SERVICIO NACIONAL DE SALUD ESPAÑOL, UNA JOYA PÚBLICA

La sanidad pública es una joya construida en la democracia, de la que podían sentirse orgullosos amplias mayorías de españoles de todas clases y edades, reconocida internacionalmente como uno de los mejores, más baratos y eficientes servicios nacionales de salud. Los gobernantes del PP han intentado ponerlo al servicio de intereses de capitales privados, como negocio cautivo y privilegiado del que pretendían obtener alta rentabilidad económica a costa de la salud de la población. Han sido derrotados fuertes poderes políticos y económicos que actuaban ajenos a los intereses de la ciudadanía, ha sido vencida una forma de hacer política típica de la derecha española, -el capitalismo de amiguetes- que sin duda pasará factura a sus mayorías absolutas en Madrid. La batalla se ganó gracias a múltiples esfuerzos y movilizaciones, en las calles y centros de trabajo, sin olvidar las instituciones, políticas, mediáticas y la pelea legal y judicial, todo ello desplegados por los estamentos médicos, de enfermería y auxiliares, pacientes, ciudadanía y sindicatos, partidos políticos y movimientos sociales, activistas y enfermos, despachos de abogados y redes sociales... La ciudadanía rebosa satisfacción por este enorme logro a partir del cual y dentro de lo público con amplia participación y consensos de políticos y profesionales será posible mejorar, reducir gastos sin menguar atención sanitaria, realizar reformas para adaptar el sistema a nuevas realidades demográficas, más vejez, mayor dependencia, aumento de la cronicidad… extensión de la sanidad primaria, preventiva y domiciliaria, creación de camas para atender tratamientos largos descargando camas hospitalarias mucho más caras e inadecuadas, racionalización de medicamentos, etc. etc. Manuel Herranz Montero 27 de enero de 2014

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 1

Titulares que anticipaban tormenta El 80% de los hospitales de la región reduce personal en 2010 Los Presupuestos prevén un descenso de 889 trabajadores sanitarios ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 11/11/2009 El Colegio de Médicos denuncia la situación de la sanidad madrileña La institución critica la falta de personal y advierte de una posible huelga ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 21/12/2009 El hospital de la Princesa reduce un 40% la cifra de cirujanos vasculares El jefe de psiquiatría de Arganda anuncia a los médicos que la unidad cerrará. JERÓNIMO ANDREU - Madrid - 29/12/2009 La Consejería de Sanidad gastará un 8% más en publicidad este año El presupuesto sanitario global sólo sube un 1,7% debido al recorte de fondos. ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 09/01/2010 Sanidad también privatiza las citas médicas Una empresa atenderá a los ciudadanos por 10 millones al año. ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 26/01/2010 La lista de espera quirúrgica alcanza su máximo histórico Más de 50.000 pacientes aguardan para ser operados. ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 06/02/2010 El Colegio de Médicos denuncia 'amiguismo' en la política sanitaria La vocalía de Hospitales critica la "arbitrariedad y autoritarismo" de la Consejería de Sanidad - Los facultativos alertan de un posible deterioro ELENA. G. SEVILLANO - Madrid - 09/02/2010 Sanidad revisa la legalidad de la reforma ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 09/02/2010 sanitaria de Aguirre

Capio también gestionará el nuevo hospital de Móstoles Los recortes en Sanidad llegan a proyectos de salud pública La Comunidad sí adjudica subvenciones por 700.000 euros destinados en su mayoría a entidades religiosas y antiabortistas que ofrecen apoyo a embarazadas. DANIEL BORASTEROS / ELENA G. SEVILLANO 10/02/2010

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 2

Sanidad en Madrid. Antes de las Municipales. (26-02-2011) El 9 de septiembre del 2009, en el blog, 'Ventanas del Falcón', publicaron un post que me parece importante para dar a comprender el entramado de negocio que supone la construcción de hospitales en Madrid. Comprendo que muchas veces cuando hablamos de privatización de la sanidad es difícil entender lo que está ocurriendo, cuando resulta que vamos al médico y nos siguen atendiendo, que es lo que importa. Pero claro eso tiene un coste y nos solemos olvidar de ello. Un coste que pagamos todos con nuestros impuestos, si el coste sube o pagamos mas o nos dan menos servicio, así que los costes de la atención sanitaria son tan importantes para nosotros como la misma sanidad, forman parte del mismo problema y servicio. Por tanto los costes y la desviación de los mismos provocada por una gestión que promueva satisfacer intereses privados, o sea que las grandes empresas hagan negocios con la sanidad, esos costes nos interesan porque los pagamos nosotros y al final repercutirán en que la sanidad gestionada de esta manera nos saldrá más cara y nos irá desapareciendo bajo nuestros pies poco a poco. Así que está bien que comprendamos que significa esa historia de la privatización de lo público, ahora que se acercan las elecciones, porque los políticos que son los que gestionan estos asuntos desde la CCAA de Madrid, tienen ideas diferentes. No todos piensan igual. En los barrios y pueblos, aquí en Alcorcón, la sanidad, al igual que otras muchas cuestiones se gestionan desde la administración autonómica pero nos afectan en directo a los alcorconitas. Escribe Ventanas del Falcón: ‘’El truco de los 8 hospitales de Esperanza Aguirre. (9–09-2009) Durante la primera legislatura de Esperanza Aguirre (2003-2007) se han edificado 8 hospitales por 2 mecanismos: a) por concesión de obra pública: el del Norte, Vallecas, Arganda, Coslada, Parla, Majadahonda y Aranjuez; y b) como concesión administrativa: el de Valdemoro. Este mismo camino siguen los 4 que está previsto construir esta legislatura (2008-2010), Móstoles, Villalba, Torrejón y Carabanchel. Tanto en los unos como en los otros, todo el personal no sanitario correrá a cargo de las empresas privadas concesionarias, un tercio aproximadamente de la plantilla, que podrá ser subcontratado. La diferencia es que, en los primeros, el personal sanitario lo pondrá la Administración, en los segundos, no. Hospitales para Acciona, Sacyr-Vallehermoso, Hispánica, ACS, FCC,... En los nuevos hospitales no se ha contratado ni a un sólo médico más ni se ha puesto una cama más (se han trasladado de los existentes). ¿Por qué los construye entonces Esperanza Aguirre? Para dárselos a Acciona, SacyrVallehermoso, Hispánica, ACS, FCC,... a los que se les da la parte de servicios y
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 3

