www.cisne.org.

mx

MASONERÍA
Se llama también francmasonería, Orden, Hermandad,

Fraternidad. Es una sociedad secreta condenada por la Iglesia
Católica desde su aparición en el siglo XVIII. La “alta
Masonería” se caracteriza por lo siguiente:
- Ser una asociación esotérica e iniciática, gnóstica y ocultista (en símbolos y
ritos, que incluyen fórmulas de magia, astrología, doctrinas antiguas e
iluminismo).
- Rendir juramento (con penas severas y hasta la muerte misma) y obediencia
ciega (a sus jefes superiores).
- Negar a Dios Uno y Trino (rinde culto al “Gran Arquitecto del

Universo”=“Abadón”=Lucifer).i
- Creer en la razón humana como única forma de conocimiento.
- Conspirar contra el Estado al pretender el poder público subrepticiamente (han
participado en varias revoluciones mundiales).
- Según declaraciones de varios ex miembros, buscar en última instancia
¡destruir a la Iglesia Católica!
Algunos maestres (“Maestros”) en ciertos grados (más allá incluso del Grado
33°) aseguran se adora a Satanás.ii De acuerdo con William Schnoebelen, ex
satanista y ex masón, el masón Albert Pike (1809-1891) calificado como el “genio

supremo de la Masonería” fue el “Soberano Pontífice de Lucifer”; este sostuvo que
Cristo murió en la Cruz y no resucitó, ayudó a crear el Ku Klux Klan y estableció el
rito luciférico (supremo) Paladión que buscó una alianza internacional de
masones.iii
Pike es conocido por proponer en una carta del 15 de agosto de 1871 a
Giussepe Mazzini (cabeza de la sociedad secreta revolucionaria “los carbonarios” y
 

1  

líder de los Illuminati de Europa), la realización de tres guerras mundiales en el
futuro. (Durante un breve periodo, esta carta se exhibió en la Biblioteca del British

Museum de Londres, y William Guy Carr, antiguo Oficial de Inteligencia de la Royal
Canadian Navy, la copió). Se dice que la carta fue resultado de una visión o de un
espíritu maligno.
“Masones y ex masones han fundado varias sectas satánicas y sobre todo
luciféricas (Golden Dawn, OTO, Orden Illiminati, etc.)”.iv No ha tenido empacho en
haber albergado en su seno, asimismo, a brujos y satanistas.
Entre sus miembros ocultistas destacan Annie Besant (Sociedad Teosófica),
Alice Bailey (Lucis Trust), Aleister Crowley (Iglesia de Satanás), Theodore Russ
(OTO) y Gerald B. Gardner (fundador del moderno avivamiento de la WiCCA), Wynn
Westcott (Orden Ocultista del Amanecer Dorado), Eliphas Levi (escritor ocultista
siglo XIX) y Gerard Encausse (“Martinistas”).
El ex illuminati y ex hechicero, Doc Marquis, revela que la Masonería es
“Brujería Iluminada” desde su núcleo.v Y Gabriel López Rojas (fundador de la
paramasónica Orden Illuminati, moderna) desvela su tradición luciferiana.vi
Existe la versión de que la Masonería nace, no obstante, en la corte del Rey
Herodes Agripa, cuando Hiram Abiud le propone la idea de formar un grupo
oculto que termine con los cristianos. Así, Herodes acepta y el 24 de junio del año
43 d. C., se funda ese equipo integrado por nueve hombres en total, con el
nombre de "La Fuerza Misteriosa". De este modo, “la fecha, el lugar, los fines, los
principios y demás secretos fueron registrados en manuscritos, distribuidos entre
los 9 miembros iniciales, quienes los guardaron bajo juramento de entregarlos
únicamente en herencia al primogénito o el más inteligente de sus hijos, así hasta
el fin de los siglos. El secreto quedó limitado sucesivamente entre fundadores,
hijos, nietos, biznietos, etc. En cada generación y época, el sucesor agregaba en
su manuscrito lo ocurrido en su tiempo, referente a actos y luchas en contra de la
Cristiandad, ya que el objeto primordial de la secta es ese”.vii
La fuente consultada que revela lo anterior señala que “pasaron casi 1700
años; dos herederos se encontraron y decidieron dar a la asociación un carácter
internacional, inventando un lema con fines ficticios: Libertad, Igualdad y
Fraternidad. Además, a la asociación le dieron un nuevo nombre: Francmasonería.
Uno de los dos sucesores desapareció trágicamente con su manuscrito, pero el
otro, de nombre Jonás se convirtió al Cristianismo al casarse con una mujer no
 

2  

judía de nombre Jeanette. Influído por ella, recomendó traducir el material a todos
los idiomas posibles”.viii
Ricardo de la Cierva, estudioso del tema, remata al confirmar todo lo anterior
como sus vínculos con el Club Bilderberg, la Comisión Trilateral, el Council on

