EL PELIGRO DEL HALLOWEEN

por Jaime Duarte Mtz.*
La fiesta del Halloween o “noche de brujas” sigue hoy más vigente que nunca; colegios,
que se dicen católicos, hasta la celebran por ignorancia o a sabiendas de su origen. Los
papás se esmeran ese día por vestir a sus hijos de brujitas, fantasmitas o calabazas y por
acompañarlos por las calles a pedir hasta su “calaverita”. Grandes y pequeños
establecimientos comerciales ofrecen dulces y máscaras horrendas para la ocasión. Y es
que nuestra vecindad con Estados Unidos, la publicación de libros, la aparición de series
de televisión y la exhibición de películas infantiles como Harry Potter han fomentado dicho
festejo con mayor fuerza entre la niñez. Ello, sin omitir a compañías poderosas del
entretenimiento mundial como Walt Disney que, desde su fundación, ha promovido con
vehemencia el ocultismo.1
Origen pagano de la “noche de brujas”
Desde el año 840 se celebra el 1° de noviembre, en la Iglesia Católica, el día de
“Todos los Santos” y la vigilia vespertina para preparar esta celebración el 31 de octubre.
En la cultura inglesa se tradujo con el nombre de “Hall Hallow's Even” (vigilia de todos los
santos).
Sin embargo, un grupo de antiguos sacerdotes del pueblo celta llamados “druidas”,
que habitaron en las regiones de Inglaterra, Francia, Irlanda y parte de la Península
Ibérica, manipularon el nombre para transformarlo en Hall Halloween Eve, que significa la
“Noche Apartada” (hall=vestíbulo, allow=poner aparte, eve=víspera, eve-night=tarde,
anochecer o velada). Esa noche, 31 de octubre en su calendario, celebraban la fiesta de
Samhain “dios de los muertos” en donde invocaban a los malos espíritus o demonios.
Para ellos era la época más propicia para lo comunicación con los espíritus y para la
práctica de la adivinación y la hechicería, pues decían que las almas de los muertos
visitaban sus casas ese día.
Así, los druidas ofrecían a los muertos una mesa de alimentos y recorrían casa por
casa pidiendo donativos (por ejemplo: comida, dinero, animales y un niño pequeño o una
virgen) para quemarlos en una gran fogata y ofrecerlos a Samhain. Al pedir, amenazaban
a los habitantes con hacerles daño; si accedían a su petición, les daban a cambio una
fruta con una vela dentro para que los demonios no entraran y mataran a los habitantes
de la casa (esto es lo que se conoce hoy como el “trato” o “treat”). Por el contario, si se
negaban, marcaban la puerta de la casa y amenazaban: “Samhain los destrozaría” (la
“treta” o “trick”).
Al finalizar esta “fiesta”, los espíritus eran entonces “sacados” del pueblo por gente
disfrazada como los espíritus o demonios, con formas de horror, con las pieles y cabezas
de los animales sacrificados para “engañar” a los espíritus y evitar que se quedaran en
ese lugar. (Por cierto, dicho ritual es retomado por el satanismo moderno cuando en sus
“misas negras” o celebraciones oscuras se desnuda a las mujeres quienes ocultan sólo su
rostro con cabezas de toros, gatos negros u otros animales).
Con las cenizas y restos de los sacrificios, los druidas hacían otro rito para conocer
el futuro, la fortuna y la suerte de los siguientes doce meses.
1

Existen varios artículos que así lo señalan, como dos libros publicados en México: Perucci Ferraiuolo, El
lado oscuro de Disney: Promotor o detractor de los valores familiares, Ed. Panorama, México, 2000, y
Martín Careaga, Rompiendo el hechizo de Disney, s/Ed., Tijuana, s/a, México. Ambos autores (protestantes)
realizan un análisis serio e interesante del contenido gráfico y argumentativo de las películas producidas por
la empresa Disney.

1

Es de este modo cómo el Halloween surgió y se fue extendiendo poco a poco al
resto de Occidente.
Su relación actual con la brujería y el satanismo
Habría que informarles a los padres de familia que de acuerdo con declaraciones de
varios reconocidos ocultistas el Halloween es una festividad neopagana y satánica; va
más allá de sólo disfrazar a los niños para pedir dulces y hacer bromas.
Por ejemplo, Sandor Anton LaVey, “gran sumo sacerdote” de la iglesia de Satanás y
escritor de la “Biblia satánica”, expresó en su vida que para los satanistas el 31 de octubre
es una gran conmemoración.
A este respecto, para el satanismo moderno las siguientes fechas son días de
enorme relevancia:














31 octubre: Año nuevo satánico.
13 diciembre: El día más corto del año.
21 diciembre: Solsticio de invierno; fiesta de Yule.
1 enero: Fiesta druídica.
2 febrero: Fiesta de las Luces; fin del rey del invierno, señor del caos.
21 marzo: equinoccio de primavera. “Misas rojas” luciféricas.
Sábado anterior al miércoles de Ceniza.
24 abril: “Sabba” (reunión nocturna de brujas; orgías y profanaciones).
30 abril: Noche de Valpurga; inicio del verano esotérico.
24 junio: Celebración de ritos de protección para los adeptos y maleficios
contra los enemigos.
25 junio: Noche de la magia.
31 julio: Uno de los “Sabba” más importantes.
1 agosto: “Lammas” (día que Lucifer habría sido precipitado del Cielo a la
Tierra).
24 agosto: “Sabba”.
29 septiembre: Se celebra el conocimiento demoníaco.2

Para la Sra. Cristina Kneer de Vidal, ex satanista y ex espiritista, el 31 de octubre es
igualmente una de las fiestas más importantes en el año para estos creyentes; es como
celebrar el “cumpleaños” de Satanás, dijo. En esta y en las otras fechas ya indicadas se
llevan a cabo sacrificios de animales, pero en Halloween se ofrecen al Demonio hasta
humanos, especialmente bebés secuestrados que son incluso violados previamente.
“Miles de personas han adoptado una costumbre satánica sin saberlo y con ello están
propiciando el crecimiento del satanismo en México…”, aseguró.3 Y advirtió que tanto
brujas como satanistas esconden en los dulces que dan a los niños navajas, drogas,
clavos o veneno para hacerles daño.
Por otra parte, se indica que en esta misma fecha se registra la mayor desaparición
de niños en Estados Unidos (cifras que valdría la pena confirmar).
Un dato adicional preocupante: la UNICEF (Organización de las Naciones Unidas
para la Infancia) repartió cajas a los niños en el año 2001 para recolectar ese día dulces y
dinero, a fin de financiar programas abortivos en países pobres.
2

Tonino Cantelmi y Cristina Cacace, El Satanismo: abusos, rituales y crímenes, Ediciones Paulinas,
México, 2008, p. 80-81.
3
“Advierte ex satanista peligros de celebrar la noche de brujas”, El Norte, 31 de octubre de 1992. Véase
también: http://www.corazones.org/apologetica/practicas/halloween.htm También apareció esta noticia en
Info – Spes, Boletín Informativo de la Fundación S.P.E.S., No. 26, octubre de 2002.

2

En nuestro país es igualmente ya una costumbre para muchos el asociar el
Halloween con el Día de Muertos. Es común encontrar en provincia -y ya no sólo en
Catemaco- solicitudes varias de limpias y rituales en esas fechas, como descubrir en
lugares apartados animales muertos y objetos extraños usados en “misas negras”. Todo
ello sin olvidar el aberrante culto a “la flaca” o a la denominada “santa muerte”, celebrado
en esos días.
Sobre la “Misa Negra”, a decir de Gilberto Rodríguez Pereyda, “es una tradición
oculta de Los Tuxtlas. En ella, se elaboran o destruyen los trabajos más peligrosos,
aquellos que arriesgan el alma para la eternidad a cambio de poder, dinero o juventud”.
En entrevista, afirmó –aunque un poco renuente— que el rito, en su ciudad, se realiza en
algún claro del cerro del Mono Blanco o una cañada solitaria; “se dibuja un pentagrama
que asemeja un macho cabrío y que es el centro del ritual donde se sacrifican diversos
animales y se bebe la sangre como un pacto eterno” y, ahí, “los nahuales son unos de los
personajes centrales, pues los hombres que se convierten en gato, perro o coyote, deben
pactar con el diablo para obtener esa mutación”.4 Por cierto, la Iglesia pidió en 2002
colocar una cruz en lo alto de ese cerro a fin de inhabilitarlo para la celebración de esos
rituales satánicos. Ignoro aún si lo esa disuasión.
El padre Jorge Echegoyen Flores, director administrativo del Seminario Diocesano
de Tijuana, añade que en la ‘Noche de Brujas’ “se mezclan aspectos satánicos,
sensuales, de sexo y drogas”; se convirtió en muchas partes como pretexto para los
desmanes.5
Luego de saber todo lo anterior, le pregunto: ¿queremos Halloween?6
Advertencia amorosa de nuestra Iglesia
En diversas oportunidades la Iglesia Católica nos previene de los riesgos de
participar en actos y prácticas paganas y ocultas, sabedora de los peligros y
consecuencias que para la fe y la seguridad personal de un cristiano éstas entrañan. Así,
en los numerales 2116 y 2117 del Catecismo encontramos descrita la gravedad de
recurrir a Satán o a los demonios, como de practicar la magia y la hechicería. Y en las
Sagradas Escrituras leemos en Deuteronomio 18, 9-14 una amonestación seria de
Nuestro Señor:
“Cuando hayas entrado en la Tierra que Yahvéh, tu Dios, te da, no aprenderás a
cometer abominaciones como las de esas naciones. No ha de haber en ti nadie
que haga pasar a su hijo, o a su hija por el fuego, que practique adivinación,
astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros
divinos, ni evocador de muertos. Porque todo el que hace estas cosas es una
abominación para Yahvéh, tu Dios; y por causa de estas abominaciones, desaloja
Yahvéh, tu Dios, a esas naciones delate de ti. Has de ser íntegro con Yahvéh, tu
Dios. Porque esas naciones que vas adesalojar escuchan a astrólogos y
adivinos, pero a ti Yahavé, tu Dios, no te permite semejante cosa”.
Asimismo, encontramos continuamente llamados de obispos y sacerdotes a los fieles
laicos para que se aparten de toda clase de supersiticiones, enseñanzas y prácticas que
son contrarias a la virtud de la religión y al Primer Mandamiento de la Ley de Dios.

4

La Jornada, 3 de marzo de 2001.
El Sol de México, 27 octubre 1998.
6
Para conocer más acerca del tema puede consultar:
http://es.catholic.net/celebraciones/120/302/articulo.php?id=2271
5

3

Una alternativa en ascenso: Fiesta de Todos los Santos
Reproduzco a continuación un breve fragmento del artículo de Ma. Cecilia Lazo
(publicado en Catholic.net)7 en el cual un grupo de padres propuso rescatar el sentido
original de la Víspera de Todos los Santos, inspirados desde hace ocho años en la
intención de educar bien a los hijos, de forma positiva, sana, alegre y más acorde con
nuestras costumbres y valores:
“Más que combatir la forma en que hoy se celebra "Halloween", que nada tiene que ver
con nuestras costumbres y valores; queremos retomar el sentido original de esta fecha y
celebrar la "Fiesta de Todos los Santos".
“Mantendremos los elementos buenos y positivos; celebrar, disfrazarse y compartir, pero
proponemos cambiar los negativos:
-muerte y oscuridad... por vida,
-terror y miedo... por alegría,
-violencia... por paz y amor,
-amedrentamiento y chantaje... por respeto y entrega.
“Proponemos una celebración amplia a la cuál todos se sumen alegremente
independiente de su cercanía con la religión.
“Queremos que los niños aprendan que deben dar parte de sí para lograr sus objetivos,
que no es correcto amedrentar sino respetar y que por sobre todo deben siempre
prevalecer los valores positivos y constructivos como la vida, el amor, la paz, la alegría y
la entrega.
“Planteamiento:
Celebraremos la fiesta de "Todos los Santos"
“Los niños y jóvenes saldrán a la calle a compartir con sus vecinos en un sano ambiente
de amistad.
“Los niños:
- Se disfrazarán de algo positivo como payaso, flor, santo, princesa, animalito, etc.
- Saldrán a las calles acompañados de algún adulto o joven responsable, a pedir dulces.
- Sólo tocarán el timbre en las casas que tengan globos o cintas de color blanco en sus
puertas o rejas, aceptando así participar en esta celebración. Al resto sencillamente no se
les molestará.
- Para recibir los dulces los niños deberán entregar algo a cambio.
- A lo que entreguen le llamaremos "gracia" y puede ser un dibujo, una poesía, una
oración, una flor, un santito, una tarjeta o algo hecho por ellos en su clase de religión o de
arte.
“Los jóvenes:
- Acompañarán a los niños en esta celebración siendo modelo y ejemplo para ellos, es
decir celebrando en forma positiva para sembrar paz, amor y alegría.
- Si quieren organizar alguna fiesta o celebración los invitamos a hacer "Fiestas Blancas"
donde todos se vistan de ese color y lo pasen muy bien en un ambiente positivo y alegre.
¿Qué les pedimos?
“Distribuyan esta iniciativa a todas las personas que puedan.
“Que comenten esta iniciativa con su familia, amigos y conocidos.
“Que la hagan llegar a las empresas que estén interesadas en esta fiesta, a los medios de
7

Visite: https://mail.google.com/mail/?hl=es&shva=1#inbox/12bd591c331c6617 También puede conocerla
en : http://www.todoslossantos.cl/

4

comunicación y a quienes puedan apoyarla.
“Propongan en Colegios, Jardines Infantiles e Iglesias, que la fiesta se aborde de manera
positiva y constructiva.
“Apoyen y acompañen a sus hijos en esta celebración, así estaremos educándolos en los
valores que esta fiesta nos invita a celebrar.
“Si todos empujamos esta idea, cada día seremos más los que celebraremos con alegría
"La fiesta de todos los santos".”

* Investigador sociopolítico, Consultor en Imagen Pública, autor del libro “Nueva Era vs.
Buena Nueva” y miembro del Consejo de Analistas Católicos de México.

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful