Está en la página 1de 5

TEOGONIA DE HESIODO En este libro, Hesiodo nos relata principalmente, toda la historia de la mitología griega, haciendo una descripción

general de todos los dioses y mortales, y de su procedencia, es decir, de quienes fueron engendrados. Una buena parte de la óbra es, precisamente, un relato en forma de poesía de, por así decirlo, el “árbol genealógico” de los dioses griegos, en donde el autor cita en orden estricto, todas las uniones que se dieron lugar entre ellos, y los hijos que resultaron de dichas uniones. Mas adelante, empieza a tener sentido la obra, cuando se da comienzo al relato del mito del cual resulta Zeus elegido Dios y Señor del Olimpo en la Grecia Antigua. En la obra es de notar el respeto que denota el autor por estas Deidades, en especial por Zeus y Poseidón; casi siempre que se mencionaban sus nombres en el relato, éste era acompañado por una frase sencilla que denotara superioridad o poderío. Es así como a lo largo de la historia, nos encontramos siempre con frases como: “...Zeus, el que amontona las nubes,...” o “Poseidón, el que bate la tierra,...”. Estas expresiones de respeto, es el reflejo de lo mucho que significaban estos personajes para el pueblo griego, y su admiración por estos seres que inspiraban de una u otra forma sus vidas y daban respuesta a sus inquietudes. Para explicar toda esta historia, en el comienzo de la obra, Hesiodo saluda a las Musas, hijas de Zeus, y les pide que con su canto le explique el origen y el orden de toda la historia de los dioses griegos: “Decidme cómo empezaron a existir las deidades y la tierra, los ríos, (...). Contadme estas cosas desde sus comienzos, oh Musas que poseéis olímpicos palacios, y decidme cual de ellas existió primero. ” Paso seguido, procede Hesiodo a mencionar en orden cronológico todas las deidades y sus descendencias de la mitología griega, en donde se resalta la historia principal del libro, en donde Urano, dios del Cielo, y Gea, diosa de la tierra, procrearon a los Titanes, los cuales fueron encerrados en el seno de la Tierra apenas nacían por su padre Urano debido a que éste no gustaba de sus hijos por considerarlos feos. Su madre Tierra (Gea), iracunda por la actitud del padre desnaturalizado, incitó a sus hijos para que castigaran a su padre, y el único que se atrevió fue Cronos el primogénito, el cual le cortó a su padre las partes nobles y subió al trono de su derrocado progenitor. Una vez en el trono, Cronos se casó con su hermana Rea, pero como estaba advertido de que iba a ser destronado por uno de sus propios hijos, entonces Cronos devoraba a todos sus hijos apenas eran paridos por Rea. Llena de pesar e ira, Rea decidió no permitir que se comiera a todos sus hijos, y antes de parir a Zeus, se fue a la isla de Creta (previo consejo de sus padres) y allá dio a luz a Zeus, y al regresar, entrego a Cronos una piedra envuelta en pañales, la cual éste la engulló enseguida.

Es así como Zeus sobrevivió, derrocó a su padre Cronos, le obligó a que vomitara a todos sus hermanos (también salió la piedra), liberó a sus tíos paternos llamados los Cíclopes que habían sido encerrados en el Tártaro por Cronos, y ellos le entregaron en agradecimiento sus armas: el Trueno, el Rayo y el Relámpago, con las cuales Zeus mandó a sus otros tíos los Titanes encadenados al Tártaro (infierno), derrotó posteriormente a Tifón en una sangrienta batalla, y llegó así a ser el Dios y Señor del Olimpo, escogido por los dioses para que reinara sobre ellos, y para ser el Padre de todos los Dioses. La finalidad que perseguía Hesiodo con su obra “La Teogonía” era, por medio de su poesía didáctica, exponer la genealogía de los dioses y del mundo, componentes claves en la mitología griega, la cual era parte esencial en la vida de los antiguos; abriendo así el camino de la filosofía al tratar de introducir un orden racional y lógico en todas las leyendas y mitos relacionadas con los dioses, que eran parte del acervo cultural del pueblo griego en esa época, y en cierto grado, necesitaban de un documento que realizara esta organización de sus creencias. En el texto se encuentra la explicación a través de mitos, a los hechos comunes en la vida como lo son el día y la noche, los fenómenos naturales (los Tifones y huracanes), las mujeres las cuales son descritas como una calamidad para los hombres en el texto, entre otras cosas, lo cual nos confirma la necesidad del hombre de dar respuesta a sus preguntas básicas, y los griegos lo hicieron a través de los Mitos, y su Mitología. Proemio (v. 1-115) El proemio tiene dos bloques:
 

un himno a las Musas del Monte Helicón (v. 1-35) donde Hesíodo relata su propia iniciación poética, un himno a las Musas del Olimpo (v. 36 - 104)

finaliza con una invocación (v. 105 - 115) que marca la transición a la parte principal del poema. Compositivamente el proemio no se distingue esencialmente de la estructura de otros proemios conservados, como los Himnos homéricos:3 su estructura ternaria (anuncio del tema del himno, relato de algún episodio de la vida del dios celebrado, invocación de cierre pidiendo su favor) lo vincula a formas de la lírica.4

Cuerpo del poema (v. 116 - 1018) Cosmogonía y primera generación de dioses. Primera parte del mito de sucesión. (v. 116 - 210) Aquí son mencionados un conjunto de deidades que representan elementos cósmicos, en forma genealógica.
 

Los elementos primordiales: Caos, Gea, Eros (v. 116 - 122) Una primera generación de seres: o hijos de Caos, y sus nietos (v. 123 - 125) o hijos de Gea solamente (v. 126 - 132)

Sigue una genealogía de carácter más marcadamente teogónica:
 o

hijos de Gea y Urano (v. 133 - 153)

puesto que aunque allí se mencionan deidades que representan elementos, como (Océano, Hiperión, Rea), colectivamente aparecen dioses más antropomórficos que los anteriores: los Titanes, Cíclopes y Hecatonquiros. Como cierre de este bloque aparece, como primera parte del mito de sucesión, el
 o

Mito de la castración de Urano (v. 154-210)

que a su vez contiene la enumeración de los dioses nacidos de la mutilación de Urano, entre ellos Afrodita. Segunda y tercera generación de dioses. Final del mito de sucesión. (v. 211 885) Sigue un conjunto de genealogías en mera yuxtaposición, con importantes digresiones épicas que contienen el resto del mito de sucesión.5
  

Hijos de Nix, incluyendo a Eris con sus hijos (v. 211 - 232) Hijos de Ponto y Gea (v. 233 - 239) Nietos de Ponto o Hijas de Nereo y Doris: el catálogo de las Nereidas (v. 240 - 264) o Hijos de Taumante y Electra (v. 265 - 269) o Hijos de Ceto y Forcis (v. 270 - 336) Nietos de Urano o Hijos de Tetis y Océano (v. 337 - 370) o Hijos de Tea e Hiperión (v. 371 - 374)

   

Hijos y nietos de Crio y Euribia (v. 375 - 388)  Digresión: Estigia y sus hijos o Hijos de Febe (mitología) y Ceo (v. 404-413)  Digresión: Himno a Hécate (v. 414 - 452) o Hijos de Crono y Rea (v. 453 - 458)  Digresión, mito de sucesión parte II: engaño de Crono y nacimiento de Zeus (v. 459 - 506) o Hijos de Jápeto y Clímene (v. 507 - 511)  Digresión: destino de los hijos de Japeto (v. 512 - 616), que contiene el  Mito de Prometeo (535 - 616) Mito de sucesión parte III: Titanomaquia (v. 617 - 731) o Digresión: descripción del Tártaro (v. 732 - 819) Mito de sucesión parte IV: nacimiento de Tifón y Tifonomaquia (v. 820 868) Hijos de Tifón (v. 869 - 880) Mito de sucesión parte V: Ascenso de Zeus al poder (v. 881 - 885)
o

Cuarta generación de dioses. (v. 886 - 962)
   

Hijos de Zeus (v. 886 - 929) o Digresión: Deglución de Metis por Zeus (v. 886 - 900) Hijos de Poseidón (v. 930 - 933) Hijos de Ares y Afrodita (v. 933 - 937) Uniones de dioses con ninfas o mujeres mortales (v. 938 - 962)

Final (v. 963 - 1022) Hacia el final el poema pierde su hilo:6
  

Nuevo Proemio (v. 963 - 968) Uniones de diosas con hombres mortales: catálogo de héroes (v. 969 1018) Nuevo Proemio (v. 1019 - 1022)

Homero y Hesíodo están unidos por la métrica, el lenguaje épico y la tradición rapsódica, pero son muchos más los elementos que los separan: geográfica y socialmente pertenecen a ámbitos totalmente diferentes. Hesíodo crece en Beocia, y esta región de Grecia central, con su aislamiento campesino, su riqueza en tradición antiquísima y su peculiaridad tosca y vigorosa, influyó de manera decisiva en su carácter y su poesía.

El mundo de Hesíodo no es el mundo de los terratenientes nobles, sino el mundo de los pequeños campesinos y su dura lucha por la existencia. Hesíodo conoció la poesía homérica a través de los rapsodos errantes; aprendió el oficio de los rapsodos para convertirse más tarde en uno de ellos, si bien no realizó nunca largos viajes. Al formar parte del círculo de los rapsodos, sus poemas fueron transmitidos pronto de manera rapsódica. Aparte de otras obras de atribución bastante dudosa, han llegado a nosotros dos poemas con la autoría de Hesíodo: la Teogonía y los Trabajos y Días. En la Teogonía la línea principal del desarrollo está dada por la sucesión de las tres deidades que han gobernado el mundo: Urano, Cronos y Zeus. El cambio de poder ocurre de manera violenta. Cronos corta los genitales de su padre Urano, y llega de este modo al poder. Como Cronos devora a sus hijos, su esposa Rea aparta a Zeus, que acaba de nacer, y lo oculta en Creta, donde se va preparando para convertirse en el futuro amo del mundo. En su lucha contra los titanes se apodera definitivamente del trono. Pero una gran cantidad de elementos rodea este núcleo de la sucesión: cosmogonía, uniones y descendencias, representación de las cosas y las fuerzas de este mundo. Es el gran y primer compilador de la religión antigua griega. Puso por escrito y ordenó todo el cuerpo mitológico transmitido hasta entonces de forma oral. En su obra se basaron los mitógrafos posteriores clásicos, gracias a lo cual ha llegado en gran parte hasta nuestros días. Su obra principal es la Teogonía, en la que relata la genealogía de los dioses de la mitología griega. Obras de Hesíodo que se conservan enteras:
  

Teogonía El escudo de Heracles Trabajos y días