Foreign Relations, Skull and Bones, etc.ix
Todas estas notas características asentadas se encuentran fundamentadas
doctrinalmente en los siguientes documentos:
+ IN EMINENTI, Clemente XII, 24 / IV / 1738.
+ PROVIDAS, Benedicto XIV, 18 / V / 1751.
+ ECCLESIAM A JESU CHRISTO, Pío VII, 13 / IX / 1821.
+ QUO GRAVIORA, León XII, 13 / III / 1825.
+ TRADITI HUMILITATI (Encíclica), Pío VIII, 24 / V / 1829.
+ MIRARI VOS (Encíclica), Gregorio XVI, 15 / VIII / 1832.
+ QUI PLURIBUS (Encíclica), Pío IX, 9 / XI / 1846.
+ HUMANUM GENUS, (Encíclica), León XIII, 20 / IV / 1884.
+ DALL' ALTO DELL' OPOSTOLICO (Encíclica), León XIII.
+ INMICA VOS (Encíclica), León XIII, 8 / XII / 1892.
+ CUSTODI DI QUELLA FEDE (Encíclica), León XIII,

8/XII/1892.

Además, existen otros pronunciamientos del Magisterio referentes a la
Masonería:

Declaración sobre la Masonería de la Conferencia Episcopal Alemana, 9 / VII /

1980.

La Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, el 17 / II / 1981, promulgó una

clarificación sobre el estado de los católicos que se asocian en la masonería.

El código de ley canónica actual en su canon 1374 (promulgado en 1983) no habla

explícitamente de esta asociación, pero hace una advertencia general sobre ella.

Declaración sobre las Asociaciones Masónicas, Quaesitum est, de la Sagrada

Congregación para la Doctrina de la Fe, 26 / IX / 1983. Ésta última, firmada el Cardenal
Joseph Ratzinger.

El papa Pío IX escribió al Obispo de Recife, Brasil, el 24 de mayo de 1873:
“Después de la orden expresa de la Iglesia, tantas veces repetida y acompañada

de severas sanciones, después de la divulgación de los actos de la impía secta que
 

3  

ponen en descubierto sus verdaderos designios, después de las perturbaciones,
las calamidades y las innumerables ruinas provocadas por ella y de las cuales no
se avergüenzan de gloriarse insolentemente en públicos escritos, no existe más
excusa alguna para aquellos que en ella se inscriben”.
El papa León XIII, en su Carta Encíclica Humanum Genus (1884), dijo en el
apartado

No.

8

sobre

esta

sociedad

que

era

“una

gran

conspiración

habilidosamente organizada y disciplinada contra Jesucristo y la Iglesia, y
consiguientemente contra el mismo Dios” y que su fin último y principal era “la
destrucción

radical

de

todo

orden

religioso

y

civil

establecido

por

el

cristianismo…”.x
El documento más reciente, Quaesitum est, del entonces Cardenal Ratzinger
(hoy S.S. Benedicto XVI) dice: “Subsiste por tanto inmutable la sentencia negativa

de la Iglesia sobre las asociaciones masónicas, porque los principios de ella
siempre se han considerado irreconciliables con la doctrina de la Iglesia. Los fieles
cristianos que dan su nombre a las asociaciones masónicas se debaten en pecado
mortal y no pueden acceder a la Sagrada Comunión”.
Puede consultar más acerca de los dicho por los papas sobre la Masonería en
el sitio web: www.verycreer.com
Después de leer lo anterior, no hay lugar a dudas acerca del carácter esotéricoocultista de esta organización. ¡Oremos por su conversión!  
                                                                                                               
Corrado Balducci, Adoradores del Diablo y rock satánico, Ed. Lumen, México, 2002, p. 132.
Robin de Ruiter, El Anticristo: Poder oculto detrás del nuevo orden mundial, Ediciones Paulinas, México, 2002,
p. 41-42.
iii Willima Schnobelen, La Masonería más allá de la luz, Chick Publications, California, 1997, p. 194.
iv Manuel Guerra Gómez, Las sectas y su…, Op. cit., p. 162.
v Véanse las respuestas a las “25 preguntas más populares acerca de la masonería”, de Doc Marquis, en la página
Web de La Espada del Espíritu: www.cuttingedge.org/sp/free14.htm
vi Aciprensa Digital, 17 noviembre 2002.
vii Véase la síntesis de obras escritas por autores de varias nacionalidades sobre la Masonería, hecha por el
Prof. Luis Barragán del Río, tomada del "Defensor de la Fe", Años XXIV y XXV, Nos. 287--296, Méjico D.F., y
publicada en: http://www.libreopinion.com/members/cam/masoneria.htm
viii Ibidem.
ix Véase Ricardo de la Cierva, La Masonería invisible, Ed. Fénix, Madrid, 2002. 678 págs. Puede consultarse en
el siguiente link la presentación que Fernando José Vaquero Oroquieta hace de su libro:
http://www.fluvium.org/textos/etica/eti165.htm
x Declaración papal citada por Luis Eduardo López Padilla en Apuntes sobre el Gobierno Mundial, México,
2004, p. 16.
i

ii

Fuente:    Jaime Duarte Mtz.,
“El engaño de la Nueva Era”, 2012.

 

4  

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful