Está en la página 1de 3

¿Por qué es la Cruz de la Eficiencia?

Porque con esta práctica aseguramos


una higiene psicológica. Veamos por qué:
�Si necesitas algo y te hace feliz, entonces agradécelo, porque no siempre
poseemos lo que necesitamos.
�Si algo te hace feliz pero no lo necesitas, entonces sólo disfrútalo, porque
ese es el verdadero placer sin culpa.
� Si no lo necesitas y además no te hace feliz, entonces déjalo ir, porque
nada te aporta.
�Si no te hace feliz pero lo necesitas, entonces acéptalo, porque hay
muchas cosas en la vida que hacen bien, pero tienen la cara del deber y no
del placer.
El sistema FODA CLÍNICO es un procedimiento de análisis de la
personalidad que permite precisar y comprender nuestras FORTALEZAS, las
OPORTUNIDADES que existen en nuestro entorno, nuestras DEBILIDADES
psíquicas y nos permite reconocer las AMENAZAS del exterior.
Estas 4 dimensiones son sumamente valiosas para lograr reconocer lo que
somos y aquello que podemos esperar del medio externo.
�Las FORTALEZAS son aquellos atributos de la personalidad que son
siempre buenos para nosotros, es decir, que por cada vez que los
implementamos, nos han generan felicidad, se nos dan de manera fácil, nos
abren puertas y facilitan nuestra vida. Son algo así como nuestros aliados
en la resolución de conflictos.
�Las debilidades, por su parte, son aquellos atributos de la personalidad
que por cada vez que las implementamos nos generan quebranto,
infelicidad, la sensación de irresolución y nos cierran puertas de diversa
índole. Son algo así como nuestros opositores en la resolución de conflictos.
Operan como espías, están en nuestro territorio pero sabotean nuestro
avance.
¿Por qué es importante reconocer nuestras fortalezas y debilidades? Porque
es importante saber distinguir nuestras llaves al éxito y a nuestros
enemigos internos.
�Las oportunidades son aquellas situaciones de vida, ya sean personas,
situaciones o circunstancias que son una ayuda y un potenciador de lo que
somos. Favorecen la manifestación de nuestras fortalezas y nos debemos
apoyar de ellas como catapulta para lograr resolver los distintos desafíos de
vida.
�Las amenazas, en cambio, son aquellas situaciones de vida, ya sean
personas, situaciones o circunstancias que son un atentado a nuestra
existencia, nos perjudican y favorecen la manifestación de nuestras
debilidades, lo que nos induce a caer en círculos viciosos que sólo generan
dolor y sufrimiento.
¿Por qué es importante reconocer las oportunidades y amenazas, a pesar de
que son cosas que no manejamos? Porque así somos capaces de reconocer
a las personas, situaciones y circunstancias que pueden potenciarnos o de
las que debemos alejarnos para protegernos. En definitiva son más datos
para tomar decisiones eficientes de vida.
Este sistema lo utilizo en mis procesos terapéuticos, es una excelente carta
de navegación psicológica y se transforma en un muy buen aliado para
tomar decisiones inteligentes para nuestra realidad psíquica.