Está en la página 1de 6

TECNOLOGIA DE SUPOSITORIOS

OBJETIVOS:

1. Conocer los diferentes excipientes empleados en la fabricación de


supositorios y su influencia en la liberación del fármaco.
2. Conocer los diferentes procedimientos de fabricación de supositorios,
discriminando entre ellos.
3. Calcular la masa del excipiente a utilizar en una determinada formulación de
supositorios, a partir del factor de desplazamiento.
4. Conocer las diferentes etapas de fabricación de supositorios tipo suspensión.
5. Conocer tanto los controles en proceso como los finales, usados en la
fabricación de supositorios y su influencia en la calidad del producto
terminado.

Los Supositorios son medicamentos sólidos destinados a ser introducidos por el recto.
Su forma más común es la cónica o cilindro-cónica, con el vértice redondeado, de 3-4
cm. de longitud y de 1.2 a 4 g. de peso, según sea para niños o adultos.

El principio activo se incorpora a una base que funda a la temperatura corporal o se


disuelva en las secreciones mucosas. Pueden ejercer una acción local o sistémica.
Constituyen una forma ideal para conseguir efectos rápidos de acción general, siempre
que se elija el excipiente adecuado.

En lo que se refiere a la acción local pueden utilizarse para conseguir efectos


anestésicos, astringentes o laxantes. Para un buen efecto terapéutico la sustancia
medicamentosa finamente dividida debe estar uniformemente repartida en el
Supositorio.

Bases para supositorios:


Tienen por objeto proporcionar la forma adecuada para administrar el medicamento,
además de estabilizar o controlar su velocidad de cesión.

Existen diferentes sistemas para clasificar a las bases de supositorios. Una de ellas se
basa en las propiedades fisicoquímicas:

1. Bases liposolubles:
Manteca de cacao y otras materias grasas de mejores propiedades para la
fabricación de supositorios.

2. Bases hidrosolubles:
Se mencionan la masa de gelatina y a los polietilenglicoles.

3. Bases hidrofílicas:
Forman una clase intermedia y están constituidas especialmente por mezclas de
sustancias lipídicas con emulgentes que permiten aumentar el poder de
captación de soluciones acuosas y /o mejorar su dispersión en agua.

1
Características de las bases para supositorios:

1. Bases liposolubles:

Estas bases debido a su incapacidad de solubilizarse en fluidos acuoso, liberan


el medicamento por fusión desde el supositorio a la temperatura rectal
(alrededor de 36 °C). Este factor limita su empleo en países de clima tropical
donde la temperatura puede llegar a 37°C o más deformándolos totalmente. En
éstos casos se debe usar otros tipos de bases que tengan una zona de
ablandamiento pequeña, ya que la mayoría de las sustancias grasas empiezan a
ablandarse varios grados antes de fundirse.

1.1. Manteca de cacao:


El excipiente clásico de este tipo lo constituye la manteca de cacao, la
cual tiende a ser reemplazada, debido a que presenta numerosos
inconvenientes tales como elevada posibilidad de oxidación, escasa
capacidad de absorción de agua y sobre todo, la formación de una forma
metaestable al ser calentada sobre 38 °C, la cual posee un punto de
fusión muy bajo (24 °C ), un punto de solidificación inferior a 20 °C y un
largo tiempo de solidificación (a veces varios días). Por éste motivo es
necesario controlar rigurosamente su calentamiento, el que debe ser
uniforme y no sobrepasar los 34 °C. Existen medicamentos liposolubles
que disminuyen significactivamente el punto de fusión de esta base. Para
resolver este problema se suelen agregar otras materias grasas, por
ejemplo cera de abejas.

1.2. Excipientes liposolubles sintéticos:


Como sustituto de la manteca de cacao se han propuesto numerosas
sustancias que son mezclas de triglicéridos hidrogenados con porcentajes
variables de glicéridos parcialmente hidrogenados, con lo que se logra
regular la viscosidad y la capacidad de retención de agua. Se conocen
con diversos nombres comerciales como, manteca Imhausen, Weecobes,
Witepsol, Subanal, entre otras. Estas bases se usan de manera
semejante a la manteca de cacao sin presentar el inconveniente de tener
formas polimórficas de menor punto de fusión. Además tienen mayor
capacidad de captación de agua y glicerina y son estables a la oxidación.

2. Bases hidrosolubles:

Este tipo de excipiente permite la liberación del principio activo por disolución de
la base en los fluidos corporales. Dos son los tipos de bases hidrosolubles que
se emplean comúnmente:

2.1. Excipientes gelatina – glicerina:


Existen descritas en la literatura varias fórmulas para este tipo de
excipiente, a los cuales se diferencian en las proporciones relativas de los
componentes. La elección se hace en base a las características del
principio activo y a la consistencia final requerida.

2
Los medicamentos pueden incorporarse a la base de acuerdo a la
solubilidad, es decir, disueltos o suspendidos. Este tipo de bases por el
hecho de ser higroscópicas presentan inconvenientes en su conservación
por lo que es necesario protegerlas de la humedad ambiente mediante
envases adecuados. También presentan incompatibilidad con algunos
medicamentos de carga contraria debiendo usarse el tipo de gelatina de
igual carga (Pharmagel A o B). Algunas sales licúan la masa lo mismo
que ciertos ácidos, como por ejemplo ácido tánico, alumbre, creosota,
entre otros.

2.2. Excipientes en base de polietilen glicoles:


Son sustancias sintéticas, que pueden presentar diferente estado físico
de acuerdo a su peso molecular, por eso se suelen mezclar hasta tener la
consistencia adecuada. Son solubles en agua disolviéndose en los fluidos
rectales. Pero esta propiedad puede causar problemas en la manufactura
cuando es necesario incorporar cantidades apreciables de soluciones
acuosas. En este caso, se recomienda la adición de sustancias grasa o
tensioactivas.

3. Bases hidrofílicas:

Son mezclas de sustancias grasas y materiales hidrosolubles capaces de


emulsionar agua para formular emulsiones A/O o de autodispersarse en agua.
Como excipientes de este tipo de bases se pueden emplear estearato
polioxietilénico 40 (Myrj 52), monoestearato de sorbitan polioxietilénico (Tween
60) y el estearato polioxietilénico polipropilénico (Atlas G2162).

Las mezclas de manteca de cacao con varios emulgentes como 2% de


colesterol o 10% de lanolina permiten la incorporación de cantidades apreciables
de agua (hasta un 25%). Se obtienen así supositorios cuya fase continua es
grasa y que en contacto con la mucosa rectal se funden y dispersan en forma de
un fluido cremoso.

Es preciso tener en cuenta que al incorporar agentes tensioactivos en las bases,


se modifican las condiciones de cesión del principio activo aumentándose en
forma considerable la absorción del medicamento. Por consiguiente al modificar
la base, es conveniente controlar la eficacia terapéutica.

Método de manufactura:

El método empleado dependerá del número de unidades, de la materia prima


empleada y del equipo que se disponga. Básicamente existen dos métodos, en frío y
en caliente por fusión.

3
En el método en frío existen dos variantes, moldeado manual, que tiene una técnica
operatoria muy semejante a la preparación de píldoras. Se raspa finamente el vehículo
y se le incorpora el medicamento, se tritura con una parte del excipiente hasta tener
una masa homogénea a la que posteriormente se le adiciona el resto de base. A esta
masa homogénea se le da forma de cilindro (magdaleón), se divide en tantas partes
como sea el número de supositorios calculados y se moldean manualmente. En el
moldeado por compresión, la forma se obtiene introduciendo cada porción del
magdaleón en un molde a presión.

El método por fusión consiste en fundir el excipiente junto a los principios activos
disueltos o dispersos y esta masa líquida se vierte luego en moldes especiales.

Para calcular la cantidad de excipientes que se utilizará existen diferentes métodos


descritos en la literatura. Se debe tomar en cuenta que las densidades de los
medicamentos y del vehículo son diferentes. Uno de ellos consiste en pesar una
cantidad de medicamento correspondiente a 10 supositorios y mezclarlo luego con una
parte de excipiente. Se funde, se vierte en los moldes y se completa con excipiente
puro hasta tener los 10 supositorios. Se pesan y por diferencia con la cantidad de
medicamento total se obtiene la cantidad de base requerida. Otro método descrito con
el nombre de factor de desplazamiento relaciona la cantidad en gramos de excipiente
desplazado (que ocupa igual volumen) por un gramo de principio activo.

Antes de preparar supositorios, los moldes debe ser calibrados con el objeto de
determinar si efectivamente contienen la cantidad para la que fueron
preparados. De no ser así deben ser reemplazados. Para este trabajo seguir el
siguiente procedimiento.

- Funda en baño caliente la base


- Con la base fundida, llene cada uno de los alveolos del molde, cuidando llenar
completamente el canal del molde, ya que cuando la masa se enfría se produce
contracción (prepare 10 supositorios).
- Deje enfriar el molde y luego póngalo en el refrigerador, para acelerar el proceso
(aproximadamente 20 minutos).
- Saque de los moldes los supositorios. Evite que se rompan por una
manipulación descuidada.
- Pese cada uno y calcule el peso promedio, desviación estándar y coeficiente de
variación. Si el coeficiente de variación es mayor que el 5% el molde no es apto
para la fabricación de supositorios. En caso de que sea adecuado, utilice el valor
promedio como peso placebo.

El factor de desplazamiento de un principio activo entrega la cantidad en gramos de


excipiente desplazado por un gramo de principio activo, en otras palabras corresponde
a una densidad relativa. Para poder determinarlo, proceda de la siguiente manera:

- Preparar 10 supositorios con excipiente base. Registrar el promedio (A).

4
- Preparar 10 supositorios con una mezcla de excipiente y principio activo en una
proporción determinada (80:20). Registrar el peso promedio (B) y calcular la
cantidad de excipiente (0.8 B) y principio activo por supositorio (0.2 B).

- Calcular el factor de desplazamiento (f) del principio activo con respecto al


excipiente utilizado, así:

F = (A – 0.8 B) ÷ 0.2 B

Supositorios de Teofilina

Formulación:
Teofilina 0.25 g.
Manteca de cacao C.s.

Método de elaboración:

Calcular la cantidad de teofilina y manteca de cacao de acuerdo al número de


supositorios solicitados. Par calcular la cantidad de base utilice la siguiente
fórmula:

M = F – (f . s)

Donde:
M = Peso de base para un supositorio
F = Capacidad en g del molde para la base
f = Factor de desplazamiento
s = Peso de principio activo en g.

Considere un exceso del 5% - 10%, tanto para base y principio activo.

Fundir la Manteca de cacao a baño caliente, evitando el sobrecalentamiento.


Añadir la teofilina finamente pulverizada y agitar suavemente hasta obtener una
suspensión homogénea. verter sobre los moldes.

Ensayos para Supositorios:

- Control de peso (prueba de variación de peso)


- Homogeneidad:
Seccionar en forma longitudinal y transversal el supositorio y se observa la
repartición del principio activo en el excipiente.
- Dosificación del principio activo
- Consistencia:
Para ello se mantiene el supositorio a una temperatura de 25° C durante 1 hora,
luego se ejerce una fuerza creciente sobre el supositorio hasta que se deforme.
5
- Punto de fusión.
- Cesión del principio activo a través de membranas de diálisis.
- Determinación del Tiempo de Fusión o de Disolución:
Según la base utilizada el supositorio se funde o se disuelve después de su
aplicación. Por ello se determina el tiempo de fusión o el tiempo de disolución en
cada caso.

Se coloca un supositorio en un recipiente que contiene 50 mL. de agua a 36 C-


38 C. Durante el ensayo debe agitarse el recipiente cada 5' de modo que el
líquido y la muestra realicen un movimiento circular. Los supositorios con bases
liposolubles se funden entre los 30' y los de bases hidrosolubles se disuelven en
60'. En ambos casos puede quedar medicamento sin disolver.

- Determinación de la Desviación de la Masa Permisible:


Se determina la masa de cada uno de 10 supositorios con 3 decimales y se
calcula la masa media. La desviación permisible de la masa media no puede
sobrepasar en 9 supositorios ± 5% y en 1 supositorio ± 10%.

- Determinación de la variación de peso:


Método USP ( ver Uniformidad de formas dosificadas ).