Está en la página 1de 3

Murillo Pacheco Julissa Guadalupe 17211810

Gestión de Residuos

ENSAYO SITUACIÓN DE LOS RESIDUOS INTERNACIONAL Y EN MÉXICO

Introducción

Con un retraso de 30 años respecto a países desarrollados, uno de los principales


problemas ambientales que tiene México es el del manejo o gestión de los Residuos
Sólidos Urbanos (RSU), nuestro pais sigue sin dar un manejo adecuado a 43
millones de toneladas por año de residuos sólidos urbanos (RSU) que generamos
los 126 millones de habitantes. No se cumple la norma oficial mexicana NOM-083-
Semarnat-2003, que regula los sitios de disposición final de los RSU, en una
instalación que le denominamos relleno sanitario. Desafortunadamente muy pocos
municipios han dado la atención y destinado los recursos económicos que requiere
la gestión integral de los RSU; obligación de los gobiernos locales, consagrada en
el Artículo 115 constitucional.

De acuerdo con Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos
(LGPGIR; DOF, 2003), un residuo se define como aquel material o producto cuyo
propietario o poseedor desecha y que se encuentra en estado sólido o semisólido,
o es un líquido o gas contenido en recipientes o depósitos, y que puede ser
susceptible de ser valorizado o requiere sujetarse a tratamiento o disposición final
conforme a lo dispuesto en esta Ley. La definición de los residuos es muy importante
ya que de esto depende su gestión y tratamiento. Se clasifican de acuerdo a sus
características y orígenes en tres grupos: residuos sólidos urbanos (RSU), residuos
de manejo especial (RME) y residuos peligrosos (RP).

Desarrollo

La generación de residuos es un problema global significativo. Se están generando


volúmenes crecientes de desechos a medida que aumenta la población mundial y
el nivel de vida. En 2012 la producción mundial de residuos sólidos urbanos se
calculó en alrededor de 1 300 millones de toneladas diarias, y se estima que podría
crecer hasta los 2 200 millones en el año 2025.

Los países de ingreso alto, si bien representan el 16 % de la población mundial,


generan más de un tercio (34 %) de los desechos del mundo. La región de Asia
Murillo Pacheco Julissa Guadalupe 17211810
Gestión de Residuos

oriental y el Pacífico genera casi un cuarto (23 %) del total. Asimismo, se espera
que para 2050 la generación de desechos en las regiones de África al sur del Sahara
y Asia meridional se triplique y se duplique con creces, respectivamente.

En México, según la cifra más reciente publicada en 2015, la generación de RSU


alcanzó 53.1 millones de t, lo que representó un aumento del 61.2% con respecto a
2003 (10.24 millones de t más generadas en ese período). Si se expresa por
habitante, alcanzó 1.2 kilogramos en promedio diariamente en el mismo año.

El aumento en la generación de residuos sólidos urbanos puede explicarse como


resultado de múltiples factores, reconociéndose entre los más importantes el
crecimiento urbano, el desarrollo industrial, las modificaciones tecnológicas y el
cambio en los patrones de consumo de la población, entre otras.

Desde ese punto la gestión integral de los residuos un papel importante para reducir
su generación y conseguir una adecuada disposición final.

La Federación, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales


(Semarnat), ha impulsado en los últimos tres años nuevas formas de manejo y
aprovechamiento de los RSU, como lo propone desde 2009 nuestro Programa
Nacional para la Gestión Integral de los Residuos, intervención afortunada que ha
empezado a dar resultados.

El relleno sanitario es el método de disposición final más utilizado, ya que por su


relación beneficio-costo es una alternativa factible dada la realidad económica de
los municipios. Para este tipo de servicio el incremento de los volúmenes incide en
la reducción de los costos, favoreciéndose la utilización de rellenos regionales.

En 2013, a nivel nacional la disposición final en rellenos sanitarios y sitios


controlados alcanzó poco más del 74.5% del volumen de RSU generado, lo que
representa un incremento de alrededor del 82.7% con respecto al año 1997, en el
cual se disponía cerca del 40.7% de los residuos. Mientras tanto, de los residuos
generados, el 21% se depositó en sitios no controlados y el 5% restante fue
reciclado.
Murillo Pacheco Julissa Guadalupe 17211810
Gestión de Residuos

Otro ejemplo en la Ciudad de México se inició la meta de “basura cero”, que significa
la nueva práctica de no enterrar nuestros RSU en los tradicionales rellenos
sanitarios. Aclarando que las tecnologías mencionadas no son las únicas que
podemos usar, también tenemos el composteo de la fracción orgánica de los RSU,
que, junto con las podas de la corteza vegetal de parques y jardines de los
ayuntamientos, puede ayudarnos a producir compostas de alta calidad que nos
servirán para mejorar nuestros suelos.

Estas prácticas son comunes en Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Suecia,


Dinamarca, Holanda, Austria, Noruega y Estonia; pero sobre todo en Suiza, que
tiene un alto desempeño en el aprovechamiento de sus RSU, que va acompañado
de multas importantes a la ciudadanía si no los separa correctamente. Éstos son los
países que debemos emular para implementar una moderna gestión de los RSU.

Conclusión

El fomento de la sostenibilidad en el marco de la producción y el consumo puede


contribuir de forma importante a la prevención de residuos.

Uno de los beneficios de la prevención de la generación de residuos es que reduce


la necesidad de inversiones y energía para la recolección, transporte, tratamiento,
incineración y disposición final de los residuos, por lo cual se requieren menos
vehículos recolectores, incineradores y rellenos sanitarios, lo cual conlleva la
disminución de sus emisiones contaminantes. Puede contribuir a mitigar desafíos
globales como el cambio climático al disminuir las emisiones de metano asociadas
al manejo de residuos sólidos.

Sin embargo, a pesar de que contamos con leyes que nos hablan sobre cómo
gestionar los residuos y que ya se han visto algunas aplicaciones de la misma, al
país todavía le falta tiempo para llegar a ser como los países que se mencionaron
anteriormente, que tienen un alto desempeño en el aprovechamiento de sus RSU.