Está en la página 1de 2

Proyecto con el nombre propio

Desde el punto de vista personal, el nombre nos identifica y forma parte de nuestra
identidad. Aprender a reconocerlo y a escribirlo es acceder a un saber especial. Pero además de este
sentido personal, conocer su escritura posibilita a los niños plantearse y resolver problemas en el mundo
de las letras. Desde el punto de vista de su función en la psicogénesis de la lengua escrita, diversas
investigaciones han demostrado que el nombre propio "[...] es una valiosa fuente de información para el
niño: indica que no cualquier conjunto de letras sirve para cualquier nombre; le indica que el orden de
las letras no es aleatorio; le ayuda a comprender que el comienzo del nombre escrito tiene algo que ver
con el comienzo del nombre cuando lo dice; le ayuda a comprender el valor sonoro convencional de las
letras. No puede, pues, minimizarse la importancia de esta adquisición".
Sin duda el nombre representa para el niño una escritura muy significativa ya que contiene un valor
afectivo muy importante: le pertenece y lo acompañará toda su vida.
Al principio lo copiará, lo reproducirá de memoria, pero esa copia será válida porque primero solo
dibujará las letras de su nombre pero luego lo reconocerá como propio, lo encontrará escrito en sus
pertenencias.
Este primer abecedario de los chicos, conformado por las letras que construyen su nombre, pasará a ser
fuente de información y de formulación de hipótesis, porque a partir de él podrá relacionarlo,
compararlo y asociarlo con otras escrituras.
Por ejemplo, escrituras que comiencen o terminen igual que su nombre, que contengan algunas de sus
letras .Luego podrá darse cuenta que su nombre al igual que otras palabras se escriben siempre de la
misma manera, es decir que su orden no se puede alterar y llevará siempre las mismas letras.
En fin, pero poder reproducir correctamente esta escritura no significa que los alumnos sepan
escribir de manera convencional. Tal como las investigaciones psicogenéticas han demostrado, la
posibilidad de reproducción de un modelo coexiste por mucho tiempo con las ideas originales y
sistemáticas que poseen los niños acerca de "qué es lo que la escritura representa y cómo lo
representa" Entre otras cuestiones, aprender a reproducir el nombre abre oportunidades para poner a
prueba o confrontar, ante este modelo convencional, aquellas ideas originales de los pequeños acerca del
funcionamiento del sistema de escritura.

Propósitos didácticos:
 Reconocer la escritura para guardar memoria.
 Reconocer y reproducir el nombre propio y el de sus compañeros.
 Avanzar en la reflexión sobre el sistema de escritura alfabetice.
 Conocer todas las letras del abecedario.
 Discriminación de letras vocales y consonantes de manera oral y escrita.
 Identificar algunos de usos de los números (número telefónico, fechas de cumpleaños,
numeración de calles para notar el domicilio)

Algunas actividades que se pueden realizar en torno a la escritura del nombre:
 Elaborar tarjetas con el nombre de cada alumno del grupo y utilizarlos en el
intercambio inicial de la jornada para reconocerlo entre todos los otros nombres y
colocarlos en el abecedario del salón, de este modo estarán a mano para que los niños
puedan acceder a ellos cuando lo necesiten.
 Analizar, comparar y clasificar los nombres con las tarjetas a la vista ( se realizará con
todo el grupo en el pizarrón)
- Nombres largos y cortos: el docente coloca en el pizarrón dos nombres diferentes,
les pregunta ¿Cuál de estos nombres es largo? ¿por qué?

1

Es probable que en el grupo existan nombres en los que las letras iniciales y finales coincidan. si este es compuesto. El maestro pide a los niños de un equipo que agrupen todos los nombres que acaban con o. y posteriormente toda la clase. El maestro dice. Letra inicial. los escriben en el pizarrón o colocan el cartel y luego los leen al grupo. por ejemplo: Aquí están los nombres de Juan y Joaquín ¿Dónde dirá Juan? ¿Y Joaquín? ¿En qué se parecen los nombres de estos dos niños? ¿Por qué el de Joaquín es más largo?. Letra final. Hacer las mismas actividades con la letra final a. . Jugar a cambiar las iniciales (¿cómo sería Lucía si empezara con la "M" de Matías? ¡Mucía!) . En ese caso se podrán comparar con todo el grupo. Escribo mi nombre y luego el de mis compañeros . . Escribo mi nombre. tomando un par de nombres por vez. o de masculinos con otras terminaciones como sucede con Omar. JUAN JUAN PABLOJOSÉ LUISJUAN JOSÉJOSÉ MARÍA CLARAANA MARÍA El maestro conduce al grupo hacia la identificación de la parte igual contenida en esos nombres y hacia el descubrimiento de su significado. ¿En qué se parecen? ¿Qué dirá en estos pedacitos que son iguales (MARÍA)? Si aquí María Clara escribió todo su nombre y aquí dice María. El maestro hace preguntas que lleven a la comparación de las diferentes escrituras: ¿Con qué letra empiezan todos estos nombres? ¿Todos empiezan igual? ¿Las demás letras también son iguales? ¿Qué otras letras tienen iguales?. observan las tarjetas y se agrupan todos aquellos niños cuyos nombres tengan la misma letra inicial. .. Pregunta: Los nombres de quiénes terminan con o. Rubén. ¿qué dirá en esta otra parte (CLARA)? ¿Qué dirá acá (ANA)? . Trabajar el panel de asistencia: la lectura del nombre cobra sentido para saber quiénes han asistido o no clase. Cada equipo. ¿Cuántas vocales tiene mi nombre? ¿Cuáles son? . ¿Qué hay más. pinto la letra inicial con un color y con otro color las vocales. algunos niños posean nombres formados por dos palabras y que alguna de ellas coincida con el nombre de otro alumno o con una parte del mismo. Letra inicial y final. es el caso de Rosario. 2 . Por ejemplo: Aquí María Clara y Ana María escribieron sus nombres. Construir nuevas palabras a través de las silabas de su nombre. Nombres compuestos Es posible que en el grupo. Mediante esta actividad los niños tomarán conciencia de que la mayoría de los nombres femeninos terminan con a y la mayor parte de los masculinos con o. etc. niños o niñas con el nombre terminado en o? Puede darse el caso de nombres femeninos con esa terminación. etc. José o Rafael.