Está en la página 1de 23

NATSUME YUUJINCHOU

VOLUMEN 01

Capítulo 02 La melodía del ayakashi

[La melodía del ayakashi]

Fue antes de la temporada de monzones, justo después de cambiar los uniformes de invierno
por los de verano, cuando me percaté que Natsume-kun asistía a la misma escuela que yo. Eso
pasó cuando terminaron las clases, íbamos de camino a la sala de música para las actividades
del club; Miki dijo que había olvidado algo y fue a recogerlo. La esperé en medio del corredor, y
mientras miraba distraídamente por la ventana, noté que más adelante otra persona estaba
viendo afuera de la misma manera. Un rostro apuesto. Un muchacho con una mirada cristalina.
Observaba el patio trasero donde no había más que unas pequeñas jardineras con flores.
Fijando la vista en esas jardineras, donde no había nadie, esa persona de repente murmuró:

—Ah, eso es peligroso.

Capturó mi atención y de igual forma miré las jardineras; pero, realmente no había nadie ahí.
Cuando lo volví a ver, tenía una expresión de alivio y sus ojos se movieron como si algo se
estuviera yendo. Entretanto unos chicos salieron del salón de la clase dos y lo llamaron.

—Natsume, vámonos.

—¿Eh? …¿Natsume-kun?

—Perdona por hacerte esperar, Miyako… ¿Um? ¿Qué sucede?

Sin siquiera responderle a Miki, observé con una sorpresa muda como se dirigía a la salida
con sus amigos.

Las actividades del club ese día fueron horribles.

—Shinohara te equivocaste otra vez. Hazlo de nuevo.

Me llamó la atención varias veces nuestro profesor consejero y recuerdo los rostros atónitos
de mis compañeros de cursos superiores.

Puesto que mi tía era una instrumentista, además de que había tocado el clarinete desde niña,
fue normal que me uniera al club de instrumentos de viento tras entrar a la preparatoria. Miki,

2

mi-fa-sol. Ese día. De pronto. pero. tocaban con todas sus fuerzas siguiendo el canto de nuestra profesora. Miyako. Al principio debido al cambio todos hablaban con él. Para mí. en gran parte fue gracias a ella que yo. Natsume-kun fue catalogado como mentiroso y gradualmente nadie quiso relacionarse con él. do. Era sobre Natsume Takashi. dicho incidente fue la causa de un trauma. Sucedió durante la clase de música. Piihyurururu. por lo que sus errores me molestaban. mi cabeza se llenó de un recuerdo inconfundible que había estado durmiendo en lo profundo de mi mente. Los niños alrededor de mí. Ella era alegre y extrovertida. totalmente diferente de la canción principal y aun así en perfecta armonía. —Ah. pero imagínense una canción muy bonita e inspiradora. ruroron1. tras cierto incidente. Por lo que haré lo mismo. que apenas iniciaban a aprender. Incluso Miki hizo una observación. al parecer la persona que lo tradujo no sabía cómo localizar las notas de la flauta al inglés y lo dejó así. —Oye. tocaba la trompeta. Pero continuaban equivocándose. Tras perder ambos padres se movió de pariente en pariente o al menos eso fue lo que escuché. 3 . Sol. se había transferido a la escuela primaria de ahí. Por un breve periodo de apenas dos meses. la. En mi defensa diré que así se encontraba en la versión inglesa. siendo tímida. la-sol-mi-do-re. él estuvo en la misma clase que yo. Desde hace tiempo mi tía me había estado dando lecciones. lograra encajar con la clase. —¿Eh? 1 N. Todos tocaban una canción para niños que acabábamos de aprender en la grabadora. de la T. una hermosa melodía de flauta llegó hasta mis oídos. Yamamoto-kun estas medio tono más abajo… El tiempo de Saki-chan es lento. mi-fa-sol. El pueblo en el que todavía vivo se encuentra bastante lejos de esta preparatoria.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki quien estaba en la misma clase cinco que yo. ¿qué tienes? Estás muy distraída el día de hoy. Fue cuando aún estábamos en los primeros grados de la escuela primaria. sol.

el resultado habría sido el mismo. se mudó con otros parientes a un pueblo diferente. —¡Guaaah! Uno de los niños se levantó de golpe de su silla gritando. Pero… No levanté la mano. Natsume-kun estaba completamente solo en clases. fui yo. No sabía qué hacer. La profesora en realidad pensó que Natsume-kun podría haber visto algo y solo quería cerciorarse. Natsume-kun insistía en que podía ver algo raro. se parece a un tengu y está tocando la flauta… —¿Eh? ¿Un tengu? —Ah. Al menos tendría a un amigo que le creyera. pero sin duda lo escuché. está escapando por ahí —dijo Natsume-kun apuntando a la ventana. ese tipo de cosas. ni siquiera yo. De hecho. intentando buscar a la persona que estaba tocando la flauta. eso sucedió. si solo hubiese levantado mi mano en aquel entonces… Quizá las miradas que caían sobre Natsume-kun no habrían sido tan frías. incluso después de eso. nadie hablaba con él. No había visto nada. Así que en cualquier caso. —¿Qué pasa. —¿Qué? No veo nada. el resultado final fue convertirlo en un marginado. Seguramente la pregunta no era mal intencionada. A partir de entonces. ¿Alguno de ustedes lo ve? —respondió sorprendida la profesora. levante su mano. Pese a eso. —Lo siento… Debo haberme equivocado —dijo Natsume-kun a final de cuentas y tomó asiento. Algo definitivamente había estado ahí. comenzó a ser conocido por decir cosas extrañas de vez en cuando y todos empezaron a evitarlo. mire. 4 . —Quienquiera que haya visto algo. Tenía miedo de que me dijera que todo era mi culpa y por eso permanecí lejos de él. No obstante. además de Natsume-kun.Capítulo 02 La melodía del ayakashi Cuando miré alrededor. Al final. Natsume-kun? —Hay un tipo raro por allá. sin haber hecho amigos. La única persona que se percató de ello. empujaba repentinamente a alguien y salía corriendo.

Sip. Natsume Takashi. escuchaba esa melodía otra vez. Aunque. a pesar de haber escuchado de un estudiante transferido en la clase 2. como un espléndido regalo de dios. El sonido de mi corazón acelerándose retumbó en mis oídos. ruroron. ¿en verdad era ese Natsume-kun? Podría ser alguien más con el mismo nombre. tocaba mi clarinete de camino a la escuela. el dios de la música sería lo suficientemente amable de tocar la flauta junto a mí. una hermosa melodía que me traía el viento. Probablemente sea una flauta transversal de madera. no tenía motivos para pensar que ese era Natsume- kun. Desde que entré a la escuela hasta ahora. Practicar en el salón del club. Ir a casa… y el ciclo se repetía. débil pero claramente en armonía con mi clarinete. ¿verdad? Desde las profundidades del bosque. Piihyurururu. Recién había recibido un clarinete de mi tía y puse mi corazón en practicar mi ejecución. Es la escala musical japonesa. De regreso a casa.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki Creo que me sentí aliviada y sellé mis recuerdos de él. y únicamente cuando lograba tocar tan bien que hasta me sorprendía a mí misma. Asistir a clases. estaba conmocionada. Pero consideraba a esa melodía de flauta. Ahora que lo pienso me pregunto por qué no recordé a Natsume-kun durante esos momentos. 5 . o quizá de en medio de la montaña. Ya que era ese tipo de persona. En cuanto llegue a casa. mi vida diaria era más o menos así: Ir a la escuela. Incluso después de entrar a la preparatoria. Desde la primaria e incluso tras haber entrado a la secundaria. saqué la lista de compañeros de clases y verifiqué. Solo cuando lograra tocar bien. continué con la música como si fuera lo más natural del mundo. que solo yo podía escuchar.

era. Inesperadamente un sentimiento de culpa salió a flote. hicieron un gran alboroto por eso. —Tranquilízate.Capítulo 02 La melodía del ayakashi —Oye. pero si hablas con él es sorpresivamente amigable y parece el tipo de persona que sería amable con cualquiera. Y fui yo quien lo aisló de esa clase. Nyanko-sensei! Otra vez hay un sujeto extraño afuera de la ventana. con seguridad no había cambiado desde la escuela primaria. Miki. La personalidad de Natsume. sin lugar a dudas. El domingo antes de las vacaciones de verano. La prolongada temporada de monzones pasó y llegó el verano. Aparentemente luce frío. mientras estaba en las montañas con la presidenta del club. Antes del campamento. la presidenta del club y yo decidimos revisar el lugar. Natsume-kun. el sonido de mi clarinete cambió a uno turbio y monótono.  —He venido a solicitar una audiencia con Natsume-dono del Libro de los Amigos. —¡Aaah. Miyako. A partir de entonces. —¿Eh? ¿Apenas preguntas? Como siempre eres lenta cuando se trata de chismes. vi una figura moviéndose a través del frondoso bosque y desapareciendo rápidamente hacia los matorrales más lejanos con lo que parecía un gato gordo y redondo sobre sus hombros. como Miki lo describió. 6 . Si busca problemas. lo ahuyentaré. Nuestro club de instrumentos de viento iba a realizar un campamento de verano con el objetivo de prepararnos para el campeonato de otoño y estábamos ocupados con las preparaciones para el mismo. Natsume. por consiguiente dejé de escuchar la melodía de dios. Cuando llegó aquí las chicas en nuestra clase fueron a espiarlo y dijeron que era bastante apuesto. De alguna forma se determinó que el campamento de entrenamiento se llevaría a cabo en unas instalaciones cercanas a mi pueblo natal: una casa de huéspedes próxima al interior de las montañas. ¿qué tipo de persona es el estudiante transferido de la clase dos? —pregunté al día siguiente en la escuela. debe ser su verdadera naturaleza.

Esas cosas. Regresando al tema. probablemente sean lo que llamarías yokai. Es una especie de artesano de flautas —respondió Nyanko-sensei. Natsume-dono. Simplemente escuché que el nombre de un ayakashi al que estoy buscando se encuentra en ese cuadernillo. sobre Ashi-no-Takumi. —¿Quieres tu nombre de regreso? —No. de la T. que nadie más es capaz de ver. ayúdeme convocando a Ashi-no-Takumi2 con el Libro de los Amigos. —¿Has dicho Ashi-no-Takumi? El ayakashi tenía la apariencia de un tengu y sostenía una pequeña flauta transversal en su mano. 葦の匠 Literalmente: “Maestro artesano de los carrizos” 7 . Este Ashi-no-Takumi.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki Desde que era un niño he podido ver cosas extrañas. Habernos encontrado antes de eso… ¿umm? —Hichiri dejó de hablar y fijó la vista en mi rostro—. no puede ser. —Espera. Por favor. mi nombre no se encuentra ahí. esa cara… no. Ahora que lo pienso. —Me conocen como Hichiri. Natsume-dono. —He oído sobre él. Aun así es similar… —¿Hay algo con mi cara? —No. quién es exactamente. 2 N. seguro debe tratarse de un parecido accidental. —¿Buscando? —Así es. —Hichiri… ¿nos hemos visto antes en algún lugar? —¿Um? Fue hasta hace poco que me enteré de Natsume-dono del Libro de los Amigos por medio de rumores. por favor. —Natsume-dono he venido con una petición.

sin embargo. un flautista. 8 . Yo soy. estoy bastante apegado a esta flauta. Cuando se trata de elaborar flautas. No solo soy incapaz de lograr el tono deseado.Capítulo 02 La melodía del ayakashi —Así es. Sí. La escucharé —dijo Nyanko-sensei mientras comía un palo de dango. siento que de repente me estuvieras menospreciando. escuchen. estoy seguro que era esta melodía. Ashi-no-Takumi fue el mejor de su época. respiró hondo y comenzó a tocar. pero desde que su nombre fue tomado por Natsume del Libro de los Amigos parece que se encerró en las montañas y no ve a nadie… —Entonces quisieras que yo lo invocara. Desafortunadamente. En ese caso. —¡Ah! Tú eres el de aquella vez. Sería decepcionante simplemente irme así. Cuando levanté la vista. Tenía una habilidad soberbia. últimamente el estado de esta flauta ha sido extraño. Mientras tocábamos en unísono. un yokai que parecía un tengu… De súbito. desearía que la reparara. un maestro artesano. no puedo llamarlo. grité. —¿Acaso eres el pequeñuelo de aquel entonces? Has crecido. No puedo convocar un ayakashi que nunca he visto antes y tampoco puedo regresar su nombre. Si eres un virtuoso de la flauta toca una melodía. Tal vez era el tipo de diferencia sutil que solo aquellos conocidos como maestros podían discernir. como pueden ver. —¡Qué! —Hichiri se quedó sin palabras. —¿Entonces quieres que Ashi-no-Takumi fabrique una nueva flauta para ti? —No. Hichiri preparó la flauta transversal. Por eso inicié mi búsqueda de Ashi-no-Takumi. —Oye. un tengu sujetando una flauta estaba junto a nuestra profesora. el sonido es insulso. un recuerdo del pasado apareció en mi mente. Fue durante la clase de música en la primaria. Una hermosa melodía. Hichiri o como te llames. Eso no es muy agradable. —La persona que lo derrotó en una competición y tomó su nombre fue mi abuela. —Desde luego. —Alto ahí. No podía oír un sonido monótono en lo absoluto. ya que desconozco como luce ese ayakashi. y sin pensarlo. inesperadamente escuché el sonido de otro tipo de flauta.

Me negué rotundamente… o mejor dicho. no tienes obligación de ayudar a tipos como este. ¿Me habrán visto? 9 . vi de reojo a dos chicas con los uniformes de mi escuela caminando desde la parada del autobús hacia el sendero que conducía a la casa de huéspedes. debería haberlo hecho. El domingo siguiente. ese sujeto podría aparecer para recuperar su nombre. no tengo motivos para inclinar mi cabeza ante un humano que ni siquiera puede convocar a Ashi-no-Takumi. No obstante. —¡Por supuesto que no! ¡Si acabamos de llegar! Conforme nos dirigíamos hacia las profundidades del bosque. Y la pasé muy mal en el pasado gracias a ti. no. ayúdeme! —Qué personaje tan voluble. ¿Ashi-no-Takumi estás aquí~? —grité sin ganas. que tiene el Libro de los Amigos fuera ahí. —Nah.. Natsume. Pensaba en ello como un caso perdido. —Tienes razón. no hay ninguna señal que indique que vaya a ser fácil encontrarlo. cuando alguien esta agobiado con un asunto en particular me ruega desesperadamente. tengo mi vida en la escuela y con los Fujiwara. Nyanko-sensei y yo. —Pero si Natsume. no puedo negarme. Estábamos a mitad de una montaña cercana a un pueblo donde permanecí más o menos por dos meses durante la escuela primaria. —Heeey. —¡No puede decirlo en serio! Natsume-dono. —Umm… ¡Natsume-sama! ¡Se lo ruego. Natsume.. por favor reconsideré mi petición~ Sin importar cuánto me ruegue. —Oh. junto con Hichiri.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki —Humph. no puedo irme simplemente. pero no hubo respuesta. fuimos a las montañas donde creía que Ashi-no-Takumi podría estar. Oye. comamos dango o algo y luego vámonos.

Fue una representación esplendida. —¿Qué has dicho? —Takumi permitió que una chica humana escuchara esa melodía y le mencionó que para invocarlo solo tenía que tocarla. ya era hora de dar por terminada la búsqueda ese día y regresar a casa. —Mis señores. Con eso en mente. parecía una cruza entre vaca y sabueso. ¿no lo sabían? Dicen que existe una melodía que convoca a Ashi-no-Takumi. 虹の葉風 Literalmente: el viento conmovedor de hojas del arcoíris. en caso de que toquen esa melodía con una flauta. mi señor. seguramente puedo inventar algo en caso de que lo hayan hecho. El sol estaba comenzando a ponerse. apareció ante nosotros un ayakashi con el rostro de un animal. Más o menos va de esta forma: Piihyururu~. —¿Era esa? —Estoy seguro que es la melodía. podría ser… —Tras decir eso. Después de todo he visto a Ashi-no-Takumi tocarla antes —respondió la vaca-sabueso. de la T. ¿acaso está preguntando por Ashi-no-Takumi? Con esas palabras. —¿Una melodía que lo convoca? —Sí. La melodía se llama “Niji no Hakaze3”. “Hakaze” se refiere específicamente a un viento que mueve las hojas. Hichiri guardó la flauta en silencio. Hichiri tocó su flauta. Después de tocar la melodía. 10 . Ashi-no-Takumi será invocado o al menos eso cuenta los rumores. Esperamos pero nada apareció. —Ah. nos adentramos todavía más en el bosque.Capítulo 02 La melodía del ayakashi Aun así. Era la melodía que él había interpretado en mi habitación. Debimos haber buscado por dos o tres horas. —Mi señor. —Una chica humana… 3 N. O menos literal: la brisa del arcoíris.

Con eso. así que Takumi probablemente lo olvidó. me tengo que ir. Pero la cosa es… De acuerdo a la información que pudimos sacarle a Hichiri entre muletillas y trabadas de lengua. Pero si escuchara esa melodía de principio a fin. —¿Cómo aprendiste esa melodía. puede que tu maestro haya tenido otros discípulos. —Pues bien. además esa chica parecía ser capaz de escuchar 11 . me daba un puñetazo implacablemente si cometía un error. Hichiri? —Esa melodía me la enseñó directamente mi maestro. nos lo confió. no hay forma de que pueda convocarlo. eso afirmó. no hay nada que hacer más que rendirse. Ella vivía al pie de la montaña y todos los días de camino a casa de la escuela tocaba la flauta mientras caminaba. Extrañamente. la vaca-sabueso salió corriendo hacia los matorrales. así que podría no oír si solamente fuera llamado. Hichiri tocaba su flauta como acompañamiento. solo una persona.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki —Dijo que dormiría en una Ciénega llena de malezas. vámonos —dijo Nyanko- sensei. quien puede tocarlo. Aunque esta sea la única flauta que poseo. Hichiri no habló más sobre su maestro. —Es una vieja historia. apresurándome. un poco más adelante. Hichiri tenía una mirada nostálgica. Fue entonces que la chica humana nombró la melodía «¿Qué te parece “Niji no Hakaze”?». Como consecuencia Hichiri. Natsume. Solo así. —No. Si me preguntas el por qué. es debido a que mi maestro… Sin embargo. Hichiri parece haberse percatado de algo también. Bien. Supe de inmediato de quien se trataba. —No son discípulos de mi maestro. pero hay alguien más. quien parecía no querer decirlo. sin duda despertaría. —En ese caso. Cuando dijo eso. dudo mucho que existieran otros discípulos además de mí. Era una persona muy estricta. esa persona era una chica humana. Agradándole ese sonido alegre. —Mi flauta esta estropeada y el sonido que hace es insulso.

continuaba tocando después de que él lo hacía.Capítulo 02 La melodía del ayakashi el sonido que solo debería ser audible para los ayakashi. Si tocaste esa melodía para esa niña humana. podría ser que… —Te has enamorado de ella. Había una expresión increíblemente afectuosa en el rostro de Hichiri mientras decía eso. Siempre que existan niños como ellos no puedo llegar a odiar a los humanos. aunque solo en fragmentos cortos. Así que ese debe ser el motivo por el que. tocaba para ella esa melodía que aprendió de él. debo reparar esta flauta. la flauta de esa niña también ha sonado insulsa. Aunque hay algunos que solo pueden llevar una vida engañando y utilizando a los demás. eso es todo…  12 . por alguna razón. En ese caso si le pedimos que toqué esa melodía de principio a fin… —Eso es imposible —murmuró Hichiri—. —¿Eh? —Porque mi flauta está rota. Estoy seguro que su flauta también debe de estar rota. —¡Ah. Definitivamente no puedo odiarlos. Recientemente. Luego esa chica. A partir de entonces Hichiri. con aparente regocijo. Ya no toca con el sonido encantador que solía tener. su flauta también… Por eso. No… tal vez es mi culpa. ¿eh? —N-no digas semejantes tonterías. Ashi-no-Takumi no despertó. se veía tan feliz tocando una melodía! Los humanos son criaturas fascinantes. —Hichiri. —Espera. al igual que su maestro. —Ya veo. también unos cuantos que pasan sus días de manera tan pura y simplemente disfrutan de la música. ¿no debería haber aparecido Ashi- no-Takumi en ese momento? —Tanto mi maestro como yo solo pasamos esta melodía por compases. sin importar qué. en aquel entonces. Solo deseo que esa niña toqué con ese sonido encantador una vez más.

¿por qué la acabo de escuchar? Después de que terminamos los arreglos necesarios y nos dirigíamos de regreso por la montaña. pero estoy bien. nos fuimos a casa y el día terminó.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki En la casa de huéspedes. —¡Ah! —¿Qué sucede. No es que tuviera algo que hacer ahí. que escuché entonces. sabes. Tal vez solo fuera que no podía soportar el alboroto del salón de clases. durante el receso de la tarde fui a la sala de música sola. 13 . ¿tiene algo que ver con Natsume-kun? Mientras pensaba sobre esas cosas. recientemente. subí las escaleras tenuemente iluminadas y di vuelta en el pasillo hasta el final. Lo que vi en el camino montañoso hacia la casa de huéspedes. pero comparado con antes. ¿tienes algo que te esté preocupando? —¿Eh? —Me gusta como tocas el clarinete. escuché esa melodía. Tras eso. Shinohara? —Sorprendida la presidente del club me miró. Quizá otras personas no se den cuenta incluso si lo escuchan. Al día siguiente. es un poco… —¿Eh? —Creí que sufrías de una pequeña depresión o algo. carece de energía… Así que ella se percató. ¿Por qué? La melodía de dios. Pensé que eras fabulosa a pesar de ser de primer año. —Lo siento. qué no había oído en mucho tiempo. Lo solucionaré antes de la competencia. la presidente del club me dijo preocupada: —Shinohara. ¿realmente era Natsume-kun? La melodía de dios. Pero. —Presidente… Gracias. no fue nada. mientras hacíamos los arreglos con la persona a cargo. admiraba eso.

podría ayudarte. —¿De qué se trata? —No. Así que.Capítulo 02 La melodía del ayakashi En el momento en que abrí la puerta. —No —Por favor. La escuché de alguien tocar en la flauta. tal vez podría conseguir que alguien más la tocara. Verás. pues. te ayudaré hacerlo —¿Qué estoy diciendo?—. Estaba por irse. alguien ya se encontraba ahí. Hay una melodía que quiero transcribir. —¿Qué clase de melodía es? —Pues… No puedo tocarla muy bien… —Tras decir eso. —¿Eeh? —Si intentas verificar algo. —¡Espera un momento! —¿Eh? —Te ayudaré. ¿Comenzaba así? No. —Ah… perdona. si se trata de algo relacionado con la música. ¿necesitas usar la sala? Se encontraba de pie frente al piano y parecía a punto de tocar algo. —Ya veo —Natsume-kun me vio con esa mirada cristalina y dijo—. así que pensé que si la transcribía. Me iré ahora. Gracias. estoy en el club de instrumentos de viento. ¿era esta otra? 14 . que tenía escrito “Sala de Música”. está bien. Um… ¿qué estás haciendo aquí? —Hay algo que me gustaría verificar. golpeo las teclas del piano con el dedo—. pero debido a ciertas circunstancias esa persona no puede volver a tocarla. que no escuche los latidos de mi corazón—. probablemente. Era una melodía realmente buena.

tú…». esa es! —gritó Natsume sorprendido—. Aunque sería más certero decir que escapé. Miyako. Shinohara-san. con que es así. tocó las teclas de forma vacilante. las palabras que salieron instantáneamente fueron: —No. Cuando la escuché a la mitad. No lo creo. esa es la razón… pero sí que fue una sorpresa. —Entiendo. sobre mí. ya es hora. pero que no podía ver. ¿Eh? Shinohara-san. por qué… ¿eh? ¿Ella se la sabe? Lucía como si le preguntara a alguien que estaba ahí. um. Um… ¿cómo te llamas? —Soy Shinohara Miyako de la clase cinco. quien se encontraba en la misma habitación que yo en el campamento de entrenamiento. —¡Ah. salí corriendo de la sala de música. —Así está bien. la campana sonó. —Ah. Me llamo Natsume Takashi de la clase dos. señalando el inicio de las clases vespertinas. ¿qué sucedió? Te equivocaste en varios compases otra vez —dijo Miki. —Oye. Pero. 15 . Esa melodía que siempre escuchaba de camino a casa de la escuela. entendí de qué melodía se trataba. Por no haber levantado mi mano en aquel entonces. Me paré junto a Natsume-kun y toqué en su lugar. ¿nos hemos visto antes? Ahora es el momento de decirlo. la tengo. —¿Hay alguien ahí? —N-no.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki Como si estuviera confirmando las notas con alguien a un lado de él. —Natsume. solo hablo conmigo mismo. —Ah. hay un gran favor que me gustaría pedirte… Mientras él decía eso. «Perdona. Pese a eso. Como si me desprendiera de él.

Cuando llegué a casa después de ese encuentro. Exhaustas por el primer día del campamento de entrenamiento. pues. ¿verdad? Quiero decir. eso es… Miki. —Miyako eres toda una romántica. fuimos a la casa de huéspedes cerca de donde solía vivir para el campamento de entrenamiento. los días pasaron en ese estado de evasión y en un parpadear de ojos por fin llegaron las vacaciones de verano. es raro que Miyako cometa tantos errores. —¿La melodía de dios? —El dios de la música me la enseñó. Miki. sacó una hoja de partitura de su interior. pasé el resto del día transcribiendo la melodía.Capítulo 02 La melodía del ayakashi —A lo mejor se lastimó el dedo o algo por el estilo. casi te creí que realmente existía este “dios de la música”. esta vez. Por culpa del shock de reunirme con Natsume-kun en la sala de música antes de las vacaciones de verano. me aseguraré de disculparme por lo que sucedió antes. 16 . Pero hace tiempo que dejaron de visitarme. la melodía de dios. Esa noche…  —Natsume-dono. Según lo planeado. Cuando se lo entregué. caí en una depresión aún más profunda. no tenía el valor. ¿Sería tan amable de tocar la flauta en mi lugar? —¿Eh? ¿Yo? De repente dijo Hichiri conforme descendíamos la montaña. —Esto es. ¿verdad? Cuando lo dijiste. Aunque lo escribí con eso en mente. quien sencillamente tomó ventaja y abrió mi mochila. —¿Umm? ¿Qué es esta partitura? —Ah. decidimos irnos directamente a dormir ese día. En verdad existen. A la vez que me esforzaba por no encontrarme con él en los pasillos de la escuela o en el patio. cuando llegaba el momento de la verdad.

ella llegó. ya que conozco la melodía. Hichiri dijo que trataría de hacer algo por cuenta propia y se fue hacia alguna parte. entonces con seguridad… 17 . Natsume-dono. —Pero. esa es la razón… pero sí que fue una sorpresa Quería pedirle de favor que tocará esa melodía en la montaña. qué había oído que a Ashi-no-Takumi le gustaba el claro de luna. durante el receso vespertino al día siguiente. Traté de irme pero ella me detuvo y afirmó que me ayudaría con la transcripción. —Me disculpo. incapaz de convocar a Ashi-no-Takumi. En cuanto Hichiri vio su rostro. Aunque. pensó: —Si es esta noche. Por la forma en que se encuentra su flauta ahora será. la que toca la flauta con tanto placer todos los días. ella lo captó enseguida y la tocó en mi lugar. Los días pasaron en un abrir y cerrar de ojos. —¿Eh? ¿Ella se la sabe? —Esa es la niña que mencioné. En ese momento. La melodía que toqué vacilante. no puedo hacerlo. Por ese motivo. — Entiendo. Y si es así. Hichiri. Natsume-dono. mientras confirmaba cada nota con Hichiri.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki —No. pero justo en ese momento la campana sonó y perdí la oportunidad. quizás podemos hacer que alguien más la toque. ¿Solo una vez más podría acompañarme esta noche? Había luna llena. Hichiri y yo nos dirigimos a la sala de música para usar el piano de la escuela y tratar de transcribir “Niji no Hakaze”. —Es suficiente. si la transcribo. durante las vacaciones de verano. Una noche. Después de eso. Ella conoce la melodía. No pude hacer nada más que verlo partir. —Por favor hazlo. tal vez… Tal vez incluso el sonido turbio de mi flauta pueda convertirse en una melodía clara por la luz de la luna. te lo suplico. por qué… —Natsume-dono. Hichiri vino nuevamente. al igual que yo. se tensó y paralizó.

hizo que la acompañara.Capítulo 02 La melodía del ayakashi Después de que los Fujiwara estuvieron profundamente dormidos. donde se decía que Ashi-no-Takumi estaría durmiendo. Estaba en una ciénaga cubierta con malezas. Hichiri y yo conversamos un poco. pero ella no era un maestro de verdad.  En el campamento de entrenamiento esa noche tuve un sueño misterioso. La luna llena flotaba en el firmamento. durante días. una chica humana apareció frente a mí preguntando «¿Puedes tocar esta melodía?» y la silbó torpemente para que la escuchara. —La chica humana a quien Ashi-no-Takumi le enseñó la melodía “Niji no Hakaze”. de repente y con mal humor. —¿Eh? —Dije “maestro”. Sobra decir de quien se trataba. Cuando logré memorizarlo de principio a fin. probablemente fue mi maestro. A partir de entonces. Nyanko-sensei y yo salimos a hurtadillas de la habitación y nos encontramos con Hichiri. —¿Eh? —Todavía no me he disculpado por el incidente de hace tiempo. Sobre una senda se encontraba una figura. no me pidió que la tocara completa. —Natsume-dono. así que de inmediato la imité y toqué. 18 . —Como de costumbre. no obstante. esa Reiko —murmuró Nyanko-sensei. Se trataba de Natsume-kun. Me enorgullecía de ser capaz de tocar cualquier tipo de melodía con habilidad. Me pregunto cuál era la intención de Reiko cuando le enseñó a Hichiri la melodía que había escuchado de Ashi-no-Takumi. Junto a él había alguien más. una chica caprichosa. simplemente se fue. Hay una cosa más que me gustaría que escuchara. despóticamente hizo que la llamara así. mi maestro dijo que estaba mal. afirmando que era un curso intensivo. Un día mientras estaba tocando la flauta. Mientras esperábamos el cenit de la luna llena. Llegamos a la ciénaga llena de malezas.

pero se estaban esforzando tanto que al final. Natsume-kun miró a la otra persona en silencio. Forzando mis oídos. a lo mejor me habría molestado. en estos momentos. Natsume-dono. terminé entrando a ese edificio llamado “escuela”. Sin embargo. En la cama de a lado. su respiración calmada. Ah. Creo que te causé problemas. —Lamento lo de ese incidente. Ahí. Por algún motivo. Sin embargo. tengo que decirte «Gracias». solo sería para auto-satisfacerme. los niños humanos se encontraban tocando una grabación con todas sus fuerzas. Contuve el aliento y esperé a que él respondiera. él está hablando sobre aquella vez. Cómo se sentiría la persona que recibiera la disculpa. eso no cruzó por mi cabeza. eso fue la única cosa que supe claramente. no pude evitarlo más y toqué junto a ellos con mi flauta. Lo siento. Solo he estado pensando sobre mí misma. ¿Eh? —Por pensar sobre mí en ese entonces. Encontré esa escena insoportablemente sorprendente. Podía escuchar su conversación. algo así como «No me digas eso ahora. —¿A qué te refieres? —Cuando aún eras pequeño. Si me disculpo ahora. Seducido por la música alegre. —Discúlpame. Miki estaba durmiendo pacíficamente. solo que sujetaba una flauta transversal en su mano. Así es Natsume-kun. desperté con un jadeo. —Nunca pensé que hubiese alguien capaz de verme. tan borroso que no podía percibir como era.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki indistinto. él era el tipo de persona que tomaría todo eso en cuenta y aceptaría los sentimientos de la persona que está pidiendo perdón diciendo gracias… En ese momento. Durante un rato. desde 19 . Natsume-kun. Yo también me tengo que disculpar. ya es demasiado tarde». pude escuchar débilmente. —Antes.

en armonía con el son de un clarinete que provenía de algún lugar. En poco tiempo. Nuestro conjunto musical se volvió uno. se completó. Quité la flauta de mis labios por un instante y empecé a tocar de nuevo. Todavía podía escuchar esa melodía. El sentimiento de culpa que resurgió tras reencontrarme con Natsume-kun se dispersó de mi flauta a la flauta de dios. forcé los oídos una vez más. como si fuese liberada de un demonio que me poseyó. enfréntalo. Como si se estremecieran la luna en el cielo y los árboles de la tierra. Era de esperarse. colapsé en el sitio. En ese sonido turbio. Los arrepentimientos del pasado o las dudas del presente. una actuación repleta de inseguridad se encontraba mezclada con arrepentimiento y vacilación. Con un sentimiento de gratitud. Con el clarinete en mis labios. corrí a través del sendero del bosque. Estábamos tratando de convertirnos en uno. el sonido de la flauta de dios vaciló. una sección de carrizos altos 20 . yo era la única que podía afinarlo correctamente. Escabulléndome de los cuarteles del campamento. los árboles. La afinación de nuestros corazones. me sentí familiarizada. sácalas todas. me estaba acercando a la ejecución de dios. Una vez que Hichiri terminó de tocar “Niji no Hakaze”. comienza otra vez. la del dios y la mía. Pero de alguna forma era diferente a la melodía de dios que siempre escuchaba. Después. aquí y ahora. Eso era mi arrepentimiento y vacilación. En ese caso. desde el principio. Por un instante. de igual forma. toqué con todo mi corazón. Una melodía exquisita sacudió los árboles del bosque. animales e insectos guardaron silencio. Me di cuenta. como si permanecieran impregnados en la resonancia. El dios inmediatamente comenzó a tocar en armonía conmigo. Tras una breve distancia. A Natsume-kun. no las encierres en el fondo de tu corazón. esa melodía.Capítulo 02 La melodía del ayakashi un lugar muy apartado.  Fue una representación que sacudía el corazón. donde reinaba el silencio. Yo. el sonido de la flauta transversal y el del clarinete retumbaron. En el segundo que la melodía se terminó. Salté de mi cama y salí corriendo de la habitación con mi clarinete y partitura en mano.

—Nunca había escuchado una ejecución tan mala de la flauta. Ashi-no-takumi he venido para regresar su nombre. —Entiendo. así que por favor para.. Así que digamos que yo perdí. Si la escucho por más tiempo. Qué problemático. perdí. tú ganas. Los caracteres de su nombre formaron un remolino y volaron hacia la frente de Ashi-no- Takumi. Rompí la hoja y la sostuve entre mis dientes. yo gané. *** —Bien.. aceptándolo todo. definitivamente tienes que despertar. —¡Qué grosero! Pero. Si la tocó. Hagamos de cuenta que perdí. —Soy el nieto de Reiko-san. Incluso si me llamas. pero eventualmente asintió. Saqué el Libro de los Amigos y grité—. —Sí. 21 . puede que no me dé cuenta. Después de esto. muéstrame su nombre! El Libro de los Amigos reveló la página en donde se encontraba el nombre escrito. Por favor recíbalo —Me observó durante un momento. ¿Quién eres?. ¡Aquel que me protegerá. tengo que dormir en una ciénaga que hasta un poco más adelante de aquí. te regresó tu nombre. Recíbelo. —¿Qué pasa aquí? Tú no eres Reiko.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki crujió y un youkai. podría terminar perdiendo la cordura. en cualquier caso. apareció. no me importa. entonces escojamos una melodía para convocarte. el intercambio entre Ashi-no-Takumi y Reiko apareció en mi mente. ¿te parece? *** —Ashi-no-Takumi. En ese instante. ¿no? Escribe tu nombre aquí. —Hichiri enséñale a Takumi la flauta. —¿De verdad? Entonces es mi victoria. que lucía como un obrero con sus mangas atadas a la espalda con un tasuki. Le expliqué a Takumi cuáles eran las circunstancias y le presente a Hichiri.

¿tal vez una ilusión creada por las dudas en mi corazón? Cualquiera estaría bien. ya me han convocado. ¿por qué estas dudando? —Ashi-no-Takumi tomó la flauta de las manos de un vacilante Hichiri. —Gracias. —Miyako. Estoy segura de que seré capaz de pronunciarlas algún día. ya no es necesario… —Qué. No está dañada de ninguna manera. Murmuré aquellas palabras mientras veía el cielo. ¿Me pregunto si podré invitar a Natsume- kun a la competencia de otoño? Si puedo. Y luego: «Gracias». Cuando la práctica del grupo terminó. Una flauta esplendida. ¿qué sucedió? Has salido por completo de tu depresión. aunque lo invocamos especialmente. Es raro que pueda poner los ojos en algo de este calibre. levantó su dedo pulgar y me guiñó. 22 . «Lamento lo de que aquella vez».  No logró recordar cómo regresé al lugar del campamento de entrenamiento esa noche. A Natsume-kun y a mi dios de la música.Capítulo 02 La melodía del ayakashi —No. Supongo que desperté y caminé de vuelta por el sendero del bosque. La presidenta. lo diré en ese momento. Examinó la flauta con los ojos acertados de un maestro artesano y finalmente dijo—. Miki me miró con sorpresa. entré a mi cuarto antes de que alguien se diera cuenta y me dormí de inmediato. de igual forma. ¿Acaso todo fue un sueño? O. me encontraba yo sola observando el cielo y un arcoíris cruzó delicadamente las colinas veraniegas. Natsume-dono.

net TRADUCCIÓN Clixea EDICIÓN Clixea 23 .lanove.Natsume Yuujinchou Midorikawa Yuki / Murai Sadayuki Visítanos en: http://www.

Intereses relacionados