Está en la página 1de 2

FRAGMENTO DE:

Las Caras de la Luna


LEILA MIL

l saba algo que yo desconoca, de eso no me caba duda. Era algn rollo raro de ellos. Yuna No tendras que estar aqu, no conmigo por qu yo? Yoyo no te convengo Jasper .Le dije mirndole de frente intentando que mi voz saliese convincente, ms bien que no temblase. Creo que en eso te equivocas y tampoco lo decidimos nosotros. Pues claro que decidimos nosotros, nadie domina nuestras vidas ni nuestras acciones, Jasper. Somos dueos de nosotros mismos y somos nosotros los que tomamos nuestras decisiones. No s a ti, pero a m no me gusta que me digan por dnde debo ir o qu debo hacer. Yo controlo mi vida. Por qu te pones a la defensiva? Yo no estoy a la defensiva! .Observ su rostro paciente y suspir al ver que tena razn No lo s .Admit dejando la servilleta algo arrugada sobre el mantel Yo... es complicado suspir tratando de no mirarle para no flaquear.