de gestión, a pesar de que estas empresas, procedentes del sector inmobiliario, son empresas sin experiencia previa en la sanidad. La motivación es inmobiliaria, no de cuidar la salud de los madrileños El objetivo de la política de Esperanza Aguirre está más relacionado con el beneficio de las empresas constructoras que con la salud de los madrileños. Esperanza Aguirre deriva ingentes cantidades de los presupuestos públicos hacia las empresas privadas que, ante los síntomas de hundimientos de los sectores más especulativos, han tomado posiciones en la sanidad pública. Más hospitales pero menos trabajadores y camas. A pesar de la apertura de los 8 nuevos hospitales se ha producido un descenso real en el número de trabajadores. El personal sanitario que va a atender a los pacientes también lo va a contratar la empresa concesionaria. Eso quiere decir que el personal del sistema Nacional de la Salud que están trabajando actualmente en estas áreas hay que quitarlos de ahí. Se está enajenando patrimonio público de la seguridad social. ‟‟ Sanidad madrileña. Negocio hospitalario (27-02-2011) Ayer publiqué un trabajo fechado en 2009, sobre la sanidad en la Comunidad de Madrid, centrado en el tema de construcción hospitalaria. Hoy lo continúo con otro sobre el mismo asunto que publican con fecha 2010 en la magnífica página de la Coordinadora Anti Privatización de la Sanidad de Madrid (CAS) , en la cual disponen de amplia y valiosa documentación.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 4

El capitalismo parásito, típicamente español

Construcción de hospitales. Negocios privados (9-3-2011) El negocio de la privatización sanitaria, emprendido por la Comunidad de Madrid gestionada por el PP, consiste en traspasar grandes cantidades de fondos públicos a las empresas privadas. Se realiza en la sanidad madrileña concediendo derechos de gestión de los hospitales nuevos que se construyen a las grandes constructoras durante 30 años, comprometiendo pagos por alquiler de servicios hospitalarios durante ellos, que asegura a las empresas el mantenimiento del negocio tanto el sanitario como el colateral de servicios que genera, con un público fijo, la población madrileña convertida en cliente cautivo. El negocio para las grandes empresas consiste en construir el hospital, que se cobra mediante aportaciones dinerarias de la Comunidad susceptibles de amortizar la inversión realizada en el menor tiempo posible, podría ser en 5 años. ¡Negocio redondo y seguro! En 3 años ya han amortizado casi el 70% de la misma. Y encima los nuevos hospitales son más caros, su coste por cama casi dobla el de los hospitales públicos.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 5

„‟Los hospitales concertados, más caros. ELENA G. SEVILLANO - Madrid 22/02/2011‟‟ El coste por cama de centros 'semiprivados' como la Jiménez Díaz casi dobla el de públicos como el Clínico - Una sola empresa gestiona ya mil camas. Los fondos que se destinan a los pagos hospitalarios saldrán de los presupuestos de la Comunidad, del dinero público, que adelgazarán otras partidas de gastos sanitarios, contrataciones médicas y auxiliares, personal de gestión, etc. De esta forma el resultado se traducirá en mayor número de hospitales pero menos médicos en activo, mayor gasto por individuo en la sanidad, que para hacer rentable la parte privada del negocio desviará los enfermos ‘más caros’ a la zona pública. Si alguien piensa que esto es complicado, se equivoca, se está haciendo con gran facilidad ante nuestras narices. Comprendo que muchas veces cuando hablamos de privatización de la sanidad es difícil entender lo que está ocurriendo, si resulta que vamos al médico y nos siguen atendiendo, que es lo que importa. Pero claro eso tiene un coste y nos solemos olvidar de ello. Un coste que pagamos todos con nuestros impuestos, si el coste sube, o pagamos mas, o nos dan menos servicio, así que los costes de la atención sanitaria son tan importantes para nosotros como la misma sanidad, porque forman parte de idéntico problema y servicio. Por tanto los costes y la desviación de los mismos será provocada por una gestión que promueva satisfacer intereses privados, y ello sucederá porque las grandes empresas hagan negocios con la sanidad con el objetivo de aumentar su lucro, esos mayores costes, nos interesan sobremanera porque los pagamos nosotros y al final repercutirán en que la sanidad gestionada nos saldrá más cara e irá desapareciendo bajo nuestros pies poco a poco. Así que está bien que comprendamos lo que significa esa historia de la privatización de lo público, ahora que se acercan las elecciones, porque los políticos que son los que gestionan estos asuntos desde la Comunidad de Madrid, tienen ideas diferentes. No todos piensan igual. El dinero gastado en ‘alquileres’ de 8 hospitales, durante los últimos 5 años, 580 millones, habría sido suficiente para construir 7 hospitales públicos, ahorrando 25 años de alquileres. Si alguien está interesado en comprender este lucrativo negocio para grandes empresas y ruinoso para los pacientes de la sanidad pública, puede mirar el sistema sanitario del Reino Unido, modelo en este sentido. Y recibir mayor información en los dos enlaces siguientes: El 9 de septiembre del 2009, lo denunciaban en el blog, 'Ventanas del Falcón', En la magnífica página de la Coordinadora Anti Privatización de la Sanidad de Madrid (CAS), disponen de amplia y valiosa documentación sobre el tema sanitario. Mi salud no es un negocio. Es otra buena fuente de información sobre el asunto. Apuntes para la reflexión sanitaria , otra buena página de sanidad en general.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 6

Nuestra Sanidad y Educación, dejen de entregarlas

(19-10-2011)

Desde hace años en la Sanidad Madrileña las doctoras de familia tienen contratos por 3 meses, que se renuevan. O no. Así que esa era la explicación de por qué en el plazo de pocos años han pasado unas cuantas doctoras por la consulta de mi ambulatorio alcorconero de la Seguridad Social, y ahora otra vez cambio de médico. (Comunicado por carta del Consejero de Sanidad) Hace días me diagnosticaron diabetes, parece que para el tratamiento es conveniente una prueba de oftalmología, que me ‘recetaron’. A los pocos días recibo una llamada en la que me indican que la prueba se celebrará en febrero 2012. Pensé que era una broma y así respondí a la señorita, la cual me confirmó que era llamada verdadera del Servicio de Citas de la Comunidad. Hay formas de entregar o derivar la sanidad pública a negocios privados: 1) Una de ellas es generar problemas, aumentar la saturación de servicios, los retrasos, las molestias varias, en pacientes y médicos y así derivan clientes a la sanidad privada, expulsan parte del negocio de la pública a la sanidad privada que crece como la espuma. 2) Otra, ceder derechos públicos a compañías privadas para la construcción y mantenimiento de hospitales. Lo cual sirve para presumir mogollón de hospitales construidos (o escuelas) pero que realizado en este régimen de cesión de derechos nos está costando un riñón, más caro que si fueran totalmente públicos, con la construcción se está produciendo un trasvase de recursos públicos a bolsillos privados. Desde que lo puso en marcha la Sr. Aguirre, hospitales que podrían estar ya pagados totalmente con el dinero gastado en ellos, seguiremos pagándolos durante 25 años más. Y veremos, porque recordarán que durante las elecciones salió aquella carta que las compañías constructoras escribieron exigiendo mayores pagos. Saben ustedes que Madrid figura en penúltimo lugar de la sanidad española, y que es la Comunidad que menos dinero per cápita destina a ello, según los informes de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. Hace pocos días nos enterábamos de la disputa (vieja ya) entre la Ministra de Sanidad y la Comunidad de Madrid respecto a la forma de contabilizar las esperas sanitarias. Saben ustedes ese que decía en un desfile militar, mire aquel es mi niño, el único que lleva bien el paso y no como los torpes de los demás. Pues eso, según el PP de Madrid todas las Comunidades contabilizan mal, pero resulta que utilizando criterios comunes a todos, sean cuales sean, en Madrid se tarda más en incluir en lista de espera a los pacientes, entre 20 y 40 días. El gobierno del PP de Madrid no crean que solo incumple las leyes dictadas durante gobiernos del PSOE, incumple desde el Real Decreto 605/de 2003 firmado por la ministra Ana Pastor, del PP. El problema que hay detrás de este asunto es que no es sencillo darse cuenta, ni es fácil explicar a la gente, que al margen de recortes por la crisis hay una parte de nuestros recursos que se están desviando a la sanidad privada, grandes compañías constructoras, hospitalarias y médicas. El problema es que pagamos
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 7

con nuestros recursos a gestores públicos, políticos del PP en Madrid y Valencia, para que defiendan nuestros intereses y no los de la competencia, las empresas privadas. Entenderán ustedes la repercusión para los ciudadanos entre una opción y otra, porque una empresa privada tiene como objetivo maximizar beneficios económicos para sus dueños, lo cual implicará hacer rentables los negocios hospitalarios y si para ello fuera necesario reducir médicos, se hará; si hay que acortar estancias en camas hospitalarias a los enfermos, adelantando las altas médicas para aumentar beneficios, lo harán; si una atención médica con 2 análisis preventivos encarece el servicio, para aumentar beneficios se suprimirán, etc. etc. La cuestión podría estar clara, pero hay que explicarla una y mil veces, en uno y mil lugares, de una y mil maneras, una sanidad pública tiene como objetivo MAXIMIZAR BENEFICIOS SOCIALES entre sus dueños/clientes que somos la ciudadanía y quedará en segundo o tercer lugar el día de abandonar la cama hospitalaria, que estará subordinado al bienestar del paciente, o la realización conveniente de 2 o 4 pruebas complementarias para mejor diagnosticar. La sanidad española es una de las mejores del mundo y con gran eficiencia económica y social, mejorando la de otros países con mayores gastos pero privatizadas, como la de EEUU por ejemplo. Y ello es así porque un objetivo social, que de forma centralizada gestionen desde lo público políticos controlados suficientemente, con intención limpia y clara de defender a la ciudadanía de la que se cobra, siempre es más eficiente.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 8

Hay deudas visibles y otras tapadas y escondidas (19-03-2012) Como en todos los temas, si estuviera a la vista, si fuera fácil, no sería necesario leer, investigar, esforzarse, en suma. Decía aquel maravilloso pensador, „si la apariencia se confundiera con la esencia, no sería necesaria la ciencia‟. Hay unas deudas que la derecha saca a colación a todas horas, fundamentalmente para destruir conquistas de las izquierdas, apoyándose en sus errores ciertos, o sin necesidad de ellos. Bien es verdad que lo realiza con la colaboración de muchos otros que se aprovechan del descomunal tamaño de la propaganda derechista, estos individuos y grupos autoposicionados „no a la derecha‟, pretenden obtener ventajas con la derrota de las izquierdas, sin percatarse de que todo lo no azul está incluido en el lote de los derrotados. Pretenden ocupar espacios políticos de grupos a los que critican por no haber realizado lo que ellos tampoco hicieron. Ni hacen. ¿Qué es una deuda? Pues, algo que debemos a otros y tendremos que pagar más adelante, en muchas ocasiones, son compromisos de pago adquiridos por nuestros gobernantes presentes o pasados, no siempre legales ni justos. Una deuda, en definitiva es el reconocimiento de una obligación, que deberíamos pagarle a alguien, algo, en algún momento. Verán ustedes, las deudas de las que todo el mundo habla son fundamentalmente las del Estado, pero ojo, la primera salvedad, es que solo se mencionan las deudas de administraciones públicas gobernadas por socialistas, cuando todos deberíamos saber que el mismo tipo y cantidad de deudas se producen en otros lugares gobernados por azules. La segunda salvedad es que nadie habla de las deudas privadas, al menos 5 veces superiores a las públicas. Y la tercera salvedad, es que nadie menciona las deudas escondidas, las que tenemos que ir pagando durante 30 años, por ejemplo, las de la presidenta Aguirre, o la Comunidad Valenciana, por el tema sanitario. Hay compromisos de pago contraídos en firme por el gobierno de la Comunidad de Madrid con grandes empresas constructoras y fondos de capital riesgo, los propietarios de los hospitales de la provincia madrileña. El negocio, legal, -o vaya usted a sabereso sí asesorado por buenos bufetes, consiste en que una UTE o gran empresa construye un hospital y el gobierno autónomo se compromete a pagarles durante un montón de años unas cantidades astronómicas asegurándoles el negocio. ¡Qué cosas! La ley del embudo, deudas contraídas que silencian los alcaldes derechistas cuando sacan las otras deudas a pasear. Muchas personas dirán que, al fin y al cabo es dinero gastado en salud. Pero no es así. Realmente el dinero que cuestan los hospitales madrileños no se gasta enteramente en sanidad, aunque figure en sus rúbricas correspondientes, de hecho los mismos servicios y hospitales se podrían conseguir por muchísimo menos, -hay estudios de la Universidad de Manchester, de UGT y CGT que lo demuestran- son negocios que llevan dinero público a manos privadas y que si fracasan, allí estará papá Estado para sacarlos a flote. No fracasarán, como con la banca, siempre habrá salvadores, con nuestro dinero. Precisamente el mes pasado el Gobierno británico, que tiene un sistema similar al madrileño, aprobó un fondo de 1.500
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 9

millones de libras para salvar a 7 de sus hospitales con dificultades para atender a los pacientes. Y es que la deuda heredada, la comprometida, es una pesada carga que suele incrementarse como demuestra la experiencia. El dinero gastado de esta forma sirve a la finalidad de la propaganda política, decir que se construyen muchos hospitales, también sirve para gastarse lo que no tenemos en ese momento sin que figure como gasto, porque se difiere en el tiempo, –el truco es bueno-, garantizando a empresas privadas unas golosas ganancias pagadas con nuestros impuestos futuros, gobierne quien gobierne. Y que me dicen ustedes de las deudas contraídas por nuestros ejércitos, contratos de compras de armas, entre 35.000 y 40.000 millones de euros, que suprimidos serían suficientes para evitar los recortes anunciados. Supongo que sabrán que el actual ministro de las FFAA, vinculado antes a empresas de armamento tuvo gran influencia durante los gobiernos Aznar en dichos contratos y compromisos de pago. ¿Acaso no son deudas tapadas, de las que nadie habla?, compromisos de pagos a futuro realizados por nuestros gobernantes, en estos casos, no socialistas. Cuando digo que nadie habla de ellas, quiero decir grupos en rojo, azul o verde. La gente dedicada a la política ha perdido la capacidad de explicar las cosas, lo cual es una de las razones de que sucedan.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 10

Les pagamos para defender lo público

(21-12-2012)

¡Inútiles!. O peor aún, si es intencionado. En cualquier empresa privada los hubieran echado, por incapaces de mantener los intereses empresariales, en este caso, los del Estado, los de todos. Cobran por defender lo público y lo traicionan cada día dándolo a la competencia. Si no es rentable, ¿para qué lo quieren las empresas privadas? Nos están robando. Crímenes. JUAN JOSÉ MILLÁS Cuando un político confiesa su impericia para aquello para lo que es llevado y traído en un coche oficial, debería dimitir o, en su defecto, deberíamos dimitirlo ipso facto. Si el ministro del Interior, tras declararse incapaz de gestionarlo por sí mismo, le vendiera el orden público a Construcciones y Contratas, nos parecería un escándalo. Lo mismo que si el de Defensa, tras declarar públicamente su aversión a las armas de fuego, adjudicara su ministerio a Prosegur, y quien dice Prosegur dice Massimo Dutti o Mercadona. De modo que cuando un político confiesa su impericia para aquello para lo que es llevado y traído en un coche oficial como un bebé en su carrito, debería dimitir o, en su defecto, deberíamos dimitirlo ipso facto. Regalarle la sanidad pública a tu cuñado (metafóricamente hablando, todos los beneficiarios son cuñados) es un modo de corrupción, y el más difícil de denunciar, pues como en el cuento La carta robada, de Poe, se lleva a cabo delante de nuestras narices. Así que vamos a empezar a llamar a las cosas por su nombre. Enriquecer a una empresa privada con el dinero público destinado a la sanidad o a la educación o la justicia, por no citar de nuevo el orden público o la defensa nacional, es pura y llanamente un crimen, más condenable si el criminal, a modo de coartada, confiesa que es un idiota al que no le salen los números, excepto cuando se trata de cobrar comisiones. Si es idiota, que lo retiren y pongan a otro capaz de gestionar el departamento. Las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros de los viernes no son una muestra de talento moral, ni siquiera de inteligencia escénica. Pero a Sáenz de Santamaría no se le ha ocurrido todavía vendérselas a Miguel Rodríguez, que tiene una empresa de publicidad y es más que un cuñado. Quizá sea una cuestión de tiempo: después de todo, el presidente del Gobierno se ha privatizado a sí mismo al venderle su gestión a la banca alemana. Él mismo lo proclamó en sede parlamentaria: no soy más que un mandado.
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 11

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 12

Sanidad pública; vs negocios privados (Enero 2013) ¡Bravo! Por el personal sanitario madrileño, por el mundo sindical y político, por la gente que les apoya y lucha por una sanidad pública. Un bravo muy grande, porque esta es una de las batallas importantes de esta época. Aprovechando que el río de la crisis pasa por aquí, se está entregando como negocio a grandes compañías, que llevarán a mercados de capitales como inversiones para conseguir rentabilidad financiera, y no social. Que nadie se equivoque, el PP no hace reformas para reducir gastos, ni siquiera discute las propuestas presentadas por los profesionales, ni las sindicales, ni las de partidos, no reforma en este terreno, ni en otros, para mejorar la eficiencia de lo público, lo cual implicaría escuchar, debatir y negociar, con otros partidos y sindicatos, con profesionales y técnicos especializados… el PP hace reformas para traspasar cautivo el negocio de lo público a grandes empresas privadas. Y ello, apoyados en su mayoría absoluta, con chulería y prepotencia típicas de la derechona que considera que España es suya, no piensen que en todos los países es igual, escribía Soledad Gállego-Díaz. Aquí no se molestan en mostrar un solo estudio que justifique lo que dicen, no prueban que sea más barato y eficiente lo privado que lo público, no explican su necesidad, piden al pueblo un acto de fe. „No se preocupen, HOY, a nadie le pedirán dinero cuando vaya al médico‟ , se atreve a proclamar a los cuatro vientos el presidente de Madrid, Ignacio González, argumento que reproducen hasta la saciedad sus voceros y prensa afín. ¡Pero qué cara más dura tiene esta gente!, mentirosos compulsivos, en el mismo telediario donde le escuché estas declaraciones, a los pocos minutos daban la noticia de que en Madrid se había implantado el pago de 1€ p or receta, así que para empezar, ya pedían dinero por un servicio sanitario. Y eso aunque HOY, no pidan dinero por ir al especialista, aunque veremos en el futuro. Lo principal del asunto de la sanidad, es que dejará de tener un objetivo de rentabilidad social como elemento esencial, para tener en primer lugar un objetivo de rentabilidad económica, lo cual, digan lo que digan, tenderá en breve a buscar lo caro para eliminarlo o reducirlo y potenciar lo barato, en contra del criterio de elegir lo más adecuado para la salud de la población. ¿Alguien duda todavía de que si la sanidad no fuera vista como un buen negocio acudirían las grandes empresas a ocuparlo? Buena información en „Los gigantes de la sanidad privada‟ Las empresas que gestionarán hospitales, centros de salud, laboratorios de análisis, etc. buscarán que el estado transfiera clientes cautivos, querrán que les aseguren negocio y rentabilidades, exigirán pagos cada año superiores a los pactados, buscarán reducir costes que les alejarán de los mejores tratamientos para la salud del conjunto de la población, eligiendo lo barato sobre lo rentable socialmente. Por supuesto que lo harán a través de reducciones salariales, disminución de servicios médicos, hospitalarios, de enfermería, de medicinas, de número y calidad de pruebas tanto genéricas a grupos de población como individuales, y un largo etc. Para sus objetivos de negocio abundarán en lo que ya están haciendo en los nuevos hospitales de gestión privada, en los que trasladan y derivan pacientes necesitados de largos tratamientos, o de atención complicada, a los hospitales
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 13

públicos, quedándose solo con los ‘nichos’ más limpios y sencillos, los de mayor negocio, extendiendo esta práctica a la parte de negocio que gestionarán ahora, desviando todo lo complicado de la parte privada a la parte de la sanidad pública. El tema de los pagos por parte de los pacientes, conviene aclararlo una y mil veces. Para empezar la sanidad y otros servicios públicos se pagan ya con los impuestos, pero es que los pagos periódicos, comprometidos desde el estado a las empresas privadas, no garantizan que se mantendrán en los importes que pagarán inicialmente, -los primeros pagos serán bajos para camuflar cifras y no asustar- todo lo contrario es lo que muestra la experiencia del Reino Unido. Y de Madrid donde hace pocos meses, gobernando Esperanza Aguirre, la Comunidad acudió a salvar los beneficios de las empresas privadas que gestionan los hospitales madrileños, subiendo los costes pactados, ya que amenazaban con cerrar servicios sanitarios si no recibían más dinero inmediatamente. Un aspecto que no conviene olvidar es que hoy los precios de la sanidad privada están contenidos, ya que en España es dominante el sistema sanitario público, lo cual favorece a todos los usuarios, tanto públicos como privados. A medida que transcurra el tiempo, si el PP consiguiera aumentar el peso de la privada en detrimento de la pública, dichos precios tenderán a subir para todos los usuarios, tanto los de pública como los de privada. Una muestra de lo anterior lo encontramos en los altos precios que pagamos por la electricidad, de los más caros de Europa, después de que las empresas eléctricas fueran totalmente privatizadas por el gobierno de Aznar, dejando un sector estratégico en manos privadas que se disfrazaban con el mantra de mayor eficiencia, lo que aprovecharon bien unos pocos mientras al conjunto de españoles nos colocaron una losa difícil de soportar. Para que se hagan ustedes una idea, en EEUU, una visita al médico de cabecera empieza con el usuario poniendo sobre la mesa 25$, a un especialista 50$, a una urgencia 200$, que si supone ingreso se convierte en 1.000$. Estos gastos son los previos, el pago del resto de cada servicio lo cubriría el seguro de dicho paciente, si lo tuviera. En España no teníamos el mejor estado de bienestar del mundo, pero sí estaba entre la docena de países importantes; de 200. En sanidad, todavía estábamos mucho mejor.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 14

En el cuadro de la OMS, Organización Mundial de la Salud, España no figura entre los países que más gasta en sanidad. EEUU gasta bastante más con muchos peores resultados. Son menos eficientes, por el mayor peso de la empresa privada. Decía ayer que nadie había demostrado de ninguna forma, que fuera más eficiente el sector privado que el público. Supongo que nadie olvidará que en la crisis en la que estamos instalados ha sido principalmente el sector privado el que nos ha metido, y no me refiero solo al sector financiero que por supuesto capitanea la debacle, también agrego en España a tanto mangante en grandes y pequeñas promotoras, constructoras y empresarios de pacotilla, cuando no directamente chupones y corruptos como alguno de sus dirigentes. Miren lo que publican sobre eficiencia en la sanidad, en el trabajo „EFICIENCIA Y REGULACIÓN EN EL GASTO SANITARIO EN LOS PAÍSES DE LA OCDE. Pablo Hernández de Cos y Enrique Moral-Benito. Documentos Ocasionales N. º 1107, de2011. Banco de España. España entre los de mayor eficiencia sanitaria. Recuerden estos otros enlaces para documentarse: Coordinadora de Organizaciones por la Sanidad Pública Folleto: 'La privatización de la sanidad pública'

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 15

Parece que se trata de traspasar negocio cautivo a empresas afines que antes y después pagarán los favores. Pero es que además pretenden justificar que nada de la calidad del servicio público cambiará, pero las ayudas extras pagadas a las contratas hospitalarias en Valencia y Madrid lo desmienten. Y los trasvases sanitarios a la pública de pacientes con enfermedades difíciles o simplemente mayores quedan abiertos, porque esa es una manera sencilla de obtener rentabilidad. Miren el gasto per cápita español por edades, del trabajo citado anteriormente publicado por el Banco de España.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 16

Aparece lo lógico, que en tramos altos de edad se produce mayor gasto, con diferencias notables entre los grupos de edad. Si la gestión privada de los hospitales públicos se queda pacientes de bajas edades y desviara a los mayores a hospitales totalmente públicos, sería suficiente para enmascarar cifras de costes medios y aumentar sus beneficios. Y, ¿por qué no van a hacerlo si su máximo objetivo es el beneficio particular, meter la pasta en sus bolsillos?

Como dicen de forma parecida los autores del trabajo „Otra gestión sanitaria es posible‟, del que saco el cuadro, publicado por la Fundación 1º de Mayo de CCOO. A la vista de la diferente tasa de ganancia del sector farmacéutico, no debería extrañar todo tipo de presiones sobre los gobiernos y compra de personas por parte de estos tiburones de cara a asegurar sus buenas ganancias. Vínculos de Consejeros de Sanidad del PP con las empresas adjudicatarias de contratos de la privatización sanitaria, Güemes, Lamela, Martin Ferrer, hermanos Echaniz… No se preocupen, „es legal‟, dice el presidente de Madrid
Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero Página 17

Ignacio González. Ante dicha respuesta mi preocupación aumenta, justificarlo porque sea legal agranda el problema, así como que lo restrieguen con insolencia ante la cámara. Pues ¡cambien las leyes! Pero en todo caso, ¿no les parece a los votantes del PP, que algo oscuro se esconde tras los cambalaches de gerentes? Es una ‘ladronada’, de las muchas que hay en las filas de la derecha, comenzada en Valencia, secundada en Madrid y ahora Castilla La Mancha, sin respuesta en contra por sus votantes, lo cual supone la aprobación tácita, en todo caso apoyada por sus mayorías en dichas comunidades plagadas de casos de corrupción y de gestores entrecruzados de lo público a lo privado y a la inversa. ¿Recuerdan ustedes el 15-M?, en el fondo eran las bases sociales ‘rojiverdesmalvas’ exigiendo regeneración democrática y retirando apoyos a los partidos de izquierda. Para la regeneración democrática de España falta que veamos cosas parecidas también en las filas de la bases sociales de la derecha, en donde la ‘puerta giratoria’ entre intereses de todos y particulares, transitan velozmente entre consejeros de Comunidades y sus familiares directos en cargos de responsabilidad pública y privada ligadas a concesiones sanitarias, normalmente desconocidas para el gran público. Los privatizadores nunca presentan estudios en los que basen sus tajantes afirmaciones, no existen, el proceso transcurre bajo engaños de baratura con ocultaciones, -como el rescate a los hospitales privatizados de Madridfalsedades, actos de fe… ante la falta de evidencias empíricas que demuestren la mayor eficiencia privada, aparecen otras con claridad; los vínculos personales entre intereses público-privados de Capio, Ribera Salud, Sanitas… y el demostrado interés de los fondos de inversión por meter capital en las propuestas privatizadoras, lo cual afirma su rentabilidad económica. ¡Pero bueno!, no asegura la doctrina de los privatizadores del PP, que la sanidad pública no es rentable. Lean la carta enviada por SEOPAN al Consejero de Sanidad en abril de 2011, negada, ocultada, por el Gobierno de Aguirre y sintomática de la situación de desvío, ocultación de costes y por tanto de aumento de deuda futura. Interesante leer el posicionamiento de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) sobre las políticas de privatización de la gestión de los servicios sanitarios, del que destaco lo siguiente: „‟Sin embargo, la retórica, que insiste en afirmaciones del tipo “se ha comprobado que el modelo de concesión es más eficiente” y ”da buenos resultados clínicos”, pese a su reiteración aun no se ha dotado de evidencia que la sustente. Quienes en nuestro país aplican sus saberes e instrumental analítico a la evaluación de políticas sanitarias apenas pueden ir más allá de constatar que no se dispone de evidencia que apoye esas aseveraciones. En buena medida por insistencia demostrada por nuestras autoridades sanitarias en no hacer pública la información necesaria para verificarlas, lo que parece traducir un importante desinterés por evaluar estos modelos y un claro déficit democrático.

