Está en la página 1de 4

ENSAYO ERASE UNA VEZ UNA FÁBRICA SOBRE LA CALIDAD

ERASE UNA VEZ UNA FÁBRICA SOBRE LA CALIDAD

Este ensayo busca persuadir al lector ante la situación planteada por Jhon Guaspari
en su libro ERASE UNA VEZ UNA FABRICA fabula sobre la calidad. En este orden
de ideas se puede decir que la calidad es un valor primordial que toda persona
debe tener, ya que es fundamental y califica no solo al ser humano como individuo
si no también como grupo y como ser social.

En este libro se plantea un aspecto muy importante, que puede hacer una gran
diferencia a la hora de que un cliente se decida a utilizar o no un producto o servicio.
La calidad le ofrece tanto a una persona, a una empresa y familia la satisfacción de
estar haciendo las cosas bien. En primer lugar comienza relatándonos la vida de
un personaje llamado Rufo Punto, quien pensaba que el lenguaje que usaba era
torpe y plano, sin emociones ni sentido, así que al detectar la necesidad de las
personas de hablar más expresivamente decide fundar una compañía llamada
Puntuación S A .

Es evidente entonces que estaba siempre buscando la innovación para lograr crear
un idioma menos aburrido. Esta empresa logró mantenerse por mucho tiempo en
los primeros lugares, al contrario de nuevas empresas que no lograban captar el
interés del público y desaparecían rápidamente.

El gerente de dicha empresa era un hombre muy confiado y pensaba que la


originalidad de sus productos podía permitirle ser la primera en el mercado y así se
lo hacían creer sus empleados de confianza puesto que le destacaban que las
estadísticas le certificaban la primera posición en el mercado.

En este orden de ideas se puede decir que la compañía que satisface mejor al
cliente gana la competencia, la mayoría de las veces se adueña del
mercado. Precisando de una vez la calidad es lo que el cliente espera recibir de un
producto o servicio, por lo que está dispuesto a pagar para satisfacer todas sus
expectativas y necesidades.

Según el jefe mencionado en esta fabula, los errores son inevitables.la clave para
mejorara la calidad es encontrar las faltas en el momento que se presentan, es más
fácil prevenir un error que tener que corregirlo después de haberlo cometido. Por lo
tanto, es necesario dedicarse a la prevención, dejando de lado la supervisión. Al fin
y al cabo, las personas más capaces de descubrir cómo prevenir los errores son las
personas que están en la elaboración diaria de los productos
.
Como estamos en un mundo globalizado, siempre se busca ser competitivos, es
decir ser mejor que el otro con el objetivo de ser más reconocidos y permanecer en
el mercado; la calidad no es solo ofrecer un buen producto o servicio, también
incluye la buena atención y la buena imagen que se presenta al consumidor o
cliente.

Dirigir una organización, nos exigen la capacidad de liderazgo, conocimiento de la


empresa, acertar en la toma de decisiones. “Si la moral cae, la Calidad cae. Si la
Calidad cae, la participación en el mercado cae. Si la participación en el mercado
cae, la rentabilidad cae. Si la rentabilidad cae más todavía, Puntuación S.A. también
cae.” Página 18 erase una vez una fabrica

El nivel directivo y los asesores de la empresa deben estar en la mejor disposición


para trabajar a favor de la fábrica, sin descuidar el personal de apoyo que realiza el
trabajo operativo. Una empresa se mantiene vigente solo si sus gentes, directivos y
trabajadores, se ayudan mutuamente para alcanzar objetivos, aplicar correctivos, y
buscar los cambios que sean necesarios para la industria, la tecnología y la
modernización.
La calidad en toda organización no solo es aplicable al producto que se emite, esta
calidad es requisito en todo lo que atañe a la empresa. No es solo cuando la vemos,
como según lo relata en autor en la página 8 de dicha fabula y cuando vemos la
calidad – nos preguntamos, o es que nunca la vemos. Este aspecto de calidad
puede llevar a la empresa a su desaparición. Qué calidad de gerente tenemos, qué
calidad de asesor, que calidad de trabajadores, que calidad de implemento, con
base a lo anterior así será la calidad del producto.

Después de las consideraciones anteriores el autor expresa en la página 35 “Con


frecuencia ustedes han oído decir: la Calidad es responsabilidad de todos, y eso es
cierto. Pero debe comenzar por la gerencia. El trabajo de ésta es conducir a la gente
hacia la meta. Y la Calidad es la única meta importante.

Las conclusiones del Gerente de Puntuación S.A., después de haber logrado


neutralizar la competencia de Procesos S.A. fueron:
La calidad es asunto de supervivencia. Calidad significa; productividad,
participación de mercado y rentabilidad y cumplir con los requisitos del cliente.
La calidad puede no ser gratuita, pero es bastante menos costosa que las
alternativas restantes.
La calidad es una tarea de todos, pero una responsabilidad de la Gerencia
La mayoría de los problemas de calidad están incorporados en el sistema de
producción.

En consecuencia la gente quiere trabajar con calidad, si el sistema se lo permite.


El primer paso para mejorar el sistema es conseguir información confiable sobre lo
que es necesario solucionar, El segundo paso para mejorar el sistema es pasar de
un modo de pensar centrado en la supervisión a uno centrado en la prevención

Finalmente, y no menos importante, a los clientes no les interesan las


especificaciones internas de la compañía, o los estándares de calidad internos. A
ellos les interesan son sus propios estándares de calidad. Por lo tanto se puede
decir que cada organización reconocerá su propia calidad cuando sus clientes sean
capaces de percibirla.

FÁBULA SOBRE LA CALIDAD


Generalmente, se habla de que al querer ofrecer un producto o bien sea un servicio
de innovación es importante como primera instancia; tener claro cuáles son las
necesidades y expectativas de quienes serían vuestros clientes, para que en base
a estas se pueda satisfacer los con dicho producto o servicio. Mientras que las
empresas cumplan con este objetivo bastante común en el ámbito comercial,
tendrán por supuesto puntos a favor con los clientes ya que razonablemente podría
haber sido bastante innovador para hacerlos sentir complacidos.
Sin embargo, difícil es mantenerse en un buen grado de prestigio, productividad y
de participación en el mercado cuando se genera un impacto y aportes a la
sociedad, debido a que probablemente se empiecen a incorporar nuevas empresas
con ideas de negocio similares, convirtiéndose quizás hasta en vuestra más fuerte
competencia.
Sin desmeritar a quienes lo intentan ni muchos menos sentirse prepotentes ante la
originalidad, es necesario estar alerta con estas empresas y ponerse al tanto de
cómo se lleva todo eso que nos identifica en la vuestra y empezar a trabajar aún
más en cada proceso para no decaer, pero sin olvidar las opiniones de quienes son
el motivo principal por el cual crear la empresa, los clientes.
La fábrica Puntuación S. A. es un claro ejemplo de superación, éxito, desafío,
convicción y de muchas otras características positivas en la obra de John Guaspari
llamada “Erase una vez una fábrica”; a pesar de haber cometido errores en medio
del desesperante afán de no ser superado por su más grande competencia:
Procesos S. A.
Una fábrica en donde el Jefe siempre hizo a sus empleados participes de los triunfos
y de los fracasos, les brindo confianza, autoridad en algún momento, y comprensión.
En su primer intento fallido por recuperar eso que se les había escapado (La
Calidad) después de haber hecho una investigación de mercado, el Jefe les pide
“más esfuerzo”, todo eso que siempre habrían estado haciendo al máximo. En su
segundo intento fallido, les autoriza ser supervisores mutuos, labor que los puso en
controversia. Lo que demuestra que además de que hubo responsabilidad de parte
de la gerencia, también se estuvo en comunicación con los trabajadores para que
conocieran de tal problema y le ayudaran a mejorar, pero por allí no iba la naturaleza
real del mismo.
Por lo tanto, buscaron más ideas entre tantos errores por corregir y llegaron al punto
de cambiar el modo de pensar basado en la supervisión por la prevención. Lo que
personalmente me lleva a esa cancha de la calidad donde se desarrollan las
“Acciones de Mejora” que conocemos. Efectivamente esta modalidad le dio un giro
bastante positivo a la fábrica, ayudándoles a subir en utilidades, productividad,
participación y la moral de sus empleados.
Esto no fue suficiente para superar a la otra empresa ni controlar la calidad porque
aunque cumplieran con todas las especificaciones y tolerancias estrechas en los
productos, seguían llegando quejas de los clientes sobre la calidad que ellos nunca
supieron a la que se referían y que por ende les causo tanta frustración. Pero
continuaban perseverando en encontrar la solución, hasta que dieron con la idea de
cambiar todo el sistema, de exigir cooperación y coordinación en toda la
organización debido a que existía negligencia en administración.
Así fue como se dieron cuenta que los clientes si les decían algo que estaba
sucediendo muy allá en el fondo de la organización con la calidad, eso que ellos
querían en los productos que les compraban para satisfacer sus necesidades,
simplemente para eso, sin importar los detalles del negocio, porque era reconocible
cuando la veían.
Esta obra bastante sencilla de interpretar además de dejarnos una enseñanza sobre
cómo manejar la calidad en una empresa donde se presentan situaciones como la
que nos relata también nos revela todos esos motivos por los cuales nunca se debe
desistir a ser muy superiores, a estar siempre en el primer lugar, y a seguir
adelantes.

