ocupando amplias parcelas de comercio mundial con sus exportaciones y
acumulando ahorro mundial, mientras aumentaban el consumo de materias
primas… ello les fue abriendo hueco entre los poderes internacionales.
Durante las dos últimas décadas del siglo pasado aumentaron la producción
industrial en sus países, lo cual hizo caer ostensiblemente la occidental, el
aumento de las clases medias de China e India fue imparable, pasando de
poco más de 300 millones de personas a 1.100 millones, en conjunto.
Centenares de millones de pobres abandonaron la pobreza.
En la bajada de las tasas de ganancia en Occidente, influyó la nueva
situación, entre otras razones, porque en los países que emergían vivía la
mitad del planeta, cientos de millones de personas se incorporaron a la
producción industrial, abandonando el campo por las ciudades. Cientos de
millones de nuevos trabajadores mejoraban sus vidas, aunque estaban
extraordinariamente lejos de tener condiciones de trabajo y derechos
suministrados por el Estado comparables a los europeos. Los pueblos del
mundo, occidente y oriente, el capital y la mano de obra, no pueden
convivir en un mundo global con tal dualidad de poderes, al mismo nivel.
Los capitales occidentales en sus propios países no pueden competir con las
condiciones emergentes de largas jornadas, ausencia de condiciones de
seguridad, miserables salarios, nula capacidad sindical, etc. e impulsan al
principio la deslocalización de fábricas hacia Asia, Sudamérica y norte de
África, lo que provoca la pérdida de empleo occidental, posteriormente con
los mercados financieros, ya no necesitarán trasladar fábricas, solo hay que
mover capitales. Al tiempo presionan en sus países para reducir costes, de
producción, salariales directos y de salario social, o estado de bienestar,
tratando de escapar de los impuestos…
A finales de siglo los emergentes comienzan a ocupar parcelas del mercado
mundial no solo en sectores de ensamblaje, también en tecnología punta
compiten con las multinacionales occidentales, al igual que lo hacen con sus
inversiones en I+D+i, en universidades top, población estudiantil y en los
órganos de poder internacional, Grupos G, F.M.I., ONU, OCDE, etc. Las
empresas multinacionales emergentes pasan en 2010 de ser un 30% del
total de multinacionales, con origen del 41% de flujos de inversión directa
total, -libro de apoyo, Ontiveros y Guillén „Una nueva época‟ Galaxia
Gütemberg y Juan Ignacio Crespo „Las dos próximas recesiones‟, Deusto‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 119

Los emergentes ya representan cerca de la mitad de la actividad económica
mundial y 2/3 de las reservas de divisas, y no se puede descartar un
frenazo repentino por los desequilibrios internos y de sus balanzas, como
consecuencia de su prolongado crecimiento que deberán digerir para
estabilizar desajustes y burbujas, de las que China tiene unas cuantas,
viviendas, infraestructuras, créditos… no está claro por donde puedan
estallar, además su necesidad imperiosa de recursos de todo el planeta
generará contradicciones con otros poderes nacionales y globales. Añadan
los problemas de falta de demanda interna, para avanzar sin depender de
las exportaciones a Occidente, además de la explosión social interna de la
que aparecen señales en los grandes núcleos de población que juntan miles
de obreros creando situaciones de movimientos sindicales. Tampoco es
descartable el renacer de EEUU, modificando pautas citadas anteriormente,
con nuevo poder cimentado en sus finanzas y en el espectacular cambio de
los descubrimientos energéticos, que además de derribar teorías sobre el
final de los combustibles fósiles, dará a corto plazo un vuelco en su
dependencia energética gracias a contar con las mayores reservas
mundiales de arenas bituminosas, gas pizarra y su empuje a las renovables.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 120

La nota dice que las 154 universidades top de EEUU no las muestran en el cuadro

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 121

Las desigualdades en un mundo global
El naciente siglo XXI ha puesto bajo los focos países emergentes en Asia,
África y América, cientos de millones de personas que malvivían
miserablemente mejoraron sus condiciones de vida, y decenas de millones
de ellas pasaron a engrosar las llamadas clases medias, y unos pocos miles
de individuos han engrosado las filas de los multimillonarios mundiales
salidos de China, India, Rusia, Surasiáticos, Este europeos, brasileños,
sudafricanos... Grandes sectores de producción mundial se deslocalizaron
en dirección a ellos, su peso económico mundial aumenta a gran velocidad
tanto en crecimiento de PIB y comercio, así como aumenta su poder político
internacional, que en el otro platillo de la balanza pierden los países
occidentales, entre ellos España, desplazando los centros de poder del
Atlántico al Pacífico. El proceso disminuyó las diferencias entre los países
del mundo, pero creando nuevos abismos de desigualdad interna, al mismo
tiempo el trabajador occidental comprueba que las diferencias sociales
aumentan con rapidez en su propio país.
La globalización ha traído ganadores, por ahora, los países emergentes y
perdedores, las clases trabajadoras de los países occidentales que ceden
parte del pastel ya que en la distribución de la tarta las grandes fortunas
occidentales aumentan su parte. Las mejoras en un lado empeoran al otro.
Durante los últimos años los trabajadores occidentales, fueron empujados a
mantener sus condiciones de vida soportando el consumo no en sus
salarios, sino en los créditos que facilitaba el sistema financiero, una de las
diferencias respecto al pasado. Sumemos el cambio demográfico, el mundo
occidental envejece a gran velocidad generando una problemática de
complicada solución. -En España hay 9 millones de pensionistas y más
viejos que jóvenes-. Sumemos que las fuentes energéticas están fuera del
control occidental, -España es uno de los países con mayor dependencia
energética del mundo- y que tanto energía, como demografía, y religión, en
parte vinculadas territorialmente, aumentan los vaivenes y aparecen fuera
del control occidental. Añadamos los cambios que genera un nuevo orden
social –derechos civiles, feminismo, gais, nuevas familias, ancianos…relativamente recientes y que por tanto no terminan de estar asimilados por
la población occidental, juntemos la masiva inmigración a Europa, que en
pocos años aumentó la población española en 6 millones de personas, y el
trabajo precario en un tercio de la población activa, y las oleadas de
jóvenes al margen del sistema, sin trabajo, sin futuro…
Añadamos la intranquilidad que causa el ‘cambio climático’, y las
desigualdades que provocará dependiendo de vivir en unas u otras zonas,
más o menos protegidas, cultivables, inundables, o no,… cuyos peligros irán
aumentando, máxime al ser aparcado como consecuencia de la crisis, las
luchas por el problema del agua crecerán, como la inseguridad callejera, el
terrorismo de origen islamista que se extiende por el Sahel y aproxima a
Europa, los cambios y penurias que provoca la propia crisis económica, el
hambre y migraciones mundiales, al tiempo las nuevas comunicaciones
permiten en cualquier parte ver al otro extremo recursos sobrados para
evitarlo… aparece un cuadro de inquietud y difícil comprensión en lo que
ocurre.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 122

Los fenómenos globalizadores han generado una enorme concentración de
poder económico, creando desigualdad por sí y por la dispersión del poder
político con mayor dificultad para concentrarse que el económico. No solo
aumenta la pobreza relativa occidental, -en EEUU es preocupante la pobreza
infantil un 22%, y la racial y femenina-, la nueva realidad lleva las
diferencias de renta entre ricos y pobres a extremos nunca vistos antes, -en
EEUU de 1980 a 2006 crece cerca de un 300% la renta del 1% más rico y
solo un 11% el extremo pobre- además de eliminar derechos y mejoras que
disfrutaban trabajadores y ciudadanía desde hacía décadas. El fenómeno de
la globalización también arrojó al baúl de los perdedores a las poblaciones
rurales y obreras de las antiguas revoluciones comunistas, en la URSS y
China, y suma la caída de las clases trabajadoras y medias de países
occidentales, tradicionalmente beneficiarios de los intercambios mundiales.
Este panorama es el magma en el que se encuentra la actual crisis
susceptible de romper los pactos sociales generados desde la Segunda
Guerra Mundial. Los fenómenos de indignación y protestas en bastantes
países, no solo son clásicas luchas obreras, en declive, muestran la
amplitud que tienen las revueltas sumando amplios grupos sociales
afectados por las desigualdades, en muchos lugares con las mujeres como
punta de lanza, junto con jóvenes universitarios.
El sistema no se entiende sin bucear en la contradicción, arriba y debajo y a
los lados de cada cuestión, así mientras las desigualdades globales
disminuían entre países, eso indican las cifras de todos los organismos
internacionales, las cuales reducen el número de pobres globales en varios
millones de personas, aquellas que viven por debajo de un euro al día, las
desigualdades internas en cada país aumentaban. El sistema es capaz de
crear riqueza mundial a gran ritmo, a la vez que la concentra en menos
individuos. El sistema genera posibilidades para extraer riqueza de cualquier
parte del mundo y trasladarla, pero ocurre que reduce la parte en manos
de los trabajadores mejor situados y redistribuye la riqueza histórica
acumulada en manos de las familias llamadas clases medias occidentales,
entre la población mundial, al serles arrebatadas por las medidas de
austeridad europeas que les hacen perder todos los ahorros, pisos, garajes,
fondos de inversión, pensiones. El resultado es un aumento de la
acumulación mundial en manos de los antiguos acaudalados occidentales y
de la nueva tropa de multimillonarios rusos, hindúes, sudamericanos,
chinos, árabes…
Será impensable mantener buenas condiciones de vida de los pueblos
occidentales sin una revisión fiscal profunda que vuelva a hacer pagar
impuestos a los ricos, como antiguamente ocurría antes de Reagan y
Thacher. La idea que caló ampliamente entre millones de personas, aunque
profundamente errónea, que mantienen los neoliberales de que dejando en
sus manos grandes excedentes serían reinvertidos y aumentaría la
prosperidad colectiva llegando al común de los mortales, resulta
escandalosamente indignante por tonta, ni los grandes salarios de
ejecutivos bancarios ni sus indemnizaciones por abandono de empresas
quebradas, como los gestores de Cajas de Ahorros españolas, ni las
gigantescas primas o bonus de intermediarios, equivalentes al importe de
una casa de lujo, ni los pelotazos de cientos o miles de millones, sirven para
otra cosa que para generar derrochar, despilfarrar recursos y generar
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 123

mayor miseria e inhumanidad al otro lado de la misma moneda, amén de
fomentar la ley de la jungla, no sabemos contenida por cuánto tiempo,
porque tales niveles de desigualdad fomentada por el sistema difícilmente
serán sostenibles sin aumentar la violencia.
En los países emergentes, se ha reducido la población agraria y sus
infrahumanas condiciones de vida en muchas ocasiones expulsadas sin más
de sus tierras por construcción de infraestructuras, presas, carreteras,
barrios… y crece la población urbana aumentando las nuevas clases medias
y los trabajadores industriales, los cuales reciben parte de la tarta a causa
de la deslocalización industrial, y de la necesidad del nuevo aparato de
administración y control estatal y productivo, que intercambiará en los
mercados globales sus excedentes, para lo cual necesita dotarse de
sectores de población con mayor cualificación que ocupen eslabones
intermedios de la cadena de producción y cambio. El ascenso de clases
medias y nuevos ultramillonarios tapa las miserables condiciones de trabajo
semiesclavistas que continúan en concentraciones urbanas de alubión, los
ejemplos de basureros electrónicos, desguaces de barcos, minería, reciclaje
de materiales, fabricación textil,… como mostró el derrumbe del edificio en
Bangladesh con miles de personas trabajando, dentro del cual estaban
asentadas firmas occidentales –españolas- es solamente una pequeña punta
del iceberg que entierra la globalización en muchas partes del mundo, que
inunda los mercados internacionales pudientes de mercancías cuyos
trabajos más penosos se realizan en Asia, Sudamérica, África y Este de
Europa.
Los trabajos en las cloacas del sistema, son antiguos –excepcionales
colecciones de fotos de Sebastiao Salgado realizadas hace muchos añosen todas las épocas históricas han existido zonas oscuras de explotación
gigantesca que beneficiaban a los sectores de población cercanos a los
eslabones altos de la cadena, durante un tiempo, nos beneficiamos en los
países occidentales. Lo nuevo de la situación actual, lo que hace diferente a
la etapa anterior de los capitalistas privados, es la amplitud e importancia
de dicho proceso, al introducirse masivamente en las estructuras y
mecanismos globales de distribución, apoyado en los mercados financieros,
facilita a los capitales mundiales llegar a todos los rincones del planeta y
desde todos los lugares son capaces de extraer y acumular riqueza; mover
gigantescas sumas de dinero con enorme facilidad, capaces de distribuir,
guardar, o escamotear de los estados, en tan solo unos instantes los
resultados de tanta explotación, profundizando las desigualdades.
Lo nuevo de la situación actual es que golpea con dureza a los trabajadores
occidentales, quienes después de la II Guerra Mundial se encontraron en
mejor posición de fuerza que la actual para beneficiarse del desarrollo del
sistema que les situó en los eslabones altos de la cadena imperialista hasta
los setenta. Posteriormente fueron perdiendo posiciones en los ochenta y
noventa en los que se inician las transformaciones que van asentando el
desarrollo industrial de los emergentes. En la transición del siglo, con la
derrota del comunismo y la socialdemocracia, las nuevas tecnologías que
impulsan la globalización dan otro impulso al desarrollo de los capitales
financieros y llegamos a la loca carrera actual. Lo nuevo es que ahora es
plenamente visible en Occidente la paralización de las mejoras entre los
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 124

trabajadores y las llamadas clases medias, en gran parte sectores de
trabajadores de servicios, obreros no industriales, autónomos,…
Los datos sobre EEUU atestiguan que incluso aceptando una disminución de
los índices relativos de pobreza global, que golpean en mayor medida a la
población infantil, desde los ’70 los salarios reales no han crecido, mientras
lo ha hecho la acumulación de riqueza en pocas manos, o dicho de otra
forma, la desigualdad aumenta, la riqueza producida no se distribuye al
conjunto de la población y se acumula en menos bolsillos, por dos
cuestiones básicas, una, los salarios no crecen a pesar de que sí lo hace la
productividad, y dos, porque los impuestos a los ricos fueron reducidos por
presidentes republicanos. En Europa la carrera está lanzada ahora. En
España se produjo una desintonía en los ritmos que siguió Occidente,
puesto que el franquismo supuso un freno que representó una acumulación
feroz de capital para los ganadores de la guerra sin distribución al pueblo,
comenzando más tarde la participación en el crecimiento y reparto
típicamente occidental propiciada por la Transición y las movilizaciones
populares, aquí en los ’80, se instala el estado de bienestar, mientras en
otras partes se frena y ostensiblemente en EEUU. –Resulta esclarecedor
lo que muestran las huelgas y movilizaciones de estas décadas- Los
índices Gini, cuanto más alto mayor desigualdad, indican un descenso de la
desigualdad para España en los ’80 y ‘90, mientras marcaban un ascenso
para EEUU. En España ahora el índice Gini se invierte y crece en la crisis la
desigualdad, como todo el mundo comprueba diariamente en la calle.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 125

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 126

8. LOS CAPITALES SE ESCONDEN DE LOS ESTADOS
Los ricos no pagan impuestos ¿Hasta cuándo?
En España, hay 16 personas con un patrimonio superior a 55.000 millones
de euros, según la lista de 500 ricos publicada por la revista ‘Forbes’ Pero
en el impuesto de patrimonio español, aparecen 233 declarantes con
patrimonio superior a 30 millones y que suman una fortuna global de
16.300 millones de euros ¿Donde tienen la pasta los ricos españoles? Esta
respuesta la encontraremos en los mercados, cuya existencia facilita la
labor de evasión. Esta es una de las razones que explican la crisis del
estado de bienestar que padecemos ¿Reducimos gastos hasta agotarnos, o
mejor aumentamos ingresos por impuestos de los ricos? Parece que el
Gobierno del Sr. Rajoy ha despedido al equipo de Hacienda de lucha contra
el fraude. Y a todos los investigadores de corrupción económica. España no
es Grecia, pero en muchas cosas se le parece. Ni la Iglesia ni los ricos
pagan impuestos, igual que en el franquismo. ¿Hasta cuándo vamos a
seguir en la Edad Media? Un estado moderno se apoya en gran medida en
la fiscalidad.
El número de españoles en la lista Forbes aumenta de 14 a 16 en plena
crisis. Datos en billones de dólares, -equivalen a mil millones- (14-03-12)
Posición ‘Forbes’
Nombre
5 ...........................Amancio Ortega
221 ...................... Isak Andic y la familia
223 ...................... Juan Roig
232 ...................... Rosalía Mera
418 ...................... Daniel mate
464 ...................... Manuel Jove
601 ...................... Alicia Koplowitz
634 ...................... Juan Abelló
804 ...................... Esther Koplowitz
804 ...................... Florentino Pérez
854 ....................... Enrique Bañuelos
1075 .................... José María Aristrain
1075 .................... Emilio Botín
1153 .................... Alberto Alcocer
1153 .................... Alberto Cortina
1153 .................... Gabriel Escarrer

Patrimonio Neto
Fuente
37,5
Zara
4,8
Mango
4,7
supermercados
4,5
Zara
2,8
GlencoreInternational
2,6
bienes
raíces
2,1
construcción
2
inversiones
1,6
construcción
1,6
construcción
1,5
bienes
raíces
1,1
acero
1,1
banquero
1
inversiones
1
inversiones
1
hoteles

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 127

Las consecuencias de la evasión y fraude fiscal en España son desastrosas.
Ingresos fiscales del 2011 en porcentaje del PIB, datos Eurostat

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 128

Multimillonarios del planeta y evasión fiscal
Mientras los políticos y las instituciones se ponen en primera línea para que
les tiremos huevos, la mayoría de los grandes culpables de la crisis
quedan ocultos, tapados tras la cortina de los mercados, a salvo de
nuestras iras quedan promotores, constructores, analistas, banqueros,
corporaciones y bancos españoles, y alemanes y franceses,… y los grandes
evasores fiscales, mil millonarios, apellidos tradicionales, y algunos políticos
como demuestran las extraordinarias informaciones publicadas por „Tax
Justice Network‟. Su blog también hay que leerlo. Durante la historia de la
humanidad, los poderosos han acumulado riquezas, aplastado, explotado,
reprimido, eliminado, etc. etc. solamente después de la Segunda Guerra
Mundial, los estados europeos –no en la España de Franco- comienzan a
poner en marcha políticas socialdemócratas que impulsan el estado de
bienestar. Esta conquista es tan reciente, que en el caso español se impulsa
tras la muerte del dictador, solo tiene 35 años, desde la Transición.
Las políticas socialdemócratas, teorizan y ponen en marcha políticas fiscales
para redistribuir la riqueza y mantener el estado de bienestar, -sanidad,
educación, pensiones, salario social…- Por tanto la evasión fiscal a gran
escala, la economía sumergida… son actividades relativamente nuevas, son
una reacción de los poderosos que trata de reequilibrar los poderes políticoeconómicos salidos de los equilibrios de postguerra mundial. Los paraísos
fiscales, antiguamente no existían en la forma y tamaño tal como los
conocemos, porque no eran necesarios para los poderosos que acumulaban
lo que les venía en gana sin dar cuentas al pueblo. Otra cuestión son las
luchas de poder entre ellos mismos, y los consiguientes trasvases
económicos, pero nunca hacia el pueblo llano. Hoy los mercados
financieros, son el elemento diferenciador con el pasado, la transición entre
aquella sociedad posterior al Segunda Guerra Mundial y la actual, por su
organización y funcionamiento son utilizados y una de las razones de los
reequilibrios de poder mundial que se están produciendo. La globalización
impulsa estas actividades sumergidas y de evasión y solo globalmente
podrán ser frenadas. O mejorados en parte los reequilibrios.
Tax Justice Network ha publicado información sobre los países, personas y
empresas que más dinero evaden y llevan a paraísos fiscales. Su
investigación, como muestra la imagen, está causando ataques de nervios
en los gobiernos e instituciones y está llamada a producir reacciones y
modificar conductas. A pesar de que funcionan desde 2003, es ahora, con la
gravedad de la crisis cuando sus investigaciones resultan espectaculares
para la opinión pública.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 129

Vean sus enlaces facilitados desde ayer en ‘Arian seis’, o estos
informes „The Price of Offshore Revisited‟ -la imagen de la derecha es de
este primer informe, la de abajo es del siguiente- e „Inequality: You don‟t
know the half of it‟ en los que aparecen multimillonarios evadiendo
impuestos de montones de países no siempre reconocidos como ricos,
siempre hay explotadores que acumulan riqueza en todas partes. Desde
luego no están todos, ni mucho menos, pero es destacable el enorme
volumen de economía mundial que está fuera del control fiscal legal.
La evasión fiscal, drogas, comercio de armas, trata de personas, blanqueo
de dinero, etc. etc., sería impensable fuera realizado sin la complicidad de
la gran banca internacional, que apoyada en la globalidad e inmediatez de
los mercados financieros, es pieza clave de este caudal de delitos junto con
los paraísos fiscales propiciando más que en ningún otro momento de la
historia el abanico de desigualdades. No piensen ustedes, solamente, en los
grandes bancos de inversión norteamericanos como Bank of América,
Goldman Sachs, JP Morgan y Citibank que ofrecen estos servicios, están
implicados los grandes bancos de muchos países así como las Instituciones
de Inversión Colectivas con sus grandes fondos de inversión, entre los
destacados están UBS y Credit Suisse, Deustche Bank, además de los
anteriores.
Si piensan en cifras, sueñen con lo más alto que puedan, ya que estiman
que en los paraísos fiscales hay una suma de riqueza financiera entre una
horquilla de 20 y 30 trillones de dólares –trillones americanos BILLONES de
dólares en la nomenclatura europea- la parte baja de la cifra equivale a la
suma del PIB de EEU y Japón. La parte alta de la misma sumaría los PIB de
China y EEUU. Los individuos súper ricos, tienen además de en paraísos
fiscales, otras formas de acumulación de riqueza en activos reales, por
ejemplo propiedades, en sus países.
El informe que están difundiendo ahora, poco a poco, está elaborado bajo la
dirección de James Henry, un gran experto, ex alto jefe de la consultora
McKinsey, una de las de mayor prestigio mundial, por tanto con amplios
conocimientos de manejo e interpretación de cifras de instituciones globales
como el FMI, Banco Mundial, Banco de Pagos Internacional, Naciones
Unidas, OCDE, bancos centrales, etc. etc. con la participación de grupos de
periodistas, e investigadores variados profesionalmente que facilitan
información reservada, o secreta de la mitad de los países del mundo,
cruzando datos secretos y oficiales.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 130

Si piensan en países, no lo hagan solo en ricos y desarrollados, metan
también China, Rusia, Corea, Brasil, México, Venezuela, Argentina…

La gran evasión planetaria descubierta por TJN, está exponiendo al público
130.000 registros sobre personas y/o empresas, de casi todos los países del
mundo, aparecen 4.000 estadounidenses, 45.000 de China, Taiwán,
Singapur y otros países del sudeste asiático,… aparecen políticos,
empresarios,
militares,
magnates,
dictadores… también funcionarios
gubernamentales de Azerbaiyán, Rusia, Canadá, Pakistán, Filipinas,
Tailandia, Mongolia, de algún país africano, además de lo que citaba ayer no solo piensen en ricos y desarrollados, metan también China, Rusia,
Corea, Brasil, México, Venezuela, Argentina-. Como es lógico, irán
desvelando historias sobre la investigación durante un tiempo, poco a poco.
El resultado ha sido posible, gracias a una organización estructurada desde
2003, con objetivos claros, sin ánimo de lucro y apoyos internacionales de
voluntarios, y gracias al trabajo de los últimos 15 meses del Consorcio
Internacional de Periodistas de Investigación, -pertenecientes a mas de 40
países- y de un buen número de colaboradores anónimos que trabajaban en
entidades financieras vinculadas a paraísos fiscales, que llegaron a robar
hasta dos millones y medio de documentos, para que un equipo de
analistas, bajo la dirección de James Henry, exjefe de Mckinsey, clasificara,
analizara e hiciera públicos algunos resultados. La realidad actual, otra vez,
empuja a tomar medidas globales, internacionales, porque las medidas
nacionales serán claramente insuficientes, lo cual quiere decir que cada país
tiene obligación de hacer su trabajo, pero además, que en la UE deben
tomar políticas conjuntas, a pesar de la oposición del Reino Unido bajo cuyo
paraguas se cobijan varios de estos paraísos fiscales. Francia ha empezado
con grandes movimientos, con su Presidente poniendo la cara, entre otras
cuestiones porque aparecen dos altos políticos vinculados al Gobierno y dos
grandes bancos, BNP y Crédit Agricole.
Aquí en España, -aparte de Tita Cervera, por ahora- el Gobierno, ni respira
con el caso Bárcenas y Gürtell, como para esperar algo más que visitas de
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 131

los inspectores de Hacienda a los montadores de casetas de la Feria de
Abril, en Las Fallas, o los pequeños comercios y autónomos. Pero no
piensen que no se conocen defraudadores, a la larga lista de los políticos
que van saliendo, no olviden la lista publicada por The New York Times de
hace meses, -sí, figuraba Botín- ni la gran cantidad de datos facilitados por
Hervé Falciani, ex-empleado del HSBC (Hong Kong & Shanghai Banking
Corporation) que 'arrampló' con 130.000 registros de cuentas bancarias
evasoras entregados a las autoridades europeas y españolas, con las que la
Hacienda española está trabajando en parte,-parece que ha recuperado
unos 500 millones de los 6.000 millones que dicen abarca los casi 700
nombres españoles, entre los cuales hay vinculados con Gürtell y el PPaunque no han publicado sus nombres. Es de suponer que dicha lista
también fue entregada a la gente de Tax Justicie Network.
Conocer los documentos, la respuesta mundial a la gran evasión, la pueden
seguir aquí. –Pasen la primera pantalla, tiene acceso libre-. Tax Justicie
Network editan periódicamente actualizado un índice sobre el secreto
financiero, en el cual presentan un ranking de países con mayor secreto, en
relación a sus estudios y metodología que explican en la página
ampliamente. En el primero que publicaron en 2009, aparecían 60 países y
en el último unos cuantos más, si entran en la página cuya imagen y enlace
tienen arriba encontrarán un cuadro del ranking de 2011, entrando en el
cual se puede obtener información sobre cada país. A continuación publico
una lista del primer ranking del año 2009. Destacan que; la cifra que
mueven fuera de la legalidad puede estar en torno a 1.6 a 2 billones de
dólares anualmente, lo cual supondría unos 250.000 millones de dólares de
impuestos evadidos; que los paraísos fiscales no son solamente pequeños
países, los grandes están en primera línea con zonas oscuras -La City, en el
Reino Unido, o Nevada y Delaware en USA...- y las corporaciones
financieras son la pieza clave del secreto bancario. Como no podía
esperarse de otra forma, quienes mueven los mecanismos de los mercados
financieros serán lógicamente quienes mejor podrán llevar y traer y
esconder grandes volúmenes de capital, por sí mismos en operaciones
exclusivamente financieras, o utilizando el comercio mundial de mercancías
y materia primas del que desvían flujos a través de modificaciones en
precios de transferencias. La gran evasión y el fraude no solo se producen
por la utilización de fondos del terrorismo, droga o comercio de armas, que
por supuesto encuentran su mejor caldo de cultivo en el secreto financiero.
La globalización es la piedra angular de los procesos de acumulación,
lavado, ocultación y evasión de dinero. Los controles e impedimentos
legales que se quieran regular, amén de extremadamente difíciles de lograr
por cualquier partido político o gobierno nacional, serán prácticamente
imposibles de realizar a escala país al margen de instituciones globales, o
cuanto menos regionales. En nuestro caso, en la UE, lo tendrá dificilísimo de
aplicar, por la oposición enconada del Reino Unido, que protege su paraíso
fiscal londinense de la City, y su montoncito de islas, así que las fuerzas que
lucharan por la regulación financiera deberían cargar las fuerzas en aplicarlo
primero en la Eurozona, amén de homogeneizar impuestos y la lucha contra
el fraude fiscal, la exigencia de información bancaria en la zona, normas y
supervisión bancaria comunes...

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 132

'Hacednos pagar impuestos si podéis' , es un libro que editan, de acceso
libre, merece la pena leerlo, está en español. Ellos lo presentan con el
párrafo siguiente:

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 133

9. BANCOS CENTRALES OTRO PROTAGONISTA EN LOS MERCADOS
Un espacio de relación político económica durante la crisis
Otro factor de cambio global son los bancos centrales, un instrumento del
que antiguamente carecía el poder político y económico, tienen cierto grado
de autonomía respecto a ambos para intervenir en los mercados como
prestamista de último recurso. Es otra de las diferencias respecto al pasado
de los capitalistas individuales, como muestra la diferente capacidad de
intervención en la crisis del 29 y en la actual de 2008, en la que las
intervenciones de los bancos centrales consiguieron generar suficiente
liquidez al sistema para evitar que se derrumbara. Su potencia es enorme
como prueban las cifras que mueven, en el cuadro los principales bancos
centrales suman activos por encima de 13.000 billones de dólares, muy
superiores de las que mueven los principales fondos o bancos privados. Su
autoridad repercute en los países y mercados, su poder es inmenso
pudiendo marcar tendencias, impulsando políticas de mayor o menor
liquidez pueden influir en acelerar o frenar el crecimiento económico, que
arrastrará a millones de personas en una u otra dirección, también puede
con sus titubeos impulsar episodios especulativos o con sus firmes
decisiones contrarrestarlos.
En general son un arma nacional para luchar en los mercados, para
controlar el dinero, cantidad y tipos de interés, los precios generales y
lograr el pleno empleo, lo cual implica estabilidad y crecimiento al facilitar la
utilización adecuada de todos los recursos productivos del país. Como se ve
no son los mismos objetivos del BCE que no tiene marcados los últimos
citados. Lo que hacen es fabricar dinero, inyectar o detraer liquidez al
sistema de crédito, lo cual realizan comprando o vendiendo activos
financieros a otros bancos del sistema, marcando el precio del dinero, al
subir o bajar los tipos de interés facilitarán o dificultarán la circulación de
dinero. Encargados de regular, controlar, dirigir, ordenar, a los bancos,
actúan como árbitro del sistema bancario y también del político. Las
atribuciones de los bancos centrales guardan estrecha relación con la
capacidad de intervención política nacional, así ocurre en los casos de la
FED de EEUU, el Banco de Japón, el Banco de Inglaterra, el Chino… pero no
en el caso del BCE, Banco Central europeo tiene objetivos algo diferentes al
resto, centrado en controlar la inflación.
Como ha mostrado la crisis en Europa, parte de los problemas surgen como
consecuencia de ser el BCE una institución supranacional para una moneda
única de diferentes países cuyos bancos centrales nacionales no tienen
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 134

capacidad de control sobre el euro, lo cual dota a sus decisiones de menor
capacidad que el resto de bancos centrales nacionales al carecer de su
efectividad, por menor rapidez, por ser menos ejecutivo, menor capacidad
de generar dinero y precios que puedan satisfacer a economías tan
diferentes por ejemplo como la alemana y la española, la una con necesidad
de subir los tipos de interés y la otra en bajarlos, la una defensora de
políticas de austeridad y la otra necesitada de políticas de crecimiento,… su
capacidad de control y supervisión bancaria es disminuida, puesto que los
bancos centrales nacionales la siguen manteniendo en gran parte, lo cual
será imposible de realizar nacionalmente por existir una moneda única que
debería marcar mismos precios, mismas oportunidades, mismos objetivos…
Balances de bancos centrales. La línea de arriba es el de Reino Unido. El
siguiente Estados Unidos. Siguiente Suiza, gris finito. Gris grueso, el BCE,
eurozona, Japón, Australia. Los cuatro de arriba, UK, US, Swiss, BCE, crean
dinero, dinero, inundan el sistema de dinero y dinero. Tantos billetes y la
economía sin despegar, no solo eso, sino entrando en barrena, no presagian
buen futuro. El otro cuadro muestra el crecimiento explosivo del balance del
BCE. Detalla más la parte final del cuadro anterior, proyectándola. Duplica
su balance en 3 años.

Noviembre 2010. La FED, la Reserva Federal de EEUU, es el
equivalente al Banco Central Europeo, con alguna diferencia en sus
objetivos, mientras que en el caso de EEUU contemplan conseguir el mayor
nivel de empleo posible, precios estables y control de tasas de interés, en el
caso europeo el máximo objetivo es controlar la inflación, y ello como
consecuencia de la experiencia de hiperinflación alemana de los años 20
que los vacunó para muchos años. En Alemania de julio de 1914 a julio de
1922 los precios subieron de 1 a 100, pero a noviembre de 1923 su índice
llegó a 726.000.000.000 (Wikipedia habla de 1.000.000.000.000).
Emitieron dinero, dándole a la maquinita de hacer billetes, para pagar las
indemnizaciones del Tratado de Versalles. Que pretenden Bernanke y su
gente y que consecuencias previsibles tendrán la inyección de 600.000
millones de dólares:
a) La idea de la FED es inyectar unos 80.000 millones de dólares por mes,
durante unos meses comprando bonos ‘sucios’ a instituciones financieras

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 135

del sistema, para tratar de revitalizar la economía y modificar ‘la lenta y
decepcionante recuperación’.
b) Desde el otoño de 2.008 la FED ha inyectado con ésta práctica una
cuantía de 1.7 billones de dólares. Recordemos que el estímulo de la
economía se realizaba variando los tipos de interés, el precio del dinero,
para conseguir mayor crédito y por tanto creación de dinero, el precio del
dinero influía en la cantidad del mismo, pero con tipos de interés
actualmente cercanos a 0%, como método para estimular la economía ya
carece de recorrido en esta crisis.
c) Dos pueden ser los objetivos, el principal, reactivar la economía,
conseguir que funcione el sistema y genere una recuperación suficiente, en
el entorno del 4%, ahora está en la mitad, como para reducir el paro que
hoy tienen del 10%, causa de atonía en la demanda.
d) Inyectar dinero, (es como darle a la máquina de hacer billetes),
aumentar el dinero en circulación sin que aumente el valor de lo producido,
disminuye el valor del dinero existente, por tanto es una depreciación de la
divisa dólar.
e) Devaluar el dólar, supondrá facilitar las exportaciones americanas en el
mundo. La devaluación fundamentalmente lo será respecto a Yuan y Euro
que se aprecian.
f) La guerra de divisas, como la llaman desde el F.M.I. comenzó hace meses
y continúa, (entre los citados y Japón, Brasil, Suiza, sudeste asiático y
Reino Unido), veremos cuáles son los pasos del resto de países
competidores. No cabe descartar medidas proteccionistas que frenarían aún
más la recuperación económica, agravando la crisis.
g) Los chinos no aceptan revaluar su moneda, porque al dejarla baja
aumentan su potencial comercial mundial, actualmente son el primer país
del mundo.
h) China se ha convertido en el mayor banquero mundial, (reserva superior
a 2 billones de dólares) en su poder está la mayor cantidad de deuda de
EEUU y gran parte de deuda europea y del resto del mundo, por tanto
tienen capacidad de hundir el dólar actualmente.
i) Pero si hundieran el dólar, los primeros perjudicados serían los chinos,
sus pérdidas serían cuantiosas, porque las reservas de decenas de miles de
millones en su poder perderían su valor. Así ellos están interesados en
apoyar la economía de EEUU, hasta el límite de que choque con la suya.
j) China compra diariamente unos 1.000 millones de dólares de otras
monedas, de bonos norteamericanos, españoles, portugueses… con lo cual
financian esas economías, pero al mismo tiempo al comprar tiran precios al
alza de esas monedas, por tanto ayudan a subirlas respecto a su moneda
que se estima mantienen por debajo de su valor entre un 20% y 40 %.
k) En esta batalla el euro sube su tipo de cambio respecto al yuan y al
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 136

dólar, por lo que la economía europea se atranca, ralentiza su poder
exportador, se hace menos competitiva y para el caso español es
perjudicial.
l) La forma clásica de ganar competitividad rápidamente es devaluar la
moneda, así lo hacía España, y lo hacen ahora EEUU, China y el Reino
Unido, cuya libra lleva perdiendo peso respecto al euro muchos meses
facilitando su poder exportador.
El control alemán que se ejerce hoy sobre el BCE y sus miedos a la inflación
mantienen excesivamente alto y fuerte el euro, que beneficia a los países
del norte y es perjudicial para las economías de la segunda fila europea, los
PIGS, Portugal, Irlanda, Grecia y España. En la creación del Euro como
moneda única, ya se contempló que estos países no entraran, (pensaban
que no cumplirían los acuerdos), porque las diferencias económicas eran tan
grandes que unirlos bajo una sola moneda sería perjudicial.
m) Darle a la máquina de hacer billetes, meter dinero en circulación sin
apoyo de producción que le respalde, llevará a aumentar la inflación. Riesgo
que asume la FED por la actual atonía y posible deflación que conlleva,
mucho más peligrosa por difícil de corregir que la inflación, que aparecerá
en el futuro próximo.
n) La ingente deuda de EEUU, ayudaría a rebajarla el crecimiento
económico y la inflación, por sí misma.

Chart de Bloomberg los bancos centrales multiplican x 5 sus activos en una década.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 137

El Banco Central Europeo interviene en nuestras vidas
Diciembre 2010. En primer lugar, el BCE va a ampliar capital hasta casi
doblarlo, con aportaciones en tres tramos, uno de ellos inmediato, se hará
efectivo antes de terminar el año. Los otros dos en los dos siguientes años.
Participan en la ampliación los países de la eurozona y ayudan (¿) los
europeos no del euro, Reino Unido, Dinamarca y Suecia que en definitiva
gastarán efectivamente nada, aumentan su aportación por un lado y la
disminuyen por otro. Quien más aportará, como siempre, debido a su gran
peso económico, será Alemania que ahora aporta un 19%, seguida de
Francia e Italia y luego España, por encima del 8%. El resto bastante
menos.
El BCE emite una señal de ejemplaridad, lo cual es una ventaja, si los
criterios de Basilea III exigen a las instituciones bancarias aumentar sus
dotaciones de capital ‘aparcado’ como garantía de afrontar situaciones
problemáticas, el Banco Central Europeo da ejemplo en primer lugar.
Con el aumento de capital lanza otro mensaje a los mercados, estará
dispuesto a intervenir en la defensa del euro mejor preparado que hasta
ahora. Podrá prestar, dotar de mayor liquidez a los bancos e intervenir en
compraventa de deuda pública de los estados miembros, lo cual en teoría
disminuirá tensiones especulativas, que en el caso de España nos están
costando un pastón. Solo con emitir señales firmes de apoyo a la moneda
común,
las
tensiones
de
los
mercados
pueden
disminuir.
Recordemos que la Reserva Federal de EEUU inyecta liquidez, compra
bonos, en cifras altamente significativas respecto al BCE, siempre
justificadas en las explicaciones teóricas por la diversidad de objetivos que
tienen ambos bancos centrales, sintetizando son, para la FED el pleno
empleo y para el BCE la inflación, por aquello de la hiperinflación alemana
de los años 20. El BCE anunció también que ha puesto en marcha el
Comité de Riesgos Sistémicos (CERS), órgano para vigilar la estabilidad
financiera de la eurozona.
En segundo lugar; se introduce una modificación en el Tratado de Lisboa,
para establecer permanentemente el mecanismo de rescate, siempre que
sea indispensable para garantizar la zona euro en su conjunto, a partir de
2.013. O sea mantener los fondos de rescate, aquellos 750.000 millones,
utilizados hasta ahora, parece que en muy pequeña parte. Está bien,
aunque en 2 años puede pasar de todo. Sobre el mecanismo de
participación en los riesgos por parte del sector privado, para que asuman
sus pérdidas respectivas inherentes a los riesgos de sus inversiones,
(aquellos comentarios propuesta de Merkel), quedó para verse en el futuro,
en cada caso concreto y siempre a partir de 2.013 y por unanimidad, claro.
En tercer lugar; la emisión de eurobonos conjunta, se ha rechazado. Espero
que después de un tiempo de maduración, será una de las próximas
decisiones a adoptar, emitir bonos del conjunto de la eurozona, lo cual
permitirá distribuir responsabilidades y por tanto abaratar en su conjunto
las emisiones de deuda. El resultado puede ser abaratar la financiación de
los países más dañados que se diluyen entre los poderosos, por tanto,
temen, que encarecerán la financiación alemana, por eso no aceptan. Por
ahora. Alemania, el conjunto de la población, tendrá que aceptar enfocar su
aportación al euro de otra forma que como lo ven ahora, meramente
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 138

contributiva a los gastos, porque manteniendo fuertes las economías
periféricas, ellos, como motor europeo, verán mejoras de negocio, su
balanza comercial crecerá con los pequeños. (Siempre imagino aquí un caso
parecido con Cataluña, salvando las distancias).
Noviembre 2011. No hay posibilidad de rescatar a Italia, es muy grande,
17 % de la economía de la UE, que junto con un 13% España, suponen un
tercio de la eurozona, imposible de rescatar. Grecia a su lado es una cifra
casi sin importancia, y vemos lo que cuesta y cuesta y al final,
quebrada. Así que todas las soluciones pasan por evitar el desastre, con
posibles compras masivas del BCE de deuda italiana y española, los nuevos
directivos del BCE (máximo ejecutivo italiano) han empezado dando un giro
a su política, reducen los tipos de interés, lo cual permitirá realizar una
política un poco más expansiva (serán necesarias mayores reducciones) y
compran deuda. Además están las presiones de EEUU y emergentes, Italia
no puede caer, arrastraría a medio mundo, impriman billetes, monetaricen
la deuda, generen estímulos para crecer, rebajen objetivos en la velocidad
de recortar déficit, aumenten inflación, son ya muchas voces con estos
gritos.
Ayudas europeas y mundiales, todas las posibles para bajar la presión a la
prima de riesgo, se trata de bajar los intereses de la deuda, bonos a 10
años alrededor del 7% porque esos precios son un desastre para cualquier
país que necesita refinanciar deuda. Y mientras España e Italia pagan por
encima del 6%, Alemania puede pagar menos del 2%, los compradores
exigen rentabilidades mayores para comprar nuestros bonos con mayor
riesgo. El problema es que el riesgo de impago que puede apoyarse en
bases reales, se agiganta con la especulación, se genera a veces con ella,
se agranda y magnifica, se provoca para especular y ganar miles de
millones. Y también por causas políticas, ‘poner a cada uno en su sitio’,
tumbar al euro y por tanto la unidad europea, para reducir su poder en un
mundo en el que otros salen ganando. Y no, la especulación no es como
siempre fue, las bases son las mismas, los instrumentos utilizados no. La
capacidad de apostar del ser humano, la avaricia y codicia, vienen con
nosotros, los instrumentos son nuevos, los CDS’s, a pesar de que su
nacimiento fue en los 90, es al iniciar el siglo cuándo ocupan masivamente
el espacio financiero.
La deuda gubernamental, los bonos del estado, determinan sus precios los
mercados secundarios, en muchas ocasiones los especuladores.
Imaginemos que en el mercado secundario se producen ventas masivas
porque los inversores no quieren tener bonos para cobrar una renta anual
del 3%; en un momento determinado piensan que los riesgos no les
compensan y venden para llevarse el dinero en busca de seguridad a bonos
alemanes (está ocurriendo masivamente), o exigiendo mayor rentabilidad
para ese riesgo, que les paguen un 6% por ejemplo. El Tesoro, español o
italiano, emitirá deuda en el mercado primario que subastará para recolocar
a los intermediarios, con el fin de refinanciar la deuda que vence, si la emite
con el compromiso de pago de un 3% se quedará la subasta desierta, sería
una pérdida de tiempo y gastos, por lo que tendrá que escuchar los precios
del mercado secundario para determinar el precio de salida. (El resultado es
que Alemania se financia gratis mientras el resto pagamos más)
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 139

El mercado secundario está plagado de rumores intencionados y de
instrumentos como los CDS. Si unos cuantos bróker apuestan a la baja,
ganarán millones si consiguen que baje, el objetivo de la apuesta.
Comprarán masivamente productos que empujen las ventas, por ejemplo
que reflejen el aumento de riesgo de impago (CDS) y propagarán rumores
de posibles males, normalmente basado en elementos reales, exagerados,
porque de lo contrario el rumor tendría poca fiabilidad. En esta dinámica
antes y ahora se producen las ventas a corto SIN TENER TITULOS EN SU
PODER, con la obligación de recomprar, lo cual harán a menor precio
cuando hayan caído.
Pero ¿qué sucedería si en esta cadena de ventas, un banco central,
comprara masivamente la misma deuda, poniendo sobre la mesa recursos
similares?, la especulación sería derrotada, y al menos se pensaría mucho
sus intentos. Esto es lo que hacen los bancos centrales de EEUU y Reino
Unido. Y lo que no hizo el BCE, luego empezó a hacerlo un poquito, sin gran
decisión, frenaba pero los otros veían hasta donde llegaba, posteriormente
con las turbulencias, aumentó las compras, que generan grandes
diferencias políticas, -siempre intereses distintos en juego- puesto que no
está entre sus atribuciones. El caso es que por necesidad compra cada vez
que hay un huracán. Y algunos dicen, decimos, mejor sería aceptarlo como
una de sus funciones que en definitiva se acercan a la idea de emisión de
eurobonos, considerar las diferentes deudas país en una bolsa para
compensar pérdidas y ganancias.
Diciembre de 2011. Juan Ignacio Crespo es un gran analista financiero
senior, sensato, didáctico, nada llevado a la estridencia, esto escribía sobre
la situación que sufrimos los europeos. La alternativa del diablo. JUAN
IGNACIO CRESPO 02/12/2011
„‟Los últimos acontecimientos van situando a la zona euro y, sobre todo, a
Alemania y al Banco Central Europeo (BCE) ante una disyuntiva feroz:
inflación moderada o desastre. El acuerdo entre bancos centrales hecho
público anteayer lo ha puesto de relieve una vez más, ya que las
operaciones de permuta financiera (swaps) anunciadas buscan proporcionar
financiación en dólares a los bancos europeos, que cada vez tienen más
difícil el acceso a esa moneda. Como en todas las operaciones masivas y
espectaculares siempre habrá quien se pregunte cómo de mal estarán las
cosas para que sea necesario algo así. ¡Qué importa! Los bancos centrales
hicieron esta vez lo correcto: que ninguna entidad solvente caiga en un
momento tan delicado en que, probablemente, no se puede dejar caer ni a
las insolventes, por la amenaza de un efecto dominó bancario. Si alguien
tiene dudas, que recuerde Lehman Brothers.
Por lo que parece, y como ayuda adicional, la próxima semana el BCE
aprobará los préstamos a tres años a los bancos: a este paso, y en el límite,
tendrá en el activo de su balance a la mitad de la banca europea.
Con la operación de anteayer los mercados se han tranquilizado por unos
días. Pero esa operación ha recordado la extremada debilidad del sistema
bancario europeo y, por ende, del mundial. Diciéndolo de manera muy
concentrada: la maquinaria del sistema financiero está funcionando a
cámara cada vez más lenta, y esa es ahora la mayor amenaza para la
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 140

economía mundial. La causa última e impalpable es la falta de confianza
entre los bancos, algo que en su primer brote virulento sirvió para dar el
banderazo de salida de la crisis en agosto de 2007. Pero este brote actual
es especialmente pernicioso: parte de las garantías de calidad que pueden
aportar los bancos para obtener financiación ya han sido utilizadas y,
además, se está reduciendo la velocidad de circulación de las garantías
todas (a casi la mitad, entre 2007 y 2010, según un estudio en el FMI).
Tras cuatro años de crisis del crédito, los bancos y los Estados están
entrelazados en un abrazo mortal: los primeros tienen en su balance la
deuda de los Estados y estos se encuentran en una situación de tal
debilidad presupuestaria que les impide recapitalizar a los bancos
adecuadamente (una ironía más de la crisis: aunque quisiera nacionalizarlos
quizá no podrían...). De ahí que, aunque haya que acordar medidas de
largo plazo (como la integración fiscal y la constitución de un Tesoro único
europeo o, al menos, de una Agencia Europea de la Deuda), y aunque los
Gobiernos tengan que hacer lo que tienen que hacer (reducción del déficit y
reformas) las medidas urgentes en Europa solo pueden venir del único
bombero que queda operativo en la plaza: el BCE. Con permiso de Alemania
que tendrá que optar entre recuperar en euros depreciados los préstamos
que, a veces, tan alocadamente concedió; o no recuperarlos en absoluto;
entre que su mercado cuasi cautivo, Europa, se mantenga solvente o caiga
en la bancarrota.
También para el BCE se abre una alternativa del diablo: elegir entre tener
alojada en su balance la mitad de la banca europea; o la mitad del mercado
de deuda pública, o ambas cosas a la vez. Si optara por lo primero, no
estabilizaría lo segundo y conseguiría lo tercero. Mejor, pues, que elija lo
segundo (si compra deuda italiana y española al 5% los bancos mejorarán
automáticamente). Y pronto. O un día cercano se desayunará (nos
desayunaremos) con el inicio de un efecto dominó de quiebra de Estados y
bancos que arrasará con todo. En menos de lo que tarda en decirse Banco
Central Europeo.‟‟
Diciembre de 2011. La batalla del euro continúa en, parece que ganaba la
eurozona, Cumbre en Europa 1. El vaso medio lleno, pero los problemas
siguen sin resolverse y además dañan las formas. La dirección que ejerce la
Sra. Merkel, está arrinconando instituciones colectivas que costaron
muchísimo esfuerzo construir, dejando bastante de la decisión en el
parlamento alemán, y en las personas de Merkozy, Draghi, Van Rompuy y
Barroso y Juncker, a los que se une Lagarde por el FMI, pero deben
discutir/decidir todos los estados, todos los parlamentos. La construcción
colectiva de una institución estable y fuerte, no vendrá dada por sustitución
de unos individuos por muy grandes que sean. Aligerar la toma de
decisiones pasando de unanimidad a formas mayoritarias no puede
esconder un derecho de veto para los 3 grandes que superan el 15% cada
uno, por lo que con la oposición de uno de ellos se tumba una decisión.
Se pretende mayor cesión de soberanía, en la forma de adhesión
inquebrantable (ahora sí aceptada con aplausos por el PP y sus voceros) sin
suficiente participación ciudadana, ni siquiera se permite opinar sobre la
posibilidad de otras opciones distintas a las sugeridas por la Sra. Merkel. Y
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 141

siempre hay otras opciones. La ciudadanía europea se está apartando y no
se sumará a proyectos colectivos si es alejada de debates y decisiones
comunes que afectan a sus condiciones de vida, cada vez mas degradas por
el empecinamiento en sanear las cuentas públicas de manera urgente y
profunda, lo cual meterá a los europeos en una depresión que arrastrarán al
resto del mundo, incluida Alemania y países del norte. Los riesgos del euro
empiezan a llenar estudios sobre la base de su desaparición, veremos si la
cumbre los frena.
El sistema bancario en opinión de muchos tiene un riesgo sistémico muy
superior al de 2008. S&P amenaza con quitar la triple A, a Alemania y otros
5 países del ‘norte’ y al resto de eurozona, al mismo tiempo pone en
revisión la nota del fondo de rescate europeo y exige acciones por el lado
fiscal y monetario. Moody’s baja la calificación de los 3 grandes bancos
franceses, y avisa con bajar la nota de deuda soberana de la eurozona.
Fitch amenaza con bajar la nota de España. Y recordemos que bajar la nota
en todos los casos, supone mayores dificultades y encarecimiento de la
necesaria financiación. No existe interbancario europeo, los bancos no se
prestan entre ellos, triangulan su relación con el BCE y por tanto no prestan
a otros, el mercado es incapaz de existir, no hay crédito en Europa. El
descenso de valor en bolsa de los bancos ‘buenos’ es superior al 75%. El
desapalancamiento en el sector privado no se contempla en las cumbres, ni
se discuten las responsabilidades que deberían afrontar, (pagos,
nacionalizaciones, impuestos superiores al 70%, quiebras soportadas por
ellos) al contrario de como se hace con el sector público que se demoniza,
siendo éste un cataclismo inicialmente generado por lo privado con su
gigantesco despilfarro de libre mercado, al que acudió a salvar el estado.
El BCE baja los tipos al 1%, ¿servirá para que circule más dinero? echando
marcha atrás de las decisiones erróneas de subidas de hace pocos meses,
cuando ya era visible el peligro de la probable recesión y en menor medida
la posible inflación, lo cual dice en manos de quien estaban las decisiones.
¿Para cuándo otra bajada, aunque el dinero empieza a ser insensible?
considerar los problemas de inflación que podrían generarse en el largo
plazo es absurdo cuando quizás no podamos salir del corto, de no variar la
ruta. Rectificar es de sabios, pero de sabios que se han equivocado. El BCE,
aún así, sigue teniendo como único objetivo la inflación y no el crecimiento,
y el empleo, ni acude al rescate de su moneda comprando masivamente la
contrapartida con la que especula, (deuda pública u otra), como sí hacen
todos los bancos centrales, por ejemplo la Reserva Federal. Es cierto que el
BCE amplía los préstamos a la banca hasta 36 meses y no los 12 actuales,
petición bancaria cuyos gritos oyeron en EEUU, y la semana antes de la
cumbre llegó ‘in person’ la ‘administración norteamericana’ sumado a la
intervención de hace una semana del grupo de cabeza de bancos centrales
mundiales inyectando liquidez al sistema bancario, debió ser suficiente
señal de alarma. EEUU, Canadá y Japón, tiritan por la crisis europea, China,
India, Brasil y Rusia llevan meses deprimiéndose mirando el escaparate.
Mientras tanto el BCE siguiendo la negativa alemana, insiste en no utilizar la
compra masiva de deuda pública, como por el contrario si hacen el resto de
bancos centrales, hasta que se haya producido una sangría mayor de
nuestros recursos periféricos hacia el norte, pagar mas por nuestra deuda
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 142

es transferir miles de millones de miseria a su riqueza. Parece que lo
formulan con la sensación de dejar abierta la posibilidad a la
firma/ratificación del tratado en 3 meses, pero quizás entonces sea muy
tarde para millones de personas; mas parados, dependientes desatendidos
y abandonados a su suerte, la sanidad, educación, pensiones...
Tampoco se ponen en marcha los eurobonos, por la negativa alemana, que
con garantías mancomunadas facilitarían sistemas de financiación más
solidarios, al fin y al cabo distribuirían responsabilidades, por eso no los
quiere el norte, y sin crecimiento no hay salida positiva para nadie. A la
‘culpa’ de los endeudados periféricos tienen que sumar y asumir la suya
propia de prestamistas del norte que permitieron la lluvia descontrolada de
créditos y provocaron la situación beneficiándose durante el crecimiento.
Solo creciendo es posible pagar las deudas, realizando políticas expansivas
será posible levantarse, al tiempo de ralentizar ajustes y saneamientos
dilatando plazos. Y aquí, reformando todo lo relacionado con la
competitividad, educación, administración, transportes, energía, I+D+i,
nuevas tecnologías…
Tenemos pocas posibilidades de aplicar políticas nacionales, ya que
carecemos de banco central nacional emisor de moneda, las que había
deberían haber sido aplicadas antes, las actuales solo girarán en torno a
mayores recortes y ajustes. La mayoría de políticas efectivas deberían
aplicarse desde la eurozona, por lo menos. La economía española es frágil
ante estas avalanchas y sin duda tiene necesidad de medidas particulares,
unilaterales, es una de las derivadas de la crisis. Pero no es menos cierto
que hay otros componentes globales, la crisis financiera internacional y un
aspecto particular de la misma, en este caso la batalla del euro, que
necesita de medidas globales de la eurozona, urgentes y centralizadas.
Cuando la especulación mundial se lanza contra EEUU o el Reino Unido, sus
bancos centrales responden enérgica e inmediatamente inyectando el
dinero necesario en la forma conveniente para mantener la batalla y acabar
con los especuladores. Lo cual queda muy lejos de aplicar medidas
centralizadas desde la eurozona; por ejemplo una acción coordinada e
inmediata, el BCE debería comprar ahora masiva y urgentemente deuda
nacional, al igual que deberían emitirse bonos globales de la eurozona para
financiar a cada país, al margen de los bonos nacionales, lo cual llevará a
una mayor unidad política y económica.
21 Diciembre de 2011. Menudo regalo navideño fue la intervención del
BCE del día 21, por medio billón de euros, inyectando liquidez a la banca va
en la misma dirección de señalarla como un eslabón débil de la cadena. O
fuerte, porque nuevamente toneladas de dinero que pagaremos todos van a
salvarlos y mucho se quedará entre sus bonus. La noticia la celebraba el
ponderado Juan Ignacio Crespo „El euro salvado por el BCE‟…'el BCE ha
salvado al euro y la eurozona…lo único que ha quedado descartado es la
catástrofe. Lo que no es poco…' La Cumbre europea del 8 y 9 de diciembre
terminó con resultados contradictorios, por un lado evitó con sus
acuerdos el vaso medio lleno en ese momento que los mercados tumbaran
el euro, de hecho en los días siguientes las tensiones se relajaron, lo cual ya
era un síntoma de que no existía un total rechazo, se había evitado el
desastre.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 143

Por otro lado, con el vaso medio vacío, aquello era insuficiente para dar la
necesaria estabilidad, se abrían nuevos frentes de organización, política,
económica, jurídica, a concretar rápidamente existe un borrador del
nuevo tratado para los 17 de la eurozona + 9 de la UE; con 14 artículos
que marcarán nuestras vidas y del que muy poco sabemos los españoles
por los viejos y nuevos partidos. Dicho tratado entraría en vigor con
aprobación mayoritaria de 9). Y además seguían latentes los viejos
problemas, principalmente el vinculado a la deuda y la banca, donde la
situación ya era dramática. El F.M.I. declaraba en septiembre que „la banca
europea está abocada al colapso financiero‟. La intervención conjunta de los
bancos centrales de EEUU, Reino Unido, Japón, Suiza, Canada a finales de
noviembre (efectuaron otra intervención masiva a mediados de septiembre)
y la visita días antes de la cumbre del representante del Gobierno de
Obama, indicaba a las claras que aquello era una emergencia global.
Se conceden préstamos de 500.000.000.000 euros, a 3 años, por fin mas
largo plazo que un año, a 523 bancos que son la mitad del sistema europeo,
al 1%, con deuda pública de algunos países al 4% o 6% hace pensar que
parte se destinará a aumentar beneficios por esta vía, uno se pregunta ¿por
qué no la compra directamente el BCE? Y recuerda que el plazo medio de
colocación de deuda española está por encima de 6 años el doble de
tiempo, qué pasará?. Al margen de que otra parte del dinero permita
apuntalar balances, arreglar la solvencia, otra cubrir vencimientos
inminentes de unos 140.000 millones, existe amplia desconfianza en que el
dinero pueda llegar al crédito de pymes. PD. Los problemas continúan, la
catástrofe se evitó, o aplazó. Nuestros políticos nuevos y viejos, los grandes
y pequeños, siguen sin hablarnos de estos nuestros problemas que
condicionan todos los demás.

Febrero de 2012. El 21 de diciembre de 2011 el BCE inyectó a la banca
europea una barbaridad de dinero, 500.000 millones de euros, en
préstamos hasta 3 años (por primera vez), a un tipo del 1% de interés;
parecía que con el objetivo de evitar un colapso de liquidez, el interbancario
estaba completamente cerrado, para sujetar la solvencia de muchas
entidades y de rebote para que una parte se destinara a comprar deuda
pública. Muchas cosas se podían decir de esa medida; el nuevo jefe del
BCE, Dragui, tomaba caminos muy diferentes a Trichet, bajaba tipos y le
daba al ‘manubrio’ del dinero masivamente, facilitaba las compras de deuda
pública indirectamente con lo que permitía ganar un pastón a los bancos
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 144

que tomaran al 1% y compraran deuda del 5% por ejemplo, y uno se
pregunta por qué no comprar directamente el BCE, por qué no ayudar un
poco a los Estados directamente y no siempre a la banca.
Del préstamo global de medio billón que tomaron los bancos, a la semana
habían depositado en el BCE 412.000 millones al 0,25%, perdiendo la
diferencia por tenerlo seguro, ni siquiera habían comprado deuda pública,
cuanto menos préstamos a familias y empresas, que pocos esperaban. El
pánico entre ellos les hice ser precavidos. El 27 de diciembre volvió a
inyectar otros 145.000 millones más. La medida mostraba la
extremada débil situación en la que se encontraba la banca
europea, muchos bancos enlazados entre sí, con balances repletos de la
deuda griega, en la que se barajan quitas del 70/80 % o italiana (pobres
bancos franceses), además de la portuguesa, irlandesa y española. El
eslabón de la cadena europea se podía romper por la banca desde hacía
muchos meses (algunos bancos han perdido en meses hasta el 70% de su
valor bolsa). Cuando hablamos de colapsos, no olvidemos que poco antes
los mayores bancos centrales, de EEUU, RU, Suiza, Japón, Canadá,
realizaron una extraordinaria operación conjunta de apoyo al sistema.
En breve, en este mes de febrero 2012, llegará otra inyección del BCE, de
doble importe que las de diciembre. Lo cual vendrá muy bien, pero muestra
otra vez a las claras el eslabón débil de la cadena, la banca. Al tiempo
volverán las preguntas de siempre, por qué tantas ayudas a la banca y tan
pocas al pueblo, tan pocas a los estados, por qué el sufrimiento de ajustar
los déficit en 2 y no en 4 años o en 6?, tan pocas ayudas destinadas al
crecimiento la única posibilidad de pagar deudas y mitigar el paro. Alguien
se está beneficiando, un pequeño grupo del sector financiero, un pequeño
grupo de países, un pequeño grupo de industriales, mientras Europa cae.
Otra pregunta surge al ver las gigantescas cifras, ¿qué generación pagará
esas sumas, hijos o nietos?, porque no lo duden, las tendremos que pagar
de una u otra forma. O crecemos o nos hundimos. Y ya no lo gritan solo
algunos manifestantes, o intelectuales, o algunos izquierdistas, los
socialdemócratas, ya lo dice hasta el FMI que está dando avisos constantes
a Europa.
En el cuadro de arriba se ven los depósitos de los bancos en el BCE. Record
absolutos, los banco sacan dinero que los presta al 1% el BCE y lo ingresan
a salvo en el BCE remunerado al 0.25%. Aquí pasa algo muy gordo. Cuando
los banqueros no utilizan ese dinero para dar créditos, o más sencillo
comprar deuda pública y ganarse un diferencial de 4% es que el miedo
entre ellos es muy alto. Es la idea que transmiten las noticias de los últimos
meses sobre el sistema financiero europeo, sus debilidades, la caída de
cotización en bolsa que indica una enorme pérdida, hasta 80%, los riesgos
ocultos en sus balances, en los directos y en los balances de entidades
financieras dependientes, vinculadas en gran parte, pero cuyos nombres no
salen a la primera fila, ni se conocen vínculos, ni estado. Además los riesgos
de default de deudas soberanas que podrían golpear a sectores enteros de
banca país, los vínculos entre países...

