Está en la página 1de 5

Fenotipo

En biología y específicamente en genética, se denomina fenotipo a


la expresión del genotipo en función de un determinado ambiente.1 Los rasgos fenotípicos
cuentan con rasgos tanto físicos como conductuales. Es importante destacar que el
fenotipo no puede definirse exclusivamente como la "manifestación visible" del genotipo,
pues a veces las características que se estudian no son visibles en el individuo, como es
el caso de la presencia de una enzima.
Por lo que si queremos definir un concepto como el fenotipo, en oraciones simples, serían
los rasgos observables de un organismo, las características visibles de este. El origen
propio de estas características observables, se encuentra en la genética, especificamente
en el genotipo, apartir de la presencia de un gen dominante, el cual dará lugar mediante
la información que se encuentra en las bases nucleotidicas, a una síntesis proteica, en la
cual encuentran su génesis los rasgos observables de un individuo (colores, texturas,
patrones, en caso del ser humano; color, forma del pelo, forma de la nariz, color de ojos,
altura, etc). Pero el fenotipo también se encuentra influenciado por los llamados factores
externos, el ambiente, entorno, las condiciones de desarrollo del organismo, lo que en
general constituye factores externos que inciden en como se desenvuelve este, tanto en
el ámbito conductal, como adaptativo frente a ciertas circunstancias de tipo abióticas (el
clima, la temperatura, la presencia del sol, agua, aire, la altura, etc. ).
Siendo influyentes en el fenotipo, tanto factores internos, que vendrían siendo todo
relacionado con la genética en sí. Y por otra parte tendríamos los factores externos, que
vendría siendo todo lo relacionado con lo conducta, comportamiento, el entorno, la
adaptación, regulado todo lo anterior por los factores abióticos del entorno.
Un fenotipo es cualquier característica o rasgo observable de un organismo, como su
morfología, desarrollo, propiedades bioquímicas, fisiología y comportamiento. 2La
diferencia entre genotipo y fenotipo es que el genotipo se puede distinguir observando
el ADN, y el fenotipo puede conocerse por medio de observar la apariencia externa de un
organismo. Richard Dawkins en su libro El fenotipo extendido (1982) ha generalizado la
idea del fenotipo para incluir características heredables externas al cuerpo del organismo,
como pueden ser los nidos de las aves o incluso el comportamiento patológico que un
parásito induce en su anfitrión.
Genotipo
En biología y específicamente en genética, se denomina fenotipo a la expresión del
genotipo en función de un determinado ambiente.1 Los rasgos fenotípicos cuentan con
rasgos tanto físicos como conductuales. Es importante destacar que el fenotipo no puede
definirse exclusivamente como la "manifestación visible" del genotipo, pues a veces las
características que se estudian no son visibles en el individuo, como es el caso de la
presencia de una enzima.
Por lo que si queremos definir un concepto como el fenotipo, en oraciones simples, serían
los rasgos observables de un organismo, las características visibles de este. El origen
propio de estas características observables, se encuentra en la genética, especificamente
en el genotipo, apartir de la presencia de un gen dominante, el cual dará lugar mediante la
información que se encuentra en las bases nucleotidicas, a una síntesis proteica, en la
cual encuentran su génesis los rasgos observables de un individuo (colores, texturas,
patrones, en caso del ser humano; color, forma del pelo, forma de la nariz, color de ojos,
altura, etc). Pero el fenotipo también se encuentra influenciado por los llamados factores
externos, el ambiente, entorno, las condiciones de desarrollo del organismo, lo que en
general constituye factores externos que inciden en como se desenvuelve este, tanto en
el ámbito conductal, como adaptativo frente a ciertas circunstancias de tipo abióticas (el
clima, la temperatura, la presencia del sol, agua, aire, la altura, etc. ).
Siendo influyentes en el fenotipo, tanto factores internos, que vendrían siendo todo
relacionado con la genética en sí. Y por otra parte tendríamos los factores externos, que
vendría siendo todo lo relacionado con lo conducta, comportamiento, el entorno, la
adaptación, regulado todo lo anterior por los factores abióticos del entorno.
Un fenotipo es cualquier característica o rasgo observable de un organismo, como su
morfología, desarrollo, propiedades bioquímicas, fisiología y comportamiento. 2La
diferencia entre genotipo y fenotipo es que el genotipo se puede distinguir observando el
ADN, y el fenotipo puede conocerse por medio de observar la apariencia externa de un
organismo. Richard Dawkins en su libro El fenotipo extendido (1982) ha generalizado la
idea del fenotipo para incluir características heredables externas al cuerpo del organismo,
como pueden ser los nidos de las aves o incluso el comportamiento patológico que un
parásito induce en su anfitrión.
Genotipo y fenotipo
Toda la información contenida en los cromosomas se conoce como genotipo, sin embargo
dicha información puede o no manifestarse en el individuo. El fenotipo se refiere a la
expresión del genotipo más la influencia del medio.
El botánico holandés Wilhelm Johannsen acuñó tanto el término gen como la distinción
entre genotipo y fenotipo. Normalmente se refiere al genotipo de un individuo con
respecto a un gen de interés particular y, en individuos poliploides, se refiere a la
combinación de los alelos que porta el individuo homocigoto y heterocigoto. Un cambio en
un cierto gen provocará normalmente un cambio observable en un organismo, conocido
como el fenotipo. Los términos genotipo y fenotipo son distintos por al menos dos
razones: para distinguir la fuente del conocimiento de un observador puede conocerse el
genotipo observando el ADN; y puede conocerse el fenotipo observando la apariencia
externa de un organismo.
El genotipo y el fenotipo no están siempre correlacionados directamente. Algunos genes
solo expresan un fenotipo dado bajo ciertas condiciones ambientales. Inversamente,
algunos fenotipos pueden ser el resultado de varios genotipos, lo que se conoce como
pleiotropismo. La distinción entre genotipo y fenotipo se constata a menudo al estudiar los
patrones familiares para ciertas enfermedades o condiciones hereditarias, por ejemplo la
hemofilia. Algunas personas que no tienen hemofilia pueden tener hijos con la
enfermedad, porque ambos padres "portaban" los genes de la hemofilia en su cuerpo,
aunque éstos no tenían efecto en la salud de los padres. Los padres, en este caso, se
llaman portadores. La gente sana que no es portadora y la gente sana que es portadora
del gen de la hemofilia tienen la misma apariencia externa es decir, no tienen la
enfermedad, y por tanto se dice que tienen el mismo fenotipo. Sin embargo, los
portadores tienen el gen y el resto de la gente no tienen distintos genotipos.