Está en la página 1de 2

Cosmovisión Mítica Act.

2
1) Hesíodo fue un poeta de la antigua Grecia, se data que existió alrededor de los
años 700 a.C. Es considerado uno de los primeros filósofos griegos ya que muchas
de sus obras representan múltiples sucesos fenomenológicos transitorios de la
época; este para la antigua Grecia era visto como un ser evolucionado, por lo que
también fue sumamente envidiado. En la actualidad, la crítica duda de que
Hesíodo realmente existió. En su obra, La Teogonía, Hesíodo relata el origen del
cosmos y el linaje de los dioses con la mitología griega.
2) En la mitología griega Urano es el Dios primordial del cielo. Es personificado como
el hijo de Gea. Cronos fue el hijo de estos dos (de Urano y Gea) y fue el rey de los
Titanes. El dirigió a sus hermanos y hermanas, los titanes en una revuelta contra su
padre y se convirtió en el rey de los dioses. Y por último Zeus, que en la mitología
griega es una divinidad a la que se denomina a veces con el título de padre de
dioses y los hombres, que gobierna a los dioses del Olimpo como un padre de
familia, de forma que incluso los que eran sus hijos se dirigen a él como tal. Es el
rey de los dioses y supervisa el universo. Es el dios del cielo y del trueno y por ende
de la energía.
En el relato de Hesíodo, se relata el traspaso de poder entre los dioses y como
estos fueron apareciendo. Primero se mencionan las entidades que representan
elementos cósmicos: Caos, Gea y Eros, y posteriormente se presentan las primeras
generaciones. Luego se presentan los dioses de los elementos. También se
menciona la castración de Urano y todos los dioses que nacieron de él. Luego le
siguen un conjunto de genealogías. En la cuarta generación de dioses se presenta
la distribución de los tres reinos de la tierra y se muestra la constitución del
inframundo. Y por último, al final del poema se muestran nuevas genealogías.

Hesíodo fue un poeta de la antigua Grecia que existió alrededor de los años 700
a.C. Algunos autores lo consideran el primer poeta griego. Sus obras representan
eventos fenomenológicos de la época, como el origen del cosmos. Este para la
antigua Grecia era visto como un ser evolucionado, y por eso fue sumamente
envidiado.
Una de sus obras más famosas fue La Teogonía, que es un poema que se basa
en la deidad de los dioses o en el nacimiento de estos. Su título significa
“genealogía o nacimiento de los dioses“, siendo una síntesis a gran escala de una
gran variedad de tradiciones griegas locales sobre los dioses, organizada como una
narración que cuenta cómo llegaron a ser y cómo establecieron un control
permanente sobre el cosmos. La obra está escrita en griego antiguo entre los años
730 y 700 a.C.
Hesíodo en este poema narra cómo se creó el mundo a partir del caos y desde
allí el nacimiento de muchos dioses y las hazañas que ellos podían realizar. Entre
estos dioses están Urano, Cronos y Zeus, que son las tres deidades que han
gobernado el mundo.
Urano es el dios primordial del cielo hecho persona. Él y Gea fueron los
progenitores de la primera generación de Titanes. Sin embrago, sus hijos menores
resultaron ser ciclopes. Cronos, uno de sus hijos, era el principal de la primera
generación de Titanes. Cronos derroco a su padre Urano y gobernó durante la
mitológica edad dorada, convirtiéndose en el rey de los dioses, hasta que fue
derrotado y encerrado Tártaro. Y por último, Zeus, que es uno de los hijos de
Cronos, es una divinidad a la que se denomina a veces con el título de padre de los
dioses y los hombres, que gobierna a los dioses del Olimpo como un padre a una
familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigen a él
como tal. Es el rey de los dioses y supervisa el universo. Es el dios del cielo y el
trueno y por ende de la energía.
En La Teogonía de Hesíodo se cuenta como estos tres dioses fueron
heredándose el poder, y también las otras creaciones de dioses y héroes
mitológicos.
El cuerpo del poema (del verso 116 al 1018) se divide en 4 partes: La
cosmogonía y la primera generación de dioses en la que se presentan deidades
que representan elementos cósmicos: Caos, Gea y Eros, y posteriormente se
presentan las primeras generaciones. Luego se presentan los dioses de los
elementos y los primeros antropomórficos como los Titanes, Cíclopes y los
Hecatonquiros. Al final de esta parte, se menciona el mito de sucesión y la
castración de Urano y todos los dioses que nacieron de él. En la segunda parte se
presenta la segunda y tercera generación de los dioses y a la titanomaquia, además
del final del mito de sucesión. En la tercera parte se presenta la cuarta generación
de los dioses y la distribución de los reinos de la Tierra (Cielo para Zeus, Mar para
Poseidón y el inframundo para Hades), y se muestra la construcción del
Inframundo y diversas genealogías surgidas de los dioses olímpicos. Y por último,
en el final del poema se muestra un nuevo proemio, nuevas genealogías y los
nuevos héroes mitológicos.