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 145

Marzo de 2012. El Banco Santander figura como el principal tomador de
los 530.000 millones de euros de préstamos a 3 años del BCE, (LTRO's de
febrero) en términos absolutos. La banca española tomó casi la mitad de
créditos en las subastas de liquidez de febrero, y lleva 5 meses de
aumentos constantes en sus apelaciones al BCE desde octubre pasado
donde marcó máximo anual. No extraña que esté siendo analizada desde
todas partes. A pesar de que en un primer momento en las informaciones
publicadas no aparecía este banco español, sino estos otros que van en el
siguiente cuadro, Bankinter, Bankia-Caja Madrid, Sabadell, Popular, en
todos pesan lo tomado por encima del 10% de activos...
La explicación estará en el tamaño que representen esos préstamos en
relación al activo del banco. El Santander a pesar de ser el que mayor
tomador, dado su enorme tamaño, proporcionalmente tendrá menor
repercusión en su balance, menos del 4%. Parece que los préstamos
tomados en cuantía de unos 40.000 millones no son para aumentar
solvencia, sino para hacer negocio, con la deuda pública por ejemplo, y
quizás tenga que ver con el plan del gobierno de pago a proveedores
municipales y autonómicos, esa línea de crédito de unos 35.000 millones
con los que se quiere resolver un problema engordando las ganancias de los
banqueros, ya que se prestarán al costo de la deuda pública mas 0.115, es
decir alrededor del 5%, si los bancos toman el dinero al 1%, más las
comisiones de las operaciones, vaya pelotazo.
Supongan que la idea del plan de pago se realizara con la banca pública,
ahorraríamos entre 5 y 10.000 millones de euros. Otro ejemplo de que lo
público puesto al servicio del negocio privado es menos eficiente, encarece
costes, y no es más rápido y crea relaciones clientelares banca-gobierno y
favorece al capital financiero y perjudica a la ciudadanía. Evidentemente la
reforma del sistema financiero será otra razón para acudir a tantos
préstamos, para cubrirse ante operaciones hostiles, o para comprar cajas
de rebajas y aumentar de tamaño participando en el grandioso proceso de
concentración financiera español. O sea que caminamos en la dirección
contraria a la idea de evitar ser lo suficientemente grande como para
provocar sacudidas sistémicas.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 146

IV PARTE
EN ESPAÑA. CAMINANDO AL DESASTRE

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 147

10. CAPITALISTAS Y MERCADOS NO EXPLICAN TODO
Capitalistas, mercados. Y nuestros demonios
Regresamos a España donde vivimos el derrumbe de un modelo de
sociedad. Resulta erróneo, por incompleto, tratar de explicar nuestros males
culpando de los mismos solo al funcionamiento del capitalismo o de los
mercados, a los que sin duda habrá que recurrir para entender lo ocurrido,
pero aquí tenemos nuestras particularidades en relación al resto del mundo,
y sin contar con ellas, sería imposible entender la historia de este país.
Se acercaba el fin de siglo que anunciaba un cambio de era, por la explosión
de los mercados financieros, la globalización y el enorme salto de los
emergentes, mientras aquí las élites políticas y económicas parecieron no
enterarse de las necesarias adaptaciones. Mientras gran parte del pueblo se
daba a la fiesta y las nuevas generaciones se orientaban hacia la derecha.
La crisis económica destapó la grave crisis política que estaba latente. Al
principio pareció que la economía provocaba la crisis política, pero en el
fondo vimos que el agravamiento de la crisis económica en España
encontraba bastante explicación en el destrozo político e institucional
comenzado a realizar por los gobiernos del PP de Aznar. Otra vez
la derechona capitaneaba el rumbo del barco contra los acantilados. -La
polémica, política vs economía encontró un nuevo impulso para
desarrollarse a raíz del libro de Acemoglu y Robinson ‘Por qué fracasan los
países’, cuya tesis central es que las instituciones políticas tienen enorme
importancia en la economía y desarrollo de los países-.
Tras la cortina de humo de la consigna ‘España va bien’ impulsada por
Aznar y difundida por los ultramedios se ocultó una demolición de
instituciones de control y funcionamiento del aparato del estado a todos los
niveles de la Administración, para dar entrada a los intereses de promotores
del partido, en la dirección de bancos, cajas y empresas públicas que se
privatizaban, telecomunicaciones, energéticas,… colocando en ellas a los
compañeros de colegio y amigos –mientras difundían cara al pueblo una
campaña de defensa del mérito, esfuerzo y trabajo, para cargarse lo
público, ¡sinvergüenzas!-. Descomunales recursos fueron dilapidados y
derrochados, empezando por el capital humano y España comenzó a perder
la carrera de la competitividad y como siempre que la Iglesia está cerca del
poder, empezó a perder la batalla de la modernización productiva,
marginando la cultura del conocimiento y la investigación y tomando la vía
del trabajo con poco valor añadido, construcción y bares. Así llega
la ineficiencia a la economía, burbuja inmobiliaria y de crédito, la
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 148

pérdida de competitividad, los saldos comerciales negativos, en la
balanza por cuenta corriente, después de privatizar llegó el aumento
incansable de los precios de electricidad que encarece toda la producción
haciendo perder competitividad, despilfarro, gasto, y bajadas de
impuestos para los ricos.
Los análisis sobre España mejoran su comprensión si integramos al
conjunto de interpretaciones económicas y políticas, nuestros demonios, la
particular forma de entender la vida como pueblo, lo sociológico, y no solo
lo institucional, partidos, poderes… -Antonio Muñoz Molina en „Todo lo que
era sólido‟, hace una fenomenal descripción de nuestro comportamiento por
todos los rincones durante los últimos 35 años-. Si quieren profundizar,
integren también un demonio muy español, la derechona su poder e
influencia en las élites y en la sociedad, su ideología carca anclada en la
contrarreforma, inculta en cada momento histórico, enemiga acérrima del
conocimiento, la ciencia, racionalidad, investigación e innovación, como
fuentes de progreso –tradicionalmente nuestros horizontes se ven cargados
de torres y campanarios y no de chimeneas que indican producción y
trabajo, un país de pocas escuelas, y religiosas, y solo muy recientemente
de públicas-.
Gentes que dominaron el país asentadas en privilegios reales, religiosos y
conquistados por la sangre desde la Edad Media, sin revoluciones burguesas
que cortaran cabezas y limitaran sus poderes desde hace 200 o 300 años,
llegando hasta ayer a los que sumaron los conseguidos con la sangría que
cometieron en la guerra civil, y posterior postguerra. Derechona que en
grandes períodos históricos dominó y sometió al conjunto de la derecha y el
pensamiento conservador homologable con el europeo, enemiga del trabajo
como fuente de riqueza que nunca potenció ni valoró, bien al contrario,
despreció, y que para más inri creen ser los dueños del país, por la gracia
de Dios, de sus tierras, bosques y playas, comercio e industrias, de sus
gentes y futuro, de banderas y símbolos.
Es dificil explicar acudiendo a conceptos como capitalismo o mercados, la
sinrazón e injusticia de que la Iglesia Católica se apropie e inscriba en el
Registro de la Propiedad la Mezquita de Córdoba, por 30€ -treinta euros les
costó, e incluso la están cambiando el nombre en carteles, publicaciones,
entradas- así como multitud de propiedades comunales, tales como ermitas,
fincas, montes, edificios… todo ello apoyados en una ley del Gobierno del PP
de Aznar que les permitía inmatricular aquello que no estuviera registrado
y ponerlo a su nombre. Sin pagar impuestos, como tampoco por solares,
aparcamientos, edificios…
Los capitalistas carpetovetónicos, individualmente o encuadrados grupos
políticos o en patronales modernas, apoyan a sus corruptos convictos y
confesos, son enemigos de toda competencia y mercados, que se las traen
al fresco para ganar dinero mientras tengan subvenciones estatales y
concesiones privilegiadas, sean de radio televisión, como de líneas de
transportes, sean de suelos o restricciones de entradas en sectores
productivos… facilitadas por su amigos políticos, al precio que fuere.
Mercados y capitalismo competitivo les traen al fresco, mientras tengan
cercanía con caciques que les permitan mamar del Estado, reminiscencia
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 149

franquista no desterrada de tiempos antiguos, amplias concesiones y
privilegios a grandes empresas, como el agua de nuestro ríos a eléctricas, o
suelos bosques y playas a industrias no competitivas para que se
aprovechen de las ventajas, o grandes concesiones de obras públicas
entregadas a constructoras e importadoras o telecomunicadoras amigas, a
cambio de sobornos –así los llama la prensa extranjera a los aquí muy
suavecitos sobresueldos- ; garrulos que se enriquecen mutuamente junto
con los caciques locales y regionales por recalificaciones que perjudican a
los pueblos, tratos de favor y privilegios a donantes pequeños o medianos y
correligionarios, colocación y trabajo en empresas públicas creadas ad hoc a
familiares y amigos, pléyades de asesores como aduladores y nuevos
cortesanos, -Ayuntamiento de Madrid 200 consultores amiguísimos, con
sueldos por encima de 50.000 € salario suficiente 10.000.000, para pagar
1.000 nóminas—Los etc. son tantísimos que se convierten en una de las
causas principales que explican la situación de España, y no los mercados.
El problema se agrava por los apoyos sociales a corruptos y ladrones,
porque ‘son sus cabrones‟, la ideologización llevada a las últimas
consecuencias por el pueblo e instituciones, que benefician a los indeseables
a costa del perjuicio particular y colectivo, el patrimonio público que
reparten, y que habrá que pagar a través de impuestos. Los escándalos de
Marbella, Valencia, Madrid, Galicia, o Andalucía… amén de una pléyade de
ayuntamientos y gerentes de instituciones, con repetidas mayorías
absolutas conseguidas por corruptos, es prueba de la pérdida de moral
colectiva.
Sumen el desastre que representa para una sociedad democrática
comprobar que los servidores del orden público, no protegen ni sirven a los
ciudadanos, y ver que la policía solo pega y detiene a los que
protestan por tanto delito y tanta injusticia cometidas por selectos
personajillos, cuando podrían evitar las protestas cumpliendo con su deber
democrático deteniendo a los que provocaron los desaguisados. Nadie
puede justificar por qué un tal Bárcenas entra y sale como quiere, cuando
quiere, sin que nadie le moleste, y a los sobornados, según la propia
investigación policial, les siguen prestando protección,…. o tantos evasores
fiscales comprobados por los datos de la lista Falciani son protegidos por
autoridades y medios de prensa para que sus nombres no se conozcan.
Los mercados poco pueden explicar sobre lo acontecido en España
relacionado con la actitud complaciente y de pérdida de ética de los muchos
individuos que dirigen instituciones que son arrastradas beneficiando a unos
pocos indeseables privilegiados obviando el beneficio debido a la sociedad
en su conjunto, saltándose normas y espíritu de las leyes, renegando de la
mínima justicia y eficiencia en sus trabajo de control que siempre perjudica
al pueblo en la misma medida que beneficia sus bolsillos, vemos una falta
manifiesta de controles, sean bancarios, o de agencias reguladoras de
competencia, o del Tribunal de Cuentas o de ministerios en defensa de lo
público para y por lo que cobran. Igual se puede aplicar a los órganos de
dirección de la judicatura, apoyados por correligionarios en sus tropelías de
uso de caudales y favores, o los retrasos judiciales en atacar robos y delitos
de puños blancos, mientras se aplica máxima diligencia en un robo de
manzanas. Contra un mantero y un fumata dilapidamos recursos que
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 150

deberían destinarse a luchar contra el narco organizado y los grandes
defraudadores, muestra de máxima protección de mandatarios públicos
contra de la ineficiencia económica y social.
La lista es enorme, pero quedaría incompleta sin añadir a los medios de
prensa, radio y televisión, tanto tertuliano golfo, escondido tras sobornos
para defender a los anteriores al tiempo de atacar a los ciudadanos que
protestan, a los cuales demonizan e insultan y pretenden encauzar para que
protesten según sus reglas despacito, calladitos, blanditos… Sinvergüenzas.
En este segundo aniversario del 15-M muchas cosas se pueden decir del
mismo, y de todo movimiento social que pulula por las calles y rincones de
España, pero hoy quiero resaltar una de ellas y es: Lo extremadamente
pacíficas que han sido las protestas y la oposición mostrada a la destrucción
de un país por tanto miserable, aprovechado y sinvergüenza. Aquellos que
contribuyen a esa destrucción deberían recordar que la violencia social, e
individual, está más vinculada a la desigualdad que a la pobreza. La
sudamericanización de la sociedad española es una salida perseguida por
los privilegiados españoles para redefinir su espacio de poder en esta crisis
que no busca resolver los graves problemas de la sociedad española, solo
beneficios a costa de los desfavorecidos.
Otras cosas a continuación ayudarán a comprender lo ocurrido. Lecturas de
apoyo: Anchuelo y García ‘La economía edificada sobre arena’ ESIC;
Santiago Becerra, ‘El crash del 2010’ Los libros del Lince; Juan Ignacio
Crespo, ‘Las dos próximas recesiones’, Deusto; VVAA, Papeles de relaciones
ecosociales… nº 113, Icaria Editorial; Andrés Ortega y A. Pascual ¿Qué nos
ha pasado?, Galaxia Gutemberg; VVAA ‘Frente al capital impaciente’
Fundación 1º de Mayo; FUNCAS; Antonio Torrero Mañas;

Paro. Línea malva + de 2 años. Tomado de Atlantic que publicó el 26 de abril

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 151

Sobre la construcción racional
Explicar la realidad con sentido común, con racionalidad, es un reto que
tenemos todos, al que poco favorece la pereza intelectual española.
Militantes y gentes de izquierda, en la calle, blogs, revistas, se muestran
cabreados por la situación y lo que es peor desorientados y están perdidos
si se conforman con tratar de explicar lo que está ocurriendo con la frase de
„lo malos que son los mercados‟, cuando ni siquiera se molestan en
definirlos y solo se limitan a establecer códigos morales para etiquetarlos.
Sobre la cuestión en plan teórico escribí 'Vamos a discutir' .
En los primeros momentos sobre las desgracias de la crisis destacaba el que
la gente buscara culpables individuales para justificar el tsunami mundial y
los encontraron en los gobiernos. Se mezclaban los intereses del PP, con la
ignorancia y vaguería y probablemente la tradición cristiana esté por medio
de intentos de personalizar la culpa, dotar de condena moral personificada
en supuestos análisis políticos, como capitalismo malo, etc. Es parecido
tema de las conspiraciones, un ángel o demonio, la religión o MrX son los
que mueven como marionetas a millones de individuos con intereses
contrapuestos. Buscar explicaciones razonables resulta cansado.
Para entender mejor los mercados financieros, prefiero imaginármelos como
masas de dinero agrupadas en conjuntos de instituciones que controlan
unos gestores que invierten y actúan en algún lugar con cierto orden. Masas
de dinero, que aportan las grandes fortunas, los ricos y empresas, pero
también millones de personas, jubilados británicos, estibadores alemanes,
prejubilados españoles, obreros industriales franceses, etc. Todos ellos con
intereses diversos, aportan ahorros para que los rentabilicen múltiples
instituciones financieras, además de miles de bancos y compañías de
seguros, con miles de fondos de inversión, (no solo de riesgo, of course,
hay de variados tipos), instituciones distintas con intereses diferentes, que
administran inmensas montañas de dinero, que se reúnen y actúan en un
lugar hoy planetario, la mayoría de veces, a través de bolsas.
Los intereses de millones de individuos están administrados por unos
cientos, o miles de gestores, habitualmente jovencitos, en ocasiones
funcionarios estatales (en fondos soberanos), que dirigen las decisiones
sobre cientos de miles de millones de dólares y euros, o yuanes, todos con
la finalidad de conseguir mayores réditos para sus operaciones, en función
de los diferentes riesgos. Para altas rentabilidades especulan
constantemente, al alza y a la baja, la esencia del mercado financiero,
aumentando los peligros no solo de los partícipes, también de monedas y
países enteros. Capitales y grupos de presión, son diversos con
multiplicidad de intereses. No existen mercados sin especulación, como
tampoco existen mercados con todos sus integrantes manteniendo iguales
posiciones. Acepto que haya grupos de intereses con mucho poder, hasta el
punto de en ocasiones modificar gobiernos o monedas, (Algunas grandes
compañías de seguros, por sí solas pueden controlar en saldos de fondos el
mismo importe del PIB español, 1 Billón de euros). Ahora bien, la idea de
que una agrupación de unos cuantos privilegiados controla el mundo, me
parece alejada de la realidad actual, sean éstos la Trilateral, el Club
Bilderberg, la reunión cual, o la Iglesia Católica, uno de los más poderosos y
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 152

antiguos lobbies político-económicos, junto con las familias monárquicas
europeas, al menos desde hace 500 años.
Naturalmente existen dichos grupos y otros muchos, empresas gigantes,
grandes corporaciones, grupos de empresas, ramas o sectores productivos,
sindicatos empresariales, etc. que especulan y presionan, como existen
gobiernos de uno u otro signo, o partidos políticos, lobbies en fin, que
también presionan en los mercados, en la sociedad, pero no creo exista una
conspiración universal que los una a todos, o dicho de otra forma, la
pretensión de ver un comportamiento unidireccional del capital, con únicos
e iguales intereses, es una idea intelectualmente absurda.
Sucede lo contrario, luchan enfrentados entre sí para arrancarse cotas de
poder, o para defender sus particulares y distintas parcelas de intereses.
Unos grupos presionan para dar mayor firmeza al euro y otros para
destruirlo, a unos les interesa un dólar fuerte y a otros que el fuerte sea el
yuan, a unos les interesará dirigir inversiones al ladrillo y a otros a nuevas
tecnologías, a unos el petróleo y a otros lo nuclear, etc. La diversidad de
países, de zonas económicas, de sectores productivos, de políticas, de
ideologías, de seres humanos, hace completamente impensable la unidad
en un solo poder con un interés único. En las batallas el capital, el poder, se
encuentra en ambos lados, lobbies y poderosos en ambas trincheras.
Hoy tenemos una multiplicidad de poderes como nunca antes existió en la
historia de la humanidad, junto a grupos de presión antiguos, aparecen los
distintos capitales, pero también ha entrado en escena un poder nuevo, la
presencia de ciudadanos, que actúan como grupos humanos y eligen y
derrocan gobiernos e influyen por tanto en las vidas de cientos de millones
de personas. Los gobiernos alemán, francés, o británico, son poderes, que
legislan, organizan, mandan, invierten, guerrean, cortapesan a otros
poderes.
Uno de los mayores grupos de presión mundial en todas las esferas del
planeta, incluidos los mercados financieros, es el gobierno chino, (como lo
es el de EEUU) presionando el comercio mundial, de materias primas,
incluidos gas y petróleo, o los mercados de divisas, manteniendo la baja
cotización del yuan para intentar dominar el comercio de productos
terminados, etc. Y a pocos de los que explican todo mediante
conspiraciones, se los ocurre hablar de que el gobierno chino se haya
reunido para, comprar o vender deuda pública de EEUU o para dejar de
financiar a Europa, o para controlar fuentes de materias primas en África o
Sudamérica y en todos los casos se enfrenta a otros poderosos intereses.
Y efectivamente, gobierno chino o club X, tanto a unos como a otros no los
hemos elegido con nuestros votos, que le vamos a hacer, esa realidad es la
que tenemos desde que hemos nacido, así que jugamos en ese tablero
desde hace cientos de años, como para que ahora nos llame tanto la
atención, y lo que es peor, lo utilicemos como coartada para tratar de
simplificar las explicaciones sobre la crisis y sus movimientos
extremadamente complejos pretendiendo encerrarlos en una palabra como
explotación capitalismo neoliberal o mercados. (17-06-2010)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 153

La crisis. Y la izquierda
Para el objetivo de este trabajo lo que interesa resaltar no son tanto los
abundantes errores gubernamentales y de su presidente, (ni los del PP), de
los que ya he escrito en otras ocasiones, como la postura de colectivos o
activistas sociales que no entienden que el panorama social y político en
España es muy sombrío por:
1) Estamos dentro de las turbulencias de un huracán, del que costará salir y
lo haremos malparados. Este huracán que aprecian perfectamente desde
otros países está formado por la realidad que conforman las cifras y datos
de la economía española, deuda y enorme déficit, por el tremendo paro y
las pocas posibilidades de crecimiento económico a medio plazo, por la feroz
especulación y las constantes referencias de la prensa internacional a
nuestros aspectos negativos, los errores, o no, de información de
organismos internacionales, la debilidad del gobierno y su falta de apoyos
políticos, sean o no parlamentarios y sociales, las dificultades de aplicar en
España una decisión estatal por la diversidad de poderes autonómicos, la
debilidad de la sociedad española, incluyendo todos los partidos, que no
estaba preparada para esta situación, la obsolescencia de nuestro modelo y
aparato productivo, nuestras deficiencias en balanza por cta. corriente, en
I+D+i, en educación, en competitividad, en mercado laboral, en justicia, en
eficacia de la administración…
2) La gravedad de la crisis mundial y su parcela específicamente española,
muestra que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, o si
quieren, con dinero ajeno, que se niegan a seguirnos prestando, y que
inicialmente nos hará empobrecer alrededor de un 20%.
3) Las contradicciones inherentes a cualquier decisión, entre el corto y el
largo plazo, por ejemplo entre atajar el déficit o fomentar empleo. Aunque
hoy la principal es conseguir salir del huracán en el cortísimo plazo, sin lo
cual huelga todo lo demás. No hay futuro, en el sentido predecible, más allá
de un derrumbe. Empiezan a conocerse cifras significativas de inversión que
sale, extranjera y española,...
4) El frenazo experimentado por toda clase de políticas, por agotamiento de
fuerzas gubernamentales y de país, El cúmulo de problemas junto con el
veloz crecimiento del déficit secó la financiación, no hay de donde sacar
dinero, al margen de que se vea más o menos procedente tal o cual política,
nadie nos da dinero para fomentar la recuperación, ni siquiera para
mantenernos sin ajustar, recortar y asegurar el déficit, aunque todos
veamos que perjudica el crecimiento.
El capital manda y el Estado manda. Unas veces mandan unos y otras veces
los otros, existe una lucha de fuerzas constante en ambas direcciones, y si
no existiera un equilibrio, (inestable, Of course), no hablaríamos de capital
y Estado, solo hablaríamos de un polo. Hablamos de ambos porque hay
lucha, porque no ha vencido ninguno de los dos. Pero no siempre hay solo
dos contendientes en el tablero, como tampoco el término capital engloba
unos únicos intereses claramente delimitados, en ocasiones los campos
capital-Estado se entrelazan, se manifiesta aquella situación ‘de hoy
ministro mañana banquero’, las más de las veces el capital no es unipolar,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 154

sino multipolar y en repetidas ocasiones no coinciden los intereses de unos
capitales con otros, porque sean de diferentes países o sectores, o bien
porque sean distintos intereses aún siendo del mismo sector.
En Europa no podemos afirmar hoy que el capital manda y quiere destruirla,
porque eso es lo que puede estar en juego. Si esto fuera así, deberíamos
precisar de qué capital hablamos, ¿El industrial? ¿De qué sectores,
metalúrgico, automóvil?, ¿el gran comercial? ¿De logística, de grandes
almacenes, de transportes?, ¿el capital químico?... Parece equívoco y poco
útil aceptar que el capital europeo, ampliamente diversificado, una sus
intereses y deje a los estados europeos entrar en recesión para que las
economías dejen de producir y por tanto de suministrarles beneficios.
Supuesto que fuera así, ¿estaríamos diciendo que aceptarían perder sus
gigantescas inversiones en Europa?, porque los traslados de capital hacia
Asia son una pequeña parte del total invertido de capital europeo.
La banca europea es un sector de los afectados por las batallas de la crisis,
tanto en negocios a costa de los estados, toman dinero del BCE al 1% para
comprar deuda pública y cobrar el 4%, como en posibles descalabros,
porque si cae España, caerán decenas de bancos europeos arrastrados por
impagos (y alguno de EEUU) que tienen deuda española en sus balances. La
verdad resulta particularmente complicado aceptar un solo interés, en una
sola dirección y tan claramente apreciable como lo ven algunas personas.
En España, la banca española ha comprado deuda pública a requerimientos
del gobierno, (lo cual significa poder político) hasta donde ha podido. Otra
muestra de intereses compartidos entre capital y Estado.
Los intereses del capital bancario no creo pueda afirmarse que sean asfixiar
al Estado, ya que les interesa salvarlo para ganar pasta, -de hecho como
verán en uno de los cuadros que publico, los beneficios financieros crecen al
tiempo que lo hacen las deudas soberanas-, apretarán las clavijas, pero
siempre con la idea de poder cobrar su deuda tal cual. Otro asunto muestra
diferencias dentro del capital bancario, la desconfianza entre banqueros ha
conducido a que el mercado del crédito inter bancos haya desaparecido, (lo
cual es un problema para todos) los bancos prefieren meter el dinero
sobrante en el BCE a bajísimo tipo de interés, antes que prestarlo a tipos
superiores a otros bancos. No se apoyan entre sí, no tienen los mismos
intereses un banco y otro.
No es tan simple como parece, englobar toda aclaración en un solo término,
sea el de capital, liberalismo, explotación o cualquier otro, la mayoría de
ocasiones solo pretende eludir explicaciones. En cualquier caso y relativo a
las medidas a tomar, siempre deberíamos recordar que toda decisión afecta
a múltiples intereses no tan claramente identificados en un cajoncito como
parece pensar mucha gente, y que colisiona contra las fuerzas que se
oponen a ella, dentro de nuestro entorno y fuera, choca contra los que
proponen otras alternativas y por supuesto contra todos los que no la
quieren aunque no propongan nada. (25-06-2010)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 155

Carta desde la izquierda
Mira lo que publiqué de Ricardo Vergés. Este hombre que se reunía con el
PSOE para preparar el programa electoral, que ha sido y es uno de los
grandes especialistas mundiales en burbujas inmobiliarias, fue apartado y
perseguido (partidos, medios, sindicatos, instituciones) cuando denunciaba
la burbuja que nos llevaría a la crisis. Lo constatado en la vida cotidiana, es
que ha tenido y tiene mayor importancia la organización, la racionalidad, la
democracia interna en los partidos y la permeabilidad social, que las
historias ideológicas o los principios. Discutir hoy de la derrota de la
izquierda y pasar a crear formaciones fundamentalmente en base a la
ideología, porque el PSOE se ha desviado o IU no llega... me parece un
error, porque no resuelve el problema que hemos tenido de
impermeabilidad social y volveremos a caer en la misma cuestión, sin salir
de ésta, y mientras, tanto da, que sean galgos o podencos, podemos caer
por debajo del 15 o 20 lugar como país y la pérdida de competitividad sería
ya para situarnos en los sesenta arrasados por los emergentes. ¿Estamos
preparados para ser tan de izquierdas que cedamos parte de nuestros
privilegios a otros países?
En España no ha habido una derrota ideológica de un partido, sino de una
sociedad y de sus instituciones, flojas, acríticas, sin poder civil relevante e
influyente en los partidos, y en ese caso la ideología relevante no ha sido la
izquierda o derecha, la de mayor pureza de uno u otro signo, sino la de la
Ilustración; democracia, racionalidad, justicia, libertad, igualdad. Los
conflictos no quedan resumidos solamente en la lucha de clases, y
revolución mundial. O sí, pero planetariamente, no en lo nacional. En todo
caso, los conflictos se extienden transversalmente por la población, países,
regiones… A nosotros nos ha estallado la crisis española ante nuestras
narices y seguimos mirando al exterior solo para justificarla en la crisis de
las hipotecas subprime, los neoliberales y los mercados. Ambas existen,
pero nuestra particular crisis llevaba 20 años incubándose y transitando
entre nosotros, por el capitalismo nacional, por nuestra carcunda, por
nuestro abandono cívico político y miramos a otro lado en busca de los
culpables fácilmente identificables, porque la española tiene múltiples
culpables y nos puede tocar una parte, de distintos partidos, grandes y
pequeños. Diluir la responsabilidad entre toda la sociedad deja a salvo
culpables, pero no reconocer la parte correspondiente al abandono de la
ciudadanía y a la derechización de la sociedad tampoco es adecuado para
buscar salidas.
Caja Madrid se ha convertido en la mayor inmobiliaria de España, por
tenencia en balances de inmuebles y suelo de préstamos impagados.
¿Quienes tenían el poder y gestionaban tanto riesgo y tan mal, quienes
daban tanto préstamo vivienda a particular y promotor? En Madrid el poder
político y gran parte del económico lo tiene el PP. –El pacto para quitar a
Terceiro y poner a Blesa, gestor durante los últimos lustros y que solo tenía
como mérito ser amiguito de Aznar, lo apoya también la izquierda
comunista, como denunció Leguina- (10-02-11)
Algunos de mis trabajos sobre el tema en: Las izquierdas y la crisis.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 156

Houston tenemos un problema. O muchos, a la izquierda
Si cada día que pasa, más gente se suma a la opción PP, tendremos un
problema. Y no me refiero solamente al aspecto estrictamente electoral, me
refiero a que los valores supuestamente progresistas cada vez son
abrazados por menos personas, según constatan habitualmente los grupos,
grupitos, grupúsculos, partidos, sindicatos, intelectuales, blogueros,
situados a la izquierda del espectro.
Si resulta que hay pruebas de que aumentan las concepciones derechistas,
y la sociedad bascula hacia el lateral derecho. Entonces tenemos un
problema. O no. Porque para mucha gente de los citados del espectro
izquierdista, los mensajes, emisores, destinatarios, los contenidos y las
formas, las argumentaciones, siguen siendo utilizadas las mismas, que son,
bastante parecidas a cómo eran hace una, dos o tres décadas.
Yo creo que es un grave problema, al que dedico atención en mis trabajos
sobre la izquierda y específicamente en ‘La batalla de la comunicación’ y ‘El
mensaje necesario’. Las preguntas que yo me hacía giraban en torno a por
qué, por ejemplo IU no aumentaba su capacidad de captación, por qué los
grupúsculos
izquierdistas,
reformadores,
refundados,
verdaderos,
revolucionarios…por qué no ampliaban su capacidad de captar
simpatizantes, de sumar voluntades.
Tiene importancia porque en política hacer algo requiere tener fuerza para
ello. Decir que se quieren crear 3.5 millones de puestos de trabajo es un
brindis al sol, (como dice el PP es una aspiración, que también tienen
otros), cerrar una nuclear requiere fuerza, quitar los crucifijos de escuelas y
cuarteles no es un deseo voluntarista, requiere fuerza para pelearlo, legal y
socialmente. Que los ricos paguen impuestos, será un deseo por el que
habrá que pelear, que habrá que traducir a realidad con alguna fuerza que
obligue a legislarlo, el Impuesto sobre transacciones financieras (que no
desarmará a los mercados, ni mucho menos) requiere esfuerzos conjuntos
europeos, que todos los grupos y grupúsculos que conocemos planteen
medidas similares, está muy bien, pero ¿cómo diablos pretenden
conseguirlo? Porque sin fuerza es imposible.
Da la sensación que tanta proclama idealista, voluntarista, tanta derrota, lo
que consigue realmente es desmovilizar, generar desilusión y apartar de
esos sueños a mucha gente. Solo con la fuerza se consiguen esas
propuestas de tantos pequeños grupos que queman sus esperanzas e
ilusiones en desesperarse por lo que quieren y nadie les da. Esa frustración
aparta a mucha gente de las izquierdas. Una tasa Tobin o similar es
impensable sin fuerza europea y querer crear puestos de trabajo dando
créditos a las PYME es un brindis, o acaso un grupo que consiga dos o tres
parlamentarios podrá lograr que la banca genere crédito. Quien quiera
creerlo se engaña, quien quiera que otros lo crean miente. La principal
lección en política es que sin fuerza, nada vale. Y la fuerza suficiente, ni
siquiera se tiene a veces con muchos parlamentarios.
Que el PSOE pierda apoyos (militantes, simpatizantes, votantes) como agua
por un desagüe abierto, implica que algo debe estar haciendo mal. Y ahí
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 157

están, empezando a replantearse cuestiones en las que tendrán que seguir
después de la derrota que se avecina. Pero ahora me interesa poner el foco
más allá, a la izquierda, por todos esos proyectos nuevos que quieren surgir
‘para enderezar la situación’, para dotar a la sociedad de los ‘verdaderos
contenidos izquierdistas’. Aunque llama la atención que después de la
debacle del PSOE, el 22 M, los partidos a su izquierda (IU) tampoco
sumaron los votos perdidos por los socialistas.
Digo yo, que algo deben estar haciendo mal en IU, anteriores y posteriores,
originales o refundadas, cuando en 30 años, no sumaron fuerzas para
superar aquel techo de 2,6 millones de votos. Y no me refiero ahora a los
escaños, sesgados por una ley electoral que penaliza la dispersión, supuesto
que sería un tema aparte para discutir dentro de ese grupo u otros a fin de
encontrar la estrategia adecuada, amén de intentar modificar la ley
electoral. Ahora me refiero a los votos, al número de ciudadanos que les
han mostrado confianza y que después de 30 años no suben los 3 millones.
Cuando más de 100 convocantes (es habitual) organizan manifestaciones
por el tema Papa o Constitución y asisten menos convocados que
convocantes tenemos un problema. Alguien está equivocado, algo se está
haciendo mal cuando simpatizantes, militantes y manifestantes, no crecen.
Ni crecen los votos, que son una de las muestras para comprobar la
incidencia en la sociedad. Hay un gran número de propuestas, de opciones
y de proyectos, en los que me temo volverán a reproducirse los mismos
gérmenes que nos han traído hasta aquí. Enormes ilusiones que no
modifican ni un ápice las formas y contenidos anteriores, porque todos
parten, de que son los otros quienes fallan, han fallado los traidores, porque
no eran suficientemente izquierdistas, todavía peor, eran neoliberales y lo
que se necesita son izquierdistas, comunistas, rojos, revolucionarios…En
parte son los mismo gérmenes que vivimos en los sesenta y setenta, el
sueño de la construcción del partido y la religión revolucionaria.
Mientras el mundo sigue y sigue. Y millones de jóvenes no tendrán trabajo y
las reformas en la sociedad española para los próximos 25 años las harán
aquellos que van sumando, la derecha, capitaneada por la derechona.
Reformas de la Justicia, de la energía, de la Administración del Estado,
reforma laboral, de pensiones, reforma fiscal (no se engañen habrá grandes
subidas de impuestos a las clases medias), reforma sistema educativo, y
sanitario, de la dependencia, reforma financiera, reforma constitucional
porque tendrán mayoría suficiente, reforma en política internacional,
retroceso en cambio climático, en seguridad, retrocesos en laicidad,
avances religiosos, reformas en los transportes, en la tecnología, en la
industria, agricultura, etc. etc.
Suficiente para que otras oleadas de ciudadanos abandonen la izquierda por
la inutilidad de sus planteamientos para explicar y para buscar salidas.
(22-09-11)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 158

La reforma de las pensiones la hacen los mercados
La frase anterior la escuché el otro día en boca de Rosa Díez en el
Parlamento, para justificar su posición en contra de la ley presentada.
Toma, claro, ¿y qué? Es habitual en la política y los medios españoles
escuchar frases lapidarias de este tipo, que supongo quienes los realizan,
piensan que explican todo, cuando lo que hacen realmente es no aclarar
nada. Yo los llamo comentarios de bareto, de barra de bar, pero no
deberían escucharse en una política de primera línea como es Rosa Díez.
La tomo a ella como ejemplo por su situación en el centro del espectro,
pero es habitual escucharlos a derecha e izquierda.
La reforma de las pensiones la imponen los mercados, quieren decir, pues
muy bien. Y ¿su postura si tuvieran que decidir cuál sería?, pregunto por
cuál sería su decisión, no por su opinión desde la barrera mientras otros se
queman. Porque a estas alturas supongo que sabrán todos ustedes que la
decisión que hay que tomar, no es tan simple como, ¿reforma sí o no?
Porque está claro que todo el mundo respondería a esa simpleza con un no.
La decisión que hay que tomar tiene dos posibilidades, 1) reforma sí y los
mercados aceptan el compromiso de seguirnos prestando dinero. 2)
reforma no y entonces dejan de prestarnos dinero. Aclaremos un poco lo
que deberían discutir y explicarnos nuestros políticos parcos comunicantes,
incluyendo los modernos UPyD que parece les cuesta hablar.
Los mercados, que son los inversores privados o públicos, los fondos
soberanos o fondos privados de cualquier tipo, compañías de seguros y
bancos de inversión, que manejan gestionan y controlan enormes masas de
dinero, por ejemplo parte proveniente de jubilados alemanes, franceses o
norteamericanos, esos prestamistas dicen que nos prestarán dinero,
comprarán nuestra deuda, nuestros bonos, siempre que hagamos tal y tal…
y aquí apareen las condiciones que nos ponen.
Como he explicado muchas veces, los mercados no se fían de nuestra
capacidad de devolución del dinero, porque no ven posibilidades de
crecimiento asfixiados como estamos intentando reducir el déficit tan
deprisa junto a otro aspecto que les aumenta el miedo es nuestro problema
demográfico, el envejecimiento de la población.
En este momento, para tomar la decisión, no se trata de que en teoría
tengan o no razón, sino de que la realidad es que hay dinero si hacemos lo
que dicen y no lo prestarán en caso contrario. Lo real, que diferente:
Realidad soñada y realidad soportada.
Bien, pues si esto está claro, la decisión política a tomar será:
a) Aprobar la reforma que lleva aparejado despejar (momentáneamente) el
problema de la deuda, nos seguirán prestando dinero, o
b) Decir no a la reforma y dejarán de comprar deuda, no conseguiremos
dinero prestado y como consecuencia las pensiones no tendrán un problema
en el futuro sino al mes siguiente, porque será dificilísimo pagarlas.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 159

Nuestros políticos (incluyo los escritores) no se han enterado todavía de que
no hay dinero, tenemos un fuerte déficit, entra mucho menos de lo que
sale. El Estado no tiene dinero para su funcionamiento mensual, y lo
necesita en cada subasta de deuda. Así que Rosa Díez y sus colegas harían
bien en decir como conseguirían vencer el mes siguiente a decir no a la
reforma de pensiones.
Dos aspectos: 1) Otro problema a debatir es como hemos llegado hasta
aquí en esta situación y las responsabilidades tan graves y repartidas que
tienen banqueros, analistas, inmobiliarias, gobernantes, políticos, sociedad
en general, pero hoy estamos aquí. 2) ¿Tenemos posibilidades, alguien
tiene posibilidades? es decir ¿existen fuerzas suficientes para optar a una
salida diferente? y no me refiero a la que le gustaría a usted lector sino a la
que se sería posible imponer por la suma de fuerzas políticas y económicas.
(30-05-11)

Mapa mundi de los paraísos fiscales editado por Tax Justicie Network.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 160

La economía global necesita una política global
Parece claro que si la economía es global, la política debe serlo también. La
fuerza política nacional necesita dotarse de anclaje internacional para ser
útil; en el caso español los partidos que no trasciendan hacia homólogos de
la UE verán extremadamente mermadas sus posibilidades de actuación. En
este sentido la fragilidad del estilo fragmentado de la izquierda resaltará su
derrota. Tantas refundaciones y generadores de verdadera esencia
izquierdista –o verde- están condenados a tener muy poca influencia real en
el proceso de salida de la crisis, que es tanto como decir que contarán muy
poco para organizar la sociedad. Un proceso largo y doloroso que
comprenderá varios años de abundantes transformaciones españolas y
necesariamente de cambios en la organización económica y política
europea.
Será necesario agruparse, lo cual implica ceder, dejar de lado principios
ideológicos particulares, y aceptar que la diversidad aumenta cuanto mayor
sea el grupo, será necesario agruparse no solamente porque la ley electoral
española penalice lo pequeño y disperso, también por eficacia política,
porque nadie podrá embridar localmente (nacionalmente) nadie por sí solo,
podrá poner las bridas al caballo desbocado de la crisis, como por ejemplo:
1) Poner coto a los paraísos fiscales.
2) Generar impuestos a la especulación financiera, la banca en general, las
operaciones de derivados, las ventas bajistas en corto, etc.
3) Intervenir en la creación de normas fiscales comunes única manera de
aumentar utilidad, porque hoy las subidas de impuestos a los ricos provocan
resultados inversos, en España huidas de capitales de hasta 50.000
millones mensuales.
4) Modificar las políticas restrictivas europeas que hasta hoy han fracasado
para contener los problemas de déficit y alentar políticas expansivas que
ayuden al crecimiento, única forma de frenar tanto paro y posibilitar el pago
de las deudas.
5) Dilatar en el tiempo, retrasar dos o tres años los ajustes fiscales de los
objetivos del déficit al 3%.
6) Influir sobre los tipos de interés que si subieran nos harían daño a los
atascados, beneficiando a los que menos lo necesitan (ahora frenados otra
vez por el BCE, ante el miedo de estancamiento)
7) Empujar al BCE para que asuma como la FED, también el objetivo de
crecimiento que ahora no tiene, ya que solo contempla el de inflación.
8) Conseguir aumentar la velocidad de las decisiones de la eurozona,
claramente lentas hasta el extremo de tener que venir el secretario del
Tesoro de EEUU para acelerar el apuntalamiento urgente del sistema
financiero europeo.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 161

9) Organizar elementos de gobernanza común, (presupuesto, tesoro
único…)
10) Dotar de verdad a la UE de una política exterior común.
11) Ningún país europeo tendrá por sí solo la capacidad de interlocutor del
nivel de EEUU, China, o BRICS. Alemania la mayor potencia europea,
despliega una influencia minúscula en el entorno mundial.
12) Conseguir una política energética menos dependiente.
13) Y un largo etc. de políticas pendientes que pueden leer en el informe de
la Comisión de Sabios, dirigida por Felipe González.
Proyecto Europa 2030; Consejo europeo
Para actuar en la organización de la sociedad y contra la crisis se necesitan
unidades políticas mayores que pequeños grupúsculos de ‘izquierdas
verdaderas’, serán necesarios además de movimientos sociales, partidos
que sumen unos cuantos millones de votos para poder intervenir en política.
Si 12 millones de votos son insuficientes para marcar la política nacional,
menor utilidad tendrán partidos con cifras inferiores; y peor aún si
estuvieran desconectados de compañeros europeos. (26-09-2011)
Para intentar influir en los mercados, frenar o equilibrar su extraordinario
poder serán imprescindibles organizaciones con vínculos internacionales, los
sindicatos o partidos con relaciones supranacionales, esto parece claro para
cualquier instancia de poder, que siempre realizarán políticas tendentes a
desprestigiar y destruir a los sindicatos, con la intención de dejar vía libre a
los mercados, eliminando la participación ciudadana para que los poderes
económicos ganen libertades. Así que criticar y mejorar la participación en
partidos y sindicatos para controlar, elegir y decidir, nunca para destruir la
única posibilidad del pueblo para frenar otros poderes.

‘’La crisis tuvo que ver con intereses particulares y con doctrinas
económicas cuyos fundamentos y bases empíricas eran, como
mínimo, cuestionables. La realidad ha puesto en cuestión muchas
ideas subyacentes al fundamentalismo de mercado, incluida la noción
de que los mercados no regulados tienen resultados eficientes, o que
éstos se regulaban solos y eran estables... Las conclusiones y
prescripciones políticas no deben descansar sobre doctrinas
económicas en las que se confía, o se debería confiar, solo hasta
cierto punto… Fortalecer la diversidad de ideas puede contribuir tanto
a la estabilidad global como al fortalecimiento de la democracia… Las
pócimas políticas habituales…pueden ser muy poco útiles. ‟‟
Informe Stiglitz.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 162

11. LA SOCIEDAD ESPAÑOLA SE DERRUMBA. 2011/2012

La deuda es mucho más que deuda
Efectivamente hemos hablado mucho del problema de la ‘Deuda’. Y lo que
nos queda. Marcará nuestras vidas y las de millones de personas. A pesar
de lo hablado no termina de quedar claro para muchos en qué consiste el
problema, y en este caso los matices son muy importantes. A fuer de ser
pesado por repetirme, insistiré en mi visión:
1) Primero y principal, el problema de España es un problema de conjunto,
que solo a efectos de análisis puede comprenderse, mirarse, en sus
aspectos aislados. Lo que perciben los famosos mercados, (inversores,
prestamistas, analistas financieros y económicos, fondos soberanos,
gobiernos, organismos internacionales…) lo que preocupa es la visión del
marco general que ofrece este país.
2) Los aspectos a considerar, son la deuda pública, y la privada de familias
empresas y bancos. Dentro de la deuda pesa la externa con mayor
peligrosidad que la interna. El recurso mayoritario a préstamos exteriores
indica menor capacidad de generar ahorro, implica vivir por encima de las
posibilidades existentes, y necesitar de otros de fuera, recursos para
mantener una forma y nivel de vida, supone una mayor dependencia de los
acreedores, por tanto mayor sometimiento a los mercados y a las
influencias económico y políticas externas en definitiva.
3) Dentro de la deuda pública, tiene gran importancia la velocidad de
generación, la situación actual de déficit. El déficit público, diferencia entre
ingresos y gastos en un ejercicio, a corto plazo, puede tener mayor peligro
que la deuda, a largo plazo. En el caso de España el déficit de todas las
Administraciones Públicas creció vertiginosamente en 2009 y 2010.
4) Ese veloz crecimiento indicaba un enorme desajuste entre los ingresos
que se desvanecieron como consecuencia de la explosión de la burbuja
inmobiliaria, y que poquísimos individuos en partidos, sindicatos, gobiernos
central y autonómicos, y ayuntamientos, previeron que fuera a ocurrir. Se
estaban pagando gastos corrientes con ingresos extraordinarios, de algo
como la burbuja que todos pensaban que sería ordinario. Todavía hace muy
pocos meses, en este año, había municipios gastando en publicaciones
publicitarias carísimas o soñando con planes de inversión gigantesco para
sus localidades. Eso sin necesidad de hablar de la lista de despilfarro público
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 163

de estos años, AVE, aeropuertos, museos, empresas públicas para
familiares…
Al mismo tiempo los gastos públicos empezaron a crecer vertiginosamente
por las consecuencias de la crisis, para tratar a los bancos y empresas, para
tratar de realizar una política keynesiana, por ejemplo Plan E, en mi opinión
errónea porque se fijaba fundamentalmente en el nombre y no en los
resultados de la misma, y aumentaron velozmente por el salario social,
ayudas, subvenciones, subsidios, rentas de inserción, paro…
La financiación del déficit se convirtió en un problemón, al margen de que
en el futuro engrosaran la cifra de deuda y pudieran elevarla muy por
encima de los parámetros que tenía en inicio, que no olvidemos se duplicó
en 3 años.
Recordemos que el déficit afecta directamente a gastos corrientes, de
mantenimiento, de funcionamiento diario o mensual, (salarios, pensiones,
sanidad, educación, paro, subsidios…) gastos realizados con dinero que no
tenemos por lo cual tenemos que pedirlo para poder seguir funcionando al
mismo nivel y aquí entran los problemas de financiación, de dificultades de
conseguir créditos y altos precios de intereses. El servicio de la deuda
puede llevarse todos los recursos generados durante años, impidiendo
hacer algo políticas activas de crecimiento.
5) Es un error considerar que la realidad que soportamos es cada uno de los
componentes del problema aislado del resto. Por ejemplo, nuestra deuda
pública (en el entorno del 60%) no es alta en relación al resto de países de
la UE, (Italia 120%). A partir de este dato se pueden leer montones de
opiniones que tratan de demostrar con factores ideológicos que el problema
es menor del que realmente soportamos. Si solo contemplan un parámetro
es fácil equivocarse y a partir de ahí confundir deseos con realidad, si
observan solamente la realidad ideal, la teoría, y no la realidad soportada
será muy raro comprender el ‘berenjenal’ en que estamos instalados.
6) La mayor deuda, la que nos ha metido en el torbellino, ha sido la deuda
privada, familias, empresas y bancos han sido el comienzo del problemón.
Pero el problema soportado por el conjunto de españoles es similar en
muchos aspectos a si la deuda fuera solamente pública. Las deudas
privadas y bancarias, que tienen un enorme componente externo, pesan
como losas en los análisis exteriores que miran al conjunto, demasiadas
veces históricamente se han convertido en públicas, y esto asusta a los
inversores y prestamistas.
7) El sector financiero español ha quebrado en su mitad, las Cajas de
Ahorros, salvo 3 o 4 han sido arrastradas por las burbujas inmobiliaria y de
crédito y gran parte del sector bancario está seriamente dañado por el
aluvión de riesgos inmobiliarios asumidos, hipotecas de particulares,
préstamos promotor y constructor…Impagos, quiebras, etc. llevan una gran
parte del patrimonio inmobiliario a sus balances, en los que figuran precios
de pisos, casas, naves, suelo y promociones completamente fuera de la
realidad por elevados.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 164

8) Aquel problema inicial de liquidez de casi todo el sector bancario, se ha
convertido en un problema de solvencia de muy difícil digestión, de larga
duración cuanto menos ‘cantarina’. Así no hay crédito fluido ni lo habrá en
mucho tiempo, hasta que la banca española resuelva sus problemas.
9) Esta historia se agrava con las posiciones cruzadas del resto de la banca
europea, cuyos balances contienen tanta deuda pública de diferentes
países, como préstamos impagados de empresas y particulares de todos los
países, como posiciones y restos de la debacle inmobiliaria europea y de
posiciones de riesgo en subprime americana. Se enreda otro poco con la
participación del BC en los préstamos y ayudas y últimamente con la
compra de deuda pública. Uno de los mayores frentes en la batalla del euro
consiste en la debilidad del entramado financiero bancario europeo, hay
súper bancos alemanes (y del resto) que en 3 años han derrumbado su
cotización a la mitad y muy por debajo.
10) Añadiremos mayores complicaciones por la recesión pasada y la posible
futura, la economía real europea no crece, (no así la financiera), el
crecimiento está ralentizado y las perspectivas de futuro deben contemplar
la nueva realidad asiática y resto de emergentes, los problemas
demográficos europeos, los problemas energéticos europeos, etc. (En este
sentido, me parece de gran utilidad en cuanto a trabajo global el
presentado por el grupo que presidió Felipe González).
11) En el caso de España los límites al crecimiento dan miedo. Los
mercados miran nuestras dificultades para crecer y eso determina la mirada
sobre la deuda, déficit, sistema financiero, sistema político, etc. etc.
cohabitando con un paro gigantesco y una estructura económica dañada
desde hace muchos años, con un sinfín de problemas sin resolver y graves
desajustes provocados en parte por el euro y la UE. A esto debemos añadir
el componente político, poco halagüeño, y el marco global se enrarece
bastante. (05-09-11)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 165

La banca europea es parte del problema
La salida de la crisis griega que puede tumbar a la banca europea, se
demora hasta encontrar soluciones a la quiebra de bancos franceses y
alemanes que provocarían el arrastre de la zona euro. Peticiones de
auditorías por los organismos internacionales han sido negadas por la
ministra Salgado para la banca española, pero no olvidemos que la banca
alemana las ha negado reiteradamente, rechazando todo control sobre sus
cifras, incluso saliéndose de los stress test realizados. Auditorías necesarias
para saber con claridad el estado de la banca europea, nadie se fía de nadie
y la banca no funciona después de 3 años, los balances y cifras facilitadas
no encajan, no son creíbles.
Muchos analistas aceptan que Grecia quisiera quebrar, algunas de sus
autoridades e intelectuales económicos y políticos lo hubieran deseado
desde hace meses, y se está demorando para hacerlo de la manera más
controlada posible y salvar la debacle bancaria europea y por ende mundial.
En la caída posible, el BCE parece que tiene muchas posibilidades de hacer
agua, con sus miles de millones de deuda pública comprados e instalados
en su panza, que si pierden valor por las quiebras le/nos provocarán un
problemón. No olvidemos que los bancos alemanes tienen en sus tripas
cantidades superiores al billón de euros prestados a los PIIGS, lo cual es
una cifra gigantesca que representa el coeficiente de endeudamiento
bancario mayor de los bancos occidentales. Si vienen bien dadas, se forran,
si mal dadas, a la quiebra, excesivos créditos apalancados.
Mientras, aquí seguimos con nuestras cositas de barrio y la facilidad
'explicatoria' que tienen algunos de las cosas que pasan. Sorprende las
salidas propuestas a derecha e izquierda, sin aceptar en ningún análisis la
tremenda complejidad de tantas contradicciones como se producen; entre
países, entre sectores económicos, entre bancos de uno y otro sitio, entre
las deudas públicas compradas por bancos suministradoras de beneficio y la
posibilidad de provocar al tiempo su derrumbe, contradicciones entre
partidos dentro de cada país y con el resto de partidos europeos, entre
ideologías europeas y americanas, y asiáticas, entre monedas, etc. todo
revuelto y mezcladito. No señores, no es cuestión de confianza, solamente,
ni de voluntarismo izquierdista, hay múltiples intereses en juego y no hay
salidas fáciles por ningún lado. Y entre las políticas de gasto público de
EEUU y de contención fiscal por la UE, tan diferentes en su concepción, los
resultados obtenidos no son claramente mejores en un lado que otro. Una
cosa sí ha mostrado, la tremenda complejidad del sistema financiero
globalizado y sus nuevos productos es una causa de la fragilidad del sistema
y de la dificultad de establecer controles a tantos derivados, por ejemplo los
nuevos CDS, apalancados decenas de veces, con posibilidad de ventas de
algo que no se tiene y con probabilidad en un instante, de obtener
beneficios muy superiores a los que se obtendrían en una fábrica durante
todo un año. El capital financiero ha ganado la partida al capital productivo,
¿por cuánto tiempo?, en teoría no es posible su permanencia temporal, (o
sí) pero tanto da, ahora con la debacle europea algunos pueden hacerse
multimillonarios y ¿luego, a quien le importa? (27-09-11)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 166

¿Qué nos pasó? La tormenta perfecta
En la antesala de enormes transformaciones europeas que empezarán a
cambiar España, dirigidas sin cortapisas por el PP, pasamos revista a la
situación crítica que vivimos. Es preciso hacerlo porque: unos, los
ganadores y sus voceros, acaban de descubrir que la crisis que padecemos y lo que te rondaré morena- tiene componentes internacionales que pesan
sobremanera en nuestras vidas. Ahora vemos que tertulianos y teles,
prensa y radios afines, cambian de soniquete, ya no estamos así solo por el
Presidente del Gobierno, sino por Europa y el mundo.
Otros, los perdedores, -las izquierdas- olvidaron de forma suicida durante
años, anteriores y posteriores, que aquí teníamos una crisis específica, -la
prueba, 5 millones de parados- al margen de la recurrente crisis financiera
internacional. En la reciente campaña electoral insistían en la crisis
internacional, olvidando la particular, (es curiosa la insistencia de las
encuestas de opinión cediendo el protagonismo a lo interno o externo en
función del voto azul o rojo). Y otros, porque insisten en explicarlo todo con
dos frases sobre lo malo que es el capitalismo y la ofensiva neoliberal,
mientras la realidad se va transformando sin que hagan nada para modificar
su rumbo. En España han confluido tres grandes tormentas que zarandean
a los españoles, las tres condicionan nuestra vida, se entrelazan y dificultan
las salidas no solo por la diversidad de intereses en conflicto, también
porque las decisiones resultan contradictorias, combatir el déficit implica
recesión, mayor paro, abre las puertas a mayor gasto y menores ingresos,
lo cual lleva a crecimiento del déficit:
1) Ha estallado una crisis financiera internacional, surgida en las entrañas
del sistema financiero, lo que algunos para reducir, llaman la crisis de las
hipotecas subprime. Se produjo el sobrecalentamiento, o gran
apalancamiento crediticio del sistema financiero occidental en EEUU, RU, y
los países avanzados europeos.
La crisis deja tocado el sistema mundial, desapareciendo el crédito a
empresas y particulares, lo que lleva al mundo a una recesión que para
evitar convertir en depresión, los gobiernos mundiales realizan las mayores
inyecciones de dinero público que jamás vio la historia, no solo para
proteger y salvar entidades financieras, sino para hacer funcionar la
economía e impedir una depresión.
2) La crisis del euro. Afecta específicamente a los 17 países de la eurozona
e influye poderosamente en el resto de los 27 y puede arrastrar al resto del
mundo comenzando por EEUU. Los aspectos particulares europeos son, la
crisis de la deuda soberana y quiebras de algunos países y su estrecha
relación con la banca europea que financia estos procesos, que ya estaba
herida por la crisis global.
El tratamiento de la crisis en Europa implica inmensas ayudas públicas, en
menor cuantía que EEUU, pero del mismo corte aparente, con un aspecto
esencial diferenciador, el empecinamiento de los países del norte, que hoy
dirigen la eurozona, en el urgente equilibrio fiscal, eliminación de los déficit
públicos en 3 años, lo cual obliga a drásticos recortes y a suprimir estímulos
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 167

de desarrollo que conducen a una paralización de la economía que agrava el
problema del pago de la deuda y profundizan la crisis política acercando
Europa al abismo. Todo se hace difícil por los problemas de diseño
imperfecto del euro, sin Tesoro ni fiscalidad común, con un banco central
especial que tiene solo el objetivo de control de inflación, y no el desarrollo
económico, no es prestamista de último recurso, como el resto de bancos
centrales que sustentan y apoyan cada moneda, así surgen problemas de
gobernanza, de lentitud y complejidad en la toma de decisiones en el área
euro (17), que afectan al resto de la UE (27), lo cual alarga los problemas y
favorece la especulación a gran escala.
3) La gran olvidada por casi todos los agentes políticos y mediáticos, la
crisis propiamente española, nuestra burbuja inmobiliaria y de crédito que
nos llevó a tener una de las mayores deudas privadas del mundo, es por
ello que se dice que vivimos por encima de nuestras posibilidades, ya que
gastamos por encima de lo que teníamos, tuvimos que recurrir a
préstamos, la mayoría extranjeros, para vivir como lo hicimos durante años,
empresas y particulares y sector financiero que tuvo que endeudarse en el
exterior para prestar en el interior.
Dinero que con el inicio del euro 1999, manaba procedente de bancos
europeos (alemanes y franceses) a bajos tipos de interés, en relación a los
tradicionalmente pagados por los españoles. La prima de riesgo pone el
coste de la financiación a niveles de país antes del euro, distinguiendo
precios diferentes dentro de la eurozona, rompen el esquema de igualación
teórica inicial, para economías tan diferentes.
Los cinco millones de parados, nuestro signo altamente diferenciador y
particular, muestran que la crisis española escondía en sus entrañas
grandes desequilibrios, en la balanza de pagos, déficits por cuenta
corriente, y una gran pérdida de competitividad, provocado por un modelo
productivo dirigido al crecimiento rápido, generador de poco valor añadido,
(especulativo, corrupto, degradante del territorio, insostenible) que llevaron
a enterrar en arena y ladrillos colosales cifras de euros que no teníamos.
Desequilibrios que tradicionalmente se resolvían devaluando la peseta,
empobreciendo al país interiormente respecto al resto del mundo, con el
euro no es posible, por lo que el empobrecimiento se realizará via salarios.
O aumento de competitividad, mejorando el resto de factores que
intervienen en el modelo productivo para que seamos capaces de vender
más barato mejores productos y servicios.
Cuando nuestra particular burbuja estalla en el 2007 el estado deja de
ingresar grandes cantidades, al tiempo que los gastos por ayudas crecen
velozmente, el paro sube rápidamente procedente de la construcción y
después de las industrias auxiliares, cae el consumo y comienza nuestra
recesión afectando a todos los sectores, a la que se enfrentará el Estado
con aumento del gasto público. La situación cambia radicalmente en menos
de 3 años, desde un superávit cercano al 2% hasta un déficit mayor del
11%. Con un PIB, por redondear de un billón, supondrá más de cien mil
millones de euros de diferencia entre ingresos y gastos anuales. Nos
gastamos 110.000 millones que no tenemos, y que hay que pedir prestados
al exterior, y aquella deuda pública que era de las menores del mundo,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 168

empieza a crecer rápidamente causando alarma a nuestros prestamistas,
máxime cuando se junta a la mayor tasa de paro del mundo occidental,
20% y a nuestras dificultades futuras de crecimiento, visibles en la caída de
competitividad y en nuestra falta de recursos para estimular la economía.
El dinero que antes nos prestaron a través de los mercados, podría haber
servido para modernizar el país, si hubiera ido destinado a mayor I+D+i, a
mejorar infraestructuras rentables, por ejemplo FFCC de mercancías, o
modernizando sectores industrial y agrícola podría haber mejorado la
competitividad global de nuestra economía, lo cual hubiera permitido pasar
por la crisis financiera internacional y la del euro en mejor posición.
(9-12-11)

Ricardo Vergés Escuín

„‟ ¿Y qué hacer con el dinero ahorrado? La respuesta es bien sencilla
invertir en lo que realmente vale la pena. En prevenir y curar
enfermedades, anticiparse en lo posible a las catástrofes naturales
para evitar muertes y sufrimiento, empoderar a las personas para
que puedan llevar adelante aquellos planes de vida que consideren
valiosos, crear puestos de trabajo, universalizar la educación y la
sanidad, y tantas cosas que ayudan a humanizar la vida. Habrá que
priorizar sin duda, empezando por los más vulnerables Y no deja de
ser escandaloso que no sea a ese mundo al que va la riqueza
despilfarrada por falta de ética. ‟‟
Adela Cortina „¿Para qué sirve realmente…? La ética‟. Paidós.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 169

Rescate ligero, bancario. O vaya usted a saber. Junio 2012
Salimos en todas las portadas de la prensa internacional. Aquí una muestra
tomada del montón. Nunca en nuestra historia, quizás salvo durante la
guerra civil, nos han prestado tanta atención, y es que dado nuestro
tamaño todo el mundo está preocupado porque podemos destrozar muchos
otros países y arrastrar sistemas financieros relacionados. Si los bancos
españoles caen, quienes les prestaron dinero, por ejemplo bancos alemanes
y franceses durante los años pasados, asumiendo riesgos enormes, pues
eso, que los asuman. Aquella orgía de crédito de 500.000 millones de euros
alrededor de la burbuja inmobiliaria se infló entre mucha gentuza, los de
aquí y los que metían la pasta desde allí. El caso es que será otra vuelta a
tuerca a la intervención. Si claro, intervención, rescate, en torno a ello gira
todo el laberinto de estos días. Reclamo su atención sobre mis últimos
post sobre el asunto, en los cuales discrepaba de Felipe González sobre la
imposibilidad de una intervención, he defendido que es una cuestión de
grados, de niveles que pueden ir apretando más y más y no tenía por qué
producirse un rescate en un momento puntual de gran explosión. Lo cual no
descarta momentos explosivos. Ahora estamos en uno de ellos.
España no tiene dinero para mantener el Estado, ni para apuntalar sus
bancos. El déficit, insisto otra vez, implica que para mantener el
funcionamiento diario, mensual, del estado necesitamos nos presten 70.000
millones anuales o 90.000 y los costes de intereses de toda la deuda no solo
déficit, que suponen 30.000 millones año nos llevan a la ruina. De repente
con la crisis de Bankia se tambalea todo el entramado bancario, y se
aceleran los tiempos, apareciendo una de las clásicas turbulencias, cada vez
más fuertes, que amenazan con llevarnos a pique, cada vez más pronto.
Y la reforma financiera aquella de los 50.000 millones puede pasar a
100.000 o 200.000 millones como ya decían muchos analistas españoles
hace meses –no era necesaria la prensa internacional-. Si a estas cifras se
le añaden las necesidades de financiación de las CCAA -¿35.000, 90.000? y
las del Estado Central, resulta que no es extraño que no encontremos
dinero en los mercados internacionales. A precios asequibles.
Los gobiernos de España, PSOE y PP, no quieren un rescate explosivo,
público, y se entiende perfectamente, pero necesitan el dinero para
subsistir. No quieren un rescate, que representa tomar dinero a cambio de
compromisos en firme y cesiones de soberanía, porque a pesar de lo que
digan muchas personas, puede ser bastante más terrorífico que lo padecido
hasta hoy. No les quepa ninguna duda, informes, papeles y estudios que
circulan por ahí con comparaciones internacionales de los acreedores, abren
la puerta a recortes y recortes infinitamente superiores y salvajes a los
actuales, suficientes como para dar terror a socialistas y populares, por muy
neoliberales que sean según muchos despistados a quienes todo les pesa lo
mismo. La acera izquierda ya sabemos que está padeciendo sobremanera la
crisis, junto con los trabajadores altos, medios y bajos, pero ahora, en
concreto ahora, el gobierno del PP por fin se enfrenta a la realidad de la
crisis con la que estuvo jugando políticamente durante la anterior
legislatura, y al enfrentarse a ella ha visto los colmillos al lobo de la
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 170

intervención, y está aterrado, al igual que muchos sectores empresariales y
de la derecha civil también.
Existe un nivel de intervención desde mayo 2010, algunas medidas no
deseadas se fueron poniendo en marcha, mientras el grifo de la financiación
soberana quedó abierto, con dificultades, pero suficiente para ir
manteniendo el Estado. Que la intervención ha ido avanzando parece un
hecho, controladores múltiples cada vez están husmeando más por nuestras
cifras, planes, cuentas, presupuestos, perspectivas… pero ahora pueden dar
varias vueltas de tuerca a la vez, a cambio del plazo de este rescate, por
ello no es lo mismo cualquiera de las alternativas que se discuten, que el
dinero lo reciba el Estado, lo cual puede estar mejor previsto en tratados,
prácticas y fondos de ayudas ‘ad hoc’, implicaría la confesión-petición y por
tanto aceptación del rescate y la cesión proporcional de soberanía, el PP
considera que eso le hundiría a futuro. El tema sería diferente si fueran los
bancos directamente quienes recibieran el dinero, máxime si pudiera
diluirse entre el sistema financiero europeo, no sería un ‘rescate soberano
clásico’ y al fin y al cabo todos los bancos europeos y americanos han
recibido ayudas millonarias, a pesar de que esta opción complique el cómo
y cuándo hacerlo, porque no estaba previsto entregar pasta directamente –
al margen las inyecciones de liquidez del BCE, los LTRO’s-, podría ser una
vía usar el subterfugio de organismos intermedios, tipo FROB.
Las condiciones ‘financieras’ definitivas del mismo ya se irán sabiendo,
durante las negociaciones que faltan hasta que se firme el ‘contrato’. Las
opiniones definitivas sobre su bondad o… las iremos conociendo en
semanas. El asunto es que hemos llegado hasta aquí desde aquella lejana
burbuja de crédito que alumbró la burbuja inmobiliaria que estalló en 2007,
quedando tocado el sistema financiero español y cuasi quebrado la mitad
del mismo al ser imposible vender a los valores tasados, suelos y
promociones, lo cual impedía devolver los préstamos que se iban pudriendo
en los balances, esperando al Espíritu Santo que retornara otro ciclo
inmobiliario repentino y pudieran vender casas y devolver préstamos.
Con esta operación de rescate ligero –la intervención es un problema de
niveles, a pesar de lo que digan en teoría, la realidad no se tiñe por el
blanco o negro - se ha abierto una puerta que nadie sabe realmente a
dónde conduce, porque no hay experiencia similares. Todos los agentes
interesados, partidos políticos, gobiernos, bancos, ciudadanía, tienen deseos
o expectativas de resultados positivos, incluso algunos hasta consideran
que es el bálsamo de fierabrás que todo lo arreglará, ¡sin costes, sin
contrapartidas, oigan!
Dice el presidente Rajoy „a mí nadie me ha presionado, no debería decirlo,
pero en todo caso yo he presionado a los demás‟, me pongo triste y da
vergüenza esta chulería de garrulo de pueblo presumiendo de presionar a
Obama, F.M.I., B.C.E, Merkel, Hollande, Comisión Europea, Cameron,... Veo
a los patriotas de hojalata dispuestos a morir o matar por evitar el término
‘rescate’, edulcorando la realidad hasta la nausea. Total, por qué voy a
creerlos a ellos, mientras tengo cientos, miles de individuos, que razonan y
argumentan sobre el rescate a España, a su banca, desde montones de
países del mundo, incluido éste. Mi opinión es que se trata de un rescate a
la banca española, con una fórmula de nuevo uso no estrenada, así que los
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 171

