Está en la página 1de 1

EL MUNDO EGOCENTRICO DEL NIÑO

Se trata de una etapa natural y propia del niño en sus primeros meses de
vida, cuando pasa del mundo de las sensaciones puras –en las cuales
sólo existe para sí mismo- y empieza a descubrir al “otro” en la figura de la
madre, y de ahí a interesarse cada vez más por el mundo exterior.

MANIFESTACIONES DEL EGOCENTRISMO

El pensamiento infantil en esta etapa puede manifestarse bajo diferentes formas

Fenomenismo Finalismo Artificialis Animismo

Es la tendencia a Cada cosa tiene una Las cosas se Tendencia a percibir


establecer un lazo causal función y una finalidad que consideran como como vivientes y
entre fenómenos que son justifican su existencia y producto de fabricación conscientes cosas y
vistos como próximo por los sus características y voluntad humana. fenómenos inertes.
niños

LENGUAJE EGOCÉNTRICO DE LOS NIÑOS

Se caracteriza porque el niño no se ocupa de saber a quién habla ni si es escuchado. Es egocéntrico, porque el niño
habla más que de sí mismo, pero sobre todo porque no trata de ponerse en el punto de vista de su interlocutor.

Repetición o Ecolalia El monólogo Monólogo en pareja o


colectivo

El niño repite sílabas o El niño habla para sí, como si


palabras que ha escuchado pensase en voz alta. No se dirige Cada niño asocia al otro su acción
aunque no tengan gran a nadie, por lo que estas o a su pensamiento momentáneo,
sentido para él, las repite por palabras carecen de función pero sin preocuparse por ser oído o
el placer de hablar, sin social y sólo sirven para comprendido realmente. El punto
preocuparse por dirigirlas a acompañar o reemplazar la de vista del interlocutor es
alguien. Desde el punto de acción. irrelevante; el interlocutor sólo
vista social, la imitación funciona como incitante, ya que se
parece ser una confusión suma al placer de hablar por hablar
entre el yo y el no-yo, de tal el de monologar ante otros.
Se desprenden dos
manera que el niño se
identifica con el objeto consecuencias importantes
imitado, sin saber que está
imitando; se repite creyendo
que se expresa una idea
propia. Primero, el niño está Segundo, el niño puede utilizar la palabra para
producir lo que la acción no puede realizar por
obligado a hablar mientras
sí misma, creando una realidad con la palabra
actúa, incluso cuando está (fabulación) o actuando por la palabra, sin
sólo, para acompañar su contacto con las personas ni con las cosas
acción (lenguaje mágico).