Está en la página 1de 2

Las manifestaciones prehistóricas las podemos ver en todo el mundo, éstas nos llevan por

un viaje que intenta descifrar las preguntas y responder las dudas sobre su significado: el

origen del ser humano, el uso y el desarrollo técnico derivado del trabajo artesanal.

Antes de que apareciera la escritura, el hombre buscó comunicar su pensamiento a través de

la pintura; el arte rupestre es la expresión más elemental y con mayor relevancia, si

pensamos en quien realizo las pinturas. El desarrollo visual partió de líneas y animales,

luego representaciones de él mismo y su comportamiento frente a los animales, hasta llegar

a la conciencia de su propia muerte, como bien lo podemos apreciar en la pintura el

Hombre con cabeza de pájaro, Pintura del pozo en las cavernas de Lascaux.

La evolución del arte desencadeno el hecho de crear monumentos megalíticos, estos parten

desde el punto de vista en que el hombre impulsado por la búsqueda, sale de sus cuevas a

tierras lejanas y nos dejan constancia de su existencia, el dominio sobre la tierra, la

agricultura, ganadería y el dominio del fuego, a su vez claro del uso de la herramienta de

piedra que le permitió marcar su existencia y trazar rutas.

Encontramos construcciones como el camino real barichana ubicado en Guanes, Colombia;

representado en lozas de piedras talladas y esculpidas, labradas con herramientas toscas

pero de un importante desarrollo arquitectónico e igualmente la habilidad en la talla de

objetos de menor tamaño, simbolizando una ruta comercial para los colonizadores.

En definitiva, la representación del hombre siempre nos ha sido de vital importancia, ahora

con el uso tecnología aun cuando no nos tomemos el tiempo de labrar una roca, con tan
solo hacer una fotografía, ya estamos logrando la representación de algún ser o hecho de

relevancia en la historia, almacenándolo para una posible investigación de quiénes éramos

para los pobladores futuros de la Tierra.

CONCLUSIONES

Se conoce que cuando se habla de arte representado por un ser divino o sobrenatural,
sabemos que este fue creado no por demostrar una obra artística, sino por enseñar o
transmitir a los demás quien tenía poder por encima de nosotros como una divinidad
suprema. También, se puede decir que gracias a este arte podemos narrar una historia
plasmada por ellos para conocer sobre su estilo de vida, de supervivencia como también su
personaje de adoración.

Es así, como hoy en día estos ambiente de historia, se convierten es patrimonio nacional,
cultural o turístico, pues permite saber que existió comunidades de diferentes creencias,
haciéndose cada vez más importante para las investigaciones antropológicas, sociológicas y
obviamente artísticas; en donde gracias al conocimiento de nuestro pasado podemos dar
detalle de lo que podemos mejorar para nuestro futuro.