resultados están por ver y dependerá mucho de lo que digan los mercados,
porque contiene pocas certezas y demasiadas incógnitas. Por ejemplo no
sabemos cuántos bancos ni con qué importes se verán afectados después
de las inspecciones de sus riesgos, y no es posible saberlo porque
dependerá de la valoración que se fije los activos inmobiliarios, subjetivas a
todas luces, porque como se fijen las de mercado, vamos listos, así que
pegarse por las cifras exactas es un poco disparatado.
Para quitar importancia al término rescate, la derecha insiste en que es una
línea de crédito, ¡pero bueno!, eso son en el fondo todos los rescates, el
problema es el precio, tipo de interés, y las condiciones del mismo, desde
las que afectan a su disponibilidad pasando por las de su devolución –por
ejemplo, si quiere disponer de x000 deben congelar pensiones- . Abren una
batalla política en torno al término ‘rescate’ porque tiene connotaciones
negativas, evidentemente, y porque tienen mala conciencia, saben que
tiene un precio a pagar por la sociedad española, que les pasará una parte
de la factura al gobierno del PP, por su responsabilidad en el deterioro grave
de la situación en estos meses, se cerraron los mercados de créditos para
España, generaron enormes desconfianzas por su gestión de la crisis, por
sus descalificaciones a Instituciones españoles, y por su fracaso en las 2
reformas financieras y en la gestión de la crisis de Bankia que fue el último
detonante que aceleró todas las alarmas.
La línea de crédito es al Estado, no a los bancos, a los que se hará seguir
por el FROB, como intermediario del Estado español, por tanto aumenta
deuda soberana, por ejemplo 900.000 millones + 100.000. Pero además los
intereses aumentarán el déficit anual, digo yo. Por tanto al margen de su
tipo de interés, del crédito dispuesto, o de penalizaciones del disponible, si
el déficit aumenta los objetivos de reducción del mismo se verán
penalizados, salvo que se recorte de otros lados. Por el lado de la deuda, de
los 100.000 millones, si de repente aumentamos la deuda soberana un
10%, supongo que afectará a la prima de riesgo, y si ésta se encarece
aumentará costes en toda la financiación del Reino de España y sus
empresas. Por supuesto el FROB lo prestará a bancos a un interés, dicen
que mayor al que pague España, pero si lo prestamos a bancos en quiebra
o semi, cabe la posibilidad de impago, digo yo.
Los intereses, los pagamos todos, que el sobrecoste que experimente la
deuda soberana, lo pagaríamos todos, y los impagos del sector financiero
en quiebra los pagaríamos todos. Por ese lado parece claro que no es gratis,
lo cual es descabellado. Pero existen otros aspectos inherentes a un
rescate, por mucho que éste sea light, o suave, incluso por mucho que sea
diferente a todos los conocidos, y son los condicionantes, expresados en el
Memorándum, en forma de controles periódicos de la situación, del uso de
la pasta, la supervisión del F.M.I. y de la Comisión Europea están
garantizados, los hombres de negro vendrán, pocos, porque otros ya están
aquí. Y no, de ninguna forma será un recate tipo Grecia, o Portugal ni
siquiera Irlanda, pero tampoco funcionaremos con la autonomía de Francia,
Alemania, etc. No tendría por qué ser así, puesto que los mercados,
nuestros prestamistas, pueden ver que es un camino posible para resolver
problemas críticos en nuestro sistema bancario, y apostar porque la salida
nos facilitará las cosas y reducir presiones a la prima de riesgos y ver
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 172

mejoras en nuestras posibilidades de pagos... Pero no hay que descartar
cualquier reacción, que nos arrolle. No necesariamente visible en bolsa, ni
en dos días.
Bono a 10 años, cercano, casi al 7%. Implica gran dificultad de encontrar
financiación. No hay mercados para España, han cerrado su puerta. Y no
tenemos pasta para funcionar normalmente cada mes, recuerden, tenemos
déficit que cubrimos con préstamos periódicamente. La prima de riesgo, el
spread con Alemania, la diferencia en más con ellos como referencia, en
máximos, hasta 550 puntos básicos subió. Observen como sube y sube,
desde mediados de marzo de 2012, producto de todo lo acumulado,
incluidos errores puntuales del Gobierno Rajoy que prendió la mecha y
ahora incendia el edificio. Se avecina un rescate gordo, de los típicos.

Publicado por BBVA. Una mentira es el excesivo peso del sector público español.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 173

Mentiras, y cegueras visionarias
La cumbre europea de finales junio parece que nos ha insuflado una
bocanada de oxígeno, unos días de tranquilidad ante el aparente éxito de
España e Italia, acunado y dirigido por los vientos de Hollande –que no
olvidemos se apoya en aires de Obama-, pero no creo que se hayan
resuelto los problemas del encarecimiento de nuestros créditos, que
denuncian la prima de riesgo, a pesar de que pueda serenarse unos
días. Realmente lo que se ha producido, y es bastante, ha sido un frenazo al
absolutismo decisorio de Merkel y aliados, comenzando a formarse un
frente de países del sur e intervenidos, apoyado en las políticas que
abanderan el crecimiento, bajadas de tipos por el BCE y defensas
de inflación superior a la actual, -hasta doblarla-. Claro que puede verse el
vaso medio lleno, a pesar de que muchas decisiones si se implementaran
podrían ser positivas a largo plazo, pero nuestros problemas son urgentes,
además de a largo. Es verdad que la relajación de prima de riesgo y
espuma de la cumbre puede hacer que algunas empresas vean algo de luz y
tomar decisiones de inversión, y frenar algo el destrozo, ahora la inversión
está desaparecida. Pero nunca olvidemos la situación de fondo, que muy
resumida es:
a) Nuestras inmensas deudas no seremos capaces de pagarlas en muchos
años, ¿quizás 20?, -el desapalancamiento va lentísimo y la deuda pública y
déficits en aumento por la depresión en la que estamos sumidos que
aumenta gastos y hace desaparecer ingresos-.
b) La capacidad de crecimiento está atascada, y no para de hundirse más
día tras día, seguimos sin encontrar fondo en medio de una depresión, lo
cual implica paro e incapacidad de reducir el déficit y
c) El sistema financiero no tiene capacidad de regenerarse por sí solo,
porque muchas entidades están quebradas, o casi, el peso de la burbuja
inmobiliaria no conseguirán levantarlo, sumado a las moras de la situación
depresiva, el sistema no tiene capacidad de funcionar normalmente,
conceder créditos a familias, pequeñas empresas, etc. lo cual tardará años,
y para ello necesita del rescate que no es inmediato, ya veremos en qué
condiciones y cuándo será disponible y a cuantos bancos/cajas salvará o
enterrará.
Seguimos encaminados hacia un rescate país, o peor aún, porque como no
será posible por sus enormes cifras, podría consistir en una intervención de
nuestra política económica, muy superior a la actual, y sin las líneas de
crédito suficientes y necesarias para sujetar lo que hoy conocemos como
Estado español. Intervención que afectaría a sanidad, dependencia,
pensiones actuales y futuras, condiciones de jubilación, impuestos y tasas,
prestaciones sociales y desempleo, organización y administración del
Estado, funcionariado, privatizaciones, mercado laboral, condiciones de
trabajo, salarios, festivos, vacaciones, convenios, organización del sistema
financiero… Estas cosas nunca son de un día para otro, of course, no se
cambia de blanco al negro sin pasar por los grises; un día hay dificultades
para colocar una subasta del Tesoro, otro día no hay forma de colocarla a
precios adecuados, al siguiente fracasan los ingresos y al otro se desmadran
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 174

los gastos, otro día aparecen nuevos déficit y facturas pendientes, además
se acaba el colchón estatal de metálico de 30.000 millones que tenemos
para subsistir, etc. etc. de tal forma que la suma de hechos relevantes
produce un salto cualitativo. Por ejemplo, en otoño.
Cabe la posibilidad de que Alemania y aliados centro-nórdicos, nos vendan
tiempo, traten de engatusarnos, alarguen caminos y propuestas, para que
antes del derrumbe total tengan tiempo de salvar sus bancos
comprometidos con préstamos a la banca o en compras de deuda
soberana. Será poco probable ver una salida inminente a la situación sin
que les haya dado tiempo a sacar su dinero y soltar las amarras para evitar
que los arrastremos. Mientras esperamos esos 100.000 millones, que ya
veremos cuando y en qué condiciones llegan ¿a usted no le da por pensar
que, por qué nos van a dar 100.000 millones para salvar nuestro sistema
financiero, si los pueden dedicar a salvar el suyo? ¿Acaso no pensarán que
después de abrir el melón, pueden aparecer otros 100.000 millones? Al fin y
al cabo el sistema financiero está cargado de arena y ladrillos sin casi valor
y de deuda pública con enormes riesgos de sufrir una quita.

Deutsche Bank: Déficits, (bajo la línea 0), desde 1948, históricamente mantenidos.

Muchas mentiras circularon durante años pasados, una recurrente de
Rajoy „es que no se puede gastar lo que no se tiene‟, siempre lo decía
refiriéndose al Estado, criticando el ‘derroche socialista’, lo que sus
correligionarios y voceros amplificaban por todos los medios de prensa radio
y televisión era la forma de decir que los socialistas, la izquierda, había
arruinado España, culpándolos de la crisis. Ese era el objetivo. Rajoy no
hablaba de prudencia, en precios, riesgos, rentabilidades,… solo de no
utilizar el crédito. Pero miren por dónde ese mismo discutidor de bar, nada
más llegar al gobierno, ha empezado a gastar lo que no tenía, por ejemplo
35.000 millones de la operación de pago a proveedores que es deuda
pública obtenida en los mercados de créditos, o los 100.000 del rescate
bancario, que son otros préstamos, dinero que gastaremos, y que no
tenemos. Sí claro, lo hace porque no tenía otro remedio. Como todo el
mundo cuando lo hace. Antes el PP gastaba lo que no tenía, en
ayuntamientos y CCAA, siendo los campeones del gasto español, los de
mayor déficit, Madrid capital y Valencia Comunidad Autónoma.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 175

Es indignante escuchar a un gobernante, pasado, presente o futuro, insistir
en que nadie gaste lo que no tiene. Desde hace mucho tiempo los
individuos y empresas, han gastado dinero que no tenían pidiéndolo en
préstamo, a la espera de retornos que les compensaran del coste, no
debería ser necesario recordar que el emperador Carlos pedía prestado a
sus banqueros, y su hijo Felipe II…y los emperadores romanos y… Nadie en
esta sociedad compra un coche o un piso en metálico –poquísima gente-,
nadie construye una fábrica pagando a ‘toca teja’, porque si esperara
ahorrar para ello no lo haría. Los agricultores piden prestado a cuenta de la
cosecha, los promotores piden a cuenta del negocio que harán al construir y
vender, los banco piden a otros bancos, o al BCE, a cuenta de los resultados
que esperan obtener prestando a mayores tipos, grandes inversores
compran cosechas futuras, meses/años antes de recolectarse; los gobiernos
piden a otros gobiernos, a fondos soberanos, a grandes corporaciones y a
los mercados, esperando mejorar infraestructuras que rendirán beneficios y
con ese crecimiento pagarán…
No creo que alguien conciba el mundo sin crédito, al margen de pequeños
islotes, salvo un ignorante como Rajoy y sus voceros. Las empresas, los
gobiernos, los particulares invierten sumas que piden prestadas, confiando
pagar con los beneficios futuros generados más fácilmente que si no
hubieran utilizado esos recursos. Esto es el pan nuestro de cada día en la
sociedad actual. Ahora bien, el mensaje caló, como otras tonterías de barra
de bar, caló por su simpleza, y por la pereza intelectual española para
preguntarse por los límites de las acciones, el insensato sí o no al crédito,
sin matices, es muy perjudicial. Lo interesante a destacar de esta mentira,
es que está ampliamente extendida entre los votantes azules, mientras las
deudas españolas que más crecieron y las que nos llevaron a la ruina, han
sido deudas privadas, de familias y empresas y las bancarias. Es decir, los
que gastaban por encima de lo que tenían, muy peligrosamente durante
años y años, no han recibido ninguna crítica por parte del PP y adláteres
que las dirige todas al Estado al que pretenden culpar para reducirlo mejor,
amén de culpar del desastre a las izquierdas.
Es increíble la potencia de la estupidez humana, para tragarse las bolas que
les cuentan sus ídolos político-religiosos. Al tiempo llama la atención el
abandono de las izquierdas por combatir en la batalla de la comunicación,
muy pocas respuestas se vieron, muy pocos estudios y datos sobre la deuda
privada española, o la deuda externa, sobre los mecanismos de
endeudamiento bancario, sobre la burbuja inmobiliaria y de crédito, se han
abandonado las batallas de ideas, muchas veces por incapacidad de generar
argumentos, en otras ocasiones, como dicen algunos ‘modernos’, porque no
merece la pena discutir y sensibilizar, ‘cada uno es mayorcito para darse
cuenta‟, te dicen desde viejos y nuevos proyectos. Como no se discute, se
corta por la tangente, niegan el problema de la deuda. Y con ello ceden el
terreno a la derecha.
El PP tuvo 4 años para preparar un plan anticrisis y no lo hicieron, se
dedicaron a arremeter contra el Gobierno y 'enmierdar'. Única y
exclusivamente querían el poder para modificar la sociedad 'a su bola', a
sus intereses. Ahora resulta, que no hay más remedio, y antes, se hacía
solo por mala leche. Así es imposible resolver ningún problema a escala
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 176

país. Encontrar soluciones no va con ellos. Subir el IVA era horrible,
congelar pensiones era horrible –veremos la edad de jubilación cuanto
resiste- recortar a los funcionarios horrible, la reforma financiera horrible,el PP ha realizado 2 reformas financieras y tiene otra para aplicar
inmediatamente-, los Presupuestos Generales salen con retraso por
intereses electorales y a los pocos días son modificados, la exención por
compra de vivienda que era una locura reimplantarla, lo hicieron, y la
quitan a los 6 meses…
Insistieron desde el PP en que el rescate bancario, no fue tal, etc. etc.… solo
un préstamo maravilloso que no costaría nada a los españoles, incluso
ganaríamos dinero, ya que solo pagarán los bancos. No era deuda, ni
déficit, ni tenía condiciones… ¡Y toma ya descaro! Nadie les presionó, „en
todo caso fui yo quien presionó a otros‟, decía Rajoy, cuando se consumó la
noticia, después de semanas diciendo que no pedirían rescate ni ayudas
para la banca. Mentiras que duraron dos días, antes de la última tormenta
en la que seguimos, que aceleró con la gestión de la crisis de Bankia, de 4,
6, 9 19, 24 mil millones; los mercados vieron que ese rescate aumentaba la
deuda pública repentinamente en un 10%, y el déficit en los intereses y por
si fuera poco han abierto un baúl bancario que puede esconder más de
200.000 millones (Barclays).
Lo empeoraron con su ceguera de visionarios mintiendo sobre la
inexistencia de condiciones y sus bravatas que fueron respondidas tanto
seria como irónicamente por líderes europeos y la prensa económica
internacional. ¿Resultado? el ‘no rescate’ está a punto de abrirnos las
puertas de un rescate país. Presos de visionarias explicaciones que durante
años realizaron el PP, sus voceros y los ultramedios a los millones de
electores populares, hoy éstos, se encuentran indefensos ante la realidad
que no comprenden, porque si antes ridiculizaban a Zapatero afirmando la
inexistencia de la especulación, como explicar ahora estos movimientos
especulativos contra la deuda; si lo que ocurría antes era cuestión de
desconfianza hacia Zapatero, ¿cómo explicar ahora, cuando los datos
negativos han doblado su peso, que no exista desconfianza hacia Rajoy? –
Empezarán a buscarle recambios por si no terminara la legislatura-. ¿Cómo
asumir de repente que hay una batalla del euro y que los mercados
existen?, cuando solo Zapatero era el culpable, ¿cómo asumir que la banca
española está tocada del ala con arena y ladrillos y ha estafado a millones
de personas, y encima habrá que darle pasta de nuestros impuestos para
pagar los avales de 135.000 millones y además pagarles un préstamo de
100.000 que…? ¿Cómo aullar contra los gastos de ayuntamientos y
gobiernos socialistas, cuando descubren que los ayuntamientos,
comunidades del PP, y sus bancos, están en quiebra, sacando cada día
nuevos déficits y facturas ocultas…?
La prima de riesgo es una señal del mercado secundario, por supuesto,
mientras que el Tesoro emite y sale al mercado primario, así quiere reducir
su importancia el Gobierno Rajoy, por medio de la vicepresidenta, lo cual
olvidaron explicar en época de Zapatero. Pero, es una locura soñar que la
señal de los mercados secundarios de bonos no será atendida por los
emisores, es ilógico pensar que emitan al 3% cuando los mercados
secundarios cambian al 7%. Salvo que quieran engañar, mentir. O peor
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 177

aún, que intenten encajar la realidad en sus visiones, obligando a comprar
bonos del Tesoro a instituciones vinculadas al Estado. –cajas
nacionalizadas, fondos de reserva…- Peor aún que mentir, porque acumular
mayores problemas puede hacerlos saltar por los aires repentinamente. La
subida vertiginosa de la prima de riesgo se ve empujada por la venta
sostenida de deuda española desde hace meses por los tenedores
extranjeros; bancos, particulares, fondos foráneos, sueltan lastre y venden
y venden, lo cual ha reducido peso en pocos meses, de un 60 % en manos
extranjeras a casi la mitad. Por consiguiente, la deuda en la panza de la
banca española en el mismo tiempo, se ha casi triplicado, pasando de
setenta y tantos mil millones a doscientos mil, creando una situación de
interdependencia banca-estado que agiganta y enmaraña los problemas.
Las ventas y salidas de capitales muestran una rápida pérdida de confianza
en el Gobierno del PP, cuya gestión de la crisis han evaluado los inversores
internacionales y no los manifestantes españoles, ni los yayoflautas, ni los
rojos, ni la TVE. Y son estos evaluadores internacionales los que ven –lo
mismo que vemos nosotros- que falta un plan, con orden y organización,
falta un discurso coherente que marque los problemas y su tratamiento.
Observan, y no se fían. La realidad muestra enormes dificultades para
encontrar prestamistas, nos quedamos sin mercado para la deuda pública.
Mientras el paro sigue aumentando camino a rebasar los 6 millones…, y los
recortes continúan segando el suelo bajo nuestros pies, eliminando
cualquier posibilidad de crecer y por tanto de pagar.
Su ceguera visionaria ha sido lamentable, las fuerzas derechistas españolas
no entienden lo que ocurre en el mundo, „se trata de un contubernio, la
crisis griega, alianzas extrañas, nos tienen manías‟…y por supuesto aquí
dentro aclaran que somos los ciudadanos quienes no entendemos sus
esfuerzos. Se les cayeron los palos del sombrajo después de 4 años de dar
la tabarra únicamente con Zapatero, según ellos no existían influencias
externas, mi mercados, ni globalización, ni emergentes. Las encuestas
sobre explicaciones de la crisis decían que los votantes del PP, en su
inmensa mayoría veían solo una crisis interna y su responsable era
Zapatero. Claro que, los votantes de izquierda veían solo como responsable
de nuestros problemas, a la crisis de las hipotecas subprime de EEUU. No
costaba tanto, ver que el monstruo caminaba con las dos piernas.
Vivimos una mezcla de incapacidad del partido gobernante, envuelta en las
machaconas mentiras de años anteriores que reducían los problemas al
entorno de lo personal, „la prima de riesgo era Zapatero, el problema de
España se llama Zapatero, la falta de confianza se llama Zapatero‟… Han
conseguido engañar a millones de españoles que les votaron creyendo que
tenían un plan para salir de la crisis. Pero no solo no había plan, ni siquiera
comprendían lo que estaba pasando y ya entonces era visible porque no se
conoce que mostraran ningún análisis sobre lo que estaba ocurriendo, ni por
qué, solo mostraron visiones de iluminados descerebrados que atribuían un
tsunami social, económico y político a la capacidad de un individuo, el
demonio, lo cual deja sitio al salvador. No entendieron la tremenda
complejidad del mundo actual y por tanto de las crisis que nos destrozan.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 178

Los caballos se desbocan en el verano de 2012
Se acabaron los tiempos del poder omnímodo, si es que alguna vez los
hubo. El PP logró mayoría absoluta en el Parlamento, tiene el Gobierno de la
Nación, gobierna es la mayoría de CCAA y Ayuntamientos importantes,
controla Diputaciones, empresas públicas, instituciones de todo tipo, medios
de comunicación… y no consigue imponer sus medidas, no logra gobernar
limpiamente, no consigue dirigir „como a ellos les gustaría‟ la economía y la
política de este país. Nadie tiene fuerza suficiente para gobernar contra
instituciones internacionales, contra mercados, inversores o prestamistas de
los que necesitamos pasta. Tampoco en democracia tendrá poder sobrado
para gobernar CONTRA la mayoría del pueblo. No existe el poder, -nunca
existió en singular, aunque en el pasado fuera más aceptable hablar así que
hoy- existen poderes, plural y diversos, en todos los ámbitos, económicos,
políticos, ideológicos…Esta es la filosofía esencial que soporta la propuesta
de pacto que se reclama desde diferentes ámbitos, el reconocimiento de
que todo el mundo, sea el partido que sea, siempre tendrá enfrente otros
intereses que se opondrán. Por tanto, lograr resultados no es cuestión de
ideas maravillosas, sino de fuerza, y será suficiente cuando se convenza.
El asunto es que la situación que vivimos en España no podrá reconducirla
ningún gobierno, solo. Esto que ya estaba claro para muchos hace un año, y
antes para unos pocos, todavía no lo percibía así el PP, que pretendía
arreglar lo que para ellos era un estropicio de Zapatero. Tanto
personalizaron los males de España durante la anterior legislatura, en ZP,
que llegaron a creérselo. Brutos ignorantes. Así hemos llegado hasta aquí
con el único plan en cartera de ocupar el gobierno, de toda España, central,
autonómicos y locales, creyendo que así los mercados, al verlos a ellos tan
derechosos, frenarían en sus demandas contra los españoles. Angelitos.
Pocos meses después de que ganara las elecciones el PP, las fuerzas
sociales y económicas que les apoyaron confiando en que podrían dar un
giro a la situación ya están convencidos de que no conseguirán arreglar
nada en solitario. El gobierno está quemado, derrotado, y la confianza
internacional en España ha caído por los suelos a velocidad de vértigo,
acelerándose desde hace pocos meses. El pacto entre PP y PSOE se abrirá
camino, -si antes no torpedean a Rubalcaba- pero ahora será necesario que
las otras fuerzas políticas minoritarias lo acepten tanto las parlamentarias
como las extraparlamentarias.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 179

Contra la ciudadanía no será posible gobernar. Pero sin hacer nada, dejando
las cosas como están no es posible seguir. Hay que modificar muchas
cuestiones, hacer muchas reformas, mucho mejor discutidas y tomando
aportaciones de todos, -distintas al virgencita que me quede como estoy- y
en esa trifulca todos cederán algo, probablemente menos de lo que
perderán millones de personas si va cada uno por su lado echándole la
culpa al otro de la debacle social. Hay que alejar populismos, vientos
antisistema y asumir compromisos para buscar por dónde meter la tijera
que menos daño haga a los débiles. Pero está claro que hay que recortar,
por ejemplo cargos y altos salarios de grandes empresas, consejeros y
asesores colocados en altos niveles de la Administración, enchufados en
empresas públicas y diputaciones plagadas de primos, sobrinos… coches
oficiales, edificios de representación, exceso de ayuntamientos la mitad de
los cuales no parece posible mantener, revisar las autonomías, y no solo
duplicidades, la propia existencia de algunas de ellas, etc. etc. hay que
definir unos parámetros básicos de servicios sociales intocables y subir a
partir de ellos barriendo.
Es conveniente pactar medidas de recuperación, necesitadas de recursos a
negociar nacional e internacionalmente, otras podrán funcionar impulsando
confianza, actuaciones políticas, sin costes excesivos, una tendrán que ser
inmediatas, reales, y no sueños imposibles, habrá que ir poniendo en
marcha medidas de medio plazo en un gran pacto social que configure el
futuro, porque habrá que remover sectores, modificar energía, fiscalidad,
administración pública, minorar altos beneficios, mejorar competitividad… Al
mundo político y económico le sorprende que estemos sufriendo tantísimo
desde hace 2 años, viendo las cifras de España no era para tanto
comparadas internacionalmente. Pero está claro que aquellos que trabajan
directamente en los mercados, analistas y bróker, han visto en sus
pantallas semanalmente datos –que condensaban la realidad soportada y no
la teórica o soñada- observaban un camino que conducía a este punto.
Ningún partido político ha conseguido comprenderlo, en España no ha
existido un relato aceptado mayoritariamente que explicara lo que estaba
ocurriendo y marcara los caminos de salida. No hay un discurso sobre la
crisis española que podamos mostrar al mundo, ‘esto vemos y en
consecuencia esto proponemos para salir’. La falta de un proyecto COMUN
que pudiéramos mostrar es uno de los componentes de que la percepción
sobre España sea mucho peor de la que podría ser. Hoy somos uno de los
países considerados de altísimo riesgo mundial. Los caballos empezaron a
correr desde hace tiempo, cada vez más rápido, ahora están desbocados. Y
solo pueden detenerse entre todos. La irresponsabilidad de aceptar que solo
hay un camino es muy grande, pero tanto a un lado como al otro, en
política siempre hay más de una posibilidad. Y si no, se busca.
Los recortes que aplica el Gobierno del PP, por ejemplo a los funcionarios,
no reducirán el déficit y además nos meterán en gravísimo problema,
porque nos hundirán más en la depresión, necesitando mayores recortes
que volverán a hundirnos más. Son muchos economistas los que explican
teóricamente este aspecto, recuerdo ahora habérselo leído a Xavier Sala i
Martín, a Krugman el otro día en NYTimes, pasando por el catedrático
de Economía Aplicada, Santiago Lago Peñas que lo cuenta en „No siempre
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 180

dos más dos son cuatro‟. En resumen, mantienen que reducir el déficit de
cara a los mercados e instituciones que vigilan, consiste en reducir el
cociente déficit público/en relación al PIB. Por tanto hay diversos aspectos
afectados; el PIB, así que todo lo que reduce su cifra, dificulta el resultado;
el déficit, es diferencia entre gastos e ingresos, por tanto si reduce gastos,
pero al tiempo reduce ingresos, quedará parecido. Esto pasa con los
recortes de paga extra a funcionarios, reduce gastos, pero minora
cotizaciones, lo cual reduce ingresos públicos, y al mismo tiempo reduce
consumo, lo cual disminuye impuestos vinculados a la actividad, por tanto,
otra vez menores ingresos estatales; al reducir consumo cae el PIB, lo cual
al realizar el cociente déficit/menor PIB, deja las cosas cerca del principio.
Deja las cosas muy cerca de cómo estaban, respecto al objetivo de déficit,
pero aleja las posibilidad de resolver problemas de la ciudadanía, separa la
recuperación y disminuir el paro, lo cual dificulta la devolución de la deuda.
Dicho de otra manera, la política que aplican no servirá para conseguir los
objetivos que predican, lo cual era visible en estos años. Además de injusta,
etc. etc. Esto es lo que ven los prestamistas, la imposibilidad de pagar las
deudas, a pesar de la tremenda sangría a la ciudadanía. Por eso la dificultad
para financiarnos y sus precios.
La complejidad del mundo en que vivimos, tiene contradicciones de cada
medida, a añadir a los diferentes intereses de grupo, nacionales,
interregionales… y los problemas teóricos que genera cada posible salida.
De lo anterior no deduzco abandonar objetivos de reducir déficits, porque
está claro que no podemos gastar 100.000 millones más de lo que
ingresamos, -en los gastos habituales del Estado, de los cuales más de
35.000 millones son intereses de la deuda- sobre todo porque no tenemos
ya quien los preste. Ni caro ni barato, no encontramos prestamistas, lo cual
conduce a un rescate país en pocos meses. Así que, antes de que llegue la
intervención plena, que no duden tocará pensiones, o reconocen los
partidos y sindicatos, patronales e instituciones…, las limitaciones que
tenemos –ningún partido tendrá autoridad ni poder para imponer a la
sociedad su política- y buscamos salidas colectivas, lo cual significa
abandonar apriorismos y tragarse muchos sapos, rediseñando un nuevo
contrato social expuesto en un plan publicitado que distribuya cargas,
busque entre sector inmobiliario y financiero quienes deben asumir pérdidas
de sus inmensas deudas, elija sectores en los que meter la tijera, otros en
los que aumentar recaudación, nichos en los que investigar sumergido, y
evasión, segmentos de crecimiento rápido y crecimiento estratégico, apoyos
internacionales, etc., o ‘no hay tu tía’, que significa que la medicina en
curso seguirá aplicada a los más débiles.
PD. Los protagonistas se mueven a gran velocidad y nosotros seguimos
discutiendo si serán galgos o podencos. Observen ustedes en el gráfico,
Alemania está modificando sus pautas exportadoras, buscando otros países,
adaptándose a nuevas realidades. Se va separando del sur de Europa.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 181

Al otro extremo del argumento de Rajoy, „nadie puede gastar lo que no
tiene‟ se encuentra la ceguera visionaria del „aquí no pasa nada y podemos
seguir igual, -o casi-, otros nos prestarán lo necesario‟. Es el pensamiento
dicotómico español, amante de los extremos, blanco o negro, aquello o
esto, amigo o enemigo. Tan falto de sensatez era el argumento derechista,
como el de muchos izquierdistas que llevan años despreciando el problema
de la deuda al igual que la realidad competidora del nuevo mundo
emergente, como si pudiéramos seguir sin dar un vuelco profundo a la
situación. No les quepa duda que un vuelco se dará, con su participación o
sin ella, dirigido solo por el PP, o por un pacto opinando los demás; guste o
no, habrá que darlo, y si alguien se retira de escena y se limita a
rezar „virgencita que me quede como estoy‟ la función continuará solo con
los azules que aprovecharán su poder y las crisis para fabricar un país a su
medida, cambiando modelos; productivo, de bienestar, sanidad, educación,
dependencia, administrativo, territorial, laboral, energético, urbanístico,
medioambiental, organización política,… retrocederemos 50 años en
derechos y bienestar.
Por descontado, todo el mundo quiere mantener lo que tiene sin modificar a
peor, ya que la culpa no es nuestra, es de los otros, que no quieren hacer
tal cosa y tal otra, porque si lo hicieran… El problema de esta postura de
esconder la cabeza bajo la sábana para protegerse del peligro, es que
puede entenderse en la ciudadanía, pero nunca en una formación política,
sea grande o pequeña, parlamentaria o extraparlamentaria. La realidad
soportada seguirá su curso y pasará por encima. Todos los partidos
deberían asumir una parte de responsabilidad en su capacidad de mejora y
resolución de problemas del conjunto de la ciudadanía. Para empezar
aceptar que tenemos un tremendo problema que va en aumento
agravándose, el déficit y el empleo, y que ningún gobierno lo podrá resolver
por sí solo, nadie podrá obligar a mayorías ciudadanas a que acepten sus
planes. O lo convertimos en tarea colectiva, consensuada, o no podremos
seguir este camino, esto no ha sido aceptado todavía por los partidos y
menos por el partido del gobierno, al que seguimos escuchando a la Vice, a
Cospedal, a Pons,… llevar su discurso exclusivamente a argumentar que
todo es culpa del PSOE, cuando no los exabruptos de sus parlamentarias/os
que muestran el odio que guarda su subconsciente hacia el pueblo. Mientras
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 182

tanto el desapalancamiento español, -devolución de la tremenda deuda
privada- apenas ha comenzado lo que sugiere una situación que parece va
para muy largo, como refleja el cuadro de Mckinsey.
Otra cuestión será ¿cómo lo hacemos?, donde la discusión puede ser
abundante y ninguno impondrá su estrategia ideal, y menos la de hace
años, nadie podrá obligar a 2/3 de la sociedad a recortes sin otro horizonte
que la destrucción del actual modo de vida. O aceptamos que el empleo es
lo importante o no encontraremos apoyos ciudadanos a ninguna medida. El
empleo es crecimiento y éste es trabajo, y por tanto posibilidad de pago de
deudas. O aceptamos que solo con una acción política conjunta, se pueden
cambiar rumbos en Europa –y en el mundo- o no encontraremos apoyos
suficientes en Bruselas, BCE… dudo que nadie crea que el gobierno está
presionando a Europa y al F.M.I., como dice Rajoy. La imposibilidad de
pagar nuestras deudas en 20 años, se acercaría a la realidad, nos llevaría
camino de realizar quitas. Es lo que ven los mercados, por eso cierran el
grifo de financiación o exigen intereses altísimos ante ese riesgo. Ya nadie
quiere deuda pública española, y lo que es peor todos los extranjeros
venden, así la prima de riesgo, el diferencial con Alemania, aumenta y nos
lleva a pagar por encima del 7% el bono a 10 años, duplicando en pocos
meses los pagos de intereses de financiación a plazos cortos entre 2 y 5
años. La Europa de varias velocidades, de varios precios está realizando una
gran transferencia de riqueza, moneda única pero precios distintos por el
dinero hacen viajar al euro del sur al norte.

