Está en la página 1de 7

ORIGEN DE LA PALABRA HOLA

RPI: B-3851-14
Enrique Cabrejas © 2015
e-nstitut Ideal Nol © 2015

Verán, lejos de lo que se tiene por más cierto, HOLA se trata de un acrónimo ibérico.
Me hago cargo de que esta afirmación les deje perplejos, no puede ser de otro modo;
pues voy a transmitirles una epistemología que ha estado inédita durante miles de años.
Por raro que parezca, es cierto y esta teoría del conocimiento tiene un razonamiento que
puedo perfectamente sustentar empíricamente.

Veamos, para empezar digamos que Hola es una interjección que se emplea en un
lenguaje coloquial. Es una exclamación que se emplea amistosamente. La primera
palabra probablemente con la cual nos expresamos a nuestra llegada en un encuentro.
Pongamos por caso, cuando nos estrechamos la mano o para iniciar un diálogo.
Nosotros decimos “HOLA”. Siendo esto así, en Wikipedia podía leerse lo siguiente:
“Según el DRAE la palabra hola es una voz expresiva que podría estar relacionada con
el inglés hello y el alemán hallo.” Y lo cierto es que efectivamente lo están, pero ni
mucho menos por las razones que nos han dado sino por otras muy distintas, y les
garantizo que quedarán asombrados cuando las conozcan. Así pues, sin más dilación
voy a dar y asimismo explicar la etimología legítima y correcta. El origen cierto de
nuestra locución HOLA, y para que puedan informar adecuadamente de todo ello en sus
interesantes y valiosas páginas.

Miren, ¡HOLA! no es una interjección originada en el idioma latín, tampoco generada


desde el inglés, alemán o griego, pues tiene un sentido propio y anterior. Su origen es
pre griego y se trata de un acrónimo ibérico que bebe en fuente de una raíz pre helena.
Lo explicaré detalladamente a continuación. En realidad es sencillo, sin embargo como
de la base que se parte en la etimología española anda profundamente descaminada, lo
que se derive de ella, lógicamente, también lo estará. Así tenemos que el término, por
no decir “todo” conceptualmente está desubicado. Nos encontramos frente a una teoría
que se dio por cierta y sin la debida comprobación: “La lengua madre del español es el
latín.” Se trata de un Axioma. Tropezamos ante un dogma, y las definiciones se ven
afectadas y, lo que es peor, se han propagado en un desacierto de dimensiones colosales.
Pues, derivando del latín lo indeclinable de forma, es decir términos no variables que
son genuinos ibéricos, no se acredita más el origen de la lengua española sino, bien al
contrario, se justifica la hipótesis de un latín superior que da como consecuencia un
subordinado origen del idioma castellano. Cuando en realidad son a la par, ambos, un
futuro latín y un futurible castellano por ende español, bebieron de las mismas fuentes
“pre griegas”, incluso en innumerables ocasiones de raíces distintas y, mira por donde,
justo este es uno de esos casos. ¡Impensable!
Entre los muchos desconocimientos sobre “Hola” está que les dirán que el término no
tiene sinónimos. Lo cierto es que sí los tiene y además bastante numerosos, pero es que
no los han relacionado como bien se debiera, porque no saben lo que se dicen cuando
usan la expresión. No imaginan lo que he de anunciarles, es demasiado asombroso, ya
que descubrirán una historia de la lengua española que jamás llegaron ni por asomo a

Página 1
imaginar. Les transmitiré un conocimiento inédito que solo pude alcanzar a través de
descifrar la escritura ibérica.
Miren, probablemente HOLA es de todas las palabras españolas la más significada, pero
no obstante parecería carecer de TODO significado, sin embargo me consta que esto no
es así. Sí lo tiene y acabo de dárselo – aunque bien pudiera haber pasado inadvertido –.
En un incomprensible lapsus se desconoció su significado hasta que en el año 2012
pude recuperarlo y finalmente publicarlo: “HOLA” significa “TODO”, metafóricamente
para nosotros vendría a significar: ¿Cómo va todo? Y es una locución propia ibérica.
HOLA es una pregunta. ¿Cómo? Sí, lo han oído bien, entero, perfecto, y que son
asimismo otras acepciones de HOLA, aun entiendo que se encuentren profundamente
desconcertados. ¿Una pregunta? ¿Un acrónimo? ¿Una palabra ibérica? ¿Qué quise decir
con esto? Pues, para empezar que no proviene del latín, tampoco del sajón, aun menos
del alemán y como se advierte, esto contradice la historiografía oficial dada para la
lengua española, por consiguiente a la vez con el origen de los hoy españoles, también.
¡Sí! ¿Inconcebible, verdad? Pues sí, ciertamente, pero tal así me consta y sabedor de que
la razón me asiste tal así lo manifiesto.
ola · HOLA
Miren, no les parece insólito que una palabra tan usual para los españoles como ¡Hola!
no tenga un origen etimológico en el latín. ¿Qué extraño? Pues claro, no proviene del
latín, es una palabra neta ibérica porque la lengua de los celtiberos será posteriormente
la misma que usaremos para la lengua castellana, sólo que la primera está escrita con
caracteres propios ibéricos de la antiquísima época frigia y la segunda una ortografía
latina. Y se dice de nuestra lengua que es preposicional, lo que no se dijo es que la de
nuestros antepasados usaba declinaciones y la nuestra inusitadamente también lo hace, y
esto sin parecerlo. A la vez es también flexiva. Gracias a ese nimio detalle pude detectar
esas concordancias y averiguarlo. Lo cierto es que la lengua ibérica anterior al periodo
romano es irreconocible en la lengua española, tanto que los lingüistas de todo el mundo
y de todas las épocas no han sido capaces de llegar a leerla y entenderla. Tiene una
explicación, es porque es una lengua con una ortografía rara e ignota que se resistía a
ser desentrañada, no obstante el año 2012 fue la fecha término. Descifré la escritura
ibérica y pude constatar esa lengua nutrió abundantes raíces, afijos y sufijos a la nuestra,
sí, la que hoy usamos con toda normalidad y llamamos española. Y los lingüistas han
tratado también de entender la realidad compleja del español pero cuando nosotros lo
utilizamos surge de modo natural, lo expresamos inconscientemente. Pues bien, esta
gramática española y que es milenaria, por lo tanto está en nuestro inconsciente desde
tiempos remotos. ¿Cómo es posible que no se conociera que tiene origen en la lengua de
nuestros antepasados, los iberos y los celtíberos? La respuesta es fácil, nadie había
podido leer adecuadamente hasta hoy los textos ibéricos para darse cuenta y advertirlo.

Tras descubrirlo, déjenme también que les exponga que la lengua española de ningún
modo es la continuadora del latín y menos aún de otro latín que siquiera existió: El
Vulgar. Es obvio que el latín no pudo ser nuestro idioma, cualquier filólogo se habrá
dado perfecta cuenta ya, pero nadie se atrevería abiertamente a desmentirlo, no hay un
registro fonográfico de la época. Pero ¿no lo hay? Permitan que les anuncie que sí que
existe un registro de sonido. Nadie lo hubiera sospechado pero está en nuestra propia
fonología y a diario. ¿Cómo piensan que decían HOLA nuestros antepasados? Lo decían
exactamente igual que nosotros, mientras que los romanos lo decían distinto. ¿Cómo

Página 2
dicen “Hola” en latín? Pues “SALVE”. Nosotros nunca dijimos “Salve” y los romanos
nunca dijeron “Hola”. Nuestros llamados celtíberos tenían una escritura maravillosa,
“Hola” escrito es de este modo: ola y si desean contrastarlo, lo cual sería deseable, lo
dejo escrito en griego para que se compruebe debidamente: όλα καλά y que significa
“todo bien”. Observen que en la actualidad nosotros usamos la forma corta, y ¿saben
por qué? Porque es como lo hacían nuestros antepasados también, ellos tenían una
lengua de la época frigia y decían “OLA” y no “OLA KALA” esta última es una
expresión griega y por tanto es posterior, es decir nosotros sólo decimos “¿TODO?”
cuando decimos ¡Hola!, y es porque nuestra lengua es anterior al griego como les dije y
nuestros antepasados la trajeron desde Asia Menor. Y son nuestros celtíberos quienes
nos confirman a Heródoto, él nos dijo que los Cario vivían en Mileto y que hablaban un
griego con acento cario, es nuestro acento. Asombrado, yo únicamente doy testimonio.
Son nuestros celtiberos quienes dicen ser: ΕΛΑΣ... ΚΑΡΥΟ : ΤΕΚΕΣ. Es decir
“Helenos, Cario de Anatolia”, ¡Sorprendente! Y lo hacen de este modo, miren: ëlaF…
Cquo : &wF. Pero éramos analfabetos de la escritura ibérica y no lo pudimos siquiera
sospechar. Era un debate abierto durante siglos y que los historiadores no pudieron
resolver. Lo denominaron el problema insoluble de LAS DOS IBERIAS pero, la cuestión
quedó resuelta en el instante que pude leer una lámina ibérica: “El bronce de Luzaga”.
Entonces, pude constatar que sencillamente era cierto, que las dos Iberia estaban
relacionadas entre sí y que entre esas dos Iberias finalmente se fundó Europa. El mundo
quedó listo para recibir la llegada de los nuevos conquistadores.

LA LENGUA IBÉRICA

Es necesario que sepan que el sábado 21 de abril de 2012 alrededor de las 6h de la tarde
pude descifrar la escritura ibérica tras transcribir el texto completo de “El bronce de
Luzaga”. Para mi sorpresa descubrí que las tesis y publicaciones que dieron validez a
un supuesto origen y lengua celta o celtizada de los iberos y los celtíberos tuvieron que
hacerlas sin comprobación. ¡Inaudito! Advertí no eran auténticas transcripciones sino
simplemente transliteraciones fonéticas sin significado alguno. Como ustedes saben
todo idioma se sustenta en una filosofía del lenguaje que explica su mundo y también
todos los mundos posibles, por ello es tan triste perder un lenguaje porque todo un
universo explicado se extingue con él, y pude comprender que aun parezca sorprendente
la escritura de los iberos y los celtíberos se trataba de escritura helena construida con
diversos alfabetos epichorikos, (otras regiones) es decir que cada comunidad lingüística
usaba caracteres propios de su territorio y por esa razón los lingüistas jamás pudieron
encontrar coincidencias grafológicas en otro lugar que no fuera en ese territorio
específico. Esa escritura es anterior al alfabeto griego Milesio o de Mileto, sí, pero no
obstante se trataba de una misma lengua hablada. Y pude comprobar que para los
celtíberos (íberos septentrionales) se trataba de una lengua proto-griega, para ser más
concreto en sus modos: frigio-lidio-dorio procedente de Anatolia. En realidad, la lengua
de los celtíberos y la lengua frigia es la misma lengua pero escrita de otro modo, con
otros caracteres. Pero lo más sorprendente se lo diré a continuación: Nuestras
palabras, las que usamos hoy, pude comprobar que son las mismas que usaban
ellos. Naturalmente no están escritas completadas como las conocemos hoy, por
supuesto. ¡Ojo! otras sorpresivamente sí que lo están. También muchas se extraviaron
en el tiempo, no son de uso corriente y no obstante podemos encontrarlas todavía en el
griego antiguo, incluso algunas en griego actual, lo cual no me digan que no es algo
sensacional, ahora bien, actualmente nosotros las conocemos escritas con ortografía de
patrón latino. ¡Sorprendente!

Página 3
Verán, el latín es un portento de tipografía, es un idioma extraordinario pero no es en
absoluto el sustrato primigenio de la lengua castellana. HOLA es una palabra milenaria
y sagrada de uso antes de que el idioma latín naciera siquiera. ¡Hola! era una expresión
ibérica empleada para preguntar: ¿Cómo va todo? Es muy natural, ¿verdad? Es como
lo hacían nuestros antepasados iberos y celtíberos, y como hemos continuado haciendo
nosotros y las generaciones de todos los tiempos en nuestro país, y luego allende de los
mares, universalmente. Eso sí, hemos tenido que añadir una “H”. Pero miren, el carácter
“H” era una letra de uso común para los iberos y los celtíberos. En realidad representaba
nuestro sonido vocálico “O”. Tenía un sentido fonético. Por el contrario ¿qué sentido
tiene en la lengua española escribir una letra H? No tiene ningún sentido ni tampoco
ningún sonido. No tiene la menor lógica, es una letra inútil. Y la razón es muy poderosa
y es que nuestras palabras no la llevaban sin sonido, esa es la prueba de que la palabra
ya existía en ibero y que ahora la escribimos con una “H” falseada incrustada. Verán, la
lengua ibérica tenía la palabra “OLA” ¿para qué “Hola”? Tenía el nombre “IS·PANIA”
¿para qué “Hispania”? etc. La letra latina “H” en nuestra ortografía española como
fonema no tiene sentido alguno y esa es la mayor evidencia fósil de que el genuino
origen de la palabra está en el ibérico. ola ¡OLA! ¿Pero qué esperábamos? Sí, el
celtíbero es nuestra lengua. Y es cierto, tienen razón: celtíbero y heleno son conceptos
que no casan. Es por ello tan delicada y ardua mi tarea de corregir todo este enorme
galimatías. En cualquier caso, del mismo modo, tampoco se debería confundir heleno y
griego. Nuestros antepasados no eran griegos, fueron ELAZ y hablaban una arcaica
lengua helena.

LA ETIMOLOGÍA DE “HOLA”

Verán, ahora ya les doy la etimología exacta y precisa de la palabra ¡Hola! y que es una
palabra milenaria ibérica que viene de la raíz pre helena ὅλ “OL”. Nuestra lengua
ibérica está preexistente en la lengua española y es anterior al griego helenístico. Y la
prueba de ello es que en castellano la pronunciamos igual que en celtibérico, y que el
género singular femenino lo declinaba con una “-a”. Otro ejemplo similar es ¿¡Hala!?
Que fue otra interrogación para nuestros antepasados. La palabra “Hola” se la dejo
escrita en griego y a la cual, a la raíz ὅλ “OL” los griegos añadieron una partícula
enclítica y que es un pronombre: -ος “-os”, así obtendrían la palabra ὅλος /HOLOS/. Por
tanto, otra sorpresa más, pues la palabra está emparentada, tal y como nos dicen, pero
no por las razones que se le atribuyeron, sino porque (H-“OL”-A), la palabra española,
y (“ALL”) la palabra inglesa, tendrían raíces cognadas y relativas por parte de la voz
“TODO”, y de eso nadie contaba. ¡Impensable! Incluso la fonética española y la inglesa
que son abismales, “OL” y “ALL” en cambio las vocalizarán similares. Y sabían que
esa locución se empleó “para saludar a un barquero” pero desconocían, a ciencia cierta,
que existiera esa ignota relación. Fíjense, por favor, porque aun hay más, y ahora entre
el inglés y también el griego: OK y OLA KALA, ambas significan “todo bien”. Sí, y
sin duda fue “para saludar a un barquero” como la tradición oral insistía, y esa
mistérica reminiscencia ha llegado hasta nuestros días, y pudiéramos decir que en forma
casi de parábola como si de una ineludible OLA se tratase, llegando hasta la riba de
nuestros tiempos. Sea lo que sea, tuvo que ser algo muy significado. ¿Qué podría ser tan
importante para ellos?

ΕΛΑΣ · ELAZ

Página 4
Verán, la península ibérica, mucho pueda sorprender fueron tierras PAN·HELÉNICAS,
tuvieron una cultura Hélade y se lo explicaré mejor. Se me ocurre, y particularmente,
que ese innombrable barquero en representación de todos los que pudieran llegar a
surcar los mares más tarde, tuvo que ser el hijo de Érebo y Nyx, y para que este
barquero te recogiera en su ineludible barca y según sus religiosos ritos, deberías tener
dispuesta una moneda, pudiera ser en los párpados, en la lengua o debajo ella, deberías
tenerla a punto porque de lo contrario los difuntos que no pudieran pagar esa última
singladura tendrían que vagar al menos cien años por las riberas del Aqueronte, y antes
de que ese barquero, sí, el barquero Caronte y que así se le llamaba, accediera a
llevarlos por las OLAS del río Estigia. No les llama la atención de que una OLA sea
todavía hoy como decimos a una onda que forma el viento en la superficie del mar.
OLA es asimismo la palabra litúrgica para saludar al barquero y que en los ritos de
nuestros antepasados fue el viaje más importante y trascendente de toda su vida. Y del
mismo modo que OLA fue una palabra sacra para iberos y celtíberos también lo sigue
siendo hoy para nosotros, una palabra imprescindible, empero hoy de otro modo. HOLA
es la palabra más significada para todos quienes hablamos la sobresaliente lengua
castellana. La lengua española es la lengua ibérica, el latín es otro idioma distinto. Hoy
queda en entredicho y sabemos que el “latín vulgar” únicamente justifica aquello que no
se supo ni se pudo explicar en su día, que nuestra lengua es continuadora de la original
de los íberos y los celtíberos. Pero entonces ¿qué ocurre con las lenguas romances? Pues
que son justo el eslabón necesario entre las lenguas vernáculas y las contemporáneas.
En nuestro caso, desde las ibéricas pre helenas en su paso a la romanización y que
derivaron indefectiblemente en un posterior romance o románico, para revertir después
en las lenguas actuales que todos conocemos.

Referencias

Cabrejas Iñesta, Enrique (Enero 2013) KARUO - EL SECRETO ÍBERO - ISBN 978-84-9030-665-9. Editorial Círculo Rojo.
Almeria. DEPÓSITO LEGAL: A 1185-2012.

Cabrejas Iñesta, Enrique (Marzo 2015) HIJOS DE TITANES - EL SECRETO ÍBERO - ISBN: 978-84-9095-585-7. Colección:
Investigación. Editorial Círculo Rojo. Almería. DEPÓSITO LEGAL: AL 199-2015.

Página 5
Bibliografía:

Herodotus, The Histories.


Hesiod, Theogony.
Homer, Iliad.
Homeric Hymns. English translation in the Online Medieval and Classical Library.
Pindar, Pythian Odes.
Homer: Iliad, 2 vols., revised by William F. Wyatt, Loeb Classical Library, Harvard University Press (1999)
Homer: Odyssey, 2 vols., revised by George E. Dimock, Loeb Classical Library, Harvard University Press (1995)
The Iliad, Farrar, Straus and Giroux (2004) ISBN 0-374-52905-1
The Iliad, Penguin Classics (1998) ISBN 0-14-027536-3
The Odyssey, Penguin Classics (1999) ISBN 0-14-026886-3
The Odyssey, Red and Black Publishers (2008) ISBN 978-1-934941-05-8
Strabo. Geographica III.
Diodorus Siculus. Bibliotheca historica.
Φιλολογική Ομάδα Κάκτου, εκδόσεις Κάκτος, 1992.
Σπ. Ιακωβίδης, Αι μυκηναϊκαί ακροπόλεις, Εκδόσεις Πανεπιστημίου Αθηνών: Αθήνα 1973.
Κ. Δημακοπούλου (επιμ.), Ο Μυκηναϊκός Κόσμος. Πέντε αιώνες πρώιμου ελληνικού πολιτισμού.
Εξωτερικοί σύνδεσμοι
Απολλοδώρου, Επιτομή της Βιβλιοθήκης
Ηροδότου, Ιστορίαι.
Παυσανίου, Ελλάδος περιήγησις.
Πρόκλου, Χρηστομάθεια.
Στράβωνος, Γεωγραφικά
Dictys Cretensis, Ephemeridos belli Trojani libri (μετάφραση Γιώργη Γιατρομανωλάκη ως Δίκτυς ο Κρητικός, Εφημερίδα τ ου
Τρωικού Πολέμου, Άγρα, 1996)
Dares Phrygius, De excidio Trojae historia (μετάφραση Γιώργη Γιατρομανωλάκη ως Δάρης ο Φρύγας, Ιστορία για την άλωση της
Τροίας, Άγρα, 1996)
Greek Mythology. Encyclopædia Britannica. 2002.
Greek Religion. Encyclopædia Britannica. 2002.
Griffin, Jasper (1986). Greek Myth and Hesiod. The Oxford Illustrated History of Greece and the Hellenistic World edited by John
Boardman, Jasper Griffin and Oswyn Murray. Oxford University Press. ISBN 0-19-285438-0.
Grimal, Pierre (1986) Argonauts. The Dictionary of Classical Mythology. Blackwell Publishing. ISBN 0-631-20102-5
Hard, Robin (2003). Sources of Greek Myth. The Routledge Handbook of Greek Mythology: based on H. J. Rose's A Handbook of
Greek mythology. Routledge (UK). ISBN 0-415-18636-6.
Kirk, Geoffrey Stephen (1974). The Nature of Greek Myths. Harmondsworth: Penguin. ISBN 0 -14-021783-5.
Lexicon Iconographicum Mythologiae Classicae. Artemis-Verlag. 1981–1999.
Nagy, Gregory (1992). The Hellenization of the Indo-European Poetics. Greek Mythology and Poetics. Cornell University Press.
ISBN 0-8014-8048-5.
Nilsson, Martin P. (1940). The Religion of Eleusis. Greek Popular Religion. Columbia University Press.
North John A., Beard Mary, Price Simon R.F. (1998). The Religions of Imperial Rome. Classical Mythology in English Literature: A
Critical Anthology. Cambridge University Press. ISBN 0-521-31682-0.
Papadopoulou, Thalia (2005). Introduction. Heracles and Euripidean Tragedy. Cambridge University Press. ISBN 0 -521-85126-2.
Stoll, Heinrich Wilhelm (translated by R. B. Paul) (1852). Handbook of the religion and mythology of the Greeks. Francis and John
Rivington.
Trobe, Kala (2001). Dionysus. Invoke the Gods. Llewellyn Worldwide. ISBN 0-7387-0096-7.
Trojan War. Encyclopaedia The Helios. 1952.
Troy. Encyclopædia Britannica. 2002.
Volume: Hellas, Article: Greek Mythology. Encyclopaedia The Helios. 1952.
Dan Dana. Zalmoxis de la Herodot la Mircea Eliade. Istorii despre un zeu al pretextului, Polirom, Iași, 2008
Cabrejas Enric, 2014 Karuo – the Iberian Secret (Book review). ISSN 2311-8822. Scientific Journal. Kiev. Future Human Image
1(4) 19. International Society of Philosophy and Cosmology. Bazaluk O. A. (Ch. Editor), 2014 Matusevych T. V. (Ch. Editor),
2014.
Cabrejas Iñesta, Enrique (Enero 2013) KARUO - EL SECRETO ÍBERO - ISBN 978-84-9030-665-9. Colección: Investigación.
Editorial Círculo Rojo. Almería. DEPÓSITO LEGAL: A 1185-2012.
Cabrejas Iñesta, Enrique (Noviembre 2012) Henares, 25,33. Libro de Actas. XIII Encuentro de Historiadores del Valle del Henares.
ISBN 978-84-92502-28-9. (c) 2012 Diputación Provincial de Guadalajara. Institución de Estudios Complutenses. Centro de
Estudios Seguntinos. Depósito Legal GU 210 – 2012.

Página 6
Origen de la palabra HOLA
1ª edición 2013
2ª edición 2015

Theory the Iberian acronyms


RPI: B-3851-14

ORCID: 0000-0002-5002-5850

© 2012 by Enrique Cabrejas Iñesta


© 2012 Fuentes gráficas de Ibero Juan-José Marcos

© Enrique Cabrejas Iñesta


www.elonol.com/karuo
www.enriquecabrejas.com
https://twitter.com/EnriqueCabrejas
https://enriquecabrejas.blogspot.com.es
https://plus.google.com/+EnriqueCabrejas
www.facebook.com/EnriqueCabrejasIniesta
http://www.regenpalmer.com/estudios-linguisticos

Página 7