Está en la página 1de 4

Conferencia de Moscú.

Octubre de 1943
Declaración Conjunta de 4 Naciones.

Los gobiernos de los Estados Unidos de América, el Reino Unido, la Unión Soviética y China;
Unidos en su determinación, de conformidad con la declaración por las Naciones Aliadas de enero de 1942, y
las declaraciones posteriores, de continuar las hostilidades contra los poderes del Eje, respectivamente, con los
que están en guerra hasta que esas facultades hayan depuesto las armas, sobre la base de Rendición Incondicio-
nal;
Conscientes de su responsabilidad de garantizar la liberación de la amenaza de agresión de los pueblos;
Reconociendo la necesidad de asegurar una rápida y ordenada transición de la guerra a la paz y de establecer y
mantener la paz y la seguridad con la menor desviación de recursos económicos para armamentos;
Conjuntamente declaran:
1. Que su unidad de acción, se comprometió para el enjuiciamiento de la guerra contra sus respectivos enemi-
gos, será continuada por la organización y el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.
2. Que están en guerra contra un enemigo común actuando juntos en todos los asuntos relacionados con la
rendición y el desarme de ese enemigo.
3. Que van a tomar todas las medidas consideradas por ellos de ser necesario proporcionarse en contra de
cualquier violación de las condiciones impuestas a los enemigos.
4. Que reconocen la necesidad de establecer lo antes posible una fecha para la organización internacional, so-
bre la base del principio de la igualdad soberana de todos los Estados amantes de la paz, y abierta a la adhesión
de todos los Estados, grandes y pequeños, para el mantenimiento de la La paz y la seguridad internacionales.

5. Que a los efectos de mantener la paz y la seguridad mientras se restablece el estado de derecho y el orden y
la inauguración de un sistema de seguridad general se consultarán entre sí y como exige ocasión con otros
miembros de las Naciones Aliadas, con miras a La acción conjunta en nombre de la comunidad de naciones.

6. Que después de la terminación de las hostilidades no van a emplear sus fuerzas militares dentro de los terri-
torios de otros estados, salvo para los fines previstos en la presente declaración y tras una consulta conjunta.

7. Que van a conferir y cooperarán entre sí y con otros miembros de las Naciones Aliadas para lograr un posi-
ble acuerdo general con respecto a la regulación de los armamentos en el período posterior a la guerra.
Declaración relativa ITALIA
Los secretarios de Asuntos Exteriores de los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética han estable-
cido que sus tres gobiernos están totalmente de acuerdo en que la política del Mando Aliado hacia Italia debe
basarse en el principio fundamental de que el fascismo y toda su influencia y su mal será completamente des-
truida Y que el pueblo italiano se dará todas las oportunidades para establecer instituciones gubernamentales y
otras sobre la base de principios democráticos.
Los secretarios de Asuntos Exteriores de los Estados Unidos y el Reino Unido declaran que la acción de sus
gobiernos que no ha sido la base de esta política constituyen el inicio de la invasión de territorio italiano, en la
medida en que las necesidades militares primordiales han permitido,
En aplicación de esta política en el futuro los Secretarios de Relaciones Exteriores de los tres gobiernos están
de acuerdo en que las siguientes medidas son importantes y deben poner en práctica:
1. Es esencial que el Gobierno italiano deba ser más democrático mediante la inclusión de representantes de las
secciones de los italianos que se han opuesto siempre a fascismo.
2. La libertad de expresión, de culto religioso, de credo político, de prensa y de reunión pública, será restaurada
en plena medida a los italianos, que tendrán derecho a la forma de luchar contra los grupos políticos fascistas.
3. Todas las instituciones y organizaciones creadas por el régimen fascista serán suprimidas.
4. Todos los fascistas o favorables a los elementos fascistas serán destituidos de la administración y de las insti-
tuciones y organizaciones de carácter público.
5. Todos los presos políticos del régimen fascista serán puestos en libertad en una plena amnistía.
6.Serán creados órganos democráticos del gobierno local.
7. Jefes y generales del ejército Fascista conocidos o sospechosos de ser criminales de guerra serán detenidos y
entregados a la justicia.
Al hacer esta declaración a los tres Secretarios de Relaciones Exteriores reconocen que mientras conti-
núen las operaciones militares activas en Italia el momento en el que es posible dar pleno efecto a los princi-
pios antes mencionados se determinará por el Comandante en Jefe sobre la base de instrucciones Recibidas a
través de la combinación de los jefes de personal.
Los tres gobiernos, las partes en la presente Declaración, serán, a petición de cualquiera de ellos, consul-
tadas sobre esta cuestión. También queda entendido que nada de lo dispuesto en esta resolución es para actuar
contra el derecho del pueblo italiano en última instancia a elegir su propia forma de gobierno.
DECLARACIÓN DE AUSTRIA

Los gobiernos del Reino Unido, la Unión Soviética y los Estados Unidos de América están de acuerdo en que
Austria, el primer país libre de caer víctima de la agresión hitleriana, será liberado de la dominación alemana.
Consideran que la anexión impuesta a Austria por Alemania el 15 de marzo de 1938, como nula y sin va-
lor. Ellos no se consideran a sí mismos de ninguna manera obligados por los cargos que efectúen en Austria a
partir de esa fecha. Ellos declaran que desean que se vuelva a establecer un Estado libre en Austria y, por tanto,
independiente de abrir el camino para que el propio pueblo de Austria, así como a los Estados vecinos, que se
enfrentan con problemas similares, para encontrar que la seguridad política y económica que es La única base
para una paz duradera. Se recuerda que Austria, sin embargo, tiene una responsabilidad que no puede eludir,
por la participación en la guerra al lado de la Alemania hitleriana, y que en la cuenta de liquidación definitiva
será inevitablemente tomada de su propia contribución a su liberación.
Declaración sobre atrocidades
Firmado por el Presidente Roosevelt, el Primer Ministro Churchill y el Primer Ministro Stalin .
El Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Soviética han recibido de muchos sectores pruebas de atrocida-
des, matanzas a sangre fría y ejecuciones en masa que están siendo perpetrados por las fuerzas hitlerianas en
muchos de los países que han invadido y de los que están siendo constantemente Expulsados. Las brutalidades
de la dominación nazi no son cosa nueva, y todos los pueblos o los territorios en su dominio han sufrido la
peor forma de gobierno por el terror. Lo que es nuevo es que muchos de los territorios se están redimiendo
por el avance de los ejércitos de la liberación, y que en su desesperación los Hitlerianos redoblan sus despiada-
dos crueldades. Se trata ahora de manifiesto con especial claridad por los monstruosos crímenes en el territorio
de la Unión Soviética que está siendo liberado de Hitlerianos, en francia y en el territorio italiano.
En consecuencia, las mencionadas tres Potencias Aliadas, en el interés de los treinta y dos de las Nacio-
nes Aliadas, declaramos solemnemente hacer plenamente advertencia de su declaración de la siguiente manera:
En el momento de la concesión de cualquier tipo de armisticio a cualquier gobierno que se pueden crear
en Alemania, los oficiales y soldados alemanes y miembros del partido nazi que han sido responsables o han
dado un consentimiento a atrocidades, masacres y ejecuciones Serán devueltos a los países en los que sus abo-
minables hechos se realizaron con el fin de que puedan ser juzgados y castigados de acuerdo a las leyes de estos
países liberados y la libertad de los Gobiernos, que se erigió en él. Las Listas se recogerán en detalle de todas las
posibles países teniendo en cuenta especialmente que invadieron partes de la Unión Soviética, de Polonia y
Checoslovaquia, de Yugoslavia y Grecia incluidas Creta y otras islas, a Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Bél-
gica, Luxemburgo, Francia E Italia.
Así, los alemanes que participan en la matanza al por mayor de oficiales polacos o en la ejecución de los
franceses, holandeses, belgas o noruegos rehenes de los campesinos de Creta, o que hayan compartido en ma-
tanzas infligidas a la población de Polonia o en los territorios de la Unión Soviética que Ahora se barrió clara-
mente al enemigo, sabrá que se trajo de vuelta a la escena de sus crímenes y juzgados en el acto por los pueblos
que han indignado.
Advertimos que los que hasta ahora no mancharon sus manos con sangre inocente tengan cuidado para
que no se unan a las filas de los culpables, para la gran mayoría de las tres Potencias Aliadas proseguirán el ex-
tremo a fines de la tierra y se los entregarán a sus acusadores a fin de que la justicia Puede hacerse.
La declaración anterior es sin perjuicio de lo dispuesto en el caso de delitos cuyos delincuentes alemanes
no tienen localización geográfica particular y que serán castigados por decisión conjunta del gobierno de los
Aliados.