Comentario Bíblico Internacional Comentario católico y ecuménico Para el siglo XXI

Publicado bajo la dirección de William R. Farmer y Armando J. Levoratti Sean McEvenue David L. Dungan
TERCERA EDICIÓN

EDITORIAL VERBO DIVINO Avda. de Pamplona, 41 31200 ESTELLA (Navarra) 2003

cuando dos líneas de Un texto terminaban con la misma palabra.J. tina vez que entró en la historia humana. alejandrino y constantinopolitano. debidos a falta de atención de los escribas o a un esfuerzo deliberado por modificar el texto. Alejandría y Palestina. en griego o en cualquier otro idioma antiguo. No hay que extrañarse de que la divina Providencia permitiera la irrupción de estos errores. puesto que el Logos de Dios. Este fenómeno recibe el nombre de «homoioteleuteton» (final idéntico).Crítica textual del Nuevo Testamento John Karavidopoulos OBSERVACIONES INTRODUCTORIAS Con la expresión «crítica textual del NT» nos referimos al esfuerzo desarrollado por numerosos investigadores duran te los dos últimos siglos en orden a restaurar el texto original del NT tal como salió de la pluma de los autores sagrados en persona. Bengel clasificó los diversos manuscritos por grupos de familias luego J. Las conclusiones de Westcott y Hort .A. realizadas en torno al año 300 independientemente unas de otras. J. Se puede hablar con cierta seguridad de la recensión Antioquena o Luciánica. Griesbach diferenció los tres siguientes grupos de manuscritos: occidental. En los numerosos manuscritos copiados en letra uncial o minúscula. por ejemplo. durante la tarea de escribirlos se deslizaron algunos errores. Esto ocurre sobre todo en los evangelios sinópticos CLASIFICACIONES DE MANUSCRITOS POR TIPOS DE TEXTO A mediados del siglo VIII. en Antioquía. omitiera la segunda al copiarlas. La primera se atribuye al sacerdote y mártir Luciano. En pasajes de por sí oscuros se observa a veces el esfuerzo deliberado del escriba por alterar el texto con la adición o la eliminación de algunas palabras o mediante la armonización con otro texto paralelo. sin por ello perder ninguno de sus atributos como Logos de Dios. la diversidad de variantes detectadas en el texto de los manuscritos inspiró a los investigadores la idea de clasificarlos en grupos que presentaran un texto semejante. Ese tratamiento crítico del texto se practicó también en tiempos antiguos. En cualquier caso. Esto explica que. se acomodó al curso del factor humano. Es también posible omitir una sílaba cuando resulta parecida a la que le precede (haplografía» = escritura única por oposición a escritura doble). el gran número de variantes que muestran los manuscritos indujo necesariamente a las autoridades eclesiásticas y a los teólogos a tomar muy en serio la tarea de restaurar el texto original. el escriba. Primero. Hoy hablan los especialistas de tres «recensiones» textuales del NT. Pero hemos de añadir que en la investigación moderna no hay unanimidad acerca de la existencia de estas tres «recensiones». la segunda a Hesiquio y la tercera a Pánfilo. sobre todo si ya estaba fatigado.