En la comparecencia del presidente Rajoy en Moncloa, comunicando el
rescate bancario, dijo enfáticamente que nadie se lo había impuesto, era él,
quien había presionado a la Comisión europea, al BCE y al FMI para
conseguirlo, aquello no era un recate, sino una línea de crédito en
inmejorables
condiciones,
que
nunca
tendría
contrapartidas
ni
condicionantes, que saldría gratis a los españoles, etc. etc. al final de la
comparecencia dijo „me voy al partido de España porque ya está todo
resuelto‟. Estos derechosos del PP y sus voceros no entendieron lo
enrevesado del mundo actual y de las crisis que nos destrozan. Por
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 183

desgracia no muy diferentes mimbres encontramos en el polo opuesto,
grupos de izquierdas, con la desventaja de no contar con medios de prensa
potentes y una mayoría parlamentaria ni social, como muestra la
concentración de poder central, autonómico, local, y de todas las
instituciones del Estado en manos de las derechas. Hoy estamos en la
segunda estación del trayecto de intervención-rescate, en el camino hacia la
tercera estación. Que calculo para el otoño. Si no se adelanta. La realidad
es compleja e itera con lo interno y externo, por fuerzas diferentes y
contrapuestas, instituciones, clases, personas, grupos de intereses,… y
requiere esfuerzos de estudio y discusión para aprehenderla, lo cual está
bastante alejado de simplezas y reduccionismos que dejarán a la izquierda
sin discurso durante mucho tiempo, cuando la ciudadanía compruebe que
estar a la contra sin plantear posible salidas, no resuelve problemas. Y
posibles salidas lo serán, si y solo si, cuentan con la fuerza suficiente para
implantarlas y mejoran la calidad de vida de millones de personas.
Lo más grave que podría ocurrir no sería equivocar caminos, con serlo, la
cuestión empeora al no identificar los problemas, la realidad soportada es
escamoteada por la ceguera de visiones ideológicas que confunden los
deseos con el mundo real, lo cual impide a todas luces la búsqueda de
soluciones. Ejemplos hay demasiados; la globalización no existe, ni los
mercados, solo son especuladores, a nosotros no nos afecta la incorporación
de 2.000 o 3.000 millones de nuevos trabajadores; el euro es algo externo,
una moneda que solo es un condicionante para nuestro desarrollo; el
aumento de los déficit, comerciales, por cuenta corriente, fiscales, no
indican nada relevante; el doble mercado de trabajo, el paro tradicional, no
existieron nunca; el aumento de pensionistas, hasta doblar su cifra, que
cobran durante más años sus pensiones no son problema; la pérdida de
competitividad es un cuento, financiar hoy al Estado no es un problema no
merece la pena mencionarlo…
Ni siquiera los 6 millones de parados afectan. Hace poco leía sobre un
nuevo proyecto político puesto en marcha por Anguita, una de las primeras
medidas que proponía en el inicio de lo que sería un nuevo programa,
consistía en subir el salario mínimo a 1.000 € y la pensión de jubilación
mínima al mismo nivel. El texto no pasaría de ser una tontería más de las
muchas que escribimos todos, si no fuera por la repercusión tan alta que
tiene este hombre entre miles de admiradores, que por descontado se
sumaban alegremente a la propuesta. Es un ejemplo de ceguera visionaria,
que cuando se da a título individual, supongamos mi caso, poca importancia
tiene, pero se convierte en significativo si miles de admiradores se suman a
esos desvaríos tan poco serios para transformar la sociedad, es imposible
considerar mínimamente racional que ocurrencias como éstas sirvan para
mejorar la calidad de vida de millones de personas en la España de hoy.
¿Proponer salario mínimo a 1.000?, ¿por qué no a 1.500?, si cuesta lo
mismo decir una cosa que otra. Y dos huevos duros…
La mayor crisis en 100 años, con un panorama de deuda descomunal que
incluso el Sr. Anguita identifica como impagable; y seis millones de parados
y un salario mínimo de 641 euros que congeló el PP, sin apenas
movilizaciones. ¿El nuevo movimiento/frente cívico pretende convencer de
que proponiendo el salario mínimo al doble conseguirá crear empleos?,
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 184

¿pretende hacernos creer que desear un salario mínimo del doble, forzará a
las empresas a pagarlo? Me pregunto, si tenemos fuerzas para implantar tal
conquista, ¿por qué no empezar mejor directamente por reducir el paro, y
reducir los intereses de la deuda?... o por garantizar las pensiones actuales
que me temo recortarán en breve, o por aumentar la competitividad con
otros medios que la reducción salarial… ¿quizás ustedes puedan imaginar
hoy a seis millones de parados luchando por implantar en España un salario
mínimo de 1.000 euros?

Gastamos a escala país, por encima de lo que tenemos, esto es el déficit;
en cuanto estalló la burbuja inmobiliaria y de crédito –deuda privadaprovocó el parón y posterior recesión, lo cual condujo al derrumbe de
ingresos fiscales y mayores gastos, es entonces cuando los déficits públicos
se disparan velozmente y entró en escena la deuda pública. En 2011 los
déficits pasaron de los 100.000 millones de euros. Quiere decir que, como
Estado, no tenemos dinero suficiente, hay que pedirlo prestado,
fundamentalmente al exterior, y exigen tipos altos al aumentar los riesgos
de impago, pagamos bastante por encima de nuestra tasa de crecimiento,
lo cual nos ahogará para muchísimo tiempo. Hoy los intereses pagados son
superiores a 37.000 millones de euros, equivalente al subsidio de paro.
Otra cuestión es la gestión de la crisis y la lentitud política de todos los
partidos en tomar posiciones. Desde que estalló la burbuja, Ayuntamientos
y Comunidades siguieron gastando sin recibir de sus partidos, órdenes, o
consejos, para frenar y estabilizar, salvar y recortar. Incluso en la
primavera de 2011 durante la campaña electoral, casi todos los candidatos,
hacían campaña ofertando mayores gastos, planes y sueños, para tapar
vías de tren, construir accesos, edificios singulares… proyectos que
denotaban a todas luces que los promotores y participantes en política no
se habían enterado de qué crisis teníamos encima.
La situación era mala cuando estalló la burbuja inmobiliaria y de crédito,
allá por el 2007 y se fue agravando con gastos públicos que intentaban
paliar los daños, y fundamentalmente por la disminución de ingresos
fiscales. La conclusión es que hemos doblado la deuda pública
española hasta llegar a cerca del 80% del PIB. La conocida, porque
considerando la deuda sumergida rebasaría el 100% del PIB. Vamos camino
del siguiente rescate, general, que tendrá contrapartidas durísimas en las
pensiones y otros gastos sociales y mercado de trabajo. El gobierno da por
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 185

sentado que no existe otra posibilidad a su línea, no debate nada, que es la
mejor forma de negar que existan ideas. Para empezar hay que construir un
nuevo foro europeo que potencie otras políticas, con otro peso en la
organización excesivamente sesgada a favor de Merkel, y parece claro que
tiene que ser en torno a Hollande. La desafección europea aumentará cada
día si el pueblo no encuentra mayor democracia representativa en sus
instituciones. En España seguimos sin un plan, común y aceptado por
amplias mayorías, única forma de hacerlo posible, conocido, claro y
concreto, definiendo en qué sectores cortar, que deberían estar
concentrados para ser efectivos, en otros casos recortar gastos
improductivos, suntuarios y prebendas de amiguismo y familia, asesores y
consejeros, coches públicos, viajes, edificios, televisiones,…
Y desde luego crecer, -lo urgente y lo principal- es vital considerar
políticas de crecimiento, europeas y españolas, definir en qué sectores
nunca deberíamos cortar, en cuales apoyarse para despegar, abandonando
las políticas de recortes de gasto social,… de lo contrario no saldremos de
ésta, cada vez estaremos más abajo, sin que mejoren las cifras de
déficit/PIB. Pronto llegarán las pensiones, se verán las dificultades para
utilizar los fondos de reserva de la SS. Armonización fiscal, que para ser
eficaz tiene que ser europea, y dejar de salvar a ricos y poderosos, y revisar
e implementar impuestos, empresas, accionistas, operaciones financieras,
derivados… fortunas que deben asumir pérdidas y errores.
El problema de España no era tanto un problema de deuda pública cuanto
de la deuda total y el peso de la externa, también la posibilidad de transferir
deuda privada al Estado. Existe una negativa percepción del exterior sobre
la necesidad de financiación y nuestra limitada posibilidad de crecimiento
agravada por la exigencia de las políticas actuales. Eso constituye un
problema real, traducido como imposibilidad de financiación a costes
razonables, con tasas de interés del doble de otros países del entorno, y
muy por encima de nuestras actuales y futuras tasas de crecimiento del
PIB, lo cual nos abocará durante años a seguir presos de los mercados, por
tanto el problema de la deuda es una realidad soportada. Otros países
tienen mayores deudas, pero con menor peso externo, deudas públicas o
privadas cuyos acreedores son internos, cuentan con mayor posibilidad de
crecer, de monetizar la deuda, tienen bancos centrales que les defienden
sin ninguna duda para los mercados, como puede ser, Japón, EEUU.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 186

Tan irresponsable es la postura de los patriotas de hojalata, de creer que no
hay otro camino que tijeretazos a diestro y siniestro, como la otra de
seguir sin cambiar nada de nada. Como si ello fuera posible. Ambas
posturas coinciden en el extremo, despreciar el crédito y los mercados y
sus mecanismos y piensan que podríamos vivir sin él manteniendo las
condiciones de vida actuales. Con una realidad tan enrevesada, un grupo
político, debería aceptar que sus acciones u omisiones tienen un coste
importante en la ciudadanía y que no existe una sola medida que no
contenga contraindicaciones, por tanto deberían postular las propuestas de
acción con las posibilidades y sus contras, similar a exigir informes de
impacto medioambiental para construir una carretera, por ejemplo. En las
opciones sobre la deuda existen varias posturas, todas tienen
contradicciones, salvo las de aquellos benditos que ven las cosas tan claras,
sin aristas ni problemas, que los llevarán al cielo, pero no resolverán los
problemas de los que quedamos en tierra.
En el tema de la deuda y su posibilidad de impago, por injusta e ilegítima,
no es raro encontrar opiniones que maldicen deuda y déficit postulando
como solución negarse a pagarlo, considerando que sería la misma postura
teórica y ética que tomaban los obreros y campesinos del XIX y principios
del XX al enfrentarse a las injusticias y la explotación. Nada tan falso.
Aquellos anarquistas y rojos, solo contaban con su trabajo, y sus decisiones
no provocaban la posible pérdida de pensiones, ni educación para sus hijos,
ni sanidad para sus familias, ni cobraban subsidios de paro, ni ayudas a la
dependencia, ni ayudas por incapacidad transitoria o permanente… La
cuestión es que acciones de tal dimensión deben adjuntar su
correspondiente hoja de contraindicaciones, para sopesar pros y contras
porque sería evidente que tendría repercusiones. Dejar de pagar la deuda
pública podría ser muy caro, puede costar el estado de bienestar, defender
el impago como opción sin asumir los costes que representaría por
compromisos de largo plazo, es una chiquillada, impulsar como opción la
salida griega es de ceguera –a los griegos se les ha impuesto, no han
elegido una opción- y que pretenda hacerse pasar por una „opción
revolucionaria valiente y firme‟ es una estafa alejada de aquellos obreros y
campesinos que al tomar decisiones nunca enterraban lo conquistado. No
pagar, sería una posibilidad, pero tendría costos evidentes que deben ser
contados, sin descartar un derrumbe bancario europeo, el rompimiento de
la UE y su modelo de sociedad lo cual nos llevaría a un nuevo franquismo.
Cada vez que se vislumbra la posibilidad del default, cuesta miles de euros,
cuantos más gritos en contra de pagar, más suben los intereses que
pagamos, y más difícil es conseguir financiación, porque quienes prestan el
dinero, menos se fían de recuperarlo y mas dilatan la entrega de las
posibles ayudas concedidas, hasta que sus bancos no estén a salvo. Las
opciones, todas, tienen penalización y no hay experiencia histórica de
default que muestre un camino de rosas para quien lo hiciera. Los bonos
Brady en América Latina fueron una salida, pero abrieron muchas otras
puertas al neoliberalismo en aquellos países. Negarse a pagar, es uno de los
caminos que transitamos y que estudian opciones políticas y económicas
muy diferentes, que contemplan nuestra salida del euro. Sabemos que
cuando no se pagan las deudas, los acreedores te parten las piernas. El
default tiene costes, sin duda abriría otros frentes, impediría encontrar
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 187

préstamos en buenas condiciones durante muchísimos años, alejaría la
entrada de inversiones extranjeras y forzaría aún más, la salida de las
actuales, de repente y para 30 años los recursos externos desparecerían, a
los precios actuales, la deuda se mantendría en su valor en € o en el
renegociado, la moneda se devaluaría un 30%, retrocederíamos a la
autarquía, hoy vivimos apoyados en recursos externos, ahora sí
aplicaríamos a rajatabla la idea de Rajoy de no gastar lo que no tenemos.
Probablemente nos hundiríamos para varias décadas, con una crisis política
de dimensiones incalculables, aumentando la repercusión negativa si se
hiciera de forma no negociada en el conjunto de la eurozona.
Los problemas son de envergadura y no encontrarán solución sin un pacto
de Estado entre grandes y pequeños, con responsabilidad compartida,
habrá que decidir dónde meter la tijera, qué suprimir, qué nueva
orientación dar a servicios públicos, por donde y como crecer, discutir sobre
mitos económicos de las dos aceras y tragarse algunos sapos; hoy los
minoritarios y extraparlamentarios han optado por plantear opciones que no
resisten análisis de posibilidades, obtienen con ello rentabilidad electoral a
corto, enfrentadas al PSOE y PP, pero no sirven de contención al cambio de
era en el que hemos entrado, ni marcan una senda posible, ni explican lo
que ha ocurrido y por qué, incluso parecen aceptar la entrega del lenguaje
sobre la crisis a la derecha quedándose solo con el no a cualquier cambio, lo
cual amplifica el desastre. No se asume todavía que el Estado pueda quedar
paralizado hoy, como consecuencia de la sequía de ingresos suficientes para
soportar los gastos que cada mes requieren pensiones, subsidios de paro,
pagos sanitarios, dependencia, intereses… Ahora se pagan con préstamos
cada vez más caros y difíciles de conseguir, eso y no otra cosa es el déficit,
eso y no otra cosa es el camino al rescate –El colchón de liquidez este
verano puede estar en torno a 23.000 millones de euros-. Constantemente
se producen vencimientos de deuda que deben ser atendidos, normalmente
con nuevas emisiones, cada vez más costosas y difíciles de colocar, y en
cualquier momento puede pararse la máquina, nadie de fuera las compra.
El PP no se decide a pedir el rescate, porque no es gratis, tendrá costes
muy altos para el país. Y para ellos, que llevarían para siempre el estigma
de ser el gobierno que pidió 2 rescates, en contraste con Zapatero, que
impidió con su política someterse, aunque le costaran a él y su partido el
mayor descalabro y desafección de la ciudadanía en democracia. Incluso
con las buenas noticias anunciadas por el BCE, que podría propiciar la
compra de deuda de 3 años o menos, del mercado secundario, -lo cual
podría llevar a que los tenedores extranjeros actuales les colocaran sus
carteras cargando el balance del BCE de ‘basurilla’- no está claro que
facilitara la colocación de nuevas y futuras emisiones en mejores
condiciones. Es necesario crecer, y mayor tiempo para desapalancar y
cambiar muchas, demasiadas cosas fundamentales. Hemos entrado en otra
era. La crisis va para 10 años y sus repercusiones condicionarán el futuro
de 25/30 años, y si no hay un gran acuerdo de estado, las pautas de
organización de este país las marcarán solamente los ‘azules’ y los ‘hombres
de negro’. Esto es la política, organizar la sociedad, y ello depende de la
correlación de fuerzas. (Verano del 2012)

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 188

V PARTE
LOS PODERES SON DIVERSOS Y MÚLTIPLES

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 189

12. CAPITALISTAS, MERCADOS. MEJOR DOS CONCEPTOS QUE UNO
Una de las frases que espoleó este trabajo fue: „‟a los capitalistas, hoy
diríamos muy finamente a los mercados‟‟. Ideas similares a la reflejada,
que unifican y simplifican varios conceptos en uno, se encuentran
profusamente utilizadas por grupos e individuos de izquierdas en páginas
web, redes sociales, blogs… cuyos contenidos se apoyan casi
exclusivamente en textos con más de 100 años de edad, alejados de la
interpretación y análisis de hechos concretos actuales, lo cual no facilita
aclarar la actualidad y posibles alternativas. A partir de lo expresado
anteriormente pretendía mostrar que dos términos como capitalistas y
mercados no son equivalentes, siendo diferentes y válidos, pero no para
reflejar la misma realidad, sino que cada uno de los conceptos encerraba
dentro de él relaciones y contenidos que mostraban y definían realidades
distintas. Las cuales requieren de análisis y actuaciones políticas diferentes,
tanto en lo organizativo cuanto en formas de lucha.
Este trabajo refleja situaciones, mecanismos y contradicciones diferentes a
las conocidas en el pasado, batallas de intereses en gran medida tapadas, y
que cuesta trabajo comprender ya que muchos acontecimientos que
conocemos están basados simplemente en la irracionalidad humana. La
interpretación de los fenómenos que vivimos, cada día se alejan más de la
posibilidad de comprenderlos utilizando como único medio para ello textos
antiguos, sin recurrir a explicaciones concretas que aclaren lo que sucede
hoy con la crisis económica, el problema del paro, o los problemas
de la deuda,… información y aclaraciones que debemos buscar donde se
encuentren, gran parte de ellas entre los profesionales y agentes que
trabajan en los mercados.
En los momentos actuales de poco sirven posturas acomodaticias, clichés,
en grupos e individuos que siguen manteniendo concepciones como si
fueran líneas de trincheras de la Primera Guerra Mundial, que pretenden
hacer pasar por aclaraciones válidas del funcionamiento del capitalismo
reducidas a una frase generalmente conocida desde que yo era niño, hace
ya demasiado tiempo, eludiendo explicaciones concretas de lo que son y
cómo afectan los mercados, que es tanto como decir que olvidan el sistema
de explotación y acumulación del siglo XXI. Si no entran en una dinámica de
estudio y análisis de lo nuevo, las izquierdas serán arrasadas por la
crisis, no solo en tanto partidos políticos, lo que es peor, en cuanto
pensamiento o cuerpo teórico de ideas susceptibles de tener utilidad para
comprender y transformar la vida.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 190

Que la realidad no esté clara, que la apariencia esconda la esencia, no
significa que cedamos a la tentación de explicar todo mediante la magia de
un término, o a seguir utilizando imágenes carcomidas por el tiempo.
Debemos hacer mayor esfuerzo en estudiar lo nuevo y aclarar los
elementos diferenciadores de la época que nos toca vivir, es un inexcusable
esfuerzo para poder actuar sobre la realidad. Lo contrario facilita las salidas
al fascismo pasando por populismos varios, ya que chocar contra un muro
no garantiza derribarlo y por contra desmoraliza buscando falsas soluciones.
En pasados escritos sobre Las izquierdas y la crisis, mantengo la tesis de
que la crisis arrasará a las izquierdas, apoyado en la idea de que vivimos un
cambio de era para el que no sirven antiguas explicaciones ni formas y
acciones similares a las de la Transición.
Dos conceptos distintos para mirar situaciones diferentes
El protagonismo en esta época de globalidad, lo tienen los mercados
financieros, a ellos me refiero generalmente cuando utilizo la expresión los
mercados, ya que son estos a través de instituciones de inversión colectivas
con mayor propiedad que los capitalistas individuales, quienes compran o
rechazan la deuda soberana, poniendo en dificultades a naciones enteras,
financian o niegan créditos a los capitalistas privados y a grandes
corporaciones, arrinconan y presionan a gobiernos y empresas, influyen
poderosamente en la financiación mundial, condicionan tanto a estados
como a empresas y capitalistas particulares, compran corporaciones y las
despiezan para su venta destruyendo miles de puestos de trabajos
arruinando regiones enteras, acumulan cosechas de países, sean de trigo o
arroz, de fruta u hortalizas, que encarecen y despilfarran, causando
hambrunas, intervienen en los precios y cuotas de producción de energía,
acaparan tierras de cultivo agrario en cualquier nación, compran y venden
minas, construyen o destruyen flotas de barcos de transporte o pesqueros,
arruinan y deciden emporios de comunicación,...
El concepto de mercado contiene entre otros componentes, el de capitalista
individual, mientras que en el concepto capitalista no entra el de mercado.
Dentro de los mercados hay capitalistas, al tiempo que otros agentes,
mientras que dentro del concepto capitalista no se incluye el de mercados.
Evidentemente ambos pueden interactuar, aunque los mercados son un
nivel diferente de fuerza e influencia sobre el mundo, capaces de derribar la
eurozona, lo cual es difícil aceptar como logro individual de un capitalista,
por muy poderoso que sea. Grandes sumas de capital mundial son movidas
de un lado a otro por intermediarios financieros, procedentes de riqueza
acumulada por fortunas privadas, o excedentes puntuales acumulados, de
corporaciones, de gobiernos productores de materias primas, o de países
emergentes explotadores de mano de obra interna, etc. incluidas grandes
sumas ahorradas por trabajadores de muchos países metidas en bancos
como depósitos, o en fondos de inversión.
Los mercados financieros globalizados son una nueva dimensión del sistema
capitalista mundial, difíciles de dominar por gobiernos -que representan
intereses de capital- o por instituciones o autoridades políticas y económicas
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 191

mundiales, tampoco son controlados establemente por un monopolio,
cártel, o grupo de poderosos conspiradores, lo cual no impide aceptar que
puedan influir en ellos, -al igual que gobiernos e instituciones
supranacionales…- que intenten torcer en su favor la dinámica del
momento, pactar y adaptar precios y cantidades, aprovechar coyunturas
para lanzarse a por sectores con debilidad para apropiarse de ellos, o
simplemente destruirlos, para eliminar competidores. El agrupamiento de
empresas, puede ser controlable por unos pocos individuos poderosos o
corporaciones,
los
gigantescos
mercados
financieros
son
entes
incontrolables de manera estable, debido a la multiplicidad de fuerzas que
anidan en ellos. Sin duda pueden influir grandes poderes, estados y
corporaciones, pero muy difícilmente controlar al nivel que hasta hace poco
se controlaba un cártel o monopolio…
Los capitalistas son individuos propietarios del capital, ahora aparecen
nuevos individuos, en principio no propietarios directos, sino gestores, de
grandes fondos y empresas que en muchas ocasiones no llegan a tener la
propiedad ni siquiera de un 1% del capital del banco o corporación, Santander, BBVA, Telefónica…- . Como si tuvieran el usufructo y no la nuda
propiedad. En los entramados de gestión y decisión de los mercados
financieros, bancos y fondos de inversión…, podemos encontrar
trabajadores con enorme poder y altísima capacidad de decisión inmediata
–trabajadores de alta gama si quieren, pero no propietarios del capital, al
menos cuando empezaron a trabajar- individuos que pueden gestionar
decenas de miles de millones de dólares en un fondo, que pueden invertir
aquí o allá, y tomar decisiones de desinversión en un instante sobre
volúmenes de capital superiores a los de un monopolio, o al PIB de la
mayoría de países del mundo, gestores que influirán en la ruina de sectores
enteros de producción regional, de cosechas de alimentos o materias
primas, lo cual dará enormes ganancias o pérdidas, por ejemplo a millones
de trabajadores jubilados alemanes que tienen sus ahorros en los fondos de
inversión que gestione dicho individuo, el cual puede arrinconar
momentáneamente el mercado del trigo, suficiente para que millones de
personas en decenas de países sean arrojados en manos de hambrunas.
Para según qué cuestiones prefiero utilizar el concepto capitalistas o el de
mercados. En alguna ocasión puedo aceptarlos como coincidentes, pero en
la mayoría, muestran realidades de distintas épocas. Podríamos decir en un
primer nivel de aproximación que mientras los mercados son instituciones
colectivas, lo cual representa agrupamientos de múltiples intereses e
individuos y de organizaciones, corporaciones, empresas, instituciones,
fondos, bancos, y hasta gobiernos representados directamente, a través de
los fondos soberanos o de sus bancos centrales, etc., los capitalistas se
identifican como individuos, al margen de que se pueden agrupar, o no.
Una diferencia significativa entre esta época y las anteriores es que los
capitalistas gestionan directamente sus fortunas, -aunque en las fábricas
pongan a gerentes y directores para rentabilizarlas, la riqueza acumulada
está en sus manos gestionada personalmente por ellos que ni siquiera
ceden poder al entramado familiar-, mientras que ahora en los mercados
los capitales acumulados son administrados por asalariados, de lujo, pero
no propietarios, aunque algunos gurús de entre ellos se hagan
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 192

multimillonarios. Por primera vez en la historia y de forma masiva, las
fortunas del planeta son gestionadas por directivos, algunos acaudalados,
por expertos bien pagados, por intermediarios financieros, gestores de
fondos, que sin ser sus propietarios tienen amplia discrecionalidad para
invertir, por tanto ganar y perder, todos ellos gestores del capital toman
decisiones fundamentales sobre grandes sumas de riqueza que no les
pertenece.
Por supuesto cualquier actividad la realizan individuos, en el mercado
también, las decisiones, las reglas,… las ejecutan personas, -por tanto en
el, hay capitalistas y gestores, trabajadores altamente cualificados en
múltiples disciplinas-, la diferencia entre la decisión individual capitalista y
el mercado está en la multiplicidad de intereses enfrentados, y en los
mecanismos de organización y decisión, en su globalidad, tanto en las
consecuencias de sus acciones cuanto en la capacidad de aglutinar múltiples
capitales financieros en pocas manos –también de trabajadores y jubilados,
autónomos y pequeña burguesía, clases medias emergentes y tradicionales
occidentales- y en su utilización inmediata, con fuerza de intervención
global en el instante, para lo cual resulta imprescindible la tecnología
informática, nueva máquinas que permiten mayor y mejor conexión global
de internet, elementos surgidos a finales de siglo XX.
Parece
apropiado
un
diferente
uso
de
conceptos, mercadoscapitalistas, para definir situaciones distintas, con tendencias que muestran
diversidad de fuerzas en lucha, a las que recientemente se suman
ultramillonarios y clases pudientes de países emergentes, así como sus
gobiernos y multinacionales, cuya enorme capacidad de explotación a sus
pueblos, su acumulación de divisas y ahorro son un aspecto muy
importante de la nueva era. Los múltiples y contradictorios intereses chocan
en el terreno de lucha de los mercados por la profusión de objetivos de cada
individuo, corporación o grupo de los que intervienen, de cada capitalista o
de cada institución colectiva, bancos, fondos, compañías de seguros,
multinacionales, gobiernos… todos operan en ese campo de batalla.
Hay diferencias entre un concepto y otro, porque explican realidades no
iguales, con el de capitalistas, refiriéndose a individuos, es imposible
explicar lo que hoy representan los mercados financieros en el
funcionamiento del sistema mundial. Ítem mas, los cambios producidos en
el sistema capitalista a finales de siglo XX, capitaneados por el capital
financiero utilizando los mercados globales, están abriendo una nueva era,
muy diferente respeto del pasado. La crisis actual se configura
como parteaguas, precedida de las anteriores contracciones que la
anunciaban, México el efecto Tequila del 95, crisis asiática 98, Rusia 98,
crisis de internet o las punto-com en 2000,...
Si hoy queremos influir en el sistema social no será con métodos y textos
de hace 100 años como se logrará, habrá que encontrar nuevas formas de
lucha, pero, después de analizar la realidad concreta ¿Alguien imagina el
daño que le puede causar una huelga a Inditex realizada en una fábrica
española? Amancio Ortega, su dueño uno de los individuos más ricos del
mundo, tiene gran parte de la producción fuera de España, en países
emergentes, cuentas bancarias en muchos países y capacidad para mover
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 193

capital y producción de un continente a otro. Repasen la historia española y
reflexionen sobre las movilizaciones campesinas del XIX, la gran tradición
anarquista española de lucha por libertades y derechos, peleando en campo
y ciudades, o los movimientos socialistas en las fábricas, la esencia de la
lucha consistía en doblegar a terratenientes y capitalistas, y convencerlos
de que asumieran los costes de las reivindicaciones si querían obtener
beneficios. Debían poner en marcha unidades de producción locales, con
recursos cercanos; para aumentar sus riquezas debían emplear obreros
nacionales. No tenían otra elección. En el mundo actual, la globalización, los
emergentes y los mercados, han modificado tantísimo la situación, que los
capitalistas nacionales, ya no están obligados a emplear mano de obra
nacional para ver crecer su riqueza. Es un cambio tan enorme, que nadie
sabe cómo abordarlo, pero el recorrido debe empezar por comprenderlo.

Beneficios sobre activos, estables durante muchos años, suben fuertes en los „90

Los beneficios financieros crecen parejos tras el aumento la deuda pública

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 194

La realidad está en movimiento, nunca lineal, siempre relacionada
La vida es incomprensible considerada en sentido lineal,
está dando
tumbos a un lado u otro, adelante y atrás, es pura contradicción, y cambio,
y multirrelaciones. Nuestra vida animal es frágil, pendiente de un hilo, con
importancia enorme del azar, en su creación, por la mezcla de dos o más
componentes químicos o moléculas acertadas tras millones de
combinaciones, cuanto por su destrucción, en un flash puede romperse un
sistema –a menudo un segundo nos salva de un accidente de coche-.
Empezamos a morir en cuanto nacemos, pura contradicción, millones de
células se duplican y relacionan con otras, al tiempo que muchas mueren
cada día. A la vida en sentido galáctico, cada persona le importamos un
pepino, esa otra categoría de vida es inextinguible en el marco temporal
que podamos imaginar, también llena de relaciones químicas y físicas, y
cambios y saltos constantes. Para nosotros las cosas empiezan y acaban
rápidamente, pero mientras tanto cualquier individuo es diferente a otro, es
un mundo, contenedor de muchos otros mundos relacionados, espirituales y
materiales, como nuestros órganos que son cada uno un mundo en sí
mismos, autónomos se interrelacionan sin perder sus funciones, un órgano
por muy importante que sea no anula a otro, si el corazón hubiera sido
capaz de vivir solo, no se hubieran desarrollado los pulmones o el hígado,
cada uno tiene una tarea y juntos forman un individuo…
Si la vida es compleja, la sociedad amplifica las diferencias, así que no
resulta de utilidad mirarla de manera unidireccional creyendo que todos
actúan en el mismo sentido. Es imposible entender el sistema, cualquier
sistema, siguiendo una línea recta olvidando que todo se mueve; es
inentendible sin buscar contradicciones, dificilísimo imaginarlo sin estudiar
los cambios que constantemente se producen y poco útil considerar válido
un solo camino programado, por Dios o un ente conspirador y ya marcado
desde in hilo tempore por X. La parrafada viene a colación de una corriente
de pensamiento que mimetiza lo actual como si fuera el pasado, todo es
igual, en la medida que toda sociedad tiene explotación, opresión e
injusticias, no merecería la pena seguir estudiando… lo cual hasta cierto
punto, es cierto, nacemos, nos reproducimos y morimos, por el medio
sufrimos, ¿para qué más conocimiento? Parecería la deducción de esa
corriente de pensamiento que solo mira a lo dicho en el pasado, porque esto
es lo mismo, algo parecido al ya te lo decía yo, formulado ante cualquier
conclusión. Hay otra corriente de pensamiento menos cómoda con la
generalidad de todo es lo mismo siempre y que gusta de estudiar los
cambios, los matices, las contradicciones…
Es una diferencia a volcar referida a la crisis económica, a los mercados o a
las acciones políticas, huir de conclusiones previas, condensadas en frases
que quieren servir para explicar todo, en cualquier época y situación, la
explotación capitalista, el neoliberalismo, políticos culpables, en vez de
buscar hechos concretos y sus relaciones para intentar comprender. Las
lecturas de apoyo citadas en este trabajo se significan por sumergirse en
hechos y desentrañarlos. Las Biblias quieren valer para todo, porque
moldean al mundo a su imagen y retuercen cualquier texto programa hasta
hacerlo coincidir. Así valer para todo, a menudo, significa no servir para
nada, lo cual en política no ayuda a sumar. En el tema de El poder de los
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 195

mercados financieros, y los españoles, el siglo XX presenta un camino
plagado de contrastes poco dado a la línea recta, en el que se observan
cambios profundos de las primeras décadas a las últimas:
EEUU, cabeza del imperio, pasó de ser el mayor acreedor mundial a ser el
mayor deudor; el resurgimiento del poder económico y político de Europa y
Japón posterior a la II Guerra Mundial produjo grandes transformaciones –
incluido el ascenso de la socialdemocracia y estado de bienestar-, igual que
la derrota del comunismo y el final de la guerra fría cambió muchas cosas,
como el posterior auge de los países emergentes, al igual que lo han hecho
la globalización del comercio, la producción y las finanzas, capaces de
mover en un instante cifras gigantescas traspasando naciones, que permite
más fácilmente que antes escapar fiscalmente de los estados, modificar la
propiedad y la instalación de la producción. La concentración bancaria, en
máximos, indica que antes era inferior, saltos fueron los derivados y
aparición de los nuevos y su explosión final, la contenida tasa de ganancia
bancaria en la primera mitad del siglo, mayor peso y desarrollo de los
beneficios industriales hasta los ’70, para después de un período dar un
salto los beneficios financieros hacia finales de siglo; la financiarización de
la economía, uno de cuyos aspectos es el papel de los bancos centrales y
sus activos multiplicados por 5, indica que antes, lo principal,
mayoritariamente no giraba en torno a dinero crea dinero y que la
economía real tenía mayor importancia; el aumento de las desigualdades de
las últimas décadas en EEUU, y en Europa recientemente, indica que algo
ha cambiado, posterior a la Gran Depresión y después de la II Guerra
Mundial, hasta aproximadamente los ochenta, como también cambiaron en
este caso a mejor las desigualdades país y reducción de la pobreza mundial.
La enorme concentración y capacidad del poder financiero ha trastocado los
equilibrios de poder dentro de los sectores económicos, y entre política y
economía, superando el capital financiero ampliamente la capacidad
mundial de los poderes políticos nacionales, lo que algunos llaman la nueva
forma de la vieja lucha de clases comenzada a finales de siglo, y que están
ganando.
No ocurren cambios iguales en todos los sitios y al mismo tiempo, „el ajuste
salarial con el que se respondió a la caída de rentabilidad de los setenta‟, no
en todas partes la caída de renta salarial total, suma de salario social y
salario individual, fue como la de EEUU, en Europa tomó mayor lentitud y
en España otra diferente, haciéndose notoria con la crisis. De Marx y
Engels, y otros, recuerdo las maravillosas descripciones muy concretas, de
organización y de gobierno, de los distintos grupos sociales y fuerzas
enfrentadas en cada conflicto, del funcionamiento concreto de fábricas,
instituciones, gobiernos, partidos, sindicatos y acciones de grupos e
individuos, de la organización de la producción y distribución… bastante
alejados de proclamas generalistas que hubieran satisfecho con un solo
texto, cuando escribieron miles de páginas. Los interesados en la política,
deberán esforzarse en estudiar los cambios para comprender y actuar en
sociedad. Porque el sistema, cualquier sistema, es inentendible sin
contradicciones, no solo las generales, también en los distintos subsistemas
que contiene dentro del sistema global. Resultaría vidrioso explicar la
duración del capitalismo y su extensión global, si solo vemos explotación y

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 196

miseria, si fuera tan claro y simple, habría sido derrotado, o destruido, hace
tiempo. Si hoy se escribe sobre los mercados, es porque han cambiado.
El capitalismo como sistema no se comprende sin introducir múltiples
variables contradictorias: pobreza, riqueza, creación, destrucción,
libertades, esclavitudes, producción, distribución, desarrollo, catástrofes,
comodidad, dependencia, avances, destrozos, seguridad material,
inseguridad vital, ahorradores, especuladores, trabajo, salario, ahorradores,
inversores, bancos, fábricas, política, economía… forman parte de cualquier
proceso de intervención política o económica, así que cada vez que se
pretende reducir dicotómicamente a los agentes, simplificar en exceso, en
realidad se explica algo ajeno al sistema, y a la racionalidad -y al marxismo
sea dicho de paso-. ¿Cómo explicar el ascenso de votos de la derecha en los
últimos 15 años en los que la ciudadanía una vez tras otra elegía a
desmontadores de lo público, cómo explicar las sucesivas votaciones a Gil y
compañía, o el apoyo popular a Tejero después del golpe, o el apoyo
popular a la teoría de la conspiración del 11-M, a sepultar la costa con
casas, a defender Eurovegas?… Que el pueblo elija, es la mejor opción de
las conocidas, pero ello no garantiza eficacia, ni justicia, ni libertades, ni
racionalidad… que el pueblo elija es la opción a defender, que nadie decida
por ti, parece lógico, pero teniendo claro aquí y en la Conchinchina, que no
es garantía para evitar conflictos, injusticias, corrupción, explotación…
Respecto a las condiciones de vida de los españoles, la suma de los
mercados, abrieron en canal nuestra inadaptación a los cambios globales, y
la derechona apoyada en la pérdida de fuerza y dispersión de las izquierdas,
está haciendo estragos en nuestro modelo de sociedad. No tiene sentido
insistir en que los retrocesos llevan 30 años instalados entre nosotros, -la
política neoliberal- al contrario, aquí llevábamos otra dirección diferente a
esa política que instaló las mejoras de las que disfrutamos. Si no fuera así,
parecería que hemos almacenado el estado de bienestar en el franquismo o
que lo creó el neoliberalismo, y eso es una soberana estupidez. No tendría
sentido hablar de caídas actuales en salario social, sin aceptar previamente
subidas, no es racional hablar de pérdidas sin reconocer antes las
ganancias, que en España ocurrieron desde la Transición, respecto de otros
países y nuestro pasado franquista. La lista de recortes y empeoramiento es
conocida, menos salarios, más paro, peores condiciones de trabajo,
precariedad, horarios, convenios, menor sanidad, recortes educativos para
reservar las ventajas sociales que reportará a las familias pudientes, menos
dependencia, menos pensiones, regresión en libertades civiles, de igualdad,
justicia, aborto, laicidad,… Ahora recortan el ahorro acumulado por las
familias durante 35 años que fluye hacia los poderosos –pisos, garajes,
pensiones, depósitos, fondos de inversión, coches,… lo acumulado en
muchos años se liquida para ayudar a las familias y regresa mediante la
redistribución inversa actual-.
En España y fuera de ella, los pueblos no son un bloque de iguales
intereses, ese 99% de referencia para las desigualdades –citado por Stiglitz
para demostrar el poder del otro 1%-, esas mayorías, eligen a unos y otros
que defienden más o menos estado, más o menos regulación, más o menos
libertades civiles, más o menos religión, más o menos participación
ciudadana,… a unos tipos u otros con ideas diferentes sobre la organización
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 197

de la sociedad que respaldan teorías económicas grupos y personas
diferentes. Si todos son iguales, como dice la errónea y dañina consigna de
PSOEPP la misma mierda es, ¿cómo explicar por qué la educación, la
sanidad, las pensiones, el subsidio de paro, libertades cívicas… instaladas
bajo gobiernos PSOE, lo está desmontado un gobierno PP? Si fueran
iguales, lo normal es que no lo desmontaran. Que no sean como a nosotros
nos gustaría, es cierto, pero, igualarlos se ha convertido en un error
estratégico del que solo está sacando provecho la derechona.
Los mercados son una fuerza descomunal capaz de implosionar el sistema.
Y probablemente al final tendrán razón quienes escribieron que al monstruo
lo matarían las contradicciones internas; la cuestión es esperar, ¿a saber
cuándo? Y quizás los mayores y mucha otra gente no queramos esperar al
paraíso que supuestamente nos acogerá allá en el cielo, o la revolución,
quizás haya que intentar resolver nuestros problemas aquí en la tierra, en
nuestras vidas. Y si viene la revolución que nos pille trabajando en esto de
evitar que nos destrocen las condiciones de vida que previamente habíamos
logrado, respecto al trabajo-paro, pensiones, sanidad y educación… La
paradoja para algunos que dicen hoy lo mismo que ayer y que hace 40 años
y… es que estamos cayendo, sin que nunca hubiéramos subido, pero, es
imposible retroceder si previamente no habíamos avanzado, es imposible
que nos quiten cosas, si antes no las conseguimos. Son los cambios.

El índice de bancos sube en los „90, condensa la visión de banca feliz

Rendimiento % sobre activos y capital, sube lento hasta el salto de fin de siglo
http://www.fdic.gov/bank/analytical/banking/2006jan/article2/

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 198

Mercados, globalización y emergentes son el magma de nuestra vida
Este capítulo de la historia está dominado por la globalización, los mercados
y los emergentes, arranca en los setenta con las nuevas políticas
neoconservadoras y entra veloz en carrera con el pistoletazo de finales de
los ochenta, por la derrota del comunismo y final de la guerra fría, -caída
del muro de Berlín 1989-. Los acontecimientos coinciden con la crisis de las
izquierdas, por ello se aceleran y profundizan los cambios derechistas –gran
libro el de José V. Sevilla, „El declive de la socialdemocracia‟, RBA.- La
expansión de los emergentes ocupa cuotas de poder global, mientras EEUU
continúa siendo el centro aunque perdiendo peso; el dólar sigue como
moneda mundial presente en un 70% de transacciones. El potencial de
compra de EEUU mantiene fuertes déficit comerciales con emergentes –y
con Alemania y Japón- que acumulan grandes sumas de reservas en
dólares, buena parte reinvertidas en Wall Street financiando a corporaciones
y el déficit fiscal estadounidense, ayudan a cebar la burbuja, como años
atrás hicieron con la inmobiliaria. No es sencillo desprenderse de dólares,
una venta masiva, -o una inundación de los mismos provocada por la FED-,
implicaría disminuir la riqueza acumulada de los emergentes, por tanto
están contra el dólar pero se ven obligados a defender su valor. El mercado
inundado de dólares y tipos de interés bajos… está cebando la siguiente
burbuja, pero ¿cómo salir de la actual, si no es con políticas expansivas a
corto? Contradicciones y contradicciones. Lecturas de apoyo a seguir,
constantes trabajos de Paul Krugman, Joaquín Estefanía y Joseph E. Stiglitz
„Los felices 90‟ de Taurus. Carlos Marichal „Nueva historia de las grandes
crisis financieras‟, Debate.
A España le afecta la globalización, los emergentes y los mercados; y la
crisis de la socialdemocracia, tanto en su aspecto mundial, cuanto regional.
En Europa existe una relación similar, Centro-Periferia a la de EEUU-reto del
mundo, respecto al ciclo de desequilibrios de balanza por cuenta corriente,
el exceso de ahorro del centro se convirtió en abundantes préstamos a la
periferia, lo que aumentó las compras de la periferia al centro, mientras
alimentaba las burbujas. Añadamos nuestros particulares demonios
nacionales, y la suma arroja múltiples fuerzas que superan el ámbito
nacional, no solo tenemos enfrente al capital financiero, a los mercados,
actúan otros poderes, capitales mundiales, tantos como sectores existen,
sean el agrario, el industrial, químico, del acero, petróleo, materias primas
energéticas o no, ganadero, pesquero, transportes, infraestructuras, etc.
además de otros poderes relativos a la política, gobiernos, partidos,
sindicatos, movimientos sociales, organizaciones internacionales… a los que
habrá que sumar, militares, ideológicos, culturales, científicos, religiosos…
A lo anterior ampliaremos tanto como queramos acercarnos a la realidad,
añadiendo a cada grupo sectorial su carácter nacional, o regional; la
posibilidad de alianzas estables o no… intersectoriales, interclasistas, de
género, de grupos de edad,… o acuerdos puntuales o estratégicos entre
sectores, naciones, partidos, etc. las combinaciones pueden ser abundantes
respecto a los protagonistas en nuestro entorno. Estas fuerzas intervienen
en los mercados y también los cambios demográficos, que modifican pautas
de consumo y futuro, metan el poder de las multinacionales emergentes en
los desarrollos regionales, y los capitales de nuevos multimillonarios y
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 199

mafias mundiales, las extensas reservas de divisas que se mueven por los
mercados escapando de gobiernos y modificando relaciones en el planeta,
añadan su competencia directa, industrial, tecnológica, agraria, pesquera,
logística, y militar… y entenderán la obligación de cambiar arquetipos
sociales que desde hacía tres décadas estaban en equilibrio, inestable.
Estamos metidos en una batalla por reequilibrar los poderes mundiales que
por el momento parece viran hacia el Pacífico. –Veremos África- El capital
financiero se ha constituido en uno de los poderes, capitanea el rumbo del
capitalismo en este período que tampoco sabemos cuánto durará.
Inicialmente dirigido por el sector del capital norteamericano e inglés, fue
rompiendo los equilibrios entre el resto de poderes de otros sectores
económicos y singularmente con el poder político, generados
posteriormente a la II Guerra Mundial, y comenzó la nueva batalla, no por
casualidad, tras la derrota del comunismo, contrapoder mundial. Libro de
apoyo „La torre de la arrogancia‟ de Xosé Carlos Arias y Antón Costas, de
Ariel. -Los comentarios de Antón Costas en el salmón de El País, también
son importantes para entender la crisis española-.
En el campo de batalla de los mercados se encuentran muchas de las
fuerzas y poderes del mundo, individualizadas o agrupadas y cierto es que
el capital financiero es uno de los de mayor influencia, pero sin descartar
otros, sean gobiernos a través de los fondos soberanos, o a través de
organismos internacionales implantando una regulación de mecanismos y
agentes mediadores, o utilizando la influencia nacional de políticas que
favorezcan o impidan grandes inversiones en cualquier sector –por ejemplo
en renovables- Sumen la intervención de los bancos centrales, teóricamente
autónomos, otro gran poder, emitiendo o retirando moneda, fijando tipos de
interés… agreguen la participación de organismos internacionales como el
F.M.I. o la O.C.D.E., el BIS, Banco Mundial… tanto en actuaciones directas,
opiniones o recomendaciones, etc.
Mejor aceptar la diversidad que creer que ‘todos son iguales’. Siempre que
oigo que dos cosas son iguales, pienso que existen dos cosas,
distintas. Para que dos cosas sean iguales, están aceptando que existen
dos y no una sola. La esencia de cualquier negocio en los mercados
necesitará dos partes, una comprando y otra vendiendo, lo cual demuestra
que, al menos, habrá identificados en cada operación dos intereses
distintos, uno con cada postura. Si una parte de capital financiero, un fondo
de inversión, comprara una fábrica de coches, diría que una parte del
capital industrial quiere vender, porque obtendrá una mejor alternativa a
sus intereses actuales, para irse a casa con la pasta, para deslocalizar la
producción, para abordar otros negocios... Y así miles de millones de
operaciones en el planeta Tierra a las que será imposible etiquetar, dirigir o
controlar por un grupo.
El magma de los mercados, los emergentes y la globalización está detrás de
la inmensa crisis que padecemos en España condicionando las posibles
alternativas que no podrán ser como las anteriormente conocidas y que
dependerán no solo de nuestro nuevo contrato social nacional, sino de
nuestra capacidad de crear una fuerza configurada en torno a la eurozona,
la UE o una de las otras alternativas que se barajan: dos euros, uno fuerte
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 200

y otro débil, norte-sur, una UE sin el Reino Unido y sus aliados, una
organización reducida del sur, coaligada, con la otra eurozona… De hecho,
una de las explicaciones de la duración de la batalla del euro es que los
bancos del norte están utilizando este tiempo para desprenderse de los
riesgos contraídos con los PIIGS y cuando terminen de hacerlo, podrían
provocar otra vuelta de tuerca para romper la alianza. Ejemplo que muestra
nuevamente intereses diferentes.
No comparto la idea de los mercados como un club gobernado por una
conspiración estelar de los grandes bancos de inversión americanos, que
algunos reducen a Goldman Sachs para simplificar. No dudo del enorme
poder y capacidad de concentración conseguida por algunas instituciones, y
de cómo ese poder influye en gobiernos, naciones, empresas y
configuración de normas globales, pero al mismo tiempo señalo la
existencia de otros poderes, sin los cuales los mercados no existirían; ni las
naciones. Que los poderes de capitales financieros se hayan constituidos
globales y con peso superior a los políticos que siguen siendo
fundamentalmente nacionales, es una de las contradicciones del momento,
pero no invalida considerar la existencia de lucha entre unos y otros, lucha
que como cualquier otra, indica que existen contendientes diversos, y eso
supone aceptar a unos y otros, no que unos anulan a los otros. Indica
también que los objetivos de la política para embridar a los poderes
económicos tienen que ser internacionales, de ámbito muy superior a lo
nacional. – Los autores del „Informe Stiglitz, para la reforma del sistema
económico en el marco de la crisis global‟ de RBA, Stiglitz y la comisión de
expertos, lo sitúan directamente en la ONU, lo cual no desdeña el necesario
aumento del poder político europeo.
La idea de un único y exclusivo poder global, -nunca se formula así de
explícita, pero se menciona destacando que anula al resto de poderes, lo
cual es casi lo mismo- dicha idea de ser cierta, chocaría con la propia
existencia de los mercados como campo de lucha, esos poderes los habrían
eliminado por inútiles para sus fines. Un solo poder concentrado en los
grandes bancos de inversión norteamericanos no explicaría la potencia de
China, India, Rusia… o la explosión de multinacionales de los países
emergentes, ni la existencia misma de naciones, o de organismos
internacionales, ¿para qué alimentar al FMI o al BIS, a los G-20, incluso a la
misma ONU? Un solo poder omnímodo de los gigantes financieros tampoco
necesitaría gobiernos elegidos por los pueblos, según esa teoría más fácil y
barato resultaría mantener solamente a sus consejos de administración en
Wall Street. Los defensores de dicha teoría pueden decir que todo el
montaje político es una farsa, pero ¿para qué montar una farsa si uno tiene
el poder? , montar la farsa implica reconocer que hay otros poderes en liza.
Los mercados financieros son multipoderes, primero, son varios mercados
diferentes, no uno solo, con agentes que pueden ser distintos en unos y
otros, por ejemplo en uno de divisas y otro de tipos de interés, o en el de
comodities, etc; y segundo, dentro de esos mercados cada apuesta, cada
operación implica dos partes con intereses contrapuestos, lo cual muestra
que dentro de ellos hay poderes diferentes.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 201

13. EL PODER POLÍTICO Y EL ECONÓMICO LUCHAN
El Capital manda. Y el Estado manda
Resulta complicado entender y explicar un conflicto social sin buscar las
variadas fuerzas que operan en él, y sin hacer un esfuerzo por distinguir la
diversidad de intereses contradictorios que chocan en dicho entorno. Si no
se encuentran, es porque no miramos lo suficiente. Poco ayuda el
reduccionismo de aceptar que „El Capital manda, el Estado obedece‟, no
permite comprender y aclarar lo que sucede, y la idea que transmite la
estira tanto, que se hace inconsistente, utilizada tanto para los años sesenta
de hace dos siglos, como para los sesenta del siglo pasado o para el
comienzo de este… Ninguna frase encierra tanto poder para explicar cosas
tan diferentes. Quizás no pretendiera meter todo en el mismo saco, todo es
lo mismo, el antes y el ahora, pero lo hace, lo cual llevado a un límite puede
ser verdad, los hombres nacen, crecen se desarrollan y mueren, entre
medias son explotados, hay injusticias, desigualdades…la cuestión es si hoy
resulta de utilidad para aclarar lo que está pasando y por qué.
La idea que transmite la susodicha frase, dificulta actuar a la política, ¿para
qué hacerlo si aceptamos un hecho que perdura 200 años? en cuyo caso se
abre la puerta tanto al desánimo cuanto a la vaguería intelectual, al tener la
respuesta, no tiene sentido seguir buscando. Si la sociedad quedara
reducida a la Europa de los mercaderes, ¿Para qué votar en las municipales,
autonómicas, nacionales, europeas…? ¿Para qué elegir Gobiernos y
representantes, para qué construir partidos y sindicatos, para qué
integrarse en movimientos sociales? Hacerlo encuentra sentido si
consideramos la política como uno de los poderes capaz de enfrentarse a
otros que conviven con ella. Por el contrario carecería de significado exigir
leyes y medidas preventivas contra la corrupción, ni luchar por cambios en
la ley electoral que faciliten mayor poder a los electores sobre los elegidos,
ni tendría sentido presionar a los partidos y sindicatos para su regeneración
y apertura para dotarlos de mayor permeabilidad social, o luchar por leyes
que defiendan el litoral y los montes, no tendría sentido dotarnos de normas
legales con instrumentos de convivencia… porque las leyes se hacen en los
Parlamentos por los poderes políticos y si éstos se limitaran a obedece a los
económicos, solo queda abandonar la política. Si todo queda reducido al
poder económico y a la Europa del capital muy poco de nuestra actividad y
organización colectiva tendría valor. El poder político se contrapone al resto
de poderes, no de forma total, porque no existe la sociedad totalmente
económica, ni la enteramente política.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 202

Sobre la polémica escribí el 9 de julio de 2010.- Hoy contenido en el trabajo
‘La crisis. Y la Izquierda’
‘‟La polémica sobre el Estado es muy interesante, pero empecemos por
deslindar lo que te gustaría que fuera de lo que es, porque si no caes en
contradicciones difícilmente salvables. Porque ese embellecimiento que
haces, de que el Estado somos todos, o que no puede ni debe asumir un
papel al mismo nivel de los poderes económicos (yo opino que sí), o que el
estado es el garante de los intereses generales, o que está por encima de
cualquier poder… me temo que en todo caso son deseos no realidades.
Deseos que ni yo ni millones de individuos compartimos en su totalidad.
Tus opiniones sobre el estado chocan con tus otras opiniones sobre el
capital y su fuerza aplastante. El estado instrumento al servicio de la clase
dominante, decían antes, se les ocurrió a los revolucionarios antiguos, y la
clase dominante lo puso a su servicio. Ahora bien, puesto que nosotros, los
antiguos desposeídos, no tenemos el poder económico haríamos bien en
intentar ocupar parcelas de poder político e institucionalizarlo, el Estado.
Los antiguos desposeídos, los que no tenían poderes económicos, militares,
religiosos, judiciales, es decir, las clases populares, el pueblo, desde hace
mas de 100 años participa en las luchas por el poder político alrededor del
aparato del Estado lo cual contribuye a minorar las diferencias, los gaps con
los otros poderes, y es un nuevo elemento de lucha constante para
modificar la sociedad.
Precisamente la tesis que mantengo es que los poderes no son absolutos,
son relativos, diversos, múltiples y en lucha constante y si uno de ellos
afloja los otros aumentan su poder. En mis tesis lo que defiendo es que el
capital y el poder no existe, lo que existen siempre en plural, son los
capitales y los poderes, el estado son los estados, (Alemania enfrentada en
parte a los PIGS) y enfrentados por sus diversos intereses, a veces a
muerte hasta llegar a provocar guerras y a veces cooperando, esta es la
vida, de ahí la necesidad de estudiar lo concreto, si no perderemos estas
batallas y no sabremos explicarnos por qué ahora los banqueros apoyan tal
cuestión, o el estado tal otra.
La frase ‘El capital manda y el Estado manda’ está relacionada con
el editorial „El capital manda, el Estado obedece‟ de Trasversales ‘, una
publicación de izquierdas, editorial que critico en mi texto, en el que se
afirmaba que `el capital manda y el estado obedece‟, las frases que citas
precisamente tratan de mostrar una realidad poco conocida en España, de
que la deuda pública se ha estado comprando en gran parte por la banca
española –en 2012 tiene 200.000 millones- y no en los mercados
internacionales donde no se podía colocar. Destacar las fuentes
documentales como lo hice tiene mucho que ver con posturas escritas por
dirigentes sindicales llamando al orden por beber en esas fuentes, o por
blogs que critican las estadísticas oficiales del INE, Bco. España, u otras, sin
contraponer nada salvo su opinión.
Yo no defiendo los mercados, defiendo la racionalidad en las fuerzas
progresistas y por tanto que definamos la realidad. Yo no defiendo que el
hombre no vuele, sino que miro y constato que no vuela, por tanto si se tira
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 203

desde un 9º hay que decir que se mata. No es lo mismo, son los matices,
los detalles, aquello tan marxista del análisis concreto de la realidad
concreta. Y por supuesto en plan provocador lanzo el reto de que alguien
me defina una sociedad sin ellos, -los mercados- en la que no se produzcan
mercancías, ni se intercambien con una mercancía intermedia, el dinero (o
sea el trueque) y que esa sociedad no acumule, en la que no existan
poderes, y por supuesto no sean 10 o 15 individuos en una isla desierta. ‟‟
El mundo construido desde la II Guerra Mundial en Occidente, y en España
tras la Transición, resultaría incomprensible sin considerar los poderes
económicos, pero al tiempo de introducir la enorme importancia de los
poderes políticos; gobiernos, parlamentos, instituciones, sindicatos,
partidos, con su autonomía correspondiente, no son marionetas de los
otros, ni independientes totalmente, todos están interrelacionados. Al
margen de la conexión puntual entre poderes, y del intercambio de
individuos de un lado a otro, ayer banqueros hoy ministros, ambos poderes
participan y chocan en el destino de los pueblos, ambos tienen zonas de
actuación y poseen fuerzas en constante movimiento variando de
importancia, ambos interactúan entre sí y con otros poderes. Ambos
contienen dentro de sí múltiples contradicciones, por lo que limitar lo
económico a un solo vector y lo político a otro, no explica por qué hay tan
diversas opciones políticas, ¡como si todo el mundo tuviera las mismas
creencias e intereses a un lado y el otro mundo tuviera las mismas
creencias e intereses al otro lado! Interpretar tan dicotómica la realidad, no
aclara por qué diferentes sectores económicos piden al Estado que actúe de
árbitro en sus disputas. –Son visibles diferentes lobbies solicitando leyes
que definan el reparto de la telefonía móvil o las concesiones TDT, o la
composición del mix energético y subvenciones, o definan infraestructuras
férreas, aero-portuarias, etc.Todo está interrelacionado, la política con la economía, el default con los
depósitos bancarios y el patrimonio de millones de personas invertidos en
deuda soberana que afectaría a bancos alemanes y franceses, que
arrastrarían a millones de connacionales con ahorros en ellos, etc. Una crisis
de la deuda soberana española, un impago como algunos reclaman, una
quita de deuda, afectaría de forma inmediata a las pensiones españolas, ya
que el fondo de reserva está invertido en su totalidad –por encima del 95%en deuda pública española, amén de abrir otras puertas a lo desconocido,
no encontrar financiación asequible, -susceptible de rentabilizar- durante
mucho tiempo, lo cual podría llevar la recesión a mayor profundidad, eso
conduce a mayor paro, aumento de la cantidad de impagos, subida de la
mora bancaria, quiebras de empresas y bancos… Lo contrario, políticas de
mayor crecimiento pueden reducir el porcentaje relativo de déficit al
aumentar el PIB, y por aumentar los ingresos fiscales, y reducir gastos
sociales al crear empleo, reduciría la mora bancaria tanto en hipotecas
como en créditos empresariales, aumentaría exportaciones y consumo
interno… Son costes probables, no imposibles. La cuestión no puede
reducirse a uno manda y el otro obedece. Pretender entender el conflicto
social supone esforzarse en buscar grises, sombras, matices,
contradicciones….

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 204

Como muestra ‘La crisis económica’ y la batalla del euro, la colisión
entre poderes es constante, y confusa: el gobierno obligando a la banca a
realizar provisiones una y otra vez, a comprar deuda soberana y ayudar a
colocarla entre instituciones nacionales o extranjeras, -no solo es un
negocio también asumen riesgo de default-exigen a bancos apoyos en
forma de capital para el banco malo, o bien los empujan a comprar cajas de
ahorros quebradas para sujetar el sistema, ... Sin olvidar que la austeridad
europea está dictada, defendida y mantenida desde el poder político, como
la contraria de crecimiento en EEUU y Japón, también impulsada por el
poder político. La famosa troika, tampoco es unívoca, muestra
contradicciones en sus intereses, el F.M.I. defiende habitualmente una
posición crítica ante los tijeretazos de Merkel, defiende políticas de
austeridad y mayor tiempo para reducir déficit, no de austericidio –el caso
límite del rescate a Grecia D.S.K antes de su forzada dimisión defendía
posturas similares a las de Krugman, dinero limpio para permitirles crecer
sería más barato que un rescate como el que se efectuó- la Comisión
Europea, política, presiona a los países rescatados, -conjunto político
económico- y recibe a su vez presiones políticas de los gobiernos del norte,
Finlandia, Holanda, Alemania... Los Estados del norte, sus gobiernos,
mandan sobre el capital del sur exigiendo ajustes organizativos en bancos,
liquidación de entidades, precios en la financiación del global de empresas;
igualmente, políticas son las respuestas contrarias de los gobiernos de los
PIIGS, incluidas las protestas y presiones del capital, del sur, contra el
estado, del norte, al igual que políticas contra económicas son la discusión y
medidas o falta de ellas que se tomen respecto a los paraísos fiscales, etc.
todas ellas entremezcladas, contienen interrelaciones económicas y políticas
y poderes políticos al lado y enfrente de los económicos.
En todo caso, política y economía siempre lucharon y parece claro que los
poderosos y los desvalidos también. De esas luchas en constante
movimiento, los trabajadores consiguieron avances en Occidente tras la
segunda guerra mundial hasta los años setenta a partir de los cuales están
experimentando retrocesos. En general, puesto que en España se
demoraron las mejoras y las caídas, en los años setenta la política se
impuso a la economía y la sociedad construida durante y tras la Transición
consolidó unas posiciones que ya empezaban a perderse en Occidente y que
son las que hoy vemos destruir. Cuadro Izquierda, Occidente, derecha
Emergentes.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 205

Política y economía iteran, se relacionan, con autonomía
Si escarbamos en el pasado reciente vemos poderes políticos participar en
los inicios de la crisis, sin duda con la principal actuación de poderes
económicos, pero no menos cierto que la política estaba por medio cuando
el gobierno Aznar en 1998 modifica la ley del suelo permitiendo urbanizar
en todo el territorio nacional, o cuando las leyes fiscales impulsan la
inversión en vivienda por desgravación en el IRPF, podemos ver juntos
ambos poderes en las Cajas de Ahorros protagonistas de la burbuja... El
poder político está presente en la bajada de tipos de interés para la
eurozona, el euro es un proyecto político, y así el caudal de dinero que se
mueve del norte al sur de Europa tiene un impulso político que define un
cuerpo de leyes e instituciones, un mercado amplio de mercancías y
capitales y las posibilidades de la misma moneda para varias naciones; y no
solo hay tras ello un poder económico. Como decisión política fue el plan E;
y la parálisis inicial del gobierno, y del resto de partidos y Parlamento…
En uno de los 10 mejores libros que he leído sobre la crisis, Raughram G.
Rajan „Grietas del sistema‟, edit. Deusto; Rajan hace un relato de la misma
en EEUU, foco inicial a escala planetaria, en el que muestra distintas
contradicciones que condujeron hasta aquí, lo que define como las grietas
del sistema, el fondo del asunto; y que ahí siguen sin tapar. Nada parecido
a un relato lineal con preguntas respuestas ad hoc, preguntas muchas,
posibles respuestas muchas y sobre todo abiertas. Uno de los aspectos o
grietas que cuenta es la combinación de un sistema financiero empujado
por el sistema político a realizar tareas en la aplicación de las políticas
sociales de Clinton -y posteriormente Bush padre-. La interrelación
economía y política en sociedad. –También es interesante Nouriel Roubini y
Stephen Mihm „Como salimos de ésta‟, Destino.En 300 páginas expone un relato creíble, -mucho más amplio que lo que
pueda sugerirse aquí- soportado en gran caudal de información histórica y
sobre las ideas del gobierno demócrata que pudieron contribuir a la crisis de
las subprime, cuando pretendieron ayudar a los menos favorecidos tratando
de reducir las diferencias abismales que se habían producido entre los
percentiles superiores e inferiores. Salarios estancados o a la baja desde
hacía años, millones de personas marginadas de la posibilidad de disfrutar
de la sociedad americana, tiradas por debajo de la clase media sin
posibilidad de escapar de la pobreza –de forma permanente, a lo que
concede mucha importancia- sin casa, sin trabajo, sin educación… A partir
de los ochenta los políticos de EEUU comienzan a ver en el crédito fácil una
rápida salida que mejore la situación social, como opción atractiva por
generar menos contradicciones que otras. El gobierno Clinton se enfrenta al
problema partiendo de la situación existente, apoyándose en la historia y
los medios con los que cuenta, la banca pública de Fannie Mae y Freddie
admitiendo las dificultades de corregir la situación a corto plazo, y empiezan
por comprar millones de hipotecas a 5 años que asfixian a los desprotegidos
para convertirlas en hipotecas a largo plazo, 20 años.
Para atacar el problema de marginación social, el Partido Demócrata cree
que la propiedad de las casas puede ser un comienzo de integración social
para millones de personas, y añada estabilidad, porque construir viviendas
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 206

supone crecimiento rápido y consumo intensivo de trabajo, de baja
cualificación, ítem más, inversiones soportadas en entradas masivas de
capital exterior de los emergentes ávidos de encontrar rentabilidad por
bajos tipos globales de interés y cargados de divisas por sus exportaciones.
En 1992 el Congreso aprueba la Ley de Solidez Financiera de Empresas de
Vivienda Federal, la cual ordena al Departamento de Viviendas y Desarrollo
Humano crear objetivos de viviendas asequibles. –Imaginen una situación
algo similar a los programas de viviendas sociales de los primeros años de
gobiernos PSOE-.
Impulsan políticas que faciliten la adquisición de casas mediante préstamos
fáciles, que no tengan muy en cuenta las precarias condiciones de sus
adquirentes, lo cual necesita para ser posible, de instrumentos financieros
ad hoc que lo financien. La magnitud de las cifras movilizadas fue enorme
desde 85.000 millones de dólares del comienzo en 1997 que se elevaron a
446.000 millones en 2003 tras lo cual se estabilizaron en 350.000 millones,
anualmente hasta 2007, una brutalidad de millones, que la fuente citada
por Rajan, -Pinto- cifra en 2.7 billones de dólares en créditos subprime
comprometidos semipúblicamente, aproximadamente el 60% de ese tipo de
créditos, lo cual requirió ingeniería financiera para conseguir tales recursos,
solo así convencieron a los presidentes Clinton y Bush padre a impulsar
políticas que dieron resultado durante años, pero que basaban gran parte
de su financiación a largo plazo con préstamos a corto. Hasta que cayó.
Rajan concede una extraordinaria importancia al papel de la educación en el
resultado de la desigualdad económica, y a la dificultad de resolverlo a corto
plazo, -es un aspecto interesantísimo para entender lo que está ocurriendo
en España con la reforma educativa, añadiendo aquí el factor religioso para
empeorar-. Naturalmente el proceso es complicado de resumir en unas
líneas, por las vueltas y revueltas, leyes y estructuras necesarias para
aplicarlas, las contradicciones de cada medida y de cada instrumento que se
puede poner en marcha. Planes y leyes que desde su elaboración teórica
hasta su aplicación práctica sufren cambios inducidos por todos los agentes
que conviven en una sociedad.
Si la política está relacionada con la economía para los problemas, también
lo está para las soluciones. Ninguna salida a problemas económicos se
encontrará fuera de la política, salvo que los pueblos acepten ser destruidos
y regresar al pasado más antiguo. Solo el camino de las decisiones políticas
pudo salvar los muebles de este mundo que se hundía en el 2007/2008 y
apuntalar el sistema. La política es el principal problema europeo y solo ella
podrá sacar a Europa del atolladero en que se encuentra. Pero la política no
es un bálsamo de fierabrás, tiene grandes defectos y peligros. Rajan toca el
tema de cómo las teorías se transforman hasta llegar a ser decisiones y
como éstas desde su elaboración a su puesta en marcha sufren grandes
transformaciones hasta hacerlas irreconocibles.
Las matemáticas están dentro de la economía y en otros lugares del saber,
las matemáticas y los postulados científicos escalan posiciones y se utilizan
en mayor medida que antes en los estudios sobre políticas, también en
análisis de riesgos para minimizarlos, entre otras razones porque la
existencia de ordenadores permite trabajar mejor y más rápido,
produciendo miles de cálculos a velocidades de vértigo. No se puede deducir
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 207

que de su aplicación ganen la justicia y eficiencia social, incluso apoyadas
en su utilización las decisiones políticas podrían profundizar en los errores e
injusticias. Las teorías económicas no pueden basarse en hojas de cálculos,
si dependen de relaciones sociales, darán resultados diferentes en su
aplicación práctica respecto del marco teórico en que fueron elaborados. La
creencia en la autoregulación del mercado y en su eficiencia superior se han
demostrado falsas al constatar la realidad. Todas las teorías sobre pureza
económica no resisten la realidad, y además debemos considerar que ideas
similares darán resultados diferentes de ser aplicadas por unos u otros en
función de sus intereses, de la correlación de fuerzas protagonistas,
influidas por aspectos políticos y sociales y por espíritus animales, de los
que estén a favor y en contra, del lugar y el tiempo en que se apliquen,…
todo ello dará resultantes diferentes.
Los que dirigen políticas, gobiernos, multinacionales, partidos o empresas,
son individuos con ideología, que intentarán aplicar teorías a realidades en
las que intervienen grupos de personas que cuando actúan no lo hacen
‘’asépticamente, con limpieza de libro’’, sus decisiones están basadas en
creencias y conocimientos, los de cada uno y cambiantes por momentos,
también basadas en impresiones y en expectativas, lo cual está vinculado a
su particular ánimo, que dependerá de la cantidad de sustancias químicas
que generan, vinculado a su estado emocional general y al concreto del
momento, sus decisiones estarán influidas hasta por si follaron o no, -no es
broma, decisiones empresariales de extrema importancia se tomarán con
mayor riesgo durante una aventura o después de una noche tórrida-, o de si
han discutido con seres queridos o con enemigos.
Sus decisiones no podrán desprenderse de la ideología y su concepción del
mundo, que tiene mayor peso que la interpretación de cualquier ciencia, - e
influye silenciosamente, iteran mutuamente-, determina escalas de valores
y justifica actos, conceptos morales, creencias y no postulados científicos,
en la mayoría de los casos con intereses transversales respecto a las
cuestiones a decidir. También las decisiones estarán basadas en su
percepción de la realidad, los conocimientos previos y lo que pretenda
modificar o conseguir, por lo que definirá sus objetivos, para ello tendrán en
cuenta los de sus enemigos, compañeros y aliados. Al siguiente paso la
decisión necesita ser aplicada lo cual dependerá de la fuerza que se tenga
en relación a otros, como la aplicarán otras personas distintas a quienes la
elaboraron, será como pasar por un tamiz la pretensión inicial, si quienes la
ponen en práctica no coinciden con el impulsor de la idea, lo cual es normal,
los resultados dependerán de las dificultades con las que se encuentren en
su aplicación, de la competencia, de los amigos que quieren torcer esa
política para adaptarla a sus necesidades, etc.
Nota: No todo el sistema financiero EEUU, es privado, hay una parte de
carácter político/público de instituciones bancarias fundamentalmente en el
mercado hipotecario dentro de las GSE, que son entidades patrocinadas o
creadas por el Congreso como Ginnie Mae, (1968) o patrocinadas por el
gobierno: Fannie y Freddie, antes semipúblicas, hoy nacionalizadas.
Garantes de MBS, emisiones de bono-títulos hipotecarios vendidos en los
mercados para conseguir financiación para viviendas sociales.

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 208

Mercado Hipotecario titulizado, peso privado y público Freddie y Fannie

Préstamos respaldados por el gobierno antes del 2000 y tras 2007 crisis subprime.
Joint Center for Housing Studies. Harvard University. William C. Apgar. Deber 2012.

En el trabajo cita medidas implementadas por el gobierno, tales como:
• Compra de 1,4 billones de dólares del Tesoro / FRB MBS empujando las
tasas hipotecarias a niveles históricamente bajos
• TARP comprar activos hipotecarios en dificultades para ayudar a
estabilizar el sistema bancario
• Hacer que el programa de Vivienda Asequible ayudó a reducir los pagos
de la hipoteca y evitar las ejecuciones hipotecarias, reducir desahucios.
• Programa de Estabilización de Vecindarios nuevos recursos asignados
para ayudar a las zonas muy afectadas por la ejecución hipotecaria.
• La Iniciativa HFA, el Fondo Hardest Hit y la emergencia
Programa de Préstamos para Propietarios apoyo diseñado localmente para
iniciativas de prevención de ejecuciones hipotecarias
• Nueva compra de vivienda FHA y productos de refinanciación asistidos
para dueños de casa no atendidos por el mercado convencional.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 209

VI – EPÍLOGO
AL FINAL DE LA ESCAPADA

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 210

14. AL FINAL DE LA ESCAPADA. OTRA ESCAPADA

„‟Nos podría ocurrir lo que les sucedió a otros en el pasado: que
descubramos que lo ocurrido no ha sido más que el prólogo.
Durante los últimos cincuenta años, economistas, intermediarios de
Wall Street y muchos otros se han dejado embaucar por fábulas
sobre las maravillas de los mercados no regulados y los beneficios
ilimitados de la innovación financiera. La crisis ha golpeado
seriamente ese sistema de creencias, pero todavía no se ha
encontrado sustituto. ‟‟
Nouriel Roubini, Stephen Mihm, ¿Cómo salimos de ésta‟ Destino.
La crisis en España no tiene salida. Siempre que se entienda como una
vuelta a un punto de partida anterior. Una nueva era ha entrado en
erupción, cuya lava son los mercados, la globalización y los emergentes de
la que sufrimos enormes cambios que nos afectan, desconocemos variables
que no dependerán de nosotros, lo cual genera enorme inseguridad,
añadido al derrumbe europeo, a lo que debemos sumar nuestros
particulares demonios, la derechona y la falta de racionalidad política para
afrontar problemas y debates ya que toda dirección que tomemos implicará
incertidumbres. No existe un proyecto político modernizador para el futuro,
que aglutine a millones de españoles con la perspectiva de un horizonte
posible que pudiera resituar una nueva organización política y modelo
social, con perspectivas razonables de formalizar un contrato social que
tuviera garantías de estabilidad futura, lo cual supone mayorías, consensos.
Un proyecto social colectivo debería marcar objetivos, hacia dónde
queremos y podemos caminar, detallar ventajas e inconvenientes, costes y
oportunidades, apoyos y enemigos que se opondrían, los recursos y las
necesidades…
Lo que vemos en este 2013, fundamentalmente es una negativa a aceptar
la situación que nos ha caído ‘repentinamente’ encima, expresada por
muchos actores diferentes, lo cual no es poco. Pero, negarse a aceptar el
empobrecimiento a que nos conducen los mercados, la globalización y los
emergentes, mas nuestros demonios patrios, es insuficiente para frenar el
destrozo del que no vemos final, así que menos sirve para estabilizar en un
nivel asumible la nueva sociedad. Es preciso no confundir los deseos, que
no son arma política, con la realidad de las fuerzas necesarias, que sí lo es.
La crisis en España se está agravando y no frenando. La crisis política mina
las posibilidades de mejora y amenaza con llevarse el modelo social por
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 211

delante, incluido política y democracia, poniendo todo el poder en manos de
un sector de la economía y otros antiguos poderes. Los planes que la
derechona está aplicando tienen dos líneas de actuación:
1.- La redistribución hacia los poderosos de la riqueza nacional acumulada
en los últimos treinta años de democracia por clases medias y trabajadores
y por el Estado –ahorro acumulado en pisos, plazas de garaje, depósitos,
preferentes, fondos de inversión, acciones… que están siendo liquidados
para subsistir y también en forma de salarios sociales en el estado de
bienestar, del que algunas izquierdas negaron su importancia en el pasado,
y hoy se revuelven contra su destrucción, el reparto de la tarta de lo
público, hospitales, escuelas, nuestro patrimonio común, agua, bosques,
playas, suelos, ríos, museos…la privatización y reparto de empresas,
sectores y negocios. Y
2.- Tienen el objetivo de precarizar la población en general, en marcha
hacia el acercamiento a los países emergentes como forma de aumentar la
tasa de ganancia, basado exclusivamente en criterios de bajos salarios y
restricción de derechos, ideas de la carcunda de siempre, que nos llevan al
desastre país porque será imposible competir en ese terreno con los 4.000
millones de habitantes de los emergentes, -que están produciendo avances
enormes en conocimiento y en I+D- pero cuyas poblaciones tienen
condiciones laborales y de derechos sociales sensiblemente menores que las
europeas y españolas.
Las 72 reformas anunciadas por el gobierno, no resolverán los problemas de
la ciudadanía, de los parados, jubilados, trabajadores, estudiantes, pymes,
autónomos, sumergidos,… ni de nuestro medio ambiente, costas, montes, …
ni libertades civiles, ni justicia rápida y accesible, ni modernizarán el
sistema productivo, ni impulsarán nuevos tiempos de la cultura del
conocimiento, etc. etc. incluso nos hundirán mas respecto al mundo
desarrollado, porque realmente no son cambios que contemplan la mejora
de eficiencia global de país, están conducidas con dos objetivos básicos:
uno, ideológicos, para instalar su modelo de sociedad y dos para rescatar a
una minoría económica nacional de la competencia exterior, ya que
abandonan al conjunto del país. La derecha ha conseguido apropiarse del
lenguaje y hacer aparecer tijeretazos como reformas, recortes, -necesarios
dependiendo de dónde y cuánto-, confundidos con destrozos para traspasar
negocios a los amigos, en sanidad y educación, pensiones y dependencia,
evitando el sentido que deberían tomar de liquidar privilegios y derroches
de lo superfluo, eliminar subvenciones y exenciones a empresas y en
salarios de asesores, inversiones desastrosas que no aportan retornos que
las justifiquen, duplicidades, ineficiencias en funcionamiento administrativo,
supresión de empresas públicas nichos de familiares y amigos con altos
salarios, modernización de aparato recaudatorio…
Duden de los brotes verdes del gobierno, porque toda frase hoy esconde
trampas, todo hecho tiene su mentira camuflada, aunque aparezcan
algunas mejoras ocasionales en grandes cifras –la balanza comercial, pero
dado que no hay importaciones por la depresión, el valor del supuesto
aumento de exportaciones es bastante relativo, ítem más, cuando menos de
un 5% de empresas soportan el 90% de lo exportado-, los fundamentales
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 212

basados en nuestra capacidad de producir, crecer y vender, siguen
destruidos, y existe la posibilidad de que la financiación empeore
bruscamente en cualquier momento. Solo podemos salvarnos, creciendo.
La deuda pública aumenta a gran velocidad, los pasivos en circulación
terminaron 2012 sobrepasando el PIB, según el Bco. de España, el déficit
por encima del 10% según Eurostat, no se puede corregir recortando
gastos con tijeretazos desordenados repercutidos solo hacia los débiles, sin
crecimiento será imposible de sujetar –con las cifras actuales imposible,
pero terrorífico si imaginan que fueran inferiores en un 15%, ya hay
suficientes estudios que sugieren que las cifras del PIB están sujetas con
alfileres, siendo inferior al famoso billón de euros que se mantiene durante
varios años de crisis cuando muchos de sus componentes se
han derrumbado-. Es necesaria una profunda y urgente reforma fiscal, amén de una mayor lucha contra el fraude- porque los gastos estaban
soportados durante años en los ingresos extraordinarios de la burbuja.
Gastos corrientes en base a ingresos extraordinarios, que nunca volverán,
mala combinación que hizo aparecer un espejismo de superávit.
El impago de la deuda abre innumerables incógnitas. Nuestra
capacidad de pago no existe, no es creíble, pero reconocer que no
pagaremos es diferente a declararlo lo cual acerca enormes riesgos. Un
default unilateral, desordenado, dejaría al país sumido en la oscuridad, la
inexistencia de financiación supone aceptar que el desfase entre ingresos y
gastos ¿110.000 millones? nos lo comeríamos en nuevos recortes
inmediatos, mucho más profundos que los conocidos hasta ahora, lo
segundo que los afectados por las quitas podríamos ser nosotros mismos,
los jubilados y pensionistas, ya que todo el fondo de reserva está invertido
en deuda pública; a sumar los bancos que son tenedores de gran parte de
esa deuda quebrarían, arrastrando sus depósitos, que están avalados por el
estado, que si aceptamos quiebra, dejaría de poder atender dichos avales…
la cadena sería importante, e imprevisible en muchos casos.
La financiación necesaria para el futuro sería restringida y cara y
probablemente apartados a uno de los posibles rincones que se formaran en
el lateral del euro. Las simples dudas generadas por la posibilidad de
quiebra, nos llevan actualmente a pagar cerca de 38.000 millones de
intereses sobre la deuda que es una cifra equivalente al sumatorio de los
recortes efectuados, lo cual indica que este es un capítulo vital sobre el que
actuar, reducir los costes de financiación, lo cual será muy raro ya que
tenemos problemas para renovar nuestros créditos. ¿Por qué atender los
pagos de préstamos antes que las necesidades básicas?, porque las
necesidades básicas se cubren con esos préstamos. Pretender uno sin lo
otro me resulta muy alejado de la realidad.
La reforma financiera cargada de ayudas públicas a la banca no ha
resuelto el problema de la falta de crédito a la economía real, ni ha saneado
el sector financiero. La prolongación de la depresión por las políticas de
ajustes incrementan el paro y las quiebras, que al tiempo aumentan la mora
bancaria, extendiendo la situación de insolvencia del sistema financiero, la
banca vende cientos de pisos de sus balances, pero al mes siguiente le
entran montones de nuevos pisos por impagos –en 2012 fueron 40.000
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 213

viviendas-. El rescate bancario podría ser necesario ampliarlo, lo cual
aumentaría las exigencias europeas a cambio del dinero y aumentaría
nuevamente la deuda y el déficit… La llamada reforma del sistema
financiero, está provocando una peligrosa concentración, lo contrario de la
salida razonable, se están creando gigantescas entidades sistémicas, que
podrían derrumbar el país en caso de quiebra. La nacionalización de una
parte del sistema financiero no está siendo utilizada como banca pública –
desaprovechando hasta el ICO que tiene ficha bancaria, para en mejores
condiciones facilitar el crédito a pymes y autónomos. Mientras tanto no se
oye hablar de reforma fiscal alguna, ni energética, ni de la administración
pública, justicia… Y desde luego el Gobierno y judicatura está a muchísima
distancia de exigir responsabilidades tipo EEUU por tanto robo con sus
bonus, tanta quiebra inducida y tanto juego sucio tipo estafa preferentes.
Mientras tanto el ‘banco malo’ se ha convertido en la mayor inmobiliaria de
España, comprando con 55.000 millones de euros que pagamos nosotros,
montañas de pisos que esos desaprensivos tenían en su poder, abriendo un
nuevo negocio para los amigos.
Los recortes y reformas educativa, sanitaria y la reducción del
estado de bienestar, están provocando enormes retrocesos ya muy
difíciles de remediar a corto plazo. Su objetivo parece claro, reducir el
salario social, que unido al abandono de una reforma fiscal, muestra la
salida emprendida por la derechona en este país. La reforma educativa
pretende como objetivo central apropiarse del conocimiento un grupo
pequeño de población, sus hijos, porque las oportunidades en el país que
están construyendo serán escasas, no habrá sitio para muchos más,
sacando del sistema de igualdad de oportunidades a millones de hijos de
trabajadores. La sanitaria, pretende reducir gasto público acompasado a
menores ingresos fiscales que no contemplan aumentar y al tiempo dar
prebendas a las empresas amigas para las que trabajan sin vergüenza
alguna desde sus cargos públicos del PP, empresas sanitarias que serán
nichos donde colocar al grupo de familiares.
El sistema de salud pública es una joya española, situado entre los mejores
del mundo, es barato y eficiente, y se está desmontando a marchas
aceleradas para repartírselo entre buitres; en Madrid y Valencia desde hace
años, sin embargo el PP sacaba mayorías absolutas. Está claro que los
defensores de lo público estaban actuando mal cuando no consiguieron
convencer de su importancia a tanto votante que se tornó azul. Está claro
que la estrategia del „PSOEPP la misma mierda es‟ ha perjudicado a la
ciudadanía, porque identificar a los partidos que montaron el sistema de
salud con los que lo destruyen, ha conducido a minusvalorarlo.
En cuanto al modelo social han puesto en marcha la salida de la
sudamericanización, partir el país en dos bloques, a un lado los pocos ricos
para los que dejan sitio, al otro el resto cada vez más separados y
numerosos los excluidos, los niños que no comen adecuadamente, los
desesperados... dificilísimo de reintegrar socialmente. En el nuevo mundo
que hemos entrado, la educación será uno de los pocos salvoconductos
individuales posibles para mejorar en la escala social, se lo están
reservando para ellos. Se está expulsando conocimiento y talento al
extranjero, y una generación de jóvenes que representan un amplio capital
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 214

humano está regalándose a otros países, por incapacidad de nuestras élites
en hacer uso de ello. Un enorme derroche de recursos. El objetivo que se
propuso la carcunda de destruir a los sindicatos, no ayuda a modernizar el
sistema productivo, colaboración clave en Alemania para su éxito.
El modelo productivo, vinculado con la reforma educativa, la pérdida de
peso de inversiones modernizadoras, la brutal caída a la mitad, de la I+D
que está consiguiendo destruir el sistema científico español –como hizo
Franco con la anterior edad de plata de la ciencia española, el sistema
republicano puesto en marcha por la Junta para la Ampliación de Estudios-,
el destrozo industrial es enorme, se abandonan sectores estratégicos que
podrían representar picos de modernidad donde España estaba en cabeza
mundial, como las energías alternativas –hay una reducción del 70% en
renovables-… conduce al modelo chino, pero al de hace dos décadas, no al
actual, pretenden obtener tasas de ganancia exclusivamente en base a
mano de obra barata, sectores de producción obsoletos, negocios con las
administraciones públicas… en fin todo alejado del mundo productivo
moderno que nos dejarán atrás en la cadena mundial.
La reforma laboral no creará empleo, nunca se pensó para ello,
¡mentirosos! Trataba de facilitar el despido de cientos de miles de
trabajadores en condiciones baratas como paso previo de acumulación. Su
objetivo central era ayudar a recomponer las tasas de ganancia
empresariales reduciendo costes de expulsión y salariales, lo cual no es
nuevo, pero sí el mundo actual en el que es sencillo realizarlo por la
existencia de los emergentes, la globalización y los mercados. La bajada de
salario es la única forma en que la carcunda de este país intenta resolver
los problemas, no aplicando mejoras de otro calado, vinculadas al
conocimiento e investigación, a la racionalización de procesos, al reparto de
tasas de beneficios, a la búsqueda de eficiencias fiscales... La devaluación
interna, alrededor del 20%, de la que hablaba Krugman en los primeros
momentos, solo se está realizando por los de abajo, no se está produciendo
a escala país distribuyendo costes. Los precios no solo no se contienen,
siguen subiendo y los beneficios ni se recuerdan los enormes de años
anteriores. Las propuestas de Xavier Vidal Folch suelen ser muy sensatas.
El drama del paro sigue aumentando, no ha terminado la destrucción de
empleo. El paro de larga duración avanza –más de un millón llevan tres
años sin trabajo- y los parados que cobran subsidio disminuyen la cuantía
de cobro y su número cada mes son menos personas. Necesitamos crecer
única forma de reducir déficit, o desatascamos la economía con políticas
expansivas seleccionadas o será imposible continuar en esta senda
embarrada, pero que puede derrumbarse mucho más. Reducir déficit hay
que integrarlo en el lenguaje político y no dejarlo en manos de la derecha
basado exclusivamente en recortar gasto social. Son necesarias reformas,
pero no confundir con las propuestas del Banco de España o la reforma
laboral o bancaria, claramente en direcciones opuestas a las que deberían
realizarse. Son necesarias reformas tales como la energética, que asegure
suministros sostenibles y baje precios, administración, justicia, modelo
productivo, reforma fiscal, reforma electoral, etc. etc. pero con prioridad
máxima todo debe quedar centrado en un plan urgente de empleo,
nuestro gran problema.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 215

Ninguna fuerza ha puesto en marcha un discurso aceptablemente
ilusionante, lo cual es complicado, entre otras razones porque los partidos,
sindicatos y movimientos sociales no han elaborado relatos coherentes
sobre lo que estamos viviendo, cuanto menos proyectar a futuro. Sí hay
intelectuales que aportan discursos válidos, pero partidos, sindicatos y
organizaciones sociales son poco permeables a esta nueva era. Sucede que
aunque algunos militantes reconozcan la realidad, son incapaces de hacerla
pública en discursos colectivos, porque sería durísimo explicar la situación y
tienen miedo a perder apoyos sociales, ya que nadie acepta públicamente la
necesidad de hacer sacrificios, la cuestión es cómo repartirlos. El deseo de
una revolución que hiciera un mundo más justo y libre sin la existencia de
mercados y sin explotación queda lejos de mi percepción visual, no veo
posibilidad de ser disfrutado por millones de mayores como yo, ni por
nuestros hijos. Me conformaría con vivir en un mundo mejor que el que
estoy viendo construir hoy a mi alrededor. Que sí es posible. Tomo las ideas
de un artículo que publiqué el 21de junio de 2010. Los campos de batalla
para resolver los problemas son:
1) Más Europa. Difícilmente se podrán resolver los problemas con mayores
cotas de autarquía, o independencia, como proclama parte de la sociedad
española. Con la peseta, fuera del euro, podríamos devaluar y perder ese
20% de peso que nos sobra. La cuestión son los costos a corto, medio y
largo plazo de ese esfuerzo inmediato. Supondría desandar caminos que
nos han acercado a una sociedad más libre, justa y solidaria, la única vez
que la hemos disfrutado en España. Por otro lado, gran parte de los
problemas que tenemos, solo encontrarán una posible solución en entornos
de mayor amplitud que el nacional, como el europeo, el combate contra los
paraísos fiscales es imposible en una nación pequeña, y Alemania que es la
mayor economía del euro es pequeña en relación a los nuevos poderes
emergentes. Europa como parte de nosotros, construida desde aquí.
Interesantes libros de apoyo de José Ignacio Torreblanca „La fragmentación
del poder europeo‟, Icaria, Jeremy Rifkin ‘El sueño europeo’ Paidós, varios
de Economistas Aterrados, Pasos Perdidos, artículos de opinión de Xavier
Vidal Folch, historia J. Enrique Ruiz-Doménec „Europa‟, RBA.
2) Más Estado. Saldremos hacia una sociedad mejor si damos mayor
poder al Estado, a los gobiernos, a lo público, para contrarrestar otros
poderes y aumentará si lo hace el poder ciudadano, para fortalecer
instituciones, desde los partidos, aumentando la capacidad de elegir,
controlar, legislar, corregir… En el Estado podemos influir los ciudadanos
más débiles, ni por asomo en las corporaciones, los mercados, u otros
países. El Estado es la única posibilidad que tenemos de ejercer contrapoder
con los otros poderes, económicos, religiosos… En este tramo de la historia
es posible, difícil, sí, pero el único camino, en otros momentos ni siquiera
los individuos podían planteárselo.
3) Más política. Amar la política, es el único camino que tenemos los „don
nadies‟ de la historia, para batallar y poder influir en nuestras vidas; sin la
política nos vamos a la Edad Antigua. A pesar de haberse derrumbado el
andamiaje político, es necesario reconstruirlo, ya que los graves problemas
que tenemos planteados solo encontrarán salida medianamente aceptable
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 216

con la política, algo que podría cuestionar la derechización de la opinión
pública que penetra todos los poros sociales. Los no pudientes, carecemos
de otro marco donde influir, controlar u organizar la sociedad. Mas política
supone mayor participación ciudadana, mejorar la permeabilidad de los
partidos y la representación de la ciudadanía en ellos, superior control y
participación social incluido el Parlamentario, y Gobiernos, supone aumentar
el peso de las instituciones y rebajarlo a los dirigentes.
Mayor peso a la política, al Estado en Europa, con amplia implicación
ciudadana en el control de las instituciones. Casi ninguno de los problemas,
sea deuda, o crecimiento, de seguridad, medio ambiental, energético, de
relaciones exteriores, de competencia con países emergentes, de control de
mercados financieros, de regulación bancaria, de penalización de actividad
especulativa, de tasas financieras especiales, etc. pueden encontrar salida
fuera del marco de la UE, para ello las instituciones comunitarias deben ser
más cercanas y la política debe retomar el poder que se encuentra en la
ciudadanía y dotar de mejores controles y mecanismos, de mayores y
rápidas respuestas a las cuestiones económicas. Incluido la actuación en
ámbitos amplios, tipos G20, FMI u otros, que para ser eficaz tendrá que ser
europea. Las fuerzas progresistas están tardando demasiado en recomponer
alianzas y proyectos, mientras las reformas tendentes a incrementar la tasa
de beneficio se profundizan en Occidente apoyados en la sobreproducción
industrial, y en el intento por reducir distancias con las poblaciones
emergentes, ejército de reserva hoy más fácilmente disponible que nunca
por la globalización de los mercados.
Al mismo tiempo los desajustes globales continúan, la inundación de dinero
por los bancos centrales puede estar incubando nuevas burbujas, hay
nuevos máximos históricos en la bolsa de Nueva York, el maltrecho sistema
bancario norteamericano ha renacido de sus cenizas y sigue aumentando el
poder financiero y su concentración, apoyado en la deuda soberana,
mientras por la misma deuda el europeo no se recupera, muchos países
emergentes que en principio no sufrieron el tsunami de la crisis comienzan
a tener fuertes problemas y quién sabe si perderán posiciones ante la
ofensiva de EEUU y su renacer energético; China, India, Brasil, Turquía…
frenan su crecimiento y aparecen fuertes contradicciones, burbujas y
desajustes económicos, fuertes movimientos de protesta… otros países del
tercer mundo se derrumban sin salidas, o impulsan aquellas que fueron
desechadas por la progresía europea, como la masiva construcción de
nucleares en África… El mundo abre las puertas de par en par, a la
incertidumbre, inseguridad y desigualdad, cuando menos capacidad tienen
las fuerzas progresistas, o precisamente por ello.
En esta era, los deseos son importantes, pero nunca deberían confundirse
con alternativas, que hasta ahora nadie ha conseguido proponer –una
alternativa lo será, si y solo si, aglutina fuerzas suficientes como para
ponerla en marcha, distinto a una idea o una ocurrencia. Desear que no
existan mercados, convendría precisarlo, porque de lo contrario podría
quedar en una chiquillada o lamentación de impotencia y desconcierto, que
como individuos nos está permitido, pero no podemos aceptarlo en el
ámbito de un partido, ya que su obligación es encontrar alternativas,
posibilidades de actuación inmediatas.
‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 217

Está claro, los mercados financieros no son eficientes, ni justos, ni respetan
a los seres humanos ni la democracia, hoy están rompiendo antiguos
compromisos sociales que mantenían con naciones, pueblos y el poder
político. Los mercados financieros son el monstruo del sistema al que será
dificilísimo domar antes de que nos destruya. Los mercados actúan de
cortina de seda de colorines que tapa las miserias del planeta, las injusticias
y explotación, son el escaparate que muestra preciosos objetos tras los
cuales esconde la úlcera y el hedor de quienes los fabrican en África o India,
en aglomeraciones con cientos de miles de personas sin agua corriente, sin
escuelas, sin médicos, sin casas, sin comida…

Manuel Herranz Montero. Julio 2013

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 218

15. ANEXOS:
IMÁGENES, EN „ARIAN SEIS‟: SOPORTE MERCADOS
INSTRUMENTOS FINANCIEROS
Tomados del Banco de España „Documentos Ocasionales 0808; 2008‟,
„La financiación estructurada y las turbulencias financieras de 2007-2008:
Introducción general‟ Sarai Criado y Adrian van Rixtel.‟

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 219

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 220

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 221

‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’

Página 222

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful