Está en la página 1de 11

U∴ T∴ O∴ A∴ A∴ G∴ I∴

Universi Terrarum Orbis Architectonis Ad Gloriam Ingentis

-IN DEO FIDUCIA NOSTRA-

M.·.R.·. y P.·.Cab.·. R.·.C.·. Carlos Alberto Yrigoyen Forno, 18°

Sob.·.Cap.·.de Ccab.·.RR.·. CC .·. 18°

UNIÓN MASÓNICA N° 1,

Camp.·. de Lima

“El Valor Ceremonial del Encendido de las Luces”


En el Soberano Capítulo de los CC.·. RR.·. CC.·.:. Grado XVIII del Rito
Escocés Antiguo y Aceptado, la Ceremonia del Encendido de las Luces es
una de las dos actividades más importantes a ser desarrolladas en aquel
período anual que la Cristiandad denomina “Semana Santa”, y que
corresponde con la festividad judía del PESAJ (ַ‫ פפסֶּסח‬el Salto, Pasaje, Paso,
o Pascua), la cual se celebra en el primer plenilunio posterior al
21 de marzo, Equinoccio de Aries.
La Luna Llena simboliza y procura la ILUMINACIÓN del ser humano,
por la expansión de la Consciencia en las tinieblas de su Inconsciente.
Ocurrió ayer con la Luna en Libra y el Sol en Aries a 10° de longitud
eclíptica, en el “Grado del Triunfo”. El signo del CORDERO, símbolo de
esa primera constelación zodiacal, representa el “yo” dispuesto a
sacrificarse por el NOSOTROS y por el TODOS.

El actual Papa Emérito, Benedicto XVI, recordaba en su homilía del 16


de abril del año 2007, textualmente, que la Última Cena, Jesús "la celebró
sin cordero, como la Comunidad de Qumran", es decir, como los Esenios,
secta judía cuyos miembros eran vegetarianos y no comían carne. De allí
que esta primera Luna Llena del año nuevo cósmico, se le denomine:
LA LUNA LLENA DEL CRISTO, ECCE AGNUS DEI QUI TOLLIT
PECCATA MUNDI, acaecida el sábado 31 de marzo. Desde el punto de
vista de las fuentes y de las raíces en otro i u originales, PESAJ, es aquella
celebración que nos convoca esta mañana y que se sintetiza en una sola
palabra como valor, como efecto, y como resultado: la LIBERTAD; y
que nos permite el reencuentro en un solo acto, que es también causa y
vía eficiente: ¡la LIBERACIÓN!
¿De qué “liberación” estaremos hablando?... No solo nos referimos al
momento histórico de la esclavitud del pueblo judío en Egipto, sino a
aquella etapa de la humanidad que, en su conjunto, también requiere la
LIBERACIÓN: del FANATISMO, de la AMBICIÓN, y
de la IGNORANCIA; así como apela a la demanda de la LIBERTAD del
EGO, o mejor aún, de los “egos”, en una esfera psíquica Individual.

La Tradición Hebraica dice que este año 2018, se cumplen 3,330 años de
la fecha en que ocurriera ese acontecimiento polémico de la salida de
Mizrahim (Egipto, en hebreo) hacia Canaán, la Tierra Prometida.
Yeshoúa Ben Yousef, o como le dicen en griego, el CHRISTÓS (Χριστός),
el “Ungido”, traducción del hebreo Mesías (ַ‫שיִׁסֶּח‬
ָ‫ממ ש‬, Māšîaḥ), es el epíteto de
Jesús de Nazareth en los Evangelios. Es el mismo CHRISTO que instruye
a sus discípulos, según lo señala San Lucas 22:10 (“10 Él les dijo:
He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro un hombre que
lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare, 11 y decid
al padre de familia de esa casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está el
aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? 12 Entonces,
él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad allí.”
RVR1960), y lo dijo en vísperas de esa misma Pascua que celebra, desde
el pasado viernes 30 de marzo hasta el próximo sábado 7 de abril, todo
Israel, mientras que los Cristianos hacemos lo propio entre el Domingo de
Ramos y la Pascua de Resurrección, que se conmemora precisamente el
domingo. Y no hace falta ingerir un cordero físico, como parte de una
cena pascual. Lo que sí necesitamos es sacrificar nuestro “ego” en aras de
la Individualidad verdadera y estar menos preocupados por nuestra
personalidad. ¡Evocar el Cirio Pascual!

La importancia mística y el profundo significado espiritual que entraña la


Ceremonia de Extinción de Luces, del pasado jueves 29 de marzo, así
como el presente Encendido de hoy, domingo 1° de abril, nos congrega en
esta breve reflexión matinal. Cada una de las 7 luces que se encendieran
hace unos pocos minutos, deberá producir una Iluminación interior, en
esas 7 Iglesias que JUAN describe y que nos remite a un mensaje puntual
y específico en el texto de las REVELACIONES, capítulos 2 y 3.
En el APOCALIPSIS (que no significa “batalla final” como sucede con el
RAGNARÖK nórdico), en un minucioso relato se nos presenta un nuevo
Cielo y una nueva Tierra: ¡la Nueva Jerusalem! (Ap 21:1-5).
“Como es Arriba, es Abajo” (Principio de Correspondencia). Asistimos a
una operación de Alta Magia; un acto sencillo, en apariencia, que
reafirma la Maestría más elevada; se vive astral, filosófica, y
espiritualmente, entre la ROSA y la CRUZ, con la más profunda
significancia esotérica, y una posibilidad efectiva de REALIZACIÓN
individual, cual es: ¡la Maestría del Fuego y la Magia de la LUZ!

La Maestría sobre ese Fuego Interior que los hindúes denominan


KUNDALINI (ककण्डललिनन); los teósofos, FOHAT, esencia de la electricidad
cósmica, componente masculino de la SHAKTI (शककक,) India, femenina y
universal; es la misma SHEKINAH (‫ )שכיִׁנה‬de los hebreos, aquel otro
gran misterio de la Qabaláh (‫)סֶּקמבמלה‬, el misterio de la Transmisión
Sagrada, y el misterio de la Generación Santa.

El Grado 18° sintetiza y preserva todo lo expuesto, en el anagrama


I.N.R.I., con todas las variables posibles, conocidas y por conocer, en
cuanto al aforismo respectivo. Al mismo tiempo, observamos también el
“pasaje” y el “paso”, el “salto” de aquel Judaísmo inicial, que proviene
del Medio Oriente, al más moderno Cristianismo Global y a la
INICIACIÓN CRÍSTICA, cuyo horizonte real es el Universo.
Ella tiene una nota lumínica, no solo luminosa; refulgente; distintiva;
brillante; única; resplandeciente; singular, a través de todos los Tiempos;
con una diferencia axial respecto a las viejas Tradiciones, a pesar de las
religiones de Misterios de Eleusis, de los Órficos, y Pitagóricos, así como
de la respectivas mitopoiesis; esto es, ¡la Resurrección! O tal vez,
deberíamos decir, ¿la Regeneración? Lo sucedido entonces, transformaría
para siempre la Historia de la Humanidad, aceptando tal hecho, o aún en
la negación del escepticismo y la incredulidad.

Cristo Resucitado de Grunewald

Podríamos preguntarnos ante el fuego que se ha encendido hoy, Domingo


de Pascua de Resurrección: ¿es el mismo fuego que extinguimos hace tres
días apenas, el pasado Jueves Santo?... Y nosotros, ¿acaso seremos los
mismos? En verdad todo cambia menos la ley del cambio (Principio de
Vibración), pero, lo hace observando otro Principio Hermético, aquel del
Ritmo. “Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y
retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo;
la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de
su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.”
(El Kybalion). ¿Cómo podríamos nosotros pretender una diástole
perpetua, sin una sístole previa y precedente? La tierra gira sobre su
propio eje y al hacerlo vemos que el sol se oculta hasta el día siguiente o
hasta el próximo verano, si acaso estuviéramos ubicados en las latitudes
polares. Empero el ritmo cósmico de expansión y contracción, muerte y
nacimiento, se cumple indefectiblemente. No podemos pretender estar
siempre brillando sobre el horizonte. Hasta el Astro Rey conoce el ocaso.
Y sin embargo, “para el Iniciado, siempre es Primavera”…
“UBI EST, MORS, VICTORIA TUA?”

Desde un punto de vista antropológico, manipular el fuego y conservarlo,


transportarlo y producirlo, ha marcado la evolución de nuestra especie:
de la edad de las cavernas a la exploración del espacio ultraterrestre.
El mito helénico del titán Prometeo, sustrayendo el fuego de Hefestos y
Atenea para entregárselo a los seres humanos, es más que elocuente si
consideramos el alcance universal de la Consciencia Crística, que surgirá
muchos siglos después. Sin menoscabo alguno de la metalurgia y el arte
de trabajar los metales por acción del fuego, es decir, en ese pasaje de la
orfebrería artesanal de un Tubalcaín hasta los altos hornos de inducción,
para producir aleaciones de última tecnología, también existe un Fuego y
una LUZ Interior que se renuevan y plantean otros retos y desafíos, si
retenemos que, “la verdadera Alquimia es un Arte Mental”
(El Kybalión).

Hablar del Fuego (IGNIS) es hablar de la LUZ y del calor, y es también


hablar de la ENERGÍA. La luz regula y controla el reloj biológico, los
ritmos fisiológicos y psicológicos de todos los seres vivos, incluyendo al ser
humano, durante el día y según las estaciones del año. Ello equivale a
hablar del movimiento de rotación de la Tierra sobre su propio eje y el de
traslación en torno al Sol, astro central de nuestro sistema planetario,
fuente de LUZ, estímulo e impulso para la Vida en el planeta, merced a la
fotosíntesis y al ciclo del carbono. Así, la nutación y la precesión terrestres
completan un más que simbólico Cuaternario astronómico.

Podríamos considerar el efecto de la Luz sobre los seres humanos, en tres


niveles: sensorial, psicológico, y biológico. Los efectos visuales, fisiológicos
y sensoriales de la luz son bien conocidos, cuentan con estándares y guías,
más allá de la mera decoración de interiores. Los arquitectos y los
artistas, en general, están familiarizados con los efectos emocionales
de la luz, y cuán importante resulta ésta para lograr una adecuada
ambientación psicológica. Los efectos biológicos de la luz también
constituyen un tema de interés para la salud pública e individual, en lo
que respecta a la producción de vitamina D y a la helioterapia. Los rayos
solares UV-B generan esa vitamina a nivel cutáneo, capacidad que
disminuye a partir de los 70 años de edad, pero cuya importancia
funcional se mantiene vigente para nuestra salud integral (p.ej. sistema
inmunológico y agilidad mental). Necesitamos mayor atención para
mantener una alimentación equilibrada según nuestras necesidades
diarias nutricionales. De otro lado, la nueva tecnología aplicada con
los diodos emisores de luz (LED), demuestra una relevancia similar tanto
en nanotecnología como en la computación cuántica.

La cronobiología resulta ser una relativamente moderna rama de la


biología como investigación interdisciplinaria que explora las relaciones
entre el tiempo y los ritmos de vida en nuestro planeta, la Tierra. Los
investigadores fueron capaces de demostrar que el ser humano, aun
cuando se hallare en aislamiento total, mantiene un ritmo biológico
interno cercano a 24 horas. Así, la luz resulta ser un factor importante y
decisivo para la sincronización vital con el día y la noche, en diferentes
latitudes del globo terráqueo. El ritmo circadiano se rige por las
actividades biológicas que se suceden en el cuerpo humano durante el día.
La melatonina es la hormona que produce el cuerpo durante la tarde y en
la noche para favorecer el sueño. Por la mañana, los niveles de esta
hormona decaen, ya que la luz actúa como un supresor. La luz artificial
también incidiría para superar estados depresivos por la ausencia de la
luz natural solar, mas no la reemplaza en cuanto a la producción y
fijación de la vitamina D y sus efectos, como se ha citado oportunamente.
“Donde entra el sol, no entra el médico”.

Ahora bien, podemos observar que, a la luz de la razón y de la


inteligencia, decir “la resurrección de la carne” ha sido motivo de
alternativas e hipótesis científicas y filosóficas, muy variadas y aún
antagónicas, sobre las cuales tampoco existe un criterio único ni
dogmático, salvo en los extremos doctrinarios de un catecismo religioso
que no es el objetivo de este Soberano Capítulo Rosacruz. ¿Quién
resucita? ¿Qué resucita? ¿Cómo resucita? ¿Por qué resucita? ¿Cuándo
resucita? Son cuestiones aún pendientes para ser resueltas de manera

individual, en las etapas de nuestro propio proceso como seres humanos.


Por el contrario, más allá de cualquier dogma, como Iniciados, se trata de
comprender que la dimensión Crística también es una dimensión
Cósmica.

El filósofo, teólogo, místico, y paleontólogo Pierre Teilhard de Chardin SJ


(1881-1955) nos recuerda esa secuencia que va de una antropogénesis
hasta una Cosmogénesis, en el pasaje (¿Pascua?) de la Consciencia
humana hacia la Noosfera. Todavía no son muy lejanos los días de aquel
1962, siete años después de la muerte del “Darwin católico”, cuando el
Vaticano promulgara una advertencia sobre su obra literaria e intelectual
diciendo que ella, "abunda en ambigüedades y tales errores serios que
ofenden la doctrina católica". Hasta el año 2017 seguía vigente ese
“monitum” contra sus escritos. Confiemos que, en algún momento no tan
lejano, se levante esa advertencia, para bien de la propia inteligencia.

Una frase que se atribuye a Teilhard (¡y bien podría ser de George
Ivánovich Gurdjieff! pues revisando diversos textos en uno y otro caso, no
se encuentra el contexto sino el comentario de alguien que dice que
dijo…), enuncia: “No somos seres humanos teniendo una experiencia
espiritual, somos seres espirituales teniendo una experiencia humana".
En todo caso, en el Punto Omega de la cosmovisión teilhardiana, no solo
se universaliza el Cristo, también se Cristifica el universo… Repetiré
entonces que la LUZ es una forma de energía que torna Visible lo
Invisible a partir de las formas y de los colores; también diré que
nosotros, los Iniciados Masones, somos SERES DE LUZ además de ser
HIJOS DE LA LUZ… Sostendré, que la materia y el espíritu solo son dos
aspectos del mismo proceso evolutivo universal, como la trama y la
urdimbre con las cuales se halla tejida la Creación entera. (Nota: ver, El
Manto de Chuquibamba, OBRA MAESTRA, en el arte textil del
TAHUANTINSUYO, Museo Andrés del Castillo, Jirón de la Unión N°
1030, Lima).

La VIA CRUCIS marca el camino hacia el GOLGOTA.


La CRUZ es el final del CALVARIO, pero también es el anuncio de
la RESURRECCIÓN, la VIA ROSAE.

¿Cómo encendemos y alimentamos, los CC:. RR:. CC:., aquellas luces de


nuestras Siete Lámparas Interiores? Mediante el SABER y la praxis de
las Obras de Misericordia, que son Exteriores e Interiores, siete
“Corporales” y siete “Espirituales”, a favor de todos los seres vivos.
Recordemos que la misericordia no es un sentimiento sino una práctica y
como tal es sinónimo de compasión. Entre las primeras Corporales se
hallan: (1) Visitar a los enfermos; (2) Dar de comer al hambriento; (3)
Dar de beber al sediento; (4) Dar posada al peregrino; (5) Vestir al
desnudo; (6) Visitar a los presos; y 7) Enterrar a los muertos; mientras
que las Espirituales son: (1) Enseñar al que no sabe; (2) Aconsejar a quien
lo necesite; (3) Corregir al que se equivoque; (4) Perdonar a quien nos
ofende; (5) Consolar al triste; (6) Soportar con paciencia los defectos
ajenos; y (7) Orar por los vivos y por los muertos.
Los CC:. RR:. CC:. tenemos el deber de preservar, REALIZAR, y
comprender el Secreto de la Inmortalidad, “conocimiento último y el más
secreto de los antiguos misterios” (ver página 106, RITUAL XVIII),
atendiendo las tareas correspondientes a cada una de las Siete Iglesias:
Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiátira, Sardes, Filadelfia, Laodicea, que son
otras tantas etapas en nuestro proceso de evolución espiritual, en
correspondencia con los centros o vórtices de energía que los hindúes
llaman “CHAKRAS”, en sánscrito. Y conforme la LUZ vence a las
Tinieblas, así la Rosa florece sobre la Cruz, teniendo en consideración el
efecto y la influencia de las Tres Luminares: el Sol, la Luna, y Plutón,
según lo revela el I:.P:.H:. Raynaud de la Ferriére 33°. Esta última
luminaria, se contempla en la Séfira DAATH, es la Llave Maestra que
abre las 50 Puertas de la Inteligencia que dan acceso a la Sabiduría
Suprema y a la Luz de Dios, recorriendo las 32 vías de la Sabiduría hacia
el Infinito (el AIN SOPH).

Por su parte, el precitado I:.P:.H:. de la Ferrière 33° también señala que:


“En realidad “Cristo” es un Avatar Divino, es la extracción, la inversión
de la figura de Dios, es lo Universal que se refleja en lo individual...” (Op.
Cit. el resaltado es nuestro). En esta mañana dominical, las iglesias de
todo el orbe cristiano reviven el ritual del fuego y de la luz mediante el
Cirio Pascual que representa al propio CRISTO RESUCITADO.

El valor ceremonial del Encendido de las Luces, en el Grado XVIII del


R:. E:. A:. A:., se fundamenta en 3 Principios: Correspondencia,
Vibración, y Ritmo que aguardan ser asumidos Individual y
Universalmente en esencia y en existencia, según sea la Polaridad y el
Género; en tanto que la Causa y Efecto, se estructura en el Mentalismo:
“El Todo es mente; el Universo es mental.” Si nosotros asistimos a
nuestras Tenidas y Trabajos pensando que solo es una “ceremonia
teatral” y no un Ritual de Magia, así como un acto trascendental,
estaremos olvidando la esencia y naturaleza del Supremo Consejo
respecto a toda la Masonería y a la Humanidad en su conjunto. Conforme
a nuestro Pensamiento serán nuestras Palabras y se cristalizarán, o no,
nuestras Acciones.

Para concluir, podríamos también preguntarnos, tal como lo hace nuestro


I:. P:. H:. Serge: “¿Qué es exactamente la ROSA CRUZ?”… Y él nos
respondería de la siguiente manera: “… Es una clase de Estado Místico
(especie de Shamballah), del cual algunos Iniciados han “Realizado”
enteramente tal estado.” (Op. Cit) Y sí, es muy cierto y verdadero que
podemos responder afirmativamente en el esfuerzo individual por
REALIZAR al CRISTO en nosotros, y no solo en la comprensión
intelectual del cómo es que opera una RESURRECCIÓN simbólica,
filosófica o alegórica, pues, en todo caso, ella sería y es, ¡ALQUÍMICA!,
psicológica, mental, involucra la LIBERTAD en su sentido más amplio e
integral, incluyendo una dimensión Trina (SOCIAL, POLÍTICA,
JURÍDICA), en el plano del Derecho positivo, para su respectiva
Realización Histórica en tanto IGUALDAD, y en cuanto a una GRAN
FRATERNIDAD, ¡UNIVERSAL!...

Y el Resucitado nos dice: “¡Insensatos! La tumba está vacía…


ÉL sigue la ruta de Emaús…” en una muy clara advocación para
continuar transitando por ¡la VIA LUCIS!... no es solo la VIA ROSAE,
ni la VIA CRUCIS…

Sí, los hombres han comprendido, por fin, que ya no es la hora de los
discursos triviales. Cristianismo, cadoísmo, teosofismo, rosacrucismo y
otros “ismos” hicieron perder tiempo al mundo. Ahora, más que nunca, el
hombre actual desea una ética universal, capaz de satisfacer tanto su
modalidad de existencia presente, como el darle una comida espiritual
que tanto necesita.

El ser humano no aspira a ser un Santo; lo que quiere es una condición de


hombre (en el sentido propio de la palabra) en una sociedad sana. No se
trata de tener ascetas sobre la superficie de la tierra sino una colectividad
en la cual cada uno sea capaz de darse cuenta de su lugar, con el
sentimiento de que colabora en una Tarea Común.

A pesar de las disputas que subsisten en esta época de Transición, una


Edad Nueva se perfila... los Tiempos Mejores están cerca...
(Raynaud de la Ferrière, Serge. Op. Cit.)
¡Muy Feliz Pascua de Resurrección! II:. PP:. HH:., EE:. HH:., PP:. HH:.,
VV:. HH:. todos.

Christus Resurrectus Est ! Vere Resurrectus Est !

Es mi palabra M:.S:. y P:.M:.

M.·.R.·. y P.·.Cab.·. R.·.C.·. Carlos Alberto Yrigoyen Forno, 18°

BIBLIOGRAFÍA

· Liturgia del Grado XVIII del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado -


Supremo Consejo Grado 33° para la República del Perú. Lima – Perú.
1998.

· Küller, Richard. The Influence of Light on Circarhythms in Humans.


https://www.researchgate.net/scientific-
contributions/13046912_Rikard_Kueller

· Raynaud de la Ferrière, Serge. Propósitos Psicológicos VII. Objetividad


Metafísica. La Rosa y la Cruz.
http://www.sergeraynauddelaferriere.net/obras/pps/07/pps07.pdf

· Rosenthal, Norman et alt. Seasonal Affective DisorderA Description of


the Syndrome and Preliminary Findings With Light Therapy.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6581756 · La Biblia. RVR1960
(http://www.amen-amen.net/RV1960/) · Biblioteca Masónica
(https://www.logiamaat.se/biblioteca-masonica/)

· Libros Sagrados de Hermes Trimegisto. La Sabiduría Hermética del


Antiguo Egipto
(http://libroesoterico.com/biblioteca/HERMETISMO/Anonimo
%20Libros%20Sagrados%20de%20Hermes%20Trismegisto.pdf)

Lima, 1° de abril del año 2018 E:.V:.

CAYF/cayf