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 18

La limitada información disponible sobre este tipo de experiencias en nuestro país hasta ahora solo ha permitido alertar del riesgo verosímil que la excesiva proximidad entre autoridades y concesionarios, puede suponer al reducir la eficacia de la supervisión sobre los servicios prestados. La conveniencia política de declarar acertada la decisión adoptada exacerba el enorme riesgo de “captura del regulador”, fenómeno que describe la influencia de las empresas de un sector sobre la agencia gubernamental a cuyo control están sometidas, pudiendo, en casos extremos convertirse el regulador en defensor de los intereses de la empresa dominante antes que de los propios encomendados. También la revisión encargada por el Consejo Económico y Social de la Región de Murcia a expertos independientes del ámbito académico (3) considera que “de los modelos de concesión administrativa sanitaria apenas se dispone de otros «estudios» que los publicados desde el entorno de las propias entidades implicadas, más cercanos a la propaganda que al análisis”. El único intento serio de evaluación del denominado “modelo Alzira” (4), recurriendo al enfoque denominado “narrativa y cifras”, concluye que el proyecto original –muy similar al ahora propuesto - jamás habría sido viable de no ser por la renegociación del contrato de concesión que supuso un elevado coste a la administración pública, con lo que resulta difícil afirmar que haya tenido lugar verdaderamente una transferencia de riesgos. ‟‟ …/…

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 19

La OCDE ofrece cifras de gasto sanitario per cápita, comprobarán que el gasto español está situado en la media, muy por debajo del que tiene EEUU. De ninguna manera somos despilfarradores, en todo caso habría que destacar un buen nivel de eficiencia. Hay un dato que corrobora bastante esta apreciación, en EEUU el 63% de las bancarrotas son producidas por gastos de salud, lo cual indica que una enfermedad no atendida por el sistema público, lleva a millones de familias, dice Rafael Abengoa, ex Consejero vasco de Sanidad, hoy asesor para la reforma sanitaria estadounidense, anteriormente asesor para sanidad con Clinton.
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/02/actualidad/1357150929_325356.ht ml http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/11/30/paisvasco/1354277690_506508.html

En los datos de gasto sanitario como porcentaje del PIB tampoco nos pasamos, quedamos situados otra vez en la media de los países de la OCDE, con EEUU a la cabeza de gasto, a pesar de que estén sesgados por la privacidad de los ricos, con muy pobres resultados en el conjunto social. Si piensan que no podemos pagarlo, desechen esa idea y recuerden que cuando se instaló el sistema de salud español en los ochenta con los gobiernos socialistas de Felipe González, nuestra renta per cápita era muy inferior a la actual, en torno a 5.000 $ era bastante inferior a la actual –hoy estaremos en 25.000 $; en términos constantes representaría tres veces más que cuando se iniciaron los gobiernos PSOE-. El problema será como organizar las prioridades y qué reformar para mejorar. Si quieren cifras de la OCDE sobre sanidad, entren en sus páginas: http://www.oecd.org/health/ http://www.oecd.org/health/health-systems/oecdhealthdata2013frequentlyrequesteddata.htm http://www.oecd-ilibrary.org/social-issues-migration-health/oecd-healthworking-papers_18152015;jsessionid=7hynmwgzej3z.x-oecd-live-02

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 20

Otros enlaces para desde la perspectiva de la consultora PWC: „Diez temas candentes de la Sanidad española para 2012. PWC.‟ „Diez temas candentes de la Sanidad española para 2013. PWC.‟ ¿Recuerdan ustedes los incendios de este último verano, cuyas pérdidas enormes se debieron a la menor capacidad de dotaciones para apagarlos?, imaginen el resultado de recortes indiscriminados en la sanidad, provocarán enormes gastos en otras parcelas, porque la salud general de la población disminuirá. Si quisieran ganar eficiencia, SERIA IMPRESCINDIBLE PACTAR, escuchar a los expertos, a los profesionales, a los sindicatos, a otros partidos…todos deben aportar para mejorar e integrar sistemas informáticos, que pueden evitar duplicidad de pruebas, a mejorar el cobro del llamado turismo sanitario, a utilizar mejor los recursos y con mayor extensión horaria las instalaciones sin pagar horas extras, reducir gasto en farmacia mejorando compras centralizadas, genéricos, mejorando atención primaria, campañas preventivas, etc. etc. No se preocupen si no se les ocurren posibilidades de ahorro, hay montones de alternativas publicadas por todas partes incluidas consultoras privadas. España necesita reformas en bastantes terrenos, pero reformar no es sinónimo de recortar, incluso aunque en ocasiones fuera preciso, reformar tampoco es traspasar los asuntos públicos a manos privadas convertidos en negocios rentables para amiguetes ya que dentro de pocos años, los precios subirán y subirán hasta machacar a los más débiles marginándolos. Reformar es mucho más y requiere pactar, hablar, escuchar, dialogar, en definitiva, construir un futuro para la mayoría de población y no solamente para los ricos. Siempre hay más de un camino. Si escuchan decir otra vez aquello de „no hay alternativa‟, piensen que lo dice un inútil, o les quiere engañar. Manuel Herranz Montero

Servicio Nacional de Salud español, una joya pública. Manuel Herranz Montero

Página 21

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful