Está en la página 1de 3

Los pies dan marcha y equilibrio al cuerpo por tanto requieren atención especial más aun en la

asistencia geriatría.

Son varias los factores por los que el pie del anciano sufre varios alteraciones y patologías

Descartan:

Envejecimiento.-

Al pasar los años, se da una atrofia en las células de del talón donde lugar a un hiperapoyo
sobre sobre el hueso calcáneo lo que causa una redacción de movilidad.

Enfermedades Generales:

Osteoarticulares (la gota, artrosis, artritis reumatoide).

Cardiovasculares (insuficiencia cardiacas).

Enfermedades Endocrinas-metabólicas.

Hipotiroidismo.

Diabetes Mellitus.

La neuropatía o la enfermedad vascular, o las dos juntas, junto con una serie de
condicionantes sociales e higiénicos como el calzado o el corte de uñas, son las responsables
de los serios problemas del pie diabético.

Alteraciones dérmicas

Verrugas plantares, micosis y las hiperqueratosis, son el resultado de micro traumatismos


repetidos por una hiperpresión intermitente o el roce del calzado.

Heloma.- con frecuencia se localiza en el dorso de los dedos, es doloroso se hunde en la piel
formando una raíz.

La dureza o callosidad.- acumulación de células muertas epiteliales, aunque pueden aparecer


en cualquier localización, sobre todo están en la zona plantar.

Los ojos de gallo.- Suelen producirse por la presión que ocasiona un zapato de punta estrecha
y tacón alto, que obliga a los dedos al roce constante de unos contra otros al caminar.

Alteraciones de los dedos

Hallux valgus o juanete.-desviación hacia fuera del primer dedo, existencia de tumoración
dolorosa en la cara interna de la cabeza del primer metatarsiano, producido por uso de zapato
estrecho.

Dedos en martillo.- engloba deformidades como dedo en garra, cuello de cisne acompañado
de pie cavo e hiperqueratosis.

Clinodactilias.- los dedos se desvían por encima y por debajo, acompañado de hiperqueratosis.

Alteraciones estáticas del pie:


Pies planos.- colapso del arco del pie que ocasiona que toda la planta tenga contacto con el
suelo.

Pie cavo.- pie con arco plantar excesivamente curvado.

Pie en valgo.- desviación hacia fuera del talón y aplanamiento del arco interno provocando
juanete en el anciano.

Pie en varo.- desviación hacia dentro con el tiempo produce callosidad en el quinto dedo y
metatarsiano.

Alteraciones de las uñas:

Uñas encarnadas u ornicocriptósicas.- uñas en forma de teja, por presión del calzado o mal
corte de uñas.

Uñas hipertróficas u ornicogrifósicas.- crecimiento desmesurado de la uña crea dolor e


incomodidad.

Onicomicosis como tiñas o cándidas.

Todas estas alteraciones crean una limitación en la calidad de vida.

¿Cuáles son las recomendaciones preventivas?

Higiene:

-lavar los pies cada noche aproximadamente durante 5 minutos.

-usar agua templada y jabón neutro.

-secar el pie con toque sin frotar sobre todo entre la zona interdigital.

-usar preparados a base vaselina o lanolina para ablandar la piel seca.

-si hay sudoración excesiva aplicar talco o sustancias antisépticas.

Cuidado:

-Observar diariamente los pies si hay dolor, cambio de temperatura o color, signos de infección
acudir a su médico.

-acudir paródicamente al podólogo.

- aproximadamente cada 8 días deberá ser el corte de uñas en forma recta y después del
lavado, en los diabéticos será mejor limar o para más seguridad acudir al podólogo.

- ser prudente al tratar de eliminar la hiperqueratosis con callicidas o remedios e instrumentos


caseros.

-no usar adhesivos ni parches.


-ejercitar el pie y la pierna mediante un programa de ejercicios indicado por el medico según
su patología.

-la movilización es eficaz solo si es indolora.

Calzado y ropa:

-comprobar la longitud del calzado dejando el talón asentarse en la parte posterior con los
dedos por encima, el zapato debe tener entre medio y un centímetro más de longitud que el
pie.

-comprar el calzado en la tarde porque los pies suelen hincharse en el transcurso del día, y
usarlos de forma progresiva.

- Se recomienda usar calzado con pala ancha y alta que permita la movilidad de los dedos. Con
cordones o tiras con hebillas, flexible y lo suficientemente gruesa y mullida para evitar las
irregularidades del terreno.

-en verano usar sandalias que sujeten bien al pie y no permitan su desborde.

- Para el deporte, usara tacones que no superen los 2,5 centímetros de alto y con suela ni muy
gruesa ni muy delgada, flexibilidad media.

- Es conveniente salvo en pacientes diabéticos, caminar descalzo en la playa o sobre el césped.

-usar zapatillas aislantes para lugares como vestuarios.

- Usar calcetines de lana y zapatillas acolchadas durante el invierno y calcetines de algodón o


hilo en verano.

-no usar calcetines con elástico, remendados o con costuras, impiden el retorno venoso.

-usar calcetines holgados para dormir en invierno, en caso de diabéticos no colocar ni bolsas
de agua caliente ni cualquiera aparato para mantenerse caliente.

¿Cuál es el tratamiento de las afecciones del pie del anciano?

El tratamiento será individualizado, según la patología del pie que presente el anciano, en
muchos casos la corrección y la cura no es posible por tanto, el primer objetivo será obtener el
confort y calidad de vida mediante la disminución del dolor. Se basara en: fármacos y medidas
rehabilitadoras (aplicación de microondas, corrientes galvánicas, hidroterapia, medidas
ortésicas, etc.) y cuidados podológicos.