sobre todo el primero.constituyen un hito importante en la historia de la investigación del texto del NT. cuyo título. Son extensas y significativas las correcciones de este tipo de texto. Entienden asimismo que tampoco tiene especial valor el texto «occidental». Por añadidura. Después de trabajar durante 28 años en el estudio de los manuscritos del NT. se sustituyeron los pronombres por nombres propios en numerosos casos con intención de evitar oscuridades o ambigüedades y los tipos gramaticales desconocidos fueron reemplazados por otros más familiares. Tertuliano y Cipriano. en el códice D (Cantabrigiense) y en las versiones antigua latina y siriaca. dividieron los manuscritos del NT en cuatro grupos. Esta recensión fue llevada a cabo con toda verosimilitud por Luciano en el siglo IV y el texto mejorado a que dio origen prevaleció enseguida en todo el Imperio. TEXTO OCCIDENTAL: Es el que prevaleció entre los autores eclesiásticos antes de finales del siglo III. puesto que es el más reciente. L de la versión bohaírica y por los teólogos alejandrinos Clemente. Pasaron a las traducciones siriaca y latina y así llegaron a Occidente (de ahí la designación de «texto occidental»). Como antes se ha dicho. Los dos críticos ingleses. delata la certidumbre de sus autores. pero de modo que se recogían las conclusiones de los dos) es la introducción. en 1881 terminaron una edición en dos volúmenes de los que ci primero contenía el texto del NT y el segundo (escrito por Ron. a pesar de su tendencia general a amplificar. “The New Testament in the Original Greek”. cada uno de los cuales mostraba un tipo especial de texto. Westcott y Hort entienden que este último tipo de texto no tiene mayor valor para la restauración crítica del texto original del NT. que reconocían a Griesbach como su predecesor. Dionisio y Cirilo. hallamos pruebas de la existencia de este texto sobre todo en Justino. TEXTO ALEJANDRINO: Es el fruto de las mejoras lingüísticas llevadas a cabo en el texto neutral por los escribas doctos de Alejandría. estimando que era el original. concretamente en los pasajes en que este texto. Taciano. resulta más breve que el neutral. El Textus Receptus de los siglos XVI y XVII se basaba precisamente en este texto. Ireneo. Está representado por los códices C. en el texto se introdujeron varias conjunciones con el fin de hacerlo mas huido. Designaron el texto de esos pasajes como «Occidental no interpolado». Este texto fue fruto de una auténtica recensión encaminada a resolver las dificultades lingüísticas y establecer consecuentemente un texto más comprensible. que prefieren en una sola ocasión. TEXTO SIRIACO O ANTIOQUEÑO: Es el que prevaleció desde tiempos de san Juan Crisóstomo en adelante en el Imperio Bizantino. Esos cuatro tipos de texto son los siguientes: TEXTO NEUTRAL: Es el que los dos críticos ingleses consideraban que había sido conservado por los antiguos códices Vaticano y Sinaítico. Entendían que este tipo de texto era el más genuino consecuentemente basaron en él su edición. Orígenes (en parte). .

Por supuesto. Se llama «occidental» a este texto no porque tuviera su origen en Occidente sino porque prevaleció aquí a lo largo del siglo II está atestiguado por las versiones antiguas latina y siriaca. Después de la caída de Constantinopla. W (en Marcos). la postura del mundo científico con respecto al texto bizantino o eclesiástico no ha variado. La ventaja. después de la diferenciación de tipos del texto neotestamentario llevada a cabo por los dos investigadores ingleses y al cabo de la labor crítica de otros especialistas a lo largo de un siglo. algo que se hace notorio sobre todo en el libro de los Hechos. Es fruto de la recensión llevada a cabo por un sacerdote y mártir antioqueno Luciano. Es el texto originario de Egipto. en parte. A pesar de que ha pasado ya un siglo desde las investigaciones críticas de Westcott y Hort. la investigación continúa. está atestiguado en las obras de los Padres a partir del siglo Iv y en los leccionarios ‘‘traducciones a partir del año 300”. los Padres latinos. A veces este texto muestra diferencias típicas con respecto al resto de la tradición manuscrita. Este texto incluye y se restringe al texto neutral y al texto alejandrino de Westcott y Hort. los eruditos griegos lo llevaron a Occidente y de este modo se convirtió en base del Textus Receptus. el códice D (Cantabrigiense) y. Fue transferido por san Juan Crisóstomo a Constantinopla y se impuso en todo el Imperio Bizantino. θ. Durante las últimas décadas se viene desarrollando una intensa labor en el estudio de los manuscritos del NT en el Instituto para la Investigación del Texto del NT. Es llamado también constantinopolitano o imperial. Texto occidental. por algunos papiros. Nota del ed.entendían que el tipo neutral era el más antiguo y genuino y en él basaron su edición (1881).). TEXTO CESARIENSE. de los . λ. (El consenso de los investigadores en favor de la existencia de un texto cesariense no es tan fuerte corno el que muestran a favor de los restantes tipos. que publica el texto crítico del NT. Muchos creen que Orígenes llevó este texto de Egipto a Cesarea de Palestina. los manuscritos se dividen en varios grupos según el tipo de texto que contienen. Algunos investigadores más recientes han demostrado que ciertas variantes del texto «occidental» están atestiguadas también para una época anterior en Egipto. TEXTO BIZANTINO O KOINÉ O ECLESIÁSTICO. y de ahí que muchos acepten que su lugar de origen es Alejandría. Este texto se utilizó en el culto y muestra una relativa uniformidad. los códices unciales Vaticano y Sinaítico Y los teólogos alejandrinos Clemente y Orígnes. en Münster (Alemania). por la versión bohaírica y otras. sin embargo. Es semejante al tipo alejandrino de texto y está atestiguado por los códices P. Actualmente. pero los especialistas están en su mayor parte de acuerdo en distinguir los cuatro tipos de texto siguientes: TEXTO ALEJANDRINO. atestiguado por la mayor parte de los papiros. ρ por la versión Georgiana.

