Está en la página 1de 2

Un análisis de los principales ensayos que se requieren para calificar las características

resistentes de los, distinguiéndose aquellos parámetros que pueden incorporarse como


índices en los cálculos y de otros que suelen actuar como indicadores condicionantes de la
calidad del material. Ensayos de materiales calificados como:
a) Estáticos; La velocidad de aplicación de las fuerzas al material no influyen en el
resultado del ensayo. En el ensayo de tracción, por ejemplo, la velocidad de aplicación de la
fuerza se mantiene por debajo de cierto límite para que el ensayo sea estático.:
Tracción, fluencia, fractura, y, dureza.
b) Dinámicos; La velocidad de aplicación de las fuerzas juega un papel decisivo. Un
ejemplo de este ensayo es el ensayo de flexión por choque (ensayo charpy).
fatiga, y resiliencia.
Su campo de aplicación es general, y fundamental, en Ingeniería.
El ensayo de tracción, primer ensayo, en importancia, obligatorio para conocer las
características resistentes de los materiales metálicos, cerámicos y también poliméricos
y compuestos, a la temperatura ambiente.
El ensayo de fluencia, ensayo obligatorio para conocer las características
resistentes de los materiales metálicos y compuestos cuando la temperatura de servicio
es media o alta, superior a los 300°C. Pero también es aplicable a temperaturas
ambientales para materiales de tipo polimérico que muestran este fenómeno a esas
temperaturas.
El ensayo de tenacidad en fractura, es obligado para calcular el riesgo de
aparición de la fractura súbita de un material y para relacionar las tensiones de cálculo
asociadas.
El ensayo de dureza, herramienta básica para controlar, de forma rápida, las
características de tracción de los materiales.
El ensayo de fatiga tiene una extensa aplicación; la de todas aquellas piezas que se
encuentren sometidas a esfuerzos o tensiones variables: motores, máquinas, etc.
El ensayo de resiliencia es un requisito ineludible de calidad de los materiales,
exigido para demostrar su tenacidad de forma sencilla.
TENACIDAD: la tenacidad es la energía de deformación total que es capaz de absorber o
ENSAYO DE TRACCIÓN:
acumular un material antes de alcanzar la rotura en condiciones de impacto, por
acumulación de dislocaciones. Se debe principalmente al grado de cohesión entre
moléculas. También es la capacidad de los materiales o de algunos de los materiales de
adquirir deformaciones antes de romperse.

Como se comporta un material que no es tenaz o frágil. Si aplicamos fuerzas sobre un objeto
frágil. El material de este objeto no se deforma ante la aplicación de las fuerzas y luego se
rompe. El material no se deformó antes de romperse. Si lo unimos las mitades vamos a tener
el mismo material con las medidas que tenía antes de romperse.
Cómo se comporta un material tenaz. Si aplicamos fuerzas sobre este objeto. En este caso
un esfuerzo de tracción.

El material de este objeto se deforma, en este caso se estira, y no se rompe. Pero es tanta
la fuerza hasta que finalmente se rompe. Pero antes el material se estiró o se deformó antes
de fracturarse 0 quebrarse esto significa que el material es tenaz.
RESILIENCIA:

Una medida de la capacidad de un material para absorber energía sin sufrir una
deformación permanente o plástica. (J/m 2 or N.mm/mm2= MPa).

La resiliencia es la capacidad de un material de absorber energía elástica cuando es


deformado y de cederla cuando se deja de aplicar la carga.

Se llama límite elástico de un material, a la fuerza máxima que se le puede aplicar sin
sufrir deformaciones permanentes. Por lo tanto, la energía que absorbe un material antes
de llegar a su límite elástico es la resiliencia.

Los ensayos de choque determinan, pues, la fragilidad o capacidad de un material para


absorber cargas instantáneas, por el trabajo necesario para introducir la fractura de la
probeta de un solo choque, referido a la unidad de área, para obtener la
llamada resiliencia.

La resiliencia se diferencia de la tenacidad en que esta última cuantifica la cantidad de


energía absorbida por unidad de superficie de rotura bajo la acción de un esfuerzo
progresivo, y no por impacto.

La tenacidad corresponde al área bajo la curva de un ensayo de tracción entre la


deformación nula y la deformación correspondiente al límite de rotura (resistencia última a
la tracción). La resiliencia es la capacidad de absorber energía en el periodo elástico,
y corresponde al área bajo la curva del ensayo de tracción entre la deformación
nula y el límite de fluencia.

La tenacidad es la cantidad de energía absorbida por el material justo antes de romperse


(cuando rompe). La resiliencia nos dice la energía almacenada durante la deformación
elástica. Un material puede sobrepasar su límite de resiliencia y seguir deformándose
(ahora permanentemente) sin romperse. Una vez llega a la rotura, esa será su tenacidad.

Normalmente un material tenaz (mucha fuerza para romperlo) suele tener mucha
resiliencia.
Tenacidad: Una medida de la habilidad de un material para absorber energía sin fractura.
Resiliencia: Una medida de la habilidad de un material para absorber energía sin
deformación plástica o permanente.

Los ensayos de resiliencia de un material consisten en romper una probeta de muestra del
material golpeándola con un péndulo. Son por lo tanto ensayos destructivos. Tenemos dos
Charpy e Izod.