Está en la página 1de 4

TEST DE HARRIS (TEST DE DOMINANCIA LATERAL)

LATERALIDAD:

Es definida por Portellano (2005) como la utilización preferente de ojo, oído, mano y pie. Es
decir, se trata de la preferencia lateral en la estructura y funciones de aquellos órganos que
tenemos duplicados.

Corresponde al reflejo de nuestra organización cerebral. Se considera definida cuando mano,


pie, oído y ojo se encuentran organizados de forma armónica en el mismo lado del cuerpo.
Cuando esto no ocurre, se puede hablar de una lateralidad cruzada, no definida, mixta o
ambidextrismo.

El proceso que lo permite recibe el nombre de lateralización y depende de la dominancia


hemisférica, si es izquierda se presentara una dominancia lateral derecha, y si la dominancia
hemisférica es derecha, ocurrirá al contrario.

Que una persona sea diestra o zurda depende de este proceso de lateralización. Un niño esta
homogéneamente lateralizado si usa de forma consciente los elementos de un lado de su
cuerpo, sea el izquierdo (zurdo) o el derecho (diestro), si ocurre que la ejecución con ambos
lados es igual de buena se denomina ambidiestro.

Harris (1961), deja claro que cada individuo tiende a ser diestro o zurdo y por consecuente se
puede observar una inclinación personal del ojo, pie, oído, mano derecha o izquierda.

Se va desarrollando a medida que el niño va progresando motrizmente.

El adecuado desarrollo de la lateralidad es imprescindible para un correcto aprendizaje de la


lectoescritura, la elaboración de su esquema corporal, la organización de las referencias
espaciales derecha-izquierda

- Fase de indiferenciación (0-2 años): Se trata de un momento en el que el niño no tiene


definida su lateralidad. El pequeño descubre que tiene dos manos y que le pertenecen. Es la
etapa en la que le gusta agarrar y tirar los objetos que manipula y se da cuenta que esto le
permite interaccionar con el medio.

- Fase de alternancia (2-4 años): Periodo en el que el niño se vuelve todo un explorador, todo
le fascina y por ello necesita ir de un lado para otro y tocar todo lo que esté a su alcance. Si lo
observamos detenidamente veremos que aún utiliza las dos manos de forma indistinta para
hacer cualquier tipo de actividad.

- Fase de automatización (4-6 años): A partir de los 4 años, veremos cómo poco a poco el niño
va automatizando sus gestos. Es el momento en el que el niño empieza a utilizar más un lado
que otro. Así empezará a mirar por un agujero por el ojo dominante, llevarse el auricular del
teléfono al oído preferente, chutar la pelota con el pie dominante, coger el lápiz para escribir o
un vaso para beber con la mano que finalmente va usar.

 5-6 recién se define claramente.

2.3.2. Tipos de lateralidad

- Integrales, en los que hay un claro predominio de una parte del cuerpo sobre la otra, se
distinguen: diestro, donde el predominio cerebral corresponde a la zona izquierda del mismo y
las realizaciones motrices estarán orientadas hacia la parte derecha. Y zurdo, donde el
predominio cerebral corresponde al hemisferio derecho del cerebro.

También están los no integrales, o lo que es lo mismo, los principales trastornos de la


lateralidad en los que influye otro aspecto, si se trata de lateralidad innata o socializada, es
decir la que se adquiere por hábitos familiares, religiosos, escolares…

- Zurdo falso: Por accidente o enfermedad el individuo se ve incapacitado para utilizar el lado
derecho del cerebro.

- Derecho falso: Por accidente o enfermedad, la persona se ve obligado a utilizar el lado


izquierdo del cerebro.

- Zurdería contrariada: se da en individuos en los que a pesar de que por naturaleza el


izquierdo es lado dominante, se les enseña a usar su lado derecho, creando así una falsa
dominancia diestra. Por esto es tan preciso que el niño/a zurdo/a tenga bien asentada su
lateralidad desde bien pequeño.

- Ambidextrismo: se trata de aquella persona que es zurdo en algunas actividades y diestro en


otras, o que utiliza indistintamente ambos miembros, el derecho y el izquierdo. Aunque no es
un trastorno debidamente dicho, ya que existe una posibilidad muy reducida de que alguien
sea objetivamente ambidextra. Siempre existe un grado, aunque sea minúsculo, de
preferencia que se debe reforzar para convertirlo en dominante. “La mayoría de los casos de
ambidextrismo son en realidad una falta de dominancia lateral, con las consecuencias
negativas que esto puede tener de cara a la orientación espacial” Ribes et al. (2008 p. 72).

- Lateralidad cruzada: cuando la persona muestra un predominio lateral diestro en unos


miembros de su cuerpo y predominio lateral zurdo en otros. Es decir, existe un dominio del
lado derecho o izquierdo según la parte del cuerpo.

En la educación infantil se debe estimular la actividad sobre ambas partes del cuerpo y sobre
las dos manos, de manera que el niño o la niña tenga suficientes datos para elaborar su propia
síntesis y efectuar la elección de la mano preferente.

La lateralidad es una habilidad necesaria para la escolaridad y ésta depende del desarrollo y
estimulación desarrollados desde una temprana edad, es entonces cuando la lateralidad
motriz puede modificarse con mayor facilidad.

Esta epata es un periodo de globalidad irrepetible y debe ser aprovechada utilizando la acción
corporal para mejorar o normalizar el comportamiento general del niño, facilitando el
desarrollo de todos los aspectos de la personalidad. Así pues pretende dotar al niño de las
competencias, destrezas, hábitos y actitudes necesarias y que le facilitarán su adaptación en
las siguientes etapas escolares a través de la psicomotricidad y el juego.
TEST DE HARRIS:

APLICACIÓN INDIVIDUAL. TIEMPO ENTRE 10 Y 15 MINUTOS. EDAD A PARTIR DE 6 AÑOS.

El test de Harris (o test de dominancia lateral de Harris) es un test que evalúa predilección de
un niño para usar con más frecuencia el lado derecho o izquierdo de su cuerpo.

Consta de partes cortas y de aspecto atractivo para los niños. En él se evalúan posibles
problemas de lectoescritura, ortografía, desórdenes en el habla, problemas neurológicos, etc.

Sirve para:

Tener un acercamiento al tipo de desarrollo psicomotriz del niño.

Determinar si existe un cierto grado (parcial o total) de lateralidad en el niño.

Evaluar el desarrollo cognitivo que tiene el niño en cuanto a la comprensión (o falta de la


misma) de lo que se le pedirá durante el test.

A partir de los resultados obtenidos se puede clasificar a las personas en diestros, zurdos o
ambidiestros. La extensión de estos test a las partes simétricas del cuerpo (ojos, oídos, pies)
permite determinar si un sujeto tiene la lateralidad homogénea (muy raro) o cruzada. Aunque
se haya afirmado muchas veces que existe una relación entre una mala lateralización y las
dificultades de rendimiento en el ámbito de aprendizaje escolar, pocas investigaciones
continuadas apoyan estas informaciones.

El test de Harris indica que la lateralidad está bastante afirmada en todos los niños mayores de
6 años, lo que coincide con multitud de estudios (Porac y cols., 1980; Gundmundsson, 1993).
Está claro si son zurdos o diestros, por lo que este test tendría mucha validez con una
población con retraso motor o deficiencias en el desarrollo de edad más avanzada; con la
población normal, siempre y cuando sean mayores de 6 años, su administración no tiene
excesiva utilidad. La pregunta de si son diestros o zurdos, que se realiza en primer lugar en el
test de Harris, es casi definitiva en su determinación de lateralidad, como se comprobó al
pasar el test de dominancia. Tan sólo existía un niño con la lateralidad no muy afirmada, zurdo
y de 5 años, posiblemente por causas sociales y que a nivel de integración no definía
correctamente su lateralidad.

DOMINANCIA LATERAL:

Se entiende por dominancia lateral a la preferencia en el uso de un lado del cuerpo y la mejor
ejecución de este, si lo comparamos al otro lado. Las personas tienden a ser diestras o zurdas
en el uso de la mano, de los ojos o de los pies. Mientras que hay una tendencia a ser diestro o
zurdo vemos que encuentran patrones de dominancia. Se dice que la dominancia es cruzada
cuando la mano dominante y el ojo dominante se encuentran en lados opuestos.

Se dice que la dominancia es mixta o incompleta cuando el individuo no muestra preferencia


consistente por una mano o superioridad de la misma. Del mismo modo la dominancia del ojo
y del pie son llamadas mixtas cuando la preferencia por un lado no es consistente. Una
persona puede tener una dominancia manual mixta y al mismo tiempo mostrar preferencia
por un lado; del mismo modo sucede con el ojo y el pie.

Cuando en el uso, existe una igualdad completa de ambas manos, se dice que la persona es
ambidextra.
El término dominancia mixta, sin preferencia específica de la mano del ojo o del pie, incluye
tanto la dominancia cruzada como la incompleta.

La dominancia contrariada se refiere a que la persona previamente prefirió el uso de la otra


mano; generalmente se refiere a la preferencia en el uso de la mano derecha por personas que
previamente eran zurdas.

OBJETIVO DE LA PRUEBA

Esta prueba elaborada por Harris, tiene por finalidad determinar el tipo de predominio lateral
en el sujeto examinado. Los estudios efectuados por el autor en cuanto a la validez y fiabilidad
del instrumento han sido realizados en niños de 7 a 9 años, aunque también se ha aplicado en
el examen de adultos. La prueba incluye tareas cortas atractivas y que son entretenidas.

¿CUÁNDO ADMINISTAR LA PRUEBA?

Estas pruebas de lateralidad deben formar parte del examen rutinario de casos de problemas
de lectoescritura, ortografía, desórdenes del habla y dificultades neurológicas. Se pueden
administrar en cualquier periodo de la secuencia de la evaluación.

MATERIAL NECESARIO

- Hoja de registro de respuestas y calificaciones.

- Test de Visión ABC de W.R. Miles, constituido por tres conos de cartón y una serie de
láminas pequeñas.

- Un pedazo de cartón de 18 x 25 cm. Perforado al centro con un agujero redondo de 2.5


cm. De diámetro.

- Caleidoscopio, telescopio y fusil de juguete (este último de 60cm de largo).

- Pelota o bolsita llena de frijoles.

- Un juego de naipes.

- Dos lápices de igual longitud.

- Cronómetro.