+++++++++

ENSAYO ERASE UNA VEZ UNA FABRICA


01 DE OCTUBRE DE 2008 - 04:59
Teniendo en cuenta que la calidad en las grandes y pequeñas empresas es
fundamental para su desarrollo, crecimiento y sostenimiento en el mercado, estas
deben tener un sistema interno bien estructurado.

Todo gerente que hable de calidad o quiera mantenerla debe plantearse unos
objetivos bien claros, los cuales deben ser cumplidos por todos los involucrados en
el proceso productivo y dentro de estos objetivos se debe contemplar la voz del
cliente, ya que es una base fundamental para el fortalecimiento de la calidad.

La responsabilidad de la calidad es de todos, por esta razón todos los involucrados


deben estar capacitados, entrenados, motivados y deben ser consientes de la
importancia de elaborar un producto con unas características que en ultimas
satisfacen al consumidor.

Toda compañía debe manejar unas políticas, normas o reglamentos y estas deben
ser conocidas por los colaboradores, de tal forma que se tenga estandarizado el
sistema, también debe tener certificaciones en calidad para reafirmar que sus
productos son los mejores y de esta manera ganar posición en el mercado.

Hoy en día en las compañías no se habla de supervisión de la producción, ya que


de acuerdo a estudios realizados se identifica que los verdaderos supervisores son
aquellas personas que llevan tiempo elaborando el producto y que conocen del
proceso, los que están en el día a día, esto hace que las personas sean autónomas
y ganen más importancia al ser sus propios gestores de la calidad.

La competencia sirve para reflexionar, que está faltando en la planta, realizar


benchmarking y de acuerdo como estemos frente a ella, bien sea por encima o
debajo, plantear unas acciones bien definidas de mejoramiento, esto nos llevara a
seguir siendo los mejores o en el caso a ser los mejores.

Queda claro que la calidad es de todos las personas que hacen parte de la
compañía, debe estar bien estructurada y respaldada por una gerencia, debe estar
mejorando continuamente sus procesos, innovando y algo muy importante tener un
servicio al cliente excelente, de tal manera que nuestros productos cumplan con
todos sus requerimientos, porque un cliente a trae a otro y en ultimas él siempre
tendrá la razón.