los especialistas de la crítica textual dependen de los papiros de los siglos II y III incluso más que de los manuscritos unciales Vaticano y Sinaítico. La designación que hoy prevalece entre los críticos es la de bizantino (que en el aparato crítico de la cuarta edición de “The New Testament in the Original Greek” se señala como Byz o Bvz Lect y en la 27. constantinopolitano y eclesiástico. koiné. las ediciones críticas del NT se han basado principalmente en los manuscritos unciales (siglos IV y siguientes). Pero el texto que designarnos de este modo está conservado en un gran número de manuscritos en que el texto continuo lleva indicaciones para su uso litúrgico y también en multitud (le leccionarios utilizados en el culto divino. En efecto. Desde el momento en que se puso en entredicho la autenticidad absoluta del Textus Receptus. a pesar de la tendencia de éste a las amplificaciones y adiciones.investigadores del mencionado Instituto en comparación con los dos críticos ingleses radica en el hecho de que durante las últimas décadas han aparecido nuevos papiros del siglo ni y varios manuscritos minúsculos que se han tenido en cuenta en la edición NestleAland del texto del NT. no se puede excluir la posibilidad de que existan unos «antepasados» más antiguos de los que dependerían los manuscritos bizantinos o eclesiásticos. LA APORTACIÓN DEL TEXTO ECLESIÁSTICO EN LA INVESTIGACIÓN CRÍTICA DEL TEXTO DEL NT Ya se ha hecho mención del tipo de texto que Westcott y Hoti llamaron antioqueno o siriaco y que posteriormente ha sido designado (le modos diversos: bizantino. Por supuesto. Actualmente. A pesar incluso de que el texto de estos últimos es producto de una recensión y de un tratamiento crítico con que se ha intentado suavizar el lenguaje y se han introducido mejoras y armonizaciones lingüísticas. patriarcal. Westcott y Hort llamaban occidentales no interpoladas a las lecturas del texto occidental que. anteriores a los bizantinos. también los demás textos fueron utilizados por las iglesias tanto para el culto como para el estudio privado o para la catequesis. algo que no se puede pasar por alto cuando se trabaja críticamente con el texto. imperial. Aquí preferirnos designarlo corno texto eclesiástico. sin que con ello se pretenda dar a entender que sea el único texto al que pueda con justicia aplicarse tal designación. de NestleAland se incluye dentro de la ni caligráfica [:M] con que se indica el texto de la mayor parte de los manuscritos). nadie negará el hecho de que este texto conserva lecturas originales. Lo mismo puede aceptarse a propósito de las lecturas del texto bizantino que presentan algún tratamiento o adiciones . Los críticos ingleses consideraron estas lecturas originales y genuinas. Podríamos llamarlo también texto litúrgico. Esas lecturas que se muestran típicamente concordes con los papiros o los códices unciales y las que son más breves que las de los otros tipos de texto habrán de ser consideradas originales. son más breves que las de otros tipos de texto.

Finalmente. junto con un buen número de Otros estudios que fueron publicados en la serie «Studies in the Lectionaiy Text of the Greek New Testament». Mc 3. fue llevado a cabo durante la tercera década de nuestro siglo por un equipo de investigadores del NT de la estadounidense Universidad de Chicago.de intencionalidad armonizadora..). 3. etc. A este factor ha de atribuirse el hecho de que muchas lecturas ambiguas de los leccionarios escaparan al proceso de la asimilación en el texto bizantino. 3.11) en Lucas y la de Lc 22. Está suficientemente confirmada la influencia del texto de los leccionarios sobre los manuscritos de texto continuo del NT.21.43 en Mateo se explicaría por el lugar que ocupan estas perícopas en los leccionarios. Ha de tenerse en cuenta. 2. En otros lugares.) Prevalecen también en los manuscritos del texto continuo. Podrían incluso caracterizarse consecuentemente como orientales no interpoladas y ser consideradas indudablemente originales (p. puesto que han de ser considerados testigos .W Riddle. especialmente el recogido en los leccionarios.53-58.ej. dirigido por los profesores E.23. Colwell y D. El esfuerzo más significativo en relación con el texto bizantino. la inserción de la perícopas de la mujer sorprendida en adulterio (Jn 7. que lleva el título de “Prolegomena to the Study of the Lectionary Text of the Gospels”. ciertas expresiones introductorias frecuentes de las perícopas que recogen los leccionarios etc.1314. 16.C. los leccionarios revisten gran importancia para la restauración de la historia del texto del NT. Durante el proceso de la copia de un texto litúrgico de un leccionario en otro se tuvo un cuidado especial. En este artículo argumenta el investigador norteamericano a favor de la existencia de un tipo definido de texto predominante en los leccionarios al que llama « texto leccionarial». Por ejemplo.32. en general.16. que en distintos lugares del mundo se han hecho estudios aislados acerca del texto del NT en los Padres de la Iglesia. 3. 6. además. Entre las conclusiones básicas de los investigadores de la Universidad de Chicago nos interesan sobre todo las siguientes: 1. El texto de los leccionarios es esencialmente el de tipo bizantino. es más antiguo que el del Textus Receptus. Antes de la publicación de este volumen anunció Colwell el proyecto científico completo en su artículo preliminar titulado «Is there a Lectionary Text of the Gospeiis?»: Harvard Theological Review 25 (1932) 73-84. pero. A continuación de este artículo preliminar apareció el volumen de los Pmlegoniena. Los frutos iniciales de su investigación fueron dados a conocer en 1933 como primer volumen de la serie «Studies in the Lectionarv Text of the Greek New Testameni». Lc 10.18. 4. Es un hecho que el texto bizantino o eclesiástico no ha sido suficientemente estudiado.

por consiguiente. 1993). La edición patriarcal de 1904 constituye el más serio esfuerzo por llevar a cabo una elaboración crítica del texto del NT en la Iglesia ortodoxa. b) Que utilice también las citas del NT contenidas en los Padres de la Iglesia. . la edición patriarca! de 1904 es la única edición del texto griego del NT de todo el mundo ortodoxo. cf. se prefirieron lecturas de un texto no Bizantino. En el Prólogo a la edición patriarca!. y c) La edición se basaba casi exclusivamente en leccionarios y no en manuscritos del texto continuo del NT. Carlo M. Kurt Aland. Esta edición. naturalmente. En este marco se inscribe la colaboración del autor del presente artículo con las Sociedades Bíblicas Unidas para la preparación de la cuarta edición de The Greek New Testament (ed. fue preparada en 1904. quizá por las razones siguientes: a) La base manuscrita de la edición patriarcal no es muy amplia. una edición a) Basada en un mayor número de manuscritos bizantinos. En cualquier caso. Lake. el comité editorial cita 116 manuscritos de evangelios y epístolas que representan el texto para la lectura en las iglesias durante los siglos IX al XVI. que no concuerdan exactamente en muchos detalles con el texto de los leccionarios. The Text Of The New Testament (1928) 85. El crítico inglés K. Estos manuscritos. así con ciertas organizaciones religiosas y otras editoriales griegas siguen imprimiendo su texto. Johannes Karavidopoulos. se atenga a los principios hoy vigentes en la crítica textual. Lake. cubren un período de unos ocho siglos. conocida también corno edición patriarcal “He Kaine Diatheke tes Magates tou Christou Ekklesias” [Constantinopla 1 904]). b) En ciertos pasajes. Metzgei. Dado que ya tiene casi un siglo. Antoniadis en el prólogo. y c) Realizada en colaboración con todos los especialistas en esta área. corno observa V. Martini y Bruce M. de Barbara Aland. sugería que esta edición patriarcal deberá ser considerada un testimonio del texto bizantino más fiel que el Textus Receptus. hay motivos sobrados Jara pensar en una nueva edición crítica del texto eclesiástico del NT. si bien el mayor número de los manuscritos más útiles se sitúa entre los siglos X y XIV.excepcionales que confirman las lecturas va existentes de los manuscritos antiguos. Esta edición de las Sociedades Bíblicas Unidas coincide con el texto de la 27a. en particular. Es responsabilidad de los investigadores ortodoxos someter el texto litúrgico de su Iglesia a un análisis crítico contemporáneo que. LA CONTRIBUCIÓN DE LOS INVESTIGADORES ORTODOXOS Nos fijaremos ahora en la edición del NT griego que preparó a comienzos de este siglo la Iglesia ortodoxa y que está basado enteramente en los leccionarios. la Iglesia de Grecia Apostolik Diakonía. edición de Nestle-Aland. Pero sus colegas no aceptaron esta propuesta. K.

Epp. Verbo Divino. B.aunque difiere de ella en cuanto al aparato crítico. Metzger.. Obviamente fue imposible tener en cuenta los 2. The New Text of The New Testament. Siguiendo estos criterios.438 pasajes. An Introductión to New Testament textual Criticism.D. The Text of The Greek New Testament. L. It’s Transmission. mientras que la compilación del aparato crítico se realizó en Münster en fecha posteriori: De ahí que la cuarta edición de The Greek New Testament recoja un aparato crítico más completo en el que está representado el texto litúrgico de la Iglesia ortodoxa en el original griego. En lugar de ello se hizo una selección representativa en colaboración con el Instituto para la Investigación del Texto del NT de la Universidad de Münster: La norma para la selección de los manuscritos fue el deseo de utilizar los más representativos de distintos siglos (del VII al XVI). Vaganay. Rhodes. De ahí que se eligieran manuscritos que Contienen el texto bizantino habitual. J. de E. C. EJ. Grand Rapids2 1989. La tarea de cotejar los manuscritos se llevó a cabo en Tesalónica a lo largo de cuatro años. corruption and Restoration. Studies in The Theory and Method of The New Testament textual Criticism.403 leccionarios bizantinos. [Traducido del inglés por Jesús Valiente Malla] BIBLIOGRAFÍA Aiand. K. el comité editorial decidió que era necesario tener en cuenta el texto actualmente utilizado en la Iglesia Griega (es decir. leccionarios de los evangelios) y cuarenta manuscritos de las «Epístolas» (es decir. trad. G. Carnhridge 1991.B.. Introducción a la crítica textual del Nuevo Testamento. como ya hemos visto se basa en los leccionarios bizantinos. y Fee. Grand Rapids 1993. . y Arnphoux.G. que ahora contiene variantes textuales para unos 1. B. leccionarios apostólicos) que son citados regularmente en el aparato crítico.. que.. y Aland. así corno diferentes tipos textuales. el grupo de Tesalónica eligió treinta manuscritos de los «Evangelios» (es decir. En conexión con la recientemente publicada 4 a edición de The Greek New Testament. Nueva York y Oxford3 1992. Estella 1 999.M. Además. la edición patriarcal de 1904). O’Callaghan. un grupo de investigadores de la Universidad (de Tesalónica (Grecia) emprendió la preparación de ciertas variantes de los leccionarios bizantinos. otros que se desvían frecuentemente de él y algunos más que se mantienen próximos al texto bizantino.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful