Está en la página 1de 1

RESPIRACIN PARA CAMBIAR LAS FOSAS NASALES A VOLUNTAD Y ALTERAR ESTADOS MENTALES

Cmo hacerlo: Sintate en una postura meditativa cmoda con la columna recta. Enlaza los dedos manteniendo el pulgar derecho por arriba. Coloca las manos en el centro de la lnea del diafragma, tocando el cuerpo. Cierra los ojos. Concntrate en la respiracin mirando la punta de la nariz. Observa a travs de qu fosa nasal ests respirando. Al cabo de 3 minutos deberas saberlo. Luego cmbiala. Si ests respirando principalmente por la fosa nasal izquierda, cambia conscientemente a la fosa nasal derecha. Asegrate de mantener los hombros completamente relajados. Deberas ejercer cierta presin en tus manos, pero ninguna en los hombros. Practica cambiando esta respiracin tanto tiempo como desees. 1 minuto es una buena porcin de tiempo. Puedes incrementarlo a un mximo de 31 minutos. Lo que har por ti: Este ejercicio alterar tu energa al cambiar la fosa nasal activa. Si ests pensando algo neurtico, y observas que ests respirando por la fosa nasal derecha, comienza a respirar por la fosa nasal izquierda. (Esto cambia la energa desde el fuego hasta lo fro). Si no te puedes relajar o dormir, cambia a tu fosa nasal izquierda. Pero si ests irritado, deprimido, o en un estado mental extrao, comienza a respirar por la fosa nasal derecha. En 3 minutos sers una persona diferente. Esta capacidad para cambiar las fosas nasales debera ser enseada a los nios durante sus 3 primeros aos. Ejercitar esta capacidad puede prevenir crisis nerviosas. NOTA: Con la prctica, puedes cambiar de fosa nasal simplemente concentrndote y variando la mirada hacia el lado por el que quieres respirar. Otra tcnica consiste en tumbarte sobre el lado de la fosa nasal que est funcionando y colocar un pequeo cojn debajo de la axila, presionndola con el peso del cuerpo. La ciencia de las fosas nasales se llama Swara Yoga. Nos ensea que cuando una fosa nasal es dominante, el hemisferio cerebral contrario domina. La fosa nasal izquierda y el hemisferio derecho del cerebro son considerados lunares, y la fosa nasal derecha (y el hemisferio izquierdo), solares. Se recomienda cambiar las fosas nasales a los primeros sntomas de la enfermedad.